Está en la página 1de 1

CONGREGACIÓN DE LOS SS.CC.

RAMA SECULAR DE CHILE

FORMACIÓN PARA EL AÑO 2012

"Que todos sean uno"...Jn 17,11b
Introducción: Este año queremos dedicar un tiempo particular de nuestra formación al tema de LA ADORACIÓN Y LA EUCARISTÍA en el contexto de nuestro lema del año “Que todos sean uno”. Queremos caminar y crecer en torno a esta dimensión tan propia de nuestro carisma con el deseo de progresar también en nuestra unidad fraternal. La idea es destinar algunas reuniones de comunidad, una o dos por ficha, para nuestra formación permanente. Sabemos de la importancia de ésta para nuestra vida entera: profesión, vida familiar, vida espiritual, vida apostólica. Necesitamos estar permanentemente atentos a nuestro desarrollo personal y espiritual sin dejarnos envolver por el activismo, la vida diaria con sus múltiples preocupaciones o el ambiente que muchas veces se nos hace adverso por su constante invitación a una vida superficial y superflua. Este año 2012 ofreceremos unas Fichas de trabajo (3) para analizar y desarrollar cada una en una o dos reuniones de comunidad. Nos basaremos en un trabajo que Guillermo Rosas ss.cc. hizo para los hermanos de la congregación. Ofreceremos también otros trabajos complementarios que nos ayuden a comprender mejor esta práctica espiritual de la Adoración que la congregación ha asumido como práctica y devoción propias en la dimensión de nuestro carisma “contemplar, vivir y anunciar al mundo el Amor de Dios encarnado en Jesús”. No se puede entender la Adoración sino en íntima relación con la Eucaristía. A ella aludiremos en forma especial en estas mismas fichas de trabajo y reflexión. Propondremos algunas preguntas para el trabajo de cada reunión de manera que en un primer momento tratemos de comprender lo mejor posible el contenido del texto que enviamos y en un segundo momento podamos compartir en comunidad la experiencia que cada uno tiene respecto del tema tratado. Que el Señor nos acompañe e ilumine en este importante esfuerzo por formar más y mejor nuestra fe para la vida. ■