P. 1
La Carta de Jamaica. Análisis y Aporte

La Carta de Jamaica. Análisis y Aporte

|Views: 769|Likes:
Publicado porSergio Aguado
LA CARTA DE JAMAICA.

SERGIO AGUADO PEÑA ESTUDIANTE DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

NO SOMOS INDIOS, NI EUROPEOS, SINO UNA ESPECIE MEDIA ENTRE LOS LEGÍTIMOS PROPIETARIOS DEL PAÍS Y LOS USURPADORES ESPAÑOLES…. SIMÓN BOLÍVAR

La Carta de Jamaica, documento que Bolívar escribió en Kingston elaborada un 6 de septiembre de 1815, es una respuesta a una correspondencia anterior mantenida con el caballero Ingles Henry Cullen1, súbdito británico, residenciado en Falmouth, cerca de Monteago Bay, e
LA CARTA DE JAMAICA.

SERGIO AGUADO PEÑA ESTUDIANTE DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

NO SOMOS INDIOS, NI EUROPEOS, SINO UNA ESPECIE MEDIA ENTRE LOS LEGÍTIMOS PROPIETARIOS DEL PAÍS Y LOS USURPADORES ESPAÑOLES…. SIMÓN BOLÍVAR

La Carta de Jamaica, documento que Bolívar escribió en Kingston elaborada un 6 de septiembre de 1815, es una respuesta a una correspondencia anterior mantenida con el caballero Ingles Henry Cullen1, súbdito británico, residenciado en Falmouth, cerca de Monteago Bay, e

More info:

Published by: Sergio Aguado on Dec 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/12/2015

pdf

text

original

LA CARTA DE JAMAICA.

SERGIO AGUADO PEÑA ESTUDIANTE DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

NO SOMOS INDIOS, NI EUROPEOS, SINO UNA ESPECIE MEDIA ENTRE LOS LEGÍTIMOS PROPIETARIOS DEL PAÍS Y LOS USURPADORES ESPAÑOLES…. SIMÓN BOLÍVAR

La Carta de Jamaica, documento que Bolívar escribió en Kingston elaborada un 6 de septiembre de 1815, es una respuesta a una correspondencia anterior mantenida con el caballero Ingles Henry Cullen1, súbdito británico, residenciado en Falmouth, cerca de Monteago Bay, en la costa norte de Jamaica. Se sabe que la edición de esta carta fue escrita en inglés, con el título de “A friend” la cual traducida al castellano, aparece en los textos como “De un Americano Meridional a un caballero de esta Isla de Jamaica”. El texto más antiguo de esta carta es un manuscrito en borrador de la versión inglesa conservado en el Archivo Nacional de Colombia Bogotá, en el fondo de Secretaría de Guerra y Marina, volumen 323. Me parece preciso señalar, antes de empezar con el desarrollo del siguiente ensayo, el porqué la elección del mismo. En un primer momento no tenía ni la más absoluta idea del tema que iría a elegir, hasta que encontré dentro de un libro viejo un compendio de correspondencias del Libertador Simón Bolívar, al revisar las páginas del libro, me encontré con una muy particular puesto que no parecía una carta, sino más bien un discurso o una exhortación. Guiado por un interés ya notorio, empecé a subrayar las partes más llamativas, al final termine subrayando casi todo. Sin más, la importancia de este trabajo reside en que el documento conocido con la carta de Jamaica, presenta una exposición de ideas fuertemente ligadas al proceso de Independencia de las colonias Americanas, además muestra el plan político de Bolívar, el curso que deberían llevar los futuros países como: Chile , Colombia, Venezuela, Argentina y Perú; además de numerosas propuestas que el Libertador considera importantes para la culminación de la causa noble que representa el rompimiento con el yugo español.

1

Si tomamos en cuenta los datos proporcionados por la Carta de Jamaica, la contestación de Bolívar seria de una carta escrita el 29 de Agosto de 1815.

Página 1

Así pues en las siguientes líneas, intentare hacer un análisis de todo el documento, el cual abarca temas muy diversos, empezare haciendo un primer esbozo de la figura de Bolívar; para pasar luego al tema de América y los lazos con la Corona Española. Posteriormente seguiré con la situación de las colonias americanas y la justificación de la Emancipación de estas mismas, el discurso político detrás de esta supuesta carta para terminar con un pequeño acápite sobre Bolívar y su idea de Nacionalismo

SIMÓN BOLÍVAR

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar, nació en Caracas el 24 de julio de 1783, proveniente de un hogar de noble alcurnia, en medio de riquezas, títulos, esclavos y poder2. Su padre murió siendo el muy pequeño, se sabe que su educación corrió por cuenta de su abuelo, el desempeño de Bolívar no fue muy brillante como alumno de Escuela Pública, se le pondría más adelante un preceptor y tutor, el conocido Simón Rodríguez, un hombre muy instruido quien el mismo Bolívar lo categorizaría como “un hombre que solo amaba las ciencias”3, quien más tarde se convertiría en su amigo, compañero de infancia, confidente de todos sus goces y penas, su mentor, cutos consejos y consuelos ha tenido siempre tanto imperio.4 A la edad de 15 años Bolívar es enviado a España para continuar sus estudios, en 1800 se casa con la joven María Teresa Rodríguez del Toro Alaiza, la cual moriría 3 años más tarde, ese mismo año de la muerte de su esposa, viaja a Paris, donde se dedica junto a su maestro Simón Rodríguez a la lectura de los clásicos y a ilustrarse en diversos campos, prueba de esto se puede observar en la Carta de Jamaica, donde aparecen nombres como Rousseau, Montesquieu, Alexander Von Humboldt, se sabe además por la carta de Jamaica, que Bolívar era un hombre leído en las antiguas crónicas y obras concernientes a temas americanos como: Mr Walton, Reynal, Bartolomé de las Casas, el cronista Herrera, entre otros.5

2

RUMAZO GONZALEZ, Alfonso. Simón Bolívar. Biografía. Ediciones de la Presidencia de la República de Venezuela. 2006 3 LECUNA Vicente. Cartas del Libertador Tomo XI, 1802 – 1830. New York.1948 pag5 4 Carta de Bolívar a Doña Fanny du Villars. 5 LECUNA Vicente. Cartas del Libertador Tomo XI, 1802 – 1830. New York.1948 págs. 38,41,43,44,50 .

Página 2

No entrare mas a detallar el tema de la vida de Simón Bolívar por considerar solo de interés la parte concerniente a su lado académico, debido a que muchos de estos personajes que he nombrado formaran parte del discurso que elabora el Libertador dentro de la Carta de Jamaica.6
LA AMÉRICA COLONIAL Y LA MONARQUÍA ESPAÑOLA.

La Carta de Jamaica muestra dentro de sus párrafos el enorme pensamiento que mantenía Simón Bolívar respecto a la situación de la América, su pasado y su presente, definido en sus propias palabras por: “tormentos que ella padece, desde su descubrimiento hasta estos últimos periodos por parte de los destructores españoles.” La idea de Bolívar es sumamente clara, se manifiesta en la tiranía del poder español frente a esta parte del mundo, su América. Ha leído al dominico Fray Bartolomé de las Casas y su Brevísima Relación De La Destrucción De Las Indias, es un lascaciano declarado, se nota su aprecio por el obispo al que considera un filántropo7. Al igual que el obispo, muestra su carácter al denunciar también el desgobierno y la injusticia cometida a los americanos, actos a su parecer de los más horrorosos de un frenesí sanguinario. Dentro de la carta, el mismo Simón Bolívar cita una pequeña parte de la correspondencia anterior hecha por Cullen: “Espero que los sucesos que siguieron entonces a las armas españolas, acompañen ahora a la de sus contrarios, los muy oprimidos americanos meridionales”. Bolívar sabe que la vía de las armas será el único medio para lograr la emancipación de las actuales colonias españolas, es por eso que apoya la idea de Cullen, con lo cual responde enérgicamente que “El destino de la América se ha fijado irrevocablemente, el lazo que unía a la España está cortado”. Se sabe que las revoluciones por la Independencia en Hispanoamérica, fueron violentas, repentinas y universales 8 . Bolívar encuentra como causa única a este proceso; el odio, un odio que ha inspirado la misma península más grande que el mar que nos separa de ella. Bolívar toma como causa principal el odio a la metrópoli, además enumero algunas otras causas, como el habito a la obediencia, un comercio de intereses, de luces, de religión; inclusive llegando a comparar a España como una desnaturalizada madrastra.
6

Para mayor detalles o referencias pueden verse los trabajos de Alfonso Rumazo; Alfredo Luna Tobar respecto a la biografía del Libertador. En el ámbito académico se puede consultar el trabajo realizado por la Biblioteca de Ayacucho sobre los discursos y proclamas del Libertador Simón Bolívar, recopilado por Rufino Blanco Fombona. 7 LECUNA Vicente. Cartas del Libertador Tomo XI, 1802 – 1830. New York.1948 págs. 38 8 LYNCH, JHON. Las revoluciones hispanoamericanas 1808 – 1826. 2008

Página 3

En este punto quisiera detenerme un momento; puesto que Bolívar argumenta dentro de la carta muchas cosas sobre el encadenamiento que vivía América bajo el poder español, sufriendo- según su versión- un hábito de obediencia plena. Lo curioso es que a comienzos del s. XVIII, ya América había logrado emanciparse de su dependencia inicial de España, las riquezas minerales en Hispanoamérica había logrado que las sociedades americanas adquirieran gradualmente cierta independencia9. Como manifiesta Jhon Lynch, América se encontraba en un imperialismo informal, se sabe que el control de la metrópoli sobre la economía era poco, si bien se mantenía un control burocrático, muchos de los puestos y cargos habían sido copados por americanos, criollos, hacendados y demás personajes que veían en el poder una forma de representación de su riqueza. Si seguimos esta línea de pensamiento, concuerdo totalmente con el análisis de Lynch, para afirmar, que en realidad para el s. XVIII, los hispanoamericanos tenían poca necesidad de declarar una independencia formal, porque gozaban de un considerable grado de independencia de facto, y la presión sobre los americanos no era tan grande. Es recién con el cambio de dinastía, que los Borbones a través de las famosas “reformas”; empezarían a volver a poner orden en las colonias americanas, tanto en los ámbitos políticos, económicos y religiosos. Si se sabe entonces que Bolívar ha leído muchas obras relacionadas con el continente Americano, además también sabemos de su predilección por informarse respecto a los sucesos pasados de las colonias, demostrado por sus citas sobre Humboldt, Herrera, Walton, Reyna, entre otros,

sumándole con que ha vivido el último cuarto del s. XVIII; entonces ¿Cómo es que no menciona este imperialismo informal; sino que más bien lo transforma en un imperialismo rígido, fuerte e imparable de todo momento? Un discurso es un discurso y el pensamiento de Bolívar es parcial, intentando en todo momento mostrar una sociedad totalmente dividida, entre los pobres americanos y los brutales españoles. Otra de las justificaciones que puede encontrarse dentro del texto respecto a las causas del porqué debería la América ser liberada, responde a un pequeño argumento que manifiesta Henry Cullen: “La felonía con que Bonaparte, prendió a Carlos IV, y a Fernando VII reyes de esta nación, que tres siglos atrás aprisionó con traición a dos monarcas de la América Meridional, es un acto muy manifiesto de retribución divina, y al mismo tiempo una prueba de que Dios sostiene la justa causa de los americanos y les concederá su independencia”
9

Ibídem.

Página 4

Se trata nada menos de una justificación histórica, la caída de Moctezuma en México y la muerte del Inca Atahualpa en el Perú. Bolívar conoce bien los sucesos, cita a los cronistas Herrera para el caso del Perú y a un tal Solís10 para el caso de México. En un primer momento pensé que Bolívar aceptaría rápido esta comparación, pero fue totalmente lo contrario, para bolívar no había punto de comparación, nunca habría punto de comparación entre estos dos casos, puesto que “Los primeros (Carlos IV y Fernando VII) son tratados con dignidad, conservados y al fin recobran su libertad. Y trono, mientras que los últimos (Moctezuma y Atahualpa) sufren tormentosos inauditos y los vilipendios más vergonzosos.” Es posible observar el total repudio contra el control imperial, nos encontramos entonces en una vertiente con dos puntos: Si no es verdaderamente el cruel yugo español, ni tampoco la justificación histórica del ultrajo cometido por los peninsulares; entonces ¿Que es lo primordial que empuja las causas emancipadoras?... Dentro de la Carta de Jamaica es posible observar el punto principal de todo esto, de cuanto el mismo Bolívar colige: “La América nunca ha estado preparada para desprenderse de la Metrópoli, como súbitamente sucedió por el efecto de las ilegitimas cesiones de Bayona”. Bayona parte a tomar un punto de vista interesante, pero como cada acontecimiento histórico no es mono-causal, bien podría decirse que es un hecho calve más no el central. La historiografía revisionista ha avanzado mucho sobre este tema, a mediados del siglo pasado se subrayo que las independencias no fueron consecuencia mecánica de la incorporación de las ideas revolucionarias francesas o estadounidenses, sino más bien una tensión política entre el mundo americano y la Península, provocada por el resquebrajamiento de la estructura política de la Monarquía imperial tras la abdicación en Bayona. 11 Por los datos que he revisado se sabe que Bolívar para 1807 se encontraba en Cádiz, no se establece aún si Bolívar se queda en Europa para presenciar el triunfo de Napoleón o como el sugiere en su correspondencia, regresa a América para ver acontecimiento.
12

la acogida que

tiene semejante

10 11

Presumo que se trata de Antonio de Solís y Ribadeneyra GUILLÉN, Julio F. : Independencia de América: índice de papeles de expedientes de Indias, 3 vols. En PÉREZ HERRERO, Pedro. Las independencias americanas. Reflexiones Historiográficas.. 12 Revísese la carta que le escribe Bolívar a Fanny Du Villars, aun se mantiene dudas sobre esta correspondencia en la cual se le atribuye de su autoría.

Página 5

Pero hay algo más y ese algo más; procederían de otro suceso importante, acaecido un par de años más adelante en 1812: Las Cortes de Cádiz. Y manifiesto este punto basándome en las propias declaraciones de bolívar respecto a las Cortes: “El velo se ha rasgado, ya hemos visto la luz y se nos quiere volver a las tinieblas: se han roto las cadenas, ya hemos sido libres y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos. Por tanto, la América combate con despecho; y rara vez la desesperación no ha arrastrado tras sí la victoria” Las cortes gaditanas tienen gran influencia en el ámbito americano, muchos han propuesto que si bien estas no generan ningún sentido de identidad o nacionalismo, es posible encontrar en ellas como menciona Alfredo Ávila13 una cierta liberalidad. Me gustaría ser hincapié en esta parte, si leemos fijamente la cita de arriba observaremos que Bolívar no exalta ningún termino de identidad o nación, sino que apela a la Libertad14 . Libertad obtenida con la promulgación de decretos relativos a la soberanía nacional, la división de poderes, la igualdad y la legalidad o la libertad de imprenta. Es tan bien importante destacar otros autores como Lucas Alamán quien resalta también la impronta del constitucionalismo gaditano por ejemplo en las instituciones de la naciente república mexicana.

SITUACIÓN Y DIRECCIÓN DE LAS COLONIAS ESPAÑOLAS. Se sabe que cuando en 1808, España se derrumbo ante la embestida de Napoleón, su imperio se extendía desde California hasta el cabo de Hornos, desde la desembocadura del Orinoco hasta las orillas del Pacífico, el ámbito de cuatro virreinatos, el hogar de diecisiete millones de personas, quince años más tarde España solamente mantenía su poder en Cuba y Puerto Rico, y ya proliferaban las nuevas naciones.15 Dentro de la Carta de Jamaica es posible encontrar un hecho irrefutable, y es, el total conocimiento de Bolívar sobre la situación de las todavía colonias Americanas y de aquellos países que ya habían sido independizados y estaban en proceso de consolidación, objetivo que demoraría bastante tiempo.

13 14

ÁVILA, Alfredo. Las Revoluciones hispanoamericanas vistas desde el siglo XXI. La cursiva es mía. 15 LYNCH, JHON. Los orígenes de la Nacionalidad Hispanoamericana. 1989

Página 6

Bolívar empieza tomando el tema de la provincia del Rio de la Plata, quienes “han purgado su territorio“, en referencia a los sucesos acontecidos unos años atrás desde 1807 con la invasión de Gran Bretaña a esta zona, demostrando que los hispanoamericanos no tenían ganas de cambiar un amo imperial por otro.16 Bolívar hace alusión además que:”Rio de la Plata conducido sus armas vencedoras al Alto Perú, conmoviendo a Arequipa, e inquietando a los realistas de Lima. Cerca de un millón de habitantes disfruta allí de su libertad” Estas palabras hacen memoria a los sucesos acaecidos en 1808, como menciona Lynch, el primer movimiento hacia la independencia política no se hizo en Buenos Aires, sino en el Alto Perú. En Chuquisaca, capital de esa provincia productora de plata, facciones rivales de españoles se disputaban el poder en el vacío creado por la caída de la monarquía. Para 1809, se produciría un levantamiento en la Paz, genuinamente americano por las personas que intervinieron en el y por sus objetivos, deponiendo al intendente y al obispo, formando una junta de gobierno bajo la presidencia del soldado mestizo Pedro Domínguez Murillo. Bolívar es consciente que las revoluciones van ganando territorio y cada vez son más frecuentes, pero no solo es consciente de esto sino que sabe que es necesario implantar el orden de los avances obtenidos: “En unas partes triunfan los independientes, mientras que los tiranos en lugares diferentes, obtienen sus ventajas, y ¿Cuál es el resultado final?” Bolívar argumenta en la unión de los americanos para poder contrarrestar esta lucha, para esto pone como ejemplo el Reino de Chile. “Poblado con 800.000 almas, está lidiando contra sus enemigos que pretenden dominarlo, pero en vano, porque los que antes pusieron término a sus conquistas, los indómitos y libres araucanos, son sus vecinos y compatriotas y su ejemplo sublime es suficiente para probarles que el pueblo que ama su independencia por fin lo logra.” Si bien es cierto, durante el lapso que se escribe la carta de Jamaica, Chile aún no es un país independiente, Ya en 1810 se había formado la primera junta de gobierno, iniciando el periodo conocido como la Patria Vieja, la cual se prolonga hasta la batalla de Rancagua de 1814, donde los realistas vuelven a tener posición sobre Chile. Aunque Chile estaba más desarrollado que el alto Perú había un problema social y era por eso que Simón Bolívar llamaba a la unidad: la mitad de su población eran mestizos, con una poderosa élite criolla de terratenientes, comerciantes y propietarios de minas. 17

16 17

LYNCH, JHON. Las revoluciones hispanoamericanas 1808 – 1826. 2008 LYNCH, JHON. Las revoluciones hispanoamericanas 1808 – 1826. 2008

Página 7

Aunque Lynch señala que en Chile para 1810, el concepto Patria había empezado a significar más que en el mundo hispánico, como un todo, pero muy a pesar de todo esto, Bolívar era consciente de la fuerte elite que había, los cuales basaban su economía en la exportación de productos, muchos de ellos deseaban cargos y privilegios, la clave del éxito básicamente consistía en pertenecer a una alianza familiar, a un grupo de parentesco, a una facción que vinculara a criollos y peninsulares. Respecto a la Nueva Granada, Bolívar la manifiesta como “el corazón de la América, obedece a un gobierno general, exceptuando el reino de Quito que con mayor dificultad contienen sus enemigos, por ser fuertemente adicto a la causa de su patria” Para Quito las relaciones fueron aún más rápidas, se saben que el 19 de Agosto de 1809, los criollos se rebelaron contra el presidente, el incompetente y decrepito conde Ruiz de Castilla, derribaron la audiencia y formaron una junta de gobierno, pusieron el énfasis, como justificación en la discriminación practicada contra los americanos, especialmente en los años recientes y denunciaron a los españoles como usurpadores y opresores de los derechos naturales. Las luchas en Nueva Granada se mantuvieron forzosamente durante los siguientes años, para el contexto de la carta, se sabe por ejemplo de la defensa suicida organizada por Morillo en Cartagena, la cual duro cien días, aunque finalmente fue ocupada.18 “Dos millones y medio de habitantes están esparcidos en aquel territorio que actualmente defienden contra el ejército español bajo el general Morillo, que es verosímil que sucumba delante de la inexpugnable plaza de Cartagena” Como vemos Bolívar siempre poseía una visión amplia de los sucesos, adelantándose incluso a la caída de Morillo, también tuvo ese mismo presagio del Virreinato del Perú: “El virreinato del Perú, cuya población asciende a millón y medio de habitantes, es sin duda el más sumiso y al que más sacrificios se le han arrancado para la causa del Rey ….. es indubitable que ni está tranquila , ni es capaz de oponerse al torrente que amenaza a las mas de sus provincias.” El caso del Perú le resulta el más complicado, y es atribuido a dos factores: “El Perú por el contrario, encierra dos elementos enemigos de todo régimen justo y liberal: oro y esclavos. El primero lo corrompe todo el segundo está corrompido por si mismo”. Esta idea de Bolívar no es del todo clara, puesto que por el oro no sabríamos si se referiría a las minas ubicadas en el virreinato del Perú, puesto que para este momento Potosí, la supuesta gran mina desde 1776 pertenecía al virreinato del Rio de la Plata, y las minas como Hualgayoc o
18

Ibídem.

Página 8

Huancavelica, no producían este preciado mineral. Por otra parte el Libertador se muestra consciente del fuerte fidelismo de la elite criolla en el Perú, por esa razón termina diciendo que “Supongo que en Lima no toleraran los ricos la democracia ni los esclavos, pardos y libertos la aristocracia; los primeros preferirán la tiranía de uno solo….mucho se hará si se concibe lograr su independencia.” Y no fallaría en esta nueva conclusión, ya sabemos la conocida historia del Virreinato del Perú, bastión y centro de poder realista que conseguiría recién expulsar a los españoles en la batalla de Ayacucho; nueve años después de escribirse la Carta de Jamaica en 1824. Dentro de la información que tiene la Carta sobre las colonias americanas, Bolívar incluye además a las islas de Puerto Rico y Cuba, que sin bien se encuentran alejadas de tierra firme, nos muestran el reflejo de lo que pretendía Bolívar: una América sin nada Español: “Las islas de Puerto Rico y Cuba, que entre ambas pueden formar una población de 700 a 800,000 almas son las que más tranquilamente poseen los españoles, porque están fuera del contacto de los independientes. Mas ¿No son americanos estos insulares?¿No son vejados? ¿No desearan su bienestar?” Dentro de este conjunto de informaciones sobre las colonias americanas, simón Bolívar plantea responder una pregunta propuesta por Cullen : “Deseo infinitamente saber la política de cada provincia como también se de su población; si desean repúblicas o monarquías, si formaran una gran república o un gran monarquía?” Bolívar es consciente de las profundas divisiones sociales que aún se mantienen en las colonias americanas, también conoce de los bastiones realistas y su afán por reconquistar los territorios perdidos, sabe además como lo expuse en el capitulo anterior que las colonias americanas nunca soñaron con independizarse y no sabrán aún cómo manejar esta situación. Por lo tanto, el Libertador en un primer momento no es presto a contestar esta pregunta sino que argumenta que: “Todavía me es difícil presentir la suerte futura del Nuevo Mundo, establecer principios sobre su política y casi profetizar la naturaleza del gobierno que llegará a adoptar” Y esto se debe particularmente a las ideas expuestas: “Nosotros somos un pequeño género humano, poseemos un mundo aparte, cercado por dilatados mares, nuevos en casi todas las artes y ciencias aunque en cierto modo viejos en los usos de la sociedad civil. Yo considero el estado actual de la América como cuando se desplomo el Imperio

Página 9

romano, cada desmembración formo un sistema político conforme a sus intereses y situaciones, o siguiendo la ambición particular de algunos jefes y familias” Es bien conocido el pensamiento de Bolívar sobre su republicanismo y su idea de una confederación americana. Sin embargo a pesar de esto, es consciente que este sistema no podra ser sostenido y tiene sus dudas: “¿Seremos nosotros capaces de mantener en su verdadero equilibrio la difícil carga de una república? ¿Se puede concebir que un pueblo recientemente desencadenado, se lance a la esfera de la libertad, sin que como a Ícaro se le deshagan las alas y recaiga en el abismo?” Sus pretensiones son optimistas, su más ferviente deseo como el mismo proclama, “es ver a América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria”, pero este programa de unión, paz y armonía entre todas las naciones tiene una justificación; y Bolívar apelara a los vínculos que unen las partes en un todo “Es una idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo, una sola nación con un solo vinculo que ligue sus partes entre si y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión debería por consiguiente tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse“ Ahora bien, ya observamos el pensamiento político de Bolívar y el rumbo que deberían tomar las colonias americanas, aún falta observar su crítica sobre que no debería hacerse y si hay algo que es necesario evitar; es caer nuevamente en una monarquía. Bolívar, luchador contra la corona española, es consciente que otra monarquía solo traería suscitar de nuevos los mimos conflictos, “Menos deseo una monarquía universal de América, porque este proyecto sin ser útil, es también imposible.” Y.. ¿Porqué imposible?; pues para dar respuesta, quien más que el mismo Bolívar haciendo uso del pensador político francés de la ilustración; Montesquieu “Es más difícil, dice Montesquieu, sacar un pueblo de la servidumbre que subyugar uno libre”… Como vemos el pensamiento de Bolívar se centra en la unión Americana, sin monarquías, con estados libres, aunque a sabiendas de los difíciles procesos que pasaran cada uno de ellos en los primeros años de creación, con divisiones extrañas y numerosas guerras civiles producto de las diversas disputas que tendrán “los conservadores con los reformadores”.

Página 10

EL VERDADERO PORQUÉ DE LA CARTA. Los historiadores sabemos bien que todo documento persigue un fin que corresponde a la época y lugar. La primera leída que le di a la carta de Jamaica resulto ser la de un documento que bien tiene puesto el adjetivo de profética, al avanzar el análisis, tuve la imperiosa necesidad de esclarecer ciertas ideas; para eso utilice ciertas preguntas que me ayudaron a despejar la idea del fondo de este documento. ¿Para qué escribir un discurso en una correspondencia personal? ¿Por qué este discurso muy americano va dirigido a un personaje ingles? ¿Si la Carta de Jamaica presenta una ruta a seguir y un pensamiento político dirigido y definido, porque no enviarlo a un general u otra persona que puede aplicar mejor las ideas de Bolívar? Si se lee cuidadosamente la carta de Jamaica encontraremos dentro de ella un discurso dirigido no solo a los americanos sino a una entidad en particular “¿Y la Europa civilizada, comerciante y amante de la libertad, permite que una vieja serpiente por solo satisfacer su saña envenenada, devore la más bella parte de nuestro globo?” Aunque la Carta estaba originalmente dirigida a Henry Cullen, está claro que su objetivo fundamental era llamar la atención de la nación liberal más poderosa del siglo XIX, Gran Bretaña.19 Simón Bolívar, estratega en todo momento sabe que será complicada las campañas de

emancipación sin ayuda o intervención extranjera. Bolívar enterado de la situación en las colonias americanas, también está al tanto de las noticias que acaece la metrópoli. España se encuentra pasando su época más difícil en el transcurso que lleva su dominación colonial en América. Francia ha tomado el poder, los reyes abdican, se infunde el descontrol y el desgobierno. “… La nación española que aunque fue en algún tiempo el más vasto imperio del mundo, sus restos son ahora impotentes para dominar el nuevo hemisferio, y hasta para mantenerse en el antiguo.” En un principio, Simón Bolívar apelara exhortar a la Europa, sin hacer distinción alguna sobre tal o cual país exactamente, es posible observar entre las líneas del documento un clamor, que en un primer momento se elevara para pedir una intervención Europea, con el fin de persuadir a España que deje libremente a las colonias americanas no por el bien de la América sino por el bien de los españoles.

19

Simón Bolívar, Ideario Político. Ediciones de la República de Venezuela. 2004

Página 11

“La Europa haría un bien a la España en disuadirla de su obstinada temeridad, porque a lo menos le ahorrara los gastos que expende, y la sangre que derrama, a fin de que fijando su atención en su propios recintos fundase su prosperidad y poder sobre bases más solidas….” En las siguientes líneas, Simón Bolívar plantea una idea, con cierto tono de reclamo a la Europa, puesto que considerara que debería ser ella y no los americanos quien tendría que estar detrás de los procesos de libertad, por ser una justa, noble y legitima causa. “La Europa misma por miras de sana política debería haber preparado y ejecutado el proyecto de la independencia americana, no solo porque el equilibrio del mundo así lo exige, sino porque este es el medio legitimo y seguro de adquirirse establecimientos ultramarinos de comercio” Es necesario aclarar que dentro de la carta de Jamaica, no se mencionan nombres de países con total claridad, no se encuentra ninguna mención sobre Inglaterra u otra potencia, pero se encuentran indicios sobre para quien va dirigido los comentarios. Se sabe claramente sobre las pretensiones económicas del comercio trasatlántico que mantenía Inglaterra con las colonias Americanas,20 de este párrafo es donde la mayoría de autores señalan la relación y la exhortación que Simón Bolívar hace a la Inglaterra de aquel entonces. BOLÍVAR Y SU IDEA DE NACIONALISMO. Para finalizar este trabajo, he querido considerar a bien una idea mía que había venido dándome vueltas en la cabeza desde el comienzo del mismo. Esta idea, nacida en la propia lectura de la Carta de Jamaica, ha sido una de mis principales dudas sobre el tema que corresponde al Nacionalismo. Se sabe que el nacionalismo como expresión de identidad de los pueblos, no nace en los procesos de independencia, no existió antes y fue construyéndose recién después de estos. A pesar de que no existió un nacionalismo como tal, no es posible hablar de la no existencia de este sentir propio, si bien no como una expresión comunitaria mas si como un pensamiento individual como el que presenta Bolívar. Si tomamos en cuenta los diversos discursos de Simón Bolívar, es muy fácil divisar su idea de la América en conjunto como su nación o su patria, muy aparte de su total amor por su heroica y desdichada Venezuela, es posible notar en sus pensamientos un nacionalismo que en un primer

20

FISHER, John. El Perú Borbónico 1750 – 1824. I.E.P. 2000

Página 12

momento sin haber podido leer las teorizaciones sobre el tema, denomine como Nacionalismo a nivel Macro.21 Aún así en estas breves líneas no intento hacer un tema aparte sobre el nacionalismo, pero he precisado acoplarlo por el hecho que dentro de la carta de Jamaica podemos encontrar en varias páginas de esta la forma como Bolívar expresa su sentir de patria sobre el continente Americano. En un primer momento considere elegir el texto de Benedict Anderson y su idea sobre la nación como una comunidad imaginada22: Pero si tomaba en cuenta este tema, tendría yo que estar viendo el nacionalismo desde la óptica de una nación, mas en el caso particular, intento ver el pensamiento de un sujeto y su idea de nación. Después de revisar algunos textos, encontré en uno de ellos, una definición que a mi parecer encajaría con el caso del Libertador. Ernst Gellner, hace una interpretación de nacionalismo desde una perspectiva individual, manifiesta que el principio nacionalista puede fundarse en un espíritu ético, universalista. Puede que haya y a veces los ha habido nacionalistas en abstracto, no motivados por ninguna nacionalidad específica propia, que prediquen generosamente sus idearios para todas las naciones sin distinción: dejemos que todas las naciones tengan su propio cobijo político y que se abstengan de albergar no nacionales para él.23 Me parece que esta es una de las mejores definiciones que es posible ver su encaje con el perfil que el Libertador tenia para su América, Gellner, además explica que este tipo de nacionalismo No egoísta no es ningún momento malo, ni tampoco incurre en ninguna contradicción formal, sino que por el contrario actúa como ideario, apoyándose en varios buenos argumentos como la conveniencia de salvaguardar la diversidad de culturas, así como la de un sistema político internacional pluralista y la de una disminución de las tensiones internas de los estados. Si seguimos esta línea, el pensamiento nacionalista de Bolívar seria universalista con un aspecto de no egoísmo frente al sentido de nación, esto es lo que planteo sobre el ideario del libertador frente a su visión con la América.

21

Aunque intentare adaptar a futuro esta idea, creo que será preciso cambiar el termino macro, por uno más apropiado, aunque aún sigo trabajando en eso. 22 ANDERSON, Benedict. Comunidades imaginadas. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. México, Fondo de Cultura Económica. 1993 23 GELLNER Ernst. Naciones y Nacionalismo, Madrid, Ed. Alianza Editorial. 1983

Página 13

Espero que estos apuntes puedan servir para posibles verificaciones, aunque algunas ideas aún faltan continuar, es posible que formen parte de otro trabajo.

Página 14

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->