Joana Pol

Ilustraciones de cubierta: Joana Pol. sin el permiso del titular del derecho de la propiedad intelectual.Mallorcafantastica.Mallorca Fantàstica Editors Primera edición. 10 –2º 07300 Inca Tel. Impresión: PUBLIDISA No se permite reproducir. fotocopia o cualesquiera otros. 2006. 971 83 21 15 – 625 414 638 DL: PM 1056-2012 Maquetación: Joana Pol. Impreso en España/Printed in Spain .com www. Diciembre de 2012 Joana Pol. impresión y distribución: Drac Siurell Tel. 971 50 30 57 Mallorcafantastica@ono. © Joana Pol . cualquiera que sea el medio empleado electrónico.Mallorca Fantàstica Editors Jardín. almacenar en sistemas de recuperación de la información ni transmitir alguna parte. Editores: Biel Pol y Joana Pol. mecánico.org Realización. Ilustraciones de interior: Joana Pol.

*Importante: Los personajes de Joana Pol comparten un mismo universo.000 seguidores en Facebook). El Poder del Amor y El Poder de la Memoria). . o la saga Bellver (El Poder de la Sangre. aunque las historias sean independientes y autoconclusivas. así como una guía para comprender el mundo en el que viven. Este libro contiene un completo apéndice con biblia de personajes al final. También se han incluido 65 ilustraciones de este fantástico mundo. como Demonios de Formentera (con más de 24. aunque son de pequeña importancia. Advertimos que dicho apéndice puede contener spoilers sobre otras obras de la autora.

.

sino porque otro de sus hijos era. Pena. el amor! uerau Vallés sabía que se estaba muriendo. aquella pobre cabeza de chorlito. al pensar en sus hijos. Ay. Guerau se sintió triste. quien. de donde nunca debería haber partido. 7 . hablando como si él no estuviera presente. sin ninguna cualidad especial.PRELUDIO ¡Ay. no sólo por la pérdida de su hijo. responsable. no pudo evitar recordar que uno de ellos ya no estaba junto a los demás: se había quitado la vida por una mujer. Y el médico podía hacer todos los diagnósticos que quisiera: Guerau sabía muy bien que era la pena lo que lo estaba matando. pese a todo: había amado a una mujer ordinaria. el amor. y regresar a S’Almadrava. Debería haberles dicho a sus hijos que el amor con seres extraordinarios siempre acaba en tragedia. Él había tenido suerte. Entre los estertores agónicos de su trabajosa respiración había podido escuchar a su mujer. pero no por las palabras de su esposa. sino porque. en parte. había reclamado ante sus hijos que cuando él muriera ella quería ser libre.

uerau Vallés era almadraviano. y en cambio atribuía a su esposo unos orígenes mucho más humildes. diciendo al mismo tiempo que todos ellos (los Vallés) eran feos. primero porque el joven Vallés aprendió lo que significaban. Se casó con una muchacha buena. Había sido de los primeros en establecerse en Balearia. Guerau convocó a sus padres para que vivieran con él en Balearia. cuyos componentes estaban dotados de gran hermosura. Muy pronto aquel hombre tuvo que tragarse sus maldiciones. Muchos se preguntaban qué había llevado al buen Guerau a casarse con aquella engreída. y más tarde porque Guerau asimiló muy bien su rudo oficio. presumida y con ciertas ínfulas algo ridículas: a pesar de ser ella también almadraviana y no tener ni oficio ni beneficio. y siempre defendió las excentricidades y la 8 . siempre sostuvo que era de una muy buena familia. pero si alguna vez Guerau Vallés se arrepintió de aquella unión jamás lo demostró.CAPÍTULO 1 Un matrimonio animado. hallando ocupación como peón caminero. En muy poco tiempo aprendió el idioma en que su jefe baleárico le vociferaba las órdenes y lo insultaba por lo bajo. A fuerza de duro trabajo había logrado el grado de capataz de su propia cuadrilla de almadravianos.

quien contaba a quienquiera que la escuchara que había llegado a Balearia bajo el peso de una maldición. No sucedía así con su esposa. y le había dado los mejores hijos que un hombre podía desear. por bondad pura no lo dejó traslucir. en sus últimos meses de vida. y si algo caracterizaba a Guerau Vallés era su gran orgullo. por culpa del cual y citando sus propias palabras “se puso amarilla nada más pisar la nueva tierra”. era el responsable de todo lo malo que a ella pudiera sucederle en aquellas tierras. que su amada esposa esperó con ansia y durante años que le llegara la muerte. pero se definía a sí mismo como un hombre feliz. rasgo que heredarían sus cinco hijos. en teoría benditas. Guerau declaraba con firmeza que Balearia era su hogar. Aunque algunas veces añoraba su antiguo país. nueva para su organismo. despechado al haberse visto abandonado por ella en la Montaña. Xita no pensó que el cambio de alimentación y la luz solar. un pretendiente almadraviano. Si el pobre adivinó alguna vez. y era el causante de que los físicos aiers 9 .infatuación de su mujer resaltando su lado más positivo: Xita era una gran madre. y no la falta de higiene bucal. No hablaba el baleárico porque al hacerlo evidenciaba un fuerte acento del que algunos ignorantes a veces se burlaban. estaba convencida sinceramente de que aquel novio le había echado un terrible mal de ojo. Guerau trabajaba mucho. quien pese a su fingida religiosidad era muy supersticiosa. Según ella. podían tener algo que ver en la reciente coloración de su piel. También el ex-enamorado era el culpable de sus frecuentes dolores de muelas. Xita.

tal vez. pero dejaron de hacerle gracia el día en que se le pasó por la cabeza la idea de que. Xita se arrepentía de haberse casado con él. o de que se quedara coja. con sus cuatro habitaciones y una pareja de mecedoras bajo el porche. ya viuda. lo cual quería decir que sus hijos hubieran sido también recolectores de hongos. y añoraba al antiguo pretendiente. pero demasiado dura para los más pobres. la pobre cabeza de chorlito llegó a decir que sólo echaba de menos a su fallecido esposo porque. Guerau pensaba que en la Montaña su vida habría sido por fuerza muy diferente: era suficiente para sentirse henchido de orgullo por haber cambiado su rumbo y. duro pero bien pagado. pues los recursos no alcanzaban para todos.hubieran tenido que extirparle la vesícula. Guerau solía reírse con aquellas extravagantes ocurrencias. o de haber tenido tan mala suerte con su matrimonio (una vez. pues sólo los mejores estudiantes de ciertas especialidades podían formar parte de la casta de los elegidos. sobretodo. cuando se apoyaba en él le servía de muleta). Ellos habían nacido en la casta de los campesinos. Ahora su mayor riqueza eran sus cinco hijos. Pero con unos pocos años habían hecho realidad un sueño: él tenía un buen trabajo. 10 . incluyendo la casita hecha con sus propias manos. el de sus cinco hijos. y sólo poseían la fuerza de sus manos. Habían llegado a Balearia con los hatillos al hombro. a menos que hubieran podido darles estudios. y que hubieran resultado ser todos ellos unas lumbreras. y poseían una parcela de tierra que les pertenecía. La vida en S’Almadrava era ideal para los privilegiados. al ser coja.

¡Cuántas veces había rezado a Felbel para que el próximo embarazo se tradujera en una niña dócil y fuerte! Xita había deseado fervientemente una niña que le hiciera compañía durante las correrías de los varones y la ayudara en las tareas del hogar.CAPÍTULO 2 Cinco hijos como cinco estrellas. Xita decía que la venida al mundo de su primogénito la había dejado coja de por vida y lo achacaba (además de a la maldición del ex novio) a un error de la comadrona. aquello no fue realmente malo (¡sobretodo para la pobre niña!). la diosa de la Bella Luz. la diosa de la Atroz Oscuridad. Xita debió de nacer con algún defecto congénito. Xita no tuvo suerte con las comadronas. y como a tales ella los había malcriado. pues siempre cojeó. no se perdía ninguno de sus partos. Si Felbel. Pero aunque Aratar el Justo intervino para que Felbel no le diera una niña a aquella buena mujer. que le desencajó una cadera. aunque no lo hacía de forma demasiado evidente porque era muy presumida. muchas y muy duras con tantos machos en casa. Foscor. o único que a Xita le disgustaba respecto a sus hijos era que todos eran varones. En realidad. Si la comadrona no hubiera puesto todo su empeño en traer al 11 . ni con los partos. había estado presente en todas sus concepciones.

Lexan creció como un chico nervioso y dominante. y se pasó los tres primeros meses de su vida llorando sin parar. Durante días el niño no tuvo nombre. muy sensible. porque ni Xita ni Guerau querían ceder. según una antigua leyenda uno de los fundadores de la Ciudad bajo la Montaña. el niño habría nacido muerto. tozudo como una mula y generoso como un sol de verano.mundo a aquel niño. pues Foscor lo reclamó desde el primer momento. uno mucho más adecuado a su estatus social: Lex. pues a éste le parecía casi pecaminoso ponerle aquel nombre a un niño nacido en el seno de una familia tan humilde. dentro de los límites de la prudencia. y finalmente Lexan. y era un terremoto travieso y deslenguado. cariñoso y delicado. por tanto. fuera aquello cierto o no. Era muy inteligente y. tal vez por haber sido traído al mundo bajo el estigma de dejar coja a su madre. Se inició un feroz regateo entre Xita y Guerau. que había sido un gran héroe almadraviano. 12 . Al segundo hijo lo llamaron Rafael. Guerau dijo que aquellos tres meses no habían sido de llanto. el nombre que Xita defendía sufrió paulatinos recortes: Alexanton pasó a ser Lexanton. Al tercero lo llamaron Xavier. el más audaz y trabajador de sus hermanos. Era de suaves ademanes. Tal vez marcado por la polémica desde su nacimiento. sino de discurso en el único lenguaje que Xavier conocía a tan temprana edad. Así. Aquel niño se llamó Manuel. El cuarto de los hijos de Xita nació tan hermoso que ella quiso que tuviera un nombre muy especial: Xita quería llamarlo Alexanton. aunque fuera a costa de una luxación de cadera de su madre. y propuso.

Al menor lo llamaron Xesc. Xavier se mantuvo más apartado. cada uno a su manera. Si algún día llovía. Las calificaciones escolares nunca fueron un problema en la familia: Guerau tenía muy claro que quien no sirviera para estudiar trabajaría. Verdaderamente nadie estaba allí muy seguro de si los estudios tenían alguna aplicación práctica. pero al mismo tiempo fue quien adquirió más carisma a lo largo de los años. o alguno de los niños se levantaba con un no muy claro dolor de barriga. y por si fuera poco tenía que cuidar de los dos menores. y tenía un carácter tan rebelde. impredecible y extraño que nadie podía atreverse a describirle con facilidad. excepto quizá la de librarse por unas horas de los a veces 13 . para Xita era muy importante lo que la gente pudiera decir de ella: cómo salieran sus hijos de su casa era responsabilidad suya. no había por qué ir a la escuela. aunque volvieran hechos unos monstruos irreconocibles. y en que eran como suele decirse unos trozos de pan. A menudo Xavier se veía obligado a llevarlo a la fuerza. pero no cómo regresaran. atenazándole los brazos por detrás y arrastrándolo todo el camino. Xesc se negaba a ir la escuela y armaba frecuentes pataletas en protesta. De pequeño se enfadada con los dos mayores porque no lo admitían en sus juegos tantas veces como él hubiera deseado. Manuel y Rafael siempre andaban juntos. lo mismo que Lexan y Xesc. y a Xita sólo le importaba el que sus hijos salieran de casa siempre bien limpios y bien peinados. terroríficos cuando andaban juntos. En lo que coincidían los cinco era en su amor por las aventuras y los deportes arriesgados.

molestos y ruidosos críos. 14 .

uerau se sentía feliz con su vida en Balearia. hechizado por la extraordinaria belleza de aquel ser que se acercaba a él. Una bellísima muchacha emergió de la bruma. hablándole dulcemente mientras se desnudaba ante él seductoramente. cuando pudo al fin reaccionar. ofreciéndole sus labios y echándole los brazos al cuello. un día. Entonces. y jamás volvió al bosquecillo de abedules. 15 .CAPÍTULO 3 La Ninfa. Guerau arrojó su carga de leña al suelo y salió corriendo. una extraña bruma se alzó a su alrededor. mientras cortaba leña en el bosquecillo de abedules de Moru para pasar el invierno. ¿Qué más podía desear un hombre? Entonces. Guerau estaba paralizado.

al montañismo y a cualquier deporte inventado o por inventar. os chicos fueron creciendo. ni se distinguía por tener una excepcional forma física. y si hubiera querido hubiera podido llegar a ser una estrella del To-Agol. Su libertad debía imperar sobre todo. mujer. traigo noticias! —¿Qué querrá esa chismosa? —se preguntó Xita. Xesc hubiera podido ser uno de aquellos atletas ricos y famosos mimados por el público. y le gustaba dibujar. un deporte cuyo éxito movía grandes masas de público: se jugaba entre dos equipos y se exhibía con gran éxito en la capital. no era alto ni bajo. 16 .CAPÍTULO 4 Malas nuevas. Un día. Xesc destacó pronto entre todos sus hermanos. pero era tan rebelde que jamás hubiera podido actuar subordinado a un entrenador. Los otros cuatro crecían sanos y fuertes. pagándose sumas a veces exorbitantes para adquirir una entrada de acceso al enorme estadio. El mayor era de aspecto muy dulce. y se sentía tanto más libre cuanto más valioso era aquello a lo que renunciaba. donde se celebraban los partidos y los célebres torneos. Eran muy aficionados a diversos juegos populares. Xita Vallés limpiaba la porqueriza cuando oyó confusamente los chillidos de su vecina: —¡Xita! ¡Abre la puerta.

No está más que todo el día acechando para pescar chismes y contarlos luego a toda la aldea. pero conservaba de su pasada juventud cierta coquetería encantadora. Pero Xita no se rindió jamás. adivinó que la maternidad era lo único capaz de llenar la vida de aquella mujer. y se dejaba parte de los cuartos ganados por Guerau en la peluquería. y se habría convertido en un vegetal. Su desgraciada cojera podría haber sido una excusa perfecta para no tener más hijos. arrastrando su pierna mala. que su amor de madre marcaría a los muchachos más de lo que ninguno de ellos admitiría jamás. pero el médico aier que la había reconocido después de su primer parto. Otra mujer en su caso se habría derrumbado sobre una silla muchos años atrás. cubierta de estiércol hasta las rodillas. Lo más admirable era su humor: aún se creía bonita. y le había contado la piadosa mentira de que tal vez un nuevo embarazo le arreglaría la cadera. y gustaba de comprarse pequeñas joyas o brillantes baratijas para lucirse en fiestas. porque tenía los mejores hijos del mundo. y les había cuidado exhibiendo tanto sacrificio. no podía hacerlo: tenía un gran sentido de la maternidad. había tenido cuatro más.malhumorada—. ¡Que nadie la culpara por aquel derroche de alegría! Xita era alegre. —¡Xita! 17 . decía ella. bailes y demás saraos. aunque se hubiera dejado despellejar antes de admitir aquella vanidad ante nadie. y porque en verdad Xita adoraba a sus hijos. a los que era más aficionada de lo que su pobre pierna podía permitirle. Empapada de sudor. Por eso. caminó bamboleando su pesado cuerpo. Xita ya no era la bonita y delgada joven con quien se había casado Guerau Vallés.

—Xita. —¡Estoy aquí! ¡Y no tengo cuatro piernas! La vecina gorjeó como un pavo. Supongo que regresarán en pocos días. precipicios y cuevas? Cualquiera diría que se les ha perdido algo por ahí. En lugar de atravesar la casita con los pies sucios de estiércol.Los impacientes gritos de su vecina la irritaron. 18 . eso sí que no. Xita sollozó un poquito. Sólo quería avisaros. Xita. tenía derecho porque los había parido. torrenteras. Y si sólo has venido a cotorrear. Daría! ¡Yo qué sé el gusto que le encuentran a hacer sufrir a su pobre madre! —Tienes unos hijos muy raros. Xita podía despotricar contra sus vástagos cuanto le viniera en gana. —¡Ay. pues todo se lo tomaba por la tremenda. Xavier fue con su padre al mercado de Inca. no te enfades. —Caramba. —¿Otra vez a las montañas? ¿Qué gusto le encuentran a descolgarse por barrancos. ya te puedes ir por donde has venido. y los mayores se marcharon con sus cuerdas. se asomó a la valla del corral. riéndose del chiste de Xita. Se acercó a la verja haciendo grandes aspavientos. mujer. si es que no han vuelto a escaparse. ¿dónde están tus chicos? —¿Dónde van a estar? Los dos menores en el taller de oficios. llorando y gimiendo como si cualquier cosa fuera el principio del fin del mundo. Ah. Todos sabían que tenía la lágrima fácil y que no podía hablarse de asuntos graves delante de ella. ¡Pero que nadie se atreviera a ponerles la lengua encima! —Aratar ha sido bueno conmigo porque me ha dado los mejores hijos del mundo.

si no me fallan las cuentas.Xita se puso la mano en el pecho.. un individuo que debió mamar leche de víboras. ¿Quieres que lo acusen de desertar? Ese es un trago que han de pasar todos los jóvenes. El que comanda la patrulla es el sargento Baltasar. —¡Mi Manuelito! —menos mal que el chico no podía oírla llamarlo por aquel diminutivo— ¡Qué disgusto me das! Nada más bajar de las montañas tendrá que marcharse. este año tienen que llevarse a Manuel. 19 . ya sabes que tienes que empezar a preparar el hato de tu hijo mayor. —Bueno. es pariente del Conde Oleguer de Son Boronat. Ya es mayor de edad. uno menos. si la patrulla se va antes no se lo podrán llevar. ¿y qué? —Pues que. constan en el registro de la Casa Mayor y en el del Templo. Me voy porque tengo la olla al fuego. ¿ellos qué van a darse cuenta? —¿Ves cómo eres tonta? Tus hijos. Xita se quedó oteando mientras su vecina se alejaba por el sendero. Más le vale a Manuel llegar a tiempo. como todo el mundo. ¡Con lo tranquila que estaba yo hasta que tú viniste con tus malas nuevas!". como todos los años. —Vamos. y no pudo evitar pensar: "Así te encuentres los garbanzos pegados a la olla. —Un chico más. no seas tonta. Bueno. Bueno. Ese tipo está amargado porque nunca será otra cosa más que la niñera de los reclutas.. —¡Ay! ¿Qué pasa? —Está aquí la patrulla de reclutamiento.

! —. con sus pálidas mejillas y sus finas manos. aunque un poco delgado.CAPÍTULO 5 Un hombre duro.. —¡Un maldito rábano es lo que te debo! ¡Si no te hubieras entrometido. Desde Manuel. pero tenía un rostro muy peculiar. —Lexan. aunque lo hacía sin querer. Te hubieran chafado la nariz como mínimo. Y a mí me encanta tu nariz. Y su hermano Lexan era tan y tan guapo que el contraste podía ser algo injusto. ¡eres un imbécil! —El imbécil eres tú. y 20 . como si la diosa Felbel hubiera pretendido favorecer a Lexan sobre Xesc. No era en absoluto feo. Pese a tener tan sólo quince años. Xesc era ya muy alto y fuerte. Bajo los bellos ojos marrones de Xesc sobresalía una nariz un tanto prominente. Xita pensó que Lexan estaba siendo cruel con su hermano. incluso había tenido que empezar a afeitarse.. que tenía el rostro de un ángel y el cabello largo. hasta Xesc con sus profundos ojos dorados. pasando por Rafael. Xita sacudió la cabeza: todos sus hijos eran guapos. Me debes un favor. Al parecer se peleaban de nuevo.. ún se hallaba ensimismada cuando oyó llegar a sus dos hijos menores.. y su rostro empezaba a tener conformaciones varoniles.

cuando llegaron su marido y su hijo Xavier. Los tres hermanos descargaron el carro antes de sentarse a comer. con su estatura discreta. su cara bondadosa y el cuerpo más bonito y equilibrado que Xita recordaba haber visto. Nadie se percataba de que en el fondo Xavier se sentía inseguro y abrumado. y aunque aún no habían acabado de formar su carácter ya se notaba que le tenían un respeto que se pronunciaría con el paso de los años. y pensar en los futuros gastos ponía a Guerau Vallés de mal humor. eh! ¿Tan grave es el asunto que no podéis poner la mesa o ayudarme a descargar el carro? Inmediatamente Lexan y Xesc dejaron de discutir. Iba a poner la mesa. Durante la comida Xita estuvo lamentándose y gimiendo en voz baja hasta que consiguió lo que quería. que Guerau le preguntara qué le ocurría.Xavier. Todos sus hermanos lo querían. como siempre sin permitir que sus hijos la ayudaran. El rostro franco de Xavier sonreía con todos sus rasgos: con la boca. se celebraba la feria más famosa del país. y les increpó: —¡Eh. Xavier dejó las compras en el suelo y se dirigió hacia sus hermanos menores. Guerau llevó el caballo a la cuadra. es decir. Venían del mercado de Inca. con las orejas. con su nariz. una vez al año. una aldea vecina bastante grande en la que. Xita le contó 21 . Les afeó que permitieran que su madre cargara con todo el trabajo. que aún discutían. y le daba apuro ser tomado como ejemplo. y por eso. murmurando por lo bajo porque pronto tendrían que cambiarlo por uno más joven. aunque alguna vez daba consejos. nunca intentaba influir en sus hermanos. Con frecuencia Xita tomaba el afán ahorrador de su esposo por tacañería.

Y mientras ella murmuraba por lo bajo. Xita rompió a llorar con su cantinela favorita: —¡Ay. como su mujer seguía gimiendo en voz un poco más alta.con los ojos bajos lo que le había dicho la vecina. Y cuando regrese sentará la cabeza en busca de un buen trabajo. pero Xesc la adoraba. y no hay nada que hacer. a veces la forma de ser de su madre le sacaba de quicio. pero qué hombre tan duro! Pero tú eres así y se acabó. Siguió comiendo mientras sus hijos se miraban entre sí.. Guerau detuvo la cuchara a medio camino entre su boca y el plato.. sobretodo el pequeño. Y como un torrente.. —Nada. Manuel cumple veintiún años dentro de poco. El lamento de Xita aumentó de volumen. pero con el corazón estrangulado. Espero que un año en el Ejército le convierta en un hombre. así que no me pasa nada. Como a todos. Es el primero de mis hijos. —Vamos. y gastarse tanto dinero en pergaminos para dibujar. si vas a decirlo. al mismo tiempo que recogía la mesa entre dramáticos lamentos y exagerados suspiros. dilo ahora. —¿Y a ti qué te pasa? —preguntó Guerau con impaciencia. sus hijos observaban al padre con cierto rencor. y tras cuatro o cinco cucharadas. pero sólo un momento. Me estás agriando la sopa. comentó con cierta sequedad: —Bueno.. pues ya va siendo hora. cállate de una vez. a mí qué me va a pasar. y todas esas patrañas suyas. y aprenda la verdadera importancia de las cosas. Si no. Supongo que abandonará esas tonterías de trepar a las montañas. Siempre le tocaba a él el papel 22 . Guerau contemplaba a su mujer con los ojos secos.

23 . aún antes de que se fuera. La escuela no le gustaba demasiado. pero no podía demostrarlo. y no podían estar separados sin añorarse. Lexan dejó muy pronto de pensar en los sollozos de su madre cuando. Tenía más facilidad para hacer amigos. y a Manuel menos todavía. aunque Lexan era más independiente que su hermano menor. y a menudo no veía en Xesc otra cosa sino un crío. tendrás que dejar la escuela. a sus hermanos y a sus amigos. Pero aún era el hombre de la casa y quería ser fuerte. de repente se dio cuenta de que su feliz infancia estaba a punto de terminar para siempre. Aunque la perspectiva de irse lejos e independizarse un poquito le resultaba atractiva. y al reparar en su hijo menor estuvo a punto de rebelarse contra ello. Ahora le tocaba el turno a otro de sus hijos. porque su duro papel aún no había terminado. si quieres. Nadie echaría de menos a Manuel más que él. ¡Qué relación tan insólita la de Lexan y Xesc! No podían estar juntos sin discutirse. Lexan no replicó.más difícil. y ahora que Manuel se nos va a ir por un año necesitaremos ese dinero. Te he encontrado un trabajo de sirviente en la noble casa del Duque de Alanzell. y podrás pasar en casa los inviernos. Lexan se quedó mudo. —¿Tengo que ir. su padre le anunció: —Lexan. sin mirarle. o al menos aparentar que lo era. Y. Guerau tragó un bocado con dificultad. porque las lágrimas no le ayudarían a superar un año entero lejos de su familia. Xesc ya empezó a echarle de menos. padre? —Tendrás un día libre a la semana. pero a sus diecisiete años aún se sentía muy apegado a su madre.

24 .Lexan deseaba en verdad hacerse mayor.

y la madre zurcía calcetines sin mostrar la menor intención de explicarle nada a su hijo mayor. Si Manuel no lo había mencionado nunca. y cuanto más guapas más tontas. anuel y Rafael llegaron al anochecer del día siguiente. Rafael no sabía que sólo le quedaban unos pocos años de soltería. ¿por qué tenía que hacerlo él? Como Guerau no se hallaba en casa cuando llegaron los dos hermanos mayores. besándose a escondidas en el bosque. aunque no se lo había dicho a nadie tenía una novia. Pese a ser tan joven.CAPÍTULO 6 Un espíritu rebelde. la patrulla estaba a punto de partir después de varios días en la aldea. Este comprendía lo que aquello representaba: el año anterior varios de sus amigos se habían ido y él sabía que ya pronto le tocaba el turno. Venían cansados pero animados. y hablaban de chicas. no era desde luego del pueblo. En general. Manuel. por su parte. porque les había visto juntos. Xesc no sabía quién era la muchacha. las mujeres eran estúpidas. ¿Cuántas veces se había manifestado en contra de lo 25 . fue Xavier quien le dio la noticia a Manuel. Rafael tenía mucho éxito entre las féminas. Sólo Xesc lo sabía. pero las despreciaba un poco. una de las grandes cualidades de Xesc era su discreción.

Manuel se reía sarcásticamente de ellos. Muchos que opinaban como él agachaban la cabeza cuando les llegaba la hora. Ahora que aquel momento tan espantoso había llegado se encontró desarmado. o con alguna bella bailarina de la capital (que. ¡alabado sea Aratar!. Sólo pensar que estaría un año entero sin verla. del Palacio Real de La Almudaina. palacios? ¿Monumentos? No hay jardines más bellos que los del fondo marino de Cala Murta. se iban y regresaban contando estúpidas aventuras y declarando que habían perdido la virginidad con alguna sofisticada diva. de sus jardines. le 26 . del mágico barrio nocturno de Sa Gerreria con sus famosos y espectaculares divos.. No dejaban de hablar de Palma. Algunos aseguraban haber visto a los mismísimos Reyes de Balearia. que alguien podía tratar de arrebatársela. y no viviría más a gusto en La Almudaina que en la bella soledad de Sa Costera. o de la bella catedral de La Seu.que él consideraba una tontería y una crueldad arbitraria? El servicio militar no debería ser obligatorio. y creía que moriría si tenía que soportar un año lejos de todo lo que amaba. —Caterina. habían tenido la dicha de visitar). Caterina.. —pensó inmediatamente. no sabía qué podía hacer. y sostenían que las Reinas Guiomar y Silencio eran las mujeres más hermosas del mundo. de sus museos y monumentos. y seguro que los reyes estarían de acuerdo conmigo. la muchacha más peculiar y fascinante que jamás había conocido. —¿Jardines. de sus edificios. había perdido la cuenta de las ocasiones en que así lo había expresado. a este lado o al otro del Muro Mágico que les separaba de Balearia Prodigiosa. no hay monumento más impresionante que las cataratas de Sa Freu. como borregos. en las montañas septentrionales.

Sin probar un solo bocado de la sencilla pero sabrosa cena que su madre le había preparado. y continuaron cenando. 27 . se levantó de la mesa y salió de la casa sin cerrar siquiera la puerta.enloqueció. Sus hermanos le siguieron con la mirada.

CAPÍTULO 7 Caterina. por lo que sus citas con ella estaban transgrediendo la ley. No aparentaba más de quince años. aunque sólo fuera para darse cuenta de que no era un sueño. A Manuel le gustaban los secretos. ¿Qué loca esperanza le indujo a pensar que la encontraría tan fácilmente? No sabía de la muchacha más que el nombre que ella le había querido dar. —Será nuestro secreto —había dicho. Y Manuel sabía con toda certeza que su hermano jamás conseguiría a una mujer como Caterina. quiénes eran sus padres? Nunca la había visto en Moru. ¿Dónde vivía. o incluso para darle una lección al engreído Rafael. Manuel tenía la convicción de que el desdén de Rafael hacia el género femenino se debía a que el muchacho creía poder conseguir a cualquier mujer. pero amaba tanto a Caterina que necesitaba pregonarlo a los cuatro vientos. quien hablaba de chicas como si él fuera el único capaz de conquistarlas. y ella le había pedido que no comentara nada de ella con nadie. ¿Qué clase de criatura era Caterina? Manuel había llegado a pensar incluso que quizá era alguna de las legendarias criaturas que habitaban en Balearia Prodigiosa al otro lado del 28 . anuel corrió hacia el bosquecillo de abedules donde solía encontrarse con Caterina.

Otro se hubiera preguntado por qué ella debería haber estado allí. Manuel despertó antes de que amaneciera. Manuel daba por descontado que tenía que ser así. ¿cómo saberlo? Nunca había visto un aier. no era lógico. ni en el dramático concierto de suspiros y gemidos de su madre al no saber dónde estaba. y él no se iría a ninguna parte sin antes verla. que no podía ser de otro modo: estaban unidos por un lazo sobrenatural. 29 . ¿Qué raro destino le había permitido conocerla? Quizá era una aier. Lo que sí parecía muy claro era que su Caterina no era un ser corriente. Se quedó dormido. acurrucado contra las raíces de un árbol. Pero.Muro. Caterina no había venido. Aratar la había puesto en su camino con algún propósito. y Caterina tenía que acudir a su silenciosa llamada. El sólo pensaba en su amada Caterina. Manuel la necesitaba. No pensó en la callada preocupación de su padre. fuera de toda lógica.

Sus pensamientos se vieron interrumpidos por un rumor no muy lejano. cómo no. y tiró a un lado las gastadas botas.CAPÍTULO 8 Amor en el bosque. si no podía alardear de otra cosa. ranas. a él tampoco le apetecía ir. Daría esquinazo a Xavier y se iría a coger sapos. Ahora que Lexan dejaba de ir a la escuela de oficios. Todos nos planteamos alguna vez una meta. Le gustaba pensar que era un chico diferente y extraño. y lo que vio le dejó sin respiración. feliz. Deseando que fuera un oso o alguna otra clase de fiera. 30 . Y su meta en la vida era ser la persona más rara e introvertida del mundo. y cerró los ojos. Apartó con la mano unos helechos. simplemente sería el bicho más raro. porque estaba muy concentrado en sus pensamientos. Luego se tumbó sobre el húmedo musgo. se arrastró silenciosamente hacia el lugar de donde procedía el ruido. No se percató de la bruma que se levantó a su alrededor. De modo que. en el agua del arroyo. aunque llegara a conseguir habilidad en muchas cosas. A sus quince años ya sabía que nunca podría presumir de ser un experto en nada. Xesc también. esc salió temprano de su casa. o cualquier otra alimaña que pudiera encontrar. serpientes. Cuando llegó chapoteó.

a través de las cuales pasaban los rayos de la aurora. tenía la cara brillante y arrebolada. pero se sentía paralizado. blancos como la nieve excepto las pequeñas areolas que florecían como dos rosas diminutas. Xesc vio que la muchacha echaba la cabeza hacia atrás y entreabría sus labios. cubierta por una fina transpiración que parecía escarcha. Todo el cuerpo de ella se estremeció mientras él pronunciaba un nombre: —Caterina. había estado demasiado pendiente de lo que presenciaba para haber reconocido antes a nadie.Una cabellera clara. Unos muslos femeninos albos como el mármol. Xesc se avergonzó. Xesc sintió una violenta sacudida en su interior cuando la mano del hombre abrió el escote y liberó los pechos pequeños pero henchidos. turgentes. El hombre se movió para colocarse entre las piernas de ella. Y en aquel momento Caterina abrió los ojos y contempló fijamente a Xesc. Caterina le había atrapado con el fulgor de sus ojos verdes. La mano de un hombre trepaba por uno de aquellos muslos y se introdujo bajo la falda. y entonces Xesc le columbró la cara. Xesc se quedó muy quieto. semi cubiertos por un tejido casi transparente.. Manuel entró en ella con un movimiento de sus caderas. y reconoció a su hermano Manuel. como si hubiera sabido desde siempre que él estaba allí. Era preciosa. y Xesc fue 31 . de una incoherente luminosidad verdosa. y las pestañas de sus ojos cerrados tenían una minúscula gotita en el extremo de cada una de ellas. La boca del hombre se cerró con delicadeza sobre un rosado pezón. y la muchacha exhaló un gemido. espiando.. espiándoles.

Tropezó varias veces mientras huía. con los labios entreabiertos y los párpados entornados. Se había mareado. Cuando Manuel gimió y se derrumbó sobre ella. y no tenía ningún interés en retroceder a por ellas. asombrado de sus propios latidos.incapaz de moverse ni de mirar hacia otro lado mientras su hermano poseía a aquella criatura ultraterrena. y cuando sintió que el corazón iba a estallarle se dejó caer. y fue la oportunidad que aprovechó Xesc para salir corriendo. oculto entre los helechos. Cuando hubo transcurrido un buen rato se maldijo interiormente. Xesc imprimió a sus piernas la mayor velocidad que le fue posible. y sabía que pararse tan de repente tras un esfuerzo tan exagerado podía tener muy malas consecuencias. no dejaba de escudriñar en los ojos de Xesc. Manuel respiraba entrecortadamente mientras penetraba con fuerza a un ritmo cada vez más rápido. pero se quedó tendido en el suelo. Se había olvidado las botas. pues la bruma dificultaba su visión. Caterina tuvo que cerrar los ojos a causa de su propio placer. y Caterina. 32 .

CAPÍTULO 9 La separación. como si le encantara compartir su mayor secreto con su hermano menor. Le apuntó con el dedo y mencionó: —Pronto te tocará a ti. Abrazó a Xesc. Y Rafael asintió mientras componía en su rostro aquella ensayada expresión de cinismo: —¿De veras crees que me doblegaré tan fácilmente? —Qué fanfarrón. anuel había creído que no podría marcharse sin ver a Caterina. Salió de la casa. pero habiéndola visto fue aún más difícil. Los sollozos de su madre al entregarle el hatillo que tan amorosamente le había preparado le irritaron. y quería unirse a los demás reclutas de aquel año frente a la Casa Mayor de la aldea. quien le había estado evitando desde que le restituyó sus botas. lo que en el idioma almadraviano equivalía al Ayuntamiento. y Lexan le pidió que le trajera algún recuerdo de su paso por la fabulosa capital. su padre le palmeó la espalda afectuosamente. Amanecía ya. y le guiñó un ojo con complicidad. Manuel frunció el ceño al darse cuenta de que Xavier no aparecía. Rafael no se levantó de la silla para despedirse. 33 . pero Manuel lo entendió. olvidadas junto al arroyo.

y ahora. —Bueno. Lexan hubiera preferido no haberlos visto. incluso Rafael. tan mayor como se sentía él para aquellas cosas. Pero al alzar Xesc la 34 . Xavier.. y Manuel casi sintió deseos de llorar. avergonzado. como en otros años. Xavier negó enérgicamente. Me pregunto qué te ha hecho cambiar de opinión. Y los cuatro fueron corriendo a la colina. El hermano mayor se fue silbando. —No —declaró—. Una sombra pasó planeando sobre los cuatro muchachos.Había echado a andar cuando una voz le detuvo: —¡Manuel! Y al atisbar por encima del hombro vio a Xavier. con el pelo alborotado. Xavier. —Por lo visto has resuelto venir a despedirte. como un enorme pájaro. Pero aquel día. corriendo hacia él. a pesar de la distancia. como si algo tétrico se les hubiera pegado en la frente. Lexan salió fuera de la casa con las manos en los bolsillos y sonrió a Xavier. divertido. no quería despedirme de ti. Yo estaré siempre con mis hermanos. llega algún día en que hasta los hermanos se separan y siguen rumbos diferentes.. admitió: —Es cierto. Cuando a lo lejos vieron pasar a los soldados y a los chicos del pueblo que se iban aquel año. Siempre hemos estado juntos. Tú siempre dices la verdad. iban cabizbajos y mustios. Manuel esbozó una tibia sonrisa. Él creía que irían cantando y silbando. —Bueno. —¿Vamos a la colina? Les veremos pasar. Nosotros siempre estaremos unidos. Manuel sonrió.

35 . Sí. Xesc crecía más deprisa de lo que era común en un humano. Repentinamente estremecido de frío. una de las amigas de su madre. Xesc inició el regreso a casa. ni tan siquiera una nube.cabeza no vio nada. aseguraba que era por el crecimiento. Al día siguiente no fue a la escuela por una buena razón: una misteriosa fiebre le había mantenido postrado durante toda la noche. y Maura.

Lexan reconoció aquel uniforme y aquel rostro. Se quedaron petrificados mientras los soldados empezaban a registrar la casa. Éstos habían llamado pero entraron sin esperar a que nadie les invitara a hacerlo. y avanzó con los puños apretados. —¿Qué diablos creéis que estáis haciendo? Pero los soldados ni siquiera lo miraron. en efecto. La casa era pequeña y en un momento terminaron de registrarla. aunque sólo lo había visto una vez. —Bueno. y Lexan fue el primero en reaccionar. El padre y los otros dos hijos habían ido a cortar leña. como casi siempre. Arrojó la ropa mojada que tenía en las manos. Xita lavaba ropa. de modo que se encaró con la temblorosa 36 . y Lexan y Xesc la tendían al sol. dejándola caer sin darse cuenta sobre la cabeza de su hermano. Entonces apareció un nuevo personaje. perplejo. —El sargento Baltasar —se dijo Lexan. botones de oro y múltiples ornamentos que lo recargaban. ¿dónde está? —¿Dónde está el qué? Baltasar no tenía la menor intención de rebajarse a dar explicaciones a un chico. La puerta estaba abierta de par en par. y había en su rostro una expresión avinagrada. y Xita se llevó un susto de muerte cuando vio a los soldados. Su uniforme sólo recordaba vagamente al de los soldados debido a los fajines. y desde lejos. os semanas más tarde llegaron unos soldados a la casita de los Vallés.CAPÍTULO 10 Desertor. Era él.

No fue lo peor no saber qué había podido ocurrir para que Manuel quisiera desertar. 37 . No fue tan malo saberlo de aquel modo tan brutal e inhumano. Lo peor fue que los días fueron pasando sin que la familia tuviera de él la menor noticia. —¿Dónde está Manuel Vallés? ¿Dónde está ese maldito desertor? No fue realmente malo saber que Manuel había desertado.mujer.

Ya en las calles de Moru. Pronto cumpliría dieciséis años. y no obstante bueno como un trozo de pan e inofensivo si no se metían con él. y sacaba astillas de una rama con un enorme cuchillo. Y muy a pesar suyo se sentía demasiado solo sin sus hermanos. descalzo y con las botas al hombro. nunca había lugar para el aburrimiento o la inactividad. con Manuel desaparecido. al no tener ella ningún otro retoño de quien cuidar. y los otros tres trabajando. silbando con aburrimiento. Sólo había una cosa en el mundo capaz de provocar su cólera. y era que le llamaran por su apodo.CAPÍTULO 11 El Piyoyo. y no sabía si eso debía alegrarle o entristecerle. alto y grueso. esc llegaba del arroyo. un personaje de unos veinte años de edad. No podía soportar por más tiempo el ser el centro de las atenciones de su madre. aunque en general la soledad le gustaba. las manos en los bolsillos. Se trataba de Guillem. como alguna excursión o una fiesta con chicas. Como 38 . el tonto del pueblo. Con Lexan todo era más divertido. y ya no le gustaban las mismas cosas que antes: estaba haciéndose mayor. Xesc reparó en alguien que se hallaba sentado en un portal. Se dijo que podría proponerle hacer algo especial juntos antes de marcharse de nuevo a Alanzell. Se había alegrado mucho de que Lexan regresara por unos días. pero su hermano tampoco parecía el mismo de antes. “Piyoyo”. Xesc no era ni un provocador ni un gallo de pelea. tan grande como un armario y con un genio endiablado.

Al ver su boca babeante y sus ojos inyectados en sangre. ni siquiera con Guillem. situada en las afueras pero muy cerca del pueblo. por eso nunca pronunciaba su apodo en su presencia. y Xesc reconoció vagamente a su hermano Lexan en el bromista desaprensivo que había huido tras provocar al Piyoyo. inundando la calle entera con su figura. se sacó las manos de los bolsillos y salió disparado. al doblar otra esquina y desaparecer de su vista. A los pocos pasos oyó cómo alguien le espetaba a Guillem: —¡Piyoyo. Para no ser alcanzado por Guillem. Se volvió con incredulidad. Guillem? El bobo le sonrió con su boca mellada y gruñó su saludo.quería que le dejaran tranquilo. sabiendo que Guillem haría picadillo al mentecato atrevido. Para evitar tamaña injusticia reaccionó por fin. Sólo sabía de una persona capaz de correr de aquel modo. Entonces oyó un furioso bramido a su espalda. y se le puso la carne de gallina al ver al Piyoyo con la más terrible de las expresiones que era capaz de formar en su cara. y como el culpable había puesto pies en polvorosa la víctima iba a ser él. —¿Qué hay. y se regodeó pensando en la persecución de la que iba a ser testigo. Xesc comprendió que el Piyoyo buscaba una víctima para desahogarse pegándole una buena paliza. En aquel momento alguien pasó por su lado. Piyoyo! Y Xesc sonrió malignamente mientras seguía andando con indolencia. corriendo tan rápidamente que sólo pudo ver fugazmente el vuelo de su camisa. formando un signo de interrogación con su ceja izquierda. Xesc se internó en la 39 . y los pelillos del cogote se le erizaron. corriendo hacia él como un toro salvaje. Jamás se metía con nadie. Xesc pasó a su lado tranquilamente y dobló la esquina hacia su casa. eso era precisamente lo que hacía él con los demás.

No podía oír ningún rumor que no fuera el provocado por el mismo bosque. y aquellos ojos. atrapándole con su mirada—. Vio acercarse el rostro de ella y cerró los ojos cuando aquellos labios se posaron sobre los suyos. ella emergió tras los arbustos y caminó hacia él. saturado de vida. y sintió un temblor cuando sus manos 40 . Nada pudo hacer cuando ella se inclinó sobre él y le rozó los cabellos con los dedos. Recordó un nombre pronunciado con anhelo: Caterina. —¿No dices nada. Como él siguiera en silencio. ¿Ni siquiera “hola”? Él no podía moverse. y se topó con unos ojos verdes rebosantes de misterio que lo observaban con intensidad desde el límite de un claro. Cerró los párpados. labios pletóricos de sensualidad.. Y al recordar también las manos de su hermano sobre los blancos muslos de la chica sintió una reacción en su entrepierna que le hizo sentir una violenta vergüenza. Xesc Vallés? El muchacho sintió tal sobresalto que todos los músculos de su cuerpo lanzaron una sacudida. respirando a su alrededor. Era el mismo gesto que utilizaría para tranquilizar a un caballo desbocado. Xesc buscó a quien había pronunciado aquellas palabras. Debería sentirse furioso con Lexan por aquella bufonada. mejillas sonrosadas. Sonrió con una expresión casi de idiotez: sí. La mente de Xesc tardó un poco en reconocerla: melena clara de un tono verdoso. pues la intrincada arboleda y el terreno accidentado eran idóneos para dar esquinazo a aquella furiosa masa de músculos. había logrado despistar a su perseguidor. —¿Huyendo de nuevo. y se puso la mano sobre el pecho para sentir su corazón y acallarlo. repentinamente dichoso por la paz que reinaba a su alrededor. Xesc? —preguntó la muchacha. pero no era así..fronda de la zona oriental de Moru. no podía escapar. Cuando se creyó a salvo se detuvo.

siendo el primero en salir de aquel breve trance: —¡Eh.acariciaron la piel fresca de la muchacha. sudoroso. La desgarrada camisa apenas le cubría la espalda. oscurecía. despeinado. pero él apenas se acordaba ya de cómo había ido a parar a aquella zona. Lo sucedido lo llenaba de culpa y de dicha. con sus rizos castaños repletos de hojarasca. pero había algo nuevo en él que todos percibieron. Estaba completamente desnudo. Todos excepto Rafael. ¿Cómo iba a decirles que la mujer de su hermano le había arrebatado la inocencia? Llegó ya entrada la noche. y tenía frío. Xesc se sumergió en el vértigo. Durante el trayecto trataba de acordarse de lo sucedido. Aún no había cumplido dieciséis años. verdad? Xesc. con las ropas destrozadas a causa de su frenética carrera contra el Piyoyo. y hubiera deseado contárselo a alguien. clavó una intensa mirada sobre Lexan y se fue a la cama. A Lexan se le atragantó el bocado 41 . Xesc se halló tendido bajo el susurrante techo de hojas. y se quedaron fisgándole mientras atravesaba el comedor hasta la escalera que conducía a los dormitorios. y sin duda le aguardaba una ojeada de reconvención de su padre y algún comentario estúpido de parte de sus hermanos. y de aquella guisa echó a andar hacia su casa. quien parecía hallar muy interesante el contenido de su plato. pero no podía recordar hechos. Lexan ahogó una risa. ¿No lograría pillarte el Piyoyo. Se vistió. y al levantarse para recoger su ropa se le quedaron pegadas en la espalda y en las nalgas algunas hojas muertas. Ella metió una mano en su entrepierna y rozó su carne palpitante con sus dedos fríos. las ropas destrozadas. y en muchos aspectos era todavía un niño. Su familia estaba cenando. casi maquinalmente. pero no podía hacerlo. Xesc! Vaya pinta que traes. Cuando pudo coordinar de nuevo sus pensamientos con cierta cordura. sólo sensaciones.

42 .que estaba masticando.

que estaba entre ellos sin estar realmente allí.CAPÍTULO 12 El regreso de Manuel. A solas en la oscuridad. Manuel se ausentaba por las noches de su casa sin decir a nadie dónde iba. A veces. se odiaba y la odiaba a ella. y se rascaba la cabeza con inquietud. anuel regresó por fin a casa. Guerau estaba muy preocupado: detrás de su desalentada sonrisa Manuel escondía un misterio. Xesc no podía dormir por las noches. Guerau reparaba en su hijo mayor. y su crimen se pagaba caro. y a menudo. y disimularon la entrada. y la deseaba. y se pasaba los días durmiendo. cuando le hablaban. y las noches fuera de casa. Manuel parecía ausente. y se sentía terriblemente celoso y también culpable por lo sucedido entre él y la supuesta novia de su hermano. Manuel había reanudado sus encuentros con Caterina. y cuando volvía parecía hacerlo de tan lejos que Guerau tenía miedo de que un día no pudiera regresar. lo escondieron en el sótano. pero no podía.. Guerau le veía tomar el rumbo este de Moru. Pensaba en ella constantemente. Era un desertor. Manuel se encerraba en el sótano cuando venían visitas. No dejaba de pensar en que. y Guerau descubría en él una mirada tan ajena. estando todos reunidos junto al fuego de la chimenea. Mientras Guerau pensaba qué se podía hacer. Xesc había tratado de olvidarla. ahora que había regresado a casa. y al 43 ..

bañada en luz de luna. con los ojos brillantes y los labios húmedos. cuya cabeza descansaba sobre el regazo de la muchacha. —Sí que puedo. Otra noche. y de alguna manera Xesc sabía que era cierto. Su hermano mayor le sonrió fugazmente en la oscuridad. abandonó el catre y corrió a buscarla. Al menos durante un tiempo. y amarla sin palabras porque ella era capaz de llorar. Xesc se retorcía de dolor y de celos cuando veía a Manuel salir en dirección al Este. hubiera querido matarla y morir con ella en el momento de mayor éxtasis.mismo tiempo la amaba con desesperación. Xesc trató de hacerle daño con su posesión. —¿Y Manuel? —También le quiero. Entró sin hacer ruido y fue a acostarse. Pero está en mi naturaleza. Le dijo que le quería. Caterina lloraba. Cuando regresó a su casa aún no había amanecido. Caterina clavaba sus ojos en los de Xesc. Manuel no dormía. pero se equivocó: la quería para él. y por dejar que ella lo supiera. —Lo sé. Una noche le siguió. en cuanto escuchó que Manuel estaba de regreso. —Nos perderás a los dos. y él se sentía un miserable por estar allí. rodeados por la bruma. Al final. y estuvo escuchando cómo hacían el amor. sólo podía acariciarla con dulzura. que no podía vivir sin él. pero sólo fue capaz de acariciar su cuello. Sí. Xesc espió entre los helechos mientras Caterina acariciaba el cabello de Manuel. Caterina le estaba esperando. y al sentir sus ojos sobre él Xesc se sobresaltó. —No puedes tener a los dos —advirtió Xesc. y al pasar frente a la cama de Manuel no pudo evitar dirigirle una mirada. Creía que llegaría a resignarse a que Caterina fuera para Manuel. Xesc hubiera querido estrangularla. 44 . y oler el perfume de sus cabellos.

Finalmente.pero Xesc le vio a la perfección. logró dormirse. 45 . temblando como una hoja. “¿Lo sabe?”. justo cuando el sol empezaba a emerger tras el horizonte. se preguntó. Se acostó.

una mirada rebosante de tristeza. finalmente. aceptó su suerte. y había logrado un decreto real. se le condenaría sólo a dos años de prisión. Lexan no pudo acudir: el duque tenía invitados. Guerau tomó una decisión: su hijo había quebrantado la ley. Xesc rehusó ir. aunque Manuel echó una última mirada a Xesc. o convertirse en un proscrito de por vida. ras meditarlo profundamente. para poder despedirse de Manuel. Manuel. lloró y lloró. había intercedido por el chico. El duque de Alanzell. hijo. si el chico se entregaba voluntariamente. Tu rebeldía está comprometiendo a tus hermanos. Xita lloró. 46 . Se marcharon los tres mayores. pretextando no sentirse bien. para quien trabajaba Lexan. pero finalmente el criterio de Guerau se impuso: Faltaste a tu deber. a Xesc le faltó tiempo para correr hacia el bosquecillo de abedules. Lex prefirió mostrar su agradecimiento a su señor quedándose para servirle. y debía someterse a cumplir un castigo por ello. y aunque le dio permiso. Xavier propuso que los cinco hermanos partieran de excursión unos cuantos días. Apenas hubieron desaparecido de su vista.CAPÍTULO 13 El castigo. mediante el cual. entre risas. Acepta tu justo castigo como un hombre. Su madre les despidió haciendo ondear su delantal. Los tres hermanos acamparon en un lugar muy hermoso. algo contrariada porque no le habían dicho cuándo regresarían.

y no tardó en quedarse dormido a fuerza de escuchar los rumores de los animalillos nocturnos y los susurros de las hojas en los árboles. 47 . se desencadenó la tragedia. nadaron. En Alanzell. Xavier prefirió entrar en el pequeño cono de cuero que era su tienda de campaña. Manuel se había dormido. Rafael lo tapó cuidadosamente con una manta y se acostó a su lado. cuando se reunieron alrededor del fuego y empezaron a parlotear. llegó a la noche. La charla continuó hasta que Xavier. Pescaron. le indicó a Rafael que mirara a su hermano. justo lo que ellos buscaban.junto a un pequeño lago que descansaba en el centro de un valle. Lo mejor. como siempre. pero no sabía por qué. al día siguiente. Lex no pegó ojo en toda la noche: estaba terriblemente inquieto. Y. rodeado de montañas y de bosques de encinas y pinos. exploraron los alrededores. poniéndose un dedo ante los labios. Era bonito y solitario.

Le llamamos a gritos durante toda la tarde y gran parte de la noche. Lexan pidió que le contaran todo. exan estaba en Alanzell cuando sucedió todo. pero feliz le contó Xavier.CAPÍTULO 14 Tragedia. Llegó a su casa con el corazón encogido. Lo buscamos continuó Xavier. y junto a ellas. con la voz estrangulada. Cuando nos 48 . vieron sus botas cuidadosamente colocadas la una al lado de la otra. Manuel parecía distante. y las lágrimas resbalaban desde sus ojos cuando nadie podía verle. Cuando regresaron. el pergamino en el que había estado trabajando. sentado a la orilla del lago. y lo primero que hizo fue abrazar a sus hermanos en silencio. trabado bajo una piedra para que la brisa no se lo llevara. Miramos en las orillas del lago y en las aguas próximas al lugar donde habían quedado sus cosas. y ya era demasiado tarde para hacer nada. Su madre permanecía acostada bajo el efecto de los sedantes. Rafael decía que era inútil. y organizando nuevas expediciones de búsqueda. y sus útiles. mientras nosotros dábamos un corto paseo. Se quedó dibujando con los carboncillos que había rescatado de entre los restos de la hoguera. El padre estaba aún movilizando a la gente. continuó Xavier. En adelante siempre le quedaría aquella amargura en el alma: que no había podido estar con su familia en las horas de incertidumbre y desesperación que siguieron a la desaparición de Manuel.

No apareció. Rafael se tornó taciturno y exagerado en su preocupación por las personas que amaba. Lexan lloró. Durante días cientos de personas de las aldeas más cercanas le estuvieron buscando. conducía la carreta como un loco. En realidad. Y Xesc. pero jamás se lo dijo a nadie. De hecho. En cambio. porque al ver el último dibujo de su hermano lo comprendió todo. Guerau empezó a ver su salud afectada por la pena. y parecía enferma. y no tomaba las mínimas precauciones para practicar sus deportes favoritos. Se había marchado 49 . y nunca volvió a ser el hombre fuerte con salud de hierro que había sido hasta entonces. La madre no pudo volver a dormir. todo el bosquecillo parecía enfermo. Había estado llorando. Lexan cerró una puerta en su interior. incluso dragaron el lago. Cuando por fin lo hizo encontró a Caterina.vimos impotentes fuimos en busca de ayuda. sin resultado alguno.. Xesc hizo un esfuerzo para regresar. Xesc estuvo mucho tiempo sin acudir al bosque de abedules. Fue una herida que jamás se curó. la familia no pudo volver a mencionar lo ocurrido sin que el llanto apareciera. De alguna forma ella sabía lo ocurrido. y ya nunca volvería a llorar. aunque aún no lo sabía. Iba a cumplir dieciocho años. —Quédate conmigo esta noche —le pidió ella. le quedaban pocos meses de vida. Cabalgaba como un centauro. y vivió el resto de su vida con un peso en el corazón.. Xavier dejaba que la procesión fuera por dentro. llenos de dolor y de culpa. desde aquel día era negligente con su propia seguridad. Se amaron con furia. parecía que tratara de burlarse de la muerte. él nunca quiso volver a hablar de ello. pero ni él ni ella mencionaron ni una palabra sobre Manuel.

y con los otros. Porque soy frágil. Xesc parpadeó. —Mi hermano ha muerto por nuestra culpa. Xesc se inclinó sobre ella para besarla por última vez. con un relampagueo en sus ojos verdes. muy lejos. Xesc no quería marcharse. Con uno de nosotros que pase la noche fuera de casa ya es suficiente para mi pobre madre. una espesa niebla les rodeaba. ¿No podrías tranquilizar mi corazón con una simple promesa? —Yo no puedo prometerte nada. Tu hermano está aquí. y la extraña bruma volvió a levantarse. Cuando ya estaba vestido y no parecía tener nada más que decir.lejos. conmigo dijo Caterina. —No puedo. De repente. Ella lo miró con cierta alarma. en silencio. —Ven tú conmigo —dijo Xesc. aún permanecía allí. Caterina comprendía. Xesc. Xesc comprendió que los seres que se ocultaban en la bruma no formaban parte de su imaginación. Conmigo. Soy frágil y no puedo estar sola. para siempre —dijo Caterina—.. No puedo. más allá de donde su mirada se había perdido. Soy demasiado frágil para poder hacer promesas. ya te lo he dicho. Pero en el preciso momento en que Caterina alzó su voz. y miró a Caterina casi como si se sorprendiera de estar a su lado. ¿Su imaginación le estaba jugando malas pasadas? —¿Por qué? Cada vez que me alejo de ti para volver a mi vida real me pregunto si volveré a verte. Ni siquiera sé si al ponerse la luna seguiré aquí para verla salir de nuevo. y Xesc sintió tanta aprensión que incluso creyó ver afiladas garras surgiendo de la extraña bruma. tanto las garras como la niebla desaparecieron. algo confuso. Y un día tú te reunirás con él. de pie. y se 50 .. Xesc.

saltando entre los helechos con sus largas piernas y sin volverse para mirarla. 51 .marchó corriendo.

y al fin regresaba a su casa. Miraba a su hijo menor sin decirle nada. Luego. desnudos. cada vez más débil para andar.CAPÍTULO 15 Un cuchillo en el corazón. Cuando exhaló su último aliento. Y. lo desenrollaba y se pasaba horas contemplándolo. Sacaba de entre sus ropas el pergamino sobre el que Manuel había ejecutado su último dibujo. Siempre acababa con los ojos anegados en llanto. 52 . pero el dibujo aún era perfectamente visible: un joven y una muchacha se abrazaban. en el claro de un bosque. el pergamino cayó de entre sus dedos. simplemente. por último. dejó de comer. uerau. El carboncillo se había difuminado. dejó de respirar. mientras eran observados por un hombre que tenía un cuchillo clavado en el corazón. frecuentemente. hasta que un día. acudía en secreto al lago donde había desaparecido su hijo mayor. Hablaba cada vez menos. dejó de hablar.

53 .

Demonios de Formentera y Bellver El Poder de la Sangre El Poder del Amor El Poder de la Memoria -Apéndice- 54 .

Las Puertas Mágicas siguen existiendo en la actualidad. y en el mundo “prodigioso” los supuestos líderes del Bien son los demonios –custodios de las Puertas-. lujoso. y son accesos de uno al otro mundo. y al mismo tiempo surgieron la rivalidad y la desconfianza mutua entre las razas mágicas y las no mágicas. habitaban en nuestro mundo muchas criaturas con poderes especiales. Los humanos desarrollaron tecnología para adquirir poderes semejantes. Hace mucho tiempo. que iba desapareciendo allá donde se abría paso la tecnología. En ambos mundos ha habido siempre tensiones de poder (en el mundo “humano” el Bien y el Mal vienen representados por el Cónclave de Ancianos –cuyo líder es Raimon Llull-. Los habitantes de la Zona Prodigiosa pasaron a llamarse Los Ocultos. mágicamente idealizado. Prodigioso. pero donde todo es más exagerado. maravilloso. que están en constante lucha contra los habitantes de la isla mágica de Parellada – humanos renegados al servicio del misterioso Rey Lladern IX).Los personajes de Demonios de Formentera y de la saga Bellver. junto con los humanos y las criaturas no mágicas. Además. y el mundo donde viven. hay que resaltar que en la saga no hablamos de “las Islas 55 . y la Zona Prodigiosa donde habitarían aquellos que preferían la supervivencia de la magia. en suma. La “solución” fue crear un Muro Mágico que dividía ambos mundos: el mundo normal donde vivirían los humanos. exuberante. la mayor parte de esos portales están situados en las Islas Baleares y están controlados por la raza de los demonios. El Mundo Prodigioso viene a ser un reflejo del nuestro. peligroso. violento. y el Taumaturgo.

56 . y forman una península que a su vez está unida a un misterioso continente que está condenado a desaparecer (o sea.Baleares”. Mallorca e Ibiza están unidas. aunque no se menciona. ya que de norte a sur Menorca. donde sólo Formentera y Cabrera pueden considerarse islas. se supone que hablamos de Atlántida). sino de Balearia.

LOS DIOSES: La Sagrada Tríada: Habitan en el cielo de Formentor. Padre de Felbel y Foscor. Su aspecto tiene un halo celestial. y Aratar las ama por igual.Personajes En todos los Mundos: 1. es morena y con los ojos azules. Felbel La diosa Creadora. Igual de hermosa que su hermana. que vela por el Equilibrio. creador de todas las criaturas. 57 . Foscor La diosa Corruptora. Es hermosa. pero con un aspecto maligno. rubia y de ojos verdes. Sus hijas representan los extremos contrarios que forman el equilibrio. Aratar Dios supremo.

así como su resistencia y capacidad de recuperación. tramposo. Excepto alguna excepción. Tiene la misión de proteger a Ariant en su viaje hacia Balearia. Su don crece cuando canta: su hermosa voz es mágica. y va enmascarado. Guiomar. a lo largo de la 58 . 2. SEMI-AIERS: Raza mestiza. Sin embargo. Su ciclo de vida también es diferente. Personaje principal Princesa guerrera de gran belleza. Bellver. Turixant. no tiene una actitud victimista y. Misterioso personaje que se supone de la nobleza de Fartaritx.En nuestro lado del Muro Mágico: 1. Pero es tan seductor y carismático que todos los que lo conocen lo admiran. LOS AIERS: Raza similar a los hombres pero con rasgos físicos característicos. cuando no le queda más remedio que luchar. aunque él no lo sabe. que hacen que puedan llegar a vivir miles de años. como la diosa Foscor. algo canalla. Tiene un lado oscuro. trabaja para Bellver. menos dados que los humanos a someterse a sus pasiones. a quien es fiel a pesar de los sufrimientos que se derivan de su relación con él. mujeriego y juerguista. Protagonista Por su aspecto parece una criatura de la diosa Felbel. Hijos de humanos y aiers. sensible y pacifista. Personaje principal. es egoísta. son seres virtuosos y equilibrados. Adoran a Felbel. inteligente. Tiene el don del “glamour” aiérico: la gente se siente mejor con su sola presencia. considerado. Está enamorada de Bellver. aunque también es un gran guerrero. Ariant. Es atento. cariñoso. Protagonista Es moreno y con los ojos azules.

demuestra su gran carácter. Berenguer acaba siendo Rey de Balearia al casarse con la Reina Tiana. es la compañera sentimental de Alberic. Personaje principal El gigante fiel. Berenguer Antiguo general de Orient. y quien ejerce de madre adoptiva de Bellver.historia. un hombre grande y fuerte. · Aiers de Orient: Príncipe Oriol Príncipe de los Aiers de Balearia. pariente de los gemelos. hermano adoptivo de Ariant. Fue amigo de Bellver desde su niñez. padre adoptivo de Bellver. Antes de llegar a Balearia: Toro. Es impulsivo. Dama Aier de Fartaritx No se llega a mencionar su nombre. . Telm. inmaduro. apasionado. Berenguer es el padre de los gemelos Bellver y Ariant. Damas Aiers Nobles Aiers 3. lo protege contra todos los peligros. desconfiado y gran guerrero. Unos adoran a Felbel y otros a Foscor. al ser Bellver medio humano éste alcanza la madurez. pero Telm es el eterno adolescente. LA RAZA DE LOS HOMBRES: Raza numerosa y extendida. 59 . Es un personaje muy tierno. Personaje principal Es un aier con aspecto de chico adolescente. Jinetes del Viento Guerreros Aiers que cabalgan sobre alicornios. y desaparece la noche de su nacimiento. Alberic de Fartaritx Rey de los Aiers de Fartaritx.

Falcó. prudente y fiel. quien con la mitad de sus hijos se marchó a la Zona Prodigiosa. asesinada por Elisard. es la auténtica malvada de la historia. pero perdió la memoria al ser envenenado con nepenthes. pero bonachón. Amazonas Raza humana de mujeres guerreras. Llátzer es el padre de Ronsac. por venganza. pero también cae seducido por su personalidad. Aurembiaix Noble de Balearia. Al principio de la historia está en el bando enemigo. 60 . y al no conseguirlo. Es un gran guerrero. Habitantes del pueblo de Mogador · Humanos de Balearia Guifré El noble más poderoso de Balearia. Damaris de Xorrigo Padre de Toro y padre adoptivo de Ariant. trama la muerte de Guiomar y la destrucción de Balearia. gruñón y con muy mal genio. ex general del Ejército de Balearia. valiente! e idealista. Personaje principal Es el hijo adoptivo del Taumaturgo. intenta seducir a Bellver. pone en su sitio al arrogante Bellver. Calaia Ambiciosa y bella. inteligente. Una terrible maldición pesa sobre él. Llátzer de Son Siurell El señor feudal más viejo de Balearia. Vive marcado por unos extraños sueños-recuerdos que provocan una cruel lucha interior. Mercenarias. sensible. Fabiana La amante humana de Bellver. vivió durante un tiempo en la Zona Prodigiosa. de carácter alegre y bromista. mujeriego empedernido y un poco cobarde.

Oleguer Noble de Balearia, presuntuoso y pedante, encabeza la facción de los nobles que conspiran contra la monarquía de Balearia. Xima Señora feudal de Balearia, algo gruesa, simpática y valiente. Dalmau Noble de Balearia, traidor a su pueblo. Capitán Ricard Capitán de la Guardia Real de Balearia, muy valiente, honesto y extremadamente franco. General Cugat General del Ejército de Balearia, experimentado, aunque algo acomodado al poder de su rango. Coronela Silas Coronela del Ejército de Balearia, muy brava y buena luchadora. Físicos de Balearia Los médicos que atienden a los heridos o enfermos. Guardia Real y otros Soldados (de ambos sexos) 4. HADAS: Criaturas mágicas que habitan en los jardines de Alfabia, protegidos tras una barrera temporal. Adoran a Felbel. Siurana. Es la Reina de las Hadas. Ojos de Ámbar. Hada de Alfabia. Silencio. Personaje principal Es un hada con aspecto de adolescente. Tiene la sensualidad y el encanto de una lolita, es divertida, inocente, a veces un poco torpe con sus hechizos (que tienen a menudo consecuencias hilarantes), pero tiene grandes poderes y lo demuestra en las batallas. Ha abandonado una vida feliz y cómoda en los Jardines de Alfabia por amor a Ariant, a quien sigue a pesar de los peligros que lo rodean.

61

5. ALMADRAVIANOS: Raza similar a los hombres, forma una utópica civilización, muy liberal, que vive en el interior del volcán de S’Almadrava. Obtienen todo lo que necesitan de la energía geotérmica del volcán, gracias a sus conocimientos de ingeniería. Están tan acostumbrados a las comodidades proporcionadas por su tecnología que viven de espaldas al hecho de que su civilización está condenada. Adoran a Aratar, pero su Dios protector es Alix Aurea, el águila de las alas de oro.

Osvald
El capitán de los soldados almadravianos, hijo del Señor de la Montaña y amigo de Falcó.

Olaf
Señor de la Montaña Sagrada, líder de los almadravianos. Álvar Hijo menor de Olaf. Odra Hija de Olaf. Está enamorada de Falcó, quien no le corresponde. Goda Esposa de Olaf. Caterina Almadraviana. Sirve a Xenius en secreto. La Chamana Entrañable anciana con mucho carácter, sanadora y líder espiritual de los almadravianos Cuidadores Soldados Miembros del Tribunal 6. HABITANTES DE MORTITX: Seres malignos y monstruosos que adoran a Foscor. Viven en Mortitx, dentro del reino de Balearia. Su líder es el Taumaturgo.

62

Mordunai
Soldados del Taumaturgo. Para que le sirvan fielmente, les ha arrancado el corazón. Se alimentan de sangre humana porque su propia sangre es putrefacta. Tienen el aspecto de zombies. Licántropos Monstruos gigantescos y muy fuertes, tienen figura humana, pelo en todo el cuerpo, garras y cabeza de enormes lobos. Mantícoras Monstruos devoradores de hombres con cola venenosa, cuerpo de león y cabeza humana grotesca, tienen púas de puercoespín en la espalda y garras de bronce. Elisard Lugarteniente de Xenius, asesino de Fabiana. Cobarde y traidor, Turixant tiene con él una deuda de sangre. León Infernal La terrorífica mascota del Taumaturgo, es un enorme león con cuernos, cada anochecer patrulla los alrededores de la fortaleza de Mortitx y devora a cualquiera que se atreva a deambular por la zona. En la guerra, sirve de cabalgadura a su señor. Otros monstruos. 7. LOS MAGOS Son los Elegidos de Foscor y de Felbel para representarles sobre el Mundo. Seres sabios y muy poderosos. Raimon Llull el Anciano Discípulo de Felbel. Sabio Eterno de Balearia, ejerce de Primer Ministro y dirige el reino en ausencia del Rey. Partidario de Ariant desde su nacimiento, intenta controlarlo todo con sus grandes poderes al servicio de Felbel. No se lleva bien con Bellver, con quien tiene continuos enfrentamientos.

Xenius-El Taumaturgo.
Misterioso personaje de gran poder. Vive en Mortitx, y es inmortal. Domina las artes de hechicería, y fue el principal causante

63

Sabe que sólo si se unieran todas las razas contra él podrían acabar con la amenaza de su dominio. silfas. Estrigois. follets. y expresa estos sentimientos mediante zumbidos. De hecho. los torrentes más caudalosos. Un hechicero desconocido ató a la espada un espíritu femenino que ama profundamente a su amo. el cielo más azul. foliots. Primero pertenece a Turixant y luego a Bellver. Txell Es una espada. incluso una salvaje alegría durante los combates. Destruirlas es parte del plan del Taumaturgo. los lagos más profundos. ninfas. vibraciones y destellos. la vegetación más exuberante…) Feroz Lobo de Bellver. inteligibles para su amo. OTROS: Alicornios Criaturas mágicas de Balearia. dríades.de que la armonía entre humanos y no humanos quedara destruida. Furioso Hijo de Feroz. un lugar reflejo de Balearia en el cual todo es más bello y exagerado (las montañas son más altas. pero tiene personalidad propia. 8. Criaturas maravillosas que habitan en la Balearia Prodigiosa tras el Muro Mágico. o el miedo. sátiros. Txell tiene sentimientos como el odio. surgidas de la unión de los corceles de Balearia y las águilas sagradas del volcán de S’Almadrava. llamado también El Velo. 64 . etc.

Carismático y muy querido entre los suyos. Son muy hermosos en su forma verdadera. y el más presumido. está enamorado de su prima Jasíone. a veces de forma bastante cruel. y entre ellos es frecuente la bisexualidad. aunque sí condenan furiosamente la violación y los abusos de los más fuertes a los más débiles. Hace gala de un humor muy ácido y desdeñoso. pero cuando cruzan a la Balearia Genuina adquieren un físico pavoroso para los humanos. por su cinismo. Abatzer Almirante de la flota de los Demonios en Formentera.Al otro lado del Muro Mágico (Zona Prodigiosa): 9. Son muy sibaritas. por su carácter desdeñoso y libertino. y usan un poder llamado glamour para adoptar un aspecto más bello o tolerable a los ojos humanos. Viven al otro lado del Muro Mágico. la bigamia. adoran las obras de arte y les agrada vivir rodeados de todo tipo de lujos. pelo largo rubio oscuro. Adonis Adiant (personaje principal) Es el Señor de Alaior. también es el demonio que más odios despierta entre sus enemigos. la promiscuidad. Además. pero a la hora del combate es una fiera. capaz de 65 . Es tremendamente racista contra los humanos. el mejor guerrero entre los demonios. en Balearia Prodigiosa. por lo que no soporta a Falcó. y dominan la Formentera Prodigiosa. aparenta unos 25 años. Como son demonios y sibaritas por encima de todo. es tan refinado que a veces parece incluso afeminado. pero tienen cuernos y son más fuertes y longevos. y sobretodo por su costumbre de bromear y en ocasiones de humillar públicamente a la gente. no son demasiado escrupulosos a la hora de disfrutar del sexo. incluso ven con buenos ojos las relaciones incestuosas. orgulloso y sibarita. DEMONIOS: Son parecidos a los humanos.

imponente. Astrágal Demonio. incluso en las reuniones para debatir asuntos de guerra. o sea medio humano y medio demonio. es alto. pese a que es muy alto. Es uno de los primeros entre los demonios en forjar una amistad con Falcó. es un guerrero excepcional. Participan en todos los niveles de la vida social de los demonios. Astor Es el hijo de Falcó de Alanzell y Jasíone de Formentera. el hermano mayor de Jasíone y de Garric Bordiol. y las pocas ocasiones en que pierde los estribos se convierte en una criatura horrenda. a veces lo confunden con una mujer. Cárritx (personaje principal) Aparenta 30 años. dándoles libertad. impulsivo. aunque a lo largo de la historia esta amistad adquiere un matiz en ocasiones sensual. cuñado de Xipell. pendenciero. pero nunca se impone. es tan bello que. liberales. hija secreta de Tárrec de Son Bou y por tanto medio humana. aparenta entre 19 y 24 años. alegres. o defienden a sus hijos y hogares cuando los hombres no están.lanzar los insultos más ingeniosos y destructivos. actuando con firmeza sólo cuando los desastres ya parecen irremediables. cuando no 66 . Como en Balearia hay muy buen clima. uno de los capitanes de Jasíone. pelo negro. Dafne La pequeña hija bastarda de Magnolia. Damas de Formentera Tienen cuernos y son bonitas. y en ocasiones bastante violento. Sin embargo. Muchas son soldados en tiempos de guerra. Es el más prudente y el más sabio. Bordiol (personaje principal) El hermano menor de Cárritx y Jasíone. sino que deja actuar a los demás. Es el señor más querido y respetado de los demonios. Tiene grandes conocimientos médicos y ciertos conocimientos de magia.

aliado de los Señores de Formentera. pero acaba perdidamente enamorada de él. siendo la primera sorprendida de la pasión que es capaz de despertar en ella el joven 67 . Es muy bella. Enfiter Gaigallaret Demonio. no soporta la idea de que su adorada señora. etc. aunque su aspecto es el de una mujer de unos 25 años. Más adelante se revela que Garric y su hermano Juglans son en realidad los jóvenes hijos del demonio Xipell. Quiere la muerte de Falcó. Garric 8 años. Fleix Es un demonio muy testarudo. sensual y liberal (por ello es acusada de ser bruja y odiada por los líderes de países socialmente más atrasados). capitanea el ejército de los demonios y está acostumbrada a hacer su voluntad sin dar explicaciones a nadie. odia tanto a los humanos que si por él fuera les mandaría una peste que acabara con todos ellos. Jasíone de Formentera. es poderosa. Al principio no toma a Falcó en serio. disfruta de provocar sentimientos tan ardientes en el joven. se muestra coqueta! e incluso caprichosa. hombre muy impetuoso y guerrero pese a su baja estatura. lo trata como si fuera un juguete gracioso. por eso aprovechan cualquier excusa para hacer fiestas. uno de los oficiales de Adonis Adiant. bailes. Les encantan los zapatos bonitos y la ropa hermosa. tenga nada que ver con un humano.van de gala suelen vestir ropas de estilo “moda Ad-Lib”. cuando se siente acorralada tiene un carácter salvaje y violento. simpático niño que con su hermano mayor Juglans lleva a cabo pequeños recados para Falcó durante un combate amistoso. que está enamorado de ella. pertenece a la élite gobernante en la Zona Prodigiosa. Jasíone (protagonista de Demonios de Formentera) No se conoce su edad (ni la de ningún demonio). junto con sus dos hermanos Cárritx y Garric Bordiol y su primo Adonis Adiant. Galzeran Rey de los boiets. Señora de Formentera.

EN PARELLADA Carduus (personaje principal) Está en el bando de Parellada (los “malos”). Es un auténtico asesino. se deja a la imaginación de cada uno… Cárex Joven general de Parellada. Ya es un hombre mayor. borracho. una anciana entrañable y sabia que protege muy bien a su señora. amargado. 10. valiente. Juglans Demonio adolescente. Rabella Aya de Magnolia. posiblemente incestuosa. 68 .humano. muy querido entre los soldados y el resto de los oficiales del rey Lladern IX. libertino. es el heraldo de grandes acontecimientos y aparece en momentos de gran apuro para Falcó. Junto con su hermano Narcís forma una baza invencible en el ejército de Parellada. Mantiene una relación algo sospechosa con su propia hija. cruel y bastante zafio. de los primeros en mostrar afecto por Falcó. alborotador. sobrio y prudente. una dama muy bella y muy dulce. tiene un hijo bastardo de Tárrec. cuya auténtica naturaleza. Magnolia Hermana pequeña de Adonis Adiant. Xipell Es un demonio muy simpático. un general que alcanzó la gloria en épocas pasadas al salvar Parellada de gravísimas amenazas. es como un caballo con alas y un cuerno mágico. Lándoc Alicornio. criatura legendaria. Fue causa de grandes revuelos al ser brutalmente asesinado por el general Carduus a traición. hermano de Garric.

y absolutamente fieles a su padre.Damas de Parellada Los parelladenses son los enemigos de los demonios. Buenos luchadores. y ellas dependen completamente de sus maridos. tanto a un lado como al otro del Muro Mágico. entre 30 y 40 años. Los hombres de Parellada las protegen. una isla mágica que tiene la cualidad de desaparecer por largas temporadas de la faz del mundo. al que pretende 69 . Entre otras cosas. y las madres perfectas para sus hijos. Las que tienen poder lo consiguen de forma astuta. pues pretende acabar con su raza para controlar las Puertas Mágicas y llegar a dominar el mundo. según ellos. Éste le responde que “el jardinero no pide consejos a la mariposa. En la saga no se pretende presentarlos como “los malos”. de origen mallorquín como su padre y de carácter noble. Es atractivo. ven muy mal que las mujeres de los demonios lleven una vida. el mayor enemigo de los demonios. “libertina”. fuerte. O eso es lo que parece… *Nota: en uno de los capítulos. Holcus El hijo mayor de Ronsac. Se obsesiona con Falcó. bastante despreciables. protectores con las mujeres. Hijos de Carduus Libertinos y borrachos como su padre. cruel y orgulloso. Las damas de Parellada son el mejor reflejo de cómo es la sociedad parelladense: viven para ser bellas y ser las compañeras ideales para sus esposos. Están en el bando de Parellada. aspecto pulcro. hombre manipulador. es un gran hechicero. sino que tienen un punto de vista muy diferente de los demonios y por eso no se entienden. fieros guerreros en combate. Lladern IX (personaje principal) Es el rey de Parellada. sino que se limita a ofrecerle el mejor jardín para que goce en él”. una dama de Parellada pretende aconsejar al rey. Hijos de Ronsac Jóvenes serios y adustos.

como mercenario. Muy joven. Oleguer de Son Bou Emparentado con la Familia Real de Balearia. la dama Xirca. siendo la causa de que los nobles mallorquines crucen el Muro para matar demonios. Narcís Almirante de la flota de Lladern IX. muy bonita. Es uno de los generales más valorados del ejército de Lladern. Al único que la quiere sinceramente (el almirante Narcís) le pone los cuernos continuamente. varonil y cálida. sino que permanezcan en la Zona Prodigiosa. Vive una historia de amor con una princesa rehén de Parellada.conquistar para su causa. excepto en lo que respecta a su prometida. Silene Hija de Carduus. rey de Parellada. De no ser por su opinión inamovible sobre los demonios. que a veces le hace quedar como a un tonto. justo y noble. es de linaje real. es el Capitán General de las fuerzas de Lladern IX. Muere en el primer capítulo de Demonios de Formentera. Procede como Falcó del otro lado del Muro. lidera un grupo de radicales que pretenden que los Ocultos no vuelvan a cruzar jamás el Muro Mágico. señor de Son Bou. se le tiene por un hombre de gran humanidad. Silene. va por la vida con sus pequeñas intrigas y no se percata de que en realidad los hombres a quienes cree controlar la utilizan en su propio provecho. hermano de Cárex. superficial y ligera de cascos. 70 . pues ve en la raza de los demonios una gran amenaza para los humanos. Ronsac de Son Siurell (personaje principal) Era hombre poderoso y muy respetado en la Zona Genuina. se unió a éste para vengar la muerte de su hermano mayor. No se le ve la cara hasta muy entrada la historia. Tiene una voz hermosa. Se adhirió junto con la mitad de sus numerosos hijos a la causa del rey Lladern de Parellada. un guerrero noble! e inteligente. Tárrec de Son Bou (antagonista) Tiene 26 años. es un hombre aún muy joven pero de grandes logros. un poco boba.

pero brutal. nunca se sabe muy bien de qué lado está. vive en la corte de Lladern en calidad de botín de guerra y rehén. pero sostiene una devastadora lucha interior porque se siente brutalmente fascinado por Jasíone. vicioso.Oleguer. 71 . Su lucha interior se vuelve inhumana cuando se entera de que es el padre de la pequeña Dafne. entre el amor y el odio. Ronsac está profundamente enamorado de ella. mujeriego. pero parece estar muy a gusto y no se comporta como una prisionera. valiente. machista. esposa de Carduus. ludópata. sino que colabora con Lladern IX porque desea obtener poder y notoriedad. un hombre capaz de grandes logros si no fuera por el lastre de su rencor y sus prejuicios. Es ambiciosa y manipuladora. Podría ser el personaje más popular de la saga. vigoroso. Es un joven atractivo. por la que sufre una atracción enfermiza y confusa. muy bella y de fuerte carácter pese a su aparente fragilidad. la hija bastarda de Magnolia. tímida! e insegura a causa de las constantes humillaciones a que la somete su marido. Es una señora entrañable. lascivo. juerguista. que lo atormenta. impetuoso. casi siempre está de mal humor. a manos del demonio Adonis Adiant. y aunque le gusta bromear (sobretodo para humillar o sacar de sus casillas a sus superiores). En Parellada las mujeres son consideradas poco más que objetos decorativos. sobretodo cuando bebe demasiado. por lo que Xirca echa mano de su poder de seducción y su gran inteligencia para salirse siempre con la suya. Zinambria Dama de Parellada. un gran guerrero. Odia profundamente a los demonios. Es un hombre inteligente y hábil. Xirca Dama de Parellada.

Demonios de Formentera y Bellver El Poder de la Sangre El Poder del Amor El Poder de la Memoria Ilustraciones .

sí. así como algunos personajes debían ser como versiones extravagantes de los que habitan a este lado del Muro Mágico. tanto el Falcó de un dibujo como el del otro parecen la misma persona. modelado para que sirva a mis historias. personajes o ideales. Lo único que deseo es que hayan pasado gratos momentos con la lectura. o de un mismo personaje. Además. realzado. así que lo retraté y usé aquel rostro de alguien a quien no iba a volver a ver nunca más. Las ilustraciones que verán en esta separata de imágenes no pretenden ser una muestra profesional. manipulado. por raro que pueda parecer. Al cabo de un tiempo conocí a alguien que se parecía al dibujo. pues trabajaba una expresión cándida para Ariant con el rostro escogido para ambos. a menudo hago distintas versiones de una misma escena que me obsesiona. no es todo inventado. Enaltecido. Tanto cuando escribo como cuando dibujo lo hago inspirada por lo que me rodea. De hecho. Joana Pol . Por ejemplo. y Bellver moreno con los ojos azules. Cuando creía que había encontrado la versión perfecta de Ariant.Nota de la autora. Balearia Prodigiosa es como el reflejo de la Balearia original en un espejo. y se convirtió en mi modelo (cambiando sus bonitos ojos azules por los marrones de Falcó). Con Falcó me sucedió algo curioso: un día encontré un rostro desconocido que me pareció perfecto para Falcó. y por eso algunas escenas transcurridas en la una suceden de forma muy semejante en la otra. Sin embargo. Créanme. y al hacer el mismo rostro pero con expresión entre cínica y algo canalla para Bellver parecían dos rostros completamente distintos. tenían que ser como dos gotas de agua excepto porque Ariant debía ser rubio con los ojos verdes. ya que aparentemente todo lo que hay en mis libros es fantasía pura. no me servía para Bellver. con los protagonistas nunca tuve dudas acerca de sus rasgos principales: ambos eran gemelos y muy hermosos. y no sólo físicamente. y que éstos se complementen con las imágenes.

Turixant .

Ariant. Guiomar y Silencio .Bellver.

acumulando belleza y poder.. ¡Mi hermano! ¡Oh. —Mi hermano. y se lanzó sobre Bellver y lo abrazó muy fuerte.. con el corazón fundido de alegría.Pero Ariant abrió los brazos y sonrió. por fin! . Bellver. y sus ojos acapararon toda la luz a su alrededor.

Ariant y Bellver .

por cuanto Ariant amaba la paz. adorable por los soldados. y en cambio era patente en Bellver su alegría por el combate. . juntos hacían una pareja admirable. estimable.Ariant y Bellver eran de un humor y un ánimo muy diferentes.

Ariant y Bellver .

Ariant y Turixant .

Bellver y Ariant .

Ariant y Toro .

Ariant .

Ariant (1ª version). La dulzura del rostro de Ariant no me servía para
caracterizar a su hermano gemelo Bellver, así que tuve que buscar otro modelo.

Ariant. (Nótese cómo, a pesar de tener un rostro idéntico al de Bellver (siguiente página), el cabello rubio le hace tan distinto que ni siquiera parecen hermanos.

Bellver

preparado para la Batalla Final .Bellver.

Bellver herido en S’Almadrava .

Falcó volvió a ver miles de estrellas cayendo como lluvia en los ojos de zafiro de Bellver.Por primera vez en mucho tiempo. y la deslumbrante sonrisa de su querido amigo. y en sus mejillas el color del melocotón. .

“La vida y sus tumultos parecieron disolverse como un murmullo lejano y fútil. y el horror del vacío se instaló en su corazón”. .

Falcó y Bellver .

juntó sus frentes y. No llores.El Rey rodeó la nuca de Falcó con las manos. y le regaló su última sonrisa—. Falcó —el Rey barrió con los pulgares las lágrimas de su amigo. tan fugazmente que Falcó se preguntó durante el resto de su vida si no lo había imaginado. lo besó en los labios. . —No digas nada.

Muerte de Bellver (1ª versión) .

Dijo para sí: «Está muerto». Su frío recorrió el cuerpo de Falcó y le hirió el corazón. como esperando una respuesta de aquellos dedos que ya no transmitían calor alguno: la mano del Rey era como la tierra húmeda.Falcó le apretó la mano. el horror cayó sobre el alma de Falcó como una locura. . Con esto.

y ella velaba nuestro sueño...Dormíamos sobre el regazo de Guiomar. .

Guiomar y Bellver .

Bellver pasó el brazo libre por la espalda de Guiomar y la alzó delicadamente. .Sin soltar la espada. como si tuviera miedo de despertarla.

Guiomar 1ª versión .

Guiomar lo miró. . Las pupilas de sus grandiosos ojos estaban dilatadas bajo la luz incierta. altiva y orgullosa. hundiendo sus fuegos verdes en charcos profundos de misterio y oscuridad.

Guiomar y Silencio. “Llegué a esta tierra de la mano del amor. un engaño que me ha llevado hasta el mismo centro de la amargura” .

pero tiene grandes poderes y lo demuestra en las batallas. . inocente. a veces torpe con sus hechizos (que tienen consecuencias hilarantes).Silencio es divertida.

que crea espectros malignos y vengativos y asusta a los niños y a otros incultos como ellos mismos”. .. “No creas en las habladurías y supersticiones de la gente ignorante.

tenía los labios dulcemente dibujados.Parecía en edad temprana. . como quien acaba de decir adiós a la infancia. y ojos risueños de un violeta profundo.

realizó su hechizo de la lluvia de flores sobre la ciudad.Montada sobre su precioso unicornio. . y mandó a su corte de mariposas saludar al público a modo de cortesía de hada.

Falcó .

“Mi espíritu está inquieto. Sueño y velo y vuelvo a soñar. ¿Será que yo también soy un sueño? ¿Acaso soy un sueño dentro de un sueño?”. y a veces ya no sé lo que es sueño y lo que es realidad. .

. luchó desesperadamente por no hundirse en la negrura.Falcó. al borde del desvanecimiento. y cuando todo parecía perdido halló muy dentro de él aquella fortaleza de corazón que siempre le había servido de refugio.

“Más te hubiera valido enamorarte de una tempestad que de mí.”

Jasíone y Falcó

Mirad, pues, a mi princesa, en todo su esplendor y belleza, y decidme: ¿no está destinada a eclipsaros y ser la gloria que el sol envidia sobre la tierra?

. que acabó llorando a lágrima viva entre los brazos de Falcó..Ttodos quedaron en silencio. y no paraba de decir que si Falcó se iba ella se moriría. menos Jasíone.

Jasíone sabía que cuando volviera a abrir los ojos ella sería para Falcó menos que la niebla de un sueño… .

. y es más dura que todos los valientes que lucharon bajo sus órdenes.Ella es capaz de conducir grandes ejércitos a la batalla y está entre los mejores guerreros de la tierra.

No habló. hacia las grandes rocas escarpadas. como la voz de la misma noche que calmara las desesperaciones terrenales. rendida al encanto del mágico paisaje. queda y profunda. y hacia el mar grandioso que respiraba tranquilo y pausado a sus pies. pálidas bajo la luz de la luna. . y por la voz de su hermano que le hablaba al oído.la señora Jasíone miró hacia la cala dormida e inundada de niebla.

y. pues tenía la piel muy fina y era muy bello de cara.Bordiol tenía los ojos iguales a los de Jasíone. con unos preciosos rizos rubios que parecían de hilos de oro. como ella. pese a que era muy alto. costaba adivinar al primer golpe de vista si era macho o hembra. tanto que. . era muy hermoso.

se esparcían sobre los cojines bordados de seda y oro. mientras las hadas del sueño que lo rodeaban se bañaban con regocijo en aquella luz. con lo que su piel se llenó de destellos diamantinos. entre los que asomaban unos cuernos un poco más pequeños que los de Jasíone. entraban los azulados rayos de la luna. plácidamente dormido. iluminando parte de una cama espléndida. Sus cabellos rubios. emitiendo un leve gruñido placentero. sobre la que yacía el bello Bordiol.Bordiol A través de la ventana abierta. envuelto en el leve resplandor de su aura demoníaca. . entre las cortinas ondulantes de encaje blanco. Cambió ligeramente de postura.

y entonces Bordiol se acercó más todavía. ni mucho menos casual. dejó de resistirse. y Falcó fue quien quedó debajo de su cuerpo. y se prolongó mucho más de lo que cabía esperar. espoleado por la rabia.Cuando así lo hubo derrotado. ni feroz. y no fue un beso rápido. Falcó. (Demonios de Formentera) . y lo besó en los labios. y sentado sobre el estómago del demonio lo cogió por las muñecas y lo obligó a mirarlo a la cara mientras le decía: —¡Acepta tu derrota y cumple tu palabra. sensual y lánguido. de alguna manera sorprendido por la proximidad del rostro de Bordiol y cautivo por la intensidad de su mirada. Bordiol sacó fuerzas y tensó su espalda y dio tal sacudida que consiguió cambiar la situación. sino profundo. y él quien lo sujetaba por las muñecas. Bordiol! Y. y teniéndolo así a su merced Bordiol se inclinó sobre su rostro. Falcó se echó encima.

Su liderazgo procede de su fuerza y su poder. hermano mayor de Jasíone y de Bordiol.1ª Versión de Cárritx. es también el más querido y respetado de los demonios. sino del respeto por su prudencia y sabiduría. sino que deja actuar a los demás. actuando con firmeza sólo cuando los desastres ya parecen irremediables. pues nunca se impone. dándoles libertad. . Tiene grandes conocimientos médicos y de magia. El más glorioso de los Señores de Balearia Prodigiosa.

el mayor de los tres hermanos. y los llevaba teñidos de azafrán y repletos de bellas incrustaciones de oro y pequeños ópalos que cambiaban de color con el movimiento. saturado de complicados bordados y laminillas de metales preciosos y pequeñas joyas. Su manto de color grana ondeaba a su espalda. . que no parecía demasiado práctica por el tamaño y la forma de la hombrera izquierda y una extraña arma que llevaba acoplada a la espalda. y traía una armadura de metal dorado y cuero negro. y que recordaba vagamente una hoz.El señor Cárritx. Tenía los cabellos negros y la apostura de un gran señor. era quien lucía los cuernos más grandes.

Cárritx se consternó de tal manera que el glamour lo abandonó. con los puños apretados y las cejas erizadas. . Y se puso de pie. y se empezó a transformar en la criatura espantosa que era su forma verdadera cuando cruzaba el Muro Mágico.

. que representaban las flores inmortales del amaranto. y del asfódelo que crecía en lugares mágicos y muy escogidos. el manto azul orlando su rubia cabeza. de pie en el jardín. Magnolia contemplaba el admirable retrato de su hermano. mostrando con toda su belleza delicada los relieves de la pared. de la nepenthes. con sus bellas vestiduras adornadas con oro. exquisitamente tallados.Lámparas que eran ópalos con luz propia iluminaban suavemente todo el cuarto. la mano sobre la espada. el señor Adonis Adiant. entre enormes flores rojas y dientes de león.

El Taumaturgo y su León Infernal .

pues ahí se abren las puertas de la noche oscura. Tárrec. esas mismas puertas son las que dan paso al radiante amanecer. —Pero. . mi señor. no me pidas que mire hacia levante.—Ay.

. mi rey.Mi espíritu sigue anclado donde tiene que estar. para nuestros enemigos fue una victoria que les ha traído el disfrute de todas estas cosas que a nosotros nos parecen tan falaces. Me molesta que para ellos la vida florezca aunque sea con sus retoños bastardos. mientras que nuestros nombres están ahogados bajo los remolinos del olvido y de la oscuridad. Lo que para nosotros fue una triste derrota.

Estaba en pie bajo un árbol muerto de retorcidas ramas.Aquella noche Falcó tuvo un sueño desazonador.El corazón de Tárrec. y en él vio a Tárrec. y tanteaba con sus largas patas un corazón aún palpitante. Una araña de gran tamaño había tejido su tela entre las ramas. ataviado con armadura de oro y empuñando su enorme hacha. . prendido en la tela.

Magnolia (hermana de Adonis Adiant) y Astor (hijo de Jasíone de Formentera y Falcó de Alanzell) .

secreto que sólo comparte con Jasíone. una dama muy bella y muy dulce.Magnolia es la hermana pequeña de Adonis Adiant. Su hija Dafne es bastarda de Tárrec. su prima y esposa de Adonis. .

lo protege contra todos los peligros.Toro es el gigante fiel. . hermano adoptivo de Ariant. un hombre grande y fuerte. desconfiado y gran guerrero.

Telm (1ª Versión) .

.Telm era de bello rostro. lleno de vida y de alegría de vivir. sagaz y duro.

para que los hombres.El Capitán Ricard era alto y marcial. y agradable de ver. de andares un poco secos y mirada insolente. viendo su expresión. y joven. y la luz brillaba sobre sus mejillas afeitadas. . supieran a qué atenerse. le gustaba llevar la cara limpia de barba.

como mercenario. Se adhirió junto con la mitad de sus numerosos hijos a la causa del rey Lladern de Parellada. Es uno de los generales más valorados del ejército de Lladern.Ronsac de Son Siurell era hombre poderoso y muy respetado en Balearia. . pues veía en la raza de los demonios una gran amenaza para los humanos. en Balearia Prodigiosa.

Calaia. y al no conseguirlo. trama la muerte de Guiomar y la destrucción de Balearia. por venganza. ambiciosa y bella. . es la auténtica malvada de la historia. intenta seducir a Bellver.

Xipell es un demonio muy simpático. Es el padre de Juglans y Garric. . de los primeros en mostrar afecto por Falcó.

hermano de Cárex. quien le pone los cuernos continuamente. . es un hombre aún muy joven pero de grandes logros. la casquivana Silene. excepto en lo que respecta a su prometida. Almirante de la flota del Rey Lladern de Parellada. Lo peor es que lo sabe todo el mundo menos él. un guerrero noble e inteligente.Narcís.

Muerte de Oleguer “Falcó vio. Emparentado con la Familia Real de Balearia. lideraba un grupo de radicales que pretendían que los Ocultos no volvieran a cruzar jamás el Muro Mágico. . siendo la causa de que los nobles mallorquines crucen el Muro para matar demonios. señor de Son Bou. sino que permanecieran en la Zona Prodigiosa. Muere en el primer capítulo de Demonios de Formentera. como en una visión. cómo el alma abandonaba el cuerpo como un negro pájaro. y en el suelo quedaba tendido e inmóvil Oleguer. con los regueros de sangre que se deslizaban de sus cabellos como tallos de espinosas zarzas”.

El Beso de la Vida (inspirado en la famosa fotografía de Rocco Morabito) .

Dragón de fuego del Rey Lladern de Parellada .

.

donde compartimos las nuevas ilustraciones de Joana Pol e información sobre las próximas aventuras en Balearia y Balearia Prodigiosa.com .Únete a nuestro exclusivo Club Literario Bellver en Facebook. Infórmate en mallorcafantastica@ono. Si deseas publicar un libro. cuenta con nuestros servicios: la profesionalidad no está reñida con los precios económicos. y síguenos en nuestra página de Facebook Demonios de Formentera.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful