Está en la página 1de 16

Página 1 de 16

La reforma del Código Penal: una aproximación desde el contexto
Jesús-María SILVA SÁNCHEZ Catedrático de Derecho penal. Abogado. Socio Molins & Silva. Miembro del Consejo Editorial de LA LEY Diario La Ley, Nº 7464, Sección Doctrina, 9 Sep. 2010, Año XXXI, Editorial LA LEY
LA LEY 2464/2010

La reforma del Código Penal producida en virtud de la LO 5/2010, de 22 de junio, responde a un contexto internacional perfectamente definido: expansión, no muy ordenada, de la intervención del Derecho penal. En algunos aspectos, la reforma opta por soluciones propias, que tampoco son convincentes. Sus aportaciones específicas a problemas de la coyuntura española, si bien tienen la virtud de poner fin a disputas inacabables de instituciones del Estado, no siempre hallan el punto medio virtuoso.

Normativa comentada LO 5/2010 de 22 Jun. (modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal)

I. PLANTEAMIENTO 1. Una observación del texto
1. El pasado día 23 de junio se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la LO 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la LO 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (CP). La LO 5/2010 no constituye, sin embargo, la enésima reforma del Código Penal vigente: no se trata de una manifestación más del «proceso de constante revisión» al que, según el Preámbulo, debe estar sometido el ordenamiento jurídico (también el Derecho penal) en las democracias avanzadas como la española. La loa al activismo legislativo y la implícita crítica a una estabilidad que hasta hace poco era considerada un valor de especial entidad en la legislación penal nos introducen en una reforma de hondo calado, cuyo telón de fondo constituye el objeto central de estas páginas. 2. La reforma es, en efecto, profunda y se resiste a la etiqueta de fácil. Por un lado, muestra rasgos codificadores: el ejemplo más característico de esta dimensión y, a mi juicio, lo más trascendente de toda la LO 5/2010 es la introducción de un sistema jurídico-sustantivo completo de responsabilidad penal para las personas jurídicas (cuyo eje es el nuevo art. 31 bis). Por otro lado, se mueve en un nivel estrictamentetécnico: así, cuando procede a definir legalmente la

http://diariolaley.laley.es/Content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29... 14/09/2010

). sino más bien desde otra de signo vindicativo (el art. 21.1. Un texto que introduce un buen número de nuevos delitos: desde crímenes odiosos —el último. 173. al acoger el criterio del Tribunal Supremo sobre prescripción en caso de delitos conexos (art. 250.º). de coyuntural. las perspectivas referidas — que constituyen por mi parte un tímido intento de sistematización— resultan abiertamente insuficientes para caracterizar un texto tan extenso y tan diverso en su contenido.5).2)— vayan a representar en el futuro un problema jurídico-penal relevante. 132. cuando incide en la discusión. Así.. puede observarse el abordaje de múltiples temas coyunturales: así. http://diariolaley. sobre todo en el contexto de la libertad vigilada y de la localización permanente. 282 bis). en el otro extremo. se trata de una teoría mixta en la que los aspectos de prevención general positiva se integran sin solución de continuidad con perspectivas retribucionistas. 623.6. De hecho. difícilmente puede sostenerse una fundamentación resocializadora de la sanción cuando se prevén penas de prisión cada vez de mayor entidad para delitos cuyos autores o no estarán «desocializados» o. en fin —y erróneamente—. o en el de los hechos de bagatela en materia de propiedad industrial e intelectual (así.. en particular.7. ha pasado directamente a ser obsoleto: habida cuenta de la situación actual del mercado de la vivienda. toma partido en las estrategias penológicas (o.4 párrafo segundo constituye un ejemplo extremo de lo anterior). la ampliación de los plazos de prescripción no es tampoco justificable desde la perspectiva resocializadora. es dudoso que los hechos del llamado mobbing inmobiliario —ahora expresamente tipificados (art. No está claro cuál es la teoría de la pena que subyace a la reforma: probablemente. la piratería marítima o aérea (art. Un texto que añade nuevas formas comisivas a delitos ya arraigados (como los delitos sexuales. los daños. en lo relativo a las consecuencias del delito): ello se observa. 36. Y. los delitos contra la ordenación y el territorio. en fin. 37. que puede ser aplicada con posterioridad al cumplimiento de la pena como medio de hacer frente a la peligrosidad subsistente en el sujeto (arts. etc.2). cuando tercia en el debate sobre la interrupción de la prescripción que viene enfrentando desde hace cinco años al Tribunal Supremo y al Tribunal Constitucional (art.1 y 4). Y. aunque la rehabilitación y reinserción del delincuente no dejan de ser mencionadas. que retoca los marcos penológicos de múltiples tipos delictivos. Por fin. 284) o la corrupción en el sector privado (art. 131.es/Content/Documento. 616 ter y quater)— a delitos económicos como la estafa en la inversión de capital (art. sobre el abono del tiempo de prisión provisional (art.laley. pero asimismo en la revitalización de la pena de localización permanente (art. la estafa. en general. desde otra perspectiva. o. en el tratamiento de la comisión reiterada de la falta de hurto (art. elaborada por el Tribunal Supremo a lo largo de dos décadas (nuevo art. En tercer lugar. el conocido como top manta) (art.1). 58. parece claro que su incidencia es secundaria. 14/09/2010 . más reciente. Incluso podría decirse que se entra en algún tema que. o en la matización del alcance del denominado «período de seguridad» en la ejecución de la prisión (art. 623.5). 98 y 106). esto es el pago o la recepción de comisiones como incentivos en la contratación. los delitos en materia de medio ambiente. De todos modos. no serán susceptibles de una resocialización en prisión. 286 bis). Por otro lado. la alarma social y la proporcionalidad (entendida ésta como prohibición de infraprotección) se esgrimen para justificar incrementos de pena carentes de toda lógica desde una perspectiva de prevención general de intimidación.ª) o la estafa procesal como modalidad cualificada de estafa (art. en la introducción de la medida de seguridad de libertad vigilada.2). 3.1). los nuevos tipos en materia bursátil (art.Página 2 de 16 atenuante de dilaciones indebidas. desde luego.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. 131.

agravación de las penas y flexibilización de las garantías político-criminales. Todas estas modalidades delictivas han mostrado episodios —más o menos reiterados. 2. En particular. como las siguientes. lo dicho en ese lugar vale también para la LO 5/2010. al art. que equipara actos preparatorios y consumación. en términos generales. (b) la equiparación típica de los actos preparatorios o de la tentativa con la consumación del delito. así como de la criminalidad organizada y terrorista. es seguro que sacrifican principios político-criminales que parecían asentados. Como es sabido —y el Preámbulo de la LO 5/2010 se encarga de recordarnos— nos encontramos inmersos en un proceso de europeización (armonización) de las leyes penales nacionales (5) .Página 3 de 16 2.es/Content/Documento. es ya un tópico en la doctrina albergar dudas sobre que el Derecho penal disponga en todo caso de posibilidades reales de incrementar sustancialmente la seguridad de los ciudadanos (3) . de ser vistos como base de derechos reaccionales frente al Estado (que conllevan deberes de abstención).2. En otro lugar (1) . 156 bis. que ha determinado el núcleo de la prohibición (y la razón justificante de http://diariolaley. pero. qué modelo antropológico (2) — subyacen a los modernos procesos de reforma expansiva del Derecho penal. me permito remitir al lector escéptico a los cambios punitivos producidos en artículos como el 178 y el 325. II. explica por tanto no pocos de los contenidos del texto legal que entrará en vigor una vez transcurridos seis meses desde su publicación en el BOE. he tratado de exponer con detenimiento qué factores —y. Pues bien.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. Así: (a) el endurecimiento más o menos indiscriminado de todas las penas en términos que. TRASFONDOS 1. entre ellos. incluso. sin embargo. En ellos. Sin embargo. financieros. que en este punto aúna cierto sinsentido político-criminal con una censurable falta de rigor técnico.laley. pese a que tan dudosa perseverancia le conduzca a recurrir a métodos objetivamente repudiables.. Una primera conclusión: la reforma es expansiva 1. «reforma» de la legislación penal significa tanto como «expansión» del Derecho penal: y expansión.. sobre todo. Ello. 248. de la corrupción.2 b). o a la estructura de imputación del art. (d) la sanción penal del beneficiado por el hecho. 14/09/2010 . el legislador parece persistir en su empeño. (c) la asimilación de todas las formas de intervención en el hecho. El sesgo crecientemente criminalizador de las «demandas sociales» internas. Temores justificados: ¡Derecho penal europeo ante portas! (4) 1. a concebirse como sustrato de derechos a la seguridad (a los que corresponden deberes de protección penal por parte del Estado). Cabría pues afirmar que su contexto viene determinado básicamente por el sentimiento de inseguridad y de vindicación que surge como consecuencia de los delitos sexuales. a su vez. es dudoso que proporcionen más seguridad opciones que. Éstos han pasado. Creo que. o. unido a la sensibilidad creciente de los gobiernos frente a las encuestas de opinión. Pese a todo. quiere decir crecimiento del ámbito de intervención de aquél. La LO 5/2010 constituye una clara expresión de los tiempos que vivimos. muy difundidos en los medios de comunicación— en los últimos años. sin embargo. La consideración de la seguridad como un derecho fundamental ha modificado el modo de entender el resto de los derechos y principios político-criminales. en las que la instancia europea. tales estructuras (entre otras similares) pueden hallarse en la LO 5/2010. que no ha intervenido en su ejecución. resultan poco significativos tanto en términos absolutos como relativos. A mero título de ejemplo. Dicho proceso se traduce en una suerte de leyes en blanco inversas.

eventualmente. Así. Que. en los que resulta fácil contemplar al delincuente como el «otro» (en el sentido de «no-yo») y que. medidas de seguridad u otras consecuencias jurídico-penales y penas en sentido estricto. Ello se ha sustituido por la cómoda apelación a obligaciones impuestas por la Unión Europea o los tratados internacionales. aunque no pueda hablarse de «obligación internacional» o «europea». corrupción pública y privada. 2. 14/09/2010 . que desde luego cabe apreciar en diferentes lugares del texto legal. De ahí que se expresara el deseo de superar tal dificultad a fin de hacer responsables a las empresas como http://diariolaley. Entre nosotros ha sido común eludir una justificación político-criminal detenida —con base empírica y consideraciones valorativas detalladas— de la introducción en el Código Penal de un modelo de responsabilidad penal de las personas jurídicas.es/Content/Documento. En ella. además. también a las jurídicas. integrada por mandatos de protección represiva (y. abuso de información privilegiada. los convenios exigen sanciones «efectivas. como mínimo. proporcionadas y disuasorias». En otras palabras.laley. Por regla general. sobre esta base. surjan problemas de proporcionalidad y de taxatividad es casi una obviedad.Página 4 de 16 ésta). (9) .. blanqueo de capitales. no lo es para la mayor parte de los delitos que ahora pasan a ser imputados. explotación sexual y pornografía infantil. Pues bien. inmigración sexual y trata de seres humanos. etc. Ello conduce a que la armonización tenga lugar sobre la base de la solución más sencilla. Con frecuencia. como resultado. remite a los parlamentos nacionales la concreción de los detalles de la descripción típica y de la medida de sanción. Por tanto. en todo caso. lo cierto es que la tendencia a incorporar modelos de responsabilidad (cuasi-)penal para las personas jurídicas es una de las características más relevantes de la evolución del Derecho penal continental de las últimas dos décadas. Importa subrayar que los ámbitos de la armonización son —como los de la internacionalización—. En efecto. La incierta base «europea» de la responsabilidad penal de las personas jurídicas 1. criminalidad organizada (8) . 2. Ahora bien. De todo ello se dan buenos ejemplos en el texto publicado. Las exigencias europeas de armonización (concretadas en Decisiones-Marco) inciden sobre cada vez más ámbitos de la legislación penal: terrorismo. en no poca medida. laxa y represiva (criterio del mínimo común denominador de las garantías) (10) . deja abierta la opción entre sanciones administrativas. el Derecho penal europeizado (sectorial) se introduce como un cuerpo extraño en los sistemas penales nacionales. 3. de criminalización) (7) . conviene no desconocer que su objetivo básico de «eliminación de paraísos penales» es claramente punitivista. señala que «son numerosos los instrumentos jurídicos internacionales que demandan una respuesta penal clara para las personas jurídicas».. 2.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. además de a personas físicas. el Preámbulo de la LO 5/2010 no se sustrae a esta tendencia. la opción del nuevo texto legal por «penas en sentido estricto» debería haberse justificado en mayor medida que en la que ello ha tenido lugar. lo que. se produzca un debilitamiento de las garantías. se consideraba precisamente la dificultad existente en las tradiciones jurídicas de muchos Estados europeos para hacer penalmente responsables a las empresas dotadas de personalidad jurídica. crímenes odiosos. Ya en 1988 existía una recomendación del Comité de Ministros del Consejo de Europa sobre este punto (11) . Ello no es cierto. nos hallamos ante una ley nacional condicionada por la normativa europea (6) .

. el cumplimiento de la pena no puede excluir un elevado riesgo de reincidencia del sujeto penado. el hecho de que. además. en ocasiones. básicamente.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. Rechaza. han suscitado una creciente preocupación por la subsistencia de peligrosidad criminal en ciertos delincuentes que ya han cumplido la pena ajustada a la culpabilidad por el hecho cometido. La realidad es que acontecimientos dramáticos que. la empresa habría de quedar exenta de responsabilidad cuando su organización no se vio implicada en el delito y tomó las medidas necesarias para impedir su comisión. La expresión de esa autocontención es la libertad vigilada como medida de seguridad a través de la que se trata de hacer compatible la protección de las víctimas y la rehabilitación y reinserción social del delincuente. Llega incluso a afirmar que dicha privación de libertad inocuizadora (cuya naturaleza. en tercer lugar. de forma un tanto tortuosa. inmediatamente. Autocontención frente a los imputables peligrosos 1. El Preámbulo de la LO 5/2010 aborda. Sólo mediante la adición de aquélla a la responsabilidad individual podría combatirse con ciertas garantías de éxito la criminalidad empresarial y. la atribución de responsabilidad a la empresa no debería exonerar a ninguna persona física implicada en el delito. En las propuestas doctrinales que han servido de base a tales modelos se parte implícitamente de que la atribución de responsabilidad penal a las personas jurídicas —de modo eventualmente acumulado a la individual de sus administradores. a radice. a pesar de las reticencias doctrinales frente a la posibilidad de recuperar la lógica del Derecho penal de la peligrosidad.es/Content/Documento. De modo que habría que establecer que la teoría del delito en sentido amplio contiene dos sistemas de imputación: el de las personas físicas y el de las personas jurídicas.Página 5 de 16 tales. Ello se http://diariolaley. ello no tendría por qué representar una subversión de los conceptos de la teoría del delito. han tenido una gran resonancia en la opinión pública. por otro lado. El intervencionismo penal exacerbado —patente en otros lugares del texto— se ve aquí extrañamente equilibrado con una cierta autocontención en el trato dispensado a sujetos que. en Derecho comparado.2 en el Código Penal francés de 1994 (12) . es la de una medida de seguridad) «choca obviamente con principios elementales del Derecho penal que la Constitución ampara». directivos u otros integrantes— constituye una auténtica necesidad. en cuarto lugar. la criminalidad organizada.. 121. las empresas habrían de ser hechas responsables por los delitos cometidos en el ejercicio de sus actividades. Esta recomendación se tradujo pronto en la introducción del art. 3. en particular. son delincuentes peligrosos con un elevado riesgo de reincidencia frente a bienes como la vida. Por lo demás. Por ello. la integridad física y la libertad sexual. en todos los países europeos se registran reformas orientadas a introducir reacciones de esta naturaleza. representantes. sin exonerar por ello de responsabilidad a las personas físicas. siempre que se tuviera claro que el modelo de atribución de responsabilidad penal a las personas jurídicas no es idéntico al de la responsabilidad criminal individual. y. 2. la empresa habría de ser hecha responsable con independencia de que la persona física que realizó las acciones u omisiones hubiera sido identificada o no. 3. La referencia a Europa y a los precedentes constitucionales de otros países de nuestro entorno desaparece en este punto por completo.laley. Los principios rectores que el Consejo de Europa proponía a tal efecto eran los siguientes: por un lado. Con posterioridad. que dicho riesgo de reincidencia no neutralizado mediante la pena pueda abordarse mediante una prolongación de la privación de libertad. aun cuando el delito fuera ajeno a las finalidades de la empresa. 14/09/2010 . no pocos países han incorporado regulaciones legales de tal modelo de responsabilidad en sus respectivos Códigos penales (13) .

Todos ellos son fenómenos parcialmente diversos. ciertamente orientadas a la inocuización. esta tendencia ha experimentado un auge considerable. Sin embargo. La contraposición (lucha de escuelas) entre esta visión de la pena como «pena orientada a fines» y su concepción clásica —retributiva— dio pronto lugar a un compromiso. 14/09/2010 . entender que los incrementos de la gravedad de la pena carecen de efecto preventivo general relevante (19) . que se manifestó en la introducción del sistema de la doble vía (Zweispurigkeit). entre otros. si se mantiene constante (y. se complementan. seguramente. que conlleva un rechazo expreso o tácito a la propia consideración de la idea de peligrosidad como presupuesto de reacciones penales. a la consiguiente «inocuización» de éstos se atribuye con razón a la dirección moderna de VON LISZT (15) . eventualmente ni siquiera penales (17) . de orientación rehabilitadora. 3. propuesto muy pronto por el propio VON LISZT (16) . relativamente bajo) el coeficiente de probabilidad de http://diariolaley. 4. vista ya como medida de seguridad) a la contención de la «peligrosidad» de ciertos delincuentes y. Así.Página 6 de 16 debe. no es casual: refleja de forma fiel y precisa las necesidades de seguridad y control de las que aquí se trata de forma permanente» (14) . ASPECTOS DE LA POLÍTICA CRIMINAL EN LA LO 5/2010 1. a pesar de que es casi un lugar común. a la tentación de los incrementos de pena. La fascinación por los números: el incremento de penas 1. en los últimos años. como ya es costumbre en nuestra legislación penal. «el acuerdo normativo de nuestra sociedad presente y también de la futura» no permite pensar «la liberación de delincuentes que ciertamente han cumplido su condena. más bien. como indica HASSEMER. Frente a ello. que hace algún tiempo habíamos olvidado prácticamente como instrumento jurídico-penal.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. En general. han recurrido a una criticable mezcla de conceptos (tampoco ajena a nuestra cultura). No es muy conocido que FEUERBACH escribió ya en 1800 el ensayo Ueber die Strafe als Sicherungsmittel vor künftigen Beleidigungen des Verbrechers (Sobre la pena como medio de aseguramiento frente a futuras infracciones del delincuente). éste es un monismo de penas (basado en la proporcionalidad con el hecho). pero que son peligrosos en términos actuales y elevados para bienes jurídicos centrales de otras personas». puesto de relieve por criminólogos de todas las tendencias. Ello. a partir de varios hechos distintos: la proliferación de las leyes sobre delincuentes sexuales habituales (los llamados depredadores o psicópatas sexuales).es/Content/Documento.laley.. si hay un monismo que se impone. la asociación de la Zweckstrafe (en realidad. Según se indicó al inicio. el escepticismo acerca de la idea de culpabilidad condujo a algunos autores a la adopción de un sistema monista de medidas. en general. en algunos casos. Varias décadas más tarde. y aparición de las leyes three strikes. las nociones de peligrosidad e inocuización (incapacitation) se habían mantenido históricamente en la discusión político-criminal anglosajona. De ahí que «la rápida carrera de la custodia de seguridad. el nuevo texto legal ha sucumbido. III.. En efecto. aunque pertenecen a un mismo mundo de ideas y. Lo discutible es si éstas. cuando ya en los años setenta del siglo pasado se empezó a hablar en el Reino Unido de un «renacimiento de la peligrosidad» era posible aludir como referentes previos tanto a la escuela criminológica positivista como a la práctica judicial norteamericana (18) . lo han hecho mediante una correcta consideración del problema de la peligrosidad criminal o. hacia los años sesenta/setenta del pasado siglo. la difusión de las teorías de la inocuización selectiva (selective incapacitation). a que. por otro lado. como ha sostenido reiteradamente Robinson. En las últimas décadas.

una repercusión relevante desde la perspectiva de la prevención especial negativa. pues. al incrementarse asimismo la pena mínima. en algunos casos. 183. o en el tipo básico del delito contra el medio ambiente (art. los autores de delitos sexuales) no se corresponden en absoluto con dicho estándar. 178). Por ejemplo. en el caso de alguna de las modificaciones. en general. y a ello se añade la tasa de «descuento del futuro» (20) .. también en ámbitos muy alejados de los anteriores.laley.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. incluso para sujetos que respondan al modelo del homo oeconomicus (sujeto racional que toma decisiones. 187). 4. no cabe esperar que agravaciones de pena como las señaladas tengan un efecto relevante en términos de prevención general negativa. 325. 3. que el modelo de incremento de pena en los delitos de referencia no aspira a la disuasión.es/Content/Documento. la clave de los incrementos de pena debe hallarse seguramente en la http://diariolaley. un incremento de la gravedad de la pena carecerá. la acogida de la mitad inferior del marco (hasta dos años y seis meses) ya permite la imposición de una pena con respecto a cuya ejecución no sea posible la suspensión condicional. cuyo límite inferior en el nuevo texto legal determina que éste se convierta en un delito que —salvo que se imponga el mínimo absoluto de la penalidad típica. Agravaciones de pena se observan. sin embargo. de efecto disuasorio alguno. cuyo marco pasa de comprenderse entre seis meses y tres años de prisión a hacerlo entre un año y seis meses — como pena mínima— y cuatro años). 5. En efecto. de la utilización de menores o incapaces en espectáculos pornográficos o en la elaboración de productos de esa naturaleza (art. dos años— conducirá indefectiblemente al ingreso en prisión. ejecutables (a la vista de nuestro sistema de suspensión condicional de la ejecución). a propósito de las agresiones sexuales (art. en los delitos contra la ordenación del territorio (art. 319. en los tipos básicos de los diversos delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social (arts. en marcos penales de uno a cuatro años de prisión. sin embargo. a la vista de que se trata de penas no excesivamente largas (salvo en el caso de los delitos sexuales que recaen sobre menores de trece años). Más bien. ponderando las ventajas e inconvenientes de su adopción). De todos modos. cuyo tipo básico pasa a tener un marco de dos a seis años de prisión). enjuiciamiento y castigo del sujeto. 14/09/2010 . 305 y ss. Lo que sí cabe prever es que generen problemas de proporcionalidad relativa y. en el que.. que no pocos sujetos (por ejemplo. 2. en los términos del modelo referido. consiguientemente. Pese a ello. de «disuasión marginal». Ello se hace mucho más evidente en el caso de la penalidad del tipo básico del delito contra el medio ambiente.). ni tampoco a la resocialización. Según antes se indicó. Ello. parece que la opción por la agravación de penas carece de un fundamento racional. el marco queda determinado por una pena de prisión de dos a cinco años. pero incluso esta misma puede ponerse en tela de juicio. Incrementos de pena se advierten. Si se considera. del favorecimiento de la prostitución de menores o incapaces (art. Parece claro. el ámbito en el que tiene lugar la mayor concentración de sustanciales agravaciones de pena es el de los delitos sexuales. en el texto se encuentra repetidamente un modelo de agravación de penas: el incremento de la pena máxima de los marcos penales de cuatro a cinco años. no puede excluirse. Ello se establece. Se trata de penas de duración relativamente corta y.Página 7 de 16 aprehensión. Por tanto. Así. incluso las delictivas. por ejemplo. aparecen como objetivos la intimidación individual y la inocuización. 189). Pero hay incrementos superiores. es muy significativo el relativo a los actos sexuales con menores de trece años (art. por lo demás.1). en fin. De hecho.

a diferencia de lo que sucede en otros sistemas de nuestro entorno — paradigmáticamente en el caso alemán. La renuncia general al internamiento como medida de contención de sujetos especialmente peligrosos para bienes jurídicos de relevante entidad constituye una opción innecesariamente arriesgada. la libertad vigilada es una institución conocida en el Derecho comparado. ello no puede implicar la exclusión de cualquier forma de reclusión. Ciertamente. 106.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. aunque sólo fuera para los casos más graves (22) . revelador de la voluntad de no someterse a las obligaciones o prohibiciones impuestas» el Juez. si se tienen presentes los casos realmente problemáticos. 106) resulta inadecuado. mejor. sin embargo. en casos límite de extrema peligrosidad del sujeto objetivamente acreditada.4). En realidad. 2. debería considerarse incluso la posibilidad de un internamiento incluso permanente —aunque no irreversible—. 3. desde luego. se dejan de lado —sin una especial argumentación— opciones perfectamente justificadas desde perspectivas político-criminales y que han superado estándares de constitucionalidad no menos rigurosos. Tan sólo «si el incumplimiento fuera reiterado o grave. Se propone hacerlo mediante una medida de libertad (vigilada). 2. de residir en determinados lugares. de comunicación. debería existir. con lo que se pretende. el régimen de obligaciones (de presentación. Un medio dudoso de dudoso fin: la responsabilidad penal estricta de las personas jurídicas 1.. No se trata de acoger una concepción radical de la inocuización.laley.. como distribución desequilibrada de cargas en perjuicio del sujeto que ya cumplió su condena. que el español. Con ello. además del efecto simbólico que tantas veces se atribuye a preceptos como los que examinamos. etc. dará comienzo a un procedimiento por el delito de quebrantar la medida de seguridad). 3. Sobre todo.) que integra el contenido de la medida de libertad vigilada (art.es/Content/Documento. Por tanto. Como se ha anticipado. de consecuencia jurídica impuesta en el proceso penal) parece haberse generado un consenso acerca de la existencia de una necesidad político- http://diariolaley. En la discusión de las últimas décadas acerca de si las personas jurídicas deben recibir algún tipo de consecuencia jurídico-penal (o. Quizá convenga recordar en este punto que el Tribunal Constitucional alemán (21) estimó la perfecta conformidad con la Constitución de todas las variantes de custodia de seguridad establecidas por el legislador de aquel país. en la comunicación de que estos delitos conllevan penas «de cumplimiento». cuyo objetivo explícito es lograr la reinserción del sujeto en la sociedad de modo compatible con la protección de las víctimas. 14/09/2010 .Página 8 de 16 dimensión de prevención general positiva y. en concreto.. El régimen jurídico de los imputables peligrosos: ¿libertad vigilada para psicópatas sexuales? 1. con la custodia de seguridad— el texto legal resultante de la LO 5/2010 renuncia a hacer frente a la peligrosidad postdelictual mediante una medida de internamiento. de estar localizado.. deducirá testimonio por quebrantamiento de condena (esto es. cuando a ello se añade que el incumplimiento de una o varias de las obligaciones impuestas únicamente conlleva la posibilidad de modificarlas o introducir otras (art. como es de ver en el significativo desarrollo de la regulación de la custodia de seguridad alemana durante la última década y en evoluciones similares en el mundo anglosajón. Ahora bien. la consolidación de la dimensión vindicativa. Pero la posibilidad de un internamiento asegurativo.

fundamentalmente. la intervención de la empresa. que éste ha cumplido razonablemente bien con los objetivos que se le asignaron al procederse a su regulación legal. Este consenso se asienta.Página 9 de 16 criminal de que así sea.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. Lo segundo es. Y. siquiera aparente. el argumento de la irresponsabilidad organizada: no siempre es posible sancionar penalmente a personas físicas (administradores. a propósito de su adopción cautelar (23) . revisar la tesis de que sin imponer sanciones a las empresas mismas no puede funcionar razonablemente bien el Derecho penal de la empresa. un examen del sistema español de consecuencias accesorias para las personas jurídicas (vigente en materia medioambiental desde 1983 y en términos bastante generales desde 1996) pone de relieve que. en tercer lugar. Pues bien. para las personas jurídicas y que trae como consecuencia la imposición a éstas de unas sanciones que son denominadas «penas». más importante. las dificultades en el plano de la dogmática de la teoría del delito. desde perspectivas empíricas. en este punto. al axioma de la necesidad político-criminal de imponer consecuencias jurídico-penales a las personas jurídicas. las sanciones u otras medidas administrativas) no son adecuadas para la mayor parte de la criminalidad que se genera en la actividad de la empresa (que de modo no infrecuente aparece vinculada a la criminalidad organizada). 2. una prudencia extrema en la imposición de las consecuencias referidas. En efecto. concretamente a propósito del Derecho penal del medio ambiente. El http://diariolaley. representantes) por los delitos cometidos en el marco de la actividad empresarial de la persona jurídica. directivos. El Tribunal Supremo no ha dictado ninguna sentencia en la que haya sentado doctrina extensa sobre el art. Pero la expresión «de modo general» significa aquí «en unas pocas resoluciones». asociación o fundación no se ha acordado nunca. el argumento de la insuficiencia preventiva de las formas de responsabilidad colectiva no penales: las alternativas orientadas a la responsabilización de la propia persona jurídica al margen del Derecho y del proceso penal (muy en concreto.. el nuevo texto legal hace abstracción de todo lo señalado. a propósito de este consenso. Acogiendo las tesis doctrinales ciertamente dominantes en el ámbito internacional. 3. Quizá procedería.laley.. 14/09/2010 . sobre la base de tres líneas argumentales. En primer lugar. surgiendo. en particular para la criminalidad organizada. pues afecta. en cambio. la doctrina ha sostenido. Pese a todo ello. superando las dificultades probatorias o técnicojurídicas que muchas veces se suscitan. si dejamos de lado el ámbito de la legislación contra el terrorismo y la criminalidad organizada. el argumento de la insuficiencia preventiva de la responsabilidad penal individual: incluso en los casos en que tal sanción sea posible. el balance de su aplicación judicial es bastante elocuente: la disolución de la sociedad. de modo especialmente claro. en cambio. 129. 4. La contradicción. ella constituiría una respuesta insuficiente para la criminalidad económica. con todo. sino tan sólo a la imposición de alguna clase de consecuencias jurídico-penales en el marco del proceso penal. sólo en una ocasión. La consecuencia accesoria aplicada de modo general ha sido la clausura temporal de establecimientos. Pues bien. por lo demás. En segundo lugar. que llama «penal». que se deriva de lo anterior no tendría por qué resolverse renunciando a mantener el balance positivo efectuado en términos generales sobre la eficacia del Derecho penal del medio ambiente. son consideraciones vinculadas al modo de articulación de los procedimientos penal y administrativo.es/Content/Documento. ello se advierte. establece una responsabilidad. lo primero que debe señalarse es que no conduce de modo necesario a la imposición de penas stricto sensu a las personas jurídicas. Los tribunales inferiores han mostrado. así como a la peculiar naturaleza simbólica de la reacción penal las determinantes.

2.Página 10 de 16 examen global del modelo que tiene su disposición central en el art. se entreveran http://diariolaley. Es decir. Sin embargo. ASPECTOS DE TÉCNICA JURÍDICA EN LA LEY ORGÁNICA 5/2010 1. a todas las demás garantías del debido proceso. Un breve lamento sobre el mandato de determinación 1. con todo. dos personas que se agrupen de forma transitoria con el objeto de cometer delitos ya forman un grupo. La disolución de la dimensión organizativa en las organizaciones criminales: ¿hacia la sanción de la conspiracy? 1. o distribución coordinada o concertada de tareas o funciones) «tenga por finalidad o por objeto la perpetración concertada de delitos o la comisión concertada y reiterada de faltas». Dicho de otro modo. Con todo. carece de la capacidad de negar el Derecho y el Estado que se predica por un sector doctrinal de las organizaciones criminales. que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos. 31 bis permite concluir que. 14/09/2010 . 4. no muestra los requisitos que podrían justificar su sanción penal. en general. de conformidad con el art.a). párrafo segundo: «Agrupación formada por más de dos personas con carácter estable o por tiempo indefinido. pueden recibir por ello una pena de hasta cuatro años. ante la tipificación de una figura próxima a la anglosajona de la conspiracy (24) . 570 ter 1. o duración indefinida. Resulta bastante conocido el hecho de que la legislación penal contemporánea suele adolecer de falta de taxatividad. tendrán derecho a la presunción de inocencia. desde un punto de vista empírico.es/Content/Documento.. Textos oscuros. así como de llevar a cabo la perpetración reiterada de faltas». como parece razonable. Parece claro que nos encontramos ante la autonomización de un acto preparatorio. por su propia transitoriedad y por la generalidad de su aplicación a toda clase de delitos. IV. no es posible afirmar que la sanción autónoma de la mera agrupación pueda justificarse desde la perspectiva de una anticipación de la protección penal orientada a la represión de ciertos actos especialmente graves de participación intentada (25) . Un ejemplo claro en la LO 5/2010 es la definición de «organización» del art. Desde un punto de vista simbólico. contempla la responsabilidad penal de las personas jurídicas. procedentes de convenios internacionales.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. Este texto define la figura del «grupo criminal»: unión de dos o más personas que. este fenómeno alcanza su culminación en el art. 570 bis. La evolución de la política criminal internacional está conduciendo a la disolución del concepto de organización criminal. con menos estructura y durante menos tiempo. Sin esa reforma paralela resulta sumamente dudoso que el nuevo modelo pueda cumplir sus pretendidos objetivos. párrafo último. La característica general es que la integración de cada vez menos personas. las penas por los delitos efectivamente cometidos se impondrán con independencia de aquélla. Resulta llamativo. se considera suficiente para apreciar la concurrencia de una organización. sin reunir alguna las características de la organización criminal (estabilidad. Y. no conlleva un incremento relevante de la dimensión psicológico-social de la afectación de la seguridad cognitiva. de contenido mucho más amplio que la conspiración y aplicable a la generalidad de los delitos.. que lo haga sin aludir siquiera a la necesidad de una coetánea reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que determine cuál será el status procesal de aquéllas: si. 570 ter 1. Así pues. en efecto. 3.1. a no declarar contra sí mismas y.laley. esa agrupación transitoria.

en la medida en que los órganos omitan deberes de vigilancia. Dicha responsabilidad se trata de fundamentar en la constatación de una culpabilidad por defecto de organización de la propia persona jurídica. Como puede observarse. Ni tan siquiera de ámbitos en los que no sea posible una ulterior concreción por razón del fin de protección o de las características del sector.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. sencillamente.. 14/09/2010 . en estos y otros extremos del texto legal. el art. o bien por la atribución de una responsabilidad propia a la persona jurídica como tal (modelo de la originäre Verbandshaftung). El modelo de la transferencia (o de la imputación) en la responsabilidad de las personas jurídicas 1. 2. 3. corresponderá. Por su parte. en los dos ejemplos indicados no se trata de complicadas transposiciones de disposiciones europeas o de textos procedentes de convenios internacionales. Así. Una regulación legal se adscribe a uno u otro modelo en función de que la atribución de responsabilidad a la persona jurídica se produzca por una mera transferencia a ésta de la responsabilidad originada por el hecho cometido por alguna persona física situada en la cúspide de su entramado organizativo (Zurechnungsmodell). también. básicamente.es/Content/Documento. Como en otras ocasiones. de coordinación o de selección. El modelo de responsabilidad por atribución a la persona jurídica presupone la comisión de un hecho delictivo completo por una de las personas físicas integradas en su seno. la falta de taxatividad resulta ingenua.laley. 328. en la medida en que se considera que los actos de dichos órganos. Dándose en el tenor de la LO 5/2010 tanto lo uno como lo otro. el art. pueden ser de comisión activa o. Tales hechos. de comisión por omisión. 3. Según tal modelo. 2. Su intervención. realicen «operaciones de cualquier clase» en perjuicio de su titular o de un tercero. de defectos de técnica legislativa. a jueces y tribunales la adecuada delimitación de la conducta típica. será decisiva. que den lugar a la conducta delictiva activa de un integrante de la empresa situado en los niveles inferiores de la misma. 2. Existen. para este modelo.. Se trata. Lo que queda abierto en todo caso. la responsabilidad por ese hecho delictivo se transfiere a la persona jurídica. de esta última. Ahora bien.4 sanciona la conducta de quien contraviniendo leyes u otras disposiciones de carácter general traslade «una cantidad importante» de residuos. El modelo de responsabilidad por hecho propio no requiere una transferencia a la persona jurídica de la responsabilidad de las personas naturales que se integran en la estructura organizativa de la empresa. En ocasiones. que redundan en posibles vulneraciones del principio de proporcionalidad. también. de entrada debe señalarse que resulta más que dudoso si la culpabilidad por defecto de organización es http://diariolaley. sin embargo. normalmente por alguna de las que integran sus órganos o la representan.2 c) sanciona como reos de estafa a los que. Permítaseme un breve apunte sobre lo segundo.Página 11 de 16 con el temor del legislador a incurrir en infrainclusión y conducen a expresiones en las que se hace poco menos que imposible analizar el texto legal y caracterizar los hechos punibles. es la cuestión del título en cuya virtud la responsabilidad por ese hecho puede ser transferida a la persona jurídica. dos modelos dogmáticos para fundamentar la atribución de responsabilidad penal a las personas jurídicas: un modelo de responsabilidad por atribución y otro de responsabilidad por un hecho propio (26) . pues. son. en virtud de la relación funcional existente entre éstos y aquélla. utilizando tarjetas de crédito o débito. o los datos obrantes en cualquiera de ellos. o cheques de viaje. 248. por lo demás.

. sin embargo. El criterio de conexión (o imputación) del hecho de la persona física a la persona jurídica es que aquélla haya obrado «por cuenta o en provecho» de ésta. infringen los deberes de organización y vigilancia que recaen sobre ellos.1). La búsqueda de la culpabilidad de una persona jurídica debería partir entonces. la prohibición de actividades. de entrada. (b) la persistencia de la responsabilidad penal de la persona jurídica (sujeto) a lo largo de las transformaciones. Si a esto se añade el hecho de que los delitos que prevén la responsabilidad penal de las personas jurídicas http://diariolaley. 31 bis. quedando pendiente de aclaración la cuestión de en qué casos y por qué la persona jurídica puede ser estimada culpable del defecto de organización que se produce en su seno. en general. eventualmente en conflicto de intereses con las personas físicas imputadas. del defecto de organización no se puede derivar. Ahora bien. se observa una contradicción entre los delitos cometidos por acción de los administradores y representantes y los cometidos por la omisión de vigilancia de éstos sobre personal subordinado. la suspensión de actividades. 14/09/2010 . o (d) la posibilidad de atenuar su responsabilidad penal mediante comportamientos «propios» (art. El nuevo texto legal parece acoger. tanto por acción como por omisión del deber de vigilancia sobre personas subordinadas. De ahí que los intentos doctrinales de conformar la culpabilidad de las personas jurídicas recuerden a la idea de culpabilidad por la conducción de la vida (Lebensführungsschuld). más bien. 31 bis.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. Sea como fuere. 4.1 producen la impresión de que el modelo de la transferencia se entrecruza con elementos no irrelevantes del modelo de responsabilidad por el hecho propio. Mientras que los primeros se ven como delitos. en sí. Por lo demás. hace responsables penalmente a las personas jurídicas de los delitos cometidos por personas físicas que ostenten un poder de dirección en ellas. (c) la necesaria individualización procesal de la persona jurídica. 31 bis. el art. los cometidos por inferiores jerárquicos por no haberse ejercido sobre ellos el debido control. según algunas posiciones doctrinales) la pena en virtud de actos de autoorganización como la implantación de programas de criminal compliance o de la realización de due diligence penales. de la constatación de algo así como un «poder organizarse de otro modo». Pero en este punto la imagen antropológica es tan fuerte que resulta discutible la propiedad de aplicarla a personas jurídicas.3). por el contrario. así como la intervención judicial.Página 12 de 16 expresión de una culpabilidad en sentido estricto de la persona jurídica o. el modelo de la transferencia (art. 130). imprudente— y ello dé lugar a una responsabilidad dolosa de la persona jurídica. fusiones. la inhabilitación para obtener subvenciones o ayudas. hipotéticamente. entre otros: (a) la imposición de responsabilidad penal a la persona jurídica aunque la persona física no haya sido individualizada.laley. Así. una «culpabilidad»: el defecto de organización sería. parece contemplarse una conducta imprudente de la persona física controladora. Éste y otros aspectos de la regulación que se advierten tan pronto como se abandona el art. 33. 31 bis.7 establece la disolución. Así.4): en particular. dolosos.. un dato objetivo. le falte la culpabilidad o haya fallecido (art. 6. entonces resulta discutible que lo transferido a la persona jurídica sea una «omisión del debido control» —en principio. una regla de transferencia de responsabilidad a la persona jurídica por el hecho culpable de las persona físicas que. en los segundos. en el seno de la misma. o para contratar con el sector público. Ello. absorciones o escisiones que pueda experimentar (art. En este punto.es/Content/Documento. no se haya podido dirigir contra ella el procedimiento. las penas imponibles a las personas jurídicas son de enorme gravedad: además de la multa. la posibilidad de disminuir (o incluso excluir. la clausura de establecimientos. 5.

es/Content/Documento. La discrepancia entre el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional a propósito del dies ad quem de la prescripción del delito se ha pretendido resolver en el nuevo texto legal mediante una doble toma de posición (art. a las reglas de éste. parece claro que éste ha de ser —como se apuntaba al inicio— el ámbito más trascendente de la reforma que la LO 5/2010 introduce en el Código Penal.Página 13 de 16 son muy numerosos. en el caso concreto). de la corrupción y de la criminalidad organizada. al Juez o Tribunal sentenciador. lo determinante es la decisión sobre la ejecución de la medida. 106. 2. al menos anual. pero que debe ubicarse fuera del Derecho penal.laley. d) Es posible un Derecho de la peligrosidad. en el art.2 y 98. insolvencias punibles). b) El único Derecho de la seguridad del Estado de Derecho es el Derecho penal de la culpabilidad por el hecho. La centralidad de la seguridad como objetivo político-criminal conduce también a plantear la hipótesis de la reconstrucción de un Derecho de la seguridad (27) . El texto legal opta por el cuarto modelo.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. 4. inicial (dos meses antes de finalizar el cumplimiento de la pena) y. económico (delitos contra el mercado). Los modelos teóricos sobre este particular se reducen a cuatro: a) El único Derecho de la seguridad del Estado de Derecho es el Derecho penal de la culpabilidad por el hecho. se caracterizarían como peligrosos.. Éste sería el modelo del Derecho español vigente hasta la LO 5/2010. aunque indirectamente. si bien de modo peculiar. El modelo técnico-jurídico de la medida de libertad vigilada 1. si atendemos a lo dispuesto. que puede ubicarse dentro del Derecho penal. más allá del Derecho de la pena (y de la culpabilidad por el hecho). la imposición de la medida de libertad vigilada no parece vincularse a un juicio de peligrosidad efectuado por el Juez o Tribunal sentenciador. posteriormente.. Pero es posible advertir en el caso de los sujetos que. En segundo lugar. Incluso las medidas de seguridad para inimputables deben someterse. sino presumirse directamente a partir de la condena por uno o varios delitos (sexuales. Sólo para el caso del delincuente primario condenado por un único hecho parece abrirse al Tribunal la opción de no imponer la medida en atención a la «menor peligrosidad» del sujeto. el plazo de prescripción sólo http://diariolaley. exigiendo una actuación material sustancial del Juez Instructor. que abarque a todos aquellos sujetos caracterizados por lo persistente y gravemente violento de sus conductas delictivas (28) . en la línea del Tribunal Constitucional. que conducen a incrementos de pena. incrementos del injusto o de la culpabilidad. aunque con matices. 3. en el ámbito patrimonial (estafas. A partir de ahí.1. por ejemplo. Otras cuestiones 1. c) Es posible un Derecho de la peligrosidad.1) sobre el Juez de Vigilancia Penitenciaria que efectuará las correspondientes propuestas. 14/09/2010 . El control sobre la procedencia de la efectiva ejecución de la medida parece recaer (arts. tratando de aproximarse a las tesis del Tribunal Supremo mediante la atribución de eficacia suspensiva de la prescripción a la interposición de denuncia o querella. Así. 192. más allá del Derecho de la pena (y de la culpabilidad por el hecho). de otro modo.2) En primer lugar. De este modo. 132.

Participation in a Criminal Organisation as a Model of European Criminal Offence.es/Content/Documento. de 15 de junio de 2006. «Europäisches Strafrecht ante portas» —Tagungsbericht—.ª ed.. La Tentation de l innocence. (9) Una síntesis. Paris 2007. 9 y ss. págs. con adiciones Montevideo/Buenos Aires 2006). Una Cfr. PERRON. Möglichkeiten und Grenzen..Sicherheit durch Strafrecht? Erwartungen. 141. remite también a dicho procedimiento la ejecución de la pena de multa (art.). sin embargo. Armonización penal en la Unión Europea. La reforma de la justicia penal.Página 14 de 16 volverá a correr en el caso de inadmisión de aquéllas. Köln 2002. tampoco hay prescripción que alegar. 147 y ss. en ARANGÜENA/SANZ (eds. Claus Roxin zum 70. suplemento al núm. Pero en realidad lo ignorado es ya la premisa mayor que atribuye a los jueces. Y. (6) Cfr.. Strafrechtsvereinheitlichung in Europa. 26 y ss. Towards a European Criminal Law Against Organised Crime. desde la que pueden entenderse con facilidad buena parte de los extremos de la reforma. 305.. en MILITELLO/HUBER (eds. MILITELLO. Madrid 1999. págs. La expansión del Derecho penal (1. remite la ejecución de la responsabilidad civil al procedimiento administrativo de apremio. 2ª ed. New York 1994. Beiträge zum Strafrecht. págs. 1404. ya SCHULZ. ZStW 119 (2007). Europa als Rechtsgemeinschaft. BRUCKNER. 135 y ss. 2. Freiburg 2001. 27. 14/09/2010 .5). Culture of Complaint: A Passionate Look into the Ailing Heart of America. BLOY. EG und EU als Rechtsquellen des Strafrechts.. Aspectos materiales y procesales. SIEBER. 2. 669 y ss. no conforme con esto.. En la práctica. (10) SILVA SÁNCHEZ.. la ofrece el texto de AA. conduce a entender que el procedimiento se inició ya con la denuncia o querella. FS f.. 11. una obviedad. Ahora bien. Madrid 2001. págs. si hay admisión. GS f. ELIACHEFF/SOULEZ LARIVIÈRE. siguiendo con el empeño ya tradicional de hacer del delito contra la Hacienda Pública un delito de excepción. sin excepción.. 1401 y ss. BIMJ. HUGHES. (8) Cfr. en DÖRR/DREHER (Hrsg. (7) Crítico. passim. Baden. la referencia de TIEDEMANN. Valladolid 2008. (1) SILVA SÁNCHEZ. págs. 15 y ss. Los principios inspiradores de las propuestas de un Derecho penal europeo. págs.). La LO 5/2010.Baden 1997. Frankfurt 2003. (4) (5) Con detalle.. 1 y ss. págs. DE LA CUESTA ARZAMENDI.laley. Möglichkeiten und Grenzen der Gewährleistung von Sicherheit durch Strafrecht.ª ed. (2) Cfr. Le Temps des victimes. Pues. págs. Strafprozeßrecht und Strafrechtsvergleichung. la solución es la pretendida por el Tribunal Supremo. Fragmentarisches Strafrecht. que texto no tiene en cuenta. 2015.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. Geburtstag. Que una pena no puede ser ejecutada sin un control judicial penal parece. (3) FRISCH. la función de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado. Schlüchter. http://diariolaley. Berlin 2001.). Grenzen des Strafrechts. StV 1/2001. si no hay admisión. 85 y ss.. 135 y ss. Paris 1995.VV. en MOMMSEN/BLOY/RACKOW. La armonización del Derecho penal español: una evaluación legislativa.

Página 15 de 16 aproximación crítica. págs. Constitución europea y Derecho penal económico. en Homenaje al Dr. I. Austria y Suiza se han introducido regímenes sobre este punto. 325 y ss. ZStW 13 (1893). págs. Droit pénal genéral. ORTIZ DE URBINA. Cfr. Milano 2005. adoptada el 20 de octubre de 1988. «Ius puniendi» und Grundgesetz.laley.ª ed. RDPC núm. NAEGELI.. 140. 478. ZStW 86 (1974). por todos.. «Sexual Predators» Estrategias y límites del Derecho penal de la peligrosidad. ROBLES PLANAS. HRRS 4/2006. L. GS f.. (18) Cfr. en www. ORTIZ DE URBINA. I. www. Parte generale. págs.com... en Italia.. SILVA SÁNCHEZ. 451 y ss. http://diariolaley. 367 y ss. págs. Il Diritto penale nella prospettiva europea. en Strafrechtliche Vorträge und Aufsätze. Sicherheit durch Strafrecht. Constitución europea. 31 y ss. (12) (13) Referencias en PRADEL.ª época núm. 368.). extraordinario 2 (2004).. Sentencias del BverfG de 10 de febrero (2 BvR 834/02) y de 5 de febrero de 2004 (2 BvR 2029/01).indret. Análisis económico del Derecho y política criminal. 76 y ss. (1971-1972). 506 y ss. Sobre la regulación italiana cfr. Respecto a la situación en Austria. págs. Plädoyer für die Abschaffung des Strafrechts. 2. 14/09/2010 . Der Zweckgedanke im Strafrecht (1882).ª edición. In memoriam. págs. (11) Recommendation No. el comentario de PRADEL. (20) (21) (22) Cfr. ROBLES PLANAS.. R (88) 18 of the Committee of Ministers to Member States Concerning Liability of Enterprises Having Legal Personality for Offences Committed in the Exercise of their Activities. (19) Cfr. 16 Howard Journal of Penology and Crime Prevention (1977). 672 y ss. in: Die Gesellschaft und die Kriminellen. VON LISZT. Madrid 2006. 75 y ss. Quali politiche criminali per quale Europa). MANTOVANI. El retorno de la inocuización. (14) HASSEMER. Die deterministischen Gegner der Zweckstrafe. pág. por ejemplo BOTTOMS. extraordinario 2 (2004). (=I principi ispiratori della proposta di un Diritto penale europeo: un commento critico. Revista penal. 12. 70 y ss. ¿Delitos de personas jurídicas? A propósito de la Ley austríaca de responsabilidad de las agrupaciones por hechos delictivos. Con posterioridad a las referencias de Pradel. 351 y ss.. págs. 126 y ss. KATKIN. págs. pág. 164 y ss. 1972. SILVA SÁNCHEZ. en BAJO FERNÁNDEZ (Dir. Cuenca 2001. cfr. Paris 2002. 114115. GS f. 166 y ss. 130 y ss.. RDPC 2. Droit pénal comparé.). 251 y ss. págs. 99 y ss. 344 (abril 2006). Milano 2007. Schlüchter. págs.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29.. 13/2004. en especial 58 y ss. ya FRISCH. octubre 2007. 699 y ss. (15) VON LISZT. 675. Schlüchter. Habitual Ofender Laws: A Reconsideration. Aunque podría haber aludido también a la «preventive detention for repeated offenders» sugerida ya en el Gladstone Committee Report de 1895 para la Cámara de los Comunes. Marino Barbero Santos. págs. Reflections on the Renaissance of Dangerousness. Rev. págs. 5. Von der Vergeltung zur Sozialisierung. 21 Buff. Strafrechtsreform als Gesellschaftsreform.. también FRISCH. Diritto penale. Paris 1999.es/Content/Documento. PLACK.. 1974. El caso de las reacciones jurídico-penales frente a los delincuentes sexuales violentos..com. págs. (16) (17) Así KLOSE. legalidad y Derecho penal económico. Vol. págs. InDret Penal. págs. Berlin 1905. 62. págs. en: CANESTRARI/FOFFANI (a cura di). 138 y ss.ª ed. 64 y ss.indret. págs.

). Montevideo/Buenos Aires 2008. (27) SCHULTZ. págs. Delitos de organización. Dangerousness and Citizenship. págs. LACEY /WELLS. 141 y ss. 163 y ss.laley. SILVA SÁNCHEZ. 290 y ss. Modelos de autorresponsabilidad penal empresarial. Heidelberg 2005. Barcelona.). 420.es/Content/Documento. Manuales de formación continuada 14. La culpabilidad penal de la empresa. (28) Cfr. págs. La responsabilidad penal de las empresas en los EE. 129 del Código Penal. Navarra 2006. El mismo. 1998.UU.com.. 159 y ss... en ASHWORTH/WASIK. Die unvollendeten Straftaten-the inchoate offences. en Derecho penal económico. 167 y ss. CANCIO MELIÁ/SILVA SÁNCHEZ. GÓMEZ-JARA DÍEZ.indret. 420 y ss. Bausteine zu einer Verhaltenstheorie des Rechts. Madrid 2006. págs... en Mansdörfer (Hrsg. Fundamentals of Sentencing Theory. 321 y ss. Alternative Zurechnungsstrukturen im Recht. La responsabilidad penal de las personas jurídicas: un modelo legislativo. (25) (26) S. Baden-Baden 2001. Reconstructing Criminal Law. La aplicación judicial de las consecuencias accesorias para las empresas. La responsabilidad penal de las personas jurídicas y las consecuencias accesorias del art. 308 y ss. Madrid 2008. Más reciente y exhaustivamente. DUFF.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29. 342. en la justificación de lo que él denomina una «detención especial selectiva». Cfr.. MACKE.). SILVA SÁNCHEZ. InDret Penal. 14/09/2010 . La responsabilidad penal de las personas jurídicas. abril 2006. en HAFT/HOF/WESCHE (Hrsg. Propuestas globales contemporáneas.Página 16 de 16 (23) Cfr. 142. CGPJ Madrid 2001.. NIETO MARTÍN.. Oxford 1998. Die allgemeine Straftatlehre des common law. London 1998. (24) Cfr. www. BACIGALUPO. Essays in Honour of Andrew von Hirsch. DIARIO LA LEY http://diariolaley. Madrid 2005. págs. El mismo (ed..