P. 1
Modelo de Recurso de Revocacion

Modelo de Recurso de Revocacion

|Views: 5.788|Likes:
Medio de impugnacion
Medio de impugnacion

More info:

Categories:Types, Business/Law
Published by: Oscar Burillo Gonzalez on Jan 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/08/2014

pdf

text

original

MODELO INTERPONIENDO RECURSO DE REVOCACIÓN MODELO INTERPONIENDO RECURSO DE REVOCACIÓN. ___________________________________ PROCESADO: ___________________________________ DELITO: ___________________________________ EXPEDIENTE C.

JUEZ PRIMERO DE DISTRITO DEL DISTRITO FEDERAL EN MATERIA PENAL. ________________________ , procesado, promoviendo en los autos del expediente señalado al rubro, ante usted respetuosamente comparezco y expongo: _______ Por este conducto, interpongo el recurso de REVOCACIÓN en contra del auto contenido en la diligencia de fecha ___________ , por medio del cual se me rechazó al defensor que nombré con fundamento en lo dispuesto por la fracción IX del artículo 20 de la Constitución Federal. _______ El auto cuya revocación reclamo, viola en mi perjuicio el artículo 20 fracción IX de la Constitución Federal y el artículo 154 del Código de Procedimientos Penales, toda vez que coarta mi derecho a nombrar persona digna de mi confianza para que me defienda y esa persona que me inspira confianza lo es precisamente el señor ____________ , a quien nombré como defensor particular; por lo que al rechazarlo el inferior como defensor designado por el suscrito porque no es licenciado en Derecho, está colocando al Código de Procedimientos Penales por encima de la Constituci6n Federal, lo que Jurídicamente es imposible. _______ Por lo expuesto, A USTED C. JUEZ, ATENTAMENTE PIDO SE SIRVA: _______ PRIMERO.Tener por interpuesto el recurso referido. _______ SEGUNDO.- Admitirlo y substanciarlo conforme a derecho, revocando el auto impugnado. _______ PROTESTO LO NECESARIO. _______ México, D. F., a ________________________

_____________________________ RECURSO DE REVOCACIÓN _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _________________________ VS _______________________________________________________________ _____________________________________________________________ CONTROVERSIA DE ARRENDAMIENTO.

___________________________________________ EXPEDIENTE: ______________________ C. JUEZ DE ARRENDAMIENTO INMOBILIARIO P R E S E N T E ____________________________ (nombre del promovente), actor, promoviendo en los autos del juicio señalado al rubro, ante usted ___ respetuosamente comparezco y expongo: ______ Vengo a interponer el recurso de REVOCACION en contra del decreto de fecha ________________ , por el cual se ordenó expedir las copias que solicitó la contraria, sin que se me haya dado la vista o corrido el traslado correspondiente. ______ El decreto cuya revocación demando, viola en mi perjuicio lo dispuesto por el artÃculo __________ del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, en virtud de que se ordenó la expedición de la copia certificada que solicitó el demandado, sin que se me diera vista o se me corriera el traslado en los términos del numeral citado, para ___ que manifestara lo que a mi derecho correspondiera con tal solicitud, o bien para oponerme a la expedición de dicha copia, o en el último de los casos para pedir la adición de los documentos en la copia pedida. ______ Por lo anteriormente expuesto y fundado, A USTED CIUDADANO JUEZ, atentamente pido se sirva: ______ ÚNICO. Proveer conforme a derecho _________________________________ ATENTAMENTE ______________________ , ____________ a ____________ de ____________ _______________________________________________________________ ____________________________ FIRMA

___________________________ RECURSO DE REVOCACIÓN 2

_______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _________________________ VS _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ ______ JUICIO ORDINARIO CIVIL ______________________________________________________ EXP. NUM.: ____________ C. JUEZ DE LO CIVIL P R E S E N T E ________________________ , de generales conocidas y personalidad acreditada en el expediente citado al rubro, ante usted con el debido respeto comparezco y expongo: _______ Que por medio del presente escrito, y con fundamento en ___ lo establecido en los artÃculos ___________ del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, ocurro en tiempo y forma legal a interponer recurso de revocación ___ en ___ contra ___ del ___ auto ___ con ___ fecha ________________ , que admite las pruebas ofrecidas, en virtud de que me causa agravios por los siguientes hechos y preceptos legales: __________________________________ AGRAVIOS ______ En contravención a lo dispuesto en el artÃculo ________ del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, los demandados, al ofrecer las pruebas de su intención, no expresan con claridad que hechos o excepciones de si contestación pretenden demostrar con cada una de ellas, pues solamente mencionan las excepciones y defensas opuestas, mención que, desde luego, no es suficiente para tener por cumplido el requisito exigido por el citado precepto legal, pues de éste se concluye que debe indicarse el hecho que se trata de probar con cada una de las pruebas ofrecidas, es decir, los ahora demandados tenÃan la obligación de señalar, en este caso, que hecho de su contestación tratan de probar con al confesional ofrecida, que hecho de su contestación tratan de probar con las documentales ofrecidas y asà sucesivamente, pues esto permite al juzgador, analizar las pruebas, darles o no pleno valor probatorio respecto del hecho que se pretende acreditar con ellas. Además serÃa absurdo pensar que la intención del legislador fue exigir que el actor, al ofrecer sus pruebas, mencionara que eran para acreditar los hechos de su demanda, y a su vez el demandado, al ofrecer las pruebas de su intención, tendrÃa que señalar que servirÃan para acreditar los hechos

además de lo expuesto. De la demanda.de su contestación. ___ A USTED CIUDADANO JUEZ. Al ofrecer l aprueba no señalan el domicilio en el que debe ser _________ citado el representante legal para que comparezca a absolver las _________ posiciones. por ir en contravención a lo dispuesto en los preceptos legales invocados en este escrito. ______ b. me veo en la necesidad de recurrir al auto referido. que no ha de ser otro que el de que tenga por no ofrecidas las pruebas de los demandados. ______ Por otra parte. con mención vaga y general que hacen los demandados al ofrecer las pruebas de su intención no satisfacen los requisitos exigidos por el artÃculo __________ del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal. pues los documentos que exhiben los ahora demandados no fueron presentados en el momento procesal oportuno. atentamente pido se sirva: . en virtud de lo cual este juzgado no debió tenerlas por ofrecidas. en su lugar. de los cuales derivan las excepciones que opuso. Fue ofrecida por los demandados l aprueba confesional a cargo del _________ suscrito ___ en ___ representación ___ de ___ lo ___ institución ___ denominada ______________________ . pues lógico suponer que con esa intención se ofrecen aunque no se mencione. contestación y documentos anexos a ambas no se _________ desprende ningún hechos realizado por algún representante legal de _________ los mencionados. como dije. ______ Por lo anteriormente expuesto y fundado. a fin de que éste sea revocado y. ______ Por las consideraciones expuestas. las pruebas ofrecidas adolecen de las siguientes irregularidades: ______ Por lo que hace a la confesional a cargo del representante de ______________ : _____ a. Estas consideraciones. ______ Por lo que hace a la documental privada que ofrecen: ______ Este juzgado la admitió en contravención a lo establecido por los artÃculos ___________ del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal. ______ c. se dicte el que en derecho corresponde. ______ d. Dicha prueba es oscura e imprecisa.

En su oportunidad y previos trámites de ley. la primera hipótesis admite una excepción a la regla en cuanto a su impugnación. como el de revocación. tan es así que el legislador previó la apelación para el caso en que . mientras que el auto que la niega no es recurrible. del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. SIN QUE IMPLIQUE INOBSERVANCIA AL PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD QUE RIGE EL JUICIO DE GARANTÍAS (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE JALISCO). la que se surte cuando el acuerdo que decreta la caducidad se contenga en la resolución que decida un recurso. CASO EN QUE LA RESOLUCIÓN ES IMPUGNABLE EN AMPARO DIRECTO. sino mediante un acuerdo autónomo. _______________________________________________________________ _________________________ FIRMA CADUCIDAD DE LA INSTANCIA DECRETADA POR EL JUEZ AL RESOLVER EL RECURSO DE REVOCACIÓN. desde el punto de vista del derecho procesal. fracción IX. ______ SEGUNDO. pues lo lógico es. ___________ a ____________ de __________ . el proveído que decreta la caducidad de la instancia es impugnable a través de apelación. ____________________________ PROTESTO LO NECESARIO _______________________ . Se tenga mediante el presente escrito por interpuesto en tiempo y forma el recurso de revocación en contra del auto de fecha _____________ . en consecuencia. que el órgano jurisdiccional la declare en forma oficiosa o a petición de parte. dicte su resolución. Empero. revoque el auto impugnado.______ PRIMERO. Así. declare procedente el recurso interpuesto y. pero no con motivo de la interposición de un recurso. que en términos de los artículos 428 y específicamente el 433 del propio ordenamiento es irrecurrible. la regla general de impugnación de los acuerdos que decretan la caducidad no debe regir porque parte de la base de que la caducidad no va a decidirse a través de un recurso. De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 29 bis.

pues el mencionado tribunal debió tomar en consideración que el repetido agravio tendía precisamente a enmendar la violación constitucional que hizo valer el quejoso. LEGISLACION DE NUEVO LEON). 20 de septiembre de 2002. las violaciones a las leyes del procedimiento a que se refieren los dos artículos anteriores. expresando entre otros agravios. y que la Ley . en tales condiciones. Para el efecto. que se hizo valer contra el acuerdo del Juez que omitió decretarla de oficio. S. de C. contra la resolución que declaró improcedente el recurso de revocación que interpuso contra el auto que negó la declaración de caducidad del juicio que motivó el amparo. Ponente: Enrique Dueñas Sarabia. fundándose en que conforme al artículo 463 del Código de Procedimientos Civiles de Nuevo León. al interponerse la demanda contra la sentencia definitiva. Unanimidad de votos.V.se decrete y proscribió cualquier otro recurso cuando se niegue. APELACION. Conforme al artículo 161 de la Ley de Amparo. sólo podrán reclamarse en la vía de amparo. tal resolución debe tenerse como definitiva para los efectos del juicio de amparo directo. Ahora bien. si se consideró operante esa figura jurídica en la resolución que decidió un recurso de revocación. el tribunal de alzada no debió declarar improcedente el agravio de que se trata. Por tanto. Constructora URIM. en los juicios penales y civiles. y al mismo tiempo apeló de la sentencia que puso fin al propio juicio. el consistente en que se había dictado la sentencia en un procedimiento en el que había operado la caducidad. los agravios de que se ocupara el fallo de segunda instancia. QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO. Amparo directo 386/2002. Secretario: César Augusto Vera Guerrero. serán los que se causen exclusivamente en la resolución recurrida. si el quejoso formuló protesta para los efectos de la fracción IV del artículo 161 citado.A. CONTRA VIOLACIONES DE PROCEDIMIENTO (CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. el agraviado deberá sujetarse a las reglas que en él se determinan. AGRAVIOS EN LA.

CONSIDERANDO: PRIMERO. de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. 15 de marzo de 1948. en virtud de que las ejecutorias en cuestión se refieren a la materia civil cuyo conocimiento corresponde a esta Sala. Delgado José H. y 197-A de la Ley de Amparo. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.de Amparo es una ley federal que rige en toda la República y obliga a las autoridades judiciales a acatarla. AMBOS EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL. Esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es competente para conocer y resolver la presente denuncia de contradicción de tesis. NO OPERA CUANDO LA MATERIA DEL RECURSO DE APELACIÓN ADMITIDO SÓLO EN EFECTO DEVOLUTIVO ESTÁ CONSTITUIDA POR EL ANÁLISIS DE UNA CUESTIÓN QUE DEBE RESOLVERSE DE MANERA PREVIA. ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL DÉCIMO SEGUNDO CIRCUITO. SEGUNDO. La denuncia de contradicción de tesis proviene de parte legítima. Amparo civil directo 5863/47. fracción XIII. de conformidad con lo dispuesto por los artículos 107. fracción VIII. 197-A de la Ley de Amparo y 21. el cual sustenta uno de los criterios contendientes. CONTRADICCIÓN DE TESIS 34/2006-PS. fracción XIII. conforme a lo dispuesto por los artículos 107. toda vez que fue formulada por el Magistrado presidente del Cuarto Tribunal Colegiado del Octavo Circuito. Unanimidad de cuatro votos. Disidente y relator: Hilario Medina. . EL CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DEL OCTAVO CIRCUITO Y LOS TRIBUNALES COLEGIADOS TERCERO Y NOVENO.

y b) Que no hubiere promoción de cualquiera de las partes. y VIII. solicitando la continuación para la conclusión del mismo. al resolver en sesión de seis de octubre de dos mil tres. La resolución que decrete la caducidad será apelable en ambos efectos. desde el primer auto que se dicte en el mismo y hasta la citación para oír sentencia. Tiene razón la empresa quejosa.TERCERO. No ha lugar a la caducidad en los juicios universales de concurso. o por las partes. salvo los casos de excepción que se señalen por la ley. si transcurren sesenta días. por lo siguiente: El artículo 1076 del Código de Comercio vigente. . II. Tampoco opera la caducidad cuando el procedimiento está suspendido por causa de fuerza mayor y el Juez y las partes no pueden actuar. III. dispone: ‘Artículo 1076. pero sí en aquellos que se tramiten en forma independiente aunque estén relacionados o surjan de los primeros.. en el nuevo proceso que se promueva. VI. las resoluciones firmes de las excepciones procesales que regirán en cualquier juicio que se promoviera. así como en los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades. IV. en caso de que el juicio admita la alzada. cuando se decrete la caducidad del juicio en primera instancia. La caducidad de los incidentes sólo afectará las actuaciones del mismo. el amparo directo 381/2003. toda vez que en este asunto no operó la caducidad de la instancia del juicio ejecutivo mercantil de origen. En ningún término se contarán los días en que no puedan tener lugar actuaciones judiciales. VII. sin comprender la instancia principal. aunque haya quedado en suspenso por la resolución de aquél. V. convirtiendo en ineficaces las actuaciones del juicio y volviendo las cosas al estado que tenían antes de la presentación de la demanda y se levantarán los embargos. sea porque se decrete de oficio o a petición de parte. La caducidad de la instancia operará de pleno derecho. Los efectos de la caducidad serán los siguientes: I. dando impulso al procedimiento para su trámite. Se exceptúa de la ineficacia señalada. El Primer Tribunal Colegiado del Décimo Segundo Circuito. Si la declaratoria se hace en segunda instancia se admitirá reposición. y en los demás casos previstos por la ley. De igual manera las pruebas rendidas en el proceso que se haya declarado caduco podrán invocarse de oficio. en aquellos casos en que concurran las siguientes circunstancias: a) Que hayan transcurrido 120 días contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada. Extingue la instancia pero no la acción. Las costas serán a cargo del actor. La caducidad de la segunda instancia deja firmes las resoluciones apeladas. señaló lo siguiente: SEXTO. mandándose cancelar su inscripción en los registros públicos correspondientes. en la parte conducente de sus consideraciones. cualquiera que sea el estado del juicio.. En la .

puesto que de la interpretación teleológica de la . entre otras. b) Cuando es necesario esperar la resolución de una cuestión previa por parte del Juez del conocimiento o por otras autoridades. cuatro casos de excepción. compensación. a pesar de que concurran los extremos señalados. Sin embargo. en virtud de la revocación del acuerdo impugnado en la alzada. En la especie se actualiza la excepción mencionada en el inciso b). nulidad y en general las excepciones o defensas que tiendan a variar la situación jurídica que privaba entre las partes antes de la presentación de la demanda. por lo que. sin que ninguna de las partes efectúe alguna promoción con la que impulsen al procedimiento para su trámite. dicho precepto legal contempla. la apertura de la etapa de alegatos y el posterior dictado de la sentencia. Sin embargo. cuando se encontraba pendiente de resolver una cuestión previa que impedía avanzar en el trámite del negocio. en su fracción VI. En esta tesitura. y d) En los demás casos previstos por la ley. es evidente que en el juicio de origen no se actualizaron los supuestos de la caducidad previstos en el artículo 1076 del Código de Comercio en vigor. por lo que tanto el Juez como las partes no pueden actuar. las costas serán compensables con las que corran a cargo del demandado cuando hubiera opuesto reconvención. solicitando su continuación para la conclusión del mismo.segunda instancia serán a cargo del apelante. constituye una cuestión previa que debía decidirse por una autoridad diversa (tribunal ad quem). puesto que el sentido de dicha resolución incidiría de manera inmediata en el cauce que tomaría el proceso (desahogar las pruebas indebidamente desechadas. desde el primer auto que se dicte en este último. De la lectura del texto anterior se desprende que -por regla general. antes de que las partes solicitaran el cierre del periodo probatorio. en virtud de que la interposición del recurso de apelación contra el auto denegatorio de pruebas. en esa hipótesis. ante la confirmación del auto recurrido en la segunda instancia). no opera la caducidad de la instancia: a) Cuando la secuela procesal está suspendida por causa de fuerza mayor. la cual se decretará de oficio o a petición de parte. o bien.’. c) Cuando se torna indispensable esperar la resolución de una cuestión conexa por parte del mismo juzgador o por diversas autoridades. cualquiera que sea el estado del juicio. contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada.se surte la perención del proceso cuando transcurren ciento veinte días. con independencia de que se admitiera en el efecto devolutivo y no suspendiera la ejecución del mismo. no era dable exigir a las partes que presentaran promociones tendientes a obtener la conclusión del juicio con el dictado de la sentencia definitiva. declarar cerrada la etapa de pruebas. y en los incidentes las pagará el que lo haya interpuesto. hasta la citación para pronunciar sentencia. en los que. sino la excepción prevista en su fracción VI.

preceptúa que la admisión de dicho recurso en el efecto devolutivo no suspende la ejecución de la resolución impugnada. empero. pues en ambos casos (promuevan o no las partes). con independencia de que las partes. para mantener viva la instancia. en el caso particular. promuevan o no ante el Juez a quo. como lo era que el tribunal de alzada decidiera si estaba ajustado a derecho o no el desechamiento de la totalidad de las pruebas ofrecidas por ambas partes. es menester puntualizar que si bien el artículo 1339 de la legislación mercantil vigente. debe indicarse que el efecto en el que sea admitido el recurso de apelación. ya que con esa disposición lo que pretendió el legislador fue que no corriera la caducidad en perjuicio de los contendientes. se tiene la seguridad de que no se consumará la perención procesal. por lo que si durante el lapso transcurrido por la sustanciación de esos recursos. por lo que respecta al recurso de apelación admitido en ambos efectos. con el fin de que la resolución de dicho medio ordinario surta sus efectos jurídicos en el juicio. se concluye que la intención del legislador es evitar la existencia de juicios inertes ocasionada por la inactividad procesal de las partes. en virtud de la actualización de la excepción en cita.la caducidad no opera en el procedimiento primario. no presentaron promociones ante el juzgador primigenio. A mayor abundamiento. en el tiempo que dure la tramitación del aludido recurso. ello no implica que no existiera impulso procesal. lo cierto es que -acorde con lo antes expuesto en esta ejecutoria. no influye de forma alguna en la configuración del caso de excepción en comentario. pues no obstante que el artículo 1345 del Código de Comercio en vigor. dado que se encuentra pendiente de resolver una cuestión previa que incide directa e inmediatamente en el rumbo que tomará el juicio. se abriera el de alegatos y con posterioridad se dictara sentencia. con independencia de que las apelaciones se hubieran admitido en el efecto devolutivo y no suspensivo. tendientes a que se declarara cerrado el periodo probatorio. las constancias que obran en el expediente natural ponen de relieve que la conducta procesal desplegada por las partes conlleva el propósito de que el juicio llegue a su fin. sancionando la falta de impulso del procedimiento con la caducidad de la instancia. ya que el sentido de las resoluciones que recayeran a los aludidos recursos. a pesar de que los litigantes soliciten al juzgador la ejecución de la resolución recurrida y la prosecución de la secuela procesal. incidiría de manera inmediata en el cauce que tomaría el negocio mercantil de origen. porque según quedó precisado. dispone que la apelación que se .citada disposición legal.se encontraba pendiente de resolver una cuestión previa de vital importancia para la prosecución efectiva del proceso. en la medida de que promovieron sendos recursos de apelación contra el acuerdo denegatorio de admisión y desahogo de sus probanzas. Ahora bien.

Así las cosas. dado que el procedimiento primario fenece desde el momento en que se pronuncien cualquiera de las determinaciones que ponen fin al juicio.1o. se torna innecesario el estudio de los demás motivos de inconformidad planteados en la demanda de garantías. mayo de 2004 Tesis: XII. sancionando la falta de impulso al procedimiento con la caducidad de la instancia. figura jurídica que no se actualiza cuando alguna de las partes promueve recurso de apelación contra determinada actuación . no constituiría una cuestión previa cuya resolución debiera esperarse. ocasionada por la inactividad procesal de las partes.interponga contra las sentencias definitivas o interlocutorias o autos definitivos que pongan fin al juicio. procede su admisión en ambos efectos. es evitar la existencia de juicios paralizados. AUNQUE AQUÉL SE HAYA ADMITIDO EN EL EFECTO DEVOLUTIVO. lo cierto es que en esta hipótesis ya no podría operar la caducidad. debido a que el juicio en su primera instancia culmina con el dictado de la sentencia definitiva o con el auto definitivo que pone fin al mismo. por lo que la conclusión del recurso de apelación que se promoviera contra aquéllos. señala que en ese supuesto se suspende la ejecución de la resolución hasta que cause ejecutoria.44 C Página: 1749 CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL." El anterior criterio dio origen a la tesis que a continuación se transcribe: Novena Época Instancia: Primer Tribunal Colegiado del Décimo Segundo Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: XIX. permite saber que la intención del legislador. y el diverso numeral 1345 del invocado ordenamiento legal. NO OPERA CUANDO ALGUNA DE LAS PARTES PROMUEVE RECURSO DE APELACIÓN CONTRA DETERMINADA ACTUACIÓN JUDICIAL Y ÉSTE SE ENCUENTRA PENDIENTE DE RESOLUCIÓN. puesto que los examinados en esta instancia son suficientes para nulificar el fallo reclamado. La interpretación teleológica del artículo 1076 del Código de Comercio vigente. al resultar fundados los conceptos de violación antes analizados.

pues la interposición de ese medio de impugnación ordinario implica un impulso al procedimiento. 1076. señaló lo siguiente: QUINTO. dando seguridad a las partes de que en ese lapso no se consumará la perención procesal. 6 de octubre de 2003. Ponente: Alejandro López Bravo. por una autoridad distinta a la que conoce del negocio natural. Secretaria: Gloria Margarita Romero Velázquez. en la parte conducente de sus consideraciones.judicial efectuada durante la secuela procesal y aquél se encuentra pendiente de resolución. textualmente disponen: ‘Artículo 1064. siendo a partir de esta última fecha en que en todo caso se debió computar la supuesta caducidad. al tratarse de una cuestión previa que debe ser resuelta antes de proseguir la sustanciación del juicio. bajo pena de nulidad." CUARTO. pues afirma que dentro del periodo que se tomó en cuenta para tal efecto y que corrió del uno de abril de dos mil cinco (fecha en que surtió efectos el proveído de treinta de marzo del mismo año) al seis de octubre de esa anualidad. los artículos 1064. El anterior motivo de inconformidad resulta sustancialmente fundado. al resolver en sesión de dieciocho de mayo de dos mil seis. En su segundo concepto de violación la parte quejosa alega que en la especie no se actualizó la caducidad de la instancia prevista en el artículo 1076 del Código de Comercio. Amparo directo 381/2003. párrafos primero y segundo. Las actuaciones judiciales han de practicarse en días y horas hábiles. párrafo primero y 1076. con independencia de que dicho recurso se haya admitido en el efecto devolutivo y de que los contendientes promuevan o no ante el Juez de origen. En efecto. porque se ubica en el caso de excepción previsto en la fracción VI del precepto legal en cita. Por razón de método los anteriores conceptos de violación se analizan en diverso orden al de su exposición. dictada en el toca 1262/05. incisos a) y b). Unanimidad de votos. el amparo directo civil 263/2006. El Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. por lo que éste no quedó firme sino hasta el momento en que mediante resolución de dieciocho de mayo de dos mil cinco. los codemandados ahora terceros perjudicados mediante escrito de fecha once de abril de dos mil cinco recurrieron el referido proveído. además de que la intención del legislador al instituir esa excepción fue la de mantener viva la instancia mientras se decide el aludido recurso. Son . la Sala responsable lo confirmó en sus términos. dado que su resultado indicará directa e inmediatamente el rumbo que tomará.

en aquellos casos en que concurran las siguientes circunstancias: a) Que hayan transcurrido 120 días contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada. dando impulso al procedimiento para su trámite. por hechas las manifestaciones que refiere. el Juez de origen acordó lo siguiente: ‘A su expediente 866/04.días hábiles todos los días del año. ‘Artículo 1076. y respecto de lo solicitado de proveer su escrito de fecha de presentación diecisiete de los corrientes. menos los domingos y aquellos en que no laboren los tribunales competentes en materia mercantil que conozcan el procedimiento. cuando hayan transcurrido ciento veinte días contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada y que no hubiere promoción de cualquiera de las partes dando impulso al procedimiento. cualquiera que sea el estado del juicio. c) Por escrito presentado el veintiocho de marzo de dos mil cinco. por su propio derecho. solicitando la continuación para la conclusión del mismo. los ahora terceros perjudicados Francisco Machorro Hernández y Dora María Rodríguez Ramírez. d) Mediante proveído de treinta de marzo de dos mil cinco. y opusieron las excepciones y defensas que a sus intereses convino. La caducidad de la instancia operará de pleno derecho. salvo los casos de excepción que se señalen por la ley.’. De los preceptos transcritos se desprende que la caducidad de la instancia opera de pleno derecho. ‘Artículo 1075. y b) Que no hubiere promoción de cualquiera de las partes. desde el primer auto que se dicte en el mismo y hasta la citación para oír sentencia. dígasele que deberá de estarse a lo ordenado en auto de dieciocho de marzo del año que corre en el que se reservó de acordar el escrito que refiere. Todos los términos judiciales empezarán a correr desde el día siguiente a aquel en que hayan surtido efectos el emplazamiento o notificaciones y se contará en ellos el día de vencimiento. el escrito de los codemandados Francisco Machorro Hernández y Dora María Rodríguez Ramírez.’.’. hasta en tanto se determine la situación . de las constancias de autos se desprende lo siguiente: a) Por escrito presentado el dieciséis de marzo de dos mil cinco. b) Mediante proveído de dieciocho de marzo de dos mil cinco. el Juez de origen acordó reservar lo relativo al escrito de contestación de la demanda hasta en tanto se determinara la situación jurídica del codemandado Héctor Eduardo Machorro Rodríguez. sea porque se decrete de oficio o a petición de parte. Se entienden horas hábiles las que median desde las siete hasta las diecinueve horas. En ningún término se contarán los días en que no puedan tener lugar actuaciones judiciales. contestaron la demanda instaurada en su contra. Ahora bien. los codemandados Francisco Machorro Hernández y Dora María Rodríguez Ramírez solicitaron se acordara su escrito de contestación a la demanda. de oficio o a petición de parte.

el cual por auto de trece de abril de dos mil cinco. derivado de la inactividad procesal de las partes. la parte demandada interpuso recurso de apelación en contra del auto de treinta de marzo de dos mil cinco. la parte actora desistió de la demanda por lo que hace al codemandado Héctor Eduardo Machorro Rodríguez. y solicitó se proveyera respecto de las excepciones y defensas opuestas por los coenjuiciados Francisco Machorro Hernández y Dora María Rodríguez Ramírez. los codemandados interpusieron recurso de apelación en contra del auto de treinta de marzo de ese mismo año. los codemandados interpusieron recurso de apelación. la intención del legislador es evitar la existencia de juicios paralizados.jurídica del codemandado Héctor Eduardo Machorro Rodríguez. con lo cual quedó interrumpida la caducidad en la primera instancia. No . Como puede verse. lo cierto es que la impugnación de una actuación judicial por cualquiera de las partes permite advertir el interés de éstas en la tramitación y resolución del asunto. En efecto. por lo que el uno de abril de esa anualidad a las doce del día surtió sus efectos la notificación de dicho auto. sin embargo. pues es evidente que con independencia que el recurso se haya admitido en efecto devolutivo. f) En contra del citado proveído. se confirmó en sus términos el auto apelado. para lo cual sanciona con la caducidad de la instancia esa falta de impulso procesal. toda vez que dentro del término que la Sala responsable tomó en cuenta por la caducidad de la instancia ante el Juez natural (del uno de abril al seis de octubre de dos mil cinco). dictada por la Sala responsable en el toca 1262/05. el cual fue acordado por el Juez de origen con fecha siete de octubre de ese mismo año. h) Mediante escrito de seis de octubre de dos mil cinco. e) El citado proveído de treinta de marzo de dos mil cinco se publicó en el Boletín Judicial Número 61. a la vez tuvo por contestada la demanda en cuanto a los otros codemandados. que fue resuelto por la propia responsable el dieciocho de mayo de dos mil cinco. en la especie no se actualiza dicha figura jurídica.’. Conforme a lo anterior resulta evidente que al haberse considerado lo contrario por la Sala responsable. correspondiente al día treinta y uno de marzo del mismo año. g) Por resolución de dieciocho de mayo de dos mil cinco. medio de impugnación con el cual quedó interrumpida la caducidad de la instancia. por lo que procede conceder a la quejosa la protección constitucional que solicita para los efectos que más adelante se precisan. en el que tuvo por desistida a la actora de la demanda por lo que hace a uno de los coenjuiciados. Notifíquese. según se desprende del artículo 1076 del Código de Comercio anteriormente transcrito. dentro del periodo considerado por la Sala responsable para que operara la caducidad de la instancia y que contabilizó del uno de abril al seis de octubre de dos mil cinco. la sentencia reclamada es violatoria de garantías. fue admitido por el Juez de origen en efecto devolutivo.

Novena Época. ya que concretamente esa apelación fue contra la negativa del Juez de los autos a declarar la caducidad de la instancia. ya que el recurso no tenía como finalidad la prosecución del juicio. Tomo III. por ende.. es la clase de promoción a que establece el artículo 1076 del Código de Comercio. no hubiere operado la caducidad. SI SÓLO SE ADMITIÓ EN EFECTO DEVOLUTIVO. el cuestionamiento a resolver lo es si como afirma el recurrente. también se está en el supuesto de una suspensión a que se refiere la fracción VI del citado numeral al referir a ‘los demás casos previstos en la ley’ y. entre las sustentadas por el Séptimo y Tercer Tribunales Colegiados en Materia Civil del Primer Circuito. señaló lo siguiente: CUARTO. en su caso. Al actualizarse la contradicción de criterios en el punto destacado. El Juez de Distrito basó su criterio en la jurisprudencia por contradicción de tesis 12/95.obsta a lo anterior lo establecido en la tesis aislada emitida por el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. página 9. enero de mil novecientos noventa y seis. El trámite de la apelación a que se refiere el recurrente. como lo considera el Juez de Distrito. que a la letra dice: ‘CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. NO SE INTERRUMPE EL TÉRMINO CON LA SOLA INTERPOSICIÓN DEL RECURSO DE APELACIÓN. sino de que éste feneciera por falta de impulso procesal. El Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. no le ." QUINTO. pues por las razones expuestas con anterioridad este Tribunal Colegiado no comparte el criterio sostenido en esa tesis. cualquier clase de apelación que se esté tramitando ante el superior del Juez natural. hágase la denuncia correspondiente conforme a lo dispuesto en el artículo 196 de la Ley de Amparo.’ (se transcribe).. en la parte conducente de sus consideraciones. que la caducidad no puede ser interrumpida por una apelación que no tiene como fin el impulso del procedimiento. localizable en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. la revisión civil 2169/2004. de rubro: ‘CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN MATERIA MERCANTIL. no tiende a impulsar el procedimiento. al resolver en sesión de siete de julio de dos mil cuatro. O bien. o. Ahora bien.’. como se verá. SÓLO ES SUSCEPTIBLE DE INTERRUPCIÓN A TRAVÉS DE PROMOCIONES QUE TIENDAN A IMPULSAR EL PROCEDIMIENTO Y NO CON CUALQUIER ESCRITO (LEGISLACIÓN PROCESAL DEL DISTRITO FEDERAL). y que la Sala responsable invocó en apoyo a su consideración. de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. . En ese sentido.

en la jurisprudencia por contradicción que se ha citado. de su contenido no puede desprenderse que se trate de impulsar el juicio. sino sólo con aquellas que revelen o expresen el deseo o voluntad de las partes de mantener viva la instancia. es una condición sine qua non. se desprende que para interrumpir la caducidad se requiere de un acto procesal de las partes en donde manifiesten su deseo o su voluntad de continuar con el procedimiento. puesto que igual obligación tiene de contestar la demanda. Del contenido de la jurisprudencia. para ello. cuyo efecto es que la propia ley dispone el acto o actos que deben realizase como una condición para que se desencadenen los efectos favorables al interesado para que el proceso no se extinga y se mantenga vivo. pues a ellas pertenece la obligación de instar el procedimiento en busca de la tutela de sus intereses privados. dado que es propiamente a los contendientes a quienes beneficiará o perjudicará el sentido del fallo. Así también.asiste la razón al recurrente. presupuestos que resultan necesarios para que en materia mercantil sea capaz de interrumpir el término de la caducidad de la instancia. ese mismo deber opera para el demandado. etcétera. promover un incidente. esto es. Así. lo que en el fondo significaba ‘impulsar el juicio mediante la promoción respectiva’. y de buscar su continuación hasta dictar sentencia. solicitar el término para alegatos y pedir que se dicte sentencia. de mantenerlo vivo. objetar un documento. en el texto propiamente de la ejecutoria. conceptuó que el impulso del proceso no revestía un deber sino una carga en el sentido técnico procesal del vocablo. el actor tiene la carga de presentar la demanda. no tuvo los alcances que pretende atribuirle el inconforme. limitando la posibilidad de impedir la interrupción del término de la caducidad con promociones frívolas o improcedentes. el impulso procesal es lo que los procesalistas definen bajo el concepto de carga. el que se promueva. la Suprema Corte de Justicia de la Nación dedujo que no resultaba cierto que bastara la promoción de cualquier escrito para interrumpir la caducidad de la instancia. implica un deber sine qua non para las partes litigantes. y que no importara su contenido. ofrecer pruebas. Ahora bien. por la inconformidad de la desestimación de la caducidad planteada. En efecto. finalmente. del estudio abordado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. que tuvieran como consecuencia activar el procedimiento y excitar al órgano jurisdiccional a continuar hasta dictar sentencia. oponer excepciones y defensas. sino que de lo resuelto debería concluirse que la promoción indicada tuviera el efecto de impulsar el proceso judicial. siendo más que suficiente que se dirigiera al expediente por cualquiera de las partes. porque la apelación que se hizo valer. es decir. ofrecer pruebas. por un lado se advierte que la Suprema Corte de Justicia de la Nación al analizar la institución de la caducidad en el procedimiento civil . en todos sus trámites.

por medio de la cual se declara la extinción del juicio instaurado por el hecho de que al transcurrir ciento veinte días. el periodo de alegatos o que se dicte sentencia. c) (sic) el concepto de carga en su sentido técnico procesal. al referirse a las ‘promociones frívolas o improcedentes’. En materia mercantil. que se reconozca a alguien el carácter de abogado patrono o apoderado. etcétera. el texto de la jurisprudencia publicada claramente establece qué escritos carecen de la cualidad de interrumpir el plazo de caducidad. las promociones. sino sólo aquellas que tendieran a poner en marcha el proceso para culminar a través de una sentencia. e indica que no son idóneas para interrumpir la caducidad de la instancia. o señalar nuevo domicilio para oír notificaciones. pues únicamente de esa manera las partes se encuentran limitadas para instar a la continuación del proceso con el fin de . Debe decirse que para que el trámite de la apelación interrumpiera el plazo de la caducidad. como aquellos en donde se solicita abrir el juicio a prueba. y el texto de la ejecutoria ejemplifica sobre promociones para autorizar a personas para oír notificaciones. se advierte lo siguiente: (se transcribe). supone la ausencia del impulso procesal conceptuado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. y. contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución dictada.conforme a la legislación procesal del Distrito Federal. en aras de avanzar hacia el dictado de la sentencia definitiva. d) la naturaleza de la promoción presentada en juicio. establece la institución procesal denominada caducidad de la instancia. verbigracia. del texto de la ejecutoria de la contradicción de tesis. por ello. como en el caso. el impulso procesal. destacó que las promociones frívolas e improcedentes no deben ser consideradas como interruptoras de la caducidad. el artículo 1076 del Código de Comercio. lo que nada nuevo significó para el procedimiento en sí. bastante para interrumpir la caducidad. sólo cuentan con esa cualidad distintiva aquellas promociones cuyo contenido ponga de manifiesto que el juicio mantiene su dinámica natural con la finalidad de que sea resuelto por una sentencia definitiva. abordó diversos aspectos. en tanto que no tienden a activar o a impulsar el procedimiento. En ese sentido. Conforme a lo anterior. como una carga que recae técnicamente sobre el actor y el demandado que debe inducirlos a mantener viva la instancia. pues la consecuencia fue dictar una resolución declarativa de que no procedía la caducidad de la instancia. es menester que el citado recurso se hubiere admitido en el efecto suspensivo. sin que las partes hubieran hecho promoción alguna tendente a mantener la marcha normal del proceso hasta culminar con la sentencia. Además. donde se interpuso recurso de apelación en contra de la negativa de decretar la caducidad. su tramitación no es tendente a dar continuidad al procedimiento. como lo son: a) la interrupción de la caducidad.

porque al efectuarse el trámite de la apelación. pues el recurso de apelación se admitió en el efecto devolutivo y. por una parte. establece que no opera la caducidad cuando el procedimiento esté suspendido por causa de fuerza mayor y el Juez y las partes no pueden actuar. se actualice la caducidad de la instancia. cuando el recurso de apelación se admitiera en efecto devolutivo. si bien el artículo 1076. cabe recordar que el primer recurso de apelación se hizo valer contra un acuerdo que negó la caducidad de la instancia y que ello no tiende de forma alguna a impulsar el procedimiento. so pena de que. del Código de Comercio. las partes deben instar para la culminación del juicio. no se está en ninguno de esos casos. el juzgador de instancia conserva expedita la jurisdicción para continuar con el tramite procesal que corresponda.. alude a que no opera la caducidad cuando el proceso está suspendido. en ese supuesto. y en los demás casos previstos por la ley. pues se reitera. pues al resolverse el recurso de apelación. las cosas se retrotraerían hasta el momento procesal en que se interpuso el citado recurso. ni era necesario esperar . de resultar infundado. en ese supuesto queda expedita la jurisdicción del juzgador para la continuación del procedimiento y. aun cuando la materia subyacente en el recurso de apelación. Si bien el artículo 1076. ya que el procedimiento. y en caso contrario. la carga procesal de las partes para impulsarlo. por su naturaleza. ni en los casos en que sea necesario esperar la resolución de una cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades. fracción VI. y en el caso contrario. del Código de Comercio. ‘y en los demás casos previstos por la ley’. toda vez que no existía causa de fuerza mayor. En ese mismo contexto. siempre que la materia de esa promoción. sin embargo. por ende. por tanto. no suspendió el procedimiento.lograr el dictado de la sentencia. no se encontraba suspendido. ni las partes se encontraban impedidas para actuar. se mantiene expedita la jurisdicción del juzgador para la continuación del procedimiento. . dada la inactividad procesal.. sea de las que tienden a la prosecución del juicio hacia el dictado de la sentencia definitiva. las partes se encuentran compelidas a instar la continuación del juicio. es decir. tienda a la continuación eficiente del procedimiento para culminar con una sentencia de fondo. fracción VI. por ende. no tiene aplicación la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. Por ello. en forma general. o medio de defensa interpuesto. en el mejor de los casos se tendría como última promoción para interrumpir la caducidad la promoción que luego dio origen al recurso. y en su última parte dice. si se estimara fundado. durante su sustanciación y hasta el dictado de la resolución correspondiente. Es así. y en mérito de ello. Por tanto. su interposición y tramitación no interrumpe el plazo para la caducidad de la instancia si únicamente se hubiere admitido en efecto devolutivo.

pues únicamente de esa manera las partes se encuentran limitadas para instar la continuación del proceso con el fin de lograr el dictado de la sentencia. se desprende que la intención del legislador es evitar que permanezcan paralizados los juicios por la inactividad procesal de las partes.2o. y en mérito de ello. el juzgador de instancia conserva expedita la jurisdicción para continuar con el trámite procesal que corresponda. La tesis en que se apoya el inconforme es contraria a lo que se ha sustentado. De la interpretación del artículo 1076 del Código de Comercio. fracción III. número VI. de la Ley de Amparo. NO OPERA AUN CUANDO LAS PARTES OMITEN IMPULSAR EL . ese recurso no puede ser cualquiera sino uno que. las partes se encuentran compelidas a instar la continuación del juicio. revista las características ya mencionadas. en el caso. ya que trata el caso en forma genérica. las partes consintieron que sólo lo fuera en un solo efecto. por otra parte. lo que se ventilaba ante el superior era una apelación que tendía a establecer precisamente la inactividad procesal de las partes en el proceso y no alguna cuestión que impulsara el procedimiento con el fin de obtener una marcha del proceso para la emisión de la sentencia. previstas por el artículo 1076 del Código de Comercio. publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. como pedir al Juez el trámite del exhorto con el fin de que integrara debidamente el juicio con el emplazamiento del diverso codemandado para proseguir con las etapas del juicio. al establecer que cualquier recurso de apelación es apto para interrumpir la inactividad procesal en el juicio ejecutivo mercantil y. para el caso que se analiza en especial. es decir. el plazo de caducidad. octubre de dos mil dos.267 C. suficientes para interrumpir o suspender el plazo de caducidad ante el Juez natural. cuando el recurso de apelación se admite sólo en el efecto devolutivo. sin embargo. sin embargo. En mérito de lo anterior. para establecer que el procedimiento se encontraba suspendido. por lo que sanciona tal conducta con la caducidad de la instancia. con apoyo en el artículo 196. en su caso. la interposición del recurso de apelación sólo interrumpe el término de la caducidad de la instancia ante el Juez natural. Ahora bien. dada la inactividad procesal. era necesario que la apelación se hubiere admitido también en el efecto suspensivo. por lo que era su obligación mantener vivo el procedimiento impulsándolo con promociones tendientes a llegar al dictado de la sentencia. Novena Época.una resolución de cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades. este tribunal no comparte el criterio de la tesis sustentada por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito. por ende. que es del tenor siguiente: ‘CADUCIDAD. cuando el citado recurso se admite en el efecto suspensivo. ya que. Además. se actualice la caducidad de la instancia. acorde a lo que se ha indicado. página 1339. so pena de que. Tomo XVI.C. y en el caso contrario.

sin embargo. Debe señalarse que este Tribunal Colegiado no desconoce la tesis aislada sustentada por el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Segundo Circuito. conforme al precepto legal señalado. además de que la intención del legislador al instituir esa excepción fue la de mantener viva la instancia mientras se decide el aludido recurso. La tesis citada establece la inoperancia de la caducidad de la instancia en el procedimiento cuando alguna de las partes promueve recurso de apelación. cuando el recurso de apelación se admitiera en efecto devolutivo. que es del tenor siguiente: ‘CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL. número XII. Novena Época. y dicho recurso se encuentre pendiente de resolución aun cuando se haya admitido en el efecto devolutivo. y señala que la interposición de ese medio de impugnación ordinario implica un impulso al procedimiento. este órgano resolutor sostiene que para que el trámite de la apelación sea apto para interrumpir el plazo de la caducidad. para que si así lo estimara procedente. porque en ese supuesto el pronunciamiento de resoluciones relativas a la tramitación del citado recurso pone de manifiesto la prosecución del juicio y constituye un impulso procesal que impide el surgimiento de la caducidad.’ (se transcribe). que no se actualiza la caducidad de la instancia cuando durante la sustanciación del recurso de apelación las partes no promueven ante el Juez del conocimiento la continuación del juicio. y en el caso contrario. de modo que el trámite de cualquier apelación no es suficiente para interrumpir la caducidad de la instancia. AUNQUE AQUÉL SE HAYA ADMITIDO EN EL EFECTO DEVOLUTIVO. Tomo XIX.44 C. es menester que el citado recurso se hubiere admitido en el efecto suspensivo. página 1749. resuelva la presente contradicción de tesis. es decir.1o. no es aplicable al caso . pues únicamente de esa manera las partes se encuentran limitadas para instar a la continuación del proceso con el fin de lograr el dictado de la sentencia. dando seguridad a las partes de que en ese lapso no se consumará la perención procesal. deberá remitirse copia certificada de esta ejecutoria a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. NO OPERA CUANDO ALGUNA DE LAS PARTES PROMUEVE RECURSO DE APELACIÓN CONTRA DETERMINADA ACTUACIÓN JUDICIAL Y ÉSTE SE ENCUENTRA PENDIENTE DE RESOLUCIÓN.’ (se transcribe). publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. de manera genérica. Es así. porque mientras aquel tribunal sostiene. el juzgador de instancia conserva expedita la jurisdicción para continuar con el tramite procesal que corresponda. mayo de dos mil cuatro.PROCEDIMIENTO DEL JUICIO EJECUTIVO MERCANTIL DURANTE LA SUSTANCIACIÓN DE UN RECURSO DE APELACIÓN. las partes se encuentran compelidas a instar la continuación del juicio. y en mérito de ello. Por lo anterior.

En otro contexto." La ejecutoria anterior dio origen a la tesis que a continuación se cita: Novena Época Instancia: Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: XX. alegatos y sentencia. lo que no sucedió. que de manera categórica se refiere a la existencia de ‘una cuestión previa que debe ser resuelta antes de proseguir la sustanciación del juicio’. en el que la materia del recurso de apelación no constituye un impulso al procedimiento. ni hace referencia al caso concreto juzgado en ese asunto. no cualquier clase de apelación interrumpe el término sino sólo aquellas que tienden a continuar con el procedimiento en sus etapas consiguientes encaminadas a la culminación del proceso. amén de que el texto de la tesis. el recurrente manifiesta que la apelación en contra del auto que desechó acordar la caducidad tenía un mismo fin. se insiste. de una forma u otra. por sí mismo no explica ni justifica porque la apelación en efecto devolutivo. . como se ha indicado. de la que necesariamente debe conocer ‘una autoridad distinta a la que conoce del negocio natural’ (tribunal de apelación). actualiza la hipótesis de la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. NO SE INTERRUMPE EL TÉRMINO CON LA INTERPOSICIÓN DEL RECURSO DE APELACIÓN. como el llamamiento de las partes. SI SÓLO SE ADMITIÓ EN EL EFECTO DEVOLUTIVO. sin embargo. para la demandada terminar por la vía rápida el asunto y para el actor por la vía lenta al contestar los agravios respectivos.C. como se ha señalado.concreto. noviembre de 2004 Tesis: I..9o.125 C Página: 1931 CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN MATERIA MERCANTIL. ya que no tiende a impulsar al procedimiento para llegar a una conclusión mediante la sentencia respectiva activándolo según su etapa correspondiente. que permita considerar que efectivamente se actualiza la hipótesis legal. Por ello.. De la interpretación del artículo 1076 del Código de Comercio se desprende que la intención del legislador es evitar que . o el desahogo de pruebas. la materia subyacente en ese recurso de apelación no interrumpe la caducidad.

es decir. 7 de julio de 2004.permanezcan paralizados los juicios por la inactividad procesal de las partes." SEXTO. y en los demás casos previstos por la ley. Secretaria: María del Carmen Meléndez Valerio. Amparo en revisión 2169/2004. ‘VI. El Cuarto Tribunal Colegiado del Octavo Circuito. en mérito de ello.’. las partes se encuentran compelidas a instar la continuación del juicio. Ahora bien. Unanimidad de votos. señaló lo siguiente: QUINTO. al resolver en sesión de veintitrés de febrero de dos mil seis. Para la mejor comprensión de lo anterior. el juzgador de instancia conserva expedita la jurisdicción para continuar con el trámite procesal que corresponda y. so pena de que. Salvador Rodríguez Valencia. al suspender el procedimiento. Existen hechos que evitan que continúe el procedimiento como la muerte de cualquiera de las partes. por lo que sanciona tal conducta con la caducidad de la instancia. Tampoco opera la caducidad cuando el procedimiento está suspendido por causa de fuerza mayor y el Juez y las partes no pueden actuar. Ahora bien. pues únicamente de esa manera las partes se encuentran limitadas para instar la continuación del proceso con el fin de lograr el dictado de la sentencia. porque. el amparo en revisión 69/2005. tampoco tiene razón el Juez de Distrito. cuando el citado recurso se admite en el efecto suspensivo. se actualice la caducidad de la instancia. Como ejemplos de . y en caso contrario. dada la inactividad procesal.. así como en los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades. no resulta ocioso reproducir nuevamente la fracción VI del artículo 1076 que se comenta. según su entender. no obstante tratarse de un juicio que legalmente puede caducar. La fracción transcrita regula los casos en los que. la interposición de un recurso ordinario contra determinada actuación efectuada durante la secuela procesal que esté pendiente de resolución. cuando el recurso de apelación se admite sólo en el efecto devolutivo. la interposición del recurso de apelación sólo interrumpe el término de la caducidad de la instancia ante el Juez natural. dicha institución no opera ante la imposibilidad material o jurídica de avanzar en la secuela procesal. se ubica en el caso de excepción previsto en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. o cuando por fuerza mayor los tribunales no pueden actuar. en la parte conducente de sus consideraciones.. dentro de un juicio pueden presentarse actos o hechos jurídicos que tienen el efecto de evitar que opere la perención de la instancia. . Efectivamente. al establecer como un diverso motivo por el que no opera la caducidad. Ponente: Daniel Horacio Escudero Contreras.

cuyo contenido en lo esencial este órgano colegiado hace propio. es la propia resolución recurrida la que ya de por sí impide opere la caducidad. noviembre de dos mil cuatro. Además. Con la aclaración de que como el recurso de apelación en el efecto suspensivo solamente procede. Tomo XIX. Por todas estas razones. solamente fue admitido en el efecto devolutivo.actos que suspenden el procedimiento podemos citar: cualquier auto que haya puesto fin al juicio y que se encuentre sub júdice. respecto de sentencias interlocutorias o autos definitivos que pongan fin al juicio. no se suspende la ejecución de la resolución impugnada. Tomo XX. pues todos en mayor o menor medida sólo estaban relacionados con la providencia precautoria decretada. con el rubro y texto siguientes: ‘CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN MATERIA MERCANTIL. además de las sentencias definitivas. este Tribunal Colegiado no comparte el criterio contenido en la tesis del Primer Tribunal Colegiado del Décimo Segundo Circuito que citó el Juez de Distrito. tratándose del recurso de apelación. pues sólo en tal supuesto la falta de inactividad no es imputable a las partes. SI SÓLO SE ADMITIÓ EN EL EFECTO DEVOLUTIVO. de impedir material o jurídicamente avanzar en la secuela procesal. la secuela del juicio en que se dicte. cuando la apelación procede en un solo efecto. la suspensión del procedimiento ordenada dentro del incidente respectivo en el trámite de un juicio de amparo. consultable en la página mil novecientos treinta y uno. y cuando el Juez del procedimiento se inhibe en el conocimiento del asunto al declararse impedido. lo toral es que no cualquier cuestión o accidente impide la caducidad. al constituir un obstáculo para el seguimiento del juicio. Sin embargo. en virtud de que el procedimiento en el que llegan a plantearse queda suspendido. si la interposición de los recursos ordinarios e incidentes que destacó el Juez de Distrito. por estar pendiente de resolución el recurso de apelación interpuesto en su contra. y de acuerdo con el artículo 1345 del Código de Comercio. Novena Época del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Por tanto. y por lo mismo.’ (se transcribe). Novena Época del Semanario Judicial de la . En todos estos casos y en otros similares existe la imposibilidad de que las partes promuevan lo conducente. Sobre esto último cabe citar la tesis del Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. según lo dispone la fracción II del artículo 1339 del Código de Comercio. no actualizan el supuesto de excepción previsto en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. publicada en la página mil setecientos cuarenta y nueve. NO SE INTERRUMPE EL TÉRMINO CON LA INTERPOSICIÓN DEL RECURSO DE APELACIÓN. pues la simple lectura de la fracción transcrita revela que debe ser una que sea necesario esperar. mayo de dos mil cuatro. no tenían dicho efecto. normalmente.

asimismo. por regla general. que textualmente establece: ‘CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL. fracción XIII. que fue admitido aunque sea en el efecto devolutivo. efectivamente existe la contradicción de tesis denunciada. Esta Suprema Corte de Justicia de la Nación.en lo esencial se comparte. entre el contenido en la tesis arriba transcrita. efectos que. y por el otro. NO SE INTERRUMPE EL TÉRMINO CON LA INTERPOSICIÓN DEL RECURSO DE APELACIÓN. debe establecerse si en el caso. ha estimado que para que exista materia sobre la cual pronunciarse. y que por lo mismo imposibilite a las partes a promover en la instancia principal. consultable en la página mil novecientos treinta y uno. ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación a efecto de que determine cuál es el que debe prevalecer. Tomo XX. para que se pueda dilucidar cuál tesis debe prevalecer en un caso determinado de contradicción. con fundamento en el artículo 197-A de la Ley de Amparo. .Federación y su Gaceta. noviembre de dos mil cuatro. cuyo contenido -con la aclaración destacada. por un lado. SI SÓLO SE ADMITIÓ EN EL EFECTO DEVOLUTIVO. y 197-A de la Ley de Amparo. la simple existencia de un recurso de apelación pendiente de resolución. no produce un recurso de apelación admitido en el efecto devolutivo. En vista de lo anterior. que para que se surta la procedencia de la contradicción. debe tratarse de una cuestión que sea necesario esperar. las razones dadas por este tribunal en la presente ejecutoria. razonamientos o interpretaciones jurídicas dentro de la parte considerativa de las sentencias respectivas. la oposición debe suscitarse entre las consideraciones. Pues conforme a dicho criterio. esto es. interrumpe la caducidad de la instancia. constitucional. denúnciese la contradicción de criterios. bajo el rubro: ‘CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN MATERIA MERCANTIL. NO OPERA CUANDO ALGUNA DE LAS PARTES PROMUEVE RECURSO DE APELACIÓN CONTRA DETERMINADA ACTUACIÓN JUDICIAL Y ÉSTE SE ENCUENTRA PENDIENTE DE RESOLUCIÓN.’ (se transcribe). AUNQUE AQUÉL SE HAYA ADMITIDO EN EL EFECTO DEVOLUTIVO. así como la tesis del Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. Como cuestión previa a cualquier otra.’. siendo que. Novena Época del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. debe existir cuando menos formalmente una oposición de criterios jurídicos respecto de una misma situación jurídica. como quedó expuesto." SÉPTIMO. al interpretar los artículos 107.

/J. de la Constitución Federal y 197-A de la Ley de Amparo." . c) que los distintos criterios provengan del examen de los mismos elementos. c) Que los distintos criterios provengan del examen de los mismos elementos.En otros términos. se da la contradicción cuando concurren los siguientes supuestos: a) Que al resolver los negocios se examinen cuestiones jurídicas esencialmente iguales y se adopten criterios discrepantes. el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o la Sala que corresponda deben decidir cuál tesis ha de prevalecer. abril de 2001 Tesis: P. Lo anterior ha sido establecido en la siguiente tesis: Novena Época Instancia: Pleno Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: XIII. De conformidad con lo que establecen los artículos 107. se entiende que existen tesis contradictorias cuando concurren los siguientes supuestos: a) que al resolver los negocios jurídicos se examinen cuestiones jurídicas esencialmente iguales y se adopten posiciones o criterios jurídicos discrepantes. razonamientos o interpretaciones jurídicas de las sentencias respectivas. razonamientos o interpretaciones jurídicas de las sentencias respectivas. 26/2001 Página: 76 CONTRADICCIÓN DE TESIS DE TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO. fracción XIII. y. REQUISITOS PARA SU EXISTENCIA. primer párrafo. cuando los Tribunales Colegiados de Circuito sustenten tesis contradictorias en los juicios de amparo de su competencia. y. b) Que la diferencia de criterios se presente en las consideraciones. Ahora bien. b) que la diferencia de criterios se presente en las consideraciones.

la apertura de la etapa de alegatos y el posterior dictado de la sentencia. Que la promoción de sendos recursos de apelación contra el acuerdo denegatorio de admisión y desahogo de pruebas. debe establecerse si en el caso existe oposición entre los criterios denunciados. sin que ninguna de las partes efectúe alguna promoción con la que se impulse al procedimiento para su trámite.Conforme a lo anterior. la cual se decretará de oficio o a petición de parte. Que. cuando se encuentra pendiente de resolver una cuestión previa que impide avanzar en el trámite del negocio. al resolver el amparo directo 381/2003. dicho precepto contempla. c) cuando se torna indispensable esperar la resolución de una cuestión conexa por parte del mismo juzgador o por diversas autoridades. puesto que el sentido de dicha resolución incidirá de manera inmediata en el cauce que tomará el proceso (desahogar las pruebas indebidamente desechadas. pone de relieve que la . sin embargo. constituye una cuestión previa que debe decidirse por una autoridad diversa (tribunal ad quem). en su fracción VI. cuatro casos de excepción. en virtud de la revocación del acuerdo impugnado en la alzada. se desprende que por regla general se surte la perención del proceso cuando transcurren ciento veinte días contados a partir del siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada. b) cuando es necesario esperar la resolución de una cuestión previa por parte del Juez del conocimiento o de otras autoridades. por lo que tanto el Juez o las partes no pueden actuar. Que la interposición del recurso de apelación contra el auto denegatorio de pruebas. o bien. no opera la caducidad: a) cuando la secuela procesal está suspendida por causa de fuerza mayor. declarar cerrada la etapa de pruebas. no es dable exigir a las partes que presenten promociones tendientes a obtener la conclusión del juicio con el dictado de la sentencia definitiva. d) en los demás casos previstos por la ley. A. por lo que en esa hipótesis. con independencia de que se admita en efecto devolutivo y no suspenda la ejecución del mismo. consideró que de la lectura del artículo 1076 del Código de Comercio. ante la confirmación del auto recurrido en la segunda instancia). solicitando su continuación para la conclusión del mismo. en los que a pesar de que concurran los extremos señalados. y. antes de que las partes soliciten el cierre del periodo probatorio. entre otras. El Primer Tribunal Colegiado del Decimosegundo Circuito.

incidirá de manera inmediata en el cauce que tomará el negocio mercantil de origen. B. dado que. lo cierto es que la caducidad no opera en el procedimiento primario. es aquel que se interpone en contra de sentencias definitivas o interlocutorias o autos definitivos que ponen fin al juicio. en virtud de la actualización de la excepción en cita. en el tiempo que dure la tramitación del aludido recurso. Que además. por lo que en esa hipótesis. preceptúa que la admisión de dicho recurso en el efecto devolutivo no suspende la ejecución de la resolución impugnada. Que en virtud de que el sentido de las resoluciones que recaigan a los recursos de apelación. se encuentra pendiente de resolver una cuestión previa que incide directa e inmediatamente en el rumbo que tomará el juicio. el efecto en el que sea admitido el recurso de apelación. pues en ambos casos (promuevan o no las partes). no influye de forma alguna en la configuración del caso de excepción en comentario. al resolver el amparo directo 263/2006. ya no podrá operar la caducidad debido a que el juicio en su primera instancia culmina con el dictado de la sentencia definitiva o con el auto definitivo que pone fin al juicio. resulta intrascendente que las apelaciones se admitan en efecto devolutivo y no suspensivo. con independencia de que las partes.conducta procesal desplegada por la partes conlleva al propósito de que el juicio llegue a su fin. estimó que en virtud de que los codemandados interpusieron recurso de apelación en contra del auto en el que . por lo que la conclusión del recurso de apelación que se interponga contra aquéllos. ya que con esa disposición lo que pretendió el legislador fue que no corriera la caducidad en perjuicio de los contendientes para mantener viva la instancia. de acuerdo a lo antes señalado. pues no obstante que el artículo 1345 del Código de Comercio. El Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. promuevan o no ante el Juez a quo. no constituirá una cuestión previa cuya resolución deba esperarse dado que el procedimiento primario fenece desde el momento en que se pronuncie cualquiera de las determinaciones que ponen fin al juicio. se tiene la seguridad de que no se consumará la perención procesal. Que el recurso de apelación admitido en ambos efectos. con el fin de que la resolución de dicho medio ordinario surta sus efectos jurídicos en el juicio a pesar de que los litigantes soliciten al juzgador la ejecución de la resolución recurrida y prosecución de la secuela procesal.

establece que no opera la caducidad cuando el procedimiento esté suspendido por causa de fuerza mayor y el Juez y las partes no pueden actuar. examinan cuestiones jurídicas esencialmente iguales y adoptan criterios discrepantes. Así las cosas. referido en el inciso anterior. pues en ese supuesto queda expedita la jurisdicción del juzgador para la continuación del procedimiento y. esta Primera Sala considera que sí existe la contradicción de tesis denunciada sólo en relación con los criterios sustentados por el Primer Tribunal Colegiado del Decimosegundo Circuito. el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito y el Cuarto Tribunal Colegiado del Octavo Circuito. D. lo cierto es que la impugnación de una actuación judicial por cualquiera de las partes. como a continuación se apreciará: . del Código de Comercio. su interposición y tramitación no interrumpen el plazo para la caducidad de la instancia si únicamente se hubiere admitido en efecto devolutivo. hizo propio el criterio sustentado por el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. El Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. ya que con tal efecto no se suspende el procedimiento. por tanto. al resolver la revisión civil 2169/2004. quedó interrumpida la caducidad de la instancia. las partes deben instar para la culminación del juicio. El Cuarto Tribunal Colegiado del Octavo Circuito. los cuales provienen del examen de los mismos elementos. sin embargo. fracción VI. y en los demás casos previstos por la ley. C. sostuvo que aun cuando la materia subyacente en el recurso de apelación tienda a la continuación eficiente del procedimiento para culminar con una sentencia de fondo. Que si bien el artículo 1076. ni en los casos en que sea necesario esperar la resolución de una cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades.el Juez acordó reservar lo relativo al escrito de contestación a la demanda hasta en tanto se determinara la situación jurídica de uno de los codemandados. permite advertir el interés de éstas en la tramitación y resolución del recurso. cuando el recurso de apelación se admite sólo en efecto devolutivo no se está en ninguno de esos casos. Ello en atención a que con independencia de que el recurso se haya admitido en efecto devolutivo. pues al emitir los referidos órganos colegiados sus criterios. al resolver el amparo en revisión 69/2005.

las partes deben instar para la culminación del juicio. Ahora. en el amparo directo 263/2006.1. 2. por tanto. 3. dado que se encuentra pendiente de resolver una cuestión previa que impide avanzar en el trámite del negocio. el Primer Tribunal Colegiado del Decimosegundo Circuito estima que la interposición del recurso de apelación contra el auto denegatorio de pruebas. por su parte. Existe discrepancia de criterios en las consideraciones e interpretaciones jurídicas de las sentencias pronunciadas por los referidos Tribunales Colegiados al resolver los asuntos de referencia. con independencia que se admita en efecto devolutivo y no suspenda la ejecución del mismo. no puede integrar la presente contradicción. OCTAVO. los mencionados tribunales examinan una cuestión jurídica igual. por una parte. por lo que en esa hipótesis (contenida en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio). constituye una cuestión previa. la caducidad no opera en el procedimiento primario. esto es. el criterio sostenido por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. contenida en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. pues mientras. el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito y el Cuarto Tribunal Colegiado del Octavo Circuito consideran que cuando el recurso de apelación se admite sólo en efecto devolutivo. Al resolver los asuntos que se confrontan. interrumpe o no la caducidad de la instancia. no se está en el caso de excepción establecido en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. toda vez que con dicho efecto. También se advierte que los distintos criterios provienen del examen de los mismos elementos. relativo a que no opera la caducidad de la instancia cuando resulte necesario esperar la resolución de una cuestión previa. consistente en determinar si la interposición del recurso de apelación que se admite sólo en efecto devolutivo. considerando si el recurso de apelación admitido sólo en efecto devolutivo puede ubicarse en la hipótesis de excepción relativa a los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa. pues los referidos Tribunales Colegiados examinaron el problema desde el mismo punto de vista. toda vez que si bien en él se analiza una cuestión jurídica esencialmente igual a la abordada por los otros Tribunales . puesto que el sentido de dicha resolución incidirá de manera directa e inmediata en el cauce que tomará el proceso. de conformidad con el artículo 1076 del Código de Comercio. queda expedita la jurisdicción del juzgador para la continuación del procedimiento y.

si la presentación del recurso de apelación que se admite sólo en efecto devolutivo. derivan del examen de elementos distintos a los considerados por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. Noveno en Materia Civil del Primer Circuito y Cuarto del Octavo Circuito. el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito se limita a establecer que con independencia de que el recurso se haya admitido en efecto devolutivo. se ubica en la hipótesis de excepción para que opere la caducidad de la instancia. relativa a que no opera en los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa. interrumpe o no la caducidad de conformidad con el artículo 1076 del Código de Comercio. NOVENO. contenida en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. lo que interrumpe la caducidad de la instancia. lo cierto es que tal análisis lo hace en atención a distintos elementos. por lo que debe concluirse que la contradicción de tesis en relación con el criterio de este último es inexistente. la ley establece para las partes dentro de un juicio . En primer término.Colegiados cuyos criterios integran esta contradicción. es de señalarse que con la finalidad de desencadenar la actividad jurisdiccional. En efecto. esto es. Así las cosas. pues mientras los referidos Tribunales Colegiados realizan su análisis considerando si el recurso de apelación admitido sólo en efecto devolutivo puede ubicarse en la hipótesis de excepción relativa a los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa. Conviene precisar que la materia de la presente contradicción consiste en determinar si la interposición del recurso de apelación que se admite sólo en efecto devolutivo. el criterio que se define en esta resolución. la impugnación de una actuación judicial por cualquiera de las partes. contenida en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. contenida en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. Esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación estima que debe prevalecer con carácter de jurisprudencia. dicho órgano colegiado no aborda de modo alguno si la interposición del recurso de apelación puede ubicarse en la hipótesis de excepción relativa a los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa. es claro que el criterio que sustentan los Tribunales Colegiados Primero del Decimosegundo Circuito. permite advertir el interés de éstas en la tramitación y resolución del recurso.

El criterio anterior dio lugar a la siguiente jurisprudencia: Novena Época Instancia: Primera Sala Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo: III. esto es. Esta Primera Sala al resolver la contradicción de tesis 12/95.ciertas cargas procesales. es decir. sostuvo el criterio de que las promociones que impulsan el procedimiento. se constituye a través de la figura de la caducidad de la instancia. las que hacen progresar el juicio. como lo es la de impulsar el procedimiento. institución procesal que se origina por la inactividad de los sujetos procesales y del propio órgano jurisdiccional en el plazo señalado por la ley y que tiene como consecuencia la extinción de la relación procesal sin pronunciamiento sobre la cuestión de fondo. limitando la posibilidad de impedir la interrupción del término de caducidad con promociones frívolas o improcedentes. así. enero de 1996 Tesis: 1a. son aquellas en las cuales las partes manifiestan su deseo o voluntad de continuar con el procedimiento. sino sólo con aquellas que revelen o expresen el deseo o la voluntad de mantener viva la instancia. que tengan como consecuencia activar el procedimiento y excitar al órgano jurisdiccional a continuar hasta dictar sentencia. La sanción que se impone a las partes por no activar o impulsar el procedimiento./J. Para que se interrumpa la caducidad será necesario un acto procesal de las partes que . 1/96 Página: 9 CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. en los juicios civiles y mercantiles las partes deben hacerlo manifestando su interés en proseguirlo a través de promociones que activen el procedimiento y exciten al órgano jurisdiccional hasta dictar sentencia. SÓLO ES SUSCEPTIBLE DE INTERRUPCIÓN A TRAVÉS DE PROMOCIONES QUE TIENDAN A IMPULSAR EL PROCEDIMIENTO Y NO CON CUALQUIER ESCRITO (LEGISLACIÓN PROCESAL DEL DISTRITO FEDERAL).

es sencillamente una carga en el sentido técnico procesal del vocablo. su desarrollo a través del proceso. Lo dicho se explica no sólo en función de lo que sanciona la ley. esto es. En efecto. como puede verse de la exposición de motivos del legislador deberá ser tal que tenga el efecto de conducir o encauzar el juicio hasta llegar a su fin natural. necesariamente habrá de asumir la conducta procesal correspondiente. De entre dichas cargas es la del impulso procesal a la que se refiere la norma en comento al aludir a las promociones de las partes. la inactividad procesal de las partes. los procesalistas distinguen poder. Se tiene una carga cuando la ley fija el acto o actos que hay que efectuar como condición para que se desencadenen los efectos favorables al propio interesado quien. debe tenerse en cuenta que el impulso del proceso por los litigantes no es un deber. no obsta para lo hasta aquí sostenido que el artículo 137 bis no determine la naturaleza de las promociones que puedan interrumpir la caducidad de la instancia. a saber: impulsar el juicio mediante la promoción respectiva. de las facultades que como cargas procesales tienen de activar el procedimiento para poder llevarlo hasta su terminación si quieren conseguir un resultado favorable. sino sólo con aquellas que revelaran o expresaran el deseo o voluntad de las partes de mantener viva la instancia. esto es. deber y carga. toda vez que dicho carácter deriva de los derechos de acción y contradicción que competen a las partes. que tienen el efecto de hacer progresar el juicio. que consiste en la actividad necesaria para que el proceso siga adelante a través de los distintos estadios que lo componen y que es consecuencia del principio dispositivo que domina el procedimiento civil ordinario. deberá ser de aquellos que la doctrina califica de impulso procesal. esto es. Además. acto que. También se advierte que la naturaleza de esta última. Sobre el particular. a modo tal que si las partes o alguna de ellas tiene interés en que no opere la caducidad. carga que pesa sobre los contendientes. por el deber se establece la necesidad insoslayable de seguir determinada conducta para satisfacer un interés ajeno aun con sacrificio del propio. de tal manera que si no la realizan no podrán obtener lo que buscan. que de suyo revela el desinterés en que se continúe con el asunto y que se llegue a dictar sentencia. cabe subrayar. la modalidad de la reforma entonces planteada fue también en el sentido de impedir la interrupción del término de la caducidad con promociones frívolas o improcedentes. los límites mismos de la acción y la propia . o sea.manifieste su deseo o su voluntad de continuar el procedimiento. que tuvieran como consecuencia activar el procedimiento y excitar al órgano jurisdiccional a continuar hasta dictar sentencia. Así las cosas. para que el proceso no se extinga y se mantenga vivo. es condición que promueva. el cual se enuncia diciendo que el ejercicio de la acción. Por el primero se crean situaciones jurídicas.

Por tanto. y VIII. Los efectos de la caducidad serán los siguientes: I. mandándose cancelar su inscripción en los registros públicos correspondientes. convirtiendo en ineficaces las actuaciones del juicio y volviendo las cosas al estado que tenían antes de la presentación de la demanda y se levantarán los embargos. IV. en caso de que el juicio admita la alzada. Las costas serán a cargo del . En ningún término se contarán los días en que no puedan tener lugar actuaciones judiciales. La caducidad de los incidentes sólo afectará las actuaciones del mismo. cualquiera que sea el estado del juicio. Extingue la instancia pero no la acción. o por las partes. establece textualmente lo siguiente: Artículo 1076. Tampoco opera la caducidad cuando el procedimiento está suspendido por causa de fuerza mayor y el Juez y las partes no pueden actuar. sea porque se decrete de oficio o a petición de parte. V. así como en los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades. No ha lugar a la caducidad en los juicios universales de concurso. el artículo 1076 del Código de Comercio. en el nuevo proceso que se promueva. II. Si la declaratoria se hace en segunda instancia se admitirá reposición. salvo los casos de excepción que se señalen por la ley. si transcurren sesenta días. las resoluciones firmes de las excepciones procesales que regirán en cualquier juicio que se promoviera. III. La resolución que decrete la caducidad será apelable en ambos efectos. en aquellos casos en que concurran las siguientes circunstancias: a) Que hayan transcurrido 120 días contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada. no es cierto que baste la promoción de cualquier escrito para interrumpir la caducidad de la instancia y que no importe su contenido siendo más que suficiente que se dirija al expediente por cualquiera de las partes. La caducidad de la instancia operará de pleno derecho. Se exceptúa de la ineficacia señalada." Ahora. solicitando la continuación para la conclusión del mismo. y en los demás casos previstos por la ley. aunque haya quedado en suspenso por la resolución de aquél. VII. VI. La caducidad de la segunda instancia deja firmes las resoluciones apeladas.actividad del Juez. se regulan por la voluntad de las partes contendientes. sin comprender la instancia principal. dando impulso al procedimiento para su trámite. pero si en aquellos que se tramiten en forma independiente aunque estén relacionados o surjan de los primeros. y b) Que no hubiere promoción de cualquiera de las partes. De igual manera las pruebas rendidas en el proceso que se haya declarado caduco podrán invocarse de oficio. desde el primer auto que se dicte en el mismo y hasta la citación para oír sentencia.

el que señala para los juicios mercantiles como sanción de la inactividad procesal. Ahora. la referida regla general prevé excepciones. la interposición de dicho recurso interrumpirá la configuración de la caducidad de la instancia. este último. la que establece como excepción de la mencionada sanción." De acuerdo a lo anterior. cuando la materia del recurso de apelación esté constituida por el análisis de una cuestión que deba resolverse de manera previa a la continuación del procedimiento. las costas serán compensables con las que corran a cargo del demandado cuando hubiera opuesto reconvención. Aquí conviene hacer referencia al recurso de apelación. del Código de Comercio. En efecto. la caducidad de la instancia. nulidad y en general las excepciones o defensas que tiendan a variar la situación jurídica que privaba entre las partes antes de la presentación de la demanda. Es el precepto transcrito. la que contempla la fracción VI. los cuales son del tenor siguiente: . y es la fracción VI. concretamente a lo que establecen los artículos 1336. cuando se decrete la caducidad del juicio en primera instancia. Sin embargo. es decir.actor. Sin embargo. la caducidad de la instancia opera desde el primer auto que se dicte en el juicio y hasta la citación para oír sentencia. y en los incidentes las pagará el que lo haya interpuesto. por regla general. relativa a que no opera la caducidad en los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa por el mismo Juez o por otras autoridades. 1338. compensación. cuando la continuación del procedimiento debe esperar la respuesta a un planteamiento que deba resolverse de manera previa a la continuación del propio procedimiento. tal planteamiento puede realizarse a través del recurso de apelación. solicitando la continuación para la conclusión del mismo. los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa. cuando hayan transcurrido ciento veinte días contados a partir del día siguiente a aquel en que surta efectos la notificación de la última resolución judicial y no hubiere promoción de cualquiera de las partes dando impulso al procedimiento para su trámite. 1339 y 1345. en la parte que interesa. En la segunda instancia serán a cargo del apelante. entre otras.

sentencias interlocutorias o autos definitivos que pongan fin al juicio. Es de destacarse. tanto ordinarios como ejecutivos. procederá la apelación en ambos efectos: I. devolutivo y suspensivo. Respecto de sentencias interlocutorias o autos definitivos que pongan término al juicio. que si bien el recurso de apelación admitido sólo en efecto devolutivo no suspende la ejecución de la resolución impugnada." De las anteriores reproducciones se tiene: . .Que puede admitirse en un solo efecto.Artículo 1336. II. devolutivo. y. Respecto de sentencias definitivas.. en donde se suspende desde luego la ejecución de la resolución hasta en tanto cause ejecutoria. procede en ambos efectos respecto de sentencias definitivas." Artículo 1345. ." Artículo 1339. reforme o revoque las resoluciones del inferior que puedan ser impugnadas por la apelación. o sólo en el primero. Se llama apelación el recurso que se interpone para que el tribunal superior confirme. la alzada sólo se admitirá en el efecto devolutivo. Cuando la apelación proceda en un solo efecto no se suspenderá la ejecución de la resolución impugnada. cualquiera que sea la naturaleza de éste. En los juicios mercantiles. lo cierto es . . la apelación sólo se admitirá en efecto devolutivo.Que cuando la apelación sólo proceda en efecto devolutivo. La apelación puede admitirse en el efecto devolutivo y en el suspensivo. o en dos. ." Artículo 1338. . reforma o revocación de resoluciones dictadas por el inferior. En cualquier otra resolución que sea apelable.Que en los juicios mercantiles tanto ordinarios como ejecutivos.Que el recurso de apelación es aquel que tiene como finalidad la confirmación. hasta que cause ejecutoria.. a diferencia de cuando se admite en ambos efectos. . no se suspenderá la ejecución de la resolución impugnada. Si la apelación se admite en ambos efectos suspende desde luego la ejecución de la resolución.Que salvo las resoluciones antes referidas.

en la fracción VI. sino a aquellas que por su naturaleza trascendente deben ser resueltas antes de continuar el juicio. en tales condiciones. lo cual conduce a establecer que la interposición de una apelación en contra de una cuestión que debe resolverse de manera previa .que para determinar si su interposición interrumpe la caducidad de la instancia de conformidad con la hipótesis de excepción relativa a que no opera la caducidad en los casos en que es necesario esperar la resolución de una cuestión previa (fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio). debe señalarse que tal autonomía se limita al trámite. que la interposición del recurso de apelación admitido sólo en efecto devolutivo no suspende el procedimiento del juicio natural. sin embargo. pues tal resolución resultará necesaria para la prosecución del juicio natural hasta el dictado de la sentencia respectiva. pues cada uno tiene su propio camino. debe considerarse si lo que se planteó en éste fue una cuestión que debe resolverse de manera previa a la continuación del procedimiento. también lo es que la caducidad de la instancia no opera en tanto resulta necesario esperar a la resolución de una cuestión previa. Debe apuntarse que el Código de Comercio no contiene excepciones de previo y especial pronunciamiento que suspendan el procedimiento. al constituirse la materia de la apelación con el análisis de una cuestión previa en el juicio de primera instancia. su resolución tendrá un impacto directo en el procedimiento de éste. que incidirá directa e inmediatamente en el rumbo de éste y que tendrá gran impacto en el resultado final. para determinar si deja de operar la caducidad de la instancia mientras se resuelve un recurso de apelación admitido sólo en efecto devolutivo. Lo anterior no desconoce la autonomía de los procedimientos del juicio natural y el de apelación. a lo que hay que atender es a la naturaleza de la cuestión que el recurso debe resolver y no al efecto en que se admitió el mismo. si bien es verdad que el recurso de apelación admitido sólo en efecto devolutivo no suspende la ejecución de la resolución apelada. Así. por lo que al señalar el artículo 1076. Ahora. En otras palabras. debe entenderse que no se refiere a las de especial pronunciamiento. "cuestión previa". tan es así. pues la existencia del recurso de apelación deriva del juicio principal. por cuestión previa debe entenderse aquella que es trascendente para la debida consecución del procedimiento. que por constituir un elemento esencial del juicio debe ventilarse antes de que el mismo continúe.

de conformidad con lo establecido en la fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio. de hacer progresar el juicio hasta lograr el dictado de la sentencia. De manera ilustrativa. el auto que desecha la excepción de litispendencia. debe prevalecer con carácter de jurisprudencia el criterio sustentado por esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. por su propia naturaleza previa. con la interposición de dicho recurso dejará de operar la caducidad de la instancia. aquel en el que se impugna el auto en el que se desconoce el carácter de parte a un tercero con interés en el juicio (copropietario.a la continuación del procedimiento en el juicio principal. etcétera). es necesario esperar la resolución del recurso de apelación. pues la misma va referida a la naturaleza previa de lo que debe resolverse. en virtud de que la excepción relativa a que no opera la caducidad de la instancia en los casos que es necesario esperar una resolución de cuestión previa. heredero. Así las cosas. la apelación de alguna determinación que versa sobre una cuestión previa en el juicio natural. Ciertamente. revela la intención del apelante de impulsar el procedimiento. conexidad o acumulación de autos. Ciertamente. la mencionada excepción no encuentra justificación con el efecto en que se admita la apelación. revela la intención de impulsar el procedimiento. en los términos siguientes: . encuentra justificación precisamente en la necesidad de esperar la resolución de una cuestión que es trascendente para la debida continuación del juicio y que debe resolverse previamente a su continuación. por ser su materia una cuestión previa que debe resolverse antes de continuar el procedimiento. se puede concluir que cuando la materia del recurso de apelación esté constituida por el análisis de una cuestión que deba resolverse de manera previa a la continuación del procedimiento. En las relatadas condiciones. pues resultará necesario esperar la resolución del recurso que tenga como materia una cuestión trascendental para la debida consecución del juicio. pues ello podrá llevar a decretar la acumulación de autos para estar en posibilidad de integrar debidamente el procedimiento respecto a documentos o pruebas que obran en otro juicio. Lo anterior. sin que sea óbice que el recurso de apelación sólo se haya admitido en efecto devolutivo.

cuando la continuación del procedimiento debe esperar la respuesta a un planteamiento que deba resolverse con anterioridad. tal planteamiento puede realizarse a través del recurso de apelación.CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL.Sí existe la contradicción de tesis denunciada. pues la excepción referida encuentra justificación en la naturaleza previa de lo que debe resolverse. y si bien es cierto que cuando éste es admitido sólo en efecto devolutivo no se suspende la ejecución de la resolución impugnada.- . SEGUNDO. con la interposición del recurso de apelación cuya materia esté constituida por el análisis de una cuestión que deba resolverse previamente a la continuación del procedimiento dejará de operar la caducidad de la instancia. debe atenderse a la naturaleza de la cuestión que el recurso debe resolver y no al efecto en que éste se admitió. Por lo expuesto y fundado. en términos de lo dispuesto en el considerando séptimo de la presente ejecutoria. Así.El artículo 1076 del Código de Comercio establece como sanción por la inactividad procesal en los juicios mercantiles la caducidad de la instancia. el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito y el Cuarto Tribunal Colegiado del Octavo Circuito. los casos en que es necesaria la resolución de una cuestión previa. se resuelve: PRIMERO. también lo es que para determinar si su interposición constituye una excepción para que opere la caducidad de la instancia conforme a la hipótesis señalada (fracción VI del artículo 1076 del Código de Comercio). no así en el efecto en que aquél se admita. pues es necesario esperar la resolución de esa cuestión trascendental para la debida consecución del juicio. Ahora bien. y en su fracción VI prevé como excepción para que opere la mencionada sanción. es decir. NO OPERA CUANDO LA MATERIA DEL RECURSO DE APELACIÓN ADMITIDO SÓLO EN EFECTO DEVOLUTIVO ESTÁ CONSTITUIDA POR EL ANÁLISIS DE UNA CUESTIÓN QUE DEBE RESOLVERSE DE MANERA PREVIA. por lo que se refiere a los criterios sustentados por el Primer Tribunal Colegiado de Decimosegundo Circuito. sin que sea óbice que el recurso de apelación sólo se haya admitido en efecto devolutivo.

de conformidad con el considerando octavo de esta resolución. Sala. envíese testimonio de la presente resolución a los tribunales anteriormente señalados y. archívese el toca de la contradicción como asunto totalmente concluido. TERCERO.No existe la contradicción de tesis en relación con el criterio sustentado por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. Silva Meza y Olga Sánchez Cordero de García Villegas (ponente). y su Gaceta. S. Notifíquese.De conformidad con los artículos 195 y 197-A de la Ley de Amparo. CADUCIDAD. 1a. Juan N. Localizacion: 9a. que aparece en la parte final del último considerando de este fallo. por mayoría de tres votos de los señores Ministros: José de Jesús Gudiño Pelayo. [J]. Época. en contra del voto emitido por los señores Ministros: Sergio A.F. Así lo resolvió la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Valls Hernández y presidente José Ramón Cossío Díaz. 53. hágase la publicación y remisión correspondientes. EL AUTO QUE LA DECLARA EN SEGUNDA INSTANCIA ADMITE EL RECURSO DE REVOCACIÓN Y EL AMPARO . Pág. Abril de 2007. NO OPERA CUANDO LA MATERIA DEL RECURSO DE APELACIÓN ADMITIDO SÓLO EN EFECTO DEVOLUTIVO ESTÁ CONSTITUIDA POR EL ANÁLISIS DE UNA CUESTIÓN QUE DEBE RESOLVERSE DE MANERA PREVIA.J. Tesis: Número tesis: 172820 Rubro: CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL. CUARTO. en su oportunidad.Debe prevalecer con el carácter de jurisprudencia la tesis formulada por esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. XXV.

habida cuenta que la declaración de la ad quem en el sentido de que no procede el recurso de revocación en contra del auto que declaró la caducidad de la segunda instancia. paraliza la prosecución normal del juicio. dictada por la Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán. . lo da por concluido. CONSIDERANDO: SEGUNDO. AMPARO EN REVISIÓN 856/98. ya que tiene la característica de que sin resolver la controversia suscitada en el juicio de origen. y por ende. de que debió conocer un Tribunal Colegiado de Circuito en única instancia conforme al artículo 44. En la especie. dispone: "Cuando la Suprema Corte de Justicia o alguno de los Tribunales Colegiados de Circuito conozca de la revisión interpuesta contra la sentencia definitiva dictada en un juicio de amparo. en virtud de que se advierte que el caso a estudio se ubica en la hipótesis prevista en el artículo 94 de la Ley de Amparo. En efecto. por no haber dado cumplimiento oportunamente el Juez de Distrito o la autoridad que haya conocido de él conforme a lo dispuesto en el artículo 49. dictando las resoluciones que procedan.". CLARISA GRACIELLA BERDUGO CHALÉ (RECURRENTE: ARTURO NOH DÍAZ). el acto reclamado por la peticionaria de garantías.DIRECTO RESULTA IMPROCEDENTE (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE YUCATÁN). La resolución reclamada se ubica en la hipótesis a que se refiere el párrafo tercero del artículo 46 de la Ley de Amparo. ha lugar a dejar insubsistente la sentencia reclamada y en consecuencia asumir jurisdicción para resolver el juicio de amparo de que se trata.Resulta innecesario transcribir la sentencia recurrida así como los agravios expresados por el recurrente. lo constituye la resolución de fecha catorce de agosto de mil novecientos noventa y ocho (y no cuatro como erróneamente se señala en la demanda de amparo). el artículo 94 de la Ley de Amparo. mediante la cual declaró inadmisible el recurso de revocación interpuesto por la quejosa en contra del diverso auto que declaró la caducidad de la segunda instancia. la Suprema Corte de Justicia o el Tribunal Colegiado declarará insubsistente la sentencia recurrida y lo remitirá al correspondiente Tribunal Colegiado de Circuito o se abocará al conocimiento del amparo.

ni mucho menos resolver el juicio de amparo al efecto tramitado por carecer de competencia legal para ello. Tomo VI. se promoverá ante el Tribunal Colegiado de Circuito que corresponda. por disposición expresa del artículo 158 de la Ley de Amparo.De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 107. pues aun cuando en el inciso c) de dicho precepto no se haya asentado expresamente. a saber aquellas que sin decidir el juicio en lo principal. como se hizo en el inciso b). en los casos siguientes: (y enumera los incisos a). fracción V. párrafo primero. de la Ley de Amparo. el amparo contra sentencias definitivas o laudos y resoluciones que pongan fin al juicio. último párrafo. alcanza también a la citada materia. su procedencia respecto a resoluciones que ponen fin al juicio. PROCEDE CONTRA RESOLUCIONES QUE PONEN FIN AL JUICIO EN MATERIA CIVIL. sin necesidad de ordenar la tramitación del juicio de amparo directo respectivo. de lo que debe entenderse por resoluciones que ponen fin al juicio. ya que las actuaciones que integran el juicio de amparo . no debió conocer de la demanda de amparo promovida por Clarisa Graciella Berdugo Chalé. es dejar insubsistente la sentencia impugnada para enseguida dictar la resolución que en derecho corresponde. si se atiende a que contra la resolución que pone fin al juicio es procedente el juicio de amparo directo. lo dan por concluido y respecto de las cuales las leyes comunes no concedan ningún recurso ordinario por virtud del cual puedan ser modificadas o revocadas. es inconcuso que el Juez Tercero de Distrito en el Estado de Yucatán. dado que el párrafo primero de la fracción V se encuentra redactado en términos generales al expresar que el amparo contra sentencias definitivas o laudos y resoluciones que pongan fin al juicio. página 188.". sino también procede en materia civil. en agregar como actos susceptibles de ser reclamados en la vía de amparo directo las resoluciones que ponen fin al juicio. de la Carta Magna. debiendo tomarse en cuenta la definición que da el artículo 46. b). se promoverá ante el Tribunal Colegiado de Circuito que corresponda. Primera Parte. que dice: "AMPARO DIRECTO. asentándose únicamente que procede en contra de sentencias definitivas. ello no significa que la procedencia del juicio de amparo en materia civil no haya sufrido modificación alguna pues la reforma a dicho precepto constitucional. no sólo cuando se trate de materia administrativa. c) y d) dentro de los que se encuentra la materia civil). lo que procede. como ya se dijo. que consistió entre otras.Luego. publicada en la Octava Época del Semanario Judicial de la Federación. En consecuencia. y de la tesis de jurisprudencia que resolvió la contradicción de tesis 3/90.

seguido ante el Juez de Distrito resultan aptas y suficientes para analizar la legalidad o ilegalidad del acto reclamado. En apoyo de lo expuesto se cita la tesis del Segundo Tribunal Colegiado del Sexto Circuito, que este tribunal comparte, visible en la Octava Época de la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Tomo 55, julio de 1992, página 50, que dice: "AMPARO RESUELTO POR UN JUEZ DE DISTRITO DEL QUE DEBIÓ CONOCER EL TRIBUNAL COLEGIADO EN AMPARO DIRECTO.De conformidad con lo dispuesto en los artículos 44 y 94 de la Ley de Amparo, cuando un Tribunal Colegiado conoce del recurso de revisión interpuesto contra una resolución dictada por el Juez de Distrito en un juicio de amparo que debió conocerse en única instancia, procederá a declarar insubsistente la sentencia recurrida y, de existir en autos los elementos indispensables para conocer de la constitucionalidad o inconstitucionalidad del acto reclamado, se abocará al conocimiento de los conceptos de violación que hizo valer la quejosa ante el Juez del conocimiento dictando la resolución que proceda, sin que exista necesidad de ordenar nueva tramitación en forma de amparo directo.". TERCERO.En este orden de ideas, conviene transcribir la resolución reclamada, que es del tenor siguiente: "Mérida, Yucatán, a catorce de agosto de mil novecientos noventa y ocho.Vistos: tiénese por presentada a Clarisa Graciella Berdugo Chalé, interponiendo el recurso de revocación en contra del auto de fecha veinticinco de junio del año en curso; en virtud de que el artículo 364 del Código de Procedimientos Civiles del Estado dispone que las sentencias no pueden ser revocadas por el tribunal que las dicta, y por cuanto el mencionado auto impugnado es equiparable a una sentencia ya que sus efectos son los de poner fin a esta segunda instancia, con fundamento en el mencionado precepto legal, declárase que no ha lugar a admitirse, ni se admite, el mencionado recurso de revocación; por no ser el medio de impugnación idóneo para combatir esa resolución. Notifíquese y cúmplase.". CUARTO.-

Por su parte, la quejosa expresó los siguientes conceptos de violación: "Primero. Se violan en mi perjuicio las garantías consignadas en los artículos 14 y 16 constitucionales que establecen las garantías de seguridad jurídica y del debido proceso legal, toda vez, que la autoridad señalada como responsable, en forma por demás indebida, decretó la caducidad de la instancia respecto del recurso de apelación hecho valer por la suscrita en contra de la sentencia definitiva de fecha 16 de enero del año en curso, equiparando dicha caducidad al rango de una sentencia, resultando que dicha resolución es violatoria de las normas constitucionales señaladas con anterioridad, ya que de una minuciosa lectura del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Yucatán, fácilmente se puede apreciar, que no existe precepto legal alguno en que se señale, que la caducidad de la instancia sea equiparable a una sentencia, de lo que se desprende que el recurso de revocación hecho valer por la suscrita es totalmente procedente, máxime si tomamos en consideración que lo que sugiere la responsable es la utilización del juicio de amparo como medio idóneo para la impugnación de dicha resolución, siendo el caso que como es de explorado derecho conocido, este juicio, es un procedimiento totalmente independiente al recurso de apelación interpuesto, de lo que se desprende que el mismo no puede ser tomado como un medio de impugnación, como erróneamente lo señala la responsable.Asimismo, del detallado estudio en el Código de Procedimientos Civiles del Estado de Yucatán, en su capítulo correspondiente a la sentencia, con gran facilidad, se puede observar, que el mismo única y exclusivamente se ocupa de detallar qué se entiende por sentencia definitiva y sentencia interlocutoria, pero en ningún numeral, hace mención que la caducidad de la instancia sea equiparable a una sentencia ya sea ésta definitiva o bien interlocutoria, según el caso de que se trate.Segundo. También se viola en mi perjuicio el artículo 55, fracción II, del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Yucatán, por la falta de aplicación por parte de la autoridad responsable de dicho precepto, ya que como su Señoría podrá constatar de los informes justificados que rendirá en su oportunidad la propia responsable, la quejosa en tiempo y forma, se presentó ante dicha autoridad a continuar mi recurso de apelación precisamente con mi escrito de expresión de agravios, cumpliendo con esto con todas las promociones a mi cargo, demostrando así, el interés de mi parte por continuar con el recurso interpuesto, además que de dicho escrito de expresión de agravios se dio vista a la contraparte, para que en el término de 3 días manifestara lo que a su derecho conviniera, siendo el caso, que únicamente

quedó pendiente el dictado de la resolución por parte de la responsable, por causas totalmente ajenas a la amparista.Tercero. Igualmente se viola en mi perjuicio lo establecido por el artículo 381 del Código de Procedimientos Civiles del Estado, ya que, conforme a lo que el mismo señala, claramente se puede observar que, la suscrita en ningún momento perdió el interés jurídico, respecto al recurso interpuesto ante la autoridad responsable, prueba de ello es que, en tiempo y forma me presenté ante dicha autoridad a continuar mi recurso, precisamente con mi escrito de expresión de agravios, de los cuales se dio vista a la contraria por el término de 3 días, para que manifestara lo que a su derecho conviniera, y que conforme al citado numeral, el hecho que dicha parte no manifestara nada, no es causa suficiente para que la misma autoridad decretara la caducidad de la instancia, ya que no existe dispositivo legal alguno, en el que se señale, que la hoy quejosa tuviera obligación para acusar ante dicha responsable la rebeldía en que incurrió mi contraparte, al no dar contestación a los agravios expresados por la quejosa. De lo anterior y conforme a lo preceptuado por el numeral ya invocado en líneas anteriores, se puede vislumbrar que, al no darse la contestación respectiva a los agravios expresados por la suscrita, la autoridad responsable, debió de oficio señalar día y hora para que tuviera lugar la audiencia de alegatos correspondiente, a través de la cual se debió citar a las partes para oír la respectiva sentencia, cosa que como su Señoría podrá observar, no ocurrió.Así las cosas, como ya se manifestó anteriormente, la autoridad responsable, actuó de manera por demás arbitraria, al pasar por alto lo dispuesto en el ya citado artículo 381 del Código de Procedimientos Civiles del Estado, pues como repito, en ningún precepto legal del citado ordenamiento se señala que la suscrita estuviera obligada a impulsar el recurso, con alguna actuación posterior al escrito de expresión de agravios, para que la responsable, estuviera en condición de dictar la sentencia correspondiente.". QUINTO.Es esencialmente fundado el primer concepto de violación alegado por la quejosa. Ciertamente, el artículo 368 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Yucatán, establece: "De los decretos y autos de los tribunales de apelación, aun de aquellos que dictados en primera instancia serían apelables, pueda

aun cuando se trata de una resolución que pone fin al juicio. atento a los razonamientos vertidos. pues se ubica en la hipótesis a que dicho numeral se refiere. por tanto. que dieron origen a la formación de la tesis visible en la Novena Época del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. habida cuenta que si bien es verdad que la ad quem al emitir la resolución que se reclama. En la especie. página 608. En consecuencia. en contra de dicho auto sí es procedente el medio de defensa de que se trata. si la determinación de la ad quem de declarar la caducidad de la segunda instancia se encuentra contenida en un auto que pone fin al juicio.".Es improcedente el amparo directo promovido contra una resolución que declara la caducidad en segunda instancia toda vez que. es revocable. EL AUTO QUE LA DECLARA EN SEGUNDA INSTANCIA ADMITE EL RECURSO DE REVOCACIÓN Y EL AMPARO DIRECTO RESULTA IMPROCEDENTE (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE YUCATÁN). que se admitirá y tramitará en la forma establecida en este capítulo.".pedirse revocación. por Landy Beatriz Pérez Espadas y José Emilio Alvarado Pacheco. Luego. pues como ya se vio. Así lo sostuvo este Tribunal Colegiado. la vía constitucional directa resulta improcedente en términos del artículo 73. que dice: "CADUCIDAD. no cabe sino concluir que fue incorrecta la decisión de la Sala del conocimiento en el sentido de declarar inadmisible el recurso de revocación interpuesto por la quejosa en contra del auto que declaró la caducidad de la segunda instancia. Tomo IV. fracción XIII. al resolver por unanimidad de votos los amparos directos 133/96 y 108/96. adujo que el auto que declaró la caducidad de la . septiembre de 1996. se encuentra contenida en un auto como lo es el de fecha veinticinco de junio de mil novecientos noventa y ocho (foja 20). respectivamente. admite el recurso de revocación previsto en el artículo 368 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Yucatán y. promovidos. la resolución emitida por la Sala responsable en el sentido de decretar la caducidad de la segunda instancia por haberse dejado de actuar por más de tres meses en el toca de apelación respectivo. conforme a lo estipulado en el artículo 368 ya transcrito. si no se agotó este medio de defensa. que aunque no resuelve la controversia suscitada en el juicio sí lo da por concluido. es evidente que el mismo. de la Ley de Amparo.

SEGUNDO. para el efecto de que la Sala responsable deje insubsistente la resolución que se reclama y siguiendo los lineamientos establecidos en esta ejecutoria. se hace una relación de la contestación de la demanda y de las pruebas ofrecidas. se consigna el valor de éstas. Materia Común. del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1995. y con plenitud de jurisdicción resuelva respecto del mismo lo que en derecho corresponda. y se exponen los razonamientos y fundamentos legales aplicables al caso.segunda instancia es equiparable a una sentencia y por tanto inimpugnable. al resultar fundado uno de los conceptos de violación expresados por la impetrante de garantías. en el caso no se está en presencia de una sentencia. contrariamente a lo estimado por la Sala. este tribunal no comparte el criterio anterior porque lo que prohíbe el artículo 364 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Yucatán es que los tribunales revoquen sus propias sentencias. considerando ésta como el documento en que se consigna el resultado de las actuaciones. dicho medio de defensa. sin necesidad de abocarse al estudio de los restantes. se resuelve: PRIMERO. publicada en la página 113 del Tomo VI. Por lo expuesto y fundado. 94. procede conceder a la quejosa el amparo y protección de la Justicia Federal que solicita. bajo el rubro: "CONCEPTOS DE VIOLACIÓN. conteniendo los puntos resolutivos de condena o absolución. 158 y demás relativos de la Ley de Amparo. se deja insubsistente la sentencia dictada por el a quo con fecha seis de octubre de mil novecientos noventa y ocho. fracción IV. de conformidad con lo dispuesto en la tesis de jurisprudencia 168.Con motivo de la incompetencia del Juez Tercero de Distrito en el Estado de Yucatán para conocer y resolver respecto del juicio de amparo indirecto promovido por Clarisa Graciella Berdugo Chalé. 85. era procedente. y por ser ésta la naturaleza del acto impugnado a través del recurso de revocación. Consecuentemente.".- . emita otra en la que admita a trámite el recurso de revocación interpuesto por la promovente del amparo. 86. con apoyo además en los artículos 83. sino que se está en presencia de una resolución que dio por concluido el juicio. CUÁNDO SU ESTUDIO ES INNECESARIO. sin embargo. empero. en contra del acto reclamado de la Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán. fracción II. tal como lo previene el artículo 347 del ordenamiento procesal invocado.

Época. Notifíquese como corresponda. Monroy Gómez y Raquel Aldama Vega. 1161. Pablo V. T. . ENTRE LAS SUSTENTADAS POR EL PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO Y EL TERCER TRIBUNAL COLEGIADO AMBOS EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO. consistente en la resolución de fecha catorce de agosto de mil novecientos noventa y ocho.C. decide conceder a Clarisa Graciella Berdugo Chalé. X. devuélvanse los autos al lugar de su origen y en su oportunidad archívese el expediente. para los efectos precisados en la última parte del considerando quinto de esta ejecutoria.J. siendo ponente el primero de los nombrados. LA INTERRUMPE EL ACUERDO QUE MANDA HACER SABER A LAS PARTES LA NUEVA INTEGRACION DEL TRIBUNAL (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). el amparo y protección de la Justicia Federal que solicita en contra del acto reclamado de la Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán. Octubre de 1999. [J].Con apoyo en el artículo 94 de la Ley de Amparo. S.C. Tesis: Número tesis: 193044 Rubro: CADUCIDAD.. anótese. este Tribunal Colegiado.F. y su Gaceta. Pág. EL AUTO QUE LA DECLARA EN SEGUNDA INSTANCIA ADMITE EL RECURSO DE REVOCACIÓN Y EL AMPARO DIRECTO RESULTA IMPROCEDENTE (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE YUCATÁN). con testimonio de esta resolución. Así por unanimidad de votos. dictada en el toca 510/98. Localizacion: 9a. abocándose al análisis de la cuestión debatida. que integran los Magistrados Paulino López Millán. CONTRADICCION DE TESIS 37/92. lo resolvió el Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Cuarto Circuito. CADUCIDAD.

de una posible contradicción entre tesis que en amparos en materia civil. porque en dicho acuerdo se citó de nueva cuenta para dictar sentencia. SEGUNDO.. y que como con acierto lo sostuvo el ad quem. que en lo relativo es del tenor literal siguiente: "III. sirven para interrumpir el término de la caducidad. por el también entonces Tribunal Colegiado de este Circuito. En efecto. por quedar comprendidas dentro de la palabra `todo' que aparece en la definición de promoción contenida en el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. es legalmente competente para conocer y resolver la posible contradicción de tesis que denuncia el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. y que este término fue insuficiente para decretar la caducidad en primera instancia. era evidente que del dos de diciembre de mil novecientos ochenta y dos. sólo transcurrieron doscientos noventa y ocho días naturales. lo cual activó el procedimiento sin lugar a dudas. resultando aplicable la tesis . en términos del artículo 198 del código precitado. con base en la sentencia dictada en el diverso amparo número 835/7l. mediante el cual se mandó hacer saber a las partes los nuevos integrantes del juzgado (foja 103 del amparo). día anterior al dictado de aquel acuerdo. al veinticinco de septiembre siguiente. por tratarse en el caso a estudio. las partes tuvieron oportunidad de recusar con causa a aquellos funcionarios.Son substancialmente fundados. puesto que por virtud de ella. de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. y que así las cosas.. constituía una actuación judicial que interrumpió la perención.Esta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. el auto pronunciado el veintiséis de septiembre de mil novecientos ochenta y tres. sustentan dos Tribunales Colegiados de Circuito. en razón de que impulsó el procedimiento. confirmada en el toca de revisión principal número 124/72. fallado el doce de febrero de mil novecientos ochenta y siete. los anteriores agravios.. con apoyo en el artículo 26 fracción XI. en su orden. por el entonces Juez Cuarto de Distrito en este Estado.El Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. pero inoperantes. que las actuaciones judiciales que tiendan a impulsar la secuela del procedimiento. por el juez natural. y además. el juez de Distrito no procedió conforme a derecho al considerar. día siguiente al de la celebración de la audiencia (foja 102 del amparo). a continuación se transcriben: Amparo en revisión 140/86. dictó las resoluciones que.CONSIDERANDO: PRIMERO.

salvo los casos de fuerza mayor o cuando se trate de la ejecución de una sentencia firme. publicada en la Primera Parte del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. aunque fundado. no así con las actuaciones dictadas por un órgano jurisdiccional. se estableció la no contradicción entre la fracción XIV del artículo 107 constitucional. mediante la cual a la Sala responsable confirmó el acuerdo en que su inferior en grado se negó a decretar la caducidad en el juicio natural.jurisprudencial bajo el número 111 y rubro `SOBRESEIMIENTO EN EL AMPARO POR FALTA DE PROMOCION. ésta no puede ser interpretada en forma autónoma. en que por acuerdo de veinte de febrero de mil novecientos ochenta y dos (foja 86 del amparo).'. con lo cual se denota ampliamente su inaplicabilidad. tendientes a proseguir la secuela legal del procedimiento. ahora revisionistas. que es lo que en la especie interesa. LOS ACTOS PROCESALES INTERRUMPEN EL TERMINO RESPECTIVO'. Se arriba a la anterior conclusión en primer lugar. pues no debe perderse de vista que la resolución reclamada. jurídicamente hablando. no así con el dictado de acuerdos. como lo es: `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento. equivale a la indicación de que la apuntada caducidad es interrumpible mediante la presentación de promociones que tiendan a impulsar el procedimiento. de parte legitimada. pues aun cuando en la transcripción de mérito se contiene la palabra `todo'. porque como justamente lo sostienen las quejosas. El abandono en la segunda instancia sólo da lugar a la pérdida del recurso y a la devolución de los autos. sino además.. Sin embargo. interpretada jurídicamente. no sólo se fundó en que existió un proveído que interrumpió la mencionada caducidad. lo cual quedó debidamente decidido en el párrafo inmediato anterior.. editado en mil novecientos setenta y cinco. lo anterior. únicamente puede interrumpirse mediante la presentación de promociones. y la fracción V del artículo 74 de la Ley de Amparo. la caducidad prevista por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. . y en segundo lugar. dado que la literalidad del apuntado numeral que en su parte conducente es del tenor siguiente: `Se tendrá por abandonado un juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos sesenta días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en la segunda. y esta expresión. porque en la tesis jurisprudencial en que el a quo fundó su fallo. mas no interpretación alguna con respecto del apuntado artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles local. resulta insuficiente para otorgarle a las peticionarias de garantías la protección constitucional que solicitan. sino en relación con la totalidad de la expresión de la cual forma parte. no permite razonar en contrario. Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento'. pues su literalidad no da margen a opinar en forma distinta.

y esta consideración se encuentra ajustada a derecho. que el agraviado reclamó en su demanda de garantías. lo que obliga a este órgano colegiado a examinarlos. cuando no se activan los incidentes tramitados dentro del mismo (fojas 4 y 5 del amparo). segundo. cuyo estudio se hace en forma conjunta por la íntima relación que existe entre los mismos. mediante el cual se resolvió el recurso de revocación interpuesto en contra del auto que declaró la caducidad de la . se suspendió expresamente el procedimiento en lo principal (sin que se hubiese ordenado su reanudación).debido a la interposición de un incidente de nulidad. las cuales tienen eficacia probatoria plena de acuerdo con lo preceptuado por los artículos 129 y 202 del Código Federal de Procedimientos Civiles aplicado supletoriamente a la Ley de Amparo. La sentencia de fecha veintisiete de enero de mil novecientos ochenta y nueve. jurídicamente hablando.". como aconteció en la especie. y que por tanto. fracción I. pues contrariamente a lo que se aduce en los párrafos primero. mismos en los que se dan los lineamientos para que se actualice la caducidad.. y por ende. que este precepto legal contempla únicamente a los casos de fuerza mayor o de ejecución de una sentencia firme. es de que no se acumulen indefinidamente los negocios en los tribunales. son infundados. en su carácter de autorizado para oír notificaciones del quejoso Guadalupe Guzmán Pelayo. cuarto y quinto del capítulo de conceptos de violación de la demanda de garantías cuyo estudio fue omitido por el a quo. atento a lo dispuesto por el artículo 91.Los agravios expresados por José Luis Delgadillo López. fácilmente se advierte que esta figura jurídica sólo se surte en relación con la tramitación normal de un juicio. no es posible que transcurra el término de inactividad procesal. En efecto. de la recta interpretación de los transcritos párrafos segundo y tercero del precitado artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. acerca de que la finalidad de la caducidad establecida por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. como impeditivos para declarar de oficio la caducidad. lógica y jurídicamente no podía operar la caducidad (foja 40 del amparo). en su parte relativa reza: "III. dictada en el amparo en revisión número 391/88. tercero. el veintinueve de junio de mil novecientos ochenta y ocho. sino que rápidamente sean terminados en beneficio de las partes y de la administración de justicia.. del examen a las constancias que se remitieron a este tribunal para substanciar el recurso. en el toca número 884/87. se infiere. necesario para decretar la caducidad de referencia. de la Ley de Amparo. y que es evidente que el aludido numeral sanciona la inercia o falta de interés en que se concluya el procedimiento en un juicio. al estar interrumpida ésta.. el acuerdo dictado por la Tercera Sala del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco.

El Juez Segundo de Distrito en Materia Civil en el Estado de Jalisco. es decir. porque consideró que los conceptos de violación resultaron infundados ya que la responsable atinadamente estableció. su escrito agregado a fojas 21 y 22 en el toca de apelación. categóricamente preceptúa: `Se tendrá por abandonado un juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos sesenta días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en segunda. del acuerdo que recae a la última promoción.. únicamente puede interrumpirse . toda vez que. pues una correcta interpretación del artículo 29 del Enjuiciamiento Civil del Estado de Jalisco.La caducidad prevista por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. no se encuentra ajustada a derecho. ya existen precedentes emitidos por este Primer Tribunal Colegiado. `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento'. que en lo conducente reza: `CADUCIDAD (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). Estas argumentaciones carecen de fundamento. que la caducidad de la instancia se produce por falta de promoción de los litigantes y no. según el revisionista. ya sea por boletín judicial o personalmente. porque el término para que opere la caducidad de la instancia se empieza a contar a partir de la notificación que legalmente se hace a los interesados. continúa argumentando el recurrente. pues la caducidad opera de pleno derecho. Determinación que. Lo que significa. Además.instancia. sin que para ello sea necesario pedimento de la parte a quien beneficia y las promociones posteriores no pueden dejarla sin efecto. el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles de la Entidad. la tesis invocada por el juez de Distrito no está debidamente razonada.. por el simple transcurso del tiempo e inactividad de los contendientes. cuya sinopsis puede consultarse en las páginas 434 y 435 del tomo relativo a la Tercera Parte.. porque no se puede interrumpir un término concluido ni revivir un acto consumado. el impulso del mismo corresponde a las partes y no al juzgador. Es claro entonces. que el término para que opere la caducidad de la instancia comienza a correr desde el día siguiente a la fecha en que se presenta la última promoción de las partes. debe ser tomada en cuenta por el tribunal. es el que la promoción debe tomarse como tal cuando se encuentre agregada al juicio y no antes de acordarse. negó el amparo y protección de la justicia federal. Sobre el particular. que el término para que opere la caducidad en segunda instancia empezó a contar un día después del en que presentó el ahora quejoso. el procedimiento civil es de carácter dispositivo y no inquisitivo. pronunciado el dieciséis del mismo mes y año por la propia Sala. por la inactividad del órgano jurisdiccional. del Informe correspondiente al año de 1987. independientemente de que ésta haya sido acordada o no. ya que. y una vez consumada.

el Tribunal de alzada estaba obligado a disertar al respecto. Desde esta fecha. sin que fuese obstáculo que. de acuerdo con lo preceptuado en el último párrafo del artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Jalisco. o no.mediante la presentación de promociones de parte legitimada. por ello. resuelto el veinte de octubre de mil novecientos ochenta y ocho. pues aun cuando en el precepto de mérito se precisa `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento. Igualmente. con mayor razón debe examinarse cuando se encuentra controvertida. atento a que . el estudio de la caducidad de la instancia debe realizarse de oficio y. la palabra `todo'. De esta suerte.. y esta expresión interpretada jurídicamente. Guadalupe Guzmán Pelayo. porque precisamente es el ad quem a quien atañe examinar y resolver las cuestiones omitidas en la sentencia de primer grado. según consta a fojas 21 y 22 del toca de apelación. que el juez de Distrito atinadamente declaró que el Tribunal de alzada estuvo en lo justo al decretar la caducidad y el revisionista no tiene razón al afirmar lo contrario. cuya resolución.'. no así el dictado de acuerdos. transcurrieron ciento noventa y seis días naturales. debe confirmarse la resolución impugnada que negó el amparo y protección de la justicia federal al quejoso". es incuestionable. fue el escrito presentado por el recurrente. hoy quejoso. Ahora bien. no permite razonar en contrario. el amparo directo número 451/87. si así procede. equivale a la indicación de que la apuntada caducidad es interrumpible mediante la presentación de promociones de esa parte legitimada que tiendan a impulsar el procedimiento. Esto. sino en relación con la totalidad de la expresión de la cual forma parte. el día tres de diciembre de mil novecientos ochenta y siete. jurídicamente hablando. pues su literalidad no da margen a opinar en forma distinta'. no puede ser interpretada en forma autónoma. sin que se hubiere allegado algún escrito tendiente a impulsar la secuela del procedimiento. En tal virtud. tendientes a proseguir la secuela legal del procedimiento. en que se declaró la perención de la instancia por la ad quem. como dicho tribunal alega. no así con las actuaciones dictadas por un órgano jurisdiccional. dado que la literalidad del apuntado numeral. en el caso.. un lapso de tiempo mayor al que establece la ley para que se produzca la caducidad. Asiste razón a la parte quejosa al afirmar que. la última gestión realizada por las partes.. como de lo actuado no se infiere alguna violación manifiesta de la ley que dejara indefenso al recurrente y se esté en el caso de suplir los agravios deficientes. en términos de la fracción VI del artículo 76 bis de la ley de la materia. dice: ". o sea. en lo que interesa.. al dieciséis de junio de mil novecientos ochenta y ocho. el a quo omitiera analizar la cuestión y pronunciarse sobre si operó. ante lo infundado de los motivos de inconformidad.

cada juicio conserva su autonomía. sin perder de vista que. como deja entrever la peticionaria de garantías. de acuerdo con el artículo 29 del Enjuiciamiento Civil local. no impulsan el procedimiento del o de los demás. que en el juicio civil sumario promovido por Fernando Najar de la Peña en contra del hoy finado Santiago Velázquez Anguiano.En el sistema procesal en que no existe reenvío. cuyo tenor es el siguiente: `CADUCIDAD. el dictado de acuerdos es inepto para interrumpir el término legal establecido por el propio precepto. Así. Cabe resaltar además. por su Presidente. (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). al finalizar el año de mil novecientos ochenta y siete. para que opere la caducidad. pues aun cuando en el precepto de mérito se .. el acumular dos o más expedientes no conlleva a establecer la existencia de una sola causa. no así con el dictado de acuerdos. inserta en la página 107. tendientes a proseguir la secuela legal del procedimiento. Al respecto. así como los acuerdos relativos.La caducidad prevista por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. pues en esa promoción la aquí quejosa formuló operaciones de inventario y avalúo que. Cuarta Parte. así como un escrito presentado por Najar de la Peña el cuatro de julio de mil novecientos ochenta y cinco. sin limitarse a ordenar al inferior que las subsane. e implícitamente lo estimó infundado por considerar. indiscutiblemente. es inconcuso que las promociones dirigidas a uno de los juicios acumulados. no permite razonar en contrario. impreso con el número 6 en las páginas 434 y 435. que pese a la afirmación de la responsable en el sentido de que el primer agravio era inatendible. únicamente puede interrumpirse mediante la presentación de promociones de parte legitimada.no existe reenvío en la apelación.. porque debe corregirlas por sí mismo'. puesto que el expediente relativo se acumuló al juicio sucesorio a bienes del segundo. En esa tesitura. Lo anterior. no operó dicha figura jurídica. dado que la literalidad del apuntado numeral. lo cierto es que razonó sobre él. el tribunal de apelación debe examinar y resolver. del Informe rendido a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sin embargo. ni la promoción que lo provocó interrumpieron el término de caducidad que corría en el juicio civil sumario. Tercera Parte. del último Apéndice al Semanario Judicial de la Federación que a la letra dice: `APELACION. las cuestiones indebidamente omitidas en la sentencia apelada. con plenitud de jurisdicción. por esa razón. sólo atañen al juicio sucesorio (folios 509 y 506 a 508). dado que no se trata de una fusión y. se reitera el criterio sostenido por este Tribunal. reclamadas en los agravios. Cobra aplicación exacta al caso la jurisprudencia número 41. ni el proveído de agosto veintiuno de mil novecientos ochenta y cuatro. y se formó una sola pieza en la cual obra agregado un proveído de agosto veintiuno de mil novecientos ochenta y cuatro. FACULTADES DEL TRIBUNAL DE.

si las partes no promueven durante ciento ochenta días naturales. Amparo directo número 697/88. por haber transcurrido más de un año. S. apoderado de la tercera perjudicada `Inversiones Adriana'. se requiere el transcurso de trescientos sesenta días". Que por promoción.A. no así con las actuaciones dictadas por un órgano jurisdiccional. deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento. Ahora bien. para operar esa figura jurídica. sino en relación con la totalidad de la expresión de la cual forma parte.. Unanimidad de votos. pues su literalidad no da margen a opinar en forma distinta. es claro que el término necesario para surtirse la caducidad de la instancia transcurrió con exceso. Secretario: Gabriel Montes Alcaraz'. Entonces. y no fue sino hasta julio cuatro de mil novecientos ochenta y cinco cuando el actor. resuelto el veintisiete de octubre de mil novecientos ochenta y ocho. Ahora bien. Fernando Najar de la Peña. Amparo en revisión 509/86. la palabra `todo'. compareció a solicitar se dictara la sentencia correspondiente al referido juicio sumario (folios 214 y 538). el veinticuatro de septiembre de mil novecientos ochenta y siete . pues no tiene razón al manifestar.. preceptúa que se tendrá por abandonado un juicio en segunda instancia y por perdido el recurso. se advierte que la última promoción que se hizo ante el tribunal de segunda instancia para continuar con la substanciación del recurso de apelación. que en su parte conducente dice: "Los conceptos de violación vertidos por María de Jesús Arzate viuda de Carreón son infundados. como en la especie sucede. fue en febrero trece de mil novecientos ochenta y cuatro cuando se ordenó la acumulación del juicio sumario número 171/79 al juicio sucesorio número 93/83. del examen a las constancias que se remitieron a este Colegiado en vía de informe. no puede ser interpretada en forma autónoma. la apuntada caducidad es interrumpible mediante la presentación de promociones de esa parte legitimada que tiendan a impulsar el procedimiento. y esta expresión interpretada jurídicamente. puesto que el preinvocado artículo 29 preceptúa que. las cuales tienen eficacia probatoria plena al tenor de los artículos 129 y 202 del Código Federal de Procedimientos Civiles aplicado supletoriamente a la Ley de Amparo por tratarse de documentales públicas.precisa `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento. es el escrito que fue presentado por la parte apelada Celia Macías de Estrada. equivale a la indicación de que. En efecto. 22 de mayo de 1987. que el Tribunal de Segundo Grado declaró indebidamente la caducidad de la instancia. de encontrarse el negocio en primera instancia.'. Rodolfo Equiarte Vázquez. Ponente: José Antonio Llanos Duarte. el artículo 29 del Enjuiciamiento Civil del Estado de Jalisco. jurídicamente hablando.

en su parte final establece: `La caducidad será declarada de oficio por el Tribunal'. Desde esta fecha hasta el día en que se pronunció la sentencia definitiva por la ad quem. sin que para ello se requiera petición de la parte a quien beneficia. apelante y apelada. del Semanario Judicial de la Federación. previa comprobación de que no hubo promoción de dicha parte para impulsar la secuela legal del procedimiento en la etapa de su segunda instancia.. dentro del término señalado por la fracción IV del artículo 135 (aumentando si se está en la hipótesis del artículo 132) del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. es indudable. No obsta para llegar a la conclusión que antecede. el cual se proveyó en auto del cinco de octubre del año próximo pasado y. por tanto. esto es. De esta suerte. indefectiblemente es obligación de la Sala responsable resolver sobre esa situación procesal consumada. que opera de pleno derecho. toda vez que la caducidad de la instancia es una institución de . para el ejercicio de sus derechos respecto a si debiera o no ser declarada la perención de la instancia y tener la absoluta seguridad de la existencia o inexistencia de algunos de los dos únicos casos de excepción que impedirían al Tribunal declarar de oficio la caducidad de la instancia. consignado en la página 73. CONSUMADA LA. el día siete de ese mes. Séptima Epoca. sino por el contrario. En apoyo a estas consideraciones. que en el caso de que se trata. el dieciséis de junio de mil novecientos ochenta y ocho. porque el citado artículo 29 no contempla ninguna excepción al respecto. transcurrieron doscientos cincuenta y cinco días naturales sin que se hubiere realizado alguna promoción encaminada a impulsar la secuela procesal. (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). la circunstancia de que se hubiere citado a las partes para sentencia. Cuarta Parte.(fojas 20 a 25 de los autos del toca). transcurrió en exceso el término de ciento ochenta días que establece el Código de Procedimientos Civiles de la Entidad para que se produzca la caducidad de la segunda instancia. del tomo correspondiente a los volúmenes 151-156.Transcurrido con exceso el término de ciento ochenta días hábiles a que se refiere el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco desde la última promoción del apelante en la segunda instancia del juicio ordinario civil. DEBE EL TRIBUNAL DECLARARLA DE OFICIO. y de oír a las partes. cabe invocar el precedente de la Tercera Sala de al Suprema Corte de Justicia de la Nación. y al no obrar así incurre en violación de la garantía constitucional de legalidad tipificada en el artículo 16 de la Ley Fundamental de la República por falta de aplicación del citado artículo 29'. se notificó a los litigantes. que a la letra dice: `CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. la Sala responsable al hacer la declaración correspondiente sólo apeló al texto mismo de la ley y la quejosa se equivoca al afirmar lo contrario. lo que es perfectamente explicable.

de acuerdo con lo establecido por el artículo 29 del Código Adjetivo Civil de la localidad.. No es racional. en donde se hace saber a los litigantes la nueva integración de la Sala. deben hacer su promoción. que un juicio en el que no se ha promovido por mucho tiempo. dado que la literalidad del apuntado numeral. para no incurrir en la caducidad de la instancia. En tal virtud. que en su parte . cuya parte conducente se transcribe a continuación: "V. En efecto. resuelto el dieciocho de noviembre de mil novecientos ochenta y ocho. los juicios que permanecen inmóviles durante meses y años en los archivos de los juzgados. no son solamente un estorbo material y un problema para la administración de justicia. Juicio de amparo directo número 111/88. ya que a la sociedad y al Estado les interesa que no haya litigios. o por lo menos. AUN HABIENDOSE CITADO PARA SENTENCIA. En cuanto a este punto.Son infundados los conceptos de violación. sino que también afectan al orden social por la situación de inseguridad o incertidumbre que causan. tampoco son aptos para interrumpir la caducidad de la instancia..Aun estando citados los interesados para sentencia. presentar escritos solicitando que se dicte la sentencia respectiva'. debe negarse el amparo solicitado". no así con el dictado de acuerdos. perteneciente a la Quinta Epoca del Semanario Judicial de la Federación. se arriba a dicha consideración. en términos de la fracción VI del numeral 76 bis de la ley de la materia. la caducidad prevista por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. tendientes a proseguir la secuela legal del procedimiento. pues todo juicio es un trastorno en el orden social y económico. no beneficia a la amparista. cuya sinopsis es del tenor literal siguiente: `SE DEBE PRESENTAR ESCRITO SOLICITANDO SE DICTE SENTENCIA PARA IMPEDIR LA CADUCIDAD. se active el día menos pensado para causar nuevos gastos e inestabilidad jurídica. en primer lugar. pues tales decretos no tienen la calidad de promociones allegadas por las partes que tiendan a impulsar la secuela procesal. porque como justamente lo sostiene el tribunal responsable. por tanto. El hecho de que la responsable haya dictado las resoluciones del cinco de enero y diecinueve de mayo de mil novecientos ochenta y ocho. es decir. que se reduzcan al menor número posible. únicamente puede interrumpirse mediante la presentación de promociones de parte legitimada. cuyo expediente ha permanecido guardado durante varios años. ante lo infundado de los conceptos de violación. como de lo actuado no se infiere alguna violación manifiesta de la ley que dejara indefensa a la agraviada y se esté en el caso de suplir la queja deficiente. es aplicable el criterio emitido por nuestro más alto Tribunal.orden público. que se puede consultar en la página 3198 del Tomo LXII.

en virtud de que dicho precepto corresponde a una legislación diversa a la ley que rige el acto reclamado.'. (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO. puede resultar aplicable para otorgar la razón al quejoso. en virtud de que quien está obligado a promover para que se pronuncie el fallo es el apelante a quien le es propio el interés jurídico en que se produzca ese efecto. no así con el dictado de acuerdos. A mayor abundamiento cabe agregar. interpretada jurídicamente. De las anteriores resoluciones surgió la jurisprudencia que a continuación se transcribe: "CADUCIDAD. pues su literalidad no da margen a opinar en forma distinta. únicamente puede interrumpirse mediante la presentación de promociones de parte legitimada. toda vez que se beneficia con la inactividad de su contraparte. al resultar infundados los conceptos de violación examinados y no existir materia para suplir la deficiencia de la queja. procede negar el amparo solicitado". pues aun cuando en el precepto de mérito se precisa `Por promoción deberá entenderse . aun cuando sea pidiendo que se dicte la resolución definitiva. que ni por analogía ni por mayoría de razón. salvo los casos de fuerza mayor o cuando se trate de la ejecución de una sentencia firme. pues aun cuando en la transcripción de mérito se contiene la palabra `todo'. Consecuentemente. como justo también lo sostuvo el ad quem. ésta no puede ser interpretada en forma autónoma. y en segundo. tendientes a proseguir la secuela legal del procedimiento. porque las promociones de la parte apelada. no así con las actuaciones dictadas por un órgano jurisdiccional. como lo es el Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco.conducente es del tenor siguiente: `Se tendrá por abandonado un juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos sesenta días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en la segunda. no interrumpen el término de la caducidad. no permite razonar en contrario. jurídicamente hablando. y al cual es ajeno el apelado. Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento'.La caducidad prevista por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco.. máxime que en éste no se reproduce aquella disposición. dado que la literalidad del apuntado numeral no permite razonar en contrario.. como lo es: `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento. sino en relación con la totalidad de la expresión de la cual forma parte. equivale a la indicación de que la apuntada caducidad es interrumpible mediante la presentación de promociones de parte legítima que tiendan a impulsar el procedimiento. lo dispuesto por la fracción IX del artículo 137 bis del Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal. y esta expresión. El abandono en la segunda instancia sólo da lugar a la pérdida del recurso y a la devolución de los autos.

jurídicamente hablando. emitida por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. la palabra `todo'. en lo que interesa.. en términos del artículo 184 del citado Enjuiciamiento Civil Jalisciense.'. y esas actuaciones sí tienen como característica la de impulsar el procedimiento. el veintiocho de noviembre de mil novecientos noventa y uno. y esta expresión interpretada jurídicamente. equivale a la indicación de que la apuntada caducidad es interrumpible mediante la presentación de promociones de esa parte legitimada que tiendan a impulsar el procedimiento..todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento.Son substancialmente fundados los conceptos de violación hechos valer. lo anterior por disposición expresa del artículo 110 del Código de Procedimientos Civiles de esa Entidad Federativa. excusas o recusaciones relativas. dicho acuerdo sí interrumpe el término de caducidad. ciertamente y como lo alega el quejoso. establece. no puede ser interpretada en forma autónoma. y en el caso. y que el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco.La parte de la sentencia que al caso interesa. Octava Epoca al Semanario Judicial de la Federación. por analogía la tesis publicada en la página 213. En efecto. se apoya en las consideraciones siguientes: IV. al resolver el amparo directo número 579/9l.. se hicieran valer los impedimentos. por ende. ello con el firme propósito de que previamente al dictado de la sentencia definitiva. sino en relación con la totalidad de la expresión de la cual forma parte. que se tendrá por abandonado el juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante ciento ochenta días naturales en la segunda instancia. del Tomo IV correspondiente al Pleno y Salas. en el caso. ello no impide que las actuaciones judiciales resulten aptas para interrumpir la caducidad. invocándose al efecto.. el Secretario de Acuerdos. toda vez que la integración de la Sala constituye un presupuesto lógico e indispensable para que se dicte el fallo correspondiente y. si bien la caducidad opera aunque se haya citado para sentencia. la autoridad responsable mandó hacer del conocimiento de las partes la nueva integración de la Sala (foja 30 del toca de apelación) en virtud de que había variado el personal de la misma. residente en esta ciudad. pues su literalidad no da margen a opinar en forma distinta". TERCERO. con fecha doce de abril de mil novecientos noventa y uno. no así con las actuaciones dictadas por el órgano jurisdiccional. que previene: `CADUCIDAD DE LA . si aquellas de alguna manera tienden a la persecución del procedimiento.

es obvio que no transcurrieron los ciento ochenta días naturales a que se refiere el artículo en comento y. por . fecha en que se notificó a las partes el diverso proveído de treinta de junio de ese mismo año. ya que con ello el expediente quedaba en estado de resolución. En ese orden de ideas. la nueva integración de la Sala responsable. con fecha doce de abril de mil novecientos noventa y uno. el mismo juzgador decreta. el doce de abril de mil novecientos noventa y uno y el ocho de junio del mismo año. Ahora bien. INTERRUMPE EL TERMINO PARA COMPUTARLA. se traduce en un presupuesto para la resolución del asunto'. pero la controversia surge y aún entre los mismos doctrinistas hay disparidad de criterios. luego. habiéndose fijado ya los extremos de la caducidad. de la Ley de Amparo establece que en los amparos en revisión la inactividad procesal o la falta de promoción del recurrente en el término de trescientos días naturales producirá la caducidad de la instancia.INSTANCIA. es una actuación apta para interrumpir la caducidad. de ahí que en este caso. por ejemplo una diligencia para mejor proveer. se desprende que asiste la razón a la parte quejosa cuando en esencia argumenta la existencia de la actuación procesal de mérito. lo cual indudablemente que interrumpe la caducidad. en que se decretó la caducidad cuestionada. y tal interrupción no fue debido a una promoción sino a una actuación judicial. que impedía la cuestionada paralización del procedimiento. fracción V. ya que este Tribunal considera que por promoción debe entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento y por así disponerlo el artículo 29 del Código adjetivo en comento. ya que puede darse el caso de que estando el juicio a punto de que caduque la instancia. de lo anterior. y dentro de ese `todo' deben quedar encuadradas las actuaciones judiciales. y aunque la disposición contenida en el referido artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado es muy discutible en cuanto previene que las promociones de las partes en el término establecido interrumpen la caducidad. dichas promociones deben tender a la secuela legal del procedimiento. ante el retiro del ministro a quien originalmente se habían turnado los autos. más aún cuando como el acuerdo de returno al ministro ponente. en que se citó para sentencia. ACUERDO DE RETURNO. las actuaciones procesales que se verifiquen durante la tramitación del recurso interrumpen el citado término. o sea. aunque según el mismo precepto legal. tal fecha doce de abril de mil novecientos noventa y uno es la que debe servir de base para iniciar el cómputo del término de caducidad en cuestión y no el tres de julio de mil novecientos noventa.El artículo 74.

en la fecha apuntada.. ya que este Colegiado considera que la nueva integración del ad quem en términos del artículo 110 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco y.).." El anterior criterio interpretativo es de exacta aplicación al caso que se debate. Por otra parte.La ejecución que lleven a cabo de órdenes o fallos que constituyan una violación de garantías. emanados de ambas partes. según se vio en el criterio jurisprudencial transcrito en párrafos precedentes. se tuvo a María del Carmen Lozano Magdaleno formulando los alegatos de rigor. entre otras cosas. este Tribunal Colegiado de Circuito dispuso: (transcribe la resolución preinserta en líneas que anteceden. Jalisco. que fue resuelto el veintiocho de noviembre de mil novecientos noventa y uno. la notificación a las partes de esa circunstancia son actuaciones que tienden a la continuación del procedimiento y. dado el alcance de la tesis de jurisprudencia número 296.Los conceptos de violación resultan fundados. citar para sentencia y mediante proveído del primero de agosto de ese mismo año. Segunda Parte del último Apéndice al Semanario Judicial de la Federación. pues las constancias del toca de apelación son indicadoras de que en auto de diecisiete de julio de mil novecientos noventa y uno foja 13. acuerdo que fue notificado el día dos de agosto de la propia anualidad foja l6 y tras acordar algunos escritos relativos al señalamiento de domicilio para recibir notificaciones.. la caducidad no quedó consumada.consiguiente. importa también una violación constitucional. la Sala dispuso. puesto que dicho proveído se equipara al auto que ordena el turno o returno del asunto.. en el amparo directo número 579/91." Consiguientemente. por ende. contra actos de la Tercera Sala del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco y del Juez de lo Civil de Tepatitlán de Morelos. interrumpen la perención de la instancia." En efecto. lo procedente es otorgar el amparo impetrado. que dice: `AUTORIDADES EJECUTORAS. promovido por José Asunción Jiménez Orozco. publicada en la página 517. la diversa sentencia pronunciada por el precitado Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. por tanto . con fecha nueve de enero del año en curso. la autoridad emisora del . el trece de agosto de mil novecientos noventa y dos. en lo conducente dice: CUARTO. dada la naturaleza del acuerdo citado. ACTOS INCONSTITUCIONALES DE LAS. haciéndose extensiva dicha protección a los actos de ejecución. al resolver el juicio de amparo directo número 483/92.

siendo éste el fallo contra el que se dirige el amparo. hizo del conocimiento de los interesados sobre los nombres de los Magistrados integrantes de ese cuerpo colegiado. en el asunto a debate sucede que el día nueve de enero del año en curso la Sala produjo un acuerdo a través del cual. no transcurrieron los ciento ochenta días a que se alude en el auto impugnado. tal y como lo denomina literalmente la apelante.Insuficientes los argumentos que esgrime el recurrente al señalar que la actuación decretada el nueve de enero del presente año. con fundamento en el artículo 110 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de jalisco. notificación del auto agosto primero del año pasado al escrito de su contraria once del mes anterior. dejar firme la resolución apelada. lo es la notificación realizada el dos de agosto de mil novecientos noventa y uno. que del dos de agosto en que se dictó la última actuación impulsora del procedimiento. que según lo da a entender la responsable.. es decir. solicitara la declaratoria de caducidad. por lo que debe convenirse de todo ello. se hace del conocimiento de las partes que la Sala queda integrada por sus C. ni existe en el presente toca promoción presentada con este fin. en donde se dispuso asimismo. ya que contrariamente a lo que manifiesta la promovente. foja 21 para que posteriormente en escrito presentado el once de febrero último.. no tiende a la secuela legal del procedimiento. confirmando la declaratoria de caducidad. la base inicial sobre la cual computa el término de los ciento ochenta días naturales.. en el último auto aludido la Sala ordenadora dispuso en lo conducente: `. durante más de ciento ochenta días naturales. artículos 29 y 76 fracción I de la ley en cita.C. ya que transcurrieron ciento ochenta y tres días naturales desde la última actuación que tendió a la secuela del procedimiento. y su Secretario de Acuerdos licenciado JOSE LUIS REYES CONTRERAS'. en la que se hace saber a las partes la integración de esta Sala interrumpe la caducidad de la instancia. así como del Secretario de Acuerdos. el actor Marcelino Gómez Serrano. Magistrados licenciados CARLOS RAUL ACOSTA CORDERO. lo que se acordó favorablemente en proveído de catorce de febrero de este año.. contra el que se opuso recurso de revocación por parte de la apelante María del Carmen Lozano Magdaleno. respecto del auto fechado un día antes y lo concluye el once de febrero del año siguiente en que se presentó un escrito del apelado el cual fue acordado el día catorce del propio mes y año en que declaró la operancia de la caducidad." Ahora bien. supuesto que el auto .auto acordó: `Con fundamento a lo dispuesto por el artículo 110 del Adjetivo (sic) Civil del Estado. JOSE MARIA MAGALLANES VALENZUELA y GABRIEL GALLO ALVAREZ. al nueve de enero mencionado. este decreto. sin embargo.". mismo que fue resuelto el once de marzo de la presente anualidad.

que la misma Sala está reconociendo que las actuaciones judiciales sí son interruptoras de la caducidad. el juez de motu proprio decretara el desahogo de diligencias para mejor proveer. excusas o recusaciones relativas.dictado con apoyo en el artículo 110 previamente indicado. siendo incuestionable que una notificación es una actuación judicial. se decía. debe convenirse en que no toda actuación judicial ni toda promoción de las partes es interruptora de la caducidad sino sólo aquellas que impulsan el procedimiento y así sucede por ejemplo que la solicitud y el . ya que aun entre los doctrinistas existe diversidad de criterios. de conformidad con el criterio transcrito. dichas promociones deben tender a la secuela legal del procedimiento. lo es la `notificación del auto agosto primero del año pasado'. y aun cuando esta disposición es discutible. que esta determinación unilateral del juzgador no fuera interruptora del lapso de la caducidad. porque estimara que las pruebas desahogadas no sirvieron para decidir la contienda y a nadie se le ocurriría. que si las partes promueven en ese término se interrumpe la caducidad. la base que le sirve de partida para iniciar dicho lapso. toda vez que se equipara al auto que ordena el turno o returno del asunto y constituye una actuación judicial que de alguna manera tiende a la prosecución del procedimiento ya que lleva el propósito de que se hicieran valer los impedimentos. a nadie se le ocurriría que estando un asunto visto para el dictado de la sentencia de primera instancia y faltando un día para que caduque la instancia. a contrario sensu. dispone en lo que interesa. empero. por lo que sí impulsa el proceso." Ciertamente que el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado. `Se tendrá por abandonado un juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos sesenta días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en la segunda'. por lo que esto viene a corroborar la conclusión a que antes se arribó. ya que si `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento'." Por lo mismo. tanto más que la integración de la Sala es un presupuesto lógico e indispensable para que se pueda dictar el fallo correspondiente. ello da la pauta para afirmar que lo decretado por el juez también queda incluido dentro del vocablo `todo' ya que con esa actuación se tendería a impulsar el juicio." Cabe recalcar. pues inclusive. de lo que no hay duda es de que una actuación judicial sí puede ser interruptora de la perención instancial. no debe soslayarse que según el mismo artículo. así por ejemplo. Esto significa. es interruptor de la caducidad.

únicamente puede interrumpirse mediante la presentación de promociones de parte legitimada. Y se afirma que el último escrito que se menciona no es interruptor de la caducidad. ni tampoco persigue ese objeto la petición para que se tenga al apelante o al apelado señalando domicilio para recibir notificaciones y sobre ese tenor. ya que se trata precisamente de aquél en que Gómez Serrano solicitó se declarara operante aquella figura jurídica. pues en el acuerdo por el que se negó la revocación del auto de catorce de febrero. si la autoridad responsable concluyó en diversa forma. no así con el dictado de acuerdos. formulada por cualquiera de los interesados. equivale a la indicación de que la apuntada caducidad es interrumpible mediante la presentación de promociones de esa . Pero lo más importante del caso.acuerdo que recaiga sobre la expedición de constancias certificadas. integrada por el Primer Tribunal Colegiado del Tercer Circuito. tendientes a proseguir la secuela legal del procedimiento. dado que la literalidad del apuntado numeral no permite razonar en contrario.. por lo que debe concederse la protección constitucional impetrada. correspondiente a los meses enero marzo de 1989. y esta expresión interpretada jurídicamente.La caducidad prevista por el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. jurídicamente hablando. no tiende a aquel fin.'. sino en relación con la totalidad de la expresión de la cual forma parte. la palabra `todo'. que a la letra dice: `CADUCIDAD. no puede ser interpretada en forma autónoma. a acabar con él. pues aun cuando en el precepto de mérito se precisa `Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal del procedimiento. el escrito de once de febrero que sirve a la Sala como base terminal del cómputo respectivo. (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). es obvio que este Tribunal no comparte el criterio contenido en la jurisprudencia invocada por la Sala responsable en la resolución reclamada. misma que aparece publicada en las páginas 147 y 148 de la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación que comprende los números 1315. textualmente se dijo: `notificación del auto agosto primero del año pasado al escrito de su contraria once del mes anterior' fojas 22 y 25 frente.. por lo que tal libelo tampoco tendió a impulsar el procedimiento. no transcurrieron los ciento ochenta días requeridos para declarar la perención de la instancia y por lo tanto." Debido a lo expuesto. es que de la notificación del dos de agosto de mil novecientos noventa y uno. sino por el contrario. con tal parecer transgredió las garantías individuales de las apelantes ya que aplicó inexactamente la ley y violó las formalidades esenciales del procedimiento. tampoco interrumpe aquel término. al nueve de enero del año siguiente en que se dio a conocer lo de la integración de la Sala responsable..

toda vez que en éste se establece que las actuaciones dictadas por el órgano jurisdiccional no interrumpen el término de la caducidad. es obvio que esa determinación unilateral del juzgador es interruptora del lapso de caducidad. porque estimara que las pruebas desahogadas no sirvieron para decidir la contienda. por lo que debe convenirse que de la fecha en que se dictó la última actuación impulsora del procedimiento. Esto significa. De los fallos transcritos. no transcurrieron los . que si las partes promueven en ese término no se interrumpe la caducidad.. si el juez de motu proprio decreta el desahogo de diligencias para mejor proveer. así como de la Secretaría de Acuerdos. En la especie la responsable dictó un acuerdo a través del cual con fundamento en el artículo 110 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. de lo que no hay duda es de que una actuación judicial sí puede ser interruptora de la perención instancial. ya que con esa actuación se tiende a impulsar el juicio. los fundamentos jurídicos que sostienen el sentido del presente fallo son contrarios a los que se exponen en la jurisprudencia transcrita. no así con las actuaciones dictadas por el órgano jurisdiccional.parte legitimada que tiendan a impulsar el procedimiento. en lo que interesa. para lo cual habrán de enviarse las constancias certificadas necesarias a la Secretaría de Acuerdos de la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a fin de que se canalice como proceda". empero no debe soslayarse que según el mismo artículo dichas promociones deben tender a la secuela legal del procedimiento. ES INTERRUPTOR DE LA (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). `Se tendrá por abandonado un juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos sesenta días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en al segunda'. pues su literalidad no da margen a opinar en forma distinta'. hizo del conocimiento de los interesados los nombres de los Magistrados integrantes de ese cuerpo colegiado. y si bien esta disposición es discutible. Esto es. debe ordenarse la denuncia de contradicción de tesis. por ejemplo hallándose un asunto visto para el dictado de la sentencia de primera instancia y faltando un día para que caduque la instancia. por lo que con apoyo en el artículo 197A de la Ley de Amparo. ya que aun entre los doctrinistas existe diversidad de criterios. surgió la tesis siguiente: "CADUCIDAD. a contrario sensu. así. ya que `si por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento' ello da la pauta para afirmar que lo decretado por el juez también queda incluido dentro del vocablo `todo'. EL AUTO QUE SE DICTE PARA HACER DEL CONOCIMIENTO DE LAS PARTES EL CAMBIO DE TITULAR. dispone.El artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado. a la en que se solicitó la caducidad.

Que la diferencia de criterios se presente en las consideraciones. con residencia en la ciudad de Guadalajara. las tesis que sustentan los órganos jurisdiccionales. si en el caso a estudio existe contradicción de Colegiado y el Tercer Tribunal Colegiado. por lo que sí impulsa el proceso tanto más que la integración de la Sala es un presupuesto lógico e indispensable para que se pueda dictar el fallo correspondiente.. Así.22/92. toda vez que se equipara al auto que ordena el turno o returno del asunto y constituye una actuación judicial que de alguna manera tiende a la prosecución del procedimiento. cuando concurren los siguientes supuestos: a).ciento ochenta días a que se alude en el auto impugnado. En otros términos.Que los distintos criterios provengan del examen de los mismos elementos. b). excusas o recusaciones relativas.J. es interruptor de la caducidad. es decir. al resolver. y al decidir.. publicada en las páginas 22 y 23. 697/88 y 111/88. con tal parecer transgredió las garantías individuales de las apelantes ya que aplicó inexactamente la ley y violó las formalidades esenciales del procedimiento". precisamente.. se da la contradicción anterior. Al respecto. cuando menos formalmente.. que son las que originaron. se examinen cuestiones jurídicas esencialmente iguales y se adopten criterios discrepantes. para que exista materia a dilucidar respecto de cuál criterio debe prevalecer. para que se surta su procedencia. los juicios de amparo directo números 579/91 y 483/92. razonamientos o interpretaciones jurídicas de las sentencias respectivas. por lo tanto si la autoridad responsable concluyó en diversa forma. el segundo de dichos tribunales federales.Que al resolver los negocios. ya que lleva el propósito de que se hagan valer los impedimentos. CUARTO. tiene aplicación la jurisprudencia identificada con el número 4a. y c). de la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación . ambos en Materia Civil del Tercer Circuito. debe concluirse en que no toda actuación judicial ni toda promoción de las partes es interruptora de la caducidad sino sólo aquellas que impulsen el procedimiento. Jalisco. la contradicción denunciada debe referirse a las consideraciones. una oposición de criterios jurídicos en los que se controvierta la misma cuestión. debe existir. supuesto que el auto dictado con apoyo en el último precepto invocado. razonamientos o interpretaciones jurídicos vertidos dentro de la parte considerativa de las sentencias respectivas. el primero de ellos las revisiones principales números 140/86 y 391/88. conviene determinar previamente. El Tribunal Pleno de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sostenido que. de conformidad con el criterio transcrito. así como los amparos directos 451/87.Por cuestión de orden.

. cuando los Tribunales Colegiados de Circuito sustenten tesis contradictorias en los juicios de amparo de su competencia. REQUISITOS PARA SU EXISTENCIA. fracción XIII. el Pleno de la Suprema Corte de Justicia. la caducidad sólo puede interrumpirse mediante promociones que presenten las partes tendientes a impulsar el procedimiento. Por su parte.Que los distintos criterios provengan del examen de los mismos elementos". o de la Sala que corresponda. no así el dictado de acuerdos. La jurisprudencia transcrita fue sustentada por la Cuarta Sala de este alto Tribunal. ello no . razonamientos o interpretaciones jurídicas de las sentencias respectivas. deben decidir cuál tesis ha de prevalecer. b).. básicamente se sostiene que de conformidad con el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Jalisco. porque la palabra "todo" que utiliza dicho numeral no permite otra interpretación.De conformidad con lo que establecen los artículos 107.Que al resolver los negocios jurídicos se examinen cuestiones jurídicas esencialmente iguales y se adopten posiciones o criterios jurídicos discrepantes. primer párrafo de la Constitución Federal y 197A de la Ley de Amparo. Octubre de 1992. concepto éste que se fija en forma precisa en la jurisprudencia invocada. sin embargo. y equivale a la indicación de que la caducidad es interrumpida por las promociones de las partes que activen el procedimiento. sin embargo. que a la letra dice: "CONTRADICCION DE TESIS DE TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO. que de acuerdo con el señalado precepto. aunque en el caso a estudio las tesis que se examinan provienen de asuntos civiles. en el criterio que sustenta el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. se entiende que existen tesis contradictorias cuando concurren los siguientes supuestos: a). establece que se tendrá por abandonado el juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante los plazos que el precepto señala.Que la diferencia de criterios se presente en las consideraciones. básicamente sostiene que. el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. En la especie. resulta aplicable al caso por igualdad de razón. Ahora bien.. porque tiene el carácter de promoción. aunque es verdad que el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. por promoción debe entenderse todo lo que tiende a la secuela legal del procedimiento y que ese término debe interpretarse en relación con la totalidad de la expresión de la que forma parte. previamente debe establecerse la naturaleza jurídica de la institución de contradicción de tesis. y c).número 58. lo que no ocurre con las actuaciones del órgano jurisdiccional dentro de los que se incluye el proveído que hace saber a las partes la nueva integración de la Sala. porque..

en cambio. ya que lleva el propósito de que éstas. Que por promoción debe entenderse todo lo que tienda a la secuela del procedimiento por así disponerlo el artículo 29 de la ley adjetiva civil de la citada entidad. b). De lo hasta aquí expuesto válidamente puede establecerse que sí existe contradicción de tesis. sostiene que tanto las promociones de impulso procesal como las actuaciones judiciales se encuentran incluidas en la palabra "todo". para el Tercer Tribunal Colegiado. para los efectos de la interrupción de la caducidad.. además de que la integración de la Sala constituye un presupuesto lógico e indispensable para que se dicte el fallo correspondiente. el término de la caducidad también puede interrumpirse mediante actuaciones del órgano jurisdiccional. como lo es el de la interrupción del término de la caducidad de la instancia. para el Primer Tribunal Colegiado. como es el caso del proveído que manda hacer del conocimiento de las partes la nueva integración de la Sala.Los distintos criterios provienen de que. previo al dictado de la sentencia.. para determinar cuál de ellos debe prevalecer. interrumpen el término de la caducidad. procede entrar al estudio de los criterios que motivaron la denuncia a que se refiere este expediente. . además de las promociones de las partes de impulso procesal. hagan valer los impedimentos. QUINTO. porque en las tesis que se confrontan concurren los elementos siguientes: a). en particular..Los dos tribunales parten de un mismo supuesto. en lo que se refiere al término "todo". la palabra "todo" comprende exclusivamente las promociones de las partes que impulsan el procedimiento sin incluir las actuaciones judiciales.impide que las actuaciones judiciales resulten aptas para interrumpir la caducidad. excusas o recusaciones contra quienes componen el Tribunal. En tales condiciones.Debe prevalecer el criterio que sustenta el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. que se utiliza en el precitado artículo 29 de la ley procesal civil del Estado de Jalisco. y c). En resumen. al conjuntarse los elementos constitutivos que precisa la tesis invocada al inicio de este considerando. el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del mismo Circuito.La diversidad de criterios deriva de la manera en que cada uno de los tribunales federales interpreta el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. y dentro de ese "todo" deben quedar encuadradas las actuaciones judiciales. solamente las promociones de las partes que impulsen el proceso. mientras que en opinión del Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito..

(Mattirolo. El desistimiento es el abandono voluntario del juicio en tanto que la caducidad es el resultado de la negligencia. El abandono en la segunda instancia sólo da lugar a la pérdida del recurso y a la devolución de los autos. acabarse. El precepto transcrito consagra la caducidad. El desistimiento de la demanda sólo importa la pérdida de la instancia y requiere el consentimiento del demandado. Desde un diverso aspecto. así. Doctrinariamente se considera la caducidad como la extinción de la instancia judicial ocasionada por el abandono en que las partes dejan el juicio. vocablo éste que proviene de la palabra latina caducus. Por promoción deberá entenderse todo lo que tienda a la secuela legal de un procedimiento. pero se diferencia en que la caducidad sólo extingue la instancia y el . El desistimiento de la acción extingue ésta aun sin consentirlo el reo. "La caducidad en el Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales". salvo convenio en contrario. absteniéndose de todo acto de procedimiento durante el tiempo establecido por la ley. La caducidad será declarada de oficio por el Tribunal".El artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Jalisco. hacen naturalmente presumir que se quiso abandonar el juicio. la caducidad es el abandono tácito del proceso. En todos los casos el desistimiento producirá el efecto de que las cosas vuelvan al estado que tenían antes de la presentación de la demanda y obliga al que lo hizo a pagar las costas y los daños y perjuicios a la contraparte. Página 35). Primera Edición. que significa perecedero. La caducidad es. pues mientras que este último es el abandono expreso del proceso. el descuido de las partes. citado por Wilebaldo Bazarte Cerdán. Es pues. Se tendrá por abandonado un juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos sesenta días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en la segunda. 1966. Válidamente puede establecerse que la caducidad se asemeja al desistimiento de la demanda. una verdadera prescripción de la instancia judicial. salvo en los casos en que la ley lo permita. no podrá modificarse ni alterarse. El largo silencio. salvo los casos de fuerza mayor o cuando se trate de la ejecución de una sentencia firme. Ediciones Botas-México. dispone: "Intentada la acción y fijados los puntos cuestionados. la caducidad guarda semejanza con la prescripción negativa en cuanto que ambas instituciones constituyen formas de perder derechos. la extinción de la instancia originada por la inactividad de las partes.

y Cía. Este derecho público del particular (sujeto activo). pueden tener lugar entre aquel ciudadano. México. consiste en el derecho exclusivo del Estado de intervenir entre los particulares y realizar los intereses privados protegidos por el derecho. El abandono en la segunda instancia sólo da lugar a la pérdida del recurso y a la devolución de los autos". tiene por objeto una prestación del Estado (sujeto pasivo). media entre éste y los ciudadanos. y en el deber correlativo del Estado de intervenir a petición de aquellos. salvo los casos de fuerza mayor o cuando se trate de sentencia firme. `Porrúa Hnos. Conviene precisar al respecto. F. La segunda relación procesal se traduce en el derecho de los particulares de recurrir al Estado a fin de obtener la realización de sus propios intereses.'. que en forma de derecho de jurisdicción del Estado. la otra relación consiste en el derecho de los particulares de recurrir al Estado (derecho de acción) a fin de obtener la realización de sus propios intereses. En . el concepto de partes a fin de estar en condiciones de establecer quiénes son los sujetos de la relación procesal cuya inactividad genera la perención. La relación. el derecho de acción es independiente del derecho material hecho valer en juicio. y en el deber correspondiente de los ciudadanos de someterse a ese derecho del Estado. el Estado es sujeto activo y los particulares sujetos pasivos. es una relación de derecho diversa de las relaciones de derecho privado material. Ahora bien. La sanción es para las partes. página 142 y siguientes). que de manera eventual. es decir. 1944. El abandono del juicio por las partes es lo que produce la caducidad. el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Jalisco establece que: "Se tendrá por abandonado el juicio y por perdido el derecho de las partes si éstas no promueven durante trescientos días naturales en la primera instancia y ciento ochenta en la segunda.actor queda en libertad de ejercitar su acción en un nuevo proceso. y su característica consiste en ser un derecho abstracto. como particular. y otros particulares. el que. en cambio la prescripción extingue la acción. Ugo Rocco en su obra "Derecho Procesal Civil" (Segunda Edición. señala que el derecho procesal objetivo crea dos diversas relaciones jurídicas: una. puede no existir. pero no necesaria. en el sentido de que prescinde de la existencia efectiva de un derecho material concreto. D. En este derecho. incluso.

Couture. El proceso sólo se explica por su fin. para lograr tal fin. "Fundamentos del Derecho Procesal Civil". Conforme a lo que se viene sosteniendo. su fin es doble: público y privado. Editorial Nacional. como. interventores. etcétera. En tal orden de ideas.este sentido. el actor y el demandado. y no obstante ello se provoca la actividad del órgano jurisdiccional. en tanto que el interés del particular en el proceso consiste en obtener sentencia favorable. Tales sujetos son el juez. que son aquellos que controvierten sus derechos ante el órgano jurisdiccional. porque satisface al mismo tiempo el interés social de asegurar la efectividad del derecho mediante la obra incesante de la jurisdicción y el interés privado comprometido en el litigio. el derecho de acción puede ejercitarse por quien no sea el verdadero titular del derecho material que hace valer. aunque a estos sujetos pueden agregárseles otros. coadyuvantes. De lo anterior se sigue que en la relación procesal intervienen varios sujetos investidos de poderes determinados por la ley. cuando el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Jalisco. ya que el órgano jurisdiccional no puede ir mas allá de lo que pidan los particulares. página 132 y siguientes). que consiste en dirimir un conflicto de intereses sometido al órgano jurisdiccional. 1984. . Empero. A estos últimos se refiere la doctrina como partes. depositarios. se está refiriendo a aquellos sujetos de la relación procesal que dirimen pretensiones opuestas y que tienen interés de obtener una resolución favorable a sus pretensiones. (Eduardo J. utiliza el concepto de "partes". en la relación jurídica procesal. El actor y el demandado son los sujetos activos del derecho de acción y el juez el sujeto pasivo. al señalar que el que pide la prestación de la actividad jurisdiccional se llama actor y aquel con relación al cual demanda el actor una determinada providencia jurisdiccional se llama demandado. por ende. además del Estado que es el sujeto que presta la actividad jurisdiccional. que actúan en vista de un fin. existen otros sujetos: los particulares. Queda de manifiesto que el interés del Estado en el proceso consiste en administrar justicia. las partes deben impulsar el procedimiento en aquellos asuntos en los que sólo está en juego el interés privado. fundamentalmente.

187 y 188). opus cit. Así como las partes son dueñas de disponer de su propio derecho. que consiste en que tanto el ejercicio de la acción como los límites de la misma. entendido éste como una serie de actos concatenados entre sí por el fin que con ellos se persigue. Las anteriores son algunas de las características del principio dispositivo que rige en los procesos civiles en los que sólo está en juego el interés de las partes. ya que la acción es un derecho dinámico que no se agota en la demanda. no cualquier promoción impide que opere la caducidad. es carga procesal de las partes estimular con sus actos la actividad del órgano jurisdiccional. El principio contrario es el inquisitivo en virtud del cual. El tipo de este principio de oficiosidad es el proceso penal. Consecuencia del principio dispositivo es el impulso procesal. el actor puede abandonar su acción expresa o tácitamente o transigir con ella. independientemente de la voluntad de las partes. el numeral que se comenta se refiere únicamente a las promociones. pág. . ya que sanciona con la perención la falta de interés de los litigantes. Couture. Debe tratarse necesariamente de una promoción que tienda a la secuela del procedimiento. "poner en movimiento". está condicionada en gran parte por la conducta de los litigantes. opus cit. lo que obliga al juez a dictar sentencia en contra del reo. págs. Por ende. y por ello el término "todo". el impulso del proceso corresponde a las partes. que activen el proceso. así disponen también del desarrollo del proceso (Ugo Rocco. Un proceso sólo puede iniciarse a instancia de parte. es decir. a los escritos de las partes. que lo impulse para que alcance su fin.Lo anterior es debido a que en el proceso civil predomina el principio dispositivo. Sin embargo. en tanto que el demandado puede allanarse a la demanda (cuando sólo se halla en juego el interés de las partes). sin incluir a las actuaciones judiciales. está referido a los escritos o promociones de impulso procesal que formulen las partes. (Eduardo J. El dispositivo en comento está orientado a castigar la negligencia de las partes derivada del abandono del juicio. Predominando en los procedimientos civiles la forma escrita. el medio de activar el proceso es la promoción. así como la actividad del juez. a las partes corresponde la carga de ofrecer pruebas y disponer de las mismas. el juez no puede sentenciar más allá de lo pedido. el juez es libre de actuar según su propio criterio. 222). vocablo éste cuya significación es "para mover". de conformidad con el artículo 29 de la ley adjetiva civil del Estado de Jalisco. sino que se proyecta a lo largo del procedimiento.

En todos estos casos y en otros similares. además. son ejemplo de actuaciones judiciales que interrumpen el plazo para que opere la caducidad. no así con las actuaciones del órgano jurisdiccional. pero no deja sin efectos el tiempo que transcurrió antes de que ocurriera dicha causa. esto es. establece un compás de espera mientras dura. Resulta oportuno tener presente la diferencia que existe entre los términos urídicos "interrumpir" y "suspender". así como la recusación. Es. Así el proveído mediante el cual se hace saber a las partes la integración del tribunal. interrumpir la caducidad. que impiden que el órgano jurisdiccional pueda actuar. cuando sostiene que las actuaciones judiciales también pueden impulsar el procedimiento y. etcétera. de litis pendencia y la de falta de personalidad o de capacidad. empero. de impulso procesal. existen otro tipo de actuaciones del órgano jurisdiccional y hechos que suspenden el procedimiento y que tienen el efecto de evitar que opere la perención de la instancia. dejando sin efecto el tiempo que hubiese transcurrido con anterioridad al acto interruptor. impide que el plazo continúe transcurriendo mientras dura la causa que la produjo. al sostener que la caducidad a que se refiere el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Jalisco. Pero. pues el señalado precepto sólo alude a las partes.No obstante lo acabado de expresar. como son la muerte de una de las partes. La interrupción produce que vuelva a iniciar el término para la caducidad. pero una vez extinguida ésta. por ende. el caso fortuito o la fuerza mayor. Como ejemplo de las actuaciones que suspenden el procedimiento pueden citarse la sustanciación de las excepciones dilatorias de incompetencia. es interrumpible mediante la presentación de promociones de parte legitimada que tiendan a impulsar el procedimiento. de manera que cuando cesa la suspensión el término continúa transcurriendo. la promoción del incidente de acumulación. está en lo correcto el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. Existen también hechos que pueden producir la suspensión del procedimiento. pues. existe la imposibilidad de que las partes promuevan lo conducente en virtud de que el procedimiento en el que llegan a plantearse queda suspendido. el término sigue su curso. el acuerdo que ordena la práctica de diligencias para mejor proveer o los actos encaminados a la ejecución de las sentencias. la suspensión en cambio. correcto el criterio que sustenta el Primer Tribunal Colegiado del Tercer Circuito. además. pero son. .

Javier Barrera Reyes y otro. Amparo en revisión 1458/88..Secretario: Jorge Estrada Méndez.5 votos. resulta claro que el acuerdo que dicta el tribunal para hacer saber a las partes la integración de la Sala.Virgilio A. característica que también tiene el auto a través del cual se informa a las partes de una nueva integración del órgano jurisdiccional.Ponente: Salvador Rocha Díaz.Ponente: Salvador Rocha Díaz..5 votos. CADUCIDAD.Secretario: Julio César Vázquez-Mellado G.13 de noviembre de 1989. puesto que todas ellas se refieren a actos realizados por la autoridad que son indispensables para posibilitar la continuación del proceso.existen dentro del proceso... Amparo en revisión 423/79. Unanimidad de cinco votos de los señores Ministros: Presidente Sergio .. es una actuación judicial por su propia naturaleza y además tiene como característica la de impulsar el procedimiento. Por analogía resultan aplicables las jurisprudencias números 47 y 46 de esta Tercera Sala y la tesis de Pleno número 56. En consecuencia..Ponente: Salvador Rocha Díaz.El auto que ordena el returno del asunto al Ministro relator.J.5 votos.Mellado G. Amparo en revisión 847/88.. Tesis de jurisprudencia aprobada por a la Tercera Sala de este alto Tribunal en sesión privada celebrada el lunes quince de enero de 1990....... dicho acuerdo interrumpe el término de la caducidad al tenor de lo dispuesto en la fracción V del artículo 74 de dicha ley"..9 de octubre de 1989.. de marzo de 1990. publicadas respectivamente en las páginas 51. de enero de 1990. EL AUTO DE RETURNO LA INTERRUMPE... 33 y 34.Secretaria: María del Pilar Núñez González. en el orden que se citan. Solorio Campos.Secretario: Alejandro Sosa Ortiz. 39. y 53.9 de octubre de 1989.Ponente: Salvador Rocha Díaz.6 de noviembre de 1989....Ponente: Salvador Rocha Díaz.5 votos.José Gómez Valdovinos. de las Gacetas números 25. es de aquellos que interrumpen el término para que opere la caducidad.Blanca Estela Hernández Cárdenas...Unanimidad de 4 votos. Amparo en revisión 8353/87. Amparo en revisión 1224/78. puesto que la integración del órgano jurisdiccional es un presupuesto indispensable para que pueda resolver el juicio.13 de noviembre de 1989. Se transcriben las tesis mencionadas. 27.Secretario: Julio César Vázquez.Ausente: Mariano Azuela Güitrón.. otros actos y hechos jurídicos que lo interrumpen o suspenden y que impiden que opere la caducidad. Conforme a este orden de ideas... de mayo de 1992. toda vez que sin dicho proveído habría una imposibilidad jurídica para que se dictase la resolución. Refugio Arévalo Vivanco.

. de C.Artículos Elásticos. toda vez que sin dicho proveído habría una imposibilidad jurídica para que se dictase la resolución del caso. EL AUTO DE TURNO LA INTERRUMPE..29 de enero de 1990. S.Ponente: Salvador Rocha Díaz. tiende a impulsar el procedimiento.5 votos. dicho acuerdo interrumpe el término de caducidad al tenor de lo dispuesto en la fracción V del artículo 74 de la Ley de Amparo".Ponente: Salvador Rocha Díaz. Amparo en revisión 2316/86..V. Mariano Azuela Güitrón. es una actuación judicial por su propia naturaleza y.. Amparo en revisión 2152/88.Ponente: Mariano Azuela Güitrón.Ponente: Salvador Rocha Díaz.Unanimidad de diecisiete votos. toda vez que constituye un presupuesto lógico e indispensable para que se liste.A. S. de C.Secretaria: María del Pilar Núñez González.V.Artgraf. Salvador Rocha Díaz e Ignacio Magaña Cárdenas.5 votos. En consecuencia.5 votos.Producciones Video 3.12 de diciembre de 1989.. Amparo en revisión 1964/88... CADUCIDAD...Ponente: Salvador Rocha Díaz.V.El auto que ordena el turno del asunto al Ministro relator.. dicho acuerdo interrumpe el término de la caducidad al tenor de lo dispuesto en la fracción V del artículo 74 de dicha ley". Jorge Carpizo Mac Gregor.A.A.. S.13 de noviembre de 1989. de C. En consecuencia.12 de diciembre de 1989..16 de enero de 1992. "El Tribunal Pleno en ...Secretario: Alejandro Sosa Ortiz..Secretario: Alejandro Sosa Ortiz. es una actuación judicial por su propia naturaleza que. Amparo en revisión 2621/90. CADUCIDAD DE LA INSTANCIA.Universidad del Valle de México.Secretaria: María del Pilar Núñez González.El auto del Presidente de este alto Tribunal. aunque propia de la autoridad jurisdiccional.. lo que tiene efectos de citación para sentencia en términos del segundo párrafo del artículo 185 de la Ley de Amparo. S..12 de febrero de 1990..Plásticos Inyectados. de C.Ponente: Salvador Rocha Díaz.Quimisol. Amparo en revisión 2658/88. Amparo en revisión 2187/88.V.. además tiene como característica la de impulsar el procedimiento. por virtud del cual y a petición de dicho Ministro....Secretario: Manuel Armando Juárez Morales. QUE ORDENA PASAR LOS AUTOS A LA SALA CORRESPONDIENTE PARA QUE ESTA SE AVOQUE AL CONOCIMIENTO DEL ASUNTO.. y otro. S.A. recaído al dictamen formulado por el Ministro relator. INTERRUMPE EL PLAZO RELATIVO. se ordena pasar los autos a la Sala respectiva para que ésta se avoque al conocimiento del asunto.Hugo Chapital Gutiérrez.5 votos.C. EL AUTO DEL PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA.. de C... S...A.V. 5 votos.Secretaria: María del Pilar Núñez González. pues tiene como fin el de situar el expediente ante el órgano jurisdiccional que debe decidir la controversia.

sí interrumpe la caducidad. el que hace del conocimiento de las partes la nueva integración del tribunal.. Luego. Juan Díaz Romero y Sergio Hugo Chapital Gutiérrez. por ejemplo.México. Victoria Adato Green. Pero por encima del interés privado de las partes está el interés público del Estado en administrar justicia. Fausta Moreno Flores. Carlos García Vázquez. Ignacio Magaña Cárdenas. Atanasio González Martínez. como lo es. si con independencia del interés privado de las partes. y ese desiderátum implica la potestad de proveer lo necesario para la pronta solución de los asuntos. la tesis que antecede. con el número LIV/92. Carlos de Silva Nava. allegando al órgano jurisdiccional los elementos necesarios para que resuelva conforme a sus respectivos intereses. Distrito Federal. por unanimidad de veinte votos de los señores Ministros Presidente Ulises Schmill Ordóñez. José Trinidad Lanz Cárdenas. independientemente de quién resulte vencedor. como los ya mencionados.su sesión privada celebrada el miércoles trece de mayo en curso. aprobó. Clementina Gil de Lester. Santiago Rodríguez Roldán. a catorce de mayo de mil novecientos noventa y dos". Noé Castañón León. es obligado concluir que cualquier proveído que dicte el órgano jurisdiccional tendiente a lograr ese fin. ya sea emitiendo acuerdos. que pueden suspender o interrumpir el término de la caducidad o decretando ésta como sanción a la falta de interés de las partes. Mariano Azuela Güitrón. Por las razones expuestas. Lo anterior obedece a que doctrinariamente se reconoce que en la tramitación de un procedimiento existen dos clases de intereses: el privado que es el de las partes y el público que corresponde al Estado. y determinó que la votación es idónea para integrar tesis de jurisprudencia. Luis Fernández Doblado. esta Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación comparte el criterio que sustenta el Tercer Tribunal Colegiado en . no son el único medio de interrumpir la caducidad. José Manuel Villagordoa Lozano. Es verdad que en nuestro derecho rige el principio dispositivo a virtud del cual corresponde a las partes el impulso del proceso. Felipe López Contreras. Samuel Alba Leyva. como se dijo anteriormente. existe el interés público del Estado en que se resuelvan los litigios entre particulares. Ignacio Moisés Cal y Mayor Gutiérrez. pues determinadas actuaciones del órgano jurisdiccional también producen ese efecto. Los criterios anteriormente transcritos vienen a confirmar el aserto de que las promociones de impulso procesal que formulan las partes. José Antonio Llanos Duarte.

el criterio sustentado por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito. así como al Pleno y a las restantes Salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. también existen actuaciones del órgano jurisdiccional que suspenden o interrumpen el término para que opere la perención. además. el primero de ellos. con carácter de jurisprudencia. en cumplimiento a lo que ordena el artículo 195 de la Ley de Amparo.Remítase de inmediato la tesis jurisprudencial que se sustenta en este fallo al Semanario Judicial de la Federación y a la Gaceta del mismo para su publicación. TERCERO.Aunque el artículo 29 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco. y a los jueces de Distrito. se resuelve: PRIMERO. .. Por lo expuesto y fundado. a los Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito. y 26. las revisiones principales números 140/86 y 391/88..Materia Civil del Tercer Circuito. (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). salvo los casos de fuerza mayor o cuando se trate de la ejecución de una sentencia firme. en los artículos 197-A de la Ley de Amparo. se determina que el criterio que debe prevalecer con carácter de jurisprudencia. SEGUNDO. al decidir. queda redactado en los términos siguientes: "CADUCIDAD. y entre ellas se encuentra el proveído que manda hacer saber a las partes la nueva integración del tribunal". así como los amparos directos números 451/87.. de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. y al resolver el segundo de dichos tribunales..Se declara que debe prevalecer. que este artículo no contempla. pues aunque la palabra `todo' que se utiliza en tal precepto se refiere a las promociones de las partes que producen ese efecto. y con apoyo. y 111/88. fracción XI. los juicios de amparo directo números 579/91 y 483/92. ello no significa que únicamente mediante ese tipo de promociones pueda interrumpirse el término para que opere la perención. LA INTERRUMPE EL ACUERDO QUE MANDA HACER SABER A LAS PARTES LA NUEVA INTEGRACION DEL TRIBUNAL. 697/88. por lo que con fundamento en el artículo 195 de la Ley de Amparo. establece que las promociones de las partes que tiendan a la secuela del procedimiento interrumpen la caducidad.Sí existe contradicción de tesis entre las sustentadas por los Tribunales Primero y Tercero en Materia Civil del Tercer Circuito.

establece el recurso de revocación o el de reposición. que autoriza y da fe. agregando el mismo artículo que no podrá fundarse la pretensión en ningún otro motivo. 3a.F. . [J]. Mariano Azuela Güitrón. Pág. (LEGISLACION DEL ESTADO DE JALISCO). RECURSO CONTRA EL AUTO QUE LA DECLARA (LEGISLACION DE MICHOACAN). si el quejoso reclama en el amparo. LA INTERRUMPE EL ACUERDO QUE MANDA HACER SABER A LAS PARTES LA NUEVA INTEGRACION DEL TRIBUNAL. remítase copia de esta resolución a los Tribunales Colegiados Primero y Tercero en Materia Civil del Tercer Circuito. por unanimidad de cuatro votos de los señores Ministros: Presidente José Trinidad Lanz Cárdenas. Tesis: Número tesis: 206696 Rubro: CADUCIDAD.J. con residencia en la ciudad de Guadalajara. CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. Época. Localizacion: 8a.Notifíquese y cúmplase. Firman el Presidente de la Sala y Ministro Ponente con el Secretario de Acuerdos de la misma. y en su oportunidad archívese el expediente como asunto concluido. 70. Ahora bien. Sergio Hugo Chapital Gutiérrez y Miguel Montes García. Sala. El artículo 788 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Michoacán. Gaceta S. Octubre de 1993. Así lo resolvió la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 17. cuando se cometa error en el cómputo del término legal sobre el que se declare la caducidad de la instancia o se encuentre pendiente de resolución alguna promoción de las partes. Fue ponente el cuarto de los señores Ministros antes mencionados.. Jalisco. que la promoción por la que se solicitó la caducidad de la instancia.

NUM. SECRETARIA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO EXP. Presente. porque el quejoso debió agotar el recurso de revocación.: ________________________ CUADERNO: Principal. Sucesión de. que establece la disposición legal antes citada. RECURSO DE REVISION contemplado en los . EN EL DISTRITO FEDERAL. ________________________________________. el juicio de garantías debe estimarse improcedente. recurso que pudo traer como consecuencia. quejoso en es-te juicio. la modificación del auto reclamado. C. Unanimidad de cinco votos.fue hecha por parte no legítima. Espino Marmolejo Basilio Antonio. por mi propio derecho. Recurso de Revision Contra la Sentencia Emitida del Juicio de RECURSO DE REVISION CONTRA LA SENTENCIA EMITIDA DEL JUICIO DE AMPARO QUEJOSO:________________________ VS. Amparo civil. 5 de junio de 1943. JUEZ NOVENO DE DISTRITO EN MATERIA ADMINISTRATIVA. Revisión del auto que desechó la demanda 3052/43. vengo a interponer para ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La publicación no menciona el nombre del ponente. por que quien la formuló no es el representante común de los interesados.

Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXVII. 89 y demás relativos de la Ley de Amparo en vigor. que no procederá la caducidad cuando la continuación del procedimiento dependa de una actuación judicial pendiente. toda vez que me causa los siguientes agravios: AGRAVIOS 1. Mayo de 2008 Página: 1018 Tesis: VI. Violación a los artículos 73. de la Ley de Amparo.80/91. en los términos del artículo 2. inciso a). 76.. fracción III.C.artículos 83.114 C Tesis Aislada Materia(s): Civil CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. El suscrito juzgador advierte. es claro al señalar. 77 y 78. si no se ha efectuado el emplazamiento a juicio a una de las partes demandadas. de la Ley de Amparo en vigor. en la que se decretó el sobresei-miento del juicio de garantías. fracción 1. actividad que debe llevarse a cabo por un órgano del Poder .. de oficio. fracción IV. 86. El artículo 82 del Código de Procedimientos Civiles en vigor. 84. que es de aplicación supleto-ria.1o. fracción V y 74. NO PROCEDE CUANDO LA CONTINUACIÓN DEL PROCEDIMIENTO DEPENDE DE UNA ACTUACIÓN JUDICIAL PENDIENTE (LEGISLACIÓN PROCESAL CIVIL PARA EL ESTADO DE PUEBLA. en el juicio de amparo Q. en relación con el artículo _________ del Códi-go Federal de Procedimientos Civiles. De ahí que. 88. VIGENTE A PARTIR DEL PRIMERO DE ENERO DE 2005). en su segundo párrafo. en contra de la sentencia emitida el _____ de julio de 1991. que en la especie opera la causal de improcedencia prevista en .

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL SEXTO CIRCUITO. Noviembre de 2007 Página: 719 Tesis: VI. resulta que. carece de la característica singular prevista por el artículo 1076. El escrito mediante el cual alguna de las partes señala domicilio y personas autorizadas para oír y recibir notificaciones. VII/96 DEL PLENO DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN). S.A. por ese motivo. y esa actuación es indispensable para la continuación del procedimiento en el controvertido civil de origen. Banco Invex.2o. EL ESCRITO MEDIANTE EL CUAL ALGUNA DE LAS PARTES SEÑALA DOMICILIO Y PERSONAS PARA OÍR Y RECIBIR NOTIFICACIONES NO INTERRUMPE EL TÉRMINO PARA QUE OPERE (INAPLICABILIDAD DE LA TESIS AISLADA NÚMERO P.C. Institución de Banca Múltiple. Unanimidad de votos. como es el diligenciario del juzgado.583 C Tesis Aislada Materia(s): Civil CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN MATERIA MERCANTIL. inciso b). Amparo en revisión 50/2008. sin que tal solicitud esté relacionada con algún acto procesal necesario para que el juicio siga adelante hasta su fin. Ponente: Eric Roberto Santos Partido. tratándose de juicios mercantiles.Judicial. del Código de Comercio. Invex Grupo Financiero. se torna improcedente la caducidad de la instancia solicitada.. Secretario: Rubén Laureano Briones del Río Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXVI. segundo párrafo. pues no impulsa el procedimiento ni solicita la continuación para . 12 de marzo de 2008.

nada impulsa.". Tomo III./J. Esto es así. así como la prevención del desgaste de los órganos jurisdiccionales que el abandono de los litigantes produce y. febrero de 1996. de ahí que con o sin ella pueda sustanciarse el procedimiento. página 9. Novena Época. (LEGISLACIÓN PROCESAL DEL DISTRITO FEDERAL). 20/94 PUBLICADA EN LA PÁGINA . Lo anterior se robustece con las consideraciones sostenidas en la ejecutoria de la contradicción de tesis 12/95. respecto de qué tipo de promociones son las aptas para interrumpir la caducidad y. publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. En efecto. sino también porque dicha solicitud no es necesaria para que esto último suceda. página 162.su conclusión. que sólo pueden considerarse idóneas para tal fin las que tiendan a impulsar el juicio y llevarlo hasta su fin. segundo párrafo. enero de 1996. 1/96. VII/96. no sólo porque de su estricto tenor no se advierte la petición de que se impulse el procedimiento y continúe el juicio. posterior a las reformas de veinticuatro de mayo de mil novecientos noventa y seis. la simple manifestación de domicilio y personas autorizadas para oír y recibir notificaciones. inciso b). las promociones a que se refiere el numeral citado. No es obstáculo a lo anterior. cuyo origen es el interés particular que las hace contender. son aquellas que impulsan el procedimiento para su trámite y solicitan la continuación para su conclusión. por sí misma. la cual aparece publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. la caducidad de la instancia es una sanción correlativa al incumplimiento de una carga procesal de las partes. de rubro: "CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. Novena Época. el cual claramente especifica que las promociones aptas para interrumpir el término para que opere la caducidad de la instancia. EL ESCRITO MEDIANTE EL CUAL SE AUTORIZA PARA RECIBIR NOTIFICACIONES INTERRUMPE EL TÉRMINO PARA QUE OPERE (INTERRUPCIÓN DE LA JURISPRUDENCIA NÚMERO 4A. número P. la tesis aislada del Pleno. por tanto. con mayor razón ese criterio debe prevalecer en el caso del citado artículo 1076. SÓLO ES SUSCEPTIBLE DE INTERRUPCIÓN A TRAVÉS DE PROMOCIONES QUE TIENDAN A IMPULSAR EL PROCEDIMIENTO Y NO CON CUALQUIER ESCRITO./J. en esa virtud. de rubro: "CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. forzosamente deben impulsar el procedimiento. que dio origen a la jurisprudencia 1a. En tal virtud. razonó mediante intelección congruente con los motivos que el legislador expresó para sancionar el abandono procesal de las partes. lo que no implica que el juicio haya recibido impulso. en la que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunció en relación a la imprecisión del artículo 137 Bis del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal. pues sólo origina que el órgano jurisdiccional acuerde la promoción respectiva. por consiguiente. Tomo III.

Ponente: Raúl Armando Pallares Valdez.". lo que sin lugar a dudas ocurre en tratándose de controversias ventiladas al tenor del Código de Comercio. Además. toda vez que de las consideraciones plasmadas en la ejecutoria de la que derivó. Unanimidad de votos. y no de los juicios mercantiles o civiles. en los segundos únicamente se esclarecen asuntos dimanados de relaciones jurídicas particulares. 13 de septiembre de 2007.2o. pues éstos no entrañan la voluntad procesal de continuar el trámite ni la petición de que se siga el juicio hasta su conclusión. ya que ésta se considera inaplicable en la especie. Mayo de 2007 Página: 2031 Tesis: XIX. con el simple escrito en el que se señalan domicilio y personas autorizadas para oír y recibir notificaciones. destaca la efectuada en el sentido de que los escritos que no interrumpen la caducidad de la instancia son aquellos en los que no cabe duda de que las partes no tienen interés en que se falle el asunto. de entre las consideraciones realizadas en dicha ejecutoria. Amparo en revisión 267/2007. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL SEXTO CIRCUITO.C. pues mientras que en el juicio de garantías se ventilan cuestiones relacionadas rigurosamente con la tutela constitucional de los actos de autoridad. notándose en principio la diferencia sustantiva de los derechos que en cada uno de esos procesos están en contienda. Secretario: Eduardo Iván Ortiz Gorbea Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXV.A.55 C Tesis Aislada Materia(s): Civil .25 DE LA GACETA 79 DEL SEMANARIO JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN). se aprecia que la interpretación ahí verificada tuvo como base las disposiciones y naturaleza propias al juicio de amparo. Gustavo Rosas Xómitl.

que no impliquen impulso del procedimiento. INTERRUMPE EL TÉRMINO PARA QUE OPERE YA QUE SU NATURALEZA ES IMPULSORA DEL PROCEDIMIENTO (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE TAMAULIPAS). sin que el término para que opere se interrumpa a través de promociones o actuaciones de mero trámite. Unanimidad de votos. del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Tamaulipas. como cada una de las subsecuentes. fracción IV. que sólo hasta que se practique la última notificación podría interrumpirse el término para que opere la caducidad de la instancia. Secretario: Ricardo López García. se colige que el término de prueba ordinario es común a las partes y que éste deberá contarse a partir del día siguiente al en que se practique la última notificación del auto donde se abra el juicio a prueba. Herculano Reséndez García. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS ADMINISTRATIVA Y CIVIL DEL DÉCIMO NOVENO CIRCUITO. implicaría afirmar que las notificaciones previas del auto que ordena abrir el juicio a prueba son actuaciones "de mero trámite". tienen como finalidad conjunta que pueda iniciar el cómputo del término común de ofrecimiento de pruebas. lo cual es inexacto. pues sólo cuando todas las partes estén notificadas podrá iniciar el cómputo de aquel término. 287 y 288 del mismo código. Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito . Amparo directo 134/2005. hasta la última. Ponente: Rafael Quiroz Soria.CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN EL PROCEDIMIENTO CIVIL. también lo es que cada una de las notificaciones de dicho proveído es impulsora del procedimiento. de conformidad con el artículo 103. es decir. En este sentido. 6 de mayo de 2005. pues tanto la primera. La caducidad es una sanción que la ley impone ante la falta de actividad procesal de las partes. Sostener lo contrario. LA NOTIFICACIÓN A CADA UNA DE LAS PARTES DEL AUTO QUE ORDENA ABRIR EL JUICIO A PRUEBA. si bien es cierto que de los artículos 56.

18 de mayo de 2006. Según se desprende del artículo 1076 del Código de Comercio.Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXIV. Óscar Martínez Mendoza. Unanimidad de votos. sin embargo dicha figura jurídica no se actualiza. POR CONSTITUIR ÉSTE UN IMPULSO PROCESAL. Secretario: V. cuando una de las partes interpone recurso de apelación en contra de determinada actuación judicial.A. la intención del legislador es evitar la existencia de juicios paralizados.C. de C.V. lo cierto es que la impugnación de una actuación judicial por cualquiera de las partes permite advertir el interés de éstas en la tramitación y resolución del asunto. la Primera Sala declaró inexistente la contradicción de tesis 34/2006-PS en que participó el presente criterio . derivados de la inactividad procesal de las partes. S. Amparo directo 263/2006. máxime que el resultado de esa apelación incidirá en la prosecución del juicio. Conauto. Nota: Por ejecutoria de fecha 10 de enero de 2007. Julio de 2006 Página: 1163 Tesis: I.554 C Tesis Aislada Materia(s): Civil CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. para lo cual sanciona con la caducidad de la instancia esa falta de impulso procesal. pues con ello quedó interrumpida la caducidad en la primera instancia. Ponente: Benito Alva Zenteno. pues es evidente que con independencia de que el recurso se haya admitido en efecto devolutivo. NO OPERA EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL CUANDO SE PROMUEVE RECURSO DE APELACIÓN CONTRA DETERMINADA ACTUACIÓN JUDICIAL. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.3o.

26 de enero de 2006. vigente a partir de la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el veinticuatro de mayo de mil novecientos novena y seis. de manera genérica. contra los decretos y autos que emitan los tribunales superiores. Marzo de 2006 Página: 1955 Tesis: VI. aun aquellos que dictados en primera instancia serían apelables. Amparo en revisión 413/2005. INDEPENDIENTEMENTE DE CUÁL SEA EL SENTIDO DE ESA DETERMINACIÓN.C. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL SEXTO CIRCUITO. se prevé la procedencia del recurso de reposición contra la determinación que decreta la caducidad de la instancia emitida por la autoridad de segundo grado.2o. Elisa Tejada Hernández. se concluye que la procedencia del mencionado recurso no está condicionada o limitada al caso de que el sentido de la resolución contra la que se interponga sea decretar caduco el proceso en que existe motivo para ello. Secretario: Juan Manuel González Cabrera . también lo es que interpretando dicha disposición de manera relacionada con el diverso 1334 de esa legislación.Localización: Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXIII. Si bien es cierto que en la parte final de la fracción VII del artículo 1076 del Código de Comercio. ya que ese recurso procede. Unanimidad de votos. EL AUTO O DECRETO QUE EN RELACIÓN A ÉSTA PRONUNCIA EL TRIBUNAL DE SEGUNDA INSTANCIA ES IMPUGNABLE A TRAVÉS DEL RECURSO DE REPOSICIÓN. José Alfredo Aguilar Ortiz. Ponente: Ma.471 C Tesis Aislada Materia(s): Civil CADUCIDAD DE LA INSTANCIA EN MATERIA MERCANTIL.

REGLAMENTARIA DE LOS ARTÍCULOS 103 Y 107 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. de la Ley de Amparo. DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD Daniel Ordóñez Hernández. "El rezago siempre creciente en los juicios de amparo en materia civil. 135 y demás relativos y aplicables de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 55. en su fracción V. con fundamento en lo establecido en los artículos 71. En dicho proyecto entre una de las medidas que propusieron para disminuir el problema en cuestión. fracción II. pongo a consideración de esta soberanía la siguiente iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 74. hasta llegar a la actual Ley de Amparo. principalmente en materia civil. la conveniencia de establecer en la propia Constitución. formularon un proyecto de reformas al artículo 107 constitucional. se plantea el sobreseimiento por inactividad procesal. al tenor de la siguiente Exposición de Motivos El 17 de julio de 1945 los ministros integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Congreso de la Unión. el cual presentaron al ejecutivo para su consideración. el sistema de terminación del juicio de amparo en materia civil exclusivamente por el sobreseimiento por declaración de quedar firme la sentencia a revisión. en la Suprema Corte de Justicia de la Nación había obligado desde el año de 1926. motivados por el gran rezago de los juicios de amparo.QUE REFORMA EL ARTÍCULO 74 DE LA LEY DE AMPARO. en sus artículos . A CARGO DEL DIPUTADO DANIEL ORDÓÑEZ HERNÁNDEZ. y demás relativos y aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos. en representación del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática. justificándolo en la exposición de motivos del anteproyecto en los siguientes términos: "La Suprema Corte también consideró de modo principal. cuya cifra era alarmante. diputado federal de la LIX Legislatura del H. fracción II. por inactividad de la parte agraviada o del recurrente. según el caso.

aunque verse sobre intereses particulares. según el cuál cuando el quejoso no promovía después del día 20 se presumía el desistimiento de amparo.transitorios." . carácter y naturaleza de que no se ve despojado. en los decretos del 9 de diciembre de 1924 y 16 de enero de 1928 y el artículo 4 transitorio de la ley en vigor del 30 de diciembre de 1935 se establecieron por una sola vez la obligación de insistir en la resolución de los juicios de amparo pendientes. Al respecto sustentó: ". proveyendo y gestionado lo conducente hasta dictar sentencia. tienen del amparo como institución de derecho público. en general debía tener las consecuencias naturales de dar por terminado el juicio o por abandono el recurso interpuesto. de naturaleza constitucional. fue declarado inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. a establecer que el abandono del quejoso y del recurrente en los juicios de amparo. pues de no ser así no se habría establecido para esta clase de negocios. cuando se discutieran cuestiones de carácter patrimonial para evitar que fueran sobreseídos o se declarara la caducidad de la instancia. además el artículo 157 de la misma ley impone a los Jueces de Distrito y al Ministerio Público. En el citado artículo 107 constitucional se fijaron las reglas de procedencia de amparo en materia civil. obligación que por mayoría de razón. evidentemente se tuvo en cuenta el carácter que según la tradición jurídica y la doctrina elaborada paulatinamente. la obligación de cuidar que los amparos no queden paralizados. El sobreseimiento por inactividad procesal y caducidad de la instancia en el juicio de amparo. y por tanto seria incompatible con la esencia y fines del amparo dejar la inactividad procesal al mismo. como generalmente ocurre en asuntos civiles. cuidando la supremacía de la Carta Magna. por establecer una carga que no estaba prevista en el artículo 107 constitucional. El citado decreto. excepto su iniciación. a título de regla general. pues no era debido ni conveniente que la Justicia Federal empleara su actividad en los casos en que lógicamente es de suponerse que ya no existe interés de la parte agraviada o del recurrente". con la misión político jurisdiccional de salvaguardar las garantías individuales y las competencias respectivas de la Federación y de los Estados. al arbitrio de los particulares. debe también atribuirse a la Suprema Corte de Justicia. tiene su más remoto antecedente en el artículo 680 del Código Federal de Procedimientos Civiles de 1908.

En 1967 el artículo 107 constitucional nuevamente se reformó en su fracción XIV, excluyendo de los alcances del sobreseimiento por inactividad procesal a los amparos en materia agraria, incluyendo además, a la caducidad como causa de sobreseimiento en los amparos en revisión, en los siguientes términos: "Salvo lo dispuesto en el párrafo final de la fracción segunda de este artículo y siempre que no este reclamada la inconstitucionalidad de una ley se decretara el sobreseimiento del amparo o la caducidad de la instancia por inactividad del quejoso o del recurrente, respectivamente, cuando el acto reclamado sea del orden civil o administrativo, en los casos y términos que señale la ley reglamentaria. La caducidad de la instancia dejará firme la sentencia recurrida." En diciembre de 1951 se extendió la carga procesal al quejoso, de impulsar el procedimiento, aún tratándose de leyes inconstitucionales generando lo que actualmente se establece en el artículo 107 constitucional y 74 de su ley reglamentaria. Finalmente, las propuestas asignadas por el ejecutivo se cristalizaron en las reformas que salieron a la luz jurídica en mayo de 1975, en cuya exposición de motivos, el legislador planteó el problema en los siguientes términos: "El juicio de amparo siempre ha procedido a instancia de la parte agraviada: cuando esta parte lo abandona por inactividad, con su abstención demuestra que no tiene interés para su continuación por lo que el sobreseimiento debe declararse. Así lo propone el ante proyecto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y se acepta en esta iniciativa, por que no son ajenas a nuestra legislación disposiciones de tal naturaleza, ya que el artículo 680 del Código Federal de procedimientos civiles de 1908 estableció reglas similares y otro tanto hicieron las reformas legislativas que se introdujeron a la Ley de Amparo en los años 1926 y 1939. La fracción XIV del artículo 107 propone el sobreseimiento solo en los amparos civiles y administrativos, por inactividad de la parte agraviada en los casos y términos que señale la ley y siempre que no se haya reclamado la inconstitucionalidad de una ley. No se incluyen la materia penal y la del trabajo, por que la vida y la libertad son derechos imprescriptibles de la persona y no pueden jamás permitir el legislador que se consientan violaciones a garantías tan preciadas; y en lo que respecta

a la materia de trabajo, ello redundaría fundamentalmente en perjuicio de la clase trabajadora que no esta en posibilidad de conocer la técnica del juicio de amparo, ni de cubrir honorarios de profesionistas permanentes encargados del cuidado y la atención de sus negocios." Finalmente, el articulo 107 fracción XIV constitucional en lo conducente, quedo de la siguiente manera: Cuando el acto reclamado proceda de autoridades civiles o administrativas y siempre que no este reclamada la constitucionalidad de una ley, se sobreseerá por inactividad de la parte agraviada en los casos y términos que señala la ley Reglamentaria de este artículo." Dada la inevitable necesidad de los gobernados de ser protegidos y amparados por la Justicia Federal dentro de un marco donde debieran de imperar las garantías de los gobernados así como los principios constitucionales reguladores del Derecho, la justicia y el mar de lagunas que existen dentro de las leyes locales y federales, la indebida aplicación de estas dentro de los procedimientos Federales nos llevan a un sin fin de litigios los cuales tienen su solución a través del juicio de amparo en nuestro sistema judicial mexicano; ejemplo de ello es la indebida aplicación del artículo 74 fracción V de la Ley de Amparo dado que por su naturaleza contiene contradicciones de orden constitucional como lo son los apartados 8, 14 y 17 constitucionales por ser estos preceptos de legalidad jurídica y este último de audiencia que es el eje de todo juicio imparcial donde antes de ser juzgado y condenado deberá ser oído y vencido por lo que al caso que nos ocupa el precepto 74 en su fracción V viola tajante mente lo establecido en los preceptos constitucionales antes invocados, cayendo también en contradicción con el artículo 157 de la Ley de Amparo por ser un precepto que cuida la garantía de seguridad jurídica que el procedimiento federal le brinda al quejoso. Por lo que siendo prioridad máxima de este H. Congreso de la Unión la de corregir y subsanar toda laguna existente dentro de nuestras leyes federales que rigen la debida impartición de Justicia y dado a que el artículo 74 fracción V en esencia nos reitera que en caso de que el quejoso de la protección de la justicia federal dejara de actuar dentro del procedimiento dentro de los 300 días contando los inhábiles se sobreseerá el juicio en primera instancia por inactividad procesal del recurrente y tratándose del recurso de revisión se confirmara la sentencia recurrida tratándose del juicio de amparo indirecto y tratándose del juicio de amparo directo se sobreseerá el juicio. Por lo anterior y siendo incongruente pensar que un gobernado que acude a

solicitar la protección de la justicia federal por violaciones directas a su esfera jurídica deje de tener interés, hay que pensar y reflexionar como legisladores que las causas que impiden la continuación del juicio podrían ser demasiadas, como ejemplo de ello podríamos decir que en la pragmática jurídica la responsabilidad de la vigilancia del juicio recae sobre los hombros del abogado patrono que "esta defendiendo el juicio de garantías " y obviamente es un hecho que toda notificación se le hace al abogado patrono y los autos que a consideración así determine el tribunal por lista, cabe entonces decir, de acuerdo a lo anterior y dado que suena confuso es de reflexionar que al quejoso o gobernado finalmente no le es aplicada la justicia federal y por las lagunas existentes en la ley donde no se obliga a la autoridad judicial federal a notificarle personalmente en el domicilio del quejoso todo acto que podría ser constitutivo de poner en peligro su solicitud de amparo y este tenga la posibilidad de acuerdo a sus intereses de evitar con ello la violación a los derechos fundamentales y procedimentales del quejoso; por lo que se debe reformar el citado precepto de la Ley de Amparo que pone en peligro la esfera jurídicoconstitucional de todo gobernado. La presente iniciativa cumple con la obligación primordial de no dejar al quejoso en estado de indefensión, de no caer en contradicción con la propia Ley de Amparo en su artículo 157, además de que la autoridad cumpliría el derecho de petición del gobernado y de impartición de justicia establecidos en los preceptos 8 y 17 constitucionales. Es decir que con la previa notificación que propongo, que se debe de hacer al quejoso, antes de que concluya el término de trescientos días, se evita dejar en estado de indefensión al promovente de la demanda de garantías la autoridad judicial federal cumplirá cabalmente con la seguridad jurídica y la garantía de audiencia que se debe garantizar en todo proceso. Por último el quejoso tendrá conocimiento de que, el juicio que promovió puede sobreseerse y no otorgársele la protección de la justicia federal, así también la autoridad judicial federal tendrá la certeza de que efectivamente el quejoso o promovente del juicio de amparo, ya no tiene interés en el mismo, emitiendo una resolución que no viola la seguridad jurídica del gobernado.

Asamblea. no se ha efectuado ningún acto procesal durante el término de trescientos días. perteneciente a la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional. de la Ley de Amparo. para que manifieste a lo que su interés y derecho convenga. incluyendo los inhábiles. Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro.Por lo antes expuesto. fracción II.. en su fracción V. someto a la consideración de esta soberanía la siguiente Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 74. con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71. Transitorio Artículo Único.Las reformas a que se refiere este Decreto entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Daniel Ordóñez Hernández (rúbrica) El suscrito senador DAVID JIMENEZ GONZALEZ.En los amparos directos y en los indirectos que se encuentren en trámite ante los Jueces de Distrito. someto a la consideración de esa H. antes de concluir el palazo antes señalado. Dip. se declara el sobreseimiento. integrante de la LIX Legislatura del Congreso de la Unión. ni el quejoso ha promovido en ese mismo lapso. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 55. para quedar como sigue: Artículo 74. a 17 de febrero de 2005. del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos. si cualquiera que sea el estado del juicio.. la siguiente iniciativa de reformas al párrafo segundo de . cuando menos tres días. fracción II. cuando el acto reclamado sea del orden civil o administrativo..Procede el sobreseimiento: V. una vez hecha la mencionada notificación y transcurrido el plazo de 300 días sin que el quejoso haya manifestado interés. Se le notificará de manera personal al quejoso en su domicilio.

el estar encaminado a liberar a los órganos de justicia de aquellos asuntos en que es manifiesto el desinterés de las partes en cuanto a que . con las características de no extinguir. extinguirse o perder su efecto o vigor. y con ello la prestación de las cargas correspondientes.. acabarse.Diccionario de Derecho Procesal). conforme a la siguiente: EXPOSICION DE MOTIVOS 1. El cumplimiento de las disposiciones que establecen los términos de las actuaciones de las partes. En la lógica del juicio no resulta admisible que el vínculo procesal siga viviendo al margen de los intereses cuyo conflicto lo motivó. En este sentido. en principio. la impulsión del proceso viene a constituir la prueba de la subsistencia del interés de quien lo hace valer y al mismo tiempo el indicio claro de abandono en el supuesto contrario. alguna disposición legal. por cualquier motivo.la fracción V del artículo 74 de la Ley de Amparo . tiende a desarrollarse conforme a principios cuya efectiva observancia asegure su conformidad con los postulados constitucionales de impartición de justicia. el que nuevamente podrá ser deducida ante otro magistrado (De Santo..Todo proceso. El instituto de la caducidad se explica -y tiene como virtud. el derecho que se hizo valer en juicio. Se entiende por caducidad la acción y efecto de caducar. o algún acto judicial o extrajudicial. mediante resolución judicial que así lo decrete. La caducidad de instancia es un modo de terminar el proceso a causa de la inactividad de los sujetos procesales después de transcurrido el plazo legal. algún instrumento público o privado. La exigibilidad de las consecuencias de la inactividad de las partes resulta así fundamental para la seguridad jurídica de los sujetos de la relación procesal y el necesario equilibrio de sus situaciones ante la ley y los órganos de su aplicación. resulta consustancial a la idea misma de juicio en su finalidad esencial de composición heterónoma de conflictos. como forma de la función judicial.

Por su parte. y esa falta de interés es un supuesto derivado de la falta de actividad (Cortés Figueroa).concluyan normalmente.Ahora bien. resulta aplicable la fracción V. A pesar de que la figura de la caducidad procesal ha enfrentado detractores que ven en sus efectos una denegación de justicia. una sanción inmerecida por las partes. producirá la caducidad de la instancia. de la Ley de Amparo. durante el plazo de trescientos días incluyendo los inhábiles.. párrafo primero de la Ley de Amparo) en los amparos directos y en los indirectos ante los Jueces de Distrito. máxime cuando se demuestra tal desinterés por su titular o quien haga sus veces. párrafo segundo. En la práctica suele acontecer que el envío de los autos . es lo cierto que tampoco es admisible la duración indefinida de los procesos. párrafo tercero de la fracción XIV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. interponiendo el recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado competente. fracción XIV. la figura de la caducidad se consagra expresamente en el artículo 107. Consecuentemente. la inactividad procesal o la falta de promoción del recurrente. El planteamiento anterior obedece desde luego a la experiencia de la vida judicial. las resoluciones dictadas por las Salas Regionales del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa que nieguen o decreten un sobreseimiento y las sentencias definitivas podrán ser impugnadas por la autoridad a través de la unidad administrativa encargada de su defensa. pues si éste es computable a partir de la última actuación (así se desprende de la expresión "cualquiera que sea el estado del juicio" empleada por la fracción V. cuando el acto reclamado sea del orden civil o administrativo. en materia de sobreseimiento. en la sede de la Sala Regional respectiva mediante escrito que presente a ésta dentro de los quince días siguientes al día en que surta efectos su notificación. no sucede lo mismo tratándose de la revisión fiscal. al que. En este sentido. el invocado artículo 104 I B constitucional dispone que el recurso se sujetará a las reglas de la revisión en amparo indirecto. en los términos del artículo 104 I B de la propia Constitución en relación con el diverso 248 del Código Fiscal de la Federación. en cuyos términos. en los amparos en revisión. 2. queda sin regular el plazo de caducidad en la revisión fiscal.

sin haberse remitido y sin que la recurrente hubiera impulsado su trámite. julio de 1994. también lo es que corresponde a la recurrente la referida carga./J. si la presentación del escrito del recurso expresa primariamente el interés de la recurrente. no es justo ni equitativo para las partes el que el Tribunal Colegiado resuelva un recurso de revisión en el que se advierta preliminarmente.5/94. publicada en la página 78. y con el propósito fundamental de evitar situaciones ilegítimamente ventajosas de la autoridad. la circunstancia de que la ley no distinga a partir de cuándo se debe realizar el cómputo para la caducidad. se propone que el término a quo para computar el plazo de caducidad sea precisamente el día de la presentación del escrito de revisión ante la Sala Fiscal. podría interpretarse que está paralizando la ejecución de la sentencia obtenida por el particular en el juicio natural. lo que vulnera la garantía de justicia pronta y expedita garantizada por el artículo 17 constitucional. Cabe mencionar que en este tema. Se ha considerado que si bien es verdad que legalmente corresponde a la Sala responsable la remisión del recurso. de tal manera que si la misma sólo presenta el recurso sin gestionar su remisión y los actos subsecuentes de la misma. la contraparte de la autoridad carece de acción para exigir el cumplimiento de la sentencia de la Sala Fiscal. es preciso determinar el dies a quo del plazo de caducidad. quedando a las resultas del juicio por no corresponderle la carga de su impulsión.por la Sala responsable al Tribunal Colegiado se realiza una vez que ya han transcurrido trescientos días naturales posteriores a la presentación del escrito del recurso. Octava Época sostuvo la tesis intitulada: . En resumen. el transcurso de trescientos o más días naturales en poder de la Sala. sin que se advierta que el promovente hubiera gestionado la impulsión de esta segunda instancia. la Suprema Corte de Justicia. En tales condiciones. al resolver la contradicción de tésis 2era. tomo XIV. la propuesta se orienta substancialmente a conferir al particular la garantía de seguridad jurídica frente a la inactividad de la autoridad en el trámite de la revisión fiscal. Por lo demás. sin que tampoco pueda hacerlo el juez. Luego entonces. tomando en consideración la circunstancia de que en la revisión fiscal.

la inactividad procesal o la falta de promoción del recurrente durante el término indicado. por lo que someto a la consideración de esa H. Así pues. fracción V. como la caducidad no genera esa incompatibilidad. el término de la caducidad iniciará en la fecha en que sea presentado el recurso. Tratándose de la revisión a que se refiere el artículo 104 I B de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. que es del tenor literar siguiente: "La obligación de impartir justicia expedita es de carácter procesal. OPERA EN LA REVISION FISCAL". sin tocar cuestiones de fondo. producirá la caducidad de la instancia. pues de lo contrario se presume legalmente que por el tiempo transcurrido. Pero si por la carga de trabajo el procedimiento no concluye con la celeridad deseable. la ley arroja sobre la recurrente la carga procesal de activar el procedimiento.Se adiciona el artículo 74. sin hacer excepciones ni distingos. por lo tanto. independientemente del sentido del fallo en cuanto al fondo. dicha Ley de Amparo se aplicará a la revisión fiscal en todo lo que no sea incompatible con la naturaleza de ésta. si la Constitución ha decidido que la Ley de Amparo sea aplicable a la regulación procesal de la revisión fiscal. para quedar como sigue: "En los amparos en revisión. Los motivos expuestos conducen a considerar fundada la propuesta contenida en esta iniciativa."CADUCIDAD DE LA INSTANCIA. a fin de mantenerlo vivo (sin que esto se refiera a cuestiones de fondo sobre el sentido del fallo). en cuanto se refiere a resolver los juicios oportunamente. para quedar como sigue: ARTICULO UNICO. y. lo cual. párrafo segundo de la Ley de Amparo. sin actuación procesal ni promoción del recurrente. fracción V. Asamblea el siguiente proyecto de: Decreto que adiciona el artículo 74. éste ha venido a perder interés jurídico en la continuación del trámite procesal del recurso. En este caso. párrafo segundo de la Ley de Amparo. a lo que la ley atribuye la consecuencia de declarar caduca la instancia y firme la sentencia recurrida.. viene a poner fin a la tramitación procesal de la revisión. el Tribunal revisor declarará que ha quedado firme la sentencia recurrida" . no hay razón lógica para no aplicarla en el caso de la revisión fiscal".

. sede de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos.Palacio Legislativo de Xicoténcatl. a los veintiocho días del mes de octubre de dos mil tres.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->