Está en la página 1de 1

Introduccin al Cristianismo

La fe no es fruto de mis pensamientos, me viene de afuera; la palabra no es algo de lo que dispongo y cambio a mi gusto, sino que se anticipa a m mismo, a mi idea. La nota caracterstica del acontecimiento de la fe es el positivismo de lo que viene a m, de lo que no nace en m ni me abre, de lo que yo no puedo dar; por eso se da aqu una supremaca de la palabra anunciada sobre la idea, de manera que no es la idea quien crea las palabras, sino que la palabra predicada indica el camino del pensamiento. Al primado de la palabra y al positivismo de la fe antes mencionados va unido el carcter social de la misma; esto supone una segunda diferencia con relacin a la estructura individualstica del pensar filosfico que en cuanto tal busca la verdad. Si bien es verdad que nadie vive slo de sus propias ideas, sino que consciente o inconscientemente debe mucho a otros, la idea, lo pensado, es al menos lo que al parecer me pertenece, porque ha nacido en m. El espacio donde se forma la idea es el espacio interno del espritu, por eso se limita a s misma, tiene una estructura individualstica. Despus se puede comunicar, cuando ya ha sido traducida en palabras que slo la expresan aproximadamente. En cambio, para la fe, lo primario es la palabra predicada. La idea es ntima, puramente espiritual; la palabra en cambio es lo que une. Es la forma en la que surge en el terreno espiritual la comunicacin; es la forma en la que el espritu es tambin humano, es decir, temporal y social. Esta supremaca de la palabra significa que la fe est ordenada a la comunidad del espritu de modo completamente diverso al pensar filosfico. En la filosofa lo primario es la bsqueda privada de la verdad; despus, como algo secundario, busca y encuentra compaeros de viaje. La fe, por el contrario, es ante todo una llamada a la comunidad en la unidad del espritu mediante la unidad de la palabra; su finalidad es, ante todo, social: suscitar la unidad del espritu mediante la unidad de la palabra. Despus, slo despus, abre el camino que lleva a la aventura de la verdad.