P. 1
Cómo utilizan los jóvenes el Internet

Cómo utilizan los jóvenes el Internet

|Views: 809|Likes:
Publicado porAndreayClaudia

Autores:

Carmelo Garitaonandia Garnacho, Departamento de Periodismo, Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Universidad del País Vasco.

Maialen Garmendia, Departamento de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Universidad del País Vasco.



Fuentes:

www.anobium.es

Autores:

Carmelo Garitaonandia Garnacho, Departamento de Periodismo, Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Universidad del País Vasco.

Maialen Garmendia, Departamento de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Universidad del País Vasco.



Fuentes:

www.anobium.es

More info:

Published by: AndreayClaudia on Nov 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/17/2013

pdf

text

original

www.eukidsonline.net www.ehu.

es/eukidsonline

“Cómo usan Internet los jóvenes: hábitos, riesgos y control parental∗

“…Yo si estoy en Internet y me llama un amigo para quedar o algo … dejo Internet y me voy con el amigo” Chico, 13 años, Madrid “O sea saben que ando algo… pero un rato… ellos no están todo el día en casa… y después no saben usar el ordenador… ni encenderlo… o sea que no… no saben dónde ando…” Chica, 16 años, A Coruña “Yo es que tengo tres razones (para no comprar en Internet)… no me fío, es muy caro y mi padre me mata” Chica, 12 años, Madrid

Carmelo Garitaonandia Garnacho, Departamento de Periodismo, Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Universidad del País Vasco, 48940 Leioa (Vizcaya); e-mail: carmelo.garitaonandia@ehu.es Maialen Garmendia, Departamento de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Universidad del País Vasco, 48940 Leioa (Vizcaya); e-mail: maialen.garmendia@ehu.es

Esta investigación se ha desarrollado dentro del programa “Safer Internet Plus Programme”, en el proyecto específico“Eukids On line”(http://www.eukidsonline.com), que aglutina a centros de investigación y universidades de 21 países europeos y que dirige la profesora Sonia Livingstone de la London School of Economics. En España, este proyecto está representado por los dos autores de este trabajo. La financiación del trabajo de campo se ha hecho mediante las ayudas a la investigación de la UPV-EHU proyecto UPV05/63 para los años 2006 y 2007.

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

ÍNDICE 1. IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN EMPÍRICA 2. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN 3. INVESTIGACIÓN CUALITATIVA 4. METODOLOGÍA 5. HÁBITOS DE USO, FRECUENCIA Y TIEMPO DE USO • Lugar de conexión • Frecuencia de Uso 6. PRINCIPALES USOS DE INTERNET • Messenger • Los Juegos • Descarga de Música, Películas y Fotos • Tareas Escolares • Compras en Internet • Labores Solidarias, Sociales y Políticas 7. APRENDIZAJE, COMPETENCIA Y FORMACION SOBRE INTERNET 8. EFECTOS Y CONSECUENCIAS DE LA NAVEGACIÓN EN LAS RELACIONES DE LOS JÓVENES 9. POTENCIALES RIESGOS EN INTERNET • Chats y citas con extraños • Adoptar personalidades diferentes a la suya • Acoso, Insultos y Ciberbulling • Reacciones ante el acoso • Publicidad no deseada 10. CONTROL PARENTAL Y REGULACIÓN DEL USO DE INTERNET 11. COMPETENCIA Y EXPERIENCIA DE LOS PADRES EN INTERNET 12. REFLEXIONES FINALES 13. ANEXOS • Fichas de los grupos de discusión de A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla y Valencia.

2

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

1. IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN EMPÍRICA1 En toda Europa, y en otros muchos países, son cada vez más numerosos los niños y jóvenes que se conectan habitualmente a Internet para desarrollar múltiples actividades. En la Europa de los 25 la mitad de los niños (menores de 18 años) han utilizado Internet. Este porcentaje coincide con el de los niños de 8 y 9 años, pero es muy superior en los grupos de edad más avanzada. Entre los adolescentes de 12 a 17 años cuatro de cada cinco jóvenes han utilizado la red2. Las diferencias entre los países europeos son sustanciales y la proporción de usuarios oscila desde uno de cada tres niños en el caso de Grecia y Bulgaria hasta más de dos de cada tres niños en Estonia y Dinamarca. En España, según los datos recopilados por el Observatorio para la Sociedad de la Información (www.red.es) en el primer semestre de 2006, nueve de cada diez jóvenes de entre 16 y 24 años se ha conectado a Internet en alguna ocasión, mientras siete de cada diez se conecta a la Red por lo menos una vez a la semana3. Existe un acuerdo creciente en el ámbito científico e institucional en que es necesario adoptar una perspectiva de investigación múltiple que promueva una utilización más segura de la Red y las nuevas tecnologías, con el fin de proteger a los niños y jóvenes y para proporcionar a los padres y profesores herramientas que contribuyan a una mayor seguridad del entorno. En este sentido es necesaria la investigación empírica en tanto que permite conocer quiénes (y cuántos) son los niños que tienen acceso a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, y a qué tipos de tecnologías, con el fin de conocer cuál es la incidencia real de las prácticas de riesgo y de la regulación parental. Dentro de este contexto de investigación europeo, este trabajo se ha centrado exclusivamente en estudiar los hábitos de los adolescentes usuarios de Internet en España.

2. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN Los principales objetivos de esta Investigación son conocer:

EU Kids Online What Do We Know About Children’s Use of Online Technologies? A Report on Data Availability and Research Gaps in Europe. European Research on Cultural, Contextual and Risk Issues in Children?s Safe Use Of the Internet and New Media (2006-2009) - http://ec.europa.eu/saferinternet 2 Fuente: Encuesta del Eurobarómetro (mayo 2006) 3 Fuente: Observatorio para la Sociedad de la Información, www.red.es , Perfil Sociodemográfico de los Internautas, Análisis de datos INE, 1º semestre 2006.

1

3

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

• • • •

Las actitudes, usos, hábitos, competencias y comportamientos de los jóvenes adolescentes (de 12 a 17 años) en la Red. Los efectos y las consecuencias de la navegación en las relaciones de los jóvenes, y de éstos con sus padres. Los potenciales riesgos para los jóvenes en Internet. La regulación y control parental.

3. INVESTIGACIÓN CUALITATIVA Se ha optado por utilizar una perspectiva de investigación cualitativa por dos razones. La primera es de orden metodológico y la segunda se debe a la necesidad de ajustar los recursos que teníamos en su momento al desarrollo de la intestigación4. Desde una perspectiva metodológica parece más adecuado abordar el análisis de los hábitos de los jóvenes desde un planteamiento abierto que permita detectar comportamientos o usos de Internet que no se hubieran previsto al diseñar la investigación. Este aspecto resulta especialmente interesante en tanto que el número de usuarios y de usos diversos de la red está en plena fase de expansión. En este sentido, el objetivo de esta investigación es fundamentalmente exploratorio en tanto que trata de identificar diversos usos, hábitos, percepciones de riesgos y pautas de control parental. Lo cual no obsta para que en una investigación cuantitativa posterior se trate de conocer cómo se distribuyen entre los jóvenes españoles los diversos patrones detectados. Por otra parte, nuestra interés en hacer una investigación cualitativa se ha acentuado debido a que prácticamente todas las investigaciones realizadas hasta ahora en torno al uso de Internet en España eran de carácter cuantitativo5. Por lo que una investigación cualitativa contribuye a ampliar la perspectiva sobre el objeto de estudio. 4. METODOLOGÍA La técnica utilizada para la recopilación de los datos ha sido el grupo de discusión. Una de las ventajas principales de este método es que el grupo de discusión es un gran
Se había planteado la investigación en dos fases: en la primera habíamos previsto utilizar una metodología cualitativa, y en la segunda, una metodología cuantitativa. El presupuesto del proyecto de la Universidad del País Vasco UPV05/63 ha permitido cubrir para la primera etapa, la cualitativa, y una nueva financiación en el futguro nos permitirá completar la fase cuantitativa. 5 Uno de los pocos trabajos cualitativos realizados en España ha sido el llevado a cabo por el DirectorateGeneral Information Society and Media, en abril de 2007, que se hizo en 29 países europeos (los 27 países comunitarios más Noruega e Islandia), entre ellos España, con el título “Safer Internet For Children. Qualitative Study in 29 European Countries”. Los grupos de edad fueron de 9-10 años y 12-14 años y se centró en el uso de Internet y el teléfono móvil. En el caso español los cuatro grupos de discusión se hicieron en Madrid.
4

4

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

provocador. La espontaneidad de los jóvenes es mucho mayor porque el propio grupo crea un contexto en el que se suceden las afirmaciones y son los miembros del grupo quienes generan libremente su discurso (Ruiz Olabuenaga y Ispizua, 1989:162)6. Se ha realizado un total de 6 grupos de discusión compuestos por jóvenes de entre 12 y 17 años todos ellos usuarios habituales de Internet, en casa, en la escuela, en cibercafés, etc. Los grupos han sido de 8 adolescentes, la mitad chicos y la otra mitad chicas, que al menos la mitad de ellos tuvieran televisión, vídeo/DVD, ordenador en casa, teléfono móvil propio y acceso a Internet en casa. Como se puede ver en las fichas anexas, prácticamente todos ellos y ellas tienen todo el equipamiento electrónico citado, incluido el teléfono móvil y la conexión a internet, salvo alguna rara excepción. El trabajo de campo se ha realizado en la segunda quincena de Mayo de 2007 (entre los días 18 y 25 de Mayo) por el Gabinete Sociólógico Biker. Los dos grupos de 12 y 13 años se realizaron en Barcelona y Madrid. El grupo de Barcelona tenía siguiente equipamiento familiar y personal: todos los hogares tenían receptor de televisión, vídeo/DVD, los jóvenes tenían móvil propio (6 de ellos) y acceso a Internet en casa (2 modem doméstico, 3 cable y 3 ADSL). En el grupo de Madrid todos tenían receptor de televisión, video/DVD, móvil propio, y acceso a Internet en casa (1 cable y 7 ADSL). Los dos grupos de 14 y 15 años se realizaron en Bilbao y Valencia. Todos los adolescentes del grupo de Bilbao tenía receptor de televisión y vídeo/DVD en el hogar, móvil propio y acceso a Internet en casa (todos menos uno, 2 modem doméstico, 3 cable y 2 ADSL). En el grupo de Valencia todos tenían receptor de televisión, vídeo/DVD, móvil propio y acceso a Internet en casa (6 cable y 2 ADSL). Los dos grupos de 16 y 17 años se realizaron en A Coruña y Sevilla. Los jóvenes del grupo de A Coruña tenían receptor de televisión, vídeo/DVD, móvil propio y acceso a Internet en casa (todos menos uno, 6 cable y 1 ADSL). En el grupo de Sevilla todos tenían receptor de televisión, vídeo/DVD, móvil propio y acceso a Internet en casa ( todos menos uno, 4 modem doméstico y 3 ADSL). 5. HÁBITOS DE USO, FRECUENCIA Y TIEMPO DE USO Lugar de conexión

Ruiz Olabuenaga, J.I e Ispizua, M.A., (1989): “La descodificación de la vida cotidiana”, Ed. Deusto, Bilbao.

6

5

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

Lo más frecuente es que los jóvenes se conecten a Internet desde su casa, aunque algunos también lo hacen en la escuela, y raramente desde los cibercafés, salvo que tengan algún motivo específico, como es el de no tener Internet en casa o estar fuera del hogar, como sucede durante las vacaciones escolares. El ordenador suele estar ubicado una habitación de uso común, en el salón, cuarto de estar o escritorio, y con frecuencia en una habitación compartida con un hermano o hermana. Es más excepcional el joven que tiene conexión a Internet en su habitación de uso individual, aunque empieza a haber jóvenes que la tienen y, por tanto, el control parental se hace todavía más difícil. Casi todos los adolescentes se conectan también a Internet en el Instituto aunque mucho menos tiempo, y lo hacen en clase de Informática, habitualmente. • • • • “Yo me conecto en mi casa… en la habitación de mi hermana… casi todos los días” (chica, 13 años, Madrid). “Yo me conecto desde mi casa, desde el Instituto y de ningún sitio más” (chico, 13 años, Barcelona). “Yo tengo Internet en la habitación… me conecto 3 ó 4 horas… y los fines de semana casi no me conecto” (chico, 17 años, A Coruña). “Si tengo un módem en casa no me voy a gastar dos euros cada media hora en un ciber… A parte la comodidad… Estás en tu casa… Además en la zona en que yo vivo son todo emigrantes, entonces se aprovechan y cobran el doble” (chico, 17 años, Sevilla. “Yo no tengo Internet en casa… no me dejan tener… Me conecto algunos días después de comer, días que no tengo clase por la tarde… me bajo al ciber y estoy buscando a la gente en el Messenger… suelo estar una hora… dos o tres días entresemana… el fin de semana no bajo” (chica, 15 años, Valencia). “Si estás de vacaciones y no tienes ordenador... sí… entras a un ciber” (chica, 14-15 años, Bilbao).

Tiempo de uso Los adolescentes se conectan a Internet todos o casi todos los días, cuando vuelven del colegio o del instituto, y/o después de cenar. El tiempo de uso es variable de unos a otros, pero oscila entre una y dos horas diarias, en los días laborables. Algunos adolescentes se enganchan a veces en auténticos maratones: “Yo normalmente juego al ordenador y juego a veces los fines de semana, y me puedo pasar hasta doce horas” (chico, 13 años Barcelona). El tiempo de uso los fines de semana es excepcional en un doble sentido. Unos jóvenes al tener más tiempo libre se conectan más tiempo, que es lo más frecuente, y otros adolescentes, como tienen más actividades con sus amigos fuera de casa, se conectan menos. • “Me conecto más entresemana, porque los fines de semana mi padre trabaja más con el ordenador. Me gusta conectarme sobre las diez, nueve y media, o por ahí.

6

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

• • •

Entre semana porque me tengo que ir a dormir… pero los fines de semana me quedo hasta la una” (chico, 12 años, Barcelona). “Los fines de semana me conecto menos porque salgo más.. en el cole no me conecto, porque la optativa que tengo no es informática” (chica, 15 años, Valencia). “Yo me conecto a partir de las seis, cuando salgo del colegio” (chica, 17 años, Sevilla). “Yo de pequeñito me enganché y tuve hipermetropía por eso uso gafas para el ordenador… solo para el ordenador… terminaba pronto mis deberes y al ordenador… yo me metía sin que me vieran… y cuando venía cerraba todo… (y decía) no es que estaba ordenando el armario…” (chico, 12 años, Madrid).

6. PRINCIPALES USOS DE INTERNET Messenger Sin duda la mayor parte del tiempo que los adolescentes pasan en Internet es para usar el Messenger, porque les permite hablar con sus amigos de una forma instántanea y rápida, ya que el correo electrónico les resulta menos inmediato. Además les permite estar siempre en contacto con sus amigos: “Si estás solo pones el Messenger” (chico, 17 años, A Coruña). Quizá sea un uso similar al que hacen del teléfono móvil, con la diferencia de que el Messenger no requiere “tener saldo”. Sin embargo, usan el Messenger para conversaciones más informales y más divertidas; para conversaciones más serias prefieren el teléfono. Claro que cuando están fuera de casa necesariamente tienen que usar los SMS. “Yo es que cuando suelo estar en casa utilizo Internet… pero si estoy fuera de casa o en un sitio que no tenga ordenador… por el móvil” (chico, 13 años, Madrid). Además a través del Messenger se intercambian también fotos, música, juegan, etc. • • • • “Yo uso el Messenger para hablar con los amigos… de cualquier tema que saquemos… es que el correo electrónico tarda mucho… y el Messenger es todo seguido” (chica, 12 años, Madrid). “Yo cuando estoy solo estoy en el Messenger…” (chico, 16 años, A Coruña). “Yo también utilizo el Messenger y lo utilizo para hablar con mis amigos, también para que me pasen cosas… música, fotos, y esas cosas” (chico, 13 años, Madrid). “Yo puse el Messenger porque todo el mundo lo tenía, para hablar más. Con el correo electrónico, lo tiene mi madre, no hablas directamente con ellos. Te envían un mensaje y después de un rato les devuelvo. Con el Messenger podemos hablar directamente” (chico, 12 años, Barcelona). “Por ejemplo, si tú te conectas y si tienes algo importante … pues utilizas el móvil o el teléfono… pero si es para ver como estás o cómo … cualquier chorrada… utilizas el Messenger” (chico, 15 años, Valencia).

7

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

Los Juegos Con frecuencia uno de los usos más habituales del ordenador y de Internet son los juegos. Los adolescentes van a páginas donde los juegos son gratis, o también en el Messenger. También les gusta jugar en red, aunque es algo menos frecuente, participando en juegos online con jóvenes de otras ciudades y otros países. En algún caso el juego en red les da miedo como posible fuente de virus o problemas. En los adolescentes de mayor edad se percibe un menor interés por los juegos. Una buena parte de los jóvenes prefieren jugar con las videoconsolas. La Play Station y la Nintendo son las más citadas. En todo caso, a los que les gustan los juegos con violencia (“ de peleas”, “de pegarse”, “de disparos”, “de matar”, etc) no perciben que esa clase de juegos pueda influir negativamente en su comportamiento. Y a chicos y chicas indistintamente les gustan esta clase de juegos, aunque probablemente más a los chicos. El contenido de los juegos es de lo más variado: de habilidades, de estrategia, de coches, de peleas, de pegarse, de disparos, de preguntas y respuestas, juegos de rol, de klan, de guerras y de deportes (fútbol), … entre los que citan expresamente están el Mario Bross, Pictionary, Chorade, buscaminas, trivial, ajedrez, … • • • • • “Entras a mil juegos y juegas gratis, ahí” (chica, 15 años, Bilbao). “Yo juego en diez… Hay diez juegos de cada tema… Pues están los típicos juegos clásicos, el Paco, el comecocos, Mario Gross… hay diferentes clases” (chica, 16 años, Sevilla). “Yo prefiero la Nintendo” (chica, 17 años, Sevilla). “Yo juego sola a la vez que con amigos que vienen a casa… y juegos de habilidades… pues de preguntas y respuestas … y a veces de pegarse” (chica, 12 años, Madrid). “…luego también me meto donde están como en salas… que está la sala donde te metes libremente sin tener que identificarte … y te pones a jugar con la gente … Luego también al que juego mucho de ese tipo de salas es al del Pictionary… porque me gusta” (chica, 12 años, Madrid). “Para jugar utilizo más la play…” (chico, 12 años, Madrid) “A mí no me atrae ni la play ni el ordenador para jugar, a mi me cansa todo…Yo qué sé … Porque ya no soy un adolescente…” (chico, 16 años, Sevilla). “Me gustan los juegos de disparos… te vas cargando a la gente… me entretienen… no los veo peligrosos” (chica, 17 años, A Coruña). “Si quiero jugar en red voy al ciber… Por si acaso hay algún listo que se le ocurra hackearme el ordenador… que se lo hackeen a ellos” (chica, 16 años, A Coruña).

• • • •

8

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

No parece que entre los jóvenes se detecten frecuentes adicciones a los juegos, aunque en ocasiones sí dicen que les pueden enganchar y pasarse muchas horas jugando. Además son conscientes que los excesos de juego, o de uso en general del ordenador o del Messenger, repercuten más en sus estudios que en las relaciones con los amigos, que las tratan de preservar. Pero, sin embargo, ha sido común en los grupos de discusión realizados que siempre hubiera algún jóven que ha hablado de algún compañero de clase o de algún amigo que estaba verdaderamente enganchado a los juegos. Pero no ellos directamente. • “Yo conozco gente que juega a juegos de estos y ha cambiado de costumbres… no sale… se quedan delante del ordenador y no salen de allí… luego se creen superhéroes… Había un chaval en mi clase que no salía de casa… sólo estaba en el ordenador… en un juego de esos … estaba allí todo el día… 7 u 8 horas”. (chica, 16 años, A Coruña). “Mi cuñada está muy viciada…Le ves a las seis de la mañana y todavía está… ¿Qué haces?... Nada en el Limu… No sale de casa… Ahí todo el día” (chico, 14 años, Bilbao).

Descarga de Música, de Películas y Fotos Otros usos frecuentes de Internet son la descarga de música (y actividades conexas: información de cantantes, webs de música, carátulas, etc) y de películas, actividades relacionadas con la fotografía (subir fotos a páginas, hacer albumes, crear el Espacio del Messenger, etc), sobre todo los adolescentes más mayores, así como el visionado de vídeos, principalmente en Youtube, y otros usos muy variados y diversos, como incluso (chicos) leer la prensa deportiva. Pero prácticamente todos y todas citan estos y otros usos después del Messenger. • “(yo utilizo) el Messenger, para ver páginas de discotecas… si hay algún vídeo que otro en Youtube… y poco más… sí bueno para pelis… algún juego de todo tipo… pero en red no, porque no sé como va… no tengo mucho tiempo” (chico, 16 años, A Coruña). “Yo busco la música, las carátulas y las pongo en el equipo” (chico, 16 años, Sevilla). “Yo, por ejemplo, el tipo de música que más me gusta la pongo en el emule y veo los nombres que salen, y ya me hago yo una selección, sabes. Y si no después me meto en páginas de amigos míos y me bajo yo las sesiones. Y también hay páginas web que son de DJ´s y que también te las puedes bajar por ahí” (otro chico, 17 años, Sevilla). “(Yo uso) el Messenger… para mirar páginas que me interesan… de música… para descargar música, películas… antes jugaba… suelo jugar a juegos singulares en mi casa… y si quiero jugar en red voy al ciber…” (chica, 16 años, A Coruña). “Para el Messenger y para lo de los fotologs y eso… y para bajar música… mi hermana lo usa mucho para jugar … yo no juego nunca” (chica, 16 años, A Coruña).

• •

9

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

“Yo hace un año, o por ahí… me hice lo del pack del Messenger… pero empecé hacerlo y me cansé un poco… me empezó a hablar un montón de gente… luego al día siguiente me empecé a subir fotos” (chico, 13 años, Madrid).

Tareas Escolares También usan Internet para buscar información para las tareas escolares. Principalmente a través del buscador Google y de las enciclopedias Wikipedia y Encarta, aunque algunos de ellos no desdeñan el encontrar los trabajos en la web www.rincondelvago.com, que es conocida por todos ellos. La forma de hacer los trabajos se basa en bastantes ocasiones en “corto y pego”, o con algunos pequeños retoques, aunque hay algunos adolescentes que se preocupan de extraer información, resumir, redactar, y presentar los trabajos después de haberles pasado el corrector lingüístico del procesador de textos, para evitar las faltas de ortografía. En resumen, hacen muy poca elaboración propia a partir de la búsqueda de fuentes. • • • • • “Voy a la Wikipedia, y me lo ligo todo. Escribo el tema, miro las faltas, y le pongo el corrector” (chica, 12 años, Barcelona). “Yo busco la información en el Google, la paso al word, lo voy leyendo y las frases que no son importantes las voy entresacando, no sé, voy haciendo así”. (chica, 13 años, Barcelona). “Yo Internet utilizo para buscar trabajos hechos… y ya está, luego los cambio un poquillo… lo busco en Google… y lo extiendo más” (chico 15 años, Valencia). “… Y si no encuentro lo que quiero en el Google, voy al rincondelvago.com. Corto y pego” (chica, 16 años, Sevilla). “Yo no sé. En Wikipedia, por ejemplo. Porque en mi clase hay mucha gente que utiliza el rincondelvago.com y son todos los trabajos iguales” (Otra chica, 16 años, Sevilla).

Compras en Internet No es habitual que los jóvenes compren por Internet. En primer lugar porque no ven las ventajas en este tipo de compra a hacerlo en una tienda o gran superficie, que les permite ver el objeto de compra. En segundo lugar porque los jóvenes tienen una desconfianza genérica a que la compra no sea la deseada, a que les “estafen” (“estafar”, “timar” y “no me fío” son palabras mas citadas por los jóvenes refiriéndose a las compras en Internet), a que la compra sea más cara, a que no llegue nunca el producto comprado, etc. Una chica de Madrid, de 12 años, lo resume de una forma muy gráfica: “Yo es que tengo tres razones (para no comprar en Internet)… no me fío, es muy caro y mi padre me mata”. En tercer lugar, a que no tienen el medio habitual de pago, la tarjeta de crédito, y cuando hacen alguna compra, las pocas veces que compran en la red, deben acudir a un hermano mayor y, con frecuencia de los padres, para que les presten la tarjeta de crédito, o comprar contrarrembolso, que no siempre es posible. Los más mayores, que ya tienen forma de pago, son muy reacios a dar su número de cuenta o de

10

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

tarjeta, y en general rechazan hacerlo. Y por último porque algunos de los jóvenes, sobre todo los de menor edad, lo tienen prohibido. Entre las cosas de compra que citan están las entradas de cine, viajes, juegos y ampliaciones de juegos, algo de ropa (camisetas…), libros y revistas, …, aunque son muy pocos los que dicen que compran. Sin embargo, sí suelen usar Internet para ver las diferentes ofertas, las calidades y características de los productos y luego comprar en la tienda. Cuando se les pregunta a los jóvenes sobre si sus padres compran por Internet, en general las respuestas son negativas, lo que da a entender que tampoco viven en hogares habituados a la compra on-line y en los que se respire una atmósfera favorable a la compra en Internet, aunque es posible que los jóvenes no conozcan perfectamente si sus padres controlan esta actividad. La única web que citan expresamente es e-bay, y la de El Corte Inglés, porque les ofrece garantías de que no les van a estafar. • • • • “Yo nunca he comprado… no me fío… vale más que en la tienda… no compraría nunca por Internet” (chica, 13 años, Madrid). “Yo no compro y mis padres tampoco han comprado nunca nada; pero tampoco lo ven muy seguro y éso. Si te cogen algún dato o algo…” (chica, 12 años, Barcelona). “No compro… pues porque no me interesa… prefiero ir y elegirlo yo y verlo todo… no es lo mismo comprarlo por Internet que te pueden mandar otra cosa…” (chico 14 años, Valencia). “Yo nunca compro por Internet… porque no me dejan… Porque como pago con mi dinero, no quieren (mis padres) que me estafen… Entonces lo tengo prohibido… Y si compro algo en Internet me quitan la paga” (chico, 12 años, Barcelona). “(Yo no compro) … porque no me fío… de que vayan a mi cuenta bancaria, por ejemplo, y no dejen un duro” (chica, 16 años, Sevilla). ” (Prefiero las tiendas) Para poderlo explicar… Ver a la persona… y que me entienda un poquillo” (chico, 16 años, Sevilla). “Pero para las cosas caras te piden el número de tarjeta… yo no daría el número de cuenta o de tarjeta” (chico, 17 años, A Coruña).

• • •

Labores solidarias, sociales y políticas Prácticamente ninguno de los jóvenes entevistados ha realizado ninguna labor ciudadana, solidaria y/o política a través de Internet, salvo una referencia familiar. • “Mi hermana apadrinó un niño” (chica, 16-17 años, Sevilla).

11

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

7. APRENDIZAJE, COMPETENCIAS Y FORMACIÓN SOBRE INTERNET El inicio de los jóvenes en el uso del ordenador e Internet ha sido a una edad temprana, en general citan desde los 6 a los 10 años cuando empezaron con el uso de las nuevas tecnologías. Se iniciaron porque veían o les enseñó algún familiar, con frecuencia el padre, pero también la madre o un hermano, y otros en clase de Informática en el colegio. Luego se han ido enseñando los jóvenes mutuamente, sobre todo los programas de comunicación que usan en Internet, especialmente el Messenger y todas sus aplicaciones. Los amigos y las amigas son decisivos en las fases posteriores para completar su formación y los avances siguientes, aunque, como decíamos en el párrafo anterior, la iniciación suele ser familiar o escolar. Los jóvenes también citan con frecuencia una fuerte dosis de formación autodidacta, de aprendizaje por su cuenta, probando programas y aplicaciones, sobre todo cuando ya tienen un cierto dominio y han pasado la fase inicial. • • • • • • • “Yo ya no me acuerdo… lo que veía a mi padre… a mi hermano” (chico, 13 años, Madrid). “Al principio mi padre me enseñó lo básico, a entrar en Internet y el Word, y después mis amigas me han ido enseñando más, y ya está. Lo último lo aprendí yo” (chica, 12 años, Barcelona). “Yo con 8 años… yo solo… empezaba por lo típico… bajar cosas de Internet… más de una vez jodí el ordenador.. y ya está… cuando se me rompía el ordenador lo arreglaba mi padre” (chico, 14 años, Valencia). “Desde que era bastante pequeña… que había ordenadores en casa… algunas cosas leyéndolas yo… en clase de Informática… aprendía yo sola… algunas cosas me enseñó mi hermano” (chica, 16 años, A Coruña). “Mi hermana me enseñó el Messenger y luego ya yo sola” (chica, 17 años, Sevilla). “(Yo empecé) a los seis años también… En el Cole, en primero, ya nos enseñaron a entrar en el Internet, el Google… lo básico” (chico, 12 años, Barcelona). “Yo investigando en la clase de informática… nos llevaban de vez en cuando en una clase a la sala de informática… y ahí yo fui investigadndo… empecé con 9 ó 10 años... porque me picaba porque todos se reían de mi… porque al principio no sabía… me piqué y aprendí y hala!” (chica, 12 años, Madrid).

Cuando tienen algún problema técnico en el ordenador o en la conexión a Internet, los jóvenes se las apañan para repararlo. Lo normal es que se las arreglen solos, consulten con un amigo/a, foros en Internet, y si sus padres tienen conocimientos de informática les pidan ayuda, en general al padre. Aunque lo primero que hacen, lo han aprendido todos, es a apagar el ordenador, para ver si se arregla. Si el problema es grave consultan con algún amigo experto, un familiar informático (padre, primo o tío) o un comercio de

12

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

informática, ésto los más mayores. Muy excepcionalmente tienen contratado un servicio técnico que les asiste. • • • • “No sé, a veces yo sola, o una amiga, o como último recurso mi padre” (chica, 13 años, Barcelona). “Luego al principio cuando estaba en casa me ayudaba mi padre, luego ya lo solucionaba yo” (chico, 13 años, Barcelona). “Yo cuando tengo problemas apago el ordenador… me arreglo normalmente… y si un día está muy chungo… pues llamo a alguien…” (chica, 15 años, Valencia). “Depende de lo jodido que esté (el ordenador)… si está jodido… algún virus o algo así, te buscas por internet cómo sacarlo y lo sacas… y si es muy grave el problema agarras lo formateas… y le pones el Windows de nuevo…” (chico, 14 años, Valencia). “Le llamo a un amigo a ver si lo sabe arreglar y si no lo llevo a una tienda de informática” (chico, 16 años, A Coruña).

8. EFECTOS Y CONSECUENCIAS DE INTERNET EN LAS RELACIONES DE LOS JÓVENES El uso de Internet no deteriora las relaciones de los jóvenes con sus amigos, con sus iguales. En muchos casos, por ejemplo, el uso del Messenger, como los mensajes cortos del móvil, refuerzan y acentúan estas relaciones, hasta el extremo que algún joven declara haber instalado el Messenger porque todos lo tenían en su entorno. Además desinhibe las relaciones personales de un joven con otro respecto a los contactos cara a cara. • • • • • • • “Te relacionas más… hablas… quedas… y vas” (chico, 14 años, Valencia). “Si no tienes el Messenger estás out” (chica, 14-15 años, Bilbao). “El Messenger es la segunda opción (la primera es salir con los amigos)” (chico 14-15 años, Bilbao). “Yo soy un bicho raro porque me conecto poco… porque la mayoría del tiempo estoy leyendo un libro y cosas de esas…” (chica, 12 años, Madrid). “Yo creo que el Messenger hace que la gente se suelte más que cuando estás hablando delante de otra persona (todos los demás confirman)” (chico, 14 años, Valencia). “Pues a lo mejor una cosa que no se la dirías a la cara se la dices por el Messenger… porque no te da tanta vergüenza… al mismo nivel las declaraciones de amor como los insultos” (chico, 15 años, Valencia). “Si tú vas a venir de buen rollo yo también voy a ir… pero a mí no me vengas tocándome las narices porque te borro (del Messenger) y punto” (chica, 12 años, Madrid).

Tampoco parece que Internet influya negativamente en las relaciones de los jóvenes con sus padres, y en muchos casos las favorece, por ejemplo, cuando los jóvenes acuden a sus progrenitores para que les ayuden ante problemas informáticos, en tareas de

13

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

búsqueda de información, sobre todo escolar. Y viceversa, en muchos aspectos, sobre todo en temas del Messenger y en el uso de Internet, son los hijos los que ayudan a sus padres, descárgandoles música y películas, o asesorándoles en programas de comunicación. • • “(nuestros padres) No lo usan nunca… si necesitan algo nos piden a nosotros que lo miremos” (Chica, 16 años, A Coruña). “A mí también me dicen mírame esto y ya está” (otra chica, 16 años, A Coruña).

Es verdad que en ocasiones el uso del Messenger tiende a reforzar las relaciones con los amigos en detrimento de las relaciones con los padres, se van al ordenador para hablar con los amigos y así abandonan el “espacio” familiar. Muchas veces los hijos se van del espacio común, el salón donde está la televisión, porque no les gusta la programación televisiva que eligen sus padres, o porque no quieren discutir con ellos, y se refugian en su cuarto navegando por la red o hablando con sus amigos. En muchos casos identifican la televisión con el espacio familiar, y el ordenador-Internet con el espacio personal y el espacio que se comparte con los amigos. • “Pues creerán que estoy ahí, siempre metida en la habitación… que no… que paso de ir al salón que luego te empiezan a rayar la cabeza… y me meto para el cuarto… y ya está… Y como saben que estoy ahí, ya no entran… Prefiero estar ahí que viendo.. yo que sé…Los Serrano ” (chica, 14 años, Bilbao).

En cuanto a actividades que sienten los jóvenes que hacen con menos frecuencia, o que hacen menos que antes, básicamente la más citada es ver la televisión Parece que existe una relacion inversamente proporcional entre el uso de la televisión y el del ordenador/internet. Si usan más el ordenador es porque ven menos la televisión. Parece una conclusión clara: ven menos la televisión; aunque algunos hacen multitareas, y compatilibizan todas a la vez, estar en internet, ver vídeos y escuchar música. • • • “… Un rato que tienes en vez de ir a la tele vas a Internet…” (chico, 17 años, A Coruña). “… Estás viendo la tele o estás en el ordenador…” (chica, 16 años, A Coruña). “…Yo hago todo a la vez… Estoy en el Messenger … estoy viendo un vídeo… estoy escuchando música” (chico, 14-15 años, Bilbao. Algunos del grupo confirman que ellos también hacen varias cosas a la vez).

En algunos adolescentes parece que repercute también negativamente en sus tareas escolares y quizá en que se acuesten más tarde, pero eso también reconocen que les pasa con un programa o una película de la televisión. • • “…Yo llego a casa, me conecto y me voy… no estudio… no hago deberes ni nada… y mis padres se enfadan… con razón” (chica, 14-15 años, Valencia). “Dejar de estudiar, no, pero si estoy haciendo un trabajo y hablo con gente… tardo más que si no estuviera hablando… pero lo hago” (chica, 16 años, Sevilla). 14

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

• •

“(Yo dejo) de estudiar. Te pones a jugar… y dices media hora… y te pegas toda la noche jugando” (chico, 16 años, Sevilla). “Pero si juegas en Internet engancha mucho… peligroso no es … pero sí en cuanto a los estudios… que no estudias ni nada” (chico, 14 años, Valencia).

Pero en general nadie siente que juega menos o que sale menos a la calle con sus amigos que antes. Al contrario, en la mensajería instantánea ven un medio de estar mucho más estrechamente relacionados con sus iguales. En ocasiones resulta Internet un medio de combatir el aburrimiento. Si tienen otras cosas que hacer, las hacen y dejan Internet. “Entonces si me conecto a Internet es porque me aburro y estoy en Internet… entonces no me quita tiempo de verdad” (chica, 16 años, A Coruña). • • • “Yo si estoy en Internet y me llama un amigo para quedar o algo… dejo Internet y me voy con el amigo” (chico, 13 años, Madrid). “Si no tuviera Internet estaría viendo la tele… todo el tiempo posible… yo estoy en Internet cuando estoy en casa y no tengo nada que hacer” (chico, 16 años, A Coruña) “Hay uno que viene a nuestro colegio, pero después vive en las Rozas y como no tiene a nadie con quien jugar… además vive en el campo… pues está todo el día enganchado con Internet o la televisión.. porque leer y eso… poco… no le gusta” (chico, 12 años, Madrid). “Yo tampoco dejo de salir con los amigos … ni de estudiar … a lo mejor un día que he estado jugando en Internet podía haber estado con los amigos” (chica, 16 años, A Coruña). “Porque no es lo del Messenger como lo de que hay gente que se queda en casa y no sale del ordenador y de la play… tú estás en Internet y te metes al Messenger cuando estás en casa y te aburres… no estás ahí todo el día” (chica, 14-15 años, Bilbao).

• •

9. RIESGOS POTENCIALES EN INTERNET El primer miedo de los jóvenes en Internet es la posibilidad de que les entre algún virus al ordenador. Ese es su miedo real, los demás son más secundarios. No tienen conciencia de que Internet tiene un peligro directo para ellos, y que no te pones en situaciones de riesgo si “no te metes en páginas donde no te llaman”. Creen que controlan la situación, que con cerrar, pasar de página, o apagar el ordenador es suficiente. Que si alguna vez a “alguien le pasa algo es porque se lo ha buscado”. • “No es que me sienta en peligro… sino como sé lo que es… no me meto” (chica, 16 años, Sevilla)

A muchos jóvenes –especialmente chicas- tampoco les gusta acudir a chats porque es allí donde ven las situaciones de más riesgo, aunque, en general, piensan que se pueden mantener alejados de los peligros porque no dan información personal (nombre y apellidos, dirección, teléfono, y muy importante su dirección del Messenger, que

15

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

guardan como un secreto). Tienen la impresión de que ellos controlan, que no hay peligro fuera de las situaciones de riesgo que uno se cree (sobre todo acudiendo a las chats), pero que aún así, cortando la comunicación y no dando datos personales se resuelve todo. Conciben los peligros como algo real, algo de carne y hueso, entonces, parece que piensan, “¿qué peligro puede venir de un mundo virtual?”, que si lo apagan desaparece. • • • • “Yo peligroso (internet) no lo veo… Para ti no veo que tengas peligro metido en Internet… para el ordenador sí… por los virus…” (varios le interrumpen cuando ha terminado lo del virus y dicen “sí”, “sin duda”) (chico, 17 años, Sevilla). “Lo más peligroso está en las descargas del emule” (chico, 14-15 años, Bilbao). “(Lo más peligroso está) en los virus… en algún troyano” (chico, 14-15 años, Bilbao). “(internet no es) ni molesto ni peligroso. Yo lo veo como una cosa corriente como la vida misma. ¡Qué peligro hay!, mientras no venga a mi casa… no hay peligro alguno” (chico, 16 años, Sevilla).

Tienen acceso a contenidos de violencia a través de vídeos que circulan por internet, que acceden a ellos, o que se envían entre ellos, sobre todo los más mayores. Y a vídeos jackas que normalmente ven en Youtube, o en páginas españolas dedicadas a ellos. Los contenidos de estos últimos no son edificantes, aunque les provoca risa el mal del prójimo. Es verdad que, aunque algunos jóvenes no les gustan los contenidos violentos, en general no tienen conciencia de que esos contenidos les afectan, les influyen o les condicionan los comportamientos. Los ven, sobre todo los videos jackas, porque les parecen divertidos, y los más violentos por curiosidad. • • • “Yo suelo ver vídeos de golpes… para pasar el rato está bien…gente que esta haciendo una payasada y se da un golpe” (chico, 14 años, Bilbao). “Yo veo vídeos de gente que se cae, o se da un golpe contra algo…”(chica, 13 años, Barcelona). “Yo pongo tortazos y salen personas en vídeo y que sale toda la cara en morcillo, y van en patines, y se caen…” (chica, 12 años, Barcelona).

Aunque tienen conciencia de que algunos de esos vídeos son nocivos y/o ilegales observan Internet como un mundo en el que existen muchas cosas al margen de la legalidad y en el que no existen responsabilidades claras, ni autoridades, ni posibilidades de reclamarle a nadie. • • “Yo vi un vídeo de tres chavalas pegándole a una chavala, que no veas como le pusieron la cara” (chico, 16-17 años, Sevilla). “Madre mía, (yo vi) un vídeo de cortarle el cuello en internet… y tirarle la cabeza…De verdad… soldados de verdad… se ve como le cortan el cuello y tiran la cabeza…(añade el mismo joven) … Porque vea el vídeo ese de que le cortan el cuello a uno… no voy a ir a clase y le corto el cuello a uno y la tiro a la papelera” (risas) (chico, 16-17 años, Sevilla).

16

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

• • • •

“Yo también tengo miedo a los que tienen en el móvil los vídeos estos que hay en Africa, le cortan el cuello, y tiene el video en el móvil cómo le cortan el cuello a uno” (chica, 12 años, Barcelona). “En la vida real es donde le han cortado el cuello a alguien” (chica, 16-17 años, Sevilla). “Si quieres denunciar sería todo Internet… porque está en todos los lados” (chico, 16-17 años, Sevilla). “Yo pienso que si tuvieras que denunciar cada cosa que ves en Internet… estarías toda tu vida de pleito …para que se te escape otro… y lo más probable es que tú no los vayas a ganar” (chica, 16 años, Sevilla).

La pornografía les llega a través, en general, de enlaces que vienen con el correo SPAM, con publicidad, con pop-ups, pero ningún joven ha dicho en los grupos de discusión que acceda directamente, o que la busque. Probablemente hay un factor de ocultamiento, pero no hemos tenido la impresión en los seis grupos de discusión que haya una actitud activa (valga la redundancia) hacia la pornografía: les llega, la abren, quizá la miren y la cierran. “Yo solo lo cierro y ya está” (chico, 12 años, Barcelona).

Si citan una relación directa con la pornografía siempre la atribuyen a un amigo o un compañero de clase, no ellos directamente. Además la pornografía la relacionan directamente con su claro enemigo, la entrada de virus en el ordenador. • •

“Hay que tener cuidado porque se te queda el ordenador pillado de las cosas que te entran” (Chico, 16-17 años, Sevilla). “Los que se creen ahí los mejores (entran en páginas peligrosas)… los guays para que luego se hagan los valientes… pero luego con el ordenador que se tienen que comprar otro… porque se les ha estropeado… eso les pasa por tontos” (chica, 12 años, Madrid).

Los más alejados de la pornografía son los menores, y el contacto de las chicas con la pornografía es mucho menor que el de los chicos, aunque sufren más el acoso sexual, sobre todo en los chats. • • “Un amigo… hace poco... precisamente no sé… se metió en una página guarrilla… por equivocación precisamente no... fue a buscarla… a mi me lo dijo porque me la aconsejó… pero no me he metido” (chico, 12 años, Madrid). “Hay uno de mi clase que entra en páginas porno y eso” (chico, 12 años, Barcelona).

Chats y citas con extraños

17

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

Los más interesados en los chats (particularmente se mencionan los de Terra) son los adolescentes de mayor edad y su actitud ante los chats está claramente dividida. En general una mayoría ve los chats como una fuente de peligro, particularmente las chicas, y otra parte de jóvenes, menos numerosa probablemente, como una oportunidad de conocer gente. •

• •

“Yo no me meto en el Terra porque no me fío… yo prefiero que yo sepa quién eres tú… y tú me das tu Messenger y yo hablo contigo… No sabes la gente que hay (en el chat)… y yo prefiero saber con quién estoy hablando… y que es gente que conozco de verdad” (chica, 16 años, Sevilla). “Que yo pienso que en el chat se meten para eso (ofertas sexuales). Si te pones en la camilla yo te doy no sé qué y no sé cuántos… Y eso es lo que quiere la gente… todo tiene que ver con guarradas” (chica, 16 años, Sevilla) “Si tú quieres quedar con una persona … has quedado porque tú quieres… si le dices que sí y después te pasa algo… es tu problema” (chica, 16 años, A Coruña).

Los jóvenes que acuden a los chats, se van relacionando poco a poco con sus interlocutores. El primer paso suele ser darle el Messenger a la persona nueva que conocen, y cuando ya tienen una cierta seguridad, al cabo de un par de semanas, se pueden dar datos personales e incluso concertar una cita. • •

“Yo una amiga que tengo ahora mismo, fue del Terra... Me tiré dos semanas sin verla en realidad… solo la foto…hasta que el día que quedo con ella… que llevó una amiga… y yo a mi primo… por si acaso” (chico, 17 años, Sevilla). “Una vez conocí a uno en el Terra, y me dio su Messenger, y yo le di el mío… y hablé con él y esto…y era muy buena gente… y estaba bueno… y quedé con él … y al final bien y todo…” (chica, 17 años, Sevilla)

En muchas ocasiones no se dan datos personales, salvo el nombre de pila y la edad, como la mejor manera de preservar la seguridad, o si se dan datos personales suelen ser falsos. Puede haber algún desengaño, en general no traumático, pero también los resultados en estas relaciones, que en ocasiones terminan en citas personales, pueden ser muy positivos en sus relaciones de amistad o de pareja. • • “Hay gente que se lleva chascos… yo tengo una amiga que quedó con uno que le dijo que tenía 16 años… y llegó y era un viejo… ella le dio datos y todo… y le salió mal” (Chica, 16 años, A Coruña). “Yo no me meto en esas cosas… pues yo no voy a quedar con un extraño… darle mi número de teléfono… y mucho menos mi dirección para que sea un pederasta de esta gente… Yo no doy información sobre mí… Yo no voy a

18

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

conocer a alguien en un chat… y después quedar con él… y tiene por ejemplo 50 años” (Chica, 16 años, Sevilla). “Yo si lo doy (el nombre) lo doy falso… A veces me dicen que agregue a una persona … y hablo con ella me dice ¿cómo te llamas?... Le doy otro nombre … yo con la gente que no conozco no digo mi verdadera identidad” (chico 12 años, Madrid). “Yo lo primero que doy es el mote… y ya está” (chica, 12 años, Madrid).

Adoptar personalidades diferentes a la suya Parte de la diversión en los chats, en el Messenger y en los juegos es adoptar personalidades diferentes a la suya (cambiando de edad o sexo), en unos casos, diríamos por vivir en otras personas, pero sin malicia, ni por un deseo de engañar al otro con mala intención, y en otros casos, por seguridad, ocultar sus datos personales. En ocasiones es simplemente para divertirse o gastar bromas en el Messenger. • “Yo no me suelo conectar a un chat… no me gusta… alguna vez me he conectado con mis amigas…todas, somos cinco, de 24 años… Y vamos inventando las cosas… porque no puede ser que todos los (chicos) que estén conectados sean altos, rubios y con los ojos azules” (chica, 13 años, Barcelona). “Cambiar de personalidad en un Messenger, lo hace todo el mundo…” (Chico, 16 años, Sevilla).

Acoso, insultos y ciberbulling Aunque es difícil medir el grado de gravedad de los insultos recibidos por los jóvenes casi todos los adolescentes dicen haberlos recibido; si bien en muchos casos parecen más faltas entre compañeros que casos de gravedad o serio menosprecio. En algún caso también aparecen las amenazas, pero es igualmente difícil valorar el peligro real de estas amenazas, aunque en ocasiones les producen miedo. “Bueno, a veces da un poco de miedo” (chica, 12 años, Barcelona). Las reacciones de los jóvenes son muy similares en casi todos los casos y consisten en “borrar”, “eliminar”, “no admitir”…, el contacto no deseado, en general en el Messenger. • “En el Messenger sí… pero que hablas con uno… y le insultas… o él te insulta a ti… pero yo tengo que resolver mis problemas con mis amigos… solo que si me cabrean o les cabreo… pues te sueltan un insulto… o se lo devuelves… o les dejas sin admisión” (chico, 12 años, Madrid). “(Recibo) un insulto de una tía y que no conozco de nada… me pilla que estoy conectada y se pone ay no se qué… la pongo como no admitida, la borro y ya está” (chica, 12 años, Madrid). “Que empiezan a decirte tonta, hippy, cómo te llamas y eso, y luego sospechas, y ya te dicen que te voy a matar” (chica, 12 años, Barcelona). “No … más que nada eso del ciberbullying… yo me echo unas risas… porque como no te pueden hacer nada” (chica, 14-15 años, Bilbao). 19

• • •

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

De los casos de acoso o de demandas sexuales, a cambio de regalos (carga de móvil, por ejemplo), han hablado las chicas de mayor edad, y en menor medida los chicos mayores también. De todas formas, los más jovencitos tampoco están excluidos del acoso. La actitud ante estos problemas es que, por una parte, los jóvenes se lo buscan acudiendo a páginas que no deben, y por otra, que cerrando o apagando el ordenador se terminan los problemas. “Del ordenador nadie te va a hacer nada” (chico, 16 años, A Coruña). • • • “(Te hacen proposiciones y así) Como a todo el mundo… pero yo no me siento molesto” (Chico, 17 años, A Coruña). “Conocí a un tipo que decía si haces esto te doy no se qué, te doy dinero, o un móvil,…” (chica, 16-17 años, Sevilla). “Sí que dicen que… por ejemplo, estaba hablando con alguien por el ordenador que les ha mandado poner la webcam y les mandan… con las personas que estaban hablando hacer cosas… Si esa niña (chica) hace las cosas… o ese niño (chico) .. es porque le da la gana.. porque todo el mundo sabe… si sabe conectar una webcam la sabe desconectar” (chica, 17 años, A Coruña). “A mí no me lo han hecho, pero a otros que se lo han hecho… estaba yo en la sala… (de Informática)” (chico 12 años, Barcelona). “Una vez estando en clase, me metí en el chat, empezaron a decirme esas cosas. En el Messenger a veces agregan gente que no sabes quién es…” (chica, 12-13 años, Barcelona). “Sí… sería la culpa mía y yo mismita me lo busqué por entrar donde entré…” (chica, 17 años, A Coruña).

• • •

Reacciones ante el acoso Paradójicamente, cuando los adolescentes tienen graves problemas en Internet los ocultan a los padres, y solamente en casos gravísimos se deciden a dar el paso de contarlo. Tratan de resolver los problemas ellos mismos o consultarlos con sus iguales. Siempre temen que ante cualquier problema que planteen a sus padres la reacción de estos va a ser quitarles el acceso a Internet, castigarles de alguna forma o decírselo a los padres de los otros. Con los educadores, tutores y profesores, según las declaraciones de los jóvenes, las posibilidades de consulta de los problemas que se les plantean son prácticamente nulas. En cualquier caso, la respuesta más frecuente de los jóvenes ante los problemas de acoso es “yo paso”, “yo salgo”, “yo desconecto”. • “A la última persona a la que le diría eso (un problema de acoso) sería a mis padres… Y a los profesores nunca. Si yo tengo mis amigas que me pueden

20

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

• •

ayudar… tú le dices a tu padre… o me pega el otro una o me dice voy a hablar con sus padres… o cualquier tontería de esas” (chica, 13 años, Barcelona). “… Como último yo se lo diría a los padres y a los profesores… Te prohiben el Messenger, te prohiben más cosas” (chico, 12 años, Barcelona). “Si es una cosa que te llama mucho la atención lo comentas con un amigo o se lo dices a tu hermanao…pero a mi madre yo… no le voy a decir nada… y a mis profesores menos… ya tengo bastante con otras cosas” (Chico, 16-17 años, A Coruña). “No las denuncio (se refiere a la páginas ilegales), yo es que paso de esas páginas” (chico, 16-17 años, Sevilla).

Publicidad no deseada La publicidad llega con mucha frecuencia a los jóvenes en forma de SPAM y pop-ups. De todas clases, aunque la que citan con más frecuencia ahora es la de casinos y juegos con apuestas, y un poco de todo: viajes, de coches, de buscar pareja, de sexo, de tonos y canciones para móvil, de música, …. Su actitud ante la publicidad es, en primer lugar, de cansancio, porque les llega mucha y les interesa muy poco, y la segunda suele ser cerrarla, aunque si les despierta interés la miran. • “Publicidad de todo, de casino… yo qué sé… diez cosas y tienes que andar borrándolas todo el día… es un montón…de viajes… Hay de todo… más que nada es pesado porque tienes que andar cerrando todo” (chico 16-17 años, A Coruña). “(Suelo recibir publicidad) del casino y todo eso… de que si vas a un casino te regalan 24 fichas… o algo así… yo lo cierro directamente” (chica, 13 años, Madrid). “En el Google… cuando vas a una página que es desconocida … alguna vez… éste… te ponen mucha publicidad y… se te cuelga hasta la red” (chica, 12 años, Madrid). “A mí me llegan más las páginas porno” (chica, 12-13 años, Barcelona).

10. CONTROL PARENTAL Y REGULACION DEL USO DE INTERNET El control de los padres sobre el uso que hacen los jóvenes de Internet es escaso, salvo acercarse más o menos en algún momento donde están sus hijos con el ordenador, para interesarse por lo que hacen, y en ocasiones hablar sobre lo que hacen en la red. El control es mayor sobre los más jovencitos que sobre los adolescentes de 16-17 años. Pero para ser claros, da la impresión, por las declaraciones de los jóvenes, que los

21

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

padres se preocupan poco y de que de se enteran bastante poco también de lo que hacen sus hijos en Internet. Su máximo preocupación y control es sobre el tiempo de uso. • “O sea saben que ando algo… pero un rato… ellos no están todo el día en casa… y después no saben usar el ordenador… ni encenderlo… o sea que no… no saben dónde ando…” (chica, 16 años, A Coruña). “A mi hermana la controlan más… en Internet la controlan más… Yo creo que porque es más chica (más joven, quiere decir)” (chico, 17 años, Sevilla).

El término que más utilizan los jóvenes para describir esta actividad de control parental es “fisgar” y en general les molesta, más o menos. Consideran “pesados” a sus padres. Sin embargo, en casi todos los adolescentes existe una comprensión hacia esta tutela paterna y es frecuente que digan que esta actividad les parece “normal”, e incluso a veces es apreciado el control como una muestra de cariño, de interés por ellos, “que no pasan de ellos”. Aunque les parezca normal este control, los adolescentes usan de todos los trucos que conocen (cerrar la puerta, cambiar de página cuando entran sus padres, minimizar páginas, entrar en Internet cuando no están ellos, borrar el historial y un largo etcétera) para intentar estar en Internet sin control alguno, salvo el que se impongan ellos mismos. • • • “Lo veo normal (el control parental) aunque me moleste un poquito… porque acostumbrada a la independencia esa desde los nueve años o por ahí… pero veo normal que me controlen” (chica, 12 años, Madrid). “Me controlan… pero me molesta, pero yo lo veo normal… porque si no haría lo que me diera la gana y ellos… Como que no” (chica, 12 años, Madrid). “Yo creo que te protegen así más que si estás suelto… es que no pasan de ti… así te protegen… te muestran su cariño para que no pase nada… porque si te dejan ahí abandonado en el ordenador todo el día haciendo lo que te apetezca… tiene pinta que no les interesas nada … que haces lo que quieres..” (chico, 14 años, Bilbao). “Son unos pesados… porque a veces preguntan por cotillear… no por preocupados que estén” (chico, 12 años, Barcelona). “Que sí … que son pesados … A lo mejor te dicen, deja eso… y tú le dices, sí, luego… y a lo mejor en cinco minutos te lo repiten tres veces” (chico, 16 años, Sevilla). “A veces me molesta… Porque estoy hablando por el Messenger… Y con quién hablas… Y qué le pones… Y qué les estás poniendo…” (chica, 15 años, Bilbao) “Estamos a veces en la sala donde está el ordenador… entonces estoy metida en Internet… pasa mi madre y ahí me ve y cuando vamos a cenar me dice que me vaya… suele estar al lado… no me gusta que me mire… pero no pasa nada”. (chico, 13 años, Madrid) “Cierro la puerta (del cuarto). Y si la abren cambio de página” (chico, 12-13 años, Barcelona).

• • • •

22

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

• •

“Siempre que me conecto cierro la puerta” (chico, 16 años, Sevilla). “Yo elimino (del historial) las páginas que visito, a parte que no saben” (chico, 14 años, Bilbao).

Probablemente la primera preocupación de los padres es el tiempo que invierten sus hijos en internet que les quita de hacer otras actividades (fundamentalmente escolares) y se preocupan en menor medida (o en escasa medida) del contenido de las páginas que visitan, de lo que ven o de las relaciones que tienen. Y es frecuente oír, a los más jóvenes, que les dicen que apaguen el ordenador, que terminen, y en ocasiones les ponen castigos (sin internet, por ejemplo) ante lo que consideran excesos de consumo. • • • “A ningún padre le gusta que estés ahí un montón de horas metido... Sí me suelen decir que lo vaya cerrando, porque ya llevo mucho rato… Ahora les digo cinco minutos… y luego me quedo mucho más” (chico, 14-15 años, Bilbao). “Mi padre siempe me quiere ver estudiando… pero si estoy en Internet no se preocupa de lo que hay” (chica, 16 años, Sevilla). “A mí me molesta mucho cuando me castigan sin ordenador. Cuando me dice, fuera del ordenador y te vas a la tele. El tiempo que no dedico al ordenador lo voy a dedicar a otra cosa, que no sean los estudios ni leer. Me da igual” (chico, 14 años, Bilbao).

Los jóvenes, por otra parte, les ocultan a sus padres todo lo que entienden que no les gusta, o que les han prohibido, como por ejemplo contenidos especialmente violentos, y pueden compartir con ellos, los contenidos más light, por ejemplo, los vídeos jackas. Para los jóvenes no existe ninguna barrera en el acceso de contenidos salvo la que se establezca cada uno. “El que quiera ver que lo vea, y el que no, no” (chica, 13 años, Madrid). • “ A veces los vídeos que hacen risa… si están los padres por ahí cerca… se los enseño y los ven un rato” (chica, 13 años, Barcelona).

Por otra parte, algunos padres difícilmente pueden controlar la actividad en Internet de sus hijos, porque desconocen o están menos alfabetizados digitalmente que ellos , y por tanto no pueden realizar ningún control sobre estas actividades que conocen mal. También se dan casos de adolescentes que no tienen ningún control, aunque no es lo más habitual. Y por otra parte, habría que considerar el tiempo que los adolescentes están solos en casa y pueden hacer lo que quieren sin ningún control. • • • “Yo tengo el ordenador y hago lo que yo quiero” (chica, 13 años, Barcelona). “A mí no me dicen nada… a veces me miran (la pantalla) desde su sitio… suelen venir a mirar… abren la puerta de la habitación…” (chico, 17 años, A Coruña). “No arreglan nada (mis padres) preocupándose… Por más que me digan que no me meta en el Messenger… cuando no estén más me voy a meter” (chica, 13 años Barcelona). 23

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

“A mí no me miran … pero si me miran no les dejo… si estoy hablando con un amigo para qué tienen que mirar lo que estoy hablando” (Chico, 17 años, A Coruña).

En los más mayores parece que es un síntoma de desconfianza de los padres hacia sus hijos realizar tareas de control, y los jóvenes se sienten muy valorados cuando entienden que sus padres les consideran suficientemente responsables para cuidarse ellos solos cuando están navegando por Internet. Se sienten muy orgullosos de que sus padres “se fían” de ellos, que “confían” en ellos. Ambos verbos “fiarse de mi” y “confiar en mi” son los más repetidos. • • • • • “Mis padres confían en que no entre en páginas que no debo” (chica, 13 años, Barcelona). “Ellos (sus padres) me lo han dicho siempre, tú sabrás lo que tienes que hacer y dónde te tienes que meter” (chica, 16 años, Sevilla). “Confían en mí… pero antes me lo avisan… no entres aquí, pero no… Confían en mí” (chica, 12 años, Barcelona). “Yo que si un padre no se fía de su hijo, pues no le debería dejar meterse en Internet, simplemente” (chica, 16 años, Sevilla). “A mí no me controlan. Qué va, es que mis padres son como amigos míos. A parte de padres son amigos… no me dicen dónde me tengo que meter o dónde no… ellos saben que yo sé lo que tengo que hacer” (chico, 16 años, Sevilla).

Muy excepcionalmente en los grupos de discusión ha aparecido el caso de padres que instalan programas de filtrado en el ordenador de sus hijos o que activan las aplicaciones de filtrado del Internet Explorer o del Windows Vista. Y ello en los grupos de edad más jóvenes. • “Sí pero porque tienen un programa de esos… yo tengo el ordenador contectado al del Internet de mi padre… y ha instalado el programa ese para vigilarme si algo va mal…es un programa que se instala y si necesita verlo… lo mira y punto” (chica, 12 años, Madrid).

11. COMPETENCIA Y EXPERIENCIA DE LOS PADRES EN INTERNET Los adolescentes tienen una amplia alfabetización digital, que se centra sobre todo en el uso de Internet, el Messenger y en las aplicaciones de comunicaciones. Sienten en la mayoría de los casos que manejan Internet mucho mejor que sus padres; aunque a veces esa superior destreza en la familia se la arrebata un hermano o hermana mayor. En los grupos de discusión les hemos preguntado “cómo ven sus padres las nuevas tecnologías”, pero es una pregunta que los jóvenes nunca se han planteado y que no saben exactamente qué contestar; aunque en general terminan diciendo que sus padres lo ven como algo positivo. 24

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

“Yo creo que sí (piensan mis padres que Internet es positivo)… no les he preguntado… es una cosa que pueden pensar así… no les he hecho una encuesta” (chico, 15 años, Bilbao).

Entre los padres, a grandes líneas, diríamos que existen dos grupos. Los que tienen una buena alfabetización digital, porque la necesitan para su trabajo profesional, algunos de ellos son informáticos, y otros que tienen una escasa o nula destreza informática. Son los que decíamos que escasamente pueden controlar las actividades de sus hijos, y además es posible que eso les impida graduar los riesgos a los que pueden estar sometidos sus hijos. Incluso los padres alfabetizados digitalmente tienen un conocimiento del uso del Messenger, de juegos y de Internet menor del que tienen sus hijos. • • “En programas sabe más mi padre… pero en Messenger, programas de juego… sé yo más” (chica, 12 años, Barcelona). “A veces se piensan (mis padres) que es más peligroso de lo que es, como no saben mucho, por lo menos mi madre, se piensan que hablas con gente que no conoces” (chica, 14-15 años, Bilbao). “Confían en mí, porque yo siempre soy el que más ha controlado esto (ordenador-Internet) en casa… mis padres no tienen ni idea” (chico, 15 años, Bilbao). “En casa cuando hay un problema con Internet mi madre me pasa el muerto” (chico, 15 años, Bilbao). “A mí me da igual lo que me digan… Yo creo que como ellos de pequeños no han tenido Internet, ahora de mayor quieren aprender todo lo que no han aprendido de pequeños, y ahora tienen miedo, y te ponen a ti límites sabiendo que no tienes tanto peligro como ellos piensan”. (chico, 14 años, Bilbao) “… Tampoco saben mucho de ordenadores… entonces no me pueden estar controlando… Mi padre se fía de mí…” (Chica, 16 años, A Coruña).

• •

12. REFLEXIONES FINALES Los resultados de esta investigación nos permiten un conocimiento muy próximo a los usos que hacen los jóvenes de Internet, a los riesgos que corren y al control, o quizá sería mejor decir, la falta de control, que tienen sus padres hacia esta actividad. El principal uso de Internet para los jóvenes es el Messenger. Sin duda ha penetrado en su ocio y se ha convertido en un instrumento esencial para la comunicación con sus iguales. Cuando llegan a casa, se conectan y hablan con sus amigos. Cuando se aburren, igualmente se conectan y hablan con sus amigos, o intercambian fotos o tareas escolares. El Messenger ha sacado también a los jóvenes del ocio familiar, centrado en

25

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

la televisión. Y parece que se produce una relación inversamente proporcional entre el tiempo dedicado a Internet y a la televisión. A más Internet menos televisión. Este trabajo ha contribuido a conocer mejor los principales usos de Internet por los adolescentes, jugar, descargar música y películas, como hemos descrito en páginas anteriores, pero nos han sorprendido algunos resultados. En primer lugar la indiferencia con que miran o toleran contenidos violentos en Internet, desde los menos violentos, como son los los videos jackas, de enorme éxito entre ellos y muy citados, hasta los más violentos, como los videos que citan expresamente relacionados con terrorismo en Iraq y en Africa, en los que las víctimas son cruelmente decapitadas, tanto en la Red como en lo móviles. No es una violencia de ficción, y una chica lo aclara muy bien, “en la vida real es donde le han cortado el cuello” (chica, 1617 años, Sevilla), como diciendo, en Internet no le cortan la cabeza a nadie. Ahí se puede ver, pero donde sucede es en el mundo real. En cualquier caso, observan la violencia como si no fuera a influir en ellos. Tampoco ven ningún límite a lo que cada uno quiera hacer en Internet. Ahí están esos contenidos violentos, pornográficos,…, el que quiere los ve, y el que no quiere, no los ve. Además consideran el mundo virtual como un mundo anónimo, en el que no hay responsabilidades. Puede haber insultos, acoso, puede haber pornografía, … pero no hay responsabilidades por ello. Si no quieres ver nada de eso, no vayas a las páginas que no debes, o desagrega a la persona que no te gusta en el Messenger. Respecto a la pornografía, que en gran medida les entra en los ordenadores, vía SPAM, publicidad y pop-ups, existen tres factores positivos en cuanto a la actitud de los jóvenes hacia la misma. Primero, no parece que haya un comportamiento “activo” hacia la pornografía: les llega, la abren, quizá la miren y la cierran, aunque evidentemente puede haber un factor de ocultamiento, ya que las entrevistas fueron realizadas cara a cara. Segundo, pocos jóvenes intercambian pornografía con sus iguales. Y tercero, porque relacionan la pornografía con su gran enemigo, la entrada de virus en el ordenador, y por tanto tienen una prevención natural hacia ella porque puede ser fuente de problemas. Evidentemente no tiene la trascendenica social de lo que hemos comentado hasta ahora, pero también sorprende el uso que los jóvenes hacen de Internet para preparar las tareas escolares. Los jóvenes muestran poco interés en usar Internet como una fuente rica y diversa de información, es más bien una fuente que les permite salir al paso de los trabajos que les mandan, de “corto y pego”, de “fusilar trabajos” basado en Wikipedia, Encarta y lo que ofrezca el Google, cuando no la web del rincón del vago, que conocen todos. De los grupos de discusión se ha deducido muy poco trabajo original, muy poco uso de la riqueza que ofrece Internet como base de datos y fuente de información y sí mucha copia.

26

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

Otro aspecto que nos ha sorprendido es el escaso interés en la compra digital. Presuponíamos que el sector más alfabetizado digitalmente de la sociedad, los jóvenes, mostrarían una actitud muy positiva a la compra y podría ser un sector de vanguardia en el desarrollo de la compra online. Sin embargo sus expresiones más frecuentes sobre la compra online son “no me fío”, “me timan” o “me estafan”, etc. Y son prejuicios, porque no responden a compras malogradas, bien al contrario, los pocos que han hecho compras no muestran ningún resquemor y han realizado bien la transacción, pero tampoco manifiestan una opinión muy favorable. Es verdad que en la compra online los jóvenes se enfrentan con varios problemas. No tienen una disposición libre de su dinero y muchos menores de edad lo tienen prohibido por sus padres y los de mayor de edad tienen problemas para pagar, porque no tienen tarjeta de crédito. El único peligro real que ven en Internet son los virus y los troyanos. Y el único lado negativo de la pornografía, como decíamos antes, es que puede ser fuente de virus, como la publicidad o el SPAM. Pero les cuesta ver que haya otros riesgos u otros peligros. También son conscientes, la mayoría, de que los chats pueden ser fuente de problemas virtuales, proposiciones deshonestas, acoso, insultos, amenazas, etc, y peligros reales si quedan con extraños y son engañados. Pero siempre piensan que a nadie le obligan a entrar en un chat, ni a conectar la webcam a su ordenador, si lo hace -lo repiten machaconamente- es porque quiere. Y si se mete en problemas, él o ella se los ha buscado. Para otros jóvenes, sin embargo, los chats pueden ser un medio de encontrar nuevos amigos y tener una cita con ellos en la vida real. Las experiencias personales que declaran en sus citas con extraños, de amistad o de pareja, son positivas. Los que establecen contactos con extraños preservan su verdadera identidad, no dando sus apellidos, su dirección, su teléfono, su Messenger,…, ni nada que les pueda identificar. A veces, incluso, el nombre de pila que dan es falso. Y poco a poco, según van cogiendo confianza con su nuevo contacto en Internet, le dan el Messenger, que es la llave para un conocimiento mayor y quizá un cita real en el futuro. Paradójicamente, cuando los adolescentes tienen graves problemas en Internet los ocultan a los padres, y solamente en casos gravísimos se deciden a dar el paso de contarlo. Tratan de resolver los problemas ellos mismos o consultarlos con sus amigos. Siempre temen que ante cualquier problema que planteen a sus padres la reacción de estos va a ser quitarles el acceso a Internet, castigarles de alguna forma o decírselo a los padres de los otros. Si resulta muy difícil que consulten a sus padres los problemas, la

27

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

posibilidad que lo hagan a sus profesores, según las declaraciones de los propios jóvenes, son prácticamente nulas. Internet no deteriora las relaciones de los jóvenes ni con sus iguales ni con sus padres. Por una parte, respecto a sus iguales, porque Internet les permite una forma de comunicarse rápida y sin coste alguno para ellos, en contraposición con el teléfono móvil, que les es de gran utilidad, pero que hay que “tener saldo”. Y por otra, respecto a sus padres. Aunque es verdad que en ocasiones el uso de Internet les separa de sus padres (dejan de ver la televisión en familia, los jóvenes se van a su cuarto a chatear, etc), también es verdad que padres e hijos se ayudan mutuamente con Internet. Se enseñan mutuamente programas o a navegar, los padres que pueden ayudan a sus hijos con las tareas escolares, los jóvenes descargan música o películas para sus padres, etc. Los jóvenes, salvo en casos excepcionales de padres muy alfabetizados digitalmente o informáticos de profesión, son los que más saben, sobre todo, de Internet, Messenger y progamas de comunicaciones en el hogar. En ocasiones los adolescentes admiten que sus padres saben más de “Informática”, pero ellos saben más sobre Internet y juegos. El control parental sobre el uso que hacen sus hijos de Internet se centra prácticamente en el tiempo de uso. A los padres les preocupa que sus hijos estén mucho tiempo conectados, que abandonen las tareas escolares o se “enganchen”, pero se preocupan poco de los contenidos y de las relaciones personales que puedan contraer en la Red. Es verdad que en general los padres intentan ver qué hacen sus hijos, cuando están en el ordenador se acercan a ellos, hablan en ocasiones sobre páginas que no deben visitar… pero no parece que haya un control serio sobre su actividad. Los hijos valoran muy positivamente que sus padres “confíen” en ellos, que no les controlen en Internet porque ellos ya son mayores para saber dónde deben o no deben entrar. Y los padres posiblemente prefieren fortalecer esa actitud de confianza –más en los más mayores- porque, por los datos que tenemos, los hijos navegan por la red sin que sus padres se enteren de casi nada. Usan de toda clase de subterfugios para que no les controlen, desde cerrar la puerta de la habitación para estar avisados cuando lleguan hasta cambiar de página o borrar el historial. Y para terminar dos pequeños apuntes complementarios. El primero es destacar que entre las actividades de los jóvenes no hemos detectado prácticamente ninguna actividad solidaria, ciudadana y/ o política realizada a través de Internet.

28

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

Y el segundo es que los padres españoles usan muy pocos medios técnicos, básicamente programas de filtrado o uso de filtros del Interet Explores o el Windows Vista, para el control de las actividades de sus hijos en la Red.

29

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

13. ANEXOS

30

FICHA DE CAPTACIÓN GRUPO BARCELONA
Fecha de realización: 25/05/2007 Hora: 18:30 h EQUIPAMIENTO QUE POSEEN NOMBRE EDAD TV SI SI SI SI SI SI SI SI Video/DVD SI SI SI SI SI SI SI SI Móvil Propio NO NO SI SI SI SI SI SI Acceso a Internet en casa SI SI SI SI SI SI SI SI Especificar Tipo de conexión a Internet (MODEM normal, ADSL, Cable, etc.) ADSL CABLE CABLE MODEM CABLE ADSL MODEM ADSL

1 2 3 4 5 6 7 8

MARTA GERARD CRISTIAN SOFI CLAR ADAM YAIZA MARIO

12 12 13 13 12 12 13 13

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

FICHA DE CAPTACIÓN GRUPO MADRID
Fecha de realización: 22/05/2007 Hora: 18:30 h EQUIPAMIENTO QUE POSEEN NOMBRE EDAD TV SI SI SI SI SI SI SI SI Video/DVD SI SI SI SI SI SI SI SI Móvil Propio SI SI SI SI SI SI SI SI Acceso a Internet en casa SI SI SI SI SI SI SI SI Especificar Tipo de conexión a Internet (MODEM normal, ADSL, Cable, etc.) ADSL CABLE ADSL ADSL ADSL ADSL ADSL ADSL

1 2 3 4 5 6 7 8

SARA BELEN SERGIO RAFAEL ALEJANDRO ELENA ALVARO DEBORA

13 13 13 12 13 12 12 12

32

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

FICHA DE CAPTACIÓN GRUPO BILBAO
Fecha de realización: 18/05/2007 Hora: 18:00 h EQUIPAMIENTO QUE POSEEN NOMBRE EDAD TV SI SI SI SI SI SI SI SI Video/DVD SI SI SI SI SI SI SI SI Móvil Propio SI SI SI SI SI SI SI SI Acceso a Internet en casa SI SI SI SI SI SI NO SI ADSL Especificar Tipo de conexión a Internet (MODEM normal, ADSL, Cable, etc.) CABLE MODEM NORMAL ADSL CABLE CABLE MODEM NORMAL

1 2 3 4 5 6 7 8

NEREA R. NATALIA DIEGO BORJA JON MIKEL TATIANA NEREA V.

15 15 15 14 14 15 14 14

33

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

FICHA DE CAPTACIÓN GRUPO VALENCIA
Fecha de realización: 24/05/2007 Hora: 18:00 h EQUIPAMIENTO QUE POSEEN NOMBRE EDAD TV SI SI SI SI SI SI SI SI Video/DVD SI SI SI SI SI SI SI SI Móvil Propio SI SI SI SI SI SI SI SI Acceso a Internet en casa SI SI SI SI SI SI SI SI Especificar Tipo de conexión a Internet (MODEM normal, ADSL, Cable, etc.) CABLE CABLE CABLE CABLE ADSL CABLE ADSL CABLE

1 2 3 4 5 6 7 8

MARTIN SAUL LORENA Mª CARMEN JUAN ALFREDO SILVIA ROSANA

14 14 14 14 15 15 15 15

34

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

FICHA DE CAPTACIÓN GRUPO SEVILLA
Fecha de realización: 23/05/2007 Hora: 18:30 h EQUIPAMIENTO QUE POSEEN NOMBRE EDAD TV SI SI SI SI SI SI SI SI Video/DVD SI SI SI SI SI SI SI SI Móvil Propio SI SI SI SI SI SI SI SI Acceso a Internet en casa SI SI NO SI SI SI SI SI MODEM ADSL MODEM MODEM MODEM Especificar Tipo de conexión a Internet (MODEM normal, ADSL, Cable, etc.) ADSL ADSL

1 2 3 4 5 6 7 8

MIRIAN ESTEFANIA J.ENRIQUE ANDREA MARIA J.MANUEL F.JAVIER DAVID

17 16 17 16 17 16 17 16

35

Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia

FICHA DE CAPTACIÓN GRUPO A CORUÑA
Fecha de realización: 21/05/2007 Hora: 18:00 h EQUIPAMIENTO QUE POSEEN NOMBRE EDAD TV SI SI SI SI SI SI SI SI Video/DVD SI SI SI SI SI SI SI SI Móvil Propio SI SI SI SI SI SI Acceso a Internet en casa NO SI SI SI SI SI SI SI CABLE ADSL CABLE CABLE CABLE CABLE CABLE Especificar Tipo de conexión a Internet (MODEM normal, ADSL, Cable, etc.)

1 2 3 4 5 6 7 8

ALBA CARLA ESTEFANIA CAROLINA ANDRÉ DANIEL G. RUBEN DANIEL R.

16 17 16 16 16 17 17 17

SI SI

36

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->