P. 1
Exploración física de cabeza, cara y cuello

Exploración física de cabeza, cara y cuello

|Views: 1.299|Likes:
Publicado porJoel
Exploración física de cabeza, cara y cuello. Material útil para semiología médica.
Exploración física de cabeza, cara y cuello. Material útil para semiología médica.

More info:

Published by: Joel on Oct 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2014

pdf

text

original

Sections

UNIVERSIDAD DE LOS ANDES - VENEZUELA.
Joel Quiroz Véjar.

La exploración de cabeza y cara, se realiza por medio de las cuatro técnicas de exploración
física ya estudiadas: Inspección, palpación, auscultación y percusión, pero dando especial atención
la inspección y a la palpación.

EQUIPO REQUERIDO

• Cinta métrica.

• Estetoscopio.

Durante la inspección de cabeza y cara se debe tomar en cuenta una serie de aspectos que

se señalan a continuación:

POSICIÓN DE LA CABEZA: En condiciones habituales, ésta debe mantenerse erguida y
quieta. La inclinación de la cabeza hacia un lado se relaciona con pérdida de la visión o audición
unilateral, en aras de favorecer un ojo. Los movimientos de balanceo o sacudida en el plano
horizontal se asocian a temblor, mientras que los movimientos en el plano vertical (de
asentimiento) se asocian a insuficiencia aórtica, especialmente si los movimientos son sincrónicos
con el pulso. La cabeza debe estar derecha e inmóvil (normal). Si se aprecia temblor de la cabeza,
es anormal.

Ejemplos de diagnóstico diferencial: temblor del Parkinson o insuficiencia aórtica

importante (Signo de Musset*).

*Signo de Musset: Sacudidas de la cabeza, rítmicas con los latidos cardiacos, en los pacientes
afectos de insuficiencia aórtica (Alfred de Musset experimentó por primera vez este signo sobre
sí mismo). Se observa igualmente en el aneurisma del cayado de la aorta y en el bocio
exoftálmico. También se observa en pacientes con volumen sistólico grande (Sx de corazón
hipercinético) e incluso en pacientes con derrame pleural masivo izquierdo. Una variante del
signo de Musset ocurre en la regurgitación tricuspídea, en que la inclinación de la cabeza tiende
a ser más lateral, como resultado de la columna de sangre regurgitante que asciende por la vena
cava superior.

TAMAÑO: Es necesario valorar el tamaño del cráneo y clasificarlo en normal, microcefalia

y macrocefalia.

EXPLORACIÓN FÍSICA DE CABEZA, CARA Y CUELLO

INSPECCIÓN

EXPLORACIÓN FÍSICA DE CABEZA Y CARA

FORMA: Se debe evaluar este aspecto en relación con los rasgos de la cara tales como los
párpados, cejas, hendiduras palpebrales, pliegues nasolabiales y boca; se debe hacer dicha
valoración tanto en reposo, en movimiento y en los gestos expresivos. Es importante recalcar
que las características de la cara varían en función de la raza, sexo y constitución corporal. Se debe
prestar atención a los cambios de forma de la cabeza o manifestaciones inusuales tales como
inflamación, edema, tosquedad de facciones, prominencias oculares.

SIMETRÍA: Al igual que la forma, debe analizarse con respecto a párpados, cejas,
hendiduras palpebrales, pliegues nasolabiales y boca, tanto en reposo como en movimiento y en
expresión. Es común cierto grado de asimetría, pero si se presenta se debe valorar si afecta todos
los rasgos de la cara o sólo algunos como la frente, la porción inferior de la cara o la boca, ya que
esto permite diferenciar parálisis del facial (toda la hemicara), paresia del mismo (hemicara
inferior) o bien lesión periférica del V par (afectación de la boca). De igual modo, a nivel de cabeza
se debe valorar la simetría, denotando en caso de cualquier alteración cuál es la causa que la
produce.

INTEGRIDAD: Se debe evaluar y decir si se encuentra indemne o presenta lesiones, en
cuyo caso se debe describir cada una de ellas bajo características como tamaño, forma, color,
elevación o depresión, textura, presencia de exudados y, de ser así, percatar color, olor, cantidad
y consistencia de dicha secreción.

CUERO CABELLUDO: Alopecia, tumores, arrugas, caspa.

TICS: se deben valorar los tics, es decir las contracciones musculares espasmódicas de
cabeza, cara y cuello, lo cual puede estar relacionado con compresión o alteraciones degenerativas
de los nervios faciales, aunque también pueden ser psicógenos.

FACIES CARACTERÍSTICAS: Se debe integrar las características faciales a una facie.

El término latino facies significa cara y se refiere a rasgos faciales peculiares e inusuales, que
suelen ser patognomónicos de una enfermedad dada. El médico observador puede reconocer con
prontitud estos rasgos y elaborar el diagnóstico simplemente con ver al paciente.

Consiste en la pérdida del color rosado normal, con palidez generalizada que

FACIES ANÉMICA:

puede comprometer hasta los labios. Para que el cambio se haga evidente, se requiere un
descenso significativo de la hemoglobina (menos de 9 a 10 g/dL).

FACIES

Paciente presenta coloración azulada más notable en las mejillas, la nariz, los

FACIES CIANÓTICA:

lóbulos de las orejas y los labios. Se presenta cuando la hemoglobina reducida supera los 5 g/dL.

Paciente presenta coloración amarilla de la cara y las conjuntivas bulbares por

FACIES ICTÉRICA:

aumento de la bilirrubina plasmática. La totalidad del color varía en relación con el mecanismo de
la ictericia.

Amarillo claro – limón Ictericia hemolítica.
Rubí Ictericia hepatocelular.
Verdínico Ictericia obstructiva.

FACIES URÉMIC Paciente presenta coloración pálida amarillenta, con algún grado de
A:

abotagamiento debido a la anemia y el edema palpebral, debido a retención de cromógenos
urinarios. Además de estos cambios de coloración, el paciente presenta escarcha urémica,
condición en que la urea y sus derivados son secretados a través de la piel por medio del sudor, el
cual se evapora y deja las porciones sólidas de la urea en una especia de escarcha; por este
motivo, estos pacientes requieren baños con mayor frecuencia. Se observa en pacientes con
insuficiencia renal crónica.

El edema de la cara se hace muy prominente en los parpados debido a la

FACIES EDEMATOSA:

laxitud de su tejido celular subcutáneo. Es muy característica de la glomerulonefritis difusa aguda y
del síndrome nefrótico.

Es una facies cianótica con marcado predominio en las mejillas, eritrocianóticas

FACIES MITRAL:

con los surcos nasogenianos pálidos. La facies mitral es característica de pacientes con estenosis
mitral y se caracteriza por mejillas rosadas y levemente cianóticas. Esta forma de cianosis afecta
principalmente a partes periféricas del cuerpo (es decir, se trata de acrocianosis), como la punta
de la nariz, mejillas, manos y pies. Se debe a la desaturación de la sangre periférica resultante del
gasto cardíaco bajo de carácter fijo. Cuando ocurren insuficiencia del miocardio derecho y
regurgitación tricuspídea en pacientes con estenosis mitral como resultado de hipertensión
pulmonar que data de antiguo, el color general de la piel se vuelve cetrino y, en muchos casos,
francamente ictérico. Ello contrasta con la cianosis persistente en las mejillas.

La cara se redondea con epicanto en el ángulo interno de los ojos,

FACIES MONGOLOIDE:

hipertelorismo, orejas pequeñas y de baja implantación, nariz en silla de montar, macroglosia
relativa, labios grandes, microcefalia. Característica de pacientes con síndrome de Down.

La cara es redondeada, tumefacta, opaca, con los párpados hinchados y

FACIES HIPOTIROIDEA:

“achinados” por edema. Presentan piel seca, mirada triste de porcino y voz arrastrada. Cabello
opaco, seco y quebradizo.

Cara adelgazada, con los relieves óseos marcados y exoftalmía bilateral,

FACIES HIPERTIROIDEA:

con la hendidura palpebral muy separada, mirada fija y brillante, expresión de susto o sorpresa
con rigidez, intensos cambios vasomotores de la piel de la cara.

Cara redondeada o de “luna llena” (abotagada y con papada), con

FACIES CUSHINGOIDEA:

rubicundez de los pómulos, vista de frente se ocultan las orejas, cuello de toro, piel delgada con
estrías cutáneas, puede estar acompañada de hirsutismo.

Los rasgos se agrandan por crecimiento óseo y de los tejidos blandos. La

FACIES ACROMEGÁLICA:

frente presenta arcos superciliares marcados, nariz ancha, labios engrosados, mandíbula
aumentada con tendencia al prognatismo, arcos cigomáticos prominentes, gran desarrollo de la
lengua, cejas pobladas y unidas por la parte interna. Da una impresión general de tosquedad.

Presenta disminución en la motilidad facial con escasa expresividad y

FACIES PARKINSONIANA:

mirada fija (hipomimia). La cara se hace grasosa y brillante (cara de pomada), el habla es débil y
farfullante, falta de parpadeo y boca entreabierta con sialorrea.

Presenta una erupción eritemato-pápuloescamosa que abarca los pómulos y la

FACIES LÚPICA:

nariz, en forma de alas de mariposa. Se acentúa con exposición al sol.

Presenta ptosis palpebral bilateral, inclinando la cabeza hacia atrás para ver

FACIES MIASTÉNICA:

mejor. Los ojos se muestran inmóviles, con expresión somnolienta y la mímica disminuye,
comisuras labiales caídas. La debilidad de los músculos faciales provoca falta de expresividad de la
cara y aspecto apático. Característica de pacientes con miastenia gravis.

Aparece con la desnutrición extrema y neoplasias. La disminución del

FACIES CAQUÉCTICA:

panículo adiposo hace resaltar los relieves óseos (arcos cigomáticos, órbitas, regiones temporales)
y los rasgos se afilan. Paciente presenta palidez, cara triste y cansada, con un tinte pardo-grisáceo.

La mirada es vaga e inexpresiva con tendencia al llanto fácil. Se observan

FACIES DEPRESIVA:

pliegues marcados en la frente y signo del omega melancólico (repliegue de la piel del entrecejo
semejante a la letra griega omega “Ω” y que se llegó a considerar como característico de la
melancolía)

La atrofia muscular da a la cara un aspecto emaciado, pálido, inmóvil, con falta

FACIES ANTONINA:

de oclusión de los dientes y eversión de los párpados, ojos fijos, secos y vagos. Característica de
pacientes con lepra nerviosa.

Se tipifica por rebordes prominentes y surcos en frente y mejillas. También

FACIES LEONINA:

llamada leontiasis, se debe aspecto leonino de los pacientes afectados. Característica de pacientes
con lepra lepromatosa.

Se singulariza por nariz corta y respingada, ojos muy espaciados,

FACIES MARFILEÑA O DE FAUNO:

mejillas regordetas, boca ancha y abierta, voz ronca y grave, y personalidad amistosa. Suele
relacionarse con la hipocalcemia, estenosis aórtica supravalvular y retraso mental.

Es la cara aniñada característica del querubismo, una displasia fibrosa

FACIES DE QUERUBÍN:

familiar del maxilar inferior caracterizada por el agrandamiento de este hueso en la niñez y su
regresión en la edad adulta. También ocurre en algunas formas de glucogenosis.

Es característica de pacientes con regurgitación aórtica o insuficiencia

FACIES DE CORVISART:

cardíaca. Es una cara hinchada, purpúrea y cianótica, con párpados hinchados y ojos brillantes. La
describió originalmente el médico francés Jean Nicolás Corvisart, uno de los maestros Laennec y el
principal defensor del uso de la percusión en el diagnóstico junto al lecho del paciente.

Es una expresión tensa e impresionante, con los ojos hundidos, nariz

FACIES HIPOCRÁTICA:

afilada, mejillas y sienes hundidas, labios secos y agrietados, boca abierta, orejas frías y retraídas, y
piel de color gris plomo. La descubrió originalmente Hipócrates y suele observarse en la muerte
inminente como resultado de enfermedades graves y prolongadas.

Es una entidad cada vez más familiar, dada la prevalencia de esta adicción.

FACIES DE FUMADOR:

Los fumadores tienden a verse mucho más viejos de lo correspondiente a su edad. Poseen rasgos
faciales toscos y piel arrugada, grisácea y atrófica. Comparar fotografías de fumadores y no
fumadores puede ser una forma adecuada de desalentar el tabaquismo en adolescentes (ante
todo, en mujeres) incluso mejor que citar las estadísticas de cáncer más recientes.

El paciente presenta cara alargada, con la boca abierta y aspecto de tonto en

FACIES ADENOIDEA:

niños con hipertrofia adenoidea. Suele acompañarse de nariz y fosas nasales angostas. La boca
siempre está abierta como resultado de la congestión respiratoria superior, la cual obliga a que el
paciente respire por la boca. La facies adenoidea también es característica de las alergias
recurrentes de vías respiratorias superiores. Sus rasgos diagnósticos incluyen:
1) Líneas de Dennie, que son pliegues horizontales bajo ambos párpados inferiores
(descritos originalmente por el médico estadounidense Charles Dennie).
2) Pliegue nasal horizontal, situado justo arriba de la punta de la nariz, que resulta de
limpiarse repetidas veces hacia arriba las secreciones nasales.
3) Sombras alérgicas, que son sombras bilaterales bajo los ojos, producidas por la

congestión venosa crónica.

Dicho sea de paso, la limpieza ascendente de las secreciones nasales con la palma o dorso de la
mano es tan frecuente en estos sujetos que suele denominarse “saludo alérgico”.

La facies de niños con alergias respiratorias superiores o adenoides hipertróficas es tan
característica que el médico astuto usualmente elabora el diagnóstico con sólo ver al paciente.

Paciente con cara similar a la de una vaca, presente en el síndrome de Greig, se

FACIES BOVINA:

caracteriza por hipertelorismo ocular (separación excesiva entre los ojos) a causa de
agrandamiento del esfenoides. Suele acompañarse de otras deformidades congénitas, como la
osteogénesis imperfecta, deformidad de Sprengel (elevación congénita de los omoplatos) y retraso
mental.

Presente en pacientes con regurgitación/insuficiencia aórtica. Se singulariza por

FACIES AÓRTICA:

su complexión pálida, cetrina (amarillo-verdosa). Color pálido, de suave tinte amarillento, con las
arterias temporales y carótidas animadas de amplios latidos y las mejillas con una ligera coloración
rosada, intermitente y sincrónica con el pulso. Estos pacientes presentan el signo de Musset.

Estos pacientes presentan cutis laxo y se caracteriza por la piel facial laxa

FACIES DE SABUESO:

que cuelga en pliegues (como un sabueso). El cutis laxo o dermatocalasia es una enfermedad
congénita que se caracteriza por degeneración de fibras elásticas y causa que la piel excesiva
cuelgue en pliegues. También puede haber anomalías vasculares, además de enfisema pulmonar y
divertículos del tubo digestivo o vejiga.

Es el aspecto tosco y semejante a gárgola de la cara en los

FACIES HURLERIANA O DE GÁRGOLA:

pacientes con mucopolisacaridosis y mucolipidosis. El síndrome de Hurler se debe a deficiencia de
α-L-Iduronidasa. El resultado es la acumulación de un material intracelular anormal, con
anormalidades graves del desarrollo de los cartílagos y huesos. Los pacientes con Sx de Hurler
presentan enanismo, cifosis, deformidad de extremidades, limitación de los movimientos
articulares (anquilosis), manos en forma de pala, opacidad corneal, macroglosia,
hepatoesplenomegalia, retraso mental y facies hurleriana o de gárgola.

Es característica de agenesia renal bilateral (enfermedad de Potter,

FACIES DE POTTER:

lógicamente incompatible con la vida) y otras malformaciones renales graves. Se tipifica por
hipertelorismo ocular con epicanto prominente, orejas de posición baja, barbilla retraída y
aplanamiento de la nariz.

Es una malformación facial cóncava. Se caracteriza por frente protuberante,

FACIES ESCAFOIDEA:

nariz y maxilar superior hundidos, y barbilla prominente.

Es una expresión facial peculiar, de párpados caídos y ojos inmóviles en

FACIES DE HUTCHINSON:

la oftalmoplejía.

Se puede observar en personas con diversas miopatías congénitas y se parece

FACIES MIOPÁTICA:

en varias formas a la facies miasténica. Sus características son labios protruidos, parpados caídos y
relajamiento general de los músculos faciales por debilidad muscular.

Se relaciona con la Enfermedad de Graves y se caracteriza por exoftalmos y

FACIES DE GRAVES:

retraso palpebral. La expresión suele ser de ansiedad.

Se tipifica clásicamente por la risa sardónica, en la que la boca está abierta con

FACIES TETÁNICA:

los labios densos en sentido transverso, lo cual semeja la expresión del Guasón, el personaje de
Batman.

Es una regordeta de color cetrino (no debido a ictericia sino a

FACIES MIXEDEMATOSA:

acumulación de caroteno), con piel rugosa y reseca, cabello grueso y ojos saltones. Es usual que
falte la porción lateral de las cejas.

Se caracteriza por rubicundez difusa, especialmente de las mejillas, habitualmente

FACIES FEBRIL:

con ojos brillante, ligeramente sudorosa.

Hay nariz pequeña, frente aplanada y arrugada, hipertelorismo, ojos oblicuos,

FACIES CRETÍNICA:

labios gruesos y entreabiertos.

Producida por parálisis del simpático

FACIES DEL SÍNDROME DE CLAUDE BERNARD – HORNER:

cervical, se caracteriza por disminución de la hendidura palpebral (enoftalmos) del lado paralizado,
congestión de la conjuntiva y miosis por predominio de la acción del motor ocular común y ptosis
palpebral. En ocasiones, es posible encontrar heterocromía del iris.

Rostro inmóvil, con la mejilla del lado

FACIES EN LA ENFERMEDAD CEREBROVASCULAR:

paralizado agitada por los movimientos respiratorios.

Hay hemiatrofia facial, con pérdida de las arrugas de

FACIES EN LA PARÁLISIS FACIAL PERIFÉRICA:

la frente, aumento de la hendidura palpebral, epifora, desviación del ojo y de la comisura labial
hacia arriba. Debe diferenciarse de la facies que se observa en la parálisis facial central, en ella no
hay compromiso de la frente, excepto en el caso de la lesión bilateral del nervio facial de origen
central.

Cara abotagada y cianótica, ingurgitación de las venas del cuello y de la

FACIES MEDIASTÍNICA:

cabeza. Se presenta por obstrucción de la vena cava superior.

Es pálida, refleja ansiedad, angustia, terror.

FACIES POR ANGINA DE PECHO:

Piel con tinte gris plomizo (como ceniza), se observa una

FACIES POR INFARTO DEL MIOCARDIO:

expresión de terror similar a la anterior.

Cianosis, labios color rojo negruzco, conjuntiva ocular

FACIES POR CARDIOPATÍA CONGÉNITA:

inyectada, epicanto y orejas puntiagudas.

La facies rosada y aún rubicunda es habitual en el niño, a causa de su piel fina

FACIES RUBICUNDA:

con transparencia de la red capilar. También es normal en la emoción y en las personas expuestas
al calor o la intemperie por vasodilatación de la red capilar. Una causa importante de facies rosada
o rubicunda, también por vasodilatación capilar, son los procesos febriles en general, hay dos
importantes; facies neumónica, algo cianótica y con disnea, coloración rosada cianótica a manera
de mancha, más acentuada en una de las mejillas, correspondiente al lado del pulmón enfermo
por vasodilatación refleja simpática.

La escarlatina produce eritema rosado difuso, con un punteado rojizo, que sólo respeta los surcos
nasogenianos, dando a la cara una facies escarlatinosa. En la poliglobulia se ve un tinte cianótico,
congestión conjuntival e intensa coloración roja difusa de toda la boca, lengua, paladar y fauces.

Las eritrodermias producen color rojo en toda la piel, en general por causas alérgicas, físicas,
químicas e infecciosas y por la exposición intempestiva al sol, en los primeros días de playa o de
campo.

El alcoholismo crónico origina una facies rubicunda eritrósica, por vasodilatación de la red
subcapilar; cuando es de larga data, coexiste con pequeñas telangiectasias en las mejillas, lóbulo
de la nariz y orejas.

Hay contracciones de la musculatura facial, palidez cianótica de las mejillas

FACIES PANCREÁTICA:

y enoftalmos.

Mejillas hundidas, frente arrugada, mirada brillante, temblor palpebral y

FACIES ULCEROSA:

midriasis.

Conjuntivas ictéricas, rubor y telangiectasias en la frente, pómulos y dorso de

FACIES CIRRÓTICA:

la nariz.

Color de la piel sepia, a veces casi negro bronceado, que se extiende a la

FACIES ADDISONIANA:

mucosa bucal y orificios naturales como recto y vagina.

En la mujer hay vello en las patillas, labio superior, mentón, a veces se puede

FACIES VIRILIZANTE:

constituir una barba de varón; se encuentra en tumores corticosuprarrenales y en el ovario.

Rasgos desencajados, mirada vaga por hipotonía en caso de dolor profundo o

FACIES DOLOROSA:

contractura muscular facial, sudoración, ceño fruncido, expresión de angustia y midriasis.

Facies descompuesta, inanimada, con mirada inmóvil y velada en los

FACIES PREAGÓNICA:

moribundos.

Pacientes con mandíbula hipoplásica, boca grande, labios gruesos, nariz

FACIES DE DUENDE:

gruesa y ancha con la punta elevada, frente amplia, ojos grandes y estrabismo convergente, los
dientes muestran separación marcada con reducción en el tamaño e hipoplasia generalizada de la
mayor parte de ellos. Característica del Sx de Williams

Signo de Graefe: Defecto de sincronismo entre los movimientos de elevación y de
descenso del párpado superior y los movimientos semejantes del globo ocular. Se observa en el
bocio exoftálmico. Ocurre en algunos hipertiroidismos y consiste en que al solicitar al paciente
que siga con la vista el dedo del examinador que se desplaza de arriba hacia abajo, el párpado
superior se va quedando atrás y se alcanza a ver la esclera entre el límite superior del iris y el
borde del párpado. En todo caso, es frecuente que en cuadros de hipertiroidismo ocurra una
mirada más expresiva, que no es un signo de Graefe propiamente dicho ni un exoftalmos, pero
que refleja una tendencia del párpado superior a estar discretamente retraído.

CAUSAS DE DOLOR FACIAL:

-Arteritis de la temporal.
-Fractura facial.
-Sinusitis.
-Neuralgia del Trigémino.
-Alteraciones de la ATM.
-Caries y abscesos dentales.
-Neuralgia posherpética (Herpes zóster).
-Fibrosis quística.
-Glaucoma.
-Esclerosis múltiple (desmielinización).

-Carotidinia.
-Dolor facial idiopático o atípico.
-Melanoma.
-Sialolitiasis.
-Parotiditis.
-Adenoiditis.
-Carcinoma mioepitelial.
-Rinitis atrófica.
-Celulitis orbitaria.
-Mucormicosis.
-Neurofibromatosis II.
-Zigomicosis rinocerebral.
-Exposición crónica a plomo, mercurio, arsénico, talio. (Químicos que causan dolor

facial/neuropatías).

CAUSAS DE CRANEOTABES:

-Raquitismo.
-Osteogénesis imperfecta.
-Marasmo.
-Sífilis.
-Talasemias.
-Deficiencia prenatal de vitamina D.
-Cistinosis.
-Hipervitaminosis A.

Mida el perímetro cefálico del niño y compárelo con el tamaño esperado para su edad en
una gráfica de crecimiento. Observe la cabeza del niño desde todos los ángulos para estudiar la
simetría de su forma, anotando cualquier tipo de prominencia o hinchazón.

Inspeccione el cuero cabelludo en busca de costras y escamas, venas dilatadas, exceso de
pelo o una línea poco usual de inserción del cabello.

Se debe palpar firmemente el cuero cabelludo por detrás y encima de los oídos para
detectar craneotabes, en cuyo caso se denota una sensación de castañeteo (similar a una pelota
de ping pong).

Es posible reconocer a un especialista en pediatría por el primer movimiento que hace al
explorar a un lactante. Su mano se dirige casi instintivamente a palpar la fontanela.

Inspeccione la cara en relación con la distribución de los rasgos, la simetría, la parálisis y el
color y la textura de la piel. La posición del recién nacido en el útero puede haber causado cierto
grado de asimetría facial.

Inspeccione el cuello del lactante en cuanto a su simetría, tamaño y forma.

INSPECCIÓN EN POBLACIONES ESPECIALES

Se debe realizar la palpación del cráneo mediante movimientos rotatorios suaves,
avanzando sistemáticamente desde la frente hacia el occipucio. Se deben valorar los siguientes
aspectos:

SIMETRÍA DEL CRÁNEO.

RELIEVES: Los huesos craneales deben ser indistinguibles, ya que las suturas dejan de ser
palpables a partir de los 6 meses de edad, sin embargo, es posible percibir la elevación de la sutura
sagital. No se debe presentar depresiones o indentaciones, pues pueden ser indicios de fracturas.

CUERO CABELLUDO

o TEXTURA: Éste debe ser totalmente liso. Buscar y describir cicatrices, lesiones,
abrasiones, nódulos, quistes sebáceos, etc., mencionando su localización y tamaño
(lo más aproximado posible y en mm. o cm.). El tamaño es importante describirlo
en masas, quistes, nódulos, tumores, desde su inicio hasta que consulta, con el
objetivo de conocer su evolución. En general, los procesos malignos son de
crecimiento rápido, mientras que los procesos benignos son de crecimiento lento.

o SENSIBILIDAD: Valorar la presencia de zonas hiperalgésicas.

o MOVILIDAD: El cuero cabelludo debe moverse libremente sobre el cráneo.

o PELO: Se debe valorar los aspectos ya vistos en la exploración de pelo, tales como
color, distribución, cantidad, textura, grosor, implantación e higiene. El cabello
debe ser suave, de distribución simétrica y no presentar puntas rotas o abiertas.
Éste se debe explorar desplazando sistemáticamente el pelo hacia los lados, desde
la región frontal hasta la occipital, buscando alteraciones de cualquier tipo
(lesiones, pediculosis, micosis, etc.).

Recordar la alopecia típica del hombre de ubicación bitemporal o en la coronilla.

ARTERIAS TEMPORALES: Se deben palpar estas arterias y observar el curso de las mismas,
buscando engrosamientos, dureza o sensibilidad al tacto que pueda ser asociado a una posible
arteritis de la temporal.

SENSIBILIDAD: Se evalúa al explorar la integridad del V par craneal. Este aspecto
corresponde a otro tema, sin embargo como la práctica clínica va más allá de la esquematización
didáctica se explica en forma breve a continuación:

o TRIGÉMINO (V PAR): Se realiza valorando el componente motor y sensitivo del
mismo; el componente motor se hace al palpar los músculos masticadores mientras el
paciente ejerce presión en los maxilares, valorando en este momento su tono, el cual
debe ser simétrica y carente de fasciculaciones. En cuanto a la parte sensitiva se hace
en una primera intención una pruebe de tacto discriminativo para lo cual se le solicita
la paciente cerrar los ojos y a continuación se toca bilateralmente la piel del cuero

PALPACIÓN

cabelludo, mejilla y barbilla (tres ramas del trigémino), mediante el extremo filoso de
una espátula partida y el extremo romo de la misma, pidiendo al paciente que
identifique si la sensación es de pinchazo o de toque. A continuación con un algodón o
pincel se tocan las tres áreas ya descritas, diciéndole al paciente que indique cuando
siente el estímulo. Se debe explorar también la sensibilidad de la mucosa bucal para lo
cual se emplea un aplicador de madera. La discriminación sensitiva debería ser
simétrica en ambas hemicaras. En caso de que la sensibilidad esté afectada se debe ir a
una segunda fase donde se emplean tubos de ensayo con agua fría y caliente,
procediendo a explorar las zonas ya descritas, ante lo cual el paciente debe indicar si
siente el estímulo frío o caliente.

Importancia: La comprobación de puntos dolorosos sensibles a la presión, que
podrían corresponder a lesiones inflamatorias o malignas de cualquiera de los planos
subyacentes neuralgias de cualquiera de los pares craneales.

ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR: Para palparla, se debe ubicar los dedos
inmediatamente por delante del trago de cada pabellón auricular, a continuación se le pide al
paciente que abra la boca y se desliza la punta de los dedos en la articulación, palpando
suavemente el espacio articular. El oír o palpar un chasquido en las articulaciones
temporomandibulares no es infrecuente (también se logrará escuchar los sonidos
correspondientes al colocar la campana del estetoscopio sobre la ATM en movimiento), pero el
dolor, la crepitación, el bloqueo o un ruido seco puede ser indicativo de disfunción.

Posteriormente, el examinador se coloca frente al paciente y pone las yemas de sus dedos índices
detrás de los tragos en cada conducto auditivo externo. Se tira hacia adelante mientras el paciente
abre la boca. La crepitación o los chasquidos se sienten en las artritis de la ATM (puede hallarse
hipersensible si la artritis reumatoide es la causa).

Adicionalmente se puede valorar la amplitud de los movimientos al solicitar la máxima apertura de
la boca, existiendo un espacio de 3 – 6 cm entre los dientes superiores e inferiores, se solicita
también el movimiento lateral de la mandíbula pudiendo hacerlo en un rango de 1 -2 cm a cada
lado; finalmente se solicita la protrusión y retracción de la mandíbula, los cuales debe realizar sin
alteración.

CAUSAS DE DOLOR DE LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR:

-Visitas al odontólogo.
-Besos bruscos.
-Osteoartritis.
-Bruxismo.
-Fracturas.
-Dislocación de ATM.
-Problemas de oclusión mandibular.
-Gota.
-Desgastes y contactos dentales prematuros.
-Caídas, golpes.
-Sinovitis.
-Capsulitis.
-Artritis psoriásica.
-Artritis reumatoide.
-Artrosis.

-Tumores óseos: Sarcomas, metástasis, osteomas.
-Hiperlaxitud articular general o localizada.
-Anomalías evolutivas: Alteración de cóndilo.
-Acromegalia.
-Procesos infecciosos: Parotiditis.
-Estrés severo.
-Sx de Costen o Sx Temporomandibular (STM).
-Diabetes.
-Espondilitis anquilosante.

CAUSAS DE LIMITACIÓN DE APERTURA MANDIBULAR:

-Esclerodermia.
-Trismo (local).
-Tétanos (generalizada).
-Artritis de la ATM.
-Rabia.
-Cólera.
-Contractura miofibrótica.
-Anquilosis de la ATM.
-Fiebre reumática.
-Tumores de ATM: Granuloma eosinófilo.
-Triquinosis.
-Intoxicación por estricnina (alcaloide presente en la nuez vómica).
-Intoxicación por derivados de la fenotiacina.
-Tercer molar impactado.
-Otitis externa maligna.
-Linfadenitis.
-Neuralgia del Trigémino.
-Esclerodermia.
-Dermatomiositis.
-Tifoidea.
-Septicemia.
-Encefalitis.
-Epilepsia (transitoria).
-Catalepsia.
-Crisis conversiva.
-Fingimiento.

CAUSAS DE LIMITACIÓN DE OCLUSIÓN MANDIBULAR:

-Luxación de ATM.
-Desplazamiento agudo del disco articular, “close-lock” o trabamiento en cierre: El
desplazamiento del disco sin reducción se describe como una alteración o mal alineamiento de la
relación estructural condilo-disco que se produce durante el movimiento mandibular. Por lo tanto
el disco no se reduce o es "permanentemente" desplazado y no mejora su relación con el condilo
durante los movimientos mandibulares. Esta condición algunas veces se conoce como "close lock"
o "trabamiento en cierre".Cuando es agudo se caracteriza por una repentina y marcada limitación
de la apertura bucal por fijación o apiñamiento del disco luego que ha sufrido una deformación, o
adhesión o distrofia.

-Atrofia multisistémica (AMS).
-Parálisis bilateral del Trigémino (diplejía masticatoria).

CAUSAS DE TUMEFACCIÓN DE MEJILLA:

-Hipertrofia del masetero.
-Sinusitis.
-Parotiditis.
-Mucocele.
-Sx. De Melkersson-Rosenthal: Es un trastorno neurológico raro caracterizado por parálisis
facial recurrente, hinchazón de la cara y los labios (en el labio superior), y el desarrollo de los
pliegues y surcos en la lengua

SENOS PARANASALES: Palpar en busca de sensibilidad sinusal. Sólo los senos frontales y
maxilares son accesibles a la exploración clínica. Presionar sobre los senos frontales desde debajo
de las prominencias óseas de los ojos, sin ejercer presión sobre los ojos. Posteriormente presionar
los senos maxilares. Para completar la exploración, se puede emplear la transiluminación de los
senos paranasales. Es anormal encontrar aumento de la sensibilidad al presionar los senos.

La percusión no se hace sistemáticamente, pero por ejemplo, si se sospecha que un paciente
tiene sinusitis, la percusión sobre los senos paranasales puede evocar el dolor. Puede haber
sensibilidad dolorosa asociada a masas (dolor asociado a neoplasias) o a inflamación superficial o
profunda. Al haber visto o palpado una masa no puede dejar de hacerse la percusión, porque la
sensibilidad dolorosa sugiere la presencia de inflamación.

En casos especiales como en la hidrocefalia, la percusión se escucha como en "chasquido de
olla" (que recuerda vasija llena de agua), dada por el aumento de LCR, en el hiperparatiroidismo
se escucha como "melón de agua" (baja tonalidad lejana, diferente del chasquido de alta
tonalidad obtenido del cráneo de individuos sanos), por el cambio en la densidad de los huesos
producido por la hormona paratiroidea.

Signo de McEwen o de “olla en cascada”: Característico de pacientes con hidrocefalia,
fracturas de cráneo (percutiendo el diámetro transversal del cráneo) o diástasis de suturas
(fractura a lo largo de la línea de una sutura). Para buscar este signo, el paciente acerca su oído
directamente sobre la región temporal de un lado y percute con el pulpejo del dedo índice sobre
la región temporal del otro lado. Si existe diástasis de suturas y fontanelas debido a hipertensión
endocraneal, se puede percibir el sonido anormal definido como “olla cascada”, que tiene una
tonalidad diferente a la del ruido de un cráneo normal. En el neonato, que normalmente tiene
las suturas y fontanelas abiertas, este signo puede tener escaso valor.

Signo del sol poniente: Observado también en pacientes hidrocéfalos. Consiste en la
desviación de los globos oculares hacia abajo, debido a compresión del mesencéfalo por el III
ventrículo dilatado.

PERCUSIÓN

Al igual que la percusión, tampoco se realiza sistemáticamente, pero si se sospecha de una
anomalía vascular de cerebro, se deben escuchar soplos sobre el cráneo en ambas sienes y por
encima de los ojos. Para esto, se coloca la campana del estetoscopio sobre la región temporal, los
ojos y debajo del occipucio, significando la presencia de un soplo un alteración vascular. Un
murmullo o un soplo que se localiza en o dentro del cráneo puede deberse a placas
ateroscleroticas, fístulas arteriovenosas, malformaciones vasculares, aneurismas arteriales,
meningioma vascular, o compresión de una masa o tumor sobre una arteria grande, lo que simula
un shunt A-V. Sobre todo en un paciente con una cefalea severa o con sospecha de tumor
cerebral, no puede dejar de auscultarse el cráneo. A veces se escuchan soplos que son sincrónicos
con pulso (siempre que se escuche un soplo o un murmullo, se debe palpar el pulso para ver si son
sincrónicos) y pueden abolirse o modificarse al comprimir la arteria carótida ipsilateral o
intensificarse al hacerlo en el lado contrario (si se permite que todo el flujo pase por el lado
enfermo).

o SOPLO ORBITARIO: En la auscultación de la órbita, en caso de fístula arteriovenosa, se
escucha un soplo. Suele coexistir exoftalmos y gran congestión de las venas (al
transmitirse a éstas la presión arterial).

TRIÁNGULOS DEL CUELLO

Inicialmente, el cuello se divide en 2 principales triángulos: Triángulos anterior y posterior, los
cuales presentan subdivisiones a su vez.

1. TRIÁNGULO ANTERIOR

LÍMITES: -Borde anterior del ECM.
-Borde inferior de la mandíbula.
-Línea media del cuello

PRESENTA 4 SUBTRIÁNGULOS: Digástrico o submandibular,
submentoniano o suprahioideo, carotídeo y muscular.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->