Está en la página 1de 3

MI CIUDAD NATAL

GJIROKASTRA

Gjirokastra es la principal ciudad y capital del condado y del distrito homónimos


del sur del país. Su población se estima en unos 22.800 habitantes (estimación de
2004).
La importancia de Gjirokastra radica en que es la cuna de algunos de los albaneses
más célebres como el dictador comunista Enver Hoxha o el escritor albanés más
universal, Ismail Kadare.
Por otro lado el casco antiguo de la ciudad fue declarada Ciudad-museo durante el
régimen comunista. En 2005 la UNESCO declaró la Ciudad-museo de Gjirokastra
Patrimonio de la Humanidad como un raro ejemplo de pueblo otomano bien conservado
y construido por terratenientes.
Ubicación [editar]

Vista de la ciudad nueva desde la ciudadela


Gjirokastra se ubica en el sur de Albania a unos 215 km de la capital albanesa
Tirana y a solo unos 36 km de la frontera griega. Forma parte de la antigua región
histórica del Epiro que comparten actualmente Albania y Grecia. La costa del Mar
Jónico se encuentra a unos 50 km aproximadamente.
Gjirokastra se encuentra junto al monte Mali i Gjerë ("La montaña ancha"), que
domina el valle del río Drin. La ciudad antigua se extiende por las faldas de
dicho monte, mientras que los barrios modernos se sitúan al pie de la misma, en el
valle del Drin.

Historia [editar]

Otra vista de la ciudad


Gjirokastra es una antigua ciudad cuyo solar tiene trazas de haber sido poblado
desde al menos el siglo I adC. La ciudad como tal fue fundada probablemente hacia
el siglo XII alrededor de una fortaleza ubicada en el Mali i Gjëre. Bajo dominio
bizantino se convirtió en un importante centro comercial conocido como Argyropolis
("Ciudad de plata", griego: Αργυρόπολις) o Argyrokastron ("Castillo de plata",
griego: Αργυρόκαστρον). Con posterioridad formó parte del Despotado de Epiro,
estado sucesor del Imperio Bizantino después de la disolución de este en la Cuarta
Cruzada.
La primera mención escrita de la ciudad data de 1336. En 1417 pasó a manos del
Imperio Otomano, que la retuvo en su poder durante casi cinco siglos. En el siglo
XIX Ali Pasha, un gobernador albanés dotado de gran autonomía reforzó el burgo y
mandó construir un acueducto de 10 kilómetros de longitud para abastecer de agua
la fortaleza. Este acueducto fue destruido en 1932. A finales del siglo XIX
Gjirokastra fue un importante centro de resistencia a la dominación turca. La
Asamblea de Gjirokastra de 1880 se considera como uno de los hitos de la
independencia albanesa.
Habitada por una población mayoritaria de etnia albanesa, pero con una fuerte
presencia de minorías griega y arrumano, Gjirokastra ha sido una ciudad muy
disputada a lo largo de la primera mitad del siglo XX. Durante la Primera Guerra
de los Balcanes (1912-13), la ciudad fue reclamada por parte de Grecia, debido a
la presencia de una importante minoría griega en la zona. En 1914 Giorgos
Christakis Zografos, antiguo Ministro de Exteriores Griego, declaró Gjirokastra
como la capital de un estado autónomo denominado Epiro del Norte. No obstante, la
vida de este estado fue efímera y desapareció durante la Primera Guerra Mundial.
Gjirokastra fue ocupada por tropas francesas durante esa guerra para
posteriormente ser devuelta al estado albanés. Durante la Segunda Guerra Mundial
la ciudad pasó por manos italianas, griegas y alemanas, para caer finalmente bajo
control albanés definitivo desde 1944.
El régimen comunista de la post-guerra desarrolló la ciudad como un centro
industrial y comercial. Fue elevada a la condición de "ciudad-museo" debido a su
estado de conservación y también por ser la localidad natal del dictador comunista
Enver Hoxha que había nacido aquí en 1908. La casa natal de Hoxha fue convertida
en museo y en uno de los principales centros del culto a la personalidad del
dictador.
Gjirokastra sufrió numerosos problemas económicos tras finalizar el dominio
comunista en 1991. Fue especialmente afectada por la Estafa piramidal que estalló
en 1997 que desestabilizó política y económicamente Albania. La ciudad se
convirtió en un foco de la rebelión contra el gobierno de Salí Berisha y violentas
protestas antigubernamentales tuvieron lugar en la misma forzando finalmente la
dimisión del presidente. Durante el caos que se produjo aquel año, el 16 de
diciembre de 1997 la casa de Hoxha fue volada por los aires por un grupo
desconocido (presumiblemente anticomunista) de atacantes.
Desde finales de los años 90 se ha producido una revitalización de la economía
albanesa, mejorando en algo la situación de la ciudad. La población de Gjirokastra
ha descendido en las últimas décadas, debido principalmente por la emigración de
la minoría griega hacia la vecina Grecia. Sin embargo esta minoría tiene todavía
una presencia significativa y una gran influencia cultural en la actual
Gjirokastra. El status de la minoría griega en la región ha sido causa de ciertas
tensiones entre los gobiernos de Albania y Grecia.
Cultura y patrimonio de la ciudad [editar]

Tejados cubiertos de piedras en la ciudad vieja


Gjirokastra es también conocida como la "Ciudad de las piedras", ya que la mayor
parte de los tejados de las casas antiguas están cubiertas de piedras, un rasgo
distintivo de la arquitectura local. Gjirokastra es una de las ciudades en las que
mejor se ha conservado la arquitectura típica de los Balcanes, de influencia
otomana. Otros ejemplos destacados de esta arquitectura son la ciudad macedonia de
Ohrid o Berat, en la Albania central.
Ésta fue la razón por la que en 2005 La UNESCO incluyó Gjirokastra en la Lista del
Patrimonio de la Humanidad. Las razones aducidas por la organización internacional
para esta distinción fueron la de considerar Gjirokastra como un testimonio
excepcional de una duradera y casi desaparecida sociedad y estilo de vida,
influenciada por la cultura y tradición del Islam durante el periodo otomano.
También consideró la UNESCO que el centro histórico de Gjirokastra era un raro
ejemplo de un bien conservado pueblo otomano, construido por grandes propietarios
terratenientes, alrededor de una ciudadela del siglo XIII. La arquitectura se
caracteriza por la construcción de un tipo de casas torres (llamadas kule), de las
que Gjirokastra muestra muy notables ejemplos.
Los edificios más típicos de la ciudad son los kules, un tipo de casa-torre de
origen turco y característico de la región de los Balcanes. Este tipo de edificio,
alcanzó su madurez en el siglo XVII. En Gjirokastra se encuentran además algunos
ejemplos de kules más elaborados que datan de principios del siglo XIX.
Los kules poseen una base muy alta, una planta baja que solía utilizarse en
invierno y que contaba con troneras y una segunda planta para el verano, dotada de
balcones, ventanas y recubierta de madera. Los interiores suelen estar ricamente
decorados con motivos florales pintados, especialmente en las zonas reservadas a
la recepción de invitados. Más de 200 casas están protegidas actualmente en la
ciudad como "monumentos culturales".

Ciudadela de Gjirokastra
Los comunistas declararon el casco antiguo de la Ciudad Vieja como "Ciudad-museo"
debido principalmente a que era la ciudad natal de Enver Hoxha, lo que la puso
bajo un status de protección especial ya durante dicho régimen. Ello permitió que
se respetara la arquitectura tradicional y no se acometieran las características
construcciones modernas de viviendas de tipo soviético típicas de dicho periodo.
Sin embargo ese estatus de protección no ha evitado que muchas casas antiguas se
vinieran abajo por falta de cuidados y mantenimiento. Poco a poco se está
mejorando en el mantenimiento de la arquitectura tradicional de la ciudad.
Al margen de las muestras de esta arquitectura tradicional Gjirokastra cuenta como
edificios significativos como la fortaleza, el bazar, una mezquita del siglo XVIII
y dos iglesias del mismo periodo.
La Ciudadela domina la ciudad y el valle. Está abierto a los visitantes y contiene
un museo militar en recuerdo de la resistencia comunista ante los invasores
alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Además de artillería capturada a los
alemanes posee un avión de la Fuerza Aérea Americana capturado durante la Guerra
Fría. La ciudadela se remonta al siglo XVIII y fue construida por órdenes de Gjin
Bue Shpata, un líder tribal local. A lo largo del siglo XIX y XX sufrió varias
adiciones, por parte de los gobiernos de Alí Pasha Tepelene y el rey Zogu I de
Albania. Actualmente posee cinco torres, una torre del reloj, una iglesia,
fuentes, establos y más instalaciones. La parte norte del castillo fue convertida
en cárcel por el gobierno del rey Zog y tuvo encerrados prisioneros políticos
durante el régimen comunista.

Antigua prisión política en la ciudadela


Gjirokastra posee asimismo un viejo bazar construido originalmente en el siglo
XVII, pero que fue reconstruido en el siglo XIX tras un incendio. En 1997 se
produjeron importantes daños en el bazar durante la revuelta popular habiéndose
restaurado de nuevo en la actualidad.
Cada cinco años se celebra en Gjirokastra el Festival Nacional de Música
Folklórica en el que participan grupos musicales de Albania y de los territorios
vecinos con población albanesa.
Gjirokastra posee una universidad, en la que algunas carreras se imparten también
en lengua griega.
Economía [editar]
Gjirokastra es principalmente un centro comercial de la región sur de Albania, que
cuenta con algunas industrias alimentarias, del cuero y textiles.
Personalidades destacadas [editar]

Las personalidades más destacadas nacidas en la ciudad son Enver Hoxha e Ismail
Kadare
Punoi : FLOREN XHAXHE