Está en la página 1de 1

“SE HABLA DE SEXO EN TRES NIVELES”

07/DIC/2012

En una ocasión me tocó estar presente en un evento de aprox. 450 personas (algunos niños entre ellas), en el cual un pequeño grupo de psicólogos dramatizaron el monólogo de los genitales femeninos. Cuando terminaron, una de ellas me pidió mi opinión en cuanto a su “debut”, le respondí sencilla y brevemente que yo no coincidía con la forma en que se abordó el tema del sexo, pero que sin embargo, hubo muchas personas que, literalmente disfrutaron el número, sobre todo los jóvenes y señoritas, mayormente los hombres adultos, quienes no perdían detalle de las contorsiones que hábilmente expresaba la psicóloga protagonista. Lo anterior me llevó a reflexionar acerca del tema, encontré que la sola mención de la palabra “sexo” origina pensamientos y motiva conductas, las cuales van a depender del propósito de la persona que transmite el mensaje y la información que tiene la persona que recibe ese mismo mensaje. Concluí pues, que existen tres niveles cuando se habla del sexo: 3. Vulgarmente (con lujuria). Se basa únicamente en sensaciones corporales. Este es el nivel más bajo y el más común, se puede hallar en los p rogramas de TV de más alto “rating”, en pláticas de doble sentido entre muchachos de secundaria en rebeldía, en piropos de hombres que observan con lascivia a las mujeres, en revistas, películas, periódicos, etc., promoviendo la pornografía y la violencia sexual. Quienes hablan en este nivel se encuentran esclavizados por sus pensamientos y NO LES ES POSIBLE distinguir entre lo blanco y lo negro, todo lo miran gris, todo les es permitido, todo les es correcto, lo importante para ellos es lo que sientan, punto. 2. Científicamente (con bases teóricas). Se basa únicamente en el razonamiento. Este es el segundo nivel, sirve para proporcionar instrucción y enseñanza, promueve el desarrollo de la ciencia. Sin embargo, éste se puede empañar con el nivel anterior (vulgarmente) si la persona se encuentra atrapada en el nivel más bajo, de hecho, muchas personas utilizan este nivel como pretexto sólo para experimentar sensaciones placenteras, su propósito no es precisamente la investigación ni la enseñanza. 1. Bíblicamente (con fundamentos eternos). Se basa en la autoridad y creación de Dios. Es el nivel más alto y el más desconocido por el ser humano. Promueve el orden bíblico del sexo, sostiene el matrimonio y brinda paz y sabiduría a quienes se mueven en este nivel. JESUCRISTO HABLÓ EN ESTE NIVEL:
“Pero ahora yo te digo que si alguno mira a una mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, en su mente ya ha cometido pecado con ella”. (Mateo 5:28 PDT).

Si me preguntas: ¿Y qué tiene que ver todo este rollo conmigo? –mucho- te responderé. Si al observar a alguna persona o escuchar a alguien hablar de sexo tu mente empieza a crear imágenes nada honrosas, y simplemente dices: “es normal, todos lo hacen, me hace sentir bien, es mi vida, mi cuerpo, soy mayor de edad”, etc., es posible que estés atrapado (a) por la mentira del diablo: “Lo más importante es lo que tú sientas y quieras hacer”. Jesús dijo lo siguiente a quienes sólo obedecían a sus instintos (lo que ellos sentían únicamente):
“Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. Desde el principio éste ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. ¡Es el padre de la mentira”. (Juan 8:44 NVI).

Y más adelante, la Biblia habla de las consecuencias de persistir en NO escuchar a Dios:
“…Dios los entregó a los malos deseos de sus corazones, que conducen a la impureza sexual… las mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza (lesbianismo). Así mismo, los hombres dejaron las relaciones naturales con la mujer y se encendieron en pasiones lujuriosas los unos con los otros (homosexualismo)”. (Romanos 1:24a.y 27a., NVI).

Vuélvete a Dios en arrepentimiento y te aseguro que Él te oirá, te perdonará y te ayudará. Dios te bendiga.