Está en la página 1de 14

Por Manuel Anido*

Presupuesto Participativo en Concordia

ÍNDICE

Introducción Pág. 2

Pensando en colectivo Pág. 3

Porto Alegre y Concordia Pág. 5

Presupuesto: herramienta política Pág. 8

Conclusiones Pág.12

Referencias Bibliográficas Pág.14


Introducción
Abordar el análisis de la significación del Presupuesto Participativo (PP), y
más concretamente, la posibilidad de su aplicación a escala local, resulta más que
interesante, ya que no se trata solamente de “desmenuzar”, en que consiste éste en
abstracto, o solamente a partir de las experiencias concretas en algunas ciudades,
sino atreverse a imaginar, cuáles serían sus posibilidades de implementación en la
ciudad de Concordia, y por ende, poner de manifiesto los posibles condicionantes,
que pudieran existir, así como también los elementos, que pueden jugar a favor de
esta iniciativa.
No caben dudas, que el barrio, la calle, aquél sitio en el cual se vive, son –a
priori-, referencias importantes de contacto, socialización e identidad, con mayor
incidencia, quizás, en ciudades como la nuestra, que no tienen las dimensiones
despersonalizantes de las grandes urbes.
Justamente esas identidades locales pueden llegar a fortalecer la articulación
de un eje, alrededor del cual se puedan expresar y vehiculizar aquellas demandas
barriales, que tienen que ver con preservar, mejorar o cambiar esa realidad próxima y
concreta.
Pero por otro lado, implica también el requerimiento de un determinado nivel
de conciencia y compromiso de los actores, acerca de sus propios derechos y
obligaciones, así como de la posibilidad cierta de intervenir directamente en los
destinos de la ciudad, más allá de la pertenencia partidaria, y sin la “intermediación”
de los punteros vecinales de turno.
Justamente, este último aspecto, será seguramente una de las debilidades a
afrontar, al no existir una cultura que implique una valoración positiva, por parte de
gran parte de la población, de la necesidad, y eventualmente, la propia capacidad
para enfrentar y resolver problemas comunes, tales como la carencia de
infraestructura en ciertas zonas de la ciudad, la demanda insatisfecha de vivienda, la
pobreza institucionalizada y “clientelizada” , la inseguridad, la ausencia de un sistema
de transporte urbano eficiente, - entre los más visibles-, porque entre los “ocultos” se
puede mencionar el creciente grado de de contaminación de la ciudad y su periferia,
sin que esto implique agotar la lista de problemáticas de la ciudad.
Todo esto da cuenta- más allá de algunas intencionalidades concretas1- de
una latente crisis de gobernabilidad, así como de la ineficiencia de las autoridades
1
La pobreza “clientelizada” asegura en cierto grado, la posibilidad de un “gerenciamiento”
político – electoral.
2
municipales, para sincerar y enfrentar esta verdadera situación de “emergencia”
permanente, así como su obvia incapacidad o franco desinterés por pensar el futuro
de la ciudad.
Cabria aclarar, que cuando en la página anterior se menciona a la pobreza
institucionalizada, el singular utilizado da cuenta, de una concepción restringida o
limitada de la pobreza.
En este sentido, en un trabajo presentado en el Espacio Curricular
Introducción a la Economía, correspondiente al 1er. Año de esta carrera, y vinculado
a las concepciones de Manfred Max-Neef, se decía: “(…) en la visión tradicional, la
pobreza está asociada exclusivamente a ausencia de pan, techo y abrigo. (…) Pero
lo cierto es que la gente se muere no solamente de hambre, sino que se muere
también por carencia de afecto o por carencia de identidad, y también
metafóricamente se “muere” por ausencia de proyectos de vida, y por la exclusión
creciente de cada vez más grande sectores de nuestras sociedades”2
Es así, que considerando, las pobrezas, la participación ciudadana, puede
implicar, no solamente la satisfacción de necesidades o aspiraciones de un barrio o
una comunidad, sino también, que individualmente, los actores de esa participación,
reciban algo más, que las obras o el cumplimiento de sus demandas, ya que el
“empoderamiento”, individual y colectivo, contribuirá a la satisfacción de más de una
necesidad, a la atención de más de una “pobreza”. Con lo cual, el PP, también
adquiere otras connotaciones y otra potencialidad.
Pese a ello, plantearse el inicio de una experiencia de participación como la
que está propuesta, quizás pueda ser considerada por más de uno imposible llevarla
a la práctica en Concordia, o ser calificada de una utopía, pero ¿no son acaso las
utopías la posibilidad de soñar un mundo mejor?
Que nos queda, si no consideramos a las utopías como inherentes al hombre,
como ser y como proyecto de vida, y por tanto también de la sociedad que construye,
reconstruye y transforma, residiendo su valor, no sólo en la posibilidad que se
concreten, sino en las prácticas que generan.
Pensando en colectivo
Hace pocos días, se presentó la oportunidad, en clase, de conocer y compartir,
una muy rica experiencia que se está llevando adelante, aquí cerca, en la localidad
2
Capitalismo, Necesidades Humanas y Desarrollo Sustentable, p. 14. Profesorado Superior
de Ciencias Sociales de Concordia. Espacio Curricular: Introducción a la Economía. 2004.
Disponible en: http://www.freewebs.com/ecosyvoces/documentosparadescarga.htm

3
de Villa Elisa, y si bien la experiencia en cuestión, no está vinculada directamente al
Presupuesto Participativo, posee rasgos o características, que pueden considerarse
comunes a ambos.
Uno de ellos, -quizás de los más importantes-, es el que tiene que ver con el
hecho, que personas con motivaciones e intereses diversos, hayan podido confluir el
concreción de un proyecto común, como el de Marcela Allaix, con el desafío de
diseñar y encarar la elaboración de un producto distintivo, de importante valor
agregado, exportable al mundo, a partir de una red diversificada e individualizada de
producción.
En el transcurso de la charla del Contador Bessón, quedaron claramente de
manifiesto las innumerables dificultades que afrontaron y afrontan, pero si se mira el
punto de inicio del proyecto, no se puede menos que asombrarse de los resultados
obtenidos.
Asimismo, el Plan de Desarrollo Local (PDL) “Villa Elisa entre todos”, es una
clara muestra por un lado de las dificultades y riesgos, que pueden esperarse de un
proceso comunitario como el llevado adelante, pero por otro lado, también las
posibilidades y caminos que se pueden abrir: “(…) poniendo al ciudadano en un
primer plano, como protagonista activo, como sujeto de derechos y obligaciones, con
el objetivo de incrementar la calidad de vida de todos los habitantes de un
determinado territorio(…)”3
O sea, que en definitiva, estamos hablando del concepto de ampliación de
ciudadanía, el cual últimamente es frecuente encontrarlo, mencionado en diversos
textos, pero que en esta experiencia como en las del PP, adquieren una entidad
tangible, y de lo conceptual, pasan a formar parte de la realidad cotidiana de las
personas, aunque ellos no tengan más que la conciencia práctica de lo que significa.
Es allí, donde el bien público, y el bien público común, salen de los anaqueles
de la filosofía política, o de la filosofía del derecho, deviniendo en objetivos y
proyectos concretos, alcanzables, vinculados a las necesidades de un colectivo de
un barrio o región. Pasan a ser agua corriente, cloacas, emprendimientos
productivos, viviendas, en suma, mejor calidad de vida.
Y esto en base a la decisión y voluntad de los propios vecinos, y no la del
“funcionario” de turno, al cual luego se le agradecerá por “su gestión” o “sus obras

3
Pensando el Desarrollo Local desde lo posible: la experiencia de Villa Elisa. Lic. Paula
Insani. Desde el Fondo. Cuadernillo Temático Nº 44. UNER Facultad de Trabajo Social.
Paraná 2007
4
realizadas”. Ahora bien ¿cuál es la clave para cruzar ese puente de habitante a
ciudadano pleno?
La Lic. Paula Insani dice que: “(…) es preciso reconstruir en la sociedad una
cultura colaboracionista, logrando que tanto instituciones como vecinos entiendan y
sean partícipes de esta lógica de trabajo, se sumen al proyecto como propio (…)
Esto implica pasar de una lógica competitiva a una lógica colaboracionista(…)”4
Seguramente, en un principio, muchos podrían opinar que la idea de un
Proyecto de Presupuesto Participativo en Concordia, no tendría viabilidad, en parte
por algunas de las cuestiones mencionadas en la Introducción, pero tal vez, también
estemos todos un poco “contaminados” por una lógica de la “inmediatez”, en donde
no cabe el concepto de proceso.
Esa lógica no funciona para la implementación de un PP, el cual, justamente,
debe concebirse como un instancia, que se debe construir desde “abajo”, para que
ello, permita, entre otras cosas, que la experiencia sea “apropiada” por los vecinos
como un proyecto comunitario, y no como algo impuesto, o una iniciativa “bajada”
desde el poder político, si bien éste deberá promoverlo, acompañarlo, y brindarle las
condiciones para encontrar el camino de su desarrollo.
En este sentido resulta interesante el caso de Porto Alegre, y esta cita
especialmente: “En verdad fue creado un nuevo centro de decisión, que junto al
Poder Ejecutivo y el Legislativo, democratizaron efectivamente la acción política, e
integraron a los ciudadanos comunes a un nuevo “espacio público”(…) ”5
Porto Alegre y Concordia
No se intentará aquí resumir lo que ha sido y es la experiencia de Porto
Alegre, en cuanto al Presupuesto Participativo, sino intentar identificar aquellos
elementos que aparecen como esenciales, para sus resultados, y buscar puntos de
encuentro o disonancia, con el contexto político y social de Concordia.
1. Dice Tarso Genro6 y nos puede resultar familiar: “El gobierno, además,
carecía de recursos y proyectos. Era preciso antes, hacer una profunda
reforma tributaria, generar una recaudación local (…) para responder a las
demandas y crear un mínimo de credibilidad. (…)”7

4
Lic. Paula Insani. Ibíd. p. 24
5
Presupuesto Participativo. La experiencia de Porto Alegre. Tarso Genro y Ubiratán de
Souza. p. 16. Eudeba. Buenos Aires.1998
6
Intendente de Porto Alegre
7
Tarso Genro y Ubiratán de Souza. Ibíd. p. 31
5
Veamos un poco esto: casi con seguridad, estas sean las condiciones, con que
se encontrará la nueva administración, que asumirá en Diciembre, la Municipalidad
de Concordia, que ha planteado en su campaña electoral, que quiere implementar el
PP, por lo cual, no necesariamente, esta circunstancia, que indudablemente, es en
principio, negativa, constituiría un impedimento, si se llevaran adelante políticas
tributarias para generar recursos genuinos, propios del Municipio, para cumplir con
las inversiones y obras que los vecinos en el proceso del PP, acuerden realizar
En última instancia, la satisfacción de las necesidades públicas, más allá del PP,
implica costos, en este sentido Belisario Villegas afirma: “…el gobierno solamente
podrá hacer frente a estas erogaciones si cuenta con los medios pecuniarios. De ello
se desprende que el gobierno debe tener ingresos, los cuales derivan de sus
recursos públicos”.8 Los cuales, cabría agregar, deben ser manejados con
transparencia.
Es entonces que entra en juego un primer elemento, el cual, se mencionaba en el
trabajo de la Lic. Paula Insani respecto del PDL, esto es la voluntad política: “Si no
existe un involucramiento del Estado local, no hay desarrollo local posible”9
O sea que la ausencia de recursos, no es un impedimento insalvable, o en todo
caso puede transformarse en una motivación para generarlos, si existe la decisión
política de traducir el discurso electoral en acción efectiva de gobierno.
2. “Era necesario dialogar con la ciudad, crear condiciones políticas para que
los ciudadanos confiaran en los nuevos métodos de gobernar, los cuales por
primera vez en la historia de la ciudad, incluirían a los ciudadanos comunes”10
Es aquí, en donde se pisa en un terreno más incierto de la realidad política
concordiense, y frente al cual se abren interrogantes. En una ciudad, donde desde
hace más de 20 años, se ha ido configurando una sistemática “clientelización” de la
política, por parte de diversos gobiernos del mismo signo partidario: ¿Se encuentran
las próximas autoridades dispuestas a abandonar esas prácticas? ¿Transferirán
parte de “su” poder a los ciudadanos? ¿O simplemente, buscarán un instrumento de
legitimación de decisiones políticas previamente tomadas?

8
Curso de finanzas, derecho financiero y tributario. Héctor Belisario Villegas, Editorial Astrea
2002, p.13
9
Lic. Paula Insani. Ibíd.
10
Tarso Genro y Ubiratán de Souza. Ibíd. p. 31
6
3. “Por medio de una difícil negociación con el Concejo Deliberante, y con gran
participación de los delegados y representantes del Presupuesto
Participativo, se realizó la primera gran reforma tributaria. (…)11
Más allá de lo mencionado en el punto anterior, se ha verificado durante todos
estos años, en el Concejo Deliberante concordiense, la presencia con diversa
proporción, de una oposición cambiante y heterogénea, que en general, nunca ha
llegado a disputarle con posibilidades de éxito el poder al Partido Justicialista, cuyos
dirigentes, reclaman para Concordia con “orgullo” la calificación de “capital nacional
del peronismo”. Por encima de la cuestión “folklórica”, lo cierto es que históricamente,
los números electorales de Concordia han sido en muchas oportunidades, muy
importantes por ejemplo, en cuanto a los resultados de las elecciones provinciales.
Se pueden, seguramente, hacer más de una “lectura” de lo expuesto- dos como
mínimo-, una vinculada a la estrategia de acumulación y “reciclaje” permanente del
justicialismo, y otra, referida a la incapacidad de la oposición de generar una
alternativa cierta de poder. Luego de las últimas elecciones, se ha llegado, tal vez al
desiderátum en relación a la primera “lectura”, ya que además de reafirmar su
hegemonía, el peronismo, al derrotar a su “propia” oposición, ha logrado como
corolario de ello, una composición monocolor del Concejo Deliberante, además de
cooptar a grupos políticos anteriormente opositores o a ex - dirigentes de partidos
opositores, con lo cual ha reforzado una configuración de “catch-all party”12 : “ Desde
Europa, el alemán Otto Kirchheimer ofrece un nuevo tipo ideal de partido: el llamado
partido atrapatodo o partido escoba (catch-all party). Esta nueva – o reciclada –
organización nace en el seno de sociedades cuyas fracturas de antaño se van
desdibujando lentamente, (…) lo que empuja al cambio organizativo, funcional e
ideológico (…)”13 en el marco de elecciones que, en Concordia, podrían calificarse de
semi-competitivas: “Por elecciones semi-competitivas se entiende a aquellas que se
desarrollan en un marco político que sólo en apariencia respeta los principios básicos
y los procedimientos característicos de comicio competitivo.” 14
Desde el punto de vista social, también Concordia, se ha destacado, pero en este
caso, por sus altos índices de pobreza, indigencia y marginación, fenómeno paralelo

11
Ibíd. p. 31
12
Otto Kirchheimer en 1966, acuñó este término en su obra: The Transformation of the
Western European Party Sistem. Lapolombara, Joseph y Weiner Editores. Princenton, New
jersey: Princenton University Press. 1966
13
Luciana Cingolani en: Política, Cuestiones y Problemas, (Comp. Luis Aznar y Miguel De
Luca) p 178. Emecé Editores S.A. Buenos Aires. 2006
14
Miguel de Luca. Ibíd. p. 204.
7
al de su particular desarrollo político-electoral, y cuya casualidad o causalidad, sería
motivo de un trabajo concreto al respecto.

Presupuesto: herramienta política


Cuando se analizaba en este mismo espacio, a partir de un trabajo específico,
la cuestión del Presupuesto Público, luego de señalar que el sistema actual se
corresponde con un federalismo fiscal centralizado, en el cual la Nación recauda en
las provincias, para luego redistribuirlo en las mismas, también hacia dentro de las
provincias, se reproduce básicamente el mismo sistema, el cual recorta,
indudablemente el margen de maniobra y de independencia política con respecto al
poder central.
Allí mismo se señalaba: “(…) la cuestión del poder está indisolublemente
ligado a la coparticipación, y al manejo de la “caja”, que suele asegurar lealtades
hacia el poder central, como asimismo al muchas veces inadecuado manejo
presupuestario de los gobiernos provinciales, que también aprovechan la situación,
para no llevar adelante políticas de desarrollo y fomento de las economías
regionales, para quebrar la dependencia que muchas tienen, con respecto a los
fondos que envía la Nación.”15
Al respecto y en relación al Presupuesto Nacional 2008, recientemente
presentado en el Congreso Nacional, el 15 de setiembre p.pdo. se dieron a conocer
opiniones del economista de la CTA, y Diputado Nacional Claudio Lozano,
contenidas en un informe por él elaborado en donde denuncia un “nuevo dibujo del
Presupuesto 2008”. Plantea Lozano que se vuelve a subestimar, los recursos fiscales
con los que se contará, para asignar la recaudación excedente a espaldas del
Congreso. Considera que, como piso, el próximo Gobierno contará con unos 10.500
millones de pesos adicionales para gastar sin tener que atravesar la discusión
parlamentaria.
De acuerdo con el informe, la subestimación de los ingresos tributarios en los
Presupuesto ha sido una constante en este período. Entre 2004 y 2007, Según
Lozano: “Kirchner administró 52.792 millones de pesos sin discusión parlamentaria,
gracias a la sistemática subestimación de los recursos en el Presupuesto”16. De
15
Rol del Estado y Desarrollo p. 8. Profesorado Superior de Ciencias Sociales de Concordia.
Espacio Curricular: Finanzas Públicas. 2007. Disponible en:
http://www.freewebs.com/ecosyvoces/documentosparadescarga.htm
16
Críticas por la Subestimación de los Ingresos. Polémica por el Excedente. Diario Página
12. Economía. Disponible en:
8
acuerdo a lo estimado, sólo este año, los ingresos fiscales adicionales a los
presupuestados superarían los 20 mil millones de pesos.
Esta estrategia gubernamental es también puesta de manifiesto en un artículo
del diario Clarín del 23 de Setiembre, en el cual, bajo el título: Los Secretos del
Presupuesto”, se afirma entre otras cosas: “El proyecto de Presupuesto 2008, repite
una fórmula inaugurada por Roberto Lavagna a fines del 2003, (…).Luego en el
curso del año, por la mayor inflación, y el mayor aumento del PBI, los ingresos
resultan superiores a los proyectados. (…) Más tarde, con decretos de necesidad y
urgencia y los superpoderes (que se mantienen), el Gobierno puede anunciar
mejoras en el gasto, elevar el superávit fiscal y hasta cancelar otros vencimientos de
la deuda.”17
Está lógica, también se traslada a la Municipalidad de Concordia, con las
facultades al Intendente para modificar el destino de partidas presupuestarias, y las
recurrentes ampliaciones de Presupuesto, las cuales han sido una constante en la
actual gestión, en tal sentido, el 19 de octubre de este año, se aprobó una ampliación
del Presupuesto de 3.200.000 pesos. En la noticia publicada, en un medio digital se
decía: “La ampliación aprobada en la sesión de ayer jueves es la segunda dentro del
ejercicio 2007, “ya que siempre la política ha sido la misma”, detalló el Secretario de
Hacienda, “mandar presupuestos austeros, inclusive por debajo de los incrementos
de recaudación, a los efectos de ser prudentes”.18
Retrotrayéndonos en el tiempo, el 29 de setiembre de 2006, se podía leer en
otro medio digital, una noticia similar en donde se decía entre otras cosas: “La sesión
de ayer del Concejo Deliberante tuvo como tema central el debate entre el oficialismo
y la oposición por la ampliación del presupuesto 2006 por 6.322.000 pesos. Además
se aplicaron modificaciones presupuestarias incluidas en el proyecto que fueron
aprobadas por la mayoría oficialista. La oposición criticó las imprecisiones de esta
ampliación ya que carece de referencias analíticas respecto del destino que se darán
a estos recursos y solo se mencionan ítems globales. La nueva extensión asigna 4
millones para personal y otra parte importante -casi 2 millones de pesos- a Bienes y

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/subnotas/2-29138-2007-09-15.html
17
Los Secretos del Presupuesto. Ismael Bermúdez. Diario Clarín. 23 de setiembre de 2007
18
El Concejo Deliberante aprobó una ampliación presupuestaria por $3.200.000. Diario Junio
Digital. 19 de octubre de 2007.
Disponible en: http://www.diariojunio.com.ar/noticias.php?ed=1&di=0&no=23275

9
Servicios no personales donde entran todos los contratos con terceros o empleados
contratados.”
Algunos de los concejales de la oposición, expresaron sus reparos de esta
forma: “Desde el ejecutivo esgrimen que hay mayores recursos y se le tienen que dar
un destino. Lo cual está bien, pero el tema es saber adónde se los destinan porque
acá la mayoría de los recursos van a gastos corrientes y no corrientes y es poco lo
que se invierte en obra pública que es lo que realmente favorece el desarrollo de la
ciudad”, comentó Wdowiak.
Asimismo el Concejal Ricardo Larocca manifestaba en la misma nota
periodística: “(…) en definitiva acá no se sabe lo que se aprueba porque todas estas
imputaciones que mencioné no sé específicamente hacia que partidas en concreto
se destinan los dineros. Por ejemplo, en esta modificación se ha restado 500 mil
pesos a trabajos públicos, habría que preguntarse que trabajos públicos se van a
dejar de hacer. (…) el bloque del PJ con la obsecuencia que tiene con el ejecutivo
aprueba estas modificaciones y no tiene conocimientos adonde van dirigidas las
partidas. Esta ampliación se aprueba en forma irrespetuosa y en definitiva el
perjudicado es el contribuyente porque no hay transparencia en el manejo del
dinero.”19
Junto a estas prácticas, se anuncia, ya en el 2006, desde el mismo oficialismo,
la propuesta del Presupuesto Participativo, tal cual se lo podía leer en la página web
de la Municipalidad el 17 de noviembre de 2006: “El secretario de Economía y
Hacienda, contador Álvaro Sierra, habló del proyecto para modificar la Ordenanza de
Contabilidad. Dijo que busca modernizar el sistema de administración financiera,
mejorar los controles y también incluir el presupuesto participativo.” Y ampliaba sus
conceptos: “(…) hemos incluido el presupuesto participativo; si esto se aprueba la
Municipalidad de Concordia va a liderar la aplicación del presupuesto participativo en
las comunas, por lo menos en la provincia de Entre Ríos”, señaló. “Esto se debe a
una sugerencia del Intendente Juan Carlos Cresto para modernizar la ordenanza de
contabilidad municipal. De esta manera –continuó- la propia comunidad va definir el
presupuesto, que tiene una parte de gastos fijos y otra de gastos variables, que es
en la que va a intervenir la comunidad, y se tiene que reglamentar”.20

19
Aprobaron ampliación presupuestaria por más de 6 millones de pesos. ABC1 Digital. 29 de
setiembre de 2006. Disponible en: http://abc1digital.com.ar/article.php3?id_article=8776
20
BUSCAN MODERNIZAR EL SISTEMA FINANCIERO MUNICIPAL. 17 de noviembre de
2006. Página Web de la Municipalidad de Concordia.
Disponible en: http://www.concordia.gov.ar/pub_novedad.php?newsid=2058
10
Las adhesiones, para implementar un PP en Concordia, pueden llevar a
generar en la sociedad la conciencia sobre su necesidad y el consenso, para llevarla
adelante, pero también se corre el riesgo, de corromper la iniciativa, la terminología, y
el espíritu verdadero, que la ha animado en los diversos lugares en que está
funcionando, y que de alguna manera ha sido expresado en los primeros capítulos de
este trabajo.
Si bien, hubiera sido interesante, haber podido analizar en profundidad la
experiencia de Porto Alegre, como la de otras ciudades, en esta oportunidad, se ha
enfocado más la mirada hacia la realidad local. En todo caso, el presente trabajo,
puede llegar a complementar su visión, con otros, que hayan encarado un enfoque
más analítico de otras realidades y experiencias.
No obstante ello, son esclarecedores, algunos de los conceptos de Lilia
Godoy, en relación a lo que se ha estado viendo en esta última parte: “(…) debe
comprenderse que la participación ciudadana, no puede establecerse por decreto. Es
la resultante de un proceso cultural lento, donde las leyes pueden ayudar a sugerir
conductas pero no pueden imponerlas. Es preciso que, tanto el gobierno, como los
ciudadanos pierdan desconfianzas mutuas y preparen el terreno para poder trabajar
juntos en políticas que logren una mejor calidad de vida para la comunidad”21

Conclusiones
La participación debe ser un componente esencial de la democracia,
entendida como forma de organización social y de gobierno. En las ciudades existen
diferentes formas de participación: social, comunitaria, política. Todas son necesarias

21
Presupuesto Participativo en la Ciudad de Buenos Aires. Primera experiencia en Argentina.
Lilia Godoy, p. 58. Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera. Buenos
Aires. 1999
11
para hacer de los individuos que la habitan ciudadanos con derechos y obligaciones
sociales.
La participación permite concretar la ampliación del concepto de ciudadanía ya
no solamente vinculada al ejercicio de los derechos propios de la libertad individual y
política, sino referenciada a los derechos a la salud, la educación, la seguridad
social, la vivienda que debe garantizar el Estado al conjunto de la ciudadanía, pero
en la cual esta última debe pasar de un rol pasivo a uno activo.
Para ejercer estos derechos los ciudadanos deben participar en las
organizaciones sociales y civiles, en partidos y asociaciones políticas, y vecinales o
territoriales. De allí que sea en el ámbito local, donde el ejercicio de la ciudadanía
tiene mayores posibilidades de efectivizarse.
Para lograr el acceso a los bienes básicos de la ciudad (agua, drenaje, luz,
vivienda) en muchas ciudades, se han formado organizaciones de vecinos, que
dedican tiempo y esfuerzo, para encontrar los “mediadores” gubernamentales con
capacidad e interés en resolver sus demandas. En este sentido, la complejidad y la
ineficiencia burocráticas, la falta de información respecto a los criterios de asignación
de recursos y/o definición de prioridades en las instituciones del aparato de gobierno,
son indicadores de la debilidad de nuestra democracia.
El Presupuesto Participativo, puede ser una de las llaves para transformar el
espacio de lo estatal en un espacio público y contribuir a crear condiciones para
consolidar una gobernabilidad democrática. Porque la participación ciudadana, a
diferencia de otras formas de participación, (política, comunitaria, etc.) se refiere
específicamente a que los habitantes de las ciudades intervengan en las actividades
públicas.
Pero para que esta participación sea efectiva deben generarse compromisos y
condiciones institucionales y, sobre todo, existir el convencimiento de que la
deliberación pública y la interacción social, la aceptación y el respeto por el
pluralismo ideológico, son valores y prácticas positivos y esenciales para vivir en
democracia; y que pueden y deben ejercerse primeramente en el ámbito de lo
cotidiano y lo local, que es donde se da la mayor proximidad entre autoridades y
ciudadanos.
El ámbito municipal, que es al que se está haciendo referencia, no implica
solamente, a las personas, que de una u otra manera, están involucradas, en la
función pública, sino a todos aquellos, que forman parte de la ciudad, que son sus
ciudadanos.
12
Últimamente, se ha escuchado mucho hablar sobre las autonomías
municipales, tanto en la reforma de la Ley 3001, como en la proyectada reforma de la
Constitución Provincial, lo cual no deja de ser importante, en cuanto a
descentralización, pero de nada servirá si no nos asumimos todos como miembros
del municipio, como actores de una historia que debe ser escrita.
Comparando las estructuras políticas de América con las de Europa, y más
específicamente los municipios, y a su vez en torno a la opción entre centralización
administrativa y descentralización, así como la no participación del ciudadano, en las
cuestiones públicas, Alexis de Tockeville, decía entre 1835 y 1840: “Hay naciones así
en Europa, en las que el habitante se considera una especie de colono, indiferente al
destino del lugar en que habita. Los mayores cambios sobrevienen, en su país, sin
su concurso; no sabe siquiera con precisión lo que ha pasado; duda de ello; ha oído
contar el acontecimiento por casualidad. Y mucho más: la fortuna de su pueblo, la
policía de su calle, la suerte de su iglesia y presbiterio, no le afectan en absoluto;
piensa (…) que pertenecen a un extraño poderoso que se llama el gobierno.”
Culminaba el razonamiento unas líneas después, de esta manera: “Cuando
las naciones han llegado a este punto, es necesario que modifiquen sus leyes y sus
costumbres, o que perezcan, porque la fuente de sus virtudes públicas se encuentra
en ellas como agotada; todavía se encuentran súbditos, pero ya no se ven
ciudadanos”22

Referencias Bibliográficas
• Pensando el Desarrollo Local desde lo posible: la experiencia de Villa
Elisa. Lic. Paula Insani. Desde el Fondo. Cuadernillo Temático Nº 44. UNER
Facultad de Trabajo Social. Paraná 2007

22
La democracia en América. Alexis de Tocqueville, p. 61. Ediciones Orbis S.A. Madrid.
1985.
13
• Presupuesto Participativo. La experiencia de Porto Alegre. Tarso Genro y
Ubiratán de Souza. Eudeba. Buenos Aires.1998
• Curso de finanzas, derecho financiero y tributario. Héctor Belisario
Villegas, Editorial Astrea. Buenos Aires. 2002
• Política, Cuestiones y Problemas, (Comp. Luis Aznar y Miguel De Luca) p
178. Emecé Editores S.A. Buenos Aires. 2006
• Capitalismo, Necesidades Humanas y Desarrollo Sustentable.
Profesorado Superior de Ciencias Sociales de Concordia. 2004. Disponible en:
http://www.freewebs.com/ecosyvoces/documentosparadescarga.htm
• Rol del Estado y Desarrollo. p. 8. Profesorado Superior de Ciencias Sociales
de Concordia. Espacio Curricular: Finanzas Públicas. 2007. Disponible en:
http://www.freewebs.com/ecosyvoces/documentosparadescarga.htm
• Críticas por la Subestimación de los Ingresos. Polémica por el
Excedente. Diario Página 12. Economía. Disponible en:
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/subnotas/2-29138-2007-09-
15.html
• El Concejo Deliberante aprobó una ampliación presupuestaria por
$3.200.000. Diario Junio Digital. 19 de octubre de 2007. Disponible en:
http://www.diariojunio.com.ar/noticias.php?ed=1&di=0&no=23275
• Aprobaron ampliación presupuestaria por más de 6 millones de pesos.
ABC1 Digital. 29 de setiembre de 2006.
Disponible en: http://abc1digital.com.ar/article.php3?id_article=8776
• BUSCAN MODERNIZAR EL SISTEMA FINANCIERO MUNICIPAL. 17 de
noviembre de 2006. Página Web de la Municipalidad de Concordia.
Disponible en: http://www.concordia.gov.ar/pub_novedad.php?newsid=2058
• Presupuesto Participativo en la Ciudad de Buenos Aires. Primera
experiencia en Argentina. Lilia Godoy. Asociación Argentina de Presupuesto
y Administración Financiera. Buenos Aires. 1999
• La democracia en América. Alexis de Tocqueville. Ediciones Orbis S.A.
Madrid. 1985.

14