P. 1
Proyecto áulico- seguir a un autor - primer ciclo

Proyecto áulico- seguir a un autor - primer ciclo

|Views: 8.597|Likes:
Publicado porRosana de Sousa

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Rosana de Sousa on Nov 16, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/31/2015

pdf

text

original

I.S.F.D. 105 Dr. Mariano Etchegaray Didáctica de las Prácticas del lenguaje II Prof.

Marcela Lucas Parcial domiciliario: Proyecto áulico de Prácticas del Lenguaje en el ámbito de literatura “Seguir a un auto” Liliana Cinetto Alumna: de Sousa, Rosana Elizabeth Curso: 2° 3° Turno: vespertino

2012

Proyecto áulico de Prácticas del Lenguaje en el ámbito de Literatura

Seguir a un autor
Alumna: Rosana de Sousa Propuesta pensada para Primer Año del Primer Ciclo Es un proyecto que está pensado para que se desarrolle durante varias semanas, como docentes estableceremos la frecuencia semanal de trabajo destinada al mismo. Tanto como docentes y alumnos están comprometidos con el proyecto y con el producto final. Todas las actividades que propongo están relacionadas entre sí y llevan a cobrar sentido al finalizar el proyecto, es por eso que es de larga duración. “Los caminos lectores se hacen al andar. Leer, escuchar cuentos e historias, compartir relatos y anécdotas son modos de dar lugar desde la infancia a la formación de un recorrido lector. Si nos ocupamos de promover espacios fértiles para sembrar la imaginación, la curiosidad y el conocimiento, podremos luego cosechar herramientas para toda la vida. Los docentes tenemos la oportunidad de caminar ese sendero junto a los chicos, atentos, abiertos, ofreciendo y alentando el desarrollo, promoviendo la exploración de diversos géneros, formatos y soportes, para experimentar las distintas sensaciones ofrece cada uno en particular y el juego que plantea cada autor, en cada obra, de manera distinta. La lectura compartida es una experiencia de aprendizaje social, afectivo, sensible, estético e intelectual.”
“Buenos Aires libros para leer, buenos días para crecer 2”, Plan Nacional de Lectura.

Fundamentación: En la escuela los chicos acceden a la lectura de cuentos, novelas, fábulas, poesías, etc. a través del docente. Durante el Primer Ciclo, los niños exploran los libros, escuchan leer, comparten la lectura, intercambian con otros acerca de las obras de distintos géneros y autores. Así conocen cada vez más obras, pueden elegir y preferir algunas, construir sentidos cada vez más amplios y profundos sobre el universo de sus lecturas(…)En el Segundo Ciclo profundizan la relación que puede haberse producido previamente y se da la oportunidad de conocer intensiva y extensivamente obras, autores, géneros…Para ello, el docente amplía el horizonte de lectura de los chicos –mayor cantidad de obras cada año, más variadas, diversos autores y géneros, representativas de literaturas de diversos países y movimientos, etc.- y propone obras cada vez más ambiciosas o que requieran lectores más avezados. (Diseño Curricular de Primer y Segundo ciclo, Prácticas del lenguaje) Es aquí en el Primer ciclo donde el docente con su voz acerca a los chicos una propuesta de trabajo en donde la lectura y la escritura es el eje fundamental a partir de seguir la obra de un autor y esto genera un espacio de intercambio muy enriquecedor para ellos. Cuando como docentes leemos cuentos le damos la oportunidad a los alumnos de aprender una manera de diferentes de lectura, con un propósito, para que ellos puedan seguir la lectura de otro compañero y que ellos también puedan leer por períodos cada vez más largos, a partir de seguir a un autor ellos podrán comparar su obra, las distintas maneras de escribir (cuentos, poesías, novelas, etc.) de esta manera los chicos podrán comparar, opinar y regresar al texto a controlar sus propias interpretaciones o tal vez intercambiar apreciaciones

con sus compañeros y con nosotros. Durante el Primer Ciclo, los chicos van a conocer muchos autores, editoriales, irán a la biblioteca, confeccionarán ficheros, catálogos y reseñas de libros, describirán personajes, versiones diferentes de una misma obra, etc., es decir que van a ir ingresando al maravillosos mundo de los libros y los relatos llenos de magia y aventura. En este proyecto propongo seguir a un autor, a Liliana Cinetto, esto es un comportamiento muy frecuente, cuando a un lector le agrada la manera de escribir de un determinado autor. A pesar de que durante nuestra vida leemos varios autores sucede que algunos nos generan una preferencia por algo en particular, leemos sus obras, lo recomendamos, concurrimos a conferencias, leemos críticas de sus obras, etc. Lo mismo ocurre con los niños cuando los acercamos a un autor y a ellos les gusta mucho piden más textos del mismo autor, les encanta compararlos y discutir entre ellos cuál les agradó más. A partir de este proyecto propongo a los chicos conocer en profundidad la obra de Liliana Cinetto. Tal vez algunos la conozcan o no, pero es a partir de esta situación didáctica donde los niños seguirán la obra de la autora, y esto supone la lectura de muchos textos, su comparación, el reconocimiento de los recursos que la autora utiliza en su mayoría de sus títulos, la temática que abordan sus textos en los diferentes momentos de su obra, la posibilidad de establecer relaciones entre sus textos y los textos de otros autores, etc. “Leer obras de un mismo autor permite realizar anticipaciones sobre maneras de ver el mundo, sobre situaciones, personajes o ambientes que reaparecen de una obra a otra. (…) Mediante la lectura se va configurando progresivamente un universo de expectativas creadas por la frecuentación, el intercambio y la deliberación permanente que permite a los niños hacer anticipaciones a la vez que revisarlas cuando se produce un quiebre entre lo esperado y lo que el texto plante “Diseño curricular de Primer Ciclo, Prácticas del Lenguaje. (p. 95) Producto final: Luego de haber recorrido las obras de Liliana Cinetto los chicos confeccionarán un catálogo con los libros que ellos recomiendan. Este catálogo lo ilustrarán y lo compartirán con el resto de sus compañeros. Propósitos A lo largo del proyecto los propósitos genero diversas situaciones didácticas y espero que los niños logren: • Leer la obra de una autor y compartirla con otros lectores. • Disfrutar del mundo literario creado por un autor e intercambiar impactos y reflexiones con otros lectores. • Comprar elementos de la historia (personajes, escenarios, conflictos, etc.) y del relato (formas de contar, tono narrativo) en obras de un mismo autor. • Reconocer un autor entre otros. • Intercambiar libros con otros lectores recomendando las obras en función de los conocimientos sobre las formas de escribir del autor. • Reconocer ciertos recursos propios del autor. • Elaborar, a través de comentarios orales o escritos, algunos criterios para apreciar rasgos de la obra del autor: estilo, temática, relación con su contexto de producción, impacto de su obra en los lectores, etc. • Escribir biografías, relatos o recomendaciones reutilizando las notas tomadas y previendo momentos de planificación y revisión de los escritos. • Profundizar en datos de la vida del autor relacionadas con su producción literaria para enriquecer las interpretaciones. • Conocer las propuestas de las editoriales sobre el autor: catálogos, ediciones, reediciones, colecciones e ilustraciones. • Seguir la lectura de quien lee en voz alta. • Adecuar la modalidad de lectura a las características de la obra y de la situación en que se lee.

Expresar los efectos que las obras producen en el lector. Seguir a un autor LILIANA CINETTO

Encuentro 1 “Presentación de la obra de Liliana Cinetto” “Las actividades habituales, que se reiteran en forma sistemática y previsible una vez por semana, durante varios meses a lo largo del año escolar, ofrece la posibilidad de interactuar intensamente con un género determinado en cada año de la escolaridad y resultan particularmente apropiadas para comunicar cierto comportamiento lector. También son adecuadas para cumplir otro objetivo didáctico: el de favorecer el acercamiento de los niños a textos que no abordarían por sí mismos a causa de su longitud. Leer cada semana un capítulo de una novela es una actividad que suele ser fructífera en ese sentido. La forma en que se distribuye el tiempo en la clase representa la importancia que se le asigna a los diferentes contenidos. Al destinar momentos específicos y preestablecidos que serán sistemáticamente destinados a leer, se comunica a los niños que la lectura es una actividad muy valorada.” (Extraído de “¿Es posible leer en ella escuela? de Delia Lerner) Contenidos: Los contenidos trabajados en este primer encuentro serán: • Elaborar una lista de actividades que realizaremos durante el proyecto, modos de trabajo, expectativas, etc. • Presentar la obra de la autora. • Reconocer a la autora entre otros escritores. • Conocer su vida y su obra. • Seleccionar un libro de Liliana Cinetto para trabajar en clase. • Lectura en voz alta, expresiva y reflexiva. • Intercambiar opiniones sobre la obra de la autora. Actividades: 1-Antes de iniciar las actividades diseñadas para este proyecto les comentaré a los niños la propuesta de leer la obra de Liliana Cinetto, es decir, durante un tiempo trabajaremos con la obra de un mismo autor. Luego propongo elaborar una lista, que la confeccionaremos entre todos, mediante le dictado grupal, en el que figurarán las acciones que llevaremos a cabo, por ejemplo: • Seleccionar una obra de la autora y leerla en voz alta. • Confeccionar un catálogo. • Comentar la obra intercambiando opiniones. • Reescribir un texto a partir de un título de la obra de la autora. • Etc. (La lista de las actividades pensadas para realizar durante el proyecto las escribirá la docente pero con la participación de los chicos, puede surgir alguna sugerencia del grupo, por ejemplo hacer títeres que también se agregará y se tendrá en cuenta.) 2-Esta lista se escribirá en un cartel que será expuesto en el aula y nos será de guía para el proyecto. Luego comenzaré a trabajar con los chicos la obra de la autora elegida. A partir de algunas preguntas se creará un ambiente de curiosidad sobre ella:

Por ejemplo algunas preguntas pueden ser: • ¿conocen a Liliana Cinetto? • Si alguien les leyó alguna de sus obras ¿recuerdan el nombre del libro? ¿de qué se trataba? • ¿en qué país nació? (aquí se hace un primer acercamiento a la biografía de la autora, país de nacimiento, que hace hoy, y otros datos curiosos, en otros encuentros trabajaremos su vida) • ¿sus obras como son? (si las conocen son graciosas, misteriosas, dan miedo, etc.) • vamos a hacer una lista con algunos de los libros escritos por la autora. Luego les presentaré una lista con algunos títulos de la obra de Liliana Cinetto. Título de la obra * ¡Cuidado con el perro! * Diminuto y el monstruo subterráneo * Diminuto contra los fantasmas * Amor en la biblioteca * La bruja Maruja * Cuentos cortitos para leer un ratito * Cosquillas en la nariz * Las malas palabras * La vida es un sueño Autora * Liliana Cinetto

De esta manera los niños podrán apreciar todo la obra de la autora. Entre todos iremos leyendo los títulos, reconociendo algunos si los han leído o se recuerdan algunos se agregarán a la lista. 4- En grupos de cuatro o seis integrantes trabajarán con catálogos de diferentes editoriales, ubicarán los textos escritos por la autora entre otros autores. Luego cada grupo compartirá con la clase los datos obtenidos, es decir, ubicarán en los catálogos los libros, el nombre de la autora, la editorial y si pertenece a una colección. Puede ser que los títulos se repitan en los catálogos pero no todos tienen las mismas portadas de esta manera podrán comparar como se presentan sus libros. Por ejemplo:

Cada editorial presenta el libro pero utiliza diferentes recursos para presentar el libro (colores, dibujos, etc.).

5- Ahora trabajamos reconociendo los libros de la autora entre otros escritores. En el centro de la clase coloco sobre una mesa grande muchos libros de diferentes autores, entre los cuales se encuentran algunos de Liliana Cinetto. Con esta actividad los niños podrán reconocer de acuerdo a los datos trabajados anteriormente el nombre de la autora, los libros vistos en los catálogos. En grupos de a cuatro identificarán los libros, mientras recorren la mesa, entonces les pregunto para que ellos argumenten: • ¿cómo se dieron cuenta que ese libro lo escribió Liliana Cinetto? • ¿en qué se fijaron? • ¿dónde está el título? A partir de aquí sentados en círculo tomaré algunos de los libros el que más le llame la atención de Liliana Cinetto y entre todos leeremos el título luego analizaremos: • ¿cómo es la portada? • ¿tiene dibujos?¿serán los personajes? • ¿que encontramos en la contratapa? (de esta manera vamos analizando los libros además de leerlos porque la portada y la contratapa nos dan mucha información sobre su contenido). • Algunos son gruesos y otros tienen pocas páginas Entonces para terminar el primer encuentro les leeré algunos fragmentos de libros de la autora. Esta lectura deberá tener en cuenta la entonación, respetando los momentos de misterio que la autora propone, para que los chicos disfruten de este primer acercamiento con Liliana Cinetto. Algunas obras elegidas para leer pueden ser: • Amor en la biblioteca. • La bruja Hermelinda. • Hay un monstruo en mi cama.

Observaciones: Con este primer encuentro de los chicos con la obra de la autora tiene como objetivo motivarlos para la lectura posterior, ir entusiasmándolos con los libros a leer y de esta manera se generarán comentarios acerca de cómo estaban presentados, algunos pueden ser que los conozcan porque se los han leído en casa o en el jardín, ya que Liliana Cinetto es una autora muy leída a los niños de jardín de infantes por su manera de escribir. Cuando les propongo que busquen en la mesa de libros, que los toquen, los exploren, es para que ellos comiencen a apropiarse del trabajo con el proyecto. Al leerles en voz alta algunos fragmentos de los libros de Liliana Cinetto, es para acercarlos al mundo de los cuentos, al generar un diálogo entre todos, ellos comparten sus ideas y los invita a los chicos a que reparen en los títulos, las portadas, los personajes, etc., de esta manera los chicos se acostumbran a ver a los libros como un objeto que se puede tocar, explorar, de dar vuelta las hojas, detenerse en las

ilustraciones y genera gran curiosidad, es desde aquí donde estimulo a los niños a leerlos. También es necesario aclarar que se debe utilizar un lenguaje apropiado para que los chicos comiencen del vocabulario: versión, índice, tapa, autor, ilustraciones, etc., sin explicar estos términos los pongo en uso para que los chicos vayan progresivamente, familiarizándose con ellos y puedan, en algún momento, comenzar a usar este léxico. Cuando llega la hora de escuchar es importante que se sienten de una manera especial, les propongo hacer un ronda sentados cómodamente en el suelo, mirando al que lee, en silencio, crea un clima tranquilo, esto da cuenta de un ritual que se repite y recrea un momento de encuentro. La lectura debe seducir a los chicos, esto es la puerta de entrada al mágico mundo de los libros, utilizando distintos tonos para los distintos personajes, lentificando la lectura o bajando el volumen de la voz en momentos de suspenso, acelerando la lectura o enfatizando el tono de voz en los momentos de resolución de un conflicto.

Encuentro 2: “Es hora de organizar la biblioteca” Contenidos: Los contenidos a trabajar en este segundo encuentro serán: • Seleccionar un sector del aula donde ubicaremos una biblioteca con libros de la autora a trabajar. • Confección de un fichero para el funcionamiento de la biblioteca. • Conocer cómo funciona el préstamo de libros. • Elaborar un reglamento para la biblioteca del aula. Actividades: 1- En el primer encuentro los chicos tuvieron contacto con la obra de Liliana Cinetto, y han notado que ha escrito mucho a lo largo de los años. Ahora es hora de armar una biblioteca en el aula para que todos puedan acceder a los textos. Como docentes es necesario alentarlos al armado de la biblioteca, contarles el funcionamiento, la ventaja de los préstamos de los libros y el cuidado de los mismos. A partir de un debate elaboramos un reglamento de uso de la biblioteca del aula. Ellos intercambian ideas y dictan al docente las reglas que han acordado, luego las leemos entre todos, y este afiche se ubicará en un lugar que todos puedan leer con facilidad. Por ejemplo: Reglamento de la biblioteca de primer año 1- No maltratar los libros (rayar, manchar o romper). 2- Mantener en su lugar y ordenado los libros. 3- Cuando nos llevamos un libro el plazo máximo de préstamo será de cinco días. 4- Anotarse en la lista de biblioteca. 5- si alguien pierde un libro traerá otro.

2- Se ubicará la biblioteca en el aula, puede ser en un rincón unos estantes coloridos o unos canastos, donde todos los chicos puedan ver los libros (se busca un espacio para los libros en los que éstos estén al alcance de los chicos, con la idea de que puedan acceder directamente a los libris cuando quieran ver, cuando los necesiten para consultarlos). En esta biblioteca se colocará todo el material encontrado de la autora. Con mi ayuda los chicos acomodarán los libros en un estante.
El maestro con ayuda de los chicos acomoda los libros en un estante o armario del aula. Busca un espacio para los libros en el que éstos estén al alcance de los chicos, con la idea de que puedan acceder directamente a los libros cuando los quieran ver, cuando los necesiten para consultarlos. Entre todos pueden armar un listado con los libros que forman parte de este proyecto.

Se confeccionará una lista de los libros que forman parte del proyecto. Esta lista la confeccionaremos en un afiche que será colocado a un lado de la biblioteca para que todos la puedan leer. Por grupos controlarán la lista si se agrega algún libro nuevo o se ha perdido alguno. Estos grupos rotarán por semanas, además el grupo encargado también llevará el control de los préstamos y devoluciones de los libros, actividad que desarrollaré más adelante. La lista se confeccionará de la siguiente manera: Título Autor Liliana Cinetto Editorial De la biblioteca a tu casa Editorial Norma Colección

1- Amor en la
biblioteca

2- Cuentos cortitos
para leer en un ratito

Liliana Cinetto

3- Ambrosio en la
prehistoria

Liliana Cinetto

Editorial Primera Perros con historia Sudamericana

3- Como necesitamos muchos libros en la biblioteca de Liliana Cinetto propongo mediante una escritura colectiva donde los chicos me dictan una nota en la que se informa que están organizando una biblioteca en el aula entorno a la obra de una autora, Liliana Cinetto, y que están solicitando en préstamo obras que faltan o más ejemplares de los que tendrían ganas de tener. Esta nota está dirigida a las casas, a las editoriales, a la biblioteca de la escuela y además se colocará la misma nota en la cartelera de la escuela para que todos aquellos que quieran colabarar lo puedan hacer.
4- Cuando contemos en la biblioteca de una cantidad suficiente de libros organizaremos el préstamos de libros (es conveniente que haya más libros que alumnos para que exista en el aula una cantidad que permita trabajar con el préstamos de los mismos). Para realizar esta actividad es necesario trabajar con los chicos el

préstamo, fichado y devolución de los libros. Antes podemos conversar con los chicos a partir de las siguientes preguntas: • ¿fueron a una biblioteca alguna vez? • ¿cual es trabajo del bibliotecario? • ¿cómo se imaginan que el bibliotecario sabe cuántos libros prestó y si se los devolvieron? • ¿qué es un fichero? • ¿qué tendríamos que tener en cuenta para elaborar un fichero en nuestra biblioteca “Liliana Cinetto? • Pueden surgir otros interrogantes a partir de estas preguntas que se irán respondiendo entre todos. Podremos organizar una visita a la biblioteca de la escuela para conversar con el bibliotecario, donde les cuente a los chicos sus trabajos y ellos puedan preguntar. Además podemos planificar previamente con el bibliotecario donde puede dejar al alcance de los niños algunos libros de la autora en la biblioteca para que al ir allí con los chicos encuentren material de Liliana Cinetto. Luego estableceremos las condiciones de préstamo de los libros entre todos, por ejemplo: • Cada chico podrá llevarse un solo libro por vez. • Se prestarán libros los fines de semana, llevándolos los viernes y devolviéndolos el lunes. • Si necesitan extender el plazo para poder terminar de leerlos se debe informar a los encargados de la biblioteca que necesitan más tiempo de lectura y se colocará una nota en la ficha del libro. • Los libros se deben cuidar. • Otras pautas pueden surgir y se agregarán a la lista. Todo esto se realiza en consenso entre todos, mediante el intercambio de ideas y acuerdos. La actividad de fichaje de los libros se realizará en grupos de cuatro o seis integrante como máximo, estos grupos rotarán semanalmente para que todos puedan participar del trabajo de bibliotecario. Para eso hay que elaborar fichas de cada libro que hay en la biblioteca del aula.

1 Título: Amor en la biblioteca
Prestado a Carolina Julián Fecha 23 de octubre 29 de octubre

Autora: Liliana Cinetto Devuelto Si Fecha 26 de octubre

Editorial: De la biblioteca a tu casa Notas

Le gustó (acá escribirán las apreciaciones que los chicos (Colocarán la fecha en que fue hagan luego de leer el libro) devuelto el libro)

El modelo de la ficha para cada libro será el mismo, estarán numeradas y ese número corresponderán con la lista elaborada en la actividad 1, de esta manera los chicos podrán ubicar la ficha del libro fácilmente por la numeración. Esta actividad se realizará estableciendo la utilización del primer recreo por ejemplo para realizar el control de los libros y la organización de la biblioteca. Lo ideal es que biblioteca funcione varias semanas.
5- Cartelera de recomendaciones: a un lado de la biblioteca se colocará una lámina de corcho donde los chicos coloquen allí dibujos de los libros leídos o recomendaciones a sus compañeros sobre los textos o comentarios. Por ejemplo:

Este es un dibujo realizado por un chico de primer año luego de leer el libro de Liliana Cinetto, Saltarín.

Es importante que los chicos escriban el título del libro que han leído, y su nombre.
Observaciones: La creación de una biblioteca en el aula permite un encuentro con la lectura donde los chicos leerán varios obras de un mismo autor, así se convierte en una práctica permanente, en esta situación didáctica de lectura, los chicos acceden sistemáticamente a los textos y forman de esta manera sus propios gustos como lectores y construirán a su vez criterios de selección. Cuando varios chicos han leído el mismo libro representa una oportunidad increíble para proponer un rico intercambio de opiniones entre los lectores con recomendaciones al resto de sus compañeros. Este trabajo permanente en el uso de la biblioteca del aula permite a los niños tomar distancia del libro leído e ir adoptando gradualmente una nueva actitud frente al texto, a medida que conoce más la obra de la autora y sus textos, así se afirma la capacidad de elegir. Cuando los chicos realizan comentarios en la cartelera de la biblioteca generan en el resto de sus compañeros suspenso o deseos de leer ese libro y utiliza en la confección de los carteles recursos lingüísticos o gráficos que promueven el interés del futuro lector. Encuentro 3: ¿Quién es Liliana Cinetto? Te invito a conocer su vida a través de su obra A medida que los chicos trabajan con los libros de Liliana Cinetto surgen los interrogantes acerca de su vida, y desde aquí que trabajamos con su biografía Contenidos: Los contenidos trabajados en este encuentro serán: • Investigar qué es una biografía. • Investigar sobre la vida de Liliana Cinetto. • Dictado de las ideas principales a la docente. • Escribir entre todos la biografía de la autora trabajado en este proyecto. • Seguir agregando información a la biblioteca del aula.

Actividades: 1- Antes de empezar a presentarles la vida de la autora les preguntaré qué desean saber sobre la vida de Liliana Cinetto, y esa lista de inquietudes o temas se escriben en el pizarrón. Si hay algunos datos importantes que necesito para trabajar en futuras actividades les propongo algunos temas, por ejemplo: Liliana Cinetto... nos interesa conocer • ¿dónde nació? • ¿vive todavía? • ¿cuándo empezó a escribir? • ¿dónde estudió? • ¿viajó mucho? • ¿recibió muchos premios?

Otras.

2- Trabajamos con su biografía. Les entregaré a cada uno un texto sobre la vida de Liliana Cinetto.

Liliana Cinetto Nació en Boedo, en la Ciudad de Buenos Aires. Es profesora de Enseñanza Primaria, Profesora de Letras, escritora y narradora oral. Ejerció como maestra en escuelas primarias de Capital Federal y dictó cursos y talleres de capacitación para docentes en Argentina, España y Brasil. Como narradora, sr ha presentado en la Exposición Feria Internacional El libro del Autor al Lector (desde 1990), en la Feria del Libro Infantil y Juvenil (desde 1989), en la Biblioteca Nacional, en la Biblioteca Evaristo Carriego, en la Biblioteca Leopoldo Lugones, en el Teatro Nacional Cervantes, entre otros. Recibió diversos premios entre ellos el premio Alicia '97, de la Fundación Reconocimiento a una actitud en la vida, inspirada en la trayectoria de Alicia Moreau de Justo, por su tarea meritoria como narradora en hospitales, asilos de ancianos y centro de salud. Como autora, publicó más de treinta libros de cuentos y poesías.
En parejas leerán la biografía de la autora. Así podrán mediante la lectura comprender los datos que en ella encuentran o los que no comprenden. Cuando las parejas finalizan la lectura, se iniciaré una conversación acerca de qué averiguaron sobre la vida de la autora y analizaremos en qué medida la biografía dio respuestas a la lista de interrogantes elaborados en la actividad 1. Luego del intercambio de ideas, los chicos escribirán algunos datos sobre los datos trabajados. No es para que los recuerden de memoria sino para que luego les sirvan como apuntes para entre todos elaborar la biografía de Liliana Cinetto que podremos cerca de la biblioteca. Esta actividad también se realiza en parejas. Pueden volver al texto si necesitan recordar algún dato. Aclaración: El trabajo del docente en esta actividad es circular entre los grupos para ayudarlos, resolver dudas, comprobar que los datos escritos por los chicos en esos apuntes sean los correctos, sobre todo cuando hay fechas, esas cifras son desconocidas para ellos, entonces necesitarán la ayuda del docente para reconocer estos datos. Podemos pedir que argumenten por qué escribieron eso dato, de esta manera ellos pueden corregir su escritura o la información tomada. Para poder tener más datos sobre la vida de la autora les leeré diferentes biografía, y entre todos comentaremos que otra nueva información tomaremos notas para la actividad siguiente.
3- Armado de la biografía de Liliana Cinetto. Se hará en forma colectiva donde los chicos me dictarán y escribiré en un afiche, con el propósito de colocar ese cartel junto a la biblioteca. Para realizar esta actividad hay que tener en cuenta: • esta actividad la vamos a desarrollar entre todos y decidiremos entre todos qué información vamos a incluir, qué datos no pueden faltar en una biografía, cuáles pueden resultar interesantes para un futuro lector y cómo organizaremos esa información. • Durante el dictado los chicos deberán tener a mano los apuntes que tomaron en la actividad anterior.

Es importante que como docentes intervengamos en la actividad para: a) leer a la clase lo que ya está escrito y preguntar cómo seguir. b) siempre proponer al grupo la discusión las ideas que van surgiendo en el grupo. Por ejemplo: ¿cómo iniciarían la biografía? Liliana Cinetto nació en... ¿Cómo mencionarían que estudios tiene? ¿Y sus premios? c) mostrar al grupo los errores que no se pueden pasar por alto, por ejemplo: la no mención de un dato importante, si los datos están desorganizados, la repetición de vocablos, la incoherencia entre las oraciones, etc. • Antes de empezar a escribir la biografía es necesario entre todos elaborar un plan de cómo la vamos a escribir, entonces es importante que cada tanto verifiquemos si lo que estamos escribiendo siga con el plan trazado. • Si surge un problema de escritura es importante ofrecerles a los chicos algunas alternativas y que ellos elijen cual es la que desean utilizar. • Leer todo el texto una vez que se concluyó para ver si los chicos quieren agregar alguna modificación o dejarlo así. • La biografía se revisará tantas veces como sea necesario hasta que todo el grupo este de acuerdo con el producto final. Esta biografía se escribe en un afiche que se ubicará cerca de la biblioteca y luego los chicos también la copiarán en sus cuadernos. 4- Para conocer mejor a la autora los invito a compartir diferentes videos de Liliana Cinetto.

http://www.youtube.com/watch?v=c5TkpJ3RVIc
Este video es de una entrevista realizada a la autora por chicos en una escuela y ella les cuenta cómo empezó a escribir y los incentiva a escribir.

http://www.youtube.com/watch?v=JrnX1wZthTw&feature=relmfu http://www.youtube.com/watch?v=yMwVuaopQe8&feature=relmfu
Son entrevistas realizadas a la autora donde cuenta experiencias de su niñez. Observaciones: es importante trabajar con los chicos la biografía de los autores trabajados durante estos proyectos, porque a través de sus textos el autor nos acerca a su vida, conocemos su manera de pensar, la época histórica en el que el relato transcurre, y nos permite contar con mayor información para comprender un texto. Cuando los chicos a partir de notas tomadas por ellos y realizan un dictado, ellos se ponen en el lugar de dictantes y el maestro es el que escribe, así ponen las palabras en lengua escrita las ideas que desean recordar o transmitir, permitiendo delegar al docente el problema que platea escribir en primer año y poder concentrarse solamente en la composición de la biografía o del texto. La docente en esta escritura colectiva es fundamental que vaya orientando a los chicos en la producción de distintas maneras. Cuando se elabora esta biografía los datos que aportan son de los apuntes tomados por los chicos que son dictados a la docente, pero que a su vez se enriquecerán por el aporte que ellos mismos pueden extraer de las contratapas y solapas de los libros leídos, o datos obtenidos de una revista o de una enciclopedia. Para finalizar el trabajo de escritura es necesario revisarla colectivamente, intercambiando ideas, agregando algún dato nuevo y estar conformes con el trabajo culminado. Encuentro 4: “Cuentos cortitos para leer un ratito”

Ahora comenzamos a trabajar con una obra de Liliana Cinetto para poder conocer en profundidad las maneras de escribir de la autora. Mientras que los chicos van leyendo por sí mismos los libros que se han llevado de la biblioteca del aula, en clase leemos cuentos para profundizar su comprensión y analizar qué recursos utiliza, así podremos trabajar con los chicos: cómo son los personajes, lugares donde transcurren los textos, etc. Esta lectura del libro elegido tiene que ser ágil, disfrutando de los relatos. Para poder profundizar la comprensión podemos releer algunos fragmentos. Se trata, en primera instancia, de trabajar con textos accesibles a los chicos, para que ellos puedan leerlos por sí mismos y comentar luego entre toda la clase la información recogida. El docente puede proponer que lean en parejas con el fin de alentar intercambios entre los lectores. Texto elegido: Cuentos cortitos para leer en un ratito de Liliana Cinetto. Contenidos: Los contenidos a trabajar en este encuentro serán: • Exploración del libro a trabajar, su portada, la contratapa, las ilustraciones, etc. • Reconocer la información que nos brindan las tapas y las contratapas. Lectura colectiva e individual. • Seguir la lectura de otro. • Análisis de un de los cuentos, sus personajes y sus característica, la trama, el desenlace, etc. • Escritura de un nueva final para el cuento Actividades: Comenzamos a trabajar con la obra de Liliana Cinetto.

1- Les propongo que entre todos trabajemos con uno de los libros de la autora y se los presento. Este libro también forma parte de la biblioteca del aula, puede ser que algunos de los chicos lo haya leído entonces podrá compartir con sus compañeros apreciaciones sobre el texto. El primer acercamiento es investigar el texto con el que vamos a trabajar, para eso conversaremos exponiendo sus puntos de vistas. ¿Cuál es la portada? Y ¿qué datos figuran en ella? ¿En la contratapa que podemos encontrar? Ubicamos el título y el nombre de la autora El nombre de la editorial ¿dónde se encuentra? ¿Qué es una editorial? ¿Hay dibujos? ¿Qué representan? Cuando abrimos el libro que encontramos. Hay un índice Los cuentos son largos o cortos. ¿Tienen ilustraciones? ¿Por qué? Pueden surgir otros interrogantes, pero lo más importante es que ellos toquen el libro, den vuelta las páginas, miren los dibujos, compartan con sus compañeros de banco inquietudes sobre los que ven. Esta actividad llevará unos minutos después les comento que el libro tiene mucho cuentos escritos por Liliana Cinetto, pero nosotros vamos a trabajar con uno de ellos primero. Cuando las sardinas pidieron vacaciones Ellos lo buscarán en el libro y seguirán la lectura que realizaré en voz alta. Esta lectura se hará teniendo en cuenta los distintos tonos de voz para los diferentes personajes, haciendo pausas para generar misterio...

Así comienza el relato.

Hace muchos años, se armó un lío bárbaro en el fondo del mar. Todo comenzó cuando las sardinas, de puro aburridas que estaban, bostezaron tres veces y dijeron que querían vacaciones. Muchos otros animales pusieron el grito en el cielo (o mejor dicho en el agua). -DE NINGUNA MANERA- protestó el odioso del tiburón que siempre está de mal humor-. ¡Qué vacaciones ni ocho cuartos! Y ahí empezaron los problemas. Porque las sardinas eran muchas (casi dos millones seiscientas cuarenta y dos mil setecientas catorce). Y estaban hartas del tiburón que mandoneaba a todo el mundo. Por eso le contestaron con su voz chiquita y mojada: - No pedimos vacaciones sólo para nosotras, sino para todos. Y claro, muchos apoyaron a las sardinas, porque quien más quien menos todos querían descansar un poquito de su trabajo acuático. A las ballenas, por ejemplo, les gustó la idea de tener unos días libres. Y también a las medusas que hacía rato que andaban con ganas de hacerse un viajecito en témpano al Polo Norte. Y ni hablar del pulpo que quería tomar clases de batería. O de las estrellas de mar que soñaban con conocer a sus primas del cielo. - Las sardinas tienen razón- decían unos. - Queremos vacaciones- decían otros. Y que sí y que no, ya iban a pelearse cuando una tortuga sabía que cumplía 193 años y medio, les propuso que votaran para que decidiera la mayoría. Y así se formaron dos grupos: los que estaban a favor de las vacaciones, liderados por las sardinas, y los que se oponían, con el tiburón a la cabeza. Durante una semana, las sardinas fueron hasta el último rincón del océano para contar su propuesta. No dejaron ni una sola piedra, ni una sola caracola sin visitar, y en todas partes explicaron que durante las vacaciones, que iban a tomar por turnos, cada uno podía hacer lo que quisiera: jugar a la mancha burbuja, dormir la siesta, esquiar en la nieve, tomar jugo de naranja, comer chupín de algas… Pero no tenían que trabajar. El tiburón no se molestó demasiado en explicar nada, porque como todos le tenían miedo, estaba seguro de que nadie se atrevería a votar en su contra. El día de la votación se formó una larga fila de peces, moluscos y bicharracos marinos frente a un barco hundido que funcionaba como cuarto oscuro. Había salmones con traje rojo, focas con bigotes, anchoas con las escamas despeinadas, anguilas flacas, almejas maquilladas con sal, delfines charlatanes, ostras que hablaban en francés, langostinos finos... Llegaban nadando, a upa de las olas o caminando para atrás como los cangrejos. Venían de todas partes: del mar de Japón y de la Bahía de Samborombón, de las costas de la China y de las islas Filipinas. El calamar (el único que tiene tinta) anotaba el nombre de los que entraban al cuarto oscuro, mientras el tiburón y las sardinas controlaban que nadie hiciera trampa y votara dos veces. La cosa era muy simple: el que quería vacaciones tenía que poner una perla blanca dentro del arcón pirata; el que no quería, una perla negra. No quedó nadie sin votar, hasta los hipocampos los trajeron a caballito para que no llegaran tarde. A las seis de la tarde en punto, las sardinas dijeron: - Es la hora del escrutinio.

- ¿Del qué?- preguntó el tiburón que andaba flojo de vocabulario. -Vamos a contar los votos- le explicaron las sardinas. Y aunque pensaban que les iba a llevar mucho tiempo el recuento, todo fue muy sencillo, porque había miles de perlas blancas y una sola perla negra (la del tiburón, claro) que perdió la votación por mayoría aplastante. ¿Qué si estaba enojado? Enojado es poco. Furioso estaba. Se quería comer crudos a los que habían votado en su contra. Pero no pudo porque todos salieron corriendo (o mejor dicho nadando). Especialmente las sardinas que fueron las primeras en tomarse vacaciones. Desde entonces, por turnos, todos en el mar tienen unos merecidos días de descanso, que es cuando los pescadores sólo sacan con sus redes zapatos rotos y latas viejas. Y aunque el tiburón no lo quiere reconocer, una vez por año, él también se toma vacaciones y con un gorrito marinero y anteojos de sol, para que nadie lo reconozca, toma un helado de frutilla y chocolate, mientras pasea por las playas de Florida. Liliana Cinetto de Cuentos cortitos para leer en un ratito

Luego de finalizar la lectura es interesante generar un espacio de intercambio en el grupo. Muchas veces cuando la docente termina de leer el cuento se genera un momento de silencio, y es bueno dejar que ese tiempo transcurra para que cada chico procese la historia. Luego entre todos analizaremos el cuento: ¿Qué personajes aparecen ene le cuento? ¿Por qué estaba tan enojado el tiburón? ¿Por qué querían vacaciones? ¿Cómo votaban? Los que ponían en el arcón pirata una perla blanca ¿a quién apoyaban? ¿Cómo resolvieron el conflicto? ¿Cómo se puso el tiburón cuando perdió la votación? ¿Cómo termina el cuento? ¿Qué les pareció el cuento?
Compartimos entre todos comentarios, argumentando cada respuesta, comparando las distintas opiniones. 2- La segunda instancia es la lectura del cuento pero esta vez lo leerán los niños. Entre todos van siguiendo la lectura. Leerán con del docente. Puede surgir en esta segunda lectura más datos que los chicos comenten que habían pasado desaprensivos en la primera lectura.

3- Por parejas confeccionarán una ficha del cuento “Cuando las sardinas pidieron vacaciones”

Título: Personajes sardinas

Autora: Características Graciosas

Editorial Comentarios Querían vacaciones

tiburón

Malhumorado y odioso

Era el que mandaba en el barrio

Esta ficha se completará con todos los personajes que aparecen en el cuento. Luego algunos leerán sus tarjetas a los demás y compararán sus datos. 4- Ahora le propongo cambiar el final del cuento... El cuento termina de la siguiente manera, es bueno releer nuevamente el cuento.

- Vamos a contar los votos- le explicaron las
sardinas. Y aunque pensaban que les iba a llevar mucho tiempo el recuento, todo fue muy sencillo, porque había miles y miles y miles de perlas blancas y una sola perla negra (la del tiburón, claro) que perdió la votación por mayoría aplastante. ¿Qué si estaba furioso? Enojado es poco. Furioso estaba. Se quería comer crudos a los que habían votado en su contra. Pero no pudo porque todos salieron corriendo (o mejor dicho nadando). Especialmente las sardinas que fueron las primeras en tomarse vacaciones. Desde entonces, por turnos, todos en el mar tienen unos merecidos días de descanso, que es cuando los pescadores sólo sacan con sus redes zapatos rotos y latas viejas. Y aunque el tiburón no lo quiere reconocer, una vez por año, él también se toma vacaciones y con un gorrito marinero y anteojos de sol, para que nadie lo reconozca, toma un helado de frutilla y chocolate, mientras pasea por las playas de Florida.

¿De qué otra manera puede terminar el cuento?.... ¿Qué hubiera sucedido si las sardinas perdían la votación? ¿A qué otro lugar se pudo ir de vacaciones el tiburón? (estas son algunas de las preguntas que se pueden hacer como disparadores) Primero trabajamos en un coloquio intercambiando ideas Esta actividad se realizará en grupos de cuatro o seis integrantes, ellos redactarán un nuevo final al cuento de Liliana Cinetto. En el trabajo grupal todos aportan ideas, uno puede escribir lo que sus compañeros le dictan. Hay que recordarles a los niños primero una serie de pasos que deben seguir para realizar esta producción, muy parecido a como trabajamos la biografía. • Pautas para trabajar en grupo: Respetar y escuchar las ideas de todos los integrantes del grupo. Llegar a un acuerdo en base a un consenso de todos los integrantes. • Uno toma notas que van a servir para escribir el relato. • Otro va escribiendo el texto. • Todos releen y corrigen entre todos la producción.

Mientras los niños van trabajando en grupo la docente deberá circular por todos los grupos, para indicarles

algunos datos a tener en cuenta, puede ser la ortografía, la reiteración de un vocablo, la coherencia de las oración...los irá guiando. Esta actividad puede tomar aproximadamente unos 20 minutos o más dependerá del grupo. Para terminar esta actividad cada grupo leerá el nuevo final al resto de la clase así podrán apreciar que un cuento puede modificarse y contarse de otra manera... además pondrán en juego su imaginación. Estos nuevos finales se transcribirán en sus cuadernos y en pequeños carteles cada grupo escribirá el final creado por ellos y se colocara en una cartelera cerca de la biblioteca.

Cuando las sardinas pidieron vacaciones de Liliana Cinetto Nuevos finales propuestos los chicos de 1° año Grupo 1

Grupo 2
Así todos podrán leer los finales creados por sus compañeros. Antes de colocar los carteles es necesario que revisemos si hay alguna falta de ortografía, si la hubiera se trabajará con el grupo para que de esta manera se transforme en una excelente situación didáctica. 5- Para cerrar este encuentro por grupos realizarán maquetas o dibujos utilizando materiales de descarte, para recrear alguna escena del cuento, o algún personaje, o el fondo del mar que describe la autora en el cuento. Cuando cada grupo muestre su obra comentará cómo lo realizaron y qué nos quieren contar del cuento con esa creación. Todos estos trabajos quedarán exhibidos en el aula en el rincón dedicado a Liliana Cinetto. Observaciones: durante todo este proyecto se dan muchas situaciones de lectura de cuentos, algunas veces es el docente quien lee al grupo, otras veces cada chico sigue la lectura en su libro mientras el docente lee en voz alta y en otras oportunidades los chicos son los que quieren leer por sí mismos. Cuando le leemos a los chicos varias veces por semana se instala en el aula un espacio de lectura, hay un ritual, que los chicos lo conocen porque están acostumbrados y esperan ese momento, ellos saben cómo sentarse, mantienen el silencio y se sienten parte de los relatos. Podemos utilizar carteles para indicar que ha llegado el momento de la lectura, que lo colocaremos en la puerta del curso, para que nadie interrumpa el relato.

¡¡¡Estamos leyendo!!!

volver en otro momento

Estamos escribiendo historias
Juntos aprendemos

¡¡¡Somos unos genios!!!
Nos gusta pintar y nuestras creaciones son fabulosas

Así podemos confeccionar carteles para algunos momentos de la clase que los colocaremos en la puerta del salón... Volviendo a la lectura el rol del maestro es mediante su voz recrear las ideas que el autor desea transmitir, los chicos también experimentan el placer de escuchar la lectura por parte del maestro. Los cuadernos se dejan de lado y los chicos pueden volver y volver a escuchar la misma historia o pedir que les lean la parte más graciosa. Otro punto a tener en cuenta es que los chicos se meten en la historia, algunos se identifican con los personajes, interpelan los conflictos, toman partido por algunos de los personajes, se alegran cuando hay un final feliz. Como sucede en el cuento trabajado “Cuando las sardinas pidieron vacaciones” de Cinetto, los chicos imaginan el fondo del mar escuchando el relato.
...Había salmones con trajes rojos, focas con bigotes, anchoas con las escamas despeinadas, anguilas flacas, almejas maquilladas con sal, delfines charlatanes, ostras que hablaban en francés, langostinos finos... Llegaban nadando, a upa de las olas o caminando para atrás como cangrejos... Cuando nosotros como docentes, leemos a los chicos permitimos que las frases escritas se puedan apreciar mejor, o que el carácter de un personaje se recrear con todas sus características, es una manera de mostrarles a los chicos que una historia se puede disfrutar y volar a un lugar lleno de magia. Una vez que han escuchado el cuento de la docente y ha sido conversado entre todos, el docente puede pedirles que identifique alguna parte del texto que haya una situación de diálogo por ejemplo. La lectura por parte del

maestros les permite anticipar la lectura cuando se enfrente solos con la lectura del cuento, para que ellos puedan percibir la musicalidad de las palabras, el rimo, su significado, etc. Una vez que fue leído por todos el cuento se pueden realizar muchas actividades porque saben localizar en el texto la información a trabajar. Estas actividades tienen el objetivo que los chicos relean partes del cuento para identificar algún dato que se perdió o no recuerdan, familiarizándose con la historia. Las ilustraciones pueden ayudarlos en un comienzo pero luego las consignas pueden ir obligándolos a leer en detalle alguna parte de la historia. Cuando los chicos al tener el libro en la clase y en la casa podrán leerlo más frecuentemente, esto le creará un sentimiento de confianza y soltura identificando las diferentes partes de la historia. Los chicos pueden seguir en el libro la lectura que realiza el docente, siguiendo con la vista mientras se lee, es decir cada chico puede ir siguiendo la lectura del maestro en su propio ejemplar del cuento. Es importante que el docente esté atento a que todos puedan ir siguiendo la lectura. Cuando hay un cambio de página es un indicador para ver quién ha perdido el hilo y el comienzo de una nueva hoja es entonces la oportunidad que tiene el docente para volver a engancharse el chico con la lectura. Los niños pueden ir verificando que el maestro lee lo que la autora ha escrito y, a su vez, ir relacionando ciertas diferencias en las entonaciones en la lectura del docente. (por ejemplo: cuando hablan los personajes, los indicadores que están entre paréntesis, etc.). Cuando el docente terminó de leer el cuento, todos ya conocen la historia y reconocen los personajes y las distintas situaciones del cuento, entonces se puede trabajar con ellos: • Que busquen en el texto la parte donde hablan las sardinas • Que localicen donde cuentan cómo se realizó la votación. • En qué parte del texto relata qué hicieron las sardinas para conseguir votos. • Etc. En este tipo de actividades si los chicos encuentran cierta dificultad para localizar en el texto lo pedido, el maestro le da algunas pistas para que puedan encontrarlo. Con respecto a la escritura podemos proponer a los chicos consignas sencillas de escritura. Al conocer el cuento los chicos deberán concentrarse en el modo en que expresan sus ideas y en la escritura. A veces algunos chicos cuando le proponemos escribir se atemorizan frente a la hora en blanco, pero es importante ofrecerles la posibilidad de escribir un texto a partir de elaborar primero una lista con datos necesarios para empezar a escribir. Todo maestro para crear un buen ambiente de escritura debe: – estimularlos, alentarlos y darles confianza en sus posibilidades de escribir, – ayudarlos a ordenar sus ideas, – anticipar oralmente qué van a escribir, – releer en voz alta lo que han escrito y decidir cómo continuar, – ofrecer modelos acerca de cómo expresar una idea por escrito, – recurrir a los textos cuando es necesario recuperar qué dice y cómo lo dice el cuento de referencia, – ofrecer alternativas acerca de qué poner y de cómo expresarlo, – despejar una duda ortográfica, – prestar su mano a los escritores más “lentos” o “perezosos” a los que les cuesta iniciar su escritura. Las primeras escrituras deberán ser breves y en donde el docente participar activamente en cada grupo o en forma individual. Encuentro 5: “A leer

más cuentos de Liliana Cinetto”

En este encuentro trabajaremos muchos cuentos de la autora que forman parte del libro “Cuentos cortitos para leer en un ratito” para que comparen los diferentes personajes y situaciones que propone la autora en el texto.

Contenidos: los contenidos a trabajar en este encuentro serán: • Lectura de manera colectica e individual de distintos cuentos. • Extraer de los textos trabajados personajes, relatos, contexto donde se desarrolla la historia.

• • • •

Comparar con los otros cuentos de los compañeros como son los personajes y las situaciones que viven cada uno. Elaborar listas con datos sobre los textos leídos. Compartir puntos de vista sobre lo leído. Confeccionar referencias sobre los cuentos trabajados.

Actividades: en este encuentro se trabajarán varios cuentos del libros “Cuentos cortitos para leer en un ratito” de Liliana Cinetto. Los cuentos elegidos son: La trompa del elefante Tancredo cumple años • La siesta del oso • El mago Pancracio • Dolor de panza • El monstruo del bosque El libro contiene más cuentos pero estos cuentos tienen situaciones y personajes conocidos por los chicos. Las actividades propuestas se trabajarán en grupos de cuatro o seis integrantes, cada grupo elegirá un cuento y los leerá y compartirá con los demás compañeros. • •

1- Cada grupo elegirá un cuento y lo leerán para poder realizar la siguiente actividad. Luego de leer el cuento los chicos completarán las siguientes consignas:

Título del cuento: Personajes:
Nombre del personaje Características (usar adjetivos)

Breve síntesis del cuento: Comentario: ¿te gustó? ¿Lo recomendarías? Dibujo del cuento

Cada grupo trabajará de la siguiente manera: • por turnos cada integrante leerá el cuento, se pueden ayudar entre ellos además el docente circulará por los diferentes grupos ayudando a los chicos que tengan inconvenientes con la lectura del cuento.

Todos escucharán a sus compañeros cuando lean. Entre todos intercambiarán ideas sobre lo leído. • Identificarán los personajes. • Realizarán una pequeña síntesis del cuento leído. • Elegirán a uno para que escriba en la ficha los datos del cuento. • Todos colaborarán con el trabajo pedido. Durante esta actividad el docente irá grupo por grupo ayudando, colaborando y verificando el trabajo de cada equipo.

2- Cada equipo luego compartirá con el grupo el trabajo realizado. Sentados en ronda, cómodos y dispuestos a escuchar historias... Así cada grupo contará el cuento: • cuál es el título • quienes son los personajes • que ocurrió • que les pareció • le mostrarán los dibujos realizados por ellos de lo leído. • Pueden leer el cuento o alguna parte del cuento que les haya llamado la atención. De esta manera cada equipo compartirá el cuento con el cual ha trabajado. El docente guiará con preguntas y acotaciones las intervenciones de los chicos en esta actividad para que todos puedan participar y expresen sus ideas.

3- Con estas fichas se armará un cartel con los resúmenes elaborados por los chicos de los cuentos de la autora trabajada. Este afiche estará cerca de la biblioteca.

Cuentos cortitos para leer en un ratito
de Liliana Cinetto Cuentos leídos por los chicos de primer año
La trompa de elefante Dolor de panza

El mago Pancracio

La siesta del oso

El monstruo del bosque

Tancredo cumple años

Hora de dormir

Misterio en la Ciudad

Observaciones: Cuando trabajamos con los chicos la interpretación de un texto y también expresarlo en palabras, favorece la comprensión del texto, lo enriquece con los aportes de los chicos, permite que ellos se den cuenta que pueden existir muchas maneras de interpretar el relato del autor. Además les va ayudando a ampliar el vocabulario. Se les puede pedir que imaginen otro final, así los chicos aprenden el término “versiones” a partir de su utilización concreta. Puede ser que las primeras actividades donde ellos intercambien opiniones entre lectores, los niños estén callados o simplemente dirán “me gustó” o “no me gustó”, es desde aquí que el trabajo del docente cobra real importancia, ya que irá guiando a los chicos en los relatos, no es para evaluar si los chicos han comprendido literalmente el cuento, sino que a través de la narración oral de lo leído los chicos se den cuenta que pueden contar el cuento con sus propias palabras muchas veces disfrutando de una interpretación más compleja y no tan literal. Algunos puntos a tener en cuenta por parte del docente para lograr que los chicos participen del relato oral pueden ser: a) después de leer el cuento, el docente puede dar su opinión sobre el relato, compartiendo sus sensaciones y sentimientos. b) el docente al leer previamente cada cuento trabajado puede ir anticipando algunas situaciones del relato e ir ayudándolos en la narración. c) por ejemplo si en los cuentos hay algún diálogo algunos de los chicos lo pueden leer o interpretar. d) puede sugerir que vuelvan a releer el cuento solo en voz baja, es un momento más de reencuentro con el libro, algunos chicos no leen en voz alta y algunos pueden no leer el cuento en forma completa, pueden leer solo la parte que más le gusta. e) cuando se les propone hacer actividades de escritura los chicos vuelven leer el cuento por sí mismos. De esta manera los chicos durante todo este proyecto se enfrentarán solos a un texto desconocido, como docentes los orientaremos a sortear las dificultades que encuentren y disfruten de la lectura.

“Tomar conciencia de cómo se lee a otros ayudará a los niños a la hora de la lectura por sí mismos […], cada uno ensaya para leer de la mejor manera posible; como se requiere tiempo, se practica tanto en la escuela como en sus casa, escuchan, analizan cómo leen, redefinen criterios, emiten opiniones y vuelven a ensayar hasta acordar que se entiende lo que leen. Entonces, están listos para leerle a un auditorio de niños más pequeños.”
Kuperman, C. “Cómo hacer para que los niños sean buenos lectores” Enseña lengua (2007) pág. 76 Ed. Tinta Fresca

Para que los chicos lean y relean los textos es necesario dedicar tiempo a esta actividad, para eso ellos deben leer en voz alta y escucharse mutuamente. Podemos entre todos confeccionar una lista de pautas para tener en cuenta en el momento de la lectura, por ejemplo: • Hay que leer siguiendo un tiempo, ¿de qué manera? pausado, con voz clara, etc. • Cuando hay un signo de interrogación respetar la entonación de esas oraciones. • Al final de la lectura cada uno puede dar su opinión sobre el relato leído o escuchado. • Escuchar atentamente al compañero cuando lee y seguir la lectura en el libro. Es necesario que los chicos ensayen en sus casas y en la escuela la lectura para que tengan más confianza. Es importante que ellos comenten sobre su manera de leer, todo esto servirá para que los chicos vayan adquiriendo más fluidez y expresividad en la lectura.

Encuentro 6: ¡Una carta a Liliana Cinetto! En este último encuentro del proyecto la propuesta consiste en escribirle una carta de agradecimiento a la autora por haber disfrutados de su obra durante todas estas semanas. Contenidos: los contenidos que trabajaremos serán: • • • • • • Repasar oralmente todas las actividades que realizamos durante este recorrido por la obra de Liliana Cinetto. Aprender las partes de una carta. Confeccionar una carta de agradecimiento a la autora. Elaborar una lista de las ideas más importantes que desean comunicarle a la autora a través de una carta. Dictado a la maestra de la carta. Escritura de la carta en sus cuadernos. Realizar dibujos sobre los diferentes textos de Liliana Cinetto para enviárselos a la autora.

Actividades: durante todas estas semanas que duró el proyecto “Siguiendo a un autor” los chicos han realizados muchas actividades entorno a la obra de Liliana Cinetto, la conocieron y pueden comentar su obra, compartirla con otros, leer por sí mismos sus libros, trabajar actividades relacionadas con la biblioteca en el aula y es hora de agradecer a la autora por permitirnos compartir este maravilloso mundo de magia y emoción de los cuentos a partir de la escritura de una carta y de la realización de dibujos de sus libros. 1- Les propongo que le escribamos una carta a Liliana Cinetto por habernos regalado el placer de crear obras tan hermosas que juntos leímos. Para eso es necesario conocer las partes que tiene una carta. ¿Alguno recibió una carta? ¿Cómo llego a sus manos? ¿Les gustaría escribirle una carta a la autora de los libros que estuvimos leyendo? Entonces manos a la obra... La carta es un medio por cual te puedes comunicar con personas que están lejos, estas personas pueden estar en otra ciudad, en otro país...para poder escribir una carta tenemos que tener en cuenta los siguientes datos:
Lugar y fecha …............................................. Buenos Aires, 30 de Octubre de 2012 Saludos................. Querido amigo lector: Texto o mensaje....................................... Me encantó que todos juntos compartieran mis libros. Espero que les hayan agradado. Mis cuentos son como niños que juegan y vuelan con su imaginación Pronto les contaré nuevas historias donde los príncipes y princesas viven en castillos de dulces y la bruja malvada pierde los hechizos porque no recuerda donde dejó su libro de magia. Despedida..........Me despido de ustedes esperando recibir noticias de los chicos de primer año. Firma....................................................................Liliana Cinetto

Esta carta es a modo de ejemplo para poder trabajar con los chicos las partes de la carta, para realizar entre todos una carta para ser enviada a la autora.

2- Ya trabajado con los niños las partes de una carta y el cual es el propósito de escribirle una a Liliana Cinetto,

elaboramos entre todos una lista de ideas para guiarnos en la redacción de la misma, para eso les pregunto: ¿Qué quisieran contarle a la autora de estos hermosos libros? Las ideas que van surgiendo se escriben en un afiche o en el pizarrón, los chicos dictan y el docente escribe. Si hay algún error en la estructura de las oraciones de manera colectiva se hará la corrección. Una vez que ya la lista ha finalizado y todos estamos de acuerdo, comenzamos a diseñar la escritura de la carta: * ¿Cómo iniciaríamos una carta? Teniendo en cuenta lo que sabemos sobre su escritura. ¿Qué debemos escribir primero? (la fecha) * Luego ¿cómo saludamos a Liliana Cinetto?... por ejemplo: • Hola Liliana: • Querida Liliana: • Liliana: • Otras propuestas por los chicos. Ahora vamos a contarle cómo la conocimos a través de su bibliografía, los libros y que nos parecieron sus libros... Esta actividad se realiza de la misma manera que en el encuentro 2 donde los chicos escribieron la biografía de la autora, los niños van dictando, la docente escribir la frase, se lee lo escrito, si todos están de acuerdo continuamos con otra idea, si surge alguna duda el grupo pondrá en juego diferentes estrategias para su corrección o una forma diferente de expresar esa idea. “Cuando los niños/as dictan al docente, participan en una situación donde el/la docente muestra el acto de escritura y comparte los problemas que enfrenta todo escritor: decidir quién es el destinatario y explicitar propósitos; planificar qué se va a escribir –qué contenido, en qué orden, así como con qué recursos–; releer para controlar lo que se escribe; hacer consultas durante la producción recurriendo a distintas fuentes para asegurarse de que el texto diga lo previsto y de la manera en que lo hacen los textos de circulación social; revisar lo escrito y someterlo a consideración de otros; pasarlo en limpio...” (Diseño Curricular de Educación Primaria Primer ciclo, prácticas del lenguaje pág.98) Cuando ya le expresamos a la autora toda nuestra emoción por haber disfrutado de sus libros, el maestro lee la carta. • toda carta tiene un saludo de despedida...¿cómo podemos despedirnos de la autora? (los chicos proponen diferentes alternativas para terminar la carta. Una vez terminada los chicos copiarán esta carta en sus cuadernos. La docente transcribirá la carta dictada por los chicos de primer año en una hoja blanca (tamaño oficio o carta) y cada chico firmará la esquela, escribiendo su nombre. Hoy hay muchas manera de enviar un mensaje por correo es una manera, pero con las Tic esta carta puede llegar al destinatario a través de otro camino, con la utilización de un correo electrónico. Muchos chicos lo conocen porque alguno de los integrantes de su familia lo utilizan. Entonces les propongo que le enviemos la carta y algunos dibujos realizados por ellos a través del mail de la autora, para eso se escanean los trabajos y la producción escrita. Si la escuela cuenta con internet, el envío de la carta y los trabajos se realizará en la clase para que los chicos puedan participar también del final de esta actividad.

correo electrónico lcinetto@gmail.com
También Liliana Cinetto tiene facebook donde mantiene contacto con las diferentes instituciones que ella visita y cuenta sobre novedades de sus obras. Cuenta también con una página web:

http://www.lilianacinetto.com.ar/

Observaciones: Como cierre de este proyecto invitamos a la autora de concurrir a la escuela para compartir con ella todos los trabajos realizados por los chicos de primer año. Liliana Cinetto es una autora que le gusta mucho acercarse a las instituciones, contar ella sus cuentos y compartir sus experiencias como escritora con los chicos. Además los niños al poder tener un contacto más directo con el autor de los libros que han leído se sorprenderán y podrán intercambiar ideas con ella. Recursos: Durante el proyecto se utilizarán diferentes recursos: • Libros de cuentos, poesías, novelas, etc. de Liliana Cinetto. • Libros de otros autores para que los chicos puedan identificar entre todos los que han sido escrito por la autora trabajada. • Biblioteca del aula, esta estará ubicada en algún lugar del aula, en ella dispondremos de un estante para colocar allí los libros de la autora. • Material para trabajar el funcionamiento de la biblioteca (ficha de los libros, ficha de registro de préstamo y devolución de los libros, todo este material será elaborado por los chicos). • Afiches y láminas realizados por los niños de las actividades realizadas con los diferentes cuentos de Liliana Cinetto. • Dvd y televisión para compartir con los chicos diferentes videos de entrevistas realizadas a la autora. • Netbook para enviarle una carta a la autora utilizando el correo electrónico. • Confección de dibujos y títeres o muñecos utilizando diferentes técnicas y elementos, de acuerdo a los personajes que aparecen en los cuentos de Liliana Cinetto.

Evaluación: Los cuentos son un ejemplo de textos narrativos, narrar es relatar o contar hechos o acontecimientos, los niños producen narraciones sencillas y breves desde muy pequeños. Sin embargo, al ingresar a la escuela no todos han tenido la oportunidad de aprender a comprender y producir narraciones más extensas. En este proyecto de seguir la obra de un autor los niños realizan actividades en torno a la literatura y durante las cuales podemos ir evaluando su logros tanto de manera individual como grupal. Algunos propósitos que tenemos en cuenta en la evaluación son los siguientes: • que los niños puedan seguir la lectura del docente por lapsos cada vez más prolongados, esto lo podemos evaluar por ejemplo si cuando estamos leyendo y damos vuelta la página para continuar con el relato, y el niño también lo hace es una manera de saber que está siguiendo nuestra lectura. • Que manifiesten lo que comprendieron y lo que no comprendieron de manera cada más precisa y que respondan a dudas de otros, luego de la lectura a partir de preguntas podremos saber si lograron interpretar el texto. • Que opinen sobre las lecturas y escuchen las opiniones de los otros, es importante que ellos formen un espíritu crítico como lectores, cuando los niños dicen “me gusto el cuento”, “no me gustó”, “pero quería que ganara el tiburón”, conocemos su punto de vista. • Que ubiquen el nombre del autor, el título del libro o cuento, reconocer diálogos, etc. cuando le indicamos que busquen una palabra en el texto trabajado estamos evaluando si saben comprender lo que le pedimos que ubiquen. • En la comprensión de los textos también podemos evaluar si reconocer las características de los personajes o del espacio, cuando los niños describen los diferentes personajes que aparecen en una historia. • Que lean por si mismos por tiempo más prolongado, estos se evalúa a través del funcionamiento de la biblioteca, cuando los niños buscan los libros, los observan, los explora y los leen, también en espacios de lecturas en las diferentes actividades del proyecto, que permiten conocer los avances en la lectura de textos que los niños. En cuanto a la escritura podemos evaluar observando distintos indicadores de avances: • cuando realizamos con los chicos escritura colectiva, donde ellos nos dictan ideas, ellos reflexionan sobre el lenguaje y hablan de sus escrituras. • Cuando ellos comienzan a interpretar por sí solos su escritura durante la producción o una vez finalizada. • Cuando ellos piden y entregan información al compañero durante la realización de alguna actividad de escritura, por ejemplo cuando utilizan las fichas en la biblioteca, cuando escriben un comentario sobre el cuento leído. • Cuando ellos pueden localizar en forma autónoma diferentes informaciones por ejemplo, el nombre de la autora, el título o el nombre de algún personaje. • Si ellos tienen una duda con respecto a una palabra y solicitan nuestra ayuda para saber cómo se escribe es una manera de evaluar su avance en la escritura autónoma. • A medida de avanza el proyecto los chicos producirán escrituras cada vez más complejas y extensas. Muchos de estos indicadores de avances se pueden evaluar durante el desarrollo de las actividades en la clase de manera individual y grupal.

Bibliografía:
• “Prácticas del Lenguaje, material para docentes de primer ciclo Educación Primaria”, María Elena Cuter...[et.al] coordinado por María Elena Cuter y Cinthia Kuperman, 1a Ed, Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación, IIPE, Unesco, 2012. Diseño Curricular de Educación Primaria Primer Ciclo, Prácticas del Lenguajes, de la Provincia de Buenos Aires. “Buenos Aires libros para leer, buenos días para crecer 2”, Plan Nacional de Lectura, diferentes propuestas para trabajar en el aula (Material elaborado por el Plan Nacional de Lectura en apoyo a la Política Nacional de Intensificación de la Enseñanza de la Lectura en el Nivel Primario – Directora de nivel Primario: Lic. Silvia Storino). La escritura en la alfabetización inicial: producir en grupos en la escuela y en el jardín, coordinado por Claudio Molinari, 1a edición, La Plata: Dir. General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, 2008. Como seguir a un autor, Gustavo Roldan, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ministerios de Educación de la Cuidad de Buenos Aires.

• •

Libro trabajado en el proyecto: • Liliana Cinetto, “Cuentos cortitos para leer en un ratito”, 1a de., Buenos Aires, Grupo Editorial Norma, 2008. (libro trabajado en el proyecto) Algunos libros de Liliana Cinetto que pueden estar en la biblioteca del aula. • Liliana Cinetto, “Amor en la Biblioteca”, de. De la biblioteca a tu casa.

• •

Liliana Cinetto, “Ambrosio en la Prehistoria”, 2a edición, Buenos Aires, Ed. Sudamericana, 2012. Liliana Cinetto, “Diminuto contra los fantasmas”, 1ra edición, Buenos Aires, Ed. Alfaguara, 2011. Liliana Cinetto, “¡Mamá! ¡Los monstruos!”, Buenos Aires, Ed. Picus, 2010. Liliana Cinetto, “Cosquillas en la nariz”, Buenos Aires, Ed. Atlántida, 2004. Liliana Cinetto, “Las malas palabras”, Buenos Aires, Ed. Atlántida, 2004.

• •

Cuentos cortitos para leer en un ratito
de Liliana Cinetto
Algunos cuentos extraídos del libro que serán trabajados durante en proyecto “Seguir a un autor”

Cuentos extraídos del libro “Cuentos Cortitos para leer en un ratito” de Liliana Cinetto. Estos cuentos serán trabajados durante este proyecto.

Trompa de elefante
El elefante andaba un día paseando por la selva y saludando a los vecinos (porque era un elefante muy amable), cuando llegó a la puerta de la cueva de la leona que barría de acá para allá y de allá para acá. Barría con tanto entusiasmo que levantaba una nube de polvo espeso y grisáceo, justo en ese momento en que el elefante hacía una reverencia con la trompa para decirle “Buenos días” (porque era un elefante muy educado). Fue entonces cuando empezó el lío. Es que el polvillo se le metió adentro de la trompa y le hizo tantas, pero tantas cosquillas que...¡ATCHÍS!. No fue un estornudo así nomás. No señor. Fue un tremendo estornudo de elefante. Lo peor no fue que, con el estornudo, despertó al león que estaba durmiendo una siesta. Lo peor no fue que, con el estornudo, asustó tanto a la cebra que se le torcieron las rayas. Lo peor no fue que, con el estornudo, hizo templar la tierra como un terremoto. Lo peor no fue que todos los animales se acercaron para ver qué había pasado. Lo peor fue que estornudó...¡se le hizo un nudo en la trompa! Intentó desanudárselo de todas formas (porque era un elefante muy paciente). Sacudió la cabeza, tironeó para acá, tironeó para allá, se puso patas para arriba y patas para abajo, pero lo único que consiguió fue que el nudo se le apretara más (y que a la hiena le diera u ataque de risa). - ¿Y ahora qué voy a haced? No quiedo andad con un nudo en la tdompa- llorisqueaba el pobre elefante que además no podía pronunciar ni una sola R. Como en la selva no hay médicos, ni hospitales, fueron los otros animales los que le recomendaron remedios caseros para solucionar el problema. El mono le aconsejó que se pusiera a dieta de banana. Al adelgazar, el nudo se desinflaría como un globo viejo y podrían desatarlo. El cocodrilo y el hipopótamo, en cambio, recomendaron baños con agua tibia, porque el remojar la trompa seguramente se le desincharía. La jirafa, por su parte, ofreció su bufanda de siete metros y medios para vendarlo y el rinoceronte propuso plancharle la piel que estaba tan arrugada, para estirarla y aflojar la atadura. Que uno le ponía una curita, que otro le pasaba pomada por la trompa, que aquél le ofrecía té de tilo para tranquilizarlo, que éste le cantaba “Sana, sana...” nada daba resultado. El elefante estaba desesperado y caminaba nervioso de un lado para el otro. Tanto caminó que fue levantando polvareda espesa y grisácea a su alrededor. Y ésa fue la solución porque el polvillo se le metió adentro de la trompa y le hizo tantas, pero tantas cosquillas que...¡ATCHÍS! No fue un estornudo así nomás. No señor. Fue un tremendo estornudo de elefante. Lo bueno no fue que, con ese estornudo, le despeinó la melena al león. Lo bueno no fue que, con ese estornudo, asustó tanto a las cebras que se le enderezaron las rayas. Lo bueno no fue que, con ese estornudo, hizo temblar la tierra como en un terremoto. Lo bueno fue que, con ese estornudo... ¡se le desanudó la trompa! Contento se puso el elefante. Contentísimo. No sólo porque se le había desatado el nudo, sino porque pudo volver a pronunciar la R para agradecer a todos su ayuda. Tan contento estaba que casi. Casi se pone a bailar en una pata para festejar. Pero prefirió irse a su casa. No fuera a ser que con el baile levantara otra polvareda que lo hiciera estornudar.

Tancredo cumple años
Hacía rato que Tancredo andaba queriendo festejar su cumpleaños. De las siete vidas que, según dicen, tienen los gatos, a él se le habían gastado varias entre peleas callejeras, caídas desde los techos y piedrazos por maullar a la madrugada. Y NUNCA había tenido una fiesta de cumpleaños, aunque fuera una fiesta chica. Por eso se decidió y escribió un cartel grande que decía: Te invito a mi fiesta de cumpleaños el sábado a la medianoche en la terraza de baldosas rojas. No faltes. Tancredo. Y lo colocó en el balcón más alto de todo el barrio, allí donde todos pudieran verlo. Porque avisarle uno por uno a los invitados iba a llevarle mucho tiempo y no iba a poder dormir alguna de sus dieciséis siestas diarias. El problema fue que Tancredo no aclaró en el cartel que era una fiesta gatuna. Y como Tancredo era un gato muy conocido por los alrededores (y la verdad en el barrio había pocas fiestas) el sábado a la medianoche se presentaron no sólo michifuces, sino ratones y perros de todos los colores y tamaños. Cada uno con un regalo. Que una latita de atún, que otra de sardina, que un jarrito de leche...pero la fiesta terminó enseguida. En cuanto los perros empezaron a correr a los gatos y los gatos empezaron a correr a los ratones y éstos salieron como locos. Y Tancredo se quedó llorando porque no había tenido tiempo ni de mirar los regalos.

El monstruo del bosque
Todos los sabían. En el bosque había un monstruo espantoso, horroroso y oloroso. Lo había descubierto el sapo un día, mientras iba salta que te salta de charco en charco. Fue cuando vio una huella rara en el barro. No era ni de pies ni de patas ni de bichos grandes ni de bichos chicos, sino una huella larguísima que avanzaba derecho hasta el horizonte. El sapo se puso blanco del susto. Bueno, todo lo blanco que se puede poner un sapo. Y se fue corriendo (o mejor dicho, saltando) a contárselo a los demás. Esa misma noche se reunieron debajo del eucalipto donde la lechuza tenía su nido, para contarse lo que habían averiguado del monstruo después de espiarlo desde lejos. No faltaba nadie, ni siquiera el oso que venía malhumorado porque los ronquidos del monstruo lo habían despertado a la hora de la siesta. Sí, porque el monstruo roncaba. T gruñía también. Tan fuerte gruñía que una liebre había quedado sorda de una oreja al escucharlo. Pero además el monstruo llenaba el aire de humo, cuando se enojaba. Un humo oscuro, pegajoso y con olor a huevo podrido. Y lo peor de todo era que comía los árboles. Enteritos, con ramas y todo. Por eso por donde el monstruo pasaba, el bosque quedaba pelado y tristón.

Después de quejarse, protestar y discutir, todos se pusieron de acuerdo en una cosa: había que echar al monstruo del bosque cuanto antes. El problema era que a nadie se le ocurría cómo. Porque, para colmo, éste no era un monstruo así nomás. No estaba lleno de pelos, de dientes, de patas, de orejas o de ojos. Todos todos todos (incluso las hormigas) pensaban y pensaban de qué modo podían librarse del monstruo. Imposible asustarlo, porque no era nada sencillo asustar a un monstruo que se la pasaba asustando. Hablarle menos porque los monstruos no escuchan (y además nadie sabía hablar en idioma monstruo). Pelear no querían porque alguien podía salir lastimado. Y así estaban piensa que te piensa sin que se les ocurriera NADA DE NADA, hasta que un pájaro que andaba revoloteando por ahí tuvo una idea y se las contó a los demás. A todos les pareció una idea BUE-NÍ-SI-MA y sin más ni más pusieron manos (o mejor dicho patas) a la obra. En puntas de pie (o en puntas de patas) se fueron acercando hasta el lugar donde estaba el monstruo. Dormido estaba (porque dormía a la misma hora que los humanos). Por eso, nadie tuvo miedo. Bueno, una ardilla se puso bastante nerviosa, pero después se tranquilizó al ver que el monstruo no les hacía nada. Uno por uno fueron sacando los tornillos y desenroscando tuercas y cortando cables y sacando tubos y quitando ruedas y llevándose parte por parte todo el monstruo. Antes de que amaneciera, lo habían desarmado completamente. No quedaba ni un pedacito del monstruo. Cuando los humanos se despertaron, se quedaron con la boca abierta de la sorpresa y pensaron que un ladrón les había robado la máquina con la que talaban los árboles del bosque. Nunca se imaginaron lo que había pasado. Porque encontraron huellas, pero no les prestaron atención. Y claro, no eran huellas de pies, sino de patas, de bichos grandes, de bichos chicos y de todos los que querían vivir tranquilos en el bosque y se habían atrevido a enfrentar al monstruo.

Hora de dormir

- ¡Hora de dormir!- les dijo Anita a sus muñecas, pero ella querían seguir jugando un rato más. Y aunque la luz que entraba por la ventana comenzaba a dibujar sombras oscuras en las paredes, Anita volvió a peinarlas una vez más, les cambió los vestidos e incluso les sirvió otra tacita de té con galletas. Y mientras las muñecas seguían jugando, Anita fue al baño, se lavó la cara y las manos y se cepilló los dientes. -¡hora de dormir!- les repitió Anita a sus muñecas cuando terminó, pero ellas no tenían sueño. Y aunque el pedacito de cielo que se veía por la ventana se había vuelto pura noche, Anita les prestó otro rato sus rompecabezas y cubos de colores para que armaran un castillo con una torre bien alta. Y mientras las muñecas seguían jugando, Anita guardó su ropa y se puso su camisón rosado. -¡Hora de dormir!- volvió a decir Anita cuando al fin comenzó a acostar a sus muñecas una por una, pero ellas querían seguir despiertas un poco más. Y aunque la luna ya se asomaba redonda y blanca por la ventana, Anita buscó uno de sus libros en la biblioteca. Y mientras las muñecas se acomodaban en sus pequeñas camitas, Anita les leyó varios cuentos de reyes

valientes y de hermosas princesas que eran los que a ellas les gustaban. -¡Hora de dormir!- dijo la mamá de Anita, cuando entró a la habitación de su hija para arroparla y a darle el beso de las buenas noches. Y aunque ya era tardísimo, la mamá de Anita tuvo que cantarle muchas canciones antes de que Anita y sus muñecas se quedaran dormidas.

El mago Pancracio
Al mago Pancracio todos los trucos le salían al revés. Si decía “Abracadabra, pata de cabra...” en lugar de un conejo, sacaba de la galera dos huevos fritos. Se decía “Zin zalabín...” en lugar de desaparecer, transformaba a alguien del público en elefante. Además se le mezclaban las cartas, se le enredaban los pañuelos y desplumaba a cada rato la paloma. Cuando usaba la varita mágica, era un peligro. Ya les había despeinado la melena a los leones y había convertido las bochas del malabarista en cocodrilos y la cuerda del equilibrista en una soga de tender la ropa. Y eso que Pancracio se esmeraba y, cada noche, leía y releía el libro de magia que había comprado. También practicaba para no equivocarse. Pero cada vez que practicaba, todos salían corriendo porque Pancracio era capaz de cualquier cosa. Sus compañeros del circo estaban hartos. Y Pancracio preocupado decidió ir al médico. En el consultorio, le explicó al doctor que todos sus trucos le salían mal e hizo una demostración. Fue cuando transformó la camilla en una bañera en la que nadaban un pulpo y dos peces de colores. El doctor le miró la garganta, le hizo sacar la lengua, le tomó el pulso y le escuchó los latidos del corazón. Todo estaba perfecto (excepto el termómetro, porque en un descuido, pancracio se lo había convertido en una lombriz). Después de revisarlo de arriba para abajo y de abajo para arriba, sin encontrar nada, el médico les pidió que leyera las letras de un cartel que había en la pared. Y ahí descubrió el problema. Porque Pancracio transformaba las B en D, las H en N, las F en P y las X en W. Pero no lo hacía por arte de magia, sino porque NO VEÍA NADA. El médico le recetó anteojos y ahora a Pancracio los trucos le salen requetebién. Algunas veces, todavía saca de la galera huevos fritos en lugar de un conejo, y sólo cuando tiene hambre, para comérselos con la milanesa y las papas.

La siesta del oso
Había llegado el invierno, con el viento blanco y sus día helados, y el oso quería ir a dormir una larga siesta hasta que lo despertara la primavera con sus tibieza llena de colores. Ya se había llenado la panza para no sentir hambre e incluso se había dado el gusto de comer de postre una buena porción de miel. Y también había preparado una cama con hojas secas y mullidlas para dormir cómodo. Por eso, el oso llegó a su cueva, bostezó tres veces, se estiró u poquito y se acomodó sobre su colchón de hojas amarillentas. Pero en cuanto cerró los ojos, escuchó un ruido: CRIC CRAC..., que venía de afuera. El oso abrió un ojo con pereza; después abrió el otro ojo y asomó la punta del hocico, para ver qué pasaba. Entonces vio a su amiga, la ardilla. Trataba de cascar una nuez, pero por más que la golpeaba CRIC CRAC la nuez no se partía. -Ufa- protestaba la ardilla-. Justo encuentro la última nuez del árbol y no puedo abrirla. Y allí seguía golpeando la nuez CRIC CRAC cuando el oso decidió salir de la cueva y ayudarla. Un poco porque le daba pena y otro poco porque si no, no podría dormir más. - Gracias, gracias- decía la ardilla contenta, porque el oso apretó la nuez y la cáscara se partió en tres pedazos. Estaba tan contenta que le convidó a su amigo unos pedacitos de nuez. Y el oso no pudo decirle que no. un poco porque no quería despreciarle el regalo aunque fuera chiquitito. Y otro porque las nueces le encantaban. Pero el rato, regresó a su cueva. Bostezó cuatro veces (porque ya tenía más sueño), se estiró u poquito y se acomodó sobre su colchón de hojas amarillentas. Pero en cuanto cerró los ojos, escuchó otro ruido: TIC TAC que venía de afuera. Abrió con pereza un ojo, después el otro y se asomó para averiguar qué pasaba. Entonces, vio a su vecino, el pájaro carpintero. Estaba golpeando la corteza de un árbol para hacerse una casita, pero por más que picoteaba TIC TAC no lograba perforar el tronco. -Ufa- protestaba el pájaro-. Justo encuentro un lugar con sol para no tener frío y no puedo construir mi casa. Y allí seguía picoteando el árbol TIC TAC, cuando el oso decidió salir de la cueva y ayudarlo. Un poco porque no quería que pasara frío y otro poco, porque si no, no podría dormir más. -Gracias, gracias- le decía el pájaro contento, porque el oso golpeó el tronco y enseguida se abrió un agujero grande. Estaba tan contento que lo invitó al oso a tomar sol en la puerta de su nueva casa. Y el oso no pudo decirle que no. un poco porque no quería despreciar la invitación, para no pasar por maleducado. Y otro poco porque tomar sol le encantaba. Pero al arto, regresó a su cueva. Bostezó cinco veces (porque ya tenía un sueño terrible), se estiró un poquito y se acomodó sobre su colchón de hojas amarillentas. Pero en cuanto cerró los ojos, escuchó otro ruido: TRAC TRAC que venía de afuera. Abrió con pereza un ojo, después el otro y se asomó para averiguar qué pasaba. Entonces, vio a su amigo, el castor. Estaba tratando de arrastrar una rama hasta su dique en el río. Pero por más que tironeaba TRAC TRAC la rama pesaba mucho y no lograba avanzar. -Ufa_ protestaba el castor-. Justo encuentro una rama gorda y no tengo fuerza para llevarla. Y allí seguía forcejeando con la rama TRAC TRAC, cuando el oso decidió salir de la cueva y ayudarlo. Un poco porque él si tenía fuerza y otro poco, porque si no, no podría dormir más.

-Gracias, gracias- le decía el castor contento, porque el oso levantó la rama con un dedo solo y en dos o tres pasos la llevó hasta la orilla del río. El castor estaba tan contento que le propuso al oso que pescaran juntos un rato. Y el oso no pudo decirle que no. Un poco porque no quería despreciar la propuesta, para que el castor no se ofendiera. Y otro poco porque pescar le encantaba. Pero al rato regresó a su cueva. Bostezó diez veces (porque ya estaba muerto de sueño) se estiró u n poquito y se acomodó sobre su colchón de hojas amarillentas. ¿Que si pudo dormir? En seguida no. porque lo despertó doña lechuza que CHIST CHIST no encontraba a sus hijos. Y lo despertó el ciervo que CHAS CHAS se había enredado en el matorral. Y lo despertó una rana que CROAC CROAC se había caído en un pozo y no podía salir. Y nadie hizo ningún ruido. Un poco porque no quería que el oso se pusiera de mal humor. Y otro poco porque el pobre se merecía dormir una larga siesta.

Dolor de panza
Caramelo era un gato colorado desde la punta de los bigotes hasta la punta de la cola. Un gato que como todos los gatos dormía dieciséis siestas por día (excepto los domingos en los que dormía una siesta más). Un gato que todas las noches cantaba canciones gatunas en los techos de las casas hasta que el sol le hacía cosquillas en las orejas. Un gato que era capaz de comerse de desayuno doce empanadas de atún, y alguna de jamón y de queso. Cierta vez, Caramelo durmió sus dieciséis siestas, cantó toda la noche sus canciones gatunas, incluso una chacarera, y a la madrugada, cuando el sol empezó a hacerle cosquillas en las orejas, sintió hambre. No tenía empanadas de atún. Ni siquiera de jamón y queso. Pero encontró una caja de bombones de chocolate que alguien había dejado sobre la mesa. Primero se comió uno. Rico estaba... por eso se comió otro y después dos más. Al rato se había comido treinta y siete bombones y un pedazo de papel. T entonces ocurrió lo que tenía que ocurrir: le empezó a dolor la panza. -¡Miay!- dijo, que en idioma de gato significa ¡ay! Caramelo se acostó en su canasta, pero no pudo dormir ni una sola siesta (lo que demostraba que estaba más enfermo que no sé que). Tenía los bigotes arrugados del dolor y se quejaba tanto que vinieron a ver qué pasaba el perro Bonifacio, la pájara Pinta, la tortuga Ramona, una hormiga vecina y tres ratones amables que pasaban por ahí. Todos trataron de ayudarlo. La pájara Pinta lo abanicó con cuatro de sus plumas, la tortuga le hizo cosquillas detrás de las orejas y el perro Bonifacio le ofreció un planto de sopa de caracú, que era el remedio que le daba su abuela cuando se sentía mal. Pero Caramelo no quiso probar ni una cucharada de sopa (un poco porque el caracú no le gustaba y otro poco porque la panza le dolía hasta para tomar la sopa). -Para mí que está empachado. Dijo un ratón gordo con anteojos que sabía muchas cosas porque dormía en la biblioteca. -¿Y cómo se desempacha a un gato?- preguntó la hormiga que era muy curiosa. -¡Ah, no sé! Pero, quizás, si se da un buen baño caliente, se va a sentir mejor. Entre todos llenaron una palangana con agua tibia y ¡Plafff! Lo metieron al pobre Caramelo de cabeza. Pero como no necesitaba un baño, el gato no se le pasó el dolor de panza. Y además después se sentía peor, porque el agua y los gatos no se llevan bien y porque se resfrió con el chapuzón.

-¿Y ahora qué hacemos?-preguntó la pájara Pinta, mientras secaba con una toalla a Caramelo que no paraba de estornudar. - Hay que abrigarlo bien- dijo la tortuga Ramona. Entonces le pusieron tres pulóveres, dos sacos, un gorrito de lana y una bufanda de colores. Y, por las dudas, lo taparon con cuatro frazadas. Caramelo cada vez estaba peor. No sirvieron los masajes que la hormiga le hizo en el cuello, ni la pomada que el ratón gordo le frotó en el pecho, ni la sopa de caracú que el perro Bonifacio insistió en darle. Ninguno de esos remedios le curaba el dolor de panza. Fue cuando todos decidieron que había que llevarlo al médico. Como Caramelo no podía mover ni un bigote, le hicieron upa entre todos y allá fueron para el consultorio del doctor que lo revisó de abajo para arriba y de arriba para abajo. Por suerte le recetó exactamente lo que Caramelo necesitaba para sanarse. Así que a los pocos días, Caramelo se curó. Les agradeció a todos su ayuda y volvió a dormir sus dieciséis siestas por día (excepto los domingos en los que dormía una siesta más) y a cantar todas las noches canciones gatunas en los techos de las casas hasta que el sol le hacía cosquillas en las orejas. Y no volvió a desayunar nunca más con bombones de chocolate, aunque siguió desayunando empanadas de atún, y alguna de jamón y queso.

Artículos periodísticos sobre la obra de Liliana Cinetto

Estos artículos fueron también un material de consulta para realizar este proyecto.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->