Está en la página 1de 2

Historia de las carreras

El primer país en establecer una categoría profesional de competencias de picadas fue Estados
unidos. Para conocer su origen debemos remontarnos a fines de la década del 1930, cuando
aparecieron los pioneros en la preparación de motores para autos de calle. Estos fanáticos
modificaban sus autos para mejorar sus prestaciones. Así es que nació el deseo de competir
con otros para ver quién era el mejor preparador.

El nacimiento de las picadas se dio en las calles con los Hot Rods. Causaron numerosos
accidentes que les valieron un repudio general por parte de los ciudadanos. Para la década del
1940 surgió la idea de agrupar a estos corredores, de manera tal que pudieran competir en un
ámbito legal y con un reglamento justo. Así es que nació la NHRA (National Hot Rod
Association).

Actualmente, la NHRA tiene 4 categorías principales:

• Top Fuel
• Funny Cars
• Pro Stock

La categoría Top Fuel ostenta vehículos que sobrepasan los 540 km/h de velocidad máxima.
Poseen motores de más de 2.000 caballos de potencia y alcanzan los 540 km/h en 4,3
segundos, tiempo en el que recorren el cuarto de milla. ¡Son cifras más que impresionantes!

La categoría Pro Stock es algo más modesta, si bien recorren el cuarto de milla en algo menos
de 7 segundos y sobrepasan los 330 km/h de velocidad máxima. El piloto más emblemático de
esta categoría es Warren Johnson (foto), con 94 victorias en finales y múltiple campeón (6
veces) a avanzada edad. También se destacó el talentoso Bob Glidden, 10 veces campeón.

La categoría Funny Cars presenta grandes vehículos con carrocerías que representan diseños
de autos de calle, pero parecen sus caricaturas. De ahí el nombre Funny Cars (“autos
simpáticos”). El máximo campeón de esta categoría es el implacable y vigente John Force, con
119 victorias en finales y 13 campeonatos obtenidos.
Adema de estas carreras también están las carreras callejeras que normalmente se
constituyen distintas categorías, para poder así agrupar adecuadamente a los
competidores según las características de sus vehículos. Los requisitos mínimos suelen
ser la posesión del registro de conductor y el uso de casco para protección.