P. 1
Papel Fisiológico Del Calcio en El Organismo

Papel Fisiológico Del Calcio en El Organismo

|Views: 702|Likes:
Publicado porJhonnnnnn

More info:

Published by: Jhonnnnnn on Feb 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC or read online from Scribd
See more
See less

11/22/2012

Papel fisiológico del “Ca” en el organismo

El papel fisiológico del calcio en el cuerpo es doble. En primer lugar, provee la integridad estructural del esqueleto. En los líquidos extracelulares y en el citosol, la concentración de Ca2+ es crítica para muchos procesos bioquímicos, y sus niveles se regulan de forma estrecha. En los estados de recambio óseo elevado, como ocurre con la deficiencia de estrógeno, existe elevación en los niveles de PTH. Al respecto se recomienda la administración de calcio que inhibe la secreción de PTH y, por tanto, la pérdida ósea. Existen múltiples estudios controlados con placebo que demuestran la importancia de una ingesta adecuada de calcio para la prevención primaria y secundaria de la osteoporosis. La deficiencia crónica conlleva inevitablemente a la desmineralización ósea y un incremento en el riesgo de fracturas. Los efectos de la suplementación con calcio se maximizan en los pacientes en quienes su ingesta basal es baja, particularmente en los adultos mayores. Aun así, existe controversia sobre el papel de la suplementación con calcio en la prevención de la pérdida y el restablecimiento de la masa óseas. Las mujeres premenopáusicas y menopáusicas, así como hombres en edad avanzada y residentes de asilos con salud frágil, responden a la suplementación con calcio con incrementos de leves a moderados de la densidad ósea. En las mujeres con menopausia temprana, posiblemente a causa del efecto dominante de la pérdida de hormonas gonadales, no tienen la misma reacción. Un estudio aleatorizado y controlado en el que se probó el uso de calcio al 1,2 g/día y vitamina D3 800 UI/día en mujeres con salud frágil, demostró una disminución significativa en las fracturas de cadera y las no-vertebrales después de 18 meses de tratamiento. Son pocos los ensayos que comprueban este efecto de la suplementación con calcio en el índice de fracturas. En cuanto a los complementos de vitamina D y calcio (en población con carencias de dichos suplementos), los estudios demuestran que el uso de éstos en pacientes institucionalizados de edad avanzada debe ser rutinario, especialmente en aquéllos con hiperparatiroidismo secundario subclínico. El consenso de 1994 (Consensus Development Conference) sobre la ingesta opcional de calcio recomienda un incremento en la ingesta de calcio sugerida por la Recommended Daily Allowance (RDA) en todos los grupos de edad, particularmente en la infancia y adolescencia, período en que 40% del total de la masa ósea adulta se forma. La recomendación total (ingesta más suplementación) es de 1,5 a 2 g de calcio elemental al día en mujeres posmenopáusicas, aunque la dosis debe individualizarse. Existe poca evidencia acerca de las formulaciones de calcio suplementario. Los adultos mayores tienen una alta incidencia de aclorhidria gástrica y deben tomar los suplementos con alimento. Los pacientes deben saber que la suplementación

con calcio por sí misma no es suficiente para prevenir la pérdida ósea menopáusica o la relacionada con la edad. Los riesgos de la suplementación con calcio son mínimos, pero aquéllos con historia familiar o personal de nefrolitiasis se deben monitorear con una determinación de calcio en 24 horas. Además se debe considerar que hay pacientes de esta edad que sufren constipación y/o hiperacidez gástrica de rebotes. El citrato de calcio o el gluconato de calcio pueden ser mejor tolerados en las personas que no pueden tomar otras formulaciones de suplementos de calcio. En la Tabla 1 se muestra la ingesta de calcio recomendada en 1997.

Algunos expertos aconsejan la determinación de calcio urinario en 24 horas, corregido por creatinina, como herramienta útil y accesible para la evaluación rutinaria de la eficacia en la ingesta de calcio. Con la dosis recomendada, el calcio urinario en 24 horas permanece entre 150 y 250 mg. Los suplementos de calcio deberán prescribirse con cautela en pacientes con enfermedad renal terminal, principalmente por el control de fosfatos. Cabe señalar que el citrato de calcio se debe evitar en la insuficiencia renal ya que favorece la absorción de aluminio, cuyo exceso empeora la enfermedad ósea secundaria a insuficiencia renal.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->