Está en la página 1de 9

LA TEORÍA DE LA FORMACIÓN POR ETAPAS DE LAS ACCIONES MENTALES DE GALPERIN: UN ESBOZO TEÓRICO Y CASOS PRÁCTICOS

Wilder Namay Zevallos, Ing, Msc, Dr(c) wnamayz@upao.edu.pe Universidad Privada Antenor Orrego

A. RESUMEN

Este artículo esboza la teoría de formación por etapas de las acciones mentales TFEAM propuesta por Galperin describiendo sus ideas y conceptos fundamentales, luego con una descripción detallada de las etapas, se continúa con un análisis de las bases orientadoras de la acción y finalmente se presentan dos casos prácticos relacionados con la elaboración de la BOA la misma que es requerido en la etapa formación de la BOA.

Palabras Clave: actividad, acción, formación por etapas de las acciones mentales, operaciones, base orientadora de la acción, objeto de la acción y sujeto de la acción.

B. DESARROLLO

B.1. IDEAS FUNDAMENTALES

Uno de los postulados de la teoría de Vigotsky, condensado por (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado), sostiene que las nuevas estructuras mentales que se forman en el hombre son derivadas de la interiorización de la forma inicial de su actividad, y cuya interiorización requiere de un sistema de signos que juegan un papel fundamental en el proceso.

Galperín, citado por (López Morejón & Pérez del Prado), concibe la asimilación de los conocimientos, esto es la interiorización, como un proceso activo, en el cual se forman las habilidades y las capacidades. Y, continúan indicando, que el proceso no es mecánico, sino uno de producción de la actividad, de enriquecimiento y transformación de los conocimientos y habilidades previas del estudiante, incrementando sus capacidades reales y situándolo en mejores posibilidades para recibir nuevos conocimientos. Este proceso, por tanto, se desarrolla en forma que va desde la actividad material hacia la actividad mental, permaneciendo inalterable el contenido del objeto.

Para, (Pérez de Prado Santa María & López Morejón., 2003), la necesidad del carácter activo del proceso de formación del conocimiento se sustenta en hecho de que la actividad humana como todas las formas de actuación del hombre, ya sean internas o externas, que están dirigidas a la solución de tareas y que están reguladas por el mediante un fin consciente.

Por lo tanto y coincidiendo con (Montealegre, 1992)la formación por etapas de las acciones mentales es un método pedagógico formativo que plantea inicialmente, estudiar en el sujeto la relación entre su actividad psíquica y su actividad externa, continuar con el análisis de los grados o escalos por los cuales para el proceso de asimilación de una acción que parte de acción interna hacia otra interna de manera ascendente y progresiva y finalmente, dirigir el paso de las acciones materiales externas al plano de la representación mental. El proceso de este paso se realiza mediante una serie de etapas en cada una de las cuales tiene lugar una nueva reproducción de la acción y su transformación sistemática.

B.2. CONCEPTOS CLAVE

ACTIVIDADES

Según (López Morejón & Pérez del Prado), argumentan, que para que el proceso de asimilación se lleve a cabo es necesario que el individuo realice un conjunto de acciones o actividades, las mismas que siguen una lógica por parte de quien realiza la acción y de otra el objeto hacia el que se dirige, este último es resultado de un motivo u objetivo que demanda la necesidad de llevarla a cabo. Para los autores, cuando el motivo y el objetivo coinciden hay aprendizaje.

- Página 1 de 9 -

Siguiendo con López y Pérez, la actividad implica la relación entre la persona y el mundo que lo rodea, en especial con sus semejantes, para asimilar la experiencia histórica y cultural acumulada por la sociedad. La actividad humana constituye la unidad de los componentes material y espiritual y a través de ella el hombre existe en sociedad y se relaciona con la realidad circundante y con los demás hombres, estableciéndose así un sistema de relaciones sociales, que le dan un carácter universal.

Para (Montealegre, 1992) la actividad está compuesta por dos eslabones fundamentales: el de orientación y el de ejecución. El primero incluye las necesidades, los motivos y las tareas 1 , y el segundo conformado por las acciones y operaciones. Señalan además, correspondencia entre los componentes del primer eslabón con determinados elementos del segundo. Así por ejemplo, por ejemplo, los objetivos y las condiciones de la tarea se corresponden con las acciones y las operaciones.

A partir de las ideas precedentes sostenemos que la actividad humana es una forma de

actuación del hombre que está dirigido a solucionar tareas reguladas por un fin consciente y que tales

actividades pueden ser tanto de naturaleza interna o externa y coincidimos tanto con (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) cuando indican que la acción es la unidad principal de la actividad, como con (Montealegre, 1992) al sostener la correspondencia entre objetivos, tareas, acciones y operaciones.

ACCIONES

Según (Pérez de Prado Santa María & López Morejón., 2003) el objetivo final para el cual se orienta la actividad se encuentra siempre más o menos distante, por lo que el logro de la misma demanda la realización de una serie de acciones, entendida como tareas parciales, y en cuya ejecución requiere la aplicación de determinados procedimientos, los que implican una secuencia de pasos que se denominan operaciones. Según los autores, los conceptos acción y operación son relativos, pues lo que en un determinado momento lo que constituye una acción en un primer momento, puede ser una operación de una acción de mayor complejidad, en un segundo momento.

Siguiendo con, (López Morejón & Pérez del Prado), la realización de estas acciones requieren de un conjunto de micro acciones que le dan a la acción proceso continuo. El componente esencial en la acción es la denominada Base Orientadora de la Acción (BOA) que va a desarrollar el individuo e implica una imagen de la acción a realizar y también el ámbito de las condiciones en las cuales va a realizarse tal como lo afirma Galperín.

Demo que las acciones son los componentes rectores en el proceso de asimilación de la experiencia, ya que si no se dominan dichas acciones, entonces el mundo de las cosas (materiales e ideales) resulta inaccesible para los sujetos (Leontiev & Asnin, 2005). Partes funcionales de la acción

PARTES DE LA ACCION

La acción se divide en tres: (1) la orientadora, (2) la de ejecución y (3) la de control.

La orientación tiene como finalidad explicar a los estudiantes la actividad que se va a desarrollar, la acción y las partes estructurales de la acción. De igual forma, se explicará a los estudiantes la parte de la lógica general de las estructuras conjuntivas, disyuntivas o mixtas de las características del concepto, como la parte lógica específica, que se refiere al manejo de las reglas de pertenencia, no pertenencia e indeterminación que le permiten decidir si un hecho se puede incluir o no en el concepto dado, o no se sabe.

La parte ejecutora asegura la transformación dada en el objeto de la acción, corresponde a

la parte de la elaboración por el mismo estudiante de la base orientadora y solución de la tarea, a partir de los problemas planteados en cada una de las etapas de la apropiación del concepto, ya sea en el plano ideal o material.

1 Los autores definen a la tarea como la unidad del objetivo y las condiciones de su logro.

- Página 2 de 9 -

La parte de control de la acción corresponde a la evaluación orientada a seguir la marcha de los modelos dados, se asegura mediante la aplicación de los instrumentos que garantizan la obtención de la información sobre el desarrollo de cada una de las etapas del proceso de apropiación del concepto y con su ayuda se logra la corrección necesaria tanto en la parte orientadora como en la ejecutora de la acción.

OPERACIONES

(Montealegre, 1992) Llama operaciones a los medios o procedimientos para efectuar la acción. Mientras que para (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) toda acción incluye un conjunto de operaciones que cumplen determinado orden y reglas, por

lo que el cumplimiento de esas operaciones forman el proceso del cumplimiento de la acción. A su

vez Leontiev (íbidem) sostiene que las operaciones son aquellos métodos por medio de los cuales se realiza la acción.

Para garantizar la formación de la acción y el concepto, señalan…xxxx, es necesario realizar operaciones relacionadas con la separación de las características de reconocimiento del concepto (necesarias y suficientes), el establecimiento de la existencia o ausencia de las características necesarias y suficientes en cada hecho presentado y deducción de la pertenencia

o

no pertenencia del hecho a la clase dada del concepto en correspondencia con la regla lógica de

la

inclusión en el concepto.

B.3. ETAPAS DE LAS ACCIONES MENTALES

Las etapas de las acciones mentales deben ser entendidas como la secuencia de estadios por los que pasa la actividad cognoscitiva desde el exterior hacia el interior. En este sentido (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) argumenta que Talízina plantea que la actividad cognoscitiva del alumno debe pasar por cinco estados cualitativos, etapas, desde la transformación de la actividad externa hasta alcanzar la calidad interna. La caracterización de

estas etapas está dada precisamente por las características de la acción y siendo rectora la forma de

la acción.

Continua, Mendoza et.al. describiendo que Galerín y Talízina plantearon la necesidad de una etapa que anteceda a las cinco etapas mencionadas, que denominan la etapa cero o motivacional en la cual no entra ningún tipo de acción.

en la actividad del proceso de enseñanza-aprendizaje, las acciones mentales

transitan por etapas para formar los conceptos, dichas etapas son:

Para Galperin

Figura 1. Etapas de las acciones mentales. Fase Orientación Etapas de las acciones mentales Fase
Figura 1. Etapas de las acciones mentales.
Fase Orientación
Etapas de las
acciones
mentales
Fase Formación de la Acción

Fuente: Elaboración propia a partir de las ideas de (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) y (Montealegre, 1992)

- Página 3 de 9 -

Un medio eficaz es la enseñanza problémica a través de situaciones problema que tengan vínculo con la ida práctica y que estén directamente relacionadas con la actividad que se quiere formar y del objeto de estudio.

1RA. ETAPA: MOTIVACIONAL

Los autores, (López Morejón & Pérez del Prado) sostienen que esta etapa es de gran importancia porque a través de ella se pueden obtener muchos logros como aptitudes, intereses, propicia el interés ocupacional y cierta disposición para el contenido a conocer. En ésta no se desarrolla ningún tipo de acción, pues está orientado a prepara al alumno en la asimilación de los conocimientos y tiene como fin crear una disposición favorable hacia el objeto. Los métodos deben presentar características problemáticas relacionadas con las tareas profesionales mediante el uso de medios tales como videos, demostraciones experimentales entre otros.

Un aspecto importante y de consideración en esta etapa según (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado), indica que una motivación positiva o negativa compromete las otras etapas (Talízina, 1994).

2RA. ETAPA: FORMACIÓN DE LA BOA

A partir de la etapa motivacional, el estudiante entra en contacto con el conocimiento de la acción que debe realizar así como de las condiciones en las que debe llevarla a cabo. En esta etapa no hay ejecución de la acción sino el conocimiento de ella. En esta etapa se brinda al estudiante un sistema de conocimientos que sea suficiente sobre el objeto de estudio y como llevar la acción; mostrándole el material que debe asimilar y profundizando en aquella acción que da solución al problema planteado. Los métodos utilizados aquí son explicativos problemológicos y de elaboración conjunta; los medios pueden ser diversos, pizarra, diapositivas, retro y se da en la conferencia.

Para (Pardo Cordero, 2007), en esta etapa, los alumnos reciben las explicaciones necesarias sobre el objetivo de la acción, su objeto. Se desarrolla un conocimiento previo de la tarea y se descubre el contenido de la BOA. Se muestra en qué orden y cómo cumplen los tres tipos de operaciones (orientadoras, ejecutoras y de control). En esta etapa el profesor debe ofrecer toda la información necesaria, tanto de los conocimientos propios de la asignatura, como de la actividad que se acomete (Pardo Cordero, 2007).

3RA ETAPA: FORMACIÓN DE LA ACCIÓN EN FORMA MATERIALIZADA

Ésta es una de las etapas más importantes en la formación de la acción. La acción de esta etapa incluye la operación con objetos reales, con modelos y la utilización de las tarjetas de estudio. Todas ella constituyen en el proceso de enseñanza una variante de presentación de la acción en su forma materializada, garantizando la solución inmediata de las tareas y liberando al estudiante de memorización de determinados contenidos y, finalmente, orientarlo en el trabajo que debe ejecutar en la solución de las primeras tareas.

En este estadio, el profesor tiene la posibilidad de controlar su ejecución así como incidir en su formación y en la corrección o ajuste del aprendizaje que se vaya logrando. Los alumnos a su vez resuelven los problemas apoyándose en esquemas externos. Según (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) el profesor debe ser el moderador que dirija la acción del alumno y debe controlar el cumplimiento de todas las operaciones que forman parte de la acción, desde la orientación, hasta la ejecución y el control. A su vez, el alumno realiza las tareas que incluyen problemas típicos o patrones de baja complejidad, que sean representativos de la aplicación de la acción utilizando portadores externos materiales (carácter desplegado de la acción).

Talízina (1984, p. 207) establece la precisión siguiente: “…a los alumnos hay que garantizarle el sistema de tareas, el esquema de estudio, en el cual está presente el modelo de la actividad, la síntesis de aquellos conocimientos que deben asimilar y también los medios de control. Estos son los componentes principales que debe asegurar el profesor en esta etapa”.

Para (Pardo Cordero, 2007) aquí también se prepara el traslado de la acción a la siguiente etapa que se diferencia de esta en la forma de la acción. Para ello la forma material se combina desde el inicio con la verbal: se formula verbalmente todo lo ejecutado.

- Página 4 de 9 -

4TA ETAPA: FORMACIÓN DE LA ACCIÓN COMO VERBAL EXTERNA.

Para (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) esta etapa está relacionada con la formación de la acción verbal externa, las acciones se realizan sin el apoyo de las acciones externas materiales y la expresión oral juega un rol importante.

Aquí se identifica la existencia de una codificación en forma de concepto de la acción material. Según (Pardo Cordero, 2007) el habla comienza a cumplir una nueva función. Las dos etapas precedentes servían principalmente de sistema de indicaciones que se descubrían directamente en la percepción, la tarea del educando no consistía en comprender las palabras sino en dominar los fenómenos. Ahora el habla se convierte en portadora de todo el proceso. La acción verbal debe ser asimilada obligatoriamente en forma desplegada: todas las operaciones que las integran no sólo deben adquirirla, sino que deben ser asimiladas en ella.

La acción y sus operaciones se despliegan en la forma verbal, pero, la generalización alcanza nuevas dimensiones y posibilidades y, en la medida en que el nivel de la misma aumenta, se pueden introducir problemas heurísticos que paulatinamente vayan alcanzando mayores índices de complejidad, mediante el empleo de situaciones problema. En esta etapa son de relevancia los métodos son grupales, por pareja, de discusión, para la solución creativa de problemas. Los medios se reducen, así como las tarjetas de estudio. Las formas de docencia más idónea son las clases prácticas, seminarios y laboratorios. El control es el autoevaluación por parte del alumno que tiene la capacidad de expresar todo verbalmente.

A partir de este momento, en que ya el alumno domina el esquema de la acción y ha adquirido a su vez los conocimientos necesarios, existen las condiciones para pasar a la etapa de formación en el plano del lenguaje, donde los elementos de la acción deben estar representados en forma verbal (oral o escrita).

5TA ETAPA: FORMACIÓN DE LA ACCIÓN EN EL LENGUAJE EXTERNO PARA SÍ.

Según (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) en esta etapa el sujeto realiza la acción por cuenta propia, en silencio, de manera que las operaciones son ejecutadas con conciencia. Inicialmente, sostiene, (Pardo Cordero, 2007) esta etapa no difiere de la anterior en demasía, pero al adquirir la forma mental la acción y por tanto el proceso de aprendizaje se basa en la reducción y la automatización.

6TA ETAPA: FORMACIÓN DE LA ACCIÓN EN EL LENGUAJE INTERNO.

Según (Pardo Cordero, 2007) la formación de la acción en el lenguaje interno, la acción adquiere un desarrollo automático, se hace inaccesible a la auto-observación. Se trata del acto del pensamiento, donde el proceso está oculto, y se abre a la conciencia solo el producto del mismo. En esta etapa el lenguaje es procesado con su respectiva estrategia discursiva, pues en esta el alumno ha interiorizado los contenidos, los ha asimilado y es capaz de transmitirlos estableciendo correctamente línea de pensamiento y valorándolo al mismo tiempo.

Para Talizina citado por (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado)la formación de la acción, debe ser máxima la generalización y la síntesis en la ejecución, con una independencia lo más significativa posible. Para los autores, en el lenguaje interno pueden darse dos casos: (1) que algunos alumnos puedan guardar internamente todo el recurso dado en forma de esquema, actuando como si estuvieran aprovechando la imagen ilustrativa y (2), que otros sigan el orden lógico, pero esto depende de las diferencias en la esfera del pensamiento.

En esta etapa las tareas se realizan sin niveles de ayuda, sin formas de materialización y con carácter creador. Los métodos son de trabajo independiente. Las formas de enseñanza a partir de trabajos independientes con resultados, en clases y extraclases, de posibles aplicaciones a nuevos fenómenos, por lo que existe una independencia absoluta. Tal como lo indica Talízina el concepto solo puede formarse cuando el individuo ya conoce los objetos que forman parte de dicho concepto. Se puede concluir que la nueva acción se transforma de material a mental, de no generalizada a generalizada, en un proceso de síntesis en forma detallada o abreviada, con un incremento gradual de la independencia de los alumnos y un sentido consciente de la teoría y la práctica en la dirección de la automatización (Talízina, 1984, p. 210).

- Página 5 de 9 -

B.4. LA BASE ORIENTADORA DE LA ACCIÓN

(Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) Indican que la base orientadora de la acción (BOA) designa a la parte informativa de la acción. Según Galperin, la BOA implica una imagen de la acción a realizar y las condiciones en las cuales va a realizarse, constituyéndose por tanto en un medio portador por tanto de la información que requiere el estudiante, constituye un apoyo externo, tanto para la organización del proceso de asimilación de los conocimientos como para su regulación y control (Pérez de Prado Santa María & López Morejón., 2003). Por lo tanto la BOA es el sistema de condiciones que sirve de apoyo a cumplimiento de la acción.

La acción tiene las funciones de orientación, ejecución y de control. Para alcanzar el éxito

en la parte ejecutiva de la acción debe garantizarse la parte orientadora de la misma. Según Talizina

la efectividad de la BOA depende de:

1. El grado de generalización que refleja casos particulares y generales basados en invariantes.

2. El grado de plenitud de la orientación, especificada como completa o incompleta.

3. El modo de obtención de la BOA, divide en preparada (se brinda todas la acciones) y no preparada o independiente (debe encontrar las acciones por sí mismos).

Utilizando los parámetros, grado de generalización, grado de completamiento o plenitud

y modo de obtención, pueden obtenerse ocho tipos de BOA, tal como se muestra en la tabla siguiente.

Tabla 1. Tipos de BOA

Tipo 1 2 3 7 8 Según su carácter Según su plenitud Según el modo

Tipo

1

2

3

7

8

Según su carácter

Según su plenitud

Según el modo de obtención

generalizado

Concreta

Incompleta

Elaborada independientemente

Concreta

Completa

Se da preparada

Generalizada

Completa

Elaborada independientemente

Elaborada independientemente

Concreta

Completa

Elaborada independientemente

Concreta

Incompleta

Se da preparada

4 Generalizada

Completa

Se da preparada

5 Generalizada

Incompleta

Se da preparada

6 Generalizada

Incompleta

Galperin establece ocho tipos de BOA teóricos pero experimentalmente Talizina, citado por (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) encontró solamente las cuatro primeras son las que se describen a continuación:

BOA TIPO 1:

El primer tipo se caracteriza por una composición incompleta de la base orientadora, los orientadores están representados en su forma particular y los separa el mismo sujeto por medio de pruebas ciegas. Este tipo, el estudiante actúa por el método de ensayo y error, originando que la formación conceptual se realice lentamente. En este tipo el alumno no recibir todos los conocimientos de la acción tiene que tratar de encontrarlos, pero él no sabe cómo debe buscar estos conocimientos que le faltan para ejecutar la acción, sigue por la vía de ensayo y error.

de formación de la acción sobre una base orientadora así, avanza muy

lentamente, con un gran número de errores. La acción formada resulta sensible a los cambios mínimos de las condiciones del cumplimiento.

El proceso

- Página 6 de 9 -

BOA TIPO 2:

A diferencia del anterior, en este se ofrece un sistema completo de orientaciones. La acción se caracteriza por la existencia de todas las condiciones necesarias para un cumplimiento correcto. Estas condiciones se dan inicialmente en forma preparada y luego en forma articular que sirve para la orientación sólo en el caso dado. La formación de la acción con una base orientadora así avanza rápidamente y sin errores; pero la transferencia de la acción está limitada por la similitud de las condiciones concretas de su cumplimiento. La BOA es completa, concreta y pre elaborada.

Según la opinión de (Gárcia Mendoza, Ortiz Colón, Martínez Moreno, & Tintorer Delgado) han observado que si se intenta utilizar la BOA tipo dos, sin las orientaciones completas de la acción con de forma inconsciente en la BOA tipo ocho que es la más ineficiente.

BOA TIPO 3:

El tercer tipo de BOA tiene una composición completa, los orientadores están representados en su forma generalizada, característica para toda una clase de problemas, es decir, se brindan todas las orientaciones de la acción de toda una clase de fenómenos mediante métodos generales utilizando las invariantes. Esta base de orientación es eficiente por que permite un avance rápido, pocos errores y permitiendo una amplia transferencia para otras situaciones. Se destaca la enseñanza planificada de las nuevas tareas, a partir de ciertos niveles de ayuda, después las otras pueden ser resueltas y pueden ser cumplidas de forma individual.

BOA TIPO 4:

En esta se brinda las orientaciones de la acción preparadas. Esta BOA es utilizada en formación de acciones lógicas como contenido concreto del objeto.

B.5. CASOS PRACTICOS

la

CASO 1: APLICACIÓN DE LA TFEAM EN LA FORMACIÓN DE LA TERCERA LEY DE NEWTON

 

Tema: Dinámica

Actividad de Estudio

Acción a realizar

Formación de la Tercera Ley de Newton

Inclusión de ejemplos donde se muestren las interacciones de

varios cuerpos

 

Partes estructurales de la accion

 

Identificar las caracteristicas de la Tercera Ley de Newton

Objetivo

en los ejemplos presentados y determinar su inclusipon

Objeto de la Acción

Tercera Ley de Newton

Sujetos de la Acción

Estudiantes de Ficha I de la UPAO

Invariantes del concepto

Caracterisitcas esenciales de la tercera ley de Newton

 

1.

Dos cuerpos interactuan con fuerzas de igual magnitud y

direccion contraria

 

2. Las fuerzas debe tener la misma línea de acción

 

3. Las fuerzas están aplicadas en cuerpos diferentes.

 

Estructura del concepto

Parte logica general

La estructura es conjuntiva

 

Aplicación de reglas de pertenencia, no pertenencia o

Parte logica especifica

indeterminación en los ejemplos

indeterminación en los ejemplos

- Página 7 de 9 -

CASO 2: APLICACIÓN DE LA TFEAM EN LA FORMACIÓN DE LAS AGRESIONES POR AGENTES BIOLÓGICOS.

Tema: Agentes biológicos

Actividad de Estudio

Acción a realizar

Agresiones por Agentes Biológicos

Relacionar los microorganismos y el hombre

Biológicos Relacionar los microorganismos y el hombre Partes estructurales de la accion   Identificar las

Partes estructurales de la accion

 

Identificar las relaciones ecológicas que se establecen entre

losa microorganismo y el hombre a través del análisis de

Objetivo

textos y gráficos de diferentes fuentes bibliográficas,

desarrollando la capacidad investigativa y la formación

científica de los futuros licenciados de tecnologías de la salud.

Objeto de la Acción

Agente Biológicos

Sujetos de la Acción

Estudiantes de la Asignatura Agentes Biológicos de Medicina

Invariantes del concepto

Aspectos esenciales de la patogenia por agentes biológicos

 

1. Análisis Sistémico de los conceptos de patogénia.

 

2. Diagnóstico directo

 

3. Prevención de infecciones

Estructura del concepto

Parte logica general

La estructura es conjuntiva

Aplicación de reglas de pertenencia, no pertenencia o

Parte logica especifica

indeterminación en los ejemplos

C. CONCLUSIONES

a) La teoría de la formación por etapas de las acciones mentales explica que la conceptualización abstracta se logra mediante un proceso de interiorización de actividades controladas y organizadas para la consecución de un objetivo didáctico concreto.

b) Galperín define cinco etapas en la formación por etapas de las acciones mentales, luego agrega que se necesita una de motivación. Basado en esta argumentación se plante en el gráfico 1 todas las etapas requeridas para la asimilación.

c) Teóricamente existen 8 tipos de base orientadora de acción, pero experimentalmente se ha demostrado cuatro de ellas las mismas que han sido graficadas y descritas en el apartado B.4.

d) Se han elaborado un esquema para documentar dos casos de aplicación de la TFEAM para la enseñanza de las ciencias físicas y biológicas, ambas mostradas en el apartado B.5.

D. REFERENCIAS

Alvarez, A. (1990). Una aproximación ecológica a la educación desde el paradigma histórico-cultural. Infancia y Aprendizaje . Baquero, R. (1996). Vigotsky y el aprendizaje escolar. Buenos Aires: Aique. Infancia y Aprendizaje . Baquero, R. (1996). Vigotsky y el aprendizaje escolar. Buenos Aires: Aique.
Cabral, C. A. (2009). Revisión de la psicología ruso-soviética. Vigotsky y el aprendizaje escolar. Buenos Aires: Aique. AdVersus , 32-40. Gárcia Mendoza, H. J., Ortiz AdVersus , 32-40. Gárcia Mendoza, H. J., Ortiz Colón, A. M., Martínez Moreno, J., & Tintorer Delgado, O. (s.f.). La teoría de la actividad de formación por etapas de las acciones mentales en la resolución de problemas. Recuperado el 30 de Octubre de 2011, de VI semana de la matematica: http://www.dmat.ufrr.br/~hector/Artigo1.pdf
problemas. Recuperado el 30 de Octubre de 2011, de VI semana de la matematica: http://www.dmat.ufrr.br/~hector/Artigo1.pdf

López Morejón, V., & Pérez del Prado, S. M. (s.f.). Aspectos fundamentales de la teoría de formación por etapas de las acciones mentales y los conceptos de P.YA. Galperín.

- Página 8 de 9 -

Montealegre, R. (1992). Desarrollo de la acción intelectual y formación de la actividad en estudiantes universitarios. Revista Latinoamericana de Psicología . Revista Latinoamericana de Psicología .

Pardo Cordero, J. J. (2007). Propuesta de Estratégia didáctica para la formación de habilidades profesionales en la enseñanza del Derecho Propuesta de Estratégia didáctica para la formación de habilidades profesionales en la enseñanza del Derecho Constitucional Cubano. Cienfuegos.

Pérez de Prado Santa María, A., & López Morejón., V. (2003). La teoría de formación por etapas de las acciones mentales y los conceptos. su importancia como concepción Educación Universitaria . Educación Universitaria .

- Página 9 de 9 -

Ing. Wilder Namay Zevallos