Está en la página 1de 1

Comentario al xodo El xodo adems de ser uno de los libros de la Torh o Pentateuco, es un acontecimiento que no se limita a un libro bblico.

Es un acontecimiento que tiene un punto de referencia, el libro del xodo, pero que atraviesa todo el Antiguo Testamento e incluso el Nuevo Testamento. Es el acontecimiento de liberacin de Egipto del pueblo israelita (Ex 13,17 15,19) que visto en sentido histrico consiste en su fundacin, que es recordado en distintos momentos de la vida del pueblo casi como un mandamiento que no hay olvidar como se lo recuerda Moiss al pueblo (13,3-10), de tal modo que no cumplirlo es quebrantar un momento fundamental de la fe israelita. Se convierte en un asunto de tradicin primero oral, luego escrita, vivido en familia y tambin cantado a travs de la liturgia slmica (sal 78, 105, 106, 135, 136). Algunos momentos de la historia de liberacin narrada en el Antiguo Testamento estn marcados por la presencia de un mediador, un caudillo enviado por parte de Dios (Ex 3,7-12), dispuesto desde su nacimiento para llevar a cabo tal obra (Ex 2,1-10), Moiss, el caudillo, mediador, profeta. Pero lo ms importante del momento de liberacin es el ejecutor de esa liberacin, Dios, que se presenta como aquel que ha estado en la historia del pueblo desde el tiempo de sus antepasados (Ex 2,24; 3,6) y que los israelitas tienen el encargo de recordar (Sal 78,11-15). Haciendo una lectura cannica del Pentateuco nos encontramos que la figura de Moiss que aparece en los libros de xodo, Levtico y Deuteronomio termina por desaparecer contemplando la tierra prometida desde Moab, muriendo sin llegar a ella. Su papel de mediador del pueblo ha terminado. Ahora la labor pasar a otros personajes. Pero Dios, el liberador, seguir estando presente y actuando en medio del pueblo. Las tradiciones del xodo se encargan de actualizar el acontecimiento vivido en Egipto e interpretarlo a la luz de las nuevas experiencias acaecidas en el pueblo, como el destierro, las dominaciones persas y griegas o sucesos polticos, culturales y religiosas que interpretan el acontecimiento; debemos considerar aqu la profeca. Para el cristiano el acontecimiento del xodo tambin se vive desde nuestro propio punto de referencia, Cristo. Es importante descubrir el sentido de la historia del xodo para poder interpretar nuestra propia historia de liberacin a partir de Cristo.

Josu Valentn Gngora