Está en la página 1de 13

INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE

“Técnico Superior en Higiene


y Seguridad en el Trabajo"
Prevención y Control de Incendios II

MODULO 6
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE
HIDRÁULICA
INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

INDICE

1) PRESIÓN
1.1) Presión Normal
1.2) Presión de Velocidad
2) TEOREMA DE BERNOULLI
3) DESCARGA DE AGUA A TRAVÉS DE ORIFICIOS
3.1) Coeficientes de Descarga
4) MEDICIÓN DE CAUDAL
4.1) Método del Tubo Pitot
4.2) Método de la Lanza para Medición de Caudales
5) CAUDAL DE AGUA EN LAS TUBERÍAS
5.1) Tuberías Equivalentes
5.2) Pérdidas Menores
5.3) Longitud equivalente
6) GOLPE DE ARIETE

Módulo 6 - Pag. Nro.2/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

La hidráulica de la protección contra incendios estudia el flujo de agua que pasa por las tuberías y
orificios, tal coma las salidas de los hidrantes, lanzas de las mangueras o rociadores.

1) PRESIÓN

La presión (p) es la unidad que mide la fuerza por unidad de superficie que causa un fluido por
compresión. En la hidráulica de protección contra incendios, la presión se mide normalmente en
kilopascales (kPa) cuando se usa un manómetro, o en altura (h) en metros de columna de agua. La
presión se mide también normalmente como la altura de una columna de mercurio.
Cuando se estudia el flujo del agua en una tubería, la presión total p t es la suma de la presión
normal pn y la presión de velocidad pv:
pt = p n + p v

1.1) Presión Normal

La presión normal es la que ejerce el líquido contra la pared de una tubería o recipiente que lo
contiene, ya sea circulando o en reposo. Si es en reposo, esta presión se denomina “presión estática”.
Si es circulando se denomina “presión residual”.
La presión que ejerce una columna de agua está relacionada con su peso específico, a través de
la siguiente fórmula:
p =ω ×h

En unidades SI, el peso de un metro de columna de agua es igual a 9,81 kPa de fuerza:

p = 9,81× h
1
h= × p = 0,102 p
9,81

Una columna de 25,4 mm de mercurio ejerce una presión de 3,39 kPa, equivalente a 0,3456 m
de columna de agua. La presión atmosférica normal es de 101,4 kPa, equivalente a una columna de agua
de 10,35 m y a una columna de mercurio de 760,5 mm.

1.2) Presión de Velocidad

La velocidad (v) que adquiere una masa de agua al aplicar sobre ella una presión es la misma que
si esta masa cayera libremente, desde el estado de reposo, una distancia equivalente a la altura de
presión. Esta relación se representa por la ecuación de Torricelli:
v = 2 gh
siendo:
v: velocidad alcanzada (m/s)
g: aceleración de la gravedad (9,81 m/s2)
h: altura de presión a la que se alcanza esa velocidad (m)

Módulo 6 - Pag. Nro.3/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

Igual que la presión estática se puede convertir en altura, la presión de velocidad se puede
convertir a su vez en una altura estática equivalente. Su relación es:
v2
hv =
2g

siendo hv la altura de velocidad y como: pv = 9,81hv , la presión de velocidad se puede expresar


v2
como: pv = 9,81
2g

La altura de velocidad o la presión de velocidad se pueden calcular por medio de fórmulas que
utilizan la velocidad y la sección de la tubería:
hv = 0,0151v 2
pv = 0,5v 2

Una ecuación útil para el cálculo de la velocidad a partir del caudal, se puede obtener aplicando
el principio de conservación de la masa. Para una corriente continua y unidireccional con una velocidad
media v, este principio se puede enunciar como:
Q = av
donde
Q
v=
a
en la que:
v: velocidad media (m/s)
Q: caudal (m3/s)
A: sección de la tubería (m2)

Expresando el caudal en l/min, el diámetro interior en mm, la presión de velocidad en kPa


queda expresada como:
Q2
pv = 225
d4

1.3) Altura Total

En cualquier punto de una tubería que contenga agua en movimiento, existe una altura de
presión hp (altura normal) que actúa perpendicularmente a las paredes de la tubería, con independencia
de su velocidad; y una altura de velocidad hv que actúa paralelamente a las paredes, sin ejercer presión
sobre las mismas. Por lo tanto, como se indicó anteriormente, la altura total será:
 v2 
H = h p + hv pt = 9,81 h p + 
 2 g 
donde:
pt: presión total (kPa)
hp: altura (m)

Módulo 6 - Pag. Nro.4/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

v: velocidad (m/s)

2) TEOREMA DE BERNOULLI

El teorema de Bernoulli expresa la ley física de conservación de la energía aplicada a los


problemas de los fluidos no comprimibles. El teorema se puede expresar como sigue: “En un fluido
estacionario sin rozamiento, la suma de la altura de la velocidad, altura de presión y altura geométrica
es constante en todas las partículas del fluido a lo largo de todo su recorrido”. En otras palabras, la
presión total es la misma en todos los puntos del sistema.
Sin embargo, los sistemas reales tienen rozamiento, por lo que en la práctica hay que tener en
cuenta las pérdidas debidas a éste y otros factores. Expresado matemáticamente, el teorema de
Bernoulli aplicado a los puntos “A” y “B” es:
v A2 p A v B2 p B
+ + zA = + + z B + h AB
2g w 2g w

donde:
v: velocidad (m/s)
g: aceleración de la gravedad (9,81 m/s2)
p: presión (kPa)
z: altura geométrica por encima del plano de referencia (m)
w: peso específico del fluido (kN/m3). Para el agua 9,81
hAB: pérdida de altura total entre los puntos “A” y “B” (m)

Ejemplo:

Si tenemos un depósito y una tubería por la que sale agua a la atmósfera en “B” y suponemos
que el plano de referencia pasa por “B”, el teorema de Bernoulli aplicado a la superficie del agua en “A”
y en “B” es:
v A2 p A v2 p
+ + z A = B + B + z B + hAB
2g w 2g w

La velocidad en “A” es prácticamente nula, porque el depósito es muy grande; la presión


manométrica en ese punto es cero porque sobre la superficie del agua sólo se ejerce la presión
atmosférica. La altura de “A” sobre “B” es zA, medida en metros.

Módulo 6 - Pag. Nro.5/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

La altura del punto “B” sobre el plano de referencia es cero; la presión manométrica es también
cero, puesto que el agua sale a la atmósfera, de modo que al salir el agua por el orificio sólo existe
altura de velocidad.
Por tanto:
v B2 v B2
0 + 0 + zA = + 0 + 0 + hAB = z A − hAB
2g 2g

La pérdida de altura hAB es la suma de dos factores: (1) las pérdiads hidráulicas del depósito en
el punto donde el agua entra por la tubería, en la válvula y en el orificio de salida, más (2) la pérdida
por rozamiento en la tubería. Los valores de los componentes que producen esta pérdida se pueden
estimar, como se verá más adelante.

3) DESCARGA DE AGUA A TRAVÉS DE ORIFICIOS

Cuando un líquido sale de una tubería, conducto o recipiente a través de un orificio a la


atmósfera, la presión normal se convierte en altura de velocidad. El caudal del agua a través de un
orificio puede expresarse en función de la velocidad y de la sección, siendo la relación básica Q = av,
del chorro donde Q es el caudal en m3/s, a la sección en m2 y v la velocidad en ese punto en m/s. De las
anteriores fórmulas sobre la presión de velocidad, sabemos que:

Q = a 2 gh y h = 0,102 p Q = 0,066d 2 pv
donde:
Q: caudal (l/mim)
d: diámetro interior (mm)
pv: presión de velocidad (kPa)

Las ecuaciones anteriores suponen que: (1) el chorro es continuo y del mismo diámetro que el
orificio de salida y (2) que la totalidad de la altura se convierte en presión de velocidad, uniforme en
toda la sección. Pero este es un caso teórico al que no se llega nunca, como se verá en la explicación
siguiente.

3.1) Coeficientes de Descarga

En condiciones reales con lanzas u orificios, la velocidad, considerada como velocidad media en
toda la sección del chorro, a veces es algo inferior a la velocidad calculada a partir de la presión. Esta
reducción se debe al rozamiento del agua contra la lanza u orificio y a la turbulencia dentro de la
lanza u orificio y se expresa mediante un coeficiente de velocidad c v. Los valores de c v se calculan
mediante pruebas de laboratorio. Cuando las lanzas están bien diseñadas, este coeficiente es casi
constante y aproximadamente igual a 0,98.
Algunas lanzas están diseñadas de modo que la sección real del chorro sea algo menor que la
del orificio. Esta diferencia se contempla mediante un coeficiente de contracción c c. Para orificios con
aristas vivas, su valor es aproximadamente de 0,62.
Generalmente los coeficientes de velocidad y contracción se combinan como un solo coeficiente
de descarga denominado cd:

Módulo 6 - Pag. Nro.6/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

c d = cv × cc

Por consiguiente, la ecuación básica del caudal se puede escribir así: Q = 0,066c d d
2
pv
El coeficiente de descarga cd se define como la relación entre la velocidad de descarga real y
teórica. Para un orificio o lanza específica, los valores de c d se calculan mediante procedimientos
normalizados de ensayo a partir de esta definición.

3.1.1) Orificio normalizado

Un orificio con aristas vivas de entrada, como el que se ve en (1) de la fig. 5-2D, se conoce
como orificio normalizado y es el que se emplea comúnmente para la medición de caudales de agua. Al
salir el agua por dichos orificios se contrae para formar un chorro cuya sección es inferior a al del
orificio. La contracción es completa en el plano a´ (ver fig. 5-2E), que está situado a una distancia del
plano del orificio aproximadamente igual a la mitad del diámetro del chorro.

La cantidad de agua que fluye por el orificio es evidentemente igual en a que en la parte
contraída a´, de modo que la cantidad descargada se puede calcular midiendo la velocidad y superficie
en cualquiera de estos planos. Expresado en una fórmula en la que Q indica los m 3/s, v indica la
velocidad en m/s y a es la sección del chorro en m2:
Q = av = a´v´
El coeficiente de descarga de un orificio normalizado es el producto del coeficiente de
velocidad por el coeficiente de contracción, es decir, c = 0,98 x 0,62 = 0,61.

3.1.2) Otros orificios

Las características hidráulicas de una buena lanza para chorro continuo deben ser adecuadas
para una gran variedad de caudales. La velocidad en la superficie del chorro de la mayoría de las
dichas lanzas se reduce ligeramente por la fricción en el orificio o lanza. Generalmente se aplica un
coeficiente de velocidad de 0,97 para tener esto en cuenta.

Módulo 6 - Pag. Nro.7/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

Existen coeficientes de descarga para la salida del agua a través de hidrantes, lanzas de
mangueras, rociadores automáticos y otros orificios corrientes de protección contra incendios. En la
tabla siguiente se incluyen los valores representativos de esos coeficientes de descarga. Como antes,
estos coeficientes sólo se aplican cuando sale agua por todo el orificio o lanza con un perfil de
velocidad razonablemente uniforme.

Coeficientes de descarga típicos de lanzas de chorro compacto


Rociador normal medio (diámetro nominal 1/2”) 0,75
Rociador normal medio (diámetro nominal 17/32”) 0,95
Rociador normal medio (diámetro nominal 0,64”) 0,90
Orificio normalizado (aristas vivas) 0,62
Lanza de bordes lisos, en general 0.96 - 0,98
Tubos ajustables Underwriter o similares 0,97
Lanzas de diluvio o de divergencia 0,997
Tubería abierta lisa y bien redondeada 0,90
Tubería abierta, abertura con rebarbas 0,80
Boca de hidrante con salida lisa y bien redondeada, a pleno caudal 0,90
Boca de hidrante con aristas vivas 0,80
Boca de hidrante con salida cuadrada que se introduce en el cuerpo del 0,70
hidrante

4) MEDICIÓN DE CAUDAL

4.1) Método del Tubo Pitot

El método más corriente de medir el caudal de un chorro libre que sale por un orificio, lanza o
tubería abierta es medir directamente la presión total que produce ese caudal. Este proceso de
medida se basa en el conocido tubo de Pitot y en un manómetro, combinación de la que existen varias
formas.
Cuando la pequeña abertura, generalmente no mayor de 1/16” de diámetro (1,6 mm), se
introduce en el centro de la corriente orientada en la dirección de la misma, el manómetro indicará la
presión total en ese punto. Cuando la corriente sale al aire libre no existe altura manométrica, de
modo que la lectura del manómetro indica la presión de velocidad y la velocidad del chorro se podrá
calcular directamente. En consecuencia, a la presión de velocidad se la denomina a veces presión de
Pitot.
Si se conoce la sección del chorro en el punto donde se mide la velocidad, se puede calcular la
cantidad de líquido que fluye según la fórmula:

Q = 0,066cd d 2 pv

En la práctica, para calcular el caudal de los hidrantes y lanzas se utilizan tablas de descarga.

Módulo 6 - Pag. Nro.8/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

Ejemplo de tabla para orificios circulares (l/min)


Diámetro del orificio
Presión Velocidad
(pulgadas)
KPa m/s
3/8 ½ 5/8 .. .. .. .. 4½
6,90 3,72 15,9 28,2 44,1 .. .. .. .. 2290
13,8 5,3 22,5 39,9 62,4 .. .. .. .. 3230
20,7 6,44 27,5 48,9 76,4 .. .. .. .. 3960
.. .. .. .. .. .. .. .. .. ..
.. .. .. .. .. .. .. .. .. ..
1030 45,5 195 346 540 .. .. .. .. 28000

En la fig. anterior se puede ver un tubo típico de


Pitot como los que se utilizan para medir el caudal de una
lanza. Para orificios y lanzas de formas normales se
conoce bastante aproximadamente el coeficiente de
descarga cd, de modo que a = c d x sección del orificio. Por
ejemplo, con un orificio de bordes vivos se puede calcular
la sección del chorro a partir del diámetro real del
orificio y aplicando un coeficiente de descarga de 0,62,
como se ha visto en la sección anterior.
Cuando se mide el caudal que sale por una lanza en
forma de chorro recto, el método del tubo de Pitot sólo
tiene una precisión aceptable cuando el diámetro de la
punta de la lanza no pasa de 1 3/8” (35 mm) y está
alimentada por una manguera de 2 ½” (64 mm). Para
mayores dimensiones, el error supera los límites
aceptables, pues la hipótesis de que la velocidad es
uniforme y que el líquido llena la manguera, resultan
menos válidas.
El método del tubo de Pitot se utiliza también normalmente para medir el caudal de descarga
de hidrantes, con el fin de determinar la cantidad de agua disponible para la protección contra
incendios. A diferencia del caudal que sale por una lanza en el extremo de un tubo de una manguera, el
que sale de los hidrantes grandes, o de los pequeños a más velocidad, ni tiene un perfil de velocidad
uniforme ni el chorro es compacto, pues la turbulencia generada en el interior del mismo no
desaparece.
En casos como éstos hay que cambiar las condiciones del caudal para que sean válidas las
hipótesis necesarias para el método del tubo de Pitot o usar otro método alternativo como el que se
indica a continuación. Si el caudal procede de una abertura de un hidrante, mangueras y lanzas, a
menudo se puede conectar un reductor o un tubo corto a la salida para mejorar sus características.

4.2) Método de la Lanza para Medición de Caudales

La velocidad de descarga se puede calcular también a partir de la presión manométrica en la


base de la lanza. La fórmula del caudal a partir de la presión en la base es:

Módulo 6 - Pag. Nro.9/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

0,0666cd 2 p1
Q=
4
d
1 − c2  
D

donde:
Q: caudal (l/min)
c: coeficiente de descarga
d: diámetro de salida (mm)
p1: presión manométrica en la base de la lanza (kPa)
D: Diámetro interior del acoplamiento del manómetro (mm)

Esta es la misma fórmula que se utiliza para calcular la descarga por un orificio, excepto que
(1) la presión manométrica en la base de la lanza se sustituye por la presión de Pitot y (2) se añade un
factor que representa la relación en la base de la lanza (que es la manométrica más la presión de
velocidad).
Cuando se utiliza la presión en la base, el manómetro se une a un acoplamiento cercano a la
lanza con un tramo recto de tubería o manguera para eliminar la turbulencia o las inestabilidades del
caudal. Para mayor precisión de la que ofrece un acoplamiento sencillo, se puede utilizar uno
piezométrico. Con este dispositivo se conecta el manómetro a un tubo anular con pequeños agujeros
taladrados a su alrededor. La presión estática media resultante, medida en el manómetro, es la p 1 de la
fórmula anterior.
Aunque es útil y exacto para el cálculo del caudal en dispositivos fijos, la medida de la presión
en la base de la lanza no es práctica para los chorros de mangueras.
No obstante, como el tubo de Pitot no es útil para mediciones en boquillas de pulverización de
agua o en otros sistemas especiales, es necesario utilizar el método de la presión en la base.

4.3) Caudalímetros

Cuando no es conveniente descargar agua a la atmósfera para medir el caudal se utilizan los
caudalímetros.

4.3.1) Tubo de Venturi

El principio del tubo de Venturi encuentra diversas aplicaciones a la protección contra


incendios. El tubo de Venturi consiste esencialmente en un estrechamiento hecho en la tubería. En
esta parte más estrecha, la velocidad del agua debe ser mayor que en la ancha y la presión menor,
según el teorema de Bernoulli. Si el aumento de la velocidad a través de la parte estrecha del tubo es
suficiente, la presión en ese punto será inferior a la atmosférica y se producirá una aspiración en
cualquier abertura que se hiciera en el tubo. Este principio está ilustrado en la fig.5-2K. La parte que
se ensancha del tubo de Venturi sirve únicamente para restablecer la presión del sistema con la
mínima pérdida de rozamiento.
El principio de Venturi se puede aplicar también para medir el caudal en tuberías cerradas
sometidas a presión.

Módulo 6 - Pag. Nro.10/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

Si no existe diferencia de altura en la tubería, el teorema de Bernoulli es:


v12 p1 v2 p
+ +0= 2 + 2 +0
2g w 2g w

En la fig. 5-2K p1/w está representada por h1 y p2/w por h2., que son valores que se utilizan en
las siguientes ecuaciones:
Q Q
Q = a1v1 = a 2 v2 o sea: v1 =
a1
y v2 =
a2
Sustituyendo en la fórmula de Bernoulli,

2 2 2 2
Q Q Q Q
       
 a1  + h =  a2  + h  a2  −  a1  = h1 − h2
1 2
2g 2g 2g 2g
 1 1   a2 − a2 
Q 2  2 − 2  = 2 g ( h1 − h2 ) Q 2  1 2 22  = 2 g ( h1 − h2 )
 a2 a1   a1 a2 
a1 a2
Q= 2 g ( h1 − h2 )
a12 − a22

En cualquier tubo Venturi, a1 y a2 son constantes conocidas. También hay un coeficiente de


pérdida por fricción que se determina generalmente de modo empírico y no es constante a velocidades
muy bajas. Combinando los valores de las constantes conocidas, la fórmula del venturímetro se expresa
generalmente como sigue:
p1 p 2
Q = k h1 − h2 o Q = k −
w w

Mediante ensayos se puede determinar con relativa precisión el valor de k de cualquier


venturímetro a partir de la presión diferencial entre los extremos del mismo.
Cuando se usa como medio para la introducción de un gas o líquido en la corriente, lo que se
consigue gracias a la reducción de presión que se produce en el estrechamiento del tubo, el
comportamiento hidráulico no corresponde estrictamente con los anteriores cálculos teóricos porque
parte de la energía se dedica a absorber la sustancia introducida.

Módulo 6 - Pag. Nro.11/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

5) CAUDAL DE AGUA EN LAS TUBERÍAS

En la teoría del flujo de líquidos en tuberías intervienen los mismos principios de conservación
que ya se han utilizado: conservación de la energía (Teorema de Bernoulli con fricción) y continuidad
del caudal.
Cuando el agua pasa por una tubería, siempre se produce una caída de presión. Teóricamente, la
pérdida de presión entre dos puntos es debida a: (1) el rozamiento del agua al moverse con las paredes
de la tubería y (2) el rozamiento entre las partículas del agua, incluido el que se produce por las
turbulencias cuando el agua cambia de dirección o se produce un fuerte aumento o disminución de su
velocidad, debidos a cambios bruscos en la sección de las tuberías. Un cambio de velocidad produce
cierta transformación de la presión de velocidad en presión normal o viceversa.
A baja velocidad y en una tubería lisa, se produce muy poca turbulencia y el flujo se llama
“laminar”. En estas condiciones, todas las partículas del agua se mueven a lo largo de la tubería en
líneas definidas, generalmente rectas, y en capas concéntricas. Las pérdidas por fricción se producen
debido a las fuerzas tangenciales, sobre todo en la capa fina más cercana a la pared de la tubería y
entre distintas capas del agua. Las pérdidas por fricción son pequeñas comparadas con las debidas a
turbulencias.
El caudal dentro de una tubería lisa o rugosa es laminar hasta que la velocidad alcanza la
llamada velocidad crítica, en cuyo punto se produce una inestabilidad y el caudal ni es laminar ni
completamente turbulento. Esto es lo que se llama “zona de transición”.
Si el caudal sigue aumentando, se hace turbulento. En este caso el líquido se mueve en una
masa uniforme y en cualquier punto cada partícula de agua se mueve rápidamente de forma aleatoria y
no en línea recta.
La mayoría de los sistemas de distribución de agua para protección contra incendio funcionan
en régimen turbulento, siendo la tubería la principal responsable de las pérdidas por fricción. Las
demás pérdidas se consideran en conjunto y se llaman “perdidas menores” o “pérdidas en accesorios”.

5.1) Tuberías Equivalentes

Se emplea el término “tubería equivalente” para indicar una tubería que tiene las mismas
pérdidas por fricción que la tubería a la que sustituye.

5.2) Pérdidas Menores

Mientras las mayorías de las pérdidas por rozamiento dentro de la tubería suponen la mayor
parte de las pérdidas de presión, también se producen otras cuando la tubería cambia de dirección o
de tamaño o cuando se instalan válvulas u otros accesorios. Estas pérdidas se conocen generalmente
como “pérdidas menores”, aunque en algunos casos pueden ser importantes, como en el caso de las
válvulas de retención o los trenes anti-reflujo que se instalan normalmente en los sistemas contra
incendios.
La magnitud de las pérdidas menores se puede encontrar en muchos documentos de referencia
y se expresa de diversas maneras, siendo la más corriente las de longitud equivalente (l/d),
coeficiente de resistencia (k) o coeficiente de caudal (Cv).

Módulo 6 - Pag. Nro.12/13


INSTITUTO SUPERIOR FEDERICO GROTE
Carrera: Técnico Superior en Higiene y Seguridad en el Trabajo
Materia: Prevención y Control de Incendios II
PRINCIPIOS Y CONCEPTOS DE HIDRÁULICA (Ed. 2.001) Compilado por: Ing. Néstor
BOTTA

5.3) Longitud equivalente

Para la mayoría de los cálculos, la pérdida por rozamiento se calcula con el método de la
longitud equivalente a partir de tablas, que expresan las pérdidas por rozamiento debidas a los
accesorios como “longitud equivalente de tubería” que produce la misma pérdida. Esta longitud es suma
de la longitud real, obteniéndose así la pérdida total por rozamiento de la tubería y los accesorios.

6) GOLPE DE ARIETE

Se denomina golpe de ariete al efecto de un aumento de presión que acompaña a los cambios
repentinos en la velocidad del agua que pasa por una tubería. Cuando la velocidad decrece rápidamente
o desaparece, la energía cinética de la columna de agua en movimiento es absorbida instantáneamente
por la deformación elástica de la tubería y la capacidad de compresión del agua. Entonces se forma
una onda de presión que se desplaza en ambos sentidos de la tubería.
Los aumentos de presión pueden ser originados por el cierre de una válvula, el paro de una
bomba o la creación repentina de una demanda anormal de agua si se rompe la tubería principal. En
algunas ocasiones el funcionamiento de las válvulas automáticas reguladoras de un sistema de
rociadores puede producir un reflujo y crear fuertes subidas de presión en el sistema de protección.
La fuerza del golpe de ariete puede llegar a romper tuberías, válvulas o accesorios. En teoría,
si el sistema fuera perfectamente inelástico, esta fuerza podría llegar a ser infinita.
La elasticidad de las mangueras tiende a reducir el impacto del golpe de ariete. Pero el cierre
repentino de las lanzas en las mangueras largas puede causar un aumento de presión suficiente para
que se rompa la manguera.

Módulo 6 - Pag. Nro.13/13