P. 1
Conciencia Ciudadana

Conciencia Ciudadana

|Views: 9|Likes:
Publicado porEmmanuel Arroyo

More info:

Published by: Emmanuel Arroyo on Nov 04, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/14/2013

pdf

text

original

CONCIENCIA CIUDADANA “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar s ería

menos si le faltara una gota.” -Madre Teresa de Calcuta

El Congreso de Líderes de Alba Lebrón de Ayala, es una asociación caribeña de programas de operaciones educativas (ACPOE). Gracias al Programa de Servicios Educativos ( PSE), tuve la oportunidad de participar en este congreso. En el momento que me i nvitaron a ser partícipe de este congreso, no tenía conocimiento ni idea de lo que p odía ser un Congreso de Líderes, pero al escuchar la palabra Líderes, me vi interesado en asistir al Congreso. Fue entonces, cuando la profesora me dio una breve expl icación de lo que era el Congreso y la función que tenía. El Congreso llevaba por título , “Voluntariado: Conciencia Ciudadana”, la misión fue crear futuros líderes quienes logr en preocuparse por la comunidad. El ser humano expone constantemente un problema en su mente al momento de vincularse con otros, mayormente preguntas. Asimismo, tiene una hipótesis, pero es evidente que no se puede concluir la validés de esta s uposición hasta el momento de haber realizado el proceso. Así pues, yo me hice pregu ntas como “¿Con quien/quienes me veré involucrado para trabajar?”, “¿Cómo será el ambiente de abajo?”, “¿Cómo será la experiencia?, etcétera.” y lo unico que podía responder a estas pregu s era “será una gran experiencia”, ya me lo habían dicho tanto que lo comencé a creer. La verdad es que no podía responder a una pregunta que no conocía, pero fue hasta el mo mento en que decidí conocer, ser y hacer todo lo que se propuso en el Congreso de Líderes; que entonces, pude responder a ciento de preguntas que nuevamente expuso mi mente. Una vez llegué al hotel, recibí una agenda donde se señalaban las diversas actividades con las que nos estaríamos relacionando. Tuvimos que quedarnos tres días en el hote l, en esos tres días fuimos parte de múltiples servicios, talleres, conferencias, re uniones y presentaciones, pero lo esencial fue cumplir con la actividad principa l, el servicio comunitario. Anteriormente expuse que fue necesario conocer, ser y hacer para poder concluir lo que es el Congreso de Líderes y así también poder respo nder a las preguntas que me hice. Cuando llegué al hotel, aun no sabía con que me es taba involucrando, pero me sentí bien al ver una gran cantidad de jóvenes. El primer día comencé a relacionarme con varios jóvenes y logré determinar que estos mismos tiene n un pensamiento hermoso y que tienen el potencial de ser líderes. Cumplimos con o tras actividades más, pero quiero señalar que en la noche, antes de retirarnos a las habitaciones, se nos dio el taller donde se hacía referencia a la actividad princ ipal, el servicio comunitario, donde se nos explicó con todo lo que teníamos que cum plir. Se nos dijo que eran diferentes actividades de servicios comunitarios, tal es como visitar el centro de envejecientes, la playa, el centro de niños pedagógicos , el banco de alimentos, una escuela elemental, etcétera. Nos dividieron por grupo s para poder cumplir con varios servicios comunitarios a la vez, obviamente todo s estuvimos de acuerdo, pues es como dijo Juan Donoso Cortés, “hay que unirse, no pa ra estar juntos, sino para hacer algo juntos”. Desde ese momento estuve seguro que la la actividad resultaría ser un éxito, pues trabajar en grupo con tantas personas motivadas y con un pensamiento hermoso, siempre será extraordinario. Fue en este taller que comencé a conocer lo que es ser un líder, con que debe cumplir un líder y p orque es necesario ser un líder. Al finalizar la noche, resultó ser que fui seleccio nado para visitar la playa con un grupo de unas 10 a 15 personas, realmente quería visitar el centro de envejeciente, esto se debe a que tengo una buena relación co n las personas mayores, me gusta conversar con ellos, comprenderlos, demostrarle mi amor, gratitud y agradecimiento por quienes son y porque simplemente existen . En definitivo, ese no fue el caso, tuve que aceptar el área de la playa, el cual no me molestaría tanto a primera impresión si no fuera porque desprecio la suciedad y soy una persona organizada, claro está que el servicio que estaríamos ofreciendo en la playa sería limpieza del ambiente. Por lo tanto, me frustre un poco. Al fina lizar el taller nos retiramos a las habitaciones con la ansiedad de que llegara el próximo día para cumplir con el servicio comunitario.

El siguiente día, para mi, era el día más importante, pues era la actividad principal y apesar de que no me motivaba mucho limpiar la playa, aun estaba ese pensamient o de que la experiencia sería extraordinaria. Ya tenía conocimiento de lo que tenía qu e hacer, así que creía estar preparado. La verdad es que cuando llegué al área de la pla ya con los otros jóvenes, resultó ser que no tenía conocimiento de lo que en el moment o estaba viendo, no estaba seguro si era el lugar correcto, pero si resultaba se r que era el lugar correcto, pues entonces definitivamente no estaba preparado. Resultó ser que me equivoque al pensar que era un vertedero y no la playa, porque sí resultó ser que la asquerosidad que mis ojos veían era la playa que teníamos que limp iar. Me enfade, no por lo que mis ojos veían, lo que mis ojos veían me espantaba, pe ro me enfade porque esta playa está exactamente en una inmensa comunidad donde viv en montones de personas que al parecer disfrutan de una forma terrible de ella. Tuvimos cinco horas para limpiar un área que probablemente le tomaría a una persona aproximadamente un semana entera limpiar. Entonces, si nosotros éramos unos quince , ¿Porqué no se une la comunidad entera para limpiar y desinfectar un lugar que les da tantos beneficios? No importa la respuesta que den, sería tonta, no creo que ha ya una respuesta que no sea la pereza, para responder esa pregunta. No conocía a n inguno de los que estuvo presente en mi grupo, pero aun así decidí trabajar. Esas ci nco horas son parte de lo que logró ser una hermosa experiencia, pues en el proces o de limpieza comencé a conocerlos, a trabajar como equipo sin tener inconveniente alguno. En el proceso de limpieza encontramos huesos, cadáveres, putrefacción de an imales, animales muriendo de hambre, ropa interior, latas y botellas de alcohol, comida chatarra, etcétera. Yo me encargue de bregar con los huesos, cadáveres y los animales muertos que estaban en el proceso de descomposición porque tengo experie ncia bregando con animales enfermos y muertos debido a que trabajé en un albergue de animales, pero también limpié el resto. Fue un trabajo difícil porqué tuvimos que rec iclar, así que imagínese cuan complicado fue separar el plástico, aluminio, etcétera de toda esa basura. Obviamente, tuvimos a nuestra disposición instrumentos que nos a yudaban a facilitar el trabajo, pero un rastrillo y un par de guantes no hacen m ucho respecto al tiempo. No obstante, veíamos diferencia, pasaba el tiempo y todo parecía estar igual, pero no lo estaba, porque teníamos montones de bolsas llenas de basura, entonces comencé a frustrarme, me dolía la espalda, tenía un cansancio terrib le y estaba sudando constantemente, es decir, ya comenzaba a sentirme incómodo, pe ro no podía dejarle todo a mis compañeros, tampoco pensaba darme por vencido, así que seguí trabajando. Nuevamente todo se animó cuando llegaron varios animales a hacerno s compañía, fue divertido jugar con ellos también, nos motivaban a trabajar más cuando c oncluímos que ellos viven en esa playa, obviamente no podíamos permitir que esos pob res animales (literalmente pobres), se encontrarán en un ambiente tan espantoso co mo lo fue esa playa en aquel momento. Al finalizar el trabajo, debo admitir que pareció ocurrir un milagro en la playa, quedó preciosa y nuestra labor es digna de a dmirar, en ese momento pasamos a ser personas de valor. La satisfacción fue mucho más que lo que hicimos. Concluí que personalmente, me mueve el placer y no el poder. Fue una experiencia increíble, que por más que trate de explicarlo, jamás será igual. A l regresar seguimos recibiendo talleres importantes e interesantes para nuestra educación y desarrollo. Sé que ese 30 de marzo de 2012 siempre lo recordaré, pues camb ió me cambio por completo. La experiencia fue maravillosa, logró crear un impacto en mi de forma que estoy di spuesto siempre a trabajar para la comunidad. ¿Cómo es que las personas hablan tanto de que no hay trabajo? ¿Cómo es que muchos dicen querer trabajar y las cosas están co mo están? Yo tengo dos posibles conclusiones, la pereza y la codicia puertorriqueña . Es como dice el escritor español, Noel Clarasó, “hay mucha gente que cuando ha de ha cer algo, hace algo; aunque no sea exactamente lo que ha de hacer”. Muchos decimos querer trabajar, pero realmente lo que queres es capital, el puertorriqueño tiene falta de iniciativa y es por esto que trabajar le cuesta, aún viendo lo mal que e stán las cosas. Somos perezosos muchas veces, pensamos que no estamos obligados a proteger la naturaleza y es ahi cuando cometemos negligencia, tenemos que aprend er a respetar a nuestra madre naturaleza, porque entiéndase que la naturaleza tamb ién es nuestra madre y de importancia eterna para vivir. Tenemos que acompañar a los

ancianos, ya nadie quiere cuidar de ellos, ¿Si nadie cuida los ancianos quienes p asarán el conocimiento?, el conocimiento es esencial para vivir. ¿Ustedes creen que los niños pedagógicos no sienten? Tenemos que demostrarle amor y compañía a nuestros her manos. Todos hablamos de igualdad, muchos creen aspirarla pero muy poco luchan p or la realización de esta utopía. Tenemos que empezar a tener piedad y comprensión por nuestra sociedad, por nosotros mismos, dejar el materialismo y comenzar a dar s in nada a cambio. Entiéndase que deseo enfatizar la palabra “tenemos” porque es nuestr a obligación como personas cumplir con esto, de lo contrario seremos considerados perezosos. El servicio comunitario, el líder, la educación, el conocimiento, el trab ajo, la piedad, la igualdad, el amor, entre otras cosas más, son necesarias y noso tros los seres humanos estamos obligados a cumplir con las cosas necesarias, así q ue comencemos a cambiar nuestras prioridades y hacer que esta sociedad estancada comience a evolucionar con nosotros. -E. Arroyo

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->