P. 1
La próstata femenina

La próstata femenina

4.5

|Views: 13.570|Likes:
Publicado porAlberto01
Análisis histórico sobre la existencia de la próstata femenina.
Análisis histórico sobre la existencia de la próstata femenina.

More info:

Published by: Alberto01 on Feb 11, 2009
Copyright:Public Domain

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPT, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/20/2013

text

original

Biól. Alberto Rubio Casillas Mtro. César M. Rodríguez Quintero Psic.

Ana Janeth Peralta Uribe
Universidad de Guadalajara, Jalísco,México Enero de 2009

Nos centramos en tres aspectos:
– La próstata femenina: perspectiva anatómica – fisiológica – médica. – La eyaculación femenina: Perspectiva sexológica: Antecedentes históricos, origen del fluido y composición bioquímica. – La sexualidad de pareja: Perspectiva Psicológica: comunicación, autoconocimiento, autoaceptación, técnicas eyaculatorias.

Perspectivas de abordaje

Tres posturas sobre la existencia de la próstata femenina
 

Las mujeres no tienen próstata Sí tienen una próstata, pero esta es vestigial y no desempeña ninguna función importante. Las mujeres poseen una próstata homóloga a la del hombre, es funcional y produce las mismas sustancias que la próstata masculina.

Ha existido poco interés por la próstata femenina

La falta de interés clínico se debe a que, comparada con la masculina, la próstata femenina es menos afectada por enfermedades, y aquellas que se presentan son usualmente de menor severidad. Hasta ahora, sin embargo, los datos clínico-patológicos exactos sobre las enfermedades de la próstata femenina y su incidencia actual no están disponibles.

Por otra parte, desde inicios del siglo, podemos detectar una tendencia que ha considerado a las glándulas parauretrales de Skene como un órgano femenino insignificante, rudimentario y vestigial, el cual no desempeña ningún rol en la vida de la mujer. El concepto vestigial de la próstata femenina se ha basado principalmente en las diferencias macroscópicas entre el tamaño de las glándulas prostáticas en los dos géneros.

La diferencia de tamaño, que desfavorece a la próstata femenina, le permitió a muchos inferir que sería incapaz de funcionar, o de por lo menos tener una función comparable con la próstata masculina. Por otro lado, la próstata femenina fue considerada clínicamente no problemática, y eso aparentemente ha respaldado la noción del concepto vestigial.

Pocos temas han generado tanta controversia como la existencia de este pequeño órgano femenino.

En el siglo XVII, el médico y anatomista holandés Regnier de Graaf fue el primero en describir y usar el término “próstata femenina” o corpus glandulosum, la cual expulsaba fluido, aumentaba la libido, y producía placer. En sus hallazgos, él declaró:

“La función de la
próstata es generar un jugo pituitoseroso que hace a la mujer más libidinosa… y la descarga por parte de la próstata femenina provoca tanto placer como la obtenida por la próstata masculina”. 

- Jean Astruc, en 1737 mencionó
“La próstata….en las mujeres… rodea a la uretra y desemboca por medio de 2 aberturas hacia la vulva, justo por debajo del clítoris”.

- Alexander Skene (1837-1900)
identificó este tejido como las "glándulas parauretrales y sus conductos, los cuales se abren a los lados del orificio uretral".  En 1880 mencionó que " la función de estos ductos no era conocida y que tendría que dejarse el tema para posteriores investigaciones".

Localización de los orificios de las glándulas de Skene

Anatomía de Netter,1953.

Uno de los pocos libros que muestra con detalle las glándulas parauretrales.

Testut y Latarjet ( Compendio de Anatomía Descriptiva). Vigésimosegunda edición español. 1975.

Variaciones en la nomenclatura
    

Glándulas parauretrales y ductos . Glándulas periuretrales y ductos . Esponja uretral Glándulas de Skene Próstata femenina

Origen embrionario de la próstata femenina

Durante el desarrollo embriológico inicial, el patrón básico es femenino, es decir, todos somos mujeres. Esto cambia cuando el embrión masculino empieza a producir sus propias hormonas, alrededor de la octava semana de gestación. Sólo entonces el desarrollo físico de los cuerpos masculino y femenino diverge, aunque menos de lo que muchos presumen.

Es necesario que el embrión femenino inicialmente tenga estructuras que puedan diferenciarse ya sea en los órganos sexuales y reproductivos “masculinos” y “femeninos”. Esto significa que el tejido (seno urogenital) a partir del cual se desarrolla la glándula prostática masculina, debe estar presente también en la mujer. Esto da como resultado que la mujer posea también una glándula prostática.

¿Porqué no desaparece la próstata femenina?

Aunque el tejido prostático es andrógeno dependiente, su fisiología y patología son influenciados también por los Estrógenos (García-Flores et al.,2005). Además de modular los efectos de los andrógenos, los estrógenos parecen incrementar la sensibilidad del tejido hacia otras hormonas, al incrementar el número de sus receptores (Timms et al.,2005). Como el nivel de estrógenos está elevado en el organismo femenino, se cree que estas hormonas pueden actuar directamente en el mantenimiento y fisiología de la próstata femenina.

Los estrógenos pueden desempeñar un rol igualmente significativo (Zaviacic et al. 2000) al que juegan los andrógenos en la maduración y función de la próstata masculina. En adición al rol crítico de los andrógenos, está bien establecido que los estrógenos pueden alterar el crecimiento, diferenciación y ramificación de la próstata (Thompson and Marker,2006). Para los urólogos, endocrinólogos, ginecólogos y uroginecólogos, esta conjetura debería estimular un mayor interés para el estudio de la relación entre la próstata femenina y las hormonas sexuales, la cual ha recibido poca atención desde la década de los 30´s .

¿Tienen próstata todas las mujeres ?
-

Deter, Caldwell y Folsom (1946) analizaron histológicamente 100 uretras, encontrando glándulas Parauretrales en el 92%.

Pollen JJ, Dreilinger A.1984 Urology.Mar;23(3):303-4. Glándulas parauretrales fueron encontradas en 7 de 10 uretras femeninas colectadas al momento de la autopsia. En los 7 casos, la tinción con Inmunoperoxidasa mostró la presencia de Fosfatasa Acida Prostática en los acinos glandulares. Mediante técnicas similares, el Antígeno Prostático Específico fue demostrado en 4 de las 7 uretras. Estos hallazgos apoyan el concepto de homología con respecto a la próstata masculina.

Teper y col.1984. Homology between the female paraurethral (Skene's) glands and the prostate. Immunohistochemical demonstration.Arch Pathol Lab Med. May;108(5):423-5.

Las uretras femeninas obtenidas a partir de una autopsia fueron seccionadas y estudiadas en 19 personas, desde recién nacidas hasta los 86 años. Se identificaron las glándulas parauretrales en 18 de las 19 mujeres ( es decir, en el 95%). El tejido fué teñido con la técnica de la Peroxidasa-Antiperoxidasa. Se identificó la presencia del APE y de la FAPE, por medio de anticuerpos anti-APE y anti-FAPE. Este estudio demuestra la naturaleza homóloga de las glándulas parauretrales y la próstata y apoya las hipótesis sobre la similitud funcional.

Dr. Milan Zaviacic, el científico que demostró la existencia de la próstata femenina

Zaviacic, M, y col. 2000b. Peso, tamaño, macroanatomia, ehistologia de la próstata normal en la mujer adulta: una minirevisión. Journal of Histotechnology, 23:61-69.

Conclusión: “En los humanos, cerca del 90% de las mujeres desarrollan un tejido prostático maduro que es activo en los procesos secretorios.

En 2001, Milan Zaviacic presentó los resultados de sus investigaciones realizadas durante más de 20 años en el XV Congreso Mundial de Sexología. En dicho Congreso se acordó mencionar el término próstata femenina como válido, sin embargo, no fue sino hasta el 18 de octubre de 2008 que fue publicado el libro Terminología Histológica, por parte de la Comisión Federativa Internacional sobreTerminología Anatómica.

Comisión Federativa Internacional sobre Terminología Anatómica

Terminología Histológica:

Proporciona la terminología actualizada para los profesionales de la Histología, estudiantes, escritores médicos y editores, investigadores médicos, librerías médicas y compañías relacionadas. Esta referencia es publicada por la Comisión Federativa Internacional sobre Terminología Anatómica, la autoridad líder y referencia principal para la terminología anatómica a nivel mundial.

Ya está claro que las mujeres poseen próstata ¿Pero, dónde se encuentra ?

Huffman(1948) Ginecólogo que realizó disecciones anatómicas de la próstata femenina, y realizó estos dibujos

Ubicación anatómica

Mientras que la próstata masculina rodea a la uretra, la próstata femenina (figura) se distribuye sobre la pared de la uretra (Huffman, 1948; Zaviacic y col., 1983, 2000; Wernert y col.,1992). Esta es la principal diferencia macroscópica entre las glándulas prostáticas masculina y femenina. 1999).

El grosor de la pared y la longitud de la uretra femenina limitan el tamaño de la próstata, que es más pequeña que en el hombre debido a estas razones. No obstante, y a pesar del menor espacio disponible para la próstata femenina, esta posee todos los componentes estructurales característicos de la próstata masculina (Zaviacic, 1987, 1999).

Imagen Ultrasónica Perineal
Evidencia reciente de la existencia de la próstata femenina

Acercamiento de la glándula parauretral

Uretra masculina, embrión de 16 semanas

La próstata masculina

Morfología

El peso promedio de la próstata en la mujer adulta es de 5.2 g y su tamaño es de 3.3 cm de longitud, por 1.9 cm de ancho, por 1.0 cm de altura (Zaviacic y col., 2000). Si consideramos el tipo meatal (cercana al meato urinario) como el más frecuente tipo de próstata femenina que se encuentra en aproximadamente el 70% de las mujeres adultas, y que presenta la mayor cantidad de tejido prostático en la parte distal de la uretra femenina, entonces el peso de la próstata variaría dentro del rango de 2.6 a 5.2 gr. (Zaviacic,1999; Zaviacic y col.,2000) y representa apenas 1/5 parte del peso promedio (23.7 gr.) de la próstata masculina del adulto (Thackray, 1978; Williams y Warwick, 1980; Petersen, 1994).

¿Qué función tiene la próstata femenina?

En la actualidad se conocen dos funciones principales: - La primera es producir y almacenar fluido prostático en los ductos, la cual es la función de una glándula exócrina. El fluido prostático contiene Antígeno Prostático Específico (APE), Fosfatasa Acida Prostática Específica (FAPE) y Fructuosa, un azúcar. Los numerosos ductos de la próstata drenan hacia el interior de la uretra. “El fluido prostático puro no ha sido aún aislado, y ha sido estudiado solamente como un componente del eyaculado femenino…”.

- La segunda función consiste en la liberación de hormonas hacia la circulación sanguínea, como resultado de la estimulación por el sistema nervioso; un proceso ejecutado por las células neuroendócrinas. Hasta el año 2000, la única hormona que se conoce es producida por la próstata femenina es la Serotonina, que desempeña un rol activo en muchas funciones del cuerpo.

B: Producción del Antígeno Prostático Específico (APE) en la porción apical (flechas) del epitelio de secreción de la próstata femenina.Tinción de contraste con Verde de metilo.

Inmunotinción del epitelio de las glándulas parauretrales con anticuerpos Anti-APE. Y Anti-FAPE. El color rojo-naranja indica una reacción positiva.

Al igual que en la próstata masculina, la próstata femenina está formada por glándulas, ductos y células de músculo liso (tejido músculo-fibroso). La estructura, incluyendo la ultraestructura de células secretorias (luminales), basales (de reserva) y células intermedias de las glándulas prostáticas femeninas, corresponde a la estructura de las mismas células en las glándulas de la próstata en un hombre adulto.

La producción de antígenos altamente específicos de la próstata masculina, como son el Antígeno Prostático Específico y la Fosfatasa Acida Prostática Específica en este órgano femenino implica la necesidad de usar el término inequívoco de “próstata” también en la mujer. Esto excluye el epónimo de “glándulas de Skene”, o la descripción histológica del término “glándulas parauretrales y ductos” , aún usado incorrectamente en la actualidad por algunos para identificar a la próstata femenina. La decisión terminológica del CFITA al introducir el término “próstata femenina”, toma en consideración los nuevos datos en la investigación de este órgano.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->