P. 1
Trajes de Gasolina y Gasoil

Trajes de Gasolina y Gasoil

|Views: 24|Likes:
Publicado porMoisesAgredaFuchs

More info:

Published by: MoisesAgredaFuchs on Jan 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/17/2013

pdf

text

original

TRAJES DE GASOLINA Y GASOIL

A propósito de la ausencia presidencial
Anoche grabé el Caracas-Magallanes para verlo después. Me instalé a ver a los “constitucionalistas”: Gerardo Blay, Asdrúbal Aguiar, Ricardo Combellas y Sánchez Falcón (también lo grabe, para verlo y volverlo a ver, tantas veces como sea necesario). Hasta donde tengo conocimiento, sólo Sánchez Falcón es CONSTITUCIONALISTA y además, es Prof. de Derecho Constitucional; porque Combellas fue constituyentista, los demás, son Abogados muy estudiosos, posiblemente con Doctorados, pero desconozco que sean Constitucionalistas. Tampoco dijeron la verdad, prefirieron la senda de las medias verdades, que son peores que las mentiras. Al final, Aguiar me sacó una sonrisa de tristeza cuando expresó que Caldera ¡¡siempre había estado comprometido con la Patria y la democracia!! Como suelen decir algunos: “saquen ustedes sus “propias” conclusiones”. En mi última nota: “LUTO POR LA VERDAD”, esa fue mi inquietud y sigue siéndolo. Nadie ha dicho la verdad. Los voceros de ambos bandos no dicen la verdad, o no se atreven a decirla. El ÚNICO que ha dicho la verdad es el Presidente Chávez, cuando se dirigió al país en cadena nacional, antes de viajar a La Habana. En mi referida nota anterior, hice un análisis jurídico de la situación. Mi interés se centra en el hecho jurídico, no en el hecho político; porque si el Presidente reelecto hubiese sido Pérez, los mismos sectores estuviesen diciendo las mismas medias verdades; pero si hubiese sido Caldera, “los constitucionalistas” estuviesen justificando, aun mejor que la Magistrada Morales y las intervenciones parlamentarias, la ausencia del ¡PREESIIIDEENTE! Son las mismas víboras. De allí que evito entrar en la diatriba política. No me interesa. Me interesa mi PAÍS, su suerte, su paz, la convivencia dentro del disenso. Hago un llamado a la calma. No debemos caer en las provocaciones del radicalismo sembrado en ambos bandos. La desesperación jamás ha sido buena consejera. La realidad de los hechos supera con creces los esfuerzos por mentir de ambos bandos. La realidad de los hechos, abofetea a “los

constitucionalistas” de ambos bandos. La realidad de los hechos, hecha por tierra las ansias de poder de algunos. La realidad de los hechos, constituye un muro de contención para los golpistas de ambos bandos. En fin, la realidad de los hechos, causa impotencia en algunos sectores y en consecuencia, se encuentran frustrados. Gritan, vociferan, “patalean” como infantes malcriados, pero sigue siendo: la realidad de los hechos. Soy Abogado, con más 40 años dentro del mundo del DERECHO. Me “enamoré” del DERECHO desde el primer instante que lo conocí. Hice Post-grados en varias materias; soy especialista en otras; he participado en: Congresos; Seminarios; Jornadas; Talleres; Charlas; Foros y Conversatorios jurídicos, tanto de asistente, como de expositor. Puedo afirmar que soy un “homo jutridicus”. Jamás me he prestado para torcer el Derecho, aún a costa de perder algún patrocinado eventual. Nunca acepté cargos públicos, por la misma razón. Se dé colegas, en quienes reconozco méritos intelectuales, con quienes compartimos las mismas inquietudes. Más de una vez me he sentido impotente y frustrado, por la visión de algunos revestidos de investidura, que anestesian su conciencia por un cargo. De manera, que por más que traten de torcer el Derecho, para adaptarlo a sus particulares intereses, la realidad de los hechos no podrán nunca ocultarla. Ahora bien, cuál es esa realidad de los hechos a la que tanto hago mención. No se trata de un hecho único y fuera de contexto. Se trata de una cadena sucesiva de situaciones y acontecimientos. Todo comienza con le elección del Cmte. Hugo Rafael Chávez Fías, como Presidente Constitucional de Venezuela en 1999. A quien tuve la oportunidad de conocer, siendo candidato, en PROMAR TV (mantuve el Programa “Punto de Vista” por más de cinco (5) años). Me lo presentó mi amigo personal Luis Reyes Reyes, a quien solía llevar de Cadete, junto a mi fallecido hermano Rubén Agreda Fuchs a la Escuela de Aviación Militar, en Maracay, para retornar a Valencia (hice mis estudios de Derecho en la Ilustre Universidad de Carabobo 1968-1973) Pues bien, allí le expresé al entonces candidato, que no tenía la menor duda que ganaría las elecciones; que sería el próximo Presidente; que yo no votaría por él, pero que no tenía dudas de su triunfo. Me increpó cordialmente. Me argumentó de su programa y de sus líneas de gobierno. Le respondí que todo eso estaba muy bien, que yo lo suscribía; pero que no le daría mi voto. ¿Por qué? Porque usted está muy mal rodeado. ¿Cómo es eso? A Ud. Lo aúpan los llamados “factores reales de poder” (dueños de medios, conferencia

episcopal, opus dei, “amos del valle”) y no comulgo con esos señores que se autocalifican de “notables”. Me miró, se sonrió y me dijo: “…no vale, eso no es así…” Nos despedimos después de un cordial apretón de manos. Al mes siguiente, lo proclamaron Presidente Electo, y, desde entonces JAMÁS ha dejado de serlo. Desconocer esa realidad; no querer aceptarla, es lo que ha llevado a los mismos sectores que lo aupaban, a intentar todo género de barbaridades para sacarlo de la Presidencia. Afortunadamente, han fallado en todas. Peor que una izquierda diestra, es una derecha siniestra, para recordar al poeta Mario Benedetti. Sigamos con la realidad de los hechos. No ha perdido una sola elección en la que ha participado como candidato. Para disgusto de muchos que antes lo apoyaron. De manera, que esa nueva realidad, que hoy vivimos los venezolanos, resulte inédita en nuestra historia republicana. El texto constitucional sencillamente no regula ese supuesto; porque en Venezuela se desconocía la reelección. Pero, por no estar regulado y previsto, no deja de ser una realidad. Tenemos un Presidente reelecto, no un “Candidato Electo”. Pretender torcer el argumento, para ubicarlo como “candidato electo”, es un dislate histórico-jurídico inadmisible, por falso. Como consecuencia, basar cualquier argumento en un falso supuesto, genera una conclusión equivocada. Ese es el mar donde han navegado, tanto los oficialistas, como los opositores. Se han basado, TODOS, en un Falso Supuesto Intelectual. Hasta La Sala Constitucional incurrió en ese vicio de procedimiento y su fallo adolece del defecto de inmotivación. De haber una instancia superior, sería perfectamente anulable. Toda consecuencia de derecho, fundamentada en un Falso Supuesto, es anulable. Volvamos a la realidad de los hechos. En Diciembre de 2012, como Presidente reelecto, Proclamado y reconocido por propios y extraños, Hugo Chávez, el hombre, vuelve a sentirse mal de salud. Sabe que el mal que le aqueja, es serio. Responsablemente, solicita que la Asamblea Nacional le autorice a salir del país, para atender su enfermedad. Antes de marcharse, consciente como estaba de su dolencia, se dirige a la Nación en Cadena Nacional, para dejar una orden expresa a sus seguidores. Dejó encargado al Vicepresidente Nicolás Maduro, con la expresa encomienda, que si por alguna circunstancia, se tuviese que ir a una nueva elección, votaran por Nicolás Maduro. Chávez, presentía el final y quiso abonar una salida. Eso también forma parte de la realidad de los hechos.

Ahora bien, el fariseísmo político, comenzó a tejer la conseja de un supuesto “vacío de poder”. Eso no es verdad. Empezaron su campaña mediática para soliviantar los ánimos de los nuevos resentidos, los otrora privilegiados, que ven con estupor a los pobres. Antes, no les gustaban los adecos por “alpargatúos”, ahora no les gustan los chavistas por “feos”. Esa es una realidad innegable. Como también lo es, pensar que todo el que como con cubiertos es “oligarca”. La realidad de los hechos es que no se configuran los supuestos normativos de rango constitucional, para declarar ninguna falta del Presidente, ni temporal ni absoluta. La realidad de los hechos es que estamos en presencia de un hombre agotado, agobiado; presionado y mal de salud. Ese hombre, fue electo Presidente en 1999 y nunca ha dejado de ser PRESIDENTE. Nunca ha dejado de luchar por sus ideas. Estando en pleno cumplimiento de las obligaciones inherentes a su cargo (así reza la CRBV), solicitó una autorización para ausentarse del país, por un término superior a los cinco (5) días, al parlamento, “la cual aceptó” (se acuerdan de Abril de 2002) Así las cosas, estamos ante la ausencia temporal del Presidente, aunque el alambicado argumento motivacional de la sentencia, se niegue a reconocerlo. De prolongarse por noventa (90) días dicha ausencia, entonces la Asamblea Nacional deberá convocar a una sesión para decidir sobre dos (2) posibles acuerdos: (I) Prorrogar por noventa (90) días más el permiso, o (II) Declarar la Falta Absoluta del Presidente. Eso es lo que prevé la Constitución. Cualquier otro argumento, del gobierno, o de la oposición, es un falso supuesto así lo diga un “constitucionalista” o una “Magistrada”. Tristemente, en el caso del oficialismo, a algunos de sus “partidarios”, les interesa más el poder, que la salud del hombre; y en el caso de la oposición, nunca sus intereses han estado en el hombre, salvo el sector que lo aupó como candidato, para tomar ellos el poder. Les salió el tiro por la culata. Esa es la verdad. Esa verdad la conocía el Presidente y lo manifestó públicamente; por lo que al ser un hecho notorio, público y comunicacional, no requiere ser probado. El hecho se prueba a sí mismo. En virtud de la realidad de los hechos, habrá que esperar hasta Marzo de 2013, cuando se cumplan los noventa (90) días, para ver que decide la AN. Entre tanto, el Vicepresidente de la República, estará encargado de la Presidencia.

Que si es un “nuevo período”; que si se “ha roto el hilo constitucional”; que el TSJ “pateó la Constitución”. Nada de eso es verdad. La realidad de los hechos, supera con creces la ficción. Gracias a muchos que hoy vociferan, el período presidencial de Chávez empezó hace 14 años y no sabemos cuándo terminará. Algunos pretenden crear caos, portando TRAJES DE GASOLINA Y GASOIL. Moisés Agreda Fuchs.

“Quiero salir ciertamente del abismo donde nos encontramos, pero por la senda del deber y del bien, no de otro modo” Simón Bolívar.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->