- Existe un Pensamiento Político Latinoamericano y Caribeño, Original y Auténtico. Hay tres formas de contestar esa pregunta.

La primera es que si, porque se consideraría como autentico los pronunciamientos de nuestro próceres, martí, bolívar, etc., que recogieron los ideales de la mayoría de nosotros y las plasmaron en manifiestos, pero que hasta ahora no existe una fusión de todas esas opiniones y no se ha construido una ideología que tenga seguidores y que sea perfeccionada. La segunda es que si, porque todos los grupos sociales tenemos una identidad y somos únicos pero en cambio no hemos tenido políticos que hayan reconstruido esa herencia y hacerla una fusión de necesidades intereses y aspiraciones para unir a los iberoamericanos. La tercera es que si, porque existimos y estamos en un espacio - tiempo determinado y esto nos obliga a recabar en el pasado para irrumpir en el futuro con pensamiento propio, esa debe ser una preocupación de todos los iberoamericanos. - A qué nos referimos cuando hablamos de latinoamericano. Latinoamérica: relativo a los países americanos que fueron colonizados por naciones de lengua latina como España, Portugal y Francia. América está dividida (artificialmente por el Canal de Panamá) en dos continentes: el norteamericano y el sudamericano. Algunos subdividen el “continente norteamericano”, o “América del Norte” separando a los países que van desde el Canal de Panamá hasta México, denominándolos como “América Central”. Cuando hablamos de América Latina (o Latinoamérica) nos referimos a las 20 repúblicas americanas que fueron colonizadas por España, Portugal o Francia (países latinos), cuyo idioma es el español, el portugués y el francés, respectivamente. La denominación “América Latina” o “Latinoamérica” es más amplia y comprehensiva que “Iberoamérica”. Esta última denominación deja de lado a Haití, por ejemplo, que fue colonizada por Francia y cuyo idioma es el francés. Por supuesto que “Hispanoamérica” o “América hispana” es una expresión mucho más limitada aún, porque ni siquiera tiene en cuenta la colonización portuguesa. - Qué es el Pensamiento Político Latinoamericano Hubo, sin duda, un pensamiento político de la Emancipación.” La pausa y la reafirmación tienen, desde nuestro punto de vista, su razón de ser. Luis Alberto Romero es más claro al respecto, pues duda explícitamente de la existencia de un pensamiento político iberoamericano, y explica: “...no se trata de un

al menos por dos motivos. que resultará superflua para algunos. cuya evolución se extiende a lo largo de más de tres lustros. En primer lugar. Es pensamiento práctico aplicado. De ahí la imposibilidad de presentar este pensamiento como un cuerpo teórico y la necesidad de explicarlo a la luz de la coyuntura en que nació. esto es. no está de más hacer referencia a esta cuestión. No vamos a entrar aquí en una discusión. En segundo. tal vez convenga hacer un par de aclaraciones respecto a este carácter eminentemente ideológico del pensamiento político latinoamericano: la primera. . que se caracterizó por vaivenes que hacían el desenlace imprevisible (las fechas en que éste tuvo lugar varían de acuerdo a hacían el desenlace imprevisible (las fechas en que éste tuvo lugar varían de acuerdo a la región americana de que se trate) y en la que la lucha armada tuvo. porque dicho carácter. en el periodo que nos ocupa. justificaciones. por cierto. Diversidad e Integración. Si algunos autores tienen reservas para hablar de “pensadores políticos” de la emancipación americana. porque el carácter pragmático del pensamiento político latinoamericano señalado en el párrafo anterior se inició justamente. lecturas retrospectivas. Con motivo del cumplimiento de los 500 años del descubrimiento de América. aunado al “afán proselitista” que lo acompaña de manera casi natural. lo es quizás aún más durante el convulso periodo que aquí nos interesa: el del proceso emancipador americano. Enfatizamos la palabra “proceso” en la oración anterior porque la búsqueda de autonomía política por parte de los americanos es una errática sucesión de hechos políticos y militares. más visos de una guerra civil que de una guerra de liberación en contra de una metrópoli. es que dicho carácter no exime a los estudiosos del pensamiento político latinoamericano de desvelar y analizar las ambigüedades o contradicciones doctrinales y/o argumentativas que es posible encontrar en los textos que forman parte de la historia de este pensamiento (muchas de ellas derivadas. puede ser definido con un adjetivo: “ideológico”. programas. Mestizaje.” Si esto es cierto. en términos generales. Pero. seguramente no tendrían reparo alguno en referirse a ellos como “ideólogos”. de modo bastante lógico por lo demás. . bizantina en última instancia. es que este carácter no posee connotación peyorativa alguna. del pensamiento político que ha visto la luz en América Latina desde hace casi doscientos años. En este punto. siempre relacionadas con un presente acuciante. los años que corren entre la invasión napoleónica de la península ibérica (1808) y la batalla de Ayacucho (1824). la segunda. sobre las cualidades que debiera tener un texto (o conjunto de textos) para merecer su inclusión dentro del rubro “pensamiento político”.pensamiento que se presente a sí mismo como teórico.Los Sujetos Sociales e Identidad Latinoamericana. con frecuencia. de ese carácter ideológico que hemos bosquejado aquí). que guía la interpretación y de alguna manera explica las inconsecuencias.

los cuales reprodujeron el discurso político y económico colonial atentando contra el criollaje y las etnias. la inquisición y el monopolio religioso". como el hecho de un pasado colonial. Kusch. íntimamente relacionado con el autoritarismo político y no muy abierto a la razón científica. la propia y singular modulación de las variantes universales de cada cultura en el eje del tiempo y en la dimensión del espacio”. emergió un nuevo modelo cultural fuertemente influenciado por la religión católica. forzando raciocinios kanteanos para justificar el poder y el sometimiento a una hegemonía cultural en toda Latinoamérica.la problemática se volcó hacia nuestro continente y si bien. la gran mayoría de esos manifiestos se hicieron públicos bordeando 1992. grupos nacionalistas. La llegada de las emancipaciones latinoamericanas no provocó grandes cambios en para este panorama. Montiel y Zea. quienes seguían . Dussel. transformando las costumbres de la oligarquía. la cual no sólo acababa con su cultura sino también con su imaginario colectivo. Este modelo coexistió fácilmente con la esclavitud. Es el modo de ser particular. es más. con al cual nos surge la primera interrogante: ¿El modo de ser de América ha sido siempre el mismo? Consideramos que no. Esta definición nos habla de identidad como muestra de un todo social. pequeños atisbos que alimentasen la discusión en torno a nuestra identidad: la permanencia o el fortalecimiento de ella. Roig. sino que además comprometió a políticos. etc. Como señala el sociólogo Jorge Larraín. etnias. Los órganos y redes intelectuales de Latinoamérica buscaron con afán entre las obras como las de Todorov. la identidad es "el núcleo de cada cultura.. Esta discusión en torno a la identidad latinoamericana no sólo involucró a pensadores. ¿De qué estamos hablando? Conceptualmente. el racismo. Biagini. ya se había escrito antes sobre identidad latinoamericana. por nombrar algunos. la conformación de un mestizaje latino híbrido donde la preponderancia apunta a la no-pureza de nuestro criollaje. como el resultado de la cultura de cada sociedad en el tiempo y en el espacio. La industrialización de las naciones occidentales provocó en Latinoamérica flujos de dependencia económica que posibilitaron el ingreso de capitales británicos y estadounidenses que se alojaron en el seno de nuestras economías. Los indios que resistieron eran exterminados o simplemente se adaptaron a la aculturación. la transculturación y a la evangelización. académicos e intelectuales. la población indígena fue brutalmente reducida a fuerza de pólvora o a través del trabajo esclavista. reivindicativos. Las esferas de poder se trasladaron hacia los terratenientes y hacendados. "del encuentro original entre la cultura española e indígenas. aunque existan pequeños atisbos de continuidad. Desde la llegada de los hispanos a nuestro continente. quienes se apropiaron de determinados discursos para justificar o replantear nuestra identidad. una obligada inserción al capitalismo y a la dependencia económica que dan como resultado una Latinoamérica tercermundista y periférica.

La integración y el mestizaje son fases vitales de un individuo o de un grupo de individuos trasterrado que afectan la identidad de los inmi-grados y también la identidad de los miembros de la sociedad huésped. depositaria del individualismo. En este punto Kusch realiza un análisis acabado y genial de las diferencias ontológicas de nuestra América multicultural y sincrética que en definitiva se oponen a la homogenización y a la globalización de nuestra cultura social. Es aquí. América Profunda. donde predominaría una dimensión colectiva de lo humano sobre una individual. los nutrientes dinámicos que la hacen posible. en tanto expresión de un proceso civilizador. Se da así una ineludible confrontación cultural que resulta más dolorosa en la medida que . cobra actualización en torno a sus postulados para la confrontación entre el mundo hispano y el indígena. desde la cual se desprende su sentido ontológico particular referido "al estar". hay dos logos en nuestro continente que no siempre conjugan el mismo verbo identitario. por una civilización. al interior de América en su "profundidad". subyugando a los sectores populares a una reformulación de corte moderno del sistema colonial: la hacienda. austral que sería dominio de la tradición occidental. no se comprende sin la integración y el mestizaje. En primer lugar habría una América periférica. los desarrollados.ostentando el poder interno. La integración y el mestizaje vinculados al concepto de cultura representan fases de la evolución. Por otro lado. o bien a los enclaves económicos de estilo esclavista ligados principalmente al trabajo minero y a las plantaciones caribeñas. la totalidad sobre la particularidad y una concepción de pertenencia al entorno ajustando el mundo a un sentido mítico y religioso. De modo que la cultura. La cultura es el referente de la evolución espiritual y material experimentada por un individuo. Este logos no está orientado a la definición sino más bien dirigido hacia el "aquí y el ahora" como una perspectiva de encuentro. donde la obra de Rodolfo Kusch. el sujeto "se vive" como domiciliado en su circunstancia. del mundo secularizado. Según Kusch. cuando se habla de integración y mestizaje el alcance de estos conceptos no expresa las partes de un proceso civilizador sino aspectos migratorios de los países pobres vistos como un problema social y demográfico por los países huéspedes. de la racionalidad instrumental y la modernidad que simbolizaría la equivalencia entre "ser alguien" y la acción volitiva del ser humano en el estandarte del control y el dominio. por un pueblo. que vive constantemente en una escalada por trascencenderse a sí mismo y suprimir al otro en la competitividad y exclusión. Sin embargo. impidiendo por razones "del ser latinoamericano" la homogenización de una identidad. Ahora bien. el siglo XX para Latinoamérica es sinónimo de la expresión máxima de la desintegración cultural e identitaria con la irrupción veloz de los medios de comunicación y el aumento de la brecha entre las esferas de poder y la sociedad. existiría una cosmovisión diferente y conservada a pesar de la conquista occidental.

cuando producto de todas las políticas contrarias al pueblo van a incidir en el surgimiento de propuestas transformadoras que conformarán un nuevo mapa político. la propuesta del socialismo venezolano. políticos. la esclavitud.El Proceso de Constitución Histórico del Sujeto Latinoamericano. sino para la extracción de los recursos naturales y humanos en forma destructiva para el lar nativo y beneficioso para la Metrópoli dominadora. pasando por los cambios que hoy ocurren en Bolivia. no para el convivir. el movimiento de los mantuanos de 1808 y las penetraciones libertarias de Francisco de Miranda. Gual y España. A éstos movimientos se unen planteamientos con tintes reformistas socializantes como el caso de Brasil.unos y otros se cierran en sus propios imaginarios históricos. IDEARIO LATINOAMERICANO: . CONSTITUCION DEL SUJETO HISTORICO EL PASADO La Historia tradicional latinoamericana. Actores Colectivos (Internos y externos). Nicaragua. asoman importantes tentativas por cambiar el orden establecido cuando ocurren las insurrecciones contra: la compañía guipuzcoana. la explotación y la expoliación. Así. Argentina. Paraguay. En las mismas condiciones se mantuvo el período colonial latinoamericano donde las distintas culturas aborígenes lucharon en contra de la penetración extranjera en defensa de sus territorios y modos de vida inherente a ellos. estuvo caracterizada desde sus inicios. de que muchos de los invasores ocupaban los mejores espacios de las tierras invadidas. económico. justicia y equidad. Chile y México destacando en este último país la influencia de los llamados “Grupos Zapatistas” EL PRESENTE Los cambios socio históricos latinoamericanos del siglo XX estuvieron influenciados por los sucesos políticos interpretados por la revolución bolchevique. José Leonardo Chirinos. En el caso venezolano. religiosos y folclóricos. con la salvedad. serán los alicientes de los diversos movimientos sociales que emergen en Suramérica. colectivismo. en los repartos productivos. Ecuador. . Producción del Ideario Latinoamericano. por la dominación. Institucionales y Extraterritoriales. Siendo la revolución cubana un ejemplo ilustrativo en el continente americano. Otros alzamientos con características sociales son los dirigidos por el “Zambo Andresote”. Así llegamos hasta finales del siglo XX. igualdad. cultural e ideológico en el despertar de la nueva Latinoamérica. desde la revolución cubana. cuando surgieron destituyendo el zarismo y estableciendo el sistema comunista donde bajo los principios de participación. Se veía América como el paraíso. Juan Francisco de León.

Dando seguimiento a esto podríamos decir que el hombre latino es un hombre que parte completamente de una estructura indígena. . diferencias que se encontraban en los aspectos económicos. o la postura en que no se deja ver sino un solo lado del cuerpo" o en nuestro caso un solo lado que nos da una idea genérica del hombre latinoamericano. sociales.A medida que fuimos desarrollando nuestro proceso investigativo e indagando acerca del hombre latinoamericano nos íbamos encontrando con incongruencias y antagonismos muy marcados. religiosos. o los miramientos en la conducta o en el trato social. políticos. En cierto momento decidimos buscar el significado que le daba la real academia de la lengua española a la palabra perfil y encontramos que es "el conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a una persona o cosa. pero que con todo el proceso colonizador éste hombre se conformó de una gran diversidad étnica y que actualmente se caracteriza como hombre mestizo. geográficos y ambientales de toda la región y población latinoamericana. culturales. basándonos en ésta definición podríamos decir que el prototipo de hombre latinoamericano obedece a las características que comprenden básicamente un territorio es decir características que dan indicios de igualdad para toda la región. Sin embargo éste hombre sigue conservando su primera raíz y su ideología (un tanto ambigûa) y que enfrenta aún en día un sinnúmero de creencias y de posiciones que lo caracteriza cada vez más como un ser Latino.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful