Está en la página 1de 1

Había una vez dos señores en la ciudad de Pamplona, a quienes todos los días los asustaban los fantasmas

, ya que decían que en ese pueblo había muchísimos. Un día, un fantasma le dijo a uno de ellos: “ESTA SERÁ TU ÚLTIMA NOCHE” y le respondió: “no vas a poder hacernos nada” .Después pasó una avalancha y se llevaron a algunas personas menos a los dos hombres, quienes no murieron y los fantasmas seguían y seguían asustándolos. Pero ellos dijeron: no podrán contra nosotros. Luego pasó un terremoto y los dejó heridos, pero se salvaron. Los fantasmas se murieron porque a la casa le echaron agua Bendita y lo mejor fue que ellos se fueron de la ciudad, para que los habitantes pudieran vivir felices y sin fantasmas para siempre

KIMBERLY DAYANA PADILLA MENDIBLE

5°4