Está en la página 1de 106

Hubert Marraud (U.A.M.

)
e-mail: hubert.marraud@uam.es

NUEVO COMPENDIO DE
1

ESQUEMAS
ARGUMENTATIVOS

A toolbox from Biltema by Per Erik Strandberg

Diciembre de 2012. 11ª revisión enero de 2014.

Este documento es una ampliación del compendio de esquemas argumentativos de


¿Es lógic@? Análisis y evaluación de argumentos. Madrid, Cátedra, 2013.
PRELIMINARES

DEFINICIONES DE ESQUEMA ARGUMENTATIVO


2

“… los esquemas argumentativos son patrones de razonamiento que permiten


identificar y evaluar pautas comunes y estereotipadas de argumentación en el
discurso cotidiano”. (L. Vega, ‘Esquema argumentativo’, p.234).1

El argumentador “recurre a un esquema argumentativo prefabricado: una manera


más o menos convencional de representar la relación entre lo enunciado en el
argumento y lo enunciado en la tesis”. F.H. van Eeemeren y R. Grootendorst,
Argumentation, communication, and fallacies: A pragma-dialectical perspective,
p.96)2.

“Los esquemas argumentativos son patrones estereotipados de razonamiento


revisable que se presentan con frecuencia en los argumentos comunes, cotidianos.
[…] Una explicación estándar de los esquemas argumentativos los describe como
representaciones de distintos tipos de argumentos plausibles que, cuando se
despliegan con éxito, crean presunciones a favor de sus conclusiones y por
consiguiente desplazan la carga de la prueba al objetor. Asociado con cada esquema
argumentativo hay un conjunto de cuestiones críticas para evaluar los argumentos del
tipo correspondiente. Plantear cuestiones críticas tiene el efecto de rechazar la
presunción inicial y devolver la carga de la prueba al proponente inicial” (D.N. Walton
y D.M. Godden, “Advances in the Theory of Argumentation Schemes and Critical
Questions”, p.268)3.

“Los esquemas argumentativos son formas de argumentos (estructuras de inferencia)


que representan la estructura de tipos comunes de argumentos usados en el discurso
cotidiano y también en contextos especiales como la argumentación jurídica y la
argumentación científica. Incluyen las formas argumentales deductivas e inductivas
con las que ya estamos familiarizados en lógica. Pero también representan formas
argumentales que no son ni deductivas ni inductivas, sino que pertenecen a una

1
En Vega, L. y Olmos, P., eds., Compendio de Lógica, Argumentación y Retórica, Madrid:
Trotta 2011
2
Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum, 1992.
3
Informal Logic Vol. 27, No. 3 (2007): pp. 267-292.
tercera categoría de argumentos, llamados a veces por defecto, presuntivos o
abductivos”. (D.N. Walton, C.A. Reed y F. Macagno, Argumentation Schemes, p.1).4

DESCRIPCIONES DE LOS ESQUEMAS ARGUMENTATIVOS


3
Según las definiciones precedentes los esquemas argumentativos son patrones o
esquemas de argumentos. Este acuerdo general no impide que los esquemas puedan
entenderse de al menos tres maneras distintas.

LOS ESQUEMAS ARGUMENTATIVOS COMO FIGURAS DE INFERENCIA

En la pragmadialéctica encontramos un primer modo de entender los esquemas


argumentativos. Estos serían figuras de inferencia, que representarían la forma (en un
cierto sentido) común de una clase de argumentos, como apunta la definición van
Eemeren and Grootendorst citada en la sección anterior. En palabras de Bart Garssen
(“Esquemas argumentativos”, p.19, n.1)5:

Los esquemas argumentativos son estructuras generales y abstractas con un número


infinito de posibles instancias de sustitución. En este sentido se corresponden con las
estructuras lógicas de razonamiento. Con un esquema argumentativo, sin embargo, la
transferencia de aceptabilidad no se basa solamente en la característica formal de la
estructura que se usa.

Dicho de otro modo, un esquema argumentativo se identifica por el tipo de


premisas y conclusión que combina. Para representarlo se abstrae de algunos
componentes léxicos, que se representan por medio de variables, pero se conservan
otros. La presencia en el esquema de elementos léxicos –y no solo de partículas- hace
que no se puedan considerar esquemas formales.

La descripción de Schellens y De Jong6 de varios esquemas argumentativos se ajusta


a lo que se acaba de decir. Entre los esquemas que describen figuran los tres
siguientes:

 Argumentación por las consecuencias deseables

La acción A lleva a B
B es deseable

4
Nueva York: Cambridge University Press, 2008.
5
En R. Marafioti (ed.) Parlamentos, 19-36. Buenos Aires, Biblos 2007.
6
“Argumentation Schemes in Persuasive Brochures”. Argumentation 18 (2004): 295–323
Por tanto, la acción A es deseable

 Argumentación de causa a efecto

A (generalmente) produce B
Ai es el caso
Por tanto, Bi es (probablemente) el caso
4

 Argumentación por autoridad

A dice que P
Por tanto P

La identificación de los esquemas argumentativos con esquemas de inferencia


hace comprensible que Van Eemeren y Grootendorst lleguen a calificar al modus
ponens de “esquema argumentativo justificatorio” (1984, p.66)7.

No obstante, la posición de la pragmadialéctica acerca de la relación entre


esquemas argumentativos y figuras de inferencia no es clara. Las reglas 7 y 8 de la
discusión crítica de la pragmadialéctica parecen diferenciar esquemas y figuras,
asociando distintas exigencias a unas y otras.

7. Regla del esquema argumentativo: no se puede considerar que una posición


ha sido defendido concluyentemente si la defensa no se ha llevado a cabo
aplicando correctamente un esquema argumentativo apropiado.

8. Regla de validez: en la argumentación sólo pueden usarse argumentos que


sean lógicamente válidos o que sean susceptibles de ser validados haciendo
explícitas una o más premisas implícitas.8

FIGURAS DE INFERENCIA Y CONDICIONALES REVISABLES

Probablemente el autor más influyente en la teoría de esquemas argumentativos


sea Douglas Walton. Walton describe así el esquema argumentativo conocido como
argumento basado en la opinión experta:

La fuente E es un experto en el campo C al que pertenece la proposición P.


E afirma que se sabe que la proposición P es verdadera (falsa).

7
Eemeren, F. H. van, y Grootendorst, R. (1984). Speech acts in argumentative discussions: A
theoretical model for the analysis of discussions directed towards solving conflicts of opinion.
Dordrecht: Foris.
8
Eeemeren, F.H. van, R. Grotendorst y F. Snoeck-Henkemas, Argumentation. Analysis,
Evaluation, Presentation, p.183. Mahwah, N.J.: Lawrence Erlbaum, 2002.
Por tanto, P es verdadera (falsa).9

Aunque quizá más complejo, este esquema es equiparable a las figuras de


inferencia de la pragmadialéctica. Pero Walton incorpora un elemento adicional a la
descripción de los esquemas argumentativos: la garantía. El papel de la garantía
asociada a un esquema argumentativo es justificar, de forma general pero no
5
universal, las inferencias de premisas de ese tipo a conclusiones de ese tipo. La
garantía del argumento basado en la pericia podría sería algo como

Si E es un experto en el campo C al que pertenece la proposición P y E afirma


que se sabe que P es verdadera (falsa), entonces puede presumirse salvo
prueba en contrario que P es verdadera (o falsa).

La garantía es pues un condicional revisable, que admite excepciones y debe leerse


como “generalmente, si A entonces B”.

La garantía, se dice, no es una premisa sino una licencia inferencial: la conclusión


se infiere de las premisas con arreglo a la garantía. La garantía no puede asimilarse a
una premisa so pena de incurrir en un regreso al infinito. Esto es así porque la
garantía asociada a un esquema argumentativo se forma, como se puede ver en el
ejemplo propuesto, tomando como antecedente la conjunción de las premisas de la
figura y como consecuente la conclusión de la misma.

Así las cosas, hay una correspondencia 1-1 entre las figuras y las garantías de los
esquemas argumentativos. Ya se ha indicado cómo construir la garantía a partir de la
figura. A la inversa, dada la garantía de un esquema, la figura correspondiente resulta
de tomar el antecedente de la garantía como premisas y su consecuente como
conclusión.

LOS ESQUEMAS ARGUMENTATIVOS COMO RELACIONES DE TRANSFERENCIA

Sean cuales sean sus méritos y su utilidad, la noción de garantía precedente no se


corresponde a la noción de Toulmin. Para mostrarlo basta con considerar uno de los
ejemplos analizados en Los usos de la argumentación.10

Petersen es sueco por tanto Petersen no es, casi con certeza, católico, porque
puede considerarse casi con certeza que un sueco no será católico (Op.cit.,
p150).

9
“Justification of Argument Schemes”, p.3. Australasian Journal of Logic 3 (2005), 1–13.
10
Barcelona: Península, 2007
Toulmin indica que la premisa (o dato) es Peterson es sueco, la conclusión
(omitiendo el calificador modal) Peterson no es católico, y la garantía Puede
considerarse casi con certeza que un sueco no será católico. Toulmin llega a esta
formulación de la garantía para poner de manifiesto los dos papeles que puede
desempeñar un enunciado como Casi ningún sueco es católico: garantía (entendido
6 como puede considerarse casi con certeza que un sueco no será católico) o respaldo
(menos del 2% de los suecos son católicos). Por tanto, una formulación alternativa y
más coloquial de este argumento sería:

Peterson es sueco por tanto Peterson no es, casi con certeza, católico, porque
casi ningún sueco es católico.

Una dificultad para analizar a la manera de Walton el ejemplo de Toulmin es que


presumiblemente expresa un razonamiento inductivo. Pero Walton limita los esquemas
argumentativos a los razonamientos presuntivos, que considera distintos tanto de los
razonamientos inductivos como deductivos. Pasando esta dificultad por alto, creo que
la extensión de los esquemas à la Walton a los argumentos inductivos llevaría a
representar así el argumento de Toulmin:

Peterson es sueco.
Casi ningún sueco es católico.
Por tanto Peterson no es católico.

La figura inferencial subyacente sería entonces

A es (un) B
Casi ningún B es C.
Por tanto A no es C.

y la garantía asociada a esta figura

Si A es (un) B y casi ningún B es C, entonces puede presumirse salvo prueba en


contrario que A no es C.

Como puede verse, las garantías de Toulmin y de Walton son distintas.

Veamos ahora cómo sería una representación toulminiana del argumento basado
en la opinión experta. El enunciado La fuente E es un experto en el campo C al que
pertenece la proposición P puede (lo mismo que Casi ningún sueco es católico) fungir
de garantía o de respaldo. En el primer caso, podría parafrasearse como
Generalmente las opiniones de E sobre el campo C al que pertenece la proposición P
son fiables. Se llega así a la figura:
E dice que P por tanto P porque las opiniones de E sobre el campo D al que
pertenece la proposición P son generalmente fiables.

A su vez, la cualificación específica de E (es una autoridad, un experto, un testigo,


etc.) sería el respaldo de la garantía.

7
¿Qué diferencia supone tomar Casi ningún B es C es como premisa o como
garantía? La diferencia fundamental, en mi opinión, es que las premisas son
proposiciones, y como tales son, o pueden ser, verdaderas o falsas. Por el contrario,
las garantías han de concebirse como reglas, y como tales serán aplicables o no
aplicables, fiables o no fiables (es decir, llevarán normalmente a conclusiones
verdaderas o no).

Una ventaja de identificar los esquemas argumentativos por la garantía desplegable


es que permite distinguirlos de las figuras inferenciales. Una garantía como
Generalmente los P son Q puede dar lugar a figuras de inferencia muy diferentes entre
sí, como por ejemplo:

Los R son una variedad de los P


Generalmente los P son Q
Por tanto, generalmente los R son Q

Los R no suelen ser Q


Generalmente los P son Q
Por tanto, los R no suelen ser P

a es P pero no es Q
Generalmente los P son Q
Por tanto, a es un P atípico

Esta tercera concepción de los esquemas argumentativos puede encontrarse en M.


Kienpointner, Alltagslogik, Struktur und Funktion von Argumentationsmustern
(Stuttgart-Bad Cannstatt: Frommann-Holzboogt, 1992) y Katzav, J. y Reed, C. “On
argumentation schemes and the natural classification of arguments” (Argumentation 18
(2004): 239-259).

Katzav y Reed (Op.cit.) proponen una clasificación semántica de los esquemas


argumentativos, basada en los conceptos expresados por los elementos léxicos de la
garantía. Katzav y Reed mantienen que la garantía de un argumento expresa siempre
una relación de transferencia (conveyance):

Una relación de transferencia no es sino una relación en virtud de la cual, en


circunstancias apropiadas, un hecho hace necesario o comporta que se dará
otro. Son relaciones de transferencia, entre otras, el hecho x causa el hecho y, el
8
particular x es miembro de la clase y, el particular x es una especie del género y,
el hecho x es constitutivo del hecho y, etc. Desde nuestro punto de vista, todas
esas relaciones pueden usarse para construir argumentos.

La relación de transferencia de los argumentos basados en la opinión experta


vincula una opinión con un hecho, que puede expresarse diciendo que la opinión es
creíble. Por tanto, usando el principio de clasificación de Katzav y Reed deberíamos
hablar más bien de argumentos basados en la credibilidad.

En la misma línea, Rigotti y Greco Morasso11 distinguen el locus, que viene a


corresponderse con la relación de transferencia de Katzav y Reed, y las máximas o
conexiones inferenciales asociadas con un esquema. Así, al locus ser un medio para
un fin le corresponderían, entre otras, las máximas

- Si hay que lograr un objetivo, es razonable activar una cadena causal que
permita alcanzarlo.
- Si no está disponible ninguna cadena causal, no puede alcanzarse el objetivo.
- Si un determinado comportamiento no está teleológicamente orientado, carece
de las propiedades distintivas de la acción humana (responsabilidad, mérito,
culpa, etc).
Las máximas permiten distinguir variedades del esquema argumentativo al que da
nombre el locus.

CUESTIONES CRÍTICAS

Lo que convierte a los esquemas argumentativos en una herramienta para la


evaluación de argumentos son las cuestiones críticas que los acompañan. Esas
cuestiones sirven para poner a prueba los argumentos que instancian el esquema
correspondiente y decidir si es plausible o no.
Las maneras de entender y justificar las cuestiones críticas van desde considerarlas
meros recursos heurísticos para encontrar los puntos débiles de un argumento, al

11
“Comparing the Argumentum Model of Topics to Other Contemporary Approaches to
Argumentation Schemes: The Procedural and Material Components”. Argumentation 24 (2010):
489-512.
modo de los tópicos tradicionales, hasta considerarlas condiciones necesarias para la
aceptabilidad de los argumentos esquemáticos. Van Eemeren, Grootendorst y Kruiger
van incluso más lejos al criticar la relación de esquemas argumentativos de Perelman
y Olbrechts-Tyteca, considerándolas condiciones necesarias y suficientes para la
aceptabilidad de esos argumentos.12
9 Blair explica así el fundamento y el funcionamiento de las cuestiones críticas. 13 Los
esquemas argumentativos representan patrones de razonamiento presuntivo, y por
tanto revisable. Por eso quien razona siguiendo un esquema está interesado en saber
en qué medida se arriesga a que la inferencia subyacente quede anulada. Las
cuestiones críticas son indicaciones para preguntar por las condiciones o
circunstancias que tienden a invalidar las inferencias que se ajustan a ese esquema.
La presunción resulta reforzada en la medida en que las respuestas a las cuestiones
críticas indiquen que no se dan condiciones que la anulen o invaliden. En este sentido
la fuerza probatoria de un esquema presuntivo está en parte en función de las
respuestas a las cuestiones críticas. Si las repuestas indican que en un caso dado no
concurre ninguna circunstancia invalidante, entonces sencillamente no hay ninguna
razón para rechazar la conclusión. Las cuestiones críticas sirven como una lista de
comprobación que ayuda a averiguar si concurre alguna de las excepciones habituales
que invalidan el razonamiento.
En consonancia con la naturaleza dialéctica del razonamiento presuntivo, Walton
trata de explicar el funcionamiento de las cuestiones críticas en términos de carga de
la prueba. Desde un punto de vista dialéctico, un esquema de argumentación
presuntiva representa un movimiento en un intercambio argumentativo que trata de
establecer una presunción a favor de su conclusión, trasladando la carga de la prueba
al interlocutor. Cuando éste cuestiona críticamente un argumento presuntivo, la carga
de la prueba vuelve al locutor con la obligación de dar una respuesta satisfactoria para
mantener el argumento. De esta manera, las cuestiones críticas generan nuevos
argumentos, dando lugar a una secuencia de intercambios argumentativos que Walton
denomina “tema de la argumentación”.
Sería simplista asumir que plantear una cuestión crítica desplaza automáticamente
la carga de la prueba. Algunas cuestiones críticas –o algunos modos de plantearlas- lo
hacen pero otras no. Por ejemplo, la petición de que se justifique una premisa está

12
Véase a este respecto D. Hitchcock y J. Wagemans, “The Pragma-dialectical account of
argument schemes”, p. 190. En E. Feteris et al., eds, Keeping in Touch with Pragma-dialectics,
185-205. Amsterdam: John Benjamins, 2011.
13
“Walton’s Argumentation Schemes for Presumptive Reasoning:A Critique and Development””,
p.145. En J.A. Blair, Groundwork in the Theory of Argumentation, 137-146. Dordrecht,
Heidelberg, Londres y Nueva York: Springer 2012.
desprovista de carga de la prueba y la hace recaer inmediatamente sobre el
interlocutor. Pero el intento de mostrar que una premisa es falsa comporta el uso de
otro argumento, con sus propias asunciones y presupuestos. Dado que esas
asunciones y presupuestos son a su vez objetables, ese intento no está desprovisto
de carga de la prueba y sería abusivo pensar que la contraargumentación la traslada
10 al interlocutor.
Como cabía esperar, el modo de clasificar las cuestiones críticas suele reflejar el
concepto de buen argumento de cada autor.
Van Eemeren y Grootendorst distinguen dos grupos de preguntas acerca del uso
de esquemas argumentos argumentativos14:
(1) ¿Puede usarse un esquema argumentativo dado para defender (o atacar)
una determinada opinión?
(2) Si lo es, ¿se aplica correctamente el esquema usado?
Así, habrá esquemas generales, y otros que solo puedan usarse para discutir
cuestiones de hecho o de cuestiones de valor. En consonancia, van Eemeren y
Grootendorst distinguen dos tipos de falacias, consistentes en usar el esquema
equivocado y en usar incorrectamente un esquema apropiado.
Para Walton y Godden15 las cuestiones críticas sirven para comprobar si se
cumplen los tres requisitos del criterio RSA de buen argumento: (1) las premisas son
racionalmente aceptables, (2) son relevantes para la conclusión, y (3) le dan un apoyo
suficiente. El tercer criterio incluye que no se conozcan argumentos en contrario
mejores.
J.A. Blair propone una clasificación más compleja de las cuestiones críticas según
la función que cumplan:
(1) comprobar que las premisas son verdaderas o al menos aceptables,
(2) comprobar que ese tipo de razonamiento es prima facie plausible,
(3) comprobar si en el caso considerado la inferencia propuesta está justificada,
(4) comprobar si hay razones independientes para rechazar la conclusión, y
(5) comprobar si el argumento usado es apropiado en la situación dada.16
Blair considera que las preguntas de los grupos segundo a cuarto articulan la
evaluación lógica de los argumentos. La verdad de las premisas es una cuestión

14
Argumentation, Communication and Fallacies, 158-168. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum,
1992.
15
“The Nature and Status of Critical Questions in Argumentation Schemes”. Informal Logic Vol.
27, No. 3 (2007): pp. 267-292.
16
“Informal logic and logic”, 130-131. En J.A. Blair, Groundwork in the Theory of Argumentation,
119-132. Springer 2012.
fáctica, y su aceptabilidad y las condiciones generales de uso del argumento son
cuestiones procedimentales.

REQUISITOS DE UNA TEORÍA DE LOS ESQUEMAS ARGUMENTATIVOS

11 Hitchcock y Wagemans17 enuncian condiciones que debería cumplir cualquier


tipología satisfactoria de los esquemas argumentativos.

1. La división de los esquemas debe obedecer a un único principio de ordenación.


2. La lista de tipos de esquemas debe ser exhaustiva.
3. La lista de tipos coordinados de esquemas debe ser mutuamente excluyente, de
manera que ningún argumento pueda instanciar dos esquemas coordinados de la
lista a un mismo respecto.
4. La lista de cuestiones críticas de un esquema específico debe incluir las
cuestiones críticas asociadas con los esquema genéricos de los que sea una
subdivisión,
5. Un esquema argumentativo ha sido usado correctamente en una situación
argumentativa que admite su aplicación syss todas la respuesta a todas
cuestiones críticas es satisfactoria.

Sin embargo pocos teóricos suscribirían el último requisito. Lo habitual es pensar


que dar una respuesta satisfactoria a las cuestiones críticas es una condición
necesaria, pero no suficiente. La razón es que las cuestiones críticas solo representan
fallos típicos de las argumentos de un tipo esquemático.

Para Blair18 una teoría satisfactoria de los esquemas argumentativos debe resolver
satisfactoriamente cuatro problemas.

(1) Individuación: ¿qué constituye un único esquema?


(2) Identificación: ¿cómo se determina cuál es el esquema instanciado por el uso
de un argumento?
(3) Clasificación: ¿cuántos esquemas hay y cómo se relacionan entre sí?
(4) Evaluación: ¿cómo se establece que la razón instanciada por un esquema
dado es convincente?

17
“The pragma-dialectical account of argument schemes” en E. Feteris, B. Garssen y F.
Snoeck-Henkemans, Keeping in Touch with Pragmadialectics, 185-206.Amsterdam: John
Benjamins, 2011)
18
“A Theory of Normative Reasoning Schemes”, p.164. En J.A. Blair, Groundwork in the Theory
of Argumentation. Dordrecht, Heidelberg, Londres y Nueva York: Springer, 147-170
El propio Blair trata de responder a estas cuatro preguntas, con la mirada puesta
sobre todo en la teoría de los esquemas de Walton.

(1) Individuación: un esquema representa una razón y una razón es la menor


unidad autónoma de apoyo de una tesis. Los esquemas pueden ser más o
menos abstractos, dependiendo de la cantidad de variables que aparezcan en
12
su enunciado y del tamaño de las unidades de razonamiento representadas
por cada variable.
(2) Identificación: Un esquema descriptivo de una instancia de razonamiento debe
cumplir dos requisitos mínimos: (a) representar fielmente el tipo de
razonamiento propuesto por el argumentador, y (b) poner de manifiesto los
rasgos del razonamiento que lo hacen (pretendidamente) convincente.
(3) Clasificación: los sistemas de clasificación son relativos a su propósito. No hay,
por tanto, una única tipología “correcta” de los esquemas de razonamiento. La
única cuestión pertinente es si una clasificación determinada cumple plena o
satisfactoriamente su propósito.
(4) Evaluación: lo que hace convincente una instancia de un esquema dado es que
la garantía del razonamiento es racional y todas las cuestiones críticas han
sido respondidas satisfactoriamente.

Walton y Reed19 enuncian algunos requisitos que a su juicio debería cumplir una
tipología satisfactoria de los esquemas argumentativos.

(1) Debe abarcar una porción significativa de los tipos de argumentos presentes en la
argumentación corriente.

(2) Debe ser lo bastante sencilla como para poder ser enseñada con efectividad y
aplicada con facilidad.

(3) Debe ser permitir un análisis lo bastante detallado como para servir como
herramienta de evaluación, lo bastante riguroso como para poder ser implementado en
modelos automáticos, y lo bastante claro como para poder ser integrado en las
técnicas tradicionales de diagramación.

Walton y Godden20 añaden un cuarto requisito:

19
Walton, D. y Reed, C. “Diagramming, argumentation schemes and critical questions”, p. 196.
En F.H. van Eemeren et al. (Eds.), Anyone Who Has a View: Theoretical Contributions to the
Study of Argumentation, pp. 195-211. Dordrecht: Kluwer, 2003.
20
D.N. Walton y D.M. Godden, “Advances in the Theory of Argumentation Schemes and Critical
Questions”, p.271. Informal Logic 27, nº 3 (2007): pp. 267-292.
(4) Debe reflejar las distinciones entre argumentos que los hablantes establecen de
forma intuitiva o preteórica, apelando al sentido común.

13
CLASIFICACIONES DE LOS ESQUEMAS ARGUMENTATIVOS

14 En esta sección se reproducen algunas de las clasificaciones más influyentes de los esquemas argumentativos.

 C. PERELMAN y L. OLBRECHTS-TYTECA, Tratado de la Argumentación (1958).

Los números entre paréntesis refieren a la traducción del Tratado de Julia Sevilla, Madrid: Gredos, 1989.

Analitico: ”Todo análisis … puede ser considerado una argumentación cuasi lógica, que utiliza definiciones o un procedimiento
por enumeración, que limita la extensión de un concepto a los elementos contados·. (335)
Comparación: “las comparaciones… confrontan varios objetos para evaluarlos uno son relación a otro” (375).
“Las comparaciones pueden efectuarse por oposición (lo pesado y lo ligero), por ordenación (lo que es más pesado que) y por
ordenación cuantitativa (en este caso la pesada por medio de unidades de peso)” (376).
ARGUMENTOS
División: se basan en presentar una totalidad como un agregado de sus partes. (364)
CUASILÓGICOS
Identificación: “El procedimiento más característico de identificación completa consiste en el uso de definiciones” (328)
Comparables a Incompatibilidad: consiste en “mostrar que las tesis que se combaten llevan a una incompatibilidad, … consistente en dos
razonamientos formales aserciones entre las que es preciso elegir a menos que se renuncie a ambas” (307)
Inclusión: se basan en la inclusión de las partes en el todo, que da lugar a diversas máximas, como “lo que vale para el todo,
vale para la parte” o “el todo es más importante que la parte”.
Probabilidad: argumentaciones basadas en estimaciones (pero no necesariamente en el cálculo) de la importancia de los
acontecimientos y la probabilidad de su aparición.
Reciprocidad: “Los argumentos de reciprocidad pretenden aplicar el mismo tratamiento a dos situaciones que forman pareja”.
“Los argumentos de reciprocidad realizan la asimilación de situaciones considerando que ciertas relaciones son simétricas”
(343).
Regla de justicia: “La regla de justicia exige la aplicación de un tratamiento idéntico a seres o a situaciones que se integran en
una misma categoría”. (340)
Ridículo: consiste en mostrar que una tesis o sus consecuencias se oponen a lo que es normal y razonable (323).
15
Sacrificio: para establecer el valor de algo, “se vale del sacrificio que se está dispuesto a sufrir para obtener cierto resultado”
(383).
Transitividad: “La transitividad de una relación autoriza demostraciones formales, pero cuando la transitividad es cuestionable o
cuando su afirmación exige precisiones, el argumento de transitividad es de estructura cuasilógica” (353).
BASADOS EN NEXOS DE SUCESIÓN
“unen un fenómeno con sus consecuencias o sus causas” (404)
De causa a efecto: dado un acontecimiento “pretenden… aumentar o disminuir la
creencia en la existencia … de un efecto que resultaría de él” (406)-.
ARGUMENTOS
Del efecto a la causa: dado un acontecimiento “pretenden … aumentar o
BASADOS EN LA disminuir la creencia en la existencia de una causa que lo explicaría” (406)
ESTRUCTURA DE LO Despilfarro: “consiste en decir que puesto que ya se ha comenzado una obra.
REAL
BASADOS EN NEXOS DE COEXISTENCIA
aceptando sacrificios que serian inútiles en caso de renunciar a la empresa, es
“asocian a una persona con sus actos, a un
Invocan un nexo preciso proseguir en la misma dirección”.(430)
grupo con los individuos que lo componen
reconocido entre dos Dirección: rechazan una acción alegando que “si cede esta vez, deberá ceda un
y, en general, a una esencia con sus
entes para pasar de lo poco más la próxima vez, y sabe Dios dónde irá usted a parar” (435).
manifestaciones” (404)
que se admite a lo que se Fines a medios: consiste en “presentar un fin como deseable porque los medios
quiere hacer admitir para realizarlo están creados o se vuelven fácilmente accesibles”. (422)
Medios a fines: permite apreciar un acto por sus consecuencias deliberadas,
presentándolo por tanto como un medio para su consecución.
Pragmático: “permite apreciar un acto o un acontecimiento con arreglo a sus
consecuencias favorables o desfavorables”.(409)
Superación: “siempre se puede ir más lejos en un sentido determinado, sin que se
entrevea un límite en esa dirección, y con un aumento continuo del valor”. (443)
Acto y esencia: “partiendo de un verbo, un adjetivo o una expresión que designa
16
una relación [se pueden] formar esencias («el jugador», «el patriota», «la madre»),
que caracterizan ciertas clases de seres cuyo comportamiento explican”. (502)
Este tipo de argumentos se basa en la relación entre tales esencias y los actos
que las manifiestan.
Autoridad: presenta el prestigio de quienes la profesan como aval de la verdad de
una opinión.
Diferencias de grado y orden: la conversión de “una distinción de orden en una
diferencia de grado o, a la inversa,… producen efectos innegables en las
evaluaciones y el modo de fundamentarlos (535)
Doble jerarquía: usan una correlación entre los términos de dos jerarquías para
establecer el fundamento de una de ellas, la posición de uno de sus términos o
que tal termino debería ocupar en ella tal lugar más que tal otro (516)
Grupo y sus miembros: sus miembros son “la manifestación del grupo,
exactamente lo mismo que el acto es la expresión de la persona”. (494)
Participación: basados en la relación entre el símbolo y lo que evoca. (508-509).
Persona y sus actos: basados en la relación entre la personalidad y los actos que
la manifiestan.
POR EL CASO PARTICULAR Antimodelo: “Si la referencia a un modelo permite promover ciertas conductas, la
ARGUMENTOS QUE
referencia a un contraste, a un antimodelo, posibilita su alejamiento” (559-60).
FUNDAMENTAN LA Ejemplo: generalización a partir de casos particulares.

ESTRUCTURA DE LO
Ilustración: “Mientras que el ejemplo se encarga de fundamentar la regla, la
REAL
ilustración tiene como función reforzar la adhesión a una regla .conocida y
POR ANALOGÍA admitida” (546)
17 Modelo: “El hecho de seguir un modelo reconocido, de estar sujeto a él, garantiza
el valor de la conducta” (556).
Analogía: “una similitud de estructuras, cuya fórmula más general sería: A es a B
lo que C es a D”·(570).
Metáfora: “una analogía condensada. resultante de la fusión de un elemento del
foro con un elemento del tema” (611).
ARGUMENTOS POR
DISOCIACIÓN
basados en la dualidad
aparente-real u otra
similar
PRAGMADIALÉCTICA.

(1) Hitchcock, D- y Wagemans, J.. “The Pragma-dialectical account of argument schemes” (2011).
(2) Van Eemeren, F.H. y Grootendorst, R. Argumentation, Communication and Fallacies (1992).

18 Causa a efecto
X causa Y
Efecto a causa
X es una de las causas de Y (2)
Pragmáticos
Las consecuencias X positivas/negativas de una acción Y son una ARGUMENTOS
(1) razón para hacer/no hacer Y CAUSALES
De medios a fines
ARGUMENTOS SEMIÓTICOS Que X sea un medio para Y es una razón para hacer X
Se aduce la posesión de un predicado por un sujeto para Por el valor del fin
Que X ayude a conseguir un fin valioso Y es una razón para hacer X
justificar la atribución a ese sujeto de otro predicado
Sintomáticos
X es un síntoma deY
De autoridad ARGUMENTOS
Ser afirmado por una autoridad es un
SINTOMÁTICOS
indicio de verdad o aceptabilidad
Por definición
X significa/es por definición Y
Por analogía
X se parece a Y
ARGUMENTOS DE SEMEJANZA De equidad
ARGUMENTOS
Se aduce la posesión de un predicado por un sujeto para X debe tratarse de manera similar a Y
De reciprocidad COMPARATIVOS
justificar la atribución a ese predicado a otro sujeto X debe hacer por Y lo que Y hizo por X
Paradigmática
Otros miembros de la clase X tienen las propiedades que Y
 D. WALTON, Argumentation Schemes for Presumptive Reasoning (1996).

ARGUMENTO AD HOMINEM CIRCUNSTANCIAL. Si x afirma que todo el mundo


debe actuar según A/mantener que A, entonces x está comprometido con A. a afirma
que todo el mundo debe actuar según A/defender que A. Sus circunstancias
19 personales indican que a no está comprometido con A. Por tanto a es inconsistente
con respecto a A, y hay que desconfiar de sus argumentos a favor de A.

ARGUMENTO AD IGNORANTIAM. No se ha establecido que todas las verdades de D


estén en C. Por sus características, si A fuera verdadera sería de esperar que
estuviera en C. A está en D pero no en C. Todas las proposiciones de D son
verdaderas o falsas. Por tanto cabe presumir que A es falsa.

ARGUMENTO CAUSAL DE LA PENDIENTE RESBALADIZA. La propuesta A0 es


digna de consideración. Adoptar A0 podría causar A1, que a su vez causaría A2, y así
sucesivamente hasta An. An sería desastroso. Por tanto no hay que adoptar A0.

ARGUMENTO DE LA ARBITRARIEDAD DE UNA CLASIFICACIÓN VERBAL. a1 tiene


la propiedad P. Si x tiene la propiedad P e y es indistinguible de x por lo que hace a P,
entonces y también tiene la propiedad P. Hay una secuencia de individuos a1,
a2,…,an sucesivamente indiscernibles con respecto a P. Por tanto an tiene la
propiedad P. Sin embargo an no tiene la propiedad P. Por tanto, no es verdad que a1
tenga la propiedad P.

ARGUMENTO DE LA CAUSA AL EFECTO. Generalmente si se da A, se da B. Se da


A. Por tanto se da o se dará B.

ARGUMENTO DE LA CLASIFICACIÓN VERBAL. a es P. Cualquiera que sea P,


puede ser clasificado como un Q. Por tanto a es Q.

ARGUMENTO DE LA CORRELACIÓN A LA CAUSA. Hay una correlación positiva


entre A y B. Por tanto A causa B.

ARGUMENTO DE LA EXCEPCIÓN. Si el caso de x es una excepción, entonces la


regla establecida no se aplica en ese caso. La regla aplicable a a establece que tiene
que hacer A. El caso de a es una excepción. Por tanto a no tiene que hacer A.

ARGUMENTO DE LA OPINIÓN EXPERTA. E es un experto en el dominio D. E dice


que A es verdadera. A pertenece al dominio D. Por tanto A puede ser tenida por
verdadera.

ARGUMENTO DE LA PENDIENTE RESBALADIZA. En principio C0 es aceptable. Hay


una secuencia de casos C0, C1,…, Cn en la que cada uno lleva al siguiente por una
combinación de vínculos causales, de precedencia y analogía. Existe un clima social
de opinión que hace que una vez que se acepta la plausibilidad de un caso, se acepte
la del siguiente. Por tanto C0 no es aceptable.

ARGUMENTO DE LA POPULARIDAD. Si una mayoría significativa tiene a A por


verdadera, cabe presumir que lo es. Una mayoría significativa tiene a A por verdadera.
20
Por tanto, cabe presumir que A es verdadera.

ARGUMENTO DE LA POSICIÓN PARA SABER. La posición de a le permite sabe si A


es verdadera (falsa). a afirma que A es verdadera (falsa). Por tanto a es verdadera
(falsa).

ARGUMENTO DE LA REGLA ESTABLECIDA. Si la regla aplicable a x establece que


tiene que hacer A, entonces x tiene que hacer A. La regla aplicable a a establece que
tiene que hacer A. Por tanto, a tiene que hacer A.

ARGUMENTO DE LA VAGUEDAD DE UNA CLASIFICACIÓN VERBAL. Si un


argumento involucra una propiedad que no alcanza la precisión requerida por el
diálogo en el que se usa, debe ser rechazado por deficiente. El argumento A aparece
en un diálogo que exige un cierto nivel de precisión. A involucra una propiedad cuya
definición no alcanza el nivel de precisión un cierto nivel de precisión exigido. Por
tanto, A debe ser rechazado por deficiente.

ARGUMENTO DE LAS CONSECUENCIAS. Si se hace A, previsiblemente tendrá


buenas/malas consecuencias. Por tanto se debe/no se debe hacer A.

ARGUMENTO DE LOS DATOS A LA HIPÓTESIS. Si la hipótesis H fuera verdadera, D


sería un hecho. Se ha observado que (no) D. Por tanto H es verdadera (falsa).

ARGUMENTO DEL COMPROMISO. a está comprometido con la proposición P. Por


tanto a debe defender P.

ARGUMENTO DEL DESPILFARRO. Si a deja de intentar lograr A, todos sus


esfuerzos previos para lograrlo habrán sido en vano. Sería malo que los esfuerzos
previos de a para lograr A hubieran sido en vano. Por tanto, a debe seguir intentando
lograr A.

ARGUMENTO DEL EJEMPLO. En este caso a es P y Q. a es un típico caso de las


cosas que son P y pueden ser o no Q. Por tanto, si x es P entonces normalmente es
Q.

ARGUMENTO DEL GRADUALISMO. La proposición A es verdadera (aceptable para


el interlocutor). Hay una secuencia de condicionales verdaderos Si A entonces B1, si
B1 entonces B2,…, si Bn entonces Bn+1, si Bn+1 entonces C. El condicional si A
entonces C no es, como tal, aceptable para el interlocutor. Por tanto la proposición C
es verdadera (aceptable para el interlocutor).

ARGUMENTO DEL SESGO. Si quien argumenta es parcial, es poco plausible que


haya sopesado todos los pros y los contras antes de concluir C. a es parcial. Por tanto
poco plausible que haya sopesado todos los pros y los contras antes de concluir C
21
ARGUMENTO DEL SIGNO. En esta situación se da A. En este tipo de situaciones, B
suele darse cuando se da su signo A. Por tano, en esta situación se da B.

ARGUMENTO ETÓTICO. Si x es bueno (malo), entonces lo que x mantiene tiene que


ser aceptado (rechazado). a es bueno (malo). Por tanto lo que a mantiene tiene que
ser aceptado (rechazado).

ARGUMENTO POR ANALOGÍA. En general, C1 es similar a C2. En C1 (no) se da A.


Por tanto en C2 (no) se da A.

ARGUMENTO POR PRECEDENTE DE LA PENDIENTE RESBALADIZA. C0


establecería un precedente con respecto a la regla R. Si se considera que C0 es una
excepción, lo mismo debe hacerse con C1. Puede establecerse una secuencia similar
que va de C0 a Cn+1 a través de C1,…Cn. Aceptar Cn+1 como una excepción a R
sería inadmisible. Por tanto no es aconsejable admitir C0.
SISTEMA GENERAL DE D.N. WALTON, C.A. REED y F. MACAGNO21

Por el signo
Causal de la pendiente
ABDUCTIVO
22 resbaladiza
De los datos a la hipótesis
Del gasto realizado
CAUSAL De la causa al efecto
De la correlación a la causa
Modus Ponens deductivo
Silogismo disyuntivo
RAZONAMIENTO DEDUCTIVO
Silogismo hipotétcio
Reductio Ad Absurdum, etc.
De una muestra aleatoria a una
INDUCTIVO
población, etc.
Por el despilfarro
Por el riesgo
PRÁCTICO Por la amenaza
Por las alternativas
Por las consecuencias
Por analogía
BASADOS EN CASOS Por el ejemplo
Por los precedentes
Caso excepcional
BASADOS EN REGLAS CON
Petición de excusas
APLICACIÓN DE EXCEPCIONES
Regla establecida
REGLAS A
Clasificación verbal
CASOS CLASIFICACIÓN VERBAL
Vaguedad de la clasificación
Gradualismo
CONCATENACIÓN DE ARGUMENTOS Pendiente resbaladiza
DE REGLAS Y CASOS Por precedentes de la pendiente
resbaladiza
Alegación de sesgo
Argumentos ad hominem
ATAQUES A LA CREDIBILIDAD
Envenenar el pozo alegando
PERSONAL
sesgo grupal
etc.
ARGUMENTOS POR EL COMPROMISO Por el compromiso inconsistente
BASADOS EN LA Opinión generalizada
POR LA ACEPTACIÓN
FUENTE Práctica generalizada
GENERALIZADA
Etc
Opinión experta
Por el testimonio
POR LA POSICIÓN PARA SABER
Por la ignorancia
Posición para saber

21
Argumentation Schemes, pp. 348-351 (2008).
COMPENDIO DE ESQUEMAS ARGUMENTATIVOS

23 CLASIFICACIÓN DE LOS ESQUEMA DESCRITOS EN EL COMPENDIO

ABDUCTIVOS
APARIENCIA
COMPOSICIÓN
PARTE A TODO
COGNITIVOS MUESTRA
MEREOLÓGICOS
DIVISIÓN
TODO A PARTE
SUBSUNCIÓN
REGULARIDADES GENERALIZACIÓN DESCRIPTIVA
GENERALIZACIÓN ESTRICTA
AUSENCIA DE ALTERNATIVAS
CLASIFICACIÓN VERBAL
A FORTIORI
COMPARACIÓN PARIDAD(ANALOGÍA)
PAULO MINOR
IGNORANCIA
INCONSISTENCIA (TU QUOQUE)
SOSPECHA
AUTORIDAD
ETÓTICOS
NOVEDAD
GENERALES DOXÁSTICOS OPINIÓN COMÚN
PERICIA
POSICIÓN
TESTIMONIO
NARRATIVOS
OPOSICIÓN
EJEMPLO
PARADIGMÁTICOS
MODELO
RECIPROCIDAD
SEMEJANZA
INDICIALES
SÍGNICOS ICÓNICOS
SIMBÓLICOS
ARETÉTICOS/CAQUÉTICOS
COMPROMISO
COSTUMBRE
FINES A MEDIOS
NORMATIVOS
PRECEDENTES
PRAGMÁTICOS
REGLAS Y NORMAS
VALORES
FICHA DE UN ESQUEMA ARGUMENTATIVO.

 Diagrama:

Premisas
Garantía: Por tanto
Conclusión
24

Un esquema argumentativo no es una figura de inferencia y por tanto el diagrama


de un esquema no debe entenderse como una representación del esquema. El
diagrama representa más bien una clase de aplicaciones arquetípicas de la garantía.

 Ejemplos.

 Variantes.

 Cuestiones críticas.

Las cuestiones críticas pueden organizarse en cuatros grupos que corresponden a


otras tantas maneras de atacar un argumento. Por tanto, cada grupo tiene una función
diferente:
(1) comprobar si el argumento usado es apropiado en la situación dada;
(2) comprobar que las premisas son verdaderas o al menos aceptables,
(3) comprobar si en el caso considerado la inferencia propuesta está justificada,
(4) comprobar si hay razones independientes para rechazar la conclusión.
La lista de Blair de la página 7 añade un quinto tipo de cuestión críticas, cuya
finalidad es comprobar que ese tipo de razonamiento es prima facie plausible. En
nuestro caso, la inclusión de un esquema en el compendio presupone que es
generalmente aceptable (es decir, que usado en las circunstancias apropiadas da
lugar a argumentos de peso). En el modelo de Toulmin, la aceptabilidad general de la
garantía está relacionada con el respaldo y con la distinción entre argumentos que
usan una garantía y argumentos que establecen una garantía.
El primer grupo está formado por las preguntas relativas a las condiciones
generales de uso del esquema. Una cuestión crítica de este tipo es:
CC0 ¿Se ajusta la conclusión del argumento al tipo de esquema desplegado?
Esta pregunta permite clasificar los esquema en cognitivos, generales y normativos.
- Esquemas cognitivos: patrones de argumentación que solo admiten
conclusiones relativas a hechos.
- Esquemas normativos: patrones de argumentación que solo admiten como
conclusión recomendaciones o valoraciones de situaciones y acciones;
- Esquemas generales: patrones de argumentación que permiten establecer
conclusiones de todos los tipos.
En la relación de esquemas argumentativos que sigue, éstos se ordenan según
esta clasificación. Ese proceder permite prescindir de CC0.
Las condiciones generales de uso dependen además del tipo y la fase del diálogo
25 en el que se proponga el argumento. En efecto, la situación argumentativa determina
el grado de certeza que se exige a las inferencias, atendiendo a consideraciones
pragmáticas, como las consecuencias de equivocarse, y la urgencia de extraer una
conclusión. Estas consideraciones pueden recogerse en otras dos cuestiones críticas
generales:

CC1. ¿Permiten el tipo y la fase de diálogo usar argumentos de este tipo?

CC2. ¿Sería preferible proseguir el diálogo sin extraer una conclusión con este
margen de incertidumbre?

Estas preguntas resultan pertinentes prácticamente para cualquier esquema


argumentativo.
Desde una concepción dialógica las falacias aparecen vinculadas a las cuestiones
críticas de este primer grupo. Entiendo por concepción dialógica (en oposición a
lógica) la que entiende las falacias como “fallos o defectos externos del proceder
argumentativo, como el debido al mal uso de un esquema o a la violación de una
norma de procedimiento”.22 En tanto que las cuestiones de este primer grupo son
procedimentales, forman parte de la evaluación dialéctica de los argumentos.
Las cuestiones del segundo grupo inquieren por la aceptabilidad de las premisas y
anticipan posibles objeciones. Suele considerarse que son cuestiones fácticas, y por
tanto ajenas a la evaluación lógica y dialéctica de los argumentos. Algunos autores
hablan de “evaluación material” para referirse a la evaluación de las premisas. No
obstante, hay que recordar que no todas las objeciones están desprovistas de carga
de la prueba. Eso confiere a las cuestiones relativas a la aceptabilidad de las premisas
una dimensión dialéctica y lógica.

Las cuestiones del tercer grupo tratan de identificar circunstancias excepcionales


que impidan aplicar la garantía. Por consiguiente su función es ayudar a encontrar
posibles recusaciones del argumento.

Finalmente, las cuestiones del cuarto grupo ayudan a buscar razones para negar la
conclusión del argumento evaluado, y por tanto para refutarlo. Aun suponiendo que en

22
L. Vega, La fauna de las falacias, p. 60. Madrid: Trotta, 2013.
una situación determinada un argumento proporcione una razón para aceptar su
conclusión, tiene que ser sopesado con los argumentos en contrario disponibles para
determinar si esa razón es suficiente. Suele considerarse que las cuestiones críticas
de estos dos últimos grupos constituyen el núcleo de la evaluación lógica de los
argumentos.
26

Grupo Objeto Evaluación Estrategia

1 Condiciones de uso Dialéctica Acusación de Falacia

2 Premisas Material Objeción

3 Inferencia Lógica Recusación

4 Conclusión Lógica Refutación

ESQUEMAS COGNITIVOS

Los argumentos que instancian un esquema cognitivo son argumentos teóricos que
tratan de cuestiones de hecho, qué creer o qué tener por verdadero

ARGUMENTOS ABDUCTIVOS

Los argumentos abductivos proponen una inferencia a la mejor explicación. Las


premisas presentan un conjunto de datos de los que se inferiría la conclusión por ser,
supuestamente, la mejor explicación disponible de esos datos. Cuanto mejor sea la
explicación propuesta, más justificada estará la inferencia propuesta. Por consiguiente
la garantía de este tipo de argumentos puede concebirse como un topos (mejor
explicación, mejor justificación).

D1,…,Dn
H explica D1,…,Dn:
por tanto
(si H fuera verdadera, sucedería que D1,…,Dn)
H

Los argumentos abductivos pueden clasificarse según el tipo de explicación invocada:


causal, teleológica, funcional, etc.

Ejemplo. E. Buffetaut, Tras la pista de los dinosaurios, RBA editores, 1994.


¿De dónde podía proceder este iridio? Según Luis y Walter Álvarez y colaboradores,
habría sido aportado por un enorme meteorito, con un diámetro de una decena de
kilómetros, que habría chocado contra la Tierra hace 65 millones de años. Se sabe, en
efecto, que determinados meteoritos contienen iridio en concentraciones mucho más
elevadas que la corteza terrestre. Pulverizada por el choque, la sustancia que
27 constituía el meteorito se habría proyectado, mezclada con materiales terrestres, hasta
la estratosfera, para caer de nuevo sobre la superficie terrestre y formar la capa de
arcilla rica en iridio del límite Cretácico-Terciario.

La capa de arcilla del límite Cretácico-Terciario es


rica iridio. La caído un meteorito hace 65 millones
de años es la mejor explicación disponible de esa
concentración de iridio
La caída de un meteorito explicaría la
concentración de iridio en la capa de por tanto
arcilla del límite Cretácico-Terciario
Un enorme meteorito chocó contra la Tierra hace
65 millones de años

Los diagnósticos son otro ejemplo recurrente de razonamiento abductivo. La


función de un diagnóstico, así concebido, sería dar la mejor explicación disponible de
los síntomas del paciente.

Cuestiones críticas.

Para establecer la lista de las cuestiones críticas me inspiraré en el análisis de la


plausibilidad de las conclusiones abductivas de John R. Josephson.23 Según
Josephson la plausibilidad de las conclusiones de inferencias abductivas depende de
los siguientes factores:

1. ¿En qué medida H es superior a las hipótesis alternativas?

2. ¿Es H plausible por sí misma, independientemente de las hipótesis


alternativas? (hay que ser cautos a la hora de aceptar una hipótesis, aunque
sea la mejor disponible, si no es suficientemente plausible por sí misma).

3. ¿Cuán fiables son los datos aportados?

23
Josephson, J.R. y Tanner, M.C. “Conceptual analysis of abduction”, pp.11-12. En Josephson,
J.R. y S.G. (eds.), Abductive Inference, Computation, Philosophy, Technology, pp.1-29.
Cambridge University Press, 1996
4. ¿Puede confiarse en que se han considerado todas las explicaciones
plausibles? (¿cuán rigurosa ha sido la búsqueda de explicaciones
alternativas?).

Josephson añade otros dos factores que pesan en la aceptabilidad de la conclusión de


una inferencia abductiva.
28

5. Consideraciones pragmáticas, entre las que figuran los costes de equivocarse


y los beneficios de acertar.

6. Lo acuciante que sea la necesidad de llegar a una conclusión, sobre todo


teniendo en cuenta la posibilidad de buscar más pruebas antes de decidir.

En la relación de cuestiones críticas que viene a continuación, el número entre


paréntesis remite a la lista de Josephson. Las cuestiones se enumeran conforme a la
tipología de la ficha de un esquema argumentativo, comenzando por las que se
refieren a las condiciones generales de uso de los argumentos abductivos y
terminando por las que apuntan a posibles refutaciones del argumento examinado.

CC1. ¿Qué grado de certeza debe exigirse a las inferencias en la situación


argumentativa dada? (5)

CC2. ¿Sería preferible proseguir el diálogo sin extraer una conclusión en este
momento? (6)

CC3. ¿Son fiables los datos aportados? (3)

CC4. ¿Se han tenido en cuenta todos los datos disponibles? (3)

CC5. ¿En qué medida ha sido la búsqueda de datos completa y exhaustiva? (3)

CC6. ¿La hipótesis propuesta es razonablemente sencilla y explicativa? (2)

CC7. ¿Qué otras explicaciones de los datos pueden concebirse? (4)

CC8. ¿Se han considerado todas las explicaciones plausibles? (4)

CC8. ¿Es la explicación propuesta mejor que las explicaciones alternativas?(1)

CC9. ¿Hay razones para pensar que H es falsa? (2)

Toulmin distingue en Los usos de la argumentación (pp. 161-162) los argumentos


que usan una garantía de los argumentos que la establecen. La cita de Buffetaut
contiene un argumento que usa una garantía y propone una inferencia a la mejor
explicación, que es el que se acaba de esquematizar. También contiene un argumento
que establece esas garantía, es decir, cuya conclusión es que la hipótesis del
meteorito explica la concentración de iridio en el estrato del límite cretácico-terciario.
29 Sin pretender aventurarnos en el debate sobre la naturaleza de la explicación de la
filosofía de la ciencia, este segundo argumento puede representarse así:

Supongamos que un enorme meteorito con una


alta concentración de iridio hubiera chocado
contra la Tierra hace 65 millones de años
por tanto
Pulverizada por el choque, la materia del
meteorito, mezclada con materiales terrestres, se
habría proyectado hasta la estratosfera, para
caer de nuevo sobre la superficie terrestre y Algunos meteoritos contienen iridio en
formar la capa de arcilla del límite Cretácico- concentraciones mucho mayores que
Terciario la corteza terrestre
por tanto
En la capa de arcilla del límite Cretácico- Terciario habría una concentración de iridio muy
elevada
por tanto
La caída de un meteorito hace 65 millones de años explica la concentración de iridio en el
estrato cretácico-terciario

ARGUMENTOS BASADOS EN LA APARIENCIA

Los argumentos basados en la apariencia se basan es un principio atribuido al


filósofo escéptico Carnéades: tener la percepción de que algo es P es una razón para
creer que algo es un P. Naturalmente es una razón falible, que presupone que las
condiciones de observación y los estados sensoriales y mentales del sujeto son
normales.

No hay que confundir tener una percepción de que algo es P y percibir que algo
es P. En el primer caso lo importante es la sensación, no en el objeto percibido.
Tengo una percepción de que algo es P cuando me parece ver, oír, tocar, etc. algo
que es P. Si no hay ningún gato, no puedo ver un gato, aunque puedo tener la
percepción de un gato.

Alguien tiene la percepción de que algo es P


Tener la percepción de que algo es P por tanto
es una razón para creer que algo es P:
Algo es P
El conocido argumento anti-escéptico de G.E. Moore puede interpretarse como una
vindicación de los argumentos basados en la apariencia.

Ejemplo 1. G.E. Moore, “A Proof of an External World” [Una prueba del mundo
externo], 1939.

30
Me parece […] que solo hay una prueba posible de la existencia de cosas fuera de
nosotros […] Puedo probar, por ejemplo, que existen dos manos humanas. ¿Cómo?
Alzando mis manos y diciendo, al tiempo que hago un gesto con la mano derecha,
“Aquí está una mano”, y añadiendo, al tiempo que hago un gesto con la izquierda, “Y
aquí está la otra”. Si al hacerlo he probado ipso facto la existencia de cosas externas,
enseguida se ve que puedo hacerlo con muchas otras cosas: no hace falta multiplicar
los ejemplos.

Los argumentos basados en la apariencia también se han esgrimido para demostrar


la existencia de cosas menos terrenales que las manos de Moore.

Ejemplo 2. Frederick Copleston, “La existencia de Dios. Debate entre Bertrand


Russell y F.C. Copleston, S.J.”, 1948.

Entiendo [por experiencia religiosa] una apasionada, aunque oscura, conciencia de un


objeto que irresistiblemente le parece al sujeto de la experiencia algo que lo
trasciende, algo que trasciende todos los objetos normales de la experiencia, algo que
no puede ser imaginado ni conceptualizado, pero cuya realidad es indudable, al menos
durante la experiencia.

Copleston tiene conciencia de un objeto que


irresistiblemente le parece que le
trasciende y trasciende a todos los objetos
normales de la experiencia, algo que no
puede ser imaginado ni conceptualizado
La conciencia de que algo trasciende a
todos los objetos normales de la
experiencia, que no puede ser imaginado ni por tanto
conceptualizado, es una razón para creer
que existe algo así:
Existe algo que trasciende a todos los
objetos normales de la experiencia, algo
que no puede ser imaginado ni
conceptualizado

Aclaremos que aunque Copleston no considera “la experiencia religiosa como una prueba
estricta de la existencia de Dios”, cree que su existencia es la mejor explicación de esa
experiencia.
Cuestiones críticas

CC1. ¿En qué medida P es perceptible y en qué medida es inferida de otras


percepciones?

CC2. ¿Concuerda la percepción de que algo es P con otras percepciones,


31 propias y ajenas?

CC3. ¿Las condiciones y el entorno de observación son normales?

CC4. ¿Los estados sensorial y mental del perceptor presentan anomalías?

Nuestros sentidos son uno de los mecanismos que establecen una presunción de la
verdad de las creencias que generan. Otro es la memoria, a la que apelan otros
argumentos basados en la apariencia.

Alguien recuerda que algo era P


Recordar que algo era P es una razón para por tanto
creer que algo era P:
Algo era P

Cuando apelamos al recuerdo de una percepción el riesgo se duplica porque


podrían engañarnos nuestros sentidos o también nuestra memoria. Por eso los
argumentos basados en la memoria son más débiles que los basados únicamente en la
percepción. Teniendo en cuenta la variabilidad de la duración del presente, sería mejor
decir que la fiabilidad de los recuerdos disminuye con el paso del tiempo desde el
suceso recordado.

Ejemplo 3. Comentario de Topo 30/11/2011 a la entrada “Conocidos” en la página


de Álvaro Cabrera http://campeondelsiglo.com/web/2011/11/29/conocidos/, consultada
6/12/2012.
Mono, hay una confusión en uno de tus comentarios: Diogo no integró el plantel 2003
y por ende nunca “la rompió” en ese Peñarol campeón.
Diogo vino en 2004 por un acuerdo con Casal por Hernández (que jugó poco),
Ruso Pérez y Diogo. De esto estoy seguro porque lo recuerdo perfectamente.

Topo recuerda que Diogo no fichó por


el Peñarol en 2004
Recordar que Diogo fichó por Peñarol en 2004
es una razón para creer que Diogo fichó por por tanto
Peñarol en 2004:
Diogo no fichó por el Peñarol en 2004
ARGUMENTOS BASADOS EN REGULARIDADES

Lo característico de estos argumentos es que el paso de las premisas a la


conclusión se ampara en una generalización empírica. Esa generalización puede ser
una ley o una generalización accidental. La diferencia entre generalizaciones nómicas

32 o leyes y generalizaciones accidentales es objeto de debate en filosofía de la ciencia.


Entre otras cosas, se ha afirmado que las leyes, a diferencias de las generalizaciones
accidentales, son confirmadas por sus instancias, justifican las predicciones, son
explicativas, son sistemáticas, etc. Sea como fuere parece que un argumento
sustentado en una ley es más fuerte que otro que se apoye en una mera
generalización accidental.

El patrón genérico de los argumentos basados en regularidades es el siguiente:

Sucede que P
Hay una relación regular y constante entre P y C: por tanto
Sucede(rá) que C

Cuestiones críticas

CC1. ¿Permiten el tipo y la fase de diálogo usar argumentos de este tipo?

CC2. ¿Sería preferible proseguir el diálogo sin extraer una conclusión con este
margen de incertidumbre?

CC3. ¿Qué pruebas hay de que suceda que P?

CC4. ¿Qué tipo de regularidad se invoca?

CC5. ¿Con qué grado de certeza permite la regularidad invocada predecir C?

CC6. ¿Concurren otros factores que puedan interferir en el resultado del proceso?

CC7. ¿Existen otras regularidades que l l e v e n a predecir resultados diferentes a


partir de P o debiliten la predicción de C?

REGULARIDADES PREDICTIVAS Y EXPLICATIVAS

Schellens24 subdivide los argumentos basados en regularidades en predictivos y


explicativos, dependiendo de si sustentan una predicción o una explicación. A

cfr. Garssen, B., “Esquemas argumentativos” en R. Marafioti (ed.) Parlamentos, pp. 19-36.
24

Buenos Aires: Biblos 2007, p.29.


continuación se ofrecen sendos ejemplos.

Ejemplo 1. G. Yamada, “Profesionales infelices”, 27/01/2011; accesible en


http://gustavoyamada.blogspot.com.es/2011/01/profesionales-infelices_27.html. Página
consultada el 21/05/2012.

33
… en medio del auge económico peruano y expansión del empleo […] Son los
profesionales técnicos y universitarios los que están sufriendo recortes en sus
ingresos reales (4% y 12%, respectivamente). […] La ley de oferta y demanda predice
que el salario se reduce cuando la demanda disminuye o cuando la oferta aumenta.
En un período de crecimiento económico como el actual, las empresas demandan más
trabajadores. Es más, en esta era del conocimiento, la demanda por profesionales
aumenta relativamente más, por lo que debiera esperarse más bien un aumento en
sus remuneraciones. El incremento de la oferta de profesionales sería más
consistente con la realidad actual. Ha crecido enormemente la matrícula y el
número de instituciones de educación superior. Ello se traduce hoy en día en una gran
oferta de profesionales y técnicos que tiende a reducir sus sueldos.

Hay un incremento de la oferta


de profesionales y técnicos
La ley de oferta y demanda predice que el
salario se reduce cuando la demanda disminuye por tanto
o cuando la oferta aumenta:
Los salarios de profesionales y
técnicos tienden a reducirse

Este es un argumento explicativo que se asemeja a los argumentos de causa a


efecto. A continuación se ofrece un argumento predictivo, que recuerda a los
argumentos basados en precedentes.

Ejemplo 2. I. Sóboleva, ““Expertos rusos advierten del riesgo de una nueva guerra
mundial”. Rusia Hoy, 16/04/2013.
http://rusiahoy.com/internacional/2013/04/16/expertos_rusos_advierten_del_riesgo_de
_una_nueva_guerra_mundial_26909.html, consultado 7/05/2013.

Malkov señaló que los especialistas de la MGU [Universidad Estatal de Moscú] han
analizado los ciclos económicos y el nivel de agresividad militar en el mundo durante
los últimos 200 años y llegaron a la conclusión de que las guerras mundiales y los
ciclos económicos están sincronizados.
"¿En qué situación nos encontramos? El final del quinto ciclo de Kondrátiev y la
transición al sexto régimen tecnológico", dijo Malkov. "Ahora estamos esperando una
nueva guerra mundial, que tendrá lugar en los próximos diez años".
Víctor Kovaliov, secretario de sección de la Academia de las Ciencias Militares y
redactor jefe adjunto de la revista "Estabilidad estratégica" apoyó a su colega y
aclaró: "Malkov hablaba de que existen ciertas regularidades definidas. Ahora, por
ejemplo, terminan al mismo tiempo un ciclo de Kondrátiev, uno de Juglar, y uno de
Kuznets. Un análisis retrospectivo de la historia mundial muestra que en momentos
34 como este es muy probable que se desencadene una 'gran guerra'. Esta es una
época de gran inestabilidad política. El mundo espera grandes cambios".

Ahora terminan al mismo tiempo un


ciclo de Kondrátiev, uno de Juglar, y
uno de Kuznets
Un análisis de los ciclos económicos y del nivel de
agresividad militar en el mundo durante los últimos
por tanto
200 años muestra que en momentos como este es
muy probable que se desencadene una gran guerra:
Estamos esperando una nueva guerra
mundial, que tendrá lugar en los
próximos diez años

GENERALIZACIONES DESCRIPTIVAS Y ESTRICTAS.

Los filósofos de la ciencia distinguen entre generalizaciones estrictas y


generalizaciones ceteris-paribus. La primera ley de Newton (Todo cuerpo persevera
en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a
cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él) es una generalización estricta,
mientras que fumar produce cáncer es una generalización ceteris paribus. La
diferencia fundamental es que las generalizaciones estrictas no admiten excepciones
pero las generalizaciones ceteris paribus sí.

Veamos primero un argumento que invoca una generalización estricta. En la


película Un sabio en las nubes el profesor Brainard inventa una sustancia, el gomavol,
que, como le explica a su perro Charly, al rebotar ”Sube y baja. Baja y sube cada vez
más alto. ¿Sabes lo que significa? Solo una cosa: que libera su propia energía. ¿Y
sabes lo que quiere decir eso? Que hemos descubierto una nueva energía, una nueva
clase de energía”. Sergio Palacios analiza tan notable invento.

Ejemplo 3. S.L. Palacios, La guerra de dos mundos, p. 124. Barcelona: Ma non troppo,
2008.
Ahora bien, el caso de la gomavol es aún peor, pues como acabamos de ver, si toda la
energía perdida se pudiera recuperar completamente, la nueva altura sería igual a la
inicial, pero nunca superior. Si esto realmente sucediese, sería como admitir que el
coeficiente de restitución pudiese tomar valores superiores a la unidad o, lo que es lo
mismo, que la pérdida de energía en el choque fuese negativa, es decir que en lugar
de perderse energía se ganaría. La gomavol tendría más energía después de rebotar
que antes. ¿De dónde saldría ese exceso de energía? Estaríamos destruyendo de un
golpe uno de los pilares fundamentales sobre los que se sustenta la física: el principio
de conservación de la energía.
35
La gomavol tendría más energía
después de rebotar que antes
La energía ni se crea ni se
por tanto
destruye, solo se transforma:
La gomavol no puede existir

Las generalizaciones ceteris paribus de los filósofos de la ciencia se corresponden


con las generalizaciones descriptivas de Hastings.25 Son expresiones típicas de
generalizaciones descriptivas “Por regla general, los P son Q”, “Normalmente los P
son Q” o simplemente “Los P son Q”.

Un primer patrón de argumentación basada generalizaciones descriptivas es:

x es (un) P
Normalmente los P son Q
(es decir, en ausencia de información en contrario, se puede asumir por tanto
que x es un P “normal”):
x es (un) Q

P es aquí la clase de referencia y Q la clase de atribución. Los argumentos de este


tipo asumen por defecto que a es un P normal. También puede usarse la
generalización descriptiva como garantía para argumentar que x no es un P normal:

x es un P. a no es (un) Q
Normalmente los P son Q: por tanto
x no es un P normal

A veces se precisa el sentido de la generalización descriptiva mediante un adverbio


de cantidad:

a es (un) P
Casi todos/la mayoría/muchos de los P son Q.: por tanto
a es (un) Q

25
A. C. Hastings, A Reformulation of the Modes of Reasoning in Argumentation, p. 175. Tesis
doctoral, Northwestern University‘, 1963
La introducción de un adverbio en la premisa mayor ayuda a precisar la fuerza
atribuida al argumento, puesto que ésta depende, entre otras cosas, de la frecuencia o
rareza de las excepciones.

El lugar de los adverbios de cantidad puede ser ocupado por un porcentaje. Se


habla entonces de “silogismo estadístico”. A veces se llama “deducción proporcional” a
36
la inferencia propuesta en un silogismo estadístico (S. Gutiérrez Cabria, “Inferencia
Estadística e Inducción”. Estadística Española 94(1982):53-66).

a es (un) P
El n% de los P son Q: por tanto
a es (un) Q

Ejemplo 4. E. Lagar, “Ratzinger dimite porque es alemán”. Diario de Mallorca,


12/02/2013.
El escritor Sebastian Haffner dijo: "Los alemanes somos los peores saboteadores del
mundo". Ese afán de eficiencia, uno de los rasgos más pronunciados del carácter
nacional germano, es al tiempo su gran virtud y su gran defecto. "Hacer las cosas en
todo momento bien –no importa de qué se trate: una tarea decente e ingeniosa, una
aventura o acaso un delito– nos produce un intensa embriaguez viciosa y placentera
que nos exime de plantearnos el sentido y el significado de lo que estemos haciendo",
censuró Haffner a los suyos en pleno auge del nazismo, cuando él ya veía que aquella
eficiencia llenaría los crematorios de Auschwitz.
Este papa, bávaro de nacimiento, ha dimitido porque es alemán. Al igual que sus
compatriotas, no soporta hacer las cosas mal, así que lo deja.

Aunque Lagar sustenta su conclusión principal en un argumento abductivo, su


argumentación contiene también una deducción proporcional, que puede
representarse así:

Ratzinger es alemán
Los alemanes no soportan hacer las cosas mal.: por tanto
Ratzinger no soporta hacer las
cosas mal

Cuestiones Críticas

CC1. ¿Permiten el tipo y la fase de diálogo usar argumentos de este tipo?

CC2. ¿Sería preferible proseguir el diálogo sin extraer una conclusión con este
margen de incertidumbre?

CC3. ¿Cuál es la fuerza de la generalización descriptiva invocada? Es decir, ¿cuán


frecuentes son las excepciones?

CC4. ¿Hay razones para sospechar que a no es un P normal?

37
CC5. ¿A qué otras clases de referencia pertenece a y cuál es la extensión de Q en
esas otras clases?

CC6. ¿Qué más se sabe acerca de a que pueda ser relevante para establecer si es o
no (un) Q?

Los silogismos estadísticos están estrechamente relacionados con los argumentos


de la parte al todo y del todo a la parte. Por un lado, la generalización descriptiva en la
que se apoyan puede ser, y a menudo será, la conclusión de un argumento de la parte
al todo. Por otro, los silogismos estadísticos no deben confundirse con el tipo de
argumento del todo a la parte que se describe a continuación:

{a} es parte de P. La probabilidad de


que un P sea Q es del n%
La distribución de Q en P es homogénea: por tanto
La probabilidad de que {a} sea Q es
del n%

ARGUMENTOS DE CAUSA A EFECTO

Las regularidades causales han recibido una atención especial dentro de la teoría
de los esquemas argumentativos. La garantía de un argumento causal declara que un
suceso e causa otro suceso e’, que por ello es un efecto de e. e’ es un efecto de e en
una situación S si en caso de que no hubiera ocurrido e y no hubiera otros cambios
significativos en S, tampoco habría ocurrido e’. Por consiguiente un suceso puede
tener múltiples causas y la ocurrencia de una causa no comporta necesariamente la
ocurrencia del efecto correspondiente. La causa total de un suceso e en una situación
S es la suma de todas sus causas. Aunque la relación causal es una relación entre
sucesos particulares, se da porque esos sucesos son de un determinado tipo. Para
poder afirmar que un suceso es un efecto de otro suceso en una situación S, es
preciso que en cualquier situación similar a S, la ocurrencia de un suceso del tipo del
primero se vea seguida por la ocurrencia de un suceso del tipo del segundo.
Sucede que S
Los sucesos del tipo de S causan sucesos del tipo de S’: por tanto
Sucederá que S’

38 Ejemplo 5. “España entrará en recesión y su PIB se contraerá un 1 %”, Heraldo


de Aragón, 23/02/2012.
España entrará en recesión en el primer trimestre de este año y su Producto Interior
Bruto (PIB) se contraerá un 1 % en el conjunto de 2012, según las previsiones
económicas intermedias publicadas hoy por la Comisión Europea (CE). […] Según
explica la CE, este deterioro se debe a la intensificación de la crisis de deuda
soberana, que ha tenido un impacto directo en el sector financiero español y en las
condiciones de crédito, así como a la reducción del gasto público por el ajuste fiscal y
al deterioro mayor de lo previsto del mercado laboral y la contracción del consumo
privado, aún resentido por la burbuja inmobiliaria.

La crisis de deuda soberana ha afectado


directamente al sector financiero español y a las
condiciones de crédito, el ajuste fiscal ha reducido
el gasto público, el mercado laboral se ha
deteriorado y el consumo privado se ha contraído
El endurecimiento de los créditos, la
reducción del gasto público, el
deterioro del mercado laboral y la por tanto
contracción del consumo privado
causan contracciones del PIB:
España entrará en recesión en el primer trimestre
de este año y su PIB se contraerá un 1 % en el
conjunto de 2012

Cuestiones críticas

CC1. ¿En qué se basa la afirmación de un nexo causal entre los sucesos del tipo de e
y los sucesos del tipo de e´?

CC2. ¿Qué otras causas pueden señalarse para el evento e’?

CC3. ¿Es e una causa destacada de e’ en la situación dada?

CC4. ¿De qué propiedades ejemplificadas por e y e´depende el nexo causal?

CC5. ¿Pueden dares factores extraordinarios que int


erfieran en la relación causal?

ARGUMENTOS DE LA CORRELACIÓN A LA CAUSA

Estos argumentos concluyen que existe una relación causal entre dos tipos de
39
eventos porque existe una correlación regular y constante entre ellos.

De forma regular y constante un


evento de tipo E es seguido por un
evento de tipo E’
Si los eventos de tipo E son seguidos de
forma regular y constante por eventos de tipo
por tanto
E’, entonces Si no ocurriera un evento de
tipo E, no ocurriría un evento de tipo E’:
Los eventos de tipo E causan eventos
de tipo E’ (i, e., si no ocurriera un
evento de tipo E, no ocurriría un evento
de tipo E’).
La conclusión y la garantía contienen un condicional contrafáctico que incorpora
además una cláusula ceteris paribus: si la única diferencia con respecto a la situación
dada fuera la no ocurrencia de E, tampoco ocurriría E’.

Cuestiones críticas

John Stuart Mill propuso cuatro cánones para determinar si una asociación puede
ser considerada una asociación causal. Para la ocasión podemos convertirlos en

CC1. Canon de la coincidencia: ¿Los eventos de tipo E’ son los únicos que de forma
regular y constante suceden a los eventos de tipo E?

CC2. Canon de la diferencia: ¿La única diferencia significativa entre las situaciones
en la que ocurre un evento de tipo E’ y aquellas en las que no ocurre es la ocurrencia
en la primera situación de un evento de tipo E?

CC3. Canon de residuos: ¿Cuando se da un evento de tipo E y varían las demás


circunstancias, se produce un evento de tipo E’?

CC4. Canon de variaciones concomitantes: ¿Cuando un evento de tipo E (o E’) varía


de alguna manera particular, el evento de tipo E’ (o E) que le acompaña varía de
forma concomitante?

Como se puede comprobar, algunos de estos cánones son difíciles de conciliar con
una cláusula ceteris paribus.
Los argumentos de la correlación a la causa son frecuentes en las ciencias
biomédicas. En ese campo los criterios de causalidad más extendidos son los que
postuló el epidemiólogo Austin B. Hill en "The Environment and Disease: Association
or Causation?" [El medio y la enfermedad: ¿asociación o causalidad?], publicado en
1965. Esos criterios pueden formularse como cuestiones críticas, con el siguiente
40 resultado.

CC1. ¿Existe una asociación estadística fuerte entre los eventos de uno y otro tipo?

CC2. ¿Los eventos de tipo E preceden a los eventos de tipo E´?

CC3. ¿Aumenta la probabilidad de un evento de tipo E’ cuanto mayor es el tiempo y/o


dosis de exposición al factor causal E?

CC4. ¿Esa correlación viene avalada por diferentes estudios?

CC5. ¿La relación causal sugerida es coherente con las teorías aceptadas?

CC6. ¿No hay eventos de un tipo distinto de E’ que estén relacionados de forma
similar con los eventos de tipo E?

CC7. ¿Hay otras asociaciones causales similares, en las que factores causales
similares produzcan efectos similares?

CC8. ¿Cuándo desaparece el factor causal cesa el efecto?

Estas cuestiones críticas sirven para evaluar la fuerza del argumento, que será
mayor cuanto mayor sea el número de preguntas a las que pueda responderse
favorablemente. No es necesario que todas ellas puedan ser respondidas
afirmativamente para poder concluir una asociación causal a partir de una sucesión
regular y constante observada.

Ejemplo. Doll, R.H. y Hill A.B. "Smoking and Carcinoma of the Lung" [Fumar y el
cáncer de pulmón]. British Medical Journal 2:4682 (1950).

Se entrevistó a un total de 649 hombres y 60 mujeres con cáncer de pulmón. El


0,3% de los hombres y el 31,7% de las mujeres eran no fumadores. […] Los valores
correspondientes para los grupos de control sin cáncer eran: hombres 4,2%,
mujeres 53,3%.
Entre los fumadores una proporción relativamente alta de los pacientes con cáncer de
pulmón pertenecían a las categorías de grandes fumadores. Por ejemplo, el 26% de
los hombres y el 14,6% de las mujeres que padecían cáncer de pulmón que fumaban
señalaron como su hábito de consumo de tabaco previo a su enfermedad el
equivalente a 25 o más cigarrillos diarios, mientras que solo el 13,5% de los hombres y
ninguna de las mujeres de pacientes del grupo de control sin cáncer fumaba tanto. Se
encontraron diferencias semejantes cuando se compararon las cantidades máximas
fumadas y las cantidades totales fumadas estimadas. […]
41
Se tomó en consideración la posibilidad de que los resultados pudieran haber sido
producidos por la selección de un grupo de pacientes de control inadecuado, por
pacientes con trastornos respiratorios exagerando sus hábitos tabáquicos, o a
sesgos de los entrevistadores. Se dan razones para excluir todas esas posibilidades, y
se concluye que fumar es un factor importante que causa cáncer de pulmón.

Una proporción alta de los pacientes


con cáncer de pulmón eran grandes
fumadores; los grandes fumadores
son raros en el grupo de control sin
cáncer

Si la aparición del cáncer de pulmón está


asociado de forma regular y constante con el
por tanto
consumo de tabaco, el cáncer no aparecería
sin el consumo de tabaco:

Fumar es un factor importante que


causa cáncer de pulmón

ARGUMENTOS MEREOLÓGICOS

La mereología trata de las partes y las totalidades que forman. Las garantías de
los argumentos mereológicos autorizan la transferencia de una propiedad entre dos
entidades mereológicamente relacionadas: de una parte al todo, del todo a una parte,
o entre partes de una misma totalidad.

ARGUMENTOS DE LA PARTE AL TODO

Estos argumentos concluyen que una característica se da en una totalidad a partir


del hecho de que esa característica se da en una parte.

Las premisas de las generalizaciones inductivas afirman que una parte o muestra
de una población presenta una característica que su conclusión generaliza a esa
población. Ese proceder estará justificado en la medida en la que la muestra sea, con
respecto a esa característica, representativa de la totalidad correspondiente.
En M se da C
M es una muestra representativa de P: por tanto
En P se da C

42 Ejemplo. “La soledad y el sedentarismo caracterizan a los niños españoles”, El


País, 12/06/1992.

Los niños españoles juegan poco porque no tienen con quién hacerlo. Las dificultades
impuestas por una estructura social cada vez más individualista les ha convertido en
unos seres aislados y sedentarios que pasan la mayor parte de su tiempo libre, entre
tres y cinco horas diarias, frente al televisor. Son los resultados de un estudio
estadístico de la Universidad de Valencia sobre una muestra de 1.600 niños entre los
cuatro y los 14 años, de Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y
Zaragoza.

La mayoría de los 1.600 niños de entre 4 y 14


años de Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga,
Sevilla, Valencia y Zaragoza estudiados son
seres aislados y sedentarios
Esos niños son una muestra
representativa de los niños por tanto
españoles:
Los niños españoles son seres aislados y
sedentarios

Cuestiones críticas

CC1. ¿Cómo se ha elegido la muestra M?

CC2. ¿Cuál es el tamaño de M relativamente a P?

CC3. ¿Hay razones para creer que la población P está estratificada con respecto a C?

CC4. ¿Otras muestras apoyan la misma conclusión?

Otra especie de los argumentos de la parte al todo son los argumentos por
composición. Cuando se argumenta por composición se invitan a concluir que una
totalidad tiene una determinada propiedad porque la tienen todas o muchas de sus
partes. La falacia de composición, consistente en inferir que algo es verdadero de un
todo solo porque lo es de una o varias de sus partes suele aparecer en los catálogos
de falacias. Sin embargo tales inferencias pueden ser legítimas dependiendo de la
naturaleza de la propiedad afectada.
El problema básico de la composición y la división es que solo alguna propiedades son
hereditarias por composición y división con respecto a los objetos físicos en el siguiente
sentido. Una propiedad es hereditaria por composición con respecto a una colección de
partes de un agregado si y solo si el todo tiene esa propiedad si cada parte la tiene. Por
ejemplo, si todas las partes de una máquina son metálicas, entonces la máquina es de
metal. La propiedad conversa, que va del tofo a las partes, es la hereditariedad por
43
división. La falacia se produce cuando se piensa erróneamente que un predicado es
hereditario por composición o por división.26

Esta distinción puede trasladarse a una cuestión crítica:

CC1. ¿La propiedad C es composicionalmente hereditaria con respecto al agregado


P?(es decir, ¿si P tiene la propiedad C, la tiene cada una de sus partes?)

ARGUMENTOS DEL TODO A LA PARTE

Estos argumentos invierten la dirección de los argumentos de la parte al todo para


concluir que una característica se da en una parte de un todo porque se da en
ese todo. En su versión inductiva, la fiabilidad de tales inferencias depende de la
homogeneidad o uniformidad de esa totalidad con respecto a ese tipo de
características.

M es parte de P. En P se da C
La distribución de C en P es homogénea: por tanto
En M se da C

Ejemplo 1. “Sin transparencia no hay gobiernos democráticos: IFAI”, El economista


(México), 8/11/2012.
En transparencia y acceso a la información no hay espacio para dar marcha atrás
pues sin ninguno de esos derechos no existe democracia de calidad y, por ende,
gobiernos democráticos, aseveró la comisionada del IFAI Sigrid Arzt.

Un gobierno democrático es parte de una


democracia de calidad. Sin transparencia y
acceso a la información no hay democracia
de calidad
La transparencia y el acceso a la
información afectan por igual a todos los por tanto
componentes de una democracia:
Sin transparencia y acceso a la información
no hay gobiernos democráticos

26
D.N. Walton, Informal Fallacies: Towards a Theory of Argument Criticisms, p. 215. John
Benjamins, 1987.
A veces se encadenan argumentos de la parte al todo y del todo a la parte para llegar a
conclusiones acerca de una población disjunta con respecto a la muestra inicial. Un
estudio de Máximo Sandín (Curvas de crecimiento en la Comunidad de Madrid, Ediciones
de la UAM, 1993) sitúa el percentil 50 para la talla de los niños de 13 años de la
Comunidad de Madrid en 1993 en 1,66 m. El estudio se basa en una muestra
44 “compuesta por 1652 niños y niñas procedentes de Guarderías y Colegios Públicos y
Privados e Institutos de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Barajas y Coslada”.
Todas esas localidades están a la Comunidad de Madrid y es un típico argumento de
la parte al todo. Sandín dice que “tanto por su procedencia como por sus
características socioeconómicas, las curvas no sólo son adecuadas para la
Comunidad de Madrid, sino que son perfectamente aplicables a la población de
ciudades industriales de todo el país.” Sandín sugiere ahora dos argumentos
encadenados, de la parte (Comunidad de Madrid) al todo (ciudades industriales de
España) y de ese todo a una parte (el Gran Bilbao, por ejemplo).

Cuestiones críticas

CC1. ¿Es la población P homogénea con respecto a la propiedad C?

CC2. ¿Cómo se define la parte M?

CC3. ¿Presenta la parte M alguna característica que haga suponer que la


distribución de la propiedad C difiera significativamente de su distribución en otras
partes de P?

Los argumentos por división son una variedad en la que se argumenta que una parte
tiene una propiedad porque la tiene la totalidad a la que pertenece. Como sucedía con
los argumentos por composición, la justificación de tales inferencias depende de la
naturaleza de la propiedad afectada.

Ejemplo. “Nuestro perfil metabólico muestra el grado de envejecimiento celular”,


ABC salud 3/12/2012.

Ya se conoce que el envejecimiento del organismo, y por ende de las células y tejidos
que lo componen, supone el mayor factor de riesgo para sufrir la mayor parte de las
enfermedades del mundo rico, incluido el cáncer.
El organismo se compone de células y los tejidos. El
envejecimiento del organismo es el mayor factor de
riesgo para sufrir la mayor parte de las
enfermedades del mundo rico
Lo que causa el organismo lo por tanto
causan sus componentes:
El envejecimiento de las células y tejidos del
45
organismo es el mayor factor de riesgo para sufrir la
mayor parte de las enfermedades del mundo rico

CC1. ¿La propiedad C se hereda por división del agregado P? (es decir, ¿si todas las
partes tienen la propiedad C, P como un todo tiene esa propiedad?)

ESQUEMAS GENERALES

Los esquemas generales corresponden a formas argumentales que sirven tanto para
establecer conclusiones relativas a qué tener por verdadero como a qué hacer o a qué
valorar.

ARGUMENTOS BASADOS EN CLASIFICACIONES VERBALES

Los argumentos basados en clasificaciones verbales invitan a realizar una


inferencia basada en un vínculo semántico o conceptual entre las premisas y la
conclusión. Ese vínculo puede consistir en algún tipo de definición (real, nominal,
lexicográfica, estipulativa, descriptiva, explicativa, de condensación, etc.) o en un
criterio de aplicación de un concepto o de un término.

S tiene las características c1,…,cn

Si algo presenta las características


por tanto
c1,…,cn, puede ser clasificado como un C:

S puede ser considerado (un) C

Perelman distinguen dos usos argumentativos de la definición “que atañen a dos


fases del razonamiento” (Tratado de la argumentación, p.331). Por una parte “con
ayuda de argumentos, se pueden justificar, valorar las definiciones. Se podría realizar
la justificación por los medios más diversos: uno recurrirá a la etimología, otro
propondrá sustituir, con una definición por las condiciones, una definición por las
consecuencias o viceversa” (Ibid.). Por otra, puede invocarse una definición para
transferir al definiens el valor atribuido al definiendum (El imperio retórico, pp. 90-91).
La distinción de Perelman puede ponerse fácilmente en correspondencia con la
distinción de Toulmin entre argumentos que establecen y argumentos que usan una
garantía.

46 Ejemplo 1. “08 de marzo y terrorismo de género”, MUMS Chile, marzo de 2008.


http://www.mums.cl/sitio/contenidos/articulos/07mar08.htm, consultado 23/02/2012.

El terrorismo alude a la dominación por el terror. Como dicen los diccionarios, hace
referencia a una sucesión de actos para infundir terror. Situado en el ámbito de las
minorías sexuales, podemos hablar de una acción terrorista sostenida en el tiempo
con respecto a la acción de la heteronorma y a la opresión de “ciertos” grupos de
personas que ésta inflinge. La heterosexualidad obligatoria es un régimen político
que domina por el terror, pues si no, cómo se explica el tremendo peso social y
psicológico que significa “asumirse” como no heterosexual para muchas personas, o la
homofobia, lesbofobia y transfobia que ha propiciado la muerte de tantas
homosexuales en el mundo, con una indolencia avergonzante de las fuerzas políticas y
sociales.

En este ejemplo encontramos las dos variedades de argumentos definicionales de


Perelman. El texto combina un argumento que apela a una definición, y por tanto
basado en una clasificación verbal, con otro que establece que esa definición es
adecuada. De esta manera, la conclusión del segundo argumento es el respaldo de la
garantía del primero.

Según los diccionarios el terrorismo es


una sucesión de actos para infundir terror
Podemos hablar de una acción terrorista
sostenida en el tiempo con respecto a la
por tanto
heteronorma y a la opresión de las minorías
sexuales
Si hay una sucesión de actos para infundir por tanto
terror, puede hablarse de terrorismo:
La heterosexualidad obligatoria es un
régimen político que domina por el terror

Cuestiones críticas

CC1. ¿Qué pruebas hay de que S presenta las características c1,…, cn?

CC2. ¿Qué tipo de clasificación verbal (definición, criterio) invoca la garantía?

CC3. Dada esa clasificación, ¿las características c1,…, cn son una condición
suficiente, una condición necesaria, un indicio, etc. de la pertenencia a S?

CC4. ¿En qué se basa esa clasificación?

CC5. Si es una definición, ¿es una definición persuasiva o una definición sesgada?

CC6. ¿Qué otras clasificaciones pueden aplicarse al caso y qué determinan con
47
respecto a si S es o no un C?

Cuando se invoca una definición legal, como sucede en ele ejemplo siguiente, los
argumentos basados en clasificaciones verbales pueden asimilarse a argumentos
basados en reglas o normas.

Ejemplo 2. I. Alzaga, “En el DF no existen las ejecuciones; lo dice la ley: PGJDF”.


Milenio, 18/09/2013.

Aunque en este lapso han sido halladas personas decapitadas, amordazadas, con el
tiro de gracia y calcinadas, en ninguno de esos casos la Procuraduría General de
Justicia del DF consideró que se tratara de crímenes vinculados con la delincuencia
organizada. […]
MILENIO formuló la siguiente pregunta en su petición: ¿Cuántos de estos homicidios
(del 5 de diciembre al 31 de julio) tienen relación con la delincuencia organizada?
La respuesta [de la Procuraduría] fue: “Se precisa que en el Distrito Federal, de
acuerdo con lo establecido en la ley contra la delincuencia organizada, en su artículo
segundo, fracción tercera, por delincuencia organizada se debe entender:
organización de hecho de tres o más personas para cometer, en forma permanente o
reiterada, alguno de los delitos a que se refieren el artículo 254 del Código Penal Para
el Distrito Federal”.

No hay indicios de que los asesinatos cometidos


con arma de fuego en Ciudad de México del
5/12/2012 al 31/07/2013 estén vinculados a una
organización de hecho de tres o más personas
para cometer, en forma permanente o reiterada,
alguno de los delitos del artículo 254 del CPDF
Según el art. 2, fr. 3ª, de la ley contra la
delincuencia organizada, por tal se debe
entender una organización de hecho de
por tanto
tres o más personas para cometer, en
forma permanente o reiterada, alguno de
los delitos del artículo 254 del CPDF:
Ninguno de los asesinatos cometidos con arma
de fuego en Ciudad de México del 5/12/2012 al
31/07/2013 puede considerarse un crimen
vinculado con la delincuencia organizada.
En los argumentos descritos se concluye que algo pertenece o no a una cierta
categoría porque posee determinadas características; en otras ocasiones se razona al
revés, concluyendo que algo posee una determinada propiedad porque pertenece a
una cierta categoría.
48

S es un C
Según la definición D, la cualidad P es propia de los C: por tanto
S es P

Ejemplo. J.L. de León Azcárate, “Objeciones al matrimonio homosexual”. El


Correo Digital, 2/05/2005. Accesible en http://www.webislam.com/articulos/27602-
objeciones_al_matrimonio_homosexual.html, consultado 10/07/2012.
El matrimonio es, por definición meramente antropológica, la forma socialmente
sancionada de la unión entre un hombre y una mujer. Es, por tanto, una institución
esencialmente heterosexual. Además, tiene una función social que ninguna otra
institución puede llevar a cabo: la reproducción de la especie humana y la educación y
cuidado responsables de los hijos. En este sentido, como recogen los manuales de
antropología, podría definirse como la «unión entre un hombre y una mujer tal que los
hijos nacidos a la mujer son reconocidos como prole legítima de ambos progenitores».
[…] La heterosexualidad de los cónyuges y, derivadamente, su función social de
reproductores del género humano (al menos potencialmente) son rasgos esenciales y
distintivos del matrimonio. Sin estos rasgos, fundamentalmente el de la
heterosexualidad, se estaría hablando de otra realidad, ni mejor ni peor, simplemente
distinta. De aquí que el concepto de "matrimonio homosexual" sea contradictorio
en sus términos.

Supongamos que una unión homosexual


fuera un matrimonio
La antropología define el matrimonio
como la forma socialmente sancionada de por tanto
la unión entre un hombre y una mujer:
Esa unión homosexual sería la unión de
un hombre y una mujer
por tanto
El concepto de matrimonio homosexual"
es contradictorio en sus términos
ARGUMENTOS POR COMPARACIÓN O ESCALARES

Lo característico de estos argumentos es que su garantía es un topos, es decir una


en una correspondencia entre dos gradaciones o escalas no numéricas. “Cuanto
más…, más…”, “A menor…, mayor” son fórmulas que suelen introducir topoi. Puede

49 diferenciarse entre topos directos, en los que la correspondencia respeta el sentido de


las escalas (“Cuanto más…, más…”), y topos conversos, en los que se invierte el
sentido al pasar de una a otra (“A menor…, mayor”).

Una forma típica y sencilla de los argumentos por comparación que usa un topos
directo es

O es P; O’ es más/tan/casi tan R que O


Cuanto más R, más P: por tanto
O’ es P
Otra forma parecida pero que usa un topos indirecto es

O es P; O’ es menos/ poco más R que O


Cuanto menos R, más P: por tanto
O’ es P

Se diferencian tres variedades de argumentos por comparación, atendiendo al


adverbio de cantidad involucrado. Así en la primera forma distinguimos los argumentos
a fortiori (más), de los argumentos por paridad (tan) y de los argumentos paulo minor
(casi tan).

ARGUMENTOS A F O R T I O R I .

Los argumentos a fortiori se remontan al tópico aristotélico de lo más y lo menos:


«Otra es la que deriva de lo más y de lo menos. Por ejemplo: “si ni siquiera los dioses
lo saben todo, menos aún los hombres”, esto es, si no es aplicable a quién más
aplicable le es, es evidente que tampoco lo será a quien lo es menos”.» (Retórica II,
23, 1397b).

Las formas tópicas “Cuanto más/menos P, más/menos posee la propiedad Q” o “a


más R, más P” correlaciona dos predicados que admiten grados, y da lugar a un
esquema argumentativo que encaja bien con el tópico aristotélico de lo más y lo
menos.

X es P; Y es más/menos R que X
Cuanto más/menos R, más P: por tanto
Y es P
Ejemplo 1. J. de Jorge, “Una inteligencia casi humana”, ABC, 15/08/2011.

… estos primates [los chimpancés] son, sin lugar a dudas, las criaturas que más se
asemejan a los seres humanos. Tienen conciencia de sí mismos, capacidad simbólica
y cultura que transmiten de generación en generación; pueden aprender el lenguaje
de los signos con un vocabulario de unas 300 palabras, y son incluso superiores a
50
nosotros en algunas habilidades de memoria matemática.

Los humanos son inteligentes; los chimpancés superan


a los humanos en algunas habilidades matemáticas

A mayor habilidad matemática, por tanto


mayor inteligencia:

Los chimpancés son inteligentes

Cuestiones críticas.

CC1. ¿Permiten la situación inicial y los objetivos del diálogo el uso de argumentos a
fortiori?

CC2. ¿El grado en que X es P cae dentro de los límites de la correlación entre R y P?

CC3. ¿Es cierto, y en qué medida, que Y es más/menos R que X?

CC4. ¿Cómo es la correlación (directa o inversa, fuerte o débil, etc.) entre R y P?

CC5. ¿Hay límites a la efectividad de la correlación (por ejemplo, ¿es Y


demasiado R para ser P?)?

CC6. ¿En qué se funda la correlación entre R y P?

CC7. ¿Existe alguna correlación que involucre a R que anule la conclusión extraída?

CC8. ¿Exista alguna correlación que involucre a P que anule la conclusión extraída?

La fuerza de dos argumentos basados en el tópico de lo más y de lo menos puede


compararse atendiendo a la mayor o menor presencia de R en uno y otro caso´. Así,
supuesto que a más R, más P, puede alegarse que si X es más R que Y, entonces el
argumento “X es R, luego X es P” será más fuerte que el argumento “Y es R, luego Y
es P”.

X es más R que Y
Cuanto más R, más P: por tanto
Y es R, luego Y es P < X es R, luego X es P
Este es un argumento que trata de argumentos, un metaargumento cuya conclusión
es que un argumento es más fuerte que otro argumento. Podría decirse que es un
metaargumento en el que la garantía escalar se usa como un principio acerca de la
fuerza de los argumentos. Con este ascenso argumentativo entramos en el dominio
del a fortiori propiamente dicho.
51
Los metaargumentos a fortiori se asemejan a los argumentos por analogía porque
en ambos se transfiere la fuerza de un argumento a otro: si una garantía no es
aplicable en un caso, menos aún lo será en otro. En las argumentaciones por analogía
y a fortiori se aduce que un argumento es suficiente o insuficiente para mostrar que
también lo es otro argumento. La diferencia es que en una argumentación por
analogía se pretende que los dos argumentos tienen una fuerza similar y en una
argumentación a fortiori que el segundo es (incluso) más fuerte que el primero.

Ejemplo 2. Héctor G. Barnés, “¿En qué piensan los hombres cuando piensan en las
mujeres?”. El confidencial, 15/10/2012. Página consultada 5/12/2012.
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/10/15/en-que-piensan-los-
hombres-cuando-piensan-en-las-mujeres-107128/

A los hombres no les gustan las (excesivamente) maduritas. Quizá en esta cuestión se
les haya ido la mano a los autores al plantear la cuestión con una diferencia de
cuarenta años, pero los datos son incontestables: un 79% de los hombres nunca
mantendría una relación de este tipo. Unos resultados aún más claros cuando la
hipotética mujer cuarenta años mayor fue sustituida por “Kirstie Alley hoy en día” (la
actriz está saliendo con un chico 40 años más joven), algo que sólo encontraban
atractivo el 4% de los consultados.

Un 96% es un rechazo mayor que un 79%


Cuanto mayor sea el
rechazo, más clara es la por tanto
conclusión:
Un 79% de los encuestados Solo un 4% de los
no saldría nunca con una < encuestados saldría
mujer que les llevara 40 años hoy con Kirstie Alley
por tanto por tanto
A los hombres no les gustan las (demasiado) maduritas

Aún habría otro sentido de argumento a fortiori: una vez establecido que un
argumento es más fuerte que otro, se puede transferir la suficiencia del segundo al
primero. Por tanto, la garantía de tales argumentos a fortiori es establecida por los
metaargumentos a fortiori que acabamos de describir.
A2 es suficiente
A2 < A1: por tanto
A1 es suficiente

De este modo se invita a aceptar un argumento por la aceptación previa de un


argumento más débil. Adviértase que tanto la premisa como la conclusión son

52
aserciones acerca de otros argumentos.

Ejemplo 3. «Ibarra: "Si se rescatan bancos, con más razón a familias que pierden su
piso"». Deia 16/10/2012.

"Si la crisis económica justifica el rescate supermillonario de las entidades bancarias


afectadas por los efectos financieros del estallido de la burbuja inmobiliaria con mucha
mayor razón debe dotar de legitimidad el rescate de las familias que, es ese mismo
contexto, se encuentran en riesgo de ver ejecutada su vivienda habitual", ha añadido
[Juan Luis Ibarra, presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco].

La crisis económica justifica el rescate


supermillonario de las entidades bancarias
afectadas por los efectos financieros del estallido
de la burbuja inmobiliaria
La crisis justifica el rescate de las
familias con mucha mayor razón por tanto
que el rescate de los bancos:
La crisis económica justifica el rescate de familias
en riesgo de ver ejecutada su vivienda habitual

Los argumentos comparados en esta argumentación a fortiori parecen ser


argumentos pragmáticos, que justifican los rescates por sus consecuencias
previsibles. La pretensión de una mayor razón parece descansar en el menor coste del
rescate de las familias. Esta interpretación explica la presencia de la locución “rescate
supermillonario”. Se trataría, por tanto de una principio como el siguiente: si m y m’
son deseables, y el coste de hacer m es menor que el coste de hacer m’, hay más
razón, ceteris paribus, para hacer m que para hacer m´.

Variedades más complejas de a fortiori comparan argumentos con garantías


distintas pero con el mismo respaldo. Se pretende que si ese respaldo basta para
justificar la validez de la garantía del primer argumento, aún aporta una justificación
más fuerte de la garantía del segundo argumento. Con frecuencia se da a entender
que el respaldo legitima la primera garantía, infiriéndose entonces que hace lo propio
con la segunda.
RESPALDO < RESPALDO
POR TANTO PREMISAS POR TANTO PREMISAS*
GARANTÍA: POR TANTO GARANTÍA*: POR TANTO
CONCLUSIÓN CONCLUSIÓN*

Ejemplo 4. Sentencia del Tribunal Constitucional 110/1984 de 26 de noviembre. Citado


en Ezquiaga (2008), p. 145.27
53
El secreto profesional, es decir, el deber de secreto que se impone a determinadas
personas, entre ellas los Abogados, de lo que conocieren por razón de su profesión,
viene reconocido expresamente por la Constitución que en su artículo 24.2 dice que la
Ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se
está obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos [ante un juez o
tribunal]. Evidentemente y a fortiori tampoco existe el deber de declarar a la
Administración sobre esos hechos. La Constitución consagra aquí lo que es no un
derecho sino un deber de ciertos profesionales que tiene una larga tradición legislativa
(cfr. artículo 263 de la LECr).

Quien puede callar ante un tribunal, con mayor razón puede


hacerlo ante la administración: el poder judicial goza de mayores
potestades para recabar de los ciudadanos las informaciones
necesarias porque es el encargado de establecer los hechos
por tanto
Debe existir Debe existir
confianza absoluta confianza absoluta
<
entre el abogado y entre el abogado y
su cliente su cliente
Supóngase que un Supóngase que un
abogado tuviera abogado tuviera
conocimiento de conocimiento de
por tanto hechos por tanto hechos
presuntamente presuntamente
delictivos por su delictivos por su
profesión profesión
La ley debe
La ley debe
reconocer a los
reconocer a los
abogados el derecho
abogados el derecho
a no revelar ante la
a no revelar ante la
administración de por tanto por tanto
administración la
justicia la
información que
información que
reciben de sus
reciben de sus
clientes:
clientes:
No estaría obligado No estaría obligado
a declarar sobre a declarar sobre
esos hechos ante un esos hechos ante la
juez o un tribunal administración
ARGUMENTOS POR PARIDAD DE RAZONES

Se pueden distinguir tres variedades de argumentos por paridad, en


correspondencia con la distinción trazada para los argumentos a fortiori. Muchos
autores usan denominación argumentos por analogía con la misma extensión que doy
aquí a la denominación argumentos por paridad. Por mi parte, y como se verá más
54
adelante, prefiero reservar argumentos por analogía para un subtipo de los
argumentos por paridad.

La forma general del primer subtipo de argumentos por paridad es el siguiente:

X es P; Y es tan R como X
Cuanto más(menos) R, más P: por tanto
Y es P

Esta variedad del argumento por paridad se confunde con el argumento por
semejanza, del que difiere porque comporta el uso de una garantía escalar.

Ejemplo 1. J. Martínez Ahrens, “Es cuestión de ética, Señor Pérez de los Cobos”. El
País, 24/09/2013.
La cuestión básica radica en si un magistrado del Tribunal Constitucional, al que, aparte de
destreza técnica, se le exigen planteamientos ideológicos profundos, mantiene su
independencia si milita en un partido que es parte de esas causas. […] es insólito que
alguien afiliado a un partido y que lo haya ocultado para ascender pueda decir en voz
alta y sin rubor que tiene total independencia para dictaminar sobre los asuntos de ese
partido. Y no lo es menos que sus iguales lo defiendan.

Es indefendible que quien ha ocultado su afiliación a


un partido para ascender pueda decir en voz alta y
sin rubor que tiene total independencia para
dictaminar sobre los asuntos de ese partido. Es
igual de insólito que sus iguales lo defiendan.
Cuanto más insólita es una
por tanto
acción, menos defendible es:
Es indefendible que sus iguales defiendan la
independencia de alguien que ocultó su pertenencia
a un partido para dictaminar sobre los asuntos de es
partido

El principio Cuanto más(menos) R, más P que sirve de garantía de los argumentos


que se acaban de describir también puede usarse para mostrar que dos argumentos
tienen una fuerza similar.

27
La argumentación en la justicia constitucional, Medellín y Bogotá, Pontificia Universidad
Javeriana, 2008.
Y es tan R como X
Cuanto más/menos R, más P: por tanto
X es R Y es R
por tanto ≃ por tanto
X es P Y es P

La conclusión de estos metaargumentos es que dos argumentos son análogos. 28


55

Ejemplo 2. C.K. Fink, “El argumento de la depredación”, pp. 139-140. Ágora 30, nº 2,
135-146.
La reducción de la depredación es un argumento que intenta refutar el
vegetarianismo ético al deducir de él una consecuencia absurda que conllevaría la
abolición de la depredación natural. […] “La respuesta corta y simple” [a la reducción],
escribe Singer, tras formular la cuestión de la depredación de presas, “es que, una
vez que hemos abandonado nuestra pretensión de «dominar» a las otras especies,
deberíamos abstenernos por completo de interferir en sus vidas, dejarles en paz en la
medida de lo posible. Habiendo abandonado el papel de tiranos, tampoco deberíamos
intentar ser Dios”. Pero esta respuesta rápida es difícilmente consistente con la propia
afirmación de Singer de que el sufrimiento animal tiene que ser considerado de igual
manera que el sufrimiento humano. Si los animales son miembros de la comunidad
moral, y no en menor medida que los seres humanos, entonces no estamos
“interfiriendo” con ellos al protegerlos del daño; sino que, más bien, estamos
respondiendo a sus necesidades y mostrando tanta preocupación por sus intereses
como por los intereses de otros seres humanos.

Los animales son miembros de la comunidad


moral en la misma medida que los seres humanos
Se debe mostrar la misma preocupación
por los intereses de cuantos son
por tanto
miembros de la comunidad moral en la
misma medida:
Los animales son Los seres humanos
miembros de la son miembros de la
comunidad moral. comunidad moral.
por tanto ≃ por tanto
Se debe prevenir la
Se debe prevenir el
depredación en la
sufrimiento humano
naturaleza

Normalmente cuando se alega que dos argumentos son análogos, no se hace con
el único propósito de mostrar que sus propiedades lógicas son similares. Lo habitual

28
Se trataría de una analogía de proporción porque se estaría mostrando que las premisas del
segundo argumento son a su conclusión lo que las premisas del primero son a la suya.
es que se proceda así en situaciones en las que uno de los argumentos equiparados
es tenido por suficiente o insuficiente. La analogía aducida actúa entonces como
garantía para transferir esa característica a los demás argumentos equiparados.
Cuando se procede de esta manera se despliega un argumento por analogía.

En una argumentación por analogía intervienen dos o más argumentos. El


56
argumentador asume que entre las premisas y su conclusión del argumento foro se da
una cierta relación lógica: las premisas son relevantes, irrelevantes, suficientes o
insuficientes, para la conclusión. Pretende entonces que esa misma relación media
entre las premisas y la conclusión de los argumentos que ejercen de tema. Lo
que aduce para justificar esta pretensión es que el foro y el tema son análogos.

Las premisas del foro son


(in)suficientes para su conclusión
Los dominios del tema y el foro son análogos: por tanto
Las premisas del tema son
(in)suficientes para su conclusión

O incluyendo en la representación los diagramas de los argumentos que sirven de


tema y de foro:

P1,…,Pn
por tanto
C
Los dominios del tema y el foro son análogos: por tanto
P1’,…,Pm’
por tanto
C’

Este diagrama corresponde a la analogía que concluye la suficiencia del foro de la


suficiencia del tema; para representar la variante negativa, que va de la
insuficiencia del foro a la del tema basta con tachar los “por tanto” de esos dos
argumentos (en las filas segunda y sexta). Si la conclusión es que las premisas del
tema brindan un apoyo suficiente a su conclusión, es una analogía directa; si la
conclusión es que es insuficiente, se trata de una contraanalogía.

Ejemplo. Carta de Linda Monzón Icabalceta al director de La Prensa, 25/11/2010.


El caso del río San Juan, independientemente de las disputas limito-territoriales que
tienen Costa Rica y Nicaragua, es análogo al caso de una madre abusiva, descuidada
y explotadora con sus hijos. Así es Nicaragua con nuestro río San Juan. Lo contamina
echándole basura, tala sus árboles, destruye todo a su paso.
Si éste fuera el caso de la madre abusiva, las instancias responsables se
encargarían de quitarle al hijo maltratado, se lo llevarían a un hogar donde lo
educarían, lo alimentarían, lo cuidarían.
El río San Juan es del mundo, es agua, es Naturaleza, todos somos responsables por
él, no debería de ser ni de los unos ni de los otros, debería estar en manos de quienes
lo puedan rehabilitar, limpiar, reforestar...

Supongamos que una madre abusara de sus hijos,


57
descuidándolos y explotándolos
por tanto
Debería quitarse a la madre los hijos maltratados
para llevarlos a un hogar en el que los eduquen,
alimenten y cuiden
Los casos de la madre abusadora y
de la administración nicaragüense por tanto
del río San Juan son análogos:
Nicaragua contamina el río San Juan echándole
basura, tala sus árboles, destruye todo a su paso
por tanto
Debería quitarse a la administración del río San Juan
Nicaragua para confiársela a quien lo pueda
rehabilitar, limpiar y reforestar

Cuestiones críticas

CC1. ¿Permiten la situación inicial y los objetivos del diálogo usar argumentos por
analogía?

CC2. ¿La relación que media entre las premisas y la conclusión del foro es la
requerida por la argumentación analógica?

CC3. ¿Es aplicable al argumento tema la garantía invocada en el argumento foro?

CC4. ¿El respaldo aducido justifica debidamente la garantía del argumento foro?

CC5. ¿Hay una correspondencia uno a uno entre los componentes del foro y del tema?

CC6. ¿Están conectados en paralelo el foro y el tema?

CC7. ¿En qué medida se centra la analogía en relaciones?

CC8. ¿En qué medida es sistemática la analogía?

CC9. ¿Pueden acotarse los límites dentro de los que funciona la relación de analogía?

CC10. ¿Puede desarrollarse la analogía, dando lugar a correspondencias entre los


campos del foro y el tema que inviertan la orientación argumentativa de la analogía?
ARGUMENTOS PAULO MINOR

Los argumentos paulo minor son descritos en Methodus Argumentandi29 como un


tipo de argumentación por transferencia ejemplificado por el argumento “Si los
semidioses son poco más que los hombres, también son esclavos de sus pasiones”.
Según el análisis del Methodus, Los hombres son esclavos de sus pasiones aparece
58
como conclusión de un argumento implícito, que sería el argumento origen. La
conclusión Los semidioses son esclavos de sus pasiones se apoyaría en las mismas
razones que esa primera conclusión, como indica el marcador también. Lo peculiar de
esta transferencia argumentativa es que se estima que la fuerza del argumento
término es menor que la del argumento origen (justo al revés que en un argumento a
fortiori), aunque sería suficiente para establecer su conclusión en el contexto de la
argumentación. Al igual que sucede con los argumentos a fortiori, se puede establecer
toda una jerarquía de argumentos paulo minor. El peldaño más bajo de esa jerarquía
lo ocupan los argumentos que se ajustan al esquema:

X es P; Y es casi tan R como X


a más/menos R, más P: por tanto
Y es P

Ejemplo 1. J. Bentham, Tratados de legislación civil y penal, p.223. Florida: Valletta


Ediciones, 2005.
Pero si el delincuente carece de bienes, ¿deberá quedarse sin satisfacción el individuo
perjudicado por el delito? No: por las razones que hemos expuesto la satisfacción es
casi tan importante como la pena y deberá pagarse por el tesoro público en el caso
propuesto; porque es un objeto de bien general, como que la seguridad de todos está
interesada en ello.

Para Bentham la importancia de las penas estriba en su capacidad disuasoria, que a


su vez depende la certeza que pueda haber de que el delito no quedará sin castigo.
En cuanto a su razones para considerar la satisfacción casi tan importante como la
pena: “La certeza de la satisfacción es una parte esencial de la seguridad: cuanto
menos certeza haya en la satisfacción, tanto más se perderá en seguridad que hemos
expuesto” (Op.cit., p.202). Estas consideraciones hacen plausible la siguiente
reconstrucción del argumento del ejemplo 1 que aquí nos interesa:

29
H. Marraud, Methodus Argumentandi. Madrid: Ediciones de la UAM, 2007.
Se debe asegurar que el delincuente recibe su
pena. La satisfacción es casi tan importante para
la seguridad como la pena
Cuanto mayor sea la importancia,
por tanto
mayor debe ser la certeza:
Se debe asegurar que la víctima recibe su
satisfacción.

59 Cuestiones críticas

CC1. ¿La situación inicial y los objetivos del dialogo permiten usar argumentos
paulo minor?

CC2. ¿X es P en un grado que cae dentro de los límites de la correlación entre R y P?

CC3. ¿Es cierto, y en qué medida, que Y es casi tan R como X?

CC4. ¿Es realmente desdeñable la diferencia entre X e Y con respecto a R?

CC5. ¿Cómo es la correlación (directa o inversa, fuerte o débil, etc.) entre R y P?

CC6. ¿Cuáles son los límites de la correlación?

CC7. ¿En qué se funda la correlación entre R y P?

CC8. ¿Alguna correlación que involucre a R anula o debilita la conclusión


extraída?

CC9. ¿Alguna correlación que involucre a P anula o debilita la conclusión extraída?

ARGUMENTOS BASADOS EN LA AUSENCIA DE ALTERNATIVAS

Consiste en argüir a favor de una posición atacando las posiciones alternativas.


Una variante bien conocida es el dilema, en el que las alternativas a la posición
defendida se reducen a una.

A1,…,An son las alternativas a B.


A1,…,An son inaceptables
Si las alternativas a B no son aceptables, por tanto
entonces se debe aceptar B:
Se debe aceptar B

Cuando se argumenta basándose en la ausencia de alternativas, el dilema se


confunde con el argumento ad ignorantiam. Dawid, Hartmann y Sprenger 30 llaman

30
“The No Alternative Argument”, 2012. Accesible en http://philsci-archive.pitt.edu/9038/1/NAA.pdf
“argumento por la inexistencia de alternativas” a la tesis de que una hipótesis dada H
puede ser confirmada por el hecho de que la comunidad científica no haya encontrado
hasta la fecha ninguna alternativa aceptable a H. La argumentación por alternativas
también está emparentada con el argumento abductivo, en el que se comparan
explicaciones alternativas.
60

Ejemplo. J. Pérez Royo, “Otra alternativa”. El País 5/04/2012.


Es imposible no estar de acuerdo con el presidente del Gobierno cuando afirma que la
alternativa de la intervención del país es "infinitamente peor" que la que representan
los Presupuestos Generales del Estado aprobados el viernes de la semana pasada en
Consejo de Ministros y presentados en el Congreso de los Diputados el martes de
esta. La intervención del país no es una alternativa. Es la renuncia a tener una
alternativa propia. Y hay una gran diferencia entre tener una alternativa propia, aunque
esté muy condicionada desde fuera, que carecer por completo de ella. En este
mensaje el presidente del Gobierno tiene toda la razón.
Ahora bien, que la intervención no sea una alternativa, no quiere decir que los
Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno sean la única
alternativa. Decir no a la intervención no tiene por qué suponer decir sí a los
Presupuestos dados a conocer en detalle esta semana, como ha venido a decir
Mariano Rajoy en Antequera el miércoles. La propuesta del PP es una alternativa, pero
no es la única.

Pérez Royo atribuye a Rajoy el siguiente argumento –que él trata de recusar:

La alternativa a los Presupuestos


Generales presentados en el Congreso es
la intervención del país. La intervención
del país es infinitamente peor que los
Presupuestos presentados en el Congreso
Si la intervención del país es indeseable,
se deben aceptar los presupuestos por tanto
generales presentados en el Congreso:
Se deben aceptar los Presupuestos
Generales presentados en el Congreso

Cuestiones críticas

CC1. ¿Es B inaceptable en algún aspecto?

CC2. ¿Es B preferible a A1,…,An?

CC3. ¿Qué tipo de oposición se da entre A1,…,An y B?


CC4. ¿Son incompatibles A1,…,An y B, y si lo son, en qué grado?

CC5. ¿Qué razones hay para creer que esas son todas alternativas relevantes?

CC6. ¿Hay otras alternativas dignas de ser tenidas en cuenta?

61

ARGUMENTOS BASADOS EN LA IGNORANCIA

Tradicionalmente el argumentum ad ignorantiam se considera falaz, puesto que


parece infundado concluir que una proposición es verdadera simplemente porque no
se ha establecido que sea falsa. Sin embargo los argumentos de este tipo son
aceptables cuando se usan en una fase del diálogo en la que existe una presunción a
favor de su conclusión. Pueden serlo, por ejemplo, si se usan en una situación en la
que resulta plausible suponer que si hubiera razones en contra de esa tesis, serían
conocidas.

No se han encontrado pruebas de que P


Si hubiera pruebas de que P, se habrían por tanto
encontrado:
P no es el caso

Ejemplo 1. OMS “Estaciones de base y tecnologías inalámbricas”, nota descriptiva


N°304, mayo 2006. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs304/es/index.html.
Página consultada el 24/02/2012.
Se pueden obtener pruebas científicas de la distribución de los casos de cáncer entre
la población mediante estudios epidemiológicos bien planificados y ejecutados. En los
últimos 15 años, se han publicado estudios en los que se examinaba la posible
relación entre los transmisores de RF [radio frecuencia] y el cáncer. En esos estudios
no se han encontrado pruebas de que la exposición a RF de los transmisores aumente
el riesgo de cáncer. Del mismo modo, los estudios a largo plazo en animales tampoco
han detectado un aumento del riesgo de cáncer por exposición a campos de RF,
incluso en niveles muy superiores a los que producen las estaciones de base y las
redes inalámbricas.

Los estudios epidemiológicos de los


últimos 15 años no han encontrado
relación entre los transmisores de RF y el
riesgo de cáncer
Los estudios epidemiológicos permiten
obtener pruebas científicas de la distribución por tanto
de los casos de cáncer entre la población:
No hay relación entre los transmisores de
RF y el riesgo de cáncer
Cuestiones críticas

CC1. ¿Permiten la situación inicial y los objetivos del diálogo el uso de argumentos
basados en la ignorancia?
62
CC2. ¿Sería preferible proseguir el diálogo sin extraer una conclusión con este
margen de incertidumbre?

CC3 ¿Existe, en la situación argumentativa dada, la presunción de que no P?

CC4. ¿Realmente no existen pruebas o indicios de que P?

CC5. ¿Las averiguaciones realizadas permiten suponer que si hubiera pruebas de que
P se hubieran encontrado?

CC6. ¿Es preciso llegar a una conclusión, siquiera provisional, con respecto a P, o
cabe suspender el juicio y continuar buscando pruebas más concluyentes?

Perelman y Olbrechts-Tyteca destacan la importancia de la segunda de estas


cuestiones en relación a los argumentos basados en la ignorancia: “Esta apelación,
calificada de modo clásico de argumento ad ignorantiam, extrae su fuerza
esencialmente de la urgencia, pues excluye un plazo de reflexión; el debate se
circunscribe a la tesis presentada y a la que se le podría oponer eventualmente en el
acto”.31
La plausibilidad general de los argumentos prácticos y valorativos basados en la
ignorancia parece mayor que la de los teóricos. De este modo se puede argumentar,
por ejemplo, que no se debe hacer algo porque no se sabe de ninguna razón para
hacerlo.

Ejemplo 2. M. Menchén, «Almunia no ve "ninguna razón" para imputar al equipo de


Serra en CX». Expansión, 16.09.2013.
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha señalado hoy que "no hay
ninguna razón" para la intervención judicial en CatalunyaCaixa ni para la imputación
de su expresidente, Narcís Serra, y el equipo gestor. Almunia ha enfatizado que se
trata de su opinión personal y no de la posición de la Comisión Europea (CE), además
de recordar que Serra es un buen conocido suyo; ambos estuvieron ligados al PSOE
e, incluso, compartieron consejo de ministros bajo el mandato de Felipe González.

31
Tratado de la Argumentación, p. 370.
No se conoce ninguna razón para la
intervención judicial en CX ni para imputar al
equipo de Serra
Si no se ve ninguna razón para intervenir
judicialmente CX e imputar al equipo de por tanto
Serra, no debe hacerse::
63 No se debe intervenir judicialmente CX ni
imputar al equipo de Serra

ARGUMENTOS BASADOS EN LA SOSPECHA

Se trata de un tipo de contraargumento relativamente común en la filosofía


contemporánea. Una primera variante se basa en la distinción entre motivos y
razones, que Esperanza Guisán explica así: “Los motivos aluden de algún modo a los
móviles de una acción, es decir, a aquel tipo de hechos cuya consideración me lleva a
obrar de un modo determinado. Las razones, por el contrario, parecen ordinariamente
presuponer que las consideraciones realizadas pueden ser sometidas al escrutinio
intersubjetivo”.32 El presupuesto del que depende la fuerza de los argumentos que
descansan en la oposición entre razones y motivos es que si x conociera alguna razón
para C, esa razón formaría parte de sus motivos para creer que C. Esto es, el paso de
las premisas a la conclusión estará justificado en la medida en que lo esté ese
presupuesto.

x cree que C por el motivo M


M no es una razón para C: por tanto
x no tiene ninguna razón para C

Ejemplo 1. A. McIntyre, Historia de la Ética, p.74. Paidós, 1970.


Es difícil resistirse a la conclusión de que lo que aquí se ve es el conservadurismo
clasista de Aristóteles dedicado a reelaborar silenciosa y partidariamente la tabla de
las virtudes. Así, cae desde otro punto de vista un nuevo velo de sospecha
sobre la doctrina del justo medio.

La tabla de las virtudes de Aristóteles


refleja su conservadurismo clasista
Los prejuicios clasistas no pueden por tanto
justificar una tabla de virtudes:
Aristóteles no tenía razones para
justificar su tabla de las virtudes

32
“Razones y motivos para ser moral”, p.89. Agora: Papeles de filosofía 4, 1984, 87-98.
Cuestiones críticas

CC1. ¿Permiten la cuestión debatida y los objetivos del diálogo distinguir entre
razones y motivos?

CC2. ¿En qué se basa la atribución a x de la creencia C?


64
CC3. ¿Es m el único o el principal motivo por el que a cree que C?

CC4. ¿Puede ser m una razón para C?

CC5. ¿Qué razones ha dado o daría x para justificar la creencia de que C?

McIntyre invoca la distinción entre razones y motivos para intentar mostrar que una
tesis está infundada. En el ejemplo que viene a continuación Nietzsche va más allá,
usándola para intentar establecer que una tesis es falsa.

Ejemplo 2. F. Nietzsche, Humano, demasiado humano, Edaf, 1979, p. 110.

Nunca ha contenido todavía una religión, ni directa ni indirectamente, ni como


dogma ni como símbolo, una sola verdad. Pues toda religión ha nacido de las
angustias y de las necesidades, se ha deslizado en la existencia a través de los
errados caminos de la razón.

Los dogmas de la religión surgen de las


angustias y las necesidades
La angustia y las necesidades no
por tanto
son razones para creer los dogmas:
No hay razón para creer que los dogmas de
la religión sean verdaderos

Esta forma argumental se asemeja a ciertos encadenamientos en los que el uso de


un mal argumento para defender una tesis se considera un indicio de que no se
conocen mejores argumentos para sustentarla, para concluir finalmente por medio de
un argumento ad ignorantiam que no hay razones de peso que la sustenten.

En otras ocasiones lo que se cuestiona no es que una tesis sea aceptable, sino que
un argumento sea convincente.

S argumenta que C porque R; S cree que C por


el motivo M; M es independiente de R
Si S creyera que R es una razón
concluyente para C, esa creencias por tanto
sería su motivo para creer que C :
S no cree que R sea una razón concluyente para
C
En versiones menos matizadas de este argumento se obvia la mención de S en la
conclusión, que se convierte entonces en “R no es una razón concluyente para C.

Otras variantes de los argumentos basados en la sospecha remiten a la oposición


65 entre razones y racionalizaciones. La versión inglesa de Wikipedia define una
racionalización como “Un mecanismo de defensa inconsciente que justifica y explica
de forma racional o lógica comportamientos o sentimientos considerados polémicos,
evitando una verdadera explicación y haciéndolos conscientemente tolerables –o
incluso admirables o superiores- por medios plausibles”.33 El diccionario de
psicoanálisis, por su parte, dice que la racionalización es un “procedimiento mediante
el cual el sujeto intenta dar una explicación coherente, desde el punto de vista lógico,
o aceptable desde el punto de vista moral, a una actitud, un acto, una idea, un
sentimiento, etc., cuyos motivos verdaderos no percibe; especialmente se habla de la
racionalización de un síntoma, de una compulsión defensiva, de una formación
reactiva”.34

Ejemplo 3. M. Molares do Val, “Razones humanitarias”. Blog Crónicas bárbaras,


19/08/2012, consultado 6/12/2012.

Los gobiernos españoles del PSOE o del PP quieren parecer humanitarios, pero tras
esa virtud ocultan su miedo a que los terroristas vuelvan a matar, como acaba de
demostrar Mariano Rajoy al liberar a Josu Uribecheberria Bolinaga ahorrándole la
cárcel que debía como sádico tres veces asesino y enterrador en vida durante 532
días de Ortega Lara. Bolinaga padece un cáncer que le deja menos de un año de vida;
en casos así la ley española le permite al Ejecutivo liberar o mantener preso al reo. Y
los gobiernos, socialistas y populares, redimen sistemáticamente a los terroristas “por
razones humanitarias”, no así a presos comunes, como por ejemplo los 51que
murieron en prisión en 2011. […] Las “razones humanitarias” no son la causa de estas
sueltas, sino la cobardía ante ETA, ante sus constantes insinuaciones de que podría
volver a matar.

33
“an unconscious defense mechanism in which perceived controversial behaviors or feelings
are logically justified and explained in a rational or logical manner in order to avoid any true
explanation, and are made consciously tolerable – or even admirable and superior – by
plausible means.”
34
Accesible en http://www.tuanalista.com/Diccionario- Psicoanalisis/7005/Racionalizacion.htm,
consultado 21/11/2012).
La argumentación de Molares do Val combina varios argumentos, que ejemplifican
otros distintos esquemas argumentativos. Nos ocupamos únicamente el argumento
que invoca la distinción entre razones y racionalizaciones.

Los gobiernos españoles alegan razones


humanitarias para excarcelar a los terroristas
66 moribundos. Los gobiernos españoles temen
que si no lo hacen los terroristas vuelvan a
matar. Ese temor no es una razón humanitaria.
Si los gobiernos españoles creyeran que
las razones humanitarias justifican la
por tanto
excarcelación de terroristas moribundos,
ese sería su motivo para excarcelados:
Los gobiernos españoles no creen que la
excarcelación de terroristas moribundos se
justifique por razones humanitarias

Hasta aquí los argumentos basados en la sospecha aparecen como argumentos


negativos, aptos únicamente para atacar una tesis o un argumento. ¿Puede usarse
también para mostrar que una tesis es aceptable o que un argumento es convincente?
Aunque normalmente se asume que querer creer algo no es una razón para creerlo,
Hernández Iglesias (“La voluntad de no creer”, Análisis filosófico XXXVII, Nº 1,
mayo2007, pp. 5-22) mantiene que “algunos intentos de autoinducirse creencias
causalmente pueden verse como el ejercicio de una racionalidad de segundo orden”.
La recomendación con la que termina la célebre apuesta de Pascal podría ser un
ejercicio de esa racionalidad de segundo orden. Tras haber mostrado, supuestamente,
que lo racional es apostar por la existencia de Dios, el diálogo prosigue así:

Ejemplo 4. B. Pascal, Pensamientos, 1670. Traducción de M.L. Medrano.


- Sí, pero tengo las manos atadas y la boca muda; me fuerzan a apostar y no tengo
libertad; no me dejan en libertad y estoy hecho de tal manera que no puedo
creer. ¿Qué queréis pues que haga?
- Es verdad. Pero comprobad al menos vuestra impotencia para creer, ya que la razón
os lleva a ello, y sin embargo no podéis. Trabajad, pues, no en convenceros por el
aumento de las pruebas de la existencia de Dios, sino en la disminución de vuestras
pasiones. Queréis ir a la fe pero no sabéis el camino; queréis curaros de la infidelidad
y pedís el remedio; aprended de los que han estado ligados como vosotros y ahora
apuestan toda su fortuna; son gentes que conocen el camino que queréis seguir y
que se han curado del mal del que queréis sanar. Seguid la manera como ellos han
comenzado: haciéndolo todo como si creyeran, tomado agua bendita, haciendo decir
misas, etc. Naturalmente eso os hará creer y os embrutecerá.
Pero la variante más estudiada de los argumentos basados en la sospecha es la
alegación de sesgo o parcialidad. Walton, Reed y Macagno35 describen así esos
argumentos que:

Premisa Mayor: Si x está predispuesto, es poco plausible que haya tenido


en cuenta todas las pruebas disponibles para concluir A.
Premisa Menor: El argumentador a está predispuesto.
67 Conclusión: Es poco plausible que a haya tenido en cuenta todas las
pruebas disponibles para concluir A.

Y asocian con ellos tan solo dos cuestiones críticas:

CC1. ¿En qué tipo de diálogo se propone el argumento?


CQ2. ¿Qué pruebas hay de que el proponente está predispuesto?

Ejemplo 5. A. Arteta, “Falsear encuestas, falsear conciencias”. El País, 6/01/2014.


… hay que presuponer un sesgo subjetivo [en las respuestas a la Encuesta
Sociolingüística del Gobierno Vasco] a favor del vascuence, es decir, que el
encuestado se atribuya un conocimiento bastante mayor y un uso más intenso del
que posee. Las razones de esa segura desviación son varias y a cuál más esperable.
Primera, la natural inclinación a creernos mejores de lo que somos. Segunda, la
universal tendencia al conformismo, a hacer y decir lo que suponemos socialmente
mayoritario (y el temor al aislamiento si decimos o hacemos lo contrario). Y tercero,
entre los nacionalistas y allegados, las abundantes incitaciones a hinchar su presunto
saber acerca de esa lengua: la confusión entre la realidad y el deseo, la necesidad de
justificar los duros esfuerzos de aprendizaje, rentabilizar sus sacrificios o lavar su
conciencia culpable, el propósito de servir a su causa política... Estas y otras
variables falsean las respuestas e invalidan muchas conclusiones del estudio.

Arteta da tres razones para cuestionar la fiabilidad de la Encuesta Sociolingüística del


Gobierno Vasco. Las dos primeras pueden analizarse como argumentos basados en
regularidades descriptivas y la tercera como una alegación de sesgo.

Muchos de los encuestados son


nacionalistas. Los nacionalista querrían que
el conocimiento y uso de la lengua vasca
fuera mayor de lo que es
Los encuestados nacionalistas
declararán tener el conocimiento del por tanto
vasco que querrían tener:
Los encuestados exageran su conocimiento
y uso de la lengua vasca

35
Argumentation Schemes, p. 338. Cambridge University Press, 2008.
Walton, Reed y Macagno distinguen una segunda variante, con el nombre de
“alegación ad hominem de parcialidad”.36

Premisa 1: El proponente del argumento es parcial.


Premisa 2: La parcialidad del proponente vicia su participación en el diálogo en curso.
Premisa 3: Por tanto, el proponente es una mala persona.
Conclusión: Por tanto, su parcialidad le resta credibilidad al proponente.
68

Cuestiones críticas.

CC1. ¿Qué pruebas hay de que el proponente es parcial?


CC2. Si el proponente es parcial, ¿su parcialidad vicia su participación en el diálogo o
resulta apropiada para el diálogo en curso?

ARGUMENTOS BASADOS EN SIGNOS

En este tipo de argumentos se concluye que se da un suceso porque se da otro


suceso que es un signo del primero. Según la conocida definición de Peirce, un
signo es “aquello que está por algo para alguien a algún respecto o capacidad”.
También procede de Peirce la división de los signos en símbolos o signos
convencionales, índices o signos naturales correlacionados causal o estadísticamente
con sus objetos, e iconos o signos que se parecen a sus objetos o a partes de sus
objetos. Los argumentos basados en signos podrían clasificarse en función del tipo de
signo desplegado.

Sucede que S
Sucesos como S son signos de sucesos como R: por tanto
Sucede que R

En el enunciado de la garantía de los argumentos basados en signos pueden


aparecer expresiones como síntoma o indicio de o verbos como expresar, indicar o
reflejar.

Ejemplo 1. A. Somoza Márquez Suko, “Normas dentro de un circuito”,


TodoCircuito.com,06/06/2011. Página web http://www.todocircuito.com/reportajes/30-
normas-dentro-de- un-circuito.html/pagina-2 consultada 10/01/2012.

Bandera Amarilla parada: Si ves que el comisario saca una bandera de este color y no
la mueve, quiere decir que te andes con ojo porque alguien se ha caído, pero la
pista está libre para rodar. Se puede adelantar, pero reduce la velocidad.

36
Op.cit., p.339.
El comisario ha levantado una
bandera amarilla
Levantar una bandera amarilla es una
señal de que alguien se ha caído por tanto
aunque la pista está libre para rodar:
Debes reducir la velocidad

69
Ejemplo 2. S. Rulicki, “Análisis del reportaje de Lanata a Anne Krueger (FMI)”. Página
web Comunicación no verbal. El lenguaje gestual de la globalización, 10/07/2011.
Accesible en http://www.comunicacionnoverbal.com/analisis-del-reportaje-de-lanata- a-
anne-krueger-fmi/ consultado 10/01/2013.

Ante la última pregunta, “¿tiene problemas de conciencia?”, en 3:11 responde [Anne


Krueger] ¿En qué sentido?, contestar una pregunta con otra pregunta es una
estrategia para ganar tiempo y poder prepararse mejor para mentir a continuación,
y luego en3:19 responde “No”, en un tono aflautado y menos audible que el resto de
las respuestas en las que usó un fuerte volumen de voz. Este cambio es señal de
mentira.

Krueger responde “No” a la pregunta


“¿tiene problemas de conciencia?” en
un tono aflautado y menos audible que
el resto de sus respuestas
El cambio a un tono aflautado y
por tanto
menos audible es señal de mentira::
Krueger miente al negar que tenga
problemas de conciencia

Cuestiones críticas

CC1. ¿Cuál es la naturaleza de la correlación entre el signo y el evento significado?

CC2. ¿Cuál es la intensidad de la correlación entre el signo y el evento significado?

CC3. ¿De qué otras maneras pueden interpretarse la ocurrencia de S?

CC4. ¿Podemos excluir la existencia de circunstancias que dejen en suspenso el


vínculo de S y R?

ARGUMENTOS DE OPOSICIÓN

La plausibilidad de este argumento provendría del tópico de los opuestos (uno de


los veintiocho tópicos generales), que Aristóteles describe del modo siguiente:
“Observe si lo opuesto tiene la cualidad opuesta. Si no la tiene, refuta la proposición
original; si la tiene, la establece.” (Retórica 1397a6).

Hay que distinguir la oposición entre proposiciones de la oposición entre términos,


que es de la que se trataría aquí. Según Aristóteles pueden distinguirse las siguientes
formas de oposición entre términos: (1) de términos relativos, como doble-mitad; (2) de
términos contrarios, como bueno-malo; (3) de privación a posesión, como ceguera-
70
vista; (4) de afirmación a negación, como justo-no justo.

Los S tienen /carecen de la cualidad P. S y


P son los opuestos de S’ y P’,
respectivamente
Lo opuesto debe tener la cualidad
por tanto
opuesta:
Los S’ carecen de / tienen la cualidad P’

Ejemplo. R. Haba, “Desmitifican etiquetas atribuidas a musulmanes, rumanos, gitanos,


homosexuales y discapacitados”, Hoy, 12/02/2010.
La alumna Isabel Bermejo no tuvo reparos a la hora de preguntar «¿Por qué los
hombres gitanos someten a las mujeres?». Guadalupe Fernández, de la Fundación
Secretariado Gitano, respondió diciendo que «se trata de una generalización. Las
mujeres somos muy respetadas y además el maltrato es un problema que afecta a
toda la sociedad, como vemos en los medios de comunicación. Hace unos años en
España las mujeres no podían ni siquiera votar y se ha avanzado mucho en
igualdad, aunque es cierto que a las mujeres gitanas nos falta evolucionar en ese
sentido un poco más».

Para construir su argumento Guadalupe Fernández opone los gitanos, como parte,
a la sociedad en su conjunto, como totalidad, y la igualdad a la discriminación.

En toda la sociedad no hay igualdad


entre hombres y mujeres
Lo opuesto no tiene la cualidad opuesta: por tanto
La discriminación de la mujer no es
propia de los gitanos

Cuestiones críticas

CC1. ¿Es P una propiedad comparativa?

CC2. ¿En qué medida tiene S la cualidad P?

CC3. ¿Qué tipo de oposición se da entre S y S’, por una parte, y P y P’, por otra?

CC4. ¿Hay otros opuestos a S que sin embargo se comporten de manera similar
con respecto a P?
ARGUMENTOS DE RECIPROCIDAD

El fundamento de los argumentos de reciprocidad es que si dos términos son


correlativos, la valoración o característica que le conviene a uno de ellos, también le
71 conviene al otro. Así agente y acción son correlativos, y por eso a veces se argumenta
que un agente merece la misma calificación que una de sus acciones, o, a la inversa,
que una acción merece la misma calificación que quien la ejecuta. El argumentum ad
hitlerum responde a este esquema: Hitler era vegetariano por tanto el vegetarianismo
es una perversión.

Otras veces la reciprocidad se da, no entre los términos de una relación, sino entre
dos relaciones. La regla de justicia exige tratar de igual manera lo igual. La dificultad
principal para aplicar la regla de justicia es establecer cuándo pueden considerarse
iguales dos situaciones. Los argumentos prácticos de reciprocidad asimilan dos
situaciones basándose en que involucran relaciones recíprocas. La recíproca de una
relación binaria es la relación resultante de invertir sus términos. Vender es la
recíproca de comprar, porque si alguien compra algo a otro, éste vende algo a aquél.
Eso permite hablar de reciprocidad entre acciones y situaciones.

En la situación S se debe /puede hacer A.


S y S' son correlativos: por tanto
En la situación S’ se debe /puede hacer A

Ejemplo 1. A. Rodrigo, “La prostitución, en la agenda política: ¿Regular, perseguir o


prohibir?”, El Mundo, 21/09/2009.
Por ello, [Yolanda Besteiro, de la Federación de Mujeres Progresistas] plantea "la
prohibición de la prostitución y persecución de los clientes, porque la prostitución existe
porque hay demanda"; de hecho, los españoles se gastan 50 millones de euros
cada día en prostitución, según diversos estudios.

Se debe prohibir y perseguir el


ejercicio de la prostitución.
Oferta y demanda son correlativas: por tanto
Se debe perseguir a los clientes
de la prostitución

Aunque quizá sean más raros, también pueden encontrarse argumentos teóricos de
reciprocidad, como el siguiente, que involucra las nociones correlativas de causa y
efecto (si no se puede predecir la causa, no se puede predecir el efecto).

Ejemplo 2. I. de Miguel, “El deshielo de Groenlandia no se puede predecir y por tanto


tampoco la subida del nivel del mar”, BioCarburante, 11/01/2009.
El deshielo de los glaciares exteriores de Groenlandia no se puede predecir según
un estudio que se publica en el próximo número de Nature Geoscience. Los
investigadores han estudiado la evolución de uno de los mayores glaciares exteriores
de Groenlandia y han podido comprobar que su comportamiento se ve afectado de
72 manera muy rápida por fenómenos climáticos pero a la vez es impredecible su
evolución en el tiempo. Han comprobado cómo la evolución del glaciar Helheim no
responde a ningún modelo utilizado para predecir la evolución del hielo y por tanto
las previsiones que se han realizado no son fiables. La frase exacta de los científicos
es: “la pérdida observada en los glaciares de Groenlandia no proporciona una medida
fiable a largo plazo del balance de la masa de la capa de hielo”. Por tanto, las
predicciones sobre el aumento del nivel del mar como consecuencia del deshielo de
los glaciares de Groenlandia no son correctas.

S es/no es P.
Si S y S’ son correlativos: por tanto
S´es/no es P

Aplicado al ejemplo 2:

No se puede predecir el deshielo de los glaciares de Groenlandia.


El deshielo de los glaciares hace que suba el nivel del mar.
Causa y efecto son por tanto
correlativos:
No se puede predecir el aumento del nivel del mar resultante del
deshielo de los glaciares de Groenlandia

Cuestiones críticas

CC1. ¿Con respecto a qué relación R son recíprocos S y S’?

CC2. ¿Cuál es el vínculo entre R y P?

CC3. ¿La relación R correlaciona términos que se comporten de modo diferente


con respecto a la propiedad P?

CC4. ¿Qué pruebas o indicios existen de que S’ no es/es P?

ARGUMENTOS DOXÁSTICOS

Los argumentos doxásticos invitan a inferir algo porque otros lo creen. De ese
modo, se toma la opinión de algunos como indicio de la existencia de buenas
razones. Muchas de las falacias tradicionalmente asociadas con los argumentos
doxásticos (ad novitatem, ad numerum, ad populum, etc.) parecen consistir en tomar
esas opiniones como una razón por sí mismas para aceptar la conclusión, y no como
un indicio de la existencia de tales razones. Por ejemplo, García Damborenea
describe así el sofisma populista o argumento ad populum: “Se basa en la supuesta
73 autoridad del pueblo, de una mayoría o, simplemente del auditorio, para sostener la
verdad de un argumento, como si la razón dependiera del número de los que la
apoyan”.37

S opina que C. La opinión de S sobre tales


cuestiones es una opinión cualificada
Normalmente las opiniones cualificadas
por tanto
se sustentan en buenas razones:
C

Las razones para tener por cualificada una opinión son muy variadas: autoridad,
pericia, testimonio, carácter, consenso, etc.

Ejemplo. “Género. Importancia y aplicaciones”, página de la OIT consultada el


21/11/2011.
Las estadísticas con perspectiva de género son esenciales para el seguimiento,
análisis y evaluación de la situación de los hombres y mujeres, y sus
interrelaciones en el mundo del trabajo. La necesidad de disponer de tales
estadísticas fue reconocida en particular en la Plataforma de Acción de Beijing,
adoptada en 1995, que invitó a los países y a las organizaciones internacionales a
compilar y analizar estadísticas que reflejen los problemas y preguntas relativos al
hombre y la mujer en la sociedad.

La Plataforma de Acción de Beijing


recomienda que las estadísticas laborales
incorporen la perspectiva de género. La
opinión de la Plataforma de acción de
Beijing es una opinión cualificada sobre
cuestiones relativas a la condición social
de la mujer
Si la Plataforma de acción de Beijing es
una autoridad en lo relativo a la condición
por tanto
social de la mujer, entonces su
recomendación de que las estadísticas

37
Uso de razón, p.79.
laborales incorporen la perspectiva de
género se sustenta en buenas razones:
Las estadísticas laborales deben
incorporar la perspectiva de género

Cuestiones críticas.

74 CC1. ¿Se trata de un tema o cuestión que puede resolverse mediante una
opinión cualificada?

CC2. ¿Es posible, en principio, acceder de manera directa a las razones en las que
los declarantes basan su opinión?

CC3. ¿En qué se basa la atribución a S de la opinión C?

CC4. ¿La atribución a S de la creencia C es consistente con su conducta?

CC5. ¿Cuál es la cualificación de S y cuáles las razones para atribuírsela?

CC6. ¿Qué credibilidad tiene S cuando opina que C?

CC7. ¿Coincide la opinión de S con las demás opiniones autorizadas sobre el


particular?

CC8. ¿Es C consistente con las pruebas materiales disponibles?

ARGUMENTOS NARRATIVOS

Narrar es producir un relato y un relato es una relación de hechos –sobre todo de


acciones de personas- dispuestos de manera que exhiban cierta orientación o
trama. En el relato solo se explican los sucesos o acciones que se desvían en
alguna medida de la norma, las expectativas o las costumbres. La tesis del relato es
una proposición que constituye una declaración controvertida o discutible que se
defiende con elementos narrativos: conflictos personales y acontecimientos. El relato
es entonces un modo de justificar opiniones, interpretaciones de experiencias y
valoraciones.

El relato R incluye el suceso S/ la acción A / la


valoración V. R es un relato plausible
Lo narrado por un relato por tanto
plausible es posible:
Es posible que S/ se puede hacer A / V está
justificada
Como recurso argumentativo, el relato suele proporcionar un ejemplo, real o ficticio,
que apoya la posición defendida. Los argumentos narrativos se parecen, pues, a los
argumentos paradigmáticos. Sin embargo, que el ejemplo pueda ser real o ficticio
sugiere que aquí lo importante para justificar la inferencia propuesta es la coherencia
del relato.
75
Los argumentos narrativos se asemejan a estructura argumentativa que sustentan
conclusión de la forma “Es posible que C” en un argumento hipotético:

P1,…,Pn, supongamos que S


por tanto
Es posible que S C
por tanto
Es posible que C

Los enunciados del relato no son aseverados, como tampoco lo son el supuesto S,
la conclusión C y en general los enunciados que dependen inferencialmente de S. Se
dice a veces que el relato tiene su propia “lógica”. También es muy significativa la
proximidad de algunos usos de “imaginar” y “suponer”.

Ejemplo 1. D.M. Cutler, “La medicina del futuro será como ir al centro comercial”. MIT
Technology Review 23/09/2013. http://www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=43897
Consultado
Probablemente los mayores cambios tendrán que ver con el nuevo rol del paciente, la
persona más infrautilizada en el cuidado de la salud. En la actualidad, los pacientes
son considerados casi como una molestia ("Le dije que se tomara las pastillas..."). Pero
imaginemos que el paciente participara y colaborara en el Memex médico. Los
pacientes con presión arterial alta tendrían manguitos de presión sanguínea en casa.
La lectura de presión diaria sería transmitida al registro electrónico del médico y sería
supervisado por un ordenador para detectar valores atípicos. Un software de ayuda
para la toma de decisiones podría permitir a las personas con cáncer localizado elegir
entre cirugía, radiación y esperar bajo supervisión. En la actualidad estas decisiones se
ven muy influidas por los médicos (y de forma no muy objetiva).

En los argumentos narrativos la conclusión aseverada (“Es posible que C”) depende
de que C se siga de los supuestos del relato y de que éstos sean posibles, plausibles o
verosímiles.

Las fábulas son casos arquetípicos en los que el relato se presenta como sustento
de una conclusión o moraleja.
Ejemplo 2. J. de la Fontaine, “La cigarra y la hormiga”, 1668.
Cantó la cigarra durante todo el verano, retozó y descansó, y se ufanó de su arte, y al
llegar el invierno se encontró sin nada: ni una mosca, ni un gusano.
Fue entonces a llorar su hambre a la hormiga vecina, pidiéndole que le prestara de su
grano hasta la llegada de la próxima estación.
76 - Te pagaré la deuda con sus intereses; - le dijo -antes de la cosecha, te doy mi
palabra. Mas la hormiga no es nada generosa, y este es su menor defecto. Y le
preguntó a la cigarra:
- ¿Qué hacías tú cuando el tiempo era cálido y bello?
- Cantaba noche y día libremente - respondió la despreocupada cigarra.
- ¿Conque cantabas? ¡Me gusta tu frescura! Pues entonces ponte ahora a bailar,
amiga mía.
No pases tu tiempo dedicado sólo al placer. Trabaja, y guarda de tu cosecha para los
momentos de escasez.

La fábula de la cigarra y la hormiga concluye que


se debe trabajar y guardar recursos para los
momentos de escasez. La fábula de la cigarra y
la hormiga es un relato plausible
Lo narrado por un relato por tanto
plausible es posible:
Se debe trabajar y guardar recursos para los
momentos de escasez

Cuestiones críticas

CC1. ¿Realmente incluye el relato ese suceso, acción o valoración?

CC2. ¿De qué manera aparece ese suceso, acción o valoración en el relato?

CC3. ¿Es internamente coherente el relato?

CC4. ¿En qué medida es verosímil el relato?38

CC5. ¿Pueden introducirse elementos en el relato que, preservando su coherencia y


verosimilitud, alteren su sentido?

CC6. ¿Qué otros relatos coherentes y verosímiles pueden hacerse de los hechos que

38
Según el Diccionario de Autoridades la verosimilitud es «la apariencia de verdad en las cosas
aunque en la realidad no la tengan: bastante para formar un juicio prudente».
justifiquen una conclusión distinta?

Los argumentos narrativos tienen una larga tradición en filosofía, comenzando


por el uso del mito en los diálogos platónicos. En el diálogo del mismo nombre,
Protágoras responde así a la petición de Sócrates de que demuestre de forma más
clara que la virtud es enseñable: “Desde luego, Sócrates, dijo, no os privaré de ello.
77
¿Pero os parece bien que, como mayor a más jóvenes, os haga la demostración
relatando un mito, o avanzando por medio de un razonamiento?” (320c). Y a petición
de los presentes procede a justificar su tesis narrando un mito.

Ejemplo 3. Platón, Protágoras, 321b-322a


Ve [Prometeo] a todos los animales armoniosamente equipados y al hombre, en
cambio, desnudo, sin calzado, sin abrigo e inerme. Y ya era inminente el día señalado
por el destino en el que el hombre debía salir de la tierra a la luz. Ante la imposibilidad
de encontrar un medio de salvación para el hombre, Prometeo roba a Hefesto y
a Atenea la sabiduría de las artes junto con el fuego (ya que sin el fuego era
imposible que aquélla fuese adquirida por nadie o resultase útil) y se la ofrece, así,
como regalo al hombre. Con ella recibió el hombre la sabiduría para conservar su vida,
pero no recibió la sabiduría política, porque estaba en poder de Zeus y a Prometeo no
le estaba permitido acceder a la mansión de Zeus, en la acrópolis, a cuya entrada
había dos guardianes terribles. […]
El hombre, una vez que participó de una porción divina, fue el único de los animales
que, a causa de este parentesco divino, primeramente reconoció a los dioses y
comenzó a erigir altares e imágenes de dioses. Luego, adquirió rápidamente el arte de
articular sonidos vocales y nombres, e inventó viviendas, vestidos, calzado, abrigos,
alimentos de la tierra. Equipados de este modo, los hombres vivían al principio
dispersos y no había ciudades, siendo, así, aniquilados por las fieras, al ser en todo
más débiles que ellas. El arte que profesaban constituía un medio, adecuado para
alimentarse, pero insuficiente para la guerra contra las fieras, porque no poseían aún
el arte de la política, del que el de la guerra es una parte. Buscaron la forma de
reunirse y salvarse construyendo ciudades, pero, una vez reunidos, se ultrajaban entre
sí por no poseer el arte de la política, de modo que, al dispersarse de nuevo, perecían.
Entonces Zeus, temiendo que nuestra especie quedase exterminada por completo,
envió a Hermes para que llevase a los hombres el pudor y la justicia, a fin de que
rigiesen las ciudades la armonía y los lazos comunes de amistad. Preguntó, entonces,
Hermes a Zeus la forma de repartir la justicia y el pudor entre los hombres: «¿Las
distribuyo como fueron distribuidas las demás artes? Pues éstas fueron distribuidas
así: Con un solo hombre que posea el arte de la medicina, basta para tratar a muchos,
legos en la materia; y lo mismo ocurre con los demás profesionales. ¿Reparto así la
justicia y el pudor entre los hombres, o bien las distribuyo entre todos?». «Entre
todos, respondió Zeus; y que todos participen de ellas; porque si participan de ellas
sólo unos pocos, como ocurre con las demás artes, jamás habrá ciudades. Además,
establecerás en mi nombre esta ley: Que todo aquél que sea incapaz de participar del
78 pudor y de la justicia sea eliminado, como una peste, de la ciudad».

(Ver diagrama en la página siguiente).

La defensa que de la teoría del contrato social hace J.-J. Rousseau en el capítulo VI
de El contrato social ofrece un ejemplo más reciente del uso del mito en la
argumentación filosófica.

Imaginemos que
Prometeo diera el fuego y
la sabiduría de las artes a
los hombres, que estos
comenzaran a erigir
altares, y luego
inventaran la voz, los
nombres, sus casas,
vestidos, calzados,
coberturas y alimentos
del campo.
por tanto
Los hombre serían Zeus quiere que los
capaces de procurarse hombres sobrevivan
alimentos pero no de
luchar contra las fieras
por tanto
Zeus debería enviar a Hermes para que llevase a los No habría ciudades si
hombres el pudor y la justicia para que pudieran sólo algunos hombres
reunirse y ponerse a salvo fundando ciudades participaran del pudor y
la justicia
por tanto
El mito de Prometeo Zeus debería ordenar a Hermes que distribuyera el pudor y la justicia entre
es plausible todos los hombres para que todos participen de ellas
por tanto
Todos los hombres están dotados y deben participar de la política

Un tipo de argumento que se ajusta, a grandes rasgos, al patrón de los argumentos


narrativos común en las ciencias y la ingeniería es el argumento basado en
modelos. Un modelo, en el sentido que aquí viene al caso, es una representación,
física o conceptual, de fenómenos, entendiendo por tales rasgos generales y
estables del mundo de interés para el analista. En otras ocasiones se trata, no de
modelos de fenómenos, sino de modelos de datos: versiones corregidas, reguladas y
en algunos aspectos idealizadas de datos observacionales.
Ejemplo 3. María Elena Hurtado, “Modelo predice que habrá más casos de cólera en
Haití”, SciDev.Net, 28 marzo 2011. http://www.scidev.net/es/news/modelo-predice-que-
habr-m-s-casos-de-c-lera-en-hait-.html Página consultada 12/12/2012.
El cólera se desató en Haití a fines de octubre de 2010, después de que un terremoto
en enero de ese año desplazara a más de un millón de personas. La ONU predijo 400
79 mil casos de cólera en el país durante el primer año desde que estalló la epidemia.
Pero el nuevo modelo predice casi 800 mil casos y más de 11 mil muertes entre el 1
de marzo y el 30 de noviembre de 2011 si no hay nuevas intervenciones para reducir
la transmisión y tratar a las víctimas. […]
A un modelo adaptado de transmisión del cólera, los investigadores [Jason R.
Andrews y Sanjay Basu] le introdujeron información sobre la incidencia diaria de todas
las provincias de Haití desde el 31 de octubre de 2010 — cuando comenzó la
epidemia— hasta el 24 de enero de 2011. También simularon el impacto potencial de
agua limpia, vacunación y una mayor distribución de antibióticos. Los autores
concluyeron que podrían prevenirse 170 mil casos de cólera y 3.400 muertes si se
aplicaran las tres medidas recomendadas. Reducir el consumo de agua contaminada
en sólo uno por ciento a la semana prevendría 105 mil casos y 1.500 muertes; vacunar
al 10% de la población prevendría 63 mil casos y 900 muertes; y tratar con antibióticos
todos los casos severos y la mitad de los casos moderados prevendría 9 mil casos
adicionales y 1.300 muertes.

Esquematizo únicamente el argumento referente a la predicción de nuevos casos


de cólera, dejando para el lector la tarea de completarlo esquematizando el argumento
referente a la prevención de esos casos expuesto en la segunda parte del texto.

Datos sobre incidencia diaria de cólera en las


provincias de Hatí entre 31/10/2010 y 24/01/2011,
hipótesis del modelo Andrews-Basu
por tanto
Habrá casi 800.000 casos y más de 11.000l muertes
entre el 1/03/2011 y el 30/11/2011 en Haití si no hay
El modelo Andrews-Basu es plausible
nuevas intervenciones para reducir la transmisión y
tratar a las víctimas
por tanto
Posiblemente haya casi 800.000l casos y más de 11.000l muertes entre el 1/03/2011 y el 30/11/2011
en Haití si no hay nuevas intervenciones para reducir la transmisión y tratar a las víctimas

ARGUMENTOS PARADIGMÁTICOS

Este esquema engloba dos subtipos, uno teórico y otro práctico. Los argumentos
basados en ejemplos son argumentos teóricos en los que se concluye una
generalización con excepciones a partir de casos considerados típicos de la categoría
correspondiente.

a es P, b es P, c esP,...
a, b, c… son típicos S a este respecto: por tanto
Los S suelen ser P

Ejemplo. A. Barandiarán, “Las cabezas que han caído por la crisis”. Diario
80
Montañés, 13/11/2011.
La crisis se ha convertido en una guillotina muy afilada para los líderes europeos. El
último en subir al patíbulo ha sido el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi,
forzado a prometer su dimisión el martes y luego a acelerar su salida. El anuncio tenía
lugar tan solo dos días después de que su homólogo griego, George Papandreu,
sintiera caer la cuchilla sobre su cuello. Son los casos más recientes y también los
más paradigmáticos, no sólo porque Italia y Grecia se encuentren en el ojo del
huracán, sino porque lo suyo ha sido un derrocamiento en toda regla, ejecutado
por los mercados pero instigado desde el directorio Berlín-París, que pone en la
picota a los mandatarios que amenazan su plan de salvamento, basado en duros
ajustes y reformas.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi,


ha tenido que dimitir y antes lo había hecho
su homólogo griego, George Papandreu
Berlusconi y Papandreu son los casos más
paradigmáticos a este respecto:: por tanto
La crisis se ha convertido en una guillotina
muy afilada para los líderes europeos

Los argumentos basados en modelos son una variedad de los argumentos


paradigmáticos que recomiendan o desaconsejan una acción porque alguien digno o
indigno de imitación la realiza.

S hace A
S es digno de imitación/despreciable: por tanto
Se debe hace/no se debe hacer A

Ejemplo. D. Pearce, “Cirugía utópica”, traducción de P. Grosschmid (2004,


actualizado 2008). http://www.general-anaesthesia.com/espanol/index.html Consultado
el 22/03/2012.
En Inglaterra, al menos, la práctica de la anestesia durante los partos se ganó una
mayor credibilidad después de que fuera usada para la Reina Victoria, hecho
que recibió mucha publicidad. En 1853, la reina dio a luz con éxito a su octavo hijo, el
Príncipe Leopoldo. El Dr. John Snow (1813-1858) de Edimburgo, el primer
anestesiólogo/anestesista del mundo, le administró cloroformo. […] La anestesia à la
reine llegó a ponerse de moda en la alta sociedad. […] No obstante, la controversia no
cesó del todo. The Lancet estaba escandalizado porque se hubiera usado
anestesia para la Reina. El distinguido diario incluso dudaba de que esa historia fuera
cierta, ya que el cloroformo "está claro que ha causado la muerte instantánea en un
número considerable de casos" ("Administration of Chloroform to the Queen", The
81 Lancet 1, 14 de mayo de 1853, p. 453). Como señalaba con alarma su comentario,
"En este país los ejemplos de la realeza son inmediatamente seguidos por una
determinada clase de la sociedad."

La Reina Victoria usó anestesia en el parto


del príncipe Leopoldo
La Reina Victoria es digna de imitación: por tanto
Se debe usar la anestesia en los partos

Cuestiones críticas

CC1.¿Pueden considerarse suficientemente típicos?

CC2. ¿A qué respectos pueden considerarse típicos los casos aducidos?

CC3. ¿Son verdaderos los casos aducidos?

CC4. ¿Cuál es la fuerza de la generalización?

CC5. ¿En qué medida es homogénea la categoría S?

CC6. ¿Pueden encontrarse contraejemplos que invaliden la generalización?

CC7. ¿Hay alguna razón para negar que los S sean P?

ARGUMENTOS POR SEMEJANZA

Los argumentos por semejanza se confunden muchas veces con los argumentos
por analogía. Según una conocida fórmula, la analogía se basa, no en una relación de
semejanza, sino en una semejanza de relación. La distinción entre la semejanza y la
analogía descansa en la distinción entre propiedades de objetos y relaciones
entre objetos y propiedades y relaciones de orden superior. Las relaciones de orden
superior son relaciones entre relaciones, como son las relaciones argumentativas. Las
argumentaciones por semejanza se basan en relaciones de primer orden mientras que
las argumentaciones analógicas involucran relaciones de orden superior.

S y S’ son semejantes. En la situación S


se da C
Si S y S’ son semejantes en los aspectos
conocidos, presumiblemente lo son en por tanto
aspectos conexos los no conocidos:
En la situación S’ se da C

Ejemplo 1. “Stiglitz apunta que lo mejor para la eurozona sería la salida de Alemania”.
82 Diario de Burgos, 9/12/2012.
El economista [Joseph Stiglitz] alertó también de que la crisis en Occidente no está
llegando a su fin, sino que se encuentra «en la mitad, o incluso en el primer tramo».
Para tan funestas palabras, basó su argumento en que la última situación económica
de una magnitud similar a la actual, la Gran Recesión de Estados Unidos, empezó en
1929 y, una década después, aún no había expectativas de recuperación. «No
deberíamos pensar que estamos al final de la crisis. Quizá estamos al comienzo»,
volvió a insistir.

La Gran Recesión de Estados Unidos fue la


última crisis económica de magnitud similar a la
actual. La Gran Recesión de Estados Unidos,
empezó en 1929 y, una década después, aún no
había expectativas de recuperación
Si las dos crisis son semejantes en los
aspectos conocidos, lo serán en los por tanto
aspectos conexos no conocidos:
No deberíamos pensar que estamos al final de la
crisis; quizá estamos a la mitad o al comienzo

Ejemplo 2. J.S. Mill, Examen de la filosofía de Sir William Hamilton, 1865.


Concluyo que los demás seres humanos tienen sensaciones como yo, en primer lugar
porque tienen cuerpos como el mío, del que sé, por mi propio caso, que es la
condición antecedente de las sensaciones. En segundo lugar, porque exhiben actos y
otros signos externos de los que en mi propio caso sé por experiencia que son
causados por sensaciones. Soy consciente en mí mismo de una serie de hechos
conectados entre sí por una secuencia uniforme, que comienza con cambios de mi
cuerpo, sigue con sensaciones, y termina con el comportamiento externo. En el caso
de los demás seres humanos, tengo la prueba de mis sentidos del primer y del último
eslabón de la serie, pero no del eslabón intermedio. Descubro, sin embargo, que la
secuencia entre el primero y el último es tan regular y constante en esos casos como
en el mío […] He de creer que viven o son autómatas: con la creencia de que viven, es
decir, la suposición de que el nexo es de la misma naturaleza que en el caso del que
tengo experiencia, y de que es similar a cualquier otro respecto, coloco a los demás
seres humanos como fenómenos bajo las mismas generalizaciones de las que sé por
experiencia que son una teoría verdadera de mi propia existencia.
Soy consciente en mí mismo de una serie de
hechos conectados entre sí por una secuencia
uniforme, que comienza con cambios de mi
cuerpo, sigue con sensaciones y termina con la
conducta. En los demás seres humanos percibo
el primer y el último eslabón de la serie, pero no
el intermedio. Descubro que la secuencia entre
el primero y el último es tan regular y constante
83 en esos casos como en el mío.
En casos semejantes deben postularse
por tanto
explicaciones semejantes:
Los demás seres humanos tienen sensaciones
como yo

Cuestiones críticas.

CC1. ¿Se da C en la situación S?

CC2. ¿En qué aspectos se asemejan S y S´? ¿Hay alguna conexión entre esos
aspectos y la característica C?

CC3, ¿Hay diferencias significativas entre S y S’ que debiliten el argumento?

CC4. ¿Hay casos similares a S’ en los que no se dé C?

ARGUMENTOS TU QUOQUE

Scott F. Aikin39 define los argumentos tu quoque como argumentos ad hominem


en los que un interlocutor acusa a otro de contradecirse. Aikin propone una
clasificación de estos argumentos en función del tipo de inconsistencia aducida. La
inconsistencia puede ser cognitiva o práctica. Es cognitiva cuando se aduce que
puede derivarse una contradicción de los compromisos explícitos o tácitos de S. Así
sucede cuando S afirma lo que ha negado en otra ocasión o tiene otros compromisos
que conjuntamente entrañan lo contrario. La inconsistencia es práctica cuando las
acciones de S contradicen sus afirmaciones explícitas, con lo que el cargo de
inconsistencia comporta una acusación de hipocresía.

Aunque la caracterización de Aikin es bastante representativa, no corresponde a un


único esquema argumentativo, puesto que éstos se identifican por su garantía. Esta
heterogeneidad de los argumentos tu quoque queda por lo demás clara en el artículo
del propio Aikin.

39
“Tu quoque Arguments and the Significance of Hypocresy”, Informal Logic 28, 2:2008,
pp.155-169)
La descripción de Aikin abarca un primer patrón argumental, cuya garantía es el
principio que él denomina “las acciones pesan más que las palabras”; en su forma
más sencilla:

S afirma que C; S se comporta


como si C no fuera el caso
84 Las acciones pesan más que las palabras: por tanto
S no cree que C

Cuando S argumenta explícitamente a favor de C, puede invocarse el mismo


principio para desestimar su argumento. Esta variante se corresponde con la
acusación de inconsistencia pragmática de Walton, Reed y Macagno (Argumentation
Schemes, p.336. Cambridge University Press, 2008).

S argumenta que C; S se comporta


como si C no fuera el caso
Las acciones pesan más que las palabras: por tanto
El argumento de S para C no es
convincente

Estos dos patrones pueden adaptarse fácilmente a argumentos prácticos. Por ejemplo:

S recomienda hacer A; S no sigue


su recomendación
Las acciones pesan más que las palabras: por tanto
La recomendación de S no es
convincente

No obstante creo que los argumentos tu quoque arquetípicos son argumentos


valorativos, en los que se aduce que alguien no puede valorar (generalmente de forma
negativa) una determinada conducta de otro porque él ha dicho o hecho algo.

S hizo A/dijo que D. S hizo/quiere


hacer A’
La acción/dicho de S es inconsistente con por tanto
su condena/elogio de la acción A’ de S’::
S no puede condenar/elogiar a S’
por hacer/querer hacer A’

¿En qué consiste la inconsistencia alegada en la garantía? A veces el quid parece


residir en que la acción de S le desautoriza para juzgar la acción de S’, y en otras en
que su acción legitima la acción posterior de S´. Los ejemplos que vienen a
continuación ilustran esas dos posibilidades.

Ejemplo 1. “Mena protagoniza una bronca en el Parlament”, El País 22/07/2011. .


http://elpais.com/diario/2011/07/22/catalunya/1311296844_850215.html
El diputado socialista Jaume Collboni propuso al Parlament la reprobación del
consejero [de empresa y empleo] por carecer de una "hoja de ruta clara" en materia de
lucha contra el paro y por haber "parado las máquinas" de su departamento: "Es un
año perdido".
Mena contraatacó avisando al diputado socialista de que todos sus dardos se
85 volverían en su contra "como un bumerán". Recurriendo a la misma fórmula literaria
utilizada por William Shakespeare en la tragedia de "Julio César", cuando Brutus
apuñala al emperador romano, Mena denunció la "hipocresía" de Collboni.

“¡Tu quoque Brutus”, diputado Collboni, me acusas a mí de haber parado la máquina


cuando provocaste una parada del PIB industrial de Cataluña en 2009 de un
menos 13,6%! A ¡Tu quoque Brutus me acusas a mí, cuando sólo en 2009 paraste la
inversión industrial de Cataluña un 22,9%!", exclamó.

Collboni provocó en 2009 una parada del


PIB industrial de Cataluña de un 13,6% y
de su inversión industrial de 22,9%
La gestión pasada de Collboni le
desautoriza para juzgar la actuación del por tanto
conseller Mena:
Collboni no puede pedir la reprobación del
conseller de empresa y empleo por carecer
de un plan claro en la lucha contra el paro
y por la inacción de su departamento

Ejemplo 2. Roberto Cruz, “Josefina no quiere ser viuda”. Impacto, 13/11/2012.


El aislamiento de Josefina Vázquez Mota podría ser un rechazo a su propia moraleja.
En las últimas semanas, la ex candidata presidencial ha optado por el ostracismo y no
acude a eventos que tengan que ver con su partido o con su gente: Los panistas.
Es notorio su desprecio a las invitaciones salidas de Los Pinos.
Razón no le falta para pagar con la misma moneda después de padecer aquello de lo
que todos fuimos testigos durante su campaña presidencial: el arrinconamiento de su
equipo desde el oficialismo panista.

El PAN no apoyó a Josefina Vázquez Mota


durante la campaña. Josefina Vázquez Mota no
acude a eventos que tengan que ver con el PAn
Vázquez Mota paga al PAN
por tanto
con la misma moneda::
No se puede reprochar a Vázquez Mota que no
acuda a los eventos organizados por el PAN

Cuestiones críticas (para la variante del ejemplo 1)

CC1. ¿En qué se basa la atribución a S de la acción A?


CC2. ¿De qué otros modos puede describirse la acción de A? ¿Cuál es aquí la
descripción pertinente?

CC3. ¿La acción A forma parte de un hábito o de una práctica establecida, o es


solo esporádica?

86 CC4. ¿De cuándo data la acción A?

CC5. ¿De qué forma la autoría de A socava la autoridad de S sobre el asunto que
se está juzgando?

CC6. ¿Qué relación existe entre A y A’?

CC7. ¿Hay otras descripciones pertinentes de la acción A’?

ESQUEMAS NORMATIVOS

Las conclusiones de los argumentos que instancian un esquema normativo son


recomendaciones relativas a qué hacer o juicios relativos a qué preferir o valorar.

ARGUMENTOS ARETÉTICOS

Dos de los tres enfoques principales de la ética normativa se corresponden de


forma aproximada, pero clara, con dos esquemas argumentativos prácticos. El
consecuencialismo se puede asociar con los argumentos ad consequentiam o
pragmáticos y la deontología con los argumentos basados en reglas o normas. ¿Qué
sucede con el tercero, con la ética de la virtud? Linda Zagzebski40 asocia la ética de
la virtud con los argumentos basados en modelos cuando señala que conceptos como
acción correcta, virtud, etc. se definen en términos de ejemplos morales. Por su parte
Elisabeth Anscombe habla de “reglas v” (por vicio y virtud) y parece asociar la ética de
la virtud con un tipo especial de argumentos basados en reglas, con garantías como
“Haz lo que sea honrado/caritativo” o “No hagas lo que sea deshonesto/poco
caritativo”.41 Por mi parte postularé un esquema argumentativo característico de esas
concepciones éticas: los argumentos aretéticos (de areté, excelencia o virtud).

Las virtudes se ejercen en el marco de prácticas, entendiendo por tales formas

40
“Exemplarist Virtue Theory”, Metaphilosophy, 41(1/2):2010, pp. 41–57.
41
“Modern Moral Philosophy”, Philosophy, 33:1958, pp. 1–19.).
coherentes y complejas de actividad humana cooperativa, socialmente establecida, y
definidas en parte por modelos de excelencia que las virtudes permiten alcanzar. Lo
contrario de las virtudes son los vicios, rasgos que impiden alcanzar la excelencia
moral. Correlativamente pueden distinguirse los argumentos aretéticos, que apelan a
las virtudes para recomendar una acción, y los argumentos caquéticos, que apelan a
87 los vicios para desaconsejarla. Para distinguir y clasificar las variantes del argumento
aretético puede atenderse a la virtud o al vicio invocado en la garantía o las prácticas
en las que se enmarcan.

El patrón de los argumentos aretéticos refleja que las virtudes y los vicios son
relativos a una práctica.

S es (un) C
Un buen/mal C hace/evita A: por tanto
S debe hacer/evitar A

A menudo “C” designará a un tipo de ser humano, a un colectivo, a un oficio o una


profesión, como sucede en el siguiente ejemplo. Este diagrama de manifiesto el
parentesco de los argumentos aretéticos con los argumentos de acto y esencia de
Perelman.

“Hemos visto cómo, a partir de algunos actos característicos, se llega a calificar


a alguien de héroe, a estabilizar los aspectos de una persona. Por un
procedimiento análogo se consigue, partiendo de un verbo, un adjetivo o una
expresión que designa una relación formar esencias («el jugador», «el patriota»,
«la madre»), que caracterizan ciertas clases de seres cuyo comportamiento
explican” (Tratado de la argumentación, p.502).

Ejemplo 1. “Diputado Jorge Frías ruega a Dios por la salud del presidente Hugo
Chávez”. Periódico de la Zona Oriental.net., 11/12/2012.

El Diputado por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Jorge Frías, se unió a la


cadena mundial de oración por la pronta recuperación del presidente venezolano Hugo
Chávez Frías, quien anunció antes de ayer que nuevas células malignas aparecieron
en su cuerpo y que iba a tener que ser operado una vez más, esto producto del cáncer
que le afecta.
En ese sentido, el legislador expresó que aunque se tengan diferencias políticas e
ideológicas con presidente Chávez, es de buen cristiano desearle pronta recuperación
y dijo rogarle a Dios para que meta sus manos, para que regrese pronto a su país en
buenas condiciones físicas.
Jorge Frías es cristiano
Es de buen cristiano desear una pronta
por tanto
recuperación a sus oponentes:
Jorge Frías debe desearle una pronta
recuperación al presidente Chávez

Cuestiones críticas
88
CC1. ¿Permiten el tipo y la fase de diálogo usar argumentos aretéticos?

CC2. ¿Es S un P en el grado requerido?

CC3. Dado el asunto debatido, ¿viene al caso presentar a S como (un) C?

CC4. ¿Con qué prácticas reconocidas puede asociarse la virtud/el vicio V?

CC5. ¿Hacer a convierte al agente en un ejemplo moral para los demás?

CC6. ¿De qué otros modos puede interpretarse la acción A?

CC7. ¿La elección/rechazo de A choca con las exigencias de alguna otra virtud/vicio?

Otras veces se entiende por virtud un rasgo que se considera propio de una
buena persona. Una persona virtuosa es una persona moralmente buena, excelente o
admirable que actúa y siente correctamente, como se debe. Cuando así sucede, se
obvia la mención de P y se desarrollan argumentos de la forma:

La acción A es una muestra de V

V es una virtud/un vicio: por tanto

Se debe hacer/evitar A

Ejemplo 2. “Aprobar reestructura por unanimidad sería muestra de sensatez:


Oseguera”. La Jornada de Michoacán, 11/10/2012.

Después de que las comisiones unidas de Hacienda y Presupuesto aprobaran el


dictamen para reestructurar deuda hasta por 11 mil 56 millones de pesos, el diputado
priísta Jaime Dario Oseguera dijo en la víspera de que la iniciativa sea sometida a
votación del pleno del Congreso del Estado que su aprobación por unanimidad sería
una “muestra de sensatez política”, por lo que apeló al “talento y prudencia” de sus
compañeros legisladores para que contribuyan a que Michoacán “tenga mejores
condiciones para su desarrollo inmediato”.

Aprobar por unanimidad el dictamen para


reestructurar la deuda de Michoacán sería
una muestra de talento y prudencia
El talento y la prudencia son virtudes: por tanto
Los congresistas deben aprobar el
dictamen

Del mismo modo que la virtud se opone el vicio, los argumentos caquéticos se
89 oponen a los argumentos aretéticos. A continuación se ofrece un ejemplo de
argumento caquético.

Ejemplo 3. R. González, “Los complejos de Paulino”. Carta al director de El Día,


28/10/2011.
El Sr. Paulino Rivero se ha destapado indicando que en la Sanidad canaria hay dos
mil profesionales que cobran más que él. Comentario desafortunado, de mal gusto e
indigno donde los haya en un presidente, porque refleja complejo, envidia y no saber
estar.

Rivero es el presidente de Canarias; su


comentario refleja complejo, envidia y no
saber estar
Los complejos, la envidia y el no saber por tanto
estar son indignos de un presidente :
El comentario de Rivero es desafortunado,
de mal gusto e indigno de un presidente

Obsérvese que este argumento difiere de los demás ejemplos por ser valorativo, y
no práctico. Su conclusión es, no que se debe hacer o evitar tal o cual cosa, sino que
una acción ya realizada es desafortunada.

Para concluir la descripción de los argumentos aretéticos hay que considerar los
argumentos que podemos llamar “pro virtud” -es decir, los que establecen que algo es
una virtud.

Ejemplo 4. Blog Principia Marsupia, “Las 10 virtudes para ser una persona completa”,
4/04/2013. http://www.principiamarsupia.com/2013/04/04/las-10-virtudes-para-ser-una-
persona-completa/ Consultado 27/08/2013.

El escritor suizo [Alain de Botton] respondió a sus críticos planteando una pregunta:
¿cómo serían los 10 mandamientos si pudiésemos reescribirlos? ¿Cuáles son las 10
virtudes más importantes para un ser humano? Aquí está su lista: […]
5.- Buenos modales: Los buenos modales tienen mala fama. Normalmente asumimos
que “ser educado” es sinónimo de “ser falso” y lo contrario de “ser nosotros mismos”.
Pero los modales son una regla necesaria para cualquier civilización y están
íntimamente asociados a la tolerancia: la capacidad de vivir junto a personas con las
que nunca estaremos de acuerdo.

Los modales son una regla necesaria


para cualquier civilización y están
íntimamente asociados a la tolerancia
Las reglas de la civilización y la tolerancia son
90 necesarias para alcanzar la excelencia en
por tanto
cualquier actividad cooperativa socialmente
establecida:
Los buenos modales son una virtud

ARGUMENTOS BASADOS EN EL COMPROMISO

Los argumentos de este tipo concluyen que el agente debe hacer algo porque
asumió la obligación de hacerlo. Como es sabido, pueden distinguirse distintos actos
de habla compromisorios según su fuerza ilocucionaria: jurar, prometer, proponer,
etc. El tipo de compromiso adquirido atribuido al agente afectará a la fuerza del
argumento.

S se comprometió a hacer A

Se deben cumplir los compromisos: por tanto

S debe hacer A

Ejemplo 1. V. Menjívar, “Inicia debate por ley de partidos políticos”. La Prensa


Gráfica, 9/07/2012.

En el FMLN estamos convencidos de que debe aprobarse una ley ya. Una ley que al
menos contenga tres elementos básicos: que regule la organización de los partidos
políticos, el funcionamiento de los partidos y el financiamiento”, dijo Jacqueline Rivera,
parlamentaria del Frente.

Rivera recordó que la elaboración de dicha ley es una de las promesas de campaña
hecha por su partido y otras fracciones. Asimismo, fue uno de los temas en que se
comprometió a trabajar la comisión electoral al inicio de este período legislativo.

El FMLN, otras fracciones y la comisión


electoral se comprometieron a elaborar
una ley de partidos políticos
El FMLN, las otras fracciones y la comisión
por tanto
electoral deben cumplir sus compromisos:
El FMLN, las demás fracciones y la
comisión electoral deben elaborar y
aprobar una ley de partidos políticos

Cuestiones críticas.

CC1. ¿En qué se basa la atribución a S del compromiso de hacer A?


91
CC2. ¿Qué tipo de compromiso adquirió S con respecto a la realización de A?

CC3. ¿La atribución a S de ese compromiso es consistente con su conducta?

CC4. ¿Es factible para S hacer A en la situación actual?

CC5. ¿Los cambios habidos desde la asunción de ese compromiso anulan, o por lo
menos debilitan, el compromiso de S?

CC6. ¿Es deseable, dadas las circunstancias, que S haga A?

Pasando del uso de la garantía a su establecimiento, un compromiso puede


adquirirse explícitamente, suscribiendo un acuerdo o un contrato, realizando una
promesa, etc., o implícitamente, como se apunta en el caso siguiente. Por tanto hay
múltiples formas de argumentar que alguien ha adquirido un compromiso.

Ejemplo 2. “Vivir juntos sin el matrimonio”. El Universo de Guayaquil, 8/04/2011.


Es así como se constituye la unión de hecho. Cuando dos personas ‘solteras’ conviven
en una relación estable y monogámica durante dos años como mínimo. A partir de ahí
tienen los mismos derechos que las parejas casadas, explica la abogada Jacqueline
Cabanilla, directora del estudio jurídico de la Facultad de Derecho de la Universidad
Ecotec.
La orientadora familiar Cecilia Chávez de Larrea considera que cada pareja debe tener
claras sus expectativas sobre cómo debería ser la convivencia, ya que el
compromiso de amarse, respetar a la pareja y, de ser fieles no depende de un
documento, sino que es un compromiso tácito entre ambos adultos.

Supongamos que dos personas solteras conviven en


una relación estable y monogámica durante dos años
como mínimo.
Es así como se constituye
por tanto
la unión de hecho

Esas personas adquieren el compromiso de amarse y


respetar a la pareja
ARGUMENTOS BASADOS EN LA COSTUMBRE

Los argumentos basados en costumbre invitan a inferir que una práctica está
justificada porque se trata de una práctica extendida en un determinado contexto
histórico o cultural o porque es tradicional. Eso no quiere decir que quien apela a la

92 costumbre considere que la difusión de una práctica es por sí misma una razón que la
justifique. Puede entenderse que la inferencia propuesta estará justificada en la medida en
que la difusión de esa práctica pueda tomarse como indicio de la existencia de razones que
la justifican en su contexto social o cultural o en otros afines.

P es una práctica común entre los S


Los S tienen razones para admitir P: por tanto
P es admisible/loable/digno de protección, etc.

Ejemplo 1. “¿Por qué cazo?”. Página de la International Hunter Education Association


(IHEA), http://homestudy.ihea.com/espanol/abouthunting/01why.htm Consultada el
18/09/2013.
Algunas personas dicen “llevo la caza en la sangre” porque nuestros ancestros fueron
cazadores. Es una gran sensación saber que podemos sobrevivir por nosotros mismos
en la Naturaleza de la misma forma en la que lo hicieron nuestros ancestros. Cazar,
cultivar alimentos y hacer artículos manuales son cosas que a la gente le encanta
hacer. Aunque esas cosas parezcan no ser absolutamente necesarias, son
importantes para la gente que las disfruta.

En este breve texto se presenta una conjunción de argumentos para legitimar la


caza. Se apela, en primer lugar, a la tradición (lo que en algunos catálogos de falacias
se denomina “argumento ad antiquitatem”):

Nuestros ancestros fueron


cazadores
Si nuestros ancestros cazaron, cazar está bien:: por tanto
Cazar está bien

Este argumento basado en la práctica común se refuerza con un argumento basado


en el consenso (un tipo de argumento doxástico):

A la gente le encanta cazar, cultivar


alimentos y hacer artículos manuales
Si a la gente le encanta algo es que está bien:: por tanto
Cazar está bien

Cuestiones críticas
CC1. ¿Qué pruebas existen de que P es una práctica común entre los S?

CC2. ¿Cuál es la extensión de P entre los S?

CC3. ¿Cómo describen los S la práctica P? ¿Cómo justifican los S su adhesión a P?

CC4. ¿En qué circunstancias los S consideran P una práctica legítima?


93

CC5. ¿Existen otros colectivos que rechacen o cuestionen P?

CC6. Alguien que no sea un S ¿podría considerar justificada esa práctica?

CC7. ¿Qué afinidad se da entre las situaciones en las que se considera legítimo hacer
P y las situaciones para las que se está debatiendo si se puede hacer P?

CC8. ¿Hay, en la situación presente, razones para rechazar o condenar la práctica P?

Tres de las acepciones de “costumbre” que recoge el DRAE son pertinentes para
diferenciar variantes del argumento basado en la costumbre.

1. Hábito, modo habitual de obrar o proceder establecido por tradición o por la repetición
de los mismos actos y que puede llegar a adquirir fuerza de precepto.

2. Aquello que por carácter o propensión se hace más comúnmente.

4. Conjunto de cualidades o inclinaciones y usos que forman el carácter distintivo de una


nación o persona.

En la primera acepción, los argumentos basados en la costumbre se parecen a los


argumentos basados en precedentes. Como sucede con los precedentes, el potencial
justificador de la costumbre, en esta primera acepción, puede entenderse de tres maneras
distintas:

- por regla general se debe seguir el proceder establecido,

- el proceder establecido ejemplifica una regla,

- el proceder establecido es el resultado de una deliberación.

Ejemplo 2. “Hace 10 años se declaró a la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio


de la Humanidad”. Prensa Jujuy, 2/07/2013.
Finalmente, [La diputada Eva Cruz, presidenta de la Comisión de Asuntos Sociales]
puso de relieve las acciones que lleva adelante la Provincia [de Jujuy] en consonancia
con lo exigido por la UNESCO para la conservación de este patrimonio. “Sabemos del
esfuerzo que esto significa, y especialmente sabemos nosotros, los mismos
quebradeños, lo que debemos hacer. No solo para nosotros, sino también para las
generaciones que vienen, como así lo quisieron nuestros antepasados”.

Los antepasados de los quebradeños quisieron


que la Quebrada de Humahuaca se conservara
94 para las generaciones venideras
Se debe respetar la voluntad
por tanto
de los antepasados ::
Los quebradeños deben conservar la Quebrada
de Humahuaca para las generaciones venideras

Una forma especialmente enfática del argumento basado en la costumbre entendida en


su segunda acepción identifica el carácter o propensión con lo natural,

Ejemplo 3. V. Verdú, “La monogamia es antinatural”. El Pais 8/05/1994.


Las virtudes monogámicas promovidas en varios libros norteamericanos recientes,
como The Couple'Comfort Book (Harper San Francisco), The Erotic Edge (Dutton)
o Hot Monogamy (Dutton), han recibido el contraataque de Helen Fisher, que desde su
última obra, Anatorny of Love (Norton & Company), se ha convertido en un martillo de
fieles. Fisher, una antropóloga sexual y televisiva al estilo de Elena Ochoa, con varios
galardones profesionales, ha estudiado durante 10 años la vida de las aves, las abejas
y los seres humanos y llegó a la conclusión de que vivir con una sola pareja no es sólo
insólito sino antinatural.

Entre las aves, las abejas y los humanos vivir


con una sola pareja es insólito y antinatural
Se debe hacer lo que es natural:: por tanto
La monogamia no es una virtud

En su tercera acepción, la costumbre se presenta como parte de la identidad de un


grupo o de un individuo. Eso hace que los argumentos basados en la costumbre, en
este sentido, están emparentados con los argumentos aretéticos y con los argumentos
del acto y de la esencia de Perelman.

Ejemplo 4. M. Oliver: “Aguirre «blinda» la fiesta de los toros en Madrid”. ABC,


05/03/2010.
Esperanza Aguirre no dudó en coger el toro por los cuernos y justificar la iniciativa.
«Los toros son un arte que merece la pena declarar como Bien de Interés Cultural
para que estén bien protegidos. No sólo los monumentos o museos deben protegerse,
sino también los bienes inmateriales».
«A nadie le puede extrañar que la declaremos BIC -continuó-, ya que la cultura taurina
es algo que desde tiempo inmemorial está en la cultura española y mediterránea. No
hay más que ver a Goya, Picasso, Federico García Lorca y, fuera de nuestra cultura,
Hemingway y Orson Welles... todos ellos se han ocupado de los toros como arte
porque es un bien cultural a proteger».

La cultura taurina es algo que desde tiempo


95
inmemorial está en la cultura española y
mediterránea
Las costumbres que forman parte de
por tanto
una cultura deben ser protegidas:
Los toros merecen ser protegidos con la
declaración de Bien de Interés Cultural

ARGUMENTOS BASADOS EN PRECEDENTES

Como sucede con otros argumentos prácticos, la garantía de los argumentos


basados en precedentes se fundamenta en la regla de justicia que exige que las
acciones o situaciones del mismo tipo reciban el mismo tratamiento. Puede definirse
un precedente como una decisión previa a la que se atribuye un significado
normativo. Si es razonable creer que en un caso previo se adoptó una decisión
correcta y el caso que se está considerando se asemeja a él en los aspectos
relevantes, está justificado proceder de la misma manera.

El uso de precedentes puede entenderse de tres maneras. Según la primera los


precedentes establecen una regla que ha de aplicarse en lo sucesivo, de modo que
los argumentos basados en precedentes serían una variedad de los argumentos
basados en reglas y normas. Así, se trataría de argumentos que establecen una
garantía, como se refleja en la parte izquierda del diagrama siguiente:

En los casos C1,…,Cn se decidió hacer D


C’ es semejante a C1,…,Cn en los
por tanto
aspectos relevantes
En los casos semejantes a C1,…,Cn en los
por tanto
aspectos relevantes, se debe hacer D:
En el caso C’ se debe hacer D

Una segunda interpretación ve en los precedentes aplicaciones de principios


subyacentes. El énfasis se pone entonces en la justificación de los precedentes y no
en su existencia. Este modo de entender el uso de los precedentes emparenta a la
argumentación basada en precedentes con la argumentación por analogía, puesto que
la hace descansar en una especie de transferencia de razones.

En los casos C1,…,Cn se concluyó aplicando


alguna norma que se debía hacer D. C es
semejante a C1,…,Cn en los aspectos
relevantes
Si la aplicación de una norma está
justificada en un caso, también lo por tanto
está en los casos semejantes:
En el caso C se debe hacer D
96
Finalmente, también se ha propuesto interpretar los precedentes como decisiones
adoptadas tras sopesar argumentos contrapuestos. Los precedentes serían decisiones
resultantes de deliberaciones, es decir efectos de “considerar atenta y detenidamente
el pro y el contra de los motivos de una decisión, antes de adoptarla” (DRAE). Walton
(“An overview of the use of argumentation schemes in case modelling”, p.6)42 dice que
en la práctica jurídica este es el tipo más común de argumentación por precedente.
Inspirándonos en la esquematización de Walton, puede representarse así:

C es un caso ya decidido. En C se aplicó la


regla R con el resultado S. C’ es similar a C
en los aspectos relevantes.
En casos semejantes prevalecen las
por tanto
mismas normas:
Se debe aplicar la regla R a C’ para
producir el resultado S

¿Cuál es la diferencia entre las dos últimas interpretaciones? Según el enfoque


anterior los precedentes sirven para identificar una regla o norma que debe aplicarse
en el nuevo caso. Ahora se pretende que los precedentes muestran que la decisión
estaba justificada, y no solo que estuviera respaldada por alguna razón. Como es
obvio, estas diferencias se reflejarán en las correspondientes cuestiones críticas.

En los casos C1,…,Cn la decisión de hacer


D estaba justificada. C es semejante a
C1,…,Cn en los aspectos relevantes
Si los casos C1,…,Cn y C son semejantes,
entonces las razones a favor y en contra de por tanto
hacer D son las mismas en unos y otros:
En el caso C se debe hacer D

Ejemplo. F. Garea, “Precedentes mucho más forzados”, El País, 13/12/2011.


El derecho parlamentario, más que ningún otro, está basado en la costumbre. Es
la Mesa del Congreso la que lo hace, pero siempre con flexibilidad en la
creación de grupos parlamentarios y hay precedentes de sobra que Amaiur puede
invocar [para formar grupo parlamentario]. Así como jurisprudencia del Constitucional
que avala esa flexibilidad. Por ejemplo, el del PNV que, cuando se presentaba también

42
http://www.dougwalton.ca/papers%20in%20pdf/09Overview.pdf, consultado 18/09/2013.
en Navarra, no llegaba en esta circunscripción al 15% y sin embargo constituía grupo
propio con los diputados vascos. Esa circunstancia se repitió hasta la legislatura de
2000, en que concurrió en Navarra como Nafarroa Bai. Y el PP y el PSOE lo aceptaron
siempre.

El ejemplo se puede reconstruir de maneras diferentes, según el enfoque adoptado.


97
Aquí reproduzco únicamente el diagrama correspondiente a la interpretación
deliberativa de los precedentes.

Antes del 2000 el PNV se presentaba también


en Navarra sin llegar al 15% y constituía grupo
propio con los diputados vascos. La decisión de
permitir que el PNV formara grupo
parlamentario propio estaba justificada El caso
de Amaiur es similar al del PNV antes del 2000
Si los casos del PNV antes del 2000 y de
Amaiur son semejantes, entonces los pros y
por tanto
los contras para permitirles formar grupo
parlamentario propio son las mismas
Se debe permitir que Amaiur forme grupo
parlamentario propio

Cuestiones críticas

CC1. ¿Estaba justificada la decisión D en los casos precedentes?

CC2. ¿El caso presente es similar a los casos precedentes en todos los aspectos
relevantes?

CC3. ¿Qué razones se dieron para justificar la decisión D en el caso C?

CC4. ¿Hay algún otro caso similar a C en el que no se decidiera hacer D?

CC5. ¿Hay en el momento presente pros o contras para hacer D que no hubiera o no
fueran tenidos en cuenta en los casos precedentes?

ARGUMENTOS BASADOS EN REGLAS Y NORMAS

Lo característicos de los argumentos normativos es que la garantía es una norma o


una regla y su conclusión es una recomendación, una prescripción o una valoración.
Los argumentos normativos pueden clasificarse según el tipo de regla invocada:
directrices o normas determinativas (von Wright), normas constitutivas o regulativas
(Searle), normas consuetudinarias o formales, etc.
El caso considerado es un caso de S
En el supuesto de que S, se debe hacer A: por tanto
En el caso considerado se debe hacer A

Ejemplo 1. M. Villa, “Revilla le dice a Evo que no podrá derruir casa antigua”. La
Razón,25/02/2012.

98 El alcalde de La Paz, Luis Revilla, advirtió ayer que la Presidencia no podrá derruir el
inmueble que adquirió detrás del Palacio de Gobierno para construir la llamada Casa
Grande del Pueblo, porque fue declarado patrimonio en 1980, y amenazó con
procesos técnico-administrativos.
“La Casa Alencastre, que está detrás del Palacio, es un inmueble que fue declarado
patrimonio monumental, y en un inmueble patrimonial no se pueden hacer
intervenciones, salvo las que impliquen tareas de restauración”, expresó la autoridad
edilicia. “No se puede —agregó— construir un edificio sobre un inmueble que es
patrimonio monumental, porque forma parte del conjunto patrimonial histórico del
centro de la ciudad”.

La Casa Alencastre es un inmueble que


fue declarado patrimonio monumental
En un inmueble patrimonial no se pueden
hacer intervenciones, salvo las que por tanto
impliquen tareas de restauración:
La Presidencia no puede derruir la Casa
Alencastre

Este ejemplo corresponde a un argumento práctico. A continuación se ofrece un


ejemplo de argumento valorativo basado en reglas y normas.

Ejemplo 2. “El juez ve indicios de delito del PP por destruir los discos duros de
Bárcenas”- Diario El Mundo, 19/09/2013
El partido [PP] justificó en la Audiencia .Nacional la destrucción de estos discos duros
[de los dos ordenadores de Luis Bárcenas] diciendo que, según un protocolo de
almacenamiento y borrado de material informático acorde a la Ley de Protección de
Datos, cuando una persona deja de usar un equipo se formatea y, en el caso de que
por su cargo hubiera manejado información sensible, se destruye.

Bárcenas había dejado de usar su equipo


informático y por su cargo hubiera
manejado información sensible.
El protocolo de almacenamiento y borrado
de material informático del PP, que es
acorde a la Ley de Protección de Datos, por tanto
dispone que cuando alguien deja de usar un
equipo, éste se formatea y, en el caso de
que por su cargo hubiera manejado
información sensible, se destruye:
La destrucción de los discos duros de los
dos ordenadores de Bárcenas está
justificada

Cuestiones críticas
99
CC1. ¿La descripción del caso que se está considerado como un caso de S recoge
todas las circunstancias relevantes para su valoración?

CC2. ¿Se está invocando una regla aceptada?

CC3. ¿Concurren circunstancias excepcionales que impidan o desaconsejen la


aplicación de la regla invocada?

CC4. ¿Pueden invocarse otras reglas aceptadas que entren en conflicto con la
invocada o la anulen?

ARGUMENTOS DE FINES A MEDIOS

Los argumentos de fines a medios prescriben una acción o un curso de acción


porque es un medio adecuado para conseguir un fin. Como la consecución del fin
perseguido se presenta como un efecto de la acción recomendada, los argumentos de
fines a medios están emparentados con los argumentos de causa a efecto y, sobre
todo, con los argumentos pragmáticos. No obstante, los argumentos de fines a medios
no se quedan en la mera relación causa-efecto, sino que comportan una valoración de
los medios.

Se quiere lograr F
A es un medio adecuado para lograr F: por tanto
Se debe hacer A

Ejemplo. “Hay que abaratar el despido para crear empleo indefinido”, entrevista
de Amparo Estrada a Miguel Boyer. Público 22/06/2010.
Lo fundamental de la reforma laboral no es crear empleo. España lo ha creado en
cantidades ingentes sin reforma. El problema es generar empleo estable, porque lo
fundamental es la formación dentro de la empresa de los trabajadores jóvenes. Ese
es el objetivo de una reforma laboral. De acuerdo con la experiencia histórica que
tenemos de todas nuestras reformas desde el Estatuto de los Trabajadores, para
que los empresarios hagan contratos indefinidos hay que reducir la indemnización
por despido improcedente.
Se quiere crear empleo indefinido
Para que los empresarios hagan
contratos indefinidos hay que reducir la por tanto
indemnización por despido improcedente:
Hay que abaratar el despido

Cuestiones críticas
100
CC1. ¿Es F el fin último perseguido?

CC2. ¿Es A un medio moral o legalmente aceptable?

CC3. ¿En qué medida es razonable suponer que A llevará a conseguir F?

CC4. ¿Hay otros medios para conseguir F?

CC5. ¿Es A un medio adecuado o el mejor medio para conseguir F?

CC6. ¿El agente puede hacer A?

CC7. ¿Tiene A efectos contraproducentes que hayan de ser tenidos en cuenta?

CQ8. ¿Hay otros fines deseables que puedan ser puestos en peligro por A?

ARGUMENTOS POR VALORES

En la argumentación por valores se trata de justificar una decisión o una acción


apelando a un sistema de valores, transfiriendo la adhesión a ese sistema a la
conclusión. Los argumentos por valores aparecen en procesos de deliberación, en los
que se consideran cursos de acción alternativos y se sopesan los pros y los contras de
una decisión. Para recomendar una acción pueden usarse argumentos de fines a
medios o argumentos pragmáticos. Así, puede recomendarse una subida de
impuestos (medio) para reducir las desigualdades sociales (fin). Podría replicarse que
subir los impuestos a las grandes empresas tendría efectos negativos sobre el PIB y
por tanto debe desestimarse. ¿Qué argumento tiene más peso? La respuesta depende
del valor que se considere, dadas las circunstancias, más importante: la igualdad o la
generación de riqueza. Es en este punto en que aparecen los argumentos de valores a
fines, cuya versión positiva es:

El fin F promueve el valor V. V es


un valor aceptado.
Se debe procurar lo que es valioso: por tanto
Se debe procurar F
Ejemplo. “Larraín (UDI) y encuesta Adimark: «Es necesario que el Gobierno escuche
el clamor de la ciudadanía»”. El Mostrador, 5/04/2012).
El senador de la UDI Hernán Larraín comentó los resultados de la Encuesta Adimark,
señalando que es necesario que el Gobierno “escuche el clamor de la ciudadanía” y
responda, a través de una Reforma Tributaria de verdad, a las demandas sociales. Al
101 respecto dijo que “ayer la encuesta Adimark nos mostró que el mundo político es un
desastre, el mundo político entero está siendo mal evaluado por la ciudadanía. El tema
de fondo es que tenemos que entender que la ciudadanía nos está reprobando,
porque no estamos dando respuestas a lo que la gente espera del mundo político. Los
movimientos estudiantiles y sociales en general están desbordando la
representatividad política”. El legislador expresó que “es importante ver que hay un
problema profundo de desigualdades de ingreso, de trato y regionales que explica los
distintos fenómenos y es imperioso atacar este tema con respuestas satisfactorias y la
forma principal para resolver el tema estas brechas sociales es una reforma
tributaria de verdad”.

El ejemplo combina un argumento de medios a fines con un argumento por


valores para justificar el fin considerado en el primero. El diagrama del primer
argumento es el siguiente:

La Reforma Tributaría permitiría


reducir las desigualdades de ingreso,
de trato y regionales
Se deben reducir las desigualdades de por tanto
ingreso, de trato y regionales:
Se debe llevar a cabo la Reforma
Tributaria

La garantía de este argumento es precisamente la conclusión del argumento por


valores:

La reducción de las desigualdades de


ingreso, de trato y regionales promueve la
igualdad. La igualdad es un valor aceptado.
Se debe procurar lo que es por tanto
promueve la igualdad:
Se deben reducir las desigualdades de
ingreso, de trato y regionales

Cuestiones críticas

CC1. ¿Entra V en conflicto con otros valores aceptados?

CC2. ¿Cuál es la importancia relativa de los valores V en las circunstancias C?


CC3. ¿En qué media promueve F el valor V?

CC4. ¿El fin F choca con otros valores aceptados?

CC5. ¿Con qué otros fines aceptados pueden chocar F?

102

ARGUMENTOS PRAGMÁTICOS

Los argumentos pragmáticos o ad consequentiam son argumentos


consecuencialistas. En un argumento pragmático se recomienda una acción o
una valoración por las consecuencias, favorables o desfavorables, que de ella se
derivan. La valoración favorable o desfavorable de esas consecuencias actúa como
garantía de la inferencia propuesta, y por ello quien utiliza un argumento pragmático
suele sobrentenderla.

C es (in) deseable. Si se
hace A, ocurrirá C
Se debe hacer lo necesario para evitar/conseguir C: por tanto
(No) se debe hacer A

Cuestiones críticas

CC1. ¿Cuán plausible es que la acción A tenga la consecuencia C?

CC2. ¿En qué medida es (in)deseable C?

CC3. ¿Es un hecho, un valor, o una decisión lo que se pretende evaluar por sus
consecuencias?

CC4. ¿Qué otras consecuencias previsibles tiene hacer A?

CC5. ¿Qué consecuencias previsibles tiene no hacer A?

Ejemplo 1. J. Giné Daví, “Crece en Europa la presión en favor del fracking“. Diari de
Tarragona, 8/09/2013.
A diferencia de las bolsas de petróleo y gas convencionales concentradas en algunos
países, el gas pizarra es más abundante y disperso por todo el mundo. Incluyendo
España y en Cataluña en particular.

EEUU apostó fuerte por el fracking y espera alcanzar la autosuficiencia e


independencia energética en diez años. La explotación de los hidrocarburos no
convencionales creció un 14% en 2012. Ya es el tercer productor mundial de petróleo
tras Arabia Saudita y Rusia. Si sigue la tendencia, se cumplirán las previsiones de la
Agencia Internacional de la Energía que anuncian que EEUU será el primer productor
y un exportador neto de petróleo en dos décadas.

Y desplazando el consumo de carbón, va reduciendo gradualmente las emisiones de


103 CO2. Otros países siguen la senda estadounidense: Canadá, China, Australia, África
del Sur, Argentina y Méjico. […]

La factura del gas y electricidad es el triple y el doble respecto a la que pagan las
estadounidenses. Una situación que no favorece la reindustrialización europea. Pero
la técnica de fracking no está exenta de unos riesgos que son minimizados por unos y
maximizados por otros.

Existen estudios científicos con opiniones diversas. Los contrarios anuncian efectos
nefastos como la contaminación de los acuíferos, del suelo y del aire. Y la apuesta por
el fracking frena la inversión en las energías renovables. Los intereses industriales
deberían conjugar con la plena protección del medio ambiente y otros bienes públicos
globales.

El fracking permitiría reducir la


dependencia energética del
exterior y las emisiones de CO2, y
favorecería la reindustrialización
Se debe reducir la dependencia exterior
por tanto
energética del exterior y las emisiones de CO2:
No se debe descartar el fracking

Se puede argumentar apelando a las consecuencias positivas para recomendar una


acción, como en el ejemplo anterior, o a las consecuencias negativas para
desaconsejarla, como en el ejemplo siguiente.

Ejemplo 2. “Desaconsejan aplicar Tamiflu a niños”, La Nación, 11/08/2009.


Un estudio británico determinó que el oseltamivir, la droga genérica utilizada
para atacar la gripe A, no es recomendable para tratar a los niños menores de 12
años. Según publicó el British Medical Journal, un grupo de expertos de la
Universidad de Oxford determinó que la prescripción rutinaria de medicamentos
como el Tamiflu, del laboratorio Roche, o el Relenza, de GlaxoSmithKline, no sería
aconsejable, porque no existen pruebas claras de que prevengan las complicaciones
de la enfermedad y, por el contrario, sus potenciales efectos secundarios podrían
superar cualquier beneficio.
El estudio, que se basa en un análisis de los datos de ensayos comparativos de
inhibidores de la neuraminidasa (enzima presente en el virus de la gripe) en los niños,
sostiene que el Tamiflu puede causar vómitos, diarreas, deshidratación y hasta
complicaciones neurosiquiátricas.

104
Tamiflu puede causar deshidratación, vómitos,
diarreas, y hasta complicaciones neurosiquiátricas.
Los vómitos, las diarreas, la deshidratación y las
complicaciones neurosiquiátricas son indeseables.
No hay pruebas claras de que Tamiflú prevenga las
complicaciones de la gripe A
Hay que evitar los efectos secundarios
105 de la administración Tamiflú cuando por tanto
pueden superar a los beneficios:
La prescripción de medicamentos como el Tamiflu o
el Relenza no es aconsejable para tratar a los niños
menores de 12 años

Es frecuente que una misma argumentación combine argumentos pragmáticos a


favor y en contra de una decisión. En el ejemplo 1 las consecuencias positivas del
fracking se contraponen a consecuencia negativas como la contaminación de los
acuíferos, del suelo y del aire., y la disminución de la inversión en las energías
renovables. Por ello una reconstrucción más cuidadosa de la argumentación de Giné
podría tener el siguiente aspecto:

El fracking reduciría
El fracking
dependencia
contaminaría los
energética del
acuíferos, el suelo y
exterior y las ≃
el aire., y frenaría la
emisiones de CO2, y
inversión en las
favorecería la
energías renovables
reindustrialización
Se debe hacer lo
posible para reducir Se debe evitar la
la dependencia contaminación y
por tanto por tanto
exterior energética fomentar las energías
del exterior y las renovables:
emisiones de CO2:
Se debe apostar por Se debe prohibir el
el fracking fracking
por tanto
No se debe descartar el fracking

Del mismo modo, el ejemplo 2 tiene en cuenta los posibles efectos beneficiosos del
Tamiflú (prevenir las complicaciones de la gripe A) antes de desaconsejar su uso en
niños menores de 12 años.

Otras veces las ventajas y los inconvenientes parecen equilibrarse, lo que desemboca
en la suspensión del juicio.

Ejemplo 3. “Debemos pasar de ser expertos contables a evaluadores de riesgos”.


Entrevista de David Fernández a Mario Alonso, presidente del Instituto de Censores
Jurados de Cuentas de España. El País, 20(09/2013.

P. ¿Le gusta la coauditoría?


R. Es una medida que funciona con éxito en Francia. Creo que tiene sus ventajas e
inconvenientes. Entre las ventajas, facilitaría el acceso de firmas medianas a clientes
importantes que de otra forma sería imposible, además cuatro ojos siempre ven más que
dos. Entre las desventajas citaría que es complicado coordinar a dos auditoras diferentes y
que los costes aumentarían.

106