Está en la página 1de 22

Que la divinidad en ti, reconozca la divinidad en todo y en todos

Que al acercarte a los dems FLUYA TU ESPIRITU y los ilumine

Que con slo mirarles a los ojos, las personas SIENTAN QUE ESTS CON ELLAS

Que cuando tomes de la mano a alguien, Tu energa interior se convierta en un instrumento sanador

Que tu mente slo registre pensamientos de bondad, perdn, compasin, y amor porque eso ser lo que transmitirs a las personas con las que te encuentres

Que tu corazn y tu mente SEAN COMPLETAMENTE LIBRES, PARA QUE NO ATES A NADIE.

Que el amor incondicional y gratuito sea tu forma de relacionarte Libre de expectativas, sin interferir, dejando que cada persona y cada momento sean como son

Que cada ser vivo te merezca tanto respeto, que se convierta para ti en TU FUENTE DE SABIDURA.

Que tu vida pueda servir de faro para que otros vean ms claro el horizonte

Que las palabras que salen de tu boca permitan al que las escucha admirar la belleza Y descansar de tantas quejas

Que donde otros slo ver problemas, t puedas descubrir oportunidades y lecciones que necesitamos aprender

Que tus puntos de vista no sean el reflejo de tu EGO y de su necesidad de tener siempre la razn

Aprende a acallar TU MENTE, prisionera del tiempo PARA QUE NO PIERDAS EL MOMENTO PRESENTE.

Florece donde te han sembrado

Que la meditacin te lleve a la iluminacin

Que te ayude a vivir lo que ya ERES

Permite que la gracia del Maestro interior fluya a travs de tus clulas Y no renuncies al cumplimiento de tu misin.

Que la vida sea una coonstante Celebracin para ti y cuantos te rodean

TU NIVEL DE CONSCIENCIA ACERCA DE TODO LO QUE ERES FACILITE LA TRANSFORMACIN DE TU SER INTERIOR.

Que no concibas la muerte como el final, ELLA PERTENECE A UN NUEVO AMANECER, A LA TRANSICIN HACIA UNA NUEVA DIMENSIN

RECONOZCO LA DIVINIDAD QUE HAY EN CADA UNO DE USTEDES

NAMAST!