P. 1
Etapa Lactante

Etapa Lactante

|Views: 9|Likes:

More info:

Published by: Karen Justiniano Ceballos on Nov 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/22/2014

pdf

text

original

Etapa Lactante

Se considera lactante al niño que su principal alimento es la leche. Lo más
sobresaliente de esta etapa, es el rápido crecimiento y desarrollo general y
especializado que sigue una dirección céfalocaudal.

TIPOS DE CRECIMIENTO
CRECIMIENTO DE TIPO GENERAL
Comprende el incremento en volumen de los aparatos y sistemas y de la masa
corporal total. Aumenta de forma aproximada 750g/mes durante el primer
cuatrimestre de vida, 500g/mes durante el segundo y 250g/mes hasta cumplir
los dos años.
El tejido celular subcutáneo sufre un claro aumento durante los primeros meses
de vida, alcanzando su máximo alrededor del noveno mes. Las funciones de
salivación, impulsión y deglución se desarrollan y completan en esta etapa.
En el primer año la velocidad de crecimiento es muy rápida de 50 cm alcanza 76
cm. A los 2 años la velocidad de crecimiento se hace más lenta y por termino
medio crecerá 12 cm.
El desarrollo ósea muestra un patrón de presencia, aparición y maduración de
varios centros de osificación en esta etapa.
(Ver Anexo 1 “Tablas de Crecimiento”)
Cabeza
Persisten abiertas las fontanelas bregmática y posterior, la primera cierra
alrededor de los 18 meses de edad y la segunda puede estar abierta o cerrada,
siendo el límite para su cierre los 3 o 4 meses. A los 6 meses ya no se palpan
las suturas craneales. Hay variaciones considerables sobre la edad en la que
brotan los dientes, por lo que esto no puede usarse como signo de desarrollo.
Perímetro Cefálico
1 mes 1 año 2 años
Femenino 36.7 cm 45.5 cm 49.2 cm
Masculino 37 cm 46.7 cm 48 cm

Tórax
El tórax desarrolla una respiración ruda y los movimientos respiratorios
dependen casi exclusivamente del diafragma. El perímetro torácico al mes de
edad es menor que el perímetro cefálico, disminuyendo la diferencia en forma
paulatina, hasta que se igualan entre los 11 y 12 meses, invirtiéndose entonces
la relación para permanecer así el resto de la vida.
La frecuencia respiratoria en promedio es de 28 a 30/min. La frecuencia cardiaca
es variable, con un promedio por minuto de 120 para el lactante menor y 110
para el lactante mayor. La TA muestra valores promedio de 96 para la sistólica y
65 para la diastólica.
Abdomen
El perímetro abdominal tiene dimensiones variables que se relacionan con la
dieta. A partir de los 3 meses de edad ya existe una adecuada mielinización de
los plexos nerviosos que inervan el intestino delgado, por lo que los movimientos
de digestión se desarrollan de manera adecuada. Las secreciones pancreáticas
son en cantidad menores en relación al adulto para lipasas y diastasas lo que
explica la deficiente digestión de grasas saturadas que mejora al final del primer
año; la digestión proteica es adecuada gracias a la suficiente producción de
tripsina.
Los riñones duplican su peso en los primeros seis meses y lo triplican al año;
existe, sin embargo, una velocidad de filtración glomerular baja; el flujo
plasmático renal y la capacidad de concentración de orina van adquiriéndose
progresivamente, siendo similares a las del adulto a finales del primer año.

CRECIMIENTO DEL TEJIDO NEURAL
El crecimiento de este tejido, junto con su desarrollo ocupan el primer lugar en
velocidad e importancia. La masa cefálica incrementa varias veces su peso de
tal manera que a los dos años el niño ya tiene el 80% del total de la masa
encefálica del adulto. Existe un lapso denominado “zona de alto riesgo” donde
puede originarse daño cerebral irreversible y que comprende desde el
nacimiento hasta el sexto mes de vida.
CRECIMIENTO DEL TEJIDO GENITAL
Fuera del crecimiento de los ovarios, estos tejidos permanecen sin cambios y al
final de esta etapa se encuentran alrededor del 10% de su masa final en el
adulto.
CRECIMIENTO DEL TEJIDO LINFOIDE
El timo sufre un crecimiento rapido, duplicando su peso a los seis meses de
edad y de ahí su crecimiento se hace más lento. En general este tejido es más
abundante mientras mejor nutrido se encuentre el niño. Por su rápido
crecimiento las formaciones linfoides se deben valorar con cautela antes de
interpretarlas como hipertróficas. Aparecen las células plasmáticas.
REFLEJOS
Aparecen los reflejos tardíos del lactante, entre ellos el reflejo de Landau
(extensión de la cabeza, tronco y piernas cuando el niño se coloca en decúbito
prono), que aparece a los 3 meses, y el del enderezamiento desrotatorio (al girar
la cabeza de a un lado estando el niño en decúbito dorsal, el cuerpo gira en
bloque hacia el mismo lado) a los 4 meses.


DESARROLLO
Al poner en marcha la actividad motriz, facilita la interacción de sus órganos
sensoriales con el ambiente, lo que le permite integrar experiencias. A medida
que avanza el desarrollo neurológico, los organos sensoriales captan de forma
diacrítica los estímulos que quedarán registrados en la memoria, esto se conoce
como huellas mnémicas y son el comienzo de la estructuración de la mente. Las
relaciones entre el hijo y la madre vienen a ser el primer vinculo afectivo que
influirá en la conducta posterior.
Hacia el segundo mes de vida la atención del bebé tiende a fijarse en el rostro
que le alimenta. De echo incluso puede dejar de llorar, con solo observar la cara
de alguien que se le aproxima, así las huellas mnémicas registradas asocian
entre sí el rostro de la persona que lo alimenta con la satisfacción de comer. Por
esta razón Freud denominó a esta etapa como oral, y Erikson desarrolla su
teoría de las zonas modos y modalidades, describiendo la zona oral con
modalidades: incorporativa, retentiva, eliminatoria e intrusiva. Erikson concluye
que la “confianza básica” se gesta con los parámetros anteriores.
René Spitz encontró que el bebé hacia los tres meses de edad, sonreía al rostro
humano cuando este aparecía dentro de su campo visual, Spitz llamó a la
sonrisa social que hace su aparición en esta edad como el primer organizador
mental, además de ser fuente de estímulo dentro de la reciprocidad encontrada
en la diada madre-hijo. Alrededor de los siete a nueve meses de edad el niño ya
es capaza de distinguir el rostro de la madre entre otros, razón por la cual si la
madre se aleja o tomado en brazos por otra persona, puede comenzar a llorar.
Corresponde lo anterior al establecimiento del objeto libidinal y al segundo
organizador, que se hizo posible en parte por el largo contacto durante el acto de
la alimentación, o sea a través de la experiencia de necesidad-satisfacción.
Entre los seis y los nueve meses de edad, la conducta del infante indica que es
capaz de reconstruir en su mente un objeto que sea visible. Piaget explica que el
mundo del niño esta compuesto de imágenes que surgen de la nada en
momento de la acción, y cuando ésta cesa, dejan de existir. Conforme su
desarrollo avanza cerca de los 11 meses y hasta los 18 meses lograra lo que se
denomina constancia objetal.
Margaret Mahler estableció que las relaciones objetales o interpersonales se
formaran a partir de la etapa simbiótica, esta etapa abarca desde los dos a los
seis meses de vida. Piaget denomina a este periodo el “descubrimiento del no
yo” en el que el niño es capaz de poner límites de donde empieza y donde
termina su cuerpo. Es así que se inicia el proceso separación-individuación, en
donde se separa la imagen mental de madre-hijo. El proceso de separación e
individuación abarca hasta los 36 meses de edad y representa el nacimiento del
“sí mismo” que se divide en cuatro fases( la última se observa en la etapa
escolar) la primera fase se observa desde los 4 o 6 meses hasta los 10 a 13
meses de edad, se caracteriza por que la atención del niño se interesa en el
medio ambiente, pero su mayor atracción es que al tocarse la cara con la mano,
experimenta ambas sensaciones, y las identifica como diferentes. Más tarde la
exploración comienza a dirigirse al exterior, a su ropa y demás objetos. Para que
sea posible el desarrollo de esta subfase deben coincidir dos hechos evolutivos:
el niño debe haber logrado establecer la relación simbiótica y debe haber
alcanzado un desarrollo neurofisiológico, y que haya adquirido ciertas
habilidades que expandan su percepción más allá de la simbiosis lograda.
La segunda fase es la de práctica o ejercitación que se extiende desde los 10 o
12 a los 16 o 18 meses y que se caracteriza por los logros motores de
deambulación y dominio progresivo de las cosas que rodean al niño. Al caminar,
inicia de forma activa la separación de la madre. Durante esta etapa el niño
desarrolla un intenso apego afectivo hacia un objeto de su preferencia,( objeto
transicional según Winnicot) lo que produce tranquilidad si lo tiene o ansiedad si
no lo tiene.
La tercera fase (Fase de reaproximación o de autoafirmación) comprende
alrededor de los 18 meses hasta los 22 o 24 meses, en ella establece la
expresión verbal “no”, el niño emplea dicho vocablo en forma específica en el
ejercicio de su autonomía y como forma de comunicación a distancia con la
madre, abordando el problema de la separación de manera diferente
(reaproximación). Rene Spitz marca este punto como el tercer organizador
mental.
Desde el punto de vista neurológico y psicológico, el niño ya es capaz de iniciar
un aprendizaje activo. Aprende manipulando objetos, lodo, plastilina, etc.,
controlando la defecación y con todo ello aprende también alternativas en el
manejo de impulsos.
Evaluación del desarrollo Psicomotor
Edad Conductas
De 0 a 3 meses LENGUAJE
Llora. Ríe. Emite sonidos.
SOCIAL
Mira la cara. Sonríe espontáneamente.
COORDINACION
Sigue con la mirada objetos móviles
Busca con la mirada la fuente del sonido
Mueve la cabeza y los ojos, en busca del sonido.
MOTORA
Boca abajo, levanta 45 grados la cabeza
Tracciona hasta sentarse.
Mantiene erguida y firme la cabeza
De 4 a 6 meses LENGUAJE
Balbucea. "da-da", "ma-ma"
SOCIAL
Atiende con interés el sonido.
Busca con la mirada la fuente del sonido
Sonríe espontáneamente
COORDINACION
Intenta la presión de objetos.
Presión global a mano plena (barrido).
MOTORA
Eleva el tronco y la cabeza, apoyándose en manos y antebrazos.
Mantiene erguida y firme la cabeza
Se mantiene sentado, con apoyo.
Se mantiene solo, sin apoyo.
De 7 a 9 meses LENGUAJE
Lalea, "da-da", "ma-ma", "agu", utiliza consonantes.
SOCIAL
Encuentra objetos que se le ocultan bajo el pañal.
Es inicialmente tímido con extraños.
COORDINACION
Prensión entre la base del pulgar y el meñique.
Prensión entre el pulgar y la base del dedo índice.
Prensión en pinza fina. Opone el índice con el pulgar.
MOTORA
Se sienta solo, sin apoyo.
Consigue pararse, apoyado en muebles.
Gatea. Camina apoyado en muebles.
De 10 a 12 meses LENGUAJE
Dadá, mamá, pan, agua oso.
SOCIAL
Bebe de la taza.
Juega "palmitas", "tortillitas".
Detiene la acción a la orden de ¡No!.
COORDINACION
Prensión en pinza fina. Opone el índice con el pulgar.
MOTORA
Gatea. Camina apoyado en muebles.
Camina tomado de la mano.
De 13 a 18 meses LENGUAJE
Utiliza más palabras.
SOCIAL
Se alimenta con cuchara derramando parte del contenido.
Se viste con ayuda.
Juega solo.
COORDINACION
Construye torres de tres cubos.
Introduce objetos grandes en otros.
Introduce objetos pequeños en frascos o botellas.
MOTORA
Sube escaleras, gateando.
Camina bien sólo, sin ayuda.
De 19 a 24 meses LENGUAJE
Señala alguna parte del cuerpo.
Cumple órdenes simples.
Nombra a las figuras de un dibujo.
SOCIAL
Se alimenta con cuchara derramando parte del contenido.
Ayuda en tareas simples de la casa.
Juega en paralelo (imitando).
COORDINACION
Construye torres de tres cubos.
Construye torres de cuatro cubos.
Construye torres de cinco cubos.
MOTORA
Patea la pelota.
Salta. Lanza la pelota.
Sube escaleras, con ayuda.
Sube escaleras, tomado del pasamanos.

Test de Denver
Prueba para comparar el desempeño y variedad de destreza de un niño
respecto de otros de su misma edad. Consta de 125 reactivos que se agrupan
en cuatro áreas del funcionamiento:
1. Personal-social: se refiere a la capacidad de relacionarse con otras personas
y al cuidado personal.
2. Motor fino adaptativo: evalúa la coordinación ojo-mano, la manipulación de
objetos pequeños y la solución de problemas.
3. Lenguaje, audición, comprensión y uso del lenguaje.
4. Motor grueso: se refiere a habilidades como sentarse, gatear, caminar, brincar
y las que implican el movimiento general de grandes masas musculares.
La prueba está normada sobre una muestra de niños nacidos a término y sin
ninguna inhabilidad de desarrollo obvia. La población de referencia fue diversa
en términos de edad, domicilio, fondo étnico-cultural y de educación materna.
Las normas indican cuando el 25%, el 50%, el 75%, y el 90% de niños pasan
cada tarea. La evaluación del desarrollo se basa en el desempeño del niño y en
reportes rendidos por los padres en cuatro áreas de funcionamiento, motor fino,
motor grueso, personal social y habilidad de lenguaje. Se calcula la edad exacta
del niño y se marca sobre la hoja de evaluación, se evalúan todas aquellas
tareas que son intersecadas por la línea de edad.
La calificación se determina dependiendo si la respuesta del niño cae dentro o
fuera del rango normal esperado de éxitos de cada tarea para la edad. El
número de tareas sobre los cuales el niño está por debajo del rango esperado,
determina si se clasifica como normal, sospechoso o con retraso. Los niños
clasificados como sospechosos debe monitorearse con más frecuencia y
establecer una intervención (Ej. estimulación temprana), los que clasifican como
con retraso deben ser referidos para una evaluación adicional. También incluye
una prueba de observación conductual que es llenada por el administrador de la
prueba.






FACTORES DE RIESGO EN EL CRECIMIENTO

Agente
Estos pueden ser biológicos, donde predominan los eventos infecciosos como
causa de retraso en el crecimiento normal al afectar directa o indirectamente la
nutrición y pueden ser ocasionados por bacterias, virus, hongos o parásitos;
químicos como las intoxicaciones medicamentosas o de otro origen; y
mecánicos como los traumatismos.

Húesped
Entre los factores geneticos, es importante señalar que es en esta etapa cuando
se manifiesta clinicamente un grupo de errores del metabolismo que afectan en
forma negativa el crecimiento y el desarrollo. Entre los factores neuroendocrinos
el hipotiroidimo congénito debe considerarse como factual causal severo de
retraso psicomotor.

Ambiente
La madre tiene una influencia decisiva al igual que el microambiente familiar, en
el crecimiento adecuando del niño, asó como la disponibilidad de los nutrientes
en el medio que lo rodea (macroambiente), además de la estimulación adecuada
para desarrollar sus potencialidades. Es importante señalar el riesgo que supone
para el desarrollo psicosocial la separación de la madre y la alimentación al seno
durante periodos prolongados, ya que además de ofrecer su adecuado nivel de
nutrientes, confiere al niño defensas en contra de algunos de los agentes
biológicos ya mencionados.

FACTORES DE RIESGO EN EL DESARROLLO
No es posible separar los factores de riesgo biológicos de crecimiento de los del
desarrollo psicológico, es por eso que ambos deben tomarse en cuenta como un
todo, ya que lo que afecte en uno repercute en el otro.

Factores específicos y mecanismos
Uno de los aspectos más importantes en cuanto al desarrollo psicológico es el
apego de los padres, que tiene efectos de protección ante las adversidades y
retos en el futuro. Se suele clasificar el apego a la madre como “seguro” o
“inseguro”. Este se desarrolla entre los cinco y los catorce meses de edad.

FACTORES PROTECTORES

Según la NORMA Oficial Mexicana NOM-031-SSA2-1999, Para la atención a la
salud del niño, las actividades que han demostrado ser efectivas y que deben
promoverse en la comunidad, son:
- Alimentación adecuada de la madre durante el embarazo y lactancia;
- Lactancia materna exclusiva durante los primeros cuatro a seis meses de vida;
-Ablactación adecuada;
-Orientación a la madre y al niño para la utilización de alimentos locales en
forma
variada y combinada.
-Promoción de la higiene dentro del hogar, con énfasis en el lavado de manos,
corte de uñas periódicamente, el consumo de agua hervida y cloración de la
misma, así como en el manejo de alimentos;
-Capacitar a la madre o responsable del menor de cinco años en signos de
alarma
por desnutrición.
- Esquema básico de vacunación completo;
-Desparasitación intestinal periódica mediante tratamiento con Albendazol dos
veces al año
- Megadosis de vitamina A, en administración periódica;
-Fomentar la atención médica del niño sano, para vigilar su crecimiento y
desarrollo,
en forma periódica;
-Atención integrada del niño enfermo.

ANEXO 1 TABLAS DE CRECIMIENTO











Bibliografía:
1. Martínez y Martínez. Pediatría. La Salud y Enfermedad del niño y del
adolescente. 6ª. Ed. México. Manual Moderno. 2009.
2. Treviño Martinez. Pediatría. 2a Ed.México. Mc-Graw Hill.2009
3. NOM-031-SSA2-1999
4. http://www.who.int/childgrowth/standards/es/

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->