Está en la página 1de 4

VERDAD

I Y yo que cre que tu sonrisa no era ma, que tus caricias jams me tocaban, que el susurro de tu canto siempre de mi hua y que el calor de tus ojos nunca me abrazaba, que entre tu y yo slo exista la lgida presencia de una daga que a mi me consuma y a ti te lastimaba II Hoy lo comprend tus ojos se perdieron a lo lejos como buscando un lugar donde anidar todo el amor que llevan dentro. Si, tus ojos, cargados de ternura y consuelo se posaron en los mos mas slo hallaron la dureza de mi invierno mi corazn hecho cenizas, la fragilidad de mi destierro.

Entonces, como el sol que se retira vencido por el tiempo tu mirar se apago en lo ms profundo del cielo y en mi se clavo como el silencio de un eco aquel espacio azul donde tus ojos murieron. PLEGARIA

Gurdame en tu alma cubre mi sombra con tus manos y djame dormir mientras tus ojos lavan mi oscuridad SENTIDO

Amo tus ojos porque ellos dibujan mi historia en su llanto porque en su silencio

se duermen el dolor y la fe de mis manos porque en sus noches brilla el mismo temor que cobija a mi pasado porque siendo tuyos han renunciado a vivir en la luz para perderse en la oscuridad en que los amo. AURORA Amanece y el sol me habla de tus ojos tu mirada se dibuja en mi pecho, un leve rumor que sabe a miel toca mi alma sueo o realidad este mirarte? sueo o realidad el que me mires? nace una palabra en el silencio cmo atrapar el viento? cmo besar una estrella sin mustiarla? por qu correr tras una sombra? si en un segundo se puede beber todo el universo

Mentira Por qu lloras te pregunto? Y algo en tus ojos se aleja Por qu lloras te pregunto? Y slo tu silencio contesta Qu ha borrado de tu rostro aquella sublime estrella? Qu ha cubierto de espinas aquel altar de primaveras? LEJOS Lejos, con un pedazo de lluvia en los ojos dibujando en la tierra nombres incompletos, cabalgando presuroso tras tu sombra, queriendo adivinar el color de las promesas de enero. Lejos, consciente tan slo de la noche, con la soledad mojando mis dedos, masticando el dolor entre mis dientes, esperando que esta espera -quizsquiera hacerse ausente. Lejos, con el olvido clavado en mi vientre, preguntando un lugar, balbuceando sueos casi inertes, resignado al vaco de esta letras que hoy son mi nico lugar, mi nico pasado, futuro y presente.