P. 1
MISAL DEL ALTAR PARA LA CEREMONIA DEL ACOLITADO

MISAL DEL ALTAR PARA LA CEREMONIA DEL ACOLITADO

|Views: 91|Likes:



Este texto ha sido editado por los Hermanos de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina, asociación pública clerical con aprobación eclesiástica en la Archidiócesis primada de Toledo (España). Este Instituto Religioso en formación tiene como uso propio en el Oficio y la Santa Misa la Forma Extraordinaria del Rito Romano, como establecen sus Reglas y Constituciones. Para más información pueden visitar nuestro site y blogs:

http://www3.planalfa.es/santamariareina/

http://hermanosdelafraternidad.blogspot.com/

http://santa-maria-reina.blogspot.com.es/

http://rinconliturgico.blogspot.com.es/



Para descargar gratuitamente documentos de Scribd, el usuario debe crearse una cuenta con su correo electrónico. Creada la cuenta, debe subir a esa cuenta un documento escrito o una foto. Esto le permite el acceso a todos los documentos de Scribd.

Para descargar no gratuitamente los documentos de Scribd, el usuario debe crear igualmente una cuenta con su correo electrónico. La tasa económica que solicitan al descargar el documento es para el autor/gestor de Scribd. No tiene relación con nuestro blog El rincón litúrgico.



Este texto ha sido editado por los Hermanos de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina, asociación pública clerical con aprobación eclesiástica en la Archidiócesis primada de Toledo (España). Este Instituto Religioso en formación tiene como uso propio en el Oficio y la Santa Misa la Forma Extraordinaria del Rito Romano, como establecen sus Reglas y Constituciones. Para más información pueden visitar nuestro site y blogs:

http://www3.planalfa.es/santamariareina/

http://hermanosdelafraternidad.blogspot.com/

http://santa-maria-reina.blogspot.com.es/

http://rinconliturgico.blogspot.com.es/



Para descargar gratuitamente documentos de Scribd, el usuario debe crearse una cuenta con su correo electrónico. Creada la cuenta, debe subir a esa cuenta un documento escrito o una foto. Esto le permite el acceso a todos los documentos de Scribd.

Para descargar no gratuitamente los documentos de Scribd, el usuario debe crear igualmente una cuenta con su correo electrónico. La tasa económica que solicitan al descargar el documento es para el autor/gestor de Scribd. No tiene relación con nuestro blog El rincón litúrgico.

More info:

Published by: IGLESIA DEL SALVADOR DE TOLEDO (ESPAÑA) on Dec 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
See more
See less

09/17/2013

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS Presidida por su Excia. Rvdma. Mons. D.

Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo, Primado de España

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

CAPILLA DEL PALACIO ARZOBISPAL Toledo, 8 de noviembre de 2011

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

2

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

SANTA MISA ESTACIONAL
INSTITUCIÓN ACÓLITOS PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

3

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

SANTA MISA ESTACIONAL
INSTITUCIÓN ACÓLITOS PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

Los textos del presente misal han sido tomados de los siguientes libros litúrgicos oficiales:

Misal Romano Leccionario IV Ritual para Instituir Lectores y Acólitos Celebraciones de la Visita Pastoral, de la Misa estacional y de la entrada del nuevo párroco

4

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

5

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

EL MINISTERIO DEL ACOLITADO La Iglesia instituyó ya en tiempos antiquísimos algunos ministerios para dar debidamente a Dios el culto sagrado y para el servicio del Pueblo de Dios, según sus necesidades; con ellos se encomendaba a los fieles, para que las ejercieran, funciones litúrgico-religiosas y de caridad, en conformidad con las diversas circunstancias. Estos ministerios se conferían muchas veces con un rito especial median-te el cual el fiel, una vez obtenida la bendición de Dios, quedaba constituido dentro de una clase o grado para desempeñar una determinada función eclesiástica. El Acólito queda instituido para ayudar al diácono y prestar su servicio al sacerdote. Es propio de él cuidar el servicio del altar, asistir al diácono y al sacerdote en las funciones litúrgicas, principalmente en la celebración de
6

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

la Misa; además distribuir, como ministro extraordinario, la Sagrada Comunión cuando faltan los ministros de que habla el c. 845 del C. I. C. o están imposibilitados por enfermedad, avanzada edad o ministerio pastoral, o también cuando el número de fieles que se acerca a la Sagrada Mesa es tan elevado que se alargaría demasiado la Misa. En las mismas circunstancias especiales se le podrá encargar que exponga públicamente a la adoración de los fieles el Sacramento de la Sagrada Eucaristía y hacer después la reserva; pero no que bendiga al pueblo. Podrá también -cuando sea necesario- cuidar de la instrucción de los demás fieles, que por encargo temporal ayudan al sacerdote o al diácono en los actos litúrgicos llevando el misal, la cruz, las velas, etc., o realizando otras funciones semejantes. Todas estas funciones las ejercerá más dignamente participando con piedad cada día más ardiente en la Sagrada Eucaristía, alimentándose de ella y adquiriendo un más profundo conocimiento de la misma. El Acólito, destinado de modo particular al servicio del altar, aprenda todo aquello que pertenece al culto público divino y trate de captar su sentido íntimo y espiritual; de forma que se ofrezca diariamente a sí mismo a Dios, siendo para todos un ejemplo de seriedad y devoción en el templo sagrado y además, con sincero amor, se sienta cercano al Cuerpo Místico de Cristo o Pueblo de Dios, especialmente a los necesitados y enfermos.

7

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

LA MISA ESTACIONAL Estación viene del latín “stare, statio”, estar de pie, detenerse. En los primeros siglos del cristianismo se llamaba así a la reunión de la comunidad los días de ayuno y oración: miércoles y viernes. Pero sobre todo se aplicó a las convocatorias comunitarias de Roma que, presididas por el Papa, se tenían en determinadas iglesias durante el tiempo de Cuaresma. Luego vino a aplicarse a toda reunión comunitaria presidida por el Obispo como la manifestación principal de la Iglesia local cuando, como gran sacerdote de su grey, celebra la Eucaristía rodeado de su presbiterio y ministros, con plena y activa participación de todo el pueblo santo de Dios. Esta misa estacional manifiesta la unidad de la Iglesia local y la diversidad de ministros en relación con el Obispo y la Sagrada Eucaristía. A esta Misa debe ser convocado el mayor número posible de fieles, los presbíteros han de concelebrar con el Obispo, y los diáconos, acólitos, lectores tienen que desempeñar su ministerio.
8

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

9

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

SANTA MISA CON EL CANTO DE VÍSPERAS
Revestidos los ministros con los ornamentos sagrados y cuando todo esté dispuesto para comenzar la Santa Misa, los ministros saldrán en procesión hasta el altar acompañados por el órgano. Al llegar el Altar, el obispo lo venera, y en la sede de pie entona.

INVOCACIÓN INICIAL

10

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

HIMNO

Oh Creador sublime de la tierra, que rechazaste las molestas aguas, y que las separaste de este suelo, a fin de que este suelo se aquietara,

Ut germen aptum proferens, Fulvis decora floribus, Foecunda fructu sisteret, Pastumque gratum redderet. Mentis perustae vulnera Munda virore gratiae: Ut facta fletu diluat, Motusque pravos atterat Jussis tuis obtemperet: Nullis malis approximet: Bonis repleri gaudeat, Et mortis ictum nesciat. Praesta, Pater piissime, Patrique compar Unice, Cum Spiritu Paraclito Regnans per omne saeculum. Amen.

Para hacerlo capaz de dar simientes, de producir las flores más variadas, de llenarse de frutos generosos y de cubrirse de praderas gratas: Con tu celeste gracia purifica las llagas de las almas abrasadas, y haz que su mala inclinación refrenen y que laven sus culpas con sus lágrimas. Que cumplan tus divinos mandamientos, que se alejen de toda cosa mala, que en llenarse de bienes sientan gozo y que no sepan de la muerte nada. Te rogamos, oh Padre piadosísimo, que atiendas con amor nuestra plegaria, tú que con Cristo y con el Paráclito sobre el espacio y sobre el tiempo mandas. Amen.
11

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

SALMODIA
Ant.1.

Salmo 136, 1-6 Junto a los canales de Babilonia
Este destierro y esclavitud material hay que tomarlo como símbolo de la esclavitud espiritual. (San Hilario)

Junto a los canales de Babilonia nos sentamos a llorar con nostalgia de Sión; en los sauces de sus orillas colgábamos nuestras cítaras. Allí los que nos deportaron nos invitaban a cantar; nuestros opresores, a divertirlos: «Cantadnos un cantar de Sión.» ¡Cómo cantar un cántico del Señor en tierra extranjera! Si me olvido de ti, Jerusalén, que se me paralice la mano derecha; que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti, si no pongo a Jerusalén en la cumbre de mis alegrías. Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
12

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

Ant.2.

Salmo 137 Acción de gracias
Los reyes de la tierra llevarán a la ciudad santa su esplendor. (cf. Ap 21, 24)

Te doy gracias, Señor, de todo corazón;* delante de los ángeles tañeré para ti, me postraré hacia tu santuario,* daré gracias a tu nombre: por tu misericordia y tu lealtad,* porque tu promesa supera a tu fama; cuando te invoqué, me escuchaste,* acreciste el valor en mi alma. Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra,* al escuchar el oráculo de tu boca; canten los caminos del Señor,* porque la gloria del Señor es grande. El Señor es sublime, se fija en el humilde,* y de lejos conoce al soberbio. Cuando camino entre peligros,* me conservas la vida; extiendes tu brazo contra la ira de mi enemigo,* y tu derecha me salva. El Señor completará sus favores conmigo:+ Señor, tu misericordia es eterna,* no abandones la obra de tus manos. Gloria al Padre y al Hijo,
13

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Ant.3.

Cántico Ap 4, 11; 5,9.10.12 Himno de los redimidos

Eres digno, Señor, Dios nuestro,* de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo;* porque por tu voluntad lo que no existía fue creado. Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos,* porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios* hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos para nuestro Dios+ un reino de sacerdotes,* y reinan sobre la tierra. Digno es el Cordero degollado+ de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría,* la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza. Gloria al Padre y al Hijo* y al Espíritu Santo Como era en el principio, ahora y siempre,* por los siglos de los siglos. Amén.

14

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

ORACIÓN COLECTA Terminada la antífona, el obispo con las manos juntas dice:

Oremos.
Y todos oran en silencio durante unos momentos. Después el obispo, con las manos extendidas, dice:

Oh Dios, que enseñaste a los ministros de tu Iglesia
a servir a los hermanos y no a ser servidos; te rogamos les concedas disponibilidad para la acción humildad en el servicio y perseverancia en la oración. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. R/. Amén.

15

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

16

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

La gente insensata pensaba que morían, pero ellos están en paz

Lectura del libro de la Sabiduría

2, 23-3, 9

Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo a imagen de su propio ser; pero la muerte entró en el mundo por la envidia del diablo, y los de su partido pasarán por ella. En cambio, la vida de los justos está en manos de Dios, y no los tocará el tormento. La gente insensata pensaba que morían, consideraba su tránsito como una desgracia, y su partida de entre nosotros como una destrucción; pero ellos están en paz. La gente pensaba que cumplían una pena, pero ellos esperaban de lleno la inmortalidad; sufrieron pequeños castigos, recibirán grandes favores, porque Dios los puso a prueba y los halló dignos de si; los probó como oro en crisol, los recibió como sacrificio de holocausto; a la hora de la cuenta resplandecerán como chispas que prenden por un cañaveral; gobernarán naciones, someterán pueblos, y el Señor reinará sobre ellos eternamente. Los que confían en él comprenderán la verdad, los fieles a su amor seguirán a su lado; porque quiere a sus devotos, se apiada de ellos y mira por sus elegidos. Palabra de Dios. R/. Te alabamos, Señor.
17

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

SALMO RESPONSORIAL

Sal 33, 2-3. 16-17. 18-19 (R: 2a)

Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca; mi alma se gloría en el Señor: que los humildes lo escuchen y se alegren. R. Los ojos del Señor miran a los justos, sus oídos escuchan sus gritos; pero el Señor se enfrenta con los malhechores, para borrar de la tierra su memoria. R. Cuando uno grita, el Señor lo escucha y lo libra de sus angustias; el Señor está cerca de los atribulados, salva a los abatidos. R.
ALELUYA Jn 14, 23

El que me ama guardará mi palabra, -dice el Señor-, y mi Padre le amará y vendremos a él.

18

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

Mientras se canta el aleluya, el diácono o un sacerdote concelebrante inclinado ante el obispo, pide la bendición, diciendo en voz baja.

Padre, dame tu bendición.
El obispo en voz baja dice:

El Señor esté en tu corazón y en tus labios, para que anuncies dignamente su Evangelio, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
El diácono o sacerdote concelebrante responde:

Amén
Después el diácono o el sacerdote concelebrante va al ambón y dice:

El Señor esté con vosotros.
El pueblo responde:

Y con tu espíritu.
EVANGELIO

Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer

Lectura del santo evangelio según san Lucas
El pueblo responde:

17, 7-10

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, dijo el Señor:
-«Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis:
19

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

"Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú"? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer. " Palabra del Señor.
honor R/. Gloria y honor a ti, Señor Jesús.
Después el diácono o el sacerdote concelebrante lleva el libro al obispo, y éste lo besa, diciendo en secreto:

Las palabras del Evangelio borren nuestros pecados.
A continuación se hace la presentación de los candidatos al ministerio de acólitos.

20

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

INSTITUCIÓN DE LOS NUEVOS ACÓLITOS
Leído el Evangelio, el Obispo se sienta en la sede y se pone la mitra. El P. Superior llama a los candidatos diciendo:

Acérquense los que van a ser instituidos en el ministerio
de lectores. Hermano Carlos María de San José R/. Presente. Hermano José Manuel María del Costado de Cristo R/. Presente.
Y haciendo una reverencia al Obispo, se sientan para la homilía.
HOMILÍA

El obispo exhorta a los fieles sobre la liturgia de este día. Terminada la homilía, todos se levantan. El Obispo, sin mitra, invita a los fieles a que oren, diciendo:

queridos hermanos, al Señor que se digne bendecir a estos hijos suyos, que él mismo ha elegido para el ministerio de acólitos, y que les dé su fuerza para que se mantengan con fidelidad al servicio de la Iglesia.
21

Pidamos,

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

Y todos oran en silencio durante un breve espacio de tiempo. Después el obispo prosigue:

Padre misericordioso,
que por medio de tu Hijo único has dado a la Iglesia el pan de vida, bendice a estos hermanos nuestros, elegidos para el ministerio de acólitos; que tu gracia, Señor; los haga asiduos en el servicio del altar; para que distribuyendo con fidelidad el pan de vida a sus hermanos, y creciendo siempre en la fe y en la caridad, contribuyan a la edificación de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor. R/. Amén.
Cada uno de los candidatos se acerca al Obispo que le entrega la patena con pan al primero y el cáliz con vino al segundo, diciendo:

Recibe esta patena con el pan
para la celebración de la Eucaristía, y vive de tal forma que seas digno de servir la mesa del Señor y de la Iglesia. Acólito: Amén.

Recibe este cáliz lleno de vino
para la celebración de la Eucaristía, y vive de tal forma que seas digno de servir la mesa del Señor y de la Iglesia. Acólito: Amén.
Terminado el rito de la institución de nuevos acólitos, la misa continúa con la Oración Universal.

22

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

ORACIÓN UNIVERSAL

El obispo invita a la oración diciendo:

Hermanos:

Dirijamos nuestra oración a Dios Padre todopoderoso, que se quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

1. Por la Santa Iglesia de Dios, para que se digne custodiarla y defenderla, roguemos al Señor. R/. Te rogamos, óyenos. 2. Por los pueblos de toda la tierra, para vivan en concordia y paz verdadera, roguemos al Señor. R/. Te rogamos, óyenos. 3. Por los que viven angustiados por distintas necesidades, para que encuentren ayuda en Dios, roguemos al Señor. R/. Te rogamos, óyenos. 4. Por nosotros mismos para que el Señor nos acepte como ofrenda agradable, roguemos al Señor. R/. Te rogamos, óyenos.
El obispo concluye diciendo:

Oh Dios, refugio y fortaleza nuestra, escucha las oraciones
de tu Iglesia y concédenos, por tu bondad, lo que pedimos con fe. R/. Amén.

23

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

24

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

LITURGIA EUCARÍSTICA
Los nuevos acólitos llevan la patena con el pan y el cáliz con el vino para la preparación de los dones. Los ritos del ofertorio son acompañados por el órgano. Al la señal del ceremoniero, el obispo se acerca al altar, toma la patena con el pan y, manteniéndola un poco elevada sobre el altar, dice en secreto:

Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros pan de vida.
Después deja la patena con el pan sobre el corporal. El diácono o asistente echa vino y un poco de agua en el cáliz, diciendo en secreto:

El agua unida al vino sea signo de nuestra participación en la vida divina de quien ha querido compartir nuestra condición humana.
Después el obispo toma el cáliz y, manteniéndolo un poco elevado sobre el altar, dice en secreto:

Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino, fruto de la vid y del trabajo el hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros bebida de salvación.
Después deja el cáliz sobre el corporal. A continuación, el obispo, inclinado, dice en secreto:

Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde;
25

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

que este sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia, Señor, Dios nuestro.
Luego, si hay incienso, inciensa las ofrendas y el altar. A continuación el diácono u otro ministro inciensa al obispo, a los sacerdotes concelebrantes y al pueblo. Mientras tanto, el obispo, de pie a un lado del altar, se lava las manos, diciendo en secreto:

Lava del todo mi delito, Señor, limpia mi pecado.
Después, de pie en el centro del altar y de cara al pueblo, extendiendo y juntando las manos, dice una de las siguientes fórmulas:

Orad, hermanos,
para que este sacrificio mío y vuestro, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.
El pueblo responde:

El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Y a continuación recita la oración:

Dios, Padre Santo,
tu Hijo quiso lavar los pies de los discípulos para darnos ejemplo; recibe los dones que te presentamos y haz que, al ofrecernos como oblación espiritual, nos llenemos de espíritu de humildad y de celo. Por Jesucristo nuestro Señor. R/. Amén.
26

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

PREFACIO

El obispo comienza la plegaria eucarística con el prefacio –canto de acción de gracias- al que invita al pueblo a unirse diciendo:

El Señor esté con vosotros. R/. Y con tu espíritu. Levantemos el corazón R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R/. Es justo y necesario.
PREFACIO COMUN VII

Cristo, huésped y peregrino en medio de nosotros

En verdad es justo darte gracias,
Señor, Padre santo, Dios de la alianza y de la paz. Porque Tú llamaste a Abrahán y le mandaste salir de su tierra para constituirlo padre de todas las naciones; Tú suscitaste a Moisés para librar a tu pueblo y guiarlo a la tierra de promisión. Tú, en la etapa final de la historia, has enviado a tu Hijo como huésped y peregrino en medio de nosotros para redimirnos del pecado y de la muerte; y has derramado el Espíritu, para hacer de todas las naciones un solo pueblo nuevo que tiene como meta, tu reino; como estado, la libertad de tus hijos; como ley, el precepto del amor.
27

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

Por estos dones de tu benevolencia,
unidos a los ángeles y a los santos, cantamos con gozo el himno de tu gloria:

SANTO

28

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

29

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

II PLEGARIA EUCARÍSTICA III
El obispo con las manos extendidas dice:
Celebrante

Santo eres en verdad, Padre,
y con razón te alaban todas tus criaturas, ya que por Jesucristo, tu Hijo, Señor nuestro, con la fuerza del Espíritu Santo, das vida y santificas todo, y congregas a tu pueblo sin cesar, para que ofrezca en tu honor un sacrificio sin mancha desde donde sale el sol hasta el ocaso;
Junta las manos y, manteniéndolas extendidas sobre las ofrendas dice:

Concele brantes

Por eso, Padre, te suplicamos
que santifiques por el mismo Espíritu estos dones que hemos separado para ti,
Junta las manos y traza el signo de la cruz sobre el pan y el cáliz conjuntamente, diciendo:

de manera que sean Cuerpo y Sangre de Jesucristo, Hijo tuyo y Señor nuestro,
Junta las manos

que nos mandó celebrar estos misterios.
En las fórmulas que siguen, las palabras del Señor han de pronunciarse claramente y con precisión, como lo requiere la naturaleza de las mismas palabras.

Porque él mismo,
la noche en que iba a ser entregado
Toma el pan y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue:

tomó pan, dando gracias te bendijo, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:
Se inclina un poco.
30

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO, QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS
Muestra el pan consagrado al pueblo, lo deposita luego sobre la patena y lo adora, haciendo genuflexión. Después prosigue

Del mismo modo, acabada la cena,
Toma el cáliz y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue

Tomó el cáliz, y, dando gracias te bendijo y lo pasó a sus discípulos, diciendo:
Se inclina un poco.

TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE, SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR TODOS LOS HOMBRES PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS. PERDÓN HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA
Muestra el cáliz al pueblo, lo deposita luego sobre el corporal y lo adora, haciendo genuflexión. Luego dice:
Celebrante

Este es el Sacramento de nuestra fe.
Y el pueblo prosigue, aclamando:

Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor, Jesús!

31

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

Después el obispo y los concelebrantes con las manos extendidas, dicen:
Concele brantes

Así, pues, Padre,
al celebrar ahora el memorial de la pasión salvadora de tu Hijo, de su admirable resurrección y ascensión al cielo, mientras esperamos su venida gloriosa, te ofrecemos, en esta acción de gracias, el sacrificio vivo y santo. Dirige tu mirada sobre la ofrenda de tu Iglesia, y reconoce en ella la Víctima por cuya inmolación quisiste devolvernos tu amistad, para que, fortalecidos con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo y llenos de su Espíritu Santo, formemos en Cristo un solo cuerpo y un solo espíritu.

Concele brante primero

Que él nos transforme en ofrenda permanente,
para que gocemos de tu heredad junto con tus elegidos: con María, la Virgen Madre de Dios, los apóstoles y los mártires, (san N.: Santo del día o patrono) y todos los santos, por cuya intercesión confiamos obtener siempre tu ayuda.

Concele brante segundo

Te pedimos, Padre,
que esta Víctima de reconciliación traiga la paz y la salvación al mundo entero. Confirma en la fe y en la caridad a tu Iglesia, peregrina en la tierra: a tu servidor, el Papa N., a nuestro Obispo N., al orden episcopal, a los presbíteros y diáconos, y a todo el pueblo redimido por ti. Atiende los deseos y súplicas de esta familia que has congregado en tu presencia.
32

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

Reúne en torno a ti, Padre misericordioso,
a todos tus hijos dispersos por el mundo. A nuestros hermanos difuntos y a cuantos murieron en tu amistad recíbelos en tu reino, donde esperamos gozar todos juntos de la plenitud eterna de tu gloria,
Junta las manos.

Por Cristo, Señor nuestro, por quien concedes al mundo todos los bienes.
Toma la patena con el pan consagrado y el cáliz y, elevándolos, dice:
Concele brantes

Por Cristo, con él y en él,
a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.
El pueblo aclama:

Amén.

33

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

RITO DE LA COMUNIÓN
Una vez que el obispo ha dejado el cáliz y la patena, dice:

Fieles a la recomendación del Salvador
y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir:
Extiende las manos y, junto con el pueblo, continúa:

Padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.
El obispo, con las manos extendidas, prosigue él solo:

Líbranos de todos los males, Señor
y concédenos la paz en nuestros días, para que ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo.
El pueblo concluye la oración aclamando:

Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.
El obispo, con las manos extendidas, dice en voz alta:

Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:
'La paz os dejo, mi paz os doy', no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia y, conforme a tu palabra,
34

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
El pueblo responde:

Amén.
El obispo, extendiendo y juntando las manos, añade:

La paz del Señor esté siempre con vosotros.
El pueblo responde:

Y con tu espíritu.
Luego, si se estima oportuno, el mismo o un sacerdote concelebrante añade:

Daos fraternalmente la paz.
Y todos, según la costumbre del lugar se dan la paz. El obispo deja caer en el cáliz una parte del pan consagrado, diciendo en secreto:

El Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, unidos en este cáliz, sean para nosotros alimento de vida eterna.

CORDERO DE DIOS

35

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

El obispo reza en secreto la oración para la comunión:

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, que por voluntad del Padre, cooperando el Espíritu Santo, diste con tu muerte la vida al mundo, líbrame, por la recepción de tu Cuerpo y de tu Sangre, de todas mis culpas y de todo mal. Concédeme cumplir siempre tus mandamientos y jamás permita que me separe de ti.
O bien:

Señor Jesucristo, la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre no sea para mí un motivo de juicio y condenación, sino que, por tu piedad, me aproveche para defensa de alma y cuerpo y como remedio saludable.
El obispo hace genuflexión, toma el pan consagrado, lo eleva y lo muestra al pueblo, diciendo:

Este es el Cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la cena del Señor.
Y, juntamente con el pueblo, añade:

Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.
El obispo dice en secreto:

El Cuerpo de Cristo me guarde para la vida eterna.
Y comulga reverentemente el Cuerpo de Cristo. Después toma el cáliz y dice en secreto:
36

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

La Sangre de Cristo me guarde para la vida eterna.
Y bebe reverentemente la Sangre de Cristo. A continuación comulgan los concelebrantes. El obispo se acerca a los que quieren comulgar y les presenta el pan consagrado, que sostiene un poco elevado, diciendo a cada uno de ellos:

El Cuerpo de Cristo.
El que va a comulgar responde: Amén. Y comulga. Si se comulga bajo las dos especies, se observa el rito descrito en su lugar. Cuando el obispo comulga el Cuerpo de Cristo, comienza el canto de comunión.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN

Lc 12, 37

37

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

MAGNIFICAT
Una vez terminada la comunión de los fieles y la purificación de los vasos sagrados, el obispo desde la sede entona la antífona del Magnificat. Ant. Magn.

Lc 1, 46-55 Alegría del alma en el Señor

Magnificat * anima mea Proclama * mi alma al Señor, Dominum. Et exsultavit spiritus meus * Se alegra mi espíritu* en Dios, in Deo salutari meo. mi salvador; Quia respexit humilitatem Porque ha mirado la humillaanci-llae suae: * ecce enim ex ción de su esclava;* desde ahora
38

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

hoc bea-tam me dicent omnes genera-tiones. Quia fecit mihi magna qui potens est:* et sanctum nomen ejus. Et misericordia ejus a progenie in progenies* timentibus eum. Fecit potentiam in brachio suo * dispersit superbos mente cordis sui. Deposuit potentes de sede, * et exal-tavit humiles. Esurientes implevit bonis: * et divites dimisit inanes. Suscepit Israel puerum suum,* recordatus misericordiae suae. Sicut locutus est ad patres nostros * Abraham at semini eius in saecula. Gloria Patri, et Filio, * et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, * et in saecula saeculorum. Amen.

me llamarán bienaventurada todas las generaciones Porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí,* su nombre es santo, Y su misericordia llega a sus fieles* de generación en generación. Él hace proezas con su brazo:* dispersa a los soberbios de corazón, Derriba del trono a los poderosos* y enaltece a los humildes, A los hambrientos los colma de bie-nes* y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su pueblo* acordándose de la misericordia Como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abraham y su descendencia por siempre. Gloria al Padre y al Hijo,* y al Espíritu Santo, Como era en el principio, ahora y siempre,* por los siglos de los siglos. Amén.

39

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN. Terminada la purificación de los vasos sagrados y tras unos momentos de silencio, el obispo desde la sede dice:

Oremos.
Y todos oran en silencio durante unos momentos. Después el obispo, con las manos extendidas, dice:

Concede, Señor, a tus siervos,
alimentados con esta eucaristía, procurar tu gloria y la salvación de tus hijos, siendo siempre fieles ministros del Evangelio, de los sacramentos y de la caridad. Por Jesucristo nuestro Señor.
El pueblo responde:

Amén.

40

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

RITO DE CONCLUSIÓN
Después el obispo, con las manos extendidas, dice:

El Señor esté con vosotros.
El pueblo responde:

Y con tu espíritu.
El diácono o un sacerdote concelebrante se dirige al pueblo diciendo:

Inclinaos para recibir la bendición:
Y todos se inclinan.

V/. Bendito sea el nombre del Señor. R/. Ahora y por todos los siglos V/. Nuestro auxilio es el nombre del Señor. R/. Que hizo el cielo y la tierra.
El obispo bendice al pueblo, diciendo:

V/. La bendición de Dios todopoderoso, Pa dre, Hi jo, y Espíritu descienda sobre vosotros. R/. Amén.
Luego el diácono o un sacerdote concelebrante despide al pueblo cantado:

Santo

Podéis ir en paz.
El pueblo responde:

Demos gracias a Dios.
Terminada la celebración de la Santa Misa, se entona el canto de la Salve en honor de la Santísima Virgen a la que los nuevos acólitos consagran su ministerio.

41

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

42

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

SALVE REGINA
Terminada la celebración de la Santa Misa, se entona el canto de la Salve en honor de la Santísima Virgen a la que los nuevos acólitos consagran su ministerio.

Si se considera oportuno, el obispo o un cantor dicen:

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
El pueblo responde:

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo
43

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

Y el obispo con las manos juntas canta una de las siguientes oraciones: I

Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo; y por la intercesión de santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.
El pueblo responde:

Amén.
II

Oh Dios, cuyo Hijo al expirar en la cruz quiso que su madre, la Virgen María, fuese en adelante nuestra Madre, concédenos a quienes recurrimos a su protección ser confortados por la invocación de su santo nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor.
El pueblo responde:

Amén.
III

Perdona, Señor, los pecados de tus hijos y, ya que nuestras obras no pueden complacerte, concédenos la salvación por medio de la Madre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.
El pueblo responde:

Amén.
IV

Dios de misericordia, fortalece nuestra débil condición y, al recordar a la Madre de tu Hijo, concédenos, por su intercesión, vernos libres de todas nuestras culpas. Por Jesucristo, nuestro Señor.
El pueblo responde:

Amén.
Terminada la oración o el canto –si aquella se omite- los ministros continúan en procesión hacia la sacristía.

44

SANTA MISA ESTACIONAL PARA LA INSTITUCIÓN DE NUEVOS ACÓLITOS

45

MARTES DE LA XXXII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO MISA POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA

Hermanos de la Fraternidad
Cristo Sacerdote
A s o c i a c i ó n P

de y Santa María Reina
ú46b l i c a C l e r i c a l

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->