Está en la página 1de 1

Falso Santa Claus

Resulta que las cosas no son como dicen los rumores. No tengo barba blanca, de hecho no tengo barba, ni voy con un traje rojo ajustado a los injustificados michelines que los nios se imaginan cuando piensan en mi. Adems quin fue el estpido que dijo que estaba en una edad avanzada? A ver, utilicen por unos segundos el cerebro que tanto espacio les ocupa en esa cabecita suya. Un tipo viejo, con las articulaciones medio corrodas, con los msculos flcidos y los pies agarrotados por llevar esas botas creen que sera capaz de hacer todo ese ejercicio en una sola noche? Por favor, ni que se pare el tiempo sera capaz. Por otro lado, no juzgo a los nios por lo que han hecho a lo largo de todo el ao, bsicamente porque no tengo tanto tiempo libre como para observar a todos y cada uno de los nios. Si fuese as la mayora de los regalos iran para nios que realmente los disfruten y no para idiotas superficiales que los dejan olvidados en un armario polvoriento como habr hecho la mayora de ustedes. En definitiva, yo no soy como piensan. Lo ms preocupante de todo es que creen que soy un hombre, un hombre! A ver, alguien me puede explicar cmo un hombre gordo, seboso y viejo podra pasar por no se cuantas chimeneas por segundo para repartir los regalos a todos los nios del mundo? Que no ven, para empezar, que son muy chiquitas las chimeneas para eso? No creen que es ms posible que sea un duendecillo con poderes mgicos, mayas ajustadas y la capacidad de duplicarse a s mismo Adems no podra ser hombre, habra de ser mujer; porque sino no podra organizarse bien el tiempo y llegara tarde siempre y a todos lados. Y no son las mujeres las que saben mejor qu regalos traer? Por favor. De verdad que no se ni como se sostiene este mundo con el poco sentido comn que tienen Pero bueno, a lo que iba: ni me llamo Santa Claus ni Pap Noel ni ninguno de esos nombres raros que tienen para m, ni soy hombre, ni soy gordo, ni soy viejo. Soy una mujer, soy de complexin media y soy joven. Mi nombre es sencillo: SILVIA. No lo olvidis la prxima Navidad.
S-Andrea Torres