P. 1
CRIMINOLOGIA CONCEPTOS

CRIMINOLOGIA CONCEPTOS

|Views: 3|Likes:

More info:

Published by: Escalona Vizcaino Ivan on Nov 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/09/2015

pdf

text

original

La relación de la criminología con otras disciplinas A continuación se expondrán las relaciones de la criminología con otras disciplinas.

Con el Derecho Penal El Derecho Penal se encarga sobre lo relacionado con el pensamiento decisorio, la interpretación y análisis teórico estructural del delito, así como los presupuestos procesales y de las vías jurídicas formales para la persecución del delito. A la criminología le compete el análisis de las circunstancias relacionado con la génesis, desarrollo y control del delito. Con la criminalística La Criminalística tiene por objeto la utilización sistemática de conocimientos y de técnicas destinadas a detectar las infracciones penales, ofrecer las pruebas correspondientes e identificar a sus autores. La Criminalística es pues, una ciencia compleja, puesta al servicio de la investigación procesal-penal y, por ello, atiende, fundamentalmente, a los aspectos materiales o físicos del delito y de su autor o autores. La Criminología propiamente dicha, estudia las causas, la génesis y proceso, del fenómeno delincuencial, sus efectos, sus víctimas, su control, sus remedios, que pueden ser de carácter penal o no. La relación existente entre ambas disciplinas es que la criminología le proporciona a la criminalística material valioso a través de las causas o génesis del delito, de manera que la criminalística pueda encausar sus investigaciones para el esclarecimiento de los hechos así como la identificación de sus autores. RELACIONES DE LA CRIMINOLOGIA CON OTRAS CIENCIAS 1. CON EL DERECHO PENAL: Desde tres ángulos se ha mirado el problema de las relaciones existentes entre las dos ciencias: 1) Algunos pensadores participan de la idea de que el Derecho Penal desaparecerá dentro de la Criminología, como lo dice JIMENEZ DE ASUA, quien utiliza el verbo "tragar" en futuro. En contra de ello se manifiesta la mayoría; el Derecho Penal será necesario, siempre que exista la sociedad. 2) En cuanto a su objeto, hay casi un acuerdo en que mientras el Derecho Penal se dirige al estudio analítico de la norma, la Criminología observa el fenómeno delictual dentro de un ámbito más amplio. 3) En relación con la noción de delito, no hay acuerdo. A1 paso que unos afirman que la Criminología debe entenderse con el concepto "delito" de manera reducida, es decir, lo recogido como tal por la Ley Penal (TAFT, VACAN, VERNES, ELAUGI, etc.), otros le encomiendan aparte del "delito" jurídico, aquellas conductas que pueden llegar a serlo, o que simplemente lesionan la sana convivencia (NICEFORO, SELLIN, REYES, VODOPIVEC, etc.).

Dentro de nuestra exposición hemos apuntado que el Derecho Penal es una ciencia normativa, en tanto que la Criminología es una ciencia causal-explicativa, sin embargo,

sus tratadistas no las han delimitado claramente, lo que provoca equivocaciones al tratar científicamente temas relacionados con el delito cuya ubicación es imperativa.

El doctor REYES ECHANDIA sobre este tema nos indica:

"Digamos, ante todo, que siendo la Criminología una ciencia causal-explicativa y el Derecho Penal una ciencia normativa, parten de presupuestos diversos y tienen un contenido diferente, pues, al tiempo que aquélla averigua el porqué de la criminalidad y de las leyes penales que la crean normativamente y estudia su dinámica, éste se ocupa de la conducta ilícita sólo en cuanto ella se encuentra descrita en un tipo legal. En este orden de ideas, la Criminología es una ciencia abierta, cuya única limitación está dada por la naturaleza misma del fenómeno antisocial que estudia, al tiempo que el Derecho Penal es una disciplina cerrada en cuanto sólo atiende al comportamiento ilícito que el legislador ha estampado dentro del marco de la norma.

"Desde luego, el objeto de estudia sigue siendo en ambos casos uno solo; el delito (también suele hablarse de conducta desviada); pero su enfoque varía, pues al tiempo que en la Criminología es delito toda conducta antisocial, vale decir, todo comportamiento humano que lesione o ponga en peligro intereses particulares o sociales de alguna entidad, para el Derecho Penal sólo es delito aquella especie de conducta que en razón de una supuesta o real antisocialidad, el legislador ha considerado necesario recoger en una norma positiva y adscribirle una sanción (Nullum crimen nulla poena sine lege). Dedúcese de este presupuesto, que es mucho más amplio el concepto criminológico del delito que el concepto jurídico del mismo".

"El interés criminológico de un fenómeno social no se deduce de su ubicación dentro de una legislación penal determinada, sino de su intrínseca estructura fenomenológica referida al disvalor social que ordinariamente se le atribuye; bien puede, por eso, ocurrir que no todos los hechos legalmente descritos como delictuosos sean objeto de investigaciones criminológicas, ni que los que sean materia de tales indagaciones estén necesariamente contemplados en la ley como ilícitos".

"De otra parte, la finalidad que ambas disciplinas persiguen, no es idéntica, pues al tiempo que la Criminología (excepción hecha de la corriente radical) estudia el delito en sus orígenes y desarrollo operativo para formular una política de prevención y colaborar con el Derecho Penal en la implantación de nuevas figuras criminosas, en su eliminación legal o en su modificación, éste, al conminar con la amenaza de una sanción á quien realice el comportamiento típico, persigue un doble fin: tratar de que el delincuente potencial no se transforme en real, en razón de la coacción psíquica que sobre él puede ejercer la amenaza del castigo y procurar la readaptación de quien, a pesar de la prohibición, consumó el hecho ilícito".

Lo expuesto nos delimita el campo de acción de ambas ciencias y es dicho en forma comprensible por MICHILAN¬GELO PELAEZ que afirma: "La Criminología y el Derecho Penal son dos ciencias autónomas, pero ni opuestas ni separadas, más bien asociadas. No se resuelve ningún problema penal sin tener en cuenta los resultados de la Criminología, convertida en base indispensable de la teoría y la práctica del Derecho Penal moderno, así como del Derecho Penitenciario y del Derecho Procesal". 2. CON LA PENOLOGÍA La Penología es el "Estudio de las sanciones englobando bajo esta palabra la privación o limitación de derecho que el reo sufre, pero también la prevención y la corrección buscadas. Esta ciencia es de tipo eminentemente naturalístico, pues se dedica a recoger datos, analizarlos, evaluar sus resultados de hecho y realizar hasta donde fuere posible experimentos". La Fenología es el estudio del origen, fundamento, necesidad, variabilidad y consecuencias de la ejecución de las sanciones. Como se desprende de la definición, la Penología se ocupa del estudio de la sanción de delincuentes, especialmente de las penas privativas de la libertad, sometiendo al delincuente a tratamiento penitenciario; de ahí la relación con nuestra ciencia, especialmente con la concepción de Criminología Clínica. Ambas estudian al "hombre de conducta desviada", lo que determina que tengan una interrelación sin perder su autonomía, en vista de que, como quedó expuesto, cada una es competente en campos totalmente autónomos. 3. CON LA CRIMINALISTICA Es la ciencia que aplica heterogéneos conocimientos, métodos y técnicas de investigación de las ciencias naturales, con el propósito de descubrir y verificar el cuándo, el dónde, el quién y en qué circunstancias acaeció un hecho. El acercamiento con la Criminología, consiste en que la Criminalística fija las relaciones entre el delito y las pruebas. 4. CON LA VICTIMOLOGIA La Victimología se definió en el Primer Simposio de Victimología celebrado en Jerusalén como "El estudio científico de la Víctima". Hay autores que niegan a la Victimología y otros que la consideran como parte de la Criminología. Es importante incluir conceptos sobre esta disciplina científica. A) Concepto Jurídico Nuestra definición propone comprenderla como la disciplina casual-explicativa que estudia a la víctima para planificar y realizar la política victimal dentro de un Estado de Derecho. B) Concepto Operacional

Propone comprenderla como la disciplina causal-explicativa que estudia a la víctima de un hecho delictivo, de sus características personales, biológicas, psicológicas, morales, sociales y culturales. C) Concepto Didáctico Es una disciplina causal-explicativa que se interesa por el origen, personalidad, carácter, sexo, edad, religión, espiritualidad y características corporales del sujeto pasivo del delito. La Criminología se relaciona con la Victimología, puesto que ambas estudian el mismo fenómeno desde dos ángulos distintos: Una al responsable del hecho criminal y la otra a quien recibe las consecuencias a ese hecho. 5. CON LA POLITICA. CRIMINAL En forma sumaria, diremos que Política Criminal "Es la reacción que el Estado asume ante el fenómeno del crimen". Debido a que el estudio de la Criminología abarca la conducta desviada, mantiene una relación íntima con la Política Criminal, ya que el campo de acción de ésta es la prevención y reparación de estas conductas. 6. CON LA DELITOLOGIA Estudia los delitos en una época y en un estado determinado. La relación con la Criminología es que estudian un mismo fenómeno, una su génesis y la otra su comisión. 7. CON LAS CIENCIAS MEDICO-BIOLOGICAS Este grupo de ciencias resulta muy amplio, en vista que la Criminología Tradicional busca la explicación de la criminalidad en alteraciones orgánicas -externas e internasasí como en los desajustes emocionales. Por razones de exposición solamente se mencionan algunas ciencias contenidas en esta concepción: A) Medicina Legal Para MARC "Es la aplicación de los conocimientos médicos a aquellos casos, de procedimiento civil y criminal, que pueden ser aclarados por ellos". Según TOURDES es "La aplicación de los conocimientos médicos y las cuestiones que conciernen a los derechos y los deberes de los hombres reunidos en sociedad". Es la aplicación de los conocimientos médicos a los problemas judiciales. Estudio de cuestiones médicas previstas o relacionadas con las leyes. La medicina forense se define como la ciencia médica, puesta al servicio de la ciencia del Derecho. Los términos de medicina forense y medicina legal son sinónimos. La Medicina Legal al igual que la Criminalística establece la relación entre el delito y la prueba y siendo que nuestra ciencia estudia en una de sus partes el crimen, en ese punto podemos encontrar relación. La Medicina es la ciencia que se ocupa de

precaver y curar las enfermedades del humano, lo que como ya quedó apuntado, tiene estrecha relación con la explicación de la criminalidad en el modelo tradicional criminológico. B) Biología Criminal Para LENZ "Teoría sistemática -ordenada de una manera lógica- de la personalidad del agente y de su delito, en cuanto es resultado individual". Enfoque que pretende explicar la criminalidad relacionándola con la herencia; ampliamente considerada. "Tiene por objeto descubrir las correlaciones existentes en el seno de una personalidad". La Biología Criminal, desarrollada sobre todo gracias a los trabajos de LENZ y de su escuela, en GRAZ y de EXNER, es la ciencia de la vida de los criminales (bios-vida; logos-tratado). Estudia principalmente, el problema de la herencia con la transmisión de las enfermedades, las tendencias y predis-posiciones que constituyen la diátesis para tal o cual infracción. La relación de esta disciplina con nuestra ciencia, radica precisamente en asociar en forma directamente proporcional el comportamiento orgánico de la criminalidad. C) Biotipología Criminal Es el estudio completo del tipo humano, a fin de llegar a una explicación unitaria del delincuente. El profesor PENDE, que ha esquematizado la Biotipología, cree que la morfología, las funciones humorales y la psicología de un individuo no son sino los aspectos ligados a un sistema vital único, que es el “biotipo". Estudio de los delincuentes a partir de la clasificación de los mismos de acuerdo con sus propias características. Se recuerdan especialmente las efectuadas por SHELDON, PENDE y KRETSCHMER. Bajo la concepción tipológica desarrollada por los autores señalados, se ha construido una corriente que en su tiempo fue determinante para la explicación de la conducta criminal. D) Endocrinología Es la ciencia especializada que dedica su atención a las glándulas de secreción interna, sus reacciones y efectos sobre el cuerpo. Numerosos trabajos de criminólogos han relacionado tales consecuencias con el comportamiento criminal, procurando explicar las anomalías morfológicas, fisiológicas, psíquicas y patológicas que se encuentran en los delincuentes, con las varias formas de disfunción endocrina. La relación de esta ciencia con la Criminología se evidencia al asociar el crimen con el comportamiento orgánico interno.

E) Psicología Criminal

Estudio de las desviaciones y motivaciones de la personalidad, en relación con el crimen, como factores primarios del mismo, "La psicología trata de averiguar, de conocer qué es lo que induce a un sujeto a delinquir, qué significado tiene esa conducta para él, por qué la idea de castigo no le atemoriza y le hace renunciar a conductas criminales". F) Psiquiatría Criminal Estudio de los criminales psíquicamente anormales, su forma de manifestarse, sus causas psíquicas y corporales y las posibilidades de tratamiento físico y mental. G) Psiquiatría Forense Aplicación de los conocimientos médicos en la patología mental en todos aquellos casos en que es necesario precisar el estado mental de un individuo. Disciplina que trata de los enfermos mentales considerados desde el punto de vista de las ciencias jurídicas. Tanto la Psicología Criminal como la Psiquiatría Criminal y Forense son disciplinas que han tratado de explicar la criminalidad a través de la psique humana, tratando de conectar las enfermedades mentales a las conductas desviadas, lo cual cae dentro de la concepción tradicional de la Criminología. 8. CON LAS CIENCIAS SOCIALES A) Sociología Criminal Se llama Sociología porque estudia los hechos sociales, las interacciones humanas, el real acontecer colectivo y busca su comprensión y su entendimiento mediante el descubrimiento de su sentido y sus conexiones de sentido. Se califica de criminal, porque concreta su estudio a los hechos delictuosos, sólo que considerados en su masa o su totalidad. Ya RECASENS SICHES, afirma que hay hechos sociales en que los hombres se asocian y otros que "entrañan oposición", antagonismo, conflicto, lucha y disociación". Entre éstos hay algunos de mayor significación negativa, sea por el daño que causan o por la alarma y reprobación social que provocan y que, por ser violatorios del mínimo de los mínimos de moralidad que la sociedad exige, han sido incluidos entre los que sancionan las leyes penales, calificándolos de criminales. Estos son lo que como hecho colectivo estudia la Sociología Criminal, sin detenerse en lo individual, pues aprovecha las conclusiones de otras disciplinas que se han ocupado de ello. El fundador de la Sociología Criminal, ENRICO FERRI, dice que la Sociología General "se subdivide en un cierto número de ramas particulares" y que las sociologías particulares se desenvuelven en dos direcciones distintas...", estudiando unas la actividad humana normal... y las otras la actividad humana antisocial y antijurídica... y que "sobre el fundamento común de la Sociología General... se distinguen de un lado la Sociología Económica, Jurídica y Política y del otro la Sociología Criminal". De ello se desprende que para FERRI nuestra disciplina forma parte de la Sociología General y no de la Criminología como lo afirman algunos autores. En igual sentido se pronuncia el Diccionario de Sociología al decir que: "La Sociología Criminal, pues, es una aplicación de la Sociología General a los fenómenos específicos de la

delincuencia". Es inconcuso que dentro del real acontecer colectivo hay fenómenos disociativos entre los cuales existen u nos de excepcional importancia, que consisten en la violación de preceptos de profundo valor humano. Algunas de tales violaciones están tipificadas en las leyes penales y, cuando toman realidad (sin prejuzgar de su moralidad o inmoralidad), se dice que se ha cometido un delito cuyo autor es un ser humano a quien se llama delincuente o criminal. A la Criminología, según el profesor HECTOR SOLIS QUIROGA, le Loca examinar la totalidad de las causas y los efectos individuales o sociales, de tal conducta, registrándolos y describiéndolos en su realidad; pero su orientación puede cambiar, bien hacia el estudio del fenómeno individual concretamente considerado (delito y delincuente) de que se ocupa la Criminología, o bien hacia el examen de conjunto llamado delincuencia cono fenómeno social, masivo o colectivo, real, de que también se ocupa la Criminología. Como la Sociología General es una ciencia de la realidad que estudia las interacciones entre individuos o grupos, su sentido y sus conexiones de sentido (en que, con justicia mucho insiste RECANSENS SICHES) la Sociología Criminal debe estudiar también estos puntos, sólo que tomando en cuenta principalmente el sector de la población que ha reaccionado violando la Ley Penal. Pero como no se puede separar lo criminal, siempre interpersonal del resto de la vida social, se convierte en el principal interés del estudio dentro de una sociedad tomándola como fondo. La Sociología Criminal estudia, pues, la realidad del acontecer criminal colectivo, masivo, estática y dinámicamente, considerando sus causas exógenas y endógenas y sus efectos. La Sociología Criminal es la rama de la Sociología General que estudia el acontecer criminal como fenómeno colectivo, de conjunto, tanto en sus causas, como en sus formas, desarrollo, efectos y relaciones con otros hechos sociales. Las estrechas relaciones entre Criminología y Sociología Criminal han quedado evidenciadas con la exposición anterior y si consideramos que la concepción liberal de la Criminología, señala como génesis de la criminalidad el medio ambiente, la Sociología General y la Criminal en particular explican su plena identificación en esa teoría. B) Antropología Criminal Estudia los caracteres somáticos y psicofisiológicos del delincuente (es la ciencia del hombre delincuente). Hace el examen somático y funcional, al estudiar los caracteres anatómicos y funcionales del delincuente. Ya HIPOCRATES, PLATON y ARISTOTELES tuvieron la intuición de estas gran¬des verdades. Pero, oficialmente, la Antropología Criminal existe desde 1876, fecha en que apareció la primera edición de El hombre delincuente, obra de LOMBROSO, creador de la Antropología Criminal que ha suscitado a su alrededor una pléyade de continuadores: TOMASSIO, VIRGILIO, PUGLIA, FERRI, SERGIH, GAROFALO. En la misma línea, como continuador de los grandes precursores, puede considerarse al profesor Di TULLIO (su Antropología está completada con el punto de vista psicológico). "Estudio del hombre delincuente efectuado con los mismos métodos que la Antropología General que estudia al hombre normal", es decir, utilizando y desarrollando nociones de anatomía, fisiología, etnología, demografía y aun filiología. Es toda la Antropología General aplicada al

estudio del hombre, normal o anormal, en cuanto es actividad delincuente. Ciencia de las causas y de los efectos autoindividuales del delito. Finalmente es importante mencionar que SALDAÑA QUINTILIANO ha distinguido el estudio de la Antropología en dos fases: la Antropología Lombrosiana o Analítica y la Antropología Postlombrosiana o Sintética. La Antropología marcó la génesis de la Criminología por lo que su relación siempre ha sido estrecha. C) Estadística Criminal Ciencia auxiliar no jurídica del Derecho Penal que estudia el aspecto numérico del delito como fenómeno social, pero por sí sola, en sus cifras, no constituye un medio independiente de investigación. Empieza por conocer los fenómenos de “masa” (reunión de objetos relativamente homogéneos) de donde surgen desmembraciones, combinación de características, elementos para la Sociología Criminal. Los datos de la estadística criminal, seriación temporal (cronología o material), los polígonos y curvas de frecuencia, los grados de dispersión y desviación, descubren visualmente y objetivamente la confusa hondura del mundo delictivo. “A las cifras estadísticas generales corresponde a una significación sintomática respecto a la criminalidad y puede hablarse de la importancia representativa de la estadística de los delitos como captación parcial de un fenómeno de masa”.

Una definición de la que participamos es la del profesor SELLIN, recogida por nuestro maestro ALFONSO REYES ECHANDIA que dice: "Entiéndese por estadística criminal el conjunto de datos numéricos sobre crímenes y criminales, extraídos de los registros de organismos oficiales, clasificados, dispuestos y analizados en forma que revelen relaciones entre categorías y datos, publicados periódicamente según un plan uniforme".

Siguiendo la clasificación efectuada por el maestro REYES ECHANDIA, y adaptada a Latinoamérica, la Estadística Criminal a su vez se subdivide en:

- Estadística Policial Es aquella que recoge y compila la policía nacional; sus datos, que abarcan delitos y faltas, son tomados por los cuerpos, estaciones, subestaciones y puestos de policía diseminados por todo el país, los cuales son reportados y registrados por el Archivo General de la Policía Nacional, constituyendo la base para la carencia o no de antecedentes policiacos de las personas.

- Estadística Judicial Es la proporcionada por los jueces y magistrados penales del país; encontrándose tabulados únicamente los procesos que llegan a sentencia condenatoria, los cuales se

clasifican por delitos en el Departamento de Estadística Judicial de la Suprema Corte de Justicia, dependencia que cuenta con un bando de datos, que sirve para determinar la carencia o existencia de antecedentes penales de las personas.

- Estadística Penitenciaria Compila los datos de la población reclusa del país; distinguiéndose en ella las diversas categorías de delitos por los, que han sido condenados, el sexo, la edad, la procedencia, aspectos personales de los presos, lugar en que se encuentran, cumpliendo su pena y el flujo periódico de entradas y salidas; datos registrados por el Patronato de Cárceles y Liberados en el Organismo Judicial.

Como se desprende de lo enunciado, la relación de la Estadística Criminal y la Criminología es cercana, en vista que maneja datos de crímenes y criminales, materia de estudio de la monografía que nos ocupa, conceptos que ampliaremos en el capítulo dedicado a la explicación de criminalidad, específicamente al clasificarla.

D) Economía “Esta ciencia, que estudia los proceso de producción, distribución e ingresos en la sociedad políticamente organizada, ha estado siempre junto a la Criminología, ya sea como uno de los factores que generan criminalidad, ora como su única explicación”.

El fenómeno económico siempre ha estado ligado a la criminalidad, basta que se pase una revista a las sociedades antiguas y contemporáneas para que se nos conceda la razón en este sentido, el modelo liberal de Criminología, titula a una de sus teorías “condiciones económicas y criminalidad”, el cual desarrollaremos oportunamente, y nos podremos percatar del papel que se le asigna a la Economía dentro del contexto de la Criminología.

E) Política "Desde la concepción simplista de la política, entendida como arte de gobernar, hasta la que hoy la considera como una relación de poder, ...esta disciplina ha estado junto a la Criminología, en un principio para explicar el nacimiento de los llamados delitos políticos y posteriormente para buscar una respuesta integral a lo que genéricamente se ha dado en llamar conducta desviada". Es indiscutible que la política siempre ha estado ligada a la Criminología. Como lo veremos más adelante el modelo de Nueva Criminología se encuentra basado en lo que pudiésemos llamar desarrollos criminológicos políticos, siendo válido afirmar qué la parte referida a la Política Criminal (reacción social) gira en torno a esta temática, razón por la que en dichas exposiciones comprenderemos en toda su dimensión el importante rol que esta ciencia

desarrolla en relación a la Criminología. Es indiscutible que la política siempre ha estado ligada a la Criminología. Como lo veremos más adelante el modelo de Nueva Criminología se encuentra basado en lo que pudiésemos llamar desarrollos criminológicos políticos, siendo válido afirmar qué la parte referida a la Política Criminal (reacción social) gira en torno a esta temática, razón por la que en dichas exposiciones comprenderemos en toda su dimensión el importante rol que esta ciencia desarrolla en relación a la Criminología.

CONDUCTA DESVIADA Es cualquier conducta que infringe una norma institucionalizada en una sociedad. La desviación abarca todos aquellos comportamientos o actitudes que representan una quiebra de las normas habituales o convencionales de una sociedad. Se considera desviación desde una inocente grosería hasta un asesinato. RIMINALIDAD REAL Es la totalidad de delitos y contravenciones que efectivamente se realizan en un tiempo y espacio determinado. Esto quiere decir que es el 100% de todos los crímenes ocurridos en una determinada región, un país o el territorio estudiado, es independiente que hayan sido conocidos o no por las autoridades, es decir que si el delito no es conocido por las autoridades también hace parte del total de los crímenes, por esta condición es muy difícil de medir este tipo de criminalidad. CRIMINALIDAD APARENTE Conocida también como criminalidad registrada por cuanto es la que aparece en las estadística oficiales, es decir son los delitos y contravenciones que llegan a conocimiento de la autoridad, llámese policía , inspectores etc., ya sea por denuncia o cualquier otro medio incluyendo la percepción directa .esta hace parte de la criminalidad real. OBJETO DE LA CRIMINOLOGÍA El objeto de estudio de la Criminología es el delito. El delito presenta dos aspectos claramente identificables: concepto Penal o Normativo y el Criminológico o Real. Al primero pertenece los valores y el deber ser y al segundo todo lo físico y psíquico. El objeto de la Criminología se circunscribe al aspecto real o criminológico, el de la Ciencia del Derecho Penal al aspecto penal o normativo. Desde el nacimiento de la Criminología se ha polemizado sobre cual es el concepto del delito del que esta ciencia debe partir: si del mismo que ofrece el ordenamiento jurídico-penal o si puede darse un concepto distinto, propio de la Criminología. Garófalo se propone encontrar un "delito natural"; hasta los ensayos de los criminólogos norteamericanos que tratan de hallar un concepto sociológico.

El criminólogo estudia la descripción del hecho criminal (fenomenología criminal), los factores que lo producen (Etiología Criminal), la personalidad de su autor (el delincuente) y la víctima del delito, tanto en su personalidad como en su posible condición de factor o estímulo del hecho criminal. CONCEPTO PENAL Y CONCEPTO CRIMINOLÓGICO DE DELITO El Derecho Penal, se sirve de un concepto formal y normativo, impuesto por exigencias ineludibles de legalidad y seguridad jurídica: delito es toda conducta prevista en la ley penal y solo aquella que la ley penal castiga. Este concepto no puede ser asumido sin más por la Criminología. El concepto jurídicopenal constituye su punto de partida, pero nada mas, porque el formalismo y el normativismo jurídico resultan incompatibles con las exigencias metodológicas de una disciplina empírica como la Criminología. La Criminología se ocupa de hechos irrelevantes para el Derecho Penal (el llamado "campo previo" del crimen, la "esfera social" del infractor", la "cifra negra", conductas atípicas pero de singular interés Criminológico como la prostitución o el alcoholismo, etc.). A la Criminología interesa no tanto la calificación formal, correcta, de un suceso penalmente relevante la imagen global del hecho y de su autor: la etiología del hecho real, su estructura interna y dinámica, formas de manifestación, técnicas de prevención del mismo y programas de intervención del infractor, etc. La Criminología Clásica, dócil y sumisa a las definiciones jurídico-formales de delito, hizo del concepto de delito una cuestión metodológica prioritaria. No así la moderna Criminología, consciente de la problematización de aquél, que se interesa sobre todo por temas de mayor transcendencia, por ejemplo, las funciones que desempeña el delito como indicador de la efectividad del control social, su volumen, estructura y movimiento, el reparto de la criminalidad entre los distintos estratos sociales, etc. Hasta tal punto ha pedido interés el debate academicista sobre el concepto criminológico de delito que un sector doctrinal sugiere utilizar el que más corresponda a las características y necesidades de la concreta investigación criminológica. Cifra negra En la Criminología, es necesario cuantificar el número de delitos y delincuentes que no han llegado a ser descubiertos o condenados. Es lo que constituye la cifra negra o zona oscura de la criminalidad. Por parte, se sabe de errores judiciales en perjuicio del condenado, lo que hace que muchas veces sean inocentes quienes ingresan en las prisiones. Y por otra parte, las policiales, los fiscales y los jueces no están en condiciones de descubrir, acusar y condenar a todos los que han cometido un delito, lo que lleva a desfigurar la imagen de la población no delincuente, que sirve como elemento de comparación.

Causas de la cifra negra Cuando la víctima queda también oculta en medio de la cifra negra de la criminalidad que, por otra parte, es lo más próximo numéricamente a la cantidad real de crímenes cometidos en una sociedad determinada. La relación de tensión existente entre delitos realmente cometidos y los efectivamente tratados por el aparato penal, engloba a la mayor cantidad de víctimas que ni siquiera serán atendidas, tratadas ni conocidas por el segmento penal, y a las cuales el Estado no da respuesta alguna. Tal proceso "empuja" a las personas a no denunciar los actos ilícitos, a no reconocerse a sí mismas como víctimas y, en consecuencia, a la impunidad que el infractor penal asume, puesto que en el acto desvalorado no vislumbra un referente social acompasado del penal, en tanto a su conducta es delictiva, pero el núcleo social o persona menoscabada por el delito que se ha cometido no pone en evidencia tal daño, y por ende, tampoco el segmento penal podrá operar en su contra.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->