Está en la página 1de 1

100.

000 escolares en Sagunto


Este número de alumnos y profesores es el que habrá asistido a los LVDI SAGVNTINI
en el Teatro Romano de Sagunto si se nos autoriza este año a celebrar la XII edición.
Esto no es conocido por casi nadie, pues cuando estos días se comenta la sentencia del
Supremo sobre la “reversibilidad” de las obras en ese recinto escénico la gente sólo se acuerda
del Festival “Sagunt a escena”, que es el que suena por la publicidad que tiene.
El nuestro, más modesto, es de un carácter singular: no tiene publicidad; no reparte
entradas; no tiene gestión pública; entrega con un mes de anticipación a los espectadores el
libro con la obra que se va a representar; cobra 4 Euros por representación; los actores son casi
todos de la misma edad que los espectadores; y además…, sólo se representan obras que quizá
alguna vez se pudieron representar hace veinte siglos en el mismo escenario. Por eso es
diferente y sólo saben de su existencia sus destinatarios naturales, que son los alumnos y
profesores de ESO y Bachillerato.
Quienes nos encargamos altruistamente de prepararlo somos media docena de
profesores (con la colaboración económica del Ayuntamiento de Sagunto, la CAM y, este año por
primera vez, la Consellería de Educación) que tenemos suficiente satisfacción con que estos
espectadores aprecien la labor que se hace.
Pero es que además con ocasión de este Festival de Teatro Grecolatino y aprovechando
la afluencia, desde hace ocho años se organizan en paralelo, por la dedicación de otras dos
docenas de profesores, los talleres de Cultura Clásica, que dan la posibilidad a esos mismos
alumnos de conocer de manera práctica la Cultura antigua en muchos aspectos, como la cocina,
la Epigrafía, los Mosaicos, la medida del Tiempo, la Indumentaria, los Juegos, la Ciencia, la
Mitología, la Magia, la Cosmética.
Esa semana de abril se llena la ciudad de público juvenil que disfruta de una experiencia
pedagógica y lúdica que recuerdan para siempre.
Estas dos actividades paralelas han hecho que gracias a los profesores de Clásicas,
Sagunto se haya convertido en un ejemplo de actividad educativa en nuestra comunidad que
atrae a escolares y profesores de otros lugares.
Ahora nos tememos que, cuando el año pasado el Director del Grupo de teatro Helios de
Madrid se inclinó a besar el escenario, no se trataba sólo de un gesto sensacionalista, sino de
una despedida: sus alumnos no volverán a presentar el fruto de su trabajo teatral sobre este
escenario, si nadie lo remedia.
Fernando Estébanez
Presidente de PRÓSOPON SAGUNT

Intereses relacionados