P. 1
Mexico entre Democracia defectuosa y posdemocracia

Mexico entre Democracia defectuosa y posdemocracia

4.86

|Views: 9.931|Likes:
Publicado poranahimtz
Ensayo sobre la situacion actual de Mexico, entre una democracia defectuosa y signos posdemocraticos
Ensayo sobre la situacion actual de Mexico, entre una democracia defectuosa y signos posdemocraticos

More info:

Published by: anahimtz on Jun 20, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/08/2014

pdf

text

original

FACULTAD LATINOAMERICANA DE CIENCIAS SOCIALES MAGÍSTER EN POLÍTICA Y GOBIERNO

MÉXICO: DEMOCRACIA DEFECTUOSA Y LA POSDEMOCRACIA

ASIGNATURA Transformaciones socioeconómicas contemporáneas.

ALUMNA Anahí Martínez G.

Santiago, Chile., a 23 de septiembre de 2006.

Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales

Asignatura: Transformaciones socioeconómicas contemporáneas.

Calif.___________ Alumna: Anahí Martínez G. Errores__________ Trabajo: Ensayo Final. Vo.Bo.___________

Prof. Luciano Tomassini.

MÉXICO: DEMOCRACIA DEFECTUOSA Y POSDEMOCRACIA

ÍNDICE

Introducción…………………………………………………………………………………………………………1 1. Concepto de democracia defectuosa……………………………………………………………3 2. Concepto de posdemocracia………………………………………………………………………….5 Conclusión……………………………………………………………………………………………………………… Bibliografía……………………………………………………………………………………………………………. Anexos……………………………………………………………………………………………………………………

1

Introducción La sociedad a través del tiempo ha construido una serie de procesos, mecanismos de participación, organizaciones, valores, instituciones (entendidas como reglas y normas formales e informales) y a su vez ha modificado al propio Estado, como construcción de ésta en un tiempo determinado. Así mismo, se ha manifestado en los últimos tiempos como partidaria de la democracia, sumándose cada vez más países (unos antes, otros después o como oleadas, como diría Huntington) a la vía democrática, empero en este transitar no todos hemos llegado al fin deseado, “la democracia consolidada”, unos se han desviado del camino (regresión al autoritarismo), y otros nos hemos estancado en un estadio de suerte de limbo, que no nos permite avanzar, éste considero es el peligro de las transiciones hacia la democracia. En este contexto de estudio que cobro mayor auge en los ochentas, llamado por muchos transitología, es que se encuentran las democracias defectuosas propuestas por Hans Jürgen P. Sin embargo, lo concerniente al estudio de la democracia no se limita meramente a su etapa de consolidación, si no que recientemente ha adquirido fuerza conceptos como el de posdemocracia ( Colin Crouch) que evidencia sentimientos de hartazgo y frustración de los ciudadanos por la democracia, el “desencanto” de ésta, el peso de los intereses de una minoría sobre los de la mayoría, sobre todo intereses económicos de lo grupos empresariales nacionales y transnacionales, su papel protagónico en los procesos electorales como principales auspiciadores de las campañas políticas, entre otras características.1 En esta complejidad de escenarios, es donde nos parece tentador e imposible el no preguntarnos, ¿Dónde nos encontramos? Para poder responder a esta pregunta, que aunque parece bastante lógica no lo es en la realidad, nos abocaremos al caso de México, un país que vivió muy recientemente por primera vez, una alternancia política (2000) dejando atrás más de 70 años de la
1

Ver Colin Crouch, Posdemocracia. En los síntomas de la posdemocracia, pp. 35-48.

2

hegemonía de un sólo partido que logro mimetizarse con el régimen político con un presidencialismo exacerbado. Una democracia mexicana que vio en dicha alternancia el avance más significativo y fincó sus expectativas en una Reforma del Estado de fondo, en la consolidación de un Estado de derecho, la construcción de un nuevo entramado institucional y el desmantelamiento de de sus cimientos arcaicos, patrimonialistas, plagados de rasgos autoritarios y clientelistas; la posibilidad de un nuevo pacto, menos excluyente que el de los noventas. De acuerdo a estos vaticinios México progresaría y se acercaría hacia la consolidación de la democracia. Hoy, a casi dos meses del término del sexenio del gobierno de alternancia que encabezara Vicente Fox Quesada, podríamos hacer una balance de las expectativas antes planteadas, aunque estamos consientes de la brevedad del tiempo, podemos anticiparnos a nuestras conclusiones afirmando en base a los conflictos postelectorales, a los escándalos por financiamiento ilícito a las campañas presidenciales de Vicente Fox (PAN) y Francisco Labastida (PRI) por parte de empresas extranjeras, el FOBAPROA, acusaciones de enriquecimiento ilícito a los hijos de la primera dama y tráfico de influencias, actos de corrupción y soborno del asesor político del Jefe de Gobierno del D.F, Andrés Manuel López Obrador, la influencia excesiva del Presidente de los Estados Unidos hacia México demostrado en la Cumbre Extraordinaria de las Americas celebrada en Monterrey en el 2004, que quebranto las relaciones diplomáticas entre México y Cuba; así como una ausencia de las Reformas Estructurales y una urgencia por el Estado de derecho, son los obstáculos que siguen entorpeciendo nuestro avance democrático. En la primera parte del trabajo se manejaran las definiciones de democracia defectuosa y posdemocracia, para finalmente analizar la experiencia y realidad mexicana. El objetivo central del presente trabajo, es dar un acercamiento a la situación en la cual se encuentra México en términos de democracia y cuales han sido sus principales fallas en la construcción de ésta

3

México: democracia defectuosa y posdemocracia El año 2000 fue sin lugar a dudas para México un parteaguas en su historia, el PRI pierde por primera vez la presidencia de la República. Empero no podemos afirmar que la democracia inició con este hecho, ya que el país había iniciado con anterioridad una serie de cambios en materia político-electoral, que muchos han denominado como etapa de liberalismo y apertura política que coadyuvo a la competencia y representatividad de los partidos políticos entre 1989 y 1996, diferente a las modificaciones a la normativa electoral de 1962 a 1987 que obedecían más a una necesidad de legitimación por parte del partido en el poder que por una convicción democrática. La creación del Código Federal de Instituciones y procedimientos electorales en 1990 que da vida al Instituto Federal Electoral y el Tribunal Federal Electoral, significaba el diseño y la construcción de un sistema electoral que proporcionaba equidad, transparencia y la ciudadanización de los procesos electorales, que de alguna manera intentaban desaparecer las incertidumbres sobre la legalidad y transparencia de los resultados electorales, como las acusaciones de fraude electoral en las comicios presidenciales de 1988 (afirmadas por el candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas y partidos de izquierda). El camino de México estaba trazado, la meta era la democracia consolidada, pero los avances en materia electoral, ¿serían suficientes para llegar a la consolidación?, ¿A dónde habíamos llegado?, o mejor dicho, ¿en qué lugar nos habíamos quedado? y finalmente ¿qué nos impide llegar? Para poder aproximarnos a ciertas respuestas, resulta pertinente acudir a la definición de “democracia defectuosa” que considero es lo que se presenta en México. 1. Concepto de “Democracia defectuosa”. Antes de adentrarnos en el concepto señalado, es importante entender de manera un tanto lógica y secuencial, que posterior a la alternancia política, México de acuerdo al proceso transisional inicia la fase de instauración

4

democrática en el cual resulta crucial la destitución autoritaria y el rediseño institucional y normativo.
2

Empero, pese a estar viviendo esta fase, el

problema se dirige acerca del tipo democracia que se esta instaurando en México, con una serie de defectos y con problemas serios en lo que señala Cansino como destitución autoritaria (fuertemente enraizada en la cultura política mexicana obedeciendo a rasgos ancestrales, en “México se confunde lo viejo con lo nuevo”); y desafíos más graves aun, en un nuevo diseño normativo e institucional, lo que algunos llaman “reingeniería constitucional”. Es entonces donde resulta vital el comprender la democracia que empieza a instaurarse y que obedece a una realidad única, la mexicana que se da en un contexto en el cual el pacto político que antecede a la conclusión de la transición democrática, no se da, o mejor dicho obedece a un pacto sumamente excluyente, esta condición resulta única en las experiencias de las transiciones democráticas, donde en el caso mexicano ésta fue ultimada(transición) por la alternancia, con la ausencia de pactos políticos incluyentes e imparciales. Según el profesor Hans-Jürgen P. el concepto de democracia defectuosa se ocupa de los regímenes en transformación que no han llegado a la consolidación de una democracia liberal que corresponda a los criterios de la embedded democracy* (democracia dentro de sus contextos), pero que ya no son regímenes autoritarios por el hecho de que funcionan básicamente como principio el régimen electoral.3 La base de la conceptualización de las democracias defectuosas es de acuerdo a la embedded democracy, que es otro concepto que proporciona una serie de criterios que varios autores han señalado como requisitos para una democracia consolidada, sumando el autor la sociedad civil y el contexto socioeconómico (ver gráfico 1).
2

César Cansino. El desafió democrático., refiriéndose al riesgo de las situaciones postransicionales y distantes de la consolidación democrática, como aquellas donde la destitución autoritaria y la reforma normativa e institucional ha sido débil. , pp. 40-42.
3

Hans-Jürgen Puhle, Problemas de consolidación democrática y democracias defectuosas, en “Transición democrática y anomia social en perspectiva comparada”, p. 31.

5

Los criterios son los siguientes: A. Existencia de un Estado (Statness). B. Régimen electoral. C. Libertades políticas. D. Poder real de gobernar. E. Control de poderes. F. Estado de derecho/ciudadanía. De acuerdo a estos criterios y sus fallas o defectos es que el autor clasifica la democracia defectuosa en cuatro subtipos: democracia exclusiva cuando se presentan defectos o violaciones en el régimen electoral; democracia iliberal defectos en las libertades políticas, en el Estado de derecho y los derechos humanos y civiles; democracia tutelada fallas en el poder real de gobernar; y finalmente la democracia delegativa con problemas en el control de poderes. En base a estos subtipos de democracias defectuosas, México se agruparía en la democracia iliberal según lo señalado por Jürgen, encontrándose su mayor defecto en lo concerniente al Estado de derecho, donde actualmente la corrupción, la impunidad y el tráfico de influencias, casos como las muertas de Juárez4 siguen lacerando la justicia mexicana. Siguiendo esta misma línea, considero que todavía en la democracia mexicana siguen persistiendo anomalías en cuanto a la dominación del ejecutivo el legislativo y cuestiones de (facultades metaconstitucionales) sobre

autonomía del poder judicial, lo que obedecería en parte al subtipo de democracia delegativa (disfunción de los checks and balances). Aun, cuando al actual gobierno de alternancia se enfrentó a un gobierno dividido en el cual el Poder legislativo por primera vez desaprobó la mayoría de las iniciativas
4

A más de una década se han registrado según ONG y medios de comunicación más de 350 asesinatos y 400 desaparecidas, cometidos en Cd. Juárez en el Estado norteño de Chihuahua, a mujeres jóvenes de clase baja. El caso ha cobrado la atención de organismos internacionales como Amnistía Internacional para resolver los asesinatos, que las autoridades mexicanas no han podido dar respuesta alguna.

6

presidenciales, la supremacía del poder ejecutivo data de una constitución de 1917, con una realidad completamente adversa a la actual. Resumiendo, lo que tenemos al presente es una democracia defectuosa del tipo iliberal y parte delegativa, todavía con rasgos autoritarios, reducto de un sistema político diseñado y adaptado por un partido hegemónico para perpetuarse en el poder con un aparato corporativo y sindical como brazo extensivo y de control gubernamental; bajo este contexto se asoman paradójicamente expresiones concernientes a la posdemocracia. Dichas expresiones o rasgos pueden ser tanto negativos como positivos, no obstante, son los negativos los que se manifiestan en México, probablemente como secuela de la falta de consolidación democrática y la presencia de una democracia de este tipo. A tal grado que fenómenos atributos posdemocráticos.5 2. Concepto de posdemocracia. Si bien, la realidad social es compleja y se complejiza más en un ambiente global y democrático, donde aumentan el numero de actores y por ende de intereses en la construcción de los espacios de toma de decisiones, donde en la realidad nacional cohabitan la democracia y la globalización que facilita y diversifica la comunicación y organización social, se avizoran también conductas apáticas y de desinterés ciudadano en los asuntos públicos como parte de su decepción del mundo político y sus actores. En contraste a esta situación, convergen un número de actores no políticos, interesados desmesuradamente en influir en dichos espacios públicos, para obtener beneficios en sus actividades empresariales y corporativas. Este estadio es lo que Colin Crouch ha llamado posdemocracia, comprendiéndola de la siguiente manera: aquellas situaciones en las que el aburrimiento, la frustración y la
5

como el populismo

puedan brotar en momentos de maduración democrática y con una serie de

Ver, Cesar Cansino, En el nombre del pueblo: muerte y resurrección del populismo en México., en populismos premodernos y populismos posdemocráticos pp. 29-42.

7

desilusión han logrado arraigar tras un momento democrático, los poderosos intereses de una minoría cuentan mucho más que los del conjunto de las personas corrientes a la hora de hacer que el sistema político las tenga en cuenta; o aquellas otras situaciones en las que las élites políticas han aprendido a sortear y a manipular las demandas populares y las personas deben ser persuadidas para votar mediante campañas publicitarias.6 Aunque el autor ha basado su observación en los casos de países industrializados y consolidados democráticamente, algunos rasgos los cuales menciona pueden presentarse en países en otra condición, tal es el caso de México, donde si bien, mencionamos anteriormente, rescatando las aportes de Ralf Dahrendorf (siendo menos pesimistas que Crouch en cuanto a los efectos de la posdemocracia) la posdemocracia tienes efectos positivos y negativos que mantienen su referente democrático en el tiempo. En nuestro caso, debido a la situación en la que se encuentra México y a los fuertes desafíos que enfrenta el nuevo gobierno de alternancia y el sistema político en sí, en pos de alcanzar el ideal de la democracia consolidada, es que son más visibles los efectos negativos posdemocráticos, manifestándose de la siguiente manera: a. Manipulación del electorado en las campañas políticas, con técnicas de marketing y la ausencia de plataformas políticas y propuestas creativas, y más bien campañas plagadas de spot televisivos con saturación de la imagen de los candidatos que se venden como productos con ciertas características que lo diferencian del resto de los contendientes (ser honestos), sin discursos y con frases cortas, superficiales y sin base ideológica. Tal es así, el fenómeno de la videopolítica señalado por Sartori7, que México es el país que más gasta en América Latina en campañas políticas y del cual destina más del 70% a los medios de comunicación (sobre todo televisión).
6 7

Colin Crouch, op. Cit., p. 35. Giovanni Sartori, Homo videns.

8

b. La intromisión de intereses de empresas nacionales y trasnacionales en el ámbito de la política, con los casos “Pemexgate” y “Amigos de Fox”, sobre financiamiento ilícito inyectado a las campañas políticas presidenciales del 2000 a los candidatos del PRI y PAN, donde la fuente provenían de empresas extranjeras y nacionales, prohibidas en la legislación electoral (COFIPE). Esto a su vez denota la capacidad de influencia de las grandes corporaciones en el gobierno y la agenda institucional, lo que se traduce en políticas que los favorecen, sobreviviendo rasgos autoritarios del tipo clientelar donde las corporaciones intercambian financiamiento a las campañas electorales por privilegios, exenciones fiscales e indultos. c. El alto índice de abstencionismo en los procesos electorales que denota una baja participación ciudadana en la elección de sus gobernantes y representantes. En las elecciones presidenciales del 2000 y 2006, éste fue del 36.03% y 41.1% respectivamente. Manifestándose los más altos índices sobre todo en los procesos electorales estatales y municipales.

Si algunos de estos rasgos tienen una estrecha relación con la situación predemocrática (autoritarismo), entonces, ¿cómo entender que no estamos dando una regresión a nuestro pasado inmediato? En la medida en que hemos avanzado hacia la consolidación democrática, sobre todo con la alternancia política que permitió comprobar que se habían creado las condiciones y mecanismos necesarios para la competencia política, donde cualquier partido ajeno al PRI podría ser reconocido como ganador; en este avanzar lento, largo y gradual no hemos retrocedido, sin embargo tampoco han desparecido completamente peligro latente. los fantasmas autoritarios que podrían amenazar con regresiones al pasado, si no que hemos aprendido a convivir con ellos: ese es el

9

Crouch explica esta confusión con el trazo de una parábola, “al tiempo que nos movemos en la dirección opuesta, nos situamos en un punto diferente del tiempo histórico y llevamos con nosotros la herencia de nuestro pasado reciente”.8

8

Colin Crouch, op. cit., p. 13.

10

Conclusiones Quizás a partir de este breve trabajo han surgido más preguntas que respuestas acerca del futuro de las democracias, del papel de la sociedad civil, de los partidos políticos y del mismo Estado. De tal suerte que la complejidad social nos permite avanzar pausadamente hacia el ideal de democracia, pero con una serie de defectos en su construcción democrática que empantanan todavía más nuestra marcha. Defectos que deberán ser corregidos y atendidos en la fase de instauración democrática en la cual se encuentra México, que como se señalo en la primera parte del ensayo, corresponden la destitución autoritaria y el rediseño normativo e institucional, que guardan intima relación con los defectos o fallas presentes en México respecto al Estado de derecho, a las libertades políticas y los derechos humanos/civiles. Como hemos mencionado con insistencia, esta situación vuelve campo fértil para que características que obedecen a un momento posdemocrático, se presenten algunas en la realidad mexicana de carácter más bien negativo. Ante este panorama y la decisión taxativa de llegar a una consolidación de la democracia liberal. Considero debemos de conciliarnos y enfrentar nuestra realidad única, atendiendo su cultura política, sus instituciones, su historia, su sistema político y económico. Teniendo mucho cuidado de no caer fácilmente en un tipo de Fundamentalismo democrático, exacerbando y abusando en apelación de la opinión ciudadana de mecanismos como: el plebiscito, el referéndum y encuestas de opinión, ya que ello sería equivocarnos en creer que esto es la democracia pura, directa, al estilo ateniense. La lucha contra rasgos predemocráticos (autoritarios) y los defectos de nuestra democracia que se empieza ha instaurar deben de ir en dirección de:

a. Una Reforma del Estado, centrada principalmente en modificar la Constitución Política de México, acorde con la situación y el contexto que se vive en los ámbitos sociales, políticos, económicos, tecnológicos, ambientales e internacionales. b. En la creación de esta nueva constitución desaparezcan ambigüedades y vacíos legales, que eviten la interpretación a conveniencia de las distintas instancias jurídicas. Así mismo, se delimite claramente la división de facultades y responsabilidades entre los tres poderes de la unión: ejecutivo, legislativo y judicial, sin la supremacía de ninguno. c. Mayor equidad en la competencia política en cuanto al financiamiento pública y privado a los partidos políticos (cambio de las formulas de distribución de financiamiento público por otra más equitativa). d. La disminución del encarecimiento de las campañas políticas por medio de los topes de campaña (mayor fiscalización), por el uso excesivo y casi único de los medios de comunicación electrónica, sobre todo de la televisión. Lo que degenera en una serie de actos de corrupción e ilícitos por parte de los partidos para financiar sus campañas. e. Abrir los canales de participación ciudadana en la configuración de la agenda institucional, evitando su comportamiento pasivo en los asuntos públicos y contrarrestando de alguna manera la participación de grandes corporativos en las políticas públicas. f. Un nuevo pacto político incluyente a todos los actores políticos y de la sociedad civil, comprometidos con el cambio.
11

g. El desmantelamiento de los cimientos autoritarios y arcaicos de las instituciones, que atañen al desafió de la fase de instauración democrática. h. Mayor coherencia y continuidad de las políticas públicas con la situación que vive México. i. Fortalecimiento de la sociedad civil como un actor relevante, concediéndole espacios de expresión. Incentivando a la sociedad a reorganizarse y participar en los canales institucionales (ordenamiento social). El descuido y omisión de los cambios societales y sus expresiones, por parte del estado, la incongruencia de las políticas públicas o su preferencia hacia ciertos sectores privilegiados, el atraso de varias regiones del país y una ausencia de cambios estructurales, son realidades que invocan, aunque suena a paradoja a la resurrección del autoritarismo y sus formas.
12

13

BIBLIOGRAFÍA

BERNECKER Walter L., et al. Transición democrática y anomia social en perspectiva comparada. Colegio de México, Centro de estudios históricos, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F., 2004. CANSINO César. El Desafió Democrático. Ed. CEPCOM (Centro de Estudios de política comparada), A.C. México, D.F., 2004. CANSINO César, et al. En el nombre del pueblo. Muerte y resurrección del populismo. Ed. CEPCOM . México, D.F., 2006. CEBRIÁN Juan Luís. El fundamentalismo democrático. Ed. Taurus, México, D.F., 2004. CROUCH Colin. Posdemocracia. Ed. Taurus. Primera edición, México D.F., 2004. DAHRENDORF Ralf. Después de la Democracia. Entrevista de Antonio Polito. Ed. Crítica Barcelona S.L. Barcelona, España, 2002. STETTNER C. Karla. Posdemocracia de Colin Crouch. Centro de estudios sociales y de opinión pública, No. 6. Cámara de Diputados LIX Legislatura. http://archivos.diputados.gob.mx/comisiones/publicaciones/no6

ANEXOS

14 Gráfico 1. Embedded Democracy (Democracia en contexto)

Contexto socioeconómico Sociedad civil Poder real de gobernar A Libertades políticas (arena pública) B

Régimen electoral D Control de poderes E Estado de derecho, Ciudadanía

Elaborado por: Hans-Jürgen P. , en Transición democrática y anomia social en perspectiva comparada.

15 Cuadro 1. Cuadro comparativo de las características de la democracia y posdemocracia.

DEMOCRACIA
Gran parte de la ciudadanía común activamente en el diseño de la agenda. Alta participación ciudadana en las elecciones Políticos legitimados por elecciones libres e imparciales El sistema político aún no encuentra cómo gestionar y manipular las nuevas demandas ciudadanas Los partidos políticos están bajo una presión activa de movimientos de masas que representan las aspiraciones de la gente común. El debate electoral se basa en los temas que interesan a la ciudadanía en general interviene

POSDEMOCRACIA
La agenda es definida por élites políticas y económicas. Baja participación ciudadana en la elecciones Dudas en la legitimidad de los políticos Sistema político manipulador a través de campañas publicitarias Los partidos políticos están bajo una presión de los grupos económicamente poderosos, y gozan de gran libertad por la falta de vigilancia de los grupos ciudadanos El debate electoral se limita a un espectáculo estrechamente controlado y gestionado por equipos rivales de profesionales expertos en técnicas de persuasión. La mayoría de los ciudadanos desempeña un papel pasivo, apático.

La mayoría de los ciudadanos participan en organizaciones autónomas y no sólo con el voto. La políticA es transparente e incluyente

La política se desarrolla entre bambalinas mediante la interacción entre los gobiernos elegidos y unas élites que, de forma abrumadora, representan los intereses de las Los intereses empresariales imponen condiciones a los gobiernos a cambio de invertir en sus países Gobierno limitado en el marco de una economía capitalista sin restricciones.

Los intereses empresariales aceptaban ciertas limitaciones a la capacidad de utilizar su poder a cambio de mantener el sistema capitalista y apaciguar las protestas en contra de éste Las empresas estaban fuertemente subordinadas a las autoridad de los Estados nacionales.

.. Crisis de la política igualitarista Apogeo de la política igualitarista Entusiasmo democrático Transparencia y sistema de pesos y contrapesos Trivialización de la democracia. Corrupción.

Democracia como igualdad básica entre los ciudadanos a la hora de ejercer influencia sobre los resultados políticos y resultados electorales.

Reducción del componente democrático a la celebración de elecciones .

16

Políticos entendidos como representantes ciudadanos.

Políticos entendidos como “tenderos”, adivinando los deseos del cliente para mantener a flote el negocio. Técnicas de manipulación de la opinión publica más sofisticadas, pero contenidos de los programas de partidos más pobres. Ciudadanos como participantes ocasionales, manipulados y pasivos. Papel del estado reducido a carcelero. Sistema impositivo menos redistributivo Personalización de la política. Incapacidad de la ciudadanía de pergeñar cuáles son sus intereses. . Estado adoptando diseño institucional de las corporaciones El gobierno subcontrata o privatiza los servicios públicos, pues cree que no es capaz de hacerlo eficientemente Retorno a la desigualdad Sistema capitalista radical

Programas de partidos mejor construidos en base a sus representados

Ciudadanos participativos y enterados Papel protagónico del estado Sistema impositivo redistributivo. Partidos políticos fuertes y protagónicos Mecanismos establecidos para recabar y satisfacer demandas ciudadanas. Estado con diseño institucional propio . El estado dota y administra los servicios públicos Igualdad. Sistema de distribución y de toma de decisiones que no reproduzca las desigualdades del ámbito capitalista de la sociedad. Ciudadanos eligen al partido por el que van a votar.

Los partidos, en base al marketing, eligen a la población que quieren que voten por ellos.

Elaborado: Karla Stettner Carrillo en “Posdemocracia de Colin Crouch”.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->