P. 1
LA DOMESTICACIÓN DE PLANTAS EN EL ANTIGUO PERÚ.

LA DOMESTICACIÓN DE PLANTAS EN EL ANTIGUO PERÚ.

|Views: 20.789|Likes:

More info:

Published by: Ilder Edar Cruz Mostacero on Dec 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/17/2015

pdf

text

original

LA DOMESTICACIÓN DE PLANTAS EN EL ANTIGUO PERÚ1 Ilder Cruz Mostacero2

RESUMEN La domesticación de plantas es uno de los más grandes logros del hombre, pero dentro de sus 2 millones de existencia como HOMO, este proceso solo representa el 0.3%, lo que demuestra que sin nuestro pasado de cazadores probablemente no hubiéramos llegado a este resultado. Debemos tener, presente, que en los tiempos históricos no se ha introducido una especie nueva y que casi todas las plantas alimenticias son el éxito de los primeros agricultores. El proceso sin lugar a duda continúa, pero el hombre tiene en sus manos, hoy que conoce y maneja los mecanismos genéticos con gran precisión, él debe aprovechar esta ventaja o llevar de lo contrario al mundo hacia la CATÁSTROFE. DEFINICIÓN DE AGRICULTURA: BONAVIA (1991) lo define como “el arte de cultivar la tierra, crecimiento de las plantas, las propiedades de los suelos, la distribución del agua, el envejecimiento de semillas, el abono de la tierra, y otros más y todo esto el hombre no aprendió ni lo invento de una sola vez, como todo descubrimiento llevó milenios de tanteos y experiencias”. Carré y Gutiérrez (1985), enfocan que la agricultura es una “actividad que significa su desarrollo de las fuerzas productivas, basado en el cultivo de plantas, socialmente surge un nuevo sector que es el agricultor. La aparición de la agricultura se hace posible gracias a las experiencias y conocimientos acumulados y transmitido por las generaciones de recolectores y cazadores que observaron y aprendieron los hábitos para luego cuidarlos, dirigir y orientar su procreación y producción controlada, separando aquellas especies de mayor beneficio para la vida humana de otros”. 2. DEFINICIÓN DE DOMESTICACIÓN: COHEN (1993): Propone que todo grupo humano dependiendo hasta cierto punto de los materiales vegetales, en posición de los rudimentos de una inteligencia humana y con algún tipo de estructura de componente base, estará casi obligado a observar el proceso básico por el cual una semilla o un retoño se transforma en planta.
1 2

1.

Parte del curso: Origen de la domesticación de Plantas y Animales en el área Andina. Postgraduando en Ciencias Sociales, mención en Arqueología Andina.

MORALES (1993), Propone que la “domesticación es un proceso gradual que obedece a circunstancias específicas y que se da dentro de determinadas condiciones: a) De orden natural o geográfico. b) Condición biológica de la domesticación. Toda planta debe tener un ancestro silvestre. c) Factores culturales de la domesticación.

Domesticación es el proceso por el cual una planta silvestre se transforma en planta cultivada, cuyo principal responsable es el hombre, es por ello que una planta domesticada depende total y exclusivamente de él, pues sin su ayuda no podría reproducirse. La domesticación de plantas es uno de los más grandes logros del hombre.

Fig. 01: Foto de la diversidad de papas (Solanum tuberosum).

Fig. 02: Representación de la papa en una cerámica de la cultura Moche.

3.- TEORÍAS SOBRE EL PROCESO DE DOMESTICACIÓN. 3.1.- CHILDE: Propone que hubieron Cambios climáticos y disminución del espacio vital, con lo que tuvieron que afrontar los cazadores. 3.2.- BINFORD: Plantea una crisis ecológica al final del pleistoceno entre los cuales produce un desequilibrio entre recursos naturales y población humana. 3.3.- FLANNERY: Planteó una hipótesis que los grupos pre-agrícolas no se adaptaron a un ambiente sino a varios, por lo tanto el hombre para obtener alimentos debería estar en los ambientes y estaciones en que ellos fructificaban. 3.4.- COHEN: Propone que la población humana ha venido creciendo a todo lo largo de su prehistoria y que ese crecimiento es la causa para el origen de la agricultura.

Fig. 3: Maní (Arachis hypogaea).

Fig. 04: Representación del maní en una cerámica de la cultura Moche.

4.- ORIGENES DE LA AGRICULTURA: ¿Cuándo, dónde, cómo y porqué comenzó la agricultura en el Perú?; son unas de las tantas preguntas que surgen cuando se analiza el surgimiento de la agricultura. Lumbreras (1972), Propone un modelo de cómo se realizó este proceso: “En el curso de los siglos la rutina fue enseñando a los miembros de la banda, muchas cosas sobre las costumbres de animales y plantas (...), acerca de las plantas pudieron observar su ciclo de reproducción, época de crecimiento y maduración, pudieron apreciar como no se podrá proceder a una recolecta indiscriminada de ellas y como era necesario un mínimo de racionalización (...), si se recogían todos o la mayor parte de las semillas de una planta dada, el año siguiente habría disminuido esa planta en cantidad y si se dejaba solo los frutos de peor calidad, las plantas de la siguiente temporada serían de menor calidad. Este proceso se le denominó “recolecta selectiva”. La agricultura era apenas una más elaborada expresión de la recolecta selectiva, era cuidar las plantas en su ciclo de crecimiento”. Engel (1966): Responde a la pregunta: ¿cómo comenzaron a cultivar los primeros agricultores? “Numerosos campesinos de la costa peruana, (...) escogieron lugares donde las aguas de avenida podían humedecer la tierra y sembraban semillas de maíz en el limo húmedo; después iban a la pesca y gozaban de la vida hasta cosechar y esperar el año siguiente”.

Fig. 05: Zapallo (Cucurbita moschata).

Fig. 06: Representación del zapallo en una cerámica de la cultura Moche.

Responder a la pregunta ¿Cuándo comenzó?; no es tan simple, no basta con fijar el día a partir del cual se inicia la agricultura. Engel (1966) propone, “En arqueología, negar la existencia de algo, por que no se ha encontrado es muy peligroso; la práctica comprueba que unas veces, o unos años después se encuentra de casualidad la cosa de la cual se habrá negado la existencia. Además hay plantas que pueden haber sido

cultivadas, pero que en realidad quedaron silvestres. No es fácil delimitar lo que pertenece verdaderamente al cultivo. Recordemos también que existió gente que regaba plantas silvestres, pero no sabía sembrar semillas”. Es así que el origen de la agricultura fue un largo proceso de experimentación y observación, en la que el hombre puso en práctica todo lo aprendido. Ciertamente no sabemos cuando el hombre comenzó con exactitud a dominar el arte del cultivo. Lo que sabemos es que el Perú ha sido una de las cunas de la agricultura mundial. Sobre el área donde se realizó la domesticación también hay discrepancia entre los autores; es así que Lumbreras (1972) indica “parece que fue en la sierra donde tan importantes eventos se produjo, antes que en la costa (...), parece que cerca del año 5000 a.C., se ensayaba con la domesticación de algunas plantas”. Ravines (1978), propone “en su mayoría las opciones están de acuerdo que la agricultura sudamericana se originó en las tierras bajas, más bien en los valles”.

Fig. 07: Camote (Ipomoea batatas).

Fig. 08: Representación del camote en una cerámica de la cultura Moche.

Cualesquiera sea el área dónde se llevo a cabo este proceso; es muy posible que la difusión del conocimiento agrícola debe haberse efectuado en forma bastante acelerada entre uno y otros territorios andinos. También es altamente probable que los habitantes de la costa mantuvieron constante vinculación de intercambio con Zonas serranas, por lo tanto parece ser que las áreas de domesticación - Costa y Sierra - son autóctonas e independientes dependiendo del tipo de cultivo. En la costa sobresale el algodón silvestre, cuya fibra se sabe que fue utilizada desde épocas bastante tempranas que precisamente coinciden con los inicios de la agricultura, como ocurre en Huaca Prieta. En la sierra se conocía la quinua y la papa, estos productos son de origen serrano.

Fig. 09: Ají (Capsicum boccatum).

Fig. 10: Representación del ají limo en una cerámica de la cultura Moche.

Respondiendo a la pregunta ¿por qué? comenzó la agricultura, Cohen (1993), Propone un modelo porque se adoptó la agricultura como una estrategia económica con preferencia a la caza y recolección. La agricultura brindaba beneficios económicos tan importantes a la población humana que una vez que alcanzaban el nivel suficiente de conocimientos tecnológicos sería axiomática la aceptación de la nueva economía. Un segundo enfoque era suponer que la agricultura surgió en respuesta a alguna tensión a algún desequilibrio que trastorna las pautas tradicionales de subsistencia. La población humana ha venido creciendo a todo lo largo de su prehistoria y que ese crecimiento es la causa para el origen de la agricultura; aunque la caza y la recolección constituyen un modo de adaptación que tiene mucho éxito con grupos pequeños, no esta bien adoptado para sustentar a poblaciones humanas grande o densas, por ende que el desarrollo de la agricultura fue un reajuste que las poblaciones humanas se vieran forzadas a hacer en reacción al constante aumento de sus números.

Fig. 11: Maíz (Zea mayz).

Fig. 12: Representación del maíz en una cerámica de la cultura Lambayeque.

5.- PROCESO DE DOMESTICACIÓN DE LAS PLANTAS: Como propusimos anteriormente de una recolecta selectiva, se pasó a una agricultura incipiente, la cual es una época de intentos y tanteos. Durante la época hortícola se hacen los primeros ensayos, donde el hombre dependía de la naturaleza, no estaba en condiciones de controlar el agua o labrar la tierra. Probablemente se limpiaron los campos de las principales malezas utilizando aquellas tierras que esta al borde de los ríos o en zonas húmedas. El aprovechamiento de las tierras potencialmente es único, por ello la horticultura no es todavía el sustento del hombre, la cual continúa con sus actividades de caza y recolecta. En efecto podemos comprobar que en aquellos tiempos iniciales las variedades de cada planta son restringidos, los frutos son más pequeños y las cosechas más reducidas. Poco a poco estas dificultades se fueron superando y el habitante de los andes se convirtió en uno de los agricultores más hábiles del orbe. Asimismo en este proceso de agricultura incipiente el poblador andino corrió riesgos; saber si un fruto era venenoso y causaba la muerte o si era beneficioso, este hecho supone un proceso de comprobación de cualidades, comprobación que habría puesto en peligro muchas veces la vida misma. De la agricultura incipiente, con el desarrollo de nuevas técnicas, mejores instrumentos, mayor experiencia en los cultivos, etc. se pasó a una agricultura desarrollada.

Fig. 13: Yuca (Manihot esculenta).

Fig. 14: Representación de la yuca en una cerámica de la cultura Moche.

6.- DIFERENCIA ENTRE PLANTA CULTIVADA Y PLANTA SILVESTRE: Planta cultivada, es una planta domesticada considerada como artefacto, puesto que el hombre ha influido en su evolución natural, en efecto, el hombre ha jugado con la plasticidad genética de las plantas y a través de los mecanismos de selección e hibridación los ha alterado, por ello algunas plantas en la actualidad han perdido su capacidad de producir semillas (oca y olluco), otras han perdido la capacidad de producir semillas viables (Achira y Pepino), es así que el hombre es el único responsable de este proceso y exclusivamente de él, pues sin algunas su ayuda plantas dependen totalmente y

no podrían reproducirse. Si el hombre

desaparecería, estas plantas se perderían con él. Las plantas silvestres tienen una serie de características que aseguran la dispersión de sus semillas, su germinación es escalonada, de modo que se permite la búsqueda de condiciones favorables para su reproducción. Ejemplo, para la germinación de las plantas naturales tienen que haber una cierta humedad para que estas broten, una simple lluvia no permite su germinación.

Fig. 15: Tumbo (Passiflora tripartita).

Fig. 16: Representación del tumbo en una cerámica de la cultura Moche.

7.- DIFERENCIA Y RELACIÓN DE LA AGRICULTURA FRENTE A LA RECOLECCIÓN, CAZA Y PEZCA. 7.1 DIFERENCIA: CARRÉ y GUTIERREZ (1985) plantean que “éstas actividades (la agricultura), empiezan a proporcionar al hombre seguridad para conseguir sus alimentos y abandonar progresivamente las limitaciones del simple recolectar que vivían en función de lo que podía encontrar en la naturaleza”.

Fig. 17: Guanábana (Annona muricata).

Fig. 18: Representación de la guanábana en una cerámica de la cultura Chimú.

Engel (1966), propone que “la pesca también tiene un papel importante en la economía de los pueblos que todavía no siembran ni cosechan; el pescado es una fuente de componentes tonificantes; la pesca también se practica en los lagos, lagunas y ríos; sin embargo siempre conserva un carácter inseguro; es más fácil recoger mariscos y

comer con seguridad que esperar que un anzuelo traiga un pez”. El pescado y los mariscos se requerían de una tecnología para la preservación y almacenamiento, en consecuencia, los productos agrícolas ofrecían mayores garantías para resolver las necesidades y enfrentar los cambios ambientales prolongados, como por ejemplo un fenómeno ENSO. Por lo planteado, existía un alto grado de inseguridad en las economías de subsistencia basado en caza, pesca y recolección, debido a las frecuentes perturbaciones ambientales que se producen causados por los cambios de temperatura. Por tanto la agricultura, ofrecía mayor seguridad para las estrategias de supervivencia. Pocos son los grupos humanos que únicamente se alimentan de la pesca, esta conserva un carácter complementario.

Fig. 19: Sachatomate (Solanum beteceum).

Fig. 20: Representación del sachatomate en una cerámica del estilo Chimú-Inca.

7.2 RELACIÓN: Rostworowski (1981) expone que “las diversas aldeas cercanas al mar y rodeados de lagunas y acuíferos, mantenían estrecha relación con los pueblos agricultores de cada valle, (...), en la documentación, (...), existe la demostración de una complementariedad y reciprocidad entre los

establecimientos de pescadores y los asentamientos agrícolas que se observa a lo largo de la costa Peruana”. El poblador andino también requirió recursos marinos, de modo que cuando en los valles se inicia la agricultura estrecharán contactos con las aldeas, establecidas en la orilla del mar, para intercambiar sus productos. Por lo general la pesca, la caza y la recolección, si bien fueran relativamente menos importantes no dejaron de constituir un apreciable suplemento de la dieta humana.

Fig. 21: Oca (Oxalis tuberosa).

Fig. 22: Representación de la oca en una cerámica de la cultura Moche.

8.-LA AGRICULTURA GENERA CAMBIOS EN LOS INSTRUMENTOS. Con la aparición de la agricultura hay tendencias a la utilización de nuevos instrumentos, que en el viejo mundo lo llaman neolítico (piedra nueva) a diferencia del paleolítico (piedra antigua). Si bien en la costa norte, la característica típica en el período lítico es una punta pedunculada de una parte perforante - punta paijanense - y gran cantidad de utensilios

ordinarios (raederas, becs, picos, escotaduras, etc.), con el inicio de la agricultura hay cambios a la utilización de artefactos pulimentados (morteros, batanes, etc.), lo que se supone, se consumía granos u otros productos vegetales harinosos. Además aparecen en este periodo, las azadas y hachas, así como la predominancia de mates como recipientes. Para la siembra: Kauffmann (1983), propone lo siguiente; “no se han encontrado herramientas agrícolas - para este periodo - pero es posible que algunos palos de guarango, (...), hayan servido para agujerear el terreno preparándolo para la siembra”.

Fig. 23: Morteros líticos de la cultura Chavín.

9.- CONSECUENCIAS DE LA AGRICULTURA: Lumbreras (1972), dice al respecto: “Pero hay que reconocer por muy simple que fuere la tarea, ella explicó cambios muy importantes en el quehacer de quiénes lo ejecutaban, (...), de modo que había abandonado los hábitos de transhumancia para establecerse a un solo lugar por mucho más tiempo de lo acostumbrado, fue necesario cambiar la residencia, pues esta actividad obligaba al hombre a vivir cerca del campo de cultivo para que su cuidado sea más efectivo, por lo tanto la vivienda no podía hacerse en cualquier lugar, sino donde la tierra era más favorable. Por ello, la tierra, obligó al hombre a construir sus propios abrigos, (...), he ahí la causa porque el abandonó las cuevas para vivir en los valles”. hombre

Fig. 24: Algodón (Gossypium Barbadense Peruvianum).

Fig. 25: Chirimoya (Annona Cherimola).

En poco tiempo aumentó la población, los valles se fueron cubriendo de campos de cultivo, al aumentar la población, las viviendas fueron mayores. Hay un hecho importante; aparece la propiedad. Antes, los hombres, sólo eran dueños de los productos que se apropiaban por la caza o recolección o pesca, pero no eran dueños de nada más, en cambio el hecho de sembrar la tierra y usarla como medio de vida, hizo que las

comunidades, constituyan en propietarios privados de su tierra, con derecho a defenderla de cualquier advenedizo que quisiera usarlo con fines iguales Aprovechando las ventajas que los productos de la tierra ofrecían, tan socioeconómico de muy alta importancia, que necesariamente conducirán a ciertos individuos a posiciones de mando y privilegio, lo cual dependerá de ellos el destino de la agrupación.

Fig. 26: Representación de la achira (Canna edulis) en una cerámica de la cultura Moche.

10.- PLANTAS DOMESTICADAS MÁS IMPORTANTES DEL ÁREA ANDINA. 10.1 REGIÓN ALTO ANDINA: Alrededor de los 8.000 años a.C, en las tierras altas tenemos la presencia de una planta de la familia de la OCA (OXALIS TUBEROSA), AJÍ (CAPSICUM CHINENSE) y OLLUCO (OLLUCUS TUBEROSUS). Además el PACAY (INGA FEUILLEI), LÚCUMA (LÚCUMA BÍFERA) y FRÍJOL

(PHASEOLUS VULGARIS). Entre los 8.000 y 600 años a.C., se encuentra el PALLAR (PHASEOLUS LUNATUS) y el ZAPALLO (CUCURBITA S.P). Entre los 2.500 y 1.800 /1.500 A.C. se encuentra la ACHIRA (CANNA EDULIS).

Fig. 27: Frijol (Phaseolus vulgaris).

Fig. 28: Representación del frijol en una cerámica de la cultura Chimú.

10.2 REGION COSTEÑA: Para una mayor explicación lo dividimos, en los mismos criterios utilizados por Lumbreras (1974). A.- ARCAICO INFERIOR: En este periodo está comprendido entre los años 4.000 - 2.500 a.C. Se mencionan 6 plantas "domesticadas“.

Las plantas son: PHASEOLUS LUNATUS: PALLAR PHASEOLUS VULGARIS: FRÍJOL SCIRPUS LACUSTRIS: JUNCO TYPHA ANGUSTIFOLIA: TOTORA. PACHYRRHYZUS SP: JICAMA. LAGENARIA SICERARIA: CALABAZA.

Fig. 29: Coca (Erythroxylon coca).

Mark Cohen (1993) propone que el fríjol hay 2 especies (PHASEOLUS VULGARIS y la PHASEOLUS LUNATUS), que se sabe se cultivaban en tiempos prehistóricos en Sudamérica, en el callejón de Huaylas, en las tierras altas del Perú hacia el 7.600 BP, fecha que es la primera de cualquier cultígeno de Sudamérica. En este periodo se caracteriza con por un modo ya de producción en la

predominantemente

recolector,

ensayos

avanzados

domesticación de algunas plantas especialmente de leguminas.

Fig. 30: Quinua (Chenopodium quinoa).

B.- ARCAICO SUPERIOR: Es probablemente la época más importante, las referencias cronológicas hacen oscilar los comienzos de esta etapa entre 2.500 y 2.000 a.C. y termina entre 1.500 y 1.200 años a.C. En este periodo se domestica un porcentaje de plantas del 50%; adicionalmente se puede decir que ellos representan el 100% de las plantas asignadas a un origen costeño.

Fig. 31: Pallar (Phaseolus lunatus).

Fig. 32: Representación del pallar en una cerámica de la cultura Moche.

Además de las plantas mencionadas anteriormente; se agregan: CANAVALIA S.P: LEGUMBRE GOSSYPIUM BARBADENSE PERUVIANUM: ALGODÓN CUCURBITA MOSCHATA: ZAPALLO CUCURBITA ANDINA: ZAPALLO CUCURBITA PEPO: ZAPALLO CAPSICUM S.P: AJÍ BUNCHOSIA ARMENIACA: CIRUELA DEL FRAILE INGA FEUILLIE: PACAE O HUABA PSIDIUM GUAJAVA: GUAYABA LUCUMA BIFERA: LÚCUMA CANNA EDULIS: ACHIRA TYPHA ANGUSTIFOLIA: TOTORA ANNONA CHERIMOLIA: CHIRIMOYA PERSEA AMERICANA: PALTA CYCLANTHERA PEDATA: CAIGUA MANIHOT ESCULENTA: YUCA IPOMOEA BATATAS: CAMOTE La achira (CANNA EDULIS), es otro cultígeno y se registra

arqueológicamente por primera vez en la costa del Perú hacia 4.300 años AP.

Entre las plantas cultivadas, la más importante y la más difícil de obtener, es el maíz (ZEA MAYS). Su expansión debió haber ocasionado un revuelo entre los primeros agricultores. Para Cohen (1993), “el maíz se conoce en la costa del Perú por varios yacimientos precerámicos hacia el 4.000 años AP." Se señala como característica principal en este periodo la presencia del algodón, el cual fomentó una industria de tejido y redes. Asimismo Cohen (1993), propuso que la Yuca (MANIHOT ESCULENTA) es el mejor alimento agrícola, especialmente de las tierras bajas, pero es probable que la planta no se domesticara allí por primera vez; de igual forma plantea que el Camote (IPOMOEA BATATAS) su primera documentación arqueológica más antigua aparece en la costa del Perú a partir de los 3.800 años AP.

Fig. 33: Pepino (Solanum muricatum aiton)

Fig. 34: Representación de pepinos en una cerámica de la cultura Lambayeque.

Fig. 35: Lúcumas (Lucuma bifera).

Fig. 36: Representación de lúcumas en una cerámica de la Cultura Cupisnique.

C.- FORMATIVO INFERIOR: Es probable que en este periodo se dé un alto grado de movilidad poblacional permitiendo el intercambio de productos y experiencias entre las regiones tropicales, sub tropicales y cordilleranos. De esta forma productos netamente de origen serrano ahora lo encontramos en la costa como: CHENOPODIUM QUINOA: QUINUA CHENOPODIUM POLLlDICAULE: CAÑIHUA SOLANUM TUBEROSUM: PAPA O PATATA OXALlS TUBEROSA: OCA TROPEAOLUM TUBEROSUM: MASHUA ULLUCUS TUBEROSUS: OLLUCO

Fig. 37: Pacae o Huaba (Inga feuillie).

Fig. 38: Representación de la huaba en una cerámica de la Cultura Chimú.

Fig. 39: Mates (Lagenaria siceraria).

Fig. 40: Representación de mates en una cerámica de la Cultura Virú.

11. DESVENTAJAS DE UNA ECONOMIA AGRICOLA. Este enfoque lo hemos tomado de Mark Cohen (1927), el cual propone que la dieta de las poblaciones cazadoras y recolectoras pueden ser suficientes desde el punto de vista calórica, al mismo tiempo más rica en variedad de alimentos, vitaminas, minerales y sobre todo proteínas, que las poblaciones agrícolas muchas veces no lo tienen, lo cual la agricultura y el sedentarismo pueden traer consigo enfermedades relacionadas con la

nutrición. También el trabajo agrícola es más intensivo que lo necesario en la pesca y la caza. Los cazadores - recolectores, aparentemente, presentan una variedad dietética, que no solo comprende carne, sino también sustancias vegetales variadas, la agricultura no solo tiende a reducir la proporción de carne sino que también extraña la concentración en alimentos, especialmente semillas y tubérculos, que por lo general son alimentos de prioridad baja en cuanto a preferencias.

Fig. 41: Caigua (Cyclanthera pedata).

Fig. 42: Representación de la caigua en una cerámica de la Cultura Cupisnique.

Entonces si la agricultura no ofrecía una dieta mejor, ni mayor fiabilidad dietética, ni facilitaba más la búsqueda de alimentos, con costos de trabajos iguales o mayores ¿Por qué alguien se dedicó a la Agricultura? Las diversas técnicas constituyen que la agricultura tiene en común una sola propiedad: LA CAPACIDAD DE CULTIVAR y COSECHAR MÁS COMIDA POR UNIDAD DE ESPACIO EN UNA UNIDAD DE TIEMPO. Por ello la agricultura permite poner una mayor diversidad de alimentos mayores, por lo cual concluimos que la explosión demográfica, dio origen a la agricultura.

CONCLUSIONES

1.- En ninguna otra parte del mundo, ha logrado el hombre cultivar tantas clases diferentes de plantas como en el Perú, el cual ofrece como el más grande país agrícola de América, con un aporte de más de setenta plantas cultivadas. Muchos de otros productos se hallan hoy en día extendidos universalmente para bien de la humanidad. 2.- El estudio de las plantas cultivadas, en general de las alimenticias, se pueden generalizar en el sentido que el 90% de los que se conocían en los Andes a la llegada de los españoles, fueron domesticados durante el periodo Arcaico y Formativo, habiendo concluido la domesticación en el Formativo Superior. La domesticación se inició hacia 3.800 años (o antes) y concluye hacia los 800 d.C. En términos de porcentaje tenemos que el 14% fueron domesticados en el Arcaico inferior; el 33% en el Arcaico superior, el 27% en el Formativo y el 25% solo tiene referencias indirectas a través del norte, en periodos muy avanzados. 3.- Si se considera que el último milenio no se ha producido ninguna nueva planta importante para la alimentación humana y ni siquiera los incas, con su gran interés y empeño en la actividad agrícola la alcanzaron, se comprenderá mejor la hazaña realizada por esas antiguas gentes. 4.- En el último siglo el abandono de especies vegetales ha sido frecuente. La agricultura moderna es muy ventajosa y exige un alto rendimiento y adaptación a la mecanización, las plantas de bajo rendimiento son abandonadas y lo mismo sucede con aquellas que necesitan mucho trabajo manual. En el llamado modernismo hay

demasiada tendencia hacia el monocultivo y esto puede llevar a un desastre. Así pues, el rendimiento elevado de la agricultura moderna se traduce también en un riesgo elevado.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. BONAVIA, Duccio: “Perú hombre e historia”. Editorial Edubanco. Lima.1991.

ENGEL, Frederic. Paracas: cien años de cultura Peruana. Editorial: Juan Mejía Baca. Lima.1996. ALARCO, Eugenio. El hombre Peruano en su historia. Tomo I. Ediciones Universo. Lima. 1971.

GONZALES, Enrique y Virgilio Gutiérrez. Los agricultores aldeanos. En: Historia del Perú. Tomo X. Editorial Mejía Baca. 6ta Edición. Lima. 1985.

LUMBRERAS, Luis. Lima. 1972.

De los orígenes del estado en el Perú. Editorial Milla Batres.

La arqueología como ciencia social. Editorial Histar. Lima. 1974.

MORALES, Daniel. Compendio histórico del Perú. Tomo I. Editorial Milla Batres. Lima. 1993.

COHEN, Mark. Crisis alimentaria de la prehistoria: la superpoblación y los orígenes de la agricultura. Editorial Alianza. 3era edición. Madrid. 1993.

KAUFFMAN, Federico. Manual de arqueología Peruana. Editorial Peisa. Lima. 1983.

RAVINES, Rogger. Tecnología Andina. Instituto Estudios Peruanos. Lima. 1978.

ROSTWOROWSKI, María. Recursos naturales renovables y pesca: Siglo XVI y XVII. Instituto Estudios Peruanos. Lima. 1981.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->