Está en la página 1de 174

Universidad Autónoma Metropolitana

Unidad Xochimilco

Carrera de Comunicación Social

ANTOLOGIA PARA EL MODULO V IDELOGIA, PODER Y ESTRATEGIAS DISCURSIVAS

Volumen I IDEOLOGIA Y LENGUAJE

SILVIA GUTIERREZ VIDRIO (COMP.) Diciembre 2001

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA Dr. Luis Mier y Terán Rector General

Secretario General UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA- XOCHIMILCO Dra. Patricia Aceves Pastrana Rectora Dr. Ernesto Soto Reyes Garmendia Secretario de Unidad Lic. Gerardo Zamora Fernández de Lara Director de la División de Ciencias Sociales y Humanidades Mtro. Roberto Constantino Toto Secretario Académico Lic. Dolly Espínola Frausto Jefa del Departamento de Educación y Comunicación Lic. Rosa María Ponte Coordinadora de la Licenciatura en Comunicación Social

Cuidado de Edición Milo Montiel Romo

Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco Noviembre 2001 ISBN Calzada del Hueso 1100, México, D.F., 04960

1

ÍNDICE

PREFACIO ...............................................................................................................................3 PRESENTACIÓN ....................................................................................................................3 UNIDAD I: IDEOLOGIA Y LENGUAJE .................................................................................6 Thompson, J. B. “La comunicación masiva y la cultura moderna”.......................................8 Giménez, G; "El debate interminable en torno a la ideología"..............................................29 Giménez, Gilberto. "Notas sobre el estatuto teórico de las ideologías" ...............................41 Thompson, J. B. “El concepto de ideología” .........................................................................67 Simón Michel, “Antonio Gramsci y la necesidad social de la ideología”............................. 106 Althusser, Louis, “Ideología y aparatos ideológicos de Estado”.......................................... 127 Gutiérrez Silvia, "Lenguaje e ideología la propuesta de O. Reboul”.....................................158

2

contradictorios. en el marco de las complejas realidades socioculturales de las sociedades modernas. Las investigaciones realizadas desde muy diferentes tradiciones. se hace cada vez más necesario y urgente contar con instrumentos de análisis discursivo dada la amplia circulación de mensajes paralelos. poder y estrategias discursivas”. 3 . dentro de la estructura social y sus instituciones. En cada una de ellas se hace una breve presentación del tema y a continuación se ubican los textos seleccionados resaltando sus aportes y su relación con los demás textos. mediante la aplicación de algunas técnicas de análisis. ya que el manejo de diferentes técnicas refinadas de análisis del discurso les facilitará el acceso a un desarrollo de capacidades interpretativas y. tales como el modelo de análisis argumentativos. El análisis del discurso puede reconocerse hoy como un acercamiento científico a los usos sociales del lenguaje humano y por extensión al de otros lenguajes creados por el hombre. fragmentados. Este reconocimiento de la centralidad del discurso en la vida social ha contribuido a que el campo del análisis del discurso sea un área de conocimiento fundamental para la formación de toda persona interesada en los problemas políticos y sociales. las huellas de enunciación. difusión y apropiación de bienes simbólicos. sino también como un dispositivo que permite construir y modificar las relaciones de los interlocutores. relaciones y manifestaciones del poder. El lenguaje ya no es considerado sólo como un vehículo destinado a transmitir informaciones. críticas. las figuras retóricas. En el caso de los profesionales del periodismo y la comunicación social esta necesidad es más patente. que son vectores de sentido de la conflictividad de las sociedades modernas.PREFACIO El propósito de esta antología es servir como base para la lectura de los temas tratados en el segundo módulo de la Carrera de Comunicación Social: “Ideología. cuya temática global es: el estudio y análisis de los procesos de comunicación. También se incluyen una serie de preguntas para que sirvan de guía al alumno en la lectura. han promovido el reconocimiento del discurso como medio de acción y de intervención política. Analizar las condiciones sociales de la producción y difusión de los bienes simbólicos y Detectar los mecanismos discursivos de dominación y de resistencia. La antología está dividida en las cuatro unidades que originalmente conformaban el programa del módulo. Al final se sugiere una bibliografía general adicional para que los estudiantes puedan profundizar en los temas que despierten su interés. Identificar las características. por ende. sean éstos individuos o grupos sociales bien definidos. Los objetivos de este módulo son: • • • • Ubicar y describir los conceptos principales relativos a la ideología e identificar algunos aspectos de su materialización en el discurso. concebidos como procesos sociales de producción. PRESENTACION En la actualidad. los actos de habla.

El análisis del discurso. desde los años cincuenta. cuando Z. Por el otro. la filosofía del lenguaje. J. El discurso no nos proporciona por sí solo toda la información necesaria para conocer la realidad social. B. en comparación con las otras técnicas de investigación social existentes (por ejemplo. Robin (1973). el estudio de los fenómenos políticos y sociales desde la filosofía. Esto se debe al hecho de que. Como señalaba el propio Pecheux: “La referencia a los problemas filosóficos y políticos que apareció en el transcurso de los años sesenta ha constituido. el estudio del lenguaje. en gran parte. pero sí nos permite encontrar claves que nos llevan a la reconstrucción de esa realidad. la retórica y la semiología.Actualmente el análisis del discurso está teniendo una gran aceptación como propuesta metodológica de investigación social. Los aportes de la “Escuela francesa del discurso”. los avances de la lingüística -específicamente de la teoría de la enunciación (Benveniste 1966) y la teoría de los actos de habla (Austin 1962) y los aportes de Michel Foucault (1971) sobre el estudio del poder. Marcellesi (1970). más concretamente. concebido desde una perspectiva teórico-metodológica. Desde mi punto de vista. Entre los diferentes aportes que marcan el inicio de una nueva corriente del análisis del discurso que se dirige más al análisis ideológico y político que al lingüístico mencionaré los siguientes. es decir aquellas investigaciones dirigidas al estudio de la ideología y el poder. Aunque no es posible hacer una revisión de la historia del término y los enfoques asociados con él en un trabajo de esta índole. los trabajos postalthusserianos sobre el concepto de ideología y sobre el interés de reubicar la dimensión crítica en la investigación social. R. como la ideológica y la política. la entrevista. surge de los aportes esenciales de dos áreas o campos específicos de investigación. la historia de vida. Habría que aclarar que el término "análisis del discurso" se ha utilizado. ofrece una mayor viabilidad de captar ciertas dimensiones de la realidad social. Los 4 . la base concreta. Pecheux (1969). El análisis del discurso no es una disciplina con un objeto y límites perfectamente delimitados sino un campo interdisciplinario de indagación y aplicación científica en el que deben reconocerse diferentes aportes. la semiótica. transdisiplinaria de un reencuentro (…) sobre el asunto de la construcción de un enfoque discursivo de los procesos ideológicos” (1984:7). Por un lado. el cual concibe como una técnica lingüística que posibilitaba visualizar los mecanismos lingüísticos existentes en un texto y observar la frecuencia de su aparición en él. el enfoque que se desprende de los planteamientos teóricos de la escuela francesa del discurso pretende mayor rigor sobre otras propuestas a raíz de dos planteamientos: el primero y más importante. No es sino hasta finales de los años sesenta y principios de los setenta cuando resurge el análisis del discurso con una concepción diferente. los estudios sobre la ideología del post-althusserianismo. que incluye las investigaciones que provienen de la lingüística. el contexto y la situación coyuntural en que son emitidos. la ciencia política y la sociología. sí mencionaré algunas de las características más relevantes de una de las corrientes del análisis del discurso que muchos conocemos como la Corriente Francesa del Discurso. el cuestionario o el análisis de contenido). transmitidos y recibidos en contextos específicos y no son plenamente interpretables sin la incorporación integral del análisis de tales contextos. para referirse a diferentes fenómenos y enfoques relacionados con el estudio del lenguaje. nos permite conocer y describir no solamente lo que dice el emisor de determinados discursos sino. Los orígenes de esta propuesta metodológica se remontan a los años cincuenta. principalmente los de M. que vincula lo discursivo con lo ideológico. Harris (1952) introduce por primera vez el término "análisis del discurso". A mi parecer el análisis del discurso. reconoce que todos los productos simbólicos o discursos son producidos. también. Dubois (1969) y J. pero sobre todo del discurso político.

Thompson 1993). por ejemplo (Cf. por lo tanto. También el medio técnico de transmisión influye de manera importante tanto en la producción como en la recepción: piensese en la comunicación cara a cara en comparación con la televisiva. Disciplinas como la semiótica. desde esta perspectiva interdisciplinaria se pretende analizar el discurso desde una perspectiva orientada a la investigación política. por ejemplo. puede el investigador llegar a una interpretación más profunda de algunos fenómenos políticos y sociales. A manera de síntesis. Así. relativamente sofisticadas. para el análisis del lenguaje. como la forma del mensaje. la filosofía del lenguaje. esto es. la lingüística. de lo que concebimos y afirmamos.discursos casi siempre se producen y se reciben en el seno de una o más instituciones sociales que determinan tanto el contenido. relacionando el discurso con el contexto de emisión y de recepción. desde un punto de vista que asuma que el lenguaje es un portador de contenido político y no solamente una herramienta para poder hablar sobre fenómenos extradiscursivos que existen independientemente de lo que decimos y. que para el análisis de los procesos de comunicación resultan más útiles. el análisis del discurso permite descubrir los valores y las representaciones de la realidad en el discurso público. se retoman solo dos de ellas. además de la recepción del mismo. la lingüística del texto y la retórica han aportado técnicas para analizar diferentes aspectos del significado que hacen posible sustentar una interpretación con datos empíricos fuertes y avalados teóricamente. En la actualidad existe una gran variedad de propuestas teórico metodológicas para el análisis del discurso que remiten a diferentes paradigmas teórico metodológicos y que implican diferentes procedimientos de análisis. estas son la narración y la argumentación. 5 . El segundo rasgo que distingue el análisis del discurso como propuesta teórico metodológica es el de recurrir a una amplia gama de técnicas. En lugar de limitarse a la descripción de políticas y programas. Dado que en esta antología no es posible revisar todas las propuestas metodológicas existentes.

a través de la reflexión sobre el lenguaje y sus relaciones con la ideología. Estas formas simbólicas. desde esta perspectiva. como en el del discurso. INTRODUCCION Sin duda. Los estudios que se han realizado tanto en el campo de la ideología. como y antes habíamos mencionado. estudiar el lenguaje en el mundo social. Importantes trabajos post-althusserianos han venido a desmentir todas las previsiones pesimistas acerca de un eventual "agotamiento de la teoría de la ideología" (Cf. como anteriormente se consideraba. el estudio de la ideología implique en parte.i Pese a las repetidas profecías sobre su inminente desaparición. como un aspecto central de la vida social y política. Una de ellas es. una de las áreas de investigación interesante y excitante. "no circulan en el mundo social como las nubes en un cielo de verano. poca gente negaría el carácter ideológico del lenguaje. Este reconocimiento del lenguaje. Más bien en las últimas dos décadas hemos presenciado un nuevo interés en la teoría y el análisis de la ideología tanto dentro como fuera de la tradición marxista. Actualmente. son variadas y complejas y entrañan muchos temas que no pueden ser estudiados. ubicar algunas de las concepciones más importantes y hacer explícita la relación existente entre la ideología y el lenguaje. es el creciente reconocimiento del carácter central del lenguaje en la vida social. como señala Thompson. Ansart 1983). sosteniéndolo y ejecutándolo. al estudiar la 6 . como señala Thompson (1993) que en la crítica a los enfoques marxistas tradicionales algunos investigadores se han dedicado a examinar las formas simbólicas a través de las cuales los seres humanos crean y recrean sus relaciones con los otros. Otra fuente de interés. Un segundo objetivo es presentar al lector una de las técnicas del análisis del discurso diseñada para analizar la ideología en textos escritos. como expresiones. pero a la vez muy marcada desde sus orígenes por la controversia y la discusión. En otras palabras. y en cierto sentido. es el área de la teoría de las ideologías. volcando ocasionalmente su contenido con el estallido de un trueno o el resplandor de un relámpago. De ahí que. han llevado a aceptar que el medio más específico donde se materializa la ideología es el discurso. como palabras que se hablan o se escriben” (1986: 517). Pero.UNIDAD I: IDEOLOGIA Y LENGUAJE OBJETIVOS Esta unidad tiene como objetivos: presentar el amplio campo de estudio de las ideologías. la teoría se encargaba de analizar las maneras en que las "ideas" o "las significaciones" afectan a las actividades o las creencias de los individuos y los grupos que conforman el mundo social. Las ideas circulan en el mundo social más bien como enunciados. alimentándolo. se ha reconocido que las ideas. la manera en que el lenguaje es usado en la vida social cotidiana y los modos en que los múltiples y variados usos del lenguaje se entrecruzan con el poder. Tradicionalmente. solamente en términos de clases o de conflicto de clase. ha propiciado la reorientación de las teorías sobre la ideología. como varios estudios han revelado. Este renovado interés se debe a varias razones. así como a partir de las cuales adquieren un sentido sobre ellos mismos y sobre la sociedad en la que viven. las ideologías se resisten a morir.

el dominio privilegiado de la ideología. se refuerzan o debilitan continuamente. El concepto de ideología pretende revelar algo de la relación entre una expresión y sus condiciones materiales de posibilidad. por ciertas prácticas sociales. Por tanto. por símbolos. el lugar donde ejerce directamente su función. En este sentido.. cuando se consideran dichas condiciones de posibilidad a la luz de ciertas luchas de poder centrales para la reproducción (o también. es el lenguaje. la ideología tiene que ver con el discurso: “…con ciertos efectos discursivos concretos. 7 . el explorar las relaciones entre ideología y lenguaje implica analizar la manera en cómo las expresiones sirven como medio de acción e interacción. para algunas teorías.ideología se busca poner en evidencia las maneras en que ciertas relaciones de poder son mantenidas y reproducidas en un conjunto interminable de expresiones que movilizan el sentido en el mundo social. ciertas instituciones. etc. Esto conlleva la necesidad de concebir a la ideología como un instrumento permanente de los poderes y como el espacio simbólico en el cual éstos se legitiman o impugnan. Representa los puntos en que el poder incide en ciertas expresiones y se inscribe tácitamente en ellas. la contestación) de toda una forma de vida social” (Eagleton 1997: 277). un medio a través del cual la historia se produce y la sociedad se reproduce. Como lo señala Eagleton. es necesario reconocer que aunque la ideología se manifiesta de muchas formas.

de las acciones. 4) La necesidad de estudiar la comunicación como un fenómeno cultural y como un medio para la reproducción de la ideología. También argumenta que este enfoque permite al analista hacer preguntas sobre el carácter ideológico de la comunicación masiva de una manera fructífera. 8 . B.1. Thompson caracteriza al “análisis cultural” como el estudio de las formas simbólicas -es decir. Explique la concpeción de ideología que propone Thompson. No. Para Thompson la interpretación de la ideología es una forma de hermenéutica profunda en el sentido de que está mediada por el análisis formal o discursivo de las construcciones lingüísticas y por el análisis sociohistórico de las condiciones en las que es producido y recibido el discurso. 2) La propuesta de una metodología para el análisis cultural. en Versión. 5. ¿Cómo Intervienen los medios masivos de comunicación en la cultura moderna? 2. J. GUIA DE ESTUDIO 1. se producen. UAM-X. 2) el análisis formal o discursivo y 3) la interpretación. Explique el marco metodológico y las fases de la “Hermenéutica Profunda” para el análisis cultural. objetos y enunciados significativos de varios tipos. ¿Por qué el autor considera que la concepción estructural de la cultura es la más apropiada para estudiar los fenómenos de la comunicación masiva? 3. El marco metodológico que propone para el análisis cultural y para el de la ideología es el que denomina “Metodología de Hermenéutica Profunda” en la que distingue tres fases o niveles de análisis: 1) el análisis sociohistórico. Explique las perspectivas que han intentado analizar el carácter ideológico de los medios y sus limitaciones. lo que para él son características distintivas de la comunicación masiva. Este texto de Thompson es utilizado para poder hacer una conexión con el contenido del módulo anterior (Procesos de Comunicación Social y Cultura) que tiene como temas centrales el de la modernidad y la cultura. pp. “La comunicación masiva y la cultura moderna”. También analiza. 4. socialmente estructurados e históricamente específicos en los que. octubre 1991. Por eso Thompson desarrolla un marco de análisis para la cultura y demuestra de qué modo este marco se puede aplicar al estudio de los medios masivos.TEXTO No.en relación con contextos y procesos. Lo que Thompson se propone en este texto es remarcar que el análisis de la cultura y de la comunicación masiva deben considerarse como preocupaciones centrales de la sociología y de la teoría social. 3) La propuesta de un marco metodológico para el análisis de la ideología. Estudios sobre Comunicación y Política. Entre sus aportaciones más sobresalientes está su esfuerzo por lograr una reorientación de la teoría de la ideología que permita librarse de ciertos supuestos erróneos que han caracterizado a la teoría de la ideología y abra el camino para un enfoque contextual más dinámico. 43-74. 1 Thompson. Los temas centrales de este texto son: 1) La ubicación del estudio de la comunicación dentro de un marco amplio del estudio de la cultura. transmiten y reciben estas formas simbólicas.

la televisión. Inglaterra. de ideas e imágenes sobre acontecimientos que tienen lugar en nuestro entorno social inmediato. Formas de entretenimiento que han existido por mucho tiempo. traducción a cargo de Silvia Gutiérrez. el artículo pone de relieve algunas características distintivas de la comunicación masiva involucradas en la producción. Ia estratificación de las clases.Thompson sociólogo inglés. se vuelven puntos de referencia comunes en una cultura que se extiende más allá de la esfera de la interacción social. agosto de 1988. periódicos. y se reproduce aquí con la autorización del J. 23. La música moderna. Muy pocos se atreverían a negar que la experiencia cultural en las sociedades modernas se ha visto profundamente modificada. El problema con este supuesto no es simplemente que implica una división intelectual del trabajo que es difícil mantener en la práctica sino que aun más importante es que desvía la atención de los sociólogos de un rango amplio de fenómenos sociales que son centrales para la vida en las sociedades modernas. deportes. el cine. Los libros. la radio. Los periódicos. Por la otra. ** 9 . su estudio a menudo ha sido considerado al margen de los intereses fundamentales de la sociología y la teoría social. Se argumenta también. la radio y la televisión son fuentes básicas de información. B. como la música popular. cintas. que puede ser apropiadamente abarcada por críticos literarios y comentaristas culturales. Los teóricos sociales tienden a olvidar también el papel de la comunicación masiva en las sociedades modernas y cuando le conceden alguna atención conciben de manera unilateral y abiertamente negativa. Las personalidades que aparecen en películas o programas de televisión.LA COMUNICACION MASIVA Y LA CULTURA MODERNA CONTRIBUCION A UNA TEORIA CRÍTICA DE LA IDEOLOGIA* John B. Se desarrolla un marco de análisis para la cultura y se demuestra de qué modo este marco se puede aplicar al estudio de los medios masivos. autor. revisión técnica de Ramón Alvarado. profesor en el Jesús College de la Universidad de Cambridge. que este enfoque permite al analista hacer preguntas sobre el carácter ideológico de la comunicación masiva de una manera nueva y fructífera. A pesar del papel central de la comunicación masiva en la cultura moderna. por el desarrollo de la comunicación masiva. en el ámbito de la sociología se presume con frecuencia. discos. el poder. Al enfocarse en el medio televisivo. los encuentros de voz y otras actividades son hoy día promovidos por las industrias los medios que no solamente tienen que ver con la transmisión de formas culturales preexistentes sino también en su creación y reproducción. el privilegio y la desigualdad. aún persisten como los temas de interés principal para la investigación sociológica. revistas. en su naturaleza misma. videos y otras formas de comunicación juegan un papel central en nuestras vidas y nos ofrecen un flujo continuo de información y entretenimiento. Thompson** Este artículo propone que el análisis de la cultura y de la comunicación masiva deben considerarse como preocupaciones centrales de la sociología y de la teoría social. Por ende la comunicación masiva es tratada por los teóricos sociales como * Este artículo fue publicado en la Revista Sociology Vol 22. Por una parte. son también hoy en día inseparables de los medios de la comunicación masiva. construcción y recepción de los mensajes de los medios. que el estudio de la comunicación masiva puede ser relegado a especialistas en estudios de medios y la investigación sobre comunicación o bien. No. estos y otros puntos de comunicación forman un denso tejido de experiencias comunes y nutren la memoria colectiva.

enfocan las cuestiones relevantes de manera restrictiva. construcciones simbólicas significativas que requieren una interpretación. También de aquí se deriva la tendencia a tratar la comunicación masiva como -aquí tomamos la terminología de otros teóricos sociales. Posteriormente demostraré cómo se puede adoptar este marco metodológico para el análisis de la ideología. "simbólica" y "estructural". entre otras cosas. trataré de mostrar también. En la parte final de este ensayo haré una síntesis de estas discusiones e intentaré demostrar que la comunicación masiva puede ser estudiada en tanto fenómeno cultural y como un medio para la reproducción de la ideología. en los teóricos sociales críticos. se trata de un enfoque conformado por la teoría social y los escritos de los teóricos sociales críticos. Esta orientación puede asumir un sesgo crítico. a los cuales me refiero como las concepciones "clásica” "descriptiva". a visualizar la comunicación masiva como parte de las "industrias culturales" que adormecen a las masas y las llevan a un estado de subordinación pasiva. en particular. la comunicación masiva es vista también como un medio de la reproducción de la ideología. El concepto cultura es notoriamente complejo. que los problemas relativos al carácter ideológico de la comunicación masiva pueden abordarse en una forma más fructífera. Inicialmente. También nos permitirá identificar algunas de las características distintivas de las instituciones de los medios y de los mensajes transmitidos por ellos. Es un enfoque que está sustentado en la convicción de que el estudio de la comunicación masiva pertenece a las cuestiones centrales de la sociología. pero que busca ir más allá del punto de vista restrictivo de ciertas perspectivas teóricas. Para los propósitos de mi argumentación distingo cuatro usos básicos. sin poner suficiente atención en los complejos problemas planteados por la producción y recepción de los mensajes de los medios. De acuerdo 10 . y posee una larga historia en diferentes lenguas.un "aparato ideológico" que sirve en bloque para reproducir el orden social. De ahí la tendencia. como un mecanismo institucionalizado para la difusión de valores y creencias colectivas. Simultáneamente. Este enfoque nos permitirá ver el desarrollo de la comunicación masiva como el surgimiento de nuevas formas de transmisión cultural y difusión de información en las sociedades modernas. Mi propósito en este artículo es esbozar un enfoque de la comunicación masiva como un componente central de la cultura moderna. intentaré mostrar la forma en que los diferentes aspectos de la comunicación masiva pueden analizarse e interrelacionarse por medio de una metodología interpretativa sistemática. es decir como un mecanismo que al tiempo que difunde valores y creencias colectivas mantiene las relaciones sociales existentes. abriendo así un nuevo camino para el desarrollo de la teoría social crítica. cuando la generalidad de los teóricos sociales pretenden analizar el papel de la comunicación masiva en las sociedades modernas. Esta adaptación nos permitirá aproximarnos a los problemas de la ideología -tanto en la comunicación masiva como en la vida social. que los mensajes transmitidos por la comunicación masiva sirven para mantener el orden social. Cultura y comunicación masiva El estudio de la comunicación masiva puede emprenderse dentro del contexto general del análisis de la cultura moderna. Esta perspectiva nos confronta con un problema: tiende a asumir como un hecho lo que necesita ser demostrado. Específicamente esbozaré un marco metodológico para el análisis cultural que pretende tomar en cuenta el hecho de que los objetos culturales son. En la segunda parte de este ensayo abordaré cuestiones estrictamente metodológicas. ubicaré el estudio de la comunicación masiva dentro del contexto más amplio del análisis de la cultura. la noción ha sido sometida a una gran variedad de empleos. Por esta razón.de manera más dinámica y contextual de la que prevalece en la literatura de la teoría social.una instancia de cohesión social. En fin.

1949. socialmente estructurados y están caracterizados por instituciones de varios tipos. 1973). Este uso del término está diseminado en nuestro lenguaje cotidiano y en la literatura de las ciencias sociales. en ocasiones. los escritos de un artículo o de un libro la creación de una pintura o una partitura son en este sentido actividades culturales. Sin embargo. socialmente estructurados e históricamente específicos en los que. las creencias.14). la moral. 1871). El análisis cultural puede considerarse entonces. estos contextos se encuentran a su vez. Podemos distinguir en seguida el tercer uso del término "cultura y sus análogos en la literatura antropológica. 11 . Sin embargo. son acciones significativas que producen objetos significativos y enunciados que requieren una interpretación. B. es un "todo complejo” un vasto y variado conjunto de rasgos que define la forma de vida de una sociedad en un período histórico. elaboraré en este ensayo algunos aspectos metodológicos propios de este enfoque. de la cultura británica. La cultura. prácticas y creencias características. Este último puede describirse como una concepción simbólica. de la cultura de la Europa medieval o del Renacimiento. Geertz. Como una primera caracterización de esta concepción definiré el "análisis cultural" como el estudio de las formas simbólicas . "Cultura". Este aspecto fundamental constituye la base de lo que puede designarse como la concepción estructural de la cultura. francesa. El análisis cultural es el análisis no sólo de las acciones. es importante señalar -y ésta es una consideración que no se ha enfatizado suficientemente en la literatura antropológica que las actividades culturales por lo general. la cultura es un proceso general del desarrollo intelectual o espiritual. Posteriormente. donde la "cultura ". es un "documento actuado". las costumbres y hábitos característicos de sociedades particulares (Tylor. el arte. prácticas y creencias de un pueblo.con la concepción clásica. Tylor pretendieron desarrollar una “ciencia de la cultura" que estudiase las formas interrelacionadas del conocimiento. se confrontaban entre sí.en contraste con el sistema económico o el sistema político. Este uso prevalecía en los escritos históricos y filosóficos europeos en el siglo dieciocho. de las acciones.en relación con contextos y procesos. de la cultura de los azande o de los balineses. comenta Geertz. De ahí que hablemos por ejemplo. en el siglo diecinueve surgió otro uso paralelo al desarrollo de la antropología como disciplina. Este uso que aún prevalece entre nosotros y que es ejemplificado con la descripción de alguien como un "individuo cultivado". se producen. y. Decir que estos contextos son históricamente específicos equivale a decir que las formas simbólicas están localizadas en el tiempo y el espacio. como persona con un "gusto cultivado". Este enfoque antropológico dio como resultado una concepción amplia y descriptiva de cultura que engloba los valores.es decir. La representación de una danza ritual. Las formas simbólicas se producen. en este sentido. "un sistema entretejido de señales construibles" (Geertz. como el estudio de la construcción significativa y la estructuración social de las formas simbólicas. objetos enunciados significativos sino también de las relaciones de poder en las que éstos se ubican. como señaló Tylor. es a menudo analizada en tanto "sistema cultural" -sistema de valores. objetos y enunciados significativos de varios tipos. expongo enseguida algunos comentarios sobre la dimensión socio-histórica del análisis cultural. De aquí se desprende que los fenómenos culturales pueden apreciarse como formas simbólicas imbricadas en contextos estructurados. transmiten y reciben estas formas simbólicas. etcétera. 1973: 10. cuando "cultura" y "cultivado" eran a menudo equiparados con "civilizado” y "civilización". Este uso refleja los orígenes del término y la idea de labranza o el cultivo del crecimiento. están situadas en contextos socio-históricos específicos y estructurados de cierta manera. Antropólogos como White y Geertz han ligado el estudio de la cultura al análisis de los símbolos y las acciones simbólicas (White. Autores como E. transmiten y reciben en contextos o "campos" históricamente específicos.

extendiendo así. Estos mecanismos y criterios operan como filtros para la selección. Estos canales constituyen parte de lo que hemos descrito como modalidades de la transmisión cultural. La distinción entre "alta cultura" y "cultura popular" es uno de los aspectos de esta diferenciación social. Estos mensajes se expresan a menudo. Con relación a estos aspectos las formas culturales de las sociedades modernas están mediadas por los mecanismos y las instituciones de la comunicación masiva. es decir. es decir. buena parte de la comunicación. Estas instituciones pueden disponer de marcos dentro de los cuales se producen. Hoy en día. Estas supresiones se indican mediante [.. aunque en contextos particulares estas diferenciaciones son más ramificadas y complejas.] Gran parte de la información y entretenimiento que recibimos y consumimos es un producto de una institución específica. gestos u otros símbolos utilizados de acuerdo con reglas o códigos compartidos.]*** Las formas culturales en las sociedades modernas están mediadas crecientemente por los mecanismos y las instituciones de la comunicación masiva. Los contextos también se encuentran caracterizados por diversos tipos de instituciones sociales. etc. Al hablar de la "comunicación masiva" estamos presuponiendo un amplio sentido "del término "comunicación". vendidas en tiendas o cadenas de tiendas y consumidas por una cierta categoría de individuos. La selectividad y la creatividad.aunque su transmisión puede llegar a contextos particulares. el personal de estas instituciones toma las formas de cultura y comunicación cotidianas y las incorpora en los productos de los medios y reproduciendo así... una extensión temporal y una presencia espacial. de manera selectiva y creativa. la disponibilidad de las formas simbólicas a receptores que se encuentran alejados en el espacio y el tiempo. implican tanto una extracción selectiva de los contenidos de las formas culturales y de comunicación cotidianas como una extensión creativa de estas formas. por medio del lenguaje.]. se lleva a cabo en el contexto de la interacción social cara a cara: los mensajes se llevan a un *** Por limitaciones de espacio se han omitido ciertas partes del texto que refieren someramente. Los contextos están socialmente estructurados en el sentido de que involucran asimetrías sistemáticas en la distribución y acceso a recursos de diferentes tipos. Por lo general. por conjuntos específicos o constelaciones de reglas y recursos que a menudo tienen un estatuto legal. es decir. 12 . Los fenómenos culturales no se dan en el vacío. los grupos étnicos o aquellos grupos de individuos definibles en términos de edad. existen como objetos substanciados que circulan por canales de transmisión y difusión institucionalizados. Esto involucra tanto la producción y reproducción como la repetición y la creatividad.. como mercancías producidas por corporaciones privadas. éstos contribuyen a establecer lo que podría describirse como la producción selectiva de formas culturales. aunque también pueden transmitirse mediante imágenes. género. por ejemplo. la historia y el desarrollo de la prensa en Inglaterra. ingreso. distribuidas por redes comerciales.. Las formas simbólicas circulan en campos estructurados por estas asimetrías. las formas culturales de la vida cotidiana.. promovidas por agencias de publicidad. por medio de las cuales las formas simbólicas se transmiten más allá de sus contextos de producción y se encuentran dotados de una disponibilidad en tiempo y espacio[. transmiten y reciben las formas simbólicas. Cuando elaboran productos para los medios. Por lo general el término comunicación se refiere a la transmisión de mensajes dotados de sentido. por las diferencias resultantes entre grupos como las clases sociales. las operaciones que caracterizan las instituciones de los medios. producción y difusión de artículos de información y entretenimiento. [ . que es el resultado de los mecanismos y criterios característicos de estas instituciones.

los individuos que componen esa audiencia no están físicamente presentes en el lugar de la producción y transmisión o difusión del mensaje. Estas y otras estrategias son mecanismos institucionalizados que permiten reducir la indeterminación de manera que coincida con los objetivos de las instituciones de la comunicación masiva. Los mensajes que se transmiten por los medios masivos son parte del tejido de tradición en las sociedades modernas. transmitirse o difundirse en la ausencia del monitoreo directo y continuo de la respuesta de la audiencia. adquieren una duración temporal e histórica. mientras que los mensajes de la comunicación masiva son producidos para una audiencia. Se utilizan las experiencias anteriores como una guía para anticipar posibles resultados. 1969). a la persona que transmite el mensaje. una temporalidad distinta de aquella que es típica de los enunciados en la interacción cara a cara: se extienden en el tiempo. McQuail. el recurso del monitoreo de auditorio tales como la información proporcionada por la investigación de mercado o por rutinas de monitoreo de la amplitud y respuesta de la audiencia. en el doble sentido de pertenecer al pasado como al presente y se constituyen como uno de los medios a través de los cuales se reconstruye y se comprende el pasado. Me permito señalar cuatro diferencias importantes. o grupo de individuos. ya que los mensajes deben producirse. En el caso de la comunicación masiva. Se convierten en parte de la historia. Afectan la naturaleza de los mensajes en el sentido en que determinan lo que puede o no registrarse y transmitirse en el medio en cuestión. transmisión o difusión del mensaje no tengan a su alcance fuentes de retroalimentación inmediata y continua. La segunda diferencia entre la comunicación masiva y el intercambio de mensajes en la vida cotidiana tiene que ver con la naturaleza de los medios técnicos de la comunicación masiva. adquieren. El proceso comunicativo en la comunicación masiva está marcado por una forma particular de indeterminación.individuo. Los mensajes se almacenan en un medio que persiste. la comunicación masiva implica lo que podemos describir como un rompimiento instituido entre la producción y la recepción. Burns. la naturaleza del proceso comunicativo es bastante diferente. pero de una manera netamente selectiva. bien establecidas que tienden a captar la atención de la audiencia. se emplean fórmulas. sin embargo. por ejemplo. diferencias significativas entre los varios medios que requieren un análisis sistemático y detallado. La grabación de mensajes en los diferentes medios de la comunicación masiva les asigna también una permanencia que va más allá del momento del registro mismo. 1969. En primer lugar. 13 . El personal involucrado en la comunicación masiva utiliza una variedad de estrategias para subsanar esto (cf. una fuente de retroalimentación inmediata y continua. De ahí que las personas involucradas en la producción. son bastante diferentes de los videos grabados y transmitidos en la televisión. por ende. en la medida en que estos últimos consisten en complejos constructos audiovisuales en las que se habla un lenguaje de acuerdo a la gramática y conversaciones propias del discurso cotidiano y en los que el flujo temporal del mensaje es intrínseco a éstos. como es característico en la interacción cara a cara. cintas. A diferencia de la interacción cotidiana en la que el típico intercambio de mensajes ocurre a través de enunciados verbales o signos visuales efímeros. o discos. que se encuentran presentes físicamente. Los tipos de mensajes registrados en textos escritos tales como libros o periódicos. en la comunicación masiva los mensajes están inscritos en textos y codificados en materiales como filmes. Existen al respecto. y cuyas respuestas proporcionan. Utilizan ocasionalmente. son también un legado a través del cual se conforma nuestra memoria histórica. Estos y otros mecanismos de registro de información afectan la naturaleza de los propios mensajes y les proporcionan una perdurabilidad que no tienen los enunciados intercambiados en la interacción cotidiana.

una forma indefinida de la misma. Está restringida por ejemplo.. Se puede considerar a la comunicación masiva como la producción y difusión institucionalizada de bienes simbólicos a través de la transmisión y almacenamiento de infomación/comunicación. el hecho de que los mensajes se encuentran disponibles potencialmente para una audiencia más extensa. No se puede asumir que se da una idéntica apropiación de mensajes por diferentes individuos en contextos diferentes. Por el contrario puede dar el caso de que haya variaciones sistemáticas en la apropiación de los mensajes.. por el contrario. Por otra parte. variaciones asociadas a diferencias sociales dentro de la audiencia. La fijación y transmisión o difusión de los mensajes masivos extiende su disponibilidad en el tiempo y en el espacio. permitiéndoles permanecer y alcanzar un gran número de receptores dispersos.] La capacidad que tienen los mensajes de los medios de circular entre una audiencia extensa es una de las características por las que se habla. para las masas. se convierten en mercancías. y por lo tanto. transformando así. es decir. consideraré primero. los mensajes que transmiten los medios masivos son recibidos por individuos específicos situados en contextos socio-históricos definidos. por consideraciones comerciales. La apropiación de los mensajes de los medios es también. aprueban o desaprueban lo que se dice y se hace. los interpretan activamente. en el mismo proceso de asimilación.La tercera característica de la comunicación masiva que la distingue del proceso comunicativo de la interacción social cotidiana es que los mensajes de la comunicación masiva generalmente.. un proceso diferenciado socialmente en el sentido en que los individuos que constituyen la audiencia se encuentran diferenciados en términos de atributos sociales específicos tales como clase.] La cuarta característica distintiva de la comunicación masiva tiene que ver con la disponibilidad de los mensajes. Pero el término "masa” puede ser engañoso en este contexto. género y edad. Los mensajes de los medios son recibidos por individuos que se encuentran en contextos socialmente estructurados. ciertos aspectos metodológicos fundamentales. 14 . en el sentido en que las instituciones que los producen pueden también buscar el control de su difusión para asegurar su ganancia financiera. de ahí se deriva que los cálculos concernientes a la posibilidad de venta del producto dan forma al carácter y contenido de los mensajes producidos[. Pero el hecho de que sean potencialmente disponibles para una audiencia extensa no significa que estén de hecho disponibles sin restricción alguna. desde los primeros desarrollos de las industrias de los medios en el siglo diecisiete y dieciocho las instituciones estatales han buscado ejercer un cierto control sobre la circulación de los mensajes masivos[. Es crítico en tanto que la apropiación de los mensajes es un proceso de interpretación creativa en la que los individuos construyen activamente el sentido y la trama. asimilan los mensajes de los medios a su contexto socio-histórico propio. Esta constante apropiación. a menudo. estos mensajes. Más adelante regresaré a esta hipótesis. les atribuyen sentido y los relacionan con otros aspectos de sus vidas. su circulación está restringida y regulada de varias maneras. que es en todos los aspectos diferentes de los interlocutores en la interacción cara a cara. de los mensajes de los medios es un proceso inherentemente crítico y socialmente diferenciado. se constituyen como objetos intercambiados en un mercado. o que se utilizan para facilitar la venta de otras mercancías. de comunicación masiva: es comunicación para una audiencia masiva.. Sin embargo. Estos individuos ponen atención a los mensajes de los medios en distintos grados de concentración. Este término connota no sólo la amplitud de audiencia sino también. es decir. Los mensajes de los medios se incorporan en productos que se venden. una multitud inerte e indiferenciada.

a cuestiones de índole propiamente metodológico. Esta fase del análisis cultural la denomino análisis socio-histórico. En primera instancia. (Ricoeur. y estructurados socialmente a través y por medio de los cuales. Permítanme retomar la caracterización del "análisis cultural" como el estudio de las formas simbólicas con relación a contextos y procesos especificados históricamente. 1981). ahora quiero orientarme en particular. intentaremos mostrar que las características de estos fenómenos hacen que ciertos métodos sean más adecuados. Estas técnicas no substituyen al proceso de interpretación sino más bien lo enriquecen. Sin embargo. y es una producción orientada hacia la circulación y recepción anticipada de objetos y enunciados 15 . es un marco apropiado porque el objeto de análisis es una construcción simbólica significante que requiere de la interpretación. transmitir e interpretar objetos y enunciados significativos. La producción y circulación de objetos y enunciados significativos son procesos que tienen lugar en contextos o campos históricamente específicos y socialmente estructurados. muestran muchos aspectos y pueden abordarse de diferentes maneras. Después.es una producción que se hace posible por los recursos que el productor tiene a su alcance. Estos métodos pueden ilustrar varios aspectos del ámbito del objeto y por lo tanto pueden facilitar el proceso de la interpretación. estas formas simbólicas se producen. De ahí que. La producción de objetos enunciados significativos -desde el enunciado cotidiano hasta las obras de arte. ya que sólo de esa forma podemos hacer justicia al carácter distintivo del dominio del objeto. El análisis cultural por lo tanto implica. Estas fases no deberían ser consideradas como estadios discretos de un método secuencial. combinados con un marco metodológico que nos permita resaltar diferentes aspectos de estos fenómenos multifacéticos. el estudio del contexto socio-histórico en el que se sitúan la los fenómenos culturales. De ahí que siguiendo a Paul Ricoeur y a otros podamos hablar de una "hermenéutica profunda". Intentaremos mostrar también que los diferentes acercamientos a estos fenómenos pueden interrelacionarse de manera sistemática. Esto preparará el camino para la última sección donde presentaré este enfoque para el estudio de la comunicación masiva. Al tratar estas cuestiones metodológicas. Los individuos se encuentran ubicados en ciertas posiciones dentro de estos campos y utilizan los recursos a su disposición para producir. El marco metodológico que esbozaré puede ser descrito como una forma de "hermenéutica profunda". otros métodos de análisis. la metodología de hermenéutica profunda proporciona un marco que respeta la complejidad y lo característico del ámbito del objeto. como ya lo indiqué más arriba. sino más bien como dimensiones teóricamente distintas de un proceso interpretativo complejo. o más apropiados que otros. En este apartado esbozaré un marco metodológico apropiado al tipo de análisis cultural referido anteriormente. transmiten y reciben.Análisis de la Cultura Hasta aquí me he ocupado principalmente de la conceptualización de la cultura y de la comunicación masiva. la ideología y la comunicación masiva. Existen varias razones por las que una metodología de hermenéutica profunda proporciona un marco adecuado para el análisis cultural. Estos fenómenos extremadamente complejos. no agotan el análisis sino lo profundizan y lo desarrollan. debemos asignar un papel central al proceso de interpretación. Distinguiré tres fases básicas de procedimientos que son parte de la metodología de hermenéutica profunda. Por lo tanto. En la medida en que consideremos el contexto socio-histórico y la mediación institucional de las construcciones simbólicas y siempre y cuando estas construcciones estén estructuradas de ciertas maneras. podemos emplear también. es importante enfatizar que no existe una metodología única diseñada específicamente para el análisis de la cultura. mostraré cómo este marco puede aplicarse al análisis de la ideología. Estos campos se caracterizan por relaciones sociales e instituciones que involucran asimetrías de poder y recursos.

dentro del campo social. es decir. En tanto construcciones simbólicas complejas.1973). por medio de diferentes métodos. estos no pueden evitar la necesidad de una construcción del significado. Al explicar lo que dice o se representa. estos objetos y enunciados están estructurados de varias maneras. Este ejemplo tiene que ver prioritariamente con imágenes más que con palabras sin embargo. así como la producción y transmisión de éstos. La portada del Paris-Match está ilustrada con la fotografía de un joven soldado negro en un uniforme francés. Esta orientación puede responder a una estrategia explícita adoptada por el productor. sus ojos. un análisis de rasgos y relaciones estructurales del discurso. La tercera fase de la metodología de hermenéutica profunda puede denominarse apropiadamente como interpretación. o si se le pone a la portada Liberation en lugar de Paris-Match cambiaría el significado transmitido por este mensaje. el proceso de interpretación transciende el dominio de la construcción simbólica: formula un significado probable y ofrece 16 . de acuerdo a esquemas. en la medida en que los objetivos y orientaciones de productor pueden ya estar adaptadas a las condiciones de circulación y de recepción de los objetos producidos. Si la producción de objetos y enunciados significativos involucra la utilización de recursos disponibles para el productor. el joven está saludando. de modo que la orientación no tenga que ser formulada explícitamente como parte de una estrategia. como cuando el personal de la televisión pretende producir un programa para un mercado particular y modifica en consecuencia los contenidos. si se le viste con un uniforme de guerrilla en lugar de un uniforme francés. por medio de los cuales este contexto constituye un campo social diferenciado. es un proceso situado en un contexto socio-histórico definido. Pero aunque retoma estos hallazgos la interpretación no se agota en ellos. Considérese un ejemplo familiar en Barthes (Barthes. la recepción es también. es decir.} Estos ejemplos forman unidades lingüísticas que por lo general rebasan los límites de una sola oración. El análisis formal de estos rasgos y relaciones estructurales puede hacer emerger tales esquemas. y resaltar ciertas relaciones y patrones que son característicos del objeto o de los enunciados en cuestión. de una explicación interpretativa de lo que es representado o dicho. El objetivo del análisis formal discursivo es explicar los rasgos estructurales y las relaciones de los objetos y los enunciados significativos. reglas gramaticales. El análisis discursivo de dichas unidades pueden contribuir a poner de relieve.. la distribución del poder y los recursos. los rasgos y relaciones estructurales que caracterizan a estas construcciones lingüísticas. un proceso situado en el que los individuos emplean ciertos recursos para apropiarse del objeto o enunciado. En tales casos podemos hablar de un análisis discursivo.. Si se cambia un aspecto de esta figura. levemente levantados. los rasgos y las relaciones estructurales de los enunciados lingüísticos pueden analizarse formalmente. retoma los hallazgos aportados por estos análisis y los emplea como elementos de una interpretación creativa y constructiva. la orientación también puede ser un aspecto implícito de un proceso productivo. Esta rica yuxtaposición de imágenes forma una estructura a través de la cual se transmite el significado del mensaje.el soldado negro por un soldado blanco. Esta característica hace necesaria la segunda fase de análisis. Por muy rigurosos y sistemáticos que sean los métodos del análisis formal o discursivo. como si estuvieran fijos en la enseña tricolor. lógica narrativa o la sistemática yuxtaposición de imágenes. una fase que podemos describir como análisis formal o discursivo. tales como. {. Sin embargo. La tarea de esta primera fase del análisis cultural es reconstruir este contexto y examinar las relaciones sociales y las instituciones. La recepción de objetos y enunciados significativos. Los objetos y enunciados significativos que circulan en los campos sociales son también construcciones simbólicas complejas que ponen de relieve una estructura articulada. El proceso de Interpretación se construye sobre la base del análisis histórico y discursivo.

por lo tanto proyecta significados posibles.. en otros enunciados. textos. acciones. incluyendo aquellas interpretaciones de los sujetos que constituyen el mundo social. para comunicarse el uno con el otro y para lograr objetivos particulares. imaginativa que trasciende el ámbito de las construcciones simbólicas vistas como sistemas estructurados e involucra al interpretante en una arena marcada necesariamente por riesgos y conflictos. ha tomado en cuenta los problemas que nos preocupan ahora. el cómo este sujeto comprende esta construcción está ilustrado por lo que él o ella expresa. acciones. Para describir la tercera fase de la metodología de hermenéutica profunda como 'interpretación' recurro a la tradición de la hermenéutica. construcciones simbólicas de varios tipos. tanto en esta construcción como en otras construcciones.por otros sujetos. y que no existe mejor respuesta a los detractores de un supuesto colonialismo que el fervor mostrado por este negro al servicio a sus llamados opresores" (Barthes.. La tradición de la hermenéutica nos señala ciertos aspectos de nuestro objeto de estudio que no se deben perder de vista. el discurso dice algo sobre algo. Esta hermenéutica de la vida cotidiana constituye la base práctica de las construcciones simbólicas que nosotros pretendemos interpretar. que todos sus hijos. es decir. Esta no es una tradición en la que se sitúe el propio Barthes. Pero la "comprensión de los sujetos" es un fenómeno complejo que debe ser analizado de manera contextual e interpretativa. divisiones de razas y nacionalidad. sin discriminación de color sirven fielmente bajo su bandera. por lo tanto analizarlas equivale a producir una interpretación sobre una interpretación. le da sentido y la incorpora en otros aspectos de su vida. La comprensión de las construcciones simbólicas por los sujetos que los producen y los reciben es un aspecto vital del análisis. La tradición hermenéutica también nos señala que las construcciones simbólicas son construcciones de un sujeto. "lo que significa para mí: que Francia es un gran imperio. que por muchos años. Este proceso interpretativo es una actividad creativa. el carácter y la audiencia potencial de Paris-Match. La interpretación está también mediada por un análisis formal de las relaciones entre significantes y significados. "Veo muy claramente" dice Barthes. 1973:116). La interpretación articula "que Francia es un gran imperio. Pero aunque la interpretación está mediada por los análisis socio-histórico y formal. una construcción creativa de un posible significado. Esta significación es una interpretación. Al producir una construcción simbólica el sujeto se expresa a sí mismo o a sí misma. Por ende. Los individuos en sus actividades cotidianas utilizan constantemente procedimientos interpretativos para entenderse entre sí y a los demás. visto. al comentar sobre la portada del Paris-Match. es este carácter trascendente el que tiene que ser incorporado. plantea problemas sobre las relaciones entre una interpretación y la otra. La interpretación está mediada por un análisis socio-histórico implícito: la historia de Francia como una nación imperial.." La interpretación une diferentes elementos de una manera específica. Considérese de nuevo el ejemplo de Barthes. unidos como dos sistemas en una forma que Barthes considera como característica del 'mito'. primero. que el objeto de nuestra investigación -enunciados. que no existe mejor respuesta. el proceso de interpretación da lugar a un conflicto potencial de interpretaciones. escuchado. entendido. Al analizar estas construcciones se investiga un objeto que es producido por un sujeto y recibido -leído. ésta no se agota en ellos. a re-interpretar un dominio pre-interpretado. explica lo que la construcción simbólica puede representar o afirmar.es un campo pre-interpretado. pero es una tradición. Las construcciones simbólicas son representaciones de algo.una versión que puede ser arriesgada y estar abierta a la discusión.. Nos señala. Al recibir una construcción simbólica el sujeto la interpreta. textos. Las construcciones simbólicas son ya en sí una interpretación. que todos sus hijos.. cómo interpreta este sujeto esta construcción está evidenciado por lo que él o ella dicen al respecto (o no dicen nada) o por lo 17 .

1986: 201). se puede mantener un sistema de dominación cuando se representa como legítimo. con los modos en que el significado y el poder se intersectan. Las instituciones sociales específicas pueden estudiarse como constelaciones de relaciones sociales y recursos materiales. natural. por ejemplo. ahora pretendo mostrar el modo en que este enfoque puede adaptarse al estudio de la ideología. es una de las características fundamentales de la ideología en las sociedades modernas (Lefort. pero el interés específico en la ideología le imprime al análisis un cariz particular. Las relaciones de dominación se pueden cancelar. Me voy a limitar a resumir los argumentos que desarrollé en otro trabajo (Thompson. en contextos socio-históricos específicos. Como observó Weber. El estudio de la ideología. es decir. al describir los procesos sociales o acontecimientos en términos que pongan de relieve ciertos rasgos en detrimento de otros. 1984). en primer lugar. negar o obscurecer de varias maneras. El entendimiento de las construcciones simbólicas por el sujeto no es un dato simple al cual podamos recurrir. una empresa. puede estudiarse en términos de las relaciones entre gerentes. Una de tales formas es la legitimación. Análisis de la ideología Hasta aquí me he ocupado de esbozar un marco metodológico para el análisis de la cultura en general.que él o ella hacen con esa construcción (o no hacen). La ideología puede operar también a través de la disimulación. El restablecimiento de 'la dimensión de la sociedad "sin historia" en el centro de la sociedad histórica' de la que habla Claude Lefort. Este enfoque puede definirse con mayor precisión del modo siguiente: el estudio de la ideología implica analizar las formas en que el significado contribuye al sostenimiento de relaciones de dominación. El análisis de la ideología concierne. por ejemplo. fuera del tiempo define este modo de operar de la ideología. Las relaciones de dominación pueden mantenerse a través de la movilización del sentido en forma tal que fragmente a los grupos y coloque a los individuos y a los grupos en oposición recíproca. Este no es el lugar para llevar a cabo un análisis detallado del concepto de ideología y sus acepciones en la literatura contemporánea. sino un fenómeno complejo que puede analizarse en forma interpretativa. personal administrativo. se apoya en cada una de las fases o procedimientos característicos del análisis cultural. El estudio de la ideología puede llevarse a cabo en el marco metodológico de la hermenéutica profunda. trabajadores especializados y semi 18 . Otra modalidad de operación de la ideología es la fragmentación. o a representarlos e interpretarlos de manera tal que encubra las relaciones sociales en las que tienen lugar. En este sentido. desde mi punto de vista. La representación de un estado de cuestiones transitorio e histórico como si fuera permanente. el interés en la ideología dirige nuestra atención hacia las relaciones de dominación que caracterizan el contexto en el que se producen y reciben las construcciones simbólicas. supervisores. Por Io que al nivel del análisis socio-histórico. pero utiliza estos procedimientos de una manera particular. Existen varias maneras en las que el significado contribuye a mantener relaciones de dominación. La última modalidad que me interesa señalar es la reifícación. es particularmente importante el estudio de aquellos aspectos de las instituciones sociales que confieren poder a grupos o agentes particulares en modos sistemáticamente asimétricos. con el propósito de hacer resaltar las interrelaciones del significado y el poder. aunque los procesos de fragmentación son a menudo menos intencionales de lo que sugiere esta máxima. como un sistema que vale la pena apoyar. por lo tanto. Tiene que ver con las maneras en que el significado es movilizado para los intereses de individuos y grupos poderosos. "Divide y gobierna" es una conocida estrategia de los grupos dominantes.

dos oraciones o partes de oraciones. la supresión de los actores y las acciones. combinados en una secuencia con determinada orientación o 'trama'. en una constelación de personajes y una sucesión de hechos. El estudio de estos y otros apoyos sintácticos propicia el análisis de la ideología ya que permiten un acceso inicial. plantas y equipos. y consideraré dos maneras en las que se pueden estudiar los rasgos estructurales de las construcciones lingüísticas en vistas a explicar su carácter ideológico. Si bien el interés por la ideología orienta el análisis socio-histórico hacia el estudio de las relaciones de dominación. raza y estado-nación. Muchas construcciones lingüísticas. y en términos de acciones financieras. Me voy a restringir. es decir. No pretendo pasar revista a la diversidad de aproximaciones y determinar qué métodos son más apropiados para alcanzar ciertos propósitos particulares. Entre las asimetrías que son más importantes y duraderas en nuestras sociedades están aquellas basadas en la división de clases. Estas relaciones entre los individuos se estructuran de modo tal que implican asimetrías sistemáticas de poder y de acceso a recursos. suprimen a agentes de la acción. género. con respecto a otros. La secuencia de la trama puede diferir de la sucesión temporal de los acontecimientos. como cuando se narra una historia por medio de apoyos tales como los "flashbacks". La sustantivación y la transformación pasiva. uno puede estudiar aquellas reglas y recursos sintácticos que hacen que el significado se movilice en determinada forma. a los aspectos estructurales de las construcciones simbólicas que hacen posible la movilización del sentido. etcétera. La otra forma en que se pueden estudiar los rasgos estructurales de las construcciones en vistas a analizar su carácter ideológico es en términos de la estructura narrativa. En cierto nivel. y en cierta medida se mantienen como prácticamente inaccesibles. me limitaré a ofrecer unas cuantas sugerencias sobre la manera en que el análisis discursivo puede incorporarse en el estudio de la ideología. como cuando se dice 'el sospechoso está siendo investigado' en lugar de 'los oficiales de la policía están investigando al sospechoso'. la constitución de la dimensión temporal como una extensión eterna del presente son algunas de las múltiples formas sintácticas que tienden a reinstaurar la dimensión de la sociedad histórica. en aras de la simplicidad. y tienden a representar los procesos como cosas. asimetrías que generalmente caracterizan a más de una institución e imponen límites a los rangos de variación institucional. construcciones. existen muchas maneras de analizar los rasgos y relaciones estructurales de las construcciones simbólicas. descripciones de acción y los participantes involucrados en ellos. entre otras cosas. por ejemplo. La representación de procesos como cosas. son convertidos en sustantivos como cuando se dice "la prohibición de las importaciones" en lugar de ‘el primer ministro ha decidido prohibir las importaciones'. el análisis formal o discursivo se orienta a su vez. Las relaciones de poder son "sistemáticamente asimétricas" cuando ciertos agentes o grupos particulares detectan el poder de tal manera que excluye. están estructuradas como narraciones cuyos argumentos se relatan a través de ciertos dispositivos narrativos específicos.especializados. de la conversación cotidiana a las novelas. a los procesos de reificación dentro del lenguaje. La transformación a la voz pasiva ocurre cuando dos verbos son convertidos a la forma pasiva. Como ya mencioné anteriormente. son dos de esos recursos comúnmente utilizados en el discurso cotidiano. Los 19 . concentran la atención del oyente o del lector en ciertos temas en detrimento de otros. La sustantivación ocurre cuando. se pueden estudiar las estructuras sintácticas de las formas de discurso. a las secuencias encadenadas de enunciados lingüísticos o discursos. el paso a la voz pasiva. artículos de periódicos y programas televisivos. Una historia generalmente consiste. La sustantivación y la transformación pasiva. Estos son algunos de los elementos que 'estructuran' a las instituciones sociales.

por ejemplo. Es creativa porque involucra la construcción creativa del significado. Al asociar las construcciones simbólicas con las relaciones de dominación que sostienen el proceso de interpretación demuestra cómo estas construcciones simbólicas pueden operar como ideología en circunstancias socio-históricas específicas. a través de las bromas hechas a expensas de los demás. Al utilizar el estudio de los apoyos sintácticos y de las estructuras narrativas para el análisis de la ideología. El estudio de la estructura narrativa. pero sus propiedades como personajes están definidos en términos de sus relaciones con los otros y sus roles en el desarrollo de la trama. la explicación creativa de lo que se representa y de lo que se dice. Las novelas. asume la forma narrativa. en ciertas circunstancias. Es una actividad riesgosa porque el significado de una construcción simbólica no se da. sino también supone que estos significados se orientan. no es solamente una proyección sino también una intervención posible. El uso de los métodos formales o discursivos para analizar los rasgos estructurales de las construcciones simbólicas puede facilitar el análisis de la ideología. continuamente estamos comprometidos en relatar la manera en que el mundo aparece y en reforzar. pero no elimina la necesidad de una interpretación creativa. define una de las formas en las que podemos empezar a develar los rasgos ideológicos del discurso. uno de los tantos significados posibles que pueden variar o encontrarse en conflicto con relación a otros. una proyección que puede intervenir en las relaciones sociales que el objeto de la interpretación ayuda a mantener. de modo tal que apoyan las relaciones de poder existentes. para mantener relaciones de dominación. Asumir la tarea de interpretación de la ideología implica comprometerse en una actividad. El proceso de interpretación. En los chistes y las conversaciones triviales. Esta tarea requiere a la vez. los artículos periodísticos y las películas se construyen como narraciones que representan a las relaciones sociales y muestran las secuencias de ciertas acciones. El análisis formal o discursivo provee sólo un acceso inicial a los diferentes modos de operación de la ideología. Se narran historias que buscan justificar el ejercicio del poder por aquellos que lo poseen y cuando se pretende que aquellos que no lo tienen acepten su situación. que llenan gran parte de nuestra vida cotidiana. Interpretar una 20 . uno debe mostrar cómo tales apoyos o estructuras facilitan la construcción del sentido que sirve. La interpretación de la ideología asume una tarea doble: la explicación creativa del sentido y la demostración sintética de cómo este sentido ayuda a mantener relaciones de dominación. En el análisis de la ideología la interpretación juega también el papel de síntesis. es decir. La interpretación de la ideología entra entonces. riesgosa y no exenta de conflictos. en ciertas circunstancias socio-históricas. Este conflicto potencial asume una forma particular en el caso de la interpretación de la ideología. en el ámbito de la demanda y la contra demanda. La interpretación de la ideología implica no solamente la proyección de un significado posible.personajes de la historia pueden ser reales o imaginarios. puede ilustrar cómo se mantienen las relaciones de dominación cuando se representan como legítimas ya que la legitimación de las relaciones sociales es un proceso que a menudo. no está fijo. ya que trata de unir los resultados del análisis socio-histórico y del formal o discursivo. El análisis de la estructura de estas historias que conforman el entorno en que vivimos. El significado está determinado y sobredeterminado mediante un proceso continuo de interpretación. sensibilidad ante los rasgos estructurales de las construcciones simbólicas como un conocimiento de las relaciones estructurales entre individuos y grupos. al elaborar una interpretación se proyecta un significado posible. no se determina. el orden aparente de las cosas. mostrando que el significado de las construcciones simbólicas sirve para mantener relaciones de dominación. a mantener relaciones de dominación. juega un papel de síntesis creativa. en otras palabras. y por medio de las cuales se desarrolla gran parte de nuestra vida social.

explicar las maneras en que la significación ayuda a mantener las relaciones de dominación y establecer incluso. que estas relaciones son injustas. El tercer aspecto de la comunicación masiva es la recepción y apropiación de los mensajes de los medios. Estos tres aspectos característicos nos permiten definir tres campos de análisis. El primer aspecto es el proceso de producción y difusión. En este sentido. Pero el que se constituyan estos 21 .construcción simbólica como ideológica es abrir la posibilidad a la crítica. el proceso de producción de material de la comunicación masiva y su transmisión o distribución a través de canales de difusión selectiva. Estos aspectos se encuentran estrechamente interconectados en el proceso de producción y transmisión de los mensajes de los medios. que una interpretación particular está justificada. Desarrollar esta conexión entre la interpretación de la ideología y la crítica de la dominación requeriría un análisis extenso sobre las nociones de justificación racional y justicia social. se producen. no solamente de otras interpretaciones (incluyendo aquella de los sujetos que constituyen el mundo social). nos apartaría de los límites de este ensayo. es decir. De ahí que no perderemos de vista el hecho de que estamos trabajando con objetos y enunciados significativos que requieren una interpretación. El análisis de la comunicación masiva En esta sección final quiero mostrar cómo se puede adoptar esta perspectiva en el estudio de la comunicación masiva. Podemos concentrar nuestra atención en cada uno de estos campos sucesivamente y analizar sus formas y procesos característicos. son actividades que pueden poner de relieve una reflexión crítica sobre las relaciones de dominación. es decir. no es inmediata. Pero esta relación. podemos delinear tres objetos de análisis. Sin embargo. sino también de las propias relaciones de dominación que la significación ayuda a mantener. aunque interna. El segundo aspecto es la construcción del mensaje de los medios. estructuran y reciben las formas simbólicas. Al contrario. Permítanme distinguir inicialmente tres aspectos de la comunicación masiva. Estos mensajes son recibidos por individuos y grupos de individuos que están situados en circunstancias socio-históricas específicas y que emplean los recursos que tienen a su disposición para entender los mensajes recibidos y para incorporarlos a sus vidas cotidianas. Esto no quiere decir que los diversos métodos que se han introducido en la historia de la investigación de los medios de comunicación no sean interesantes. El material que se transmite en la comunicación masiva es un producto estructurado de varias formas: es una construcción simbólica compleja que muestra una estructura articulada. la interpretación de la ideología mantiene una conexión interna con la critica de la dominación. pero al distinguirlos específicamente. estudiar la comunicación en términos de formas y procesos históricamente específicos y socialmente estructurados en los que. y reconoceremos al mismo tiempo que la producción y la transmisión de estos objetos y enunciados son procesos socialmente situados y mediados institucionalmente. un análisis que si bien es de suma importancia. lo característico de este enfoque surge del interés de analizar la comunicación como un fenómeno cultural. pero no podrían demostrar necesariamente. y por medio de los cuales. El analizar una construcción simbólica como ideológica. Trataré de mostrar que esto último requiere que pongamos atención particular en los complejos problemas que surgen con relación a la recepción y apropiación de los mensajes de los medios por individuos y grupos socialmente diferenciados. algunos de estos métodos tienen gran valor y constituyen una parte integral del enfoque que esbozaré. Lo característico de este enfoque surge también del interés de especificar las maneras en que estos objetos y enunciados de la comunicación masiva pueden ser estudiados como ideológicos. Este proceso se ubica en circunstancias socio-históricas específicas y generalmente ciertas disposiciones institucionales.

El segundo aspecto de la comunicación masiva es la construcción del mensaje de los medios. los procedimientos de rutina que se siguen en el diseño y realización del programa. el lenguaje utilizado. se completa el material de archivo con realizaciones impromptu y se modifica a lo largo del proceso de producción. Dicho análisis tiene que ver particularmente con lo que describí más arriba. Supongamos que queremos analizar. los ángulos colores y secuencias del imaginario utilizado. el proceso involucrado en la producción de un programa televisivo en particular.campos de análisis mediante su abstracción en relación con otros aspectos de la comunicación masiva implica que un análisis que se restringe a uno solo de estos campos es un análisis en cierto sentido. el estilo. los procedimientos prácticos y de rutina seguidos por el personal o sobre sus objetivos y expectativas. el estudio del contexto socio-histórico e institucional dentro del cual. la edición y la programación. el análisis de la producción y difusión de los programas televisivos. Otras. etcétera. el tono. así como las competencias específicas y criterios utilizados. es decir. el 22 . permitiendo así que el mensaje de los medios sea producido como una construcción simbólica. la aplicabilidad de este enfoque con relación a la televisión. y por medio del cual se producen y transmiten los programas. como el análisis socio-histórico. Un estudio omnicomprensivo para el estudio de la comunicación requiere de la capacidad para relacionar entre sí los resultados de estos diferentes análisis. los objetivos de productores y programadores y sus expectativas ante la respuesta de su auditorio. Estas condiciones y códigos. entre otras cosas por las siguientes características: la organización institucional de los productores y de las redes de transmisión. tendríamos que analizar en detalle el proceso de escritura de guiones. procedimientos y supuestos forman parte de las condiciones sociales y los códigos que el personal de los medios utiliza e implementa al producir programas específicos. la estructura de la narración o argumentación.por ejemplo. incluyendo los diferentes procesos de toma de decisiones y la asignación de recursos. como una compleja construcción simbólica que se apoya en una estructura articulada. los procedimientos prácticos y de rutina que sigue el personal de la televisión. la selección de actores. analizamos el mensaje preferentemente. Algunas de estas características pueden ser examinadas por medio de la investigación empírica. en diferentes tipos de programas. Habría que considerar las variaciones entre diferentes tipos de programas. hasta qué grado. Tendríamos que analizar también. incluyendo aquellos supuestos sobre la audiencia: sus necesidades. Además del examen del contexto institucional general en el que se produce el programa. por ejemplo. Al distinguir entre estos tres aspectos de la comunicación podemos apreciar que el enfoque de la hermenéutica profunda es aplicable en diferentes maneras. los patrones de propiedad y control en las instituciones difusoras. incluyendo la documental. la yuxtaposición de la palabra y la imagen. Examinaré enseguida. Abordaremos. intereses y habilidades. la filmación. pueden dilucidarse solamente a través de un enfoque interpretativo más contextual. a los respectivos campos de análisis. como por ejemplo. Este tipo de investigación ayudaría a poner de relieve las reglas. limitado. las relaciones entre las instituciones difusores y las organizaciones estatales responsables del resultado del monitoreo. Estas reglas. las técnicas y tecnologías utilizadas en la producción y la transmisión. considerando el análisis de sus diferentes aspectos. conjuntamente con otros aspectos del contexto institucional propician y circunscriben el proceso de producción. en primer lugar. Este contexto está constituido. procedimientos e implícitos del proceso de producción. Cuando nos concentramos en su construcción y analizamos sus características damos prioridad a lo que anteriormente describí como el análisis formal o discursivo. Entre los rasgos estructurales que podemos resaltar en el análisis de la televisión encontramos la sintaxis. y mostrar cómo estos distintos aspectos se retroalimentan y se iluminan mutuamente.

la violencia. Al utilizar el análisis formal de los rasgos estructurales y el análisis socio-histórico de las condiciones de producción/difusión y recepción/apropiación. las interconexiones entre programas particulares que forman parte de una secuencia finita o abierta. el proceso de interpretación busca explicar lo dicho y lo no dicho. ¿en compañía de quién?. representado y obscurecido en los mensajes de los medios y en los 23 . es importante señalar que el análisis de los rasgos de la estructura interna de los productos de los medios tiene ciertos límites. o las series de programas de diferentes tipos? Las condiciones socialmente diferenciadas: ¿cómo varía la recepción de los mensajes de acuerdo a consideraciones tales como clase. ascendiente étnico y el país del receptor? Esta última interrogante puede despejarse mediante una investigación cuidadosamente diseñada que utilice entrevistas estructuradas para explorar cómo los diferentes individuos y diferentes grupos de individuos entienden ciertos programas particulares. en las que y por medio de las cuales se producen y transmiten los mensajes de los medios. las maneras en que las audiencias utilizan los medios y las gratificaciones que se deriva de ellos. Los investigadores han pretendido estudiar.grado en que la narración o la estructura argumentativa permiten las derivaciones a tramas secundarias. el uso de recursos tales como el flashback y la sobreposición de voces. Pero estos enfoques. Por circunstancias específicas nos referimos a aspectos tales como ¿en qué contextos?. lo que es afirmado o implicado. por ejemplo. escuchan. aceptan. edad. se pueden considerar con relación a la construcción del mensaje de los medios. desde las diferentes formas de análisis de contenido hasta los varios tipos de semiótica. o rechazan o incorporan los mensajes de los medios a su vida. Por lo tanto. Se ha hecho y se continúa haciendo una gran cantidad de investigación sobre la recepción de los mensajes masivos y sobre la dimensión y naturaleza de la respuesta de la audiencia. las circunstancias específicas y las condiciones socialmente diferenciadas en las que los individuos reciben los mensajes televisivos. En primer lugar. Por esto. consistencia y comentario los individuos ven los programas. por muy interesantes que sean. Las distintas fases del procedimiento de hermenéutica profunda pueden contribuir a la exploración de lo que podemos describir como los modos de recepción de los mensajes de los medios. La recepción y apropiación de los mensajes de los medios es el tercer aspecto de la comunicación masiva que define un campo de análisis. los efectos a corto y largo plazo de los mensajes masivos. la sexualidad. no ponen la atención suficiente en las maneras en que los diferentes individuos o grupos interpretan activamente los mensajes de los medios y los integran a diversos aspectos de sus vidas. etcétera. El análisis formal o discursivo de estos textos no elimina la necesidad de la interpretación creativa de los mensajes de los medios y de las respuestas de los receptores. sexo. Los rasgos de uno de los textos de los receptores pueden compararse con otros y conjuntamente. Estas entrevistas proporcionan textos de los receptores que a su vez pueden analizarse de diferentes maneras por ejemplo. Tampoco da cuenta de las maneras en que estos individuos interpretan. Por lo tanto no toma en cuenta el sentido que estos mensajes tienen para los individuos que los ven. no da cuenta de las condiciones sociales e institucionales. Sin embargo. y leen. es un análisis que abstrae esta estructura del proceso de producción y difusión. en el estudio de la televisión debemos examinar. El análisis de los rasgos estructurales internos de los mensajes de los productos de los medios es también limitado en tanto que no considera la recepción y apropiación de los mensajes de los medios. la manera en que la tensión se combina con rasgos tales como el humor. las digresiones o el desacuerdo. a través de métodos de análisis formal o discursivo. por medio de un análisis socio-histórico. la narrativa y el análisis del discurso. ¿con qué grado de atención. Estos y otros rasgos estructurales de los mensajes televisivos pueden analizarse mediante una variedad de técnicas.

Tomando como fundamento este enfoque general para el estudio de la comunicación masiva. pone en evidencia las características constitutivas del mensaje. los mensajes de los medios pueden ser ideológicos. sus afirmaciones a propósito de los efectos de los productos culturales son suposiciones que no tienen soporte: carecen de una base documental clara y convincente. Frecuentemente. las cautivan y las incorporan al sistema para. cuando este tipo de trabajo emplea el concepto de ideología lo hace a menudo en forma vaga y general. los primeros teóricos y autores críticos influenciados por esta orientación. podemos retomar las implicaciones del análisis de la ideología. El estudio de la producción y difusión es un ingrediente esencial porque aclara las instituciones y las relaciones sociales que hacen posible la producción y transmisión de los mensajes. El examen de rasgos estructurales tales como la sintaxis. Este enfoque nos permite apreciar que los tres distintos aspectos -producción/difusión. Estos teóricos tienden a dar por sentado que los productos de las industrias culturales efectivamente entorpecen las mentes de las masas. Pero al concentrarse en la construcción del mensaje este tipo de trabajo generalmente omite el examen sobre cómo se producen y reciben mensajes en circunstancias socio-históricas específicas.textos de los receptores. la estructura de la narración o argumentación.son todos ingredientes esenciales en el análisis de este carácter ideológico. Otros intentos de análisis sobre el carácter ideológico de los medios masivos sufren de limitaciones similares. Estas limitaciones del trabajo realizado anteriormente. Busca explicar los posibles significados de los mensajes de los medios y busca mostrar como los receptores los entienden y los incorporan a sus vidas. aunque no ofrece una explicitación y una defensa de este análisis. Por lo tanto. las características que hacen posible la 24 . reproducirlo. De ahí que. se pueden evitar si situamos el análisis del carácter ideológico de los medios masivos en un marco más general para el estudio de la comunicación masiva. Por lo tanto el trabajo conducido dentro del marco estructuralista o semiótico tiene un valor limitado. es decir. este proceso necesariamente se enmarca en las actividades cotidianas de los sujetos que conforman el mundo social e interviene potencialmente en ellas. Si se considera que estos mensajes constituyen el resultado de procesos específicos de producción y circulación a través de canales de difusión selectiva. los aspectos de la construcción y oferta de los mensajes mediáticos. construcción y recepción/apropiación. el estudio de estos procesos y canales puede establecer entonces. Los intentos anteriores para analizar el carácter ideológico de los medios masivos han tendido a concentrarse en la producción o construcción del mensaje. tendían a subsumir a los medios masivos en el análisis general de la industria cultural. el estilo del lenguaje utilizado. la frustran. Si bien los teóricos críticos tienen razón cuando señalan las características del desarrollo de las industrias culturales. ya que pone poca atención a las condiciones específicamente sociales e institucionales en las que y por medio de las cuales. de este modo. El trabajo desarrollado desde la perspectiva 'estructuralista' o ‘semiótica' ha esclarecido ciertos rasgos estructurales de los mensajes de los medios. no dejan espacio alguno para la reflexión crítica (véase especialmente Horkheimer y Adorno (1972)). analiza la ideología en términos de los rasgos estructurales del propio mensaje sin examinar los modos de interpretación de los mensajes por parte de los individuos en los cuales se supone que opera esta ideología. da por sentado el análisis socio-histórico de las instituciones y divisiones de las sociedades modernas. A menudo. El estudio de la construcción de los mensajes de los medios es un ingrediente esencial porque examina los rasgos estructurales por medio de los cuales éstos se convierten en fenómenos simbólicos complejos capaces de movilizar el sentido. argumentando que los imperativos de la producción capitalista que dan lugar a la estandarización y repetición de los productos. Como toda interpretación.

por otra parte se identificaron con los personajes femeninos en un grado significativo (36 por ciento) a pesar del hecho de que sólo existían en las caricaturas un personaje femenino por cada cuatro personajes masculinos. se examinan por lo tanto. Permitieron que un grupo de niños viera una serie de caricaturas llamadas Fangface que presenta una secuencia de historias de suspenso y acción interrelacionadas. Esto indica que la recepción de las caricaturas varió de acuerdo al sexo del receptor. los distintos grados de eficacia de estos mensajes con respecto a las relaciones sociales en las que los receptores individuales están inmersos. este es un promedio generalmente típico en los programas televisivos. 64 por ciento de los personajes escogidos por las niñas eran masculinos y 36 por ciento femeninos. Hodge y Tripp pidieron a un grupo de niños y niñas que habían visto las caricaturas que escogieran algunos de los personajes que fueran los más importantes para ellos. por otro. De esta manera el proceso de interpretación aborda la explicación de las conexiones entre la movilización del sentido en los mensajes de los medios y las relaciones de dominación que este sentido contribuye a mantener. por un lado. Dentro de este espacio semántico el sentido movilizado por los mensajes de los medios es (o no es) eficaz en el mundo social. El estudio de la recepción/apropiación de los mensajes de los medios es también un componente esencial porque considera tanto las condiciones socio-históricas en las que los individuos reciben los mensajes como las maneras en que estos individuos comprenden los mensajes y los incorporan a sus vidas. clasificaron los personajes escogidos en masculinos y femeninos. Encontraron que el 97 por ciento de los personajes escogidos por los niños eran personajes masculinos y solo había 3 por ciento femeninos. Al ver e interpretar las caricaturas los niños se identificaron masivamente con los personajes masculinos. Si adoptamos este enfoque general para el análisis del carácter ideológico de los medios masivos podemos entonces apreciar que muchas de las preguntas cruciales conciernen. Los personajes en "Fangface” son masculinos y femeninos. Estos resultados son sólo burdos indicadores de un proceso complejo de recepción e interpretación diferencial. una de las tareas que enfrenta la interpretación de la ideología de los mensajes de los medios es. Considérese el siguiente ejemplo. las relaciones entre la producción/difusión y la construcción de los mensajes de los medios y. En un estudio sobre las respuestas de los niños a las caricaturas en T. pero hay cuatro personajes masculinos por cada personaje femenino. pero la proporción en que los niños se identificaron con los personajes masculinos fue superior aI 4:1. la recepción/apropiación de los individuos situados en condiciones socio-históricas específicas. V. No bastan como análisis del proceso. La interpretación de la ideología en los medios masivos no puede basarse solamente en el análisis de la producción y construcción de los mensajes. Por lo tanto. por contraste. ¿Cómo contribuye el sentido a mantenerlas o subvertirlas. ni 25 . y. pero en mucho menor medida que los niños.. ¿Cuáles son estas relaciones de dominación?. relacionar la producción/difusión y construcción de los mensajes con la producción y construcción de los textos de los receptores. también debe basarse en el análisis de las condiciones y las características de la recepción. Después. Dicha identificación fue más fácil por el hecho de que había cuatro veces más personajes masculinos. a reforzarlas o debilitarlas? son preguntas que sólo pueden despejarse al asociar la producción/difusión y la construcción de los mensajes con las maneras en que éstos se reciben e interpretan por individuos situados en contextos socio-históricos específicos.reconstrucción de un mensaje como significativo. 1986: 93-5). contribuye (o no) a mantener relaciones de dominación. Se considera cómo los individuos asumen el sentido movilizado por los mensajes de los medios. Las niñas también tendieron a identificarse con los personajes masculinos. Robert Hodge y David Tripp llevaron a cabo cierto ejercicio (Hodge y Tripp.

¿Qué se ve y cuándo?. la actividad de ver una telenovela. Por ejemplo. hasta cierto grado satisfacerlos. Hodge y Tripp llaman la atención sobre lo que puede describirse como el espacio de transformación del significado movilizado por los mensajes de los medios. A través de la construcción de los textos de los receptores encontramos la estructura narrativa tal como fue interpretada. mediante líneas de fuerza definidas. el proceso de recepción está sometido a las relaciones sociales que prevalecen en el contexto doméstico. las imágenes y enunciados tal como son percibidos y entendidos. se ve y comenta la televisión. ¿qué se dice y a quién sobre lo que se ve? estos son algunos de los rasgos que caracterizan la actitud de ver la televisión y que resultan de las relaciones sociales en que tiene lugar esta actitud receptiva. y por lo tanto confirmar o contradecir los roles críticos o compensatorios de la actividad de mirar la pantalla de T. entre otras cosas.fuera de los contextos reales en los que. Si tomamos en cuenta la complejidad de los procesos de recepción e interpretación de los mensajes de los medios estaremos en condiciones de examinar cómo el significado que éstos movilizan se transforma en el proceso de recepción y es apropiado por individuos situados en los contextos estructurados de la vida cotidiana y contribuye. Podemos. Pero. un papel crítico y compensatorio en su vida. este enfoque no se restringe al nivel de análisis de sus rasgos estructurales sino pretende relacionar estos rasgos con los distintos modos en que se comprenden los mensajes y el sentido que adquiere la recepción de estos mensajes para los individuos situados en contextos sociales 26 . dicha mujer puede desempeñar. mediante la actividad de ver telenovelas. en el proceso de recepción. Para poder analizar más este espacio de transformación tendríamos que examinar con más detalle tanto los contextos reales en los que se reciben los mensajes de los medios como los contenidos específicos de las interpretaciones de los receptores. que al satisfacer sus necesidades y deseos en su imaginario. Una de las limitaciones del trabajo de Hodge y Tripp es que pone a los televidentesen este caso los niños. en el curso de la vida cotidiana. Me refiero con esto al sentido que puede tener la actividad de ver televisión para los individuos que se encuentran en los contextos específicos de sus vidas cotidianas. esta actividad puede llevar a reprimir sus impulsos críticos y reconciliarla con el statu quo. V. La intensidad de esta actividad de recepción puede influir y ella misma es susceptible a la influencia. Los mensajes de los medios no se reciben e interpretan de manera aislada.los autores extraen las consecuencias de un trabajo para el análisis de la ideología. Para mucha gente los aparatos televisivos son un artefacto doméstico y por lo tanto. al ilustrar los procesos de recepción e interpretación diferencial. en el sentido. en el sentido que le ofrece la posibilidad de tomar cierta distancia ante las relaciones sociales existentes en las que está involucrada y le permite imaginar algunas alternativas a esa situación.?. a mantener o cuestionar las relaciones de dominación. cierta forma de placer o de control que no está presente en su vida ordinaria. V. por lo tanto. de los significados de los mensajes que se reciben e interpretan. estos y otros aspectos del proceso de recepción pueden confirmar o cuestionar las creencias y relaciones tradicionales. Compensatorio. por lo tanto. Si consideramos estos rasgos contextuales podemos distinguir entre el significado de los mensajes tal como se reciben e interpretan. y lo que podemos describir como el sentido de la actividad de recepción. abrir el camino a una perspectiva crítica y dinámica para el estudio de la ideología en los medios masivos. la actividad de recepción es una práctica social que puede tener un significado propio para los receptores. Al alimentar ciertas necesidades y deseos. ¿cómo se ve la T. establecidas: pueden mantener o resquebrar relaciones sociales existentes. en el contexto familiar autoriza a una mujer a distanciarse de las obligaciones domésticas y experimentar como un sustituto. Al considerar la producción/difusión y construcción de los mensajes de los medios. Crítico.

Paul Halmos. Roland 1973. “Public Service and Private Worls” en The Sociology of Mass-Media Communicators. Children and Television: A Semiotic Approach. en que los individuos se apropian el significado movilizado por mensajes. Albans: Paladin. un enfoque más dinámico y contextual para el análisis de la ideología en la comunicación masiva. Puede hacer que los sujetos que constituyen el mundo social reflexionen críticamente sobre su comprensión de los mensajes de los medios y sobre las relaciones sociales estructuradas en las que ellos participan. Max y Adorno. construcción y recepción/apropiación de los mensajes de medios -ya la vez nos permite analizar la relación recíproca de estos diferentes aspectos. Geertz. también he pretendido señalar ciertas orientaciones para el estudio de los objetos y enunciados de la comunicación masiva como productos ideológicos. Annette Lavers. El análisis de la ideología en los medios masivos ofrece una interpretación que puede incidir en la vida social y que puede servir como herramienta para promover una reflexión crítica entre los individuos que reciben e interpretan los mensajes como parte de la rutina de sus vidas cotidianas. Este enfoque nos permite apreciar cabalmente diferentes aspectos de la comunicación masiva. Debemos prestar una atención particular a los modos. Clifford 1973. David 1986. John Cumming. 53-73. 1972. al desarrollo de una teoría crítica de la ideología. Horkheimer. Bibliografía Barthes. Cambridge: Polity Press. St. Mythologies. Burns. 120-67. Nueva York: Basic Books. Más allá del análisis de la comunicación masiva como un fenómeno cultural.la producción/difusión. a la vez que se reconoce su carácter distintivo como construcciones simbólicas significativas. El análisis de la ideología en los medios masivos implica entonces. Esta perspectiva combina diferentes métodos de análisis en forma sistemática. una teoría que sólo puede desarrollarse hoy en día si se toma en cuenta la centralidad de la comunicación masiva. Nueva York: The Seabury Press. Se considera que los mensajes de los medios están situados en contextos institucionales y socio-históricos específicos. The Interpretation of Cultures. reforzar o minar. de manera flexible pero rigurosa. relaciones de dominación. trad.específicos. De ahí que debamos orientarnos particularmente. lo que nos permite dilucidar. trad. Theodor W. al espacio de transformación en el cual el sentido movilizado por los mensajes de los medios se transforma en el proceso de recepción contribuyendo así. Propuse que debemos apartarnos de esta tendencia y adoptar en cambio. Conclusión En este ensayo me propuse delinear un enfoque para el estudio de la comunicación masiva concebida como un ingrediente central de la cultura moderna. Hodge. 27 . una relación potencialmente crítica no sólo con la construcción del significado en los mensajes de los medios sino también con la interpretación de los mensajes por parte de los receptores y con las relaciones de dominación que caracterizan los contextos en los que se reciben estos mensajes. El estudio de la comunicación masiva puede contribuir entonces. El estudio del carácter ideológico de la comunicación masiva se ha visto obstaculizado por falsos supuestos sobre la naturaleza de la ideología y por una tendencia a tratar la comunicación masiva como un mecanismo que contribuye en bloque a la reproducción del orden social. “The Culture Industry: Enlightenment as Mass Deception” en Dialectic of Enlightenment. The Sociological Review Monograph 13. comp. los diferentes rasgos y aspectos de la comunicación masiva. a mantener o subvertir. en la cultura moderna. Tom 1969. Robert y Tripp.

Studies in the Theory of Ideology. Mc Quail. Primitive Culture: Researches into the Development of Mythology. Tylor. Language. Philosophy. 1949. 1984. London. John Murray. Thompson. Thompson. The Science of Culture: A Study of Man and Civilization. The Sociological Review Monograph 13: 75-84. comp. Strauss y Cudahy. comp. y comp. Trad. Denis 1969.Lefort. Edward B. Democracy. Paul 1981. John B. “Uncertainty About the Audience and the Organization of Mass Communication”. Cambridge: Polity Press. Thompson. Art and Custom. Ricoeur. Cambridge: Cambridge University Press. Cambridge: Cambridge University Press. Claude 1986. 1871. Totalitarianism. Religion. John B. The Political Forms of Modern Society: Bureaucracy. en The Sociology of Mass-Media Communicators Paul Halmos. Nueva York: Farrar. John B. White Leslie A. Hermeneutics and the Human Sciences: Essays on Language. 28 .

Así para Giménez. G. la concepción de Marx es restrictiva en la medida en que su problemática está relacionada fundamentalmente con la cuestión de la dominación. ¿Cómo se relaciona el concepto de ideología con el de poder?. existen dos tipos de concepciones: las restrictivas y las extensivas y esa cualidad tiene que ver con el grado en que recubren el ámbito de lo simbólico. ¿Cuál es el sentido extensivo del concepto de ideología y qué autores lo han trabajado así? ¿Cuál es el sentido restringido del concepto de ideología y quiénes lo han trabajado así?. comp. Partiendo de un recorrido histórico Giménez presenta una interesante y muy útil clasificación de las ideologías. Para Giménez. 2.. ¿Explique por qué. GUIA DE ESTUDIO 1. Este texto es fundamental para entender. México. Ante la pregunta que algunos científicos sociales han formulado sobre ¿el fin de la teoría de la ideología? Giménez explica por qué este tema no está agotado y por qué más bien se ha dado un renovado interés teórico por las ideologías. SEP. 5. la filiación histórica del concepto de ideología y la problemática en la que surge y se desarrolla. "El debate interminable en torno a la ideología" en la G. de acuerdo a Giménez. 3. COMECSO. U. Por otro lado. Giménez. La teoría y el análisis de las ideologías. Al final del texto ofrece algunas observaciones críticas sobre el eje poder-ideología-discurso. 29 . en primer lugar. 4. no existe un “agotamiento” de las teorías de las ideologías? ¿Por qué es difícil y complejo definir los fenómenos ideológicos? ¿Por qué la ideología tiene una filiación histórica?. de Guadalajara. 1988. El aporte fundamental de este texto es la caracterización puntual de la problemática de la ideología y la ubicación de las diferentes corrientes. 6.TEXTO NO. por ejemplo. una concepción como la de Gramsci es considerada extensiva ya que su concepto de ideología es bastante amplio y recubre todo el ámbito de lo simbólico llegando a equipararse con el concepto de cultura. 2 Giménez.

Martin Seliger. desde la confrontación global Este-Oeste hasta las guerras regionales de liberación (o contra la intervención) en América Central. Studies in the Theory of Ideology. París 1986. sino que proliferan. 70. pp. Se comprende. The Ideology of Power and the Power of Ideology.”1 La respuesta a esta manifiesta hostilidad de Foucault hacía la teoría de la ideología ha sido la aparición. Langage et idéologie. No sólo siguen gozando de buena salud. el renovado interés teórico por las ideologías en las ciencias sociales. a una gigantesca recomposición de la relación de fuerzas ideológicas en el empeño capitalista por imponer un nuevo orden transnacional de dominación. Thompson.. La societé.2 1 2 Michel Foucault. (. posteriores a la disolución del authusserianismo en Europa. que se manifiesta por el ascenso de las ideologías políticamente neoconservadoras y económicamente neoliberales. en África del Sur o en el Cercano Oriente. Ideology and Politics: A Critical Essay. tomo I. las ideologías se resisten a morir. Para muchos.) El segundo inconveniente es que ella se refiere necesariamente. Cambrige 1984. la ideología se sitúa en posición secundaria con respecto a algo que debe funcionar como infraestructura o determinante económico. París 1980. de trabajos fundamentales como los de Robert Fossaert y Göran Therborn. de otros no menos importantes como las de John B.. Göran Therborn. material. principalmente en su versión marxista. Thompson. PUF. Les structures idéologiques. ha venido a desmentir todas las previsiones pesimistas acerca de un eventual “agotamiento de la teoría de la ideología”. Gouldner. Alvin W. sin olvidar las notables contribuciones de Alvin Gouldner y Martín Seliger en el ámbito de la más reciente sociología anglosajona. 1976. Londres 1976. etc. Polity Press. Entrevista en L´Arc núm. y el correlativo reflujo de las ideologías progresistas inspiradas en el marxismo hoy “en crisis”. en el campo del marxismo que podría denominarse “postalthusseriano”.. la suerte de la teoría de la ideología ya estaba echada a raíz de la condena a muerte decretada en su contra por Michel Foucault en una célebre entrevista de 1976: “La noción de ideología es difícilmente utilizable por tres razones. Grammar and Future of Ideology. George Allen & Unwin. en ese contexto.. Las ideologías presiden desembozadamente los grandes conflictos actuales de “alta” o de “baja” intensidad. Londres 1976. Seuil. según creo. L’idéologie. se polarizan más que nunca y acentúan agresivamente su presencia en todas las contiendas políticas y sociales de nuestro tiempo. tanto dentro como fuera de la tradición marxista. 30 . asistimos. al parecer. Y en tercer lugar. The Dialectic of Ideology and Technology: The Origins. quiérase o no. a algo así como un sujeto.PROGRAMA NACIONAL DE FORMACION DE PROFESORES UNIVERSITARIOS EN CIENCIAS SOCIALES LA TEORIA Y EL ANALISIS DE LAS IDEOLOGIAS INTRODUCCION: EL DEBATE INTERMINABLE EN TORNO A LA IDEOLOGIA Gilberto Giménez 1. Olivier Reboul y Raymond Boudon. Olivier Reboul . Verso Editions and NLB.. y fuera de él. La aparición de una nueva serie de trabajos importantes sobre este tema. Raymound Boudon. París 1983. Fayard. en oposición virtual con algo que sería la verdad. Macmillan. Londres 1980. Más aún. y su eventual suplantación por otros tipos de análisis relacionados con la lingüística.¿Fin de la teoría de las ideologías? Pese a las repetidas profecías sobre su inminente desaparición. L’origine des idées recues. John B. La primera es la de que esta noción se encuentra siempre. la semiótica u otras disciplinas afines. 20-21 Robert Fossaert.

PUF. Siglo XXI. aun habiendo adoptado las mismas opciones teóricas fundamentales. 235-236 4 Jean Baechler. como ayer. O. a lo más se puede cuestionar su coherencia teórica. puramente convencional y “operatoria” de la ideología. que dicho objeto viene dado en la definición misma”4. no es infrecuente encontrar en un mismo autor (e incluso en un mismo texto de dicho autor) conceptualizaciones diferentes”. consecuente consigo mismo. mentalidades. la ideología forma parte de una familia de conceptos globalizantes –como cultura.que tiene por referente común el ámbito de lo simbólico. un “concepto construido” no se refuta. pp. París 1976.. siécle. París 1966 31 . para hablar más claro. y por eso mismo son indisociables de una problemática específica. De aquí la enorme diversidad de concepciones. Este razonamiento parece impecable. conciban en la práctica dicho problema (el de las ideologías) en términos análogos” –dice Emilio de Ipola. En efecto. en Pablo González Casanova. debe decirse.3 Frente a este desolador panorama. la teoría y el análisis de las ideologías confrontan temibles dificultades de índole teórica. etc. Cultura y creación intelectual en América Latina. imaginario social. toda definición de la ideología no remite a un objeto preexistente que pudiera irse enfocando cada vez mejor por aproximaciones sucesivas. un ámbito de por sí rebelde a la aprehensión conceptual y susceptible de los más diferentes enfoques. México 1984.. sobre todo. para dominar su problemática global y. 21 6 Georges Canguilhem. En efecto.6 Nacieron para dar respuesta a interrogantes formuladas en coyunturas históricas y culturales determinadas. et au XVIIe. La formation du concept de réflexe au XVIIe. Los conceptos macrosociológicos no pueden ser reducidos al estado de símbolos algebraicos asépticos y neutrales.hallar dos investigadores que. Sólo que responde a preocupaciones cientificistas y positivistas improcedentes en el campo de las ciencias sociales. uno podría sentirse tentado a hacer tabla rasa de las vicisitudes históricas del término y de la espesa sedimentación semántica que acarrea. para ponerse a “construir” a su arbitrio y antojo una definición propia. para no desnaturalizar de manera arbitraria su mordiente y su “intencionalidad” profunda en la historia de las ciencias sociales. Gallimard.5 Un determinado concepto de ideología sería entonces siempre un “concepto construido” al que no tendría sentido oponerle conceptos “más verdaderos” en la gran batalla campal de las definiciones. “Discurso político. Tienen una “filiación histórica”. metodológica y hasta epistemológica. p. “Al mismo tiempo que. 11 5 Ibid. maneras de abordar y definiciones. su valor operatorio o su pertinencia a la luz de una investigación concreta. p. 3 Emilio de Ípola.La “filiación histórica” del concepto Pero hoy. “Es difícil –no diremos imposible. Qu’est-ce que l’idéologie?. por otra parte. nuestro autor declara: “Decido entender por ideología los estados de conciencia ligados a la acción política”. política del discurso”..2. La raíz de estas dificultades está en la aparente imposibilidad de definir de una manera suficientemente unívoca un ámbito homogéneo de fenómenos que pudieran denominarse “ideológicos”. como diría Canguilhem. De aquí la necesidad de rastrear una y otra vez la historia del término y del concepto de ideología. ya que de definitionibus non est disputandum como podría expresarse parafraseando una célebre sentencia escolástica. sin pasado y sin genealogía. “Toda definición de la ideología” –afirma Baechler. diversidad adicionalmente alentada por su fuerte connotación política y polémica.“es necesariamente arbitraria. más bien.

“la ciencia aparece simultáneamente como instrumento de verdad y arma de justicia”. 10. Pero la noción de ideología arrastra también. De aquí todo un cortejo de metáforas deceptivas: “máscara”. la teoría de la ideología también nos llega envuelta. octubre-diciembre de 1976. 30. pp. etc. 11 Eunice R. “En este sentido” –declara Eunice Durham. del viejo tema iluminista del “error que esclaviza y la verdad que libera y redime”.. Este viejo tema se transfigura del siguiente modo en la teoría que ahora nos ocupa: las ideologías son representaciones necesariamente distorsionadas o invertidas de la realidad. en términos puramente epistemológicos y abstractos. de la que dio origen al concepto de cultura en sentido antropológico: “¿cuál es el significado de las costumbres extrañas y aparentemente incomprensibles observadas en sociedades diferentes a la nuestra”8 La ideología. que son a la vez instrumento y fruto de la opresión política de una clase. Según la versión mecanicista. núm.. un “componente epistemológico”10que tiene su antecedente más preclaro en los “ídolos” de Bacon y que tiende a contraponerla a la ciencia. Revista de Ciencias Sociais. desde sus orígenes. polémico y crítico. por ende. que ha llegado a convertirse en una verdadera obsesión de la que no ha podido librarse hasta ahora la teoría. a la inversa. aun cuando se le proponga expresamente. sobre todo en la tradición marxista.72. La ideología alemana. Pero esta problemática no se plantea en el vacío. por lo tanto. p. generando inevitablemente una problemática del discernimiento entre lo falso y lo verdadero.. 78. Véase a este respecto Carlos Pereyra. “imagen perversa”. 25 y ss.11 Debe añadirse que esta connotación socioepistemológica ligada al término “ideología” es tan fuerte. por ejemplo. “falsa conciencia”. Ediciones Pueblos Unidos. pp. en la problemática de una dicotomía entre la realidad y su representación. el “saber real” o “la ciencia real y positiva”. p. estas relaciones son de tipo expresivo y 7 8 9 Eunice R. vol. que implica una excesiva autonomización de esta última y que plantea cierto tipo de relaciones entre ambos términos. p. En contraste. según la misma autora. que ha sido abordado siempre. Buenos Aires 1975. cuya formulación más cruda la encontramos en la teoría de la “denominación de los clérigos mediante el engaño y el error” de Helvetius y Holbach. Cuadernos Políticos. Véase Emilio de Ipola. serían armas e instrumentos necesarios de la lucha contra la opresión de la clase dominante. De aquí la teoría de la “ideología dominante” en Marx y su famoso teorema según el cual “las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes de cada época”9. Marx-Engels. es un concepto originalmente político y. 260 y ss 10 32 . sino nuevamente en relación con la dominación. quien se presenta como un crítico despiadado de esta contraposición. cómo pueden servir de instrumento para la transformación consciente de la sociedad hacia un orden más justo?” 7 Como se echa de ver. desde sus orígenes. la reintroduce bajo la forma de una contraposición entre “efecto ideológico” y “efecto de conocimiento”.). núm. Durham. en estrecha conexión con el problema de la dominación (política.12 Por último.Una problemática compleja Eunice R. 1. de clase. etc. “encubrimiento”.3. Se trata. 27. op. las “ideas verdaderas”. 78 12 Eliseo Verón. 1984. cit. “Cultura e ideología”. Durham reformula del siguiente modo la interrogante inicial que habría dado origen a la compleja problemática de la ideología: “¿cuál es el papel de las ideas en la preservación de un orden injusto y. en el fondo. p. esta interrogante es esencialmente política y difiere. Durham. Ibid. “Ideología y ciencia”.

objeto. 33 .. las ideas políticas14. acontecimiento o relación que sirva de vehículo a una idea. cap. acto. en su forma abstracta y general. Hemos visto que este contenido recubre en mayor o menor medida el ámbito de los simbólico. Supuesta esta triple problemática que define el tipo de preguntas a las que la teoría de la ideología se ha propuesto responder. Althusser. en el derecho en la actividad económica y en todas las manifestaciones de la vida intelectual y colectiva. 14 Eunice Durham. “la ideología representa 13 Clifford Geertz. Se trata de una definición ligeramente retocada por nosotros. secundario o inesencial. 16. Para Gramsci. p. En sus orígenes y hasta tiempos muy recientes. Así. es decir. ya que la Weltanschaung ideológica impregna también “la actividad económica” y parece construir una dimensión analítica de todo el “bloque histórico”. es decir.responden al modelo: realidad/reflejo. por la sencilla razón de que es “omnihistórica”. Inc..”15 Nótese que esta definición –de sabor historicista vía Croce. de toda sociedad.. se inicia con Antonio Gramsci. esto es. Pero. La extensión del concepto hasta hacerlo abarcar prácticamente todo el ámbito de los simbólico incluido el inconsciente. cit. básicamente. vol. Nueva York 1973. es una “concepción del mundo que se manifiesta implícitamente en el arte. la esfera de las representaciones tiende a convertirse en algo derivado. podemos volvernos ahora al contenido mismo del concepto para dibujar a grandes rasgos su línea de evolución. como el inconsciente.parece transgredir la dicotomía estructura/superestructura. como “cualquier soporte. Y esto tanto en tradición marxista como fuera de ella. p. 4. 3. 4 . México 1975. en cambio. sino se restringía a ciertos contenidos bastante específicos “el análisis de las ideologías se refería. 78. el concepto de ideología no abarcaba todo el campo simbólico. por su parte. independientemente de las coordenadas del tiempo y del espacio. en cualesquiera de los casos. En esta problemática lo que la tradición marxista ha subsumido en su famosa tópica base-superestructura. Una versión más dialéctica subrayará. 15 Obras de Antonio Gramsci. observamos que el concepto de ideología se ha ido restringiendo o ampliando alternadamente o simultáneamente en el curso de su historia. entendiendo éste en sentido amplio. un significado o una representación”. que por mucho tiempo ha funcionado como una especie de sentido común de la sociología. a ciertos sistemas estructurados y cristalizados de representaciones: la religión. si tomamos hipotéticamente como punto de comparación la totalidad del universo simbólico. pues. Este concepto general pretende aprehender la función de representación inherente a toda sociedad en cuanto tal.La extensión progresiva del concepto: ideología y cultura. The Interpretation of Cultures. “en su significado más alto”. se consuma con Louis Althusser y es llevado hasta sus últimas consecuencias por el marxismo postalthusseriano representado principalmente por Robert Fossaert y Göran Therborn.13 Pues bien. Juan Pablos Editor. Basic Books. art. el derecho. la filosofía. En este sentido “la ideología no tiene historia”. la relativa autonomía de las “representaciones” y su acción de retorno sobre la “realidad” o “base” que las condiciona. la ideología. construye un “concepto general” de ideología dentro del cual se inscribe como otras tantas especificaciones las ideologías históricas y las “tendencias ideológicas” concretas.

Editions Sociales. 26.17 22 Robert Fossaert. Esta extensión desmesurada del concepto de ideología ha conducido inevitablemente a la identificación pura y simple entre ideología y cultura (en sentido antropológico). De este modo. 34 . y se desglosaría en “discurso social común”. Positions. p. Cahiers Marxistes-Leninistes. y a la anexión de esta última por la primera. p . También Göran Therborn define la ideología “in a very broad sense* refiriéndola a “aquel aspecto de la condición humana bajo el cual el ser humano vive su vida como actor consciente en un mundo que para él tiene sentido en diferentes formas y grados”. es decir.. en la medida en que recubren igualmente todo el campo simbólico. Finalmente. 48 y ss.. En un muy amplio sentido 18 Göran Therborn. p. como los discursos y los sistemas institucionalizados de pensamiento en una determinada sociedad”18. 16 17 * Louis Althusser. De donde infiere que se trata. para los althusserianos “lo ideológico es el lugar donde el materialismo histórico puede apropiarse con todo derecho del concepto de ‘cultura’”. El mecanismo intemporal de su funcionamiento es “la interpelación de los individuos en sujetos”. sino el conjunto de todas las prácticas. para Gramsci la ideología y la cultura se definen en términos idénticos. como “concepción del mundo”. Philosophie et philosophie spontanée des savants.497. cit.De cómo el concepto se restringe nuevamente En los últimos años se observa nuevamente la tendencia a restringir el ámbito simbólico al que se refiere el concepto de ideología. op. núms.21 y para Fossaert “la cultura no es más que la ideología (ID I) eventualmente separada de sus amarras sociales”22.la relación imaginaria de los individuos con sus condiciones reales de existencia”16. Nótese que para Althusser el vector de esta función general de representación no es sólo el discurso. De donde la distinción entre ideologías teóricas e ideologías prácticas. 2 19 Robert Fossaert. estas últimas definidas como “formaciones complejas de montajes de nociones-representaciones-imágenes en comportamientos-conductas-actitudes-gestos”17. París 1974. homologable al “mundo cultural existente” de Gamsci. Debe advertirse de paso que esta tendencia no es necesariamente incompatible con las concepciones extensivas que acabamos de reseñar. Maspero. 5. p. como las doctrinas intelectualmente elaboradas. “parlé-agi”. 101. no hay nada en el universo simbólico que sea ajeno a la ideología. sino de la dimensión semiótica o significativa de todas las prácticas. 20 Ibid. Robert Fossaert construye dentro del marco de la “ideología general” de Althusser (IDO) el concepto de discurso social total (IDI) que abarcaría “el conjunto de materia ideológica propia de una determinada sociedad en un momento determinado de su historia”. tanto la ‘conciencia’ de los actores sociales. “expresa una actividad tanto ‘actuada’ como ‘hablada’20. París 1976. Por lo tanto. Louis Althusser. p. Este “discurso total”. cit. de ahora en adelante ambos conceptos son indiscernibles. y “discursos especializados” circunscritos por sus respectivos Aparatos y resultantes de la división social del trabajo19. no sólo de prácticas discursivas estrictamente tales. p. op. p. el concepto de ideología incluye “deliberadamente tanto la ‘experiencia’ y las nociones cotidianas. Así. y que frecuentemente resulta de la necesidad de operacionalizar el concepto de vista de la investigación concreta.112 21 Roger Establet. es a la vez. 12-13 julio-octubre 1966.. En efecto. según Fossaert. “Culture et idéologie”.

de la revelación o de la autoridad del hablante24”.. asistimos al retorno de las concepciones restrictivas y neutrales de la ideología. o en las prescripciones técnicas flanqueadas por las reglas de implementación. Las ideologías así definidas se dividen en fundamentales y operativas. ha propuesto en una obra reciente una concepción de ideología muy semejante a la de Gouldner. Estos últimos resultan del hecho de que las ideologías se definen siempre por oposición a otros principios y creencias que se descartan o rechazan. “En su origen” –dice“el término ideología designa una realidad.9 35 .comporta una nueva modalidad del discurso político. ni se apoya sólo en una retórica emotiva. reglas de implementación y denegaciones y rechazos. Es un discurso impregnado por la idea de que la acción política se funda en una teoría secular y racional. Raymond Boudon. Junto a éstas y frecuentemente contra éstas. cit. La ideología se separa de la conciencia mítica y religiosa. la del papel social creciente que desempeña la argumentación científica en la reflexión sobre lo político y lo social. Supongamos entonces que se mantiene esta definición originaria y que se 23 24 Martín Seliger.. en un lugar de la fe. entonces.. En una reciente contribución de carácter histórico. sin embargo. op. como la del discurso. al estilo Manheim-Shils. que él considera. En resumen: la política y la ideología son indisociables. aunque cuidándose de citarlo. En suma. Las concepciones restrictivas y neutrales de la ideología tienen en común un modelo de definición del tipo: “la ideología es un conjunto de creencias. pero que ya no invoca alguna autoridad o tradición.. p. Se trata ahora de un discurso orientado a la acción. op. de la destrucción o de la reconstrucción del orden social. la ideología es un fenómeno moderno que se distingue de la religión y del mito.. de la tradición.” Tal es el caso de Martín Seliger. por ejemplo. a las concepciones restrictivas. e invoca en apoyo de sus puntos de vista sobre el mundo social la lógica y la evidencia. Es un nuevo tipo de discurso sobre la sociedad. Pero cabe introducir aquí una distinción esencial: sobre todo en el ámbito de la sociología norteamericana. prescripciones morales y técnicas. Gouldner reduce la ideología a un tipo de discurso racional y secular sobre la sociedad y su eventual transformación. análisis.Hemos vuelto. en plena continuidad con la tradición anglosajona de una “sociología del conocimiento” o “de las ideas” amputada de toda dimensión crítica. en las que pueden discernirse diversos elementos: descripciones. que nace simultáneamente con las ciencias sociales en los siglos XVIII y XIX y que supone. sin perjuicio de incorporar nuevas problemáticas. “La ideología” –afirma Gouldner. lo mismo que éstas. Un autor francés muy ligado a la sociología norteamericana. La ideología denota entonces un conjunto de creencias orientadas a la acción y organizadas en sistemas coherentes. procuran recuperar la connotación crítica y “negativa” originalmente asociada al concepto. vemos también emerger concepciones restrictivas pero críticas que. Alvin Gouldner. la “destradicionalización” de la sociedad y la revolución de las comunicaciones sociales por la invención de la imprenta. Alvin W. según que el énfasis de su contenido recaiga en los grandes principios y fines de la acción. 23 quien defiende una concepción restringida de la ideología. justifica el curso de la acción que propone. cit. pero no sólo allí. También para él la ideología debe considerarse como un “subproducto natural y normal de las ciencias sociales”. “comprehensiva” en el sentido de que incluye todos los sistemas de creencias políticas destinadas a guiar la acción en vista de la conservación. articulado por la “gramática de la racionalidad moderna”.

pp. Pero tienen también por común denominador la total desconexión entre la teoría de la ideología y la crítica de la dominación.de esta función de apoyo a las relaciones de poder son conocidos: la justificación. Thompson. La “originalidad” de este autor radica en que aborda este problema auxiliado por una “metodología individualista” basada en el supuesto ¡después de Durkheim!) de que los fenómenos sociales más complejos resultan de la agregación de “comportamientos individuales microscópicos”28. cit. cristalizado. de algún modo. 39 Ibid. Se trata. para quien el análisis ideológico se identificaba con el análisis de cualquier tipo de discurso bajo el punto de vista de su relación funcional con el poder. Frente a esta manera de plantear las cosas han surgido (e insurgido) algunos pocos aunque significativos intentos de devolver a la ideología. 45 Op.. Maspero. op. 4 y 32 36 . no reflexivo. sin excepción. Dentro de esta nueva perspectiva el análisis de la ideología implica automáticamente la crítica o por lo menos. la ideología se contrapone a las “mentalidades” como el pensamiento claro. cit. rutinario. . 17 Michel Vovelle. Porque la ideología no es más que “la movilización del sentido (de la significación) al servicio de las relaciones disimétricas del poder”.Thompson.30 Los mecanismos fundamentales –aunque no los únicos. 1982. estas concepciones revisten un carácter positivista y neutral. que funciona como un conjunto de preconstruidos culturales evidentes para todos.designa bajo la noción de ideología el conjunto de las teorías que pretenden informarnos sobre lo político y lo social apoyándose en procedimientos de tipo científico o. p. el análisis discursivo y la “hermenéutica profunda” que implica una interpretación final mediada por métodos formales objetivantes. Idéologies et mentalités. John B. dudosas o indebidamente interpretadas “se hallan tan difundidas” logran “una credibilidad que no merecen”27. la disimulación y la reificación. De aquí resulta la propuesta de una metodología global para el análisis ideológico. Y he aquí que nuestro autor se propone precisamente indagar –desde una perspectiva inefablemente cientificista-liberal –por qué las doctrinas sociales basadas en teorías falsas. cit.. lógico. en la línea que estamos reseñando. toda su carga política original reconectándola con los fenómenos del poder y la dominación. Para Michel Vovelle. Bajo este aspecto. p. reducen el concepto de ideología a un sistema de creencias o de símbolos que no recubre la totalidad del universo simbólico y que se relaciona con la práctica política o la acción social. cit. 25 26 27 28 29 30 Raymond Boudon. Uno de los autores más representativos de esta nueva tendencia es John B.. por ejemplo. p. arcaico y de “larga duración”. por lo menos. articulado y relativamente sistematizado se contrapone al pensamiento “dóxico”. Pero Thompson moviliza al servicio del análisis de su funcionamiento los recursos de la narrotología greimasiana. En este sentido defienden una concepción restrictiva de la ideología. que consta de tres momentos esenciales: el análisis social. 6 y ss. el desenmascaramiento del poder que lo subyace. Síguese de esta definición que la ideología cae directamente “bajo la jurisdicción de la alternativa verdad/error”26. p. del análisis argumentativo y de la hermenéutica de Ricoeur. de recuperar la connotación esencialmente crítica y negativa inicialmente asociada al concepto.29 Todos estos autores. que se pretenden tales”25. entonces. podríamos citar otros muchos autores que se inscriben. En fin. Op. París. op.

Por eso este análisis implica. lo que hace que sea algo totalmente diferente de una simple visión del mundo. En el área de la sociología francesa más reciente. era cualquier discurso. pero ciertamente es el único modo de aprehenderlos cuando sirven de máscara a la denominación. disimulador y con pretensiones de racionalidad. responde Reboul. si bien coinciden en la caracterización esencial de la ideología por su relación funcional (¿o disfuncional?) con el poder. y añade: “Ningún otro problema sociológico reclama con tanta legitimidad un retorno a Marx” 32. no se puede menos que reconocer que Marx ha puesto el dedo en la llaga: la relación entre la idea y la ‘dominación’ es lo propio de toda ideología. demuestra la necesidad de un concepto que permita abordar el ámbito de los símbolos bajo el ángulo de su relevancia política y en conexión con los fenómenos de la dominación y del poder. y su constante resurgencia después de períodos de relativo eclipse. y desde una posición confesadamente liberal-radical. y es indudable que el marxismo ha desempeñado un papel fundamental en esta construcción. al menos en sentido lato. Larousse. La ideología es la disimulación de lo sagrado. sea que se limite a reproducir su pensamiento. Por lo demás. “Les idéologies”. op. colectivo. cit. y en Althusser al de las 31 32 Olivier Reboul. sino de un discurso de tipo especifico que aparece históricamente en las postrimerías del Antiguo Régimen y se caracteriza por los siguientes rasgos: se trata de un pensamiento partidista. “Cualquier teoría de la ideología tiene su punto de partida en Marx. así fuera científico o religioso. es el hecho de estar siempre al servicio de un poder cuyo ejercicio tiene que justificar y cuya existencia tiene que legitimar”31. sea que lo cuestione” –dice André Akoun. El mérito de Marx consiste en haber puesto la primera piedra –no la segunda ni la última.Se echa de ver claramente que en la concepción de Thompson no es posible analizar las ideologías sin toparse con el poder. 37 . No estamos pensando. en Encyclopédie de la Sociologie. la extensión creciente del concepto de ideología en la tradición marxista no ha sido arbitraria ni gratuita. que éste sea el único modo de abordar los hechos simbólicos. Para Reboul. 6.. Pero ¿por qué el poder requeriría de los servicios de la ideología? Porque el poder necesita disimular bajo una apariencia racional su naturaleza arbitraria y “sagrada”. En efecto. 24-25 André Akoun. movilizado al servicio del poder. la ideología. Por lo demás. la crítica de las relaciones de dominación. no se trata de cualquier discurso. por supuesto.. el contenido del concepto es mucho más restringido en Reboul que en Thompson. Olivier Reboul define también la ideología como “un pensamiento al servicio del poder”. pp. para éste.para la construcción de este concepto. Lo que la distingue de la ciencia y del arte. directa o indirectamente. tenga o no conciencia de ello. resulta difícil imaginar en nuestras modernas sociedades de clase una situación en la que lo simbólico estaría desprovisto de toda dimensión “política”. sea que lo reinterprete.A modo de balance final La persistencia tenaz de una noción como la de ideología en la historia de las ciencias sociales. “Aun si se rechaza la lucha de clases. Por otra parte. y en esto coincide con Gouldner. 1975. En Gramsci responde al descubrimiento de la dimensión cultural de la dominación. el primado de lo económico y la existencia en toda época de una ideología dominante. París. y aun si no se es marxista. aunque restringida a los fenómenos del lenguaje.

nos parece que no deja suficiente lugar teórico para las ideologías de la oposición y de la resistencia al poder salvo correctivos o retoques substanciales. sino por su coherencia interna. que Foucault ha invertido el sentido de la relación. no se puede menos que apreciar el inmenso servicio que presta una sociología general del universo simbólico como la de Robert Fossaert. que opera siempre dentro de un marco institucional. es decir. viene a dar un mentís a la pretendida esterilidad teoricista del Althusser. las técnicas y los procedimientos valorizados como medios 33 34 Jean Francois Lyotard. Las teorías generales no se miden por su manipulabilidad inmediata en el plano empírico. Pero esta objeción sólo tiene una validez relativa. caben también algunas observaciones críticas. “La verdad en este mundo se produce en este mundo gracias a múltiples constricciones. que éste ha llegado a perder su especificidad y su valor operatorio. La condition postmoderne. abril 1984. pp. Con Althusser. los tipos de discurso que ella acepta y que hace funcionar como verdaderos. representadas por autores como Göran Therborn y Robert Fossaert. asigna un lugar y una escala a las más disparatadas acepciones y ofrece criterios pertinentes para orientarse en la gran batalla de las definiciones. 38 . los mecanismos y las instancias que permiten distinguir los enunciados verdaderos o falsos. postulando no tanto la instrumentación del discurso por el poder. París 1979 Véase. Canadá. por ejemplo los trabajos de Marc Angenot en el Departamento de Literatura comparada de la Universidad McGill. urge hacer un balance más equilibrado y sereno de la obra de Althusser. Y también detenta en este mundo efectos obligados de poder. 20 ss.34 Por lo que toca al debate actual que gira sobre el eje poder-ideología-discurso. esto es. de un “orden establecido”. Cada sociedad posee su propio régimen de verdad. Se podrá objetar siempre frente a las teorías ultra-extensivas de la ideología el haber ampliado de tal modo el concepto. Cahiers de recherche sociologique. se puede sostener que dicha “reconexión” se ha llevado a cabo en términos prefoucaultianos. que permite ordenar y dominar desde lo alto el interminable debate sobre las ideologías. es decir la aparición de algunas tendencias que van mucho más allá de Althusser pero que no se pueden explicar sin él. Las teorías parciales de concentración y las investigaciones ya realizadas bajo la égida de esta sociología general dan testimonios de su pertinencia y fecundidad. Les Editions de Minuit. num. se prolonga en profundidad con una teoría del proceso de constitución del Sujeto a partir de lo “ya dado” objetivo. su principal mérito estriba en haber abierto por primera vez el marxismo a una teoría de la subjetividad bajo el estimulo lacaniano.implicaciones políticas del proceso simbólico de construcción de la subjetividad. al mismo tiempo se amplía a la escala instancial. sino la producción del discurso por el poder. en efecto. La primera se refiere a la manera como se establece la relación entre ideología y poder. Ya liquidado el fenómeno del althusserianismo en Europa y calmadas las vociferaciones de la ortodoxia o del ultraizquierdismo en su contra. su ‘política general’ de verdad. tal como la plantean los autores antes mencionados. En estos tiempos de menosprecio y descrédito para las macro-teorías (denunciadas como grands récits por las epistemologías anárquicas a lo Lyotard). su poder explicativo y su fecundidad en general “teorías parciales de concreción”. éstas sí dotadas de valor operatorio inmediato. Pese al indudable interés teórico y político de esta “reconexión”. “La verdad no se encuentra fuera del poder. ni carece de poder” –dice nuestro autor-. vol. la teoría de la ideología. Recordemos. el modo como son sancionados unos y otros. Pero hay más. 2. En nuestra opinión. El fenómeno del “postalthusserianismo”.33 y de gran proliferación de microsociologías y de “metodologías individualistas”. 1.

Poder. Un ejemplo de este modo de intervención sería los procedimientos o sistemas de exclusión. sino un sistema de relaciones. 27 Ibid. Estado y Discurso.para llegar a la verdad. por ejemplo. sino que también construye o co-construye objetos y experiencias. Microfísica del potere. el estatuto de quienes están encargados de designar lo que funciona como verdad. c) Se trata de una relación de fuerzas de carácter múltiple. sino también productivo: produce. 1 39 . finalmente.. f) El poder no es sólo prohibitivo o represivo. Turín 1977. p. ¿qué es el poder? Enlistemos rápidamente las proposiciones básicas de Foucault a este respecto: a) El poder no es una cosa. de su modo de ejercicio y de sus tecnologías. de redistribución y la censura de enunciados. por así decirlo. mucho más profundo y radical. En conclusión: “Por ‘verdad’ debe entenderse un conjunto de procedimientos reglamentados para la producción. imponiendo sus modos de enunciación y determinando lo que debe o puede ser dicho en una situación y en un momento determinados. ni una substancia. diferentes regímenes de verdad y de saber. Einaudi.. b) El poder se define en el plano de sus mecanismos. la oposición sobre fronteras históricamente variables entre la verdad y el error. de relación entre poder y discurso según Foucault. la repartición. Pero hay un segundo modo. desde el exterior o desde afuera. El primero consiste en una intervención. lo mismo que a efectos de poder inducidos por ella misma y que la reproducen”37. En este caso el poder ya no actúa desde la exterioridad del discurso. p 27 Ibid Gilberto Giménez. confrontación y guerra. sino que la constituye en “amenaza potencial a nuestra seguridad a sólo un par de horas de nuestra frontera sur” y 35 36 37 38 Michel Foucault. la puesta en circulación y el funcionamiento de los enunciados”36. móvil y cambiante. México 1981.) y. mediante una función de selección. Este último modo de relación entre poder y discurso nos lleva de la mano a la segunda observación crítica que esta vez se refiere a la relación ideología-discurso. tácticas y estrategias varían según las épocas. UNAM. d) El poder es lucha. La verdad así entendida “se encuentra ligada circularmente a sistemas de poderes que la producen y la sostienen. las dicotomías excluyentes y los rechazos (razón/locura. e) El poder es de naturaleza radicalmente histórica: sus dispositivos.38aquí sólo se trata de ilustrar la manera como Foucault entiende su relación con la producción de discursos. Pero. la legalidad.. constituyendo sus objetos y sujetos. etc. En otra parte hemos sometido a crítica esta concepción de poder. ni Thompson ni Reboul han puesto suficientemente de relieve una propiedad del discurso que ha sido señalada en forma convergente por diferentes corrientes y disciplinas que tienen que ver con el sentido y la comunicación: su poder constructivo. sino que se hace inminente al discurso mismo. cap. como las prohibiciones (no se tiene derecho a decir todo). que comprende un polo de dominación e innumerables puntos de resistencia.”35. El discurso no habla sólo acerca de objetos y experiencias (conforme a la dicotomía positivista entre realidad y representación). El discurso de Reagan no habla sólo acerca de Nicaragua. A nuestro modo de ver.

etc. Languaje and Political Understanding. construye o.crea literalmente de la nada un referente como el de los “combatientes de la libertad”. La contribución de Foucault consiste en haber mostrado que estas reglas son efecto del orden establecido. se convierte inesperada y paradójicamente en un poderoso apoyo para la construcción de una teoría crítica y política de las ideologías. Sobre todo en el campo de las ciencias sociales. clasificándolos. no conscientes y no verbalizadas. si se prefiere. por lo tanto. calificándolos. la ideología. de la configuración del poder en una determinada sociedad y de la “cultura política” que le corresponde. 1981. y no constituye. Shapiro. que constituye en parte los objetos. disimula. Es la “formación discursiva” en la que dichos objetos están inmersos la que les confiere una estructura de sentido definiéndolos. de las prácticas y de los acontecimientos no es inmediatamente significativo en sí mismo y por sí mismo. no se realiza en forma arbitraria y subjetiva (como parecen suponer la fenomenología de Schütz y la teoría de la “negación intersubjetiva” del sentido). por lo tanto. un ámbito de referentes absolutos. el discurso y. legitima o reifica construyendo referentes. Pero la producción discursiva de sentidos. Yale University Press. pp. aunque generalmente implícitas. parafraseándolos. En resumen. antes que encubrir o disimular.39 sino en virtud de reglas socialmente sancionadas. New Haven and London. los acontecimientos y las experiencias. referenciándolos. pese a su hostilidad inicial a la teoría de las ideologías. 40 . 55-64. el mundo de los objetos. 39 Michael J. es decir. De este modo Michel Foucault.

Después expone las tesis de G. Explique como se ve la relación ciencia / ideología en la obra de Marx. 6.TEXTO No. 4. Giménez expone los diferentes modos en que ha sido abordada la problemática de la ideología. 3. Giménez explica cómo surge la preocupación por el estudio de la ideología en la obra de Marx y expone de manera detallada todos los componentes esenciales de su concepción de ideología. GUIA DE ESTUDIO 1. ¿Cuáles son las críticas que hace Marx contra el idealismo de Hegel y al materialismo de Feurbach ¿Por qué el fetichismo es un fenómeno ideológico? ¿Por qué la lucha de clases y la división social del trabajo son dos de las condiciones sociales que hacen posible la existencia de la ideología? 7. Labica que le sirven para exponer la caracterización de la ideología en Marx. Giménez presenta en la primera parte de este texto una aproximación puntual al estudio de la ideología desde la aproximación marxista basándose fundamentalmente en los escritos de Marx. Explique por qué en las obras de Marx la ideología se presenta invariablemente como un elemento de la teoría de los modos de producción. 8. Otro tema que también expone Giménez es el de la ideología del fetichismo aclarando que si bien cuando Marx aborda este tema no hable ya de “ideología” el fetichismo se trata indudablemente de un fenómeno ideológico. es uno de los fundamentales para el estudio de la ideología y sobre todo para entender la aproximación marxista al estudio de la ideología. Con relación a la aproximación marxista. Universidad Iberoamericana. explicando cómo ha sido tratado el tema desde la “sociología del conocimiento” y desde la teoría de las ideologías. Explique la diferencia que existe para Giménez entre sociología del conocimiento y teoría de las ideologías. Explique el sentido neutral y el valorativo del concepto de ideología en Marx. 5. 2. a nuestro parecer. Con relación al concepto de modo de producción Giménez señala puntualmente algunos de los criterios fundamentales de lectura. tales como el concepto de modo de producción y el de la división social del trabajo. Después pasa luego a exponer cuáles son las condiciones sociales que hacen posible la existencia de la ideología. En las conclusiones aclara que en Marx existen dos sentidos diferentes bajo el mismo término de ideología. 1978. Gilberto. Primeramente. 3 Giménez. un primer sentido que denomina “neutro y un segundo que se podría denominar como “valorativo” o peyorativo”. México. 41 . Finalmente expone la relación ciencia /ideología. "Notas sobre el estatuto teórico de las ideologías" en Apuntes para una Sociología de las Ideologías. y que ambos sentidos implican contextos diferentes. Este texto. Explique y esquematice la concepción de la estructura social en Marx y los criterios de lectura de dicha conceptualización. cuyo frecuente olvido explica muchas de las confusiones a propósito de este concepto.

p. Comte.2 Impresionados por este dato. Edit. Jerusalem. I. 1964.Diferentes modos de abordar el problema. Sociologie de la connaissance. se hace acreedor.a Nietzsche. y. a partir de materiales procedentes de las distintas definiciones. en el capitulo que dedica a la sociología del conocimiento en su Traité de Sociologie. Finalmente. supuestamente plantearon o al menos vislumbraron con mucha anticipación el problema de la determinación social de las ideas.NOTAS SOBRE EL ESTATUTO TEORICO DE LAS IDEOLOGIAS EN MARX Gilbeto Giménez M.Hay diferentes maneras de iniciar el tratamiento de la teoría de las ideologías. t. Pall Mall. hunde sus raíces en algunos temas de la Filosofía de las luces (e incluso mucho más allá del siglo XVIII. Collection SUP. 25-32.capaz de competir con éxito en el vasto mercado de las definiciones. Sociología del conocimiento. a los representantes de la sociología histórica como Ratzenhofer. hasta los pensadores del Renacimiento). Ideology. III de su Manual de Sociología. II. 19 y ss. 4 J. El Ateneo. Gumploviez. 1971. sino que puedan deducirse unos de otros. 1976. imponiéndose de entrada el deber de una clarificación terminológica. Oppenheimer. cap. “Historia del término ideología desde Desttut de Tracy hasta Carlos Marx”. Gabel.Introducción 1. Ángel Estrada. pp. constituye una buena muestra de este modo de enfocar las cosas. En realidad. Eudeba. Verdad e Ideología. 23-37. PUF. México 1951. en Plural 31. "Toda definición de la ideología " -afirma Jean Baechler -"es necesariamente arbitraria. Fondo de Cultura Económica. PUF. en parte... París. p. algunos tienden a reducir en la práctica el problema de las ideologías a una cuestión de definiciones. John Plamenatz. Saint-Simon y otros que. el artículo de Luis Villoro: “Sobre el concepto de Ideología”. 3 A nuestro modo de ver. en fin. toda definición de la ideología no remite a un objeto preexistente a la definición que pueda irse enfocando cada vez mejor “. confusión que se refleja en una impresionante variedad de definiciones que algunos autores se han tomado el trabajo de inventariar pacientemente. p. de modo que los elementos del mismo no sólo coexistan. Horowitz. Ver también Alberto Izzo. Historia y elementos de la Sociología del conocimiento. E. Karl Mannheim. Igualmente Gerorges Gurvitch. Idéologies. pp. 4/1974. As. t. As. cuya doctrina de los instintos conduce a Freud y a Pareto. I. por otra parte las teorías irracionalistas de la ideología (Nietzsche.. en Cuadernos Políticos. 10.. El procedimiento consiste en pasar revista inicialmente a una larga galería de autores como Maquiavelo. London 1970. Bs. 1 42 . 2 Hans Barth. 23-75. designa como precursores de esta rama del estudio. 2. Sorel)” Armand Cuvillier. París. Se trataría de comenzar multiplicando las distinciones y las contradistinciones. Para el efecto procede a construir un cuadro conceptual lógicamente homogéneo y coherente. uno de los fundadores de la sociología del conocimiento. 1964. Grünwald la ‘prehistoria de la sociología del conocimiento se remonta mucho más lejos’. como señala E. 1969. Finalmente. el historicismo de Dilthey y el positivismo de W. Jean Cluade Passeron. Gabel se propone reducir la variedad de las definiciones a una especie de "tipo ideal" común. Los textos tradicionales de "sociología del conocimiento" suelen comenzar reseñando una lista de "precursores”. As. 27 y ss. Pareto. Edit. Por una parte. finalmente.4 No falta. o. Editions Anthropos. Bs.. Bs. al mismo reproche. También el interesante artículo de Carlos Pereyra: “Ideología y Ciencia”. Montesquieu.. II.. la metafísica de Scheler. “Sociología del conocimiento” en el vol.. París 1974. hasta lograr la destilación final de un concepto riguroso -"el verdadero concepto de ideología". pp. También Arne Naess. obtenido por "deducción comprehensiva" según los criterios de Max Weber. Bacon. en Irving L.3 Partiendo siempre del mismo dato.1 Otros prefieren comenzar tomando nota del siguiente dato: la enorme confusión reinante en torno a la naturaleza de las ideologías. quien comience afirmando lisa y llanamente el carácter arbitrario de cualquier definición de la ideología. para hablar más claro.

Louis Althusser. "una crítica de las formas sociales capitalistas y de la conciencia de estas formas ". 34. Bs. a partir de un sustrato empobrecido de las teorías de Mannheim. 1. p. entre otros. es decir. como parte de esta nueva ciencia "esencialmente crítica". 32 9 Franz Jakubowski. As. p. p. del hecho de haber sido desgajado el concepto en cuestión de su tronco teórico original. Lo que equivale a decir finalmente que la ideología resulta inteligible y teorizable ante todo como elemento del materialismo histórico. Gabriel Cohn. Qu’est-ce que I’idéologie?. Theorie et politique. Las confusiones a este respecto resultan más bien. 1973. 395-399. tomo XVIII/ 4 febrero de 1969. al menos. Fayard. tomo 1. “Epistemología e historia de las ciencias”. según nuestro modo de ver. p. 8 Carlos Marx. p. Por algo su obra principal lleva el subtítulo de Crítica de la economía política y constituye.5 A nuestro modo de ver. dentro de la cual emerge el concepto de ideología. resulta una consecuencia importante: su carácter esencialmente crítico.cit. esto es. EDI. De la contextualización de la teoría de las ideologías dentro de la problemática marxista. n°.12 Empleamos aquí el término “problemática” en el sentido que le da Althusser en La revolución teórica de Marx. por lo mismo. en nuestro caso oculta el hecho de que la problemática marxista. 1974. Louis Althusser. Siglo XXI. Jean Baechler. 1973. se caracteriza.7 2. implica una ruptura epistemológica con los paradigmas precedentes y. Gallimard 1976. sea a los problemas presentados. como sostiene la posición nominalista. posfacio a la segunda edición alemana de El capital.10 Esta característica la distingue de la "sociología del conocimiento" tal como ha sido elaborada y practicada dentro de la tradición anglosajona. con todos los "precursores" asignables en esta materia. La razón es muy sencilla: la ideología no constituye una especie de átomo conceptual que pueda dilucidarse en forma aislada como si tuviera consistencia en sí misma y por sí sola. que se presenta tradicionalmente como el "estudio del origen social del conocimiento". como “la estructura sistemática típica que unifica todos los elementos de un pensamiento”. “Un debate teórico (científico.por aproximaciones sucesivas. cuyo estatuto pueda aclararse sólo a golpe de definiciones. Por lo tanto. ninguna de estas formas de abordar el problema se justifica epistemológicamente. sea al campo dentro del cual y por el cual se plantean estos mismos problemas y se proponen las soluciones o. Históricamente aparece como parte de una vasta constelación de conceptos y sólo puede adquirir inteligibilidad y significado dentro de esa constelación teórica. publicado en la revista colombiana Eco.11 En efecto. ideológico) puede ser referido a dos niveles muy diferentes. 20 6 5 43 . aceptando o rechazando o planteando nuevos problemas. Con otras palabras. 11 Ver. pp. 152 (hay traducción española) 10 Franz Jakubowski. la teoría de las ideologías participa necesariamente de este mismo carácter y debe concebirse primordialmente como "crítica ideológica". como "esencialmente crítico y revolucionario"8. París 1974. Ibid. de la teoría marxista de los modos de producción. filosófico. Igualmente Pierre Macherey. 401-439. debe decirse más bien que dicho objeto viene dado en la definición misma". más que una nueva teoría económica. Tampoco puede considerarse el concepto de ideología como el producto final de una larga "génesis lógica" sostenida a través del tiempo por una no menos larga sucesión apostólica de "precursores". París. es posible hacerlo” Saül Karsz. Editorial Cartago.9 Pues bien. como es sabido. la sociología del conocimiento". “La filosofía de las ciencias de Georges Canguilhem”. que ha sido y sigue siendo la tradición marxista. “Teoría e ideología en sociología de la comunicación” Lenguajes . Marx ha caracterizado su método. 120. Les superestructures idéologiques. precisamente. op.Teoría de las ideologías y "sociología del conocimiento". p. Aparte de que esta manera de presentar la historia de los conceptos científicos ha sido ya muy descalificada por la epistemología histórica. la inaugurada por Marx. .. el problema de las ideologías sólo puede tener sentido si se lo reinscribe dentro de la problemática que históricamente le dio origen6 y difícilmente podrá negarse que esa problemática ha sido. 7 Cf. París 1976. pp. 53 y ss. la ideología no constituye un concepto originariamente arbitrario o equívoco.

es decir . formación económico-social. hace falta entender el por qué de este problema mayor. si se pierde de vista contra qué y contra quiénes ha sido construido dicho "modelo". puramente contemplativa de las ciencias sociales. ver las observaciones de M. Karsz. y su carencia de objeto teórico.particularmente en su versión funcionalista.12 Dentro de esta tradición "el análisis de la ideología se convierte en la caracterización de las condiciones de legitimación de un orden social dado. por otra parte cada una de ellas apuntan a un objeto único y global. p. por lo tanto. en general. ‘ideología y sociedad’”. la teoría de las ideologías. pp. ciertos (seudo) problemas formulados en términos de dilema: ‘economía y sociedad’. etnológicas.Contra el idealismo y el materialismo metafísico. 281-282. Podemos partir del siguiente dato: en las obras de Marx la ideología se presenta invariablemente como un elemento de la teoría de los modos de producción. Gallimard.. Pero."que la costumbre de los marxistas y de los críticos de Marx de citar un párrafo del Prefacio a la 12 13 Ver a este respecto Alberto Izzo. la ideología no está tomada como inherentemente problemática. Foucault en Les mots et les choses. mientras que la "sociología del conocimiento" emerge en el ámbito de la fragmentación universitaria de las ciencias sociales como "rama particular" de la sociología general que. Se halla situado. por la amputación de toda dimensión crítica.. se reduce inicialmente a lo siguiente: ¿cuál es el concepto marxista de estructura social? No es posible comprender lo que muy impropiamente pudiera llamarse "modelo teórico de la estructura social" en Marx si se pierde de vista su dimensión esencialmente polémica y crítica. contrariamente a la "crítica ideológica" de la tradición marxista..Las consideraciones precedentes nos imponen como primera tarea la exploración de la tradición marxista en relación al tema que nos ocupa. Esta exploración tiene un comienzo obligado: el análisis de estatuto teórico de la ideología en las obras del propio Marx. cap. p. a su vez.. este movimiento presenta una contradicción aguda. como justificación misma del análisis. Gabriel Cohn. se inscribe dentro de una totalidad (modos de producción. resulta totalmente eliminada”... Hay un problema de definición porque cada uno de esos objetos no puede sobrevivir más que a condición de hacerse completar por ellos. art. Ya no es posible plantear. tal como aparece aún en las formulaciones de Mannheim. 44 .. Nuestro problema. es decir.) abarcadora de todas las dimensiones de la realidad social.. Por lo que toca a la situación de las “ciencias sociales y humanas” nuestro autor prosigue en los siguientes términos “No se trata de instalar pasarelas entre teorías sociológicas. Pero este cambio de terreno concierne también a lo político y a lo ideológico. etc. 282. por lo tanto. la "sociología del conocimiento" es tributaria de una concepción positivista y. cit. p. 95 y ss “Lo que en Mannheim parece como su dimensión positiva. Por último.. dentro de la tradición marxista. como su condición externa de posibilidad o como su recaída económica. siendo que uno de los problemas mayores de estas ciencias es el de definir científicamente su objeto de estudio. no ya más allá de lo social.. y sólo recibe tratamiento dentro de este marco. lo económico ha cambiado explícitamente de terrenos. sino como una estructura ubicable solamente en el seno de las relaciones sociales. París 1969.14 II.Concepto de estructura social en Marx 3. económicas. y que ellas esperan alcanzar mediante la yuxtaposición y el acoplamiento indefinidos de sus objetos parcelarios”.. cit. X.. ‘político y sociedad’. "Nada ha sido más nefasto para la comprensión de este problema" dice Jakubowski. Antes de pensar en relacionarlas entre sí..13 Además. de la concepción marxista de la estructura social. de la "ciencia política". que aparece indisolublemente ligada a una práctica de transformación social. por lo tanto. se distingue de la economía. forma el sustrato de las empobrecidas elaboraciones sobre el problema de la ideología propias de la orientación dominante de la sociología contemporánea.. Dice Saül Karsz a este respecto: “El concepto de relaciones sociales condensa la revolución teórica significada por el materialismo histórico.. de la historia y de las ciencias de la cultura. psicológicas. En virtud de este concepto. irreductible a los objetos parcelarios. Ibid. sino que es asumida en el mismo análisis"..En esa visión radicalmente funcionalista del problema. En suma. Por una parte. cit. op. de la antropología. en efecto. 20 14 Sobre la parcelización ideológica de las ciencias sociales dentro de la tradición universitaria. cuya integración constituye propiamente el problema de cuya solución ella aparece como parte.. op. su dimensión critica. entonces. cada una de las disciplinas citadas reivindica para sí una zona relativamente cerrada.

Consecuentemente. por el contrario. elimina uno de los términos de esta relación (lo real.. en Hegel. Hegel. naturalmente. Dialectiques n°. por el contrario. entre Sujeto y Objeto.. el sujeto) por fusión o identificación. en forma de Sujeto. que no es más que la forma fenoménica de la Idea.19 La teorización radical de este idealismo se encuentra. 19 Citado por Jakubowski. Marx opone una contra-afirmación lapidaria: "No es la conciencia de los hombres la que determina su existencia sino.. "Dios" -dice en uno de sus escritos . la única realidad que queda en pie es la del Pensamiento o Espíritu absoluto. “Histoire / idéologie”. En consecuencia. La filosofía de Feuerbach se presenta. edición citada. 10-11. el viejo Engels. op. insistiría sobre la ‘última’ instancia”. la Idea absoluta (o universal) de Hegel no constituye más que una abstracción hipostasiada. mientras que la realidad sensible y tangible que según las apariencias existe independientemente de nuestra conciencia.. por ejemplo. p.15 El "modelo" marxista de estructura social ha sido construido contra el idealismo de Hegel (y epígonos). es la de la relación entre Pensamiento y Realidad o. op. a su vez.".74 45 . como es sabido. como una filosofía humanista en la que el hombre ocupa el lugar central.crítica de la economía política u otros textos similares de Marx y Engels. As.. "La nueva filosofía es la resolución completa . constituye sólo una manifestación. por una parte. una proyección o una construcción del Pensamiento. -dice Marx. El Pensamiento gobierna la historia y la sociedad y si un pueblo alcanza.. sin dar cuenta previamente de cómo se planteaba el problema antes de ellos". problemática introducida en la filosofía europea por Descartes-. A esta manera de concebir la determinación última de la historia y de la sociedad. ello significa que la Razón -del que dicho pueblo no es más que un instrumento activo ha logrado elevarse a una fase superior de desarrollo. 20 Ibid. Para mí. en La ideología alemana. La ideología alemana. La realidad tiene una consistencia propia y se identifica con el hombre real y concreto. J. Su crítica de la religión y de la teología pretende ser."el movimiento del pensamiento que él personifica bajo el nombre de Idea. 65 Marx y Engels.20 "La nueva filosofía convierte al 15 16 Jakubowski. distinto del hombre. quien se presenta como materialista. la razón del hombre representada por el cristianismo como un ser objetivo. Por otra parte. hipostasiado. al mismo tiempo. Sólo existe el pensamiento del hombre real y concreto. 1973. 26. el objeto) y lo absorbe en el otro (el pensamiento. la historia no puede ser más que el desarrollo del Espíritu o Pensamiento absoluto en el tiempo. un nivel más elevado de desarrollo. por otra. Ediciones Pueblos Unidos.de la teología en antropología”.16 "Para Hegel". es decir. dicho de otro modo. 31 18 “Aquí. p. es también un crítico de Hegel. p. Feuerbach le reprocha la absorción de la realidad en y por el pensamiento. conviene el calificativo de ‘primera’ instancia. es el demiurgo de la realidad. una crítica del idealismo filosófico.. cit. el hombre real es el sujeto y el pensamiento es el atributo. el movimiento del pensamiento no es más que el reflejo del movimiento real . por razones inversas. Bs. cit. entonces. Labica. 72. 17 El Capital."no es más que la esencia del idealismo. p. Es lo que se llama "identificación idealista entre sujeto y objeto". es su existencia social la que determina su conciencia". 1975.17 Esta inversión de la perspectiva idealista explica por qué Marx confiere un papel determinante (en primera o en última instancia) a la "base real" o "modo de producción” dentro de su modelo de estructura social. Contrariamente a la pretensión idealista. p. La problemática en cuyo ámbito se mueven estos autores. y contra el materialismo metafísico de Feuerbach. puesto que se trata de despojar a la ideología de los títulos que usurpa.18 Feuerbach.

sólo puede ser objeto de contemplación.23 Dentro de esta perspectiva la realidad social se concibe como totalidad dinámica. 46 . 665. Esta perspectiva implica también la inclusión del conocimiento en la esfera de la praxis. 24 y ss. 4. adquiere un estatuto privilegiado como la práctica fundamental y básica.. Como tal. y en concebir la forma de intercambio correspondiente a este modo de producción y engendrada por él. Por otra parte. del carácter naturalista del materialismo vulgar. 40 26 Ibid. como proceso activo. p. en el objeto único.. sin poder actuar sobre ellas. p. como objeto sensible). ya en la primera tesis sobre Feuerbach.. Lo cual tiene por consecuencia la afirmación de la unidad entre teoría y práctica. presentándola en su acción en cuanto Estado y explicando en base a ella 21 22 23 Ibid.una esencia no determinada con precisión. sino como actividad concreta y práctica del hombre.. Marx contrapone a este humanismo el individuo real y concreto concebido como nudo de relaciones sociales y como sujeto práctico.. Marx reprocha a éste y a todos los materialistas que le precedieron el haber concebido "la realidad. Citemos un párrafo particularmente rico y significativo que resume admirablemente los resultados a que llegan Marx y Engels en esta obra: "Esta concepción de la historia consiste. considerada generalmente por los marxólogos como una obra de ruptura con la ideología hegeliana y de fundación del materialismo histórico27. los hombres. pero "no en cuanto actividad concreta del hombre."24 como el conjunto de las prácticas dentro del cual la "producción material de la vida inmediata"25. constituye la ciencia universal. como praxis. según Marx. p. en cuanto sujetos prácticos. no son productos pasivos de las circunstancias. es un ser "natural" sometido al determinismo de la naturaleza. la sociedad civil en sus diferentes fases.La teorización de la estructura social en Marx supone. es decir. p. p. unida a la fisiología. sólo bajo la forma de objeto o de intuición". Esta teorización se inicia en La ideología alemana. pues. de manera subjetiva"22. Ibid. de lo que se trata es de transformarlo"26. partiendo para ello de la producción material de la vida inmediata. Según éste. "Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos. los hombres se hallan sometidos de un modo fatalista a las leyes de la naturaleza y no pueden hacer otra cosa más que observarlas. como praxis de los sujetos humanos.. por lo mismo. Esta actitud contemplativa se deriva. la realidad no puede ser comprendida como simple objeto. como la base real del conjunto de las demás prácticas sociales.. como uno de sus momentos. como acabamos de ver. Y en la medida en que participa de la realidad (el hombre como realidad fisiológica. 668 27 Ver a este respecto Althusser. p. en exponer el proceso real de producción. p.. En efecto. como el fundamento de toda la historia. edición citada. unido a la naturaleza (como base del hombre). porque son precisamente los hombres los que transforman las circunstancias a través de su praxis. en cambio. La revolución teórica de Marx.21 Pero el “hombre” de Feuerbach es un ser metafísico. entre conciencia social y realidad social. cit. 666 24 Ibid..El concepto de modo de producción. universal y supremo de la filosofía y.. de la antropología que.49 25 Ibid.. op.hombre. una ruptura total con la problemática idealista.. como "la suma de la actividad viviente y física de los individuos que la componen. Para Marx.. 74 La ideología alemana.

El Estado es la forma bajo la que los individuos de una clase dominante hacen valer sus intereses comunes y en la que se condensa toda la sociedad civil de una época. los hombres entran en relaciones determinadas. que se explican por la producción material. 40. una vez obtenido. por lo mismo. La historia se asienta sobre una base real. etc. sino de mantenerse siempre sobre el terreno histórico real. consecuentemente. lo que. de que la fuerza propulsora de la historia. 40 Ibid. así como estudiando a partir de esas premisas su proceso de nacimiento. No se trata de buscar una categoría en cada período. de explicar las formaciones ideológicas sobre la base de la práctica material. y toda otra teoría. p.. la filosofía. que lleva en sí mismo la regla de inteligibilidad de todos sus aspectos. Esta base está constituida por la "suma de fuerzas de producción. sino que sólo pueden disolverse por el derrocamiento práctico de las relaciones sociales reales... la moral. El énfasis puesto en la "totalidad" revela aquí una intención evidente: "establecer que el todo social no deja nada fuera de su campo. p. estas relaciones de producción corresponden a un grado determinado de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. por ello mismo. como hace la concepción idealista de la historia. me sirvió de guía para mis estudios.. constituyen con ésta una sola totalidad cuyos diversos elementos interactúan entre sí. la acción recíproca entre estos diversos aspectos). el nivel de las producciones teóricas (theoretischen Erzeugnisse) y de las formas de conciencia (Formen des Bewustseins). op. ni siquiera las formas de conciencia. etc. Marx y Engels oponen a la concepción idealista de la historia su propia concepción: la concepción materialista. 72 La ideología alemana. Estos dos niveles de la sociedad. entre las cuales pueden citarse la religión. " . no es la crítica sino la revolución. necesarias. Labica."28 En este texto. p. Editions Sociales. la moral. 1968. puede formularse brevemente de este modo: en la producción social de su existencia.. permitirá exponer las cosas en su totalidad (y también. 'visiones'. 72 “El Estado se nos presenta como la primera potencia ideológica del hombre” F. de no explicar la práctica partiendo de la idea.. de la que los idealistas hacen caso omiso.todos los diversos productos teóricos y formas de la conciencia. cit. es decir. los cuales no poseen autonomía fuera de su propia interconexión". independientes de su voluntad. publicado en 1886 en Estudes philosophiques.. la filosofía. naturalmente. la filosofía. 'espectros'. Engels caracterizará más tarde al Estado como la "primera potencia ideológica ". la religión.30 Merece destacarse la posición media o intermediaria que Marx y Engels atribuyen al Estado. capitales y formas de intercambio social" que preexiste a cada individuo y a cada generación y. etc. se halla constituida por dos niveles que la estructuran y la expresan: • • el nivel del Estado. se sigue de aquí que todas las instituciones comunes tienen como mediador al Estado y adquieren a través de él una forma política"31. 54 47 . por el modo de producción (Produktionweise) y por la forma de las relaciones (Verkehrform) que le corresponde. Engels “Ludwig Feuerbach” (1846). por donde se llega.32 Este primer esbozo teórico de la estructura social se precisa notablemente en el famoso Prefacio a la "Contribución a la crítica de la economía política “: "El resultado general a que llegué y que. incluso la de la religión. p. El conjunto de 28 29 30 31 32 La ideología alemana. mediante la reducción de la 'autoconciencia' o la transformación en 'fantasma'. los determina.29 Esta base se denomina aquí "sociedad civil" y se define por la producción material de la vida inmediata. de que emanan estas quimeras idealistas.. Esta última a su vez. Por otra parte. al resultado de que todas las formas y todos los productos de la conciencia no brotan por obra de la crítica espiritual.

estas relaciones de producción constituye la estructura económica de la sociedad, la base real, sobre la cual se eleva una superestructura jurídica, política e intelectual en general. No es la conciencia de los hombres la que determina su ser; por el contrario, su ser social es lo que determina su conciencia. En una fase determinada de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas evolutivas de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de estas fuerzas. Entonces se abre una época de revolución social. El cambio que se ha producido en la base económica trastorna más o menos lenta o rápidamente toda la colosal superestructura. Al considerar tales revoluciones importa siempre distinguir entre la revolución material de las condiciones económicas de producción que se debe comprobar fielmente con ayuda de las ciencias físicas y naturales -y las formas jurídicas, políticas, religiosas, artísticas o filosóficas; en una palabra, las formas ideológicas bajo las cuales los hombres adquieren conciencia de este conflicto y lo resuelven. Así como no se juzga a un individuo por la idea que él tenga de sí mismo, tampoco se puede juzgar tal época de revolución por la conciencia de sí misma; es preciso, por el contrario, explicar esta conciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto que existe entre las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción..."33 Se puede ilustrar la concepción de la estructura social (o, lo que es lo mismo, el concepto de "modo de producción" o de "formación social económica ") que se desprende del texto que acabamos de citar, del siguiente modo:

Formas de conciencia (religión, moral, filosofía, arte, Superestructura etc….) “cielo”

Relaciones jurídico- políticas (Estado, derecho, constitución…)

Relaciones (sociales) de producción (clases Base económica sociales…) “tierra”

Determinado estado de desarrollo de las fuerzas productivas

El problema que se nos plantea ahora es el de la lectura de este esquema y del texto en que se funda.

33

Carlos Marx, Contribución a la crítica de la economía política, Instituto del Libro, 1970, pp. 12-13.

48

Señalaremos algunos criterios fundamentales de lectura, cuyo frecuente olvido explica muchas de las confusiones reinantes a propósito del concepto marxista de "modo de producción". a) La metáfora espacial sugerida por el esquema y el texto correspondiente debe interpretarse, no según la lógica propia de la imagen, sino conceptualmente, es decir, como expresión del concepto de modo de producción. Se trata, por lo tanto, de someter la imagen a una operación de "reducción", en el sentido bachelardiano, despojándola de su contenido imaginario y convirtiéndola en un sistema de relaciones formales cuyos términos puedan definirse rigurosamente. Es esto lo que hace el físico con su "modelo" de átomo, originariamente representado mediante la metáfora espacializante de un pequeño sistema solar, pero ulteriormente reducido a un puro sistema de relaciones matemáticas. Por lo demás, sabemos que los conceptos científicos se expresan muchas veces con términos que contienen en mayor o menor grado cierta connotación metafórica. Piénsese, por ejemplo, en el concepto de "estructura". No es la metáfora en sí misma la que constituye un obstáculo epistemológico, sino su "mal uso", como diría Bachelard.34 b) Lo dicho equivale a afirmar que el texto arriba citado -y el esquema correspondiente- nos pone en presencia, no de una imagen, sino de un concepto de estructura social. En otras palabras, lo que impropiamente llamábamos "modelo de estructura social", constituye, en realidad, una “totalidad concreta ", esto es, un "concreto pensado" obtenido a partir de un "concreto real". Lo afirma el propio Marx en su famosa introducción de 1857: "La población es una abstracción si dejo a un lado las clases de que se compone. Estas clases son, a su vez, una palabra sin sentido si ignoro los elementos sobre los cuales reposan, por ejemplo, el trabajo asalariado, el capital, etc. ...,35 De este modo el análisis va obteniendo elementos cada vez más simples y abstractos. Al final, dice Marx, "habría que volver a hacer el viaje a la inversa, hasta dar de nuevo con la población, pero esta vez no con una representación caótica de un todo, sino con una rica totalidad de determinaciones y relaciones diversas".36 El buen método consiste, por lo tanto, en elevarse de lo abstracto simple a lo concreto complejo. La “totalidad concreta", categoría central de método dialéctico, se convierte de este modo en una rica unidad de determinaciones múltiples, de complejas relaciones y de abstracciones que se interpenetran. Esta es la vía a través de la cual Marx obtiene un concepto de lo social como “concreto pensado", como ”modo de producción". c) El concepto marxista de "modo de producción" debe interpretarse a la luz de la dialéctica, y no sólo de la lógica analítica. Esto significa, en primer lugar, que debe pensarse simultáneamente la unidad y la distinción de los niveles que constituyen la totalidad social. Para Marx, en efecto, la "totalidad concreta " está formada por elementos que son “elementos de un todo, diversidad en el seno de una unidad".37 En un primer momento cabe afirmar entonces una especie de continuidad entre base y superestructura, entre economía, política y cultura. En efecto, no es posible concebir siquiera una producción material o económica que no sea al mismo tiempo producción de sentido o de símbolos y que no se realice bajo alguna forma de dependencia o de dominación. La transformación de la naturaleza es al mismo tiempo producción de sentido e implica una capacidad de organización simbólica de la realidad natural y

34 35

Cf. Dominique Lecourt, Pour une critique de l’épistemologie, Maspero, París 1972, p. 37 y ss. (Hay traducción española). Contribución a la crítica de la economía política, p. 258. 36 Ibid. 37 Ibid.

49

una posibilidad de reconocimiento de su obra por parte del productor38. En términos marxistas se diría que las relaciones sociales de producción son al mismo tiempo relaciones políticas y relaciones ideológicas o culturales39. Pero, en un segundo momento, se impone una distinción analítica de niveles de la práctica social, estableciendo entre ellos una jerarquía según el criterio de la determinación o de la causalidad. Si esta distinción analítica no fuera posible, tampoco sería posible la ciencia de la sociedad y ésta tendría que ser pensada como una realidad indiferenciada y caótica, en la que todo está en todo y, por eso mismo, no está en nada.40. Esta lectura dialéctica del esquema "base / superestructura" impide atribuirle un pretendido "dualismo" que, según Willaime, no sería sino un caso especial de la superada dicotomía entre pensamiento y realidad.41 Caen por tierra, por lo tanto, todas las impugnaciones del esquema en nombre de la "ubicuidad" de las ideologías, de la indisociabilidad de las prácticas o de la "interpenetración" de las instancias.42 A este respecto cabe recordar una observación irónica de Marx: "Toda la grosería del sentido común... puede caracterizarse como sigue: cuando logra ver la diferencia, no ve la unidad, y cuando logra ver la unidad, ya no ve la diferencia. Y cuando establece caracteres distintivos, éstos se petrifican entre sus manos".43 La lectura dialéctica del concepto de "modo de producción" implica, no sólo la distinción de planos o de niveles, sino también su permanente interacción. Es la famosa "acción recíproca" de Marx. Es cierto que en el texto citado no se destaca especialmente este aspecto, lo que se comprende fácilmente si se toma en cuenta las razones polémicas de Marx. Más tarde Engels se encargará de disipar toda duda a este respecto en una famosa carta a J. Bloch.44
Cf. Alberto Melucci, “Sur le travail théorique d’Alain Touraine”, Revue Française de Sociologie, XVI-3, 1975, pp. 361-362 “Las relaciones de producción de los individuos que hasta ahora han venido dominando no tienen más remedio que manifestarse también en el plano de las relaciones políticas y jurídicas...”La ideología alemana, p. 430. 40 Refiriéndose a la concepción de lo social como “fenómeno total” en Mauss, Jean-Pierre Terrail y Gianni Albergoni escriben lo siguiente: “Ya no es posible, después de Mauss, proceder a recortar lo social de una manera abstracta y parcial sin presentar las premisas: sólo una visión global de las sociedades humanas pueden permitir reencontrar la totalidad de cada hecho. Pero, a su vez, si no existen cortes conceptuales de lo real, la intención de captar lo social como una totalidad se convierte en una petición de principio. En efecto, demostrar que un hecho pertenece a la vez al ámbito económico, al morfológico, al jurídico, al religioso, etc., implica que se dispone de una teoría de cada una de estas instancias sociales; esta teoría es la única que puede dar cuenta del hecho en cuestión como lugar particular en que estas instancias se articulan entre sí”.(“Le discours sociologique et son objet”, en Denis Hollier, Panorama des sciences humaines, Gallimard, París 1973, p. 182.) En este último sentido, Hinkelammert insiste, polemizando con Poulantzas, en la necesidad de vincular primero claramente los hechos sociales a un sector específico de la sociedad, para poder relacionarlos, luego con la totalidad social. “Al renunciar a esta vinculación con sectores específicos, el corte transversal del esquema clásico resulta ser una tesis sin precisión. Se trata de un todo que está en todo. En realidad no está en nada”. Hinkelammert, Ideologías del desarrollo y dialéctica de la historia, Ediciones Nueva Universidad, Edt. Paidós, Bs As. 1970, pp. 229-230. 41 Jean-Paul Willaime, “L’opposition des infrastructures et des superstructures: une critique”, Cahiers Internationaux de Sociologie, Vol. LXI, 1976, p 310 y ss. 42 Existe una cierta corriente crítica que, en base a este tipo de argumentos, ataca sistemáticamente el esquema base / superestructura. Esta corriente se halla representada, entre otros, por los siguientes autores: Marc Guillaune, Le capital et son double, París, PUF; Michel de Certau, L’écriture de l’historie, Gallimard, París, 1975; Jean Baudrillard, Le miroir de la production, Casterman, París 1973; Marc Guillaume, “Requiem pour la superstructure”, Dialectiques, n°. 15-16, pp. 99-104, (1976); Marc Augé, Théorie des pouvoirs et idéologie, Herman, París 1975 (p. 403 y ss). Todos estos autores atribuyen, de hecho, el papel determinante “en última instancia” a cierto “código” o a cierta “ideo-lógica” que según ellos, penetra y gobierna tanto las instancias materiales y prácticas de la sociedad, como las ideales y simbólicas, confiriéndoles coherencia y unidad, e impidiendo distinguir planos o “instancias” en la misma. Como se echa de ver, se trata de una tesis groseramente idealista, aunque se presente revestida con el prestigioso ropaje de la lingüística y de la teoría de la comunicación. 43 Carlos Marx, “Crítica moralizante o la moral crítica”, en Oeuvres philosophiques, tomo 3, Edit. Costes, París 1947, p. 131. 44 Engels reconoce que Marx y él son responsables, en parte, de la importancia demasiado exclusiva dada en ocasiones al factor económico: “Frente a nuestros adversarios, nos era necesario subrayar el principio esencial negado por ellos, y en tal caso no siempre encontrábamos ocasión de hacer justicia a los otros factores” (Carta a Joseph Bloch). De ahí proviene el error que Engels califica de “idea estúpida” y que coloca en la cuenta de la falta de espíritu dialéctico de sus adversarios: con el pretexto de que se niega a las “esferas ideológicas” un desarrollo histórico independiente, se les negaría, asimismo, “toda eficacia histórica”. Engels responde afirmando que esto equivale a partir de una concepción trivial, no dialéctica, de la causa y el efecto, ignorando “la acción recíproca”. El hecho es que un factor histórico, aunque engendrado por otros hechos de orden económico, reacciona a su vez y puede actuar sobre su medio e, incluso, sobre sus propias causas. “Esto es lo que esos señores olvidan a menudo”-, dice Engels.
39 38

50

aplicar el mismo concepto al análisis de las formas precapitalistas de estructura social. podemos concluir diciendo que para Marx la vida social está atravesada por una doble dialéctica. toda institución y toda ideología se definen necesariamente por su contenido de clase. como una estructura de contradicciones entre las cuales la lucha de clases desempeña el papel decisivo y principal. Touraine entre contradicciones propiamente dichas. "La anatomía del hombre es la clave de la anatomía del mono". según Marx. cit. “El conflicto es la oposición de las clases en vista de la aproximación y el control del cambio histórico. la diferencia entre los dos conceptos permite distinguir dos posibilidades de análisis. que no se excluyen ni se superponen. y cuyos vestigios. es decir. sin embargo. etc. de los recursos que una sociedad moviliza para orientar sus prácticas. que se funda en el supuesto de que las formas más diferenciadas y acabadas permiten comprender por regresión las formas menos diferenciadas y embrionarias. Esto significa que. La contradicción es. 51 . Esta dialéctica horizontal define el modo de producción dominante de una sociedad y determina el tránsito de un modo de producción a otro o. Así formulada. las fuerzas productivas (trabajadores y medios de trabajo) se encuentran en interacción permanente con las relaciones sociales de producción. No ha de olvidarse que las "relaciones de producción" de las que Marx nos habla en el Prefacio son relaciones antagonistas de clases que se definen en primera instancia por su relación con los medios de producción.. la descomposición de la sociedad. "La sociedad burguesa" nos dice en la Introducción de 1857. op. En efecto. más diferenciada. y las que se dan entre los agentes sociales divididos en clases. la existencia de una incompatibilidad entre los elementos o los niveles de la estructura social: la contradicción se manifiesta cuando las relaciones propias de un cierto nivel de la estructura operan más allá de los límites de compatibilidad fijadas por este nivel. que el concepto de “modo de producción" ha sido obtenido por Marx del análisis de la sociedad capitalista moderna y que. p. por lo tanto. por el contrario."es la organización histórica de la producción más desarrollada. Ello no impide. que aún no ha dejado atrás. La lucha de clases que resulta de la naturaleza de las relaciones de producción se expresa en la superestructura institucional e ideológica de un modo invertido. las relaciones sociales de producción se hallan en interacción permanente con las instituciones y las ideologías que les corresponden. A partir de la producción de un excedente. El problema que se plantea a partir de aquí consiste en establecer las relaciones que vinculan entre sí las conductas conflictuales y las incompatibilidades del sistema”. estas últimas engendran las clases sociales y sus luchas. por último. y conflictos. Según la interpretación de Melucci. 367. la comprensión de su organización propia la hacen apta para abarcar la organización y las relaciones de producción de todas las formas de sociedad desaparecidas. uno de los principios metodológicos de Marx es la "regresión teórica". el concepto marxista de "modo de producción" debe interpretarse como una “totalidad negativa "."46 Teniendo en cuenta todos estos criterios de interpretación. Las categorías que expresan sus relaciones. Por una parte. produciendo la ilusión social de la independencia o autonomía de los fenómenos institucionales e ideológicos respecto a los procesos de la base real. mientras se ha desarrollado todo lo que antes había sido simplemente indicado. simplemente. Por otra parte. lleva arrastrando. es decir. o son de naturaleza tal que comprometen la ventaja estructural de las clase dominante. a partir de la producción de un excedente.d) En una perspectiva dialéctica. sobre cuyas ruinas y elementos se halla edificada. e) No hay que olvidar. 45 Esta distinción puede dar cierto fundamento a la distinción que establece A. en términos de actores y en términos de sistema. El texto en cuestión nos obliga a distinguir dos tipos de contradicciones: las que se dan en el plano estructural (entre fuerzas productivas y relaciones de producción). Las primeras condicionan y hacen posible las segundas45. Alberto Melucci. dando origen a la escisión entre poseedores y productores. expresa en primer término la estructura social correspondiente a este modo de producción.

El término "ideología " fue introducido en 1796 por Destutt de Tracy. la del modo de producción y la de la interacción entre base y superestructura institucional e ideológica. En La ideología alemana Marx y Engels parecen adoptar principalmente esta versión peyorativa. En otras palabras. la ideología sería lo irreal. Curiosamente este autor. José Ma. p. Pierre Fougeyrollas propone. Muy pronto el término en cuestión y sus derivados adquirieron un matiz peyorativo y pasaron a ser sinónimos de "especulación metafísica"49. III. ¿constituye un fenómeno permanente o se halla históricamente condicionado? La ideología alemana deja en suspenso esta cuestión. Rodríguez Paniagua. 1972. para designar la "ciencia de las ideas" que el mismo proyectaba construir como parte de la fisiología48. Marx y el problema de la ideología. Según Arne Naess. según todos los indicios. 264. económicos. Este "ser consciente" (das bewuste Sein) agota la totalidad de su conciencia (das Bewusstsein).El estatuto teórico de la ideología. b) La ideología se halla constituida por los reflejos (Reflexe) y los ecos (Echos) del proceso de la vida real de los hombres. aunque sugiere que históricamente. como consecuencia de la campaña de Napoleón y de los que le secundaron. Roma 1976. Lacan. Ahora bien. Edición de 1817. Tecnos. c) La ideología es el reflejo invertido de las relaciones reales.El concepto de "modo de producción". Esta caracterización de la ideología comporta cierto número de tesis que resumiremos. París 1970 (reproducción de la 3a. determina claramente el lugar teórico de la ideología en las obras de Marx. La explicación de este fenómeno se desarrollará más adelante. 30. sociales. de las representaciones y de la conciencia tiene su base en la actividad material que constituye el "lenguaje de la vida real". este alejamiento de la ideología con respecto a su propia base. Es el mundo al revés (auf den Kopf). La primera función de la ideología consiste en olvidar su origen. hubo un estadio "pre-ideológico" caracterizado por la relativa transparencia entre la ideología y sus condiciones materiales de existencia. en la perspectiva de Marx. lo no imputado a una base infraestructural. a este respecto.. Labica. particularmente en La ideología alemana. por el que éstas se presentan desprendidas de sus condiciones materiales de existencia. se cuida muy bien de no fijarlas en una instancia económica” (p. contra los filósofos llamados ‘ideólogos’. que acabamos de desarrollar. Eléments d’Idéologie. Edt. de Napoleón Bonaparte y del conservador y ‘reaccionario’ Chateanbriand. La producción de las ideas. lo ahistórico. llevado por su afán polémico contra Althusser... y entienden por ideología el tratamiento idealista de las ideas y representaciones. es la lucha de clases como proceso esencial del devenir social. Althusser. la imagen en la cámara obscura. pp. 46 47 Contribución a la crítica de la economía política. ‘los términos ideólogo e ideología adquieren elementos de significado emocional y volitivo’. L’ idéologie proprement dite. 52 . d) La ideología no goza de autonomía alguna.El lazo común que une esta doble dialéctica. algunas formulaciones (¡sólo formulaciones!) felices en Contre Levi Strauss. La estructura socio-económica de la sociedad se presenta entonces.) “Curiosamente ese sentido despectivo del término ideología lo toma Marx. se niega a aceptar la noción de “instancia social” en el marxismo: “Aunque Marx califica las relaciones de producción como ‘estructura económica’.Tesis sobre las ideologías 5. salvo en apariencia (esta tesis impidió por mucho tiempo el análisis de su proceso de constitución). 154-155. 48 49 Destutt de Tracy. Savelli. con G. como un complejo nudo de procesos simultáneamente técnicos. antes de la división del trabajo. políticos y culturales47. 155). en los siguientes términos: a) El comercio intelectual (geistige Verkehr) de los hombres depende de su comercio material (materielle Verkehr). p.

. por ejemplo. Según una formulación exagerada de esta tesis. 85-86 Ibid. "expresando esto mismo en términos ideales.. se presenta como interés colectivo o. Dentro de este marco. en efecto. la propia clase dominante. de la ciencia.. 50-51 53 Ibid. Se trata. la lealtad. 5 53 .e) La ideología no tiene una historia o un desarrollo diferente de los de las relaciones materiales. ¿cuáles son las condiciones sociales que hacen posible su existencia? Marx y Engels nos remiten. no hace sino redoblar los efectos de la ideología dominante que él reelabora y fija sub specie aeternitatis. Esta constituye a sus ojos la ideología por antonomasia. 52 La ideología alemana.” La ideología alemana.¿Por qué existen ideologías? Hemos resumido hasta ahora la descripción de las ideologías tal como la encontramos en La ideología alemana. a la lucha de clases. En el proceso de producción. Esto hace posible el "desprendimiento" de las ideologías de su base real.50 En La ideología alemana Marx y Engels analizan una forma particular de ideología: la filosofía. por su parte. Una de ellas domina y las otras son dominadas. se produce la diferenciación y la autonomización de las profesiones. y su pensamiento "son las ideas de su dominación"... etc. en efecto.. del derecho. de una especie de reflejo del reflejo. En realidad. a presentar estas ideas como las únicas racionales y dotadas de vigencia absoluta"54. Marx y Engels nos remiten.. 52 55 A partir de aquí “podemos afirmar.. pp 87-88.”52 Esto significa que el poder económico (y el político) es al mismo tiempo poder ideológico. Las relaciones materiales que confieren a una clase su posición dominante suscitan. en primer lugar. La dominación concierne simultáneamente a la producción material y a la intelectual (geistige). p. por regla general. una visión particular de estas relaciones.. donde la ilusión del alejamiento de la base real de la historia alcanza su más alto grado. Así se imagina las cosas. Por eso la clase dominante puede regular "la producción y la distribución de las ideas de su tiempo"53. las mismas relaciones materiales dominantes concebidas como ideas . representa una especie de ilusión especulativa de segundo grado. dice Marx. y es esto lo que explica la ilusión y la inversión ideológicas. ya que trabaja con materiales que son ideologías ya constituidas. 51 54 Ibid. "no hay historia de la política. art.. (esta clase se ve obligada) a imprimir a sus ideas la forma de lo general. ¿por qué existen ideologías en la sociedad y por qué revisten las formas señaladas? En otras palabras.. pp.. etc. p. Todo pensamiento o producto del pensamiento es fruto de estas últimas y se transforma con ellas. algo así como la ideología al cuadrado. De aquí la pretensión que tiene el filósofo de trascender la historia y las clases sociales. pp. ideas que tienen por función legitimar su dominación. etc. de la religión. del arte. mientras que la dominación de la burguesía representó el imperio de las ideas de la libertad.51 6. en segundo lugar. que en la época en que dominó la aristocracia imperaron las ideas del honor. que frecuentemente se confunde con lo que "se imagina ser". Pero. p. cit. "Las ideas dominantes no son otra cosa que la expresión ideal de las relaciones materiales dominantes. a la división social del trabajo como factor explicativo de los mecanismos ideológicos señalados. las clases no ocupan los mismos lugares ni se encuentran en posiciones comparables entre sí.. Esta legitimación opera del siguiente modo: el interés de la clase dominante. La clase dominante no puede dejar de pensar su situación. etc. Aquí encuentra su fundamento la disociación o el distanciamiento de la ideología con respecto a su base real. su inversión y la ilusión 50 51 Labica. la igualdad. Llevado al extremo. entonces. La filosofía. este proceso desemboca en la conciencia (ilusoria) de la autonomía absoluta de las categorías del pensamiento55.

entonces. Algunos han reprochado a esta teoría su carácter reduccionista y mecanicista.La ideología del fetichismo. en ocasiones. "eco".. que los términos en cuestión -"reflejos".”56 No debe olvidarse que la división social del trabajo depende. Pero ocurre que en El capital y en otras obras económicas que suelen calificarse como "de madurez". Aunque a este respecto no hable ya de "ideología". Marx se ocupa de un fenómeno muy semejante al de las ideologías: el fetichismo de la mercancía. "cámara obscura ". La superestructura no es menos real que la base... por una parte. como los de "reflejo'. entre pensadores y actores. se halla la conciencia en condiciones de emanciparse del mundo y entregarse a la creación de la teoría "pura". contra los idealistas. la nota (44).. que representa realmente algo sin representar algo real. de la teología "pura". No constituyen. una teoría completa. 51 59 Cf. Marx y Engels destacan el papel de los ideólogos en la producción de las ideologías. por supuesto. etc. ya que el fetichismo se basa en un juego de abstracciones y opera la inversión característica de las ideologías. Hay que reconocer que algunos términos empleados por Marx. puede dar lugar. en particular. p. Lenín. lo más urgente y esencial: la determinación material de las ideas..60. es indisociable de la existencia de clases sociales dentro de la sociedad. que Engels gusta emplear cuando trata de las superestructuras ideológicas. La autonomía de las profesiones. Engels restablecerá el equilibrio dialéctico de la teoría subrayando la "acción en retorno" de la superestructura59. 56 57 Ibid. etc. de ‘reflejar’. 60 “Contrariamente a una falsa interpretación muy difundida debe afirmarse el carácter real de la superestructura. a una oposición entre los grupos que resultan de la misma. pero son elementos esenciales para toda caracterización teórica ulterior de las ideologías. Esta dicotomía -que no debe confundirse con la que se da entre trabajo intelectual y trabajo manual-. pueden presentarse a interpretaciones falsas. Habrá que concluir. parecen dar razón a este reproche. "de la fuerza productiva que se desarrolla en cada momento". se trata indudablemente de un fenómeno ideológico. Dentro del marco de la división social del trabajo.Hemos analizado hasta aquí el estatuto teórico de la ideología en una obra de transición y de ruptura. p. 32 Ibid. Una vez fundamentada esta tesis. desde este instante..de su total autonomía. Los conceptos de ‘reflejos’. puede ya la conciencia imaginarse realmente que es algo más y algo distinto que la conciencia de la práctica existente. Pero no olvidemos que La ideología alemana es una obra pedagógica y a la vez polémica que trata de poner de relieve.caracterizan solamente el sentido genético de la relación entre base y superestructura. "ecos". tiende a dejar escapar esta realidad oponiendo el Ser a la Representación en su ‘teoría del reflejo’. de un modo particular. y no porque califiquen la superestructura en sí 54 . p. pero no la naturaleza misma de la ideología... con la estructura de clases. estos conceptos tienen significación sólo en cuanto enuncian una característica general de la relación entre la base y la superestructura. "La división del trabajo sólo se convierte en verdadera división a partir del momento en que se separan el trabajo físico y el intelectual. 7. Se trata de una división del trabajo que se produce en el interior de la misma clase dominante y que da por resultado una dicotomía entre "trabajo material" y "trabajo intelectual". como supone la interpretación mecanicista o económicista.58 Estos son los principales elementos teóricos que encontramos en La ideología alemana de Marx y Engels. y se combina. entre ideólogos activos y agentes sociales "más pasivos y receptivos"57. etc. 51 58 Ibid. la filosofía y la moral "puras". como es La ideología alemana. por otra. Pero se trata siempre de una oposición no antagónica que se disipa desde el momento en que la clase en su conjunto se siente amenazada. etc. Desde este instante.

85 62 Ibid. De donde muchos intérpretes sacan la conclusión de que. p. en qué consiste el fenómeno del fetichismo. que determinadas propiedades objetivas del sistema económico suscitan objetivamente apariencias económicas que enmascaran precisamente esas propiedades. Elementos fundamentales para la crítica de la economía política. 1. en una prestación de trabajo social (abstracto).. la extorsión de plusvalía. su carácter enigmático. rol de la moneda. y B desempeña con respecto a A el rol de un 'equivalente'. primero. que jalona constantemente los análisis económicos de Marx. parece que la mercancía B posee naturalmente la capacidad de expresar el valor de la mercancía A. p. pero también en que se oculta.. la esencia del valor que consiste en una realidad social. es decir. Todo parece indicar. la percepción deformada-. misma”. Maspero. vol. el valor de A se expresa en una cierta cantidad de B. Godelier describe el fenómeno del siguiente modo: "Cuando una mercancía A se cambia por cierta cantidad de una mercancía B. Pero veamos. aparece como si poseyera en sí misma la capacidad de medir el valor de otras mercancías desde el momento en que desempeña el rol de equivalente del valor de cualquier otra mercancía. sería propiamente la ideología. por lo tanto. 114. Este es el punto que nos proponemos discutir a continuación. En otros términos. Tal es el mecanismo de la "reificación" o "cosificación" que induce a los actores sociales a creer en el poder de las abstracciones y a operar la inversión característica de la ideología. Con el desarrollo de las relaciones mercantiles. 92 63 Ibid. según Marx.. Siglo XXI. p. p. el rol de equivalente general de las demás mercancías.. "El cambio en función del cambio mismo se separa del cambio en función de las mercancías". por lo tanto."64. 74. creando de este modo el carácter fetiche de las mercancías. la forma del valor en el intercambio es la forma en que se manifiesta. La 'forma equivalente' de una mercancía enmascara. 64 Maurice Godelier. se convierte en fin en sí mismo y deja de tener por finalidad la posesión o el consumo de la mercancía cambiada. París 1973. el valor como 'tiempo de trabajo socialmente necesario. la forma equivalente del valor de las mercancías se fija en una categoría particular de mercancía que desempeña. si el tratamiento teórico del fenómeno fetichista en Marx aporta elementos nuevos en vista de una teoría de las ideologías. entonces. p. De aquí la oposición entre formas de manifestación (pensadas como formas de disimulación) de las relacione sociales y la realidad de estas mismas relaciones. trajets marxistes en anthropologie. El efecto de estas apariencias objetivas en la conciencia de los actores sociales es decir. cit. 1976. la forma particular que asume la explotación capitalista"65. es decir. como elementos de la estructura objetiva. prolongado o no en un discurso. Estas relaciones así "reificadas" provocan la impresión de que "los individuos son ahora dominados por abstracciones"62.Podemos preguntarnos. En la relación de cambio entre A y B. entonces. " En el valor de cambio" -dice Marx -" el vínculo social entre las personas se transforma en relación social entre cosas”61. y transforma este valor en una característica de las cosas mismas. por ejemplo. desde el momento en que el intercambio se autonomiza con respecto a los sujetos cambistas. Según algunos intérpretes. dichas "apariencias" se hallan situadas en el plano objetivo. Horizon. del mismo modo. Jakubowski. sino que supone un cambio radical de la perspectiva teórica presentada en La ideología alemana. " Así. entonces.. Una mercancía cualquiera. la relación salarial es la forma en que se manifiesta. 61 Marx. es decir.63 M. pero también se oculta. dicho tratamiento no sólo aporta elementos nuevos. 320 55 . op.

el abandono total de la perspectiva teórica de La ideología alemana y a descalificación de la topología base/superestructura como modelo del análisis social. 1. esto es.. 319 y ss). el fetichismo califica esencialmente. Pierre Ansart. 90 70 Ipola. cual la forma gaseosa del aire. Emilio de Ipola ha salido al paso de esta interpretación. sino esencialmente. que siguió siendo la misma. ni a la división social del trabajo. sino en la misma base material de la sociedad. por lo tanto. t. p. no tienen acceso a ningún otro tipo de prácticas ni de experiencias sociales". art. p. el texto en cuestión ha sido traducido como sigue: “Lo que sólo rige para esa forma de producción particular. 1. p. son pues. Teoría de las ideologías. De donde se concluye que "las formas ideológicas que prolongan. consecuentemente. según Ipola. J. la producción de mercancías. Lo que supondría. para aquellos agentes sociales cuyas prácticas son definidas. Marx alude claramente al carácter de clase de la ilusión fetichista. p. Esta misma interpretación la encontramos también. En la edición que nosotros manejamos. sino a un modo de producción. 15. cuando afirma que las formas fetichizadas de la existencia social son precisamente las que constituyen "las categorías de la economía burguesa”69. de una manera indiscriminada.. Willaime va aún más lejos: el "fetichismo" sería una forma de ideología no localizable en la superestructura. para Marx. por ejemplo.. p. la ilusión fetichista que afecta a la percepción de los procesos sociales por parte de los ‘espíritus cautivos en las redes de la producción de mercancías' son formas de la ideología burguesa. en su totalidad. Cf.67 es decir. sino más bien de una clase de tales agentes: la burguesía". como "reflejo" de lo real. 315 y ss. con algunas variantes. (inédito). p. Análisis de ideologías en sus aspectos teóricos. La cita de Ipola se encuentra en El Capital. como algo tan invariable y de un orden tan natural. 67 Se trata de una cita de El Capital. Barcelona 1970. 'Conciencia habitual' -formada por el hábito -. 22 69 Ibid. esta interpretación: "No se trata de negar que la mistificación que. Córdoba (Argentina).70 El análisis del libro III de El capital confirmaría plenamente. 'espíritus cautivos'. aparece ante un hombre atrapado en los engranajes y las relaciones de producción de mercancías. siempre según Emilio de Ipola. PUF. y en E. Willaime. para los "espíritus cautivos en las redes de la producción de mercancías". "Con otras palabras. en la obra ya citada de M. t. sino a la opacidad de la estructura social capitalista. 'oculta enteramente la naturaleza y el origen de la ganancia'. op. De aquí la opinión de Pierre Ansart. 88 68 Emilio de Ipola. afecta no sólo al capitalista sino también al obrero. p. 74. a saber: que el carácter social de los trabajos más diversos consiste en su igualdad como trabajo humano. sistemas de representaciones propios. Según la interpretación de Ipola. como si en la constitución de dichas "apariencias" no interviniera ya activamente la ideología de la clase dominante. la forma –valor de los productos del trabajo. Godelier (p. 22. y que ese carácter social específico adopta una forma específica.P. en las primeras obras de Althusser. si no exclusivamente. El capital. p. según la cual la ideología del fetichismo no debe referirse a una clase social. a los agentes que fuera de las prácticas inherentes a la producción y reproducción del sistema capitalista. tanto antes como después del descubrimiento de la naturaleza del valor. Trías. una forma de ideología no imputable a las clases sociales (ya que afecta por igual a las clases dominantes y a las dominadas). Emillio de Ipola. no necesariamente del conjunto de los agentes sociales. op. Les idéologies politiques. 22 66 65 56 . París 1974. Pero Marx nos ha advertido desde el comienzo del libro III que su análisis se atendrá exclusivamente a la 'conciencia habitual' de los agentes de la producción. bajo una forma reflexionada y 'racional'. cit. cuyo modo peculiar de producción implica objetiva y necesariamente el "fetichismo" como reificación de las relaciones sociales. cit. demostrando que reposa sobre un malentendido fundamental: es de concebir las "apariencias" o formas de manifestación del sistema económico como formas "objetivas" puramente económicas.Tendríamos. entre otros. p.. tanto antes como después del descubrimiento de sus elementos químicos”. 21 y ss. la ilusión fetichista no opera. si no exclusivamente. prisioneros de sus prácticas habituales (producción y extorsión de plusvalía. 1975.68 Más aún. cit.66 En América Latina. por las relaciones mercantiles o capitalistas de producción.

t. En efecto.prácticas forjadoras de otra ‘conciencia': una conciencia.conciencia.71 En conclusión: las "apariencias" fetichistas del proceso económico. del mismo modo las relaciones sociales se manifiestan diferentemente (esto es. conciente o inconcientemente. 1. hemos adoptado.. según Marx. la "apariencia" se identifica con la percepción espontánea del observador. En otras palabras. en efecto. la expresión "apariencia objetiva" sólo puede designar un tipo de percepción espontánea que tiene un fundamento objetivo en la realidad. esta laboriosa interpretación de Emilio de Ipola sólo es parcialmente satisfactoria. Si algún sentido tiene. como plana e inmóvil en el espacio.. el concepto mismo de "apariencia objetiva" constituye una contradictio in terminis. la natural 71 72 Ibid. si no se lo relaciona con la facultad perceptiva de algún observador. diríamos nosotros). que son ideologías de la clase dominante. El capital. como valores. no da cuenta de dos aspectos innegables de la teoría marxista del fetichismo de la mercancía: a) Para Marx. ni tampoco de nuestra 'libre' reflexión: surge del tipo y del sentido (económico y político) de las prácticas en que nos enrolamos y de las lecciones que extraemos de ellas"72.". p. "El descubrimiento científico hecho más tarde. p. 88 74 El capital. el 'aparato perceptual' con el cual observamos las relaciones sociales no es otra cosa que la ideología que. señala una época en la historia del desarrollo de la humanidad. se disimulan o se revelan en su realidad profunda) según la naturaleza del 'aparato perceptual' de quien las observa. Si se lo toma en sentido riguroso. fueron capaces de superarla. para el ojo y en el ojo de alguien. en fin. 23 Ibid. 27 73 Según Marx. una práctica contradictoria con la lógica de la producción capitalista para superar la ilusión fetichista. en el sentido de que los productos del trabajo.73 b) Para Marx no se requiere. Toda "apariencia" es "apariencia " para alguien. son un efecto de la eficacia de las ideologías dominantes. Abandonemos ya definitivamente las metáforas sobre la percepción: en rigor. 810 57 . Según nuestra opinión. pero no disipa la fantasmagoría que hace aparecer el carácter social del trabajo como un rasgo de las cosas.74 Creemos que Ipola tiene razón cuando afirma que el malentendido fundamental en todo este problema está en concebir las "apariencias" como si fueran una realidad "objetiva" independiente de la percepción misma. absolutamente hablando. lejos de constituir una forma "objetiva " y no superestructural de ideología.no surge del aire. Y. ese fundamento objetivo no es. 3. inducida por prácticas destinadas a confirmar. de los propios productos". pues. un poco como el conocimiento científico de la tierra no impide que el sabio siga percibiéndola. a nivel de percepción espontánea. en la que se encarnan otras posiciones (proletarias) de clase". el conocimiento científico de la naturaleza del valor y de las relaciones capitalistas de producción no suprime la percepción espontáneamente ilusoria de estas mismas realidades por parte de los científicos (y aún de los marxistas. p.. Para que el obrero pueda desembarazarse de esta 'conciencia habitual' se requiere su inscripción en otras prácticas 'no habituales' -desde la perspectiva de la producción capitalista. y no a cuestionar el régimen capitalista. "Así como los colores y las formas de los objetos se manifiestan diferentemente según la naturaleza del ‘aparato perceptual’ de quien los observa. “tanto antes como después del descubrimiento de la naturaleza del valor”. la forma-valor de los productos del trabajo aparece fetichizada “para el hombre atrapado en los engranajes” del mercantilismo. . "El gran mérito de la económica política clásica consiste en haber disipado esas falsas apariencias y esas ilusiones. T. son la expresión pura y simple del trabajo humano invertido en su producción. ciertamente. cuyas prácticas son indudablemente congruentes con dicha lógica. Y esa ideología -repitámoslo. puesto que los propios economistas clásicos. p.

sino sólo parcial. inmutable. muchas de las observaciones de Emilio de Ipola son atinadas. por otra parte. “En efecto. Pero conviene añadir de inmediato que. en el modo de producción capitalista la división social del trabajo es indisociable de la estructura de clases. no permitiendo una percepción global. Pero. En los Grundrisse Marx presenta claramente la división social del trabajo como base de la "autonomización del valor del cambio" que. El caso de los economistas clásicos demuestra lo contrario. Marx relaciona la ausencia de este tipo de fetichismo económico en las sociedades precapitalistas con la ausencia de un desarrollo complejo de la división del trabajo en dichas sociedades. dicho fenómeno seguirá persistiendo a nivel de percepción espontánea aún después de haberse uno liberado de la ideología dominante. eso sí.75 En coherencia con todo esto. esto es. vol. I. las formas filosóficas de ideología. sino con la complejidad de la división social del trabajo (sobre determinado. por la estructura de clases). p. orgánica y cabal desde la perspectiva de la clase proletaria y a partir de sus prácticas no congruentes con la lógica capitalista. Por eso el fetichismo mercantil no constituye una ilusión invencible aún para "los espíritus cautivos en las redes de la producción de mercancías" e inmersos en las prácticas capitalistas "habituales". habida cuenta de las limitaciones del campo de visibilidad de lo social que caracterizan la posición de clase dominante. el fenómeno podrá tener una explicación mucho más completa. por lo mismo. Marx la extiende a una clase particular de ideología: las ideologías económicas espontáneas que hacen posible el intercambio capitalista y la extorsión de la plusvalía. Si en La Ideología alemana Marx y Engels analizaban principalmente el pensamiento especulativo. Lejos de abandonar la perspectiva teórica de La ideología alemana. tomo 1. ante 75 76 Elementos fundamentales para la crítica de la economía política. p.76 Como. en El Capital y los demás escritos económicos Marx extiende el análisis a la conciencia espontánea de los agentes económicos que actúan dentro de la dinámica y de la lógica capitalista. sino la complejidad de la división social del trabajo dentro del modo de producción capitalista. "Las relaciones sociales de los hombres en sus trabajos y con los objetos útiles que provienen de éstos se conservan aquí transparentes y simples. desvinculado de los productos. 8. 58 . contrariamente a lo que opina Ipola. autonomizada y. 92 77 Posfacio de El capital. Aquí se llega al límite que la ciencia burguesa jamás franqueará.77 En conclusión la ideología del fetichismo sigue remitiendo a la división social del trabajo y a las clases sociales. fetichizada. Esta complejidad desborda la escala de percepción espontánea de los actores sociales (imbuidos o no de la ideología dominante).Formas pre-capitalistas de ideología."opacidad de la estructura social". él (Ricardo) lo formula como la ley natural.. particularmente en la sociedad capitalista. tomo 1. y no hay motivo alguno para negar su carácter superestructural. porque sus fundamentos últimos no se relacionan directamente con la estructura de clases. de la sociedad humana. ese antagonismo. según Marx. "A la autonomización del valor de cambio en el dinero. Se trata. p. tanto en la producción como en la distribución". sobre todo en el sentido de que todo el proceso de la producción se halla bajo la dirección y el control de la clase dominante. eso sí. es el fundamento del fetichismo de la mercancía. se puede inferir que la ideología dominante se encuentra también en la base del fenómeno fetichista. 74 El capital. a su vez. reforzándolo y amplificándolo. Bajo este aspecto. inseparable de la existencia misma de las clases de que está compuesta la sociedad burguesa. 27. corresponde la autonomización del cambio (del comercio) como función desvinculada de quienes cambian". Lo que hemos encontrado hasta ahora en Marx es una teoría (no sistemática) de las ideologías en las sociedades de clase.

en las que el modo de producción se caracteriza por la sumisión de comunidades aldeanas o tribales a un poder central. 79 Las condiciones objetivas de posibilidades de las representaciones religiosas primitivas son. p. es decir. las relaciones de producción y de distribución son simples y transparentes. 810 59 . ausencia de una división compleja del trabajo. "El gran mérito de la economía política clásica consiste en haber disipado esas falsas apariencias y esas ilusiones: la autonomización y la esclerosis de los distintos elementos sociales de la riqueza.. esta comunidad superior existe y aparece como una 78 79 80 81 El capital.todo. otra especie de "fetichismo" cuyas principales formas de manifestación son la religión y el mito. "En la región nebulosa del mundo religioso. ¿Cuál es el fundamento objetivo de estas representaciones? La respuesta de Marx es la siguiente: "El grado inferior de desarrollo de las fuerzas productivas del trabajo que los caracteriza. La tesis básica de Marx es la siguiente: en los modos precapitalistas de producción -basados en la "asociación inmediata" de productores. entre sí o con la naturaleza. la personificación de las cosas y la cosificación de las relaciones de producción. como en los modos asiáticos de producción-. ilusorias de la realidad. por comparación y analogía. p. p. omnipotente e inexpugnable". p. particularmente bajo sus formas religiosas y míticas. Se da. Se comprende que en estas condiciones la naturaleza se enfrente al hombre "como un poder absolutamente extraño. podemos encontrar también en Marx los rudimentos de una teoría de las ideologías en las sociedades pre-capitalistas y pre-clasistas. los productos del cerebro del hombre tienen el aspecto de seres independientes. tomo 3. tienen su reflejo ideal en las viejas religiones nacionales . por lo tanto.80 Se comprende ahora por qué Marx insiste sobre la analogía de las formas religiosas de ideología con las representaciones fetichistas del valor de las mercancías. ignorancia de los mecanismos profundos de la naturaleza y de la historia. son también representaciones invertidas y. de una teoría del carácter clasista de las ideologías. ya no son las fuerzas naturales las que se personifican en la conciencia religiosa espontánea. Relaciones con La ideología alemana. 87.81 En las antiguas sociedades asiáticas.". de la naturaleza. por lo tanto. la estrechez de las relaciones de los hombres. 92 El capital. tomo 1. p. 31 El capital. mecanismo y modo de funcionamiento de las ideologías en las sociedades de clase. tomo 1. en cambio. que encubren toda la vida social bajo "una nube mística". Sin embargo. Marx alude a estas formas ideológicas para ilustrar mejor. 810 El capital. dotados de cuerpos particulares. esa "religión de la vida cotidiana " que es el fetichismo de la mercancía78. y no dan lugar al fetichismo mercantil. termina personificando en forma de dioses o de seres míticos las fuerzas incontroladas de la naturaleza. y que en consecuencia impregna todo el círculo de la vida material. su pertenencia a una comunidad superior cuyos orígenes son ignorados. esa religión de la vida cotidiana”. o en formas de cooperación impuestas por el Estado. Esta nueva variedad de fetiches. esto es.. Y como el hombre arcaico tiende a pensar la naturaleza por analogía al mundo humano.. sino sus condiciones sociales de existencia.. comunicados con los seres humanos y entre sí". o en las relaciones de parentesco. "Finalmente. condiciones prevalentemente negativas o privativas: insuficiente dominación de la naturaleza. tomo 3.

las fuerzas sociales. al Iado de las fuerzas naturales. cit...”82 . la relación más corriente entre los productores consiste en comparar los valores de sus productos y. a cierto grado de desarrollo de las fuerzas productivas y. es entonces cuando la ideología se apodera de estos poderes sociales y les confiere los atributos sobrenaturales que desde tiempos inmemorables se atribuían a la naturaleza”. que no encontramos en los escritos marxistas una teorización explícita de este problema. al menos tendencialmente. según Marx y Engels. Por lo que toca al cristianismo. En resumen: tanto las formas religiosas como las fetichistas (económicas) de ideología tienen un fundamento real: cierto tipo de relaciones sociales y de relaciones con la naturaleza que corresponde.. las formas de la desigualdad son inicialmente poco desarrolladas. la historia y la sociedad. y dominando con la misma apariencia de necesidad natural que las fuerzas de la naturaleza. ¿Cómo se plantea en Marx la relación ciencia / ideología? Digamos. tomo 1.. evoluciona con la evolución de estas relaciones. deísmo. en primer lugar. a medida que la sociedad se 'obscurece'. 82 Marx. En la sociedad primitiva. aunque sí algunos rudimentos de respuesta. y la que se da entre las generaciones. el más conveniente complemento religioso". La ideología sigue presentándose como un fenómeno superestructural caracterizado por un proceso de inversión idealista. Textes choisis de Marx. Finalmente. etc.. El sentido general de esta evolución. 334. existen solamente la desigualdad entre hombre y mujer. p. Marx se limita a relacionar su difusión primitiva con el enorme desarrollo del intercambio mercantil en el mundo mediterráneo.. por otra. 83 Engels. por lo mismo.84 Téngase presente que la teoría marxista aquí esbozada sólo afecta a las religiones pre-cristianas. p.. p. de la división social del trabajo. con su culto del hombre abstracto. control que aún poseía a nivel de formas primitivas de sociedad. una vez más.. París 1973. op. producto inconsciente de las relaciones del hombre con la naturaleza y consigo mismo. sería el siguiente. encuentra en el cristianismo. se constituyen los poderes sociales y aparecen las sociedades de clase y de castas y el Estado. esto es.. en cotejar unos con otros sus trabajos privados como trabajo humano igual. Engels. y a señalarla correspondencia existente entre sus formas burguesas.. citado por Godelier. la del fetichismo de la mercancía y la de las formas religiosas de ideología.persona.. fuerzas que se yerguen frente a los hombres. “Formes qui précèdent la production capitaliste”.83. 92 60 . "Una sociedad en la cual el producto del trabajo adopta por lo general la forma de mercancía y en la que. cuya génesis debe buscarse en las relaciones de clase y en la mayor o menor complejidad de la división social del trabajo. Anti-Dühring. publicado en Sur les sociétés précapitalistes. bajo esta envoltura de las cosas. Lenin. Su efecto es compensar con explicaciones "místicas" las incapacidades prácticas derivadas de las limitaciones impuestas por la precariedad de los grados de control alcanzados sobre la naturaleza. Su mecanismo esencial es una inversión que consiste en la personificación de las cosas y en la cosificación de las relaciones sociales. Editions Sociales. por una parte. cit. p. op. 9.Ciencia e ideología. Engels explica este mismo fenómeno del siguiente modo: "Muy pronto entran en acción. tan extranjeras e inicialmente tan inexplicables como las primeras. En la medida en que la sociedad se jerarquiza. 333 85 El capital. pierde el control directo de sí misma. la continuidad entre la perspectiva teórica de La ideología alemana. El plustrabajo asume tanto la forma de tributo como la de trabajos colectivos para exaltar la gloria de la Unidad encarnada en la persona del déspota real o en el ser tribal imaginario que es Dios. "la ideología religiosa. protestantes y deístas. y sobre todo en sus tipos burgueses de protestantismo. y las relaciones mercantiles capitalistas.85 Hemos podido comprobar. 334 84 Godelier. por lo tanto.

para él. cit. para todas las épocas. p. son. comienza también la ciencia real y positiva. por consiguiente. y no poseen plena validez sino para estas condiciones y dentro del marco de estas mismas"88 En el famoso posfacio de El Capital. tanto la ciencia como las ideologías se hallan inscritas en la superestructura. para mitigar las penurias de las clases oprimidas. mientras. 27 Labica. entonces. Posfacio de El capital tomo 1. Pero a medida que la historia avanza. del proceso práctico de desarrollo de los hombres.En La ideología alemana. esencialmente didáctica y polémica. 27 61 . Marx atribuye también a la ciencia un fundamento histórico-social y señala en cada caso sus condicionamientos sociales e infraestructurales. Lo que significa que. Una vez advertido este 86 87 La ideología alemana. En sus escritos posteriores. del propio materialismo histórico como ciencia de la sociedad y de la historia: "Así como los economistas son los representantes científicos de la clase burguesa. Así lo plantea el siguiente texto: "Allí donde termina la especulación. 264 89 Cf. y ambas se oponen entre sí como el saber y el no saber. sin advertir su aspecto revolucionario. los socialistas y los comunistas son los teóricos de la clase proletaria. estos teóricos son sólo utopistas que.. al señalar las circunstancias históricas que permitieron aislar la categoría de "trabajo" en general: "Este ejemplo (del trabajo)" -dice"muestra de una manera clara cómo hasta las categorías más abstractas. que responde a la necesidad. y con ella empieza a destacarse con trazos cada vez más claros la lucha del proletariado. p. la exposición de la acción práctica. asimismo el producto . sólo se trata de una primera aproximación. no ven en la miseria más que la miseria. p. que terminará por derrocar la vieja sociedad. encontramos una contraposición abrupta y radical entre ciencia e ideología. quizás valga la pena tener presente la siguiente observación de Labica: "No nos engañemos. 80 88 Contribución a la crítica de la economía política. de impugnar la especulación oponiendo a sus pretensiones imperialistas la realidad de su vacuidad". y mientras las fuerzas productivas no se hayan desarrollado en el seno de la propia burguesía hasta el grado de dejar entrever las condiciones materiales necesarias para la emancipación del proletariado y para la edificación de una sociedad nueva. esto es. improvisan sistemas y se entregan a la búsqueda de una ciencia regeneradora. destructor. por ejemplo. p. Marx establece claramente la historicidad de las categorías científicas. Terminan allí las frases sobre la conciencia y pasa a ocupar su sitio el saber real"86. mientras se encuentran en los umbrales de la lucha. aquellos no tienen ya necesidad de buscar la ciencia en sus cabezas: les basta con darse cuenta de lo que se desarrolla ante sus ojos y convertirse en portavoces de esa realidad. en lo que hay de determinado en esta abstracción. Mientras se limitan a buscar la ciencia y a construir sistemas. Mientras el proletariado no esté aún lo suficientemente desarrollado para construirse como clase. Pero para darle el debido alcance a esta tajante contraposición.89 El siguiente texto de Miseria de la filosofía señala con singular claridad los condicionamientos económico-sociales y de clase de la propia concepción marxista de la sociedad. no obstante. Ya en la Introducción de 1857. art.de condiciones históricas. a pesar de su validez -precisamente a causa de su naturaleza abstracta-. La ciencia aparece. Marx va mucho más lejos: subordina la posibilidad de una critica científica de la economía burguesa a la adopción de un punto de vista de clase que permita desbordar el punto de vista burgués y los límites que le son propios. la lucha misma del proletariado contra la burguesía no revista todavía carácter político. en la vida real.87. sobre todo en el contexto alemán. como el negativo de la ideología.

Marx piensa la relación entre el conocimiento y lo real.. Taurus. Por otra parte. y en segundo término. ni teléfonos. ser concebido como proceso. Marx piensa la misma relación teoría/realidad en términos dialécticos. b) Una posición de clase proletaria: de entrada Marx excluye del acceso pleno a la ciencia de la historia a los teóricos de la burguesía (los "economistas". Esa realidad que está en la base de la producción del conocimiento es. Ideología y utopía. un “enfant terrible” de la sociología anglosajona a propósito “de las aserciones marxistas habituales sobre las conexiones entre los contenidos de una ideología y los intereses de clase”: ”La limitación intelectual fundamental de los marxistas en este sentido consiste en que. y señalemos. 278) 91 90 62 . también él. Madrid 1973. por su puesto) nunca aplicarán este esquema de interpretación a sí mismos o a sus propias convicciones”. emerge la ciencia como "producto del movimiento histórico". su carácter ideológico”. Stanislav Andreski.aspecto. de las relaciones capitalistas de producción). deja de ser doctrinaria para convertirse en revolucionaria"90. 4) Marx define muy claramente las condiciones sociales que hacen posible y necesario el surgimiento de la ciencia de los procesos históricos. p. sin tomarse el trabajo de ir a verificar la veracidad de tal imputación en las propias obras de Marx. 1975.. que (naturalmente. ni aviación. He aquí lo que escribe. Aguilar. Miseria de la filosofía. p. Sobre este aspecto. Karl Mannheim. más que repeticiones de segunda o de tercera mano. la ciencia. c) Un estadio determinado de desarrollo de las luchas del proletariado. siendo producto del movimiento histórico. por consiguiente. sino de lo real. 2) En segundo lugar. Marx insiste menos en la "intensidad" cuantitativa de esas luchas que en su transformación cualitativa: "la lucha misma del proletariado contra la burguesía" debe revestir "un carácter político". Siguiendo a Emilio de Ipola. es un "producto del movimiento histórico". en primer lugar. se puede esperar de un señor que descalifica las obras de Marx. No sólo Marx. producto del movimiento histórico en el que participa ya con pleno conocimiento de causa. d) Dadas todas estas condiciones. Siglo XXI. porque éste “escribió en una época en la que no existían automóviles. por ejemplo. Madrid 1973. ¿Qué otra cosa. 3) En tercer lugar. los epígonos de Mannheim en el ámbito anglosajón seguirán repitiendo monótamente lo mismo. en tanto que consideran su propio pensamiento por entero libre de cualquier matiz ideológico. ni genética. ni ordenadores. Marx piensa esa relación en términos históricos: el conocimiento de los procesos sociales debe. Las ciencias sociales como forma de brujería. p. Por el contrario. Décadas más tarde. Sólo será cuestión de los "teóricos de la clase proletaria ". la ciencia de la historia interviene a su vez sobre ese movimiento: "deja de ser doctrinaria para convertirse en revolucionaria ". y la contradicción que la define es una contradicción de clase. ni estadísticas. 109 “Sería fácil mostrar que aquellos que piensen en términos socialistas o comunistas perciben los elementos ideológicos solamente en el pensar de sus adversarios. restringen indebidamente la aplicabilidad del concepto clave de su maestro sólo agrupamientos (por ejemplo. a su vez la realidad que determina a ese proceso es la realidad de una historia material: a medida "que la historia avanza". no sólo una realidad material e histórica. destacaremos en este texto los siguientes puntos: 1) En primer lugar. Esas condiciones son: a) Un grado determinado de desarrollo de las fuerzas productivas capitalistas (y. en términos materialistas: la ciencia no surge espontáneamente de la cabeza de los teóricos. no hay ninguna razón para que no apliquemos al marxismo los conocimientos que el mismo ha producido. sino sólo el de sus adversarios91. "Marx no ocultó jamás la perspectiva de clase que orienta su pensamiento. y no meramente económico. 16. clases sociales) que él mismo ha señalado. Este análisis demuestra cuán equivocados están Mannheim y sus epígonos anglosajones cuando sostienen que el marxismo no ha suscitado jamás el problema de la determinación social de su propia posición. "representantes científicos de la clase burguesa"). En cuanto sociólogos. sino también contradictoria. punto por punto. avanza también el conocimiento de la historia. edit.? (p. entre la teoría y la realidad. 127.

sus opiniones' y sus 'errores'. Ibid. Este es el sentido que aparece. De cualquier modo.. Por eso el punto de vista burgués comporta "límites infranqueables". "lo que ésta 've' y lo que no ve. En la primera. su distorsión ideológica. Por lo tanto. la ideología.. dicho de otro modo. si se pierde de vista esta unidad que es la suya: a la vez crítica interna de cada teoría. según Marx. su miopía y su hipermetropía”93.Conclusiones finales. el campo de visibilidad de una teoría social. en el prólogo a la Contribución a la critica de la economía política. la ideología aparece como un conjunto de ideas que domina en un grupo social dado y que tiene por función explicar ciertos 92 93 Michel Lowy. política clásica y vulgar). Parece suficientemente claro que. 10. En un segundo sentido. París 1974. 119 63 . estéticas. "es inútil pretender la comprensión de la crítica marxista de las teorías económicas burguesas. 191 94 Catherine Colliot-Thèléne. por ejemplo. en una amplia medida. el conjunto de las representaciones colectivas más o menos sistematizadas y articuladas las unas con las otras. Dialéctica y revolución. etc. Contre Althusser. 1975. se hallan englobados bajo el concepto de ideología. p.. religiosas. En conclusión: tanto la ciencia como la ideología se inscriben en la esfera de la superstructura y remiten a un fundamento histórico-social que constituye sus condiciones materiales de producción. Se inscribe. al saber "real y positivo". los condicionamientos materiales e históricos de un enunciado o de un discurso no implican necesariamente su no objetividad. que pudiéramos denominar "neutro" en cuanto no implica valoración positiva o negativa. La ideología designa aquí la esfera de las ideas o. el punto de vista de clase define. por ejemplo. En este sentido es necesario comprender que tanto las teorías científicas como los sistemas de ideas colectivas políticas. (un sentido que no es de valoración sino de distinción). sino que afirmo además. Este es el sentido que encontramos. para Marx. Pero al mismo tiempo. clara y llanamente. Siglo XXI. “Relire ‘Le capital’”. En otras palabras: "ideología " I "estructura económica". en un período histórico dado. en contraposición a la instancia económica. por lo mismo. En un primer sentido. en Varios. cuyos logros y errores Marx destaca con todo cuidado. el carácter proletario de su propio punto de vista"92.. se opone a la ciencia. p 193 y ss. por ejemplo) y de ciertas implicaciones epistemológicas del punto de vista de clase.que en Marx existen dos sentidos diferentes bajo el mismo término de ideología. y que ambos sentidos implican contextos diferentes. en La ideología alemana y en las teorías sobre el fetichismo de la mercancía. la ideología designa simplemente una de las instancias de la formación social. En este sentido forma parte de un contexto semántico cuyo eje es la oposición "ideología" / "ciencia real y positiva".. p. mientras que el punto de vista del proletariado permite obtener una visión más completa y global de la dinámica social. Acabamos de ver que. Esta aparente confusión se aclara y se torna coherente si suponemos -y demostramos. tanto la ideología como la ciencia aparecen inscritas en la superestructura de la sociedad y. la ideología significa percepción o pensamiento distorsionado que opera una inversión característica de la realidad.'exhibió' el carácter burgués de la obra de sus adversarios (economía. que pudiéramos llamar "valorativo" o "peyorativo". como forma distorsionada de la conciencia. en un contexto semántico que opone "formas ideológicas" a "condiciones económicas de producción". Union Général d’Editions. Para dar cuenta de esto último hay que descender al análisis de ciertos mecanismos (los de la división social del trabajo. por lo tanto. su luz y su ceguera. igualmente condicionadas por factores histórico-sociales. y análisis del contexto histórico determinado que hizo posible la coexistencia de estos logros y errores en el seno de una misma teoría"94.

Es característico del concepto B el implicar una connotación valorativa de la ideología como conciencia deformada o falsa.aspectos de la realidad social al mismo tiempo que esconde o deforma otros. con la pretensión de dar una explicación ilusoria de los mecanismos y los motores reales de la historia. Nos limitaremos aquí a recordar únicamente que los dos momentos más importantes de la misma están señalados. nosotros podemos en todo caso distinguirlos convencionalmente llamando B1 al primer sentido del concepto B de ideología y B2 al segundo. las fuerzas naturales. p. no valorativo. la teoría o estudio científico de ese conjunto de representaciones. y cita en apoyo de su interpretación al soviético A. pudiendo distinguir en él los sentidos A1 (ideología = conjunto de representaciones) y A2 (ideología = teoría de A1). 13). Rumjantsev (“Karl Marx and some problems of modern ideology” en Marx and contemporary scientific thought. Mouton. 'la ideología de todos los otros pueblos' (cf. Recordaremos que el concepto A de ideología es puramente descriptivo. en un sentido derivado. no hacía otra cosa que tomar de una manera ejemplar la ideología vulgar. 95 96 Jean Marie Montagne. las representaciones "personifican" las cosas. entre otros. Ideología no es sino el conjunto de las ideas o representaciones que se dan en el hombre. Este autor afirma que “planteamientos similares son sustentados por varios estudiosos marxistas contemporáneos”. mientras que el concepto B implicaría un uso predominantemente adjetivo del mismo término.."que este término (de ideología) funciona en los textos marxianos con un doble significado. Es de sobra conocida la línea general de esta evolución. o bien. a nuestro modo de ver. 94. marzo de 1969. p. “Las ideologías y los estudios de la literatura hispanoamericana” Casa de las Américas. el primero. aún cuando evidentemente ilusorios. En las ideologías pre-clasistas. 64 y ss. podemos observar que el concepto A se corresponde en cierto modo con el uso sustantivo del término ideología. por el uso que Napoleón hizo del término 'ideólogos'. el principio según el cual el mundo está dominado por las 'ideas”95. Podemos explicarnos esta ambigüedad semántica como el resultado de la evolución que el término ha sufrido hasta llegar a Marx. lo hacen pensando en la ideología de la clase dominante considerada de una manera general. La Habana. por el contrario. En las obras económicas. con refinamiento filosófico. 1976. " Afirmamos" -dice. Eco. Ambos matices están implícitos de alguna manera en el uso napoleónico del término. hasta la interpretación de la deformación ideológica como característica de todo pensamiento especulativo. Bogotá. Buchholz. p. cuando Marx y Engels hablan de ideología. Los matices de esta desvalorización epistemológica de la ideología pueden variar desde la interpretación de la deformación ideológica como expresión de la falta de sentido prácticopolítico. envolviéndolas en una "nube mística". “El término ideología”. nadie la ha expresado con mayor claridad que el español Miguel A. Quintanilla. y el segundo. El uso que Napoleón hizo del término 'ideólogos' nos permite hablar de un segundo concepto de ideología que llamaremos concepto B. La Haya. Muchos son los marxólogos contemporáneos que convergen en esta interpretación96.. la ideología de una clase dominante tiende a ser igualmente la idea dominante en la sociedad global. alejado de lo real. la ideología se identifica con la percepción espontánea que desarrollada o no en forma de pensamiento reflexivo "fetichiza " las relaciones económicas dosificándolas. n°. abstracto. sistematizada y difundida por los filósofos alemanes en los años 40 del siglo pasado. "De hecho. 1969. Es por esto que. pero inspirada en el ejemplo de la ideología burguesa contemporánea. M. por la obra de Destutt de Tracy. Por último. 544 En América Latina. 64 . para ellos. la concepción del mundo y de la historia desarrollada. ideología alemana) explotando simplemente. Al punto que. Llamaremos concepto A de ideología al concepto de Destutt de Tracy. Nelson Osorio. Pero. El concepto de ideología de Destutt de Tracy no implica una valoración epistemológica del pensamiento ideológico. por ejemplo.

"la teoría marxiana de las formas de conciencia afirma que éstas están determinadas por las condiciones sociales de existencia. en realidad. de las formas de conciencia)"97. p. Por su parte. y la deformación ideológica se asienta sobre la división de la sociedad en clases. En último término. Con más precisión podríamos decir que la división del trabajo en trabajo intelectual y trabajo físico es una condición necesaria para que pueda darse la deformación ideológica de la conciencia. sino mantenerlos como dos conceptos diferentes. la existencia de clases antagónicas hace que tales ideas 'puras' (concebidas como 97 M. Quintanilla nos advierte que las dos problemáticas señaladas. tras de lo que normalmente se suele llamar teoría marxista de la ideología. Apoyándonos en ciertas expresiones de Marx podemos incluso asignar nombres diferentes a los objetos de cada una de estas teorías: podemos llamar a los objetos de A1 'formas de conciencia' y reservar solamente para los objetos de B2 el nombre de 'ideología " o de formas ideológicas de conciencia. podremos decir. por lo tanto. “A este respecto podemos extraer de la obra de Marx dos indicaciones claras: la deformación ideológica se asienta sobre la separación del trabajo intelectual y el trabajo manual. correspondientes a objetos diferentes y como elementos de dos teorías diferentes. que esta deformación consiste en que en tales formas de conciencia las ideas (o representaciones) se conciben como independientes del proceso material de la vida social y como eternamente válidas. a. nuestra hipótesis consiste en afirmar que. que en lo que normalmente se entiende por teoría marxista de la ideología. como un subconjunto del sentido A (formas. afirmando. 'desde este instante. de la ideología afirma que existen unas formas de conciencia deformadas a las que llamamos ideología. que toda ideología A1 es ideología B2 y viceversa). o. 42-44. hay en realidad dos teorías: una teoría de la producción social de las formas de conciencia y una teoría de la producción social de la ideología o de las formas ideológicas de conciencia (o de la deformación. dicho de otra manera. es preciso no identificar ambos significados (considerándolos como equivalentes. existen en realidad dos teorías diferentes: una teoría del campo de objetos a los que refiere A1. finalmente. a pesar de esta 'condensación' de dos significados en un mismo término."Pues bien: nuestra hipótesis inicial afirma que en la obra de Marx. La división de la sociedad en clases es una condición suficiente para que exista la deformación ideológica. Sistema 7. 65 . “El concepto marxista de ideología”. oct de 1974. no son independientes. si bien son diferentes. una teoría del conjunto de representaciones de los hombres y una teoría del conjunto de representaciones ideológicamente deformadas.de conciencia). La teoría. Quintanilla. y que tal deformación se explica por determinadas condiciones sociales de existencia. La hipótesis que proponemos para interpretar la teoría marxiana de la ideología consiste en afirmar que. por determinadas condiciones sociales. se halla la conciencia en condiciones de emanciparse del mundo y entregarse a la creación de la ‘teoría pura’ de la ‘teología pura" de la filosofía y la moral 'puras'. más restringida. y que se interpreta como una teoría acerca de la producción social de las ideologías. Si nos referimos ahora a la problemática de los condicionamientos histórico-sociales. Según esto. La ideología en el sentido B debe considerarse. etc. Lo que tenemos que hacer ahora es precisar cuáles son estas condiciones sociales que determinan la deformación ideológica de la conciencia”. y una teoría del campo de objetos a los que se refiere B2. el término 'ideología' aparece indistintamente con el significado de A1 y con el significado de B2 (quizá ampliado y precisado). La forma como estas condiciones sociales explican la constitución de la ideología es la siguiente: la aparición de un tipo de individuos dedicados al trabajo intelectual supone que.

De aquí que se pueda afirmar que la teoría marxiana de la ideología es una teoría del carácter clasista de la deformación ideológica de la conciencia”.98 Compartimos plenamente. históricamente el idealismo no se da sino como justificación y mantenimiento (o promoción) de un interés de clase. con Quintanilla.” "Ocurre además que.independientes de las condiciones materiales de existencia. aunque teóricamente podamos distinguir entre el carácter idealista de la conciencia ideológica y su carácter de clase. los siguientes puntos que resumen muy bien su interpretación de la teoría marxista de las ideologías: 1) Todas las formas de conciencia están determinadas por las condiciones sociales de existencia. Y así también. pp. 66 .. históricamente los dos fenómenos no son (o no han sido hasta ahora) sino aspectos -o niveles. etc") se generen y funcionen para justificar como interés general el interés de una clase. 3) La deformación ideológica consiste en la negación del carácter socialmente determinado e históricamente contingente de los contenidos y/o formas de conciencia.de un mismo proceso. como trascendentes a la historia. 4) La deformación ideológica de la conciencia está determinada por la división social clasista del trabajo en trabajo intelectual y trabajo físico. 2) Algunas formas de conciencia están ideológicamente deformadas. 48-49. aunque teóricamente se pueda distinguir entre la división (social) del trabajo y la división de la sociedad en clases. 98 Ibid.

Thompson señala que el trabajo de Marx no nos ofrece tanto una solo visión coherente del mundo sociohistórico y de su constitución dinámica y desarrollo. rechaza cualquier sugerencia de que el análisis de la ideología sea cuestión de mera polémica. o hacia imágenes o ideales que ocultan las relaciones de clase y se apartan de la búsqueda colectiva del cambio social. “El concepto de ideología” en Ideología y cultura moderna.TEXTO NO. Estas concepciones son: la polémica. 4 Thompson. De acuerdo a esta concepción la ideología es un sistema de ideas que expresa los intereses de la clase dominante pero que representa de manera ilusoria las relaciones de clase. en la obra de Marx coexisten diversas concepciones de la ideología que él mismo no formula claramente. Esta es planteada por el autor de la siguiente manera: la ideología es un sistema de representaciones que sirve para mantener las relaciones existentes de dominación de clase al orientar a los individuos hace el pasado más que al futuro. Para el primer objetivo se leerá la parte con la que se inicia el texto hasta donde empieza el apartado “Repensando la ideología: una concepción crítica”. La concepción polémica es la concepción que está presente en La ideología alemana. 1998 2da. De acuerdo a Thompson. pero que busca sentar las base para un enfoque constructivo a la interpretación de la ideología en las sociedades modernas. complementar la explicación sobre del concepto de ideología en Marx y 2º. Aquí Thompson plantea una reformulación del concepto de ideología que conserva el carácter negativo de éste. parte de este apartado analiza la obra de Karl Manheim. las maneras en que el significado construido y transmitido por las formas simbólicas sirve. En la 3ra. y que pese a considerarlo como un concepto crítico. pp. ed. UAM-Xochimilco. La tercera es una concepción diferente que Thompson llama “latente” . La inclusión de este texto en esta unidad cumple dos propósitos: 1º. sino más bien una multiplicidad de puntos de vista que son coherentes con algunos aspectos e incompatibles en otros. En esta primera parte Thompson hace un breve recorrido sobre los orígenes del concepto de ideología pasando por las aportaciones de Destutt De Tracy y Napoleón. La concepción epifenoménica aparece más claramente en La Contribución a la crítica a la economía política. la epifenoménica y la latente. Formula una concepción de la ideología que aprovecha algunos de los temas implícitos en su historia. Su objetivo es específico: los puntos de vista de los jóvenes hegelianos y el mal uso del concepto. B. En la segunda parte del capitulo que inicia con el titulo “ Repensando la ideología: una concepción crítica”. Así el concepto de ideología de acuerdo con su reformulación llama la atención hacia las maneras en que el significado se moviliza al servicio de los individuos y grupos dominantes es decir. México. Después de señalar la importancia central de los escritos de Marx en la historia del concepto de ideología. Partiendo de esta afirmación Thompson identifica varios contextos teóricos distintivos donde opera el concepto de ideología en el trabajo de Marx. analizar la reformulación que hace Thompson del concepto de ideología y conocer su propuesta. Luego examina algunas formas en que es empleado el concepto en la obra de Marx . Esta es considerada como epifenoménica porque considera a la ideología como dependiente y proveniente de las condiciones económicas y las relaciones de clase de la producción. J. para establecer y sostener 67 . en circunstancias particulares. 45-110.

a la concepción polémica del concepto de ideología en Marx. Explique cada uno de los cinco modos de operación de la ideología. Explique cuáles son los rasgos que caracterizan. en tanto que los otros intentan combatirlas. 7. de acuerdo a Thompson. GUIA DE ESTUDIO 1ª Parte del texto: 1. 6. 3. 4.relaciones sociales estructuradas donde algunos individuos y grupos se benefician más que otros. de acuerdo a Thompson. y que por lo mismo algunos individuos y grupos tienen interés en preservar. 68 . Explique por qué para Thompson estudiar la ideología es estudiar las maneras en las que el significado sirve para establecer y sostener relaciones de dominación. los aportes de Destutt de Tracy y de Napoleón para la conformación del concepto de ideología? 2. Explique las diferencias entre las concepciones neutrales y las concepciones críticas de la ideología. ¿Cuáles son. ¿Cuáles son las características de la concepción epifenoménica en Marx? ¿Por qué denomina Thompson a la tercera concepción del concepto de ideología en Marx como concepción latente? 2ª Parte del texto: 5.

69 . Además de los orígenes y el desarrollo del concepto. Imbuida en un principio de todo el espíritu positivo y de confianza de la Ilustración europea. Aun cuando él es indudablemente la figura más importante en la historia del concepto de ideología. ldeology and Utopia de Mannheim es un texto clave en esta compleja historia. “The Concept of Ideology”. casi nunca fue afortunada la historia de su ciclo vital posterior. Thompson Durante dos siglos el concepto de ideología ha ocupado un lugar central. y Lichtheim. del mismo autor (Nueva York: Random House. como si no bastara con ello. las principales líneas de evolución en una historia que de ninguna manera ha concluido. The Conceptof ldeology (Londres: Hutchinson. pp. se transformó pronto en un arma en una batalla política librada en el terreno del lenguaje. para reconceptuar la ideología en una forma que recorra al sentido que ha acumulado el concepto. introducido originalmente por Destutt de Tracy como etiqueta para una ciencia de las ideas. rechaza cualquier sugerencia de que el análisis de la ideología sea cuestión de mera polémica. en The Concept of ldeology and Other Essays. para la cual se suponía que la ciencia que describía representaba una etapa culminante. Frederick Lilge (Berkeley: University of California Press. 1979). en el desarrollo del pensamiento político y social. sus escritos no ofrecen una perspectiva única y coherente. la “ideología” se transformó rápidamente en una expresión mal aplicada que sostenía el vacío. cuando usamos el concepto de ideología. Plantearé una formulación del concepto que preserva el carácter negativo de éste. George. En la actualidad. 1 Descripciones detalladas acerca de la historia del concepto de ideología se pueden encontrar en Barth. 1976). Truth and ldeology. la indolencia y la sofistería de ciertas ideas. sino también de preparar el camino para un enfoque más constructivo. Jorge. trad. que pese a tratarlo como un concepto crítico. Hans.EL CONCEPTO DE IDEOLOGIA John B. 3-46. empleamos un concepto que conserva las huellas. aunque a veces poco glorioso. en tanto que evita las diversas trampas que pueden percibirse en su pasado. quiero investigar los prospectos para reformularlo en la actualidad. ejemplificada por la obra de Mannheim. En las secciones finales del presente capítulo resistiré la tendencia. adoptado de diferentes maneras por las ciencias sociales emergentes en el siglo XIX e inicios del XX. pero que busca sentar las bases para un enfoque constructivo a la interpretación de la ideología en las sociedades modernas. Luego examinaré algunas de las formas en que se emplea el concepto en la obra de Marx. a generalizar el concepto de ideología. Marx aplica el término de manera esporádica y errática. En la tercera parte del capítulo consideraré el trabajo de Karl Mannheim. Larrain. El término “ideología”. fue llevado en una y otra dirección y todo el tiempo se mantuvo como un término que desempeñaba un papel en las batallas políticas de la vida diaria. con la perspectiva de no sólo poner de relieve los giros de un itinerario intelectual complejo. si bien débiles. y se pueden distinguir varios temas diferentes en relación con su uso. En este capítulo quiero explorar el origen de los perfiles históricos del concepto de ideología. No obstante. El concepto de ideología tuvo un nacimiento difícil y. Mi descripción de la historia del concepto será necesariamente selectiva y dejará de lado muchas cifras y distracciones que merecen ser discutidas en un estudio más completo1. trataré de identificar los principales perfiles. El concepto de ideología. el libro concentró el concepto de ideología en el problema general de la determinación social del pensamiento y de esta manera trató el análisis de la ideología como coextensivo a la sociología del conocimiento. Empezaré por discutir los orígenes del concepto de ideología en la Francia de fines del siglo XVIII. 1967). de los múltiples usos que caracterizan su historia. Formularé una concepción de la ideología que aprovecha algunos de los temas implícitos en la historia del concepto.

Para estos intelectuales. Emmett. la ideología permitiría comprender la naturaleza humana. citado en Kennedy. A 'Philosophe' in the Age of Revolution. 70 . sino sólo las ideas formadas a partir de las sensaciones que tenemos de ellas. la anarquía bárbara del Terror podría contrarrestarse por medio de una combinación de filosofía y educación que se basara en un análisis sistemático de las ideas: ésta era la manera en que el legado de la Ilustración podría ponerse en práctica en una era revolucionaria. la lógica. la de regular la sociedad de tal modo que el hombre encuentre en ella la máxima ayuda y la menor perturbación posible por parte de sus semejantes”4. con su gestación. Por medio de un cuidadoso análisis de las ideas y las sensaciones. el lnstitut incluía una Clase de Moral y Ciencias Políticas. religieuses. etc. (Philadelphia: The American Philosophical Society. Ibid. división para la cual se nombró a De Tracy en 1796. p. y a partir de ello posibilitaría que se reorganizara el orden político y social de acuerdo con las necesidades y aspiraciones de los seres humanos. Además de una Academia de Ciencias y una Clase de Literatura y Bellas Artes. 47. De Tracy y algunos de sus compañeros prisioneros tenían la impresión de que Robespierre estaba tratando de destruir la Ilustración.La ideología y los ideólogos El término “ideología" fue usado por primera vez en 1796 por el filosofo francés Destutt de Tracy para describir su proyecto para una nueva ciencia que se relacionaría con el análisis sistemático de las ideas y las sensaciones. De Tracy sostenía que no podemos conocer las cosas por sí mismas. Inspirado en Condillac. Destutt de Tracy delineó los objetivos de la nueva disciplina de la cual era responsable en una serie de memorias que impartió a la Clase de Moral y Ciencias Políticas en el transcurso de 1796. “ciencia de las ideas”. “la más grande de las artes”. A fines de 1795. y Picavet. al igual que otros intelectuales de noble ascendencia. La ideología situaría a las ciencias morales y políticas sobre una base firme y las libraría de errores y del “prejuicio”: todo ello fe de la Ilustración que De Tracy heredó de Condillac y Bacon. Pese a que De Tracy apoyaba muchas de las reformas asociadas con la Revolución francesa. 3 4 De Tracy. De Tracy salió de prisión poco después de la caída de Robespierre en 1794. véanse Kennedy. Esta última estaba encabezada por una división interesada en el análisis de las sensaciones y las ideas. Holbach y Condillac. combinación y consecuencias. Si pudiésemos analizar tales ideas y sensaciones de una manera sistemática. Les idéologues. constituyó la “primera ciencia”. 1891). por último.Genealógicamente. el cual se ideó como un sustituto de las academias reales que había abolido Robespierre. A' Philosophe ' in the Age of Revolution: Destutt de Tracy and the Origins of 'ldeology’ . “ Mémoire sur la faculté de penser“ . Destutt de Tracy era un noble acaudalado y culto que había estudiado las obras de pensadores de la Ilustración como Voltaire. útil y capaz de una rigurosa exactitud”3. en France depuis 1789 (Paris: Félix Alcan. 1978). 2 Para conocer algunas descripciones sobre la vida y obra de Destutt de Tracy. la moral y. puesto que todo conocimiento científico implicaba la combinación de las ideas. estuvo prisionero durante el Terror jacobino2. philosophiques. la educación. De Tracy y sus socios alcanzaron una posición de poder en la nueva república con la creación del lnstitut National. Mientras que muchos ex nobles e intelectuales murieron o fueron guillotinados durante el Terror. podríamos sentar una base firme para todo el conocimiento científico y extraer inferencias de tipo más práctico. La ideología habría de ser “positiva. Esais sur l'histoire des idées et des théories scientifiques. Francois. El nombre que propuso De Tracy para esta empresa incipiente y ambiciosa fue el de “ideología”: literalmente. Destutt. Fue también la base de la gramática.

Si bien De Tracy contempló la posibilidad de extender la ciencia de las ideas a la esfera social y política, la mayor parte de sus contribuciones se relacionaron con el análisis de las facultades intelectuales, de las formas de la experiencia y de los aspectos de la lógica y de la gramática. Su obra, Eléments d'ldéologie, publicada en cuatro volúmenes entre 1803 y 1815, examinaba las facultades del pensamiento, el sentimiento, la memoria y el juicio, y las características de los hábitos, el movimiento y la voluntad, entre otras cosas. De Tracy se interesó cada vez más por el desarrollo de un naturalismo consistente y riguroso en que los seres humanos se consideran parte de la realidad material, como una especie animal un tanto compleja entre otras. De este modo, desde la perspectiva de De Tracy, “la ideología es parte de la zoología”, y el análisis de las facultades humanas es esencial porque "nuestra comprensión de un animal es incompleta si desconocemos sus facultades intelectuales”5. Los escritos posteriores de De Tracy continuaron el proyecto original de la ideología como ciencia de las ideas, encajando dicho proyecto dentro de un minucioso naturalismo. Empero, por la época en que aparecieron estos escritos, el término “ideología” había adquirido un sentido nuevo y totalmente diferente, sentido que muy pronto eclipsaría los objetivos grandilocuentes de su inventor. Destutt de Tracy y sus socios del lnstitut National estaban muy vinculados con la política del republicanismo. Compartían en general la perspectiva de Condorcet en cuanto a la perfectibilidad de los seres humanos mediante la educación, así como el método de Condillac para analizar las sensaciones y las ideas. Atribuían los excesos de la Revolución al fervor fanático de los jacobinos más que a las instituciones revolucionarias en sí, a las cuales ellos consideraban como pilares del progreso y la Ilustración. Dado este estrecho vínculo con el republicanismo, el destino de las doctrinas de De Tracy y sus socios dependía en cierta medida del destino de la propia Revolución. Al regresar de Egipto en 1799, Napoleón Bonaparte tuvo éxito con su golpe de Estado y así se transformó en Primer Cónsul, cargo que ocupó con plena autoridad durante diez años. Napoleón se inspiró en algunas ideas de De Tracy y sus socios para redactar una nueva constitución y recompensó a algunos miembros del lnstitut con puestos políticos lucrativos. Con todo, al mismo tiempo desconfiaba de ellos, pues la afiliación de éstos al republicanismo representaba una amenaza potencial para sus ambiciones autocráticas. Así, Napoleón ridiculizó las pretensiones de la “ideología”: era, en su opinión, una doctrina especulativa abstracta que estaba divorciada de las realidades del poder político. En enero de 1800, un artículo aparecido en el Messager des relations extérieures denunció al grupo, el cual es “designado con el nombre de facción metafísica o ‘idéologues’”, y el cual, tras haber manejado mal la Revolución, estaba conspirando en contra del nuevo régimen6. Conforme la opinión pública empezó a volverse en contra de la Revolución, Napoleón -quien más tarde sostuvo haber acuñado el término “idéologues”- aprovechó el cambio a fin de desarmar a los representantes del republicanismo. La oposición de Napoleón hacia los idéologues se intensificó durante la siguiente década y alcanzó un clímax cuando empezó a derrumbarse el imperio que él buscaba establecer. Los idéologues se transformaron en chivos expiatorios de los fracasos del régimen napoleónico. Al regresar a París en diciembre de 1812 tras la desastrosa campaña rusa, Napoleón acusó a los idéologues de socavar al Estado y al gobierno de la ley. Al pronunciar ante el

5 6

De Tracy, Destutt, Élemens d'ldéologie, vol. 1 (Paris: Courcier, 1803, repr. Librarie Philosophique J Vrin,1970), p. xiii. Citado en Kennedy, A' Philosophe ' in the Age of Revolution, p. 81.

71

Consejo de Estado un discurso que más tarde se publicó en el Moniteur, condenó la ideología y la caracterizó como el reverso mismo de un arte astuto de gobernar: De los males que ha sufrido nuestra bella Francia debemos culpar a la ideología, esa metafísica oscura que sutilmente busca las causas primeras en las cuales basar la legislación de los pueblos, en vez de hacer uso de las leyes conocidas por el corazón humano y de las lecciones de la historia. Estos errores deben conducir inevitablemente, y de hecho condujeron, al mandato de hombres sedientos de sangre... Cuando se convoca a alguien a revitalizar un Estado, tal persona debe seguir exactamente los principios opuestos7. A medida que la posición de Napoleón se debilitaba tanto en su país como en el extranjero, sus ataques hacia la ideología se volvieron más arrolladores y vehementes. Casi todos los tipos de pensamiento religioso y filosófico fueron condenados por considerárseles ideología. El término mismo se había transformado en un arma en manos de un emperador que luchaba con desesperación por silenciar a sus opositores y por sostener un régimen que se derrumbaba. Con la abdicación de Napoleón en abril de 1814 y la restauración de la dinastía borbona, Destutt de Tracy fue restituido en un cargo de influencia política, pero para entonces su programa original de ideología se había disipado y se había visto manchado por los conflictos del periodo napoleónico. Concebida en su origen como la ciencia superior, la ideología -la ciencia de las ideas, la cual, al proporcionar una descripción sistemática de la génesis, la combinación y la comunicación de las ideas, sentaría las bases para el conocimiento científico en general y facilitaría la regulación natural de la sociedad en particular- se había transformado en una orientación más entre otras y sus demandas filosóficas habían hecho concesiones al relacionarse con el republicanismo. Además, a medida que el término "ideología” se introducía en la arena política y era lanzado de vuelta a los filósofos por un emperador asediado, comenzó a cambiar el sentido y la referencia del término. Cesó de referirse sólo a la ciencia de las ideas y empezó a aludir también a las ideas mismas, es decir, a un cuerpo de ideas que se sostiene son erróneas y que están divorciadas de las realidades prácticas de la vida política. También cambió el sentido del término, pues ya no podía reclamar de manera inequívoca para sí el espíritu positivo de la Ilustración. La ideología como ciencia positiva y superior, digna del más alto respeto, poco a poco cedió el paso a una ideología como ideas abstractas e ilusorias, sólo digna de burlas y desdén. Una de las oposiciones básicas que han caracterizado la historia del concepto de ideología aquélla entre un sentido positivo o neutral, por una parte, y un sentido negativo o crítico, por otra- ya había aparecido en la primera década de su vida, aunque la forma y el contenido de dicha oposición habría de cambiar considerablemente en las décadas siguientes. La desaparición del proyecto original de ideología de Destutt de Tracy difícilmente causa sorpresa hoy día. La ambiciosa generalidad del proyecto, como la de otros que lo precedieron y sucedieron, estaba limitada a dar paso al desarrollo de disciplinas especializadas que proseguirían campos particulares de investigación a fondo, sin ser obstaculizadas por las exigencias de una supuesta ciencia fundamental. Lo que resulta interesante del proyecto original de De Tracy no es tanto la naturaleza y el contenido del proyecto mismo (de hecho, sus escritos, olvidados ya en gran medida, estarían totalmente abandonados hoy de no haberse vinculado con el concepto de ideología), sino el hecho de que este proyecto pone de relieve las condiciones en las que emergió y comenzó su intrincada historia el concepto de ideología. El concepto surgió como parte del intento por desarrollar los ideales de la Ilustración en el

7

Napoleón I, ..Réponse a l 'adresse du Conseil d'État.., citado en Kennedy, A Philosophe in the Age of Revolution, p. 215.

72

contexto de los levantamientos políticos y sociales que marcaron el nacimiento de las sociedades modernas. Por más lejos que haya viajado el concepto de ideología desde los días del lnstitut National, por más variadas que hayan llegado a ser sus aplicaciones, sigue estando atado a los ideales de la Ilustración, en particular a los ideales de la comprensión racional del mundo (incluido el mundo sociohistórico) y de la autodeterminación racional de los seres humanos. Las formas en que se expresa este vínculo varían considerablemente de una figura a otra. Si para De Tracy el vínculo era directo y explícito (la ideología era la ciencia superior que facilitaría el progreso en los asuntos humanos), para Napoleón era implícito y de oposición (la ideología era la filosofía pretenciosa que incitaba a la rebelión al tratar de determinar los principios políticos y pedagógicos con base en el solo razonamiento abstracto). La contribución única de Marx consiste en el hecho de que adoptó el sentido negativo y de oposición transmitido por el uso que Napoleón dio al término, pero transformó el concepto al incorporarlo a un marco teórico y a un programa político que estaba profundamente en deuda con el espíritu de la Ilustración. Las concepciones de ideología en Marx Los escritos de Marx ocupan un lugar central en la historia del concepto de ideología. Con Marx, el concepto adquirió una nueva posición como herramienta crítica y como componente integral de un nuevo sistema teórico. No obstante, pese a la importancia de los trabajos de Marx en este sentido, las formas precisas en que empleó el concepto de ideología, y las formas en que abordó los muchos asuntos e hipótesis en torno a su uso, no son de ninguna manera claras. En realidad, la ambigüedad misma del concepto de ideología en el trabajo de Marx es parcialmente responsable por los continuos debates en relación con el legado de sus escritos. En esta sección no intentaré examinar todos los distintos matices de significado que pueden transmitir los diversos usos que hace Marx del término "ideología”, ni buscaré el origen de las formas en que emplean el término sus colegas y seguidores, tales como Engels, Lenin, Lukács y Gramsci8. En lugar de ello, intentaré identificar varios contextos teóricos distintivos en los que opera el concepto de ideología en el trabajo de Marx. Al hacerlo, trataré de deducir varias concepciones distintivas de la ideología en Marx, concepciones que, por supuesto, se traslapan entre sí, pero que pese a ello se relacionan con diferentes cuestiones y diferentes movimientos de pensamiento. El trabajo de Marx no nos ofrece tanto una sola visión coherente del mundo sociohistórico y de su constitución dinámica y desarrollo, sino más bien una multiplicidad de puntos de vista que son coherentes en algunos aspectos e incompatibles en otros, que convergen en algunos puntos y divergen en otros, perspectivas que a veces expresan explícitamente Marx, pero que otras quedan implícitas en sus argumentos y análisis. Trataré de demostrar que estos diferentes puntos de vista crean espacios teóricos distintivos, por así decirlo, en los cuales coexisten diversas concepciones de la ideología que el mismo Marx no formula con claridad, ni concilia de manera convincente. La ideología y los jóvenes hegelianos: la concepción polémica Marx estaba familiarizado con el trabajo de los idéologues franceses y con el ataque que Napoleón emprendió contra ellos. Durante su exilio de 1844-45 en París leyó y resumió parte del trabajo de Destutt de Tracy. Fue inmediatamente después de este periodo que Marx y Engels escribieron The German Ideology, un largo texto en el cual critican los
8

Es abundante la literatura sobre el tema del concepto de ideología en Marx y el marxismo. Para conocer una selección véanse Larrain, Jorge, Marxism and Ideology (Londres: Macmillan, 1983); Parekh, Bhikhu, Marx' s Theory of Ideology (Londres: Croom Helm, 1982); McCamey, Joe, The Real World of Ideology (Brighton: Harvester, 1980); Seliger, Martin, The Marxist Conception of Ideology: A Critical Essay (Cambridge: Cambridge University Press, 1977); y Centre for Contemporary Cultural Studies, On Ideology (Londres: Hutchinson, 1977).

73

37.y la "ideología " se usa como una expresión mal aplicada. como las verdaderas cadenas de los hombres (de la misma manera en que los viejos hegelianos declaraban que éstos eran los verdaderos lazos de la sociedad humana)"10. Tales suposiciones conforman lo que se puede describir como las condiciones de posibilidad de la concepción polémica de la ideología. que atrae a la soñadora y confundida nación germana"9. las ideas. J. Su objetivo es específico -los puntos de vista de los jóvenes hegelianos. Los puntos de vista de los jóvenes hegelianos son "ideológicos" en el sentido de que sobrestiman el valor y el papel de las ideas en la historia y en la vida social. Al caracterizar los puntos de vista de estos pensadores como La ideología alemana. "consideran las concepciones. The German Ideology. Bauer y Stirner. Examinemos cada una de estas 9 Marx. Marx y Engels seguían el uso que Napoleón dio al término "ideología” y establecían una comparación entre el trabajo de los idéologues y el de los jóvenes hegelianos: el trabajo de éstos era equivalente. los jóvenes hegelianos laboraron bajo la ilusión de que la verdadera batalla que habría que librar era una batalla de ideas.. Ibid. Al igual que los idéologues. otorgando al término de “ideología” una connotación negativa. Marx y Engels ridiculizaron los puntos de vista de sus compatriotas. de hecho todos los productos de la conciencia. 10 74 . p. Por tanto. Pero la forma en que Marx y Engels desarrollan su concepción. al adoptar una actitud crítica hacia las ideas recibidas. Al calificar las opiniones de éstos como La ideología alemana. Arthur (Londres: Lawrence & Wishart. C. a la que atribuyen una existencia independiente. parte. de que. y en la medida en que refleja la convicción de que tales ideas y preocupaciones son ilusorias o engañosas. 1970). los pensamientos. y no logran dar a su crítica una fuerza efectiva y práctica. p: 41. ed. Esta concepción polémica está en deuda con el ataque de Napoleón contra las pretensiones de los idéologues. Y así como Napoleón había vertido sus burlas sobre estas doctrinas. Son incapaces de ver la relación entre sus ideas y las condiciones sociohistóricas de Alemania. la ideología es una doctrina y actividad teórica que erróneamente considera las ideas como autónomas y eficaces. Los jóvenes hegelianos se consideraban radicales pero de hecho eran bastante conservadores. Marx y Engels trataron de desacreditarlos asociándolos con doctrinas que habían sido fervientemente criticadas en Francia varias décadas atrás. ya mucho más allá de los objetivos y las deliberaciones de Napoleón. y como resultado dejan igual el mundo real. podría cambiarse la realidad misma. La originalidad de la concepción polémica de la ideología reside en la concepción misma como en el hecho de que se vincula con una serie de suposiciones relativas a la determinación social de la conciencia. los jóvenes hegelianos oponen ideas a las ideas. La crítica de Marx y Engels hacia el “pensamiento crítico" de los jóvenes hegelianos era un intento por desarticular el enfoque de sus antiguos colegas. 1a. combaten las frases con frases. y que no consigue comprender las condiciones y características reales de la vida sociohistórica. la división del trabajo y el estudio científico del mundo sociohistórico. meras ovejas que se creían lobos. De este modo.puntos de vista de "jóvenes hegelianos” como Feuerbach. en las condiciones sociales y políticas relativamente atrasadas de la Alemania de comienzos del siglo XIX. Su objetivo era “desprestigiar y desacreditar la lucha filosófica con las sombras de la realidad. en la medida en que comparte el desprecio de Napoleón hacia la preocupación por las ideas divorciadas de la política práctica. Podemos caracterizar este uso del término "ideología" como la “concepción polémica": en esta descripción. y los usos que le dan. en The German Ideology Marx y Engels emplean el término “ideología" de una manera polémica. Karl y Frederick Engels. a las doctrinas de De Tracy y sus colegas.

Si damos por sentada la determinación social de la conciencia. analogía que ha atrapado a más de un comentarista. Wolfgang Fritz et al. Véanse. Marx y Engels se interesan sobre todo por yuxtaponer su enfoque a lo que consideran la práctica filosófica idealista de Hegel. Okonomie. su ámbito inmediato y sus interacciones limitadas con otros seres humanos. Sarah. de la misma manera en que "la inversión de los objetos en la retina surge de sus procesos físicos de vida". sus seguidores y críticos: "En contraste directo con la filosofía germana que desciende del cielo a la tierra. Sin embargo. producir ideas deberían considerarse no como procesos autónomos y menos aún como procesos que prescriben el curso de la historia. no estar condicionadas por los procesos vitales materiales y tener una 11 12 13 Ibid. Marx y Engels plantean un estado primitivo de la sociedad humana en que los individuos estaban conscientes de muy poco aparte de sus propias necesidades. Die Camera obscura der ldeologie: Philosophie. políticas y sociales relativamente atrasadas de Alemania. Además.. En esta etapa. el hecho de que sea ideológica. La concepción polémica de la ideología se vincula también con una suposición relativa a la división del trabajo. sino más bien como procesos que se entretejen con. de manera más general. de que tome las ideas por causas más que por efectos. concebir y. y se entretejía de manera inextricable con las condiciones materiales de la vida. Pero también intentan afirmar que dicha práctica filosófica idealista -el hecho de que sea idealista. en un principio como una división del trabajo en el acto sexual y después como una división que se desarrolló de manera espontánea o “natural” en virtud de distintas necesidades y capacidades. Camera obscura: de l’idéologie (Paris: Galilée. Aunque el fragmento anterior resulta más memorable por la analogía crítica con una camera obscura.p. y Haug. Ibid.tratan de afirmar que esto es en sí producto de condiciones materiales particulares. que por consiguiente tome en un sentido erróneo su propio carácter así como el carácter del mundo sociohistórico que busca captar. poco a poco se desarrolló una división del trabajo. Con el tiempo apareció una división entre el trabajo material y mental. Esto es lo que Marx y Engels proponen en un pasaje citado con frecuencia: "Si en toda la ideología los hombres y sus circunstancias aparecen vistos al revés como en una camera obscura. Kofman. es en sí el resultado de condiciones y procesos sociohistóricos particulares.. Suposición 1b: el desarrollo de doctrinas teóricas y actividades que consideran las ideas como autónomas y eficaces se hace posible gracias a la división surgida a lo largo de la historia entre el trabajo material y mental. Al formular esta hipótesis. y ésta permitió a los individuos dedicados al trabajo mental producir ideas que parecían poseer una existencia propia. Pensar. y que quedan esencialmente determinados por la actividad mundana de los seres humanos que de manera colectiva producen sus medios de subsistencia. la conciencia era tan sólo la “conciencia del rebaño”. el fenómeno surge tanto de sus procesos históricos de vida como la inversión de los objetos en la retina surge de sus procesos físicos de vida"12. el punto puede generalizarse. podemos ver que la ideología de los jóvenes hegelianos es una expresión de las condiciones económicas.47. Suposición 1a: las formas de la conciencia de los seres humanos están determinadas por las condiciones materiales de sus vidas. Wissenschaft (Berlín: Argument. por ejemplo. 1973).1984). y por tanto de considerar a los individuos reales en sus circunstancias reales como productos de las ideas más que como productores de ellas. tales como la fuerza física.13 el punto principal es la afirmación de que la práctica de considerar la conciencia y las ideas como autónomas y eficaces. 75 . en una palabra.suposiciones. aquí ascendemos de la tierra al cielo"11.

48 Ibid. “puras". The German ldeology. Este papel más general se manifiesta ya en The German Ideology.14 La formación de teoría. y tiene que ocupar su lugar el conocimiento real"15. al haberse demostrado que dependen de circunstancias de las que no tienen conciencia y al haberse socavado. es al mismo tiempo su fuerza intelectual dominante"16. 51-2. en tanto que denunciaba como traidor a su progenitor. por tanto. no son otra cosa que un espejo de las condiciones reales e infortunadas de Alemania. su fe en los ideales de la Ilustración. esto es. ética y "toda esa basura” como Marx y Engels lo expresaron de manera provocativa. Este pasaje presagia el desarrollo de una nueva concepción de la ideología. comparten la creencia de De Tracy en los méritos de la ciencia positiva. su reclamo de autonomía. Se pueden explicar por medio de dicha ciencia en el sentido de que se puede mostrar que son el producto de circunstancias históricas y sociales particulares. pasó a ser parte de un enfoque teórico que reclamaba el título al trono de la ciencia. pese a las muchas diferencias que los separan de él.historia y un poder propios. Deberían ser reemplazadas por semejante ciencia en el sentido de que. de hecho. la clase que constituye la fuerza material dominante de la sociedad. la conciencia se puede sentir realmente halagada de ya no ser nada más la conciencia de la práctica existente. teología. como se puede mostrar que los puntos de vista de los jóvenes hegelianos. estas doctrinas teóricas y actividades pierden credibilidad y ceden el paso a una disciplina sucesora: la ciencia positiva del mundo sociohistórico. filosofía. teología. 64 76 . filosofía. señalan en algún momento. A partir de este momento. La tercera suposición vinculada con la concepción polémica trata del proyecto de un estudio científico del mundo socio histórico. la cual aparece con mayor claridad en el prefacio que Marx preparó en 1859 para A Contribution to the Critique of Political Economy y en otras partes. por ejemplo. y deberían ser reemplazadas por éste. Podemos 14 15 16 Marx y Engels. la conciencia está en posición de emanciparse del mundo y de proceder a la formación de teoría. etc. del proceso práctico del desarrollo de los hombres. "Donde termina la especulación -en la vida real. Aunque Marx y Engels consideran el proyecto original de De Tracy como el epítome de la ideología en el sentido de una doctrina teórica abstracta e ilusoria. Suposición 1c: las doctrinas y actividades teóricas que constituyen la ideología se pueden explicar mediante el estudio científico de la sociedad y la historia. Ideología y conciencia de clase: la concepción epifenoménica Aunque en un principio Marx y Engels emplearon el concepto de ideología en el contexto de su ataque contra los jóvenes hegelianos. Así cesa la charla vana acerca de la conciencia. no lo son. ética. de representar realmente algo sin tener que representar algo real. La división entre trabajo material y mental también impidió que estos individuos se dieran cuenta de que estaban trabajando bajo la ilusión de una autonomía. de manera más general. p. y. posteriormente adquirió un papel más general en la caracterización que hicieron de la estructura social y el cambio histórico. señala el surgimiento de la ideología en el sentido de las doctrinas y actividades teóricas que se suponen a sí mismas autónomas cuando. conforme Marx y Engels empiezan a vincular la producción y la difusión de las ideas con la relación entre las clases. la “ciencia de las ideas". "son en cada época las ideas dominantes. La suposición anterior indica la proximidad que guardan Marx y Engels con el proyecto original de Destutt de Tracy. de un carácter puro. “Las ideas de la clase dominante". pp.allí principia la ciencia positiva y real: la representación de la actividad práctica. p. de aquí en adelante. Una de las ironías de esta compleja historia conceptual es que lo que empezó como una ciencia supuestamente superior. Ibid..

Tras observar que un periodo de revolución social estalla cuando las fuerzas siempre expansivas de la producción entran en conflicto con las relaciones de producción existentes. Una vez más. Según la concepción epifenoménica. preocupaciones y deliberaciones anhelantes de los grupos sociales dominantes conforme luchan por asegurar y mantener su posición de dominio. podemos distinguir entre (i) las condiciones económicas de producción. Marx elabora lo siguiente: Al considerar tales transformaciones se debería hacer siempre una distinción entre la transformación material de las condiciones económicas de producción. Lo que se puede afirmar de manera incontrovertible es que Marx supone que las condiciones económicas de producción desempeñan un papel primordial en la determinación del proceso de cambio sociohistórico y que por consiguiente se deberían considerar como un medio esencial para explicar determinadas transformaciones sociohistóricas. Karl y Frederick Engels. La primera suposición conduce directamente a una segunda. falsean tales relaciones de modo que coincidan con los intereses de la clase dominante. p. puesto que su contenido se conoce de sobra. Marx no explica en detalle y sin caer en ambigüedades el contenido preciso de estas categorías (si (iii) se puede diferenciar siempre con claridad de (ii) es un punto discutible. y la naturaleza de las relaciones que se dan entre estos diferentes aspectos o niveles de la sociedad ha sido motivo de no pocos debates. "[no 17 Marx. en el prefacio de 1859. la noción de ideología adquiere un papel sistemático en el marco teórico de Marx. 1968). me concentraré en tres suposiciones clave.17 De éste y de otros pasajes del prefacio y de otras partes podemos extraer algunas de las suposiciones que sustentan la concepción epifenoménica. su propia conciencia. pero que representa de manera ilusoria las relaciones de clase. políticas. estéticas o filosóficas -en resumen. Suposición 2b: las formas ideológicas de la conciencia no se deben tomar por su valor nominal. representan las ambiciones. por el contrario. por ejemplo). la ideología representa las relaciones de clase de una manera ilusoria en la medida en que estas ideas no retratan con exactitud la naturaleza y las posiciones relativas de las clases implicadas. No hay necesidad de examinar aquí el prefacio en detalle. (ii) la superestructura legal y política. ideológicas. antes bien. Selected Works in One Volume (Londres: Lawrence & Wishart.en las que los hombres toman conciencia de este conflicto y luchan contra él”. “Así como nuestra opinión de un individuo no se basa en lo que piensa él de sí mismo". y (iii) las formas ideológicas de la conciencia. en cualquier periodo histórico particular. explica Marx. aunque un tanto simplista. ‘Preface to A Contribution to the Critique of Political Economy’’ en Marx. la cual se puede determinar con la precisión de la ciencia natural. dicha conciencia se debe explicar más bien a partir de las contradicciones de la vida material. La ideología expresa los intereses de la clase dominante en el sentido de que las ideas que la conforman son ideas que. Pero obtendremos una perspectiva más clara de la concepción epifenoménica de la ideología si sometemos a consideración un corto pasaje del texto. sino explicarse en relación con las condiciones económicas de producción. la ideología es un sistema de ideas que expresa los intereses de la clase dominante. Con la formulación de la concepción epifenoménica. religiosas. 182. Sin embargo. Suposición 1a: en una sociedad dada. y las formas legales. [no podemos] juzgar tal periodo de transformación por.describir esta nueva concepción como la "concepción epifenoménica". ya que considera la ideología como dependiente y proveniente de las condiciones económicas y las relaciones de clase de la producción. Semejante marco teórico viene delineado de manera muy sucinta. Karl. 77 .

como ideológicas.19 Por tanto. Todo lo sólido se desvanece en el aire. errónea o que carece de justificación racional. sus condiciones reales de vida. son arrasadas. y el hombre se ve por fin obligado a enfrentar con los sentidos atentos. Manifesto of the Communist Party.podemos] juzgar semejante periodo de transformación por su propia conciencia"18. Suposición 2c: el desarrollo del capitalismo moderno crea las condiciones para comprender con claridad las relaciones sociales y eliminar los antagonismos de clase de los que depende la ideología.podemos desenmascarar también tales formas de conciencia. Marx y Engels describen con claridad esta transformación radical asociada con la era moderna: La época burguesa se distingue de todas las anteriores por una alteración constante de la producción. se hacen aparentes las relaciones humanas para los individuos que intervienen en la producción. implica no sólo que se pueda explicar en relación con las condiciones socioeconómicas. por ejemplo. por primera vez en la historia humana. una investigación que se presenta a sí misma como ciencia. Desenmascarar una forma de conciencia significa mostrar que es ilusoria. sus verdaderas condiciones de vida y las relaciones con sus semejantes. las relaciones entre las clases se entretejían siempre con lazos religiosos y sentimentales. y las de reciente formación se vuelven anticuadas antes de que se puedan osificar. la profunda revuelta asociada con su incesante expansión. implica que se puede explicar y por tanto desenmascarar como una expresión de los intereses de clase dominantes. interesada en explorar las condiciones económicas de la vida social y en explicar las formas de conciencia a partir de ella. según esta concepción. Karl y Frederick Engels. y nuestro conocimiento de dicho desarrollo nos permitirá explicar entonces las formas ideológicas de conciencia características del periodo en cuestión. "el cual se puede determinar con la precisión de la ciencia natural". una modificación continua de todas las condiciones sociales. Se puede constituir a sí misma en la clase 18 19 Ibid. al explicar de esta manera las formas ideológicas de la conciencia -al mostrar. Así mismo. En consecuencia. Todas las relaciones establecidas y congeladas. En el Manifesto of the Communist Party. sino además que falsea tales condiciones o que no tiene otra justificación más que el hecho demostrable de modo empírico de que expresa los intereses particulares de grupos cuyas posiciones quedan determinadas por estas condiciones. 78 . en Selected Works in One Volume. que las declaraciones relativas a la inviolabilidad y universalidad de la propiedad privada son expresiones de los intereses particulares de una clase cuyo dominio y cuyos medios de subsistencia dependen de la posesión de dicha propiedad. con su secuela de prejuicios y puntos de vista vetustos y venerables. honor y dignidad ocultaban los procesos de explotación. 38. una incertidumbre y una agitación permanentes. es el propio movimiento del modo capitalista moderno de producción. la clase subordinada puede comprender de manera más general su posición como clase y su posición dentro del proceso histórico. La concepción epifenoménica de la ideología se vincula con una tercera suposición relativa al carácter progresivo de la era moderna. Marx. La propia caracterización de una forma de conciencia como ideológica. No obstante. lo que da transparencia a las relaciones sociales de los individuos y les obliga a enfrentar. todo lo Sagrado se profana. p. En anteriores formas de sociedad. Para comprender el cambio sociohistórico debemos comenzar por examinar el desarrolló de las condiciones económicas de producción. "con los sentidos atentos”. las teorías y los conceptos de los filósofos y otros. se puede poner al servicio de una crítica que desenmascare las formas de conciencia -y de manera más específica. de modo que los sentimientos de deber. Por primera vez en la historia. con el advenimiento del capitalismo se destruyen tales valores tradicionales y.

Es también una perspectiva que sugiere que. véase en especial ‘Marx: From one Vision of History to Another’. Totalitarianism.revolucionaria. pueden añorar algo pasado o acariciar imágenes e ideas que no representan sus intereses como clase. abandonará su clase y unirá fuerzas con el proletariado. Primero. Véase también Assoun. 1978). y la concepción de ideología vinculada con ella. Paul-Laurent. sino de eliminar las clases como tales. quedo en deuda con la obra de Claude Lefort. 139-80. movimiento en el que el proletariado surgirá inevitablemente como el precursor de una nueva era. concepción que puede plantearse de la siguiente manera: la ideología es un sistema de representaciones que sirve para mantener las relaciones existentes de dominación de clase al orientar a los individuos hacia el pasado más que hacia el futuro. a medida que se acerque la hora de la victoria. Es una perspectiva que habla de una historia de derrota y desilusión. de múltiples cismas más que de una gran oposición única. en The Political Forms of Modern Society: Bureaucracy. Marx et la répétition historique (Paris: Presses Universitaires de France. De hecho. el proletariado es una clase que sostiene en sus manos el interés universal de la humanidad. la reducción gradual de todos los conflictos sociales a una oposición entre la burguesía y el proletariado y la ilustración progresiva del proletariado mismo: tal perspectiva es contrarrestada por otra que describe al presente como una escena más de complejidad que de simplicidad. de "ilusiones" e "ideas fijas". en él nivel de la teoría. fenómenos que él retrató de manera perceptiva y desconcertante en sus análisis concretos. por dos razones. más bien 20 Al esbozar la presente visión alterativa de la historia. es capaz no sólo de transformarse en una nueva clase dominante. De modo que nos podemos referir a ésta como una concepción de ideología en Marx sólo a condición de reconocer que estamos ampliando el término "ideología" para aludir a una serie de fenómenos que Marx describió sin nombrar. al cual llegará a reconocer como el campeón de toda la humanidad. podrá sufrir retrocesos temporales. ni siquiera las nociones ideológicas de los apologistas burgueses. He aquí los elementos de una concepción diferente de ideología. estos individuos pueden continuar mirando hacia otra parte. Democracy. quienes desempeñan sus papeles históricos con base en guiones preasignados en vez de en el conocimiento derivado de la experiencia y la investigación científica20. Marx no aplica el término ideología en los contextos donde surge esta concepción latente. La desaparición de la ideología burguesa está garantizada por el movimiento de la historia misma. Describiré lo anterior como una "concepción latente de ideología ". ni en la descripción de la era moderna presentada en el Manifesto. en cambio. La segunda razón por la que describiré esta concepción de ideología como "latente" es porque se refiere a una serie de fenómenos que no encajan con nitidez en el marco teórico descrito por Marx en el prefacio de 1859. 1986). en una época en que se supone que las relaciones sociales resultan cada vez más aparentes a los individuos que intervienen en la producción. un puñado de "ideólogos burgueses”. hay partes de la obra de Marx en que el movimiento de la historia parece ser un poco menos directo. pero a la larga nada. en la clase que. no incluyó bajo una etiqueta conceptual distinta. La ideología y el espíritu del pasado: una concepción latente Con todo. se interpondrá en su camino. Habla. equipada con el conocimiento y la experiencia. de "espíritus" y "fantasmas" que se ocultan entre la gente y tientan sus supersticiones y prejuicios. ed. o hacia imágenes o ideales que ocultan las relaciones de clase y se apartan de la búsqueda colectiva del cambio social. El carácter progresista y dinámico de la era moderna asegurará la victoria final del proletariado. pero que. pp. John B. La perspectiva de una creciente simplificación de los antagonismos sociales. 79 . Thompsom (Cambridge: Polity Press. de individuos cautivados por imágenes y expresiones del pasado. Los fenómenos a los que alude la concepción latente de la ideología no son nada más epifenómenos de las condiciones económicas y de las relaciones de clase.

Fue este desarrollo el que sentó las bases para el surgimiento de una industria en gran escala y de un proletariado industrial. p. Consideremos un momento la descripción que hace Marx de los sucesos que condujeron al golpe de Estado de Luis Napoleón Bonaparte en 1851. retroceden ante los riesgos y las incertidumbres de la empresa e invocan representaciones que les aseguren su continuidad con el pasado. 97. Así. en Selected Works in One Volume. proceso que Marx percibió con agudeza. 96 Ibid. lo más sorprendente de su descripción es que retrata los sucesos de 1847-1851. Así mismo. con el chapucero y gris Luis Bonaparte oculto tras la máscara fúnebre de Napoleón. 80 . que la impulsan o limitan. según los presenta en The Eighteenth Brumaire of Louis Bonaparte. se modifican y transforman.. inventan un pasado que restituya la calma. que imaginó que por medio de una revolución había ganado una fuerza de movimiento acelerado. y de hecho reaparecen como una potente fuerza reaccionaria en la víspera de la revolución misma.son construcciones simbólicas que poseen cierto grado de autonomía y eficacia. se mantienen vivos. y justo cuando parecen estar empeñados en revolucionarse y en revolucionar las cosas. p. The Eighteenth Brumaire inicia con este célebre pasaje: La tradición de todas las generaciones muertas pesa como una pesadilla en el cerebro de los vivos. gritos de batalla y atuendos a fin de representar la nueva escena de la historia mundial armados con este disfraz consagrado por el tiempo y con este lenguaje prestado. sino como hechos atrapados en imágenes del pasado. los fenómenos a los que alude la concepción latente de la ideología dan testimonio de la persistencia de. Karl. a emprender tareas sin precedente. en crear algo que nunca antes haya existido. no como el resultado inevitable de procesos que se generaron en un plano económico. el que profundizó la división entre los legitimistas y los orleanistas y el que produjo la crisis económica de 1847 que precipitó los levantamientos políticos de 1848. En el momento preciso en que se ve amenazada la continuidad. “Un pueblo entero. de tal manera que no podemos pensar estas construcciones simbólicas como sólo determinadas o totalmente explicadas por las condiciones económicas de producción. Constituyen símbolos y consignas. seducidos por tradiciones que persisten pese a la transformación continua de las condiciones materiales de la vida.21 En el momento mismo en que los seres humanos se dedican a crear su propia historia. Pero la descripción de Marx no se expresa de ninguna manera nada más en estos términos. de esa "secuela de prejuicios y puntos de vista vetustos y venerables" que yace en el corazón mismo de la sociedad burguesa moderna. Marx ciertamente retrata tales sucesos como condicionados por el desarrollo de fuerzas y relaciones de producción durante la monarquía burguesa de Luis Felipe. El fantasma de una vieja revolución fue lo que apareció en Francia de 1848-1851. costumbres y tradiciones que mueven o contienen a la gente. precisamente en tales periodos de crisis revolucionaria conjuran con ansiedad los espíritus del pasado para ponerlos a su servicio y toman prestados sus nombres. Por el contrario. los símbolos y valores tradicionales. La concepción latente de la ideología llama la atención al hecho de que se pueden mantener las relaciones sociales y frenar el cambio social mediante la prevalencia o la difusión de las construcciones simbólicas. Dichos símbolos y valores tradicionales no son arrasados de una vez por todas por la alteración constante de la producción. se encuentra de pronto que ha retrocedido a una época extinta"22. pero cuyas implicaciones tal vez se negó a formular de modo completo. Aunque la sociedad francesa estaba en convulsión por una crisis económica y en el 21 22 Marx. Dirige la atención hacia lo que podríamos describir como un proceso de conservación social dentro de una sociedad que experimenta un cambio social sin precedentes. The Eighteenth Brumaire of Louis Bonaparte.

Karl. 25 Ibid. pero el golpe de Estado había demostrado que. ¿y por qué habría de ser elevado Luis Bonaparte. La clave para comprender por qué los sucesos de 1848-51 culminaron en un golpe de Estado y no en un levantamiento revolucionario reside en el hecho de que los campesinos. entre otras cosas. al escribir durante la secuela del golpe de Estado y con el beneficio de la retrospección. y se lo otorgaron por estar fascinados con la leyenda de Napoleón. pueden llevar a la gente de vuelta hacia el pasado. no al demostrar que las clases clave actuaron de acuerdo con sus intereses aparentes (los cuales habrían conducido a un resultado muy diferente). Y apareció un individuo que se proclama como el hombre por llamarse Napoleón… Después de un vagabundeo de veinte años y de una serie de aventuras grotescas la leyenda se cumple y el hombre se convierte en Emperador de los franceses. p. Marx escribió los primeros capítulos de esta obra en invierno de 1849-50 y se publicaron primero en Neue Rheinische Zeitung en enero. llevándolo a conformar un frente común con su aliado natural: el proletariado. embelesados con una figura que se presentaba como salvador al portar el atuendo de su antiguo héroe. 168. como la reintroducción del impuesto al vino. pp. fue jalada hacia atrás por el peso de una tradición de la cuál no se pudo desprender a última hora. ese burócrata chapucero. sino que requerían un representante que compensara la fragmentación de sus condiciones de vida al aparecer encima de ellos como su señor. es decir.umbral de una nueva revolución. estaba "recorriendo todavía el purgatorio"24. haya considerado aún la posibilidad de un inminente resurgimiento en Francia de la actividad revolucionaria bajo el liderazgo del proletariado23. los sucesos de 1848-51 habían dado lugar a un régimen autoritario que parodiaba el pasado? ¿Qué base tenía este régimen que había robado la flama del hogar revolucionario? Marx argumenta que el golpe de Estado de Luis Bonaparte tuvo éxito porque. él representaba a la clase más numerosa de la sociedad francesa: el campesinado minifundista. p. Es significativo que Marx. No obstante. La revolución todavía estaba programada. El golpe de Estado se puede explicar. 1952). los campesinos minifundistas no estaban preparados aún para levantarse en armas con el proletariado en una lucha común. En cambio. 1848 to 1850 (Moscow: Progress Published. impidiéndole que perciba sus intereses colectivos y que actúe a fin de transformar un orden social 23 Véase Marx. a la posición de representante y señor del campesinado? La tradición histórica originó que los campesinos franceses creyeran en el milagro de que un hombre llamado Napoleón…restituiría toda su gloria. The Class Struggles in France.171 81 . en vez de ser inminente. después del coup d'état. Algunas medidas del gobierno. Aun cuando sus intereses de clase coincidían con los del proletariado. 24 Marx. en vez de originar una revolución cabal. quienes conformaban la clase más grande de Francia. Marx y Engels escribieron despés el cuarto capítulo y apareció en el último número de la publicación en otoño de 1850. sino al afirmar que actuaban de acuerdo con una tradición reactivada por las palabras e imágenes de un impostor. dos años más tarde. se moderó el optimismo de Marx. al escribir en 1859 acerca de los sucesos de 1848-9. dieron su apoyo a Luis Bonaparte. ¿Por qué. estaban revolucionando al campesinado y. Marx escribió The Eighteenth Brumaire of Louis Bonaparte como una serie de artículos en-1852. según lo sugirió Marx. La idea fija del Sobrino se realizó pues coincidía con la idea fija de la clase más numerosa del pueblo francés25. en un momento de crisis. 107-22. The Eighteenth Brumaire of Louis Bonaparte. el análisis que hace Marx de los sucesos de 1848-51 atribuye un papel central a las formas simbólicas que conforman una tradición y que. De este modo. No eran capaces todavía de perseguir sus propios intereses por sí mismos. febrero y marzo de 1850.

y no es posible deshacerse de ellas como si fueran cadáveres inertes. Es una concepción que nos urge a examinar las maneras en que las formas simbólicas que circulan en la vida social crean y sostienen las relaciones sociales. el concepto de ideología se neutraliza de varias maneras. aunque en la esfera del discurso social cotidiano. el concepto de ideología adquirió un papel fundamental dentro del marxismo y dentro de las nuevas disciplinas de las ciencias sociales. puesto que desempeñan un papel fundamental y activo en la vida de la gente. Empero. delimitó el espacio teórico para una nueva concepción de la ideología. No hay sugerencia alguna en la obra de Marx de que la ideología era un elemento positivo. Pero antes debemos considerar algunos de los desarrollos posteriores en la historia del concepto. el término "ideología” continúa transmitiendo un sentido negativo e incluso peyorativo. desenmascarar y de acuerdo al menos con una concepción implícita en el trabajo de Marx. "la revolución social del siglo XIX no puede arrastrar su poesía desde el pasado. Tal sentido negativo fue modulado de distintas maneras por las diversas concepciones de ideología implícitas en la obra de Marx. Las doctrinas e ideas que constituyen la ideología pertenecían al ámbito de la abstracción. En los escritos de Marx el concepto de ideología conservó el sentido negativo y de oposición que había adquirido en manos de Napoleón. Una tradición puede sostener y contener a un pueblo. Para Marx. De la ideología a la sociología del conocimiento Después de Marx. Se trata de una concepción que aparta nuestra atención de las ideas abstractas de las doctrinas filosóficas y teóricas para dirigirla hacia las maneras en que se usan y transforman los símbolos en contextos sociales específicos. en la literatura posterior el concepto de ideología tiende a perder su sentido negativo. 26 Ibid. progresista inevitable de la vida social como tal. creencias y prácticas cotidianas.reemplazar en última instancia por el análisis científico de las condiciones materiales de producción y de cambio social. Al poner de relieve las maneras en que las palabras e imágenes pueden reactivar una tradición que sirve para sostener un orden social opresivo y para obstaculizar el camino del cambio social. representación e ilusión. Sin embargo. Las formas simbólicas transmitidas del pasado constituyen las costumbres. p. Tanto dentro del marxismo como dentro de las nuevas disciplinas de las ciencias sociales. puede llevarlo a creer que en el pasado está su futuro y que un señor es su servidor. adueñándose de la gente y orientándola en determinadas direcciones. Más adelante en este capítulo retomaré esta concepción latente de la ideología y trataré de desarrollarla de manera sistemática. implora Marx.opresivo. la ideología es el síntoma de una enfermedad. expresaban los intereses de las clases dominantes y tendían a mantener el statu quo. En cambio. Aunque Marx subestimó la importancia de la dimensión simbólica de la vida social. sino sólo desde el futuro”26.98 82 . trataré de destacar una tendencia central que se hace evidente en toda esta literatura. pero el sentido negativo era común a todas. sí vislumbró sus consecuencias en el contexto de la Francia de mediados del siglo XIX. "Que los muertos entierren a sus muertos”. tendencia que describiré como la neutralización del concepto de ideología. no es tan fácil enterrar a los muertos. En este contexto no puedo intentar examinar los múltiples y variados usos del término que se pueden distinguir en esta literatura tan vasta. no un rasgo normal de una sociedad saludable y menos aún la medicina para una cura social. y así puede mantener un orden social en el que la gran mayoría del pueblo queda sujeta a condiciones de dominación y explotación. eran fenómenos que se podían explicar.

I. no desarrollaría una genuina ideología socialista. de tal manera que la "ideología "se refiere a las ideas que expresan y promueven los intereses respectivos de las principales clases envueltas en el conflicto. Neil. 1983).Jorge. En este contexto no deseo examinar las ramificaciones y depuraciones. no cabe duda de que el proletariado logrará finalmente su misión histórica mundial. serían capaces de tener una perspectiva más amplia de las tendencias de desarrollo y de los objetivos generales. Un uso parecido del término "ideología" es evidente en el trabajo de Lukács. el socialismo es la ideología del proletariado en el sentido de que expresa y promueve sus intereses en el contexto de la lucha de clases. por sí solo. 1979). 27-64. History and Class Consciousness: Studies in Marxist Dialectics. por estar alejados de las exigencias de la lucha cotidiana. Aun cuando no ha sido producido espontáneamente por el proletariado. en todo caso. 1971.70. Lenin 's Political Thought: Theory and Practice in the Democratic and Socialist Revolutions (Londres: Macmillan. 76. A partir de la concepción epifenoménica de Marx y tras adaptarla a las exigencias de la lucha de clases. La neutralización del concepto de ideología dentro del marxismo no fue tanto el resultado de un intento explícito por transformarlo. Así. Si bien Lenin y Lukács enfatizan que la ideología del proletariado no es necesariamente producida por éste en el curso progresivo de los sucesos. demandó la elaboración de una “ideología socialista" que combatiría la influencia de la ideología burguesa y evitaría las trampas de lo que él llamó la "conciencia sindical espontánea”27. La ideología socialista sólo podría ser elaborada por teóricos e intelectuales que. Marxism and Ideology. Al reflexionar a inicios de la década de 1920 sobre las tareas y los problemas que enfrenta el movimiento de la clase trabajadora. seguiría estando atrapado por la ideología burguesa y preocupado por reformas fragmentarias. The Young Lukács and the Origins of Western Marxism (Nueva York: Seabury Press. generalización que formó parte del interés por elaborar estrategias de lucha de clases en circunstancias sociohistóricas particulares. 1971). Un examen semejante nos alejaría del tema central que nos preocupa aquí. El tema central en el que quiero detenerme es la forma en que el uso del término ideología en los escritos de Lenin y Lukács entraña una neutralización implícita del concepto. 2. pp. p. al analizar la polarizada situación política que imperaba en Rusia a fines de siglo. V. Rodney Livingstone (Londres: Merlín Press. brevemente. vacilaciones e inconsistencias de los planteamientos de Lenin y Lukács. Andrew y Paul Breines. Lukács enfatizó la importancia de "la ideología proletaria" en la determinación del destino de la revolución. el destino del concepto de ideología en algunas de las contribuciones al desarrollo del pensamiento marxista después de Marx. 'The Marxism of the Early Lukács: An Evaluation " en New Left Review. trad. para empezar. el desarrollo de la madurez ideológica puede requerir la mediación de un partido que esté separado en lo que a organización se refiere de la clase y que sea capaz de expresar los intereses de ésta en su totalidad. y Jones. 1969). sí subrayan la importancia de elaborar y difundir dicha ideología á fin de superar los obstáculos que enfrenta la revolución. las ambigüedades. sino más bien el producto de una generalización implícita de lo que he llamado la concepción epifenoménica de la ideología. En su opinión. 29 Véanse en especial Larrain. en la literatura existen abundantes comentarios detallados sobre sus puntos de vista29.Podemos rastrear este proceso de neutralización considerando. "el único punto en cuestión es qué tanto más tiene que sufrir antes de alcanzar la madurez ideológica. Puesto que el proletariado está inmerso en el proceso sociohistórico y está sujeto a los vaivenes de la cosificación y de la ideología burguesa. tanto Lenin como Lukács generalizan efectivamente esta concepción. Lenin. cap. 41. 28 27 83 . Lenin estaba interesado en subrayar que el proletariado. antes de adquirir una verdadera comprensión de su situación de clase y una verdadera conciencia de clase"28. Arato. más bien.. Gareth Steadman. Georg. What Is To Be Done ? Burning Questions of Our Movement (New York: International Publishers. Lenin. Harding. p. Lukács.

The Concept of Ideology. Si bien Marx ayudó a poner de relieve algunas de las cuestiones que debe abordar el análisis de la ideología en la actualidad. dicho análisis debe basarse en suposiciones que difieren mucho de las que propuso Marx.El materialismo histórico. p. inseparable de una reflexión acerca de las relaciones de dominación que envuelven a los individuos. 1986). Al desarrollar este argumento mi interés principal es documentar una transformación implícita del concepto de ideología. P . En los escritos de Lukács hay elementos -en particular su noción de cosificación. A. véase Simmonds. Para conocer un análisis general acerca de la obra de Mannheim. cuyo Ideology and Utopia representa el primer intento sistemático por elaborar. fuera de la tradición del marxismo. a su vez. y es en realidad “el arma más formidable de esta lucha”30 Pero usar el término “ideología" de esta manera es eliminar lo que podemos llamar el “aspecto asimétrico" de la concepción epifenoménica de Marx. Nunca habló Marx de una "ideología socialista" o de una "ideología proletaria ". los comentarios de Marx acerca de la ideología son tan elusivos. History and Class Consciousness. 84 . para Marx la ideología era el ámbito de las doctrinas abstractas y de las ideas ilusorias que tal vez descarriarían al proletariado. ambiguos y fragmentarios. Las ideas constitutivas de la ideología son ideas que expresan los intereses de la clase dominante. La concepción de Marx implica cierta asimetría en relación con las clases básicas implicadas en la producción.. Si vamos a seguir tomando de Marx la idea de que el análisis de la ideología es una actividad crítica.. no lanzar un ataque contra Lenin y Lukács o exigir un retorno absoluto a Marx. Hermeneutics and the Sociology of Know/edge (Cambridge: Polity Press.228. Retornaré estos asuntos a su debido tiempo. recalca Lukács. Pero Mannheim no estaba interesado directa y predominantemente en los problemas teóricos y políticos del marxismo: ante todo. y nunca caracterizó el materialismo histórico como “la ideología del proletariado". Karl Mannheim 's Sociology of Know/edge (Oxford: Oxford University Press. cap. busca comprender. 1978). Susan J . Además. es “la ideología del proletariado en formación de guerra”. no son ideas que expresen los intereses de las clases en sí. Lejos de delimitar el sendero privilegiado por el cual marcharía el proletariado hacia la victoria. Tampoco sugirió que dicha ideología otorgaría al proletariado una comprensión correcta de su situación de clase. entonces debemos reconocer también que en la actualidad ya no se puede sostener la manera en que Marx propuso conducir y justificar la actividad de la crítica. de sus intereses y objetivos. Pero antes quiero examinar el tratamiento del concepto de ideología en el trabajo de Karl Mannheim. que sería ingenuo exigir un retorno absoluto a sus puntos de vista. Mannheim estaba familiarizado con la obra de Lukács. estaba interesado en desarrollar una manera de estudiar las condiciones sociales del 30 31 Lukás. Mannheim enfatizaba que todo pensamiento se sitúa dentro de la historia y forma parte del proceso sociohistórico que. la ideología era un obstáculo que tal vez tendría que superar la lucha por el socialismo.31 Al igual que Lukács. Marx estaba muy familiarizado con el ataque de Napoleón a las pretensiones de los idéologues como para emplear el término "ideología" en un sentido inequívocamente positivo. y Larrain.que todavía son importantes para el análisis de la ideología y a ellos volveré en una etapa posterior. 4. una concepción neutral de la ideología. Lejos de ser un arma que el proletariado pudiera desplegar en su lucha. Jorge. Al generalizar el uso de "ideología". Hekman. pues estudió con él en la Universidad de Budapest y fue nombrado por Lukács para ocupar un puesto en la Universidad cuando éste último era asistente del ministro de cultura suplente en la efímera República húngaro-soviética. y están tan llenos de suposiciones especulativas y cuestionables. Lenin y Lukács eliminaron efectivamente el aspecto asimétrico de la concepción epifenornénica y neutralizaron el sentido negativo transmitido por el término en los escritos de Marx.

al que comparten los grupos de individuos. el Weltanschauung o "visión del mundo”. pero lo hizo de tal manera que retuvo elementos de la primera. Pasó a través del prisma del trabajo de Marx en el sentido de que Mannheim considera la discusión de la ideología en Marx como una fase decisiva en la transición de una concepción particular a una concepción total de ideología. el enfoque de Marx retuvo elementos de la concepción particular en la medida en que intentó desacreditar el pensamiento burgués criticar el pensamiento de su adversario de clase mientras que daba por sentada la posición a partir de la cual se llevaba a cabo esta actividad crítica. El enfoque de Marx era unilateral: trataba de interpretar y criticar el pensamiento de su opositor en relación con su contexto social. Desde el punto de vista de Mannheim. La concepción particular permanece en el nivel de los individuos dedicados al engaño y la acusación. pero no aplicaba el mismo enfoque a su propio pensamiento. tras verse obligado a emigrar a Inglaterra en 1933. La concepción total queda implícita cuando buscamos captar los conceptos y modos de pensamientos y experiencia. parecía reflejar los objetivos del programa original de Destutt de Tracy para una ciencia de las ideas. 85 . trads. al poner en evidencia lo que él llamaba "las raíces sociales y activistas del pensamiento".32 Si bien Mannheim. ésta fue una reflexión que pasó a través del prisma del trabajo de Marx y adquirió una nueva categoría en el contexto del pensamiento de comienzos del siglo XX. Fue más allá de la concepción particular en la medida en que procuró rastrear las doctrinas e ideas filosóficas y teóricas para regresar a la posición de clase de sus exponentes arraigando dichas doctrinas e ideas en las condiciones sociohistóricas de las clases cuyos intereses expresan. Más tarde en su carrera. al expresar esta esperanza. Louis Wirth y Edward Shils (Londres: Routledge & Kegan Paul. incluidos los individuos dedicados al 32 Mannheim. Karl. se preocupó cada vez más por las cuestiones pedagógicas y el análisis de los aspectos culturales de la reconstrucción social y el cambio. Sin embargo. Cuando Mannheim abordó el problema de la ideología a fines de la década de 1920. Mannheim abrigaba la esperanza de que. Marx practicó la formulación especial. Por concepción "particular" de ideología. su enfoque metodológico haría posible un nuevo tipo de objetividad en la ciencia social y "respondería a la interrogante de la posibilidad de la conducción científica de la vida política". los engaños y las mentiras más o menos conscientes. Mannheim entiende una concepción que se mantiene en el nivel de los encubrimientos.conocimiento y el pensamiento. 1936). ldeology and Utopía: An Introduction to the Sociology of Know/edge. en tanto que la concepción total tiene que ver con los sistemas colectivos de pensamiento relacionados con los contextos sociales. Marx fue el primer pensador que hizo la transición de la concepción particular a la concepción total de ideología. Una concepción "total" de ideología se presenta cuando desplazamos nuestra atención hacia las características de la estructura total del pensamiento de una época o un grupo sociohistórico tal como una clase. Así Mannheim establece una distinción ulterior entre lo que él llama la formulación especial y la formulación general de la concepción total de ideología. lo que se necesita ahora es hacer la transición final a la formulación general de modo que el analista "tenga el valor de someter no sólo el punto de vista del adversario sino todos los puntos de vista incluido el propio. La concepción particular de ideología queda implícita cuando manifestamos escepticismo ante las ideas y los puntos de vista externados por nuestros opositores y los consideramos como representaciones equivocadas de la naturaleza real de la situación. 4. p. de una época o grupo y construirlo como fruto de una situación de vida colectiva. lo hizo dentro del contexto de un intento por elaborar un método interpretativo para estudiar el pensamiento situado socialmente.

semejante conclusión se puede evitar distinguiendo entre relativismo y relacionismo. problemas epistemológicos propios. y es inteligible sólo en relación con tal situación. sino más bien la condición de posibilidad del conocimiento en la esfera sociohistórica.69 Ibid 86 . método que Mannheim describe como "la sociología del conocimiento”. "proporcionar al hombre moderno una perspectiva revisada de todo el proceso histórico”34 Aunque la transición a la sociología del conocimiento implica una renuncia al carácter evaluativo de las primeras concepciones de la ideología. sugiere Mannheim. Aunque no podemos esperar captar toda esta totalidad de una manera inmediata. Pero si rechazamos esta anticuada teoría del conocimiento. aun cuando las respuestas que ofrece son en última instancia insatisfactorias. como tantas partes de una totalidad. las formas del conocimiento que dependen de condiciones sociohistóricas están destinadas a aparecer como "meramente relativas”. la alternativa descrita por Mannheim en ldeology and Utopia es difícilmente más plausible que la respuesta que trató de dejar de lado. plantea sin embargo. El objetivo de este método no es exponer y desacreditar el pensamiento de los adversarios sino más bien analizar todos los factores sociales que influyen en el pensamiento incluido el propio. está social e históricamente situado. Con la transición final a la formulación general. el relacionismo pone fin a una respuesta engañosa para dicha interrogante. y prepara el camino para un enfoque alternativo. Mannheim reconoce que el relacionismo como tal no resuelve la interrogante sobre cómo se puede discriminar entre verdad y falsedad en el campo de acción del conocimiento histórico. El grupo 33 34 Ibid. A lo sumo. el análisis ideológico deja de ser el arma intelectual de un partido y se análisis ideológico”33.análisis ideológico. Los problemas epistemológicos planteados por el enfoque de Mannheim constituyen lo que se puede describir como los problemas epistemológicos del historicismo radical. y por último con la estructura de la realidad histórica misma. El conocimiento que podemos adquirir en nuestras investigaciones. fórmulas matemáticas como “2 x 2 = 4”) como el paradigma de todo conocimiento. p. incluido el que es producido por la sociología del conocimiento. de acuerdo con esta formulación general. es un conocimiento parcial que se relaciona con el cuerpo más amplio del conocimiento y la verdad. Si todo el conocimiento. Que el conocimiento histórico dependa de las circunstancias sociohistóricas no es un defecto que invalide dicho conocimiento. respuesta basada en una vieja teoría del conocimiento. Comparadas con semejante paradigma. Sin embargo. Se debe dar crédito a Mannheim por confrontar tales problemas de una manera directa y explícita. podemos tratar de captar tantas perspectivas parciales como sea posible para integrarlas en una síntesis dinámica y completa. se puede considerar como los sistemas de pensamiento y los modos de experiencia entretejidos que condicionan las circunstancias sociales y transforma en cambio en un método de investigación de la historia social e intelectual. teoría que toma proposiciones que son verdaderas de manera analítica (por ejemplo. La "ideología". entonces podemos ver que todo conocimiento histórico es "conocimiento relacional” y que sólo se puede formular y comprender con referencia a las circunstancias sociohistóricas del conocedor y del observador. y en consecuencia. entonces ¿cómo podemos evitar la conclusión de que todo el conocimiento es meramente relativo a la situación sociohistórica del conocedor? Según Mannheim. El "relativismo” es el resultado de combinar el muy legítimo reconocimiento del condicionamiento sociohistórico del pensamiento con una teoría vieja y anticuada del conocimiento.

Tanto las ideologías como las utopías trascienden la realidad existente en el sentido de que ambas proyectan modos de conducta que no se pueden ejecutar dentro de los límites del orden social existente. puede ser difícil distinguir entre las ideologías en este sentido y las utopías. en consecuencia. Lo que quiero hacer resaltar es la manera en que el empuje central y la discusión de Mannheim da por resultado una neutralización del concepto de ideología. una síntesis que estaría libre de toda posición particular .35 No es necesario examinar aquí con mayor detalle los puntos de vista de Mannheim. y reconstruir el proyecto original de una "ciencia de las ideas” que tendría consecuencias políticas y prácticas.social que tiene más oportunidades de producir dicha síntesis es el grupo al que Alfred Weber se refirió como "la inteligentsia no comprometida socialmente”. la "ideología " se refiere en esencia a sistemas de pensamiento o ideas que se sitúan socialmente y se comparten colectivamente. En virtud de que esta hipótesis sólo se podría confinar de manera retrospectiva. Me referiré a esta noción de ideología como "la concepción restringida de Mannheim". Pues. Sin pertenecer del todo a clase alguna y sin arraigarse con mucha firmeza en el orden social. podía producir. las utopías realizan su contenido en alguna medida y. el nuevo programa de Mannheim busca de manera explícita hacer de lado las connotaciones negativas críticas asociadas con el concepto de ideología desde Napoleón. en tanto que las utopías son ideas que con el tiempo se realizan de alguna manera en este mundo. un análisis ideológico es el estudio de la forma en que estos sistemas de pensamiento o ideas reciben influencia de las circunstancias sociales e históricas en las que se sitúan. puesto que la distinción presupone una concepción clara de la realidad sociohistórica y una hipótesis en cuanto a si ciertas ideas se realizarán o no con el tiempo. Es en este contexto que Mannheim introduce una concepción algo distinta de ideología y la contrasta con la noción de utopía. Las ideologías y las utopías se conceptúan aquí como ideas "discordantes" o "incongruentes" con la realidad. la intelligentsia estaba expuesta a puntos de vista diferentes y era cada vez más sensible al carácter dinámico y holístico de la sociedad y la historia. en este nuevo programa. en las circunstancias actuales. Pero Mannheim sabe que el proyecto no se puede seguir de ninguna manera como lo propuso originalmente Destutt de Tracy. La principal preocupación de Mannheim es ir más allá del carácter partidario de las primeras descripciones y transformar el análisis de la ideología en una sociología del conocimiento que se basaría en la formulación general de la concepción total de ideología. De esta manera. concepción que puede resumirse así: las ideologías son ideas discordantes con la realidad e irrealizables en la práctica. Las ideologías son proyecciones puras que no ejercen un efecto transformador en el mundo sociohistórico. p. tienden a transformar la realidad social existente de acuerdo con los modos de conducta que proyectan. las ideas no existen en un medio etéreo propio sino que están siempre condicionadas por factores sociales e históricos. de tal manera que el estudio de las ideas 35 Ibid. en virtud de su misma posición social. el criterio de realización es a lo sumo "una norma complementaria y retroactiva para establecer distinciones entre hechos que en la medida en que sean contemporáneos permanecerán enterrados bajo los conflictos partidarios de opiniones".84 87 . En sus escritos hay abundantes dificultades y ambigüedades que requerirían un espacio considerable para analizarse por completo. como lo ha demostrado Marx. y se inclinaba a hacerlo. Mannheim reconoce que.. Pero mientras que las ideologías nunca tienen éxito de facto en cuanto a realizar sus modos proyectados de conducta. Este hegelianismo sociológico proporciona a Mannheim la base para una empresa ulterior y más normativa: la de diagnosticar la cultura de una época.

Semejante vínculo con el fenómeno de la dominación se pierde en la concepción restringida de Mannheim. pp. En esta descripción. El mismo Mannheim parece algo ambivalente en este sentido. quedaría algo que se pudiese llamar "ideología”. En los escritos de Marx. Mannheim concede que tales problemas pueden merecer. Cabe preguntarse si. las ideologías son ideas discordantes de la realidad e irrealizables en la práctica. la sociología del conocimiento se debe explicar como un historicismo autorreflexivo. Aparte de los evidentes problemas asociados con cualquier intento por aplicar los llamados "criterios de realización”. entonces muy bien se puede dudar del éxito del intento de Mannheim por generalizar y neutralizar el concepto de ideología. ser abordados por separado.238-9. en palabras de Mannheim. Mannheim reconoce que la formulación general de la concepción total de ideología no es. mediante un enfoque que se distinga de la sociología del conocimiento y que la complemente. Tal vez sea significativo que el ejemplo que cita Mannheim de una ideología en este sentido sea la idea de un amor fraternal cristiano en una sociedad feudal. después de todo. se puede poner en duda si la concepción de ideología más restringida de Mannheim es en sí una formulación plausible. una sociología del conocimiento. lo que esta descripción pasa por alto es el fenómeno de la dominación. en el sentido de que las ideas o representaciones constitutivas de la ideología se entretejen de alguna manera -ya sea al expresarlas. en tanto que una amplia gama de doctrinas e ideas. desde el milenarismo al liberalismo. tal vez. enfocándose en dos características: las del desacuerdo y la irrealizabilidad. el estudio de las ideas se sitúa en sí de manera histórica y social. ¿Puede este residuo de problemas ser captado de manera adecuada por la concepción de ideología más restringida que introdujo Mannheim y que se yuxtapone a la noción de utopía? Entre el concepto de ideología y el de utopía se puede plantear una interesante e importante comparación. que en este aspecto 36 CJ.36 Pero si éste es el caso. 69. Incluso a raíz de su intento por extraer los elementos de la sociología del conocimiento del residuo de problemas que por tradición se asocian con el concepto de ideología.con las relaciones de dominación de clase. Más aún. una concepción de ideología a fin de cuentas. son tratadas como utopías. Ibid. Sin embargo. del conservadurismo al comunismo. puesto que carece de la "connotación moral” que constituye un aspecto esencial de ese concepto. Incluso a raíz de este intento. De aquí que no podamos tratarla simplemente "como una ciencia” y suponer que sus criterios de validez sean autoevidentes y que queden más allá de toda duda. en otros pasajes sugiere que el estudio de la ideología está necesariamente limitado y en consecuencia se puede diferenciar de la sociología del conocimiento. son similares a la utopía pero son aún más extremas: ideas totalmente ineficaces. el concepto de ideología se vinculaba con la noción de dominación. falsearlas o sostenerlas. pero la forma específica en que Mannheim hace esta comparación es cuestionable. En el nivel epistemológico. por así decirlo.debe ser. 88 . más que interpretar como una ciencia positiva construida en el molde de la Ilustración. Mientras que en algunos contextos enfatiza las limitaciones de las primeras concepciones de ideología y aboga por la generalización del enfoque ideológico. podemos preguntar con justicia si resulta útil y provechoso considerar el nuevo programa para una sociología del conocimiento como heredero legítimo del análisis de la ideología o como coextensivo a éste. Pero el punto que quiero enfatizar aquí es que la concepción restringida de ideología de Mannheim mantiene la connotación negativa asociada con el término. reemplazándolo por la noción más neutral de "perspectiva”. en un punto sugiere incluso que sería mejor evitar usar el término "ideología” en la sociología del conocimiento. De hecho. de aplicarse de manera estricta estos criterios.

tiene más en común con la concepción napoleónica que con las concepciones de ideología que emergen en los escritos de Marx. En las secciones siguientes del presente capítulo intentaré recuperar el vínculo entre el concepto de ideología y el fenómeno de dominación, y lo desarrollaré de tal manera que proporcione una base conceptual adecuada para el análisis de la ideología en las sociedades modernas. Repensando la ideología: una concepción crítica En las secciones anteriores he analizado algunas de las etapas principales de la historia del concepto de ideología. He puesto de relieve algunas de las concepciones específicas que han emergido en el curso de dicha historia, desde la ciencia de las ideas de Destutt de Tracy hasta las diversas concepciones discernibles en los escritos de Marx y Mannheim. Ahora quiero ir más allá de esta investigación histórica y desarrollar una formulación alternativa del concepto de ideología que se base en algunas de las contribuciones antes examinadas. Al hacerlo así no intentaré rehabilitar ninguna concepción particular de ideología, ni propondré síntesis grandiosa o contundente alguna. Mis objetivos son a la vez más constructivos y más modestos. Son más constructivos en el sentido de que intentaré desarrollar una nueva formulación del concepto de ideología más que rehabilitar alguna concepción previa. Esta nueva formulación captará el espíritu de algunas concepciones anteriores pero no se adherirá al pie de la letra a alguna descripción particular. Mis objetivos son más modestos en el sentido de que no haré ningún intento por sintetizar las diversas concepciones puestas de relieve antes, como si la compleja historia del concepto de ideología se pudiese llevar ahora a una culminación natural; la formulación que intentaré ofrecer es una contribución a esta historia, no propuesta para ponerle fin. Mis objetivos son también modestos en el sentido de que dejaré de lado muchas de las suposiciones y alegatos -a veces muy ambiciosos- que se asocian con el concepto de ideología. No hay necesidad de tratar de defender y justificar las suposiciones y los alegatos de las concepciones de ideología que se abordan mejor como los primeros episodios de una historia larga y confusa. Por supuesto, la formulación alternativa que propondré implica sus propias suposiciones y en este capítulo y en otra parte intentaré explicar y justificar tales suposiciones. Permítaseme empezar por establecer una distinción entre dos tipos generales de la concepción de ideología. Semejante distinción nos permitirá clasificar las diversas concepciones de ideología en dos categorías básicas y servirá como trampolín para desarrollar un punto de vista alternativo. Un tipo general es lo que llamaré "concepciones neutrales de ideología. “Las concepciones neutrales son aquellas que intentan caracterizar los fenómenos como ideología o ideológicos sin implicar que sean necesariamente engañosos o ilusorios, o que se alineen con los intereses de algún grupo particular. De acuerdo con las concepciones neutrales, la ideología es un aspecto de la vida social (o forma de investigación social) entre otros, y no es ni más ni menos atractivo o problemático que cualquier otro. La ideología puede estar presente, por ejemplo, en todo programa político, sin considerar si se orienta hacia la revolución, la restauración o la reforma, sin considerar si aspira a la transformación o la preservación del orden social. La ideología puede ser tan necesaria para los grupos subordinados en su lucha contra el orden social como lo es para los grupos dominantes en su defensa del statu quo. Al igual que el armamento militar o los conocimientos tácticos, la ideología puede ser un arma que se oriente hacia la victoria, aunque no hacia a algún vencedor en particular, puesto que en principio está a disposición de cualquier combatiente que tenga los recursos y las habilidades para adquirirla y utilizarla. Podemos distinguir las concepciones neutrales de ideología de un segundo tipo general que describiré como “concepciones críticas de ideología”. Las concepciones críticas son aquellas que transmiten un sentido negativo, crítico o peyorativo. A diferencia de las concepciones neutrales, las concepciones críticas implican que los fenómenos
89

caracterizados como ideología o como ideológicos son engañosos, ilusorios o unilaterales; y la caracterización misma de los fenómenos como ideología lleva consigo una crítica implícita o una condena de ellos. Las concepciones críticas de la ideología difieren en términos de las bases sobre las que implican un sentido negativo. Podemos describir tales bases discrepantes como los criterios de negatividad que se asocian con las concepciones particulares de ideología. La distinción entre las concepciones neutrales y críticas de ideología, y la diferenciación de los criterios de negatividad, nos permite clasificar las diversas concepciones de ideología antes examinadas en términos del esquema que se presenta en la tabla 1.1. El esquema indica que las concepciones de ideología desarrolladas por Destutt de Tracy, Lenin, Lukács y Mannheim (en su formulación general de la concepción total) comparten una característica importante, a pesar de las muchas diferencias que separan a estos pensadores. Todas estas concepciones de ideología son concepciones neutrales, en el sentido de que no transmiten necesariamente un sentido peyorativo y negativo, y de que tampoco implican necesariamente que la ideología sea un fenómeno que deba combatirse y, de ser posible, eliminarse. En contraste, las concepciones de ideología postuladas por Napoleón, Marx y Mannheim (en lo que he descrito como la concepción restringida de Mannheim) son todas concepciones críticas. Todas transmiten un sentido negativo e implican que los fenómenos caracterizados como ideología son susceptibles a la crítica. Los criterios de negatividad, en virtud de los cuales las diferentes concepciones críticas transmiten un sentido negativo, varían de una concepción a otra. En el uso dado por Napoleón al término, la "ideología” transmitía un sentido negativo al sugerir que las ideas tratadas eran erróneas e imprácticas, y que eran engañosas y estaban divorciadas de las realidades prácticas de la vida política. La concepción polémica de ideología de Marx retuvo estos dos criterios de negatividad, al tiempo que cambió el blanco de ataque de la ciencia de las ideas de De Tracy a la especulación filosófica de los jóvenes hegelianos. Con la transición a la concepción epifenoménica de Marx, cambian los criterios de negatividad: las ideas que constituyen la ideología son todavía ilusorias, pero se consideran también como ideas que expresan los intereses de la clase dominante. Este último criterio es reemplazado por otro en lo que describí como la concepción latente de ideología en Marx. De acuerdo con la concepción latente, la ideología es un sistema de representaciones que ocultan y engañan, y que, al hacerlo, sirven para mantener las relaciones de dominación. Con la formulación posterior de la concepción restringida de Mannheim, los criterios de negatividad retroceden hacia aquellos característicos del uso dado por Napoleón al término y de la concepción polémica de Marx.

90

Tabla 1.1 Clasificación de algunas concepciones de ideología

Concepciones neutrales

Concepciones críticas ______________________________________ Concepción Criterios de de ideología negatividad Napoleón Marx l Marx2 Marx3 AB AB BC BD

Destutt de Tracy

Lenin Lukács Mannheim I Clave: Marx I - concepción polémica Marx 2 -concepción epifenoménica Marx 3 -concepción latente Mannheim I -formulación general de la concepción total Mannheim 2 -concepción restringida de Mannheim A -abstracto o irreal B -erróneo o ilusorio C -expresa los intereses dominantes D -mantiene las relaciones de dominación

Mannheim 2

AB

Este esquema podría extenderse para incluir las contribuciones más recientes a la teoría y al análisis de la ideología. Sin embargo, no intentaré extenderlo aquí. Consideraré algunas contribuciones recientes en el capítulo siguiente, pero lo haré teniendo en cuenta un objetivo levemente distinto: me preocuparé menos por las concepciones específicas de ideología empleadas por los autores contemporáneos, y más por sus descripciones generales sobre la naturaleza y el papel de la ideología en las sociedades modernas. Empero, como lo he indicado en otro contexto,37 la mayor parte de los autores contemporáneos que escriben sobre ideología -de Martin Seliger a Clifford Geertz, y de Alvin Gouldner a Louis Althusser- emplean alguna versión de lo que he descrito como concepción neutral de la ideología. En general, la ideología se concibe como sistemas de creencias o formas y prácticas simbólicas; y en algunos casos estos autores -como Mannheim varias décadas atrás- buscan distanciarse explícitamente de lo que consideran una concepción "restrictiva" o "evaluativa" de la ideología. Al desarrollar un enfoque alternativo al análisis de la ideología, mi objetivo será muy diferente. Trataré de contradecir lo que he descrito como la neutralización del concepto de ideología. Intentaré formular una concepción crítica de la ideología con base en algunos de los temas implícitos en concepciones anteriores, en tanto que abandono otros; e intentaré demostrar que tal concepción puede proporcionar una base para un enfoque fructífero y digno de ser defendido para analizar la ideología, enfoque que se orienta hacia el análisis concreto de los fenómenos sociohistóricos pero que, al mismo tiempo, mantiene el carácter crítico que nos ha legado la historia del concepto. De acuerdo con la concepción que propondré, el análisis de la ideología se asocia principalmente con las maneras en que las formas simbólicas se intersectan con las relaciones de poder. Trata de las maneras en que se moviliza el significado en el mundo social y sirve en consecuencia para reforzar a los individuos y grupos que ocupan
37

Thompson, John B., Studies in the Theory of Ideology (Cambridge: Polity Press, 1984).

91

Podemos captar los fenómenos simbólicos como ideológicos. para establecer y sostener las relaciones de dominación. Pueden ser erróneas o ilusorias. retengo. Dedicarse al análisis de la ideología no presupone necesariamente que se haya demostrado. Sin embargo. parto de lo que he descrito como la concepción latente de Marx. Al tratar el error y la ilusión como una posibilidad contingente más que como una característica necesaria de la ideología. sólo al situar los fenómenos simbólicos en los contextos sociohistóricos en los que tales fenómenos pueden servir. No obstante. Los fenómenos ideológicos son fenómenos simbólicos significativos en la medida en que sirven. de una manera modificada. o que se pueda demostrar. sólo al examinar las maneras en que los individuos situados en contextos sociales estructurados emplean. hacen circular y comprenden las formas simbólicas.posiciones de poder. y el 92 . a fin de abordar tales cuestiones de una manera fructífera. en circunstancias particulares. por un lado. un solo criterio de negatividad como rasgo definidor de la ideología: es decir. de hecho. Lo que nos interesa aquí no es fundamental ni inicialmente la verdad o la falsedad de las formas simbólicas. y el sociedades capitalistas modernas en particular. al oscurecer o falsear las situaciones. Caracterizar los fenómenos simbólicos como ideológicos no impone necesariamente al analista la carga de demostrar que los fenómenos así caracterizados sean “falsos" en algún sentido. importantes y complejas cuestiones de justificación. es vital ver que la caracterización de los fenómenos simbólicos como ideológicos no implica directa y necesariamente que sean epistemológicamente defectuosos. en algunos casos la ideología puede operar al ocultar o al enmascarar las relaciones sociales. o no. que los fenómenos caracterizados como ideológicos sean erróneos o ilusorios. para establecer y sostener las relaciones de dominación. por supuesto. El análisis de la ideología suscita. explícita o implícitamente. pero éstas son posibilidades contingentes. o ciertos fenómenos simbólicos. y no es de ninguna manera el caso de que las formas simbólicas sirvan para establecer y sostener relaciones de dominación sólo en virtud de ser erróneas. no son ideológicos en sí. En la medida en que sea crucial acentuar que los fenómenos simbólicos. Para Marx. No es esencial que las formas simbólicas sean erróneas o ilusorias para ser ideológicas. Hay dos aspectos ulteriores en los que la concepción de ideología que estoy proponiendo difiere de manera significativa de la descripción de Marx. para establecer y sostener las relaciones de dominación. ilusorias o falsas. son relaciones de dominación de clases y de subordinación -principalmente entre las diversas facciones del capital. Permítaseme definir este enfoque con más claridad: estudiar la ideología es estudiar las maneras en las que el significado sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación. sino más bien las maneras en que estas formas sirven. en circunstancias sociohistóricas particulares. Al formular esta concepción de ideología. y a ellas me dedicaré en un capítulo posterior. el criterio de sostener las relaciones de dominación. En el trabajo de Marx. Para Marx son las relaciones de dominación y de subordinación de clases las que constituyen los principales ejes de desigualdad y la explotación en las sociedades humanas en general. el criterio de sostener relaciones de dominación se entiende por lo general. No podemos interpretar el carácter ideológico de los fenómenos simbólicos por separado de los fenómenos simbólicos mismos. en términos de relaciones de clase. no características necesarias de la ideología como tal. Si los fenómenos simbólicos sirven o no para establecer y sostener las relaciones de dominación es una pregunta que se puede responder sólo al examinar la interacción entre significado y poder en circunstancias particulares. y podemos analizar la ideología. sino que son ideológicos sólo en la medida en que sirven. para mantener las relaciones de dominación. en circunstancias particulares. podemos librar al análisis de la ideología de parte de la carga epistemológica que lo ha agobiado desde los tiempos de Napoleón.

Las clases existen “en sí mismas”. puedan representar sus intereses y sus objetivos para sí mismas. En tanto que Marx tuvo razón al subrayar lo significativo de las relaciones de clase como base de la desigualdad y la explotación. entre los Estados-nación y los bloques de Estadosnación.las que se sostiene por la persistencia de la imagen y la leyenda de Napoleón en la Francia de mediados del siglo XIX. entre un grupo étnico y otro. pero en el que prevalecen otras formas de conflicto y. falaz. o entre los Estados-nación hegemónicos y aquellos ubicados en los márgenes de un sistema global. las relaciones de clase no son de ninguna manera la única forma de dominación y subordinación. Tales énfasis y suposiciones no pueden aceptarse como autoevidentes en la actualidad. entonces existe otro énfasis que es. e independientemente. lo que le interesa principalmente son las maneras en que esta tradición sirve para sostener un conjunto de relaciones sociales que se establecieron antes. de la movilización del significado en las formas simbólicas. Si debemos calificar la preocupación de Marx por las relaciones de clase. Hoy vivimos en un mundo en el que la dominación de clase y la subordinación continúa desempeñando un papel importante. por el otro. constituyen sólo un eje de desigualdad y explotación. Las formas simbólicas no son nada más representaciones que sirvan para expresar u oscurecer relaciones o intereses sociales que se constituyan principal y esencialmente en un nivel presimbólico: más bien. Cuando Marx dirige su atención hacia el papel de la tradición napoleónica. determinadas por relaciones objetivas de producción y por circunstancias que poseen ante todo un carácter económico. y el significado movilizado en ese respecto. desde mi punto de vista. pero también podemos preocupamos por otros tipos de dominación tales como las relaciones sociales estructuradas entre hombres y mujeres. en algunos contextos. con igual o hasta mayor significación. Sin embargo. Por ello propongo conceptuar la ideología en términos de las maneras en que el significado movilizado por las formas simbólicas sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación: establecer. aunque las clases no pueden existir “por sí mismas” sin una forma apropiada de representación simbólica en la que. tendió a creer que las relaciones de clase forman el núcleo estructural de las sociedades modernas y que su transformación era la clave para un futuro libre de dominación. Gracias al beneficio de la retrospección. Dicho vínculo debe considerarse como contingente más que necesario. de la leyenda de Napoleón que se realiza en las “ideas fijas” del campesinado. Un aspecto adicional en el que la concepción de ideología que propongo difiere de la descripción de Marx es menos preciso pero no por ello menos importante. en el sentido de que el 93 . Puesto que Marx nunca formuló de manera explícita la concepción latente de ideología es difícil atribuirle un sentido claro e inequívoco. parece claro que la preocupación de Marx por las relaciones de clase era confusa en ciertos aspectos. podemos interesamos en maneras en que el significado sostiene las relaciones de dominación de clase. entre los grupos étnicos. Al estudiar la ideología. y mediante la cual. entre los individuos y el Estado. también debemos cortar el vínculo entre el concepto de ideología y la dominación de clase. Pero es importante enfatizar que las relaciones de clase son sólo una de las formas de dominación y subordinación.proletariado oprimido y el campesinado fragmentado. en el sentido de que el significado puede crear e instituir de manera activa relaciones de dominación. sean constitutivas de la realidad social y participen activamente en crear y en sostener las relaciones entre los individuos y los grupos. tendió a pasar por alto o a restarle énfasis a la importancia de las relaciones entre los sexos. La dificultad que entraña esta descripción es que tiende a hacer de menos el grado en que las formas simbólicas. las formas simbólicas participan continua y creativamente en la constitución de las relaciones sociales como tales. si mi formulación de la concepción latente es una caracterización exacta de la descripción de Marx. sostener.

entendido en este nivel como una capacidad otorgada por la sociedad o las instituciones que permite o faculta a algunos individuos para tomar decisiones. La ubicación social de los individuos. es decir. con estrategias de construcción simbólica. Al distinguir dichos modos y al establecer tales conexiones. perseguir objetivos o consumar intereses. que son producidos por los sujetos y reconocidos por ellos y por otros como constructos significativos. Podemos hablar de “dominación” cuando las relaciones de poder establecidas son “sistemáticamente asimétricas”. a otros agentes o grupos de agentes. en virtud de su ubicación. Describir tales contextos y procesos como “socialmente estructurados” es sostener que existen índices diferenciales sistemáticos en términos de la distribución y el acceso a los recursos de diversos tipos. que indica que las formas simbólicas se insertan siempre en contextos y procesos socialmente estructurados. para mantener las relaciones de dominación. Estas caracterizaciones iniciales del significado y la dominación proporcionan el telón de fondo contra el cual podemos proseguir con la tercera cuestión planteada por la reformulación propuesta del concepto de ideología: ¿de qué maneras puede servir el significado para establecer y sostener las relaciones de dominación? Hay innumerables formas en que el significado puede servir. “convencional”.significado puede servir para mantener y reproducir las relaciones de dominación mediante el proceso permanente de producción y recepción de formas simbólicas. hay tres aspectos que requieren una elaboración: la noción de significado. de manera que aquí simplemente indicaré las líneas de análisis que se desarrollarán más tarde. el concepto de dominación y las formas en que el significado puede servir para establecer y sostener las relaciones de dominación. Pero aquí puede ser útil identificar ciertos modos generales de operación de la ideología e indicar algunas de las formas en que se pueden vincular. imágenes y textos. Más bien. típicos. sin tener en cuenta las bases sobre las que se lleva a cabo tal exclusión. ya sean hablados o escritos. En un capítulo posterior abordaré de esta manera la pregunta y proporcionaré un análisis detallado de algunos ejemplos específicos de investigación empírica. cuando los agentes particulares o los grupos de agentes detentan un poder de una manera durable que excluye. diferentes cantidades y grados de acceso a los recursos disponibles. A fin de desarrollar la reformulación que propongo del concepto de ideología. los cuales denominé los aspectos “intencional”. en circunstancias particulares. Podemos analizar el carácter significativo de las formas simbólicas en términos de cuatro aspectos. Los individuos situados dentro de contextos socialmente estructurados tienen. una imagen visual o un constructo que combine imágenes y palabras). y las acreditaciones asociadas con sus posiciones en un campo o institución social. Por “formas simbólicas” me refiero a una amplia gama de acciones y lenguajes. mi objetivo no es proporcionar una descripción exhaustiva de las formas en que el significado puede servir para establecer y sostener las relaciones de dominación. Al estudiar las maneras en que el significado sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación. mi 94 . Los enunciados y expresiones lingüísticos. “estructural” y “referencial” de las formas simbólicas. les otorgan diversos grados de "poder”. Existe un quinto aspecto de las formas simbólicas. pero las formas simbólicas pueden poseer también una naturaleza no lingüística o cuasilingüística (por ejemplo. el significado que nos interesa es el significado de las formas simbólicas que se insertan en contextos sociales y que circulan en el mundo social. que llamaré el aspecto “contextual”. Discutiré la noción de significado y el concepto de dominación en cierta medida en el capítulo 3. y hasta un punto significativo se mantiene inaccesible. son cruciales en este sentido. y podemos responder esta pregunta adecuadamente sólo si prestamos una cuidadosa atención a la interacción de significado y poder en las circunstancias actuales de la vida social. en condiciones sociohistóricas particulares.

y la ideología puede. Segundo. sinécdoque. operar de otras maneras. permítaseme enfatizar tres condiciones. ej. pero no puede ocupar el lugar de un análisis cuidadoso de las maneras en que las formas simbólicas se intersectan con las relaciones de dominación en circunstancias concretas particulares. Examinar las estrategias típicas de construcción simbólica nos puede alertar en cuanto a algunas de las formas en que se puede movilizar el significado en el mundo social.2 Modos de operación de la ideología Modos generales Algunas estrategias típicas de la operación simbólica Racionalización Universalización Narrativización Sustitución Eufemización Tropo (p. para sostener o subvertir. o que las estrategias que menciono sean las únicas relevantes. al asociar los modos de operación con ciertas estrategias de construcción simbólica. no deseo sostener que tales estrategias se asocien únicamente con dichos modos. por el contrario. de una manera preeliminar. al mencionar diversas estrategias. las relaciones de dominación. Tabla 1. metáfora) Estandarización Simbolización de la unidad Diferenciación Expurgación del otro Naturalización Eternalización Nominalización/pasivización Legitimación Simulación Unificación Fragmentación Cosificación La tercera condición es que. depende de si la forma simbólica así construida está sirviendo. tales modos se pueden traslapar y reforzar unos a otros. no proporcionar una categorización exhaustiva y exclusiva. Antes de presentar los elementos de la tabla. reconociendo que. mi objetivo es ejemplificar. Primero. La tabla 1. para afirmar o para socavar. en circunstancias especiales. la "simulación”. Distinguiré cinco modos generales por medio de los cuales opera la ideología: la "legitimación”. en tales circunstancias. no deseo sostener que estos cinco modos sean las únicas maneras en que opera la ideología. no quiero sostener que tales estrategias sean ideológicas en sí. cualquier estrategia dada puede servir a otros propósitos y cualquier modo dado puede realizarse de otras maneras. 95 . Ninguna de estas estrategias es intrínsecamente ideológica.objetivo es simplemente delimitar. Lo más que se podría decir es que ciertas estrategias se asocian típicamente con ciertos modos. al poner de relieve algunas estrategias típicas de la construcción simbólica. en circunstancias particulares. en que puede circunscribirse a una variedad de posibilidades para la operación de la ideología.2 indica algunas de las maneras en que dichos modos se pueden vincular con diversas estrategias de construcción simbólica. un rico campo de análisis que proseguiré en detalle en capítulos posteriores. metonimia. Que una estrategia dada de construcción simbólica sea ideológica depende de cómo se usa y entiende en circunstancias particulares la forma simbólica construida por medio de tal estrategia. la “fragmentación” y la "cosificación”.. la "unificación”. o que siempre operen de manera independiente unos de otros.

eds. quien. Las relaciones de dominación se pueden establecer y sostener. Se construyen discursos y documentales. como agudamente observó Marx. bases tradicionales (que apelan a la inviolabilidad de las tradiciones inmemoriales) y bases carismáticas (que apelan al carácter excepcional de una persona particular que ejerce la autoridad). Weber distinguió tres tipos de bases sobre las que se pueden sustentar las declaraciones de legitimidad: bases racionales (que apelan a la legalidad de las reglas sancionadas). Las relaciones de dominación se pueden establecer y sostener al ocultarse.Permítaseme empezar por considerar la legitimación. los arreglos institucionales que sirven a los intereses de algunos individuos se representan como si sirvieran a los intereses de todos. a veces se inventan tradiciones a fin de crear una sensación de pertenencia a una comunidad y a una historia que trasciende la experiencia de conflicto.39 En el curso de sus vidas diarias. De hecho. 1978). como justas y dignas de apoyo. nos entregamos continuamente a narrar la manera en que aparece el mundo y a reforzar. En las historias y los chistes mundanos que tanto llenan nuestras vidas diarias. cap. podernos ser atraídos hacia un proceso simbólico que puede servir. en formas que pueden establecer y sostener las relaciones de poder. y en consecuencia las connotaciones positivas o negativas del término se transfieren al otro objeto o individuo. historias. en determinadas circunstancias. o al representarse de una manera que desvíe la atención o que oculte las relaciones o procesos existentes. Por medio de ella. para crear y sostener las relaciones de dominación. leyendo o viendo) las historias contadas por otros. Otra estrategia típica es la universalización. Un segundo modus operandi de la ideología es la simulación.38 La representación de las relaciones de dominación como legítimas se puede considerar como una declaración de legitimidad que se sustenta en ciertas bases. 39 Invention of Tradition (Cambridge: Cambridge University Press. ser más o menos efectiva. Una de ellas es la sustitución: un término que comúnmente se usa para referirse a un objeto o individuo se emplea para referirse a otro. Las reclamaciones de legitimidad también se pueden expresar por medio de la estrategia de la narrativización: las reclamaciones se insectan en historias que recuentan el pasado y que tratan el presente como parte de una tradición inmemorial y apreciada. diferencia y división. Eric y Terence Ranger. novelas y películas como narraciones que retratan relaciones sociales y que revelan las consecuencias de las acciones. por la cual el productor de una forma simbólica construye una cadena de razonamientos que buscan defender o justificar un conjunto de relaciones o de instituciones sociales. Hobsbawm. 96 . mediante la risa que se genera a expensas de otro. Al contar historias y al recibir (ya sea escuchando. 3. The University of California Press. Max. al representarse como legítimas. y por medio de ello persuadir a un público que es digno de apoyo. negarse o disimularse. en algunas circunstancias. los cronistas oficiales y los individuos cuentan historias que sirven para justificar el ejercicio del poder por parte de los que lo detentan y para reconciliar a los otros con el hecho de que ellos no lo hagan. Tal fue la estrategia de construcción simbólica empleada por Luis Bonaparte. Economy and Society: An Outline of Interpretive Sociology. como observó Max Weber. logró reactivar una 38 Véase Weber. 1983). el orden aparente de las cosas. La ideología como simulación se puede expresar en formas simbólicas por medio de una variedad de estrategias diferentes. Una estrategia típica es lo que podríamos llamar racionalización. se expresa en ciertas formas simbólicas y que puede. es decir. y tales arreglos se consideran en principio abiertos a cualquiera que tenga la capacidad y la inclinación para triunfar dentro de ellos. Las reclamaciones que se sustentan sobre dichas bases pueden expresarse en formas simbólicas por medio de ciertas estrategias típicas de construcción simbólica. Guenther Roth y Claus Wittich (Berkeley: Ejemplos interesantes de la invención de la tradición se pueden encontrar en eds.

o se puede valorar positiva o negativamente por asociación con otra cosa. Para conocer un interesante análisis sobre algunos vínculos entre tropo e ideología. Entre las formas de tropo más comunes se cuentan la sinécdoque. con frecuencia el proceso de eufemización es más sutil de lo que podrían sugerir estos conocidos ejemplos. que puede incluirse bajo la etiqueta general de tropo. Sin embargo. 40 97 . 41 Una descripción y un análisis explicativos sobre el tropo. de manera que la eufemización puede darse por medio de un leve e imperceptible cambio de sentido. El estudio del tropo se confina por lo regular al ámbito de la literatura. una prisión o un campo de concentración se describe como un “centro de rehabilitación“. La metáfora entraña la aplicación de un término o una frase a un objeto o una acción al cual no se aplica literalmente. una característica adjunta o a fin a algo para referirse a la cosa misma aunque no exista una relación necesaria entre el término y aquello a lo que se pueda estar refiriendo uno. cap.41 Por tropo me refiero al uso figurado del lenguaje o. la metonimia y la metáfora. 1980). Olivier. Fue “este venerable disfraz y este lenguaje prestado” el que veló la nueva escena de la historia mundial. 1978). Por medio de la metonimia. por ejemplo. Robert Czemy con Kathleen McLaughlin y John Costello (Londres: Routledge & Kegan Paul. Menahem. Así. Las expresiones metafóricas establecen una tensión en una oración al Begin. junio 22 de 1982. La ideología como simulación puede expresarse por medio de otra estrategia. Paul. "los americanos" y “los rusos”. La defInición de 'invasión' que dio Begin se puede comparar con la que ofrece el OED: 'una entrada o incursión con fuerza armada. trads. de acuerdo con la definición dada al término por él. “uno invade una tierra cuando quiere conquistarla o anexarla. comprender sus condiciones reales de vida. pero el uso figurado del lenguaje está mucho más extendido de lo que podría sugerir semejante especialización disciplinaria. todas las cuales pueden usarse para disimular las relaciones de dominación. en que se usan términos genéricos como "los británicos". La metonimia implica el uso de un término que representa un atributo. ésta es una práctica común. o conquistar cuando menos parte de ella. sin explicitar las relaciones entre los objetos a los que se alude o que están implícitos en el anuncio. por ejemplo. o se usa un término que representa la totalidad a fin de referirse a una parte. Otra estrategia que facilita la simulación de las relaciones sociales es la eufemización: las acciones. véase Reboul. en los anuncios publicitarios. The Rule of Metaphor: Multi-disciplinary Studies of lhe Creation of Meaning in Language. según la descripción de Marx. una invasión hostil' . 4. los trabajadores extranjeros privados de sus derechos ciudadanos se describen como “trabajadores invitados”. de las formas simbólicas. y la metáfora en especial. Esta técnica puede disimular las relaciones sociales al confundir o invertir las relaciones entre las colectividades y sus partes. en 1982 Menahem Begin dijo que el desplazamiento de miles de tropas y cientos de tanques a Líbano no era una “invasión" porque.40 No aspiramos siquiera a una pulgada de ella". donde con frecuencia el significado se desplaza de maneras sutiles y subrepticias. se pueden encontrar en Ricoeur. las desigualdades institucionalizadas que se basan en divisiones étnicas se describen como “desarrollo separado”. Muchas de las palabras que usamos poseen una amplitud. en una entrevista televisada en Estados Unidos sobre la que informó el Guardian. puede quedar implícito el referente sin ser expresado de manera explicita. una vaguedad indeterminada. instituciones o relaciones sociales se describen o redescriben en términos que generan una valoración positiva. más en general.tradición de respeto reverente por el héroe imperial al presentarse como el heredero legítimo del gran Napoleón. para referirse a gobiernos o grupos particulares dentro de un Estado-nación. entre grupos particulares y formas políticas y sociales más amplias -en la manera. Langage et idéologie (Paris: Presses Universitaires de France. La sinécdoque implica la combinación semántica de la parte y del todo: se usa un término que representa una parte de algo a fin de referirse a la totalidad. volcó al campesinado hacia el pasado más que hacia el futuro y le impidió. Existen muchos ejemplos conocidos de tal proceso: la supresión violenta de la protesta se describe como la “restauración del orden”. o conjunto de estrategias.

que se difunden dentro de un grupo o una pluralidad de grupos. Por supuesto. o a los individuos y grupos insertos en ellas. en tanto que pasa por alto o falsea las circunstancias reales subyacentes que lo afectan. Gran Bretaña tiene el remedio”. una forma de unidad que abarque a los individuos en una identidad colectiva. en parte. al llamar la atención hacia estos diferentes tipos de tropos. sin tomar en cuenta las diferencias y divisiones que puedan separarlos. solían hablar de nosotros en términos de la enfermedad británica. 3. la construcción de símbolos de unidad nacional. Sólo deseo sostener que el uso figurativo del lenguaje es un rasgo muy común del discurso cotidiano. por un proceso permanente de unificación simbólica por el cual se crea y se reafirma continuamente una identidad colectiva. tales como las banderas. por ejemplo. no quiero sugerir que el uso simulado del lenguaje sea siempre o siquiera predominantemente ideológico. en una entrevista conducida por la Press Association sobre la que informó el Guardian. ella observa que: “Cuando recién llegué. Margaret. acentuando en consecuencia ciertos rasgos a expensas de otros y cargándolos con un sentido positivo o negativo. la primera ministra británica se ha descrito con frecuencia como “la Dama de Hierro”. los emblemas y las inscripciones de diversos tipos. Un tercer modus operandi de la ideología es la unificación. hecho por la misma Margaret Thatcher durante una entrevista con la Prensa Asociada en 1988 y publicado en el periódico británico The Guardian: al reflexionar sobre sus primeros ocho años en el cargo y sobre su percepción de la cambiante posición de Gran Bretaña entre las naciones industrializadas de Occidente. genera un sentido nuevo y duradero. combinados con el lenguaje de “nosotros” y “ellos”. Las formas simbólicas se adaptan a un marco de referencia estándar que se promueve como la base aceptable y común del intercambio simbólico. los himnos nacionales. Las relaciones de dominación se pueden establecer y sostener si se construye. tensión que. Una vez más. en el plano simbólico. 98 . de identidad colectiva e identificación. En la práctica. Ésta es la estrategia que utilizan. p. envuelve al proceso del desarrollo económico-social en la imagen de la enfermedad y la salud. enero 4 de 1988. como si detentaran características que no poseen literalmente. metáfora que le otorga una determinación y una firmeza de carácter sobrehumanas. sino también el caso de organizaciones y grupos sociales más pequeños que se mantienen unidos. Ahora hablan de nosotros y dicen ‘miren. sostener y reproducir las relaciones de dominación. si tiene éxito. Así. Una estrategia típica mediante la cual se expresa este modo en las formas simbólicas es la estrategia de la estandarización. el significado movilizado de este modo se puede confundir con el poder y servir para crear. las autoridades estatales que tratan de desarrollar un idioma nacional en el contexto de grupos diversos y lingüísticamente diferenciados. Otra estrategia de construcción simbólica mediante la cual se puede lograr la unificación es la que podemos describir como la simbolización de unidad. otorga a este comentario un carácter vívido y evocativo. 42 Thatcher. la simbolización de la unidad puede entretejerse con el proceso de narrativización. considérese este comentario. O bien. en la medida en que los símbolos de unidad pueden ser parte integral de una narración de los orígenes que cuenta una historia común y proyecta un destino colectivo. El establecimiento de un idioma nacional puede servir para crear una identidad colectiva entre los grupos y una jerarquía legítima entre las lenguas y dialectos dentro de los límites de un Estado-nación. Esta estrategia implica la construcción de símbolos de unidad.combinar términos extraídos de diferentes campos semánticos. Lo anterior es común no sólo en el caso de las grandes organizaciones sociales como el Estado-nación moderno. en ciertos contextos. son ejemplos evidentes. La metáfora puede disimular las relaciones sociales al representarlas. que es una manera efectiva de movilizar el significado en el mundo sociohistórico y que.42 La metáfora de la enfermedad y el remedio.

99 . Un estado de cosas que sea una creación social e histórica puede tratarse como un suceso natural o como resultado inevitable de características naturales. Considérese una observación del editor al periódico de circulación masiva el Sun: al comentar una posible huelga del sindicato de conductores de trenes ASLEF en verano de 1982: el Sun recuerda a sus lectores que ASLEF bien puede hacer añicos su propia industria. y ante el cual se convoca a los individuos para que se opongan a él o lo expurguen. la división del trabajo entre hombres y mujeres instituida socialmente puede retratarse como producto de las características fisiológicas y las diferencia entre los sexos. Así. The Polilical Forms of Modern Society. Un quinto modus operandi de la ideología es la cosificación: la relaciones de dominación se pueden establecer y sostener al representar un estado de cosas histórico y transitorio como si fuese permanente. la ideología como cosificación implica la eliminación o la ofuscación de carácter social e histórico de los fenómenos sociohistóricos -o dicho con una sugerente frase de Claude Lefort. puesto que se trata al enemigo como un desafío o una amenaza frente a la cual se deben unir los individuos. p. Lefort. Lo anterior implica la construcción. de tal manera que ASLEF es equiparado con un poder extranjero que amenaza a un pueblo que se debe unir frente a la adversidad y cuya voluntad para resistir el mal es enfáticamente indomable. sino al fragmentar a aquellos individuos y grupos que podrían ser capaces de organizar un desafío efectivo a los grupos dominantes. Las relaciones de dominación se pueden mantener. aunque esta estrategia es más común de lo que podrían sugerir tales ejemplos. se construye a ASLEF como al otro que desafía a la nación entera.44 Este modo puede expresarse en formas simbólicas por medio de la estrategia de la naturalización. Un cuarto modo mediante el cual puede operar la ideología es la fragmentación. Otra estrategia pertinente se puede describir como la expurgación del otro. Los procesos se retratan como cosas o sucesos de un tipo casi natural. por ejemplo. Aquí. es decir. Una estrategia similar es lo que se puede describir como la eternalización: los fenómenos sociohistóricos son privados de su carácter histórico al ser 43 44 Comentario editorial del Sun. o la caracterización de los disidentes políticos en la era estalinista como "enemigos del pueblo”. para establecer y sostener las relaciones de dominación. de tal manera que se eclipsa su carácter social e histórico. de manera que. Esta estrategia se traslapa a menudo con estrategias orientadas hacia la unificación. dañino o amenazador. puesto que. dañino o amenazador. en circunstancias particulares. “como lo demostró tan claramente la batalla por las Falklands. no al unificar a los individuos en una colectividad. 201. p.43 Semejante comentario emplea una compleja estrategia en la que. el hecho de enfatizar las distinciones. dentro o fuera. de un enemigo que se retrata como maligno.Al unir a los individuos en una forma que hace caso omiso de las diferencias y divisiones. pero “nunca nos resquebrajará”. La descripción de los judíos y de los comunistas en la literatura nazi de las décadas de 1920 y 1930. implica el restablecimiento de “la dimensión de la sociedad ‘sin historia’ en el corazón mismo de la sociedad histórica”. son casos ejemplares de expurgación del otro. la simbolización de la unidad puede servir. natural. las características que los desunen e impiden que se constituyan en un desafío efectivo para las relaciones existentes o en un participante efectivo en el ejercicio del poder. diferencias y divisiones que hay entre los grupos e individuos. o al orientar las fuerzas de una oposición potencial hacia un objetivo que se proyecta como maligno. la estrategia típica de construcción simbólica es la diferenciación. y tal oposición se superpone a las fuerzas en conflicto de la guerra de la Falklands. 6. junio 30 de 1982. intemporal. NADIE puede resquebrajar esta nación”.

éstos y otros recursos gramaticales o sintácticos pueden servir para establecer y sostener las relaciones de dominación al cosificar los fenómenos sociohistóricos. 1979) y Hodge. Las estrategias de la construcción simbólica son las herramientas con que se pueden producir las formas simbólicas capaces de crear y sostener las relaciones de dominación. tienden a omitir las referencias a contextos espaciales y temporales al eliminar las construcciones verbales o al convertirlas a un verbo conjugado en un tiempo continuo. tales corno la: nominalización y la pasivización45. La ideología como cosificación se puede expresar también por medio de diversos recursos gramaticales y sintácticos. Robert y Gunther Kress. 1979).retratados como permanentes. Social Semiotics (Cambridge: Polity Press. tradiciones e instituciones que parecen extenderse indefinidamente hacia el pasado de manera que se pierde toda huella de su origen y resulta inimaginable cualquier duda acerca de su fin. que facilitan la movilización del 45 Análisis detallados de éstos y otros recursos se pueden encontrar en Kress. como cuando decimos "el sospechoso está siendo investigado" en vez de "los oficiales están investigando al sospechoso". adquieren una rigidez que no se puede romper con facilidad. Las estrategias particulares de la construcción simbólica. invariables y siempre. consideraciones de este tipo son en el mejor de los casos indicaciones preeliminares de un terreno por explorar. las descripciones de las acciones y los participantes que intervienen en ellas se transforman en sustantivos. son recursos simbólicos por así decirlo. Al identificar los diversos modos de operación de la ideología y algunas de las estrategias típicas de la construcción simbólica con las se pueden asociar y mediante las cuales se pueden expresar. Gunther y Robert Hodge. Language and Control (Londres: Routledge & Keagan Paul. Las costumbres. sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación es una interrogante que sólo se puede responder al examinar los contextos específicos en que se producen y reciben las formas simbólicas. Se insertan en la vida social y su carácter aparentemente ahistórico es reafirmado por formas simbólicas que. 1988). o los tipos particulares de formas simbólicas. La nominalización se presenta cuando las oraciones o algunas de sus partes. tanto en su construcción como en su mera repetición eternizan lo contingente. Bob Hodge. deben considerarse como directrices aproximadas que pueden facilitar la investigación de un tipo más empírico e histórico. 100 . Launguage as Ideology (Londres: Routledge & Keagan Paul. Así mismo. La nominalización y la pasivización que enfocan la atención del escucha o lector en ciertos temas a expensas de otros. he llamado la atención hacia algunas de las maneras en que podemos empezar a pensar en relación con la interacción del significado y el poder en la vida social. y sólo al examinar el sentido que tales formas simbólicas tienen para los sujetos que las reciben. no son ideológicas en sí: si el significado generado por las estrategias simbólicas o transmitido por las formas simbólicas. sólo al examinar los mecanismos específicos por medio de los cuales se transmiten de los productores a los receptores. Representar los procesos como cosas. como cuando decimos “la prohibición de las importaciones” en vez de “el primer ministro ha decidido prohibir las importaciones”. Suprimen a los actores y agentes. suprimir los actores y agentes. Fowler. recurrentes. Roger. En circunstancias especiales. Gunther Kress y Tony Trew. y tienden a representar los procesos como cosas o sucesos que ocurren en ausencia de un sujeto productor. La pasivización se manifiesta cuando los verbos se dan en forma pasiva. constituir el tiempo como una extensión eterna del tiempo presente: son algunas de las muchas formas de restablecer la dimensión de la sociedad "sin historia " en el corazón de la sociedad histórica. He llamado la atención hacia algunas de las estrategias y los recursos en virtud de los cuales se puede construir y transmitir el significado en el mundo social y algunas de las maneras en que el significado transmitido de este modo puede servir para establecer y sostener las relaciones de poder Sin embargo como he subrayado.

y es esta actividad al servicio de los grupos e individuos dominantes la que a la vez que delimita el fenómeno de la ideología. "el estudio de la ideología debería ocuparse también de aquellas formas simbólicas. otorga a la concepción propuesta de ideología un sentido negativo. las formas ideológicas se pueden desafiar. La ideología no es indiferente. sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación. y como las usan y comprenden los sujetos que las producen y reciben en los contextos estructurados de la vida diaria. las formas simbólicas contestatarias no son ideológicas. en los ataques articulados y concertados. combatir y alterar. podría objetar el critico. Por el momento. y con frecuencia se impugnan tanto explícitamente. De acuerdo con esta concepción. como implícitamente en los intercambios simbólicos mundanos de la vida diaria. Es una concepción que dirige nuestra atención hacia las maneras en que ciertas estrategias de la construcción simbólica pueden facilitar la reproducción de las relaciones de poder. más específicamente. En una etapa posterior elaboraré un marco de referencia metodológico dentro del cual se puede llevar a cabo de estudios. en consecuencia para reproducir un orden social que favorece a los individuos y grupos dominantes. Es una concepción que conserva el sentido negativo y critico asociado con el concepto de ideología desde Napoleón. la ideología es hegemónica por naturaleza. Ahondaré más en esta investigación a su debido tiempo.aquellas formas simbólicas que sirven para establecer y sostener las relaciones de dominación. Tales intervenciones desafiantes y de ruptura se pueden describir como formas simbólicas contestatarias o. Esta es una concepción que debe algo a lo que llamé la noción latente de ideología de Marx. dándole una especificidad y apartándola de la circulación de las formas simbólicas en general. Semejante concepción retiene el aspecto asimétrico característico del trabajo de Marx. por así decirlo. en el sentido de que sirve necesariamente para establecer y sostener las relaciones de dominación. Réplica a algunas objeciones posibles En la sección anterior propuse una concepción de la ideología que se enfoca en las maneras en que el significado. pero sin duda“. Por supuesto. de acuerdo con la concepción que he propuesto aquí. Pero si las formas simbólicas así producidas sirven para sostener o subvertir las relaciones de dominación. que desafían. como formas incipientes de la crítica de la ideología. pero que separa dicho sentido de la suposición de error e ilusión. para reforzar o socavar a los individuos y grupos poderosos es una cuestión que se puede resolver sólo al estudiar cómo operan tales formas simbólicas en circunstancias sociohistóricas particulares. pero que exige una investigación sistemática y detallada de los usos reales de las formas simbólicas en los contextos específicos y de las maneras en que son entendidas por los individuos que las producen y reciben. Sin embargo. a la naturaleza de las relaciones de poder que expresan y apoyan las formas simbólicas.significado. En efecto. puesto que ellas pueden ayudar a poner de relieve -tal como una rebelión pone de relieve un régimen opresivo. el estudio la ideología debería ocuparse de las formas simbólicas contestatarias. y. combaten y alteran el statu quo”. Las formas simbólicas son ideológicas sólo en la medida en que sirven para establecer y sostener las relaciones de poder sistemáticamente asimétricas. concluiré esta discusión preeliminar del concepto de ideología considerando algunas objeciones posibles que se pueden dirigir en contra de la reformulación que se propone aquí. aquellas doctrinas e ideas. Objeción 1: "Usted ha enfocado el estudio de la ideología en las maneras en que el significado sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación. La existencia misma de la ideología puede producir su adversario antes que aceptar pasivamente las formas ideológicas y las 101 . pero que difiere de la descripción de Marx en diversos aspectos fundamentales. construido y transmitido por formas simbólicas de diversos tipos.

o por la pura repetición del hábito y la rutina. No quiero negar la importancia de tales consideraciones. Objeción 3: "Al hablar de las maneras en que el significado 'sirve para sostener' las relaciones de dominación. las pueden parodiar o satirizar y pueden buscar desarticular cualquier fuerza que puedan tener las expresiones ideológicas en circunstancias particulares. el estudio de la ideología de debería de ocupar de estos últimos fenómenos. y sería muy engañoso sugerirlo. o aun su buena voluntad o intención de someterse a la servidumbre. no en la promulgación de una nueva ideología (aunque en otros sentidos.relaciones de dominación que ellos ayudan a sostener. En ciertas circunstancias. pero tales relaciones se pueden sostener de otras maneras. Al hacerlo así. las relaciones de dominación se pueden sostener mediante el ejercicio de la fuerza bruta. los individuos pueden atacar o denunciar dichas formas y relaciones. que las relaciones sociales se sostengan. las 102 . Objeción 2: "Usted ha caracterizado el estudio de la ideología como el estudio de las maneras en que el significado sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación. mediante la apatía y la indiferencia. en virtud de la movilización del significado en las formas simbólicas solas. ¿no está usted adoptando implícitamente un punto de vista funcionalista y vinculando el estadio de la ideología con un modelo de explicación que ha quedado desacreditado desde hace mucho tiempo?. Lo que sí quiero argumentar es que la movilización del significado en apoyo de las relaciones de dominación es un fenómeno social digno de una investigación sistemática. Sin duda. ni todas las maneras en que se pueden sostener las relaciones de dominación. pueden ser vitales. suficientemente extenso. Enfoca nuestra atención en un espacio intersubjetivo en que el significado se intersecta de algunas maneras con el poder. por ejemplo. al estudiar la ideología nos interesan. En otras. las relaciones de dominación se pueden reproducir. En efecto. estos individuos intervienen. sin ampliarlo más. No obstante. de una manera general. Tampoco quiero plantear. que éste comprende algunas de las maneras en que se sostienen tales relaciones. Es sin lugar a dudas cierto que las relaciones de dominación se sostienen de muchas maneras diferentes y gracias a muchos factores diferentes. define un campo de investigación que tiene cierto parecido con el campo delimitado por las primeras concepciones de ideología y que es. así como de la movilización del significado en las formas simbólicas". en ciertas circunstancias. Esta limitación propuesta no tiene la pretensión de abarcar todas las maneras en que el significado se intersecta con el poder. se debe limitar su esfera de aplicación. y que la investigación de dichas maneras es la provincia específica del estudio de la ideología. y difícilmente sería sensato o revelador sugerir que esta forma de sostener las relaciones de dominación sea otra forma más de ideología. De hecho. Para que el concepto de ideología resulte útil. matar y reprimir por la fuerza la insurrección o la protesta. las relaciones de dominación pueden ser sostenidas por el hecho de que las prácticas se han seguido por tan largo tiempo y con tanta regularidad que han adquirido el carácter de hábitos o rutinas que no se discuten ni cuestionan. El hecho de que las relaciones de dominación se puedan sostener de otras maneras no implica que estas otras maneras deban considerarse también como formas de ideología. al golpear. pueden estar haciéndolo también). la apatía y la indiferencia de los individuos y grupos subordinados. no porque el significado se movilice en su apoyo. y que el orden social se reproduzca. sino simplemente porque ésta es la manera en se han hecho siempre las cosas. los “papeles” que desempeñan las formas simbólicas en la vida social. He propuesto una limitación que enfoca nuestra atención en las maneras en que el significado movilizado de las formas simbólicas sirve para establecer y sostener las relaciones de dominación. sino más bien en una versión incipiente de una forma de crítica que se puede llevar a cabo de una manera más sistemática dentro del marco de referencia de una metodología interpretativa y exhaustiva.

requerimos un marco metodológico que haya dejado atrás el punto de vista del funcionalismo. Empero. en el sentido aquí propuesto. Podemos intentar dilucidar el significado que pueden tener las formas simbólicas para los individuos al examinar las características de tales formas y. y qué relación hay (si hay alguna) entre el significado de estas formas simbólicas y las posiciones sociales de tales individuos?" Es difícil dar una respuesta general a semejantes preguntas. y lo que nos interesa explicar. en parte. No hay reglas prácticas sencillas que determinen. Este no es el punto de vista que estoy adoptando. la ideología sería el explanandum (lo que se va a explicar) y las necesidades presupuestas serían el explanans (aquello en términos de lo cual se puede explicar). Pero no estamos adoptando un punto de vista funcionalista. pero ¿cómo puede decir usted en la práctica si formas simbólicas particulares sirven para sostener o alterar. lo que nos interesa son los “efectos" sociales del uso y la comprensión de las formas simbólicas. el significado que tienen las formas simbólicas para individuos específicos o la naturaleza de las relaciones sociales en que están imnersos tales individuos.es un supuesto dado. trataríamos de explicar las formas simbólicas ideológicas al demostrar que satisfacen ciertas necesidades indispensables. Puesto que estamos tratando con el significado y la comprensión tanto como con la causa y el efecto. ni estamos tratando de explicar la ideología en términos funcionalistas. En cierto sentido. Desde un punto de vista funcionalista. es cómo el uso y la comprensión de las formas simbólicas a lo largo del tiempo a reproducir las relaciones de poder y de dominación. y las repercusiones que tienen su uso y comprensión en la reproducción del orden social. Objeción 4: “En un principio está muy bien definir la ideología en términos de las formas en que el significado sirve para establecer las relaciones de dominación. Para proseguir el estudio de la ideología. y tendríamos que argumentar que las formas simbólicas e ideológicas se pueden explicar demostrando que satisfacen algunas de estas necesidades. y que esté hecho a la medida de las características específicas de un campo objeto significativo. mantener un equilibrio estable. al analizar la distribución de. cuando sea posible. Podemos tratar de esclarecer las relaciones de dominación empleando diversos métodos de análisis sociohistórico. es inadecuado para la tarea metodológica que confrontamos. por ejemplo. En otras palabras. y el acceso a.maneras en que las usan y comprenden los individuos. para establecer o socavar. recursos escasos o a puestos institucionales en relación con consideraciones como los antecedentes de clase. buscamos interpretar tanto como explicar. de explanandum y explanans. sino que más bien estoy tratando de enfocar la atención en la naturaleza y en las consecuencias de las maneras en que se usan y comprenden las formas simbólicas en circunstancias particulares. No estoy tratando de explicar la ideología en términos de algunas necesidades presupuestas e incuestionables de un sistema (cualquiera que éste sea). el género o el origen étnico. tales como un conjunto de necesidades que tienen que satisfacerse a fin de mantener un equilibrio estable. Para explicar la ideología en tales términos tendríamos que haber procedido de la manera siguiente: tendríamos que suponer que el orden social es un sistema que tiene ciertas "necesidades”. el lenguaje de causa y efecto. tendríamos que suponer que el estado formal del sistema -por ejemplo. El hecho de que sea difícil determinar estos fenómenos no implica que éstos sean indeterminados. las relaciones de dominación? ¿Cómo sabe usted qué significan tales formas simbólicas para individuos específicos sea que estos individuos ocupen posiciones de dominación o subordinación. Pero de esto no se desprende que las formas simbólicas carezcan de significados determinados para individuos específicos o que tales individuos no estén inmersos en relaciones sociales determinadas. al aplicarse a casos particulares. relacionar estas características con las descripciones ofrecidas por los individuos que las producen y reciben en el curso de sus vidas 103 .

para una demostración irrefutable. es para sostener que toda interpretación está expuesta a sospechas. al ofrecer una interpretación. desde nuestro punto de vista. de los distintos grados de oportunidad y accesibilidad. debemos ofrecer también razones y bases. al sostener que la única manera de evitar la arbitrariedad y la unilateralidad en el análisis de la ideología es generalizar el enfoque y someter la propia posición del analista a un análisis ideológico“. sin sucumbir a la exigencia inútil y confusa de que todo análisis de la ideología deba ser analizado ideológicamente a su vez. entonces caracterizar formas simbólicas particulares como ideológicas parece poco más que arbitrario. Estamos en el ámbito del sentido variable y las desigualdades relativas. desafiar y sostener. de la ambigüedad y el juego de palabras. “Pero una interpretación no es una prueba”. del engaño y el autoengaño. y que se vinculan de maneras complejas con los intereses y las oportunidades de tales individuos. Al analizar la ideología. al buscar captar la compleja interacción entre significado y poder. que el intérprete usurpe un privilegio que se niega a todos los demás. La propuesta de Mannheim. La interpretación de la ideología sí plantea problemas especiales en la medida en que se relaciona con la interpretación de fenómenos que ya son entendidos de alguna manera por los individuos que los producen y reciben. después de todo. Objeción 5: “Pero si el estudio de la ideología es cuestión de interpretación. como cualquier forma de interpretación se ubica en la región intermedia.diarias. por bien intencionada que sea. Podemos intentar defender y criticar interpretaciones. Podemos tratar adecuadamente estos problemas sólo si prestamos una cuidadosa atención a las características de este campo de análisis y examinamos las maneras en que se pueden defender y criticar. y es precisamente a causa. ello no significa que sean arbitrarias. la desilusión se origina más en las expectativas del critico que en los resultados del analista. y la interpretación de la ideología. dado que combina el análisis de la ideología con el estudio de las condiciones sociales del pensamiento y dado que culmina en la posición paradójica de tratar de superar los problemas epistemológicos del historicismo radical privilegiando a un grupo social cuyo pensamiento condicionado está relativamente no condicionado. razones que pueden ser muy convincentes en las circunstancias. Internarse en este ámbito con la expectativa de que se podrían elaborar análisis irrefutables equivaldría a usar un microscopio para interpretar un poema. que. hagan 104 . para establecer y sostener las relaciones de dominación al desarrollar una interpretación que explique el papel que desempeñan estas formas simbólicas y las consecuencias que tienen en las vidas de los individuos entre quienes circulan. Puede haber buenas razones para ofrecer una interpretación particular y para adherirse a ella. de ello que. aun cuando no sean totalmente concluyentes. y aun considerablemente más plausible que otras. En efecto. Una interpretación puede ser plausible. Podemos tratar de demostrar cómo el significado transmitido por las formas simbólicas sirve. hacer que algunas de ellas sean plausibles y convicciones. de la ocultación de las relaciones sociales y de la ocultación de los procesos mismos de ocultación. Por el contrario. no ayuda en esta tarea. entonces él o ella saldrán desilusionados. Sin embargo. Aunque las interpretaciones son debatibles. Tal vez Mannheim tenía razón. Es mejor distanciarnos de una vez por todas del enfoque de Mannheim al análisis de la ideología y de sus consecuencias paradójicas. no estamos tratando con un tema que acepte una demostración irrefutable (cualquiera que ésta sea). las interpretaciones particulares. y tratar de demostrar que otras no lo son. en circunstancias particulares. Esto no significa que la interpretación de la ideología esté por encima de toda sospecha. existe un enorme espacio en el espectro que hay entre la demostración irrefutable y la elección arbitraria. sin proponerse excluir toda duda. evidencias y argumentos. no lo es: si el crítico busca pruebas.

en tanto que otros intentan combatirlas. Así. He caracterizado esta concepción alternativa como una concepción crítica. donde el objeto de análisis es un arma que se emplea en una batalla librada en el terreno de los símbolos y signos. pues no intenta eliminar el sentido negativo que ha adquirido el término "ideología“ en el curso de su historia. En consecuencia. y que por lo mismo algunos individuos y grupos tienen interés en preservar. y preparar el terreno para la formulación de una concepción alternativa. 105 . es decir. El concepto de ideología. la ideología sigue siendo un concepto crítico. el estudio de la ideología. quiero considerar algunas de las contribuciones más recientes a la teoría y al análisis de la ideología. cambiaré un poco mi enfoque: tratare de ocuparme menos de las diversas maneras en que los autores contemporáneos emplean el concepto de ideología. de los diferentes matices de significado que dan al término. y si ésta es plausible. sino que más bien retiene tal sentido y lo construye de una manera particular. sumerge al analista en un ámbito de significado y poder. de acuerdo con la formulación propuesta llama nuestra atención hacia las maneras en que el significado se moviliza al servicio de los individuos y grupos dominantes. no es cuestión que el intérprete pueda juzgar por sí solo. y en cambio trataré de poner de relieve el papel que desempeña el concepto dentro de sus diferentes descripciones teóricas de la naturaleza y el desarrollo de las sociedades modernas. En los capítulos siguientes examinaré una selección de ellas. Demostraré cómo se puede integrar dicho enfoque a un marco metodológico más amplio para el análisis de las formas simbólicas contextualizadas.plausible la interpretación. de interpretación y contrainterpretación. entendida en este sentido. para establecer y sostener relaciones sociales estructuradas en las que algunos individuos y grupos se benefician más que otros. Al hacerlo. si las razones y las bases son convincentes. las maneras en que el significado construido y transmitido por las formas simbólicas sirve en circunstancias particulares. Sin embargo. antes de proceder con tales preocupaciones más amplias y constructivas. En este capítulo he repasado la historia del concepto de ideología con un objetivo doble: identificar algunas de las principales concepciones de ideología que han surgido en el curso de dicha historia y que han contribuido a la riqueza y ambigüedad del término. pues el trabajo de Mannheim no constituyó de ninguna manera la última palabra en estos asuntos. una herramienta crítica que llama nuestra atención hacia una gama de fenómenos sociales que pueden ser -y que con frecuencia son en el curso de la vida diaria. En años recientes ha habido un repunte del interés en los problemas asociados con el análisis de la ideología y una verdadera explosión de obras sobre el tema.sometidos a críticas y envueltos en conflictos. En capítulos posteriores tomaré y desarrollaré algunos aspectos de este enfoque alternativo al estudio de la ideología.

¿Cuál es el rol o función de los intelectuales?.TEXTO No. ¿Cuáles son sus redes de emisión y propagación?. Explique los diferentes grado de ideología según Gramsci. s. tesis doctoral. . Inicia el texto con una explicación de por qué Gramsci ha sido considerado como el pensador de la política. es así que llega a la distinción de los diferentes grados de la ideología : la filosofía.f. después de exponer claramente la conceptualización de Gramsci sobre el tema Simon expone y explica. en Para comprender las ideologías. En este texto Simon presenta una caracterización muy completa del trabajo de Gramsci en torno al concepto de ideología. función y eficacia de las ideologías?. la religión. 5 Simón Michel. ¿Cuál es el valor. 3. 6. el concepto de bloque histórico y sus diferentes niveles y componentes. GUIA DE ESTUDIO 1. el autor va exponiendo las interrogantes centrales en la conceptualización del concepto de ideología. 5. Otro de los temas centrales en la obra de Gramsci para poder entender la superestructura ideológica y política es el de estructura social. Entre esas interrogantes están las siguientes: ¿Cómo se difunde una ideología en el cuerpo social?. Simon señala que dado que a Gramsci le interesaba el aspecto práctico más que teórico de la ideología se esforzó por discernir las diversas formas concretas bajo las cuales se presentan las ideologías. Universidad de París. Explique cuál es la función principal que asigna Gramsci a la ideología. el sentido común y el folklore. de la superestructura y de la ideología. 2. Explique por qué para Gramsci la ideología es una fe activa. “Antonio Gramsci y la necesidad social de la ideología”. A través de la enunciación de las diferentes preguntas que se formulaba Gramsci. Explique el concepto de instituciones redes y su función en la propagación de una ideología. 4. ¿Cuál es el papel que juegan los intelectuales en la propagación de la ideología? Explique el concepto de bloque histórico y describa sus diferentes niveles y componentes. siguiendo un esquema. 106 . La explicación de concepto de ideología la inicia exponiendo por qué para Gramsci la ideología es un ”fe” activa.

de la superestructura y de la ideología. con aportar algunas rectificaciones.C. Se casa y trabaja para la Internacional. nació el 21 de enero de 1891. ANTONIO GRAMSCI Y LA NECESIDAD SOCIAL DE LA IDEOLOGIA Michel Simon* El teórico de la superestructura Se dice de Gramsci1 que era el pensador marxista más original. Su hermano lo introduce en los medio socialistas. permanecerá encarcelado de 1927 a 1934 (redacción de los famosos Cuadernos de la Cárcel). si el marxismo es ese maravilloso instrumento de pensamiento y de acción. su miseria y su explotación? ¿Por qué el marxismo no convierte con mayor rapidez y a mayor número de personas a su causa? A estas preguntas. algunos matices. es prácticamente el jefe del P. Por uno de sus artículos empieza a denunciar la subida del fascismo.I. La experiencia y las preguntas de Gramsci A decir verdad. en filosofía moderna. Crítica a la Economía Política).que permite comprender la situación y trasformarla. que es sardo. Termina sus estudios secundarios en la capital Sarda: Cagliari. él está íntimamente persuadido de haber encontrado en el marxismo el instrumento indisociable teórico y práctico –a él le gustaba llamarlo “filosofía de la praxis”. de los modos de pensar y “Antonio Gramsci y la necesidad social de la ideología” en Para comprender las ideologías. el más creador desde Lenin. G. La cárcel. donde lee a Marx y al filósofo italiano Croce. Como para todos los neófitos entusiastas. por lo que tendremos que estudiar sumariamente los escritos de Gramsci para extraer lo que nos tiene que decir sobre la ideología. I. El dirigente del P. Cae enfermo y una campaña internacional que dirige Romain Rolland obtendrá. La juventud: A. que conoce el subdesarrollo cultural de ciertas regiones de Italia y que está bien colocado para medir la influencia de la religión y del catolicismo en Italia.I. se inscribe en 1911 en la Facultad de Letras de Turín. En 1919 funda una revista (siendo secretario de redacción): L’Ordine Nuovo (El orden nuevo) en la cual lanza la idea de los consejos de fábrica que se van a multiplicar en Turín. G. Lenin fue el pensador de la Revolución y de su técnica (El partido de vanguardia. a fines de 1934.III. su traslado a una clínica y a su liberación. el día previsto para regresar a Cerdeña. Gramsci es el pensador de lo político. Es bajo este título que Gramsci nos interesa. Gramsci. ¿Cuál es la aportación de Gramsci a la reflexión y a la crítica marxista? Sabemos que Marx fue el pensador de la Historia (el materialismo histórico) y el de la Economía (El Capital. Titular de una pobre beca de estudios. Escribirá luego artículos en “Il Grido del Popolo” (el grito del pueblo) en donde manifestará sus dones de periodista. sigue de cerca las luchas obreras y se inscribe en 1913 al Partido Socialista Italiano. En 1917. sus relaciones con los otros partidos y las masas). C. En noviembre de 1923. trabaja para la renovación del Partido Socialista. En Turín. comenta la Revolución Rusa de Octubre en Il Grido y en L’Avanti. El 21 de enero de 1921 entra al Comité Central del Partido Comunista Italiano fundado en Livorno. sobre la autonomía relativa. En 1924 lo eligen diputado. es arrestado a pesar de la inmunidad parlamentaria. El periodo turinense. uno de los problemas de Gramsci será ¿Por qué. la inercia de las tradiciones. el contexto italiano les da una coloración particular: Cuando lanza la orden “obreros-campesinos” se comprueba que la masa campesina no se precipita con un solo corazón bajo la bandera que se le propone. Lucha de tendencias en el interior del P. Gramsci no se contentará. En 1921 A. en una familia arruinada de la pequeña burguesía. Traducción de Mónica Gendreau Cuatro períodos dan ritmo a la vida de Gramsci. como sucede con Engels. En noviembre. Gramsci gana. entre Gramsci y Bordiga. encuentra pues en su camino el peso de las ideologías. por lo que deberá trabajar duro para vivir. después de la barricadas de Turín para protestar contra la guerra y la miseria. Tesis doctoral. por qué las masas permanecen tan indiferentes y parecen preferir su servidumbre. Condenado a 20 años de prisión. Muere el 27 de abril de 1937. forma parte del comité provisional encargado de dirigir el movimiento obrero. G.C. la acción de retorno y la eficacia secundaria de la ideología. Gramsci vivió personalmente con entusiasmo y romanticismo la aventura revolucionaria de Octubre de 1917 y los consejos de fábrica de Turín. Él va a volver a pensar en el conjunto de la superestructura política e ideológica y en sus lazos con la estructura social ¿Por qué este problema afectó particularmente a Gramsci? Sin duda a causa de su itinerario personal y de la situación particular de Italia. en Cerdeña. 1 * 107 . El 8 de noviembre de 1926 A.

sino como estímulo para la acción (actividad ético-política concreta. 205-206. por el doble camino de la percepción y de las representaciones en el psiquismo de las pulsaciones (libido. el proceso es fácil de aprehender y de comprender” (íbid. las órdenes de acción encuentran y chocan con las ideologías puesto que la política es también un problema ideológico. no es el único que se propone la adhesión de las masas. Juan Pablos. Gramsci se encuentra pues obligado por la acción y por su experiencia misma. La ideología es un problema político y las luchas políticas de liberación. T.de vida. o sea. Ed. ha pasado a significar un determinado ‘sistema de ideas’. El materialismo Histórico y la filosofía de B. puesto que el fascismo italiano le dará el tiempo suficiente. una búsqueda sobre el origen de las ideas. Croce. Si nos apartamos de la mitología que. Aún si el marxismo es verdadero. puesto que. Va a tomar de un filósofo italiano muy influyente es su época.las cuestiones relativas a la ideología. Una “fe” activa ¿Qué es lo que Croce llama “religión”? “Para Croce la religión es una concepción de la realidad con una moral que le es inherente.. Aquí: Gramsci dans le texte (G. pp. esto es. 108 . Benedetto Croce. del materialismo francés del siglo XVIII”2. pulsaciones de muerte…). y a la clase dominante con sus intelectuales sabe muy bien jugar con sus diferencias para obtener el consentimiento. Ed. como es lógico. de otros conceptos de la vida. es religión toda filosofía. Al principio. 5657. Aún hojeó los “Elementos de Ideología” de Destutt de Tracy y señala que la edición italiana es más completa que la edición francesa. pulsaciones de vida. LA IDEOLOGIA SEGUN GRAMSCI En la búsqueda de una definición Gramsci no ignora la historia del término ideología y nos indica que la “ideología ha sido un aspecto del sensismo. de otras concepciones del mundo. 1. pertenecen a la religión. Gramsci va ahora a inclinarse sobre estos “sistemas de ideas” que son las ideologías. toda concepción del mundo en cuanto ha devenido ‘fe’ en cuanto es considerada. En esta línea de búsqueda “se puede afirmar que Freud es el último de los ideólogos.” el último que se inclinó a pensar sobre la génesis de las ideas en el aparato psíquico. pp.). presentada en forma mitológica. como actividad teórica (de creación de un nuevo pensamiento). 182). de creación de una nueva historia)” (íbid. a profundizar –con calma. 1975. la ideología era pues. Por tanto. o al menos. su rol de marco de referencia para la acción: una “fe” y una “creencia” que se traduce 2 En la medida de lo posible remitiremos a traducciones francesas y españolas de Gramsci. una ciencia de las ideas. de otros pensamientos. a la política y el lazo entre la estructura social y la superestructura ideológica y política. la definición de la ideología. obtenemos los principales elementos que definen la ideología para Gramsci: una concepción del mundo que vale menos por su lado teórico (el conocimiento que proporciona la actividad de pensamiento que representa) que por su aspecto práctico. 57). para Croce como para Gramsci. París. México 1975. la influencia admirablemente difundida por toda una red de irrigación. Gramsci nos dice: lo que Croce llama “religión” eso es lo que yo llamo “ideología”. Sociales. p.. Pero ya no es éste sentido que se emplea el término: “Es preciso examinar históricamente cómo el concepto de Ideología de ‘ciencia de las ideas’ de ‘análisis del origen de las ideas’. la pasividad de las masas. p. Cfr.

es menos una concepción del mundo que una enorme fuente de inspiraciones. Portelli. de los rituales administrados por las grandes religiones. De esta manera la filosofía es la llave de bóveda del bloque ideológico. a las creencias populares y tradicionales y las supersticiones. de actitudes y de comportamientos prácticos que van. p. La filosofía La filosofía representa el polo más intelectualizado. La ideología es el elemento sin el cuál no se podría concebir ninguna acción humana. una filosofía más moral. entre la filosofía y el sentido común. por ejemplo. la religión no siempre se menciona en los estadios o los grados de la ideología. para Gramsci. del pensamiento preciso y del discurso riguroso del orden intelectual. concientemente o no. de reglas de conducta. la religión. Portelli cree. sin embargo. se esfuerza por discernir las diversas formas concretas bajo las cuales se presentan las ideologías. p. H. Una ideología es pues. El sentido común El sentido común es el tercer grado de la ideología. él no se eterniza sobre la definición de la ideología. Anthropos 1974 109 . 26)3 “El sentido común no es una concepción única. una Weltanschaung.inmediatamente en actitudes. la influencia filosófica de un Benedetto Croce en Italia es un punto de reunión para los intelectuales de la idelogía dominante que sacan de su pensamiento los temas y la coherencia que justifican su visión del mundo y su práctica social. Gramsci se lo explica de la manera siguiente: “El sentido común es el folklore de la filosofía y está siempre a medio camino entre el folklore verdadero y propio (es decir. el más sistemático de la ideología. LOS DIFERENTES GRADOS DE LA IDEOLOGIA Puesto que Gramsci se interesa menos en los aspectos teóricos de la ideología que en sus aspectos prácticos. deberán de ser las piedras angulares del bloque ideológico proletario. en actitudes y en comportamientos. la expresión del plan. Las formas de la ideología que distingue Gramsci son bastante originales. si se le da este último término se sentido práctico de normas. una concepción del mundo. Ed. en todas las manifestaciones de la vida individual y colectiva” (íbid. el más riguroso. el sentido común y el folklore. Gramsci nos advierte todavía que es necesario dar al término “ideología”: “El significado más alto de concepción del mundo que se manifiesta implícitamente en el arte. 16) La ideología aparece por todas partes es. Gramsci et la questione religieuse. idéntica en el tiempo y en el espacio (…) es el rasgo más fundamental y más característico es el de ser una concepción (incluso en cada cerebro) disgregada. 3 H. Croce y su pensamiento son las piedras angulares intelectuales del orden burgués. Al contrario. se coloca igualmente entre las ideologías. que debe hacerlo porque Gramsci la coloca frecuentemente muy cerca del sentido común. el elemento en el cual se elabora y se engendra la totalidad de las acciones históricas. el derecho en la actividad económica. en prácticas. individual o colectiva. En tanto que la religión conlleva una concepción del mundo que se traduce en moral. y es porque la religión. el marxismo. la filosofía de la praxis. en acciones concretas. no hay ideología que no lleve a actuar de tal o cual manera. La religión Según Gramsci. la fuente inspiradora de los actos personales o colectivos: no hay acciones sin ideología. estas son: la filosofía. como se entiende comúnmente) y la filosofía” (Gramsci et la questione religieuse.

110 . 122) Este rasgo estratificado. Por otra parte. por lo que considerarlo como piedra de toque de la verdad es un contrasentido” (Gramsci et la question… p. contradictorio. es una concepción del mundo primitiva. Gramsci no habla aquí de las danzas folklóricas o de los ensayos regionales. Ed. estas cuatro maneras de existencia de una concepción del mundo (esto es. hemos recorrido la ideología desde su polo más estrecho y más claro. el primitivismo y la incoherencia de los valores sobreentendidos de la cultura). la adhesión fuerte de los “creyentes”. nota 41). 286. Este grado de la ideología. multiforme. Lo que Nietzsche reprocha a sus contemporáneos es: la falta de personalidad. el folklore no es únicamente pasado. Significa que el sentido común es un concepto equívoco. El marxismo también puede existir. “Lo que hemos dicho hasta aquí no significa que el sentido común no contenga verdades. la más amplia y más difusa. incongruente. 1976.incoherente. las verdades del sentido común son verdades fragmentarias.” (El Materialismo Histórico p. Juan Pablos. pero que sostienen con su pequeña luz multitudes de actividades y de comportamientos. este continúa animando ciertas clases subordinadas. y estos mismos signos. nuevamente signos sobrecargados… todos los periodos y todas las poblaciones se muestran pintarrajeados bajo nuestros velos. hace pensar a Nietzsche contra sus contemporáneos: “de cincuenta garabatos pintarrajeados… signos del pasado garrapateados. cuya filosofía es. ocupando los lugares inferiores de la vida social. la manera intelectual sistemática de la filosofía. Libro II. Evidentemente. Este recorrido no es un recorrido según las clases sociales. conforme a la posición social y cultural de las multitudes. Del País de la Cultura). contradictorio. desligadas.” (Literatura y Vida Nacional p. y cuyas actividades y comportamientos se apoyan en todos los fragmentos de ideología que han sobrevivido al naufragio. hasta su base. El sentido común es la filosofía del pobre. incapaz de llegar a una concepción de conjunto. y existe de hecho. las religiones… Estos cuatro grados no recubren la división en clases sociales Con estos grados de la ideología. El folklore En cuanto al folklore es el grado más bajo de la ideología. bajo estos cuatro grados: el de la filosofía (los 4 Literatura y Vida Nacional. unificada. sin unidad: “El folklore es un aglomerado indigesto de todas las concepciones del mundo y de la vida que se han sucedido en la historia (…) documentos mutilados y contaminados. la ciencia. heterogéneo del sentido común muestra que es la filosofía de las clases que son dominadas por ideologías diversas y que no tienen los medios intelectuales de la coherencia. sin haber formado nunca parte de la fiesta. México. que describe Gramsci. Como estos proverbios que vienen de la sabiduría popular o que caen como aerolitos de las grandes filosofías. en las clases que han sido siempre víctimas de la historia. y vuestras gesticulaciones hablan de todas las costumbres y creencias” (Zarathoustra. Gramsci lo constata en el grado cero de la ideología. o de volver a encontrar las tradiciones ancestrales. puesto que no cesa de alimentarse con las migajas de pan que caen de la mesa de las ideologías nobles: los filósofos. 240)4 Sin embargo. de la vida y del mundo. él da un sentido preciso al término folklore: es una manera de vivir y de actuar formada por piezas y trozos. y por supuesto. que no permiten ni la coherencia del pensamiento ni la cohesión de la acción. el modo sencillo de las masas.

Las instituciones redes La ideología dominante dispone en particular de varias instituciones para propagarse y renovarse. y en varias coberturas percibo la indicación: 20ª. o casi lo sean. confirmándole un poder temible de dominio sobre los hombres y su comportamiento. Los sociólogos modernos de las ideologías volverán a tomar y sistematizarán las primeras descripciones de Gramsci y veremos como Pierre Ansart describe y analiza lo que Gramsci trató de esbozar y que llamará el “campo ideológico”. asistencia. escuelas. p. Gramsci da una atención excesiva a la prensa y las librerías puesto que lo escrito puede influir en los cuatro estadios de la ideología: el pensamiento. que propagan las ideologías por todas partes y hacen de la ideología una realidad inmaterial pero omnipresente. y es por esto que siento admiración y envidia por los sacerdotes que se rehúsan a obtener resultados tan palpables es su propaganda cultural. y también analiza el rol de los soportes materiales de las ideologías y de su comunicación: los escritos. y aún el del folklore. de una conciencia individual. y cada vez que esto me sucede. 172)5 Antes de Althusser y su teoría de los Aparatos Ideológicos de Estado. En fin. de todo género. tratando de fijar en mi mente la imagen de aquellos que me gustaría mucho tener. Ed. No puedo creer que los tirajes anunciados sean un mero ‘bluff’ editorial. Gramsci mismo cuenta cómo se quedó sorprendido y admirado ante el escaparate de una librería católica: “Me gusta permanecer largamente frente a las vitrinas de las librerías y recorrer con los ojos los volúmenes alineados. o aún. el de la amplia adhesión popular y el del folklore. de un grupo. y que escapen también completamente al control de la crítica científica y literaria.” (Passato e présente. las bibliotecas. el de la creencia. a los grados más elevados de la ideología. que nadie hable de ellos. el cine. sobre todos los temas. la prensa. 5 Pasado y Presente. el de la religión (los que “creen” en el marxismo con la fuerza de la convicción y de una adhesión religiosa). y aún conserva y juega un papel en la lucha que se desarrolla en el frente teórico e ideológico. que las afianzan al suelo de los grupos sociales. México 1977 111 . continúa conservando una gran parte de ellas: moral. y aún 50ª edición. Estos cuatro niveles indican más bien el grado de difusión de una ideología al interior de una formación social. pone atención y analiza el papel de las instituciones. de las organizaciones que sirven de redes a las ideologías. LA DIFUSION DE LAS IDEOLOGÍAS ¿Cómo se difunde una ideología en el cuerpo social? ¿cuáles son sus redes de emisión y de propagación ¿cuáles son los soportes técnicos que utiliza para deslizarse de esta manera en las ciudades. estudiando la difusión de la ideología dominante y la organización práctica del catolicismo italiano.intelectuales marxistas). También me detengo frente a las librerías llamadas religiosas. siempre experimento un nuevo estupor. el del sentido común. El sistema escolar es también una red cada vez más importante en la difusión-propagación de las ideologías. Gramsci descubre. por el mundo de la cultura. Seguramente: veo volúmenes sobre volúmenes. habiendo tenido casi el total monopolio de las instituciones sociales hace alguno siglos. las librerías. en la medida de lo posible. Juan Pablos. 30ª. Gramsci nombra en primer lugar a la iglesia que. la novela. Y veremos cómo Gramsci desea que las masas abandonen el folklore y el sentido común para acercarse más. la radio. los pueblos y las mentes? Gramsci se formuló muy concretamente estas preguntas. y me pregunto cómo puede ser posible que libros que logran tener tirajes tan elevados sean ignorados.

adquieren conciencia de su posición. forman el terreno en medio del cual se mueven los hombres. e ideologías arbitrarias. por otra parte. Gramsci no va a precisar esto y empezará a indicárnoslo al afirmar lo que es necesario distinguir bien. inútil. No puede haber error más funesto que al mismo tiempo enmascare la función esencial de la ideología. 2) Se afirma que cierta solución política es ‘ideológica’. aún cuando cree poder hacerlo. polémicas. pero es necesario ver de cerca lo que Gramsci nos dice de las ideologías orgánicas: en primer lugar son históricamente necesarias. etc. se afirma que es inútil. La fuerza material de las ideologías Es evidente que Gramsci en la cárcel estaba privado de los clásicos del marxismo. cit. San Bruno…) y el punto de vista “sociológico” sobre la ideología como instancia. no crean más que ‘movimientos’ individuales. (tampoco son completamente inútiles. Él las toma como auxilio para subrayar bien la importancia de las ideologías: 112 . lejos de ser secundario y puramente psicológico. Gramsci no deja de conocer el hecho de que la tradición marxista arrastra un sentido profundamente peyorativo del término ideología. hay una confusión puesto que se llama “ideología” a dos cosas distintas: “Un elemento de error en la consideración del valor de las ideologías. es decir. San Max. se sostiene a sí misma. etcétera. esto es. ‘organizan’ las masas humanas. Pero para él. es decir. nivel de la estructura social… “El proceso de este error puede ser fácilmente reconstruido: 1) se identifica a la ideología como distinta de la estructura y se afirma que no son las ideologías las que modifican la estructura. y que al ser muy sólida. 3) se pasa a afirmar que toda ideología es ‘pura’ apariencia. Su valor es completamente subjetivo y por lo tanto de poco peso frente a la realidad económica y social. no es casual) de que se da el nombre ideología tanto a la superestructura necesaria a determinada estructura. Stirner. insuficiente como para modificar la estructura. En cuanto ‘arbitrarias’. se debe al hecho (hecho que. 58) Los dos empleos del término “ideología” corresponden pues a dos sentidos que ya discernimos en el mismo Marx: la ideología como fraseología sin retención de individuos determinados (Batter. porque son como el error que se contrapone a la verdad y la afirma). Pero Gramsci desarrolla enseguida este “psicológico” precisando el papel organizador de las ideologías. pero las fórmulas del joven Marx sobre la fuerza de las ideas y sobre la “solidez de las creencias populares” le vuelven a la memoria sin que pueda dar las referencias exactas. y sobre todo. nos obliga a ver el principio de éste en el momento en que la ideología se empieza a separar de la estructura. en dónde luchan… el valor está pues. etc.” (El Materialismo Histórico… p. el hecho de que son ellas las que forman el terreno mismo sobre el cual se trasladan los hombres. nada de historia ni de sociedad sin ideologías. Ideología orgánica e ideología arbitraria “Es preciso.” (Loc. etcétera. 58) Texto capital en el cual Gramsci. volviéndose una nube conceptual que flota por encima de lo real. estúpida. En cuanto históricamente necesarias. ‘queridas’. entonces. distinguir entre ideologías históricamente orgánicas. como a las lucubraciones arbitrarias de determinados individuos.) Las ideologías “arbitrarias” nos interesan menos. luchan. estúpida. racionalistas. que son necesarias a determinada estructura.” (Ibid. FUNCION Y EFICACIA DE LAS IDEOLOGIAS Las razones de un error Sin embargo.VALOR. p. éstas tienen una validez que es validez ‘psicológica’. sino viceversa. me parece. El sentido peyorativo de la palabra se ha hecho extensivo y ello ha modificado y desnaturalizado el análisis teórico del concepto de ideología. al reconstruir la génesis del error sobre la ideología. en dónde se sitúan. y Gramsci se obstina en subrayar la importancia de las ideologías.

mediante una imagen. 16) Gramsci expresa. teoría y práctica… forman una unidad indisociable en una sociedad y es para subrayar esta unidad que Gramsci recurre a la filosofía y a la arquitectura. La unidad indisociable del contenido y de la forma Gramsci vuelve a hacer la distinción de Engels entre la forma y contenido. afirmación muy significativa. tiene la energía y la solidez de una fuerza material. Otra afirmación de Marx es que una persuasión popular tiene a menudo la misma energía que una fuerza material. en cuanto las fuerzas materiales son el contenido de forma. a una sociedad…) No hay sociedad posible sin cierta unidad. separarlo en pedazos. puesto que las fuerzas materiales no serían concebibles históricamente sin forma y las ideologías serían caprichos individuales sin la fuerza material. puramente didascálica.es que. las exigencias de la ciencia y de la filosofía y de hacerlo de tal manera y a un ritmo tal. Gramsci llama a este enlace el cimiento y.” (El Materialismo Histórico… p. pero para decir en seguida que es puramente pedagógica: fuerzas materiales e ideológicas. de toda filosofía que se haya convertido en una ‘religión’ una ‘fe’. La función principal de la ideología Gramsci va a proseguir por otra parte la metáfora arquitectónica para designarnos por fin la función principal de la ideología en la estructura social: “Pero en este punto se plantea el problema fundamental de toda concepción del mundo. cuya principal característica es precisamente que es difícil hacerlo explotar. y que está contenida en éstas como ‘premisa’ teórica implícita (una ‘ideología’ se podría decir. tan necesarias al cuerpo social para su vida misma como lo son los órganos (como el corazón. Se ha mantenido la unidad gracias a la regulación ideológica. siendo esta distinción de contenido y forma. que haya producido una actividad práctica y una voluntad. cit. Dice. en todas las manifestaciones de la vida individual y colectiva). poco más o menos: ‘cuando este modo de concebir tenga la fuerza de las creencias populares’ etc. y que pudiera ‘conservar’ unido a un grupo tan heterogéneo de capas sociales y de niveles culturales. es responsabilidad de los intelectuales. que la unidad católica no se hubiera roto. creo. o al hablar de “bloque” histórico. lleva a reforzar la concepción de ‘bloque histórico’. este vínculo. si al término ideología se le diera el significado más alto de la concepción del mundo que se manifiesta implícitamente en el arte. o algo similar. ejercicio en el cual los jesuitas han pasado a ser maestros: se trataba de incorporar a la visión del mundo católico. admira a la Iglesia Católica que ha sabido mantener a través de vientos y mareas. 113 . la ideología. El análisis de estas afirmaciones. lejos de ser una nube de ideas inconsistentes. lo que los sociólogos expresarán al hablar de la función de integración de las ideologías (integración a una clase. a un grupo.“Recordar la frecuente afirmación de Marx sobre la ‘solidez de las creencias populares’ como elemento necesario de una determinada situación. sin cierto vínculo entre sus miembros. pero su pensamiento propio sobre la ideología –pensamiento que trata de hacer pasar bajo el manto de Marx.” (Loc. “realidad” e ideas. Lo que los jesuitas lograron con el catolicismo por un tiempo. y que ha sabido justamente evitar el estallido del bloque católico en diferentes cristianismos: el de los intelectuales y el de la gente sencilla. en el derecho. que precisamente es cimentado y unificado por esta ideología. esto es el problema de conservar la unidad ideológica de todo el bloque social. y multiplica las metáforas unitarias al hablar de ideologías orgánicas. es decir. el cerebro o los riñones). más adelante veremos que. pensando sin duda en los albañiles de Cerdeña.) Se puede apreciar que Gramsci ya no se acuerda muy bien de las citas. se puede apreciar también que ignora sin duda los textos de La ideología Alemana. que su unidad es una solidez a toda prueba. en la actividad económica. esta unidad entre la élite y la masa católica. tanto de la ideología dominante como de la ideología marxista.

e integrar a este grupo a los procesos económicos. difundir y modificar la visión del mundo que asegura la unidad y la dominación de la clase en el poder.” (Los intelectuales y… p. Para esto. a ellos les toca igualmente hacer que una clase tome conciencia de su lugar en la producción económica. a ellos les toca unir al grupo o la clase. no sólo en el campo económico. en función de las evoluciones de la estructura social y teniendo en cuenta la relación de fuerzas ideológicas con los intelectuales que representan a las otras clases. ligados a una clase social. Gramsci llamará intelectuales tradicionales a los intelectuales de las clases o grupos que ya no tienen una función dominante o esencial en la sociedad (como el clero que fue intelectual orgánico de la aristocracia y ahora ya no es más que un intelectual tradicional). sociales y políticos de una sociedad. Gramsci está demasiado persuadido de la importancia y de la eficacia de las ideologías para no ver más de cerca el papel de los intelectuales. el término intelectual se opone a manual. y juegan el rol indispensable de integrar a los individuos a un grupo social. será necesario: que los intelectuales orgánicos de la clase obrera conviertan a los intelectuales tradicionales de las clases antiguamente en el poder. 114 . es decir. su dominación. de su posición en la estructura social y de su papel en el proyecto político.LOS INTELECTUALES Y LA IDEOLOGIA Toda clase social produce a sus intelectuales El ejemplo del trabajo y del papel que los jesuitas tienen en el catolicismo. necesita ampliarse por medio de la concepción de Gramsci sobre los intelectuales. Según él. naciendo en el terreno originario de una función esencial del mundo de la producción económica. Estos intelectuales van entonces a producir. y tiene a veces un matiz peyorativo hacia los que ‘viven en las nubes’ o que ‘no tienen los pies en la tierra’. Casi siempre. de la clase obrera que debe suplantar un día a la burguesía como clase dominante. es su trabajo y su lucha. Juan Pablos. 6 Los intelectuales y la organización de la cultura. México 1975. Para Gramsci. a la filosofía de la praxis. El rol de los intelectuales El papel que Gramsci atribuye a los intelectuales tiene su importancia: como manipuladores y detentores del cemento ideológico. Él estudia también la importancia de los intelectuales al nivel de la clase esencial. toda clase social o todo grupo humano organizado. es decir. por. los intelectuales tienen un lazo íntimo con la ideología: es su oficio y su pan de cada día. así como los intelectuales del partido ligados a la clase obrera. segrega una clase de intelectuales que está íntimamente ligada: “Cada grupo social. se crea conjunta y orgánicamente una o más capas de intelectuales que le dan homogeneidad y conciencia de la propia función. se llaman intelectuales orgánicos: los intelectuales de la burguesía. Ed. es decir. 11)6 Estos intelectuales. sino también en el social y en político. y gracias a la ideología. pero más por consentimiento que por fuerza. que la misión marxista del mundo debe llegar a imponerse y a realizar el bloque ideológico de la sociedad de clases. Pues la dominación del proletariado también deberá hacerse por la ideología. para formar un todo homogéneo en. Gramsci estudia primeramente la importancia de los intelectuales de la clase dominante que necesita una cohorte de intelectuales para asegurar su hegemonía.

Él no puede afirmar de una manera más clara. Gramsci no abandonó los fundamentos económicos de la estructura social para perderse en el “granero” ideológico. es el pensador de la superestructura. en su pequeño libro Gramsci y el bloque histórico. puesto que hemos visto hasta que punto insiste sobre la unidad indisoluble de la forma y del contenido. que una estructura social concreta. y que el paso de un bloque histórico a otro no es simplemente un asunto de desarrollo económico necesario. la representación de la estructura social que nos da a través de sus escritos. ni dónde están. lo que contribuye a enmascarar el papel integrador. un bloque histórico –por ejemplo la sociedad italiana en la que militó y que hizo su objeto de estudio como marxista creador. pero sería necesario no dejarse atrapar por ellos… Lleguemos pues. como hemos dicho. 7-12) 115 . México 1981. ni que es lo que hacen. puesto que los individuos que la constituyen no sabrían quienes son. precisó bien lo que Gramsci llamaba así y previno los abusos de sentido tal como por ejemplo: la alianza de varias clases para la conquista del poder (ver especialmente pp. presente una forma estable y esté de pie. pero que no tienen hegemonía sobre el conjunto de la sociedad. Construyamos pues. EL BLOQUE HISTORICO Y LA ESTRUCTURA SOCIAL SEGUN GRAMSCI Gramsci. al “cemento” que hace que la estructura “tome”. gracias al cemento ideológico.se conserva como bloque. formador y unificador de la ideología. de la política y de la ideóloga. más que a la superestructura. ninguna base económica podría existir. es necesario hacer esquemas para guiar el pensamiento. y consiguientemente no habría ninguna sociedad. y la esfera de la “sociedad política”. Gramsci nombra a la clase obrera: la clase subalterna esencial puesto que es alrededor de ella que se prepara el cambio histórico y el paso de un bloque histórico a otro. 7 Hugues Portelli. La estructura social Él llama “estructura social” a las fuerzas productivas y a las clases sociales presentes en una sociedad. Gramsci distingue dos esferas que él llama “sociedad civil” que forma la base del Estado. sin la cual ninguna estructura social. burguesía en el modo de producción capitalista. el proletariado en el comunismo) en el plano económico y el plano ideológico. Siglo XXI. Sin embargo. pues es precisamente ente lenguaje y esta representación en “capas” (de las cuales una sería el fundamento de las otras que estarían arriba). Pero no de una superestructura separada de la base social.7 La superestructura ideológica y política Ahora no debería uno decir: sobre esta estructura social se levanta una superestructura política e ideológica. Las clases auxiliares o subordinadas designan las clases que forman una corona alrededor de la clase dominante.2. siguiendo el ejemplo y los términos de Gramsci. sino que necesita preparar y hacer “funcionar” un cemento mejor que la misma ideología burguesa. La clase fundamental de una estructura es la que ocupa en esta estructura la posición dominante (aristocracia en el modo de producción feudal.

arte. ESQUEMA DE UNA FORMACION SOCIAL SEGUN GRAMSCI Superestructura política e ideología Esfera de la sociedad política (Estado sentido restringido) función de (Coerción) Estado El gobierno Los aparatos de estado: ejercito. periódicos. sistema judicial. libros. el conjunto a la vez ideal. burocracia El parlamento Los partidos políticos La opinión pública BLOQUE HISTÓRICO Esfera de la sociedad civil (Base del Estado) Función de consentimiento (Consenso) - Las ideologías en sus variantes (economía. redes de la ideología dominante (iglesia. es decir. folklore Las instituciones.La esfera de la sociedad civil El término de “sociedad civil” es desconcertante en Gramsci. escuela. Marx p. las organizaciones. sistema judiciario. derecho. Para Gramsci. pues Marx lo empleaba premeditadamente para designar la base económica de la sociedad8. la “sociedad civil” no es otra cosa que los sistemas de pensamiento. que son concretamente las ideologías con sus redes institucionales y sus medios de difusión. nota 116 . las instituciones. aliadas de la clase fundamental. arquitectura. no por vía de la coerción física. Clases subordinadas o subalternas: las clases dominadas Clase subalterna esencial: clase obrera (polo de un nuevo bloque histórico) Fuerzas productivas La esfera de la sociedad política La “sociedad política” comprenderá los aparatos de Estado que poseen en el monopolio de la coerción y pueden plegar los comportamientos por la fuerza: ejército. en todo caso. todo lo que moldea las mentalidades. sentido común. ciencias) La concepción del mundo de la clase fundamental difundida según 4 grados: filosofía. etc. los comportamientos de los hombres y adapta éstos a sus actividades sociales. burocracia… Entre los aparatos de Estado y la 8 Cfr. La ambigüedad viene del hecho de que los dos vuelven a tomar el término de Hegel y que esta expresión tiene en él un sentido bastante extenso. prensa…) Las instituciones redes de otras ideologías (lucha ideológica) Los instrumentos técnicos de difusión: medios audiovisuales. Más arriba. religión. social y material. sino por consentimiento. los medios materiales… en una palabra. Estructura social Clases sociales - Clase fundamental: unifica y dirige el bloque histórico. las actitudes. Clases auxiliares: clases no dirigentes.

son importantes especialmente el 18 117 . realidades como la opinión pública. y sobre todo. sea por necesidad) y así será hasta que. organizaciones como los partidos políticos. su explotación? ¿por qué ahora que es conocida. es decir. el mantenerse en él establece otros problemas. en efecto. y Gramsci lo emplea a veces en este sentido restringido. debe ser combatida teóricamente como un infantilismo primitivo. Tradicionalmente. es decir. que sirve de hecho. sino por influencia (dominio intelectual y moral) sobre las mentalidades y los comportamientos. En ese aspecto. Gramsci. ligados a las evoluciones de la estructura social. El contexto italiano desempeñó su papel en la elaboración de la reflexión de Gramsci: al comparar la situación de la Rusia de 1917 y de la Italia. para que dure. al gobierno y a los organismos que le están directamente ligados. La respuesta de Gramsci a sus propias preguntas El problema de Gramsci se encuentra situado y comprometido por esta concepción de la estructura y del funcionamiento de una formación social. Pero su insistencia sobre la importancia de los fenómenos ideológicos para explicar la dominación. las funciones de dirección. EL INFANTILISMO DEL DETERMINISMO ECONOMICO MECANICISTA Todo el esfuerzo de Gramsci para renovar el pensamiento marxista en cuanto al lugar y a las funciones de la superestructura. los pensamientos dominantes…” y para Gramsci son estos pensamientos dominantes los que aseguran la adhesión al bloque ideológico de la cantidad de individuos necesarios para su viabilidad y su estabilidad. y prácticamente con el testimonio auténtico de Marx. lo lleva a llamar “Estado” con mayor frecuencia al conjunto de la sociedad política y de la sociedad civil. los movimientos que afectan la ideología. se pregunta ¿por qué los individuos aceptan su miseria. La interpretación mecanicista de la historia. Gramsci vuelve a encontrar así. en todas las épocas. pues la clase dominante debe poder unir a su causa a la sociedad civil… y esta unión. por otro camino. se inscribe en contra de la pretensión de explicar inmediatamente y con seguridad. al inducir otras actitudes y otros comportamientos que los de la lucha y de la revolución. no se unen en masa a la Filosofía de la Praxis y no se vuelven inmediatamente marxistas? Es así porque otras visiones del mundo. La toma del poder de un solo golpe. su servidumbre. han logrado “convencer” a estos hombres y los han unido sólidamente a este bloque histórico (sea activamente. la afirmación de Marx en La ideología alemana: “Los pensamientos de la clase dominante son también.sociedad civil se encuentran instituciones tales como el parlamento. no por la fuerza. mientras que en Italia estaba muy desarrollada (así como en los otros países occidentales). otra concepción del mundo más fuerte y más unificadora tome el relevo para asegurar una nueva hegemonía. por las puras transformaciones de la estructura social. no se puede hacer más que por medio de la ideología. sea por fatalismo. la hegemonía de la clase fundamental (dominante). escritor de obras políticas e históricas concretas. de estructura de reproducción y de difusión a la ideología de la clase dominante y que asegura su hegemonía. es juzgada por él como un “infantilismo primitivo”: “La pretensión (presentada como postulado esencial del materialismo histórico) de presentar y exponer cada fluctuación de la política y de la ideología como una expresión inmediata de la estructura. sino por consentimiento ideológico. cuando se presenta como la tesis esencial del materialismo histórico. el nombre de Estado está reservado a la sociedad política en el sentido estricto. se dio cuenta de que la “sociedad civil” casi no existía en Rusia. de educación y de control que lo permiten dominar no por obligación.

y éstas lecturas salvajes han sido desmentidas. Se podrá ver cuanta cautela real introdujo Marx es sus investigaciones concretas. el reflejo de las tendencias de desarrollo de la estructura. aun grupo. en cada ocasión. estaríamos aviados. esto es. o también de una manifestación de las tentativas de determinados grupos o grupitos.102) Lo menos que se puede decir. que toman mejor cuanta del desarrollo autónomo de las luchas políticas y de las ideologías. Gramsci lo va a mostrar a propósito de una disputa teológica célebre: “No se tiene en cuenta suficientemente que muchos actos políticas son debidos a necesidades internas de carácter organizativo. Si a cada lucha ideológica en el interior de la iglesia quisiéramos encontrarle una explicación inmediata. integrando. En la discusión entre Roma y Bizancio sobre la procesión del Espíritu Santo. la estructura. iluminando e interpretando las afirmaciones teóricas esparcidas por todas las obras. Tres razones para ser prudente Él enumera enseguida tres precauciones destinadas a vacunar contra un determinismo económico primario: “la dificultad de identificar en cada ocasión. es concretamente muy difícil leer a libro abierto las tendencias del desarrollo económico cuando se está embebido en ellas. de hecho. Pero podría haber ocurrido que cualquiera de ellas afirmase lo 118 . p. Esta actitud prudente se recomienda tanto más cuanto que hay que reconocer un margen a la vida política. en la estructura. la necesidad de dar a un grupo o a una sociedad una imagen de ella misma. es que Gramsci es muy prudente. cit. en la política como en la ideología. más prudente esperar el fin del proceso para predecirlo. y en la del Occidente la afirmación de que procede del Padre. El principio del ‘error’ es complejo: puede tratarse de un impulso individual por cálculo errado. Es evidente. cuya existencia y conflicto dependen de la estructura y de toda la historia. en la historia de la iglesia católica. primaria. tendencias que no tienen porque realizarse necesariamente. o sea.” (El Materialismo Histórico… p. no durante el proceso mismo. inmediatamente. de asumir la hegemonía en el interior del agrupamiento dirigente. Muchas novelas político-económicas han sido escritas por esta razón. cautela que no podría hallar lugar en las obras generales. a no ser que se trate de hipótesis. y declarando explícitamente que se trata de hipótesis. etc. pero también otros (Revolución y contrarrevolución en Alemania. la Guerra civil en Francia y trabajos menores). Un análisis de estas obras permite fijar menor la metodología histórica marxista.) Finalmente. por ejemplo. Una fase estructural sólo pudo ser analizada y estudiada concretamente después que ha superado todo su proceso de desarrollo. (Loc. es pues. estéticamente (como una imagen fotográficamente instantánea). en cambio que la mayor parte de estas discusiones son debidas a necesidades sectarias. sería ridículo buscar en la estructura del Oriente europeo la afirmación de que el Espíritu Santo procede solamente del Padre. la política es. tentativas que pueden fracasar.. una posibilidad de error a quienes no podrían ser determinadas por la Estructura Económica: “De ello se deduce que un determinado acto político puede haber sido un error de cálculo de parte de los dirigentes de las clases dominantes. Las dos iglesias. error que el desarrollo histórico. cita los textos demasiado abstractos y generales de Marx (que han podido ser materia de pretexto de la interpretación mecanicista de la historia) y los análisis concretos de Marx. han planteado problemas que son principios de distinción y de cohesión interna para cada una de ellas. y del Hijo. de organización. explica cantidad de luchas y de desarrollos para los cuales el prejuicio de encontrar a como dé lugar una causa económica viene de la “mala novela”. a una sociedad. 101) Gramsci pues.Brumario y los escritos sobre la Cuestión Oriental. a través de las ‘crisis’ parlamentarias gubernativas de las clases dirigentes corrige y supera: el materialismo histórico mecánico no considera la posibilidad del error sino que considera a todo acto político como determinado por la estructura. una cohesión fuerte.” (Ibid. ligadas a la necesidad de dar coherencia a un partido. Esto aparece claro. como reflejo de una modificación real y permanente (en el sentido de adquirida) de la estructura.

(M. ‘Objetivo’ significa simple y solamente esto: llámese objetivo. individual. porque han observado igualmente las condiciones técnicas de verificación. Simón) 119 . Simón) 9 Para describir más completamente la estructura del lazo social. 3. desgraciadamente no podemos retener aquí más que algunos extractos en donde Gramsci sitúa la ciencia en la superestructura y nos explica en qué sentido es ella una “ideología”: “El trabajo científico tiene dos aspectos principales: uno que incesantemente rectifica la manera de conocer. sería conveniente además tomar en cuenta las dimensiones biológicas de la sexualidad y las dimensiones culturales del parentesco. Negar el aspecto ideológico o dejarlo en las capas superiores. en el fondo. pueril. secundarias e inesenciales de la superestructura. ésta es una concepción particular del mundo.” (Ibid. es decir. una ideología. es la puesta en evidencia de su papel de construcción y de cohesión de los grupos humanos o de las sociedades humanas. Lo social –es decir el lazo que une a los miembros de un grupo o de una sociedad entre si. Este problema de la distinción y del conflicto es el que constituye el problema histórico. mecánico. La negación o la desvalorización de lo económico a favor de lo ideológico no puede dejar de llevar el idealismo. Se establece así lo que es común a todos los hombres. económico y simbólico.que la otra afirma en verdad. y no la bandera casual de cada una de las partes. el principio de distinción y de conflicto se habría mantenido igualmente. el otro. que aplica este conjunto instrumental (los instrumentos materiales y mentales) para establecer lo que en las sensaciones es necesario. Pero también. DOS EJEMPLOS DE IDEOLOGIA LA CIENCIA Y EL CATOLICISMO Para precisar mejor lo que Gramsci llama ideología. p. independientemente los unos de los otros. aquella realidad que es verificada por todos los hombres. ya sea meramente particular o de grupo.es indisociablemente de naturaleza económica y de naturaleza ideológica (se diría más bien hoy de naturaleza simbólica). realidad objetiva. conduce a un materialismo llano. lo que todos los hombres pueden verificar del mismo modo. sigámosle un instante en su reflexión sobre realidades sociales muy importantes que considera como ideologías: la ciencia y la religión. Al ver por qué las llama “ideologías” comprenderemos aún mejor lo que ésta significa para Gramsci. es desconocer las condiciones necesarias para el establecimiento del lazo social. 102-103) Gramsci y el lazo social Lo que resalta con fuerza del análisis de la ideología que hace Gramsci. transitorio. que es independiente de todo punto de vista. LA CIENCIA Los dos aspectos del trabajo científico La reflexión de Gramsci sobre la ciencia es muy rica y muy interesante. afina los instrumentos mismos de la experiencia y su verificación.” (Materialismo Histórico… p. rectifica y refuerza los órganos de las sensaciones. distinguiéndolo de lo que es arbitrario. La negación o la desvaloración de la ideología en provecho de la realidad económica. 63 subrayado por M. elabora principios nuevos y complejos de inducción y deducción. Para Gramsci la producción de la vida social es de doble origen9: material e ideológico.

por ejemplo. y también de los científicos. si así puede decirse. cit. una ideología. Simón) … La va a atar nuevamente a las necesidades y a la actividad humanas El volver a poner de esta manera la ciencia sobre los rieles de la historia. a las necesidades de la vida: “Lo que interesa a la ciencia no es tanto la objetividad de la realidad. hacer de la ciencia la concepción del mundo por excelencia. no obstante todos los esfuerzos de los científicos. Además. Es necesario volver a situar la ciencia en la historia… Gramsci vuelva a colocar la ‘visión científica’ del mundo en la serie de aquellas que la han precedido. ¿Puede decirse. el vacío. sino también a la actividad humana. a la actividad del hombre. Así. por el hecho de que su relación sobre la estructura tienen un carácter particular. Pero en realidad la ciencia es también una superestructura. la ciencia también es una categoría histórica y un movimiento en continuo desarrollo. sino el hombre que elabora sus métodos de investigación. tal como ésta es. sólo puede ser considerado como una paradoja. “Pero todo lo que la ciencia afirma ¿es ‘objetivamente’ verdad y de manera definitiva? Si las verdades científicas fuesen definitivas. y la actividad científica se reduciría a una divulgación de lo ya descubierto. de la misma manera que la va a colocar ahora en su medio de emergencia: la historia. Simón) La ciencia es también una ideología En un texto. si uno imagina que no existe el hombre. sino que reduce todo lo que el hombre no conoce a un empírico ‘no conocimiento’ que no excluye la cognoscibilidad. creadora de todos los valores. Gramsci escribe: “Colocar la ciencia en la base de la vida. Esto no es verdad. significa volver a caer en el concepto de que la filosofía de la praxis tiene necesidad de apoyos filosóficos fuera de si misma. Sólo que la ciencia no plantea ninguna forma ‘incognoscible’ metafísica. aparece a Gramsci como siendo aún una concepción particular del mundo. va a permitir a Gramsci volver a ligar la empresa científica. que afirmaba haber absorbido a la ciencia misma. especialmente desde el 700. entendido esto en sentido religioso o metafísico. la relación entre el hombre y la realidad por mediación de la tecnología. que rectifica continuamente sus instrumentos materiales que refuerzan sus órganos de los sentidos y los instrumentos lógicos (incluso la matemática) de discriminación y de verificación. la ciencia ocupa un lugar de privilegio.” (Ibid. como búsqueda. que en este campo es relativamente fácil distinguir la noción científica del sistema de hipótesis. con un sistema de abstracciones que se halla inscrito en la 120 . la ciencia no se presenta jamás como desnuda noción objetiva: aparece siempre revestida de una ideología y concretamente. la ciencia y la técnica de los árabes aparecían como simple hechicería ante los cristianos. buscar la realidad fuera de los hombres. no obstante. sin embargo.. sino que la condiciona al desarrollo de los instrumentos físicos y al desarrollo de la inteligencia histórica de los científicos. la que limpia los ojos de toda ilusión ideológica y coloca al hombre frente a la realidad. no solamente a un esfuerzo de conocimiento “objetivo” de lo real. está demostrado también por el hecho de que ésta ha tenido periodos de eclipse. que parece dialogar de antemano con las posiciones de Althusser sobre la ciencia y la ideología. no puede imaginarse la lengua y el pensamiento.Querer establecer una realidad objetiva. la ciencia es la unión del hecho objetivo con una hipótesis o un sistema de hipótesis que superan al mero hecho objetivo. realmente. incluso en la ciencia. la del grupo de los “científicos”. para la fortuna de la ciencia. Porque. la ciencia habría dejado de existir como tal.” (Loc. de mayor extensión y continuidad de desarrollo. 64. Pero si las verdades científicas no son definitivas y perentorias. subrayado por H. habiendo sido oscurecida por otra ideología dominante: la religión. p. que sería ilusorio absolutizar como “la” concepción del mundo. Sin la actividad del hombre. cuando la ciencia adquirió un puesto especial en la apreciación general? Que la ciencia es una superestructura. como nuevos experimentos. que en el estudio de las superestructuras. Es verdad. ¿qué significaría la ‘objetividad’? no es otra cosa que el caos. o sea la cultura y la concepción del mundo. subrayado por M. ¿qué significaría la realidad del universo? Toda la ciencia está ligada a las necesidades de la vida. Sin el hombre. válida para todos los hombres situados en las mismas condiciones de expectación y de verificación.

Pero esta concepción del mundo sigue siendo una concepción particular que se hace ilusión sobre ella misma si es que pretende poder disolver poco a poco las otras ideologías e imponerse como la ideología dominante. Esto no es de llamar la atención puesto que ella es una ideología. sin ninguna intervención del esfuerzo humano. He aquí porque un grupo social puede apropiarse de la ciencia de otro grupo social sin aceptar su ideología (la ideología de la evolución vulgar. por fragmentos. después será superstición antes de alimentar. las fuerzas de la naturaleza. desarrolla una relación particular de los hombres con la naturaleza o con lo real: esta relación pasa por la mediación de la tecnología. es necesario combatir con varios medios. en abundancia. especialmente la filosofía de la praxis. la ciencia pertenece a la superestructura y que tiene los rasgos de una ideología pues. La superstición científica lleva en sí ilusiones tan ridículas y concepciones tan infantiles. la ciencia. La ciencia para Gramsci En resumen. todo lo necesario para satisfacer sus necesidades y vivir holgadamente. está ligada a una capa de intelectuales (los científicos).metodología científica misma. Y a pesar de no poder concebirse hoy en día un bloque histórico que no deje un amplio lugar a la ciencia (y Gramsci piensa que el marxismo está en situación de poder hacerlo). subrayado por M. Portelli. se puede decir que.” (Ibíd. Simón) La ciencia puede degenerar en nuevo opio del pueblo Gramsci nota que la vulgarización científica puede degenerar en superstición y que el mito del progreso científico puede volverse un nuevo opio del pueblo: “Vale la pena señalar que junto a la más superficial infatuación por las ciencias existe en verdad la más grande ignorancia de los hechos y de los métodos científicos. para fantasear. cuyos peligros son evidentes (la supersticiosa fe abstracta en la fuerza abstracta en la fuerza taumatúrgica del hombre. Gramsci et la cuestión Religieuse. realidad histórica ligada muy estrechamente a las necesidades y a la actividad de los hombres. en una formación social. Esto no puede ser pues. 64-65. que la misma superstición religiosa resulta ennoblecida. El progreso científico ha hecho nacer la creencia y la expectativa de un nuevo Mecías que realizará en esta tierra el país de la Felicidad. de los cuales el más importante debe ser un mejor conocimiento de las nociones científicas esenciales. dado que se espera demasiado de la ciencia. Contra esta infatuación. 1974. el sentido común y el folklore. por ejemplo). de manera que pueda apropiarse de una y rechazar la otra. En realidad. pp. para Gramsci. harán la sociedad. lleva paradójicamente a esterilizar las bases mismas de esta fuerza y a destruir todo amor al trabajo necesario y concreto. se la concibe como una hechicería superior y por ello no se logra valorar realísticamente lo que ésta ofrece en concreto” Se puede seguir en este contexto la degradación del pensamiento científico a través de los cuatro estadios de la ideología: de pensamiento se vuelve creencia. sino por obra de mecanismos siempre más perfectos. divulgando la ciencia por obra de científicos y de estudiosos serios y no de periodistas omnisapientes y autodidactos presuntuosos. como si estuviese fumando una nueva especie de opio). cosas muy difíciles y que se hacen siempre más difíciles por la progresiva especialización de nuevas ramas de investigación. de los cuales es una visión “objetiva” del mundo. LA RELIGION El contexto italiano no ha cesado de provocar a Gramsci para que reflexione sobre la cuestión de la religión10 y especialmente sobre la historia del cristianismo. existen otras concepciones del mundo que no se identifican pura y simplemente bajo el punto de vista ‘objetivo’ de la ciencia. Anthropos. se trataba para él de comprender cómo una “ideología” podía ejercer El estudio clásico sobre Gramsci y la religión es la obra ya citada de H. 10 121 .

el reclutamiento de los sacerdotes y el servicio de las vocaciones). cit. su concepción del mundo. según él ilusorias. es mítica. de la Iglesia por evitar que se instauraran dos religiones. gran Maestro de la ideología de la cual retenía el monopolio exclusivo. todas estas cosas que son completamente ausentes a las otras ideologías (nacionalismo. principalmente en el proceso de “la selección de los intelectuales” (es decir. fueron intelectuales revolucionarios que llevaban una nueva concepción del mundo. en lucha contra la ideología dominante del poder imperial divino. La iglesia católica ha sido siempre la más tenaz en la lucha por impedir que ‘oficialmente’ se formen dos religiones. estudió 122 . El lazo clero-fieles en la Iglesia Gramsci se hizo en particular la pregunta de cómo había podido mantenerse tanto tiempo el lazo entre la iglesia y la masa de los fieles. laicismo…). el cristianismo ha podido ser tal potencia ideológica. y modela las actitudes. una variedad específica de ideología. Gramsci designa de esa manera las creencias. puesto que permanece ligado a una visión del mundo y a grupos sociales sobrepasados por las transformaciones de la estructura social. Desde la Edad Media. los fieles y los santos. que los cristianos llaman “Padres de la Iglesia”. el clero no es ya más que un intelectual tradicional en la sociedad moderna.tal influencia sobre las masas. Además en su dimensión práctica. El clero pasó a ser intelectual orgánico de clase dirigente la aristocracia terrateniente. y los fieles. ha constituido y consiste en que aquellas sienten enérgicamente la necesidad de la unión doctrinal de toda la masa religiosa y de luchar para que los intelectualmente superiores no se separen de aquellos que son inferiores. la iglesia. tomada y organizada en por la ideología. la masa. el clero. ligada muy íntimamente a esta reflexión sobre la religión. su aspecto teórico. como “la existencia de seres divinos superiores al hombre”. Estos intelectuales. desde la emergencia social de una nueva clase que produjo sus propios intelectuales orgánicos (la burguesía). Si históricamente.” (Gramsci et la question… op. es decir. el aparato ideológico. de cultos y de prácticas religiosas destinadas a regular las relaciones entre los hombres y los dioses. siempre vigilante. es una variedad particular de ideología pues. El catolicismo como ejemplo-tipo de ideología El catolicismo es un objeto inagotable de estudios ideológicos: la religión católica es la ideología. las conductas y los comportamientos a tal punto que Gramsci se queda a veces admirado y… celoso. Gramsci piensa que lo debe a la descendencia de intelectuales revolucionarios notables que hubo antes de la oficialización del cristianismo como religión del Estado bajo Constantino (Edicto de Milán en 313). la religión desplega todo un sistema de rituales. y piensa que es necesario remontarse a la preocupación. La reflexión de Gramsci sobre la ideología está pues. pero en tanto que es una visión del mundo. Una variedad particular de ideología La religión cristiana es una ideología. pero es una variedad particular de ideología: es innegablemente una ideología puesto que combina una concepción del mundo y una práctica. y principalmente de la Iglesia Católica. La religión es pues. se inscribe con fuerza y potencia en el suelo de la sociedad. 180) La estructura del bloque ideológico católico Gramsci se interesó igualmente en la estructura del bloque ideológico católico italiano. es necesario constatar que la religión entra en la categoría de las ideologías (concepción del mundo + moral). una de los intelectuales y otra de las masas: “La fuerza de las religiones. la de los intelectuales y la de los hombres comunes. p. sobre todo campesinas. sus intelectuales orgánicos.

La filosofía de la praxis es la coronación de todo este movimiento de la reforma intelectual y moral. no es el nacionalismo el que condena al cristianismo. de la Reforma protestante. en fervor popular. Ahora bien. EL MARXISMO COMO “REFORMA INTELECTUAL Y MORAL” El marxismo. la filosofía alemana y la Revolución francesa. En las masas populares el nacionalismo compite peligrosamente con el cristianismo. al dotarlas de una concepción del mundo que sobrepasa a todas las demás. herencia del movimiento histórico Volviendo hacia las grandes etapas de la historia europea de los últimos siglos. El marxismo no se contentará con una revolución económica y social.de cerca las organizaciones católicas de masa: la acción católica. 4. sino para construir un bloque 123 . 91-92. Se afirma la exigencia del contacto entre intelectuales y simples. No es que el nacionalismo sea una ideología nacional-liberal. es una filosofía que también es una política. en las clases subalternas la ideología religiosa. y una política que es también una filosofía. a las grandes épocas del Renacimiento. el calvinismo laico y el historicismo. sino la nueva concepción del mundo de la clase esencial: la filosofía de la praxis. El otro contrincante también temible en el nacionalismo que Gramsci describe como un “fanatismo laico”. Cuando a través de su historia. no para limitar la actividad científica y mantener la unidad al bajo nivel de las masas. “La filosofía de la praxis presupone todo el pasado cultural. Corresponde al nexo reforma protestante más Revolución francesa. o está por remplazar. sino. y la Reforma. al contrario. esta respuesta institucional ya no funciona. El nacionalismo es el instrumento que usa la clase dominante para establecer su hegemonía. Simón) … que conduce a una concepción superior de la vida Esta reforma. y también ya hemos visto la atención que presentaba a los medios de difusión de la ideología: las ediciones religiosas. pues de aquí en adelante se enfrenta a ideologías potentes y competidoras. Radio Vaticano… ¿El cristianismo va morir? ¿El fin de una ideología? Gramsci piensa que el cristianismo está actualmente en grave peligro sobre el frente ideológico. está amenazado por el marxismo que. de la Revolución francesa…. La ideología nacionalista reemplaza. Gramsci considera que el marxismo es la ideología que podrá por fin asegurar prácticamente la verdadera “reforma intelectual y moral” (la expresión que utiliza Gramsci es de Georges Sorel) de las clases subalternas. dialectizando en el contraste entre cultura popular y alta cultura. el partido popular y los sindicatos católicos. pues ella proporciona fervores. el marxismo. según Gramsci. según Gramsci. hoy en día. revolucionará también la concepción de la vida y forjará una nueva humanidad.” (El materialismo Hist… pp. la prensa. únicamente la puede asegurar el marxismo. dotándola de una concepción del mundo superior a todas las que han reinado hasta entonces: “La posición de la filosofía de la praxis es antitética a la católica: la filosofía de la praxis no tiende a mantener a los ‘simples’en su filosofía primitiva del sentido común. el catolicismo afrontó ideologías contrincantes. a conducirlos hacia una concepción superior de la vida. el Renacimiento. subrayado por M. la solución se encontró en un “refuerzo del fanatismo”. tiene la fuerza y la potencia necesaria para sustituir al cristianismo en tanto que visión del mundo. los partidos políticos católicos. que es la base de toda la concepción moderna de la vida. El cristianismo tiene hoy en día dos contrincantes particularmente temibles: en le plano de la concepción del mundo. Sin embargo. que superará la brecha entre intelectuales y las masas y que no hará su unidad en el más mínimo común denominador. exaltaciones y entusiasmos parecidos.

p. sólo como tal. otros permanecieron. explicable como filosofía ingenua de la masa y. al contrario. y él recuerda haberlo oído exponer las razones de su fe. según Gramsci. además de ser poco numerosos.” (Ibid.intelectual-moral que haga posible un progreso intelectual de las masas y no sólo par pocos grupos intelectuales”. en el sentido en que conduciría de nuevo a la división entre los intelectuales y las masas.” (Ibid. pero para someter la nueva concepción a una sistemática revisión. de tal manera que le ha 124 . El marxismo vulgar El objetivo del marxismo es claro: debe tender fuertemente a formar un bloque ideológico homogéneo. p. en cuanto piensa las cosas difusamente como éste (…) él mismo. cuando es elevado a filosofía reflexiva y coherente por los intelectuales. “La nueva filosofía [= el marxismo] se ha combinado con [se ha transformado en] una forma de cultura poco superior a la cultura media popular [que era muy baja]. (Ibid. “El elemento más importante tiene. no es capaz de sostener y desarrollar las propias razones como el adversario las suyas. indudablemente. lo cual. no surgieron del pueblo. sino que fueron la expresión de las clases intermedias tradicionales. Este objetivo encuentra dos peligros en el interior mismo del marxismo: por una parte el marxismo vulgar. la nueva ideología debe recibirse y ser vivida como un fe. 23) 2. subrayado por M. Los intelectuales El segundo peligro interno al marxismo y que le impide llevar a cabo su proyecto de formar un bloque ideológico homogéneo. no se hallaban ligados al pueblo. el materialismo vulgar añadía una “cultosuficiencia imbécil”: “He aquí por qué es necesario siempre demostrar la futilidad del determinismo mecánico. pero en su grado hay quien lo sabe hacer incluso mejor que ese adversario determinado. mecanicista. que dominó en el tiempo de la 2ª Internacional y que Gramsci no cesó de criticar. es cierto. en tanto que la nueva filosofía había nacido para superar la más alta manifestación cultural de su tiempo.” (Ibíd. y ello sin esperar que el subalterno haya llegado a ser dirigente y responsable. el marxismo de intelectuales que no están ligados al pueblo: “Los grandes intelectuales formados en el terreno (de la filosofía de la praxis). no para procurar su desarrollo autónomo. la filosofía clásica alemana. sobre todo bajo la forma que tomó en el Manual popular de sociología de Bujarin. el cual. no se podrá conseguir sino hasta que el proletariado tome el poder. y para crear un grupo de intelectuales propio del nuevo grupo social cuya concepción del mundo representaba. de imbécil autosuficiencia. de fe. 93) Gramsci quiere combatir la metamorfosis del marxismo en una nueva religión. a las cuales retornaron en los grandes ‘recodos’ históricos. elemento intrínseco de fuerza. Simón) Dos peligros en el interior del marxismo 1. p. carácter no racional. se convierte en causa de pasividad. p. 19. Pero ¿en quién y en qué cosa? Especialmente en el grupo social al cual pertenece. es necesario que las masas lleguen a forjar sus propios intelectuales orgánicos. y esta difusión no debe hacerse únicamente bajo la forma de exposiciones racionales. 89) (correcciones hechas basadas en la versión francesa) A una desventaja estratégica en la lucha ideológica. La ideología marxista debe vivirse como una “fe” Para formar un bloque ideológico se necesita una difusión intensa del marxismo. pero absolutamente inadecuada para combatir las ideologías de las clases cultas. detenida y coherentemente.

para asegurar su difusión y su influencia en las masas. por así decirlo. Finalmente. No recuerda las razones en concreto y no sabría repetirlas. trabajar sin cesar para elevar intelectualmente a más vastos estratos populares. pero sabe que existen porque las ha oído exponer y le han convencido. esto es. ya sea como un elemento amorfo. cosa que significa trabajar para suscitar élites de intelectuales de un tipo nuevo.” (Ibid. Ciertamente. pero. se queda uno un poco perplejo ante la concepción gramsciana del marxismo como ideología: al ver las masas tratadas ya sea como actualmente dominadas por otras ideologías contrincantes (religión.” (Ibíd. según Gramsci. Uno se pregunta si la nueva filosofía es realmente la concepción del mundo producida por los grupos sociales dominados en el modo de producción capitalista. para dar personalidad al amorfo elemento de masa. p. 125 . por el momento. o si se trata más bien de una ideología importada que se necesita inculcar a las grandes masas a través de una organización formada para este fin. p.convencido. que emplea técnicas elaboradas de persuasión. históricamente pertenece al partido jugar el papel esencial de dirección cultural de las masas. se necesita un encuadramiento estrecho (ver la curiosa imagen del corsé para pensar la relación intelectuales-masa) de las masas. que uno se comprometa en el largo y arduo trabajo de hacer pasar a las masas de una ideología vivida como fe a una visión del mundo comprendida y aceptada racionalmente. 25) Las necesidades de la difusión ideológica Además. Él quisiera que la masa atravesara los cuatro grados de la ideología y que el bloque ideológico pudiese cimentarse por arriba. no hay que vacilar en servirse de los procedimientos de difusión que tuvieron tanto éxito para la Iglesia Católica: “No cansarse jamás de repetir los argumentos (variando literariamente la forma): la repetición es el medio didáctico más eficaz para obrar sobre la mentalidad popular. este rol debería ser transitorio. para llegar a ser las ‘ballenas de corsé’. que surjan directamente de la masa y que pertenezcan en contacto con ella. nacionalismo). Pero no estamos ahí todavía y. 26) Gramsci pide pues. encuadramiento asegurado por los intelectuales del partido.

cuya ideología es la única alternativa a la dominación de la ideología dominante. Gramsci habla también de las “ideologías arbitrarias”. La ideología es un elemento necesario de la estructura social. en donde adquieren conciencia de su posición. que “ideologizan” para darse una imagen coherente y valorizada de ellos mismo. La ideología tiene la misma energía “que una fuerza material”. Lo “real” y “la ideología” son indisociables: ellos se constituyen mutuamente. que no crean nada. toma las formas de: la filosofía. cada organización. pero se hace por la mediación del lazo orgánico que une a los intelectuales con la clase que representan. Concepción del mundo vivida como una fe y dinamizadora de la acción. la ideología es un componente esencial del hecho social y no puede ser separado de él. Una concepción del mundo convertida en “fe” y que estimule la acción. Gramsci es el autor marxista que ha insistido más en la producción de las ideologías por los intelectuales. Origen • Relación con lo real • Relación con clases sociales las • Eficacia • • • Funciones • • • Principales significados (sentidos) • • 126 . Él es el primero en catalogar la ciencia entre las ideologías. en donde luchan. es necesario añadir las que segregan cada grupo. Asegura la cohesión social. de una clase. están. pero para resaltar que ésta no es mas que pedagógica. Sin embargo. Gramsci hace de nuevo la distinción “Forma”/ ”Contenido”. Ninguna acción o práctica es concebible sin ideología. la cohesión de un partido. el sentido común y el folklore. de un grupo. respecto el uno del otro. un movimiento cultural que. la religión. es necesario tomar en cuenta dos clases en particular: la clase dominante. Unifica y cementa el bloque social (función de integración). • • Extensión La ideología se vuelve a amplificar con Gramsci. pues a las ideologías ligadas orgánicamente a las clases sociales. El lazo con las condiciones materiales y la situación vital no está perdido. La ideología forma terreno en donde los hombres se mueven. Cada clase segrega su capa de intelectuales orgánicos que le dan su homogeneidad y la conciencia de su función social. es actividad práctica. organiza las masas. individuales. y la clase subordinada esencial (clase obrera en el modo de producción capitalista). en una relación recíproca de condición de existencia: no hay “real” sin ideología y no hay ideología sin “real”. que cementa con su ideología el bloque histórico. de lo más sistematizado a lo menos estructurado.GRAMSCI Y LA IDEOLOGÍA Cuadro recapitulador • Naturaleza Una concepción del mundo formada por pensamientos y representaciones. voluntad eficaz. Superestructura necesaria de una formación social. cada institución.

. “Ideología y aparatos ideológicos de Estado”. Althusser es sin duda. La diferencia entre el aparato represivo de estado (ARE) y los aparatos ideológicos d estado consiste en el hecho de que el primero funciona principalmente mediante la violencia mientras los segundos funcionan principalmente mediante la ideología. Explique en que consiste. pp.113). 2. Estas son: 1) La ideología no tiene historia. uno de los pensadores que lograron la revitalización del concepto de ideología. 4. Explique las tesis principales del concepto de ideología en Althusser. el AIE familiar. Se eligió este texto para que el lector leyera directamente al autor y porque en este texto Althusser además de desarrollar su tesis sobre los aparatos ideológicos de Estado. México. 2) La ideología es una “representación” de la relación imaginaria entre los individuos y sus condiciones reales de existencia. En la primera parte Althusser aborda el tema de la reproducción de las condiciones de producción el cual para él es fundamental para poder entender como él lo señala una nueva realidad: la ideología. Finalmente para poder explicar cuáles son las condiciones ideológicas que aseguran la reproducción de las condiciones de producción Althusser retoma el concepto de ideología y trabaja algunas de sus tesis fundamentales en torno a dicho concepto. Finaliza el texto con el ejemplo de la ideología religiosa cristiana. Explique la concepción de Estado que maneja Althusser en este texto. Posteriormente expone los temas de la infraestructura y superestructura para de ahí llegar al tema del Estado. según Althusser la reproducción de las fuerzas productivas y de las relaciones existentes de producción. etc. Althusser se propone contribuir a la elaboración de la teoría marxista del estado con concepto de AIE. 97-141. En realidad en esta primera parte del texto solamente explica la reproducción de los medios de producción y la reproducción de la fuerza de trabajo y deja pendiente la reproducción de las relaciones de producción (p. en La filosofía como arma de la revolución. retoma algunas de las tesis principales sobre su concepto de ideología. GUIA DE ESTUDIO 1. No. 6 Althusser. Explique la conceptualización de los aparatos ideológicos de estado. Al abordar el tema del Estado en la concepción marxista Althusser añade una nueva faceta : los aparatos ideológicos de estado (AIE). 3. Louis. 8ª. Existen una gran cantidad de textos que han abordado la problemática del concepto de ideología en Althusser. Cuadernos de Pasado y Presente. 3) La ideología tiene existencia material y 4) La ideología interpela a los individuos en cuanto sujetos. Estos aparatos ideológicos de estado se presentan bajo la forma de instituciones distintas y especializadas entre las cuales Althusser cita: el AIE escolar.TEXTO No. 1977. 127 . Edición. 4.

de la simple práctica productiva (en sí misma abstracta respecto al proceso de producción). porque Marx lo demostró en el libró II de El capital. * 1 El texto que sigue está constituido por dos extractos de un curso de realización. con mayor razón aun. entonces. De lo anterior se sigue que. Como decía Marx. esta última distinción. toda formación social debe -al mismo tiempo que produce y para poder producir. entonces reproducir: 1) las fuerzas productivas. para existir. sino durante unas cuantas semanas debe estirar la pata. engrana de tal modo con nuestra "conciencia” cotidiana. Debe.IDEOLOGIA Y APARATOS IDEOLOGICOS DEL ESTADO (Notas para una Investigación) Louis Althusser SOBRE LA REPRODUCCION DE LAS CONDICIONES DE PRODUCCION* Es necesario que hagamos patente y desarrollemos ahora algo que habíamos entrevisto en el análisis cuando nos referíamos a la necesidad de renovar los medios de producción para que ésta sea posible.situarse en el punto de vista de la reproducción. hasta un niño sabe que una formación social no sobrevive más de un año si no reproduce las condiciones de producción al mismo tiempo que produce. de tipo empirista) del punto de vista de la sola producción. por el momento. Carta de Marx a Kügelmann del 11 de julio de 1868. que resulta extremadamente difícil -por no decir no imposible. Reproducción de los medios de producción En la actualidad todo el mundo reconoce (incluso los economistas burgueses que trabajan en la contabilidad del estado y los "teóricos macroeconomistas" modernos). Las chácharas sobre la necesidad de probar el concepto del valor sólo se basan en la más completa ignorancia tanto del asunto de que se trata como del método de la ciencia en general. Las ideas aquí expuestas sólo deben considerarse como introducción a una discusión.reproducir las condiciones de su producción. 2) las relaciones existentes de producción. Hasta un niño sabe que una nación que dejase de trabajar. Se trataba de una acotación. Lo tenaz de las evidencias (ideológicas. Esta puede ser "simple" (limitándose a reproducir las condiciones de la producción anterior) o "ampliada" (por aumento de las condiciones) . que no hay posibilidad de producción sin que se asegure la reproducción de las condiciones materiales de la producción: la reproducción de los medios de producción. El autor ha querido titularlos: Notas para una investigación. no digo durante un año. la condición última de la producción. Tratemos de examinar metódicamente este asunto.Dejaremos de lado. Para simplificar la exposición -y si tomamos en cuenta que toda formación social proviene de un modo dominante de producción. fuera de este punto de vista todo permanece abstracto (más que parcial: deformado) incluso al nivel de la producción y. Sin embargo. del E. es decir. entonces. Ahora nos vamos a detener en ello." [N. en el nivel de la simple práctica.podemos afirmar que el proceso de producción pone en marcha las fuerzas productivas existentes bajo determinadas relaciones de producción.] 128 . ¿En qué consiste. la reproducción de las condiciones de producción? Entramos aquí en un dominio a la vez muy familiar (después del libro II de El capital) y singularmente desconocido.1 La reproducción de las condiciones de producción es.

en particular el examen de la práctica financiero-contable de las previsiones de amortización-inversión. Pero sabemos -gracias al genio de Quesnay. y la realización de la plusvalía. por tanto. y estudiar especialmente las relaciones de circulación de capital entre el sector I (producción de medios de producción) y el sector II ( producción de bienes de consumo) . el señor Z. sus máquinas.la demanda de medios de producción (para la reproducción) pueda quedar satisfecha con la oferta. reproducir las condiciones de su propia producción. Reproducción de la fuerza de trabajo Hay algo que ya debe haber sorprendido al lector: hemos hablado de la reproducción de los medios de producción. Si la observación de lo que acontece en la empresa. por lo menos casi enteramente ciega. que desemboca en una especie de “hilo sin término".. en los libros II y III de El capital. el primero que planteó este problema que "salta a la vista". hace falta seguir la marcha "global" de Marx. que lo resolvió. pero que no permite pensar sus condiciones y mecanismos.sabe que debe preverse cada año con qué reemplazar lo que se agota o se gasta en la producción: materia primas. debe "reproducir" su materia prima. Para pensar este mecanismo. 2 Marx ha dado el concepto científico al respecto: capital variable. instrumentos de producción (máquinas). No analizaremos esta cuestión. pero como "capital mano de obra"2 y no como condición de la reproducción material de la fuerza de trabajo. etc. etc.. y por una razón de peso: lo esencial de la reproducción de la fuerza de trabajo acontece fuera de la empresa. no es el mismo señor X quien las produce para su producción. la reproducción de la que distingue las fuerzas productivas de los medios de producción. para producir los productos que condicionan la reproducción de las condiciones de la producción del señor X. y gracias al genio de Marx.Todo economista -que en esto no se distingue de cualquier capitalista. es. el señor Y. capitalista. si no totalmente. instalaciones (edificios). etc. Ahora bien. No hemos mencionado. porque el problema no existe allí en sus reales dimensiones. nos podían dar una idea aproximada de la existencia del proceso material de la reproducción. ¿Cómo se asegura la reproducción de la fuerza de trabajo? Se asegura dándole el medio material para reproducirse: mediante el salario. un gran productor de máquinas herramientas. 129 . Decimos que todo economista equivale en este caso a cualquier capitalista en el sentido de que ambos manifiestan el punto de vista de la empresa y se contentan con simplemente comentar los términos de la práctica financiera contable de la empresa. y así al infinito y todo en tales proporciones que -dentro del mercado nacional cuando no sobre el mundial. Lo que acontece a nivel de la empresa es un efecto que da sólo la idea de la necesidad de la reproducción. Basta un instante de reflexión para convencerse: el señor X. entramos ahora en un dominio en el que la observación de lo que acontece en la empresa. El salario figura en la contabilidad de toda empresa. y éstos deben a su vez. que produce en su fábrica textil tejidos de lana. esto lo hacen otros capitalistas: un ganadero de Australia. a saber la reproducción de la fuerza de trabajo. y nada hemos dicho de la reproducción de las fuerzas productivas. Nos basta haber mencionado la existencia de la necesidad de la reproducción de las condiciones materiales de la producción. etc.que la reproducción de las condiciones materiales de la producción no puede pensarse a nivel de la empresa.

. también. a leer. incluso elementos (que pueden ser rudimentarios o profundos) de "cultura científica” o "literaria". etcétera. Si enunciamos este hecho en lenguaje más científico.No obstante. sino. no basta asegurar las condiciones materiales de reproducción a la fuerza de trabajo para que ésta se reproduzca como tal. de hecho (para los futuros capitalistas y sus servidores) se aprende a "mandar bien". al mismo tiempo que estas técnicas y conocimientos. los que se deben observar según el cargo que está "destinado” a ocupar todo agente de la división del trabajo: normas morales. otra para los ingenieros. y agregamos: indispensable para la crianza y educación de los hijos en que se reproduce el proletario (a x ejemplares: x puede equivaler a O. también. que este mínimo es histórico en doble sentido: no está definido por las necesidades históricas de la clase obrera que ha "reconocido" la clase capitalista.. la reproducción de su sumisión a la ideología dominante. capaz de participar en el sistema complejo del proceso de producción. o sea (solución ideal) a "hablar bien" a los obreros. La fuerza de trabajo disponible debe ser "competente". pero. Ahora bien. a contar. otra para los técnicos. en la escuela se aprenden las "reglas". producen este resultado: la fuerza de trabajo debe estar (diversamente) calificada y. normas de conciencia cívica y profesional. etc. se aprende a escribir. se aprenden. ) . Conviene indicar. está determinada no sólo por necesidades de un sistema "biológico". Ahora bien. los usos habituales y correctos. es decir. sino por las necesidades históricas que ha impuesto la lucha de clases proletaria (lucha de clases también doble: contra el aumento de la duración del trabajo y contra la disminución de los salarios). sino por las necesidades de un mínimo histórico (Marx subrayaba: los obreros ingleses necesitan cerveza y vino los proletarios franceses). y una reproducción 130 .) como fuerza de trabajo. en definitiva. reglas del respeto a la división técnico-social del trabajo. etc. según las exigencias de la división técnico-social del trabajo en sus distintos "puestos" y "empleos". elementos directamente utilizables en los distintos puestos de la producción (una instrucción para los obreros. todo lo cual quiere decir. los convenientes. reglas. algunas técnicas y varias otras cosas más. Recordemos que esta cantidad de valor (el salario). Se aprende. entonces. El desarrollo de las fuerzas productivas y el tipo de unidad de las fuerzas productivas históricamente constituida en un momento determinado. porque el salario representa sólo la parte del valor producido por el gasto de la fuerza de trabajo que es indispensable para su reproducción: indispensable para la reconstitución de la fuerza de trabajo del asalariado (con qué alojarse. diremos que la reproducción de la fuerza de trabajo no sólo exige una reproducción de su calificación. y por tanto históricamente variable. ¿cómo se asegura en el régimen capitalista esta reproducción de la calificación (diversificada) de la fuerza de trabajo? A diferencia de lo que ocurría en las formaciones sociales esclavistas y feudales. es decir. es decir. Sin embargo. ¿qué se aprende en el sistema educacional? Se avanza más o menos en los estudios. Pero además y paralelamente. 2. otra para los cuadros superiores.producción de la sumisión de los trabajadores a las reglas del orden establecido. sino más y más fuera y aparte de la producción: mediante el sistema educacional capitalista u otras instancias o instituciones. en un palabra. “actúa" precisamente así. por tanto. reproducida como tal. al mismo tiempo. vestirse y alimentarse. del orden establecido por la dominación de clase. la reproducción de la calificación de la fuerza de trabajo tiende (se trata de una ley tendencial) a asegurarse ya no "en el montón" (aprendizaje en la producción misma) . la re. 1. es decir. a "redactar" bien. a "hablar bien el castellano. en una palabra con qué quedar en condiciones de volver a presentarse cada día a la puerta de la empresa). necesaria para la reproducción de la fuerza de trabajo. "Diversamente". de todos modos. es decir.

pone de manifiesto. ¿Qué quiere decir esto? 3 En Lire Le capital. de la de explotación y de la represión. religiosas. [Hay edic. como el ejército) enseñan ciertos tipos de "saber hacer". etcétera). La reproducción de la fuerza de trabajo. un grave error político. sin que haga falta mencionar a los "profesionales de la ideología" (Marx) deben estar. jurídicas. peor todavía. Vamos a hacer dos observaciones a estas alturas de la exposición. sea de auxiliares de la explotación (los cuadros). Todos los agentes de la producción. esta representación ofrece la siguiente ventaja teórica capital: permite inscribir en el dispositivo teórico de sus conceptos esenciales lo que hemos llamado su índice respectivo dé eficacia. La segunda observación consiste en que. con una precisión que casi no hace falta mencionar: "no sólo sino también". sea de explotados (proletarios). 1969. de un modo u otro.de la capacidad de los agentes de la explotación y de la represión para manipular la ideología dominante a fin de asegurar. La primera. no sólo la reproducción de su "calificación". en esp. articuladas por una determinación especifica: la infraestructura o base económica ("unidad" de las fuerzas productivas y de las relaciones de producción). y la superestructura que. a su vez. ya que parece que en los modos y bajo los modos de sometimiento ideológico se asegura la reproducción de la calificación de la fuerza de trabajo. estamos obligados a replantearnos la vieja pregunta: ¿qué es una sociedad? Infraestructura y superestructura En otra ocasión hemos insistido en el carácter revolucionario de la concepción marxista del "todo social" en cuanto se distingue de la "totalidad" hegeliana. Pero aún no abordamos la cuestión de la reproducción de las relaciones de producción. sea de explotadores (capitalistas).: Para leer El capital. es decir. Pero para hacerlo una vez más necesitamos dar un gran rodeo. para dar este rodeo. En otras palabras. "penetrados" por esta ideología para asumir "conscientemente" su tarea. como la iglesia. Acabamos de estudiar rápidamente las formas de la reproducción de las fuerzas productivas. Ahora bien. entonces. pero de manera que aseguren el sometimiento a la ideología dominante o el dominio de su "práctica". Siglo XXI Editores. No mencionarla constituye una omisión teórica y. como conditio sine qua non. sino también la reproducción de su sometimiento a la ideología dominante o de la "práctica" de esta ideología. políticas.] 131 . ésta es una cuestión crucial de la teoría marxista del modo de producción.3 Hemos dicho (y esta tesis sólo retoma las célebres proposiciones del materialismo histórico) que Marx concibe la estructura de toda sociedad como constituida por "niveles" o "instancias". u otros aparatos. Hablaremos de ello por lo tanto. Pero por este camino llegamos a reconocer la presencia eficaz de una nueva realidad: la ideología. Además de su interés teórico y pedagógico ( que permite apreciar la diferencia que separa a Marx de Hegel). contiene dos “niveles” o "instancias”: la jurídicopolítica (el derecho y el estado) y la ideología (las distintas ideologías. morales. para precisar nuestro análisis de la reproducción. México. la escuela (pero también otras instituciones del estado. también "por la palabra” la dominación de la clase dominante. etcétera. sea de sumos sacerdotes de la ideología dominante (funcionarios). de los medios de producción y de la fuerza de trabajo.

Es fácil convencerse de que esta representación de la estructura de toda sociedad como un edificio que posee una base (infraestructura) sobre la cual" se elevan los dos "pisos" de la superestructura. ésta sugiere. permite ver algo. una metáfora espacial: la de un tópico. 4 132 . Consideramos que a partir de la reproducción es posible y necesario pensar lo que esencialmente caracteriza la existencia y la naturaleza de la superestructura. La tradición marxista piensa en dos formas su índice de eficacia (o de determinación) como determinado por la determinación en última instancia de.4 Tal como toda metáfora. Sólo queremos intentar pensar lo que nos entrega bajo la forma de una descripción. es una metáfora y. como consecuencia. responderlas) si no se las plantea desde el punto de vista de la reproducción. exactamente. descriptiva. los lugares respectivos ocupados por tal o cual realidad. lo son en tanto que determinados por la base. afirmar que la gran ventaja teórica del tópico marxista. Así. en obligar a plantear el problema teórico del tipo de eficacia “derivada" propia de la superestructura. en obligar a pensar lo que la tradición marxista designa con los términos de autonomía relativa de la superestructura y de acción de retorno de ésta sobre la base. del griego topos: lugar. que si a su modo son determinantes ( aún no definido) . A partir de este índice de eficacia “en última instancia". entonces. Nuestra tesis fundamental es que no es posible plantearse estas cuestiones (ni. la base: 1) hay una. lo económico queda abajo (la base) y la superestructura encima. . es decir. Que se nos entienda bien: no rechazamos en absoluto la metáfora clásica: nos obliga. por tanto. La metáfora del edificio tiene. "autonomía relativa" de la superestructura respecto a la base. ¿Qué? Justamente esto: que los pisos superiores no se podrían "sostener" (en el aire) solos. y de la metáfora espacial del edificio (base y superestructura) consiste en mostrar a un tiempo que las cuestiones de determinación (o de índice de eficacia) son capitales -en mostrar que la base determina en última instancia todo el edificio. 2) hay una "acción de retorno" de la superestructura sobre la base. antes que otra cosa. que necesitan reposar precisamente en la base. el de ser metafórica.y. pero sin darles una respuesta conceptual. la base. por sí misma. el hecho de "la determinación en última instancia" por la base económica. Nos parece deseable y posible representarse las cosas de otro modo. en un espacio definido. los “pisos" de la superestructura quedan afectados. entonces. es decir. ¿Qué clase de índice? Se puede afirmar que los pisos de la superestructura no son determinantes en última instancia. por objeto representar. Tópico. Y no la superamos para rechazarla como caduca. El inconveniente mayor que la representación de la estructura de toda sociedad mediante la metáfora espacial del edificio es evidentemente. sino que están determinados por la eficacia de base. Basta situarse en el punto de vista de la reproducción para que se aclaren varias cuestiones cuya existencia indicaba la metáfora espacial del edificio. Esta metáfora espacial afecta. pues. con un índice de eficacia conocido por los famosos términos: lo que acontece en la base económica determina en última instancia lo que acontece en los "pisos" (de la superestructura ). Un tópico representa. a superarla. Podemos. evidentemente con distintos índices de eficacia.

El estado es. es exactamente el estado y define muy exactamente su "función” fundamental. la inscribimos en la expresión "teoría descriptiva" y así. sobre todo de Marx sobre la Comuna de París y de Lenin sobre El estado y la revolución) como aparato represivo. sobre todo lo que los clásicos del marxismo han llamado aparato del estado. explícitamente. pero 2) que la forma "descriptiva" en que se presenta la teoría exige. al poner en relación estos dos términos. en fin. se la debe. Hace falta dar una breve explicación. tal como lo hemos anotado a propósito de la metáfora del edificio (infraestructura y superestructura). El aparato del estado. lo que acontece desde el punto de vista de la práctica y de la producción por una parte. sin duda alguna. El estado es una "máquina" de represión que permite que las clases dominantes (en el siglo XIX. y no hace falta pensar más para advertir que efectivamente se trata de lo esencial. la "teoría" marxista-leninista del estado toca lo esencial. el comienzo sin retorno de la teoría. y mostraremos. exactamente: 1) que la "teoría” descriptiva". estamos convencidos de que los grandes descubrimientos científicos están obligados a pasar por la fase que hemos calificado de "teoría" descriptiva. Por el contrario. es. se la podría –y a nuestro juicio. al hablar de la metáfora del edificio o de "teoría" marxista del estado. De la teoría descriptiva a la teoría a secas Sin embargo. ya que a menudo emplearemos este adjetivo (descriptivo). por otra.considerar como una fase transitoria. necesaria para el desarrollo de la teoría. el estado y la ideología desde este punto de vista. esta presentación de la naturaleza del estado sigue siendo un tanto descriptiva. la hacemos aparecer como el equivalente de una "contradicción". es decir. 133 . Precisamos nuestro pensamiento y volvemos a nuestro actual objeto: el estado. Presentada en esta forma. y de la reproducción. Esta sería la primera fase de toda teoría. Cuando decimos. un desarrollo de la teoría de tal modo que ésta supere la forma de "descripción”. caben. la policía. entonces. El estado La tradición marxista es categórica: se concibe el estado. tribunales y prisiones. el gobierno y la administración. Esto quiere decir. En esta expresión cabe no sólo el aparato especializado (en sentido estricto) cuya existencia y necesidad hemos reconocido a partir de la práctica jurídica. Aunque sea transitoria. que lo define como fuerza de ejecución y de intervención represiva "al servicio de las clases dominantes" en la lucha de clases desarrollada por la burguesía y sus aliados contra el proletariado. sino también el ejército que (y el proletariado ha pagado con su sangre esta experiencia) interviene directamente como fuerza represiva de apoyo en última instancia cuando la policía y sus cuerpos auxiliares especializados ya han sido "desbordados por los acontecimientos". desde el Manifiesto y el 18 Brumario (y en todos los textos clásicos ulteriores. debido a esta "contradicción".Vamos a analizar brevemente el derecho. En efecto. lo hacemos sin ningún prejuicio crítico. al mismo tiempo. el jefe del estado. por encima de este conjunto. la burguesía y la "clase" de los latifundistas) aseguren su dominación sobre la clase trabajadora para someterla al sistema de extorsión de la plusvalía ( es decir. a la explotación capitalista). para evitar todo equívoco. el término "teoría” no se acopla con exactitud al adjetivo "descriptiva" que se le adjunta. al menos en el dominio que nos ocupa (el de las ciencias de las formaciones sociales). Como tal. que éstas son concepciones descriptivas.

la dictadura de la burguesía. Entendámonos: en tomo a la conquista. Por esto consideramos indispensable para desarrollar esta teoría descriptiva y convertirla en teoría a secas. por sí misma. en fin. Toda la lucha política de clases gira en torno al estado. en primer lugar. afirmamos que la teoría descriptiva del estado es exacta. que se la "supere". por ejemplo. el principio decisivo de todo desarrollo ulterior de la teoría. su teoría científica. queremos decir en primer lugar que esta "teoría" descriptiva es. y el aparato del estado por otra. esta misma "relación" ocasiona una clase muy especial de evidencia sobre la que diremos algo un poco más adelante: "¡sí. no hace que realmente avance su definición. aclara de modo fulgurante todos los hechos observables en los distintos órdenes de la represión cualesquiera que sean los dominios en que se ejerce esa represión: desde las masacres de junio del 48 y de la Comuna de París. Esta primera precisión nos obliga. aclara. sin duda posible. agregar algo a la definición clásica del estado como aparato del estado. Toda teoría descriptiva provoca. a la toma ya la conservación del poder del estado por una clase determinada o por una alianza de clases o de fracciones de clases. está bien. como prueban las "revoluciones" burguesas del siglo XIX en Francia (1830. el comienzo de la teoría marxista del estado y que este comienzo nos de lo esencial. así. etc. es decir. por ejemplo. en las distintas formas de democracia política. lo que Lenin llamó. mayo de 1958) o los desmoronamientos del estado (caída del Imperio en 1870. entonces. es decir. 134 . "descriptiva".5 Y la acumulación de hechos bajo la definición de estado. Sabemos que el aparato del estado puede permanecer. de la Resistencia. un punto importante: el estado ( y su existencia como aparato) sólo tiene sentido en función del poder del estado. de la misma teoría. de la cual disponemos. ya que la definición que da de su objeto perfectamente se puede hacer corresponder a la inmensa mayoría de los hechos del dominio que abarca. esa sutil dominación cotidiana donde se manifiesta. caída de la Tercera República en 1940) o el ascenso de la pequeña burguesía (1890-95 en Francia). es. objetivo de la lucha política de clases. aclara todas las formas directas o indirectas de la explotación o del exterminio de masas populares (las guerras imperialistas). del domingo sangriento de mayo de 1905 en Petrogrado. En efecto. etc. es decir para comprender los mecanismos del estado y su funcionamiento. Lo esencial de la teoría marxista del estado marxista Precisemos. Ya que está claro que. es así!".. 5 Véase infra el apartado: A propósito de la ideología. el riesgo de "bloquear" el desarrollo. hasta las simples (y relativamente anodinas) intervenciones de una "censura" que prohíbe La religiosa de Diderot o una obra de Gatti sobre Franco. si bien ésa definición nos da elementos para identificar y reconocer los hechos de opresión al ponerlos en relación con el estado concebido como aparato represivo de estado. la definición del estado como estado de clase que existe en el aparato represivo del estado. la teoría descriptiva del estado representa una fase de la constitución de la teoría que exige. es decir. indispensable. siguiendo Marx. Así. 1848) o los golpes de estado ( dos de diciembre.Cuando afirmamos que la "teoría" marxista del estado. sin que el aparato quede afectado o modificado: puede permanecer a pesar de los acontecimientos políticos que afecten la posesión del poder del estado. a distinguir por una parte el poder del estado (conservación del poder del estado o su toma) . No obstante. en parte. si bien multiplica su ilustración.

de modo explícito. entonces. Sus experiencias e intentos han permanecido. administración. sindicatos. proletario. y 4) el proletariado debe conquistar el poder para destruir el aparato burgués del estado y. pp. a la utilización. que proponemos. ejército. [En esp. sigue siendo un tanto descriptiva. Debemos avanzar aquí con prudencia sobre un terreno donde. Gramsci. 436).Gramsci. en las fases ulteriores. al estado como una realidad más compleja que la definición que de él se da en la "teoría marxista del estado" incluso completada tal como acabamos de hacerlo. así completada. prisiones. Ediciones Nueva Visión. 295. policía. Pero nos parece que esta teoría. etc. 291 n. gran parte del aparato del estado permaneció a pesar de la toma del poder por la alianza "del proletariado y del campesinado pobre: Lenin no dejó de insistir en ello. sino que comprendía cierto número de instituciones de la "sociedad civil": iglesia. Para resumir en este sentido la "teoría marxista del estado”. pero sin haber sistematizado en forma teórica los decisivos avances que sus experiencias y tentativas implican. Con este fin. Gramsci desgraciadamente. 6 135 . en nuestra opinión.6 Trataremos de esbozar esquemáticamente la teoría correspondiente. a la “teoría marxista" del estado. de hecho. de hecho. desarrollar un proceso radical. Lettres en prison. por las clases (o por la alianza de clases o de fracciones de clase) que detentan el poder del estado. que constituyen lo que de ahora en adelante llamaremos aparato represivo del estado. los clásicos del marxismo hace mucho que nos han precedido. lo que nos proponemos agregar a la "teoría marxista" del estado. ya existe en ella. 1972. el de la destrucción del estado (fin del poder del estado y de todo aparato del estado). y después. tribunales. estas referencias corresponden al subtítulo "El estado". en efecto. Recordemos que en la teoría marxista. pero no la han expresado en una teoría correspondiente. París. del E. en su práctica política. Llamaremos a esta realidad por su concepto: aparatos ideológicos del estado. podemos decir que los clásicos del marxismo han afirmado siempre: 1) el estado es el aparato represivo del estado.-N. pp. Tuvo la idea "singular" de que el estado no se reducía al aparato (represivo) del estado. 2 ) se debe distinguir entre poder del estado y aparato del estado 3) el objetivo de la lucha de clases concierne al poder del estado y. de Marx. sobre todo en el terreno de la práctica política. ¿Qué son los aparatos ideológicos del estado (AlE)? No se confunden con el aparato (represivo) del estado. 290. como consecuencia. no sistematizó sus intuiciones y éstas quedaron en el estado de agudas acotaciones parciales ( cfr . escuelas. remplazarlo por un aparato del estado completamente distinto. Ed. p. también. 313. Los aparatos ideológicos del estado (AIE) Hay que agregar otra cosa. 155-158 de Notas sobre Maquiavelo sobre la política y sobre el estado moderno. que se sitúa de modo manifiesto junto al aparato del estado y no se confunde con él.] Cfr. esta distinción entre poder del estado y aparato del estado forma parte de la teoría marxista a partir del 18 Brumario y de Las luchas de clases Francia. sino también otra realidad. Sociales. El adjetivo "represivo" indica que este aparato del estado "funciona Gramsci es. si bien ya provista de elementos complejos y diferenciales cuyo funcionamiento y juego no se pueden comprender sin recurrir a una profundización teórica suplementaria.Incluso después de una revolución social como la de 1917. el aparato del estado (AE) abarca: gobierno. 3. Han reconocido esta complejidad en la práctica. del aparato del estado en función de sus objetivos de clase. Sociales. Oeuvres Choisies. Ed. etc. Buenos Aires. 293. en una primera fase. Se puede afirmar que. Desde esta perspectiva. es decir. el único que ha transitado por la vía.. Los clásicos del marxismo han tratado. proponemos la tesis siguiente: Para hacer avanzar la teoría del estado es indispensable tomar en cuenta no sólo la distinción entre poder del estado y aparato del estado.

la primera observación. sus distintos partidos). Interviene en la reproducción de la fuerza de trabajo. Los AlE escolares (el sistema de las distintas "escuelas” públicas y privadas). por el momento. Los AlE jurídicos8. unificado. por ejemplo. podemos. la mayor parte de los aparatos ideológicos del estado (en su aparente dispersión) pertenecen. podemos comprobar que si bien el aparato (represivo) del estado. que naturalmente exige ser examinada en detalle. ¿Con qué derecho podemos considerar aparatos ideológicos del estado a instituciones que en su mayoría no poseen status público y son sencillamente instituciones privadas? Gramsci. En caso de que exista. unidad de producción y/o unidad de consumo. por ahora. 136 . comprobada. y es válida en los dominios (subordinados) en los cuales derecho burgués ejerce su poder. que es estado de la clase dominante no es ni público ni privado. la condición de toda distinción entre lo público y lo privado. por el contrario. la mayoría de los periódicos. por lo menos en los casos extremos. En segunda instancia. los sindicatos. El dominio del estado queda afuera. rectificada y perfeccionada. no implica siempre represión física. Los AlE familiares7. Poco importa si las instituciones que los realizan son públicas o privadas. otras "funciones" y no sólo es AIE. ya que la represión administrativa. esta vez. Los AlE sindicales. pertenece por entero al dominio público. televisión. bellas artes. al dominio privado. Los AlE de información (prensa. había previsto la objeción. los partidos. Los AlE políticos (el sistema político. etcétera). observamos que si bien existe un aparato (represivo) del estado. algunas escuelas. las empresas culturales. Dejaremos de lado. considerar como aparatos ideológicos del estado a las siguientes instituciones (y el orden en que las enumeramos no tiene significación especial alguna): Los AlE religiosos (el sistema de las distintas iglesias). Pero no podemos ignorar la segunda. evidentemente. marxista consciente. El "derecho" pertenece al mismo tiempo al aparato (represivo) del estado y al sistema de AlE. etcétera.mediante violencia". etcétera). hay una pluralidad de aparatos ideológicos del estado. ya que éste queda "más allá del derecho": el estado. Los AlE culturales (literatura. la familia. Son entidades privadas las iglesias. Decimos lo mismo a partir. ¿Dónde está su diferencia? En primera instancia. Las instituciones "privadas" pueden "funcionar” perfectamente como aparatos ideológicos del estado. 7 8 La familia cumple. Llamamos aparatos ideológicos del estado a cierto número de realidades que se presentan al observador bajo la forma de instituciones precisas y especializadas. según los modos de producción. Con todas las reservas que implica esa exigencia. es. La distinción entre lo público y lo privado es una distinción propia del derecho burgués. radio. Es. Proponemos en seguida una lista empírica. Hemos dicho que los AlE no se confunden con el aparato represivo del estado. Basta un análisis cuidadoso de cualquier AlE para demostrarlo. de nuestros aparatos ideológicos del estado. la unidad que constituye esa pluralidad de AlE no resulta inmediatamente visible. por el contrario. Importa su funcionamiento.

Si los AlE "funcionan" de modo predominantemente ideológico. pero hace falta estudiarlos en detalle para superar esta simple observación. lo que unifica su diversidad es su mismo funcionamiento. la Krupskaia narra los desesperados esfuerzos de Lenin y de lo que consideraba su fracaso (El camino recorrido) . Este último funciona de modo preponderantemente represivo (incluyendo la represión física) y secundariamente de modo ideológico. exclusiones. sea represivo o ideológico. del aparato (represivo) del estado. a través de sus mismas contradicciones. Podemos rectificar esta distinción y precisarla. Lo que distingue a los AlE del aparato (represivo) del estado es esta diferencia fundamental: el aparato (represivo) del estado "funciona con violencia” mientras que los aparatos ideológicos del estado funcionan con ideologías. Lo anterior nos pone. por ejemplo. Y nos basta un solo ejemplar y prueba: la mayor preocupación de Lenin era revolucionar el aparato ideológico del estado a nivel de las escuelas para permitir que el proletariado soviético. más a menudo. Si reparamos en que la "clase dominante" detenta el poder del estado (en forma franca o. Del mismo modo. permite comprender el hecho de que se tejan continuamente sutiles combinaciones. ¿Hace falta mencionar que esta determinación del doble "funcionamiento" (preponderante y secundario) de la represión y de la ideología según se trate del aparato (represivo) del estado o de los aparatos ideológicos del estado. por tanto. 137 . etc. sin embargo. (No existe un aparato puramente represivo. Hace falta entrar al detalle de esta diferencia. la ideología dominante se realiza en los aparatos ideológicos del estado.) Las iglesias y las escuelas "educan" con métodos apropiados y con sanciones. También la familia y también el AlE cultural (la censura. en la pista de la comprensión de lo que constituye la unidad del cuerpo aparentemente disperso de los AlE. fechado en 1927. pero ello no basta para enmascarar la realidad de una profunda identidad. selecciones. ninguna clase puede detentar durablemente el poder del estado sin ejercer al mismo tiempo su hegemonía sobre y en los aparatos ideológicos del estado. etcétera. entre el juego del aparato (represivo) del estado y el juego de los aparatos ideológicos del estado? La vida cotidiana nos ofrece innumerables ejemplos al respecto.9 9 En un texto patético. para no mencionar otra cosa) .) Ejemplos: el ejército y la policía también funcionan ideológicamente. pero secundariamente de modo represivo. Podemos afirmar que todo aparato del estado. asegurara el futuro de la dictadura del proletariado y el paso al socialismo. "funciona" con violencia e ideología. (No existe un aparato puramente ideológico. podemos admitir que la misma clase dominante esté activa en los aparatos ideológicos del estado en la medida en que. unificada -a pesar de sus contradicciones y diversidad. explicitas o tácitas. aunque sea sólo en casos extremos y suave. tanto para asegurarse su propia cohesión y reproducción como para proyectar afuera sus "valores". mediante alianzas de clase o de fracciones de clase) y dispone. de hecho. pero con una diferencia importantísima que impide confundir los aparatos ideológicos con aparato (represivo) del estado. los aparatos ideológicos del estado funcionan de manera preponderantemente ideológica.bajo la ideología dominante. en la medida en que la ideología según la cual funcionan está siempre. Queda claro que es muy distinto actuar mediante leyes y decretos en el aparato (represivo) del estado de "actuar" por intermedio de la ideología dominante en los aparatos ideológicos del estado. que había conquistado poder del estado. pero a la inversa. Según nuestros datos. que es la de “la clase dominante". disimulada e incluso simbólicamente.Pero vamos a lo esencial.

por una parte. por otro. se debe tener presentes dos principios. con la diferencia que el aparato (represivo) del estado funciona de modo preponderante mediante la represión mientras que los aparatos ideológicos del estado funcionan sobre todo mediante la ideología. sea utilizando las contradicciones que allí existen. Si la tesis que acabamos de proponer es fundada. Pero la lucha de clases sobrepasa ampliamente estas formas. políticas. sea conquistando por la lucha posiciones de combate en los AIE.11 por la superestructura jurídico-política e ideológica. Y esto es así en virtud del segundo principio: la lucha de clases sobrepasa los AlE porque está enraizada. La clase (o alianza de clases) que detenta el poder no dicta la ley con tanta facilidad en los AlE como en el aparato (represión) del estado. religiosas. la teoría marxista clásica del estado. artísticas o filosóficas. Pero agregaremos que el aparato del estado contiene dos cuerpos: el cuerpo de las instituciones que representan el aparato represivo del estado. por otra. decimos: se asegura. no se puede evitar el planteo de la siguiente pregunta: ¿cuál es. y las formas jurídicas. la lucha de las clases explotadas puede también ejercerse en las formas de los AlE y así volver el arma de la ideología en contra de las clases dominantes. 10 Lo que decimos aquí sucintamente sobre la lucha de clases en los AIE está lejos. Pero. de formas encarnizadas de la lucha de clases. entonces. Diremos que hace falta distinguir entre poder del estado ( y su control por parte de) por un lado. las formas ideológicas en que los hombres adquieren conciencia de este conflicto y luchan por resolverlo.La última observación nos deja en condiciones de comprender que los aparatos ideológicos del estado pueden no sólo ser la piedra de toque. Pero no debe olvidarse que las relaciones ideológicas están inmediatamente presentes en estos mismos procesos. por la materialidad del proceso de producción y del proceso de circulación. a menudo.10 . Para abordar esta cuestión. sino también porque la resistencia de las clases explotadas puede encontrar allí medios y ocasiones de expresarse. en gran parte. Todos los aparatos del estado funcionan a la vez mediante la represión y la ideología. y el cuerpo de instituciones que representan el cuerpo de aparatos ideológicos del estado. en formas ideológicas y también. y aparato del estado. 138 . Ordenemos nuestras observaciones. debemos retomar. como consideramos indispensable superar este lenguaje todavía descriptivo. puesto que las relaciones de producción se reproducen. además de en la ideología. y lo es aun en el estado sumario de nuestra indicaciones. en el aparato (represivo) del estado. por tanto. hay que distinguir siempre entre los cambios materiales ocurridos en las condiciones económicas de producción y que pueden apreciarse con la exactitud propia de las ciencias naturales.. en una palabra. que son relaciones de explotación y que constituyen la base de las relaciones de clase. y es así no sólo porque las viejas clases dominantes pueden conservar mucho tiempo posiciones fuertes en los AIE. evidentemente. y que ahora reunimos en tres puntos: 1. en la infraestructura. El primer principio fue formulado por Marx en el Prólogo a la Contribución a la critica de la economía política: "Cuando se estudian esos trastocamientos [una revolución social]. superestructura) decimos: se asegura. en gran parte. Pero si esto es así. y porque las sobrepasa. por el ejercicio del poder del estado en los aparatos del estado. Hace falta tener en cuenta lo dicho antes. en primer lugar. y en los aparatos ideológicos del estado.." La lucha de clases se expresa y se ejerce. en las relaciones de producción. sino también el lugar de la lucha de clases y. por una parte. por otra. la medida del rol de los aparatos ideológicos del estado? ¿Cuál es el fundamento de su importancia? En otras palabras: ¿a qué corresponde la "función” de estos aparatos ideológicos del estado que no funcionan mediante la represión sino mediante la ideología? Sobre la reproducción de las relaciones de producción Podemos responder ahora a la pregunta central. que ha quedado en suspenso durante tantas páginas: ¿cómo se asegura la reproducción de las relaciones de producción? En el lenguaje del tópico (infraestructura. de agotar la cuestión de la lucha de clases. 11 En gran parte. en las formas ideológicas de los AlE. precisándole un punto. exactamente.

que ejecutan la política de lucha de clases de las clases en el poder. en particular funciones escolares y culturales. etc. sin comparación con el que juega en las formaciones sociales capitalistas. Hemos enumerado. por la acción de la ideología dominante (la de la clase dominante). los aparatos ideológicos del estado. éstos aseguran en gran medida la reproducción de las relaciones de producción bajo el “escudo" del aparato represivo estatal. no sólo desde las monarquías absolutas sino desde los primeros estados conocidos de la Antigüedad. sobre la reproducción de las relaciones de producción.2. En efecto. Mientras el aparato (represivo) del estado constituye un todo organizado cuyos distintos miembros están centralizados bajo una unidad de mando -la de la política de lucha de clases que aplican los representantes políticos de las clases dominantes que detentan el poder-. que desempeñaba un papel considerable. etcétera. de modos limitados o extremos. de militares. el parlamento. Aquí se manifiesta decisivamente el papel de la ideología dominante (la de la clase dominante que detenta el poder). de información. en función de la diversidad de aparatos ideológicos del estado con el papel único y común. en cambio. El aparato del estado no sólo se reproduce a sí mismo (en el estado capitalista hay dinastías de políticos. al que hoy conocemos (aunque fuera menor la cantidad de aparatos ideológicos y menor también su diferenciación). en cambio. y entre éstos. y también. mediante la represión (desde la fuerza física más brutal hasta las más simples instrucciones administrativas o hasta la censura abierta o disimulada. que en la Edad Media. son múltiples. Mientras la unidad del aparato (represivo) del estado se asegura mediante su organización centralizada y unificada bajo la dirección de los representantes de las clases en el poder. por ejemplo. los únicos aparatos ideológicos del estado. Había un aparato ideológico político (los estados generales. las 12 Para la parte de la reproducción a la que contribuyen el aparato represivo del estado y los aparatos ideológicos del estado. El rol del aparato represivo del estado. Si se toman en cuenta estas características. a pesar de las apariencias. 139 . se asegura por intermedio de la ideología dominante. Junto a la iglesia. "cultural". la iglesia (aparato ideológico religioso del estado) acumulaba numerosas funciones que hoy detentan varios aparatos ideológicos del estado (nuevos con relación al pasado que evocamos). en efecto. Llegamos de este modo a enfrentar la siguiente hipótesis. la unidad entre los distintos aparatos ideológicos del estado se asegura. los efectos de los choques entre la lucha de clases capitalista y la lucha de clases proletaria y sus formas subordinadas. las condiciones políticas para el ejercicio de los aparatos ideológicos del estado. Ahora bien. en asegurar por la fuerza (física o de otra especie) las condiciones políticas de la reproducción de las relaciones de producción (que en último término son relaciones de explotación). familiar. 3. sindical. "relativamente autónomos" y susceptibles de ofrecer un campo objetivo a contradicciones que expresan. Comprobamos. existía el aparato ideológico familiar. diferentes. se asegura. religioso. en las formaciones sociales de modo de producción feudal comprobamos que existe un único aparato represivo del estado que ha sido formalmente muy semejante. se puede entonces representar la reproducción de las relaciones de producción12 del modo siguiente.) . y sobre todo. etc. La iglesia y la familia no eran. político.). de acuerdo con una especie de "división del trabajo". a menudo en formas contradictorias. consiste esencialmente en cuanto que aparato represivo. una cantidad relativamente elevada de aparatos ideológicos del estado presentes en las formaciones sociales capitalistas: el aparato escolar. La "armonía" (a veces incompleta) entre el aparato represivo del estado y los aparatos ideológicos.

sino también la hegemonía ideológica que le era indispensable para regularizar la reproducción de las relaciones capitalistas de producción. la historia. la iglesia. en la representación ideológica que la burguesía se da a sí misma y da a las clases que explota. también. Ahora bien. La edición y la información conocieron indudable desarrollo y también los espectáculos (primero partes integrantes de la iglesia y más tarde independientes). la confiscación de los bienes de la iglesia. a diferencia de la de Francia -donde la burguesía. la Restauración y la larga lucha de clases entre aristocracia agrícola y burguesía industrial durante todo el siglo XIX para establecimiento de la hegemonía burguesa en las funciones antaño cumplidas por la iglesia especialmente en la educación. Existía. porque. En Inglaterra las cosas son aun más claras.parece que el aparato ideológico dominante en las formaciones sociales capitalistas no es la escuela sino el aparato ideológico político.distintas facciones y ligas políticas -antepasados de los partidos políticos modernos. la iglesia. además.y en él cabían los gremios de comerciantes. sino también el de atacar al principal aparato ideológico del estado. no sólo a fin de asegurar su hegemonía política. se concentró en la lucha anticlerical y antirreligiosa y no fue por azar: esto fue así en función de la posición dominante que entre los aparatos ideológicos del estado tenía el aparato religioso. no fueron tan fáciles: así el Concordato. Sin embargo. que hemos examinado a grandes rasgos. sino también las escolares y buena parte de las funciones de información y de "cultura". por culpa de la tontería de la pequeña nobleza. La revolución ha sido allí particularmente "exitosa" desde el punto de vista burgués. demuestra que la burguesía ha podido y puede acomodarse a aparatos ideológicos del estado (políticos) distintos de la democracia parlamentaria: el primer o el segundo imperio. que monopolizaba no sólo las funciones religiosas.es el aparato ideológico escolar . la siguiente tesis. Por esto nos atrevemos a plantear. a saber el régimen de democracia parlamentaria originado en el sufragio universal y en las luchas de partidos. en el período histórico precapitalista.y todo el sistema político de las comunas libres y luego de las ciudades). restaurado durante algunos meses en 1848 después de larga y violenta lucha y durante decenas de años luego de la caída del Segundo Imperio. debió aceptar dejarse arrastrar al poder mediante 140 . Carlos X). la monarquía constitucional (Luis XVIII. la democracia presidencialista (de Gaulle) -y todo esto sólo en Francia. anacrónica. Esta tesis puede parecer paradójica. Pensamos que el aparato ideológico del estado que ha quedado en posición dominante en las formaciones capitalistas maduras después de violenta lucha de clase. un poderoso aparato "presindical" (ideológico del estado) -si se nos permite esta expresión. la monarquía parlamentaria (Luis Felipe). de banqueros y también las mutualidades. De esto provino la constitución civil del clero. contra el antiguo aparato ideológico dominante. en suma. después de la primera quiebra de la Reforma. naturalmente. es evidente que existía un aparato ideológico (del estado) dominante. Las cosas. etc.a fin de conducir la lucha contra la iglesia y apoderarse de sus funciones ideológicas. y la creación de nuevos aparatos ideológicos del estado que reemplazarán al religioso en su papel dominante. a pesar de todos los riesgos que conlleva. Es cierto que para todo el mundo -es decir. Toda la lucha ideológica del siglo XVI y del XVII. La Revolución francesa tuvo por primer objeto y por primer resultado no sólo los de traspasar el poder del estado de la aristocracia feudal a la burguesía capitalista-comercial y de quebrar en parte el antiguo aparato represivo del estado y reemplazarlo por uno nuevo (ejemplo: el ejército nacional popular). incluso la reciente. Se puede afirmar que la burguesía se apoyó en el nuevo aparato ideológico político del estado. política e ideológica. democrático-parlamentario -puesto a punto en los primeros años de la revolución.

Incluso se puede agregar: la pareja escuela/familia ha reemplazado a la pareja iglesia/familia. En Alemania las cosas son aun más sorprendentes porque. las ciencias."saberes prácticos” tomados de la ideología dominante (el idioma materno. El aparato político somete los individuos a la ideología política del estado. las provocadas por el proletariado y sus organizaciones) es la partitura de la ideología dominante. La escuela recibe a los niños de todas las clases sociales desde los jardines infantiles y desde ese momento -tanto con nuevos como en viejos métodos. "indirecta" (parlamentaria) o "directa" (plebiscitaria o fascista). que desempeña el papel dominante. Cada uno colabora a este único resultado del modo que le es propio. concurren al mismo resultado: la reproducción de las relaciones de producción. antes del cristianismo. El aparato de información atiborra. cualesquiera que sean. No insistamos más. es decir. Un último sector llega a la cima. filosofía). el cálculo. radio. y los temas del interés. una gran masa de niños cae "en la producción": los trabajadores y los pequeños agricultores. hay un aparato ideológico. la burguesía imperialista entró espectacularmente en la historia bajo un aparato ideológico político en que los junkers imperiales (símbolo: Bismark). televisión.la burguesía ha situado como aparato ideológico número 1. el milagro griego. la literatura) o simplemente la ideología dominante en estado puro (moral. entonces. ¿Por qué es el aparato escolar el aparato ideológico dominante en las formaciones sociales capitalistas y cómo funciona? Es suficiente señalar. moralismo. que le costaron terriblemente caras."jornadas revolucionarias". educación cívica. se le escuche: es silencioso en grado sumo y se llama la escuela. El aparato familiar. la ideología “democrática". chovinismo. a todos los "ciudadanos" con dosis diarias de nacionalismo. la historia. el matrimonio y la muerte. funcionarios. 4. Nacionalismo. Todos los aparatos ideológicos del estado.El aparato religioso recuerda mediante sermones y grandes ceremonias sobre el nacimiento. su ejército y su policía le servían de escudo y de personal dirigente. en agentes de la explotación (capitalistas. la grandeza romana. es decir dominante. pequeños burgueses de todas clases. que el hombre sólo es ceniza. Otra porción de la juventud escolarizada continúa estudiando: tarde o temprano va a dar a la provisión de cargos medianos: empleados. la ciudad eterna. En algún momento. aunque apenas y rara vez.. en este concierto. que: 1. sea para convertirse aparte de los "intelectuales del trabajador colectivo". a la iglesia. liberalismo. Lo mismo vale para el aparato cultural (el papel del deporte es de primera importancia para e] chovinismo) . poderosas razones para pensar que. La única partitura que domina este concierto (turbada ocasionalmente por contradicciones: la de los restos de las antiguas clases dominantes.la burguesía inglesa pudo "transigir" con la aristocracia y "compartir" con ella el poder del estado y el uso del aparato del estado durante mucho tiempo (¡paz entre los hombres de buena voluntad de la clase dominante!). tras los juegos de su aparato ideológico político -que ocupa el primer plano de la escena. de hecho. etc. Creemos tener. 2. No obstante. que integra en su música los grandes temas del humanismo de los célebres antepasados que han hecho. etc. ha reemplazado al antiguo aparato ideológico dominante. antes de “atravesar" la república de Weimar y de confiarse al nazismo.les inculca durante muchos años -los años en que el niño es más "vulnerable" y está aprisionado entre el aparato ideológico familiar y el escolar. alrededor de los dieciséis años.. salvo si aprende a amar a sus hermanos hasta el punto de ofrecer la otra mejilla al que le golpeó la primera. por la prensa. de las relaciones capitalistas de explotación. moralismo y economismo. 141 . sea para caer en la semicesantía intelectual. por el momento. al aparato escolar (educacional) que. 3. campesinas y plebeyas. particular y general.

en la práctica. a "trascendencia". papel de agente de explotación (saber mandar y hablar a los trabajadores: "relaciones humanas". que son. según todo cuanto se acomode a la moral. administradores. despectivamente. altivez. Son verdaderos héroes. desprovisto de ideología (incluso porque. las relaciones de producción de una: formación social capitalista. gran cantidad de estas virtudes contrastadas (modestia. contra el sistema y contra las prácticas en las cuales están inmersos. Pero son pocos. lo que importa menos. ponen todo su entusiasmo e ingenio en el esfuerzo por cumplirlo con toda conciencia (¡los famosos métodos nuevos!). provisto de la ideología que conviene al papel que debe cumplir en la sociedad de clase: papel de explotado (con "conciencia profesional". Cada sector masivo que se incorpora a la ruta queda. Pido perdón a los maestros que. laico). en los buenos libros. Los mecanismos que producen este resultado vital para el régimen capitalista están. afirmar que la crisis. las pocas armas que pueden hallar en la historia y en el saber que "enseñan". se reproducen en gran parte precisamente mediante el aprendizaje de saberes prácticos durante la inculcación masiva de la ideología dominante.. en agentes de la represión (militares. es decir. Evidentemente. ya que ésta es una de las formas esenciales de la ideología burguesa dominante: una ideología que representa a la escuela como medio neutro. la demagogia conveniente. en su mayoría. en las películas e incluso en los estadios. conmueve hoy en todo el mundo al sistema escolar de tantos estados -a menudo paralela a la crisis (ya anunciada en el Manifiesto) que sacude el sistema familiar. útil e indispensable e incluso benéfica en opinión de nuestros contemporáneos. Pero no hay ningún aparato ideológico del estado que mantenga durante tantos años una audiencia obligatoria (y. policías. y como la mayoría ni siquiera sospecha del "trabajo" que el sistema (que los supera y aplasta) les obliga a hacer. en la iglesia. o a maestros respetuosos de la "conciencia" y de la “libertad" de los niños que les son confiados (con toda confianza) por los "padres" (los cuales también son “libres". propietarios de sus niños). a la virtud.como pareció indispensable y generosa la iglesia a nuestros antepasados hace unos cuantos siglos. "nacional" y apolítica altamente "desarrollada").a mantener y desarrollar una representación ideológica de la escuela que la convierte en algo tan "natural". es decir las relaciones entre explotador y explotado. por otra) se aprenden también en las familias. tratan de volver contra la ideología. 5 ó 6 días a la semana a razón de 8 horas por día. en condiciones espantosas. "moral". Se puede. políticos.). de profundidad sin precedentes. en el ejército. grandeza. seguridad. o en profesionales de la ideología (sacerdotes de toda especie. que les permiten acceder a la libertad. naturalmente. De hecho. etc. Forma pareja con la familia tal como la iglesia formaba pareja antaño con la familia.empresarios). que. aparato que 142 .. y cinismo. "laicos" convencidos). es decir habilidad y buen lenguaje.). "cívica". Ahora bien. Recelan tan poco que contribuyen efectivamente -con su misma dedicación. a veces gratuita). la literatura y sus virtudes liberadoras". a la nación. los conocimientos. etc.adquiere carácter político si se considera que la escuela y la pareja escuela/familia) constituye el aparato ideológico dominante.las conciencias. moralidad y responsabilidad de adultos mediante el propio ejemplo. papel de agentes de la represión (saber mandar y hacerse obedecer "sin discusión" o saber manejar la demagogia retórica de los dirigentes políticos). entonces. recubiertos y disimulados mediante una ideología universalmente vigente de la escuela. y mediante la coerción. la escuela ha reemplazado a la iglesia en el papel de aparato ideológico dominante. resignación y sumisión por una parte. o papel de agentes profesionales de la ideología (que saben tratar respetuosa -es decir. con la totalidad de los niños en las formaciones sociales capitalistas.

si puedo proponer el proyecto de una teoría de la ideología en general y si esta teoría es uno de los elementos de los cuales dependen las teorías de las ideologías. sobre los modos de producción. por cierto. A propósito de la ideología Cuando propusimos el concepto de aparato ideológico del estado. el sistema de ideas. De hecho. le da un sentido completamente distinto. La lucha ideológico-política a que se vio obligado Marx a partir de sus publicaciones en la Gaceta Renana le llevó rápidamente a confrontar esta realidad y a profundizar sus primeras intuiciones. porque las ideologías (definidas en la. que una teoría de las ideologías se afirma. por la menos para autorizar el proyecto de una teoría de la ideología en general y no de una teoría de las ideologías particulares. apelamos a una realidad de la que hace falta decir algunas palabras: la ideología. Hace falta. entonces. Se sabe que la expresión "ideología" fue forjada por Cabanis. sin embargo. combinados en las formaciones sociales. y sobre la historia de las luchas de clase que en ellas se hayan desarrollado. desde entonces. que domina el espíritu de un hombre o de un grupo social.posiciones de clase.no es marxista (lo veremos en seguida). Nos enfrentamos aquí. si no para fundar. política). ideologías que siempre expresan -sea cual fuere su forma (religiosa. En este sentido queda claro que esto ya no es una teoría de las ideologías en general. cincuenta años después en sus primeras obras. En cambio. Quiero correr el riesgo de proponer un primer esquema. La ideología alemana nos propone. Las tesis que voy a proponer no son. improvisadas. pero. los cuales le asignaron como objeto la teoría (genética) de las ideas.si no se efectúan análisis y estudios más profundos. moral. si bien es cierto que contiene numerosas indicaciones sobre una teoría de las ideologías (la más visible: la ideología de los economistas vulgares). asunto que depende en gran parte de una teoría de la ideología en general. esto implica una proposición de aspecto paradójico que enunciaría en los términos siguientes: la ideología no tiene historia. Marx. sobre la historia de las formaciones sociales.desempeña un papel decisivo en la reproducción de las relaciones de producción de un modo de producción que la lucha mundial de clases mantiene amenazado. doble relación indicada más arriba: regional y de clase) tienen una historia cuya determinación en última instancia se encuentra situada fuera de las solas ideologías aunque les concierna. La ideología es. Destutt de Tracy y sus amigos. después de los Manuscritos del 44.. Se vería. en último término. una teoría explícita de ideología. confirmar o rectificar. pero no se las puede sostener ni demostrar -es decir. 143 . a una paradoja bastante sorprendente. Todo parecía llevar a Marx a formular una teoría de la ideología. jurídica. y dijimos que los AlE "funcionaban mediante la ideología". no contiene una teoría propiamente tal. apenas empieza a usar este término. evidentemente. entonces. estudiar una teoría de las ideologías bajo la doble relación que se acaba de indicar. de representaciones. . En cuanto a El capital. La ideología no tiene historia Unas palabras iniciales hacen falta para exponer la razón de principio que me parece suficiente.

En este sentido. es decir. en tanto es puro sueño (fabricada no se sabe dónde ni por qué potencia si no es la alienación de la división del trabajo. de los "residuos diurnos” que se presentaban en orden arbitrario. creo poder afirmar que las ideologías tienen una historia propia (aunque. a veces "inverso". creo poder afirmar. figura en un pasaje de La ideología alemana. presentes en lo que se llama la historia entera tal como la define el Manifiesto (como historia de la lucha de clases. Si eterno significa no lo trascendente a toda historia (temporal). Tal es. entonces. la tesis que quiero sostener. el sueño era el resultado puramente imaginario. Ahora bien. aunque retorne textualmente la expresión de La ideología alemana ("la ideología no tiene historia") es radicalmente distinta de la tesis positiva e historicista de La ideología alemana. desordenadamente en suma. constituido por "residuos diurnos" de la sola realidad plena y positiva. la de la historia concreta de los individuos concretos y materiales que producen materialmente su existencia. dice. la de los individuos concretos. en última instancia. ya que su historia acontece fuera de ella. Para éstos. el status de la filosofía y de la ideología (porque allí la filosofía es la ideología por excelencia) en La ideología alemana. entonces. exactamente. a ciegas con los residuos de la sola realidad plena y positiva. Marx la enuncia a propósito de la metafísica que. por el contrario. La ideología es. tomo entonces palabra por palabra la expresión de Freud y escribo: la 144 . diría. una construcción imaginaria. la del día. sino lo omnipresente. que la ideología en general no tiene historia. La ideología carece de historia y esto no quiere decir que no tenga historia (al contrario: es el pálido reflejo invertido y vacío de la historia real).Ya se sabe: esta fórmula. Este sentido es positivo si es verdad que lo propio de la ideología es el estar dotada de una estructura y de un funcionamiento tales que la convierten en realidad no histórica. y. no tiene historia. El sueño era para ellos lo imaginario vacío. "organizado" arbitrariamente. 2. y esto no en un sentido negativo (su historia acontece fuera de ella) sino en uno completamente positivo. es decir vacuo. historia de las sociedades de clases). por una parte. en La ideología alemana la ideología carece de historia. está determinada por la lucha de clases). sino que no tiene historia propia. pero ésta también es una determinación negativa). lo transhistórico y por tanto inmutable en toda la extensión de la historia. ya que hay un lazo orgánico entre ambas proposiciones) situarse con relación directa a la proposición de Freud sobre que el inconsciente es eterno. la tesis sobre la carencia de historia de la ideología es. Se concibe. teóricamente necesario. al mismo tiempo. ya que significa a la vez: 1. no tiene más historia que la moral (sobreentendido: y que las otras formas de la ideología). omnistórica en el sentido en que esta estructura y este funcionamiento están. En La ideología alemana. es ilusión. Para proponer aquí un asidero teórico. vacío y vano. es decir. bajo una misma forma inalterable. la ideología como una construcción imaginaria cuyo status es exactamente equivalente al status teórico que tenía el sueño en los autores anteriores a Freud. etc. Ya que. retornando el ejemplo del sueño. por otra parte. es decir. un puro sueño. Toda su realidad queda fuera de ella misma. allí donde existe la única historia que existe. entonces. para Marx. En la ideología alemana la fórmula figura en un contexto francamente positivista. que nuestra proposición “la ideología no tiene historia" puede y debe (y de un modo que no tiene absolutamente nada de arbitrario y es. nada. con todas sus letras. La ideología no es nada. es decir. esta vez con la concepción freudiana. Allí se concibe la ideología como puro ensueño. una tesis puramente negativa.

etc. Había entonces una causa para la transposición imaginaria de las condiciones reales de existencia: la existencia de algunos cínicos que afirmaban su dominación y explotación al "pueblo" sobre una falsa representación del mundo. en la justicia. quiero presentar antes dos tesis. aunque se admita que no corresponden a la realidad y que constituyen por tanto una ilusión. bajo la representación imaginaria del mundo. habitualmente. o lo que es lo mismo. todo el mundo admite. teniendo en cuenta lo que se ha dicho sobre las ideologías. Y por esto me considero autorizado a plantear una teoría de la ideología en general tal como Freud ha propuesto una del inconsciente en general. Se dice. 145 . creyéndolas y creyendo obedecer a Dios. no "corresponde a la realidad". Estos habrían forjado hermosas mentiras para que los hombres. se acepta que aluden a la realidad y que basta "interpretarlas" para encontrar. etc. La ideología es una "representación" de la relación imaginaria entre los individuos y sus condiciones reales de existencia Para abordar la tesis central sobre la estructura y el funcionamiento de la ideología. Hay distintos tipos de interpretación. Los más conocidos son el tipo mecanicista. que es eterna. es decir. etc. a menos que se viva una de estas ideologías como la verdad (por ejemplo. el término de ideología a secas para designar a la ideología en general. les obedecieran a ellos.) que la ideología -de la cual se habla desde perspectiva crítica. si se "cree" en Dios. (para Feuerbach. de la cual acabo de afirmar que carece de historia. desgraciadamente. la ideología jurídica. Por cierto. Una es negativa y la otra positiva. Voy a lo esencial si afirmo que. La primera trata del objeto "representado" en la forma imaginaria de ideología. se llega a la conclusión que en ésta "los hombres se representan en forma imaginaria sus condiciones reales de existencia". habitual en el siglo XVIII (Dios es la representación imaginaria del rey real) . Esta interpretación deja. por ejemplo. que la ideología religiosa. Me limito provisionalmente a las "sociedades de clases" y a su historia. Se los mostraba a menudo aliados en la impostura. en el deber. la realidad misma deI mundo ( ideología = ilusión/alusión) . Sin embargo. inventada por ellos a fin de someter los espíritus y dominar la imaginación. examinándola como un etnólogo a los mitos de una "sociedad primitiva". y la interpretación hermenéutica inaugurada por los primeros padres de la iglesia y retomada por Feuerbach y la escuela teológico-filosófica que en él se origina a la cual pertenece.ideología es eterna tal como el inconsciente. a condición de interpretar la transposición ( y la inversión) imaginaria de la ideología. el teólogo Barth. Para simplificar conviene que utilicemos. la ideología política. en suspenso un pequeño problema: ¿Por qué "necesitan" los hombres esta transposición imaginaria de sus condiciones reales de existencia para "representarse" sus reales condiciones de existencia? La primera repuesta (la del siglo XVIII) propone una solución sencilla: todo es culpa de los curas y de los déspotas.. omnipresente bajo forma inmutable en toda la historia (=historia de formaciones sociales que contienen clases sociales). Y agrego que este acercamiento me parece justificado teóricamente por el hecho de que la eternidad del inconsciente no carece de relación con la eternidad de la ideología en general.como "concepción del mundo" es en gran parte imaginaria es decir. son "concepciones del mundo". Tesis 1: La ideología representa la relación imaginaria entre los individuos y sus condiciones reales de existencia. los curas al servicio de los déspotas y viceversa según la posición política de los "teóricos” del caso. la ideología moral. y la segunda trata de la materialidad de la ideología. Dios es la esencia del hombre real).

de la explotación. domina estas condiciones) . de la ideologización y de la práctica científica. En esta relación está contenida la "causa" que debe dar cuenta de la deformación imaginaria de la representación ideológica del mundo real. deriva en último término de las relaciones de producción y de las relaciones derivadas de las relaciones de producción. nos es preciso adelantar la tesis de que la naturaleza imaginaria de esta relación sostiene toda la deformación imaginaria que se puede observar (si no se vive en su verdad) en toda ideología. Para hablar lenguaje marxista: si es verdad que la representación de las condiciones reales de existencia de los individuos que ocupan los cargos de agentes de la producción. ya que incluso en medios comunistas "la explicación" de tal o cual desviación política (oportunismo de derecha o de izquierda) por la acción de un "grupúsculo". tan falsa como la otra. Ésta ya no reside ni en los curas ni en los déspotas ni en su propia imaginación activa ni en la imaginación pasiva de las víctimas. más bien. en La cuestión judía y en otras obras. Si esto es así. a saber que lo que se refleja en la representación imaginaria del mundo que se encuentra en la ideología son las condiciones de existencia de los hombres. Todas estas interpretaciones toman entonces en la letra la tesis que suponen y sobre la cual reposan. es decir. no las existentes relaciones de producción (y las otras relaciones que de ellas derivan). Así Marx defiende. retomo aquí una tesis que ya he adelantado: los "hombres" no "representan" en la ideología sus condiciones reales de existencia. una causa de la transposición y de la deformación imaginaria de las condiciones reales de existencia de los hombres. O. sobre todo.La segunda respuesta (la de Feuerbach. retomada en la letra por Marx en sus primeras obras) es más "profunda". una causa de la alienación en lo imaginativo de la representación de las condiciones reales de existencia de los hombres. esencia de la sociedad alienada. 146 . su mundo real. es moneda corriente. es decir. su mundo real. sino la relación imaginaria de estos individuos con las relaciones reales en que viven. representado el sistema de relaciones reales que gobierna la existencia de los individuos. 13 Empleo voluntariamente el término. para dejar en suspenso el lenguaje de la causa. Esta relación es lo que está en el centro de toda representación ideológica y por tanto imaginaria del mundo real. Veremos luego las razones. Ahora bien. En la ideología no está por tanto. la relación (imaginaria) de los individuos con las relaciones de producción y con las relaciones de ellas derivadas. su relación con esas condiciones de existencia. de la represión. podemos entonces afirmar esto: toda ideología representa. representan. sobre todo. Por el momento quedamos aquí. La causa es la alienación material que se da en las condiciones de existencia de los hombres mismos. en una palabra. también. en su deformación necesariamente imaginaria. la idea de Feuerbach sobre que los hombres se construyen una representación alienada (=imaginaria) de sus condiciones de existencia. no tiene sentido la pregunta por la "causa" de la deformación imaginaria de las relaciones reales en la ideología y se la debe reemplazar por otra cuestión: ¿por qué es necesariamente imaginaria la representación que se da a los individuos de su relación (individual) con las relaciones sociales que gobiernan sus condiciones de existencia y su vida colectiva e individual? ¿Y cuál es la naturaleza de este "imaginario”? Así planteada la cuestión queda descalificada la solución fundada en la acción de un grupúsculo13 (curas o déspotas) autor de la gran mistificación ideológica y también la solución por medio del carácter alienado del mundo real. sino. porque estas condiciones de existencia son en sí mismas alienantes (en los Manuscritos del 44: porque el trabajo alienado. Busca y encuentra.

Esta existencia es material. jurídica. La existencia material de la ideología es un aparato y en sus prácticas no posee. es decir. va a la iglesia. en última instancia. que cada uno era la realización de una ideología (y que la unidad de estas ideologías "regionales -religiosa. hace penitencia (antaño ésta era material en el sentido corriente del término) y naturalmente. espiritual. etc.. O. a riesgo que se nos trate de "neoaristotélicos" (y señalamos. que Marx estimaba en mucho a Aristóteles) . como "ideas" verdaderas o falsas. asiste a misa. moral. participa de ciertas prácticas normadas. con sus relaciones de producción y de clase (ideología = relación imaginaria con relaciones reales). que existe bajo distintas modalidades y todas enraizadas en último término en la materia "física". en nombre del materialismo. Ya hemos insinuado esta tesis al decir que las "ideas" o "representaciones". política. Hemos sugerido. se arrepiente y 147 . Retomamos esta tesis: cada ideología existe siempre en un aparato y en su o sus prácticas. etc. nos es sencillamente útil para mostrar con mayor claridad lo que todo análisis un poco serio de cualquier ideología muestra inmediatamente. la misma modalidad de la existencia material de una acera o de un fusil. se confiesa. de paso. por cierto. Hace falta mucho trabajo para demostrarla. por tanto de él mismo como sujeto que tiene una conciencia en la cual están contenidas las ideas de su creencia. espiritual. comprobemos esto. mediando el dispositivo “conceptual” perfectamente ideológico así puesto en operaciones (un sujeto dotado de una conciencia donde forma o reconoce libremente ideas en las que cree). lo que no es menos. que una ideología de lo que parece "fundar" esta concepción desde la aparición de las ciencias. el comportamiento (material) del mencionado sujeto se deduce naturalmente. de las "ideas". en efecto. Si cree en Dios.Tesis 2: La ideología tiene existencia material. necesaria para avanzar en el análisis de la naturaleza de la ideología. las del aparato ideológico del que dependen las “ideas” que ha elegido libremente con toda conciencia y en tanto que sujeto. y.estaba asegurada por su inmersión en la ideología dominante). en el deber o en la justicia. Pedimos sólo que se le conceda. cuando nos referimos a los aparatos ideológicos. un prejuicio simplemente favorable. en su ideología espontánea. Por cierto que esta tesis no queda demostrada al presentarse bajo forma de afirmación pura y simple. El individuo en cuestión se conduce de tal o cual manera. Pero. reza. sino material. a saber lo que los practicantes de la ciencia se representan. del estado ya sus prácticas. en una determinada representación del mundo (religiosa. afirmamos que la materia se dice de muchas maneras" o. adopta tal o cual comportamiento práctico y. Esta creencia proviene (en todo el mundo. etc. que la existencia ideal. Esta presunción sobre la existencia no espiritual sino material de las "ideas" u otras "representaciones" no es. es decir. tienen existencia ideal. proviene exclusivamente de una ideología de la "idea" y de la ideología. estética. es decir. Un individuo cree en Dios. mejor. más bien. es decir. Hemos dicho. empíricamente. a cualquier observador por poco crítico que sea. Mediando lo cual.). Ahora bien. en todos los que viven en una representación ideológica de la ideología. Dicho lo anterior. vamos al grano y veamos qué acontece a los "individuos" que viven en la ideología. Afirmamos que esta relación imaginaria está dotada de existencia material.. moral. incluso. que reduce la ideología a ideas dotadas por definición de existencia espiritual) de ideas del mencionado individuo. se arrodilla. de las que parece componerse la ideología. etc. agregamos. cuya deformación imaginaria depende de su relación imaginaria con sus condiciones de existencia.

comprobamos que ciertas nociones han desaparecido sencillamente y que otras subsisten y que aparecen nuevos términos.debe actuar conforme a sus ideas e inscribir en los actos de su propia práctica material sus propias ideas de sujeto libre. inscritos en prácticas rituales. Bienaventurado escándalo éste. como tal sería "inconsecuente" ("nadie engaña voluntariamente") o cínico o perverso. etcétera. de una frase. y si ése no es el caso. participará en manifestaciones. usar un lenguaje que designa la realidad en persona. aunque se trate de una pequeña parte del aparato: una pequeña misa en una. le presta otras ideas que correspondan a los actos (incluso a los perversos) que realice. y creeréis". se someterá sin discutir a las normas del derecho e incluso llegará a protestar cuando se las viola. si no hace lo que debiera en función de lo que cree. Y subrayaremos que estas prácticas están normadas por rituales en los que estas prácticas se inscriben. en el seno de la existencia material de un aparato ideológico. etc. "eso no estaría bien". Si cree en el deber. da a entender que piensa otras ideas que las que proclama y que actúa conforme a esas otras ideas.continúa. 148 . desgraciado sea aquel por el cual el escándalo venga al mundo). Si no la hace así. que la existencia de las ideas de su creencia es material en cuanto sus ideas son actos materiales insertos en prácticas materiales normadas por rituales materiales definidos por el aparato ideológico material del cual derivan las ideas de este sujeto. el mismo escándalo. firmará peticiones. de una señal de la cruz o de un mea culpa. que le hace. no es una y la misma materialidad. “conforme mandan las buenas costumbres". que las "ideas” de un sujeto humano existen en sus actos. de una mirada. o deben existir en sus actos. Si cree en la justicia. De este modo invierte escandalosamente el orden de las cosas y aporta. de un golpe en el pecho. Esta ideología habla de actos: nosotros hablaremos de actos insertos en prácticas. siempre en función del mismo esquema idealista. de un discurso verbal externo o de un discurso verbal "interno" (la conciencia). no la paz sino la división y. a pesar de la deformación imaginaria. como Cristo. de una contrición. adoptará las correspondientes comportamientos. En todo este esquema. En todos los casos. Se nos permitirá dejar a Pascal con sus argumentos de lucha ideológica en el seno del aparato ideológico religioso de su tiempo. etc. de una genuflexión. Y usaremos un lenguaje más directamente marxista. pequeña iglesia. lo que es muy poco cristiano (porque. Nos queda decir que en esta presentación invertida de las cosas hemos realizado exactamente una inversión. un entierro. además. Dejamos en suspenso la teoría de la diferencia de las modalidades de la materialidad. por desafío jansenista. y esto. si se puede ya que avanzamos en territorios aún muy poco y mal explorados. de una oración. hace otra cosa. un pequeño encuentro deportivo de una asociación deportiva. moved los labios en oración. Diremos entonces. comprobamos que la representación ideológica de la ideología está obligada a reconocer que todo "sujeto” -dotado de una "conciencia" y creyente en las "ideas" que le inspira su "conciencia" que libremente acepta. una jornada de clases en una escuela. Debemos a la "dialéctica" defensiva de Pascal la maravillosa fórmula que nos va a permitir la inversión del orden nocional de la ideología. una reunión o concentración de un partido político. En realidad. Naturalmente. los cuatro adjetivos "materiales" inscritos en nuestra proposición están afectos a modalidades distintas: la materialidad de un desplazamiento para ir a misa. de una penitencia. Pascal dice. tomando en consideración un sujeto (tal individuo). la ideología de la ideología reconoce entonces. más o menos: "Poneos de rodillas.

etc. Para ver claro lo que sigue hace falta advertir que tanto el autor de estas líneas como el que las lee son sujetos y por tanto sujetos ideológicos (proposición tautológica). Entendámonos: sólo hay ideología para sujetos concretos y este destino de la ideología sólo es posible por el sujeto: por la categoría del sujeto y su funcionamiento. sino de una reordenación. Se nos muestra. Con esto queremos decir que. bastante extraña. como el alma. Aparecieron: los términos prácticas. creencia. porque obtenemos el siguiente resultado: Las ideas han desaparecido en cuanto tales (en tanto que dotadas de existencia espiritual. actos. conciencia. que prescribe prácticas que existen en los actos materiales de un sujeto que actúa con toda conciencia según su creencia. pero al mismo tiempo y de inmediato agregamos que la categoría de sujeto no es constitutiva de toda ideología sino sólo en tanto toda ideología tiene la función (que la define) de "constituir" en sujetos a los individuos concretos. La ideología interpela a los individuos en cuantos sujetos Esta tesis sólo viene a explicitar la última proposición: no hay ideología sino por y para sujetos. 14 Que toma la categoría jurídica de "sujeto de derecho" para convertirla en una noción ideológica: el hombre es por naturaleza sujeto. es decir.) es la categoría constitutiva de toda ideología. autor y lector de estas líneas viven “espontáneamente" o “naturalmente” en la ideología en el sentido en que hemos dicho que "el hombre es por naturaleza un animal ideológico". Y enunciamos dos tesis complementarias: 1.14 la categoría de sujeto (que puede funcionar bajo otras denominaciones: por ejemplo. Decimos: la categoría de sujeto es constitutiva de toda ideología. 2. decisivo. De esta secuencia extraemos de inmediato el término central.Ha desaparecido: el término ideas. creencia. conciencia. No hay ideología sino por y para sujetos. 149 . del cual depende todo: sujeto. si bien ella no aparece con esta denominación (sujeto) hasta el advenimiento de la ideología burguesa y sobre todo hasta el advenimiento de la ideología jurídica. En este juego de doble constitución existe el funcionamiento de toda ideología y ésta no es más que su funcionamiento en las formas materiales de la existencia de este funcionamiento. Subsisten: los términos sujeto. que el sujeto actúa en tanto que "es actuado" por el siguiente sistema (enunciado en su orden real de determinación): la ideología que existe en un aparato ideológico material. Ya podemos regresar a nuestra tesis central. ideal) en la misma medida en que se ha hecho manifiesto que su existencia estaba inscrita en los actos de prácticas normadas por rituales definidos en último término por un aparato ideológico. rituales. actos. en Platón. No se trata entonces de una inversión. Pero esta misma presentación demuestra que hemos conservado los siguientes términos: sujeto. aparato ideológico. cualquiera que sea la determinación (regional o de clase) y el momento histórico -ya que la ideología no tiene historia. Dios. No hay práctica sino en y por una ideología. entonces.

¿quién es?. su reconocimiento-. en este sentido.). De esto sigue que.tenemos "el ser.Dejaremos de lado. Pero reconocer que somos sujetos. es el imponer (sin que se advierta. aunque lo ignore. Para dar un ejemplo altamente "concreto": todos tenemos amigos que al golpear a la puerta de casa y al preguntar a nosotros a través de la puerta cerrada. responden "soy yo". se trata de "evidencias") las evidencias como evidencias. rituales de reconocimiento ideológico. este reconocimiento sólo nos. 16 Adviértase: esta doble actualidad es una nueva prueba de la eternidad de la ideología. la categoría de sujeto es una "evidencia" primera (las evidencias son siempre primeras): está claro que usted. Otro ejemplo de la misma índole: reconocemos a alguien (que conocemos) en la calle. La escritura a que me dedico en este momento y la lectura a la que usted se dedica ahora16 son también. es decir. de "su" discurso científico (ya que todo discurso científico es. Abrimos la puerta y "es verdad que era él el que estaba allí”. etc.. porque estas dos "actualidades" están separadas por cualquier lapso.. Y con esto reconocemos que se trata de "ella" o de "él". incluso las evidencias de la "trasparencia del lenguaje"). incluso las que hacen que una palabra "designe una cosa" o "posea una significación" (por tanto. amigo!" y le estrechamos la mano (práctica ritual material del reconocimiento ideológico cotidiano en Francia). pero no nos da en ningún caso el conocimiento (científico) del mecanismo de este reconocimiento. por el momento. morales. individuales. etc. y le hacemos notar que le hemos reconocido (y que hemos reconocido que nos ha reconocido) diciéndole: "¡buenos días. Escribo estas líneas el 6 de abril de 1969 y el lector las leerá quizás cuando.. y que así funcionamos en los rituales prácticos de la vida cotidiana más elemental (el estrechar la mano. tanto para usted como para mí. 15 Los lingüistas y los que recurren a la lingüística con otros fines tropiezan a menudo con las dificultades que tienen al no reconocer el juego de efectos ideológicos en los discursos incluso en los mismos discursos científicos. 150 . el hecho de llamarse uno por su propio nombre. yo somos sujetos (libres. un discurso sin sujeto y no hay "sujeto de la ciencia" fuera de una ideología de la ciencia). practicamos sin interrupción los rituales del reconocimiento ideológico.15 Lo propio de la ideología. inconfundibles y (naturalmente) irremplazables. el que usted se considere y reconozca sujeto único. al hablar de la ideología y de su sentido.es un efecto ideológico. que usted tiene también un nombre propio. Con esta observación y estos ejemplos concretos sólo quiero subrayar que usted y yo somos siempre sujetos Y. esté completamente ausente" como “sujeto”. que sólo podemos reconocer y ante las cuales sólo nos queda la natural e inevitable reacción de exclamar (en voz alta o en el "silencio de la conciencia"): ¡Evidente! ¡Exacto! ¡Verdad! En esta reacción se ejerce la función de reconocimiento ideológico que es una de las dos funciones de la ideología como tal (su envés es la de desconocimiento). como tales. incluida la "evidencia” con la cual se le pueda imponer la "verdad' o el "error de mis reflexiones. Como todas las evidencias. da la "conciencia" de nuestra práctica incesante (eterna) del reconocimiento ideológico -su conciencia. hay que llegar a este conocimiento si se quiere. ésta -que usted y yo somos sujetos y que eso no es ningún problema. por definición. la cuestión que el autor. en tanto que escribe estas líneas que pretenden ser científicas. en el “logos" –en la ideología. el efecto ideológico elemental. el hecho de saber yo. el movimiento y la vida".. esbozar un discurso que intente romper con la ideología para arriesgarse a ser el comienzo de un discurso científico (sin sujeto) sobre ideología. Ahora bien. Como admirablemente lo decía San Pablo. en efecto.). los cuales nos garantizan que somos sujetos concretos.

pero lo bastante abstracto para que se le pueda pensar y dé paso a un conocimiento. 17 La interpelación práctica cotidiana. que ésta no yerra casi nunca a su hombre: llamada verbal. Naturalmente. La experiencia muestra que las telecomunicaciones prácticas de la interpelación son tales. allá!. sometida a un ritual preciso. Lo que sucede en realidad en la ideología parece acontecer. En este caso se trata de interpelar a "sospechosos".Entonces. Se sabe muy bien que la acusación de estar en la ideología vale siempre para los demás y nunca para uno mismo (a menos que sea verdaderamente spinozista o marxista. lo que para este caso es lo mismo) . vosotros. Pero en la realidad las cosas acontecen sin mediar sucesión alguna. Por este motivo los que están inmersos en la ideología se creen. y mediante este simple giro físico de 180 grados se convierte en sujeto. La existencia de la ideología y la interpelación de los individuos en tanto que sujetos es una y la misma cosa. y a pesar del gran número de los que "tienen algo que reprocharse". que no existe sino constituyendo en sujetos a los individuos concretos. el interpelado. por la ideología: la ideología nunca dice "soy ideológica". De todos modos se trata de un fenómeno extraño y que no se explica tan sólo. que la ideología sólo es fuera (respecto a la ciencia y a la realidad) . el individuo interpelado se vuelve. que la ideología "funciona" o "actúa" de tal suerte que "recluta" sujetos entre los individuos (los recluta a todos) mediante la precisa operación que llamamos interpelación operación que se puede representar con la más trivial interpelación policial (o no) de cualquier día: "¡Eh. al mismo tiempo. hemos debido presentar las cosas en forma de secuencia.Todo lo cual viene a significar que la ideología no tiene fuera (respecto a sí misma). fuera de ella. por tanto. o bien (caso general): estaba en la ideología.17 Si suponemos que la escena teórica imaginada acontece en la calle. diría: toda ideología interpela a los individuos concretos en tanto que sujetos concretos mediante funcionamiento de la categoría de sujeto. entre sujetos concretos por una parte e individuos concretos por otra. fuera de ella. es decir. por definición. usted!" Un individuo (en el 90% de los casos. por el "sentimiento de culpa”. en beneficio de la comodidad y de la claridad de exposición en nuestro pequeño teatro teórico. con un antes y un después. pero. situado a nivel del conocimiento científico. Sugerimos. 151 . entonces. para poder decir: estoy en la ideología (caso completamente excepcional). Podemos agregar: lo que parece acontecer en las afueras de la ideología (exactamente en la calle) acontece en realidad en la ideología. precisamente. aunque a este nivel no exista sujeto concreto que no esté sostenido por un individuo concreto. adopta una forma completamente "especial" en la práctica policial de "interpelación". por el momento. Esta proposición implica que distinguimos. y por tanto reconociendo que es él. creyendo-sospechandosabiendo que se trata de él. el interpelado) se vuelve. y el interpelado siempre reconoce que a él se le interpela. y por tanto en la forma de una sucesión temporal. Hace falta estar fuera de la ideología. éste es uno de los efectos de la ideología: la negación práctica del carácter ideológico de la ideología. ¿Por qué? Porque ha reconocido que esa interpelación se refería "exactamente" a él y que "era precisamente él" el interpelado (y no otro). silbido. para representar la razón por la que la categoría de sujeto es constitutiva de la ideología. En una primera fórmula. En alguna parte (por lo general a sus espaldas) resuena la interpelación: "¡Eh. quiero emplear un particular modo de exponer:lo bastante "concreto" para que se reconozca. Hay individuos que se pasean.

prosaicamente. Un ejemplo: la ideología religiosa cristiana Nos contentaremos con analizar un solo ejemplo. la ideología religiosa cristiana. si dejamos de lado los "sentimientos". estética. rituales. entonces. pero jamás lo explicó en detalle. Los individuos. pero precisando. debemos ahora suprimir la forma de la temporalidad en la cual habíamos representado su funcionamiento. entonces interpela a los individuos en tanto que sujetos. Resulta inútil mencionar que esta configuración ideológica familiar está. son “abstractos" respecto a los sujetos. política. y todos los rituales de crianza y educación familiares. Como es eterna. Vamos a emplear una figura retórica y la "haremos hablar". por tanto. individuo humano llamado Pedro (todo individuo humano se llama por SU nombre. Se comprende que esta obligación y esta preasignación ideológica. Cada uno sabe" de qué modo se espera a un niño que va a nacer. Consideremos. sino directamente políticas: por ejemplo. está preñado de consecuencias no sólo teóricas. para decirte que Dios existe y que estás en deuda con Él. jurídica. que siempre ha habido. etc. las formas de la ideología familiar/ paternal/ maternal/ conyugal/ fraternal en la cual se espera al niño por nacer: por adelantado se acepta que llevará el Nombre de su Padre. en su unicidad muy estructurada. con sus teólogos y en sus sermones. es. ceremonias y sacramentos. regla de oro de la práctica de la lucha de clases marxista-leninista. asignado a serIo en y por la configuración ideológica familiar específica en la cual se "espera" después de ser concebido. la sencilla realidad. en sentido pasivo. convertirse en el sujeto sexual (niño o niña) que ya es por adelantado. sino también en sus prácticas. de él depende. La ideología religiosa cristiana dice. La ideología. es decir. y que en esta estructura implacable y más o menos'"patológica" (en el supuesto de que esta expresión tenga sentido) del antiguo sujeto futuro debe "encontrar" "su" lugar es decir. sin embargo. accesible a todos y nada paradójica. Daremos un paso más.Lo anterior lo había explicado Spinoza perfectamente y doscientos años antes que Marx. vamos a reunir en un discurso ficticio lo que esta ideología dice no sólo en sus dos Testamentos. tienen cierta relación con lo que Freud ha estudiado en las formas de "etapas" pre-genitales y genitales de la sexualidad y entonces con la adquisición de lo que Freud ha advertido. ese "feliz acontecimiento". Lo que ahora retendrá nuestra atención será la forma en que se reflejan en la estructura de toda ideología los “actores” de esta puesta en escena de la interpelación y también sus respectivos roles. y para eso ha mostrado el ritual ideológico que rodea la espera de un nacimiento. que lo practicó. nunca es él quien se da a sí mismo un Nombre). y decir: la ideología siempre ha interpelado a los individuos en tanto que sujetos lo cual es lo mismo que decir que los individuos siempre han sido interpelados en tanto que sujetos por la ideología. incluso antes de nacer. por tanto. Lo que viene a significar. El hecho que un individuo sea siempre sujeto. Esta proposición puede parecer una paradoja. que la misma demostración se puede reproducir a propósito de la ideología moral. Freud ha mostrado que los individuos son siempre ”abstractos" con relación a los sujetos que siempre ha habido. esto nos lleva necesariamente a la última proposición: los individuos siempre han sido sujetos. Agrega: 152 . tendrá una identidad. Antes de nacer. lo siguiente: Me dirijo a ti. en sus efectos. es decir. insistimos. el niño es ya y siempre un sujeto. más o menos. será irremplazable. Pero dejemos el punto. un ejemplo accesible a todos. el de la ideología religiosa. Pero dejaremos este punto que. sin embargo. como inconsciente. toda teoría de la crítica y la autocrítica. ya que la estructura formal de toda ideología es siempre la misma.

debemos destacar que todo este "procedimiento". La prueba: le obedece y hace que su pueblo obedezca las órdenes de Dios. tu servidor. tú. dijo Moisés. Se trata de discurso trivial y archiconocido. ya que si consideramos que la ideología religiosa se dirige a los individuos18. Y el Señor hablo a Moisés y le dijo: Soy el que Soy. a saber. aun cuando Él perfectamente podría ignorar la cuestión. único y central.Mejor: Dios necesita a Por más que sepamos que el individuo es siempre sujeto. la escritura. absoluto. de la comunión. Y el Señor llamó a Moisés: ¡Moisés! Soy yo. la Ley convertida en Amor. pero no es menos sorprendente. Pedro. si les interpela de tal suerte que el sujeto responde: "sí. Esto debes hacer. sus interlocutores-interpelados: sus espejo" sus reflejos. el Señor Dios (Yavéh) habló a Moisés en la nube. Esto eres: ¡Eres Pedro! Éste es tu origen: has sido creado por Dios desde toda la eternidad.. que pone en escena a sujetos cristianos. de la confesión y de la extremaunción. la tradición la ha trasmitido. que llevan minúscula. al individuo que le queda sometido por su misma interpelación. el Sujeto. Mediando lo cual. precisamente. soldado!") en este valle dé lágrimas. a pesar de que hayas nacido solamente 1920 años después de Cristo. a saber el individuo Moisés. luego de reconocer que era exactamente él el interpelado por Dios. . para "transformarlos en sujetos". sujeto de Dios. la infalibilidad pontificia fijado para siempre en todos sus puntos "delicados"). con claridad19 en lo que se llama. es decir. 19 Cito de modo combinado. como el que es por sí y ante sí ("Soy el que Soy"). Convengamos en designar a este nuevo y singular sujeto con la palabra Sujeto escrita con mayúscula. etcétera. te salvaras.. está dominado por un fenómeno extraño: sólo es posible que exista tal multitud de sujetos religiosos bajo la absoluta condición que haya un otro Sujeto único. Todo esto está escrito. pero "en espíritu y en verdad". Y Moisés. si todo esto sucede exactamente así (en las prácticas de los rituales conocidos del bautismo. soy Moisés. sí les llama por su nombre. Sorprendente. si obtiene de ellos el reconocimiento y que ocupen exactamente el lugar que les asigna como propio en el mundo. Dios necesita a los hombres. y el que interpela a su sujeto. entonces. etc. "En aquellos tiempos. interpelado-llamado por su nombre. el Sujeto necesita a los sujetos tal como los hombres necesitan a Dios -los sujetos necesitan al Sujeto. ¿Acaso los hombres no han sido creados a imagen de Dios? Como lo prueba toda la reflexión teológica. para distinguirlo de los sujetos ordinarios. soy obrero. de la confirmación. y si observas la “ley de amor". una residencia fija ("¡es verdad estoy aquí. continuamos empleando este término que resulta cómodo por el efecto de contraste que produce. sujeto sometido a Dios. si consigue de ellas el reconocimiento de un destino (la vida o la condenación eternas) según el respeto o el desprecio con que traten los "mandamientos de Dios". Dios es. en cuyo nombre la ideología religiosa interpela a todos los individuos en tanto que sujetos. soy yo". Parece entonces que la interpelación de los individuos en tanto que sujetos supone la "existencia" de otro Sujeto. e interpela al individuo Pedro para hacer de él un sujeto libre de "obedecer o de desobedecer al llamado. a las órdenes de Dios." Dios se define a sí mismo como el Sujeto por excelencia.). y formarás parte del cuerpo glorioso de Cristo. Éste es tu lugar en el mundo. y Moisés y los innumerables sujetos del pueblo de Dios. habla. reconociendo así que siempre han sido sujetos con una identidad personal (hasta el punto que el Cristo de Pascal dice: “Por ti he vertido esta gota de sangre"). reconoce que es sujeto. 18 153 .. Dios.. que te escucho. sujeto por el Sujeto y sujeto al Sujeto. patrón.Dios se dirige a ti mediante mi voz (la Escritura ha recogido la palabra de Dios.

los hombres. es decir. sujeto. que están sujetos al Sujeto y que esto es así sólo para entrar en el día del Juicio Final en el seno del Señor. como todo sucede en familia (la Sagrada Familia: la familia es. Mejor: Dios se desdobla y envía a su hijo a la tierra como simple sujeto "abandonado" (la larga queja del Huerto de los Olivos que termina en la Cruz). y finalmente el reconocimiento del sujeto por sí mismo. gobernadas por los rituales de los AlE. 154 . en la ideología de la Esencia Humana. "Dios reconocerá allí a los suyos". a excepción de los "malos sujetos". Lo cual significa que toda ideología está centrada. de reconocimiento universal y de garantía absoluta. la resurrección de Cristo. que el Sujeto absoluto ocupa el sitio único de centro e interpela a su alrededor a todos los individuos en tanto que sujetos. es especular.la garantía de que se trata exactamente de ellos y exactamente de Él y que. Reconocen el estado de cosas existentes [das 20 El dogma de la Trinidad es la teoría misma del desdoblamiento del Sujeto ( el Padre) en sujeto ( el Hijo) y de su relación especular ( el Espíritu Santo) . y esto en una doble relación especular de tal naturaleza que sujeta los sujetos al Sujeto y les proporciona en el Sujeto donde todo sujeto puede contemplar su propia imagen (presente y futura). es decir. Resultado: atrapados en este sistema cuádruple de interpelación en tanto que sujetos. hombre pero Dios. mediante la ideología (cuyas formas concretas se realizan en los aparatos ideológicos del estado) . en pecado).Se insertan en las prácticas. en cuanto "teórico" del Reconocimiento Universal. La estructura especular doblemente desdoblada de la ideología asegura al mismo tiempo: 1) La interpelación de los individuos en tanto sujetos. santa). para cumplir lo que prepara la redención final. entonces. es decir.20 Descifremos en lenguaje teórico esta admirable necesidad de desdoblamiento del Sujeto en sujetos y del Sujeto en sujeto. el gran Sujeto de los sujetos los necesita incluso en la horrible inversión de su imagen en ellos (cuando los sujetos caen en el desorden. 21 Hegel es un admirable "teórico" de la ideología. todo irá bien: "Así sea". desgraciadamente. "hacerse" hombre. Dios necesita. pero Sujeto. que termina. los salvados serán los que hayan reconocido a Dios y los que en Dios se hayan reconocido. que termina. 2) Su sujeción al Sujeto. que son efectivamente tales. Pero la inmensa mayoría de los sujetos camina bien. Para hallar un punto a partir del cual desarrollar un teoría de la garantía hace falta remontarse a Spinoza. es decir.21 4) La garantía absoluta que todo es exactamente así y de que. por esencia. es decir. a modo de espejo. a condición que los sujetos reconozcan lo que son y se conduzcan en consecuencia. que interpela a los individuos como sujetos en nombre de un Sujeto único y absoluto. los sujetos "avanzan" y avanzan solos en la inmensa mayoría de los casos. tangible a las manos (recordar a Santo Tomás). Resumamos lo ya adquirido sobre la ideología en general. de sujeción al Sujeto. Feuerbach es un asombroso teórico de la relación especular. camina "por sí misma". 3) El reconocimiento mutuo entre los sujetos y el Sujeto y entre los mismos sujetos entre sí. visible a los ojos.Sujeto. el Sujeto necesita convertirse en sujeto como para mostrar a los sujetos empíricamente y con exactitud. como Cristo. desgraciadamente. y doblemente especular: este doble desdoblamiento especular es constitutivo de la ideología y asegura su funcionamiento. en el Sujeto. que ocasionalmente y según los casos provocan la intervención de talo cual sección del aparato (represivo) del Estado. Comprobamos que la estructura de toda ideología. en la ideología del Saber Absoluto.

a de Gaulle. 2) un ser sometido. Su conducta concreta. que es necesario obedecer a Dios. La reproducción de las relaciones de producción. que es preciso "amar al prójimo como a sí mismo".S. Enero-Abril 1969 P. los sujetos "caminan por sí mismos".. Estas palabras prueban que hace falta que esto sea así para que las cosas sean como deben ser. a la conciencia. sujeto a una autoridad superior y. En su acepción corriente. Digámoslo directamente: prueban -que hace falta que esto sea así para que la reproducción de las relaciones de producción esté. o. represión. en el comportamiento de los individuossujetos que ocupan los puestos que la división técnico-social del trabajo les asigna en la producción. Sólo hay sujetos para y por su sujeción. Todo el misterio de este efecto reside en los dos momentos primeros del sistema cuádruple del que acabamos de hablar. a esta reproducción. Por esto "caminan por sí mismos". si se quiere. material. consciente y responsable de sus actos. por tanto para que "cumpla por sí mismo" los actos y los gestos de su sujeción. Pero el punto de vista de su mera contribución es abstracto. por tanto. que registran el efecto que se quiere obtener. para que acepte (libremente) y por tanto su sujeción. al patrón. Si bien estas tesis. donde se "termina y cumple" la formación de los trabajadores. como elementos de este proceso.. al ingeniero. breves y esquemáticas. en efecto: 1) una subjetividad libre. un centro de iniciativas. realmente. en este mecanismo del reconocimiento especular del Sujeto y de los individuos interpelados en cuanto sujetos. son. etc. Se realiza por el mecanismo de este proceso. fuera de la intervención ideológica).de circulación. Estas palabras. la reproducción de las relaciones de producción y de las relaciones que de estas relaciones se derivan. hasta en los procesos de producción y de circulación. salvo de la de aceptar libremente su sumisión Esta última observación nos da el sentido de esta ambigüedad que refleja el efecto que la produce: el individuo es interpelado en tanto que sujeto (libre) para que se someta libremente a las órdenes del Sujeto. al cura. y de la garantía que el Sujeto da a los sujetos si éstos aceptan "libremente" someterse a las "órdenes" del sujeto? La realidad en cuestión en este mecanismo. En el mecanismo interno de este proceso se ejerce el efecto de las distintas ideologías (sobre todo de la ideología jurídico-moral). las relaciones de producción son relaciones de explotación de clases antagónicas. el término sujeto significa. práctica científica. "Así sea". donde se les asignan los puestos. es decir. la que necesariamente se desconoce en las formas mismas del reconocimiento (ideología = reconocimiento/desconocimiento) es. etc. Pero este punto de vista sigue siendo abstracto. asegurada cada día en "la conciencia". etc. Los AlE contribuyen. reconocen que "las cosas son así y no de otro modo". privado de toda libertad. objetivo último de la 155 . permiten aclarar ciertos aspectos del funcionamiento de la superestructura y de su modo de intervención en la infraestructura. no es sino la inscripción en la vida cotidiana de las admirables palabras finales de sus oraciones: Así sea. es decir. en efecto y en última instancia. demuestran que esto no es "naturalmente" así (naturalmente: fuera de esta oración. explotación. Esta reproducción se realiza únicamente en el seno mismo de los procesos de producción y . sin embargo evidentemente abstractas y dejan necesariamente en suspenso problemas importantes de los cuales hace falta decir algunas palabras: 1) El problema del proceso conjunto de la realización de la reproducción de las relaciones de producción. ideologización. Sí. en la ambigüedad del término sujeto. en una sociedad de clases. Ya que.Bestehende] . ¿De qué se trata.

clase dominante. Pero este punto de vista sobre la lucha de clases en los AIE es aún abstracto. Se realiza a través de una lucha de clases que opone la clase dominante a la clase explotada. En realidad no hay. ni siquiera por la simple virtud de la toma del poder del estado. es decir. Si bien posee cierta verdad. una empresa de clase. Solamente desde la perspectiva de las clases. la lucha de clases en los AlE es ciertamente un aspecto de la lucha de clases. por ejemplo la "crisis" de AlE escolares en todos los países capitalistas actuales. por el contrario. rebelión y lucha de clase de la clase dominada. En efecto. Ahora bien. como aparato de la clase que asegura la opresión de clase y garantiza las condiciones de la explotación y de su reproducción. Vimos que en este sentido concurren a esa forma de lucha de clases. que es la reproducción de las relaciones de producción. Asimismo. esta puesta en operaciones no se efectúa sola. La reproducción de las relaciones de producción sólo puede ser. Pero este mismo punto de vista. en tanto no se sitúe en la perspectiva de lucha de clases. en último término situarse en la perspectiva de la lucha de clases. Pero no hay lucha de clases sin clases antagónicas. vital para la dominante. en Marx. entonces. de la realización de la ideología dominante en los AlE y de las formas de lucha de clase cuyo sitio y campo de batalla son los AlE: también y sobre todo a partir de allí se puede comprender de dónde provienen las ideologías que se realizan en los AlE y allí se enfrentan. la producción en general o en Freud el inconsciente en general). dice también resistencia. Por esto los AlE no son la realización de la ideología en general. En efecto. Pero no sólo se puede dar cuenta. en que ella se realiza y es realizada. Pero la lucha de clases en los AlE no es más que un aspecto de una lucha de clases que sobrepasa los AlE. y en seguida contra la clase explotada. entonces. Quien dice lucha de clase de la clase dominante. es el campo de batalla de una muy dura e ininterrumpida lucha de clase: en primer lugar contra las antiguas clases dominantes y contra sus posiciones en los antiguos y recientes AlE. de producción es abstracto. El proceso conjunto de la realización de la reproducción de las relaciones. Ya vimos que se reduce a algunos principios que se sostienen en algunas palabras (tan "pobres" como las que definen. Ya que. a veces importante y sintomático: por ejemplo la lucha antirreligiosa del siglo XVIII. "división técnica" del trabajo: toda división "técnica”. una simple operación técnica que forme y distribuya a los individuos en los distintos puesto de la "división técnica" del trabajo. por tanto. Una cosa es el "mecanismo” de la ideología en general. salvo en la ideología de la clase dominante. La ideología que una clase que controla el poder hace dominante en sus AlE "se realiza" por cierto en esos AlE. Se convierte en dominante por la puesta en operaciones de los AlE. por más real que sea continúa siendo abstracto. pero los desborda: viene de otra parte. los desborda: viene de otra parte. Adelantamos la idea que la ideología se realiza en instituciones. no puede ser. el estado y sus aparatos sólo tienen sentido en la perspectiva de la lucha de clases. a partir de allí. la ideología que una clase dominante consigue defender en y contra los AlE. Situarse en la perspectiva de la reproducción es. si bien los AlE representan la forma en que la ideología de la clase dominante debe necesariamente 156 . este mecanismo es abstracto respecto a toda formación ideológica real. y ni siquiera la realización sin conflictos de la ideología de la clase dominante. en sus rituales y prácticas. de la lucha de clases se puede dar cuenta de las ideologías que existen en una formación social. entonces. La ideología de la clase dominante no se convierte en dominante por gracia del cielo. toda organización "técnica" del trabajo es la forma y la máscara de una división y de una organización social (= de clase) del trabajo. en los AlE. 2) El problema de la naturaleza de clase de las ideologías que existen en una formación social.

las ideologías no "nacen” en los AlE.realizarse. de sus experiencias de lucha. Abril. y la forma en que la ideología de la clase dominada debe necesariamente medir y afrontar. 157 . etcétera. de sus prácticas. 1970. sino de las clases sociales entregadas a la lucha de clases: de sus condiciones de existencia.

TEXTO No. metalingüística (que se centran en cada uno de los seis elementos de la comunicación). "Lenguaje e ideología. Reboul presenta en cada una de las seis funciones una serie de mecanismos a través de los cuales opera la ideología. incitativa. siguiendo la metodología propuesta. Este texto sintetiza la propuesta de Reboul e ilustra los distintos mecanismos con ejemplos diferentes. Ya que para Reboul el dominio privilegiado de la ideología es el lenguaje. propone analizar el discurso de acuerdo al poder que este sostiene y determinar así los códigos y subcódigos específicos que se superponen al código formal de una lengua. Primeramente se expone la concepción de ideología de la que parte Reboul y posteriormente se describe su propuesta metodológica. El aporte esencial de la propuesta metodológica de Reboul es la enumeración de ciertos mecanismos lingüísticos que permiten ver como funciona la ideología en la utilización de cada una de las funciones propuestas por Jakobson. 158 . referencial. apoyándose en el trabajo desarrollado por Roman Jakobson. En este texto se presenta la propuesta de Oliver Reboul para el análisis de la ideología en textos escritos. 1990. Para analizar el sentido escondido de las palabras Reboul. Dado que este es un texto en el que se propone una técnica de análisis en lugar de preguntas que guíen la lectura se recomienda llevar a cabo un análisis. A partir de las seis funciones propuestas de Jakobson: expresiva. UAM-Xochimilco. GUIA DE ESTUDIO. de alguna editorial o artículo de opinión. La propuesta de Olivier Reboul. fática. poética. 6 Gutiérrez Silvia. propone analizar el mensaje en términos de las funciones que desempeñan los enunciados.

que cualquier ideología determina. las pruebas.E. Una ideología es necesariamente disimuladora. sino el significado mismo de nuestras palabras. es decir. Serie Lengua y Estudios Literarios (1986). Una ideología es por definición partidista. sirve para analizar la ideología a través del lenguaje. los hechos. Es un conjunto de ideas aceptadas por todo el mundo sin que se tengan que comprobar. Una ideología es un pensamiento colectivo y por lo tanto anónimo. Antes de dar su propia definición hace un breve recorrido de los diferentes sentidos del término: el cesariano. pero además destaca 5 rasgos: 1. Toda ideología a se sitúa en un conflicto de ideologías.. "fascismo". el sociológico. Presses Universitaires de France. la ideología conforma un contexto particular a las palabras utilizadas que le dan su verdadero sentido. sino que es ella misma un poder. un discurso sin autor: es lo que todo el mundo cree sin que nadie lo piense. No sólo tiene que enmascarar los hechos que la contradicen. La ideología más dogmática nunca aceptará su dogmatismo y tratará de disimularlo bajo una apariencia racional. Dos de las premisas fundamentales en el libro de Reboul son: 1) que uno no habla como quiere. o quitarle la razón a las buenas razones de sus adversarios. y sobre todo. 159 . justifica su ejercicio o simplemente su existencia. Actualmente existe traducción al español en el F. Siempre se hace pasar por otra cosa que lo que es: por la ciencia. Por el hecho de pertenecer a una comunidad limitada. Para Reboul. Olivier. el marxismo. 3. o una cultura". tienen un significado diferente según la ideología propia de la persona que habla.A. Ya que los subcódigos se conforman a partir de los rasgos específicos de cada ideología es necesario definir lo que se entiende por ella.LENGUAJE E IDEOLOGIA LA PROPUESTA DE OLIVIER REBOUL Silvia Gutiérrez V. 4. U. este puede ser un poder formal o implícito. Términos como "libertad". 1 Reboul. sino que también. es decir que más allá de los límites impuestos por la sintaxis propia de cada lengua existen límites al lenguaje impuestos por rasgos ideológicos propios a cada sociedad y dentro de ella a cada grupo y 2) que uno no dice lo que quiere. La ideología es siempre el pensamiento al servicio de un poder. Langage et ideologie. 2. sin que nadie en particular tenga que reafirmarlas.C. técnica que como su nombre lo indica. Reboul define a la ideología como "una visión del mundo particular a una sociedad. debe ocultar su propia naturaleza.. De acuerdo a Reboul la ideología no sólo apoya al poder. la moral. 5. es parcial en sus afirmaciones y polémica frente a las otras. no sólo nuestra forma de hablar. La ideología pretende ser racional y crítica. Así se conforman subcódigos o códigos específicos que se superponen al código formal de una lengua. Una ideología siempre está al servicio de un poder. 1980. el buen sentido. París. ya que tiene la capacidad de transformar la fuerza del poder en derecho natural y la obediencia en deber.M. "democracia". Xochimilco Una de las técnicas existentes para el análisis del discurso es la propuesta que Olivier Reboul presenta en su libro Langage et Ideologie 1.

etc. las palabras blanco y negro están cargadas de sentidos. son las siguientes: contexto (referencial) destinador (expresiva) mensaje (poética) destinatario (incitativa) código (metalingüística) contacto (fática) 1. etc. La función referencial: se habla para informar. romperlo(contacto). el dominio privilegiado de la ideología. cuando el mensaje tiene por finalidad establecer el contacto.Aunque la ideología se manifiesta de muchas formas: por ciertas prácticas sociales. apoyándose en las proposiciones del lingüista Roman Jakobson. de mantenerlo o 160 . propone analizar el mensaje en términos de las funciones que desempeñan los enunciados. lo negro es lo malo. El lenguaje es selectivo porque pone en situación de superioridad a aquellos que lo dominan frente a los que no lo dominan. para dar a conocer algo (contexto). la lengua no es neutra. este análisis no es suficiente ya que no nos permite detectar lo no-dicho. lo sucio. Así pues. 5. Sin embargo. Ya que para Reboul el dominio privilegiado de la ideología es el lenguaje propone analizar el discurso de acuerdo al poder que éste sostiene y determinar así cuáles son las palabras claves las que permiten no decir ciertas cosas o falsearlas (los presupuestos. la función expresiva o emotiva: se habla también para expresarse (destinador). Para analizar el sentido escondido de las palabras Reboul. 3. la función poética. 4. las cuales se centran en cada uno de los seis elementos de la comunicación. tienen una fuerte connotación afectiva y moral: lo blanco es lo pulcro. Por ejemplo la lengua de las capas superiores o altas (o también la lengua dominante en una sociedad bilingüe) favorece a los que pueden apropiársela y coloca a los demás bajo su tutela. por símbolos etc. 2. El lenguaje establece implícitamente ciertas jerarquías sociales o diferencias morales. Por ejemplo. los significados unívocos. aquí la finalidad del mensaje es el mensaje mismo como realidad material (mensaje). limpio. es naturalmente racista y sexista.). por ciertas instituciones.. 2. además de designar una oposición de color y razas. etc. es el lenguaje. Una vez reveladas estas palabras claves de una ideología se debe pasar a su interpretación de acuerdo al subcódigo o código propio de la persona que emite el mensaje. donde ejerce directamente su función. los eufemismos. Esto por dos razones esenciales: 1. la función incitativa o conativa: se habla para provocar acción (destinatario). la función fática. Las funciones que propone Jakobson.

FUNCION REFERENCIAL Cuando la función que predomina es la función referencial. Cuando los hitlerianos hablaban del "judío". que no era tal hombre. Además la función aparente de un mensaje puede no corresponder a la función real. sino la de hacer actuar. por ejemplo. Anagrama. Toda palabra que afirma. cuyo cometido es el de informar. el discurso ideológico no puede ser puramente incitativo. Como afirma Ducrot introduciendo una idea bajo la forma de presupuesto. El aporte esencial de Reboul en su propuesta metodológica es la enumeración de ciertos mecanismos lingüísticos que permiten ver como funciona la ideología en la utilización de cada una de las funciones propuestas por Jakobson. lo que se dice. o los estalinistas de los "enemigos del pueblo". Se entiende por presupuesto un elemento que no está afirmado por el enunciado. tal mujer. no tiene por finalidad esencial la de hacer conocer. hago como si mi interlocutor y yo mismo no pudiéramos hacer otra cosa sino aceptarla 2. Uno de los mecanismos en la creación del referente es la amalgama. su referente tenía tanta realidad comprobable como la del diablo o la de los marcianos. Por ejemplo. ya que siempre existe entrecruzamiento de funciones. La referencia es aquello de lo que se habla. pero que es preciso admitir para que el enunciado tenga sentido.. La ideología también puede crear su referente por presuposición. Otro mecanismo es la apelación objetivante. que puede ser tanto imaginario como real.. de la corrupción. los términos: "totalitario". tal niño.procedimiento mágico-religioso que crea la cosa con sólo nombrarla. el termino "judío" bajo el hitlerismo. Sin embargo. En el estudio de las ideologías la presuposición es un campo esencial de análisis ya que nos 2 Gran parte de las investigaciones de Oswald Ducrot han estado dedicadas al estudio de la presuposición . El poder debe justificarse y por lo mismo. datos estadísticos. Reboul señala que la ideología utiliza estas seis funciones para justificar el poder y que estas funciones no aparecen de manera pura. cuando se busca establecer si el lenguaje utilizado responde o no a las reglas del código que hace posible la comunicación (código). es decir se habla de "algo" o de "alguien". suscitar prácticas colectivas y durables que sirvan a un poder. Esta consiste en servirse de un término reductor para asimilar la realidad de hechos diferentes. se apoya sobre algo que es su referente. explicar o refutar algo y el de construir su propio referente podemos encontrar algunos de los mecanismos que a continuación se citan. sino la encarnación del mal universal. explica etc. En este mecanismo se da el cruce de tres funciones: la atribución de un mismo nombre a realidades diferentes (metalingüística). Barcelona. constatar. su discurso es también de orden referencial: comprueba. 1982. refuta. la función metalingüística. etc. se apoya sobre hechos históricos.6. Pero sí fueron de una realidad comprobable las consecuencias de este género de apelación objetivadora: el holocausto. "los luchadores de la libertad". 161 . niega. es decir que la ideología implica el camuflaje de una función por otra. el confinar su identificación (referencial) y la delimitación del campo del discurso (función fática). Véase por ejemplo Decir y no decir: Principios de semántica lingüística. lo mismo que de la deshonra. "comunista". La ideología. de acuerdo a Reboul.

FUNCION EXPRESIVA O EMOTIVA La función expresiva o emotiva esta centrada en el emisor del mensaje. Su expresión no se limita a la emoción. El discurso ideológico crea no solamente cosas. por ejemplo. "los países totalitarios". "ayer" en oposición a "anteayer". Es incitativo en su forma. aspectos diferentes. donde la valorización de uno descalifica al otro. ya no se le cuestiona. y lo presupuesto. el que habla o escribe. crear su referente. pero puede también acentuarlos. pero si la incitación presupone una afirmación o una negación. hasta contradictorios. tiende a quedar fuera del tema. de modo que la acusación importa más que la incitación. da por supuesto que Alemania dormía. pero sí in verificables. "Alemania levántate". 162 . A manera de síntesis podemos señalar que en la función referencial la ideología se manifiesta en la creación ideologizante de su referente a través de diferentes generalizaciones o presuposiciones que ocultan la especificidad del oponente.. por ejemplo.El discurso ideológico puede también afirmar sin parecerlo. concibiendo al lenguaje como un proceso de comunicación en el que es necesario distinguir el acto de comunicar (la enunciación) y aquello que se comunica o enuncia(el enunciado). por ejemplo. "pasó a mejor vida" en lugar de murió. es en realidad referencial. La enunciación es el momento en que el sujeto parlante se apropia de la lengua para producir un discurso en un momento y en un lugar determinado. la responsable de lo que no marcha bien: crisis. Lo presupuesto resulta más persuasivo que si estuviera expresamente manifestado. contentándose con formular una pregunta. Pero ocurre también que alude a un referente real. Un discurso ideológico puede borrar los signos de enunciación. otro valor a través de ciertos deslizamientos de sentido. puesto que se sitúan en un plano en el que toda comprobación se hace imposible). etc. 3 Benveniste introduce la diferencia entre enunciado y enunciación. lazos explicativos entre acontecimientos. guerras( explicaciones que no son necesariamente falsas. desocupación. "un puñado de agitadores" en lugar del enemigo. su situación en el espacio y en el tiempo. "los israelitas" vs. Son las marcas de enunciación3 las que determinan la medida en que el destinador asume su enunciado por ejemplo. el "Yo" en oposición al "él". A este mecanismo se le denomina falsa causalidad. miseria. Los principales deslizamientos de sentido son los siguientes: • las dicotomías -la aplicación de dos polos de una oposición. De acuerdo a Reboul un discurso es más ideológico en la medida en que utiliza menos signos de enunciación. aunque dándole otro sentido. "los árabes". la frase "el mundo libre". El discurso ideológico puede. en efecto. La función expresiva toma pues. Por ejemplo. La causa que se busca es en general la del mal. un deseo. que presupone que existe otro mundo no libre. o falsa incitación. sobre lo que se manifiesta. una orden. • el falso performativo. su creencia. sino también causas. Se llama "tabú lingüístico" al significante remplazado por el eufemismo.el remplazar un término propio que puede parecer escandaloso o chocante. • el eufemismo. aparece desde que el discurso comporta una información sobre su autor: su pasión. La atención se pone.permite mostrar cómo funciona una ideología y los intereses que están detrás de ésta. "Que hable México" que supone que el pueblo de México no ha hablado.. "el mundo libre" vs.

su pretensión de ser universal? Mediante el procedimiento exactamente contrario al que le sirve para legitimar su propio discurso: la descalificación. por ejemplo. en las consignas que profiere una multitud y mediante las cuales se afirma como tal. o no sólo por ello. La función expresiva se entrecruza aquí con la función fática. "la defensa del mundo libre". Incitativas en su forma.. ¿Cómo se comporta una ideología con respecto al discurso de otra que desmiente. aun cuando la mayoría de las veces dicha afirmación es confiscada por un poder. Este es por ejemplo. o cuando escribe en diario burgués¡". Casi no tienen sentido más que como enunciación. se denuncia al sujeto de enunciación del discurso masculino ("ellos"). yo llamo verdad a sus juicios". sino por el hecho de que es él el que lo sostiene. a la situación. y a limitarse a frases constativas. es claro que". el caso de la naturalización.. "la misión civilizadora de occidente". "ciudadanos". a incorporarlos a una causa diciéndoles que es la suya. En todas las fórmulas de este tipo se encuentran varias funciones del lenguaje. a refugiarse en sintagmas nominales como "el interés general". Cuando se utiliza este mecanismo el discurso aparece como universal y natural. Así. las fórmulas: "Viva". en el slogan feminista: "ellos no hablarán por nosotras". por ejemplo. etc. a enmascararlo detrás de un emisor más vasto que hasta puede llegar a ser el género humano: "todo el mundo sabe". el discurso ideológico es la palabra de una colectividad que se expresa a través de ella y se constituye así como colectividad. dejando entender que el "nosotras" incluye a todas las mujeres. existe otro tipo de discurso que tiende a borrar toda huella de enunciación. tanto más lo denuncia en lo que dice el adversario. cuando no es más que el discurso de una nación. cuando es un `trotskista'. "Unidad". es decir. o un `estalinista'. Una de sus huellas es la utilización del verbo ser en el presente de indicativo: "las cosas son como son".En su estado más simple. de un partido. y a presentarse como universal y natural.o de una antipatía. "crean en la Iglesia.". la colectividad se afirma como tal. al contexto. Ciertos lemas o himnos tienen un alcance más general. Este género de discurso tiende también a borrar todos los signos de enunciación. hijos de la patria. Cuanto más trata de disimular el verdadero portavoz de lo que dice. Aquel queda descalificado no por lo que expone. unios". Estas fórmulas son en efecto llamamientos a la adhesión o la unión. calificándolos como "proletarios". puesto que tienden a cambiar a sus receptores en emisores. crean la unidad por la afirmación de una simpatía. No se dice. por su existencia misma. 163 . Se dice "los juicios que ella nos impone son la verdad". por referencia al sujeto colectivo que las profiere. menos dependiente de una situación dada. Es normal que toda colectividad que combate por conquistar o mantener su poder tienda a disimular al verdadero emisor del discurso que ella expone. o aun escucharlo. Otra forma de naturalización es el discurso que pretende ser universal.común. "Proletarios de todos los países. No ya el discurso del ser. Esto se ve. A pesar de su pretensión de universalidad. sino el discurso del hombre (del ser humano). el discurso ideológico choca forzosamente con otros discursos que tienen las mismas pretensiones. por ejemplo. La verdad esta expresada en una forma impersonal y eterna. de un grupo. Sin embargo. Por ejemplo: "¡Cómo pueden ustedes creerlo. pero no son menos expresivos por el hecho de que tiendan ante todo a unir a la gente. el que todos podríamos exponer en cualquier lugar y tiempo. Con las fórmulas de unión. son en realidad expresivas. por ejemplo: "Vayamos.

o también una práctica social duradera. La acción que suscita puede ser una conducta aislada. como Hitler: "yo os prometo un Reich de mil años" es un performativo impuro. pero también pueden ser individuos o colectividades enfrentadas. Con semejantes fórmulas. Austin. pero también puede tener el efecto que se deseaba. Londres. 1971 o el capitulo 16 "Modo y fuerza ilocutiva" del libro Semántica de John Lyons. Barcelona. El primer mecanismo que menciona Reboul es la fórmula mágica. es normal que el discurso que ella mantiene sea incitativo. a un judío. pero racionalizándolo. Decir: "Yo prometo venir" es un performativo puro en la medida en que la promesa sea factible y sincera. En el discurso político frecuentemente encontramos la utilización del argumento de autoridad de una manera distinta. "Como dijo Nietzsche". Ed. etc. "El marxismo es una doctrina perniciosa porque se debe a un alemán. informan. expresión ritual. de performativos: los que se encuentran en la magia. como por ejemplo. 5 Véase J. a las que se trata de disuadir. Esta dicotomía es la base de la distinción entre decir algo y hacer algo con la lengua. pero muy real. Doing things with words .A. aun más laicas. En cuanto al receptor. etc. El performativo ideológico es una fórmula de encantamiento: como palabra mágica.Oxford University Press. hasta en el discurso de las ciencias humanas. desencadenar la lluvia. que se refieren a una Palabra ("Palabra de Cristo") o a un Libro considerados sagrados. puesto que la realización de su promesa no depende de él. antes de mencionar los mecanismos que pueden ser detectados en la ejecución de esta función. 4 164 . puede ser inoperante o provocar el efecto contrario al buscado. o mejor todavía a un “judeo-alemán". y en virtud de ciertas reglas posee el poder de hacerlo. curar. pero perfectamente real. todo está dicho: no hay necesidad de saber más sobre el marxismo. esta dirigida a producir un efecto sobre las cosas o los hombres: exorcizar. jurar. en donde el "como" evita comprobar y hasta pensar4. hace algo mediante su palabra. "como lo demostró Freud'.La descalificación es todavía más violenta en ciertas ideologías segmentarias como el nacionalismo y el racismo. Esto sucede cuando el enunciador utiliza el argumento de su enemigo para reafirmar lo que dice. El argumento de autoridad también se encuentra oculto. FUNCION INCITATIVA Puesto que una ideología está al servicio del poder. El mago. aunque de manera fortuita. como el juez que dicta un veredicto. utilizan el mismo procedimiento. que tenga por objetivo hacer que los otros actúen o impedir que actúen. Este procedimiento está explícitamente admitido por las religiones. mientras que los performativos llevan a cabo una acción. 1980. provocar desgracia. por el hecho mismo que se enuncia. Como la función incitativa tiene como objetivo llevar a sus destinatarios a despeñar una acción Reboul. Los enunciados constativos son enunciados que como su nombre lo indica meramente constatan. Decir. Un procedimiento ideológico muy diferente consiste en invocar la autoridad. puesto que el efecto no tiene por causa real la fórmula tendiente a producirlo. retoma la distinción inicial que hace Austin entre los enunciados constativos y los performativos5. Este tipo de mecanismo podría ser considerado como un argumento de autoridad a fortiori.. Las ideologías. una fórmula mágica. La fórmula mágica. Considerado como un caso extraño. sugerir.Teide. como la de prometer. es la colectividad misma. Este procedimiento es el argumento de autoridad (juego de ajustes sucesivos del sujeto de enunciación). en las siguientes expresiones.

sino "lava más blanco". En apariencia. Se refiere básicamente a la intención del enunciado. "se vende en farmacias". la función poética está al servicio de lo incitativo: es la forma del mensaje la que lo hace operante. Aquí. Este es el caso de la justificación. es de orden incitativo: "porque usted no puede comprendernos. etc. un resultado incitativo. lo que no implica que el público los comprenda¡ Es por eso que entre los mecanismos de la función incitativa encontramos el esoterismo. Otros términos tienen un efecto negativo. Y en razón de ello. el esoterismo es metalingüístico. Pero "ponerse a la altura de" no significa necesariamente ser claro: es más bien servirse de términos familiares al público. "libertad". ya que Austin se dio cuenta que el decir algo también es una forma de hacer. 3. De ahí que Austin haya reformulado su teoría y haya llegado a la división tripartita de los actos verbales. Según Austin un enunciado. etc. 2. "solidarios" que tienen una connotación positiva que tiende a imponerse cualquiera sea el contexto. etc. la fórmula es generalmente ritual. Un acto perlocutivo es un acto realizado por medio de decir algo: hacer que alguien crea que algo es así. la palabra "error". 1. El hecho de utilizar términos oscuros y construcciones ambiguas ofrece una doble ventaja: impide a los oyentes reflexionar y afirma la superioridad de los que hablan. Si el ilocutivo se caracteriza por su claridad. Dicho de otro modo. emitir una orden o un ruego. Cuando los hitlerianos hablaban del "complot judío internacional" no era con el fin de informar a la gente sino de unirla e incitarla. por ejemplo. mover a uno a la ira. pero toda su eficacia perlocutiva consiste en que la disimula. es preciso que se la pronuncie en los términos admitidos y prescritos para que opere.Por ser de encantamiento. como lo es la utilización de palabras como "democracia". en el momento de su enunciación puede desempeñar tres actos diferentes (aun cuando no constituyen propiamente actos distintos. y no más que esto. usted debe creernos y obedecernos". En la justificación. sino tres sub-actividades analíticamente discernibles en cada ejecución lingüística). una aseveración. 165 . Por ejemplo. esto no sucede así en el discurso ideológico. La "información publicitaria" no es una presión. su transparencia. Ella hace incitativo al discurso ideológico por el hecho mismo de que no lo dice. se relaciona a un performativo que no se afirma como tal con un falso constativo. es decir a la producción de un enunciado significativo (con un cierto sentido y una cierta referencia). Estas son términos o expresiones que producen por sí mismas. Un acto locutivo es el acto de decir en sí. casi independiente de su sentido. Unas tienen un efecto positivo. Dicha distinción fue abandonada. Un acto ilocutivo es un acto realizado al decir algo: hacer una promesa. Existe otro procedimiento en apariencia mucho más racional: la incitación mediante un discurso que parece puramente referencial. La justificación es la función referencial al servicio de lo incitativo. La ideología procede a menudo de igual modo. debido a su fuerte connotación. se recomienda a los oradores políticos o religiosos ponerse a la altura de su público. cualquiera sea la frase en la que se inserten. contraviene el principio de claridad y de libertad propio del acto ilocutivo. Antes de citar los siguientes mecanismos de esta función incitativa Reboul retoma la reformulación que hace Austin de su teoría con relación a la oposición entre constativos y performativos. Un último proceso donde se entrecruza la función incitativa con la metalingüística el uso de las palabras-choque. El esoterismo puede servir para legitimar un poder. persuadir a alguien de que haga algo. en formulaciones posteriores. Procedimiento utilizado con amplitud por la publicidad cuando enuncia bajo la forma de puros constativos: no el "compre este producto". en realidad.

semánticos o de sentido. ya sea por su música propia. el discurso poético no significa ya nada que no sea él mismo. por ejemplo... 1. de manera que se lo comprenda y se le recuerde. o se puede formar un sustantivo a partir de un adjetivo. La función pedagógica. La función persuasiva (técnica indicada para los políticos y los abogados). Diccionario de retórica y poética. El retruécano o calambur.Reboul propone llamar palabras-tabú a las palabras-choque que producen por sí mismas un efecto negativo y descalifican a lo que designan. Helena. basta con gritar " !Fascistas!". Las palabras-choque y las palabras-tabú tienen por sí mismas valor de frase incitativa.la utilización de una misma palabra con dos sentidos diferentes. fenómeno opuesto al arcaísmo. Editorial Porrúa. por ejemplo "alunizar". otro ejemplo es el eslogan "Con Pepsi si". "totalitario" son palabras tabú para los conservadores. para que el resultado sea el mismo. Los neologismos. el eslogan "I like Ike" (Ike diminutivo del candidato a la presidencia de la República de los E. la retórica permite ilustrar un discurso. por ejemplo. Estas son: 1. Pueden ser construidos a partir de formas ya existentes. que cambian la relación de un enunciado con su referente. ya por las imágenes que sugieren. La función propiamente estética.Eisenhower). y 3) los juegos de pensamiento. FUNCION POETICA O RETORICA Se ha podido describir la función poética del lenguaje como el hecho en que los significantes toman un valor por sí mismos. Para ubicar la importancia de la retórica Reboul menciona las cuatro funciones esenciales que esta desempeña. 2) Los juegos de sentido o tropos. que operan sobre la base de fonemas o sus combinaciones. como en "desfrivolizar" a partir del adjetivo 6 Para obtener más ejemplos de todas las figuras de la poética véase Beristáin. Llevado al extremo. 166 . Las figuras6 o mecanismos utilizados en esta función pueden ser clasificados en tres rubros: 1) los juegos de palabras.. en 1952. 1988. 3.las figurasque es posible catalogar. La función léxica: la retórica enriquece el vocabulario y llena sus lagunas.U.la construcción de nuevas palabras. Por ejemplo. El lenguaje pierde entonces su transparencia y adquiere la existencia opaca de una cosa. 2.la repetición de un fonema. Existen varios tipos: léxicos. La retórica no es más que la puesta en práctica de la función poética a través de ciertos procedimientos. "bajo el ala leve del leve abanico". animarlo. Uno no tiene que decir: "!Expulsemos a estos fascistas!". se convierte en música. que cambian la significación de los morfemas o de los sintagmas. 4. las palabras "comunista".A. • Los juegos de palabras: La paranomasia es la repetición de una sílaba para ser fácilmente retenida. • • • La aliteración.

que podrían aspirar a la misma denominación. o a partir del latín. o también "Foch atacó con intrepidez" (en lugar de: los ejércitos de Foch). de tal modo que la supresión de uno acarrearía la del otro. • La antonomasia es una sinécdoque en la que se remplaza un nombre común por un nombre propio. "Hitler es la guerra" (por: la Alemania hitleriana). que está en desacuerdo con lo que exige la gramática. el todo por la parte. los individuos hacen y son la historia. que es el caso más común de neologismos. de un género. por el Partido Comunista. Hay otros tropos más complejos que los cuatro anteriores porque se apoyan necesariamente sobre varias palabras. o juegos de sentido. "el partido". por el hecho de que los dos sentidos (el literal y el figurado) no tienen más que una relación de contigüidad. El hecho de utilizar "nosotros" en lugar de "yo". los generales ganan las guerras. Los juegos de sentido: Esta segunda categoría de figura está constituida por los tropos. y que dispensa además de toda prueba y de toda precisión. Así. 167 . También se pueden formar por préstamo de una lengua extranjera como en el caso de "gángster" o "líder". que consisten en reemplazar una palabra por otra que presenta una cierta relación de sentido con ella. la criada de Marivaux. los dos sentidos presentan una relación de necesidad entre sí. se trata de una doble metonimia del instrumento. • • El hipálage es un desplazamiento de orden semántico que consiste en atribuir un predicado a un sujeto que. * Al nivel de lo presupuesto”: tigres" por crueles. El enálage es un desplazamiento de orden sintáctico que consiste en servirse de un tiempo. la supresión de los signos de enunciación. etc. Así. para decir que su joven ama no puede desposar a su amante porque su madre se opone.frívolo.. Los que se citarán aquí son: el hipálage. de un número. Consiste en reemplazar un término por otro que presenta con él una similitud de sentido.En este tropo. sean partidos o iglesias. En estas expresiones. "La Iglesia" por la Iglesia católica. • La metáfora es sin duda la más poética de las figuras. Los enálages de género como "mexicanos" para designar al conjunto del pueblo. Por ejemplo la expresión por la cual Mao designaba a los norteamericanos (después a los soviéticos): "tigres de papel”** y que constituye una doble metáfora: El poder de las metáforas ( y otros tropos) proviene precisamente de este "más". son otros tantos enálages por los cuales la ideología "naturaliza" su discurso. que se procura transformar en identidad. Por ejemplo: "el hierro" por la espada. las naciones se identifican con su jefe. ** Al nivel de lo supuesto: "de papel". el presente en lugar del futuro o del pasado. La fuerza persuasiva de metonimia proviene de que se apoya en la familiaridad entre los significados. la parte se toma por el todo. Gracias a la antonomasia. "señores" para dirigirse a toda una asamblea. por fáciles de vencer. y la más peligrosa. • La metonimia es diferente de la sinécdoque. en la expresión "el sable y el hisopo"( por el ejército y la Iglesia). de una persona. el enálage y la hipérbole. • La sinécdoque. y el artículo "el o "la" sirven para excluir a los otros movimientos. lógicamente no lo admite: "Su haz no era para nada avaro ni rencoroso". la parte por el todo. son sin duda signos de una ideología sexista. Así. sanguinarios. la materia por el objeto. 2. de este suplemento de sentido que ellas introducen en el discurso sin parecerlo. declara: "Es que tenemos una madre".

La hipérbole.- la exageración calculada de los signos.; por ejemplo, "muerto de cansancio", "tengo mil cosas que decirte, "la defensa a muerte". Este tipo de hipérboles se lexicalizan rápidamente y aunque triviales no engañan. Sin embargo las hipérboles ideológicas se pueden disimular mucho mejor.

3. Los juegos de pensamiento. La retórica tradicional llama "figuras de pensamiento" a aquellas en las que el sentido juega con su referente. Ya no se sitúan en el ámbito de los fonemas, de las palabras o de los sintagmas: conciernen a la relación global del mensaje con su referente. La ironía, la antítesis, la paradoja, la parábola, etc., pueden utilizar la lengua más prosaica, la más ordinario; pero su mensaje es "poético", no por los términos que emplea sino por su relación con aquello de que habla. Los juegos de pensamiento que parecen más apropiados para aplicarse al discurso ideológicos son los que a continuación se enumeran y describen: • La antítesis, según Fontanier, puede adoptar dos formas: o bien opone un objeto a otro considerándolos en una relación común "abucheado por la derecha, abucheado por la izquierda"; o bien opone un objeto a sí mismo, considerándolo en dos relaciones contrarias: "No somos nada, somos todo", antítesis que oculta una doble hipérbole. • El quiasmo.- la inversión del orden de simetría entre dos miembros de una frase. Así, al título de Proudhon: Filosofía de la miseria, Marx responde:Miseria de la filosofía. Los quiasmos son tan numerosos en la obra de Marx que se puede decir que constituyen una estructura de su pensamiento. • La paradoja es una especie de antítesis, que hace resaltar el contraste entre la apariencia y la realidad. Desempeña un papel referencial al chocar con la opinión común. Un ejemplo célebre es el discurso de Mao, pronunciado en 1958: “El pueblo chino es pobre e inculto. En apariencia, esto es un mal; pero en realidad es un bien. ...”. • La ironía consiste en ridiculizar un enunciado sirviéndose de él para decir lo contrario de lo que se quiere decir. La ironía no existe si no es perceptible. Si la intención de burlarse no se nota de una manera o de otra: por el contexto, por la entonación, o aun por la hipérbole y las comillas como en el caso de "modernización", la ironía no funciona. Pero además, un enunciado es irónico únicamente si calla lo que quiere decir en realidad, si le deja al receptor el trabajo de descifrarlo.

LA FUNCION FATICA Esta función aparece en los mensajes que sirven esencialmente para establecer, prolongar e interrumpir la comunicación, a verificar si el circuito funciona, a atraer la atención del interlocutor o a asegurar que se afloja. Puede consistir también en rechazar el diálogo, ya sea callándose, ya imponiéndole silencio al interlocutor: "¡Cállese¡" La ideología está efectivamente al servicio de un poder; y todo su discurso tiende, directa o indirectamente, a conquistar este poder y después a consolidarse en él. Ahora bien, el primer problema que se le plantea a este discurso es hacerse escuchar, o hacerse leer, conquistar sus "espacios", arrebatándoselos a sus competidores. Toda ideología tiene la preocupación primordial de establecer el mayor número de contactos posibles con el mayor número de receptores posibles, así como hablar durante más tiempo y más fuerte que sus rivales.

168

La presión ideológica se ejerce también a través de la forma misma del canal que transmite el mensaje. Una declaración de boca a boca, un artículo, una emisión televisada no tienen el mismo efecto. El canal puede ser escrito u oral. Si es oral, puede ser directo o indirecto; es indirecto cuando utiliza medios de difusión como radio o televisión. Un mensaje escrito y un mensaje oral no representan las mismas relaciones de poder. El mensaje escrito se distingue del oral por ciertos rasgos lingüísticos que pueden jugar un papel ideológico. Como señala Reboul la función fática raramente existe sola, ella es eficaz por el hecho de que se apoya en las otras cinco funciones. Pero esto no caracteriza al discurso ideológico en cuanto tal. Uno de sus aspectos esenciales es el de ocultar su verdadera función. Lo que hace Reboul es mostrar que las otras cinco funciones apuntalan a la fática, disimulándola. Aquí sólo retomaremos el caso en que la función fática utiliza la función incitativa en el exordio y en todas las fórmulas que a lo largo del discurso, buscan renovar la atención y captar la benevolencia del que escucha. La fórmula de exordio puede ser un performativo puro. A través de ella, el orador afirma su derecho a hablar y erige al conjunto de sus receptores en "público", en "asamblea", en "nación", en "masas", en "género humano". El exordio confiere al que habla el derecho a hacerse oír, y tiene por corolario el deber de los otros de escuchar. Se puede descubrir el carácter ideológico del exordio según la fórmula que utiliza, y que puede ser repetida a todo lo largo del discurso. Existen dos tipos de exordio: el insólito y el ritual. Ejemplos de exordio ritual son las frases "Camaradas, "Damas y caballeros", "Pueblo de México, etc. Al exordio ritual se opone el exordio insólito. En este tipo de exordio se hace jugar el efecto de tensión, no ya el efecto de lexicalización. Uno de los ejemplos más claros es el de Stalin en su discurso por radio el 3 de julio de 1941, su primer alocución después de la invasión alemana: "¡Camaradas, ciudadanos, hermanos y hermanas, combatientes de nuestro ejército y nuestra marina¡ Me dirijo a vosotros, amigos míos". Llamado inesperado que trasgredía el código del discurso marxista, ya que por primera vez Stalin llamaba a sus compatriotas "hermanos y hermanas", "amigos míos", lo que tuvo por efecto producir una conmoción más que unir. Otro procedimiento, que se puede considerar como fático, es la denegación. Denegar no es solamente negar; es rehusar una afirmación, una solicitud, un título, un derecho, que están ya reconocidos por otros. "X no es mexicano" es una simple negación; pero se convierte en denegación si X se considera a sí mismo mexicano, o es considerado como tal por otros. La denegación resulta ser, pues, siempre polémica. En otro sentido, denegar es negarse a reconocer como nuestro un acto, una falta, etc., que otros nos atribuyen. La denegación viene a decir, a riesgo de contradecirse: "este no es el caso", "esto no es asunto mío". Por ejemplo "Yo no racista" o "antisemita”, "Yo no hago política".

FUNCION METALINGÜISTICA Se sabe que toda comunicación implica un código, que debe ser común al emisor y al receptor para que el mensaje opere. En este sentido, una ideología no constituye, propiamente hablando, un código lingüístico, pues sería entonces una lengua aparte. Pero se puede decir que constituye un subcódigo, es decir, un conjunto de reglas que se superponen a las reglas que constituyen el código de la lengua, así como existe un subcódigo de la cortesía o de la estilística. El subcódigo lingüístico que es la ideología permite descubrirla, independientemente del contenido de sus mensajes; permite saber, por ejemplo, si tal discurso es comunista o liberal avanzado.

169

Una ideología tiene, entonces, una función metalingüística, puesto que modifica el código de la lengua. Pero esta función puede tomar dos aspectos diferentes. Uno de esos aspectos es la designación. Toda ideología es proclive a crear palabras o sintagmas tendientes a designar realidades desconocidas hasta entonces, o al menos conocidas insuficientemente. Por ejemplo la palabra "proletariado" en el siglo XIX, o la palabra "conscientización", o "desviacionismo". La designación es un procedimiento legítimo por completo. La ciencia y la técnica lo utilizan ampliamente. ¿En qué aspecto una designación es ideológica?. De dos maneras. En primer lugar, la formación nueva tiende a hacer olvidar el sentido de sus componentes, que dejan de ser intercambiables; así, es dudoso que un comunista que emplea la expresión "CME"(capitalismo monopolista de Estado) conciba que pueda existir un capitalismo monopolista que no sea del Estado, o un monopolio de Estado que no sea capitalista, etc. Pero además, la designación no es otra cosa que el aspecto metalingüístico de la creación objetivadora y de la amalgama, o dicho de otro modo, de la ilusión de suponer que la palabra crea la cosa. En otro mecanismo es la mutación semántica. Una ideología puede retomar por su cuenta los términos usuales, pero asignándoles un sentido que sale de lo común. "Clericalismo" no tiene el mismo sentido para un librepensador que para un católico, por más que para ambos sea peyorativo. ¿Por qué las ideologías se dan un código, cada una a su manera?. Porque, al estar al servicio de un poder, cada una tiene el mayor interés en convertir a sus receptores de su discurso en sus emisores. El código asume así dos funciones distintas, y en apariencia opuestas. 1. Una función de integración, que se vincula de hecho con la función expresiva. Es necesario emplear los mismos términos para pensar en común y distinguirse del adversario. Por esto todas las ideologías tienen sus contraseñas, sus "idiolectos", sus tabúes lingüísticos. 2. Una función de impugnación, totalmente opuesta en apariencia a la primera. Pero no olvidemos que una ideología aspira a ser crítica, y lo es efectivamente con respecto a sus adversarios. Su discurso consiste en parte en desmitificar el de éstos. Una de las conclusiones a las que llega Reboul después de la presentación de las funciones y sus mecanismos es que sólo gracias al discurso las ideologías pueden cumplir con la función de legitimación aparentemente racional. Esto se debe a que el discurso posee un poder que le es propio, el de cambiar "la fuerza en derecho y la obediencia en deber". Por eso es que rechaza las propuestas de aquellos que buscan la ideología en la "competencia", en "las estructuras profundas", o más simplemente, en el sentido que está más allá de los signos. Encontraran ideas, pero no el poder de las palabras sobre las ideas. Por eso su tesis es que una ideología resulta inseparable de los términos, las fórmulas y las estructuras del discurso mediante los cuales se expresa. Al final vuelva hacer hincapié en su hipótesis de que un enunciado ideológico, en tanto que hecho lingüístico, no cumple una función específica, sino que cumple, de una manera específica, las seis funciones. Esta manera específica consiste en enmascarar una función por otra. También señala que dicha hipótesis ha sido fecunda, puesto que cada uno de los procesos estudiados en su libro resulta del cruzamiento de cuando menos dos funciones, una de las cuales es aparente; es decir, que corresponde a lo que puede comprobar la lingüística, y la otra real; y es precisamente esta última la que sirve para legitimar un poder. Para ejemplificar el cruzamiento de las funciones presenta el siguiente cuadro:
170

171 . Rupturas. hipérbole Impugnación del código adverso Denominación y definición Aunque el listado de mecanismos retóricos o lingüísticos que cita Reboul en su propuesta pudiera parecer que no rebasa el tipo de inventario de figuras retóricas. ésta podría ser más fructífera. en cierta manera. sarcasmos Exordio Poesía pura Lexicalización Fática Denegación Portavoz Repeticiones. la diferencia básica de su propuesta estriba en el hecho de que Reboul sugiere analizar el lenguaje buscando siempre la manera en cómo la ideología se oculta a través del uso del lenguaje. que proponen algunas personas que analizan el discurso literario. limitado. Es decir su objetivo no es meramente lingüístico sino primordialmente político. Pero si dicha propuesta es complementada con otras propuestas metodológicas que funcionan a nivel macro. ironía. Si bien la propuesta de Reboul nos permite reconocer ciertos mecanismos lingüísticos o ideológicos del discurso el hecho de que funcione básicamente al nivel de la palabra o la frase lo hace ser un análisis. es decir en el ámbito de párrafos o textos. cuestión que el propio Reboul reconoce. Quiasmos Toma de la palabra Aceptabilidad Tabúes lingüísticos Metalingüística Mutación semántica Integración por el código Recuerdo del código Tensión: metáforas vivas.Funciones aparentes Referencial Referencial Aserción Expresiva Amalgama Iniciativa Falso performativo Argumento de autoridad Performativo Poética Error de categoría Unión Fática Eufemismo Metalingüística Apelación objetivante Lengua propia Expresiva Funciones reales Naturalización Enunciación Descalificación Incitativa Justificación Palabras-Choque Palabras-Tabú Enálage Encantamiento Fórmulas rituales Exordio retórico Esoterismo Poética Hipálage Incitación retórica.

A. Giménez. 1978. Progreso. en James Curran.BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA PARA LA UNIDAD I Aguilar Rivero. Moscú. (1984)Teoría de la Ideología. et. México. Engels. Un enfoque interdisciplinario. Marx y F. Engels. (1978) Gramsci y el bloque histórico. (1983) Ideología.. los medios de comunicación y el efecto ideológico. 5ª ed. Mandel. Universidad de Guadalajara y COMECSO. Hugues. Hall. libro 11/1380. Luciano. Einaudi. Portelli. (1988) “Sobre el concepto marxista de ideología” en G. México. F. comp. (s. Ernest. Marx. México.f. Stuart. Paidós. Sánchez Vázquez. Barcelona. en El concepto de hegemonía en Gramsci. Gedisa. 5. (1985) Diccionario de retórica y poética. Chantal. Van Dijk. K. Eagleton. Gramsci. (1999) Ideología. (1978) “La oposición ciencia-ideología y “Crítica de la teoría althusseriana de la ideología” en Ciencia y Revolución. Sociedad y comunicación de masas. en Obras escogidas de C. Pierre. No. Quintanilla. México. 172 . México. Mariflor. Mouffe. en Arte. (1981) “La cultura. Ediciones Pueblos Unidos. y Engels. Alianza. (1979). et. (1978) “Hegemonía e ideología en Gramsci”. La ideología alemana. Ediciones de Cultura Popular. al. “La ideología en la época del capitalismo tardío”en James Curran. conflictos y poder. pp. Premiá. Siglo XXI. Ansart. UNAM. Gruppi. al. (1951) Quaderni dei cacere. FCE.67-85. Sociedad y comunicación de masas. Helena. (1973).) “Carta de Engels a Joseph Bloch”. Porrúa. La teoría y el análisis de las ideologías. Madrid. Beristáin. Antonio. México. SEP. Adolfo. F.. México. (1978) “Los cuadernos de la cárcel”. Sociedad e Ideología. Teun. Terry (1997) Ideología. Italia. Buenos Aires. FCE. Miguel.

173 .