Está en la página 1de 13

La

venganza
Un día, Eduardo fue a cazar osos.
Al encontrarse con un pequeño oso
de color marrón, le disparó.
Entonces, sintió un golpecito
sobre su hombro y, al darse la vuelta,
vio un gran oso negro que le dijo:

“Tienes dos opciones:


o te doy zarpazos hasta la muerte
o dejas que copule contigo.”
Eduardo decidió agacharse.
Aunque se sintió dolorido dos
semanas, rápidamente se recuperó;
juró venganza e inició otro viaje para
encontrar al oso negro.
Cuando por fin lo encontró, le disparó.

Entonces, sintió de nuevo


otro golpecito en el hombro.
Esta vez era un enorme oso gris,
más grande aún que el oso negro,
que le habló y le dijo:
“Lo que has hecho te va a doler,
pero tienes dos opciones:
o te doy zarpazos hasta la muerte
o dejas que copule contigo.”
Nuevamente, Eduardo se
agachó.
Pasaron muchos meses hasta que
Eduardo
logró recuperarse del todo.
Ultrajado, se dirigió de nuevo al
bosque
con una sola meta: ¡venganza!

Cuando logró encontrar al oso gris,


apuntó, disparó y...
... de nuevo sintió un golpecito en el
hombro.

Cuando Eduardo se giró,


vio a un gigantesco oso polar que,
mirándolo fijamente, le dijo:
“Admítelo, Eduardo.
Tú no vienes a cazar.”
Moraleja:
Los vengativos se vuelven
maricones.
Si te ha gustado…
Envía este PowerPoint a un amigo

CLICK AQUÍ para enviar


Muchas más Presentaciones PPS en www.powerpoints.org

Si quieres suscribirte y recibir powerpoints gratis en tu email pulsa aquí