Está en la página 1de 8

“El wiwichu”

Una hermosa noche de diciembre, allá en La


Habana, estaba una pareja de cubanos
mirando el mar, muy acaramelados en
el malecón, cuando de repente, le dice él a
ella: 
- Chica, ¡ déjame tocarte el wiwichu !

- Estás loco, mi negro, ¿ cómo crees, si no es


tiempo todavía ?

- Anda chica que no ves que es el tiempo


perfecto, ¡déjame tocarte el wiwichu !
- No, que no quiero !

- Anda chica, es ahora o nunca, deja que te


toque el wiwichu....

- Bueno, mi negro, sólo porque te quiero


mucho...
Entonces el negro agarra su guitarra
y prosigue:
…. Wiwichu a merry crismas, wiwichu a 
merry crismas,  wiwichu a merry crismas, 
and a japy niu yirrrr !!!
¿Soy el primero en saludarte 
por las Navidades?
¡Feliz Navidad!