Está en la página 1de 1

Transferencia Tecnolgica de nuestra fuerza armada Nacional Bolivariana

El presidente Hugo Chvez asegur: "Somos un pas libre e independiente'', destacando para ello la importancia que tiene para Venezuela el desarrollo del "podero defensivo de la Nacin". "Un da nosotros estaremos no slo colocando miles de Tiuna (vehculos) de distintos modelos en el mercado nacional, sino tambin exportndolos. Lo mismo que los fusiles y la municin y los aviones sin tripulacin", indic el jefe de Estado durante una reunin en el Ministerio de Defensa. Sobre la base de ese desarrollo es que el Presidente sostiene que Venezuela se proyecta como una futura "potencia mundial" en materia militar. De all que ofreciera un reconocimiento a generales y almirantes venezolanos por lo que considera "significativos avances en el desarrollo de la industria militar venezolana". Somos en realidad un pas soberano en materia militar? o al menos estamos encaminados a lograr un desarrollo propio en nuestra industria militar? Para tener una visin ms certera en qu punto nos encontramos, es necesario revisar qu hemos hecho en Venezuela en la materia militar y qu ha pasado con nuestros vecinos.

Venezuela se ha convertido en el principal comprador de armas rusas y en uno de los mayores compradores de armamentos en el continente en los ltimos aos. Ese es el elemento que ha caracterizado, histricamente, la inversin militar en Amrica Latina. Luego del fracaso militar de Argentina en la guerra de Las Malvinas, Brasil, Chile y Argentina modificaron sus polticas y se orientaron al desarrollo de sus respectivas industrias. El resto del continente sur, incluyendo a Venezuela, poco vari esa poltica militar y por ello la industria en el resto de los pases no se puede calificar sino de precaria y se reduce a la produccin de armas cortas, municiones, explosivos y una produccin limitada de armas largas, realizadas con componentes importados y tecnologas forneas. De all que plantearse un desarrollo sustentable en la industria militar es una aspiracin legtima, pero que requiere de una estrategia global que va ms all del deseo de un mandatario.