Está en la página 1de 2

30-01-09 ECODIARIO

El PSM considera que Esperanza


Aguirre llevará la sanidad a las cotas
más bajas de calidad

Madrid, 30 ene (EFE).- El Partido Socialista de Madrid ha denunciado que la presidenta


de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llevará la sanidad madrileña "a las
cotas más bajas de calidad".

Según un comunicado, "el último despropósito del gobierno regional son los cambios
que tienen previstos para la Atención Primaria y que incidirán de manera altamente
negativa en el servicio que se viene prestando a la ciudadanía".

El secretario de Sanidad del PSM, Eusebio González, ha señalado que el gobierno


regional debe "dejar de mirar hacia otro lado y escuchar el innegable descontento que
hay entre ciudadanía y profesionales por la pésima gestión llevada a cabo por la
Consejería de Sanidad".

"No hace mucho, teníamos un sistema sanitario que era un ejemplo en España; hoy
somos la última comunidad autónoma en índices de popularidad y confianza por nuestro
sistema sanitario, y sólo hay un responsable: el gobierno presidido por Esperanza
Aguirre", según González.

El responsable de Sanidad del PSM mostró su preocupación por el uso que se haga de la
nueva financiación autonómica destinada a la Sanidad que provendrá del Gobierno de
España.
"Esperanza Aguirre ya malgastó en propaganda y autobombo los más de mil millones
de euros que el Gobierno de España destinó a la mejora de la sanidad madrileña",
criticó.

"Ese dinero debía ser destinado a mejorar nuestros hospitales y nuestros centros de
salud, y la presidenta regional los utilizó en su promoción personal", dijo González.

González también se ha referido a los cambios anunciados ayer que el PP pretende


imponer -sin previsión, consenso ni diálogo, según González- en el primer escalón del
sistema sanitario madrileño.

"La creación del Área Única y la desaparición de las actuales gerencias de zona, a
nuestro entender, supone un desmantelamiento de la Atención Primaria. Esperanza
Aguirre, con este despropósito, da un paso más en su política de una sanidad de negocio
y mercado, ahora también con los centros de salud", argumentó.