P. 1
Modificacion de La Fase Uno Practicas Alimenticias Nocivas Para La Salud

Modificacion de La Fase Uno Practicas Alimenticias Nocivas Para La Salud

|Views: 3.384|Likes:
Publicado porzulydiaz

More info:

Published by: zulydiaz on Nov 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/05/2014

pdf

text

original

ESCUELA NORMAL DE EDUCACIÓN PRIMARIA “ROSARIO MARIA GURIÉRREZ ESKILDSEN”

ALUMNOS: GLORIA STEFANÍA CERINO MADRIGAL SHEYLA ALEJANDRA DÍAZ ÁLVAREZ

PROFESOR: JOSÉ MANUEL HERNÁNDEZ FRANCO

ASIGNATURA: DESARROLLO FÍSICO Y SALUD

FASE UNO: INVESTIGACIÓN UNIDAD DE APRENDIZAJE DOS: ALIMENTACIÓN. PRÁCTICAS ALIMENTICIAS NOCIVAS PARA LA SALUD: NUTRIENTES EN POCA CANTIDAD O EN EXCESO

PRIMER SEMESTRE

GRUPO C

11 DE OCTUBRE DEL 2012

PRÁCTICAS ALIMENTICIAS NOCIVAS PARA LA SALUD: NUTRIENTES EN POCA CANTIDAD Y EN EXCESO

El ser humano saludable, se encuentra en un estado de bienestar tanto físico como mental y por lo tanto goza de la auto aceptación definida. Las enfermedades físicas y mentales han sido uno de los temas de investigación más complejos de la humanidad ya que éstas están ligadas íntimamente a la forma de vida de las personas, sus hábitos y la manera de lidiar con sus problemas. La salud alimenticia es fundamental para el equilibrio del cuerpo y de la mente, la alimentación es la esencia del funcionamiento del cuerpo, es la guía para seguir una dieta equilibrada o desequilibrada, y en consecuencia una buena o mala salud. El equilibrio es fundamental para la nutrición, porque cualquiera puede alimentarse pero no nutrirse, esto es lo que hace la diferencia entre un buen habito alimenticio que es la forma en que te alimentas diariamente . Cuando aprendemos a vivir con buenos hábitos alimenticios, nuestra vida cambia por completo. De pronto nuestra salud mejora, nos sentimos con más energía, alegres y sanos.

LA DIETA CORRECTA Y SU IMPORTANCIA PARA LA SALUD Uno de los aspectos importantes en la salud del ser humano es la alimentación, dado que necesita nutrirse para obtener la energía indispensable que le permita hacer todas sus actividades. La alimentación de la gente varía de acuerdo a sus gustos. Sus necesidades nutrimentales dependen de si realiza actividad física o es sedentaria, además, hay que considerar la cultura y las tradiciones de la región donde habita.

En algunos casos la decisión acerca de que alimentos y bebidas es preferible consumir, está influida por la publicidad que aparece en los medios de comunicación. El ser humano tiene como habito alimenticio alimentarse tres veces al día, en horarios establecidos que pueden variar según costumbre y tradiciones. En nuestra sociedad la costumbre es desayunar, comer y cenar. Sin embargo a veces tomamos refrigerios entre comida. En ese caso, lo mejor es comer frutas, jugos naturales y cereales. La acción por medio de la cual nos llevamos a la boca alimentos y bebidas que hemos escogido o preparado se llama alimentación. En cambio, la dieta es la variedad y cantidad de alimentos que consumimos cada día. Por otra parte, la nutrición es el proceso por medio del cual el organismo obtiene de los alimentos y bebidas ingeridos los nutrimentos que necesita. Los nutrimentos son las sustancias básicas que el organismo necesita para su buen funcionamiento. Se clasifica en: proteínas, carbohidratos, lípidos o grasa, vitaminas y minerales.

LOS HABITOS ALIMENTICIOS Se pueden definir como los hábitos adquiridos a lo largo de la vida que influyen en nuestra alimentación. Nos ayudan a mantenernos sanos y fuertes es muy importante tener una alimentación adecuada. No sólo interesa la cantidad o porción de los alimentos que ingerimos, sino también su calidad, ya que ambas influyen en el mantenimiento adecuado de nuestra salud. Para poder elegir el menú más saludable necesitamos saber qué nutrientes nos aporta cada alimento. MALOS HABITOS ALIMENTICIOS

Los malos hábitos son el conjunto de costumbres que determinan el comportamiento del hombre en relación con los alimentos y la alimentación. Incluye desde la manera como se seleccionan los alimentos hasta la forma en que los consumen o los sirven a las personas cuya alimentación está en sus manos. Los malos hábitos alimentarios son el producto de la mala interacción entre la cultura y el medio ambiente, los cuales se van transmitiendo de una generación a otra. Algunos de los malos hábitos alimenticios son: - Saltarse el desayuno: Por ser la primera comida, el desayuno es la comida más importante del día. No nos la podemos saltar, o nos faltarán las vitaminas para afrontar la jornada. Además, si no desayunamos llegaremos con ansiedad al resto de comidas. - Picotear: Al comer menos de lo que el cuerpo nos pide hace que nos de hambre a todas horas y terminamos ingiriendo mas de lo normal por eso debemos realizar cinco comidas al día, siendo las más importante el desayuno. - Tomar muchos refrescos, incluso lights: Los refrescos contienen muchos azúcares y no es bueno abusar de ellos ya que ser gaseosos harán que nos sintamos hinchados. - No beber suficiente agua: nuestro cuerpo necesita al menos dos litros de agua al día. Debemos beber a cualquier hora del día, no esperar a que tengamos sed. - Abusar de los alimentos “Light”. Este tipo de alimentos tienen un menor porcentaje de calorías que otros normales, pero ello no quiere decir que no engorden. Si abusamos de ellos, estaremos ganando peso igualmente. - Tomar bebidas alcohólicas: Además de los problemas de salud que causan tienen una gran cantidad de calorías, por lo que nos harán engordar. - No llevar una dieta variada: nuestra alimentación debe contener todo tipo de alimentos, pero no debemos abusar de determinados alimentos y prescindir de otros. La dieta debe ser sana y equilibrada.

- Comer muy rápido: Comer deprisa hace que terminemos ingiriendo más de lo que nuestro organismo necesita. Hay que masticar y comer despacio para facilitar la digestión. - Abusar de las comidas rápidas: Con el ritmo de vida que llevamos es inevitable acudir a las cadenas de comida rápida. Evitemos que se conviertan en nuestro menú diario. -Comer más de la cuenta: A veces no sabemos hasta dónde llegar con la comida y comemos más de la cuenta. Come y mastica despacio para darle tiempo a tu cerebro de mandar la señal de "parar". Además de que debes equilibrar tus porciones. -Olvidar la nutrición: No hay que olvidar la nutrición al comer. Éste es uno de los malos hábitos alimenticios que más nos conviene modificar. Procura comer de todos los grupos alimenticios en las cantidades adecuadas. Raciona las grasas y carbohidratos para que luego no te jueguen sucio. -Comer mucha chatarra: El comer chatarra es algo que no podemos evitar, pero sí podemos impedir que se vuelva una rutina, este tipo de “comida “es la que mayor porcentaje de grasa y menor cantidad de nutrientes contiene. -Comer realizando otra actividad: Realizar otra actividad como escuchar música o ver televisión mientras comemos sí afecta nuestra alimentación porque nos hace comer más y comer más rápido además de que el cerebro no recibe la señal de satisfacción al no estar concentrados en la actividad de COMER. Todos los días comemos pero no comemos bien, los malos hábitos alimenticios nos afectan cada día y en muchos casos son las causas de problemas y enfermedades graves como obesidad. Desde el nacimiento se da el proceso de enseñanza-aprendizaje involuntario e inconsciente. Estos malos hábitos alimenticios muchas veces los hemos aprendido sin darnos cuenta. BUENOS HABITOS ALIMENTICIOS Los buenos hábitos alimenticios son aquellos que contribuyen a disfrutar de una dieta saludable y equilibrada. Aquellos que son beneficiosos para nuestro organismo, son

atractivos, interesantes y emocionantes ya que se trata de enfrentarnos a algo nuevo. El sobrepeso y la obesidad son en gran medida, consecuencias de las prácticas alimentarias cotidianas y de una vida sedentaria. Por ello debemos reflexionar junto con la familia la importancia de: 1. Conversar sobre la conveniencia de tener una alimentación correcta para estar sanos y prevenir enfermedades. 2. Mejorar los hábitos alimenticios con el esfuerzo de todos los integrantes.

3. Cuidar lo que comemos y cuántas realizamos al día para estar sanos. 4. Organizar la preparación de la comida con favorezcan una alimentación correcta.

comidas

alimentos y bebidas que

5. Preparar refrigerios saludables para la familia. 6. Desayunar antes de salir de casa. 7. Aumentar el consumo de verduras y frutas. 8. Consumir al menos dos litros de agua diariamente. 9. Organizar las comidas en cinco tiempos: desayuno, refrigerio, comida, refrigerio y cena. 10. Mantener los horarios de los cinco tiempos de comida. 11. Comer y masticar despacio. 12. Disfrutar y moderar consumimos. la cantidad de alimentos que

13. Aprovechar el tiempo de comida como un espacio para la convivencia familiar.

14. Cuidar el consumo de sal cuidando que su uso sea limitado a una pizca. 15. Escoger alimentos o bebidas bajos en grasa, azúcares y sal.

ACCIONES QUE SE DEBE REALIZAR PARA PRACTICAR UNA DIETA SANA.
• • • • • • •

• •

• •

Consumir diversidad de alimentos, pues cada uno de ellos hace un aporte particular de nutrientes. Consumir los alimentos en las cantidades y proporciones necesarias Aumentar el consumo de hortalizas y frutas a más de 400 g/día. Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra dietética de 25 a 30 g/día. Consumir preferiblemente cereales integrales. Aumentar el consumo de proteínas de origen vegetal como los frijoles y otras legumbres. Aumentar el consumo de raíces y tubérculos como las papas, yuca y boniato. • Reducir el consumo de azúcares simples hasta alrededor del 15% del total de energía ingerida en los alimentos, y alrededor de 20 g o cinco cucharaditas rasas de azúcar o sacarosa añadidos diariamente a las bebidas y comidas Reducir el consumo diario de sal a 2 o 3 g aproximadamente. Dividir las calorías diarias de las comidas proporcionalmente durante el día: del 25% en el desayuno, del 30 al 40% en el almuerzo, del 10 al 15% en la merienda de la tarde y del 20 al 30% en la comida. Moderar el consumo de alcohol. Mantener la higiene y buenas prácticas culinarias en la preparación y conservación de los alimentos. Si realmente nos importa nuestra salud, bienestar y apariencia, debemos sacrificar cualquier otra actividad y sentarnos a la mesa para comer. Cambiar los malos hábitos alimenticios es simple y nos traerán grandes beneficios. Hay que recordar que los malos hábitos alimenticios tienen mucho que ver en cómo nos vemos y en cómo nos sentimos. Nuestra buena o mala salud se debe en gran parte a los malos hábitos alimenticios. NUTRIENTES EN POCA CANTIDAD Y EN EXCESO

Los nutrientes son cualquier elemento o compuesto químico necesario para el metabolismo de un ser vivo. Es decir, los nutrientes son algunas de las sustancias contenidas en los alimentos que participan activamente en las reacciones metabólicas para mantener las funciones del organismo. Además los nutrientes son aquellos componentes de los alimentos que tienen una función energética, estructural o reguladora. En ellos encontramos distintos grupos: • Hidratos de estructurales). carbono (energéticos y

• Lípidos (energéticos y estructurales). • Proteínas (estructurales). • Vitaminas y minerales (reguladora). • Agua.

Cantidad de nutrientes recomendada La cantidad de nutrientes recomendada viene establecida por las autoridades competentes nacionales y algunas internacionales, para indicar las cantidades máximas de nutrientes necesarias para llevar una dieta sana y equilibrada. Estas cantidades, sin embargo, varían de persona a persona. Una dieta equilibrada es la que contiene la cantidad adecuada de energía (calorías), según las necesidades de cada persona y la proporción correcta de nutrientes que aportan energía. Para determinar si una dieta es equilibrada o no, se debe considerar principalmente el gasto energético diario que posea el individuo, para equilibrarlo con la cantidad de alimentos ingerido, además estos alimentos deben contener los nutrientes esenciales. Indicaciones dietéticas Generales Los científicos recomiendan comer alimentos variados; mantener el peso ideal evitando el exceso de grasas y aceites, grasas saturadas y colesterol; comer

alimentos con suficiente almidón y fibra; evitar el exceso de azúcar y sodio, y, en caso de beber alcohol, hacerlo moderadamente. El 65% del peso corporal de las personas es agua en estado líquido, por lo que los nutricionistas recomiendan 2 litros de agua mínimos diarios para una persona de actividad normal.

¿Qué nutrientes necesitan los hombres? Los hombres requieren de una dieta balanceada y variada que aporte los nutrientes necesarios para tener una buena salud y cubrir los requerimientos necesarios. Tienen requerimientos y necesidades distintas a las mujeres, por lo que la dieta debe ser adecuada para mantener la masa muscular, brindar una piel y cabellos saludables, mejorar la fertilidad, evitar cáncer de próstata, entre otros. Aparte de una buena nutrición, los hombres, al igual que las mujeres, deben realizar ejercicio regularmente y evitar vicios A continuación se mencionan los 5 alimentos claves para la salud del hombre: 1. Crustáceos: son excelente de zinc, antioxidante que participa en la formación de ADN, reparación celular, previene el cáncer y aumenta el conteo de espermatozoides. También son fuente de proteína, que ayuda a mantener la masa muscular. Se puede encontrar en las leguminosas, carne de cerdo y res magra.

2.

Frutas y vegetales: son excelente fuente de fibra dietética, potasio, fósforo, magnesio, calcio, vitamina A, C y del complejo B. Las mejores fuentes de potasio son: banano, jugo de naranja, productos a base de tomate, frijoles

3. Pescados grasos: son excelente fuente de proteína y ácidos grasos Omega 3, grasa esencial que protege el corazón, mejoran la circulación y el sistema inmune, mejora la apariencia del cabello y la piel, reduce el riesgo de cáncer de próstata, entre otros 4. Nueces: son buena fuente de fibra, proteína, magnesio y selenio, antioxidantes que disminuyen el riesgo de cáncer y enfermedad cardiovascular. También ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo LDL en la sangre 5. Cereales integrales: Este tipo de cereales tiene la ventaja de aportar fibra dietética, y más vitaminas y minerales, los cuáles ayudan a la salud

cardiovascular, la formación de músculo, controlar y disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos y a tener una circunferencia de la cintura normal. Algunos ejemplos de carbohidratos complejos son: pasta, pan y arroz integral, quinoa, cebada, maíz, avena, camote, plátano. 6. Leche y yogurt descremados: son buena fuente de calcio, potasio, por lo que mejoran la circulación y el flujo arterial. Es preferible elegir descremados porque contienen menor cantidad de calorías y colesterol.

¿QUE ALIMENTOS NECESITA UNA MUJER? El ritmo de vida actual provoca que las mujeres tengan una falta de productos lácteos en su alimentación. Por eso el consumo de yogures dietéticos, leche descremada o cereal es ampliamente recomendado. Son ricos en omega 3 y otros ácidos grasos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. La lechuga y otros vegetales verdes como el brócoli, la espinaca o el perejil constituyen una formidable fuente de antioxidantes y no deberían faltar en nuestro menú. Las manzanas también son un excelente alimento. La manzana es considerada uno de los mejores alimentos para la salud de la mujer. . El consumo de tomates orgánicos también es realmente saludable. Este fruto contiene un antioxidante llamado licopeno que previene el cáncer de mama. Por otra parte media copa de vino tinto todos los trae muchos beneficios a nuestra salud. Esta bebida contiene antioxidantes que previenen el envejecimiento y hacen que nuestra piel se vea mejor. Además, los antioxidantes previenen varios tipos de cáncer. días

RIESGOS Y CONSECUENCIAS DE UNA MALA ALIMENTACIÓN Todos necesitamos consumir determinados tipos de alimentos y nutrientes que contribuyen a nuestra salud física y mental. El desbalance nutricional, por exceso o falta de nutrientes, afecta nuestro cuerpo de diferentes maneras generando, trastornos de salud que pueden llegar a ser graves. Entender esto es fundamental

antes de sufrir los riesgos de una mala alimentación así como los efectos inmediatos en la salud.

Mala alimentación y obesidad El aumento de peso es una de las consecuencias de una mala alimentación más visibles. Sin embargo, su gravedad no pasa por una mera cuestión estética, ya que la obesidad trae varios problemas: aumento del colesterol, una mayor presión sanguínea, acumulación de grasas en las arterias y la aparición de problemas cardiovasculares, así como el aumento de las probabilidades de que nos veamos afectados por la diabetes. Nutrición y sistema inmunológico Una carencia de sustancias nutritivas fundamentales para el cuerpo puede generar problemas físicos y enfermedades. Tal es el caso de lo que acontece con una alimentación deficiente de hierro, lo que provoca anemia. Pero el desbalance químico y mineral también puede llevar a problemas de fatiga crónica, dolores musculares y calambres, entre otras consecuencias. Problemas de sueño y carácter El buen descanso está basado en algunos pilares básicos. Y uno de ellos es la alimentación. Como consecuencia de una mala alimentación, puedes experimentar problemas de insomnio o sueño poco profundo como consecuencia de indigestiones y comidas excesivas a la noche. Como todo está ligado, la falta de sueño en conjunción con deficiencia de nutrientes determinan modificaciones en el comportamiento y el carácter de las personas, así como problemas de depresión. El cóctel es mortal: mala alimentación, mal descanso, fatiga y cambios en el carácter suelen derivar en problemas graves de salud. Problemas de concepción y embarazo Hay estudios que demuestran que las mujeres con obesidad tienen más dificultades para quedar embarazadas, sin contar con el riesgo que implica para el desarrollo del feto. Previo al embarazo, o durante el mismo, una mala alimentación tiene sus consecuencias negativas.

Bibliografía

• •

• • •

World Health Organization, Physical status: the use and interpretation of anthropometry. Report of a WHO Expert Committee. WHO Technical Report Series, No 854, 1995. Han, T.S., et al., The influences of height and age on waist circumference as an index of adiposity in adults. International Journal of Obesity, 1997. 21: p. 83-89. Lean, M.E.J., T.S. Han, and C.E. Morrison, Waist circumference as a measure for indicating the need for weight management. British Medical Journal, 1995. 311: p. 158-161. Lean, M.E.J., T.S. Han, and J.C. Seidell, Impairment of health and quality of life in people with large waist circumference. Lancet, 1998. 351: p. 853-856. Lemieux, S., et al., Sex differences in the relation of visceral adipose tissue accumulation to total body fatness. American Journal of Clinical Nutrition, 1993. 58: p. 463-467. http://mujer.starmedia.com/salud/malos-habitos-alimenticios.html http://www.soyobeso.com/mito-de-el-peso-ideal/ http://www.soyobeso.com/salud-alimenticia/http://www.soyobeso.com/saludalimenticia/

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->