P. 1
Teorias Del Mercado y Su Influencia en Las Teorias de La Justicia

Teorias Del Mercado y Su Influencia en Las Teorias de La Justicia

|Views: 49|Likes:
Publicado porKris Anthony

More info:

Published by: Kris Anthony on Oct 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/15/2013

pdf

text

original

#401 10 5052 Seminario: Teorías de la Justicia

8 de mayo de 2012 Prof. Érika Fontánez

Teoría del Mercado y su influencia en las Teorías de la Justicia

Tabla de Contenido
I. II. a. b. c. d. e. f. III. a. b. c. d. i. ii. IV. Introducción .......................................................................................................................................... 2 Desarrollo del pensamiento económico ................................................................................................ 2 Aristóteles ......................................................................................................................................... 3 British Enlighment- John Locke ....................................................................................................... 4 Adam Smith y la mano invisible ....................................................................................................... 5 Teoría Clásica: Los utópicos, Marx, Bentham, Kant y Mill ............................................................. 6 La Gran Depresión .......................................................................................................................... 12 1970 a Presente ............................................................................................................................... 13 Mercado y Justicia .......................................................................................................................... 16 Libertad, “self-ownership” y mercado ............................................................................................ 16 Justicia Distributiva: ¿Quién recibe que?........................................................................................ 20 Inequidad Social y el Mercado........................................................................................................ 23 Mercantilizar ................................................................................................................................... 26 Visión restrictiva del mercado .................................................................................................... 26 Visión habilitadora del mercado ................................................................................................. 31 Conclusión ...................................................................................................................................... 33

#401 10 5052 Seminario: Teorías de la Justicia

8 de mayo de 2012 Prof. Érika Fontánez

Teoría del Mercado y su influencia en las Teorías de la Justicia
I. Introducción

Recientemente, se ha puesto en cuestionamiento la influencia del mercado sobre las decisiones económicas, morales, sociales y de justicia. La crisis mundial que enfrentamos desde el 2007, puso en duda la manera de ver el mundo a través de una óptica económica. Cabe estudiar, entonces, cuál es la extensión de la intromisión del mercado en las decisiones noeconómicas. ¿Debe ser así? ¿Las teorías económicas tienen algún aspecto positivo al estudiar aspectos no-económicos? ¿Aspectos Negativos? ¿Puede encontrarse un elemento que armoniza ambas posturas? Con el propósito de esclarecer algunas de las incógnitas, se ha desarrollado un estudio paralelo entre las teorías económicas y las teorías prevalecientes de justicia. En la primera parte, se hace un examen histórico para ver si existen algunas similitudes entre la línea de pensamiento económica y las teorías de justicia que se desarrollaban en el momento. Se estudiarán momentos claves, comenzando con Aristóteles y finalizando con la tensión que existe entre la Escuela de Chicago y el pensamiento contemporáneo que rechaza la intromisión de las teorías económicas. Una vez se discuta el análisis histórico, el enfoque cambia analizar como la teoría liberal del mercado ha influenciado ciertos temas dentro usualmente discutidos en justicia. Los temas que se tocarán son: (1) libertad, “self-ownership” y mercado, (2) justicia distributiva, (3) inequidad social y (4) el concepto de mercantilizar.

II.

Desarrollo del pensamiento económico El desarrollo de la teoría del mercado ofrece una visión circular en cuanto al control que

tiene el pensamiento económico en la vida diaria.

Dentro de la historia del pensamiento

económico, hay puntos claves que denotan un cambio de la mirada en la influencia que tiene el mercado. En particular, hay una conexión entre la el pensamiento económico e idead de justicia que se han desarrollado. Los puntos históricos y figuras históricas que se examinarán son:
2

Aristóteles; John Locke y el British Enlightment; Adam Smith; las ramificaciones de Smith (Bentham y Marx); la Gran Depresión Estadounidense; la corriente de la Escuela de Chicago y el pensamiento contemporáneo. a. Aristóteles Como punto de partida, Aristóteles ofrece una visión en cuanto al dualismo que existe entre la esfera del individuo y la sociedad. En su libro Politics, Aristóteles reconoce el dualismo que debe existir dentro del concepto de propiedad. Examina tres posibilidades de como una sociedad debe repartir los recursos, creando así balances entre lo privado y lo común. Éste concluye que los bienes deben ser en cierto sentido común pero mayormente privados. Aristóteles reconoce que el interés privado obligara al individuo a atender su propio negocio y disminuirá las discusiones ya que cada uno tendrá su porción privada1. Aristóteles enfatiza que el extenderle los bienes al Estado eliminaría propósitos altruistas: “there is the greatest pleasure in doing a kindness or service to friends or guests or companions, which can only be rendered when a man has private property. These advantages are lost by excessive unification of the state”2. Finalmente, Aristóteles entrelaza la libertad de acción con el uso de los bienes: “No one, when men have all things in common, will any longer set an example of liberality or do any liberal action; for liberality consists in the use which is made of property”. Aristóteles ofrece una visión de libertad ligada al interés individual de propiedad. Bajo este pensamiento, se empieza a desarrollar una visión del ser motivado los incentivos de la propiedad privada.

1 “ Property should be in a certain sense common, but, as a general rule, private; for, when everyone has a distinct interest, men will not complain of one another, and they will make more progress, because everyone will be attending to his own business.” Aristóteles, Politics, http://classics.mit.edu/Aristotle/politics.2.two.html (6 de mayo de 2012). 2 Aristóteles, Politics, http://classics.mit.edu/Aristotle/politics.2.two.html (6 de mayo de 2012).

3

b. British Enlightment- John Locke John Locke, en Second Treatise of Government (1690), delinea una teoría política y de justicia basado en los derechos inviolables del individuo. Como punto de partida, Locke

menciona que un individuo está impedido de invadir los derechos de otros.3 Esta idea se extiende a la esclavitud. Locke escribe: “The natural liberty of man is to be free from any superior power on earth, and not be under the will or legislative authority of man, but to have only the law of nature for his rule”.4 Los derechos inviolables del individuo son tan privilegiados que uno mismo no puede enajenarlos: “Nobody can give more power than he has himself; and he that cannot take away his own life, cannot give another power over it”. 5 De igual manera, entiende que uno es dueño, no solo de su persona, si no de el trabajo que uno desarrolle: “For this labour being the unquestionable property of the labourer, no man but he van have a right to what is once joined to, at least where there is enough and as good left in common for others”. 6 A pesar de la libertad que Locke le extiende a un individuo, Locke reconoce que es parte de una sociedad y que a través de su consentimiento se crea un gobierno.7 El gobierno debe ser uno limitado, pero tiene poder supremo sobre la comunidad: “This legislative is not only the supreme power of the Commonwealth, but sacred and unalterable in the hands where the community have once placed it”.8 Locke armoniza la concepción de dominio sobre si mismo y el rol del Estado en decir que hay intereses que ameritan que el Estado pueda decretar impuestos a los ciudadanos: “[E]very one who enjoys his share of the protection should pay out of his estate his proportion for the maintenance of it”.9 Locke, al igual que Aristóteles, ofrece un dualismo entre el interés

3 4

John Locke, Second Treatise of Government, in JUSTICE: READER. 85 (Michael Sandel ed., 2007). Locke, supra, en la pág. 89 5 Locke, supra. 6 Locke, supra, en la pág. 91. 7 Locke, supra, en la pág. 101, 102. 8 Locke, supra, en la pág. 111. 9 Locke, supra, en la pág. 114

4

individual y el interés común. Para Locke, el interés común recae en el funcionamiento del Estado para poder ofrecer servicios básicos como protección dentro del Estado. c. Adam Smith y la mano invisible Adam Smith impactó por sobre 200 años con su idea de libre mercado. Su contribución al marco de la economía se extendió a utilizarse el razonamiento del mercado en otras áreas del conocimiento. Dentro de sus obras que influenciaron esta tendencia económica se encuentra The Wealth of the Nations publicada en 1776. Una de las contribuciones de Smith al ámbito económico es el concepto de la mano invisible. Según Smith, la mano invisible representa los intereses y las pasiones privadas. Estas dictan el interés de la sociedad. 10 Este pensamiento tiene raíces en la concepción de un ser individual, libre a actuar dentro del mercado. Esta libertad se traduce a una competencia motivada por el interés propio que resulta en un mercado que refleja los bienes que buscan una sociedad y los precios que la sociedad está dispuesta a pagar.11 Smith también provee otro mecanismo por el cual se controla la avaricia de los participantes del mercado. Él propone dos leyes: la ley de la acumulación y la de la población. El interés individual en el mercado producirá acumulación de capital. Estas leyes trabajan en conjunto, ya que, según Smith, la acumulación de capital necesita mayor maquinaria para producir mayor cantidad de bienes. Así, se aumentará la cantidad de trabajadores que se necesitan. Subirán los salarios y la acumulación disminuirá. Así se controlará el control de una persona sobre bienes en una sociedad. Smith admite que el interés propio es solamente parte de la ecuación. Si sociedad esta solo motivado por interés propio, nada evitaría que ciertos individuos se aprovechen de la

10 11

Robert L. Heilbroner, THE WORLDLY PHILOSOPHERS: THE LIVES, TIMES, AND IDEAS OF THE GREAT ECONOMIC THINKERS 54 (7th ed. 1995). “They show us how the drive of individual self-interest in an environment of similarly motivated individuals will result in competition; and they further demonstrate how competition will result in the provision of those goods that society wants, in the quantities that society desires, and at the prices society is prepared to pay”. Heilbroner, supra.

5

sociedad. El economista los llama “Ruth-less profiteers”, aquellos individuos motivados por maximizar sus ganancias a toda costa.12 Según dicta su teoría, la competencia regula el mercado, por lo que mantendría a los participantes dentro de cierto margen de precios ya que se enfrenta con otros competidores con el mismo interés que aprovecharían cualquier momento para quitarle el negocio. Aún más importante, especialmente en temas de teoría política, Smith argumenta que el mercado es auto regulable y que el mantener el mercado operando por sí mismo garantizaría la maximización de recursos. Por lo que, intervención del Estado debe ser mínima. Smith está en contra de restricciones que restrinjan los mecanismos del mercado, por ejemplo restricciones a la competencia y restricciones de comercio internacional. El intervenir en estos disminuiría el bien estar social y las riquezas del estado: restricción en comercio causaría una disparidad en precio y cantidad. A pesar de esta premisa, Smith reconoce que hay operaciones que no deben dejarse en las manos de ciudadanos privados, como por ejemplo carreteras y educación. En relación a igualdad social, Smith hace un comentario limitado en torno al costo de la esclavitud. Razona que el costo de la esclavitud es mayor al de otorgarle su libertad13. d. Teoría Clásica: Los utópicos, Marx, Bentham, Kant y Mill La teoría de Smith se ramificó en dos tendencias: aquellos que rechazaron las premisas básicas de Smith para incorporarla en sus conceptos de justicias y aquellos la adoptaron. Dentro de la primera ramificación se encuentran William Goodwin, David Ricardo y Karl Marx. En el otro extremo se encuentra Jeremy Bentham con su análisis de justicia influenciado por el análisis técnico que imperaba la teoría de Adam Smith. En el medio de estas tendencias se encuentra

12

13

Heilbroner, supra en la pág. 63. Heilbroner, supra .

6

John Stuart Mill, un economista que defiende el utilitarismo de Bentham pero reconoce unos intereses sociales y morales. William Goodwin y David Ricardo se le reconocen por ser unos utópicos en sus teorías económicas y sociales. Goodwin entendía que el mundo debería regirse por una igualdad completa. David Ricardo opinaba que el mundo de Smith era uno completamente dividido; entendía que existía una opresión de una clase social ante otra. Los intereses de los

terratenientes oprimían los intereses de todas las otras clases sociales dentro de la comunidad; así siendo el único benefactor de la organización social del tiempo. Según Ricardo, el capitalismo controlaba ya que el terrateniente se beneficiaba por las rentas que cobraba por sus tierras y por la venta del grano. En la medida que la población subía, había necesidad de aumentar los empleados y, por consiguiente, el precio del grano. Así mantenía oprimido a la clase

trabajadora.14 Goodwin y Ricardo eran economistas, pero ante la Revolución Francesa, comenzaron a crear reforma económica y denunciar injusticias políticas. 15 Los utópicos

concluyeron que solamente a través de la propiedad en común es que se podía encontrar el progreso humano.16 Karl Marx es el filósofo más celebrada como reacción en contra al capitalismo que sugiere Adam Smith. Marx visualizaba el capitalismo como su propio enemigo.17 En su libro, The Communist Manifesto publicado en 1848, Marx visualiza que una revolución comunista es inevitable ya que la caída del capitalismo esta en el horizonte. Marx afirma que toda sociedad tiene una base económica que necesita de una estructura no económica para resolver los problemas económicos. Él enfatiza que se necesitan leyes, supervisadas por el gobierno e inspiradas por religión y filosofía. Para que el modelo económico sobreviva, tiene que haber
14 15

Heilbroner, supra en la pág 97 Heilbroner, supra en la pág. 77 16 Heilbroner, supra en la pág. 82 17 Heilbroner, supra en la pág. 59.

7

congruencia entre la estructura y la base. Este, según Marx, es el problema primordial del capitalismo. Marx, conjunto a Freidrich Engles, entendía que el hacer un bien es un proceso interdependiente, pero el resultado – la propiedad privada - es inherente de un sistema individualista. Capitalismo se convirtió tan complejo que se necesita planificación social para que funcione. El insistir en la libertad del mercado destruirá el capitalismo y creará las bases tecnológicas para el socialismo. Como evidencia de esto, concluyó Marx, el capitalismo no cumplió las promesas que dictó. El sistema complejo estaba constantemente sobre produciendo ciertos bienes y produciendo menos de otros. Estaba constantemente fuera de equilibrio.18 Creía en una filosofía social que tiene como propósito defender aquellos oprimidos. Para proteger a éstos, Marx describe un mundo donde la labor se evalúa con el dinero que necesita el individuo para existir. El sueldo es un sueldo de existencia. Bajo este esquema, nadie podría vender un producto sobre el valor de la labor que le tomó para crearlo, así impidiendo que haya ganancias. Dice que la ganancia proviene cuando se le paga a una persona por debajo del trabajo que ejecuto, así dando le valor injusto al dueño del bien. Esto es inaceptable. 19 El valor no es una determinación de precios, sino que identifica un sistema social por el cual la labor se convierte en un bien.20 Para Marx, el mundo después del capitalismo sería sin división de clases económicas y la sociedad sería dueña de todas las fábricas. En la segunda categoría se encuentra la teoría de Jeremy Bentham y John Stuart Mill: el utilitarismo. Jeremy Bentham no necesariamente basa sus argumentos en teoría del mercado como promulga Adam Smith. En Principles of Morals and Legislation (1780), Bentham utiliza el principio de utilidad para maximizar la felicidad del individuo.21 Define utilidad: “By utility is meant that property in any object, whereby it dents to produce benefit, advantage, pleasure, good
18 19

Heilbroner, supra en la pág. 147 Heilbroner, supra en la pág. 157 20 Heilbroner, supra en la pág. 163. 21 Jeremy Bentham, Principles of Morals and Legislations, in JUSTICE: READER. 9 (Michael Sandel ed., 2007).

8

or happiness … or to prevent the happening the mischief, pain, evil or unhappiness to the party whose interest is considered”.22 Utiliza los principios de placer y sufrimiento en un aspecto individual y razona que el del colectivo sería la suma de los intereses individuales. Por lo que, el gobierno debería dictar principios que aumentan la felicidad de una comunidad y esta sea mayor del sufrimiento, que debe ser disminuido. Dos de las críticas que se le hace al utilitarismo de Bentham es que ignora derechos individuales y el valor que se le impone a ciertos bienes. Se estudiarán estas críticas más adelante. Es importe recalcar que a pesar que no se basan los argumentos en la teoría de Smith, la teoría utilitaria ofrece un esquema extremadamente técnico, al igual que Smith, para determinar la posición justa. John Stuart Mill es importante en dos esferas. Como primer elemento, Mill reflexiona sobre la teoría de Bentham y trata de rescatar el utilitarismo de las críticas que se le habían hecho. Él también hace una crítica al comunismo contemporáneo. Dentro del utilitarismo, Mill especificó que el individuo, dentro del modelo utilitarista, está libre a hacer lo que guste siempre que no interfiera con los derechos de terceros.23 Por consecuencia, Mill estima que el derecho individual es absoluto; él es dueño sobre su mente y cuerpo.24 De igual manera, hace referencia a consideraciones de corto plazo y de largo plazo. Según Mill, el silenciar a la minoría hoy puede tener repercusiones a largo plazo, por ende disminuir la utilidad. Esto es una distinción notable de la teoría de Bentham. Parte de la crítica que se la a hecho a Mill sobre este en particular es que realmente no defiende el utilitarismo de Bentham, sino que renuncia al mismo invocando a ideales morales. 25 Como puede verse, este argumento refleja una visión en donde el análisis no necesariamente toma en consideración solamente aspectos técnicos que reflejan un valor arbitrario de placer sobre sufrimiento. Él economista también hace alusión a la segunda
22 23

Bentham, supra en la pág. 10. Michael Sandel, JUSTICE: WHAT IS THE RIGHT THING TO DO? Loc. 852 (electronic book, 2009) 24 Sandel, supra en la Loc. 861. 25 Sandel, supra en la Loc. 901.

9

crítica, valoración de placeres, y afirma que se puede distinguir entre placeres e intensidades. Mill escribe en su ensayo Utilitarism (1861): “Of two pleasures, if there be one to which all or almost all who have experience of both give a decided preference, irrespective of a feeling of moral obligation to prefer it, that is the more desirable pleasure”. 26 Así, Mill trata de defender el utilitarismo promulgado por Bentham. John Stuart Mill también critica la corriente comunista. Mill tenía sus reservas ante las consecuencias del modelo económico que imperaba: I am not charmed with an ideal of life held out by those who think that the normal state of human beings is that of struggling to get on; that the trampling, crushing elbowing, and treading on each other’s heels, which form the existing type of social life, are the most desirable lot of human kind, or anything but the disagreeable symptoms of one of the phases of industrial progress.27 Esta visión, ciertamente negativa, de los efectos que tienen el libre mercado sobre el ámbito social está contrapuesta a defender el estado de poca regulación económica. Mill dice: The question is whether there would be any asylum left for individuality of character; whether public opinion would not be tyrannical yoke; whether the absolute dependence of each on all, and the surveillance of each by all, would not grind all down into a tame uniformity of thoughts, feelings, and actions … No society in which eccentricity is a matter or reproach can be in wholesome state.28 La crítica que Mill le hace al comunismo se basa en el peligro que ante la teoría de Marx se vea afectado la protección individual que el utilitarismo trata de salvaguardar. Mill entendía que debería mantenerse el sistema capitalista, pero creía en que se podía cambiar el comportamiento social. Por ejemplo, en el tema de justicia distributiva, Mill aceptaba que no había consenso entre los economistas sobre cual debe ser la distribución económica correcta. Si afirmaba las riquezas están distribuidas de acuerdo a las leyes y costumbres de la sociedad. Ante esto, Mill reafirma que hay que cambiar como una sociedad piensa y lo que opina para que haya, en el mercado, un
26 27

John Stuart Mill, Utilitarism, in JUSTICE: READER. 18 (Michael Sandel ed., 2007). Robert L. Heilbroner, THE WORLDLY PHILOSOPHERS: THE LIVES, TIMES, AND IDEAS OF THE GREAT ECONOMIC THINKERS 131 (7th ed. 1995). 28 Heilbroner, supra en la pág. 131-132.

10

cambio de las riquezas. Para esto, Mill decía que el Estado si puede intervenir a través de impuestos, una ideal radical comparada a la de Smith y su mano invisible. Igualmente, creía que a la clase trabajadora se le podía educar para poder hacer transacciones en el mercado a su favor. Por estas líneas, Mill entiende que su teoría, aunque defiende el capitalismo, es un socialismo atemperado ya que toma en consideración justicia y libertad. 29 El enfoque, según Mill, no debe ser simplemente el crecimiento económico.30 Por esto, Mill cae en una categoría entre el rígido análisis técnico de Smith y Bentham y las tendencias socialistas del momento. Poco después de la publicación del trabajo de Smith, Inmmanuel Kant apareció con su Groundwork for the Metaphysics of Morals (1785). Kant reacciona al utilitarismo presentado

por Bentham y argumenta que la moralidad no debe concentrarse en la maximización de la felicidad, si no que busca respetar al tercero como fin es si mismo. 31 Bajo este supuesto, hay un énfasis en los derechos de dignidad humana, una idea que, según Michael Sandel, se transforman en las concepciones actuales de derechos humanos universales.32 Esta idea se contrapone a la idea de Bentham sobre la opinión de la mayoría sobre la minoría. Kant está en contra de las concepciones sociales y económicas que dictan la libertad de un individuo. Rechazando la influencia que tiene Smith e influenciado por la Revolución Francesa, Kant expresa que uno debe actuar según la ley que uno se impone.33 Por lo que, las decisiones morales no pueden ser dictadas por un mercado ni por convenciones sociales. La moralidad estiba en la intención del individuo al actuar. Kant reconoce la individualidad del ser humano y la libertad de sus

actuaciones. A pesar de que las teorías no son cónsonas, Kant está influenciado por las mismas ideas revolucionarias de las cuales los socialistas utópicos Goodwin y Ricardo.

29 30

Heilbroner, supra en la pág. 133. Heilbroner, supra en la pág. 132. 31 Michael Sandel, JUSTICE: WHAT IS THE RIGHT THING TO DO? Loc. 1838 (electronic book, 2009) 32 Sandel, supra en la Loc. 1846. 33 Sandel, supra en la Loc. 1908.

11

e. La Gran Depresión La Gran Depresión de la década de los 1930s fue un momento de reformulación económica donde varios paradigmas que traía la teoría de la mano invisible de Smith desaparecieron. El periodo se caracterizó por un declive en la Bolsa de Valores, alto desempleo, pérdida de ahorros, negocios cerrando, disminución del ingreso de Estados Unidos, entre otros. La teoría de Adam Smith no disponía de posibles remedios para la crisis económica mundial del momento. El escenario económico en que se encontraban era muy diferente al mundo de Adam Smith. Estamos en la era después de la Revolución Industrial. Ante la desesperación, muchos buscaron algún tipo de contestación a la crisis económica fuera de las teorías económicas prevalecientes. Por ejemplo, se promulgaron teorías donde se hace una correlación de un ciclo económico con la periodicidad de manchas de sol. Decía W. Stanley Jevons que esto está directamente afecta la agricultura y, por ende, el ciclo económico.34 Ante la realización de que las soluciones económicas tradicionales no funcionarían, se empezó a diseñar legislación social para tratar de subir la moral de un pueblo en depresión. Se desarrolla un proceso de intervención estatal ante el mercado, un proceso que venía cargado de apatía histórica. El economista John Maynard Keynes, en su libro The General Theory (1936) y en conversaciones con el Presidente Roosevelt, determinó que si los negocios privados no están dispuestos a invertir en la economía, es inevitable que el gobierno tenga que hacerlo. 35 Como resultado de la intervención, el mercado se vio obligado adoptar una nueva filosofía corporativa que incluye uniones laborales, regulaciones y reformaciones de ciertas prácticas. 36 Estas

prácticas tienen resonancia con el comunismo que promulgaba Marx y sus seguidores, por lo que crea una tensión increíble entre la intervención del gobierno y el concepto de libertad que había
34 35

Robert L. Heilbroner, THE WORLDLY PHILOSOPHERS: THE LIVES, TIMES, AND IDEAS OF THE GREAT ECONOMIC THINKERS 263 (7th ed. 1995). Heilbroner, supra en la pág. 275. 36 Heilbroner, supra en la pág. 277.

12

dominado hasta el momento. A pesar de que no se le atribuye a esta legislación social, conocido con el “New Deal” como la cura de la Gran Depresión, sino a la Segunda Guerra Mundial, es importante notar que la filosofía de intervención fue una que cargó hasta los 1970s.37 f. 1970 al Presente En los 1970s y 1980s crecieron varias tendencias a como percibir la interferencia gubernamental en el mercado. Por un lado, la idea del libre mercado y la libertad de un individuo actuar libremente dentro del mercado es la concepción básica que se llevaba cargando. Por el otro lado, se empezó a mirar al gobierno para interferir en los asuntos individuales para asegurar que el mercado no caída. El movimiento del libertarianismo refleja la tendencia que uno es dueño de uno mismo. Esto se refleja en la teoría de Robert Nozick expresada en Anarchy, State and Utopia. Nozick entiende que uno está libre a hacer transferencias entre individuos siempre y cuando se atempere a un principio de justicia en dicha transferencia. De igual manera, limita la intervención del estado y, al igual que Locke, un gobierno limitado. Pero, a diferencia de Locke, éste no tiene derecho a impuestos al menos que haya que arreglar una injusticia en adquisición del bien o en la transferencia del bien.38 Al limitar el poder del Estado y permitir la libre transferencia de bienes, sin limitación, Nozick implícitamente adopta los principios de libre mercado. Dispone que justicia distributiva sólo se pueda dar cuando la transferencia de bienes no responde a un patrón en particular. El libre mercado ofrece esta posibilidad.39 Contemporáneo con Robert Nozick, John Rawls ofrece una teoría de justicia donde sacrifica la libertad individual sobre su propiedad que el libertarianismo ofrece. Según Rawls, todo acto justo debe acomodarse a dos principios: (1) igualdad en asignar derechos básicos y responsabilidades y (2) inequidades económicas y sociales son solo justas si se traducen en
37 38

Heilbroner, supra en la pág. 286. Robert Nozick, Anarchy, State, and Utopia, in JUSTICE: READER. 61 (Michael Sandel ed., 2007). 39 Nozick, supra en la pág. 65.

13

beneficios comunes, en particular a los menos afortunados.40 Rawls dice: “All social values… are to be distributed equally unless an unequal distribution of any, or all, of these values is to everyone’s advantage. Injustice, then, is simply inequalities that are not to the benefit of all”. 41 Rawls refleja una tendencia opuesta a la de Nozick, en la que el Estado interviene para asegurarse de ciertos elementos sociales. Esta es la segunda tendencia que durante los 1970s a 1980s se reflejó en el pensamiento económico y que se transbordó a una teoría de la justicia. La tendencia que dominó y es extremadamente cuestionada en el día de hoy surge del pensamiento de Chicago: “Law and Economics”. Richard Posner es la figura central dentro del movimiento de Law and Economics. El Juez, junto a otros economistas y juristas, freno las consideraciones sociales que se habían desarrollado en el momento y la substituyo con el razonamiento del mercado. Posner implemente análisis puramente económico-técnico y expande el pensamiento a ramas del conocimiento fuera del ámbito económico. La teoría de Posner tiene similitude entre la teoría económica de Smith y el utilitarismo precisamente por el análisis técnico que ofrece. Posner es bien enfático en criticar el utilitarismo, como teoría y como método cualitativo para llegar a su determinación de justicia. 42 En su libro The Economics of Justice, Posner pregunta, y contesta en la afirmativa, si se puede extender la racionalidad individual de buscar la maximización de satisfacción a elementos no económicos: “If rationality is not confined to explicit market transactions but is a general and dominant characteristic of social behavior, then the conceptual apparatus constructed by generations of economists to explain market behavior can be used to explain non market behavior as well”.43 Posner admite que esto puede parecer contra-intuitivo ya que hay decisiones que son del ámbito emocional y no
40 41 42

John Rawls, A Theory of Justice, in JUSTICE: READER. 206 (Michael Sandel ed., 2007). Rawls, supra en la pág. 214-215. Posner hace varias distinciones importantes entre el utilitarismo y la teoría de maximización de riquezas. Por ejemplo, dice que el utilitarismo no limita que sujetos pueden utilizarse para determinar política pública, ignora el interés individual, no es suficiente preciso en el cálculo matemático, entre otros. Richard Posner, THE ECONOMICS OF JUSTICE 13-51(1983). 43 Posner, supra en la pág. 2.

14

de la razón. Concluye, basándose en el desarrollo del pensamiento económico y en la modalidad de “Law and Economics”, que no es absurdo utilizar modelos económicos para justicia, educación, adulterio, criminalidad e incluso el comportamiento de animales.44 Así lo hace Ronald Coase y Gary Baker durante la década de 1960. El mercado dicta lo que debe ser justo en un ámbito social y económico. Posner utiliza conceptos de eficiencia y maximización de recursos para enfatizar el hecho que el no ser eficientes con los recursos limitados sería injusto. El movimiento ha sido intensamente criticado. En The Uses of History in Law and Economics,45 Ron Harris hace un argumento en donde refleja la tendencia de diferentes áreas del conocimiento y sus estudios interdisciplinarios. Critica al movimiento de Chicago por ser

precisamente lo opuesto. Según Harris, y afirmado por Posner, “Law and Economics” extiende sus teorías sin consideraciones interdisciplinarias. La racionalización del mercado ha acaparado áreas ajenas al ámbito económico. De igual manera, ignoran elementos históricos-sociales y consideraciones internacionales para fundamentar sus pensamientos. Es una teoría centrada en el mercado estadounidense. La crítica de Harris no termina aquí. Critica el movimiento por su visión de la ley, el cual, según Harris, incluye subsidiar a los negocios privados y oprimir a los débiles. Critica a “Law and Economics” por su falta de diligencia en recoger data para sus teorías. Actualmente, estamos en un periodo de depresión económica severa, similar a la década de los 1930. Recientemente se ha criticado grandemente el pensamiento de “Law en

Economics” por utilizar bases neo-clásicas en su razonamiento e ignorar la importancia de la intervención gubernamental. Hay un retorno al pensamiento que incorporó Keynes y el

44 45

Posner, supra en la pág.3. Ron Harris, The Uses of History in Law and Economics, 4 Theoretical Inq. L. 659 (2003).

15

presidente Roosevelt como solución a la Gran Depresión. Otras críticas se basan en la sobre utilización de la presunción de la racionalidad humana en todo ámbito del conocimiento. En esta primera parte del escrito, se trazó una línea del tiempo donde se refleja el paralelismo que hay entre el pensamiento económico y ciertas teorías de las justicias. Como resultado del estudio, exaltan las tensiones básicas de la cual las económicas han tenido que batallar. En particular, se contraponen la intervención gubernamental necesaria y la idea del libre mercado. Finalmente, se concluyó que la influencia del libre mercado ha sido una tal que ha acaparado diferentes facetas del conocimiento humano. Esto crea un problema particular cuando se examinan diferentes elementos dentro de las teorías de la justicia. En la próxima sección se discutirán cuatro temas dentro de justicia para ver como la concepción del mercado se contra pone a otras teorías de la justicia. Se estudiará: (1) libertad, “self-ownership” y mercado, (2) justicia distributiva, (3) inequidad social y (4) el concepto de mercantilizar.

III.

Mercado y Justicia a. Libertad, “self-ownership” y mercado Las teorías de las justicias tienen, como uno de los puntos focales, el balance entre la

libertad individual y el bien colectivo. Dentro de las teorías prevalecientes, parece ser dos ideas contradictorias que no pueden reconciliarse ya que, necesariamente, el individuo se sacrifica por el bien común o el bien común por el individuo. Robert Nozick y Richard Posner resultan ser dos teóricos que abogan por la libertad del individuo frente al de una sociedad. Ambos

extienden su razonamiento a que somos entes del mercado que tenemos libertad para hacer transferencias y decidir según el valor que le imponemos a los bienes. Ambos enfatizan el libre mercado. En el otro extremo se encuentran Rawls.

16

Robert Nozick aboga por la vertiente libertaria de justicia. Dentro de su teoría, Nozick enfatiza la libertad del individuo para hacer lo que él desee, siempre que no afecte los derechos de terceros. Evalúa la libertad del individuo en relación al concepto de justicia distributiva: “End-state and most patterned principles of distributive justice institute (partial) ownership by other of people and their actions and labor. These principles involve a shift form the classical liberals; notion of self-ownership to a notion of (partial) property rights in other people”. 46 Este principio, de “self-ownership” rechaza leyes paternalistas y morales por ser leyes que infringen en la libertad del individuo y son fuerza coercitiva del Estado o de la mayoría.47 Richard Posner trae como fundamento el comportamiento del mercado y los estudios del ámbito económico. Según Posner, el mercado determinará que es justo en la esfera económica y social ya que se basa en un sistema de libertad individual. Posner reconoce que hay una posible crítica al sistema de maximización: ¿Por qué debemos preocuparnos por maximización y no por la protección de la autonomía personal? Maximización de riquezas, como norma ética, considera utilidad y consentimiento aunque menos que Kant. Bajo la teoría de maximización de riquezas, Posner se preocupa por un interés liberal donde las preferencias de los individuos son agregadas para estimar la riqueza de una sociedad. Para Posner, la búsqueda de riqueza se basa en un modelo de transacciones voluntarias en el mercado, por lo que envuelve un gran respeto a las decisiones individuales, a diferencia del utilitarismo. Al utilizar las dinámicas del mercado, asume que el individuo es un ser racional capaz de maximizar su satisfacción. Posner utiliza principios económicos neo-clásicos para determinar si la libertad de uno infringe en un tercero. Él reta la concepción de que uno no puede hacer ningún acto si afecta a un tercero negativamente. Dentro de su teoría, permite que el tercero sea compensado por su posición

46 47

Robert Nozick, Anarchy, State, and Utopia, in JUSTICE: READER. 70 (Michael Sandel ed., 2007). Michael Sandel, JUSTICE: WHAT IS THE RIGHT THING TO DO? Loc. 1047 (electronic book, 2009).

17

inferior. Éste es el principio Kaldor-Hicks.48 Así, se posibilita las actuaciones individuales y la contratación entre privados. Posner dice que el utilizar el principio de autonomía como principio ético, directamente, requeriría una designación inicial e arbitraria de derechos y morales en un sistema donde las actuaciones individuales marcan estos. John Rawls limita el concepto de libertad y “self-ownership”. Su teoría busca la igualdad basada en igualdad. Dentro de los principios de Rawls, se busca que la sociedad tenga una concepción de igualdad y de existir inequidad, que esa inequidad pueda utilizarse para el beneficio común. Rawls no rechaza el concepto de libre mercado, ahora bien, reconoce que el Estado puede distribuir para igualar a los menos afortunados. Se deriva que, precisamente, el individuo no es dueño de todo su ser ya que hay condiciones sociales que han influenciado la ventaja de uno sobre otro: “[I]t seems reasonable and generally aceptable that one one should be advantaged or disadvantaged by natural fortune or social circumstances”. 49 Rawls está disminuyendo el efecto que pueda tener la meritocracia dentro de su sistema de justicia. Ya que somos influenciados por ventajas o desventajas que no son inherentemente nuestras, sino por circunstancias, nuestra libertad en propiedad se limita al bienestar común. Si llevamos la idea de Rawls a su extremo, como hacen otras teorías, el individuo no sería dueño de sus acciones, por lo que no estaría facultado a trabajar dentro de un sistema de libre mercado. Sería incompatible, entonces, sostener un modelo capitalista si la base teórica es que el individuo no puede beneficiarse de sus talentos. Ronald Dworkin ofrece un argumento similar sobre la libertad. Dice Dworkin: “People must be allowed responsibility for their own lives… that responsibility is compatible with governance by others only when certain conditions are met”. Estas condiciones son: (1) todos

48 49

Richard Posner, THE ECONOMICS OF JUSTICE 93(1983). John Rawls, A Theory of Justice, in JUSTICE: READER. 207 (Michael Sandel ed., 2007).

18

deben estar permitidos a participar en las decisiones colectivas, (2) todo el mundo debe permitir a terceros a hacer actos propiamente individuales.50 La teoría de Dworkin, a diferencia de las anteriores, responde a una concepción de libertad frente al Estado y la participación del individuo en las decisiones colectivas. La similitud entre Dworkin y las normas del mercado estiba en que ambos permiten al individuo decidir. Dworkin permite al individuo tener

independencia ética.51 La independencia ética es libre de normas del Estado que impongan moral y reglas paternalistas ya que supone una invasión a los conceptos de moralidad individual. La concepción que adelanta Nozick y Posner sobre el libre mercado carga con ciertas presunciones que inevitablemente tienen que ser rechazadas. Como primer elemento, el utilizar el libre mercado como concepto de libertad ignora que hay ciertos bienes que son necesarios y otros bienes que son de lujos. Cuando estamos ante un bien necesario, el individuo no tiene alternativa excepto de aceptar el precio y los términos que este se le imponen. El problema está en si se puede afirmas si hay consentimiento verdadero sobre las actuaciones en el mercado. Esta concepción se extiende al principio Kaldor-Hicks. Como segundo elemento, Posner identifica cual es el ciudadano ideal que debe existir dentro de una sociedad: “[I]f heirs work as well as spend their inheritance, the rest of society will be richer. We dislike the idle heir, as we do the lazy man, not because he is a parasite – he isn’tbut because he does not produce a surplus for the rest of us to enjoy”. 52 La teoría de

maximización de riquezas es una donde busca al hombre eficiente. Claro, está dentro del marco de análisis económico. Pero el mundo justo de Posner está basado en la concepción de que todos debemos maximizar riquezas, trabajar, producir. La teoría permite la libertad individual siempre

50 51

Ronald Dworkin, JUSTICE FOR HEDGEHOGS 365 (2011). Dworkin, supra en la pág. 370. 52 Richard Posner, THE ECONOMICS OF JUSTICE 82(1983). (5 de abril de 2012)

19

que esté relacionada al concepto de eficiencia. Si somos ineficientes, el mercado nos rechaza. Esto es una limitación a la libertad ya que no permite a un sujeto participar en el mercado. El mercado, en teoría, permite que todo individuo tenga acceso a los factores que lo permitan superarse como ellos crean pertinente. Esto puede ser en un ámbito económico, ético o profesional. Esto es una garantía implícita dentro del mercado. Dworkin tiene un requisito similar, donde permite que todo individuo tenga la libertad de actuar dentro de las decisiones del gobierno. El termino libertad dentro de cualquier sistema debe garantizar que un individuo tenga expectativas razonables de poder actuar conforme a lo que se le pide del sistema políticoeconómico. Como todo sistema, esto está susceptible a manipulación. Si un individuo no está permitido a entrar a cierto status a priori, ya sea por discrimen, restricciones gubernamentales o restricciones del mercado, entonces estamos ante un sistema donde se le restringe la libertad de actuación al individuo. En el momento que esto ocurre, existe injusticia. b. Justicia Distributiva: ¿Quién recibe que? El problema de justicia distributiva es la división económica que pueda surgir. Ante esto, se puede adoptar dos maneras de ver la distribución. La concepción liberal es hacer una

distribución inicial donde permitas que los individuos obtener lo que sus talentos puedan dentro de un mercado libre.53 La contraparte es una intervención constante del Estado para asegurar que todos terminen con lo mismo, así evitar una división social económica54. El problema, según Friedman, de una posición que busca igualdad tendría que redistribuir los ingresos constantemente. Esto supone, según Friedman, que el individuo no tendría incentivos para ser eficiente en su labor. Como punto medio, se puede asegurar una igualdad en oportunidades.55 Friedman alega que esta posición es difícil de poderse completamente obtener. Como menciona
53 54

Milton & Rose Friedman, A Theory of Justice, in JUSTICE: READER. 58 (Michael Sandel ed., 2007). Friedman, supra en la pág 52. 55 Friedman, supra en la pág 51.

20

Rawls, se debe al hecho de que es una falacia que hayan igualdad de oportunidades. Cada individuo tiene ciertas características que, por razón social o genética, que no podrán a los individuos en igualdad de oportunidades. De poder conseguir igualdad de oportunidades, un individuo tendría se tendría que sacrificar sus talentos, dentro de una visión liberal, para poder obtener una igualdad de oportunidad social. Posner acepta que su posición puede aparentar que es indiferente a la redistribución económica. Pero él asegura que el mercado resuelve la distribución automáticamente. Bajo su lógica, el pagar por servicios rendidos en relativa proporción a su contribución no es arbitrario. Esta distribución responde a una distribución de derechos que emana directamente del principio de libertad en el mercado. Para puntualizar esto, Posner dice que no hace diferencia si se distribuye la riqueza por igual a todos, o se le da toda la riqueza a una persona. El final será el mismo ya que responderá a la preferencia que los individuos muestren basados en el consentimiento de los individuos. Al hacer una decisión de cómo distribuir las riquezas antes de entrar en el mercado solamente cambiaria el efecto de cuan rápido lleguen las riquezas a las personas según dicta el mercado. Robert Nozick utiliza una lógica similar a la de Friedman para desarrollar su teoría de justicia distributiva. La justicia distributiva se adquiere, ante el razonamiento de Nozick, si se cumplen con tres requisitos: (1) la persona tiene que adquirir de acuerdo al principio de justicia de adquisición, (2) la adquisición tiene que cumplir con el principio de justicia en transferencia, (3) nadie tiene derecho a su posesión al menos que se aplique sistemáticamente los primeros dos principios.56 Nozick cree en una intervención mínima del Estado basada en violar con los justicia en adquisición o transferencia. Dicha intervención no es de modalidad punitiva: “The principle of rectification presumably will make use of its best estimate of subjunctive
56

Robert Nozick, Anarchy, State, and Utopia, in JUSTICE: READER. 61 (Michael Sandel ed., 2007).

21

information of what would have occurred if the injustice had not taken place”. 57 Nozick busca una rectificación a la posición antes de la injusticia. Por consiguiente, la teoría libertaria de Nozick propone que el individuo recibirá las riquezas dependiendo de sus destrezas para participar y generar valor dentro de un mercado. Ahora bien, el utilizar el mercado como fuente de libertad tiene sus beneficios en justicia distributiva que no pueden ser ignorados. Friedman explica que en sociedades donde el status es heredado la brecha económica es mayor y la libertad individual menor. Sus ejemplos consisten en Europa feudal y América del Sur moderna, Rusia e India. El status puede provenir de herencia económica o acceso a posiciones gubernamentales y políticas. Friedman entiende que este no es el caso de sociedades capitalistas: “Wherever the free markets has been permitted to operate, wherever anything approaching equality of opportunity has existed, the ordinary man has been able to attain levels of living never dreamed of before”. 58 En otras palabras, la naturaleza del libre mercado permite a individuos, sin poder heredado, a obtener éxito y posición en vida. El problema que está inherente en el sistema en que vivimos es el problema de las

herencias. En una sociedad donde la acumulación de capital le ofrece mayor libertad a un individuo, éste ya está garantizado, a cierto nivel, libertad económica. La herencia a un

individuo no es un elemento deshabilitado para otro individuo poder superarse dentro del mercado. Está relacionado íntimamente con justicia distributiva en su faceta ex-ante. El permitir que el mercado rija como se distribuyen los bienes tiene el efecto de que no se repartirán los bienes bajo ningún concepto igualitario. Al contrario, se repartirán los bienes de acuerdo a ciertas habilidades individuales para poder funcionar dentro del sistema del mercado. A Michael Sandel le preocupa la inequidad económica causada por el libre mercado en los

57 58

Nozick, supra en la pág. 62. Milton & Rose Friedman, A Theory of Justice, in JUSTICE: READER. 59 (Michael Sandel ed., 2007).

22

Estados Unidos. Según él, la división de clases sociales tiene dos efectos primordiales. Primero, los servicios públicos se deterioran ya que un sector no quiere pagar a través de impuestos. 59 El tener servicios públicos supone que el sistema ya cuenta con un esquema de impuesto para poder realizar estos servicios. En un sistema, como el de Estados Unidos, este argumento no debe cobrar mucha preocupación. Ya hay un concepto de contrato social donde los individuos aportan al gobierno para desarrollar proyectos que de otra no podrían desarrollarse fácilmente por el sector privado. Como decía Marx, esto supone una coordinación social. Si el supuesto es que los individuos buscan evadir pagar contribuciones porque no utilizan los servicios, esto ya es un problema de fraude al sistema. Esto es un problema distinto a las consideraciones de

intervención estatal para cobrar impuestos. Segundo, se privatizará escuelas, parques, y otros por lo que ya no habrá una mezcla de diferentes tipos de personas compartiendo en lugares comunes. Este en particular será tema que se comentará en la sección de mercantilización. Así no se puede cultivar el sentido comunitario que la democracia requiere. 60 Sandel enfatiza que el procedimiento democrático va más allá que maximizar y satisfacer preferencias. Debe buscar algún tipo de justicia distributiva ya que así se cultiva la solidaridad y sentido de comunidad. c. Inequidad Social y el Mercado

Richard Posner critica la tendencia utilitarista ya que el utilitarismo no toma en cuenta la opinión de los marginalizados en la sociedad. Bajo su sistema, no habría problema de marginalización de diferentes sectores sociales. Como ejemplo, Posner dice: “If Nazi Germany wanted to get rid of its Jews, in a system of wealth maximization it would have had to buy them out. There would be no more economic basis for coercion here than there is in the usual

59 60

Michael Sandel, Reith Lectures, A NEW CITIZENSHIP. http://www.bbc.co.uk/programmes/b00729d9 (5 de marzo de 2012). Sandel, supra.

23

eminent-domain context”.61

Esto supone un consentimiento de parte de los judíos a ser

discriminados y expulsados de Alemania. El problema, según Posner es que, aunque cierta segregación puede maximizar riquezas, estos casos son extremos y, si ocurriese, el consentimiento sería difícil de obtener. Posner atribuye que en un sistema de libre mercado y eficiencia, el competidor ineficiente será rechazado por el mercado, por lo que en un mercado competitivo y no regulado, las fuerzas del mercado minimizarán la discriminación. El

discriminar disminuiría la posibilidad de empleados eficientes y clientes recurrentes. Esto añade al costo de hacer negocio, y por lo tanto sería una práctica destructiva.62 Posner también explica las consecuencias de legislación anti-discrimen. Primero,

impondría mayores gastos a la compañía para evidenciar y argumentar las decisiones que tomaron en cuanto a empleados. En adición, el tomar medidas inclusivas, tal como promocionar trabajos en sectores de mayoría afroamericana, subiría los costos si falla en atraer personas calificadas para la posición. Finalmente, esta legislación puede imponer mayor gastos a

compañías que tienen empleados que sí discriminan. La compañía, para retener al empleado que discrimina, tendrá que ofrecer mayor salario si éste tiene oportunidad de empleo en otra compañía donde si discriminan. En resumen, la legislación anti-discrimen puede tornarse como medidas que destruyan riquezas y no maximizarlas. Cass Sustein, en su libro Free Markets and Social Justice, sostiene que los mercados no paran la discriminación, como aparenta sugerir Posner. Sustein dice: “Markets are often the problem rather than the solution. They guarantee that discrimination will persist. Enthusiasm for markets as an anti-discrimination policy is at best wishful thinking”.63 Sustein dice dentro de un mercado, puede existir presión de terceros para que una compañía discrimine. Los terceros, en
61 62

Richard Posner, THE ECONOMICS OF JUSTICE 85(1983). Posner, supra en la pág. 352. 63 Cass Sustein, FREE MARKETS AND SOCIAL JUSTICE 151. (1997).

24

este caso, son todos aquellos que puedan ejercer fuerza considerable para que la compañía actúe de cierta manera. El mercado está compuesto por sub-mercados determinados por área

geográfica o por producto. Dentro de estos sub-mercados cabe la posibilidad que dentro de un área geográfica un ente del mercado tenga una preferencia a compañías que discriminan. Por ende, el resultado bajo la teoría de maximización del mercado, independientemente de la compensación que se le pueda atribuir según el principio Kaldor-Hicks, será perpetuar la discriminación agregada. Bajo este escenario, las compañías con políticas en contra de la discriminación serán castigadas, no celebradas.64 Otro argumento que utiliza Sustein para derrotar la idea de que los mercados ofrecen posibilidad de equidad social es que muchas veces las personas actúan basadas en generalizaciones basadas en sexo o raza: “An employer might not discriminate because he hates or devalues [them]… but because he believes that the relevant stereotypes have sufficient truth to be a basis for employment decisions”.65 Bajo este concepto, la compañía actúa bajo el modelo de maximizar ganancias y minimizar gastos. El permitir contratar a un individuo, sabiendo ciertos estereotipos, tendría la posibilidad de pérdidas. Bajo este contexto, es necesario que el Estado intervenga con legislación para disminuir posibilidad de que dentro del mercado se discrimine por odio, fuerza de terceros, fuerza del mercado o estereotipos. El visualizar la legislación como posibles gastos, como hace Posner, destruye el propósito social que se busca: disminuir la discriminación. También, las personas que buscan eliminar la discriminación deben trabajar dentro y fuera del sistema legal y social para cambiar la moralidad que impera en una sociedad. Si la moralidad de los individuos

64 65

Sustein, supra en la pág. 153. Sustein, supra en la pág. 156.

25

cambia, el agregado en el mercado también cambiará, así podrá utilizarse la teoría del mercado sin intervención Estatal y sin discriminación. d. Mercantilizar La pregunta que hoy día es centro de discusión arduo en varias esferas del conocimiento es: “¿Qué no está a la venta?” Esta pregunta cobra mayor importancia cuando se discuten temas tales como educación y servicios de salud. No obstante, Michael Sandel opina que la discusión de mercantilizar (en inglés “commodify”) ha acaparado y opacado gran parte del diario vivir. Como ejemplo, Sandel ofrece una serie de ejemplos: madre subrogada, el derecho a disparar un rinoceronte, el número personal de tu doctor, el derecho de emigrar a Estados Unidos, el derecho a emitir una tonelada métrica de dióxido de carbono a la atmósfera, entre otros.66 El concepto de mercantilizar es uno de los fundamentos al concepto económico de fijación de costo-beneficio. Al mercantilizar, estas permitiendo que ciertos bienes sean

comprados y vendidos en un mercado de libre intercambio. La tensión entre ambas figuras da luz al concepto del mercado habilitador versus el mercado restrictivo y denigrador. i. Visión restrictiva del mercado Como punto de partida, Michael Sandel enfatiza que el mercado se basa en interés propio y avaricia. De hecho, Sandel propone que el propósito del mercado es convertir el vicio humano en un instrumento que se puede negociar en el mercado. Esta visión, que se dio a base de un triunfo mercantil, como lo describe el teórico, ha traído la necesidad de rexaminar la moral de la comunidad, una renovación cívica. Esto sólo se puede hacer a través de establecer límites morales al mercado. Al establecer los límites al mercado, nos podríamos alejar del concepto egoísta que ofrece el mercado y nos acercaríamos a una política enfatizada al beneficio común.
Michael Sandel, What Isn’t for Sale, THE ATLANTIC. http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2012/04/what-isn-8217-t-for-sale/8902/ (5 de abril de 2012).
66

26

En una serie de conferencias, el teórico político enfatiza el efecto de la mercantilización en ciertos bienes. Sandel enfatiza que hay cosas que el dinero no puede comprar y hay otras que el dinero no debe comprar. Se ha tratado de utilizar el mercado para extender derechos a personas afluentes económicamente. Por el otro lado, los menos afortunados han venido En

obligados a mercantilizar “bienes” que, de ordinario, no aparecerían en el mercado. 67

adición, se ha tratado de utilizar incentivos para resolver problemas sociales. Un ejemplo de esta modalidad es el pagar a estudiantes para que saquen mejores notas. El razonamiento detrás de dicha política es el incentivo. Según Smith, y vertientes del libre mercado, el ser humano trabaja a través de incentivos, por lo que supone que al ofrecer un premio por mejorar el promedio el individuo sería eficiente y trabajaría más fuerte68. La teoría de los incentivos económicos, según Sandel, es contraproducente en dos sentidos. Primero, al pagarle a un estudiante por salir bien en sus estudios, se esta denigrando el gusto al estudio. O sea, el incentivo no seria aprender sino ser pagado. El efecto sería es que se va a esperar los incentivos siempre que se haga la acción. Segundo, emanando de un estudio por el economista Steven Levitt,69 los estudiantes buscan maneras a no hacer el trabajo al cual se le está tratando de incentivar. En ocasiones, hasta pierden el propio incentivo de recompensa económica. Otro ejemplo que ofrece Sandel en el ámbito de la emigración. Hay dos vertientes a este ejemplo: primero, vender los pasaportes más caros; segundos, permitir a los países comprar y vender las cuotas para refugiados (sistema de intercambio de refugiados). Sandel responde que simplemente no está bien; que deja un mal sabor. No se deben tratar a los seres humanos, a los emigrantes como bienes susceptibles a las normas del mercado. Sandel concluye que los seres
67 68

Michael Sandel, Reith Lectures, A NEW CITIZENSHIP. http://www.bbc.co.uk/programmes/b00729d9 (5 de marzo de 2012). They show us how the drive of individual self-interest in an environment of similarly motivated individuals will result in competition; and they further demonstrate how competition will result in the provision of those goods that society wants, in the quantities that society desires, and at the prices society is prepared to pay”. Robert L. Heilbroner, THE WORLDLY PHILOSOPHERS: THE LIVES, TIMES, AND IDEAS OF THE GREAT ECONOMIC th THINKERS 54 (7 ed. 1995),. 69 Steven Levitt and Steven Dubner, SUPERFREAKONOMICS 139 (2009).

27

humanos no son un bien que no deben estar en el mercado, pero que desafortunadamente lo están. Sandel, en la primera conferencia de la serie Reith Lectures, menciona que la mercantilización trae consigo un cambio de conducta que, a su razonamiento, no son moralmente correctas. Como ejemplo del cambio de conducta, Sandel ofrece el ejemplo de un cuido que transforma una multa a un pago. Si un padre recoge a su hijo de la escuela tarde, la escuela impone una multa. Al imponer la multa, el padre entiende que tiene derecho a recoger a su hijo tarde ya que, por un pago establecido, puede comprar dicho derecho. Sandel sobre simplifica este ejemplo. Si la multa está dentro del valor que los padres piensan que es el cuido extendido, se convertirá en un bien y cambiará la conducta negativamente. Si la multa es sobre el valor que un padre está dispuesto a pagar por el horario extendido, se mantendrá como una multa y, por consiguiente, se obtendrá el resultado esperado. Como último ejemplo en la conferencia, Sandel presenta el efecto que tiene la mercantilización sobre los bienes en el mercado. Esto puede tener dos posibles efectos.

Primero, elimina posibles intenciones altruistas que un individuo pueda tener en ciertas ocasiones. Segundo, puede disminuir la calidad del producto en sí. 70 Sandel arguye que la mercantilización de la sangre produce estos efectos. Los donantes disminuyen ya que el Al introducir una

mercado creo una expectativa de pago, de remuneración por el bien.

expectativa de pago, el mercado atrae entes que tienen una necesidad económica. De igual manera, al eliminar el propósito altruista del acto de donar sangre, atrae personas cuya sangre puede estar infectada. Esto responde a que el fin ulterior del donar sangre no es ayudar, sino el recibir recompensa.71

70 71

Michael Sandel, Reith Lectures, A NEW CITIZENSHIP. http://www.bbc.co.uk/programmes/b00729d9 (5 de marzo de 2012). Sandel, supra.

28

Así también lo describe la Profesora Glenda Labadie-Jackson sobre la madre subrogada en la comunidad latina estadounidense: Otro planteamiento que suele levantarse para rechazar la validez de los acuerdos de maternidad subrogada es que éstos explotan la capacidad reproductiva de la mujer y constituyen la comercialización de la reproducción. … Finalmente, la subrogación también ha sido atacada por el fundamento que constituye una especie de esclavitud para las mujeres de escasos recursos económicos.72 Labadie incluye ambos argumentos. Por un lado, la capacidad reproductiva de la mujer esta siendo deteriorada. El “bien”, que en este caso es el cuerpo, está siendo “explotado”, por consiguiente “bajando de calidad”. En otras palabras, una mujer está siendo afectada con el propósito de que ésta pueda superarse económicamente. Aquí hay un problema de libertad en el mercado. Los ejemplos anteriores reflejan varios escenarios. Primero, como la distribución

económica obliga a ciertos sectores a tomar decisiones que de ordinario no tomarían ya que el factor determinante es la necesidad económica. Esto esta reflejado por la facilidad de la

mercantilización de bienes económicos. Así se refleja en el ejemplo de la venta de sangre donde ciertos actos mercantilizan bienes y así frustrando las mismas consideraciones económicas y del mercado que han razonado a favor de la mercantilización. La sobre mercantilización también lleva a aquellos con poder adquisitivo a comprar derechos que no necesariamente estaban en el ámbito económico. Así, se obvia consideraciones morales ya que la moralidad se ha definido, según Sandel, por el mercado. Finalmente, Sandel argumenta que la mercantilización creará división socio-económica, frustrando los propósitos comunitarios. Como resultado de lo

anterior, Sandel concluye que nos hemos convertido en una sociedad de mercado, por lo que el mercado dicta todas las áreas de nuestras vidas.
72

Glenda Labadie-Jackson. Los Derechos Reproductivos de las Latinas y los Acuerdos Comerciales de Maternidad Subrogada14 Tex. Hisp. J.L. & Pol’y 29, 41 (2008).

29

No se utiliza el mercado económico como instrumento, sino se ha convertido en la norma para decidir que acciones son permitidas o no son permitidas, obviando así consideraciones morales y emocionales que necesariamente deben estar fuera del ámbito del mercado. Sandel añade que el mercado no refleja el valor de ciertos bienes correctamente. De hecho, el valorar bienes, tales como la vida humana, es simplemente un número especulativo. Lo que comienza como un instrumento, un proceso técnico, se convierte como la norma y no en un proceso de deliberación democrática. Este es el problema del mercado, según Sandel. Sandel, implícitamente, rechaza la presunción básica de la teoría de libre mercado en la que vivimos. Rechaza la idea de individualidad, la libertad para actuar dentro del mercado y valorar los bienes según su propio estándar moral. Sandel quiere uniformar ciertos valores para que sean valores de una sociedad y no valores individuales. Como posible interpretación del proyecto de su teoría, Sandel pretende eliminar ciertos bienes del mercado diciendo que son demasiado sagrados para poder ser intercambiados y generar ganancias. Como resultado, la educación, como ejemplo, será de alto valor a la sociedad, independientemente del valor individual. Sandel peca en aplicar su escala de valores a ciertos bienes e ignora ciertos

elementos positivos que trae el mercado sobre esos bienes. Lo importante no es sacar a la educación del mercado, sino ofrecer a todo individuo participar en el mercado de manera justa para poder realizarse dentro de un mercado. No tan solo corremos el riesgo de perder la libertad sobre nuestras acciones, sino que, bajo el esquema presentado, estamos ante una necesidad de delegarle a un ente, en este caso el Estado, la determinación de que bienes están o no en el mercado. Esto, necesariamente, se hace con reglamentación. La pregunta sería, ¿queremos delegarle este poder al gobierno? Existen dos opciones, mantener el poder en el sector individual o extender el ámbito político. Si fuésemos a

30

extender al ámbito político la premisa seguiría siendo similar: en vez de hablar de los límites morales del mercado estaríamos hablando de los límites morales de la esfera política. El mercado, a través de la decisión individual de cada individuo, permite al individuo a decidir que entiende que comprar y que no; decide si pagar a un niño por leer o no hacerlo. Al extender al ámbito político se corren dos riesgos: que el Estado dicte que es moralmente aceptable, que es un área problemática de por si; y que el riesgo de que la participación del individuo sea limitada e, incluso, inexistente. ii. Visión habilitadora del mercado Como se menciona anteriormente, Richard Posner utiliza la racionalización del mercado para determinar lo que es justo y no es justo. Al entrar en este análisis, Posner enfatiza que la presunción básica de las dinámicas del mercado es la libertad de cada individuo de maximizar sus preferencias.73 Ciertamente, dicho postulado funciona cuando el individuo interactúa en el mercado; de no ser así, las teorías económicas no cobrarían vida. Al visualizar todo elemento como posible bien del mercado, Posner intuitivamente busca aplicar los elementos habilitadores del mercado. El mercado tiene dos elementos habilitadores que han de exaltarse. El mercado ofrece, como elemento habilitador, una oportunidad de resolver un problema de interpretación. Dworkin dice: “We take the concepts to describe values, but we disagree, sometimes to a marked degree, about what these values are and how they should be expressed… [W]e hold somewhat different theories about which values best justify what we accept as a central or paradigm feature of that practice.”74 La libertad como individuos que ofrece el mercado permite que cada individuo la distinción en valores. El número es una unidad uniforme.

73
74

Richard Posner, THE ECONOMICS OF JUSTICE 1(1983). Ronald Dworkin, JUSTICE FOR HEDGEHOGS 7 (2011).

31

Al permitir cada individuo medir, en términos cuantitativos, que es justo o equitativo, permite que de manera simple se compare la valoración moral de cada individuo. Así, a diferencia de lo que plantea Michael Sandel, se facilita el proceso democrático ya que ofrece una base común que todos entienden. El problema que ha surgido con este particular es que los individuos del mercado le permiten a las “voces autorizadas” a dictar el valor por ciertos bienes y se permite que la discusión se limite a este valor hipotético individual. Como segundo elemento, la competencia del mercado ofrece una necesidad de innovación, eficiencia y utilización de recursos de manera juiciosa. principio básico de la competencia. La innovación es un

Al incluir, por ejemplo, la educación en el mercado,

permitiría a diferentes instituciones a crear nuevos programas, proponer nuevas ideas de pensamiento, desarrollar nuevos currículos, y demás. Richard Posner destaca la importancia de la eficiencia en todo mercado. Los recursos son limitados. Si no se impone una estructura de eficiencia, basada en el mercado, perderíamos recursos y le llegarían a menos individuos. Esto, según Posner, no es justo. Como propone Michael Sandel y Fernando Atria75, al sacamos la educación del mercado, corremos el riesgo de perder los elementos habilitadores del mercado sobre la educación. En cuanto al tema de la educación, hay dos facetas que considerar al tratar de des-mercantilizar. En la faceta de acceso de parte de los estudiantes, la des-mercantilización cumplirá su propósito ya que estará fuera de manos del mercado y habrá acceso pleno. Pero, aunque se des-mercantilice, la educación seguirá respondiendo a las necesidades del mercado, por la cual estará atada a unas exigencias del mercado que estará fuera de su control. Este dualismo puede proveer el espacio de innovación y competencia que provee el mercado. Entonces la pregunta se reduce, ¿cómo crear una sociedad donde los efectos restrictivos del mercado se limiten y, a su vez, ampliar los elementos habilitadores? La solución no es
75

Fernando Atria, Las cosas cambian cuando le pones un ‘Tu’: Sobre universalimso, Focalización y Regresividad. (2011).

32

extender estos bienes al ámbito político. Tampoco se deben quitar los bienes del mercado. La solución necesariamente es con el individuo. En un sistema capitalista, donde se exalta la libertad individual, se tiene que promocionar el cambio moral deseado en el individuo. Si queremos fomentar una sociedad que lea libros por placer o donar sangre voluntariamente, esto se debe hacer a través de la visión del individuo, a través de decisiones morales. Debemos, por ende, respetar las decisiones individuales.

IV.

Conclusión

El estudio se enfocó en analizar dos partidas: una histórica y otra conceptual. Dentro de la primera, se analizó como las teorías económicas cambiaron a la luz de ciertos teóricos y eventos históricos. En varios momentos se encontró que si, en efecto, hay un paralelismo entre la teoría económica prevaleciente y las teorías de justicia que se desarrollaron. En otras ocasiones, es evidente que la concepción de justicia era con intentos de eliminar la influencia del libre mercado. La teoría económica actual fue mayormente influenciada por el movimiento

intelectual que tomó libertades para concluir que el razonamiento, la mecánica y la influencia económica pueden utilizarse para analizar la mayoría de los problemas políticos y sociales prevalecientes. El movimiento de Chicago fue extremadamente criticado por la expansión, pero, inevitablemente tuvo el efecto de acaparar la manera en que los ciudadanos percibimos los problemas cotidianos. Ante esta situación, teóricos como Michael Sandel y Fernando Atria han buscado eliminar el efecto que tuvo el movimiento “Law and Economics”. En la segunda parte del escrito, se analizaron temas específicos de la justicia. Primero, se analizó en concepto de libertad, “self-ownership” y el mercado. Bajo esa premisa, la concepción del mercado es similar a las corrientes liberales de justicia. Se concluyó que el Estado limitar sus

33

actuaciones a asegurar que los entes del mercado tengan igual de oportunidad de acceder al elemento que los permitan ser jugadores libres en el mercado. El no permitirlo equivaldría a una limitación sobre la libertad y el “self-ownership”. Como segundo elemento, se estudió el

concepto de justicia distributiva. En este tema, analizó brevemente tres doctrinas de como se debe ejecutar la distribución. Se enfatizó en como Posner visualiza la justicia distributiva dentro del ámbito capitalista. El tercer elemento estudiado fue la inequidad social y el mercado. Bajo este esquema, se desmintió la concepción de que el mercado es un regulador de discrimen social. Como resultado, se entiende que se deben tomar medidas, a nivel estatal y a nivel personal para atacar posibles problemas. Particularmente, se hace énfasis que en el momento que la sociedad, en su ámbito personal, moralmente cambie de una conducta que se considera negativa, el mercado efectivamente puede ser regulador de las inequidades sociales. Finalmente, se exploró la teoría de Michael Sandel y que bienes deben y no deben estar en el mercado. Bajo la óptica de Sandel, ciertos bienes deben estar fuera del mercado ya que cargan consecuencias negativas de índole de relaciones económica y social. Aquí se exploró la posibilidad de ver al mercado como un ente habilitador. El mercado ofrece ciertas ventajas que pueden trascender a mejorar la calidad de ciertos servicios. Se debe, entonces buscar alguna manera de disminuir los efectos restrictivos y permitir que los habilitadores puedan desarrollarse. Para esto, debe haber, como se mencionó, un deseo para cambiar como el individuo valora ciertos bienes, transacciones y actuaciones morales. Aunque está fuera del marco del estudio, Daniel M. Hausman y Michael S. McPherson intentan encontrar un punto medio al estudio de la moralidad y el análisis económico76. Este análisis debe ser parte de la discusión para tratar de atemperar los problemas que existen entre las teorías económicas y las teorías de justicia.

76

Daniel M. Hausman. ECONOMIC ANALISIS, MORAL PHILOSOPHY, AND PUBLIC POLICY (2nd ed., 2006).

34

#401 10 5052 Seminario: Teorías de la Justicia

8 de mayo de 2012 Prof. Érika Fontánez

Teoría del Mercado y su influencia en las Teorías de la Justicia

Bibliografía
Aristóteles, Politics, http://classics.mit.edu/Aristotle/politics.2.two.html (6 de mayo de 2012). Cass Sustein, FREE MARKETS AND SOCIAL JUSTICE 151. (1997). Daniel M. Hausman. ECONOMIC ANALISIS, MORAL PHILOSOPHY, AND PUBLIC POLICY (2nd ed., 2006). Fernando Atria, Las cosas cambian cuando le pones un ‘Tu’: Sobre universalismo, Focalización y Regresividad. (2011). Glenda Labadie-Jackson. Los Derechos Reproductivos de las Latinas y los Acuerdos Comerciales de Maternidad Subrogada14 Tex. Hisp. J.L. & Pol’y 29, 41 (2008). Jeremy Bentham, Principles of Morals and Legislations, in JUSTICE: READER. (Michael Sandel ed., 2007). John Locke, Second Treatise of Government, in JUSTICE: READER. (Michael Sandel ed., 2007). John Stuart Mill, Utilitarism, in JUSTICE: READER. (Michael Sandel ed., 2007). John Rawls, A Theory of Justice, in JUSTICE: READER. 206 (Michael Sandel ed., 2007). Michael Sandel, Reith Lectures, A NEW CITIZENSHIP. http://www.bbc.co.uk/programmes/b00729d9 (5 de marzo de 2012). Michael Sandel, JUSTICE: WHAT IS THE RIGHT THING TO DO? (electronic book, 2009). Michael Sandel, What Isn’t for Sale, THE ATLANTIC. http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2012/04/whatisn-8217-t-for-sale/8902/ (5 de abril de 2012). Milton & Rose Friedman, A Theory of Justice, in JUSTICE: READER. 59 (Michael Sandel ed., 2007). Robert Nozick, Anarchy, State, and Utopia, in JUSTICE: READER. (Michael Sandel ed., 2007). Robert L. Heilbroner, THE WORLDLY PHILOSOPHERS: THE LIVES, TIMES, AND IDEAS OF THE GREAT ECONOMIC th THINKERS (7 ed. 1995). Richard Posner, THE ECONOMICS OF JUSTICE (1983). Ron Harris, The Uses of History in Law and Economics, 4 Theoretical Inq. L. 659 (2003). Ronald Dworkin, JUSTICE FOR HEDGEHOGS 365 (2011). Steven Levitt and Steven Dubner, SUPERFREAKONOMICS 139 (2009).

35

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->