P. 1
Discurso Sobre El Aborto

Discurso Sobre El Aborto

|Views: 18.100|Likes:

More info:

Published by: Ir Douglas Ginkreski L C on Nov 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/09/2013

pdf

text

original

DISCURSO SOBRE EL ABORTO – H. DOUGLAS GINKRESKI, LC Lucas era un niño como todos los demás.

Tenía la ilusión de llegar a ser un gran jugador de fútbol y, de hecho, poseía todas las cualidades para lograrlo. Tristemente, este pobre niño no vivió lo suficiente para cumplir sus sueños. Una noche de mayo, mientras dormía, sus asesinos forzaron la puerta de su casa. Cruzaron rápidamente el estrecho corredor que los separaba del cuarto del infante y del crimen. Su indefensa víctima tuvo una vida corta y una muerte lenta y dolorosa. Sus verdugos le hicieron sufrir cortando con navaja su tierna carne. Poco a poco, miembro a miembro, hasta que su cuerpo quedó totalmente mutilado. Mientras agonizaba, el pequeño se preguntaba, con la ingenuidad de un niño, cuándo llegarían sus papás para salvarlo. Seguro que si ellos estuvieran allí esos malvados le dejarían en paz. Pobre inocente, nunca se enteró de que habían sido sus propios papás quienes instigaron a los homicidas. Este caso llegó a las cortes debido a que los vecinos encontraron el cuerpo mutilado en un basurero del hospital. Sin embargo, no hubo ninguna condena. Los padres del niño salieron libres, porque argumentaron que el pequeño era una carga molesta que ellos no podían y ni querían llevar. También los sicarios fueron absueltos ya que únicamente habían realizado su trabajo y los vecinos que les denunciaron fueron obligados a pedirles perdón públicamente por haberlos tildado de asesinos. Por lo que veo en muchos de sus rostros me puedo imaginar lo que está pasando por su cabeza en estos momentos: la muerte de este niño fue un cobarde asesinato, la actuación de sus padres una atroz aberración y la sentencia de los jueces una enorme injusticia. ¿Qué opinarían si ahora yo les digo que ustedes son unos retrógrados por llamar asesinato y aberración a lo que es un derecho de los padres? Ciertamente no seré yo quien les diga esto, pero por desgracia hay muchas personas que piensan así. Y sepan que este asesinato que les he narrado no es sino la alegoría de uno de tantos abortos que se practican por millares diariamente, lo llaman derecho de la madre, y a su prohibición una represión de la mujer. ¿Qué es pues este polémico hecho del aborto? ¿Será en verdad un derecho de la mujer que un grupo de tiranos y opresores le quiere arrebatar? ¿O es, por el contrario, el asesinato injusto de un inocente al que se le priva de uno de los derechos más sagrados que tiene todo ser humano: El derecho a la vida? NATURALEZA DEL ABORTO El aborto, como algunos dicen, surgió como un medio para “ayudar” a las mujeres que fueron violentadas, con el fin de exterminar las consecuencias de la violación, o sea, exterminar a un niño por el “bien” de la madre. Actualmente muchos países buscan legalizar el aborto, de manera que cualquier persona puede abortar, y el doctor está obligado a realizar el aborto en aquellas mujeres que se lo pidan. El argumento para justificar el aborto en favor de la madre es simple: “el niño no tiene vida propia”… (Breve espacio de silencio) Sin embargo son muchas las consecuencias lógicas contenidas virtualmente”. Si no tiene vida propia no se puede considerar una persona humana, sujeto de derechos, ni siquiera de los más fundamentales. No siendo sujeto sino objeto, la madre puede disponer de él indistintamente. Este argumento funge de presupuesto para otros argumentos como: “la madre tiene derecho de ser feliz” “un hijo se lo impide”. Luego la madre tiene derecho de eliminar a su hijo”. Los abortistas hablan de 22 semanas desde la gestación. Al oír esto me surge una pregunta: “¿Qué parámetros han usado para afirmar que el hombre comienza a tener vida a partir de la semana 22 en adelante? ¿Tiene fundamento científico o es un juicio arbitrario? Considerando a un ser vivo 1

DISCURSO SOBRE EL ABORTO – H. DOUGLAS GINKRESKI, LC como aquel que tiene movimiento inmanente auto perfeccionante, los avances científicos han revelado datos elocuentes. Algunas grabaciones sobre el desarrollo del feto muestran que con: 6 semanas el feto tiene 1 cm y medio. Con 11 semanas se ve el formato del cuerpo. 16 o 17 semanas ya percibe el sonido. Con 19 semanas está formado Un poco más de un mes el corazón del chico pulsa, y él produce su propia sangre, 4 meses ya está perfecto y empieza el crecimiento. Después de la penetración del espermatozoide en el ovulo, el concebido es autónomo e inicia un desarrollo continuo. Es bueno aclarar que el concebido es autónomo en el sentido de que se construye a sí mismo, guía el propio desarrollo de crecimiento, sin ser guiado por otro. Scott Gilbert dice en su manual de biología: “con la fertilización inicia un nuevo organismo viviente”. Por lo tanto, el embrión no se ha de considerar una verruga que se puede extirpar a voluntad. La madre no guía su desarrollo, pero le da protección y alimento, que prosigue después del nacimiento y por mucho tiempo. Como un adulto en una cama que está enfermo, necesita que alguien le traiga de comer y lo cuide, y esta no autosuficiencia no le quita el estado de ser humano. Los defensores de esta postura tienen dificultad en demostrar el paso del no ser vivo al ser vivo en el paso de la semana 21 a 22, considerando el proceso vital en su conjunto y no bajo un aspecto particular, que difícilmente justifica la vida entera. Hay órganos vitales, pero ¿cuál de ellos justifica en sí mismo la vida misma? ¿El cerebro? ¿Pero qué puede hacer el cerebro sin el corazón? ¿El corazón? Pero ¿que puede hacer el corazón si se arranca al hombre sus pulmones? La vida entera es comprendida en el sentido riguroso si se le mira bajo un conjunto vital que deviene y se va realizando en el tiempo, se va perfeccionando. En Estados Unidos la niña Amelia nació con 23 semanas de gestación ¿Será que 22 semanas no tenía vida y el lunes de la 23ª semana pasó a tener vida? Ante estos datos los defensores del aborto han reformulado su argumento bajo una estructura lógica muy similar: “el feto no es persona humana y como tal no puede ser sujeto de derechos, es un ser vivo como lo es una planta” Aquí el punto de discusión es el concepto de persona. En una filosofía sana, que busca comprender al hombre en su totalidad, rechazando todo tipo de reduccionismos sobre del hombre, considera la persona como una sustancia individual de naturaleza racional. Sustancia en cuanto es un sujeto real, único e irrepetible, individual de naturaleza racional. La racionalidad hace al hombre sujeto de derechos, en cuanto dota de inteligibilidad sus actos, delibera y es conciente de su propia dignidad. Subrayo naturaleza, esencia o modo de ser en cuanto principio de operaciones. La naturaleza es un principio, de ella se siguen las demás operaciones, hace posible la actualidad de todas las potencias y facultades. Así hablamos que la naturaleza del león es la de un animal depredador, si bien cuando es cachorro no es tan evidente. Así también la naturaleza del hombre es la de ser racional, si bien, no es evidente en su etapa fetal o al menos a nosotros así nos parece. Aquellos que niegan que el feto sea persona es porque fijan su atención en un momento particular del hombre, su periodo embrional, negando el conjunto y todo el proceso de desarrollo y en definitiva su naturaleza de hombre. Es como decir que el cachorro león no es león porque no da muestras de ser un depredador efectivo y tiene que depender de la madre. Admitirlo parecería ridículo. Le llamamos cachorro de león, pero sabemos que su naturaleza es la de un león y si no viene impedido será un depredador efectivo. Con esta concepción de persona, el feto, el embrión humano, el niño, el hombre, el anciano, es siempre persona. A la persona le corresponde por naturaleza el derecho de vivir. Es un derecho inalienable, el primero de todos. A este respecto, son muy significativas las palabras que el célebre escritor Tolkien pone en labios de Gandalf: 2

DISCURSO SOBRE EL ABORTO – H. DOUGLAS GINKRESKI, LC

<<No seas ligero a la hora de adjudicar muerte y juicio. Ni los sabios pueden discernir esos extremos. Muchos que merecerían la muerte viven y algunos que mueren merecen la vida ¿Tú podrías dársela?>>
Los abortistas hablan de 22 semanas, pues en la mente este modo de presentar el tiempo nos parece muy poco, como cuándo vamos a comprar algo e vemos en un lugar un objeto que cuesta $ 2,00 dólares, y en otro lugar encontramos el mismo objeto, pero costando $ 1,99 dólares, y compramos el último, pues nos parece mucho más barato que el primero. Así también sucede aquí, pues ellos hablan de 22 semanas para manipular la mente, pues se hablamos de meses... 22 semanas equivalen a 5 meses y dos semanas. ¿No habrá vida en este niño, que nacerá máximo en nueve meses? O sea ¿3 meses y dos semanas después? Muchos pro abortistas apelan al derecho de la madre. Sin embargo, esto es una terrible injusticia, ya que se margina y se abusa de un ser débil e inocente otorgando a otra persona un derecho por lo demás ficticio, pues la afirmación de que el embrión es una parte del cuerpo de la madre es biológicamente con toda claridad falsa. Nadie puede negar que la mujer juega un papel imprescindible en la concepción y nacimiento de un nuevo ser. Sin embargo, ninguna madre puede decir que ha sido ella quien infundió en su hijo el soplo de la vida. Su vida no es la de la madre sino la suya propia y tiene derecho a que se respete como se debe respetar la vida de un adulto. Así que esa vida que lleva dentro de sí no le pertenece y no tiene ningún derecho a cortar una existencia con todo un futuro por delante. ¿El aborto no es lícito ni mismo cuando el embarazo es fruto de una violación? Ciertamente una situación del género es dramática para la mujer, pero ¿El abuso sexual justifica el asesinato de un inocente? Ciertamente no. La madre tiene el deber moral de concluir el embarazo. El aborto no es la solución moral. Tampoco repara el daño hecho. Las madres que han abortado sufren consecuencias tristes e irreversibles La otra cara de la moneda de los pro aborto reza como sigue: Evitar sufrimientos al niño, sea porque viene con alguna enfermedad o mal formación sea porque no será bien acogido por la familia y el ambiente en el que nacerá Ante este argumento nos podemos formular varias preguntas ulteriores ¿Una hipótesis de infelicidad justifica un asesinato? ¿El concepto enfermedad y situación difícil se identifican siempre con infelicidad y por el contrario salud y buena condición social contienen siempre felicidad? ¿Es infalible la ciencia en todos sus dictámenes? A la italiana Maresa Ferrante, en el cuarto mes de embarazo, el ginecólogo le recomendó que abortase, pues iba a dar a luz a una niña con deformaciones. Un auténtico monstruo, según afirmaba el doctor. Por fortuna la madre de esta niña dejó nacer a su hija que 20 años más tarde sería coronada como Mis Italia 1995, una auténtica belleza, según afirmaron los jueces del concurso. Son muchos los casos de grandes hombres que han pasado por este mundo dejando la impronta de su genio que estuvieron a punto de ser abortados, pero que los hombres de su tiempo les dieron una oportunidad de vida y ahora la humanidad lo agradece. Todas las personas tienen derecho a ser felices. Matarlas es privarlas definitivamente de este derecho. El aborto no es una solución. Pero sin duda el argumento que aquí prima es que nosotros no tenemos derecho a decidir sobre el más fundamental de los derechos de una persona humana, la vida. ALGUNOS MÉTODOS ABORTIVOS Algunos que promueven el aborto nunca describen como se realizan ¿Por qué? ¿Por qué las televisiones no se atreven difundir el impresionante documental “Un grito silencioso” del Dr. Bernard Natharson que muestra un aborto de un feto de doce semanas? Por miedo, porque saben que va en contra a la naturaleza humana. Por ello describiré algunos para que vean la brutalidad: 3

DISCURSO SOBRE EL ABORTO – H. DOUGLAS GINKRESKI, LC Un ginecólogo de España llamado Morín que aceptaba hacer abortos hasta 30ª semana, decía así «Uno de ellos -explica- es el que se denomina «aborto de nacimiento parcial».

Se le pone a la madre un gotero con oxitocina para provocar el parto. Al bebé se le suele poner también una inyección en la fontanela (hueso aún no formado del cráneo) con algún tipo de calmante, siempre barato porque en estas clínicas primero la rentabilidad económica, para que no se mueva el bebé, para que la madre no lo note. El parto prosigue sus pasos y cuando sale la cabeza se decapita. Así, sin más». Otra variante apunta a que al sacar la cabeza se insertan unas tijeras en la región occipital del bebé, después se abren para agrandar el agujero. Se introduce un catéter en el orificio, a través del cual se vacía el cerebro por succión y finalmente se extrae la cabeza del útero... El doctor que explica todo el proceso se pregunta: « ¿Qué diferencia hay entre este tipo de aborto y un infanticidio?»
Las píldoras abortivas destruyen la placenta y ocasionan que el bebé en formación muera por falta de nutrientes. En otras palabras, se les deja morir de hambre. Muerte tan lenta y desesperante, que cuentan que los condenados por los nazis al búnker de la muerte, muchas veces llegaban a beber de su propia sangre para apagar la sed que les devoraba y a morderse a sí mismos para saciar el hambre atroz que les atormentaba. ¿Cuántos chicos con cualidades para ser grandes personalidades habrán sido amputados de la humanidad por el frío bisturí de la muerte mediante un cruel asesinato? Y repito esta última palabra sin temor a que se me escuche. La repito por todos aquellos que tratan de enterrarla y encubrirla con engañosos eufemismos. Permítanme gritarla por todos aquellos que ya no podrán hacerlo porque otros ahogaron su voz en su propia sangre antes de que aprendieran a decir palabra alguna. Todo aborto es un cruel y cobarde asesinato. Muchos buscan excusarse de estas acciones argumentando que el embrión no sufre, no siente Este argumento es tan ridículo. Basta ver uno de los muchos videos en los que se puede observar al embrión haciendo un esfuerzo desesperado, aunque inútil, por apartar de su cuerpo el filo del bisturí que le cortará la existencia. CONSECUENCIAS DEL ABORTO Todo esto nos describe un triste escenario en donde el ceno de una madre, en lugar de ser un nido acogedor, se transforma en un patíbulo para su propio hijo. Esto es lo que hace del aborto una infame y despreciable aberración. Incluso las fieras irracionales defienden a sus hijos arriesgando la propia vida si es necesario. Únicamente las crías de los animales más bajos y repugnantes como las serpientes o los escorpiones, se ven obligadas a huir de su madre para no servirle de alimento. ¿Tendremos acaso que sumar a estas especies una nueva: la del ser humano? Esto es algo que va en contra de la misma naturaleza, y por ello ha provocado serios trastornos en muchas mujeres que han practicado el aborto. Por que es más fácil sacar a un niño del útero de una mujer que de su conciencia. Unos estudios recientes llevados a cabo por David Fergusson, revelaron que el 42% de las mujeres que habían abortado, habían experimentado una importante depresión, tenían un índice el doble de alto de beber alcohol a niveles peligrosos y 3 veces más posibilidades de depender de drogas ilegales que aquellas que habían decidido dar a luz a sus hijos.

4

DISCURSO SOBRE EL ABORTO – H. DOUGLAS GINKRESKI, LC Otros estudios publicados en la revista Post Abortion Review, aseguran que son numerosas las mujeres que terminan suicidándose después de haber practicado el aborto. Muchas en la fecha en que abortaron o en la que debería de haber nacido su hijo. Pero estos trastornos psicológicos no afectan únicamente a las mujeres que han asesinado a sus hijos. También los doctores y enfermeras que han practicado una serie de abortos se ven envueltos por las oscuras aguas del remordimiento. A este respecto son muy reveladoras las palabras del Dr. Bernard Nathanson:

«Yo dirigía la mayor clínica abortista de occidente en Nueva York. Tenía 35 médicos a mi cargo con 85 enfermeras. Hacíamos 120 abortos cada día en 10 quirófanos. Recuerdo que en una fiesta que ofrecimos, algunas esposas de los médicos me contaron que sus maridos sufrían por las noches de pesadillas y, gritando, hablaban de sangre y cuerpos de niños rotos. Otros bebían demasiado y algunos comenzaron a consumir drogas. Muchos de ellos tuvieron que ser visitados por el psiquiatra. Muchas enfermeras se volvieron alcohólicas y otras abandonaron la clínica llorando desesperadas. Fue para mí una experiencia sin precedentes».
El Dr. Nathanson, después de usar todas las tecnologías para hacer los diagnósticos prenatales, a partir de los años 70, no le dejaron dudas que el niño que se encuentra en el vientre de la madre es simplemente otro ser humano, por eso el joven que practicó más de 10.000 abortos en su vida, se convirtió en uno de los principales defensores de la vida. El Dr. Philipp Mango psiquiatra convertido al catolicismo, se ha especializado en el síndrome “postabortivo”, y después de un estudio conciente de los miles de casos que ha atendido en sus terapias, llegó a la siguiente conclusión: ¡EL ABORTO DESTRUYE MÁS VIDAS!” CONCLUSIÓN: Todo esto nos demuestra que el aborto es un asesinato injusto, una aberración sin nombre. Y aunque muchos quieran sepultar su verdadero significado bajo una letanía de eufemismos y enmascararlo de derecho inalienable de la mujer, la realidad sale a la luz. Sus nefastas consecuencias se palpan en todos aquellos que se ven envueltos en sus redes. Desde el niño asesinado hasta el sicario que lo ejecuta, pasando por la propia madre que consiente su muerte. A todos ellos el aborto les daña espiritual, moral y físicamente. ¿Podemos hablar de justicia en un país donde no se respeta el derecho del embrión? El enemigote la nación: el más inocente y débil. Su delito: nacer, Su sentencia: la muerte. ¿Por que en el lugar de condones y píldoras, no se da a nuestros jóvenes una formación integral en los valores de la responsabilidad, respeto y dominio de si mismos… y no solo información sexual? También me pregunto como la Madre Teresa de Calcuta

<< ¿Qué se puede esperar de una sociedad que permite que una madre asesine al hijo de sus entrañas? ¿Qué valores, qué derechos van a respetar los que no respetan el derecho a vivir de sus propios hijos?>>

5

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->