Está en la página 1de 1

VILLA DE LEYVA.

Era un día por la mañana, una familia unida que viajó a Villa de Leiva. En el camino había muchos árboles de eucalipto. Cuando llegaron, caminamos y entraron a la iglesia. Cundo supieron que había servicio para montar caballo, decidieron subirse en ellos, de a uno porque eran 6. A ellos les gustó mucho porque fueron a ver un desierto en Villa de Leiva. Él caballo de un adulto era muy competente y arisco y casi tumba a la niña. A esa familia le gustó mucho viajar a Villa de Leiva, fue un gusto conocerlo……..

Fin…
Autora: LAUREN LARA Y CAMILA LIEBANO 5°5