EL PENSAMIENTO JURÍDICO DE BENITO SPINOZA

Benito Spinoza sostuvo que las pasiones humanas, como la ambición y el deseo impiden alcanzar la felicidad y que sólo el hombre podrá alcanzarla cuando pueda captar la realidad como un todo, o sea ver la realidad desde todos los ángulos Benito Spinoza, era judío, portugués, residente en Holanda. Conocedor de la intolerancia religiosa, aboga, calurosamente por la libertad de creencias. En el aspecto político considera la soberanía como una comunidad, sosteniendo la Teoría del Pacto Social. Podemos afirmar que propugnaba una forma moderada de gobierno democrático. Spinoza cree en la preeminencia del egoísmo, como factor esencial de las acciones humanas y concede a la propia conservación del individuo la primacía entre los derechos naturales. Spinoza no considera al Estado como un mal necesario. Considera el autor que la existencia del Estado obedece a una necesidad racional de los hombres. Su razonamiento es simple, sí el Estado debe perseguir los intereses individuales no va a propender a conseguir ello infundiendo terror. Es más alcanzando su objetivo el Estado cumple con aquellas demandas que exige el interés Humano. Ahora según Spinoza, los individuos ceden sus derechos naturales en beneficio del poder soberano. El poder soberano ejercita e interpreta la voluntad de la comunidad. Mientras Hobbes atiende a la concepción absoluta de la soberanía, Spinoza procura asegurar, por el contrario, la libertad de los individuos. Que el Estado debe propender a la defensa de la libertad individual, ante todo. Es decir, según Spinoza, el Estado está limitado por los derechos naturales de sus miembros, para obrar en consonancia con el bienestar general. Al Estado debe juzgárselo por sus acciones, debiendo perseguir la protección de los ciudadanos, frente a quienes cometen actos injustos. Dice Spinoza que, no hay más derechos naturales que los que concede el Estado y que el origen de los derechos radica en el reconocimiento de ellos por parte de la voluntad general. Lo que podríamos discutir es que sí al denunciarse algunos de los Tratados que hoy nuestro país sostiene con rango constitucional, por que la

CRISTINA CAICEDO LOOR.

7MO DE DERECHO

Página 1

perseverar en el ser y mantener el propio derecho natural con la fuerza de cada uno. la de necesidad de Domingo Báñez y otros miembros de la escolástica española. de la dignidad. Desde una filosofía que sostiene como propio de cada ser el conatus. Y como diría Soler la “necesidad” no es una fuente extrajurídica sino “jurídica. En este análisis surge. pensamiento y extensión. Sócrates prefirió morir por una sentencia injusta pero legal. Todos sin excepción necesitamos de la vida. de culto. los derechos personalísimos. pues estos abarcan a todos los hombres por igual. las libertades de expresión. Pero como Sócrates afirmaba “no es lícito responder a la injusticia con la injusticia”. pero eso no quita que puedan ser iguales de injustas. tuvieron en su filosofía. Se ha polemizado mucho sobre la influencia española en Espinosa. Valores que al tutelarlos pasan a ser bienes jurídicos. Sobre este particular se conoce la importancia que la noción de sustancia de Francisco Suárez. Lo legal no es necesariamente justo. concibe el estado como un individuo compuesto que permite superar las pasiones particulares y garantizar. del respeto a nuestra integridad física como de nuestra libertad. considera que sólo existe una sustancia.voluntad de la mayoría no esté de acuerdo con ellos que sucedería con la minoría que tiene igual derecho a disfrutar de los mismos. En lugar de suponer el mundo como compuesto de dos sustancias. ni lo justo necesariamente lícito. es decir. CRISTINA CAICEDO LOOR. por su mayor potencia de obrar. sea o no así. Por otro lado. A veces las mismas sentencias plantean disyuntivas por que dictadas por el órgano competente oportunamente en un proceso conforme a los hechos probados y al derecho vigente es legal es más el juez tiene imperium para imponerla. 7MO DE DERECHO Página 2 . La filosofía de Espinosa parte como crítica al cartesianismo imperante en la época. también se tiene constancia de varios escritos biográficos suyos en español. Dios. que los derechos naturales son lo que nosotros actualmente llamamos derechos personalísimos. con infinitos atributos. aunque sólo pueden ser conocidos el pensamiento y la extensión. no los otorga el Estado sino nacen con la persona humana. entre otros valores. y de su interés por España por datos de sus obras.