Caen pájaros literalmente del cielo

(teatro)

Maximiliano de la Puente

Agradecimientos Este libro es el fruto de una gran cantidad de años de mi vida dedicados al teatro. Comencé a estudiar teatro a mis 19 años, allá por 1994, cuando no sabía qué hacer de mi vida. Y no es que ahora lo sepa, sino que simplemente de puro cabeza dura que soy, sigo persistiendo en esta actividad, tanto desde la escritura, como desde la dirección y la actuación, intentando generar aunque más no sean algunos minutos de ruptura de esa gran inercia predigerida en que puede convertirse a veces la vida cotidiana. Por eso, deseo agradecer a aquellos con quienes me formé: Miguel Pittier, Gabriel Correa, Marcelo Bertuccio, Rafael Spregelburd y Rubén Szuchmacher. A Alejandro Tantanián, por haberme apoyado en los distintos proyectos que intenté generar a lo largo de estos años, y por el generoso y bello prólogo que encabeza esta edición. A los distintos equipos de trabajo (actores, escenógrafos, iluminadores, asistentes) de mis puestas, que me han brindado lo mejor de sí y me han permitido crecer artísticamente. A mis padres, a mi hermano, a Francisco, gracias a los cuales soy. Y sé que con eso está todo dicho. A L. mi compañera de vida a lo largo de estos últimos diez años, por iluminar mis días, en todos los sentidos posibles.

Sobre el autor
Maximiliano de la Puente nació en Buenos Aires en 1975. Es dramaturgo, director teatral, actor y realizador audiovisual. Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Entre 1998 y 2009, ha escrito más de veinte obras teatrales. Ha estudiado actuación, dramaturgia y dirección teatral con Rafael Spregelburd, Marcelo Bertuccio, Mauricio Kartun, Rubén Szuchmacher y Alejandro Tantanián.

Como actor, ha participado entre otros espectáculos en: Bizarra, Una saga argentina y Fractal, una especulación científica de Rafael Spregelburd; Candy y El viaje de Mirna, con dramaturgia y dirección de Matías Feldman; y en Yace al caer la tarde y Diagnóstico: rotulismo, de autoría y dirección propia. En el año 2000 su obra teatral De la indolencia de él, fue distinguida por el Jurado con Mención de Honor en los Premios Estímulo a la Creación Literaria y Teatral, convocado por la Secretaría de Cultura de la Nación.

Sus obras teatrales, Instantes en la noche fría y Caen pájaros literalmente del cielo, fueron seleccionadas en la 1ª Convocatoria Internacional de Textos Teatrales Breves, realizada por el Centro de Formación e Investigación Teatral La Casona, para efectuar un montaje de dichas obras, el cual se estrenó en noviembre de 2005 en la ciudad de Barcelona, España. Su obra teatral Yace al caer la tarde obtuvo el Primer Premio del 5to. Concurso Nacional de Obras de Teatro, Nueva Dramaturgia Argentina, organizado por el Instituto Nacional del Teatro, en

en el marco del centésimo aniversario del nacimiento del escritor irlandés. . Su proyecto teatral Migraciones ha obtenido una ayuda a la creación dramatúrgica otorgada por el Fondo Iberoamericano . Por otra parte. El proyecto obtuvo en 2009 una Beca Nacional de Creación en Teatro del Fondo Nacional de las Artes. Bajo cero. junto con los directores y autores Martín Flores Cárdenas y Santiago Loza. el espectáculo Hecho para la ocasión. La obra permaneció en cartel entre los meses de abril y junio de 2006. La obra se mantuvo en cartel entre octubre de ese año y septiembre de 2008. Fue publicada en el libro: Siete autores. Esta obra se realizó gracias a una coproducción entre el Centro Cultural Rector Ricardo Rojas. En 2007 estrenó Diagnóstico: rotulismo. en el Teatro del Pueblo. primero. en el marco de la convocatoria 2009/10. en el Centro Cultural Rector Ricardo Rojas. tres miradas a partir de un mismo hecho ocurrido en julio de 2007. con muy buena recepción de crítica y público. Inteatro. y en la sala Puerta Roja. Las obras recopiladas en este volumen abarcan un período de escritura que se desarrolla entre 1999 y 2008.6 Caen pájaros literalmente del cielo 7 marzo de 2004. La nueva generación. en Ciudad Cultural Konex. en la Ciudad de Buenos Aires. desde el 2009. la Alianza Francesa y la Embajada de Francia en Argentina. 2004). Además ha escrito. un homenaje al dramaturgo irlandés Samuel Beckett. y el Segundo Premio en el Concurso de Obras Inéditas de Teatro-Año 2003 del Fondo Nacional de las Artes. después. un espectáculo teatral que combina tres obras en una. junto con los actores Valeria Carregal. Pablo Ciampagna y Sebastián Saslavsky. En noviembre de ese año estrenó como dramaturgo y director. (Buenos Aires. el espectáculo de creación colectiva Todos quieren lágrimas. La obra se estrenará durante el corriente año. obra ganadora del Primer Concurso de obras teatrales Konex-Argentores para jóvenes autores. Editorial del Instituto Nacional del Teatro. el autor se encuentra ensayando.

arrasado.todo se desmorona. Pero nuestro deseo está cooptado. Y olvidamos – sí – que somos seres espirituales. En tiempos en donde la anorexia no sólo parece atacar los cuerpos sino también las emociones y el centro mismo de cualquier deseo. desbordado por las novedades el yo se disuelve – entonces – en miles de paraísos artificiales. Y perdemos el centro. . La enfermedad ataca al cuerpo. este conjunto de obras pareciera querer resistirse al inefable signo de la época. anestesia el deseo y la creación.Prólogo Viaje de invierno Estas nueve piezas de Maximiliano de la Puente forman – sí – un viaje de la noche hacia la noche sonidos exactos de unos pasos titubeantes sobre una superficie en tinieblas nada parece suceder y – sin embargo . al consumo. ¿Cómo poder religarse a ese espacio único que precede a cualquier creación en estos tiempos tan profundamente asociados a la distracción. a la saturación del deseo? El deseo – entonces – es el que gesta.

. No es casual que algunos de sus textos remitan a Beckett y otros estén dedicados a Fassbinder. mancillados. la espera y la furia. Barrio de Belgrano. lector – (ése que esto lee y leerá lo por venir) pensará en la furia creativa de Fassbinder y la – aparente – parsimonia beckettiana como dos caras de una misma moneda síntesis que habilite el estallido que nos arranque – de una vez y para siempre – de este invierno eterno en el que nos hundió Beckett (o mejor: que predijo Beckett y el tiempo supo cumplir sin reparos) seres arrojados al lenguaje. O tan oscuros como otros – El teatro – los textos – de Maximiliano de la Puente dan testimonio de este síntoma. estos. Ante la presencia de esos dos dioses tutelares . logrando – entonces – el despertar del deseo y el estallido de la creación. ajenidades. Alejandro Tantanian.usted. miembros que repiten los discursos de los otros. Y a ese paisaje de invierno – quieto y silencioso como los cuerpos bajo la inmensidad blanca de la nieve – estos textos de Maximiliano de la Puente le contraponen la enfermedad. lejanos – esa lista de personajes beckettianos que hoy pueblan el mundo – seres vacíos los hombres huecos. Un lujo en estos tiempos de anorexia Bienvenidos al Banquete.10 Caen pájaros literalmente del cielo 11 Tiempos difíciles. Ciudad de Buenos Aires. en esquirlas. rotos. ortopédicos. Septiembre de 2009. sujetos ateridos. bocas que se sustraen a la desaparición. manipulados. fragmentados. En esa tensión se cifran y en esa misma tensión se resuelven.

Mujer: Tormentas. Golpeteo de tambores hasta altas horas de la noche. y Caen pájaros literalmente del cielo e Instantes en la noche fría. . Efecto invernadero. de Rafael Spregelburd.Caen pájaros literalmente del cielo Ficha técnico artística Actuación: Tomás Montoya. Dicho espectáculo estuvo compuesto por las obras Canciones alegres de niños de la patria. Web: www. en noviembre de 2005. creado por la Compañía teatral Via Moria. Por la fiebre. Truenos. Hombre: A veces estoy despierto cuando golpean. Anuncio de tormentas. Bárbara Sáez. No me duermo tan fácilmente. de Darío Levin.lacasona. Dirección: Fernando Griffell Esta obra ha integrado el espectáculo “El día de la gloria ha llegado”. ubicado en Barcelona. Y te hacen delirar. Últimas estaciones. (que se encuentran en este libro). Catástrofe nuclear.es/eldiadelagloriahallegado Escena única Hombre: Rayos. Y te dejan un sabor amargo en la garganta. Fue estrenado en el Centro de Formación e Investigación Teatral La Casona. con dirección general de Fernando Griffell. Suba de mareas. Que te despiertan.

Se quedaron sin dueños. Cálmense. Se quedaron sin nada. A ver si se recatan que acá no pasa nada. Al final del pasillo. se pelean. Todo el tiempo. Hombre: Diluvia. Un cero total. Manos sucias. Los que se acordaron. como están acostumbrados. Siempre más. Muchas filas. Una más una más una. sin hacer desmanes. Caen piedras. Sufriendo. Desagradables. . Arrasa. sin provocar disturbios. Mujer: Gente pugnando por salir. Se suman. Una luz. Los más cerdos. Por última vez. Porque no queremos. subnormales. Una pila de zapatillas. La gente que está ahí afuera. Son un resto. vagos. El fin de todo esto. Una pila. De pena. Se fueron. Nada. sí. Salen. los unos a los otros. Una pila de nada. No queda nada. Ganas. Los más débiles hace mucho que murieron. gastadas. Violentamente. Manos calientes.. se congela. En este momento. Permanece. Mujer: Esas cosas pasan. Una fila de indios. Con las manos vacías. Una fila de sudacas borrachos. Tras otro. Y en silencio. Una fila de indios vagos. Uno arriba del otro. Torrencialmente. sin causar incidentes. Nieve. Se multiplican tanto que al final se dividen. criminales sin rumbo. no se descontrolen. Filas como fiambres. salgan. Hombre: No puede ser cierto. Más. Más una. Se pierden. Bárbaros. Olisquean sus carnes. Una fila. Cae. Los que necesitan más alimentos. domesticable. Uno tras otro tras otro. Para poder comer. Y entonces. Todo cae. Literalmente. Nada. desempleados. Y no queda nada. usadas. Salen en filas. Recátense. Silencio. Hombre: “Salgan ordenadamente en fila con las manos en alto. Enfermos de carne ajena. Es todo solucionable. Hombre: ¿Qué pasa? Hombre: ¿Qué? Mujer: No puede ser. Se destrozan salvajemente. Una fila. Manos arriba adelante detrás de manos. De frío. lluvia que cae. Manos que se suman a manos. Caen canarios. Una hilera. parásitos.. indocumentados. ¿Al final? En calma. Sin dueños. Sólo entonces. Los que tuvieron tiempo. atorrantes. Cae. Absoluto. Nada. Del cielo. Se fueron en hilera. Cae todo. Nada. Recátense. Se huelen. Y nunca las vemos. No pasa nada. Hombre: ¿Qué cosa? Hombre: ¿Del cielo? Mujer: Caen pájaros del cielo. Nada. Mujer: No puede ser cierto.14 Caen pájaros literalmente del cielo Caen pájaros literalmente del cielo 15 Mujer: Árboles desolados. De dolor. En dolor. cuando los glaciares se deshielen. India. Los más fuertes. Mujer: Del cielo. pero todos se están muriendo. Desconsiderados. Pronto. Se restan. Manos detrás de manos. Kelvin. Será el final. pájaros desmembrados. Fueron devorados por los otros. Hambre. Un cero. Escarcha. Los que pueden. Se muere congelada. Pero eso sí. Una pila de zapatillas rotas. Salgan que si no después… si no después…” Salen. Los pocos que todavía gatean o que pueden permanecer parados sobre sus dos patas. no quedará nadie. Ni siquiera éstos. Es todo… digerible. Se arrancan los brazos y las piernas. descosidas. Arrasa. se multiplican. si es que todavía se le puede llamar gente. Caníbales. Todos. Ahora mismo. Se fragmentan. Desesperadas. que no cunda el pánico. Un pedazo de carne. negros. Arrasa con todo. Se dispersan. Siempre una más. Filas horizontales. No se desbanden.

A la miseria. cabezas despellejadas. perdónenme. pero todavía vivas. No me importa. transpiradas.. Buen compañero. Quebrados. Era un joven muy inexpresivo. Pobrecito de ese bebé tan chiquitito. golpean las ventanas. Mujer: Vientos huracanados. Diez mil a cero. No me crean.. me robaron. desolladas. piernas podridas. Mujer: ¿Qué quieren de nosotros? ¿Para qué nos buscan? ¿Qué podemos hacer por ellos? Hombre: “Señor. No prometía nada. Mujer: Las ventanas se tiñen de color rojo sangre. No. Nos miran y se avergüenzan. Por ser tan sentimental. está a punto de volarse entera. La habitación misma. Tienen que creerme. ¿No me van a perdonar?. nadie se salva. las puertas de todas las habitaciones y los techos de todas las maderas podridas.. Decidieron robarme. En el final. Si ni siquiera sabía lo que hacía. Además yo también sufro. Pobrecito de mí. emotivo. Y se vean las cañerías.. Cosas de chicos. Pese a todo pugnan. Planeando el futuro. Esparcidos por el suelo como trapos sucios. Humo. Adentro. Se quedan atrapados. Un nene que no decía nada. Y también por los lamentos. Del cielo llueven pájaros y canarios a toneladas. Un hedor insoportable. Los árboles pasan volando por delante de la ventana. por favor. Tengo sentimientos.. En. Buen… Me dejaron desnudo. Ya se perdió. que no estaba haciendo nada malo. me mintieron. Después del Apocalipsis. O no. Oscuridad. Lo perdimos. las joyas. ciclones. Quizás. no importa cuál. El tiempo pasa y se pierde. Y sin embargo se pierde. Sí. restos de cuerpos. Quebrados. Una crianza. ¿A quién le importa si no me creen? A mí no. Las… consecuencias. Alegres por la vida que van a empezar a vivir. eso. Como tengo tantos sentimientos. cuando el Apocalipsis de afuera. ¿No?.. no diga nada. La resignación. A la pobreza. afuera. Quizás al final. me mandaron. Como si nada sucediera. Las posesiones. Como fiambres. Viejos.. Empático. Los bienes inmateriales.. Mierda. de vísceras. quizás todo lo que esté en la habitación quede agrietado o roto.. el auto. con las piernas cortadas. ensangrentadas. Todo objeto agrietado o roto. Como trapos. Un hedor a mierda. Buena persona. Uno a cero. Quebrados. no tiene derecho a nada. (alguna. . Una… Hombre: Nos miran. Fue una travesura. A mí también me robaron la casa. putrefacto. Mierda humeante. A la… Algunos se salvan. Me las robaron. Buen amigo. y haya ratas. En calma. Mujer: Se pisan. no hice nada. Ya está. el de adentro. golpeando las puertas y las ventanas con sus muñones infectados. Por los canarios y los pájaros muertos. En calma claman. cualquiera). y las ratas nos saluden. Yo tomo un whisky mientras tanto y digo: “qué tragedia”. una travesura nada más. completamente al descubierto. tifones que arrasan con todo. en la calle. de ser despedazada por el huracán. Desordenados. y ceda. Que pasaba nada. No hay tiempo. sin cobertura social ni médica. las pertenencias... En. Me prometieron otra cosa. No hay tiempo que perder. Se atrapan. Hombres mancos. contentas. Me robaron porque tengo sentimientos.” Yo no fui. En el medio. el del medio termine. la habitación sea lo único del mundo que quede en pie. la calma. Una goleada. Pero eso sí.. Me prometieron. No me importa. de venas. me dijeron que pasaba nada. Tranquilamente. Mil millones a cero.16 Caen pájaros literalmente del cielo Caen pájaros literalmente del cielo 17 Salen. A la buena… Una pila humeante de mierda. Quizás se abran grietas en el piso y en las paredes. Hombre: Brazos amputados. A la buena de Dios. Nuestra muerte.

Diez. O diez millones. A que la atienda. Hombre: ¿Por qué?. Mujer: Marcas de lastimaduras y moretones en sus brazos. No señor. Nada. O diez. Mujer: ¿Y? Hombre: Nada. Sí. Es el fin del semestre. Piensa. Frío.. Pobrecita. Mujer: ¿Nada? Hombre: Nada. Por eso o por la escarapela. dos tres. Por la suciedad. Un. Se la hicimos pagar. hay heridas que se están abriendo y que sangran sin cesar. de arriba-abajo. O el atril. no importa. De bronca. Todos... Ataquemos antes de votar. en sus cuerpos. Gritaba.. El target. mi amor.. El fin del plan quinquenal. Ya. diez mil. Eso no puedo hacerlo. No. Hombre: Nos vengamos de lo… porque una vez ellos nos hicieron la… entonces nosotros no podíamos dejarlo pasar. Estamos obligados. Eso no. De rabia.18 Caen pájaros literalmente del cielo Caen pájaros literalmente del cielo 19 Hombre: Afuera hacía mucho frío. No me acuerdo. los cachetes. Tuvimos nuestra venganza. antes blanca.. Me obliga. ¿Y pasado? Pasado también. Qué vergüenza. O… la que flamea… ¿Cómo se llama la que flamea? Algo. Algo. Escupen sangre y se ríen. Uno y cero. o hacía frío porque gritaba. Vamos. Cada vez más. creo que diez. Pobrecita. A la carga mis valientes. Mujer: ¿Me busca? ¿Para qué? ¿Qué puedo hacer por usted? Hombre: Estoy obligado. ataquemos. Abren las piernas lo máximo que pueden.. No sé.. sí.. Al fin terminamos. Mujer: ¿Por qué fue que empezó todo esto? Silencio. Ya. Mañana vamos a votar. Qué compañera. sienten impotencia. en todos sus cuerpos. De dolor. fue por la… Los símbolos patrios. Por algo fue. Ayer ya fue una tragedia. hoy mejor ni te cuento. Y no aguanten más. nosotros. que para eso anda. Escupen sangre de la boca. Y hoy. Y lloren. Me tiene harto la espera. Pero nos vengamos. creo. Ayer votamos. No sé. Para qué esperar. no sé cuánto. Nuestra venganza fue una vergüenza. Por el humo. las mejillas y los pómulos. Vamos. creo que fue por eso. Ataquemos ya. Hombre: Ah. Hay que votar para que nos digan a quién tenemos que atacar.. Y me reclama.. Siempre. odio . Algunas heridas están cicatrizadas. Ellos… cinco. Ganamos. El fin. La boca. Todo el tiempo. Ataquemos. No quedó nada. otras se están abriendo en este mismo momento y comienzan a sangrar abundantemente. Atacamos y ganamos. ahora completamente negra. Los ciudadanos. Sí. Y entonces yo qué podía hacer. Para mí siempre hace frío. Me tomé un whisky y miré la tele.. la quiera y la comprenda. Ataquemos.. Ya. Por la muerte. magullados. Ni quiero. Ataquemos. ¿diez mil? Sí. Con esta. Hasta que el dolor sea insoportable. Me obliga a que la encienda. ataquemos. Con esta farsa. Algo patrio seguro. ¿Cuánto? Ah. Hacen fuerza para seguir abriéndolas. pero hacía frío igual.. No importa. Nos la cobramos. Son números. Para los que gritan. Desde la planta de sus pies hasta la parte superior de sus muslos.. Ciudadanos a votar. de izquierda a derecha. Ya. Mujer: No. Hombre: Hay que votar. Anteayer fue una fiesta. eso importa. ya sé. No hice nada. Con esa risa vacía y asquerosa de muerto. Eso sí que no. Todos no. Y gime.. Mujer: La ropa. qué podía hacer yo. Terminamos.. No sé por qué. Anteayer también. ya.... Atacamos. Ya.. Ni locos.

20

Caen pájaros literalmente del cielo

Caen pájaros literalmente del cielo

21

y terror. No por ellos. Sino por las generaciones que ya vienen. Con la mano derecha, se abanican la cara con una hoja de papel. Tiemblan. Con la mano izquierda, se tapan el oído izquierdo. El piso de madera, (no importa cuál, un piso cualquiera), comienza a crujir y a astillarse debido al horror que se vive afuera. Adentro. En el medio. Gritan. Gritan cada vez más intensamente. Gritan hasta que las gargantas se les ponen rojas de cansancio y de dolor por gritar tanto. Por tanto espanto. Utilizan sus culos y sus brazos, apoyados en el piso, de palanca, para balancearse hacia atrás y hacia adelante. Ese movimiento atenúa ligeramente sus dolores. Respiran muy entrecortadamente, pero muy fuerte, por la boca, de la que emana un líquido negro. Se mueven cada vez más rápido, hamacándose. Miran hacia una ventana de marco blanco, que tiene una calcomanía pegada en su parte superior izquierda, con la leyenda Closed. Sobre el vidrio de la ventana, pegados, varios cuerpos muertos, inertes y ensangrentados. Se escucha el estruendo de brazos, piernas, torsos y otras partes de cuerpos humanos, que golpean contra el vidrio de la ventana de la habitación. El impacto de los cuerpos estrellándose contra la ventana provoca un ruido ensordecedor. El vidrio de la ventana, aunque resistente, comienza a resquebrajarse luego de varios impactos. Se escucha el mismo golpeteo, y el mismo impacto, contra el techo de la habitación, de madera clara. Se escuchan también voces que articulan gritos de horror, llamadas y pedidos de auxilio que provienen desde afuera, desde muy cerca. Silencio. Breves instantes de silencio. Gritos. Voces. Gritos. Se balancean. En silencio. Nuevamente en silencio. Todo en silencio. A medida que se astillan sus piernas, y se abren sus heridas, gritan. A medida que sale sangre y hollín negro de las heridas de sus cuerpos, gritan más fuerte. Después de un instante, callan. Las

vigas de madera del techo comienzan a ceder. El techo se está por caer. Las maderas del techo crujen. Están por vencerse...

Hombre: ¿Y los otros? Gritan. Gritan allá afuera, en la noche, en la tarde, en el día. Gritan todo el tiempo. Sobretodo en la noche. Sobredosis. Sobredosis en la noche. Cuando más se oye. Cuando más duele. Cuando la luna es testigo de las… Gimen de dolor. Aúllan. Insoportables. Malos perdedores. Cagones. No saben perder. No saben. No nos dejan dormir de tanto grito pelado. Allá afuera. En la tormenta. Llueve tanto allá afuera. Tanto. Diluvia. Truena. Nieva. El llanto de los justos… El llanto de… La televisión dice que llueve mucho. A cántaros. Caen baldes de agua helada. Baldes de ácido. Baldes de agua helada ácida, mientras yo me divierto. Juego a las cartas y tomo café con leche. Qué lindo. Tomar. Qué placer. Tomar. Qué delicia. El solitario. Café con leche. Con mermeladas, con tostadas. Estoy acá, sí, acá mismo, al lado tuyo, abrigadito, mientras los otros se... mientras se… Qué bueno. Mientras… Qué lindo espectáculo. Mujer: Vino. Sangre en la lengua muerta. Caminar sobre tumbas... Hombre: No digas que me desconocés. Nadie te lo va a creer. No te lo van a permitir. No estás autorizado…

Mujer: Abren las piernas lo máximo que pueden y paren hijos con mucho dolor, con mucha angustia. Con suerte. Los hijos se desprenden inmediatamente de sus madres y caen rápidamente al suelo. Se cortan en muchas partes de sus cuerpecitos nuevos, prácticamente vírgenes. Se cubren de sangre: Se mueren. Las madres permanecen tiradas, en el suelo, sin moverse. El suelo, agrietado, se llena de las placentas y del líquido amniótico de las madres. Hombre: No te escuchan. No te pueden escuchar. Lejos de mi whisky y de la tele no hay nada. No existe nada. Nadie anda.

22

Caen pájaros literalmente del cielo

Caen pájaros literalmente del cielo

23

Cero. Cero. Nadie más. No te pueden escuchar. No, no. No podés salir. No sabés cómo salir. Lo intentaste y no funcionó. Lo nuestro no funcionó. Tampoco lo de otros. No va a funcionar. Sé que no. No. Seguro que no. No hay motivos. No hay...

Mujer: Afuera... afuera... afuera... veo... veo... basura... mucha... mucha... basura... mierda... pilas... montones... toneladas... de... excrementos... objetos... inservibles... algunos... muy... pero muy... muy viejos... muebles partidos... al medio... restos de... de casas... oficinas... edificios... restos de... de... ¡Sí!... ¡Sí!... comida... restos... partes... de... de huesos... pedazos de concreto... de asfalto... incluso... hormigones... enteros... tablas de madera... armas... cuchillos... de... de carnicero... pinzas... tijeras muy afiladas... pistolas de todos los calibres y tamaños... legales... ilegales... re... reglamentarias... trajes de... de policías... por ahí... tirados... todo junto... una cosa... encima de... de la otra... y además... no sólo eso... sino también... gente... sí... gente... sonriente... muerta... no... no... no hay cuerpos enteros... no... sólo... sólo sonrisas... ¡Sí!... ¡Sí!... sólo sonrisas... dentaduras... dentaduras sueltas... sin... sin... sin... sin bocas... sin rostros... sin... sin... ¡Sin nada!... por ahí... rodando... dando vueltas... y vueltas... y vueltas... y más vueltas... dando... dando... Hombre: Ayer pensaste: ¿y si lloro? ¿Y si me ahogo? Lloraste. No resultó. Te ahogaste. Tampoco. Hay que hacer mucho más. Si querés sobresalir, destacar, dar lástima, hay que hacer mucho más. Hay que… Mujer: No... no... no... no hay... no hay más dueños... están... están... están todos... todos... todos muertos... afuera... miles... millones... miles de millones... de cuerpos... con cabezas... gigantes... cabezas con... con... tumores... inmensos... con... con

cánceres... radiografías de... de cabezas... cabezas y... y cuerpos... destrozados... por... la... radioactividad... cáncer de piel... de mama... de pulmón... de estómago... de páncreas... cáncer en los huesos... cuerpos... cuerpos y más cuerpos... apilados... muertos... despedazados... intoxicados... por... sobredosis... por... indi ferencia... otros... ahorcados... fusilados... desmembrados... despellejados... hechos... colgajo... tirados... por ahí... afuera... en las calles... en avenidas... en los barrios... en las escuelas... en las fábricas... en supermercados... en shoppings... en disquerías... en discotecas... en los cines... en los saunas... en las empresas... en las casas... en las ciudades... en los campos... en Internet... millones... de cuerpos... inertes... inertes... inertes... inert...

Hombre: Soy fuerte y sano. Tengo nariz, ojos, manos, brazos, piernas, tórax. Tengo tanto por delante. Tengo mucho por delante. Tengo tanto porvenir. Por eso me río. Por eso soy sano. Porque me río. Porque yo… mientras los otros… Mujer: Sí... sí... sí... sí puede... puede ser... están pasando cosas... ahora... muy... muy... muy raras... muy... muy... muy extrañas... siniestras... un misterio... un... un... un milagro... yo no sé... yo no sé... no... no... no puedo... no... no... Hombre: No fui ni soy ni era: hermoso, precioso, delicado, bello, agradable, de buen trato, con mucha dinámica, gentil, sensible, solidario, amable, con espasmos. No. Nada de eso. No. Qué asco. Mujer: ...ahora... ahora mismo... en este... momento... caen páj... caen pájaros... literalmente... del cielo...

Hombre: Mi padre era un hombre muy encorvado, viejo, feo. Sucio, arrugado. Surcos en la frente. Nariz chata. Manchas blancas en los labios. Piernas de barro. Pis de gato. Canas. Tantas canas. No nos parecemos en nada. Sí, en el café con leche. En eso me reconozco

24

Caen pájaros literalmente del cielo

Caen pájaros literalmente del cielo

25

en él. Me reconozco. A veces. Ojos café con leche. En eso y en el algodón con el que me vestían. Puro algodón. Puro. Siempre. Me vistieron. Alguna vez me vistieron. Nunca me miraron. Crecí sin ser mirado. Crecí. Alguna vez…

Mujer: Sus... sus alas... doloridas... ensangrentadas... desgarradas... desplumadas... se... se... se quiebran... ya no... no vuelan... nunca más... van a poder... volar... vivir... sentir... tener cría... emigrar... morirse... al final... de esa vida... de... de pájaros... sus ojos... esos ojos... fijos... paralizados... café con... café con leche... feos... nos miran... pidiendo... pidiendo... los pájaros... golpean... a los cuerpos... muertos... inertes... golpean... a las... a las... dentaduras sonrientes... sin cuerpos... sin bocas... pero sin embargo... todavía... pese... pese a... a... a todo... sonrientes... justo... justo... ahora... se ríen... ahora... que... todos... están ya... muertos... antes... cuando... cuando... vivían... nadie... pero nadie... pero nadie... se... se... se reía... mamita... Hombre: Mi madre, dolor de ovarios. Eso, nada más. Un fuerte, agudo, intenso dolor de ovarios. Mujer: Las dentaduras... nos miran... mamá... papá... sí... eso... aunque no... no lo creas... nos... nos miran... es decir... sus... sus... sus risas... apuntan... apuntan hacia... hacia... hacia acá... se ríen... papá... nos sonríen... de qué... de qué... de qué se reirán, mamá...

Mujer: No hay más adentro... ni... ni... afuera... no hay más... arriba... ni... abajo... no hay más... allá... ni... acá... a todos... nos... afecta... la misma... somos... somos... somos murmullo... vocerío... continuo... molesto... grito... estallido... gemido... estampido... aullido... ruido... entropía... un ruido... insoportable... que... lastima... los oídos... que... causa... tumores... cerebrales... en medio... del... silencio... de los... muertos... todo... todo... todos... lo mismo... una... misma... cosa... una... misma... mierda... una especie... de... de... de basura... inmensa... de... de... de... desperdicios... de... de... de... desechos... cósmicos... nucleares... radioactivos... de la peor... clase... papito... como... como dijo mami... hace tanto... tanto... tanto... pero tanto ti... Hombre: Una amenaza. Eso es todo. Soy una amenaza para todos. Así de fácil. Basta. Basta de eso, algodón frágil. Basta de risas y de protestas. Basta.

Hombre: Vivíamos en una covacha. Habitación de madera. Madera podrida. Hinchada. Podrida. Podrida por la humedad de estas lluvias sin fin. Madera harta de la lluvia. Habitación de madera llena de ratas, de cucarachas, de arañas. Las cucarachas y las ratas me dejaban… (Nos dejaban, ¿te acordás? No digas que no. Te estoy mirando), cicatrices, llagas, marcas de fábrica. Las arañas no. Nada. Pobrecitas las arañas. Cómo me querían. Pobrecitas. Qué lástima.

Mujer: Se cae... se cae... se cae... se cae... ya... ahora... en este momento... se... está... cayendo... el cielo... a... a pedazos... se están muriendo... todos... todos los seres... bichos... que... que conocemos... y... y... y... los que... los que... no... no... no... también... mamá... mamá... mamita... ya no está más... acá... para salvarnos... a todos... a vos... papá... sobre todo... y a mí... sí... a mí... desde hace tanto... tanto... tanto... tanto... tanto... tan...

Hombre: Basta de llantos. Quieto. Quieto. No te muevas. No te muevas de donde estás. A ver si a vos te pasa lo mismo que a mí. A ver si te toca vivir mi misma suerte. Mujer: ¡Las voces! ¡Oigo voces! ¿Oís? Son voces... de... de protesta... de... de lamento... de... de llanto... queja... tristeza... cantan... cantan algo que... no entiendo... algo muy... muy viejo... algo... arcaico... milenario... borrado... en el tiempo...

Hombre: ¿Querés saber algo? Me río. Para encerrarnos. Nos oscurecemos y nos apagamos. Para llevarnos. Así empezó todo esto. Quiero verte. Uno solo. lloraban. Llorando en las calles. Lloraban como si fuera la última vez que Mujer: Y esos ríos. de tanta rabia. con las piernas quebradas. De sed y de frío. Muchas cosas. Uno. Como si no hubiera mañana. esos rápidos de lágrimas nos arrastraban con fuerza a todos los que llorábamos. Hasta que estemos muertos de hambre. Tantas lágrimas. Te… Mujer: No. Me quedo solo. Para torturarnos de maneras inenarrables. No puede. No. No va a haber tiempo. Hombre: No. Lo intenta. esos mares. Estoy contento. bajo un cielo color rojo. Ahora. En ríos. Hasta que vomitemos toda la bilis y la sangre que llevamos dentro. Y se convertían en riachos. Te quiero. En algún lugar muy oscuro. Como si los ojos. Y más tarde tanques. A ninguna parte. Pero llorando con todo. Del espanto. Sí. Muy feas. Y ahí te quiero ver. Así llegamos hasta acá.26 Caen pájaros literalmente del cielo Caen pájaros literalmente del cielo 27 Hombre: No te muevas. Un… Mujer: Sí. Llenaban de lágrimas las ciudades y los campos de gritos y aullidos desesperados. No sé para qué vienen.. Uno más. Lo intenta. No me parezco a nadie. No vale la pena. ¿No ves como me río? Silencio. Mientras se oscurece. Esa gente lloraba como si no pudiera llorar nunca más ya. Cosas que ustedes nunca se podrían imaginar siquiera. Sin compañía. con los brazos partidos. No te muevas ni un milímetro de donde estás que te transformás en mí. Las lágrimas se hacían cada vez más espesas. mutilada. pero todos. Por supuesto. Uno solo. A la cloaca. de tanto dolor. A la canaleta. No puede. Silencio. No llores. Con la… Hombre: Un último café con leche. solo. Pura casualidad. Y represas. Ya. Llenaban primero vasos de agua. . lloraban. Rojo garganta con anginas. Por tener que soportar tanta lluvia. Pura coincidencia. Quiero ver que hacés ahí. Hace un esfuerzo. Deja de intentarlo. Y un dolor que ulcera todos los estómagos. En pequeñas lagunas. Solos. Quieto. Y destroza todas las entrañas. Y después baldes. te dije. estuvieran a punto de secárseles. Con la vida real. Y del miedo. Mujer: Vi cosas muy horribles en esa época. Hasta que no podamos más del dolor. Que corrompe todos los huesos. A la miseria. Se apaga todo y yo me quedo acá. Pero no va a hacer falta. Se condensaban. Por haber gritado tanto. Con un desconsuelo palpable. No vale la pena. Cualquier semejanza. Hace un esfuerzo. Disfónico. Hombre: Quieto. cosas. Hombre: ¿No ves? Silencio. Todos.. No hace falta. No sé. Lágrimas de gente pidiendo limosnas. Gente violada. Es cierto. Muchas cosas. Hombre: ¿No se ve?. Una pena. A las afueras de las ciudades. En mares gigantes. Nadie dejaba en ningún instante de lagrimear a cántaros.

esparcidas por el suelo del departamento. Planta baja de un departamento. Un vapor húmedo y sofocante llena el aire del lugar. entra sigilosamente y observa. recortada sobre el vidrio ligeramente transparente de la puerta del baño. de cáscaras de naranja y de comida. A su lado. . la silueta desnuda de la mujer que se está bañando. que registra la mirada del hombre. a través de la puerta entreabierta. el niño. Atisba su figura. La ve desnuda. El niño ve todo y no dice nada. con el niño a su lado. un arbolito de Navidad sin desarmar del todo. El hombre ve cómo ella se baña. Sus restos están desparramados por el suelo: son de un color verde musgo apagado. Pero sabe. A través de la puerta entreabierta del cuarto de baño. En el living. Trata de adivinarla. Un hombre regresa de la calle con un niño. Hay restos de ropa. Luz. El hombre. Y su silencio. Voz: Domingo por la tarde. descolorido. de la mano. sin que ella se dé cuenta ni sospeche nada. aguado.Domingo Silencio. adyacente al living. vemos la silueta desnuda de una mujer que se está bañando.

Una vez que sabe que el niño no piensa decir nada. Que quizás sea de ella. Y con el niño. Observa a la mujer. Y no dice nada. Copiosamente. Y no se lo pierde. Un ruego. Voz: Por eso le dice. Gritará terriblemente. con el niño a su lado. ella saldrá completamente desnuda por la puerta entreabierta del baño. El hombre lo mira y le dice. En silencio. que obliga al niño a ahogar en su garganta lo que iba a decir. Entonces hace caso. Armará un escándalo. en voz muy baja. Y sólo entonces se da cuenta de que ella ha terminado de bañarse. Se topará con el hombre. Hombre: ¿Y si ella no reaccionara así? Para que el niño no diga nada. El hombre sabe lo que el niño va a preguntarle. Tarde o temprano. Reaccionará. Si él permanece un minuto más en ese lugar. Niño: ¿Qué mirás? Voz: Eso es lo que el niño le va a preguntar al hombre. Sólo con la mirada. No quiere perderse nada. a través del vidrio empañado. bañándose. En algún momento. Cumple con su promesa. Vuelve a contemplar la silueta de la mujer desnuda. en voz muy baja. que ha cerrado la llave de la ducha del baño y comienza a secarse. Su niño. mientras vemos que sigue observándola a través del vidrio empañado. pero el hombre se da cuenta y lo observa de una manera tal. dirige la vista hacia el cuarto de baño. apenas audible: Hombre: Por favor no me preguntes eso. . Ni un solo segundo de esa mujer desnuda. El hombre llora.30 Caen pájaros literalmente del cielo Domingo 31 Se queda un largo rato viéndola bañarse. apenas audible: Hombre: Por favor no digas nada. Voz: Eso es lo que se pregunta el hombre. No me preguntes nada. Voz: Una súplica. el niño quiere preguntar algo. Una lágrima cae por su mejilla. Sabe que le va a preguntar: Niño: ¿Qué es lo que mirás? La que le había hecho al hombre. siempre con el niño a su lado.

Su sexo. Los mira. Su boca. El hombre. Toma entonces. Su sexo. Simultáneamente. al niño de la mano y le dice: Hombre: Vamos. Completamente. A los ojos. no grita. Hombre: Ella tiene que reaccionar así. Y calla. Ella. La cintura. No se dicen nada. ¿De qué otra forma podría reaccionar? Voz: Eso es lo que piensa el hombre. Los pantalones. No hay ni un milímetro que no haya inspeccionado de ambos. No hay ninguna otra posibilidad. La panza. La línea del pecho. Al niño lo mira de un solo y rápido vistazo. En silencio. Voz: Justo cuando se están marchando. Por un largo rato. A los dos. aterrorizada. Las comisuras de sus labios. Todo lo que sienten ellos dos. Recorre después con la mirada sus cuerpos.32 Caen pájaros literalmente del cielo Domingo 33 Voz: El niño entiende. Se detiene en cada detalle. Los zapatos. primero. están prácticamente fuera del departamento. sin pensarlo. Muy intensamente. Y tiene razón. el niño y el hombre. No queda nada de él que no haya registrado. Sin embargo. Los hombros. la mujer sale del baño. . Mientras sigue espiándola. expectante. Las arrugas del hombre. se da en ella al mismo tiempo. aterrorizado. Los mira. expectante. Las rodillas. Ni arma ningún escándalo. eso sí. Todo junto. De un sola vez. pese a los temores del hombre. Eso es lo que le demora observarlo todo de ellos. Ninguna. El niño. silenciosa también. justo cuando ya.

Ni ganas de hablar tiene el niño ya. Sus senos. Los tres deciden en una sola mirada cómplice que queda todo olvidado. aterrorizado. Hasta que se acuerda. Examinados hasta en su intimidad más profunda. Se esconde ahí dentro. Se dirige hacia el baño. Así permanece todavía. Nada. .34 Caen pájaros literalmente del cielo Domingo 35 Por un momento. ellos se olvidan de su desnudez. Por un largo. Sin embargo la que sigue desnuda es ella. El hombre. Completamente. Entonces se avergüenza. De su desnudez no quedan rastros. Que no ha pasado nada. Pálidos. Al unísono. Su sexo. Entra. Se mira y se da cuenta de que ella es la única persona de esa habitación que está desnuda. En un mismo instante. En el cuarto de baño. Así es como salió del baño. Su vientre. No obstante. Envuelta en una toalla. Incómodos. Vuelve rápidamente sobre sus pasos. Luego de mucho tiempo. Como si nada hubiera pasado. Vejados. Los tres se miran. Ni un ápice. Sin decir nada. Ni ganas. Molestos. Cierra la puerta. Los dos allí. Al verse a sí misma. el hombre y el niño se sienten desnudos. expectante. Sin mover ni una pestaña. la mujer sale. Y ella también se olvida. El niño. De pronto. Recuerda su desnudez. larguísimo rato. parados.

Y vuelve a bañarse. Voz: La mujer sale. Huye hacia el cuarto de baño. espiando y señalando al mismo tiempo. El hombre. el cuerpo desnudo de la mujer. se quita la toalla. Sus piernas. y vos lo sabés. Que abre la llave de la ducha del baño. le pregunta al hombre: Niño: ¿Qué es lo que mirabas antes? Voz: Y la magia se acaba. Un instante de tiempo que nunca existió. se marcha.. Hasta que el niño. Que. Como antes. Y el niño se observa a sí mismo. mirando al niño. Silencio.. Nada. Ahí está el niño. no se abrazan. Desnuda. se ríen y se abrazan. Todo sucede en unos brevísimos instantes. otra vez.36 Caen pájaros literalmente del cielo Domingo 37 Que nadie ha visto nada. no hablan. Aterrorizada. Espiando a la mujer. dedicándole al niño una última mirada distante. Le dice en voz muy baja. Sus manos. Hombre: Eso es lo que miraba antes. Entonces la mujer. Expectante. Avergonzada. Exactamente ahí Detrás de ese vidrio. Revela. Observan al niño. Pero no entiende qué. su desnudez. cansado. En silencio. Ocupando el lugar del hombre. El hombre mira nuevamente al niño. Eso es lo que hacen. que se le ofrece. Que el episodio ha sido borrado. No ríen. Oscuridad . Lo supiste siempre. apenas audible: Detrás del vidrio empañado del cuarto de baño. Ahí sigue el niño. Su sexo. El niño permanece. El hombre y la mujer contemplan en silencio al que rompió el encanto. Y sólo entonces los tres: hablan. Sabe que dijo algo malo. Ya lo sabías.

W. No sentiremos. No nos moveremos.com/ Estrenada en el Teatro del Pueblo. Germán de Silva. en abril de 2006 . Fassbinder “De la sensación de pesar y dolor seremos liberados. y los mares en el cielo estén perdidos. Ariel Tremari Asistencia de dirección: Solana Landaburu. Maximiliano de la Puente. Mariano Speratti. sólo seremos suprimidos” De Rerum Natura (Lucrecio) Ficha técnico artística Actuación: Lorena Damonte. Roberto Tomino Vestuario: Carolina Ferraiuolo Diseño de luces: Juan Manuel Wathelet Diseño sonoro: Marcelo Mamany. Marianela Portillo. porque no seremos.Yace al caer la tarde a R. Aunque la tierra en los mares. Leonel Livchits Dirección: Maximiliano de la Puente Web: http://yacealcaerlatarde. Débora Dejtiar.blogspot.

Morocha: Es muy peligroso para nosotros dos todo esto. Esperar que las cosas se aclaren. caminando en medio de una calle desierta. Morocha: Le tengo miedo. Rubia: Pero creo que no se da cuenta. Lo protejo. Morocha: El mío también. Morocha: Creo que voy a tener que alejarme del mío. Morocha: Y es muy delicado que él me provoque tanto pavor. Rubia: Me da uno de esos regalos tan feos. Rubia: Cuando me toca me hace sentir cosas.. Morocha: Le tengo tanto miedo porque sé que un día me va a partir un palo por la cabeza. Ése es el problema. Rubia: Se lo digo todos los días.40 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 41 Escena 1: rubia. Irme lejos. A la hora de la siesta. Rubia: Como si en cualquier momento yo estuviera a punto de arrancarle el corazón. O mejor dicho: casi siempre. Casi cualquier cosa. Llevan vestidos ceñidos. Dos mujeres. Rubia: Espero que el mío alguna vez sepa ver todo eso. una descarada. Rubia: El mío es muy bueno. Morocha: Poner distancia. La rubia lo acepta. Ni me interesan. Que su maldad ceda. muy cortos. Rubia: Me hace regalos. Como si me tuviera miedo. Que no me sirven. Porque siempre se porta muy bien. Lo apoyo. Mirar todo desde afuera. Como si lo que me pasa no me perteneciera. No me gusta cuando hace eso. morocha. Rubia: No quiero. Yo ni siquiera me voy a dar cuenta. Morocha: Aunque a veces no. Morocha: A mí también me toca. a la tarde de un día agradable. Caminan tomadas del brazo. No las siento. Rubia: Sigue haciéndome regalos tontos. Morocha: El mío no. Morocha: Se porta muy mal. Otras veces me mira como si estuviera en celo. Morocha: Pero no importa igual. una rubia y una morocha. Y me mira con una cara. Rubia: Soy más bien cálida con el mío. Morocha: Claro. Rubia: No sé por qué siente eso. Como si no tuviera ningún valor. Pero no me hace caso. Con una expresión. O tiene la intención de portarse muy mal. Morocha: Frialdad. Como si fuera una arpía. . Eso es lo peor. ¿no? Morocha: Poner un poco de paños fríos a la cuestión. Rubia: Lo que sea. Si yo no doy esa impresión. Rubia: Algo. Rubia: Siempre. no sé. Le doy valor. Pero lo de las cosas. Morocha: Me respira fuerte muy cerca de la nuca. Rubia: O peor todavía: me mira como si me tuviera terror. Rubia: Y lo sigue haciendo.. La morocha le da el brazo a la rubia. con lentitud.

. Morocha: ¿Y éste solo te gusta? ¿O también te gusta el de otras? Extranjero: Éste.. Sin parpadear. rubia.. A la hora de la siesta. Silencio. Escena 2: extranjero.. Extranjero (repitiendo con dificultad): Te-tas. Gusta. Morocha: ¿Y a vos te gusta estar conmigo? Silencio. El extranjero le sigue mirando las tetas. . Rubia: Es hermoso todo esto. Rubia: ¿Y las de otras. La siesta. El extranjero da un paso hacia atrás. El extranjero comienza a mirarle las tetas fijamente. Rubia: ¿Y a vos? ¿No te gusta estar conmigo? El extranjero mira cómo las tetas de ella suben y bajan a medida que la rubia respira. Gustan mucho. La tarde. Rubia: Te quiero porque no sabés hablar. Éste camina con la mirada fija. A la hora de la siesta... Éste. El clima.. Silencio. Gustan. Rubia: ¿Éstas solas te gustan? ¿O también te gustan las de otras? Extranjero (con las manos en las tetas de la rubia): Éstas.. sin escuchar a la rubia. El extranjero y la rubia caminan a lo largo de una calle desierta. este día. El extranjero y la morocha caminan por una calle desierta. Sin parpadear. Sí. Morocha: Me encanta estar a tu lado. Éste camina con la mirada fija. ¿no? Silencio. la hora. estas. Extranjero (tocándole de improviso.. Morocha: Es hermoso. Sí.. Estas. perdida en el vacío. La tarde. ¿no? Silencio. Rubia: Tetas. morocha.. Rubia: Me encanta estar con vos.. Rubia: ¿Me vas a llevar a Albania algún día? Extranjero: Albania. Silencio. El clima. Linda. Morocha: Digo. Silencio. Este sol.42 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 43 Morocha: Algún día se va a dar cuenta de todo lo que nos unió. Rubia: Te quiero... el día.. Y eso es lo mejor que me puede pasar. Escena 3: extranjero. Te quiero.. Éste. Extranjero (tocándole las tetas a la rubia): Éstas. a la tarde de un día agradable. El extranjero la mira. Silencio. Te quiero.. Rubia: Digo.. Gusta. El extranjero la mira. La rubia camina agarrando del brazo al extranjero.. La morocha camina agarrando del brazo al extranjero. te gustan? Extranjero (distraído. a la tarde de un día agradable. baja la cabeza y comienza a mirarle el culo fijamente.. perdida en el vacío. Gustan. Éstas. absorto en sus tetas): Éstas. Gustan. pero con firmeza el culo a la morocha): Éste.

El extranjero la mira.. Hombre 1: O tendríamos que agarrar un cuchillo. levanta su vaso de cerveza y brinda con ellos. mirando hacia el frente. Lo que le den.. Hombre 2: Ya va a ver. Los tres toman y gritan efusivamente.. Hombre 1: Va a saber lo que es bueno. Morocha: Te quiero porque me mirás siempre a los ojos cuando me hablás. mirando al extranjero): Es un hijo de puta éste. los mira de pronto. Silencio. Morocha: ¿Cuándo me vas a llevar a Albania? Extranjero: Albania. Brindan. El extranjero levanta de nuevo su vaso de cerveza. Hombre 2: Y que con nosotros no se puede joder.. Hombre 1: Así va a aprender a no curtirse a mi mujer. hombre 2. Escena 5: hombre 1. Gusta mucho. .. Gusta. Albania linda. este. y ¡zas!. Entra el extranjero. Mesa de un bar. Vuelve a brindar con ellos. Hombre 2: Me encantaría cortarle los huevos. El hombre 1. Hombre 1: Y encima este albanés de mierda labura de lo lindo. Hombre 1: Hijo de mil puta. Hombre 1 (al hombre 2. Extranjero: Éste. chau pija albanesa. Silencio. Extranjero (repitiendo con dificultad): Cu-lo. Sí. Cualquier cosa le viene bien. el hombre 2 y el extranjero toman una cerveza. Sin pestañear. Este. en una calle vacía. que tenía la vista perdida. El hombre 1 y el 2 le sonríen. Hombre 1: Y nosotros nos tenemos que cagar de hambre porque este cerdo asqueroso labura por monedas. cuando esté durmiendo. Hombre 2: Trabaja por lo que sea. entrar a su habitación. Silencio. El hombre 1. Hombre 2: Albanés de mierda. Los tres sonríen y gritan efusivamente. Escena 4: hombre 1. Hombre 2: Así va a aprender a quién se la puede meter y a quién no. El extranjero. no te gusta? Morocha: Culo.. vestido con saco y corbata. Una miseria. Hombre 1: Adónde va.44 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 45 Morocha: ¿Y el de otras. con la vista perdida. y prendérsela fuego. extranjero. apoyado sobre una pared. Hombre 2: ¡Cómo puede ser tan hijo de puta como para curtirse a nuestras mujeres! Hombre 1: Habría que cortársela en mil pedacitos. Morocha: Te quiero. extranjero. Hombre 1: ¿Me querés decir para qué mierda se tuvo que venir para acá este cerdo? Hombre 2: Habría que rociársela con kerosén.

Acá frío.46 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 47 El extranjero se le queda mirando. El extranjero lo mira. (Con dificultad) Pla-ta.. Albania calor. Extranjero: No. Hombre 1: ¡Le pregunto si le pagan! Extranjero: No. Acá no trabajo. Hombre 1: ¿Y le gusta acá? El extranjero se queda mudo. Hijos. Sí. no comprendo.. Hombre 1: Acá no trabajo. Sí.. (Señalándose) Para mí. Extranjero: Sí. sin decir palabra. no tenía trabajo? Hombre 1: Sí. Hombre 1 (sorprendido): ¿Trabajo? Extranjero: Tra-ba-jo. Sí. Hijos. Silencio.. Hombre 1: ¿Extraña? Silencio. Albania. Dos. sin decir palabra. No plata. El hombre 1 lo mira. Extranjero: ¡Albania! Hombre 1: ¿Y en Albania. Tres. (Contando con las manos) Uno. Extranjero (pronunciando con mucha dificultad): Tra-ba-jo. Hombre 1: ¿Y le pagan? Extranjero: Sí. Extranjero: Hijos. Sí. Silencio. Dos. Acá sí trabajo. mirándolo. Hombre 1: Adónde va. Hombre 1: Hijos. Acá sí trabajo. Silencio.. que pasó. no comprendo. Albania. Gusta. Extranjero: No comprendo. Hombre 1: ¡Plata! ¿Le dan plata en el trabajo? Hombre 1 (gritando): ¡Dónde están! Extranjero: Mujer. Silencio. Hombre 1: ¿Y dónde están? Extranjero: Mujer. Sí. Hombre 1: No. Hombre 1 (gritando): ¡Es casado! El extranjero se queda mudo.. Hijos.. Extranjero: Mujer. Extranjero: ¡Plata! Sí.. Extranjero: Frío. Hombre 1 (gritando): ¡Que acá no hay trabajo! El extranjero se queda mudo. Extranjero: Albania no trabajo.. Hombre 1: ¿Es casado? Hombre 1: ¿Pero cómo? Si acá no hay trabajo. Hijos. mirándolo. Cuántos.. . Hombre 1: Mujer. Hombre 1 (gritando): ¡Le pregunto si le gusta acá! Extranjero: ¡Ah! ¡Ah! ¿Acá? Hombre 1: ¡Sí. acá! Extranjero: Acá.

Entra un extranjero vestido con saco y corbata. Silencio. siempre puede ser mejor. Por el tipo.. Creo. Hombre 3: Por el parecido físico.. La verdad que sí. hombre 2. ¿No se dan cuenta? Rubia: Sí. inmóviles. Rubia: ¿Le duele algo? ¿Se siente mal? Hombre 1: ¿Pero qué le pasa. Por el perfil. Deja la valija en el piso. Es italiano. Es italiano. Todos ellos están apoyados sobre una pared. Gunda: ¿Qué. extranjero.. no sabe hablar. No sé por qué lo decís. acá. Hombre 2: ¿Qué quiere decir? Hombre 1: No es de acá. No lo veo muy parecido a los otros italianos que conocí. Gunda: Yo no lo dije en ningún sentido. Rubia: ¿Hermoso. Hombre 1: ¿Te parece? .. Todos permanecen quietos. Gunda: ¿Y usted quién es? Gunda: ¿Quién es usted? Silencio.. Hombre 3: Es italiano.. Eso quiere decir.. morocha.. El extranjero la mira.48 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 49 Escena 6: rubia. Gunda: A mí no. El extranjero mira a todos. apartados uno del otro. Morocha: No creo que sea italiano. no. Morocha: ¿Tiene algún problema? Hombre 2: ¿Y? Hombre 1: ¿A quién busca? Gunda: ¿Qué quiere? Silencio. hombre. Hombre 3: A mí me parece que es muy hermoso. no tiene lengua? Hombre 3: Sí. No.. La rubia toma del brazo al hombre 1. Extranjero (con mucha dificultad): Yo. Gunda: Sí. Gunda: Tampoco creo que sea para tanto.. Hombre 3: Conteste. cargando una valija. Morocha: Sin embargo a mí me parece que está muy bien así.. Rubia: ¡Un extranjero! ¡Qué bueno! ¿De dónde es? Gunda: ¿Cómo que es italiano? Gunda: ¿Y vos cómo sabés? Rubia: Como poder ser. hombre 3. Gunda. en una calle vacía. El extranjero mira ahora al hombre 3. Rubia: Por qué no le preguntamos directamente a él de dónde es. Hombre 1: Yo también estoy de acuerdo.. Silencio. Le hicieron una pregunta. La morocha hace lo mismo con el hombre 2. Morocha: Es extranjero. vos conociste a muchos italianos? Morocha: No lo dije en ese sentido. hombre 1. no. no? Hombre 2: Sí. Me parece que sí. pero podría ser mejor. Gunda y el hombre 3.

Hombre 1: ¡Sí! ¡Usted! (Señalándolo) ¡De dónde es usted! Hombre 3: Justo acá nos viene a tocar un extranjero.. toma su valija y se va en la dirección que le indicaban. No. Después de un instante comienza a mirarle las tetas. Vas a ver. Albania. Rubia: ¿Y por qué no? Hombre 1: Pero cómo puede ser que a este tipo le den trabajo acá. Ya sé lo que es. Extranjero: Albania. Busca un papel en su bolsillo. Hombre 2: ¡Que asco de tipo! Hombre 1: ¡Qué mierda de extranjero más insoportable! Hombre 3: Y justo tenía que venir a caer acá. que me gusta mucho. gritando) ¡De dónde es usted! El extranjero deja de mirar las tetas de la rubia. Albania. Hombre 3: Yo también. ¿podría decirnos de dónde es usted? Silencio. Rubia (al extranjero): Y dígame señor. Mirá. Hombre 2: Debe ser lo único decente que se puso en años. ¿a quién busca? El extranjero mira a la rubia. Trabajo. Rubia (dando unos pasos hacia el frente. Silencio. Silencio. (Acercándose al extranjero. Contempla su figura. mirando a la morocha. Gunda: ¿Quién? ¿Ese albanés? Morocha: Sí. No. Trabajo. en voz baja): Tiene algo. Extranjero (señalándose): Yo. El extranjero se queda en silencio.. El extranjero la mira. Trabajo. Rubia (leyendo el papel): Es esta dirección.. Morocha (al extranjero): Es por allá. El extranjero advierte la presencia de la rubia. Morocha (a Gunda. Rubia: ¿Cómo? Hombre 1: Así. Sí. Extranjero (señalándose. No se mueve. Así nos sacamos la duda. Y encima uno como éste. Hombre 1 (gritando y señalando al mismo lugar que la morocha): ¡Le dijo que es por allá! El extranjero mira al hombre 1. Morocha (señalando): Por allá. por favor. lo encuentra y se lo alcanza. Acá.. Así no va a funcionar. Sin pestañear. Trabajo. Acá. en dirección al extranjero): Señor. Hombre 2: Debe ser un inquilino nuevo. Hombre 1: No.50 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 51 Rubia: Sí. Todos lo observan con gran atención. Observa al hombre 1.. un no sé qué. Sí. Gunda: ¿Y a quién busca? ¿Qué vino a hacer acá? Hombre 2: ¿Acá trabajo? Extranjero: Albania. hablando con gran dificultad): Yo... Hombre 1: ¡Pero mirá lo idiota que es! ¡Y cómo está vestido! Rubia: ¡Si está muy bien vestido! . Cuando te habla te mira siempre directo a los ojos.. Creo que es lo mejor.. Silencio. Señor.. Tenés que hablarle de otra manera si querés que te entienda.

a la tarde de un día agradable. perdida en el vacío.. observándola. los cuenta y los deja en el piso... El hombre 3.. hombre 3. Gunda: . Morocha: ¡Te pregunté qué vamos a hacer! . la vista al frente. Tengo mi sueldo. Silencio.. no quisiera envejecer. Toma varios billetes. Silencio.para tener algo en qué pensar. Silencio.. Silencio. Éste camina con la mirada fija. ¿no?. Gunda: Pienso en él sólo como si fuera un regalo. La morocha camina agarrando del brazo al hombre 2. El extranjero saca un cigarrillo y un encendedor de un bolsillo interior de su saco.No. Gunda y el extranjero caminan en medio de una calle desierta.. perdida en el vacío. Gunda: . Gunda: A veces quisiera poder tener pesadillas.. La morocha y el hombre 2 caminan en medio de una calle desierta.52 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 53 Escena 7: Gunda. Silencio. Gunda: . lo enciende y fuma muy lentamente. El hombre 2 la mira. sentada en el piso: la columna erguida... Habitación de Gunda.Quisiera que todas las cosas que conozco desaparecieran. Gunda mira hacia donde está el dinero. A la hora de la siesta. Trabajo. Gunda camina agarrando del brazo al extranjero.. Ella. hombre 2.. Escena 9: morocha..nunca... Éste camina con la mirada fija. Gunda (señalando la mesa): Dejálos ahí..Muy lindo. Escena 8: Gunda. A la hora de la siesta. Morocha: ¿Qué vamos a hacer? Silencio. Mira al extranjero. Silencio.Quisiera poder envejecer en paz. Silencio. Gunda deja de caminar. a la tarde de un día agradable. El extranjero fuma y la mira.. El hombre 3 saca su billetera de uno de los bolsillos de su pantalón.. Gunda: ¿Cómo te llamás? Silencio. Silencio.. Silencio. Silencio.. Silencio. El extranjero la mira.. Silencio.... Gunda: Lindo. parado frente a Gunda.. Gunda: ¿Tenés plata? Hombre 3: Sí. Yo puedo pagar.. Gunda: ... Silencio... fija en la pared.Todo esto.. Gunda: . en completo silencio.. Gunda: . Gunda: . extranjero. Lindo.

extranjero. Morocha: Hijo de puta. Tenerlo no es ni siquiera una opción. el hombre 2 y el hombre 3 están apoyados sobre una pared. El hombre 1. Morocha: Ah. Está bien. La morocha lo mira mientras él continúa fumando. Hombre 2: Sin embargo te vieron. Silencio.54 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 55 Hombre 2: Querrás decir qué vas a hacer. Morocha: ¿Pero no es un poco peligroso? Hombre 2: ¿Peligroso para vos? Morocha: Sí. Un poco. Morocha: ¿Y quién tuvo que ver si no? Hombre 2: No sé. Para vos no. Morocha: No estuve con él. Morocha: Basura. El hombre 2 se frena y la mira. hombre 2. A la tarde. Morocha: ¿Cómo? Hombre 2: Te voy a pegar bien fuerte en la panza. te voy a tirar al río. Al principio. Pausa. Silencio. Silencio. Te vieron con él. Tenés razón. Hombre 2: No hay manera de que no funcione. Entonces me quedo tranquila. Morocha: ¿Me vas a ayudar? . Morocha: ¿Qué querés decir. cerdo? Hombre 2: Porque es prácticamente imposible que yo haya tenido algo que ver con eso. El hombre 1 fuma. Hombre 2: Pero eso no me corresponde decirlo a mí. Hombre 2: Te voy a ayudar. Morocha: Es cierto. hombre 3. Ese extranjero. el hombre 3 mira al piso. Silencio. Silencio. Hombre 2: No. frente a una calle vacía. Hombre 2: Tenerlo no es una posibilidad. No mucho. Morocha: ¿Y qué voy a hacer si no funciona? Morocha: ¿Y eso sí va a funcionar? Hombre 2: Si eso no da resultado. el hombre 2 se rasca la cabeza con fuerza. lo enciende y comienza a fumarlo. No me pueden haber visto. Morocha: ¡Te pregunté quién me vio! Hombre 2: Gunda. Silencio. Morocha: ¿Quién? Silencio. muy lentamente. Silencio. Morocha: ¿Quién me vio? Silencio. Escena 10: hombre 1. El hombre 2 saca un cigarrillo del bolsillo interior de su pantalón. Morocha: ¿Y eso no me va a doler mucho? Hombre 2: Sí. Entra el extranjero.

Albania gente buena. Extranjero: Albania no duele. Silencio. . Silencio. Gunda: Sí. Feo. Albania no. Grita. Gunda. Los hombres 1 y 2 se agachan para golpearlo con más fuerza. desde arriba. perdida en el vacío. Extranjero: Albania linda. Se le cae al piso. Extranjero: Albania gente buena. Silencio. apoyadas sobre una pared. Escena 11: morocha. La rubia y Gunda. El hombre 3. La verdad que fue horrible. Silencio. Silencio. A la siesta. Silencio. Morocha: ¿Me vas a llevar a Albania? Escena 12: rubia. A la hora de la siesta. El hombre 3 se suma a ellos. La morocha se mueve con mucha dificultad. El extranjero se dobla y cae al piso. le corta el paso. Extranjero: Acá gente mala. Frío. lo patea salvajemente. Silencio. Rubia: ¿Cómo nadie? Gunda: Lo vi yo. pero no puede. La morocha y el extranjero caminan por una calle desierta. Silencio. Silencio. Trata de agarrarlo torpemente con sus dedos. mientras se mira en un espejo de mano. Extranjero: Acá duele. Extranjero: Acá. quien a su vez les devuelve la mirada. La rubia fuma un cigarrillo muy lentamente. Fue horrible. Silencio. golpeando al extranjero en el estómago varias veces. En una calle vacía. Extranjero: Acá. Feo. El hombre 2 y el hombre 3 dejan de hacer lo que estaban haciendo para observar al extranjero. Tienen la mirada fija. quien apenas puede caminar. Ambos están llenos de moretones. agarrándose del brazo del extranjero. Silencio. La morocha lo mira. Mira al extranjero. Extranjero: Acá feo. extranjero. 2 y 3 se miran entre sí.56 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 57 El hombre 1 tira el cigarrillo al suelo. Rubia: ¿Pero quién te contó como fue? Gunda: Nadie. La morocha saca un cigarrillo con mucha dificultad. A veces le da en el estómago y otras en la cara. El extranjero comienza a caminar. Sangra. El hombre 3. Silencio. Gunda se maquilla. Frío. Los hombres 1 y 2 se abalanzan sobre el extranjero y lo agarran de los brazos. a la tarde de un día agradable. Extranjero: Albania linda. de cicatrices y de sangre seca. Sus manos tiemblan. El extranjero se cubre como puede. Los hombres 1. con un movimiento brusco.

Escena 13: hombre 1. Es fea. Rubia: Entonces la tiró al río para ver si funcionaba. hombre 2. Tanto no sé.. Gunda: Sí. Rubia: No entiendo muy bien. Ambos fuman. es que ella no es muy agraciada que digamos. Pausa. Hombre 2: Claro. Hombre 1: Ah. Hombre 2: Eso jamás me lo podría haber imaginado. Rubia: ¿Y funcionó? Gunda: No. Hombre 2: Bueno. nunca va a tener una oportunidad para hacerlo. Hombre 1: Además no te olvides que juega con su desesperación. Hombre 2: ¿Le paga? Hombre 1: Sí. ¿no? Hombre 1: ¿Por qué? Hombre 2: Siempre pensé que tu mujer o la mía podían cobrar por hacerlo. Hombre 1: Seguro que por eso tiene que cobrarle a él. Ella quedó muy maltrecha. Y se enojó con él. Silencio. Hombre 2: ¿En serio? Hombre 2: ¿Cuánto? Hombre 2: ¿Creés que Gunda nos cobraría a nosotros dos? . Hombre 2: ¿Y hace mucho que pasa esto? Hombre 1: Hace un tiempo. Gunda: No. Los hombres 1 y 2 caminan por una calle desierta. Es cierto. Rubia: ¿Y dio resultado? Gunda: No.. Silencio. las dos son muy atractivas físicamente. porque si no le cobra a él. Rubia: ¿Pero le pasó algo? Gunda: Sí. Hombre 1: Sí. no.58 Caen pájaros literalmente del cielo Yace al caer la tarde 59 Rubia: Ah. Los dos siguen fumando.. a la hora del almuerzo. Hombre 2: ¿Cada cuánto lo hacen? Hombre 1: Cada vez que él cobra su sueldo. Rubia: Claro.. ¿Qué le hizo primero? ¿La tiró al río o le pegó en la panza? Gunda: Le pegó en la panza. Hombre 1: ¿Qué? Hombre 1: ¿Por? Hombre 2: ¡Pero que Gunda cobre por hacerlo!. Hombre 1: Sí. Porque la tiró al río. Silencio. Digo. Porque ninguno de los dos métodos dieron resultado. Hombre 2: Qué raro. Silencio.

Segundo: ¿Mañana? Primero: Mañana mismo. ante una calle vacía. Fuma. La morocha hace lo mismo con el hombre 2. al hombre 2 y luego a sí mismo. Escena 14: rubia. hombre 3. Segundo: ¿Es necesario? Primero: Sí Hombre 2: ¿Pero qué te parece? Silencio.. Silencio. Segundo: Papelitos. Hombre 2 (dudando): ¿Y creés que le cobraría a él? Hombre 1: ¿A quién? Hombre 2: A él. bañados apenas por la luz azulina que sale de una heladera entreabierta. Pausa. Busca cerrarla.. Primero: ¿Cómo? Primero: ¿Ahora? Hombre 1 (con mucha amargura): No. inmóviles. vestido de traje. morocha. al atardecer.60 Caen pájaros literalmente del cielo Silencio.. Segundo: ¿Por qué no? Primero: Tendríamos que estar en un estadio. Segundo: Me gustaría que cayeran papelitos. Primero: Mañana me voy. Silencio. si se nos ocurriera ir. Silencio. A ese extranjero. El primero mueve levemente la puerta de la heladera. Segundo: Me gusta imaginarme que. El hombre 1 observa primero. Todos ellos están apoyados sobre una pared. Gunda. El segundo lo frena. hombre 2. Hombre 1 (con amargura): Creo que sí. Primero: ¿En dónde creés que estamos? Primero: No. Hombre 2: Quiero decir. Silencio. La rubia toma del brazo al hombre 1. extranjero. Silencio. apartados uno del otro. Ahora Dos hombres sentados en la penumbra. El hombre 1 lo mira. No estamos en un estadio. A ése seguro que no. Los comtempla un instante en silencio. Creo que nos cobraría. Gunda y el hombre 3. Segundo: ¿No estamos en un estadio? Segundo: En un estadio. Silencio. detenidamente. .. Entra el extranjero. Hombre 1: No sé. Se detiene. hombre 1.

Entonces todo es verde. Sí. Segundo: Todavía acá. Segundo: La luz es más fría. A esta hora. Segundo: No puede ser. cuando no hay nada. la luz es distinta. Mi gato se llamaría Henry. gracias. Primero: Henry. La falta de luz. ni yogurt. Primero: Todavía. No le gusta tu compañía. Primero: Me volví impaciente. Primero: Henry. De día la luz es distinta. Segundo: No me gusta que mueva tanto la cola. Segundo: Creéme. Primero: Es así. Primero: Él sí. Maullaría toda la noche. . Es la pared la que da la dominante cromática. Primero: Quisiera tener un gato. que también es verde. Primero: Mi gato negro. Primero: A esta hora. Segundo: ¿Desde cuándo prestás tanta atención a la luz de la heladera? Primero: Desde siempre. Se cruzaría por tu camino en cualquier momento. Segundo: ¿Y Henry? ¿Cómo anda? Primero: Muy bien. Te llamaría a Primero: El gato. para que lo lleves afuera. Mucho gusto. Lejos de vos. Te esperaría. Segundo: Henry.62 Caen pájaros literalmente del cielo Ahora 63 Primero (interrumpiendo): No. Eso es por la pared de la heladera. Segundo: ¿Qué tiene que ver la hora? Primero: Sería incapaz de pedir. Segundo: Un gato a esta hora sería peligroso. Primero: No haría eso. Primero: A mí tampoco. Segundo: Cómo se llama. No importa nada en realidad. No importa el color de la bombita. Primero: ¿Cómo? Segundo: Todavía estás acá. Segundo: Ya lo sé. Primero: ¿Por? Segundo: No lo podrías ver bien. al balcón. Segundo: Nadie es incapaz de pedir. Haría eso. Pero lo hace cada vez más seguido. Primero: Es por la hora. A la mañana. Silencio. la luz es casi verde. Silencio. ni leche. El segundo entreabre la puerta de la heladera. Segundo: Henry. En la puerta. gritos para que lo dejes en algún lado. ni mermelada. Más amarilla. la heladera da una luz más azulada. Segundo: Quién.

. Al final todo se nos viene encima y nos aplasta. Una noche bien oscura. Primero: No está disconforme. Silencio. ¿No somos más amigos? Primero: Sí. Un día estás parado ahí. Silencio. Primero: No te puedo ayudar. Eso es peligroso en esta ciudad. Segundo: Lo intento. ¿no te quiso vender algo? Primero: No te creo. Voz del segundo: Te busqué por toda la ciudad.Y estuve tratando de alejarme de ese momento desde entonces. Me preguntó si me pasaba algo. No dije que lo lograra. por qué todo esto se fue al carajo. Primero: ¿Se puede? Segundo: ¿Qué? Primero: Alejarse Primero: Ese hombre. Segundo: Yo sí. A adentrarme por barrios que no conocía. en la vereda de una calle cualquiera.. Quedan a oscuras. Un día. Segundo: Claro. Segundo: No. y de pronto ya no te acordás de nada: quién sos. perdí el rumbo. Segundo: . Y te descubrís a vos mismo buscando basura en los tachos. El primero cierra la puerta de la heladera de un golpe seco. Primero: ¿Trató de venderte algo? Segundo: ¿Cómo? Segundo: No. de tanto caminar. Uno no sabe en dónde. Vi a un hombre en la esquina. . Ahora. Segundo: ¿Entonces? Segundo: Mañana. No tengo monedas.. Se dio cuenta de que yo tenía una curita sobre mi ceja derecha. Un hombre con un impermeable. El primero abre la puerta de la heladera.. Está disconforme. Para comer. Nadie puede. Segundo: No importa lo que nadie crea. qué hacés en tu vida para sobrevivir. Empecé a deambular en círculos. Vuelve la luz. Segundo: Ya lo sé. Primero: ¿Y entonces? Primero: Claro. Silencio. No sé bien por qué.64 Caen pájaros literalmente del cielo Ahora 65 Segundo: No es una buena señal. Primero: ¿Cómo? Primero: Eso no le puede pasar a nadie. Como si me hubiera olvidado para dónde quedaba mi casa. Segundo: Yo tampoco. Le dije que no. Segundo: Mañana te va a pasar algo parecido. Perdí el rumbo. Está enojado. Segundo: No entiendo. se me ocurrió doblar por una calle que no conocía. Una calle con niebla. cómo te llamás. Primero: No lo creo. No soy pelotudo. Primero: Nunca tuve gatos antes. eso fue lo que me pasó.

Pero ya no hay más comida. Primero: Para vos. Segundo: Peor o igual. Primero: Henry tiene un amigo nuevo. lo mismo da. Primero: Sólo lo comería en caso de extrema necesidad. Primero: Si están vacías es porque no hay plata. Segundo: Qué bien. Para eso falta. Segundo: ¿Cuál luz? Primero: Nuestra luz. Segundo: ¿Cómo? Primero: De que nuestra luz titilara. Primero: En la heladera no hay nada. Primero: No me parece bien. Segundo: Para vos tampoco es nuevo. Segundo: Podríamos comernos a Henry. Ahora no. Primero: De día es peor. Segundo: ¿En dónde hay plata? Segundo: Fijáte. Segundo: Era una idea. Creéme. Titila. Anda buscando un hogar. Primero: No me importa. Segundo: Es por el frío. Segundo: Como ahora. Primero: Es muy malo. Primero: Como ahora no. Primero: Todos tenemos hambre con este frío. Primero: Nada puede ser peor que esto.66 Caen pájaros literalmente del cielo Ahora 67 Silencio. Silencio. ¿qué hay? Silencio. Mira dentro de la heladera. En especial cuando las heladeras están vacías. El primero se levanta. No me acordaba. Primero: En la heladera. . Segundo: ¿Por? Primero: Es un gato malo. Primero: ¿No? Segundo: No. Primero: Nada. no puede ser un gato tan malo. Me preocupa. Segundo: Eso no es nada nuevo. Primero: No quiero comerme a Henry. hosco. Segundo: Debe tener hambre. Es ese tipo de amistad que puede terminar en una tragedia. Hace tanto frío de noche. Primero: La luz titila. Segundo: Todos tenemos hambre siempre. Primero: No me acuerdo. Segundo: De qué. Segundo: No tengo ganas de comer. Segundo: Si está buscando un hogar. nada más. Segundo: No lo creas. Vuelve a sentarse.

con un cuchillo gigante. amigable. digo yo. Primero: Sí. Me mira y me hace un gesto familiar. Muy fría. Y ahora viene por mí. Mañana. me dice el hombre del impermeable. Con habitaciones muy altas y espaciosas. Pero es lo que hay. Y todavía puedo tragar. Lluviosa. No es bueno estar tan seguro. Silencio. en decadencia. Y antes de rematarlo. le contesto. Por eso llegué hasta acá. que me persiguen. Segundo: Cobarde. Primero: Ya soy viejo.. Se sonríe. Primero: No. De frente. y a lo que creí ver. Muy entrada la madrugada. Años. Oscuridad total. Silencio. Primero: ¿Cómo? Segundo: ¿Seguro mañana? Segundo: Me siento un cobarde. No. Le digo que me estoy escapando. Afuera. desde hace mucho tiempo. Una especie de centro cultural viejo. le Segundo: Bajó bárbaramente la temperatura. Durante la lluvia. Me encuentro con el mismo hombre del impermeable. Segundo: No es mi culpa. . Segundo: Y llueve. Tiene un cuchillo enorme. Primero: Sí. desde que empezó todo esto. Me pregunta qué hago ahí. Ese hombre que lo anda persiguiendo. ¿Sabe cómo es ese hombre?. Un hombre. creo. Sólo sé que me persigue para matarme. con muchas habitaciones. Primero: Vos tampoco. Bañado en sangre. Voz del primero: No me gusta. Sólo que esta es una noche distinta. Segundo: No tenés por qué. le pregunto. porque es un lugar muy grande. Segundo: De más viejo. Inmenso. El primero abre la puerta de la heladera. Mucho más ya no voy a vivir. Primero: A esta hora siempre baja. Voz del segundo: Estoy en un lugar muy grande. Primero: Nunca me pasó algo parecido. Y usted cómo sabe. lleno de gente. soy yo. Silencio. Quién. Se escucha la lluvia. me dice el hombre del impermeable. En la calle. No se confíe.68 Caen pájaros literalmente del cielo Ahora 69 Primero: Pero no comemos desde hace semanas. Vuelve la luz. Imposibilitados de tragar. me pregunta. Bien separadas unas de otras. y no creo que me encuentre. Un salón de conferencias con múltiples salas. va a dar las gracias. Llueve. para distintos usos. Ni una papilla vamos a poder comer. Porque ese hombre que anda tras sus pasos. Segundo: Yo sí.. Silencio. Me invita a que me acerque a él. Escuché los gritos. El de la otra vez. Segundo: Y un día no vamos a comer más. me vuelve a preguntar. hoy se va a encontrar directo con usted. El primero cierra la puerta de la heladera de un golpe seco. Primero: Yo también. Voz del segundo: A mí tampoco. De viejos. Lo va a mirar bien fijo a los ojos. Y pese a lo que escuché. gritos y ráfagas de viento. no hice nada.

Segundo: No. Segundo: Ya te dije que no. Y no él la suya. Parece que los dos pensábamos en las mismas cosas. Otro. Primero: Pero ya no. Sólo que yo no lo sabía. Primero: En realidad. Es hermoso. No lo sigo. Primero: El hombre. Desde chiquito quería venir para acá. Se escucha la lluvia. digamos la izquierda. me preguntó. Y él se fue por el otro. Silencio. . Y común. Primero: Ataque primero. Primero: Yo tampoco.. Estaba haciendo un recorrido parecido al mío. por suerte. Primero: Está fallando todo. Primero: Por qué no se fueron juntos. en una noche como ésta. Una noche fría.. Figura redondeada. Primero: ¿Cómo era? Segundo: Quién. el desierto.. Está a punto de apagarse. Como si no pudiera creerlo. Segundo: ¿Yo? Silencio. Yo seguí caminando para un lado. Silencio. La luz de la heladera titila. Dos veces. La luz titila. Segundo: Nos quedamos pasmados mirando un largo rato ese cielo increíble. Segundo: Exacto. Silencio. No le haga caso.. Por qué me sigue. Segundo: ¿Cómo? Segundo: No sé. Ahora. Esta vez no. Alguna vez fuimos amigos. Se ven todas las estrellas. Copiaba mi caminata. Segundo: En el desierto. Segundo: No dije eso. Quién sabe. Primero: Una maravilla. sí. Silencio.. Segundo: No quiero. Es lo que hacen todos. no me acuerdo. Llena de luceros azules brillantes. Dimos media vuelta.70 Caen pájaros literalmente del cielo Ahora 71 Primero: Es común no hacer nada. Primero: ¿Era el del impermeable? Primero: ¿No era el mismo entonces? Primero: Usted copiaba su caminata. Segundo: Esta heladera es muy vieja. Cobarde. Noche cerrada. Me encontré con un hombre. Sin el impermeable. No el del impermeable. Quería conocer Segundo: Quizás sí. Negra. Primero: ¿Quién si no? O ataca usted o lo hago yo. Volvió a repetir lo que yo le había dicho. Nunca más nos vimos. Segundo: Lo mismo me dijo él. Y ahora estoy cumpliendo con mi sueño. Primero: Es perfecto. y después nos fuimos. Las estrellas. Miramos las estrellas. Segundo: Es común. Eso fue lo que él me dijo. las constelaciones. digamos la derecha. Un hombre de facciones clásicas... le dije. usted copiaba la suya. Al mismo tiempo.

Quién pudiera estar así todo el tiempo. Silencio. Dos huecos sin fondo. Mover primero una pierna. Pasado mañana.. Y él hizo lo mismo. Primero: Sin pretender nada. Segundo: Quién pudiera. Segundo: Quién sabe. Silencio. semiinconsciente. Segundo: Frío y niebla. en realidad.. Segundo: Conozco esa sensación. Primero: Me produjo euforia cuando dejaron de dolerme las sienes. Y sin embargo.72 Caen pájaros literalmente del cielo Ahora 73 Segundo: Miramos las estrellas. parece.. un trabajo inmenso: ir al baño. Primero: Quizás no vuelva más. Dejando pasar las horas. Segundo: No hay dolor de cabeza que no lo sea. Sin desear nada. Cada cosa que tenía que hacer. Primero: Por qué no se fueron juntos entonces.. de tranquilidad interior como nunca tuve en mi vida.. Los recuerdos de la fiebre me dan asco. después la otra. Miré los huecos de sus ojos y me fui. Segundo: ¿No? Primero: No.. Sin ninguna expresión. Los movimientos atolondrados. Primero: Un dolor muy agudo y constante sobre las sienes. ¿Por dónde andará? Primero: Por ahí.. Silencio. Cada uno por su lado. Mañana no. eso es lo más raro. Como si tuviera que volver a comer comida ya digerida. En esa oscuridad de la noche del desierto.. Silencio. Segundo: Henry. pero adónde van. Nos miramos a los ojos. Caminar sin estar condicionado.. Primero: Quién sabe. Sin tener fuerza para hacer nada. Primero: No creo que me vaya mañana. Ya incorporarme sin que me dolieran todos los huesos era un triunfo enorme. Saber que eso no iba a molestarme más. Primero: Anoche tuve fiebre... Primero: Que iba a poder levantar la cabeza otra vez. no podía ver sus ojos. Mirar a la derecha y a la izquierda.. Segundo: La falta de comida. A los gatos les gusta salir de noche. Segundo: Los míos también. . por ejemplo. Primero: El dolor de cabeza era insoportable. Levantarme. Segundo: Sí. Segundo: ¿Y Henry? Primero: Quién.. Un estado de paz. Primero: Mucho frío. Segundo: Mañana va a hacer frío. Veía dos huecos negros. Segundo: No por mucho tiempo. El andar vacilante. los días que pasé en cama fueron los mejores de mi vida. en un estado adormilado.

Silencio. Hombre 1: Gracias. Boris Dos hombres. Toma la carta. Hombre 2: ¿Y además? Silencio. junto a la mesa. El Hombre 1. sentado en una de las sillas. Está jugando un solitario. Ahora. sin melodía. parado a su lado. Es un silbido extraño.74 Caen pájaros literalmente del cielo Primero: Sí. Dos sillas: una vacía. Una mesa cubierta de cartas. . Voz del primero: Está fallando todo. la mira con indiferencia y vuelve a ponerla en otro lugar de la mesa. la da vuelta con delicadeza y la coloca en otra parte. encerrados en una habitación sórdida y diminuta. La luz de la heladera se apaga de golpe. El Hombre 2 observa alternativamente las cartas y el rostro del Hombre 1. Hombre 1: No sé. silba muy bajo y muy suavemente. Silencio. Ambos llevan saco. El Hombre 1 sonríe cálidamente. Hombre 2: ¿Qué hace en su tiempo libre? Hombre 1: Duermo de día. Hombre 2: Hermosa mano. Las paredes están descascaradas. El Hombre 1 agarra otra carta. otra ocupada. a la madrugada. Completa oscuridad. El Hombre 1 se inclina sobre la mesa para agarrar una carta. Mientras hace esto. al igual que el cielo raso. No mucho. camisa y pantalón de vestir. con grandes trozos de ladrillo y cemento al descubierto. El Hombre 2.

De noche nunca pude. ya me di cuenta. Hombre 1: Nunca me preguntó lo que me gustaba. Duda. Lo mío es estar acá. Nada más. Hombre 1: No esté tan seguro. ¿le gusta? Hombre 1: No le gusta. a la noche. vigilando. El Hombre 1 agarra decidido una nueva carta. Hombre 2: Debería empezar otra mano. Hombre 1: ¿Cansado? Hombre 2: Agotado. Hombre 2: No debería.. El Hombre 1 mezcla las cartas y las dispone nuevamente en hileras sobre la mesa. Una vez que lo hizo.. Piensa. Hombre 2: ¿Cansado? Hombre 2: Cuál. Hombre 2: ¿Logra muchas confesiones? Hombre 1: Ese no es mi trabajo. Prefiero el ajedrez. Hombre 2: Se puso difícil ahora. Hombre 1: No voy a ganar. La ubica en otro lugar de la mesa. si ya sabe que va a perder.. Hombre 2: Usted nunca mató a nadie... Hombre 2: Me doy cuenta de que el trabajo le gusta. Silencio. Hombre 1: No contestó la pregunta. Silencio.. Hombre 1: Lo que me gusta es que puedo dormir de día. El Hombre 1 agarra todas las cartas que están sobre la mesa. No se decide todavía a agarrar otra. A mí también me gusta el ajedrez. ¿no? Hombre 1: No. Hombre 1: Hace muchos años que trabajo acá. Hombre 2: Atento. El Hombre 1 cambia otra carta de lugar. ¿Y usted? Hombre 2: Por mí no empecemos nada. Estoy acostumbrado. Hombre 1: No quiero empezar otra mano. Hombre 2: Estoy acostumbrado. Arma una pila con ellas. Hombre 2: Saque sus propias conclusiones. Silencio. se decepciona. Flexiona los dedos de su mano derecha. Es cierto. . No me gustan las cartas. Hombre 2: No lo sabía. Hombre 1: Su trabajo. Hombre 2: No me hubiera dicho eso si no. Silencio. Silencio. boca abajo. Hombre 2: Usted tampoco. Hombre 1: Me lo hubiera dicho antes. Y usted tampoco. Hombre 1: No debería meterse en asuntos tan complicados. Nunca va a salir bien parado. Pero no puedo evitarlo.76 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 77 Hombre 2: ¿Le gusta su trabajo? Hombre 1: ¿Y a usted? Hombre 2: Le pregunté primero. siempre firme. Mira las cartas. Hombre 1: Nunca vigilé a nadie.

Hombre 1: ¿Un café? Hombre 1: Ya va a cambiar. . Hombre 2: Si yo no maté a nadie. A esta hora siempre me da hambre. Hombre 1 (interrumpiendo): Eso es lo que les molesta. Piensa. Si lo supiera. la da vuelta y la pone en otro lugar de la mesa. Silencio.. En cualquier momento puede llegar a cambiar. Igual que usted. Hombre 1: Es cierto. Hombre 2: Adónde. Sus mañanas libres.. Hombre 1: Piense lo que quiera. Silencio. Hombre 2: No lo sabe o no me lo quiere decir. Hombre 1: Hace tiempo que no hay nada que no sepamos de usted. Hombre 2: No saben quién fue. Pero no le prometo que sea igual al que usted está acostumbrado. Hombre 1: Hace mucho tiempo que a usted lo tenemos clasificado. Silencio. El Hombre 1 agarra otra carta. Duda. Hombre 1: Qué. entonces quién. Hombre 2: Ahora sí que no viene nada bien.78 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 79 Hombre 2: Eso dice usted.. Eso no es nuevo. Hombre 1: Mañana por la mañana se lo van a venir a llevar. Hombre 1: En cualquier momento le traen el café. Yo no gano nada con esto. Hombre 2: Cuánto tiempo más me van a tener encerrado. Silencio. Hombre 2: Entonces qué hace acá. cuál es su tarea. Hombre 2: Ya no hay nada que ocultar. El Hombre 1 mira las cartas. la da vuelta y la pone en otro lugar de la mesa. Hombre 2: No se olvide de su sueldo. Hombre 2: No. Silencio. Hombre 1: Exacto. Hombre 1: Nunca duerme de noche.. Hombre 1: No lo sé. para poder dormir. Silencio. Hombre 2: Por qué me tienen acá. El Hombre 1 mira su reloj de pulsera. Hombre 2: Claro que gana. Hombre 1: Podríamos pedir algo de comida.. se lo diría. El Hombre 1 agarra otra carta. Hombre 2: ¿No? Hombre 1: No. El Hombre 1 agarra una carta cualquiera. la da vuelta y la pone en otro lugar de la mesa. Es lo único que gano. Hombre 1: Eso no lo sé. Hombre 2: Preferiría un café.. No se decide todavía a agarrar otra. Hombre 2: Esta mano. Hombre 2: A esta hora siempre tomo un café bien negro y cargado. Quedó todo al descubierto.

el Hombre 1 agarra otra carta. aún con la carta en la mano. siempre es mejor comer que tomar un café. Silencio. Hombre 2: Cuándo va a venir. Hombre 1: Siempre quise comer. No sé por qué. Hombre 1: A esas sensaciones siempre hay que hacerles caso. Hombre 2: Yo estoy reventado. Hombre 2: ¿No está cansado de este juego? Hombre 1: No más que usted. Silencio. Hombre 2: No creo que sea tan fácil. Hombre 2: Perfecto. El Hombre 1. No la jugaría. Silencio. se arrepiente. Silencio. Pero igual prefiero comer. Vengan de quien vengan. con el café. Hombre 2: A mí me encanta. Hombre 1: Si tiene el estómago revuelto. Hombre 2: Antes tuvo problemas. Tuvo problemas… Hombre 1: Siempre me trajo problemas. Hombre 2: Quiero decir. Hombre 2: No esté tan seguro. A esta hora es lo más adecuado. Hombre 1: A mí también. Hombre 1: Yo también. Es cuestión de tiempo. Silencio. Hombre 2: Esa carta. Ahora quiere comer. Un pequeño fragmento del cielo raso se desprende y cae sobre el piso. Piensa. Pero de un momento a otro esto se va a terminar. Hombre 1: ¿Cómo sabe? Hombre 2: Tengo un mal presentimiento. Hombre 1: No se preocupe. el Hombre 2 interrumpe. la da vuelta y la pone en otro lugar de la mesa. no haría eso. No sabe qué carta agarrar. la deja donde estaba antes y agarra otra. Hombre 1: El café no hace nada bien. Ya va a pasar. Silencio. Esta vez no tuve ninguno. . ¿no? Hombre 1: De qué habla. Hombre 2: Únase a la lista. Hombre 1: ¿Y ahora? Silencio. Pero nunca pude Hombre 1: Cambió de opinión.80 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 81 Hombre 1: Que ya casi no me alcanza para nada. Después de mucho reflexionar. Hombre 2: La comida… Hombre 1: Qué. Hombre 2: Si yo fuera usted. Hombre 2: Tengo revuelto el estómago. El Hombre 1 agarra otra carta. Cuando la tiene en el aire. Ni tampoco el primero. El Hombre 1 mira la mesa. Hombre 1: Qué. Se lo digo por eso. Hombre 2: ¿Y usted? Hombre 1: Nada es fácil. No es el único.

Hombre 2: Qué. Hombre 1: No confío en los archivos. Curiosidad. Me encanta y me hace mal. Es un juego muy aburrido. Todavía no. Hombre 2: No pensé que todos leyeran cosas sobre mí. El Hombre 1 hace un gesto afirmativo con la cabeza. Una combinación fatal. Hombre 2: Qué. Hombre 1: Tienen archivos de todos. Se lo traigo. Ya me dijo que prefería el ajedrez. Como usted. No puedo todavía. Hombre 2 (señalando las cartas dispuestas sobre la mesa): ¿No piensa jugar más? Hombre 1: Estoy harto. Hombre 2: Debería seguir jugando. Hombre 1: ¿Más tarde? Hombre 2: Más tarde puede ser… Hombre 2: Por qué no me lo dijo antes. Hombre 2: ¿Sobre mí? Hombre 2: ¿Mis archivos? Hombre 1: No solamente los suyos. Si quiere. Hombre 2: ¿A usted le abrieron un archivo? Silencio. Hombre 2: Y yo no sé nada de usted. Hombre 1: Le asombra. Dije que yo leí mucho sobre usted. Hombre 1: Es cierto. Incluso el mío. ¿Se siente mejor del estómago? . Cae un nuevo fragmento de cielo raso. Hombre 1: No quiero tener secretos con usted. Y más si son empleados. Hombre 1: Los archivos. Hombre 2: Muchas gracias. Silencio. Hombre 2: Le encanta porque le hace mal… Hombre 1: Nunca lo había pensado de esa manera. Hombre 1: Me cansé. lo puede leer. Nunca dicen la verdad. Hombre 2: Interés no. Hombre 1: Mi archivo. Hombre 1: Leí mucho sobre usted. Silencio. Hombre 2: Tiene interés en mí. pero no.82 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 83 evitarlo. Hombre 2: Qué dicen. Hombre 1: Usted dijo que tenía interés en mí. Hombre 1: Si quiere lo puede leer. Hombre 1: No dije que los demás leyeran. Hombre 2: Nunca se había encontrado con alguien como yo. No son gran cosa. Hombre 1: Hay muchas cosas que no sé sobre usted. Se lo traigo ya mismo. Hombre 2: Las cartas son muy aburridas. Hombre 1: Leí lo que había en los archivos. Los de todos. Hombre 2: No hace falta. Al menos usted pudo leer algo sobre mí. Hombre 1: Interés no. Curiosidad.

Hombre 2: Si llega. Silencio. Sale. Hombre 2: ¿Hablan bien de mí? Hombre 1: Ningún archivo habla bien de nadie. Se los traigo. Se escucha al Hombre 1 hablar con alguien. Silencio. No sé si estoy preparado. se los traigo. Silencio. Silencio. Hombre 1: Como quiera. Silencio. Tres golpes sucesivos a la puerta. Por mí no hay problema. Usted debería saberlo mucho mejor que yo. Hombre 1: ¿No piensa comer ni una porción? Silencio. Hombre 1: Si llega qué. . Silencio. Hombre 1: La comida… Silencio. Hombre 2: Quisiera saber quién es usted. Mira al Hombre 2. Hombre 2: ¿Mi archivo? Hombre 1: Sus archivos. Miran la caja de cartón que está sobre la mesa. Hombre 1: Muchísimas cosas. El Hombre 2 hace un gesto afirmativo con la cabeza. Hombre 2: Todavía no puedo. Hombre 2: De tanto esperar. El Hombre 1 se levanta de la silla. Hombre 2: Qué dicen. El Hombre 2 queda solo. Hombre 2: Se me fue el hambre. Hombre 1: ¿No está contento? Hombre 1: A mí también. Yo no. Camina en dirección a la puerta. Hombre 2: No. Hombre 1: No entiendo. Todavía no. Hombre 1: En cualquier momento llega. Sostiene una caja de cartón con sus dos manos. Más tarde. Hombre 2: Coma usted si quiere. Hombre 2: ¿Y el café? Hombre 1: ¿No quiere que se los traiga? Hombre 1: Por eso. La apoya sobre la mesa. Hombre 2: Si llega la comida alguna vez. No sea impaciente. Hombre 2: Me gustaría leer su archivo primero. Y luego pasos. El Hombre 1 hace un gesto afirmativo con la cabeza. Hombre 2: Me gustaría saber qué dicen de mí. Permanecen parados. Así va a poder comer. Hombre 1: Mejor. El Hombre 1 entra. No tengo hambre. se nos fue el hambre. Hombre 2: Son varios… Hombre 1: ¿Le interesa? Hombre 2: No sé. Hombre 1: Si quiere.84 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 85 Silencio. Hombre 2: Mis archivos. Observa con atención el lugar. Nunca. qué dicen sobre mí.

¿no? Hombre 1: Prefiero quedarme parado. Es eso. Cae otro fragmento de cielo raso. Hombre 1: Siéntese. Silencio. Hombre 2: ¿Estaba pedido? Hombre 2: Nunca me van a dejar ir. Ya se lo dije. Hombre 2: Quisiera saber adónde me van a llevar mañana. Hombre 1: Más tarde quizás. Hombre 2: Me encantaría tomar un café a esta hora. Silencio. Hombre 1: A mí también. que está de mi parte porque leyó los archivos. Los dos juntos. Hombre 1: Usted no hizo nada malo. Hombre 2: No me van a dejar ir.. Y usted lo sabe. Quién sabe por qué. Todavía no es tiempo. Hombre 1: Tome asiento. Y saben mucho más también. Hombre 2: Un rato nada más. Silencio. No insista. Hombre 1: Usted no es culpable de nada. Hombre 2: Ellos quieren que usted me saque algo. . Hombre 1: No me crea tan ingenuo. En algún momento me van a creer. Hombre 1: Se los digo todo el tiempo. Dos pasos y enseguida vuelvo. Alguna vez debería salir de este encierro. Hombre 2: Dígaselo a ellos. Hombre 1: No se impaciente. Silencio. Silencio. Así después me puedo ir tranquilo. Silencio. Hombre 1: No lo sé. Hombre 1: No es tan sencillo. Hombre 1: Por alguna razón no lo trajeron. Hombre 2: Me va a dejar salir. A tomar un poco de aire fresco. Eso va contra las reglas. Hombre 2: Nunca me van a dejar ir. Si no le molesta. Hombre 2: Dígame qué es lo que quieren que les cante y listo. A usted también le vendría bien. El Hombre 1 hace un gesto negativo con la cabeza. Silencio. Se los digo. Cada vez que los veo. Hombre 1: No puedo. Pero ¿y ellos? Hombre 1: Ellos saben tanto como yo. Silencio. Hombre 2: Eso lo dice usted. Hombre 1: Ahora no. Hombre 2: ¿Usted no se sienta? Hombre 1: No puedo. Hombre 2: A tomar un poco de aire fresco.. El Hombre 2 se sienta en una de las sillas. Hombre 2: Saldríamos los dos. salgamos a dar una vuelta.86 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 87 Hombre 1: No lo trajeron.

Es un perro simpático. Dos o tres veces. Hombre 1: ¿Lo saca a pasear? Hombre 2: Todos los días. mi perro. lo acaricia y me dice que alguna vez tuvo un perro igual a él. Silencio. Hombre 2: ¿Eso no estaba en los archivos? Hombre 1: No se menciona nada de perros. Cada vez que salimos.. . desconcertado. comprador y muy roñoso. Hombre 2: A los dos minutos ya anda revolcándose por el pasto y la tierra. Hombre 1: Cuántos años tiene. Hombre 2: Marca perro.. Hombre 1: De qué raza es. Hombre 1: Aunque se ensucie enseguida. Hombre 2: Y sin embargo es un perro muy común.88 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 89 Hombre 2 (para sí. Los perros necesitan salir a pasear. me encuentro con algún vecino que se acerca. Hombre 1: Debe ser un tipo de perro muy común. Hombre 2: Simpático. siempre. Hombre 2: Boris. Hombre 1: Se lo quieren robar. atento): Quién. Hombre 1: ¿Nunca lo baña? Hombre 2: Una vez al año. Hombre 2: Todo es relevante. Silencio.. Silencio. Tenga cuidado. No sea ingenuo.. Hombre 1: Es raro. Hombre 2: Unos tres años. Hombre 2: No sé cuantos años tiene porque lo levanté de la calle. Hombre 2: No sé. Hombre 1: ¿Una vez nada más? Hombre 2: Es todo lo que necesita. Tengo una foto en mi billetera. El Hombre 1 lo observa. Por eso. El Hombre 2 asiente afirmativamente con la cabeza. en voz baja): Cómo estará Boris ahora. Hombre 2: Me encantan los perros. Hombre 2: No quiero. Hombre 1: Hace bien. Silencio. Hombre 2: De ninguna. Hombre 1 (escuchándolo. Puntiagudo. Me está engañando. Hombre 2: Si quiere se lo muestro. Hombre 1: Pero alguna idea tiene. Hombre 1 (molesto): Cómo que no sabe. Nunca vi a un perro totalmente gris. Hombre 2: No sé cómo pueden perderse un dato tan importante. Hombre 1: Debería enseñarle buenos modales. Como es de la calle no se puede saber con certeza. Hombre 1 (asombrado): Tiene un perro. Hombre 1: No es relevante. Me gusta así como es: roñoso y loco.. Tiene el hocico muy grande. Como yo. Hombre 2: Es gris. Hombre 1 (sorprendido): ¿No es de raza? Hombre 2: Es de la calle.. Hombre 2: No.

Muy cerca uno del otro.. Hombre 1: Un chivo expiatorio. hasta el día siguiente. como si me viera por primera vez. Hombre 1: Lamento oír eso. El Hombre 1 le entrega la foto de Boris al Hombre 2. Hombre 1: Nunca tuve. Ambos miran fijamente la foto durante un largo rato. Observándose. Hombre 1: No tengo espacio. Hombre 1: Pero no hay nada que pueda hacer. De noche siempre se queda a mi lado y me pica con el hocico para que le haga caricias en el lomo o en la cabeza.. recostado en el colchón que tiene Silencio. Se acerca al Hombre 1. le gusta que lo acaricien. mejor. Saca una foto. Hombre 1: De verdad. No lo voy a poder acariciar. empieza a ladrar y a saltar en dos patas. Cuantas más veces al día lo saque. El Hombre 2 se levanta.90 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 91 Hombre 1: Me gustaría verla. Es increíble. O como si hubiera vuelto de un largo viaje. Hombre 1: Quiero decir. Y si me voy apurado sin saludarlo. Hombre 1: ¿Es mimoso? Silencio. Hombre 2: Qué quieren de mí. Hombre 1: ¿Nunca se queda satisfecho? Hombre 2: Nunca tiene suficiente. . Silencio. Ni se me acerca. Hombre 2: Les doy lo que quieran. cuando parece haberse olvidado de mi ofensa. Permanecen parados los dos. Se me hace tarde. Silencio. Hombre 2: Demasiado. Silencio. Arma un escándalo terrible para que lo saque aunque sea hasta la vereda. Nuevos fragmentos del cielo raso y de las paredes caen al piso. Silencio. Saca de su bolsillo una vieja billetera negra de cuero muy gastado. Hombre 2: Se lo dije. quien la agarra y la guarda en su billetera. Y me saluda con un entusiasmo desbordante. Hombre 2: Esta noche Boris me va a extrañar. lo lamento. Hombre 1: No lo sé. No tengo tiempo. Silencio. Cae muy cerca del Hombre 1. Hombre 1: Qué lindo. Silencio. Es totalmente gris. se ofende y a la noche. Se desprende un fragmento grande de cielo raso. Hombre 2: Usted no tiene perros.. Se mete la billetera en el bolsillo del saco. Se la entrega al Hombre 1. Siempre pide más. Apenas me pongo el saco. cubriéndolo de polvo. Ya se lo dije. supongo. en el piso. Toda mi vida viví en departamentos de un ambiente. Y trabajé en lugares como éste. Silencio. Lo mismo con el paseo. Hombre 1 (con la foto en la mano): Es cierto. se queda lejos.. Pero a veces no puedo. Abre su saco. cuando llego.

Hombre 1: Una cara y un nombre a quien echarle la culpa. Silencio. Silencio. Hombre 2: Piense mejor antes de responderme. Hombre 1: Mi reemplazo tendría que haber llegado. Silencio. Hombre 1: Usted no puede. Le conviene. Hombre 1: No van a venir. Hombre 2: Qué vamos a hacer. Irnos tal vez. Eso ya es suficiente para mí. Silencio. Silencio. Silencio. Hombre 1: Exacto. El Hombre 2 se acerca aún más al Hombre 1.92 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 93 Silencio. Silencio. Hombre 1: Claro. Hombre 1: Sé lo que son capaces de hacer si no les da lo que quieren. Hombre 1: Usted no mató a nadie. Hombre 2: Si yo me voy. Silencio. Hombre 1: No lo sé. Hombre 1 (entregándoselas al Hombre 2): Acá las tiene. Hombre 1: No hace falta que me lo diga. Hombre 1: Esto no se soluciona con su huida. Hombre 1: Lo van a ir a buscar por todas partes. Hombre 1: Se le nota con sólo mirarlo. Ahí está el problema. Está en los archivos. no tengo idea de cuál puede ser. usted va a estar en serios problemas. Yo sí. Hombre 1: No hay ninguna solución posible. El Hombre 1 saca un manojo de llaves del bolsillo interno de su saco. Silencio. Hombre 2: Cómo sabe. Hombre 2: No podemos irnos. Hombre 1: Es cierto. . Hombre 1: Eso es usted para ellos. Ya es casi de día. Hombre 2: Tiene una fe ciega en esos archivos de mierda. tan fácilmente me las entrega? Hombre 2: ¿No piensa oponer ninguna resistencia? Hombre 1: Ninguna. Hombre 1: Ya no van a venir. Es inocente. Hombre 2: Yo no le dije eso. Hombre 2: Déme las llaves. Hombre 2: No puede ser. Silencio. Ya me di cuenta. No tiene idea. Hombre 1: Se van a enojar. Hombre 2: ¿Así nomás. Hombre 2: Ni tampoco quedándome. Silencio. Hombre 1: O si la hay.

Hombre 2: Me va a encantar estar presente. cuando salimos a pasear. les voy a pedir que me llamen. Silencio. Hombre 2: En algún momento usted también va a tener un perro igual a Boris. Hombre 2: Se va a encontrar con alguien como usted. Silencio. Hombre 2: Ni mucho menos dormir. Silencio. Hombre 2: Como hace usted conmigo. Silencio. Hombre 2: Entonces usted también se va a desesperar. Silencio. Silencio. Hombre 2: Para poder ver su sufrimiento. Hombre 2: Y no va a poder. Ya no hay nada que se pueda hacer sin dinero. Hombre 1: Lo van a golpear donde más le duela. Silencio. Hombre 2: Le va a pasar lo mismo que a mí. Silencio. Hombre 2: En vivo y en directo. Silencio. Hombre 1: Si se va ahora. Caen nuevos fragmentos del cielo raso. Hombre 2: Como me pasa a mí en este momento. como esa gente que nos saluda en la calle. Silencio. El Hombre 2 guarda las llaves en el bolsillo interno de su saco. . Hombre 2: Y tranquilizarlo. Hombre 1: Hace años que está así. Hombre 2: Nadie va a estar con él para acariciarlo. Silencio. Hombre 2: Cuando eso pase. Silencio. Silencio. Silencio. Hombre 2: Que lo va a encerrar y no lo va a dejar salir. Silencio. Silencio. Hombre 2: Lo va a querer acariciar. Silencio. ahora. Silencio. El Hombre 1 y el Hombre 2 miran hacia el techo.94 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 95 Hombre 1: No va a estar seguro en ningún escondite. nunca más podrá ver a Boris con vida. Silencio. Hombre 2: Esta noche Boris no va a poder comer. Silencio. Hombre 2: Que no le va a ofrecer ninguna alternativa. Silencio.

Silencio. Hombre 2: Para ir corriendo a recibirme. Hombre 2: Persiguiendo quién sabe qué cosas en sueños. Silencio. Silencio. Hombre 2: Balconeando. Hombre 2: O en el piso de la cocina. Hombre 2: No tengo dudas de eso. Silencio. Silencio. Hombre 2: Le van a temblar compulsivamente las patas. Silencio. Hombre 2: Es muy probable que Boris esté subido a la terraza. Silencio. Hombre 2: Va a aullar y a lloriquear. Silencio. Silencio. Silencio. observando si yo estoy llegando. Hombre 2: Si esta noche no vuelvo. Hombre 2: Mientras está tendido en su colchón. Hombre 2: Cuando vuelva a casa. Hombre 2: Si es que vuelvo Hombre 2: Si es que alguna vez llego a escaparme de esto. Silencio. hasta mañana no me va a esperar. Silencio. Hombre 2: Ahora mismo. Hombre 2: Se va a tirar de la cornisa. Silencio. Silencio. Hombre 2: Se va a quejar. Silencio. Silencio. Silencio. Silencio. buscando algún otro dueño. Silencio. Silencio. . va a tener pesadillas. Hombre 2: Quiénes se van.96 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 97 Hombre 2: Si se duerme. Hombre 2: Observando el movimiento de toda la cuadra. Silencio. Hombre 2: Es muy probable que mañana ya no lo encuentre. Hombre 2: Quién entra. Silencio. Hombre 2: Va a caminar por las calles. Hombre 2: Y especialmente.

El Hombre 1 acerca una de las sillas al Hombre 2. Silencio. Hombre 1: Otro mundo. Silencio. Silencio. que tampoco tengo a nadie. Hombre 1: Como yo. Ni mujer ni hijos. El entra y yo salgo. Hombre 2: Sabía que nadie podía encontrarme a esa hora. Hombre 1: Una de las pocas veces que le hablé. Silencio. que ni se dio cuenta. Hombre 2: Ya no había nadie en el edificio. Hombre 1: Después de esa vez. Cada uno mira hacia un punto fijo de paredes opuestas. Hombre 2: No crea que no lo intenté. El Hombre 1 acerca la otra silla y también se sienta. Silencio. Hombre 2: Quería que me encontraran el lunes a la mañana. Hombre 2: Por eso encaré directo al ascensor.98 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 99 Silencio. Hombre 2: Esa noche no pude alcanzar a salir. Que no se tocan en ningún punto. Era casi fin de semana. Siempre en silencio. Hombre 2: Me sofocaba dentro de ese ascensor. Hombre 1: No se equivoque conmigo. Hombre 2: Hice todo lo posible por salir de ahí. Hombre 2: Me arrepentí pero ya era tarde. Hombre 1: Es completamente diferente. Hombre 2: Alguien diferente. Hombre 2: Apenas abrieran las oficinas. Hombre 1: Mi reemplazo no es como yo. Hombre 1: Apenas si cruzamos un par de palabras en todos estos años. nunca más nos saludamos. Hombre 1: Aunque no lo conozco lo suficiente. Hombre 1: Ojalá me crea. Hombre 1: Gustos y personalidades totalmente distintas. Hombre 2: Ni por una sola noche. Hombre 1: Yo no soy el problema. Hombre 1: Somos el día y la noche. Silencio. una persona distinta. . Hombre 2: Que lo quiera lo suficiente para no abandonarlo nunca. Se miran fijamente. El Hombre 2 se sienta. Hombre 1: Nunca quise hacerle daño. Dos universos paralelos. Silencio. Pero no era nada sencillo. Que no lo moleste. Hombre 1: Lo entiendo perfectamente. le pregunté por su familia. Se la ofrece. Silencio. Hombre 1: Me dijo que no tenía a nadie. Hombre 2: Sólo quedaba un guardia de seguridad.

Nunca más me van a ver la cara. Hombre 1: Voy a poder tener todos los perros que quiera. Silencio. los archivos de cada una de las personas que están fichadas. Hombre 2: Es exactamente igual. Hombre 1: Ya no voy a tener que vivir más en departamentos de un ambiente. Hombre 1: No. prefiero terminar asfixiado en el ascensor. Hombre 1: A la noche hago lo que quiero. Hombre 2: Podríamos salir a pasear. Nunca más. para contar el cuento. Hombre 2: Eso y ninguna otra cosa más. Permanecen muy cerca uno del otro. Se levantan. Hombre 1: Cuando consiga la llave de la caja fuerte. Hombre 1: Lo sé de muy buena fuente. Hombre 1: Sospecho que su turno es más fácil. Estoy seguro. Hombre 2: Nos haría bien tomar un poco de aire fresco. Hombre 1: Me voy a llevar todo. Hombre 2: En esa época Boris no había entrado en mi vida. voy a intentarlo de nuevo. Hombre 2: Ahora que Boris ya no está. con usted. Hombre 1 (sorprendido): ¿Ahora? Hombre 2: Ahora. Hombre 2: Es una suerte que el guardia me haya encontrado. No sospecho nada. Hombre 2: Cuando pueda. Se miran. Hombre 1: Somos dos extranjeros. Hombre 2: Un rato más y hoy ya no estaría acá. Hombre 2: Al borde de la asfixia. Siempre fue un vago. Hombre 1: Sé dónde esconden la plata. . casa por casa. No tenemos ni un sí ni un no. Silencio. Hombre 1: Para que ya no se sepa nada de nadie. Hombre 2: Nunca lo hubiera intentado si no. Hombre 2: Cuando el guardia estaba haciendo su ronda. Ni trabajar en lugares como éste. hasta los archivos. Hombre 1: Alguno igual a Boris voy a encontrar. Hombre 1: Hace muy poco le aumentaron el sueldo. Gana mucho más que yo. Silencio. Eso es lo que cuenta. Hombre 1: Voy a ir a repartir personalmente. Silencio.100 Caen pájaros literalmente del cielo Boris 101 Hombre 2: Supongo que me desmayé por el calor. levanto campamento. Hombre 1: Ni siquiera sé si su trabajo es parecido al mío. Estoy totalmente seguro. Hombre 2: O debajo de los escombros de esta habitación. Silencio. me descubrió. Reviso todos los recibos de sueldo. El mismo final.

Ya vas a ver. cubriendo de polvo la habitación entera. Pero no le digas que yo te obligo a decirle que estamos bien. mi amor. De pronto. Sólo se limitan a salir. Acá y Allá U na Nena le deja mensajes grabados a su padre. Caen grandes fragmentos del cielo raso y de las paredes. la Nena le habla al grabador. mi amor. Ambos caminan hacia la puerta. escuchándola atentamente. mami. No se olvide de eso. incluida la mesa repleta de cartas. Madre: No. no digas “mami dice que estamos bien”. se interrumpe para preguntarle algo a su madre. Se miran. Nena: Papi. Nena: Mami. Decíle lo que quieras a papi. quien está muy cerca de ella. que está todo bien. Nena: Papi. Ellos ni se inmutan. Ella vive “Acá” (en un conocido y familiar país cercano). Prólogo. Hombre 1: Usted tiene las llaves. mami dice que te diga que estamos bien. Nena: Papi. Los mensajes grabados serán enviados por correo postal al padre.102 Caen pájaros literalmente del cielo Silencio. Madre: Decíle a Papi que estamos bien. mi amor. Por tu cuenta. Madre: No. que está todo bien. Mami dice que estamos bien. En silencio. Decíselo vos misma. 1. Silencio. quien vive “Allá” (en un desconocido y extraño país foráneo). Le voy a contar cosas lindas a papi. ¿le digo a Papi que Juana lloró cuando él se fue? Madre: Decíle lo que quieras. junto con su madre. así papi se siente tranquilo allá. El Hombre 2 saca el manojo de llaves del bolsillo interno de su saco. El Hombre 1 asiente afirmativamente con la cabeza. Cuando se dirige a su padre. . Nena: Está bien. cuando vos te fuiste Juana lloró. Es importante que nazca de vos.

Prefiero contártelo en otro momento. Miro a la gente que está en la calle. No mucho. Tengo que ser claro en esto. mi amor. Sienten el frío en los huesos. mi pulguita. No sé cuántos. que yo recuerde. Nos tapamos hasta la cabeza. Así se vive acá. Eso me lo dirás vos. papá. No logro entender cómo se forman esas letras. A la tardecita ya no hay nadie afuera. Nena: ¿Pronto. Miles. Acá hace mucho frío. Adentro no hay nadie. No. Casi tanto que da asco. Con tanto dolor. Caminan rápido. Nunca había llorado antes. Nadie quiere estar en la calle por mucho tiempo. Excepto por los que viven en la calle. Sí. Son muy pocos los privilegiados. Nena: Mami lloraba de una manera tan rara. Algunos van en bicicleta. Espero que me entiendas. CARAJO. Viajan en micros de larga distancia. Tan profunda. por favor. Nena: Estamos muy bien sin vos. Padre: Querida princesita mía: ¿Cómo está mi adorada?. Un poco. Padre: Acá todos parecen tener frío. Pero todavía no puedo. o en taxis. Da asco ver tanta nieve junta. Aprendé a compartir por favor. Sino también con sus compañeritos. a ver si uno se resfría. No seas egoísta. Que son muchos. que acá son verdes. Tu papá se va a poner muy feliz cuando te escuche. No sirve la persuasión: COMPARTÍ. Lo intento todos los días. Quiero que sea buena con sus compañeritos. ¿Por qué carajo te fuiste? Padre: Espero que mi princesita esté bien. Padre: Me duermo muy tarde. No sólo con su familia. Si se duermen se mueren. ya sé que es linda. Si se resfría no se recupera más. ¿Cuándo vas a volver? 2. No sabía que mamá era capaz de llorar hasta que te fuiste. Sé que es muy difícil ser buena. Cuando seas más grande. Sobretodo mami. Millones. Cada uno con su gorro. desde mi ventana. Y eso me dificulta muchísimo las cosas. O incomprensible.. como siempre. ¿Cuántas navidades pasaste lejos de nosotras. Tiene que compartir. No tiene nuestro alfabeto. . Lo de las bicicletas es un tema aparte. Mucho frío y mucha nieve. Duermen o juegan para mantenerse despiertos y no morirse de frío. con los años. mi amor. Cuando me voy a acostar uso diez frazadas. Espero que bien. No lo sé. papá? Padre: El idioma es tan raro. Nena: En las navidades sobretodo. Quizás te resulte curioso todo esto. Nena: A veces me parece que te extrañamos un poco. Hay más gente afuera que adentro de las casas. Vivo tomando clases. mi vida. Nena: Papi: te quiero y te extraño muchísimo. Tiene que ser una nena buena.104 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 105 Madre: Eso es lo que quiere escuchar papi. O viviendo en la calle. tiene que prestarle sus muñecas a sus amiguitas.. papi? ¿Vas a volver pronto? Padre: La habitación en donde vivo es muy fría. Año Uno. Hay que sacarla en baldes. Pero además de linda hay que ser buena. Pausa. Pero justamente por eso tenés que serlo.. nena malcriada. Por eso te pido que hagas un esfuerzo y seas solidaria. Amanecer cubierto de nieve. en palanganas. Y yo también. Y es posible que termine muerto. princesita mía. Sé solidaria..

Agua. Pero es así y vos no sos quién para decirme nada. Siempre a escribir. Las promesas. en una escuela. Empezaba a escribir recién muy entrada la noche. Nena: No quiero prestarle mis muñecas a nadie. Yo. que a veces hace calor y otras frío? Cuando hace calor es terrible. El sol a flor de piel. A empezar de nuevo. Millones. Más que práctica es un dicho. Y como son todos tan jóvenes. creo que pasaba por .106 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 107 Especialmente de noche. A encontrar. ya sé que te parecerá raro.. A los pelados se les llena la pelada de nieve. Además tienen una práctica: hay que olvidarse de todo. Pero quizás logre saber cuántos son. Ella estaba escuchando la radio. Nunca supe lo que le pasaba por la cabeza. Si lo hiciera. Tengo que tomar el subte. O un colectivo. Pero no se puede ir caminando. En una parada ya estoy en la oficina. No me importa lo que digas. Dormía muy poco. Padre: ¿Te dije cómo nos conocimos con tu mami? Era un verano hermoso. ¿no? Perdonáme. Por eso prefieren dormir de día. papá. Unas pocas cuadras. Hasta en el cerebro. La vida en su máximo esplendor. Dios mío. Como vos. No me gusta. no sé qué hacía. Todos los días es un renacer. No quiero. Padre: El trabajo me queda cerca. quiero decir.. El trópico parece esto. Nunca supe nada de ella.. Porque de acá se fueron todos. Es que el frío está en todas partes. nadie se acuerda de nada. literalmente. Y todos se olvidan de todo. Pobrecita... ¿Quién te creés que sos para venir a darme órdenes ahora? No tenés derecho. se deja llevar. En un sótano. Y hasta el año que viene no vuelve más. Me voy a parar en el medio de la estación y cuando se empiece a bajar la gente. casi fosforescente. No sé para qué se tomaba el trabajo. No. No. Me las van a romper esas nenas... Nena: Y escribía mucho. Pero en cambio vos no. templado y manso. Pero acá es así. Por eso todos los días uno tiene que volver a presentarse. Va a ser difícil. Pero un dicho que se convierte en práctica. El invierno en cambio es agradable. Tienen el pelo blanco. No quiero. Sólo que el invierno vuelve todos los años. Se agota lentamente. ¿Y el verano? Imposible saberlo. Y la humedad. ¿Qué era lo que escribía? No lo sé.. Nena: Todos los días lo mismo con mami. Hay de todo. Todas las noches. Supongo que te escribiría a vos. Los que tienen pelo. Algunos dicen que es el habitante más viejo. Suave. O se acuerdan de muy pocas cosas. ¿papi? Padre: El problema es que ahí. Nieve. A mí todavía un poco sí. un día me gustaría hacerlo. No. Lluvia. Siempre quise averiguarlo. Desde hace décadas que por acá no hay verano.. Viento. se bajan millones de personas. Pero yo sí sabía. Nena: Sé que te parecerá raro. Pero lo hacía. Padre: Acá se sufre mucho el frío. Me acostaba y se ponía a escribirte. Todos los días. Ya te lo mencioné. Se creía que yo no sabía lo que hacía. Blanquísimo. El que nunca se fue. Porque hay muchos pelados. No es cierto. los voy a contar uno por uno. papi. A ellos. Hasta muy tarde. Todo el tiempo. La espiaba. Pero lo que no hay es verano. El deseo. A nosotros no nos parece raro.. papá. Nunca volviste ni vas a volver. A escribir. A buscar. me multarían. Un asco. Nena: ¿Siempre hace frío allá? ¿O es como acá. La juventud. justo en esa parada. Todos los días una nueva posibilidad. Para mí ya no sos nadie. Aunque nunca los conté a todos. No. Hubo un éxodo tremendo. donde sea. Duele a los ojos mirarlos. Padre: Sí. Siempre. Escarcha. Pero mami escondía todo. Granizo. Ni lo que hacía.

Para olvidarte mejor. la oportunidad de sus vidas. Una botella de agua mineral de un litro cada dos minutos.108 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 109 ahí.. No se sabe de dónde aparecen. Padre: Todo se ve igual. o un verde crema. Son tan escarpadas. del intelecto. Nunca pregunto esas cosas. Cada uno es una cabeza de alfiler que va directo a su trabajo.. A veces voy a la mañana y otras a la noche. Hay que decírtelo. algo más de la cabeza. Es un espectáculo impresionante. Está de moda. Pero yo no les creo. Más bien es tu culpa. pero mucho no se le notaba. Cada día hago algo nuevo... Sí. Algunos no vuelven más. Eso es lo que cantaba mami en una época. Nena: Mi primer novio lo tuve a los catorce años. Lo pensamos mucho y creímos que era lo mejor para todos. casi se vuelve a casar. Y nunca faltan las artesanías. Como si hubieran estado esperando. Hasta que me vine para acá. Pero justo en ese momento se hacen presentes. Padre: Después que termino de hacer todo eso. Nena: “Fuiste mía un verano”. Pero entonces al día siguiente vas a ver a otros que los van a reemplazar. agazapados.. claro. Como les pasa a tantos. Y eso es un gran alivio. Es miseria. La empresa tiene una bicicleta para cada empleado. En un momento.. No sé por qué. Te agobia. Hay gente que dice no haber comido nunca.. Fue algo consensuado. Ni por qué antes no estaban. La comida es pésima. También se hacen muchas operaciones de estómago. Nena: Salió con muchos hombres. Otro. Y todo eso. enfermos. Por eso salió con muchos hombres. Quedan en el camino. Padre: En otras estaciones pasa lo mismo. es el azul. Da mucho temor quedarse solo. un pastel. Pero sólo nos la dejan usar a la salida. Le gustaba salir con hombres en verano. Dicen que lo pueden controlar.. Él tenía dieciocho. como un idiota. Nunca es por lo menos siete años. Quizás haya sido algo consensuado entre ustedes. Hubo muchas lágrimas de los dos. ciego. Una tarea distinta. eso sí. para ellos. sin hogar. Las acepto. El rojo nunca le maravilla a nadie. muertos. Era en esa época cuando más se acordaba de vos. vuelvo a casa. No hay diferencias. Se bajan millones en cada una. Como les pasó a muchos. Una bígama. Quiero decir que era un nabo. Para vos también. Todo es del mismo color. Un día tengo que hacer algo con las manos. Me hace extrañarte menos. todo el tiempo. El azul es sin hogar.. Doble vida. Lo negro es fatal. Padre: Me pagan por hacer lo que quiero. Nena: No creas que no te extrañaba. es azul despreciado. Y siempre me dejan entrar.. hambriento. Mami no podía vivir sin vos. Ellos son casi los únicos pacientes. Algunos prefieren no comer. Tenés que saberlo. a la noche. Es muy difícil andar en bicicleta en estas calles. perdidos. Y el azul. No tengo un horario fijo. papi. claro. Mi jefe es uno de los pelados de los que tanto te hablé. Es lo mismo un amarillo. ¿Qué otra cosa podés esperar de un chico de dieciocho años? . Y nunca van al baño. Algunos dicen que los envía el poder. eso era mamá. Pero no es culpa suya. ¿Cómo se dice? Una bígama. Toman mucha agua. Doble personalidad. Creo que le tienen miedo. En los hospitales siempre hay ciclistas. Fuimos muy felices. Nena: En verano sobretodo. Cuando más te extrañaba. nada más. Es hambre. quién sabe. Para que no se note la ausencia.

Tres dibujos..pantalón. Estamos en invierno... Padre: Claro...... Al final.. mi princesita adorada? No recibí ninguna cartita tuya ni ningún dibujito.110 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 111 3. Pan y tostadas secas. Y como también yo te quiero mucho. De manteca y de mermelada ni hablar. eso sí. Es cuando la naturaleza florece. Para que sea más visual.. Lo que parecía ser algo de rutina. a mí me gustan mucho.. Nena: ¿Y cuándo te vas de viaje... quiero a tus dibujitos.. mi amor. dulzura mía. El cáncer fue que tuviera que esperarte a vos. Nena: .zapatilla.. Hace calor. Amanecer sin sol.illa... así me mandás el casete y yo me divierto mucho escuchando lo que contás en la grabación.. mi amor. una palabra. Porque sólo unos pocos saben leer. están más alegres y contentos. Padre: . Hasta acá no llega.. Pausa. Crocantes. Padre: . Los funcionarios. ¿Cómo no voy a volver a verte a vos? Padre: Qué. Nena: ¿Qué es la primavera.. Es comprensible.. No se conoce.. Padre: Cuando empiece la primavera.remera. papi? Nena: ¿Vas a volver? 4. Nena: Papi. Esa es la proporción.oria. así yo me pongo contento porque todos los dibujitos que vos hacés. Padre: . Los días se alargan.. Nena: . Todos cantan y bailan... Ahí empezó todo. . Las noches se acortan.. mi vida. Decíle a tu mami que te haga grabar. Los que van a la escuela. Cuando todo haya terminado. Padre: Mientras desayuno miro el diario..zanahoria. Yo te voy a mandar unos míos. que está lleno de dibujos. Nena: . las personas se quieren y se portan mejor con los demás. mi vida.. Nena: . Padre: No. Y los que son ciudadanos. mami fue al médico. Dicen que es para que la gente entienda.era. tesoro. Cáncer de estómago. Es la época del año en la que la esperanza y el amor resurgen entre los seres humanos. se convirtió en una cosa muy seria. Padre: .. mi cielo.. Padre: . Nena: Una mañana temprano.. El sol brilla. A ver si te sentás y me dibujás un montón de dibujitos.calzoncillo. papi? Nena: ¿Y es linda? Padre: Es una estación del año. Nadie quiere atravesar el estrecho.. Padre: Es hermosa. Nena: .lón. Año número dos. El desayuno es un tema aparte... Nena: ¿Y ahora estamos en primavera? Padre: ¿Qué estás haciendo..illo.

Que no dejan de pedalear. Soy muy terca. despojos. Hubo huelga de los señores de frac que cobran peaje en las puertas de las casas. papá. Hubo algunas muertes. Nada que lamentar. El precio es estándar. Qué te había pasado. Mis compañeros. La gente caminaba por la calle con sombreros y trajes de color blanco y negro. Nena: Ese día teníamos que escribir una composición sobre nuestros padres. Que nunca te iba a encontrar. Me tuve que quedar durante todo el recreo. Nena: Decidí ir a buscarte. Padre: Hay un señor vestido de frac esperando a que uno salga a la calle. miro por la ventana. Me puse muy nerviosa. Un descontrol total. En seco. listo para cobrar el estipendio. A veces. Lleno de ciclistas. No supe qué decir. La lluvia es finita y persistente. Siempre paraguas. Inclusive de noche. Todavía me sigo haciendo pis cuando me hacen esa pregunta. Estaba muy frío. En plena clase de Lengua. Padre: La huelga duró dos semanas y al final todo se arregló. Llena de gotitas que calan los huesos. es hora de que te enteres. Ese día. Un destello más y ya está. Quise saber por qué no habías regresado.112 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 113 Nena: Ese día me hice pis encima. La maestra se paró delante de mi banco y me preguntó cómo se llamaba mi papá y a qué se dedicaba. Es un resplandor en la cabeza. Listo. Y me hice pis. Y me obligó a limpiar ese charco inmenso de pis. Fin de la cuestión. Nena: Ya no recuerdo casi nada de ese momento. me dolía todo tanto. Sólo durante quince minutos. En el colegio. Nena: Soy muy cabeza dura. amanece. justo a esta hora. Y paraguas. Uno abona y se acabó. Que nadie sale con vida de allá. Mi maestra se enojó muchísimo. Los vimos volver a sus trabajos. Si no lo sabías. no pude. Ahí mismo. papá. Cuando la maestra me llamó al frente para leer la composición. Ellos tienen siempre el mismo humor. Ahí mismo. Es un lugar espantoso. Cuando llegó mi turno. A esos desgraciados. Llueve con esa lluvia desde hace veinte días. mientras todos mis compañeros me miraban. Un caos. los ricos y los del medio pagan todos lo mismo. Era un día como hoy. eso sí. Una locura. Una vez más. Mientras te escribo. Ni siquiera quería salir. Y ya nadie pensó nunca más en ellos: los señores de frac. Pero con sol. por la vergüenza de tener que mirarlos a la cara a ellos. Que me iba a arruinar la vida si iba para allá. Padre: Y después ya no nos enteramos de nada más. La suma requerida. restos de personas. Me quedé muda. Justo enfrente de todos. Inmediatamente. pensarás. No me voy a acordar de nada más. Por qué nos habías abandonado. Ni bueno ni malo. Los pocos que se atreven a seguir viviendo son fantasmas. Se reían y no me sacaban los ojos de encima. cuando dejo de escribirte. Nena: Me dijeron que no lo hiciera. Pero acá es normal. Cuando una idea se me mete en . Y después había que pasar al frente a leerla. para terminar de limpiar. Qué había sido de vos. Así nomás. Para los ricos es una ganga. Para protegerse de las malas sombras. salió el sol. Ni una sola palabra. Padre: Te cobran peaje para salir de tu propia casa. Los pobres. Y las entrañas. que empecé a tartamudear y volví a hacerme pis encima. Muy fría. Una fortuna para los pobres. después de tantos años. yo no había escrito nada. Me acuerdo que una vez hicieron huelga. Padre: Ahora llueve. según dijo el gobierno.

Hermosos. 6... Una pena. en la que les gusta deformar el idioma inglés. 5. No voy a dejar de escribirte. ¿Llegaste a esa parte en la escuela? ¿A tu edad ya vieron ese tema. esa idea me llevó hasta allá. ni tus bigotes. No te recuerdo.. Así que Willian con “n” me dice que la vida es muy dura acá. Papá.. Pero no. hermosos... papi. No recuerdo nada de vos: ni tu ojos. Papito. Por eso somos amigos. Lo único que tengo es una foto tuya que me dio mamá... No te lo voy a perdonar. me duermo. Año número tres. No entendió nada. . A veces creo que es la diferencia lingüística. Padre: Hasta mañana. Ni de extrañarte. sino que proviene de una colonia cercana a Inglaterra. te escribo. Lo espero todavía. Que supieras quién soy yo en realidad. Quería que me vieras. con el tiempo? Espero que no estés faltando a clases. por qué no puedo decir que son hermosos. Cada vez falta menos para verlas. Es un tipo raro Willian. Mañana te escribo. Y con eso solo esperaba encontrarte. (Para soñar con vos) Y sueño con vos. Muy tarde seguramente.. El cuello largo como un junco. Y también quería verte. papá. Atardecer con nubes. de soñarte. En qué me había convertido. listo. princesita. No voy a dejar Padre: Ya es muy tarde. Tiene una cara tan sajona. Padre: Mientras duermo. Ni de pensar en vos. Por eso no nos entendemos. Y entonces ya ves. princesita mía. El pelo ensortijado. pero se llama así. No es broma. Rubio como el sol. Con lujo de detalles. Muy vieja y ajada.. y él me dijo que no sea tan maricón. Saber cómo eras. Contále todo a mamá. ni tu cara. No te olvides de nada. Hoy a la noche no. Se lo dije el otro día. Sí. Madrugada con lluvia. o eso llega más tarde. ¿Porque es hombre? Si es lo que son. Nena: Y por eso fui a buscarte. Quién sabe a qué hora regrese del trabajo.114 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 115 la cabeza. O pienso que te escribo. se acabó. Pensé que lo iba a entender. Ni de soñarte. mi único amigo acá. Decíle a mamá que voy a volver muy pronto. Espero encontrarte. Para pensar menos en vos. O pienso que Padre: En el trabajo me encontré con Willian. O sueño. Quizás trabaje veinticuatro horas seguidas para tratar de olvidarte. Me tengo que ir. Parece que no es un nombre inglés. ya está. por simple odio hacia los colonizadores. Sé que te parecerá extraño. Nena: Mientras te escribo. Y los hombros firmes. Año número dos. papá. Willian con “n”. duermo Ni de pensar en vos. Sus hombros.

tan lejos? ¿Sería capaz de decirle a Willian?: “Willian. catorce. Ahí ya no pude negarlo más. acordáte de ponerme tu edad: dieciséis. yo. Perdón. Con el corazón. Lo elegí personalmente. no sé.. No pude. o dice serlo. La próxima vez que me grabes un mensaje. son horribles. Cuando cortó con mi maestra. Hasta que mamá me dijo: “por favor. Tiene miedo de que le haga una crítica despiadada. No tenía fuerzas. los ejes de la cara están mal trazados. Madrugada con niebla. quiero decir. Recordarlo. por no hablar de las líneas del pecho y de los hombros. Lo hice. se me hace muy difícil sacar la cuenta. que su hija se había hecho la ciega en clase. El monstruo. y ese cabello es un desastre. diez.. Así nomás. Padre: ¿Esto qué es? Nena: Remera. la muy perra. porque yo nunca vi un solo dibujo suyo.. Aunque ahora no me lo acuerde. 9. El número que corresponda. ¿Te lo cambiaste? A veces los chicos hacen esas cosas.116 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 117 7. No me los quiere mostrar. Fingía que no podía ver. Año número cinco. Espero que vos no te lo hayas cambiado. como parece ser tu objetivo. .. contestáme en serio. Espero no haberlo sido nunca con vos. Padre: ¿Y esto qué es? Padre (tomando un corpiño y mostrándoselo): ¿Y esto? Nena: La bombacha de las tetas. muy enojada. Mediodía con bruma. Me dolería mucho. Me traicionó. No quisiera haberlo hecho. Puede ser que lo sea. El monstruo de papá que hace cosas malas. Nena: Camisa. Mami me dio un cachetazo tan fuerte que todavía me lo acuerdo. ¿Alguna vez te hice algo semejante? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿De qué manera te herí? ¿Cómo llegamos a estar así. Y un nombre. De pronto. Admití lo que le había dicho mi maestra. De veras.” ¿Sería capaz?. Año número cuatro. No te voy a hacer daño”. Padre: ¿Cuántos años tenés. Mediodía. Perdón. Porque no les gusta el que le pusieron los padres. Quiero saber tu nombre. 8. mi amor? Desde acá. el escorzo deja mucho que desear. mamá entró a mi cuarto y me preguntó si era cierto que me había hecho la ciega en clase. Padre: Willian es dibujante. De la escuela. 10. Mi maestra le dijo a mi mamá. Lo sé. Necesito un nombre. y mirá esas proporciones. yo había dicho que no veía. Año número seis. No debí haberlo hecho. decíme la verdad. mi amor. Como si nada. Sol de invierno. Me hizo doler todos los huesos. Esperan a ser mayores de edad y se cambian el nombre. Lo negué hasta que me quedé sin fuerzas. en este dibujo está distorsionada la perspectiva. si es que querés dibujar una figura naturalista. por favor. En el fondo soy un monstruo. Nena: Un día llamaron a mamá. Vos me conocés: ¿sería capaz de hacerle una cosa así? Por favor. después de todo este tiempo lejos. Padre: ¿Y esto? Nena: Pantalón. las líneas fugan para distinto lado.

Te lo ordeno. Una armadura de hierro oxidada.... Y compararla con esa foto vieja. Es cierto. Aquellos rasgos tuyos. Yo tuve el privilegio de conocerlo. Me encanta esa narizota enorme que tenés.. Padre: En 1971. Hablamos largo y tendido. Días sin dormir... Padre: Gracias. Le convidé con un café. Se negó de forma tan cortés. Tenía que contártelo. ¿Qué fue lo que comiste ese día para mancharte tanto. Saqué su nariz.. Año número diez. Ahora me siento mejor. Pelo largo y blanco. que yo acepté gustoso. 13. no los de ahora. Se negaron tanto que los expulsaron. mi amor. Tengo nariz de boxeador.. Era lo único que me servía de consuelo en mis primeros tiempos. ¿Podés creerlo? Caballeros medievales. Ya está. Son tan corteses estos caballeros. Por favor. Nena: Tu foto se iba poniendo cada día más y más arrugada.118 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 119 Nena: Papi. doblada y sucia: tus bigotes.. Más grande que el del Amazonas.. Año número cinco. Con cascos. Me gustaría ver tu cara hoy. nena.. Ya lo sabés. bien abiertos. Nena: Suerte para mañana. claro. Conocía perfectamente tus rasgos. cuando me retan tiemblo toda por dentro. 12. Mañana de verano incipiente. Espero que creas todo lo que te cuento. Se negaban a abandonar esa forma de vida. papá. Una pena. mi amor. Muy joven. te necesito. Mañana. papá? ¿O fue mamá la que te manchó a propósito? Padre: Un caballero albino. tan tuya.. La camisa blanca con una mancha enorme de mostaza. La vas a necesitar. En los alrededores. Nena: Papi. Lo sabía. quiero que sepas. no la tuya. Nena (disfrazada de dama antigua para actuar en una fiesta escolar): Papi.. ya vas a ver). Muy buen mozo. Padre: En esa época todavía había caballeros. La mía en cambio es chata y fea. Cáncer de estómago. Si no salgo adelante quiero que sepas. Al final ya ni siquiera necesitaba verla. Me ofreció un coñac. porque mis huesos se me ponen a llorar. Lo conocí en el trabajo. Me van a operar de la panza. en. papi. Es grave. saqué tus mismos ojos abiertos. a medida que la sacaba una y otra vez del bolsillo de mi abrigo. una barba espesa que te surcaba las mejillas y esa nariz puntiaguda. Estás hermosa. No acá. ¿qué quiere decir ridícula? ... La nariz de mamá. Y hablamos. Nena: Me enamoré de tu foto. Tarde de otoño con lluvia. ¿Y cuando lo veas escrito? Cuando veas escrita la frase: “Acá vivió un caballero” ¿Me vas a creer? Espero que sí. tus ojos marrones. Ahora ya no vive más. Con armaduras. (en eso soy igualita a vos. Padre: Descompensación. Quería que lo supieras. Te lo dije. Era hora. Pero viven. Que sepas. Vivían en un bosque inmenso. ¿me veo ridícula? Padre: No. No se sabe en dónde viven ahora. Sabélo. Tu nariz es lo que más me gusta de vos. Montados arriba de caballos. que no pude menos que quedar encantado. bien grandes. papá. Horas. Pero viven.. 11. Murió. acá había un bosque enorme.

mi amor. Debe estar muerto. por ejemplo. Que solamente así podía olvidarse de su condición. O con “N”. Recuerdo cómo te engendré. Si hacés eso te advierto que nunca te lo voy a perdonar. ¿voy a seguir usando chupete? Padre: Cuando fui dado de alta. Una. Así de obsesiva era mami. papá. Los enfermos. Nunca más.. dos. De una letra. Este lugar es enorme y quién sabe. Alternaba todo el tiempo. Es donde se definen las reglas de juego. 15. Mi lugar de enfermo del estómago. Empezaba con “M”. Maravilloso. Los frenos destrozados. papi. Sé que está muerto. Ojalá estés muerto. O quizás te enteraste que iba a venir a buscarte y preferiste desaparecer. Y también te advierto que si nos encontramos. Para no repetir la misma combinación de blusa. De tu comienzo. No tenés nada de qué preocuparte. Nena: Nunca encontré a papá. . Año número once. Una vez que pase el efecto de la anestesia. La primera clase es fundamental. Lo siento. De eso estoy seguro. Siempre me decía que en la primera clase se decidía todo. mami volvió a dar clases. algún día quizás salgas de tu escondite y quieras verme. De tu letra. ¿voy a poder usar bigotes como vos. Siento que está muerto. cuando se decidió su suerte. Fueron meses muy duros. Medianoche. no te voy a dejar ir. Nena: Cuando yo sea hombre. Igual no pierdo las esperanzas. Para que sigan siendo cincuenta. Con tal de variar lo que llevaba puesto. poco a poco. Decía que le hacía bien. Padre: La operación fue un éxito. Y como siempre quería dar una buena imagen. Así se procede acá. otro vino a ocupar mi lugar. terminaba vistiéndose de manera ridícula. Millones de bicicletas. pollera o pantalón al día siguiente. Lleno de ciclistas. Meses de frío extremo. Sin conciencia. Imaginá cientos de bicicletas estropeadas. Pronto. Hora de la siesta. Lentamente. Quisiera que lo esté. Ni Marta ni Natalia. En ese curso.. Y las proporciones. Todos los días. Lo siento profundamente. El manubrio quebrado. Cuidamos los números. Yo te nombré. Así procedemos. empiezo a recordar. Eso es un principio. Te hiciste humo. Muy dentro de mí. O estás lejos. no repetía jamás el mismo vestuario en los distintos lugares a los que iba a dar clases. Los pedales arrancados. El frío arrecia. papi? de las que ahora no soy ni remotamente conciente. Extremos. anotaba en una hoja de papel lo que se había puesto.. de metales retorcidos. Nena: Y cuando sea grande. Ese día. Es la vida o la muerte. El hospital.120 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 121 14. Nena: Justo antes de morirse. Padre: En el hospital me trataron muy bien. Siempre. Las cuentas claras. ocupando los pasillos del hospital. La mayoría los pasé anestesiado. Y fue justo ahí. Los suicidas de la bicicleta. Ya me voy a acordar. Es casi un suicidio. Año número diez. voy a poder acordarme de cosas Nena: Estás muerto. Donde se establecen los límites. El que se sube a una bicicleta sabe que emprende un viaje de ida. vaya a saber dónde. Con el caño roto. tres. Nunca lo encontré ni supe de nadie que pudiera decirme dónde estaba.. Padre: Creo recordar tu nombre. Y lo hace gustoso. después de un primer día de clases.

no quiero. o sueña.. Algo recuerdo. Gracias. La añoro.. y te pregunté: “Papi.. Ninguna.. A esta altura no sé como tratarte. Jamás vi algo igual. Nena: Papi. Padre: No te ofendas por favor. una cosa más: tenías razón con lo de los ciclistas. Pero no tengo ninguna. Nena: Una vez... Sería hermoso estar ahora juntos. El pelo. No.. Sin pausas. El testamento. con tu mamá dejamos bien en claro que si a mí. 16. De nada. eso sí. Con respecto a muchas otras cosas. Cada cosa que papi hace es para vos. No. ¿cuándo es mañana? Padre: Una foto tuya. Fue hermoso tenerte.. Incluso lo que nos duele. O si no. O sos muy grande. Tenerte de nuevo. Espero que haya quedado claro. Nunca. Año número quince. No quiero que seas un invento. sin rodeos. Una tarde estábamos. Es en tu honor. podrías. Nena: Ah. sos muy chica para leer estas cosas.122 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 123 Padre: Cada cosa te pertenece. Una foto en la que estés. Bueno...... Lo importante es.. No hay muchas por acá. lo que habría que hacer es. vive. Nena: ¿Hoy es el mismo día que ayer? A veces me parece estar viviendo siempre el mismo día. Eso sos para mí. ¿voy a poder pintarme? Padre: Cómo te engendré. Te la dedica. Las que hay son todas iguales. Yo siempre dudé. ¿Hoy? ¿Hoy es mañana?” Ese día te me quedaste mirando y no supiste qué responderme. y entonces ya te parece una pelotudez enorme todo esto. Pero de pronto pensé que eras Sofía. No tengo ningún problema.. Estoy obligado a tratarte.. Cosa de un solo día. Padre: ¿Mujeres?. Una cosita perfecta. Cuando yo me fui. Si no es así. Marta. Sí. Pero sí. sin embargo. Pero me gustó mucho. Sofía. Desde que nos dejaste. Sin volver la cabeza atrás. Ahora si no fuera así. Ni tampoco del estómago. Me gustaría muchísimo. Me muero. Nena: Y cuando sea más grande. Sofía.. papá. lo repetimos. ¿voy a poder usar vestido también? Padre: ¿Y si nunca te tuve? No. No. Quiero decir. No sé por qué. Una foto.. pero ¿puede ser Sofía? Sí. Cuantas veces sea necesario.. No lo haría nunca más. Natalia. Es maravilloso. mi vida. me desperté en medio de la noche. del corazón no. Un regalo del cielo. Me muero por. María. Tanto. mi sol. Cada cosa que papi hace.. Me niego.. Rubias de . Nada colabora. ya sé que te dije con “M” o con “N”. cuando yo sea una mamá. Algo por lo que quizás vos misma ya pasaste hace años.. mi amor. Pero cuesta. Sobretodo eso: lo que más me duele.. Un regalo. Sé que te tengo que tratar.... No.. En serio. Desde que te fuiste. De nada. Nos une algo.. forma parte de vos. Y no sé por qué.. Cero mujeres. Por lo tanto... No podés ser un invento. Sería hermoso tenerte. Porque no. Te lo cuento. No por ser tu papá Sino porque si no me muero... Negrísimo. mi princesita. Una mañana mientras iba. Sería único. Compartir con vos mis últimos momentos. me olvidaba. Eso. Diluvio. Cómo quisiera. Una y otra vez. Igual que muchas otras veces. Mara. Un error que no volvería a cometer. cuando tenía cinco años. tu mamá y yo. Todos dicen eso. Y si me. Me cuesta tanto decírtelo. ¿Es hermoso?.. Un mismo color de pelo. angustiada. Yo también te extraño. Tenerte. te dije. supongo que es hermoso.. Gracias por el pelo.... Te lo digo así nomás. pasemos a otra cosa. allá. Una excepción. mi amor. Porque no quiero. Sin parar.. Es tan difícil recordarte.. Algo obvio. Sofía: te amo.

De pelo largo. Hacé de cuenta que nunca te escribí. Nunca supimos más de ella. Es lo que llevan puesto. Preguntó en cada lugar que ella frecuentaba. Como las suecas. negro. ¿Cómo? Vestidos negros sobre la nieve. Y al otro te entierran. 17. Pero yo sabía cuál era la verdad. Amargura cero. Ahora que ya sos grande te lo puedo decir. Sonríen todo el tiempo. Así es como empiezan las gripes. Qué bueno. Un negro bien morochón. Como yo. Llorar por vos todos estos años. Desapareció. Padre: Tengo los pies congelados. Rulos morochos. Nena: Una vez le propuse a mamá que te enterráramos. Y ahora que mamá ya no está. Yo también jugaba con vos y tus autitos. No te pongas triste. Ni una carta de despedida. Hacerse notar.. ya no estaba. Fue con todos sus amigos. Pero ella me dijo que no. jugabas con autitos y tenías muchos rulos.124 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 125 ojos oscuros. Una manera de hacerse ver. de golpe. no me interesa saber nada de Juana. Por favor. Asustarte. Blanca.. Hoy y siempre”. ella me decía que se había ido al extranjero. No la vimos más. Un dolor espantoso. Y les das un buen susto. Padre: Te voy a ser sincero. con las plantas de los pies entumecidas. Fui muy infeliz mientras vivía con ustedes. papi. Qué bueno sería asustarlos. Se fue así. La misma tristeza. Los hombres no la soportaban. Tan duros que no creo que pueda levantarme ni caminar. Se les nota tanto. sigamos adelante con nuestra ficción. Porque vos eras el único papá que yo tenía. nieve... me sentía muy mal. sólo eso. No se habían ido a ningún otro lado. Nada. Aunque les duela por dentro. Nena: .Llorar de dolor por no tenerte cerca. Mamá intentó buscarla por todos lados.Quererte en silencio.. Y les duele.. cuando nos despertamos. Límpida.. Sin moverme. Nena: . Con sombrero.. Por completo. Pelo largo que les sobresale del sombrero. con ustedes. Meses después. Y al otro día te engripás. “Las mujeres de acá decimos presente. La misma historia. Hasta las rodillas. Desearte. En pleno entierro te levantás. Un susto que no se lo olvidan más. Ni una advertencia.. Muchísimo. Decir presente. Largo. largo. Desear tu presencia.... Padre: Vivo casi como una piedra. .. Los siento como cubitos de hielo... Las mujeres rubias. Pero no querían verla más. Los mismos rasgos.. Sé que un día.. Justo cuando te están sepultando.Por no estar en tus brazos. Y al siguiente te morís.. Se esfumó. Pero no hubo caso.. Nena: Cada vez que uno de los novios de mamá desaparecía. Todas lo mismo.” Nena: Hace mucho que no sé nada de Juana. nieve. Estaban todos acá. Nena: Amarte. Por no tenerte. Un gran susto. Padre: Nieve. Negro sobre la nieve. por más que quisiera. Padre: ¿Alguna vez tuviste rulos? Yo te recuerdo con rulos.. mi amor: creo que perdí el rumbo hace muchos años. Y nunca iba a poder tener otro. Padre: Vestidos negros. Negro.. O te recuperás milagrosamente. Se borró. mi vida. Ya desde la época en que estaba allá. sin avisar. Nena: . Sonrisa cristalina.. Un día estás escribiendo. Sigamos adelante como si nada. negro. Tenías dos años. Por no poder ver todo el tiempo tu sufrimiento. Tienen un lema: “Sonrisa ciento por ciento...

Padre: Qué. Porque estás lejos.. La única vez que mi hijita me quiso.. les di un beso a cada una. Ya no me acuerdo más de vos. Fuiste una privilegiada. Listo. Durante un año no hiciste nada. 19. Padre: Un día de primavera. Nena: . Cómo te envidiaba. Año número veinticinco. Los recuerdos se nublan en mi cerebro... papá. Los cuatro años... Mi nena estaba muy triste..Lejos de mí. Cada vez que iba a ver cómo estaban las plantas. Voló.. Estoy ahí. les hice así con la mano.. Cómo se borra todo.. No te Nena: ¿Para qué existe la muerte? Padre: No sé. Desapareció. Padre: . Cuando los demás chicos comenzaban a sufrir los horrores de la escuela. con una flor en la mano. Ya no.. Quedaron muy mal las pobres plantitas. les dije “chau”... Con aspecto de haberme ido.. A los cinco llorabas por cualquier cosa.. Enfermo. Las plantas crecían fuertes y sanas. Nena: . Entraste directo a preescolar. Qué difícil es recordar algo... Lejos del jardín. se quedaba sola. mi amor.. Hay un blanco. Un resplandor y ya está..Por no poder ver cómo te estás muriendo. vos vivías. como un ángel. Mientras yo lloraba. Me borré.. vos. le regalé tres plantas con flores.126 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 127 Padre: A los tres ya podías escribir tu nombre. Un día vino un vendaval que arrancó todas las flores de las tres plantas.. vos dormías. Se terminó. Mi chiquita las regaba todos los días.... Ya no intervengo. Nena: ¿Y todos nos vamos a morir.. salí por la puerta y se acabó. preciosa. las calles… los días… las noches… el cielo… la nieve. 18. Amanecer sobre los tejados.. Estás muy lejos. Un agujero enorme. Retirado.. recuerdo. Nena: . Así de fácil fue olvidarlas.. A los cuatro te reías muchísimo.... Más. Los mejores cuatro años.. Pausa.. Fue la mejor época de tu vida. No hiciste jardín. Ido. Nunca más las vi. A los seis. Se va. Qué lindas épocas.Prácticamente muerto. No te recuerdo más. Con cara de ido.. Quién pudiera.. llorando. Nena: Papi. Te recuerdo... Una pena. papá? .. en alguna parte.. A los seis no. liberada. Se fue.... Ni siquiera las recuerdo ya. mi amor.. A tus seis años me fui de casa: me levanté de la silla... Nena: .. dormías todas las mañanas como un angelito.. Vivías lo que yo no podía vivir. Padre: Sí.Me pierdo. No estoy.. Ese año sabático. Pausa... Padre: A los seis años. No.. Me fui. cuando mi nena era muy pequeña. Agonizando...Muy lejos y muy enfermo... Estaba muy feliz con sus plantitas. Un resplandor en la cabeza y después todo desaparece. Padre: Mientras yo me iba a trabajar.. Mi casa. papi? Nena: ¿Y entonces para qué nacemos. desconsolada.

y me vas a hacer así con tu manito. Quiero saber qué dice papi. Pero muy raro. En estos días hizo bastante frío y llovió varias veces. fuerte. fuerte y . mi amor: Mi Querida: Estoy acá. La madre y la nena están “Acá” (en un conocido y familiar país cercano). Leéme la carta ahora. Y muy. mi vida.128 Caen pájaros literalmente del cielo Acá y allá 129 20. amorcito: te mando un abrazo fuerte. Bueno. y podamos divertirnos cuando yo regrese. con muchas lucecitas y muchos ciclistas que van todo el día de un lado para el otro. Hacéle caso a tu mami y no la pongas nerviosa. mi princesita. Pienso todo el tiempo en vos. para comprarte algunos lindos juguetitos que te gusten. El padre está “Allá” (en un desconocido y extraño país foráneo). Muy pronto. vos me vas a ir a esperar y a decirme: “hola papi”. L a madre está a punto de leerle a su hija la carta que le escribió su padre. PAPI Madre: ¿Te leo la cartita que papi te escribió para vos. mami.. Acá hay muchas bicicletas rotas tiradas por todas partes y edificios de piedra inmensos. Estoy viendo juguetes en los negocios de acá. Epílogo. muchos besitos y besotes. por favor. Es un país muy lindo. Cuando papá vuelva en avión.. o querés que cenemos primero? Nena: No. ¿Me va a traer muchos regalos? ¿Cuándo vuelve? Madre: Justo habla de eso. mi sol. Prestá atención. Es casi seguro que voy a volver pronto. en una ciudad muy grande. mi pulguita adorada. mi amor. Te quiere con toda el alma. muy frío. Te extraño mucho.

Mujer (peinando muy lentamente su cabello con el cepillo de cerda): Sos fuerte y sano. Cuando llegaste. Te amamos. en noviembre de 2005. Te pareces a él. . Tenés una nariz chata. parece cubierto de cenizas. está encorvado. Está de espaldas a la Mujer. Yo también te miro así. por más que digan lo contrario. sentado sobre la silla. perfectamente azulada. Mirás sin ver más allá de tus ojos verdes. El Hombre. fría. que está vestido con un conjunto blanco de algodón. pese a que nunca te mira. Bebé de ojos verdes. Dentro de ella hay un bebé. aunque nos desconozcas. pero no sos una preciosidad. desconfiada. La canasta de mimbre se encuentra en el piso. Hombre inexpresivo. Sobre una de las paredes de la habitación. En una habitación hay una silla de madera y una canasta de mimbre. David Pertejo. de la que bebe. incrédula. opaco. hay una ventana cerrada que da a un balcón. Personajes: Mujer herida.Instantes en la noche fría Ficha técnico artística Actuación: Gina Méndez. Dirección: Fernando Griffell Obra estrenada en el Centro de Formación e Investigación Teatral La Casona. Tiene en su mano derecha un cepillo de cerda. Ella se encuentra parada en el centro de la habitación. Estoy obligada a amarte. ubicado en Barcelona. Sostiene en su mano derecha una taza que contiene café con leche. Tu pelo es gris.

Y de ese líquido viscoso. Me miran. Hasta que él se ría. Pero la cuestión es muy simple. Mujer: No se parece a nadie mi niño. lo intentás. Persigo los clasificados de los diarios. azul. No es mi tarea. No tengo excusas para ofrecerles. contento. los leo y nunca encuentro nada. Tose con gran fuerza y luego se queda quieto. comienza a tapar tu rostro. Nada sabés de los instrumentos. Levanta la canasta. Hice que me duela. le acerca su taza al bebé y le da de beber el café con leche. Es una amenaza para todos. Sos una masa informe que mirás más allá de tus ojos verdes hacia ninguna parte. Hombre: No tengo un lugar para vivir. No puedo abandonar mi búsqueda. se deshaga y sangre. Pero no cedo. en la noche. porque sos lo único que existe ahí afuera. Paro hijos por doquier. Me froto con fuerza la cicatriz hasta que mi piel colorada. Y la obturación definitiva de ese agujero oscuro.132 Caen pájaros literalmente del cielo Instantes en la noche fría 133 estaba triste y descontenta. Paternidades adjudicadas por decreto. . Busco un lugar que está más allá de mí. Innumerables juicios. Alguno debe haber. El Hombre. No te pueden escuchar. inquietos intereses que buscan explicar lo inexplicable. de la asepsia y de otros problemas. vas a llorar. no ríe ni sonríe. No hay más. A algunos les creo. para mí y para ella. Unos instantes al frío y ese saquito de algodón frágil. te rodea las orejas. El Hombre se levanta. les noto el parecido. deposita al bebé en el balcón. Busco una casa. Tus brazos y tus dedos son desmesuradamente gordos. encorvado en la silla. que se mecen en una jerarquía caótica. de quien fue tu padre. Aunque no pueda hacerlo. los abro. Uso un cepillo de cerda. Nadie puede hacerlo. Se queda quieto. Nada más. Se encorva nuevamente. Mujer: Conozco tu amenaza. todavía sin orden. Lo logré. Me regalaste una cicatriz que quedó marcada para siempre como una llaga en mi vientre. Comenzás a ahogarte. placentero. luego las mejillas y ya no sabés cómo salir. amable. No los amo. Hombre: Poco dinero. cierra la ventana y vuelve a sentarse en la silla. Ni siquiera me altero. No llora. Eso es todo. Mujer: Los labios son de tu abuelo. Tu pelo crece. molesto. Tose. Una gordura que se pierde en la flaccidez de tus carnes y de tus huesos apenas constituidos. Por eso el disgusto. se dirige hacia la ventana. pero nadie te escucha. Es una masa informe. los ojos. quieta. El adentro y el afuera no existen. Se dirige hacia la canasta. Se queda quieto. Y después regresan a mí como un castigo y una amenaza: me confrontan. pardusca. argumentos. Pero hay otros que no existen más allá de sus ojos verdes. la abre. La necesito. El tuyo en cambio es liso e inapetente. Basta de eso. Le puse fin al deseo. contraargumentos. Y yo me quedo sola. No tengo un espacio para mí. que sale incluso cuando ya no lo quiero. hace un ruido sordo al beber el café con leche de la taza. Procesos desgastantes. me comprometen. Esperan que les diga algo. ya no protesta.

P. en respeto del guión original). coproducción entre el Centro Cultural Rector Ricardo Rojas y la Embajada de Francia en Argentina.Hecho para la ocasión Creación colectiva Ficha técnico artística Dirección: Maximiliano de la Puente Actuación: Esteban Bigliardi. Laura Paredes. Ariel Tremari Diseño de luces y video: Lorena Díaz Quiroga Asistencia de dirección: Leonel Livchits Producción: Paco Fernández Onnainty Estrenada en la sala Biblioteca del Centro Cultural Rector Ricardo Rojas. Reestrenada en marzo de 2007. Las iniciales de los personajes se corresponden con los nombres de los actores de la obra. Verónica Hassan. en la misma sala. V. en el marco del centésimo aniversario del nacimiento de Samuel Beckett. Personajes: E. L . Roberto Tomino Voz en off: Claudio Pereira Escenografía: Karina Claramunt Diseño sonoro: Marcelo Mamany. . Nota: (El video finalmente no fue incluido en la puesta. R y C (Voz en off ). pero figura en esta edición. en noviembre de 2006. Paco Fernández Onnainty.

Empieza a poner en circulación sus extremidades. en busca de objetos inservibles que guarda en ellos. A sus espaldas vemos a la actriz V que la espía.. quejidos. Una sala totalmente a oscuras. produciendo un chirrido molesto. levantando la cabeza y moviendo sus manos en forma circular. ruidos guturales. Hace lo propio con cada objeto que encuentra. Encuentra un sobre. obsesivas y repetitivas. Hacia la derecha y hacia la izquierda. con lentitud y desgano. Explora con minuciosidad cada cosa que saca de sus bolsillos. L realiza distintas acciones: se despereza. Saca una banana del bolsillo derecho de su impermeable. con la cabeza gacha. la observa con atención. la pela hasta la mitad. que provienen de un espacio off indeterminado y difuso. Mastica lentamente. quedando congelada en esa posición. murmullos. quien camina lentamente. Ahora con mayor rapidez que antes. L muerde finalmente la punta de la banana. se escuchan diferentes sonidos: jadeos. intentando recuperar y hacer conciente el movimiento de cada parte de su cuerpo dormido. Falso Krapp. Inmediatamente después. de espaldas a publico. un hombre alto y desgarbado. en donde vemos un antiguo grabador de audio. vestida con un impermeable azul. en la boca sólo la punta de la banana y suspende la acción. Comienza a cerrar una de las hojas de la puerta. cerrándola por completo. se mete A continuación.se ve la silueta en contraluz de L. los examina y los ubica sobre el aparador: un sobre. L apaga la luz del velador. Mueve con lentitud su cuerpo. distintas llaves. Simultáneamente.136 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 137 1. sentada sobre una banqueta alta. registra los bolsillos de su impermeable. risas. de un lado y del otro. Traga. estornudos. como si se despertara de una larga siesta. Mastica. La escena dura en su totalidad tres minutos y diez segundos. etc. mientras el público termina de acomodarse en sus butacas. Lo observa atentamente. La sala queda a oscuras durante unos treinta segundos. el velador. por encima de la altura de sus ojos. lamentos. mientras la sala queda a oscuras. golpes metálicos a ritmo constante. primero uno y luego el otro. La coloca en el aparador. acercándose a la puerta de acceso por la que acaba de ingresar el público. Lo último que saca es un llavero. por encima de la altura de sus ojos. Los baja. Lo eleva bien alto. palabras entrecortadas. papelitos arrugados. Los sonidos en off continúan. pilas de casetes amontonados y a un costado. la actriz L enciende la luz de un velador que se encuentra dentro de la escena. vemos la silueta del actor E. Luego de unos breves instantes. escuchándose pasos y golpes metálicos a ritmo constante. hasta que en un momento dado le da un golpe seco. Una vez que termina su ritual de acciones metódicas. que había quedado entreabierta. un desodorante. Saca uno por uno los objetos que encuentra allí. llantos. Lo vuelve a colocar en su bolsillo. L deja el resto de la banana en el aparador. ubicándose de perfil a público. ruidos de papeles que se rasgan. La observa atentamente. oculta detrás de una de las ventanas de vidrio transparente del aparador. etc. Elige una llave. frente a un aparador. Estira bien alto sus brazos. de un lado y del otro. Lo eleva bien alto. . y que inundan toda la sala. Traga. naturalizando la acción. sólo del torso hacia arriba. con exasperante lentitud. Vuelve a morder otro trozo. Durante los sonidos en off ya descritos -que continúan sin interrupciones y a ritmo sostenido.

V y P. Entra agitada y frenéticamente . por la puerta de acceso. V. Regresa al mismo rincón. en el que se había escondido al comienzo. Saca una naranja del bolsillo de su pantalón y le da un mordisco. Lee con atención un viejo libro sin tapas. P se agacha y recoge. R oculta rápidamente la naranja en uno de los bolsillos de su saco. quien intenta repetir la melodía que había interpretado L. por esa misma puerta. E sale de su rincón. Sigue leyendo y dándole mordiscos a la naranja. R y V los observan detenidamente.138 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 139 Primer Interludio. En la oscuridad. Está de espaldas a V. Muy lentamente. vestido con camisa blanca. 2. Por un momento. dispuesta en mitad de la sala. quien continúa acurrucado en el rincón y tiembla frenéticamente. protegiéndose de las miradas de L. Al ver a V. Vemos que L y V están paradas cerca de una de las ventanas de la sala. L interpreta una melodía popular con una flauta dulce. Da pequeños y titubeantes pasos en dirección hacia una de las puertas interiores de la sala. la escena queda totalmente a oscuras. Abre y cierra con fuerza la puerta. que se encuentra allí. como . L y R. Retoma la lectura del libro. Baja los escalones muy lentamente. al haber sido retocada digitalmente. El actor R. entra E violentamente. con sumo cuidado. E se sobresalta y grita. L y R miran en dirección a E. La imagen está intervenida. quedan muy cerca el uno del otro. L y R y también al público. Luego de recoger las revistas. Lo deja luego sobre uno de los peldaños de la escalera. E da dos pasos hacia delante. vestido con un traje marrón claro y camisa blanca. Da un brusco salto hacia uno de los rincones más alejados de la sala. Video 1: Ojo. La come con cáscara. sobresaltados. Sobre una pantalla blanca. Film de Partida. Al verlo tan cerca suyo. La luz vuelve progresivamente. P hace lo propio. Toma un cartón blanco y desvencijado. Por el susto recíproco. para reunirse con los otros. Viste un sobretodo oscuro. V la escucha con atención. L le cede la flauta a V. como si fuera víctima de una persecución. se encuentra parado sobre uno de los peldaños más altos de una de las dos escaleras de la sala. Cuando finaliza el video. P arroja al suelo la pila de revistas que traía en sus manos. Desafina horriblemente. R. Tiembla. Mientras L intenta enseñarle a V las notas de la melodía. posibles de la mirada de los otros. las revistas. Justo cuando se está dirigiendo hacia allí. Desea ocultarse por todos los medios E se acurruca en una de las esquinas de la sala. Baja el libro. cubriéndose el rostro con sus manos. corbata bordó y pantalón azul oscuro. L. No funciona. sin dejar de estar atento a los movimientos de E. hecho un ovillo. P camina lentamente hacia el fondo de la sala. Lo levanta y lo utiliza como escudo. intenta cubrirse con lo que tiene a mano. Interrumpen sus respectivas acciones. hasta llegar al piso. en el fondo de la escena. sale bruscamente en dirección contraria. que se abre y se cierra a un ritmo regular y mecánico. Permanece allí. usa anteojos negros. el actor P . un sombrero del mismo color y una bufanda que le cubre completamente el rostro. peinado con gomina. Prácticamente se chocan. Continúa sosteniéndolo en sus manos por un instante. E da dos pasos hacia uno de los aparadores de la parte delantera. vemos un video de unos veinte segundos de duración: un primerísimo primer plano de un ojo humano. pero no puede.

L. utilizando el cartón blanco. P y R emprenden la emboscada: se miran entre sí y respondiendo todos a la señal que da P. Comienza a avanzar hacia atrás dando pequeños pasos. Se incorpora. se lanza contra L. Se sobresalta. en la otra punta de la sala. Arroja manotazos a su alrededor. Grita. V. sin saberlo. El cartón lo cubre por completo. E se da vuelta. quien sostiene un palo de madera. E sale de su escondite. Luego de un momento de inquietud y zozobra. Espera. V y P. asustados. buscan esquivarlo. P y R. Luego de un momento de tensión. cuando pasa por delante de los espejos de la sala. persiguiéndolas. L. E permanece inmóvil. E: Por favor. R. Busca donde esconderse. cada vez más a la posición de R. Duda. lo cubren por completo con ella. V. R.140 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 141 así también de las del público. similares a aquellas en las que están sentados los espectadores. V. P y R se reúnen cerca del centro de la sala. sin poder ver. Toca el piso con las manos. V. el que se encuentra más abajo de todos. E se acurruca sobre el piso. con extrema violencia. hasta que lo hace dentro del hueco inferior del aparador. P y R se apartan. las pilas de revistas. Revuelve todos los objetos que hay allí hasta encontrar el que buscaba: un pequeño recorte de un artículo de una revista. cercano a una de las ventanas. P saca una linterna del bolsillo de su pantalón. E se mueve en zig zag. E deja de hurgar. V. L y P. siempre con el cartón a modo de escudo protector. quienes se dispersan. V y P siguen cada uno de sus movimientos con total atención. diarios y papeles que encuentra. R salta hacia el piso. en donde hay amontonadas butacas negras. Luego de un mínimo momento de duda. Va hacia el último aparador. se acercan en puntas de pie a la posición de E y. asustado. Se agacha bruscamente en dos oportunidades. E toma carrera desde la zona de penumbras en la que está parado. Al final del salto. Comienza a hurgar con desesperación en ese rincón. . Para resguardarse. decide no salir. Murmuran. comienza a caminar a paso vacilante. Se dirige hacia esa puerta. R queda arrinconado contra el aparador del fondo. huyendo junto con P a la otra punta de la sala. L. Se dirige a pasos apresurados para reunirse con V. Se vuelve hacia L. L. Sigue ocultándose de las miradas de los otros. Observa desde abajo a R. cercano a la puerta de acceso. tratando de ver lo que está haciendo E. E llega finalmente al fondo. L. ubicados sobre los aparadores. quienes. Se miran. Respira siempre en este trayecto muy agitadamente. Tiembla compulsivamente. V y P lo observan con atención. E llega a la otra punta de la sala. Lo aparta. en dirección al fondo de la sala. asustadas. R se ha subido al aparador. Comienza a avanzar como si fuera una rana. Impulsa su cuerpo contra V y L. esquivándolo. Sin saber qué hacer. permanece de espaldas a R. L y V logran escaparse. Grita. vuelto hacia L. E se agacha. como si fueran a cazarlo. sobresaltado. dando saltos bruscos hacia el frente. agarran una enorme tela negra. como una fiera enjaulada. e ilumina la zona. E se acerca. Silencio. E vacila. P y R. muy cerca de la puerta de acceso por la que había ingresado minutos antes. cubierto completamente por la tela negra. E se incorpora. siempre con el cartón como escudo. Están tensos y expectantes. Arroja por el aire. Con esa protección. y lo guarda en uno de los bolsillos de su sobretodo. buscando respuestas que no van a obtener. ¿serían tan amables de llevarme al centro? Silencio.

sorprendidos frente al hecho de que E pueda hablar. E se mueve con rapidez. V... R y V se miran. E: Mi perro. Abre los brazos. E extiende hacia el frente su brazo derecho. P y R. Espera. E vacila. . Toca el suelo con sus manos. Deja de tropezarse. con las palmas hacia arriba. a reunirse con L. Silencio. Y la mano abierta. Espera. V lo lleva hasta el fondo de la sala. Durante todo el trayecto. E continúa totalmente cubierto por la tela negra. R. V y P se miran. Se da cuenta de que está ubicado en el centro exacto de la sala. Tantea. ¿Por qué me mienten? Silencio. sin saber qué hacer. E: ¿Estoy justo en el centro? P lo suelta... Se siente satisfecho. formando un semicírculo. en actitud de solicitar ayuda. le tiende la mano. L. Estira los brazos e intenta ubicarse en el espacio. Durante su inspección. E: Por favor. E cae al suelo y desde allí inspecciona el nuevo lugar en que fue depositado por P. Luego de un breve instante. ¿Me podría llevar hasta el centro? Silencio... se miran. E se tropieza con sillas y con distintos objetos dispuestos en la zona. P y R se miran. Se da cuenta de que no está en el centro. Después de un instante de inmovilidad. E sigue con el brazo extendido. ¿serían tan amables de llevarme al centro? E: No es cierto. E la agarra con fuerza. Luego de un instante de deliberación. Sigue cubierto por completo con la tela negra. Se da cuenta de que no lo han llevado al centro de la sala. E: Quiero a mi perro. amable. V se adelanta un paso y responde tímidamente: V: Sí. Lo hace con mucha suavidad. Se detiene. Duda. comienzan Silencio.. Abre la mano. E extiende ahora ambos brazos. E: Eventualmente. hacia el lado opuesto. E efectúa un nuevo pedido. L. P y R. Estira lo más que puede sus brazos. Disfruta del hecho de estar en el centro. L. Alguien. E comienza a moverse y a inspeccionar el lugar en que V lo ha depositado. Ahora putea más claramente porque V lo ha dejado en cualquier lugar. comienza a moverlos hacia atrás y hacia delante. P los acompaña. V lo deja en el fondo y se marcha hacia el otro extremo.. Silencio. Después de un breve instante de duda. Se estira.. V se acerca con mucha cautela hacia E. Y abre sus manos. Murmura para sí palabras de gozo. Comienza a murmurar insultos por lo bajo. Registra minuciosamente cada sector.142 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 143 L. E: ¿Está listo mi perro? Pausa. muy lejos del centro. sosteniendo de manera amenazante el palo de madera. Pausa.. Dudan. hoy estoy no pudiendo ver. P. Silencio. V. Por favor. Silencio. P se acerca con cuidado hacia E y lo lleva raudamente hacia el centro exacto de la sala.

se dirige con mucha cautela hacia el centro de la sala. quien ha encontrado al perro. Se van moviendo cada vez que E efectúa una pregunta o un comentario. R y P. Le canta una dulce melodía. se lo alcanza. Lo deja parado en tres patas. V. V. L. Deposita al Bambi “Colita” en el suelo. V. con su mano derecha en alto. Intenta pararlo. ingresa en una de las habitaciones internas. R y P se mueven. una tras otra sin parar. Lo llama “Colita”. recovecos y esquinas de la sala. en última instancia. cristiana. V. pues al Bambi le falta una pata. E lo agarra firmemente. L. E: Hocico seco come pasto para curar la fiebre. L. de manera tal que cambian constantemente sus posiciones en el espacio. Durante este monólogo ininterrumpido. con movimientos muy lentos. L. E se agacha. R y P desarrollan una coreografía. No encuentra nada. ubicados frente al público. Cuando lo recibe. lo observan azorados. E: ¿Cómo me está mirando mi perro? ¿Me mira como si me pidiera salir a pasear? Silencio. volviéndose insoportable a los oídos de V. L y V sonríen. De pronto. Le explica cuánto lo extrañó. me podría decir con qué carita me está mirando mi perro. R revuelve con vehemencia en los aparadores del fondo. Acuna con suavidad al perro en sus brazos. R y P. R y P sin dejar de moverse. una serie de preguntas sin respuesta. lo logra. Pese a todos sus esfuerzos. intensidad y. se escucha un grito enérgico. samaritana. y baja lentamente por los peldaños de la escalera del fondo. de esas que leen la biblia todos los días. Abre los brazos. hasta que al final de esta secuencia E termina por hablar a los gritos. V. E: ¿Me está moviendo la colita? ¿Me mira con cara de “por favor. E: ¿Se tiene en pie? Silencio. E duda. le murmura palabras cariñosas al oído. ponéme la correa y lleváme a pasear al parque”? ¿O me mira como si no pudiera aguantar más el dolor y se estuviera por morir? Silencio. P atraviesa corriendo la sala. aunque es difícil. desde el piso de arriba.. por la cual van variando de ubicación. E: ¿O como si me pidiera un hueso? Silencio. E se incorpora. . R y P se mueven nuevamente. Las palabras de E van creciendo en ritmo. P y L. Lo acaricia. en donde se encuentra E y. Algún alma caritativa. la revisa. P y R no dejan sin revisar ninguno de los rincones. No obstante. De pronto.. Busca en los aparadores del piso de arriba. Sostiene.144 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 145 a buscarlo por toda la sala. Luego sube por la escalera de ese sector... Pausa. Luego de consultar con la mirada a V. desesperación. L. Comienza a formular. L y V registran el contenido de las cajas de cartón que están en los huecos de los aparadores de abajo. enternecidas. a un metro de su posición. L. un Bambi de juguete al que le falta una pata. indiferentes. Es R. E: Alguien.

. Llora. Pausa. Al escuchar el sonido del golpe contra el piso. lo levanta. Permanece en silencio. E se calla bruscamente. con evidente desagrado y reticencia.. algún alma cristiana. sáquenme de este infierno”.. Pausa. comprendiendo lo que ha ocurrido. Se conmueve. Luego se calma.. P y R se suman a L y V. y... Los cuatro quedan acurrucados junto a E durante unos minutos. la cabeza de”Colita” se le cae involuntariamente al suelo. E: Digamos que mi perro es un perro musulmán.146 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 147 E: Eventualmente. se acerca hacia donde está ubicado “Colita”. Se queda inmóvil por un instante. quien sigue oculto. E escucha el sonido de la cabeza al caer. al hacer esto. mientras E continúa llorando. Silencio. P y R están agachados. O con carita de “por favor. Se arroja con violencia al piso. E: Bésenme.. E es un bulto oscuro que gime y murmura desde el piso. Gime de dolor. E: ¿De qué color es mi perro? ¿Es blanco? ¿Y el sexo? ¿Qué sexo tiene mi perro? ¿Es machito o hembrita?. en el que E progresivamente se ha ido calmando. V.. P y R se miran entre sí. desconcertados. en que no puedo ver. V. de esas buenas almas que habitan este mundo.. Finalmente R. Con cara de que por favor lo lleve al parque. el Bambi de juguete y. por favor. Comienza a llorar desgarradoramente.. Pausa. V busca una silla. Nadie quiere besar a E.. se acerca y besa a E en la frente. Juntas lo calman y lo sientan en la silla que ha traído V. con un desconsuelo inmenso. Luego de un instante muy prolongado. grita y patalea. O un perro que no hace maldades. V. malditos días. El bambi rebota. En cualquier lado. L.. R. Los coloca sobre uno de los aparadores.. Discuten. cubierto por la tela negra. pero no lo encuentra.. Silencio. L y V lo abrazan desde los costados. el cuerpo cae en una dirección y la cabeza en otra. L y V miran con desaprobación a R. Al ver a E en ese estado tan agitado. Silencio. L y V se acurrucan junto a él. Silencio. P y R se sobresaltan.. Alguien.. me puede decir con qué carita. lanza un último estertor. E acusa el golpe. Y lo arroja violentamente contra el piso. Su cuerpo sigue cubierto totalmente por la tela negra. Aún sin poder ver.. En la frente. Con qué cara me está mirando Colita. Lo logra... P y R vuelven a mirarse. P recoge la cabeza y el cuerpo de “Colita”. harto de escucharlo. L. Es uno de esos días. Sin embargo.. adorador de Mahoma. vuelve a tomar la palabra. Clama por su perro. recuperándose de su dolor. Hace fuerza para arrancarle la cabeza.. E: Bésenme. hoy me levanto a la mañana y estoy no pudiendo ver.. después de un instante. L.. . Por favor. E: Por favor.. Se arrodilla. E: Un beso. Dudan.. me podría decir con qué.. Alguien. intenta palpar el cuerpo de “Colita”. Al darse cuenta de lo que ha sucedido.. abrazados a las piernas de E. mientras L se acerca a la posición de E.

armando filas e hileras con ellas. acompaña el trance hipnótico en el que se encuentra sumido E. Sigue observando con fascinación su imagen reflejada. y las dispone en forma de auditorio. Queda de frente al espejo. un espejo grande. Se detiene primero en L. camina en dirección al extremo opuesto. Esta escena se juega utilizando todo el largo de la escena. Video 2: E ante el espejo. se levanta de la silla. E permanece solo. L y V bajan la vista. Fascinado por su imagen reflejada. hipnotizado por su imagen ante el espejo. Al fondo. de arriba a abajo. Sigue el rastro del espejo. E se contempla. con lamparitas en sus tres costados. las lamparitas que están alrededor del espejo se encienden. luego con una presencia cada vez mayor. R y P llevan el espejo hasta la zona cercana a la puerta de acceso. Cuando finaliza el video. R y P se incorporan y retiran de uno de los aparadores. posición en que lo habíamos dejado antes. Segundo Interludio. En otros se lo ve muy serio. en los extremos opuestos de la sala. No registra nada de lo que sucede a su alrededor. Una vez que terminan ambas acciones. R y P salen por la puerta de acceso. Se dirige hacia el fondo de la sala y comienza a llevar de una en una. Sobre la misma pantalla blanca en la que se ha proyectado el Video 1. utilizados frecuentemente para maquillaje. Vemos nuevamente a E contemplando su imagen. E montará otra distribución. Luego en V. Gag de las sillas. Luego de un instante. la escena queda totalmente a oscuras. En algunos planos sonríe. Una música incidental inquietante. La deja en el suelo. Observa primero su perfil izquierdo. Luego cesa. y en la parte de adelante. Lo sostienen entre ambos. Lo traen. E está vestido de la misma manera que en la escena que acaba de terminar. Le quitan la tela que cubría su cuerpo. Se cerciora de que esté en la posición correcta. usando las mismas siete sillas. E se estira completamente a lo largo en el piso. La música retorna durante ese mismo lapso de tiempo. Agarra una toalla que se encuentra allí. Vuelve hacia donde está sentado E. Luego se apagan. colocándolo frente a E.148 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 149 Después de un instante. R armará una estructura de sillas. (de distintos tamaños y angulaciones de cámara. De pronto. L y V hacen lo propio. observándose ante el espejo. Le seca la frente con la toalla. La música cesa. primero casi inaudible. V y L se incorporan y se acercan a E. una serie de siete sillas apiladas que se encuentran allí. Luego el derecho. contemplando su imagen ante un espejo similar al visto en escena. de E sentado. Va a buscar . montados por fundidos encadenados). E las mira directamente a los ojos por primera vez. Las lamparitas permanecen encendidas durante unos veinte segundos. Lo dejan en el suelo. V se dirige hacia el aparador más próximo. En la imagen. Las recorre por completo. Lo despojan de anteojos. avergonzadas. en la parte de adelante. no puede dejar de mirarse con extrema atención. aún en trance. bufanda y sombrero. La lleva hacia la parte de adelante. en un lugar indeterminado. en la misma R ingresa por una de las puertas de acceso. Una vez hecho esto. cerca de la puerta de acceso. cerca de la puerta de ingreso. R agarra la primera silla. Mientras tanto. vemos un video de unos quince segundos de duración: varios planos. La luz de la sala se desvanece progresivamente. R y P comienzan a mover el espejo a lo largo de la sala. Las lleva hacia la otra punta de la sala. 3. E. L saca un peine fino del bolsillo de su impermeable azul y lo peina.

quienes retiran raudamente todas las sillas de la escena. mientras tanto. Camina dando grandes zancadas. a medida que la escena avanza y el desenlace se aproxima. hasta que ambos. este último trae nuevas sillas para rearmarlo. E. como si fueran bolas de boliche. Cada vez que R ubica una de las sillas en el suelo. E. Desde la puerta de acceso. se ha ido acercando cada vez más a la estructura de sillas. soltándola justo antes de que R regrese con una nueva y lo descubra. Intenta robar la cuarta sin que R se dé cuenta. pese a que nota con profunda desesperación que las sillas que ha ido trayendo. antes de darse vuelta para ir a buscar una nueva. P y L. en el extremo opuesto del auditorio a medio armar por R. . totalmente agotados y exhaustos. La música va asumiendo un ritmo crecientemente frenético. no obstante. Las cuida y las contempla con atención. una con cada mano. Paralelamente. Luego de esconderse brevemente en el mencionado rincón por unos segundos. Coloca la segunda y la tercera a cada lado de la primera. R trae la segunda. para ir a buscar la sexta silla. siempre con la clara intención de no ser visto por R. excepto para R. Su presencia es. A paso decidido y firme. R busca la quinta silla. dispuestas una al lado de la otra. Vuelve a colocar entonces la cuarta silla en su lugar. E se esconde en uno de los recovecos de la sala. se sientan en sendas sillas ubicadas en el centro de la escena. pero se arrepiente a último momento. Se genera así una secuencia con un ritmo creciente: a medida que E roba cada vez más sillas del auditorio de R. Para evitar ser visto y descubierto por él. tercera y cuarta sillas sin novedades. y la cuarta por delante de las otras. R camina encorvado. sin medir las consecuencias de sus actos. E se frena y hace “de estatua viviente”. En el cruce siguiente entre ambos. E arroja las sillas con inusitada violencia. A partir de ese momento comienza una competencia frenética entre ambos. Cuando deja las sillas en el fondo. E. armar su auditorio. absolutamente visible y evidente para el público. generando así una secuencia típica de gag mudo. quien está parado cerca de la escalera que se encuentra al lado de la puerta de ingreso. incluidas aquellas en las que estaban sentados R y E. respirando al unísono agitadamente. sustrae cada vez más sillas del auditorio que R está armando. observa detenidamente el accionar de R. se escuchan primero pasos apresurados y luego irrumpen con violencia V. E se dirige con la silla que ha robado al fondo de la sala. desalojándolos. un vértigo y un ir y venir asfixiantes: E y R corren de un lado al otro llevando y trayendo sillas. muy interesado en el accionar de R. R intenta de todas las formas posibles. quien continúa yendo una y otra vez a buscar una silla más para agregar a su estructura. La coloca en su lugar. comienza a escucharse una música incidental de piano. E inventa nuevas formas para “pasar desapercibido” cada vez que sustrae una nueva silla: en uno de los tantos trayectos de R. E aprovecha y sustrae una de las sillas del auditorio a medio armar por R.150 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 151 la segunda silla. han ido desapareciendo una tras otra. La lleva al extremo delantero de la sala. que remite a melodías generadas para películas mudas. un rincón ubicado entre los aparadores del centro. Cuando se dirige hacia el fondo de la sala. por estar totalmente absorto en el armado del auditorio. quedándose paralizado cuando R pasa a su lado. al lado de la cuarta. La situación continúa con un increscendo. con el cuerpo inclinado hacia adelante. les saca lustre. E ejecuta unos pasos de baile mientras sostiene dos sillas. quien no se percata de la existencia de E.

152

Caen pájaros literalmente del cielo

Hecho para la ocasión

153

V, P y L salen con las sillas por la puerta de acceso. R y E se miran por un breve instante y luego salen a paso firme, detrás de V, P y L. La escena queda totalmente vacía. A continuación, se oyen ruidos de sillas en off, durante unos diez segundos , como si la situación continuara en un espacio contiguo. Las luces bajan progresivamente. No se apagan completamente, sino que permanecen en una clave menor durante la siguiente escena. 4. Persecución. P y L juegan una escena de persecución muda, por la cual L acecha a P sin darle tregua jamás.

A partir de ese momento, comienza a escucharse una música incidental que sugiere una situación de suspenso y misterio. El fondo sonoro, compuesto especialmente para la escena, remite a las bandas de sonido de las películas de cine negro de los años cuarenta. Se trata de sonoridades que generan otros espacios: la sirena de un barco que se oye a lo lejos, como si estuviera a punto de zarpar; el sonido de los truenos durante una tormenta que arrecia, etc. Por momentos, la música acompaña el increscendo de la tensión de la escena, enfatizando de esa manera la situación de persecución. L observa con atención los movimientos de P, quien agarra una pequeña caja de cartón de uno de los aparadores, vuelve sobre sus pasos y se dirige hacia la puerta de acceso. Sale, cerrando con suavidad la puerta tras de sí. L hace lo propio. Antes de salir, mira brevemente hacia atrás. Unos segundos después, P vuelve a ingresar por la misma puerta de acceso. Ya no lleva la caja, pero sí el portafolios, que lo acompañará hasta el final de la escena.

P ingresa a la sala por una de las puertas de acceso. Lleva un portafolios marrón. Viste traje azul oscuro, pantalón del mismo color, camisa blanca y corbata bordó. Se dirige hacia uno de los aparadores del fondo, el más cercano al espacio en el que se desarrolló la primera escena, “Falso Krapp”. Apoya el portafolios sobre el aparador. Lo abre. De su interior, saca un sobre con quince fotografías (las mismas que observará con atención durante la siguiente escena). En el momento en que P se encuentra totalmente absorto, contemplando la primera foto, ingresa L por la misma puerta de acceso. L viste un abrigo marrón oscuro, que la cubre casi en su totalidad, un discreto vestido, de color claro, y zapatos negros. Sostiene una bolsa enorme de cartón en sus manos. P se sobresalta al verla, y reacciona inmediatamente guardando las fotos en el maletín. L se acerca a la posición de P. Apoya el peso de su cuerpo en la primera hilera de aparadores. Actúa distraídamente, como si no quisiera nada de él. P hace lo propio. Luego de un breve cruce de miradas, P se dirige al fondo de la sala.

Apenas ha entrado P, L hace lo propio, siguiéndole los pasos. P se dirige hacia el fondo. Simula buscar algo allí. L acompaña sus pasos. Se desvía, aproximándose a la ventana del fondo. Simula ver el exterior a través de la ventana abierta.

P vuelve sobre sus pasos. Camina a lo largo de la sala, en dirección a la puerta de acceso. L sale de las cercanías de la ventana y con suma cautela, se para detrás de P, a unos pocos centímetros de distancia. P se detiene a mitad de camino. Presiente algo extraño. Una presencia indeseada. Da un paso hacia adelante. L hace lo propio. P se detiene. L también. P mira hacia atrás dos veces, primero hacia su derecha, luego hacia su izquierda. En el momento en que P gira su cabeza hacia la derecha, L arquea su cuerpo hacia el lado opuesto, para evitar ser capturada por la mirada de P. L se mantiene tensa en esa posición

154

Caen pájaros literalmente del cielo

Hecho para la ocasión

155

hasta que P gira nuevamente su cabeza hacia el frente. P da un paso hacia adelante, en dirección a la salida. L hace lo propio. Exactamente lo mismo que antes, sucede cuando P mira hacia atrás, pero esta vez hacia su izquierda. L arquea su cuerpo hacia la derecha, evitando la mirada de P. Se mantiene tensa en esa posición, hasta que P vuelve a girar su cabeza hacia el frente. Este momento debe jugarse a la manera de un típico gag mudo.

mitad de camino, L ingresa nuevamente por la puerta de acceso. Corre tras P, quien se dirige a paso acelerado hacia el pie de la escalera del fondo. L vuelve sobre sus pasos y se dirige hacia la escalera opuesta, la de adelante.

Sin haber logrado “descubrir” la presencia de L, pero sabiendo que ella se encuentra detrás suyo, P da dos pasos lentos hacia el frente y se dirige luego aceleradamente hacia la puerta de acceso. L hace lo propio. Ambos salen. L cierra la puerta tras de sí. La persecución es ahora directa y franca. Luego de unos pocos segundos, P ingresa bruscamente, por la misma puerta de acceso. La cierra. Permanece unos breves instantes en la sala. Se lo ve agitado. Luego sale corriendo por otra de las puertas.

Ambos suben con rapidez los primeros seis peldaños de sus respectivas escaleras. Se detienen bruscamente. Durante todo este momento, cada uno observa al otro con mucha atención. Sus cuerpos soportan una tensión extrema. P baja lentamente un peldaño. L hace lo propio. L busca reproducir de manera idéntica los movimientos de P, de forma tal que es siempre P quien propone los desplazamientos básicos de la escena, mientras L intenta seguirlo. P sube lentamente un peldaño. L hace lo propio. P baja uno. L hace lo propio. P sube rápidamente tres peldaños. L hace lo propio. P baja con lentitud dos peldaños. L hace lo propio. P se detiene. En vez de mirarla, dirige su vista hacia el frente. L también se detiene, pero continúa observándolo, expectante. Sin contemplar los movimientos de L, P comienza a bajar lentamente de uno en uno los peldaños de la escalera, hasta llegar al suelo. L hace lo propio.

L ingresa a paso acelerado por la puerta de acceso. Revisa rápidamente las puertas internas de la sala, abriéndolas y cerrándolas. Al no encontrarlo, sale inmediatamente por la misma puerta por la que ha salido segundos antes P.

La música incidental continúa ganando en volumen e intensidad. P entra nuevamente por la puerta de acceso. Sin dudarlo, se dirige rápidamente hacia una de las puertas internas de la sala, (la misma que había examinado antes L), la abre y se esconde en esa habitación. Cierra la puerta tras de sí. L ingresa por la puerta de acceso, cerrándola tras de sí. Mira hacia arriba, examinando el entrepiso, pero no se le ocurre fijarse en la habitación donde se esconde P. Sale por otra puerta. P abre la puerta de la habitación interna en donde se escondía. Sale caminando en puntas de pie, en dirección a la escalera del fondo. A

P permanece detenido junto al pie de la escalera, con la cabeza gacha y su mano derecha apoyada firmemente sobre la baranda.

De pronto, P se da vuelta y comienza a correr con todas sus fuerzas en dirección a la puerta de acceso. L se coloca frente a él, obturándole la salida y la posibilidad de escape. Cuando quedan frente a frente, L le arroja a los pies la bolsa de cartón que sostenía en sus manos. P la esquiva, y aprovecha ese momento para huir por la puerta de acceso. Luego de un breve instante de desorientación, L lo sigue, cerrando la puerta tras de sí.

156

Caen pájaros literalmente del cielo

Hecho para la ocasión

157

La luz baja. Por un momento, la escena queda completamente a oscuras. La música incidental se desvanece. Escuchamos el ruido que hace la puerta de acceso al abrirse. La luz vuelve lentamente. Vemos a P, parado junto al aparador más cercano a la puerta. Firme. Inmutable. Luego de un breve momento, L ingresa por la misma puerta. Ambos vienen de atravesar una franca y abierta situación de persecución sostenida en el tiempo, que ha sucedido en parte fuera de campo. Sus rostros, descompuestos y alterados, así lo delatan. Gruesas gotas de sudor les recorren sus mejillas.

finalmente se desestabilice y que se mueva, de manera descontrolada, unos pasos hacia el costado. P aprovecha entonces para salir por la puerta de acceso más cercana, aún con el portafolios en sus manos. L, pegado a él, lo sigue. Las luces bajan por completo. 5. Didascalias. Comienza a subir lentamente la luz. Todos los actores de la obra, E, V, R, P y L, se harán presentes progresivamente en la escena y desarrollarán diversas acciones.

P se mantiene en la misma posición, parado junto al aparador, sosteniendo el portafolios con ambas manos, y la vista al frente. De vez en cuando, P mira de reojo en dirección a L. En otros momentos, cierra los ojos. Respira siempre agitadamente, L se acerca lentamente a la posición de P. Su cuerpo pegado contra la pared, sin dejar de mirarlo ni por un solo momento. Se para justo a su lado, a unos escasísimos centímetros de distancia. P estira su mano derecha lo más que puede. Tantea, intentando agarrar el picaporte de una puerta que no existe. Su mano queda suspendida en el aire. Ambos miran hacia el frente.

P sostiene firmemente, con sus dos manos, el portafolios marrón, que se encuentra justo entre medio de sus cuerpos. L, con mucha lentitud y cautela, estira su mano izquierda lo más que puede, hasta agarrar la manija del portafolios. Al mismo tiempo, mira alternativamente hacia el otro costado y hacia el frente. Comienza una disputa callada por la posesión del portafolios. Ambos forcejean. Ninguno quiere ceder. L ejerce cada vez más presión sobre el cuerpo de P, pese a que ambos apenas si alcanzan a moverse. La presión de L hace que el cuerpo de P

V sentada sobre una banqueta, de espaldas a público, frente al aparador, realiza acciones similares a las de L en “Falso Krapp”. Usa el mismo impermeable azul utilizado por L en dicha escena. V entra a oscuras. Escuchamos sus pasos en off. Enciende la luz del velador. Levanta la cabeza y los brazos. Se despereza. Se estira. Saca una cajita de fósforos del bolsillo derecho de su impermeable. Extrae un fósforo. Lo prende. Toma un sahumerio. Con el fósforo que sostiene en su mano, lo enciende. Coloca el sahumerio en uno de los huecos de la ventana, pegada al aparador. Registra los bolsillos de su impermeable, primero uno y luego el otro, en busca de objetos inservibles que guarda en ellos. Saca cada uno de los objetos que encuentra allí, los examina y los ubica sobre el aparador: un sobre, papelitos arrugados, un desodorante, etc. Saca una banana, la observa con atención, la pela hasta la mitad, se mete en la boca sólo la punta de la banana y suspende la acción, quedando congelada en esa posición, imitando las acciones de L en la primera escena. Muerde finalmente la punta de la banana. Mastica lentamente. Traga. Vuelve a morder otro trozo. Mastica. Traga. Ahora con mayor rapidez que antes, naturalizando la acción. Deja el resto de la banana en el aparador. Continúa

los que se romperán en muchas partes. Lo eleva bien alto. ubicado sobre uno de los aparadores.158 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 159 extrayendo objetos de los bolsillos de su impermeable. frente al público. se levanta y camina hacia uno de los aparadores del fondo de la sala. Con la llave en la mano. Trae una silla y su portafolios marrón. etc. Recorre cada foto por completo. estirando ambos brazos hacia adelante. una corbata bordó y un pantalón azul oscuro. Esta última acción. revolverá entre los casetes. Tirará los trozos de esta foto al suelo. A medida que avance la escena. Regresa con un bibliorato enorme y arrugado. eligirá una de las fotos y la romperá prolijamente en cuatro partes proporcionales. En ocasiones variará esta secuencia de acciones. cierra el bibliorato y lo apoya sobre el aparador. Consulta sus páginas. Del interior del maletín. la rotura de una foto. Extrae a su vez de él. saca un sobre de color claro. Comienza a observarlas.). E ingresa por la puerta de acceso. durante toda la escena. con total concentración. luego de encontrar lo que busca. La misma secuencia de acciones vuelve a tener lugar: V tomará nuevamente la llave. lo coloca dentro de un antiguo grabador. buscando una indicación. Repetirá la misma secuencia de acciones una y otra vez. Sólo las luces de las lámparas lo iluminan. Una vez que lo deja allí. a lo largo de sus diversos centros de interés visuales. Incrementará progresivamente el ritmo y ya no se detendrá más. de manera similar al final de la escena “Film de Partida”. Agarra el bibliorato y lo lleva hacia el aparador del fondo. para buscar el bibliorato. una serie de quince fotografías en blanco y negro totalmente distintas (algunas familiares. consultará sus páginas y. Se acerca progresivamente hacia uno de los espejos que tiene lamparitas en sus tres lados. unas más pertenecientes a perfectos extraños. Sobre el final. Repetirá varias veces. la . Cerca del final. se sienta en la banqueta. Saca el casete del grabador. Sobre el final de la escena. arrojará con una violencia creciente y desenfrenada los centenares de casetes de audio que se encuentran sobre el aparador. de un lado y del otro. una tras otra. de donde lo había sacado. Observa atentamente la llave. esta secuencia de acciones. Lleva puesto una camisa blanca. Regresará con él. se acercará o se alejará de él. Se sienta. realizará distintas acciones. Pone “stop”. estirará los brazos hacia los costados. espejo. de arriba a abajo. utilizados frecuentemente para maquillaje. Lo abre. cuando la intensidad sea cada vez más creciente. primero con una pierna. frente al público. etc. lo que ocasionará que su imagen reflejada se modifique sustancialmente: dará en ocasiones unos pasos hacia atrás. Colocará uno de ellos dentro del antiguo grabador. Pone “play”. Lo último que saca es un llavero con una sola llave. Algunos de sus fragmentos caerán sobre los espectadores. Ubica la silla cerca de la escalera más próxima. dará unos pasos hacia atrás. Intenta reproducirlo sin éxito. vuelve a empezar. a lo largo de la escena. Irá con ella hacia el aparador del fondo. Comienza a revolver los casetes de audio que se encuentran amontonados allí. otras veces caminará hacia adelante. y comenzará a saltar. sin dejar de saltar. variando las velocidades. aparecerá de golpe por debajo de la línea de reflejo del espejo. Muy lenta y suavemente. luego con la otra. otras de paisajes. intentando reproducirlo sin éxito. ubicado detrás de la escalera. Cuando termina de mirar cada una de las quince fotografías. por encima de la altura de sus ojos. Lleva puesto una camisa color crema y un saco azul oscuro. hasta que finalice la escena. al desabrochar sus correas. Comienza a observar con total atención su imagen reflejada en el P ingresa por la puerta de acceso. Una vez que la encontró. como si se reconociera por primera vez. Se acerca caminando lentamente en dirección al aparador más cercano a la puerta. Abre el portafolios. Elige un casete. obteniendo siempre el mismo resultado.

Barrio de fábricas diminutas.160 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 161 efectuará sólo una vez. A veces disminuirá el ritmo en que pronunciará las frases. Lo prende. su voz se tornará mucho más fina y aguda. de tal forma que no pueda preverse lo que hará cada vez. Todos en la misma dirección y todos en parejas. Simultáneamente a esta multiplicidad de acciones. utilizando todo el largo de la sala. acelerará y/o alargará cada una de las palabras. quien no ha participado de ninguna de las anteriores escenas. grave y decidida del actor C. Maletín en mano izquierda. R repetirá su secuencia de acciones hasta el final de la escena. entrando y saliendo una y otra vez. obsesivo-compulsivo. Se desplaza de una punta a la otra. Durante la escena. Quebrará el ritmo en repetidas oportunidades. una ventana. En otros momentos. en una suerte de continuación de la escena anterior. buscando a L con los ojos. entrando y saliendo por una de las puertas internas de la sala. semejante a la de un muchacho joven. permanecerá arrodillada. la intensidad y su postura corporal. Sobre el final. y en otros. contemplando en silencio la foto. irá variando la aceleración. Sombrero calado hasta los ojos. Sin solución de continuidad. En el momento en que P rompa una de las fotos y la arroje al suelo. Mañana de verano incipiente. Con este fin. R ingresa por una de las puertas de acceso. en un volumen muy alto que inundará pr completo la sala. C jugará con distintas velocidades y entonaciones a lo largo de su relato. Época: hacia 1929. Realiza un trayecto repetitivo y monótono. hasta frenarse casi totalmente. Como todos los demás. L repetirá varias veces la secuencia de sus acciones. la voz gruesa. manteniéndose por momentos derecho y firme. lo hará a paso muy lento. Espiará y observará su accionar y sus gestos en detalle. Movimiento moderado de obreros caminando sin apuro hacia el trabajo. El ojo indagador de P la capta en un ángulo que supera el de inmunidad. su voz se asemejará a la de un relator de fútbol. contemplará cada uno de los movimientos de P. Ninguna bicicleta. en dirección contraria a los demás. Avanza furioso. en dirección al público. la voz de C ha sido procesada digitalmente. deteniéndose y encogiéndose hacia pared. cansino y desgarbado. Lleva puesto el mismo abrigo marrón de la escena anterior. saliendo por la misma puerta de acceso por la que había ingresado. Extrae un cigarrillo y un encendedor de uno de los bolsillos de su abrigo. etc. Para producir estos efectos sonoros. apretujándose contra el muro de su izquierda. Al igual que los demás. Por fin aparece L con precipitación ciega sobre la baranda. Todos tranquilamente percibiendo de alguna manera una vitrina. A lo largo de la escena. un baño. Por momentos. Y la misma secuencia de acciones volverá a recomenzar. cubrirá su trayecto a una velocidad rapidísima. Con cuello levantado. P inmóvil. . se esconderá por momentos detrás de la escalera. muy encorvado. se escuchará en off. En otros. Fuma. recogerá los pedazos rotos y la rearmará. Camina primero en diagonal. y en la “vuelta” siguiente. Se acomoda sobre el aparador cercano a la puerta de acceso. De allí se desplaza en línea recta hacia el fondo de la sala. Voz en off de C: Una calle completamente recta. (después de haberse movido lo suficiente para que se note su modo desagradable de caminar). Guardará las fotos restantes en el sobre claro. L se agachará a su lado. L reacciona. Abrigo largo y oscuro. A continuación retorna al punto de comienzo. L ingresa detrás de P. Ni laterales ni transversales.

Pies cansados. Pasos torpes. L atropella bruscamente a una pareja de ancianos de aspecto elegante y desarrapado. L reaparece. P parado junto a puerta. Le pisa literalmente los talones cuando L llega a P abre envoltorio. cinta estrecha y negra que rodea cabeza. L hace lo propio. P se entretiene. levanta cabeza. Absorta por dificultad de descenso. inmediatamente detrás de silla. aceleración inmediata del perseguidor P. Mira a P de frente. Reaparece por puerta del pasillo. L. Inmóviles hasta expulsión. L hace lo propio. uno junto a otro. Portafolios en mano. Descansa. Toma aire. Levanta portafolios y se dirige hacia silla. Indiferencia del mono.162 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 163 Con paso apurado. Fofó y Milicky. L comienza súbitamente a extrañar a P. Inspección y destrucción de fotografías. Bambi y Gaby. L. P abre envoltorio. Entran juntos al baño. Saca de él un paquete inmenso de fotografías. P se quita sombrero y lo deposita sobre portafolios a su izquierda. Pelo escaso o ausente. llevando los impertinentes a sus ojos. P aprovecha para ingresar al baño. Ojos fijos en el diario. L desaparece repentinamente a través de puerta de sala de barras abierta a su derecha. En el suelo. quitándose los anteojos. P abre portafolios cuando le inquieta estampa con el rostro de Dios Padre. mirando rostro de su dueña. P da un codazo a su compañera y se vuelve hacia ella. Coloca portafolios sobre su rodilla. escucha. L siente la mirada de P y se vuelve para mirarlo. Mano derecha sobre la baranda. Fofó y Milicky mirándolo fijamente. durante lo que sigue. Cuerpo sacudido por jadeo. Bambi y Gaby mirando en dirección a L. Andar pesado. P inmóvil a pie de escalera. Cae al suelo y yace con rostro entre flores desparramadas. Regresa con manta. P sube unos pocos escalones. aparece en el rellano. Las inspecciona en orden impar y decreciente de 25 a 1. Sosteniendo manta por delante suyo se acerca a Gaby desde costado y lo cubre con manta. Se relaja. a igual ángulo y distancia. P deja portafolios en suelo. L lo contiene con un gesto y un “¡shhh!” suave. Saca un envoltorio. Lleva bandeja de flores colgada al cuello por una correa. vuelva a bajar rápidamente y se agazapa en ángulo. Abre la boca para insultar. Cierra los ojos. Cuando . para facilitar identificación. Tránsito confuso de elementos encontrados. a su izquierda. Se sienta en ella. Cierran sus ojos. Muy por delante y fuera de visión. L hace lo propio. Salto adelante y hacia arriba de P que alcanza a L en segundo tramo. De pie. P maniobra. L. enclenque. Calidad irreal. Deposita portafolios en el suelo. va agrandándose desmesuradamente hasta que comienza a seguir a P. se supone. nivel de arriba. Aguanta. hasta el asedio propiamente dicho. observando por encima de hombro izquierdo de P. Salen. Se aproxima a ventana desde costado y sale a través de ella. bajando ella sus impertinentes y se alejan apresuradamente en dirección a todos los demás.

L empieza a girar en círculo a su izquierda. P. indiferente. de manera desfasada. R. jadeos. Silencio. L junta los pedazos o los rearma. que inundan la sala. Oscuridad.. Las voces comienzan a superponerse unas a otras a lo largo de tres minutos. Su mirada atraviesa el sueño ligero de P. Cuando finaliza el video. murmullos. Luego de un breve instante de lucidez. . Las distintas secuencias de acciones de E. P. Clavo grande junto a la sien derecha. Los actores permanecen inmóviles y ya completamente a oscuras. utilizando sólo esas partes de su cuerpo. La deja sobre 25 y así sucesivamente. P. onomatopeyas. la escena queda totalmente a oscuras. etc. y repiten una y otra vez la misma frase. toca con dedo índice ojo izquierdo de mujer ensangrentada. Luego la rompe en 4 pedazos y arroja los fragmentos al suelo. Manos colgando fláccidas. revelando sorpresa. Y gestos. Lo mismo con las restantes. que pareciera que P carece de torso. estornudos.164 Caen pájaros literalmente del cielo Hecho para la ocasión 165 ha terminado con 25 la deja sobre sus rodillas. P salta a medias de asiento. lamentos. Simultaneamente vemos sobre la pantalla blanca el último video: Video 3: P en “Play” De unos diez segundos de duración.. P se adormila de nuevo. escuchamos en off las voces grabadas de E. ruidos guturales. mientras en off se escuchan sonidos de gritos. risas. Se aproxima a ángulo máximo y se detiene. P. Asedio propiamente dicho. Intensa atención. V y L: hasta que al fin el día llegó al fin llegó al final de un largo día cuando ella se dijo a sí misma a quién si no es tiempo de parar El coro de voces se corta de golpe. 25 estará en la base del todo y 1 encima del montón. hasta que van finalizando de una en una. V y L continúan por unos quince segundos más. Con palabras. que hace que la frase se pierda y desaparezca por completo. R. R. llantos breves. Inmediatamente después. vemos distintos planos cercanos únicamente del rostro y las manos de P. a su izquierda. Avanza unos pocos pasos y se detiene justo enfrente de P. Queda rígido. que se despierta. Manos en tensión. Silencio. quejidos. palabras entrecortadas. Describe la foto. V y L. Mirando 9. mirando a L. L reinicia su cautelosa aproximación. Voces de E. Cabeza hundida en el pecho. Cuando termine de inspeccionarlas todas. quien realiza distintas acciones. Inspecciona 23. P se cubre el rostro con las manos. La luz se desvanece lentamente sobre la sala. El efecto logrado es tal. Sostener mientras la mirada de L y la oscuridad van cesando. hasta generar un murmullo de distintas entonaciones e intensidades.

Consultorio de una fonoaudióloga.Diagnóstico: rotulismo Ganadora del primer concurso de autores teatrales jóvenes Konex-Argentores en 2005. Reestrenada en septiembre de 2008 en la sala Puerta Roja. En el comienzo. de color rojo. Ella.com Estrenada en Ciudad Cultural Konex. A la derecha hay una puerta que comunica con la cocina. es pequeño. Leo se encuentra realizando intensamente unos ejercicios de foniatría. y a la izquierda. Ficha técnico artística Actuación: Maximiliano de la Puente. Gonzalo Kunca. Gladys. otra. de cuarenta y tres años. El departamento. El desempeño de . delante de un escritorio de madera recién barnizado. Leo. por la que se ingresa a la sala de espera del consultorio.blogspot. en octubre de 2007. está sentada en una silla. propuestos por la profesional. Las paredes del consultorio y la mesa del escritorio están completamente decoradas con hojas que tienen dibujos y garabatos infantiles. Carolina Zaccagnini Escenografía: Karina Claramunt Iluminación: Lorena Díaz Quiroga Prensa: Carolina Alfonso Dirección: Maximiliano de la Puente. enfrente de un hombre joven. Carolina Zaccagnini Web: http://rotulismo. de unos veintiséis años. y un cuaderno de tapa dura. que se usa como consultorio. Sobre el escritorio hay una lata llena de lápices y lapiceras.

No sé. Leo: ¿Sí. Gladys: Yo creo que sí.. Leo: No. Gladys: Porque estás hablando muy lento. Leo: ¿En serio? Gladys: Sí. Gladys: No sé. Creo que no. Gladys: De nada. lo que obliga a Gladys a interrumpir abruptamente la rutina de ejercicios.. Gladys (sonriendo): Y bueno. Gladys: ¿Sabés por qué estás nervioso? Leo: No. Gladys sonríe nerviosamente mientras sigue jugueteando con la lapicera.. Se miran. Leo: ¿Cuándo se dio cuenta de eso? Gladys: Ahora. Silencio. buscando las palabras): Qué poder de observación. Leo: Gracias. ¿La hiciste? Gladys: Vamos a ver entonces. Gladys: ¿Practicaste lectura con bigote? Leo: ¿Cómo? Leo: Sí. Leo: ¿Por qué le parece? Leo: ¿Por qué le parece? Gladys: Ya te dije que podés tutearme si querés. Leo: No. Gladys: Pero hoy lo estás haciendo más. Gladys: ¿Te está pasando algo? Leo: No. por qué? Gladys: Yo creo que sí. Gladys (jugando con una lapicera en su mano): Estás nervioso. Silencio.. Para no ponerte nervioso. Silencio. nervioso. Escuchándote hablar. Que te está pasando algo.. . Gladys: ¿Pero es por algo en particular? Hombre joven: No.. Me parece. Gladys: Sí.168 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 169 Leo es desastroso. Lo coloca enfrente de Leo. Leo: No creo. es mi trabajo. Pausa. estás nervioso. Gladys y Leo se miran a los ojos.. Leo (sonriendo. Silencio. Gladys: Pero igual estás respirando mucho mejor. Gladys abre un cuaderno. Gladys: ¿Cuál querés? Leo: ¿Qué? Leo: Eso lo hago siempre.. Gladys: Lectura con bigote. Pausa.

Silencio. Cualquiera. La que te quede más cómoda.170 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 171 Gladys (señalando la lata llena de lapiceras): ¿Cuál querés? Leo: No sé. Gladys: Vos podés. Hace un gesto negativo con la cabeza. Leo mira la lata pero no se decide. sosteniendo la lapicera con sus labios fruncidos. No puedo. Leo: ¿No son todas iguales? Leo: No sé cuál. debe retomar de nuevo desde el principio. Leo deja la lapicera sobre el escritorio. Gladys: Bueno. Gladys (pidiéndole a Leo que se la alcance): A ver. como el inferior. Leo: ¿Por qué no? Gladys: Dale. Gladys observa atentamente. Leo (sosteniendo la lapicera con sus manos): ¿Paro? Silencio. Gladys: Sí. Gladys: Sí. Leo comienza a “leer con bigotes”: intenta leer una lista predefinida de palabras. . Gladys: Porque no. ya que nunca lo hace. dáme. Silencio. frena. Gladys: Bueno. La lapicera se le cae constantemente de los labios. Leo: ¿Por qué no? Gladys: ¿Pero cómo la voy a elegir yo? Gladys: Porque la vas a tener que usar vos. es lo mismo. Silencio. Gladys agarra otra lapicera de la lata y se la alcanza. Pausa. Leo: ¿Desde el principio? Gladys: Sí. La hace girar. que está fruncido. y anota en su cuaderno cada caída de la lapicera de Leo. Cualquiera. Tomá una decisión. Mirá que la sesión se acaba. Silencio. prefiero que la elijas vos. Silencio. Cuando la lapicera se le cae de los labios. Cuando se le cae. La recoge. Lee durante aproximadamente cinco minutos. sorprendido porque ella se la pida. Leo (angustiado): Pero yo no sé cuál elegir. Leo toma la lapicera. Gladys: ¿Y? Leo: No sé. Silencio. Listo. Gladys: No. frunce nuevamente los labios y retoma la lectura desde donde había dejado. Ésta no. Alcanza a “leer con bigotes” sólo algunas líneas. Gladys estudia atentamente la lapicera a la luz de la lámpara. Leo: Elegíla vos. Elegíla. No tenemos mucho tiempo. Leo le alcanza la lapicera. Gladys: Ya te dije que no me importa cuál. Mientras tanto. Leo agarra una lapicera de la lata. Gladys cierra el cuaderno. No es la mejor opción. Gladys: ¿Yo? Leo: Sí. la coloca sobre su labio superior.

Leo: Sí. Mejor no.. Gladys: Sí. Gladys: Estoy sin comer nada desde la mañana. Gladys: Es mejor que por hoy paremos. claro. Gladys: En serio. Yo nunca te mandaría a la mierda. avergonzado): Sí. Leo: Sí. Silencio. dale. pero como vi que estabas así. Leo: ¿Por? Gladys: Porque estás muy nervioso. Leo: No sé qué paso.. Pausa. En serio. Leo: Sí. Pausa. Pausa. No puede ser. Contáme. Entonces sí. Leo: No sé qué pasó. mejor decidí que no.. Diecisiete... La semana pasada. Gladys (igual): ¿Por eso? Leo (avergonzado): Sí.. Gladys: En serio. Leo: De nada. Silencio. Leo: ¿Por qué no? Gladys: ¿Por qué? ¿Si yo no tomaba vos no ibas a tomar? Gladys: ¿Y por qué no ibas a tomar? Gladys: Si yo no tomaba.172 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 173 Gladys: Se te está cayendo muchas veces. Gladys: Porque como vi que estabas así. pensé que por ahí me mandabas a la mierda... yo. Leo: No estoy nervioso. Mejor no. Gladys (con firmeza y contundencia.. claro... Leo: No.. Gladys: Gracias. ¿No querés un cortado? Leo (dudando): ¿Vos vas a tomar uno? Gladys: Sí. Gladys (sonriendo seductoramente): Ah. Esa cifra tiene que bajar. Creo que no. Leo: Bueno. Silencio. Por eso.. Leo: Porque vos no me ibas a ofrecer. Porque estábamos haciendo muchos avances. Leo (en voz muy baja. Se miran. Leo: ¿Qué? Gladys: No. por eso. Está bien. Gladys: Además yo te quería contar algo personal. Leo: No sé.. . levantando la voz): Para la próxima esa cifra tiene que bajar. que me da mucha vergüenza. Y me da mucha pena. Leo: No. la semana pasada no se. ya sé.

torpe y notorio. Leo (igual): Deberías comer algo en vez de tomar un cortado. pero no lo hace. Silencio. Leo: Mirá. Sostiene la lapicera en sus manos.. Gladys: Pensálo. para evitar que Gladys se dé cuenta de que ha estado ejercitándose a escondidas. Gladys: No.. Leo y Gladys se miran fijamente a los ojos. Leo: Sí. ¿Lo querés igual? Leo (mirando por donde ha salido Gladys): Sí. Apenas mueve la boca. Tiene gusto a lavandina. Voz de Gladys: Por nada. Pausa. disculpáme. Gladys: ¿Y? Leo (sobresaltado): ¿Qué? Gladys: ¿Está rico? Leo (aliviado. mirando siempre fijamente a Leo. Gladys (interrumpiendo. no. Leo: ¿Qué? Voz de Gladys: Lo del beso. Leo: ¿Qué. Silencio. el cortado. Gladys apoya la bandeja sobre el escritorio. Aún con la lapicera en sus labios. sin poder apartar sus miradas uno del otro. Antes de responder. Pausa. Gladys: Como te dije. Los dos toman sus cortados. Creo que no. Silencio. Se queda parada.. qué. Voz de Gladys: ¿Pensaste en lo que te dije la otra vez? Silencio... No sé. con la lapicera prohibida.. ¿sabés? No te hace bien. su cuerpo se acerca peligrosamente al de Leo.. yo quería. Leo se sobresalta. Gladys se levanta con lentitud. Al hacerlo.174 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 175 Gladys: Enseguida te lo traigo. mira la lapicera que Gladys le ha prohibido usar. Parece que va a decir algo más. llevándosela a sus labios fruncidos. Pausa breve. contento): Sí. Leo la deja inmediatamente sobre la mesa con un movimiento brusco. Quería saber. Voz de Gladys: ¿Cómo que no? Leo (igual): No. sin azúcar. Los dos toman sus cortados. deja de practicar el ejercicio. Leo (sin poder hablar.. Leo vuelve la cabeza. con los cortados sobre una bandeja): ¿Pero lo vas a pensar? Silencio. Aún con la lapicera en sus manos. arrastrando las palabras): No. la agarra e intenta el ejercicio nuevamente. ¿Por?... muy ansiosa): Sí.. y se dirige hacia la cocina. que no pasa inadvertido para Gladys.. Leo (impactado por la pregunta): No. Silencio. No hay problema. No lo pensé. pronunciando la lista de palabras en voz bajísima. Gladys (entrando desde la cocina. Voz de Gladys: Mirá que no tengo ni azucar ni edulcorante.. La leche está muy bien. La verdad que no. Durante lo que sigue. . Pausa.. la leche? Gladys: A mí no me gusta.

Gladys: Nada. Qué complicaciones. sí. ¿Pero está bien?... sin saber qué hacer.. Leo sale... Silencio. sin reaccionar. Leo: No hace falta.. Suena el teléfono. Gladys permanece quieta en su posición. Leo (balbuceando): ¿Pero qué pasó? Leo: No. Leo (sonriendo. Pausa.. ¿Qué pasó?.. Leo regresa dolorido del baño.. Leo: Pero yo. Gladys: ¿Adónde vas? Leo: Pasó algo. saber. Levanta el aparato... no. al mismo tiempo que Leo ha vuelto del baño. Gladys (levantándose): Te acompaño. ¿Podemos seguir?.... Pero te quiero acompañar igual. ¿Cómo?.. No hace falta. si podía pasar al.. Se agarra la panza con ambas manos. ella ha ido alarmándose progresivamente... Leo (amable): No. inmóvil. ¡Qué complicaciones!.. voy para allá.. Ya te dije.. dale... sin mirarlo. claro. toma su campera y su mochila para irse.. Leo camina hacia la silla. Silencio. ¿Está bien?. Ay. Gladys: ¿Me estás haciendo una pregunta? Leo: Sí.. Gladys: Nada... Vuelve a sonar otra vez..... Glayds. Gladys (seca. Sí. Leo se la queda mirando. Dios mío.. No. No me voy a perder. Un accidente. No. Silencio.. no es eso. Gladys: Pero yo te quiero acompañar... listo... Gladys sigue sin reaccionar. sí. Silencio.. No. por favor? Sentáte. ansiosa): Decíme. (Balbuceando) Quería. termino acá y voy para allá. levantando la voz): Pasá. Voz de Leo: ¡Teléfono!. sin moverse.. sí. Durante la conversación. Leo continúa observándola.. entrando en pánico): No. cortante): Pasá.. al baño. Leo la observa. Pausa. Yo quería.. yo.. Nada. no. Leo: ¿Cómo nada? Algo pasó. Gladys (enfática. nervioso): No. Voz de Leo: ¡Teléfono!.. Silencio. Gladys: ¿Hola?. Leo asiente nerviosamente y se levanta para ir al baño. Gladys: ¿Podemos seguir.. No.... Y una vez más... Pausa. Gladys: Nada. Andá y pasá.... No es eso.... Gladys: Ya sé. ¿Paso al baño. huyendo despavorido hacia el baño. puedo? Gladys: Sí.. Permanece atento a la conversación telefónica. Está bien.. Gladys corta abruptamente el teléfono.. Una vez que Gladys corta.176 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 177 Leo (muy nervioso): No.. Leo (levantando la voz.. Gladys se dirige hacia el teléfono. Nada. desairada por Leo. permanece parada en medio del consultorio.. Gladys: ¿Qué hacés? Silencio. Gladys (sonriendo. .

Sentáte. se dirige hacia el portero. Leo: ¿Hola?. le pregunta con aparente calma a Leo: Gladys: ¿Cuál querés? Silencio.. Gladys: ¿No estás conforme con lo que hacemos acá? Leo: Tengo un problema. Perdón.. Gladys: ¿Podés atender vos? Silencio.El baño.. (Sentándose) Te voy a cambiar la lista. Se me tapó... Leo (angustiado): No.. Gladys (interrumpiendo): Quedáte tranquilo.178 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 179 Gladys (neurótica): Podemos seguir.. bueno....... Gladys (para sí): . Ninguno de los dos se mueve.. Leo la mira sin entender.... Gladys: En unos minutos más vamos a estar rodeados de mal olor. el plomero no puede hacer nada. Suena otra vez.. Pausa. sí... Leo: ¿Pero pasó otras veces antes? Gladys: Sí. ya hay mucho olor. es acá. Leo (en voz baja): El plomero.. Hoy no puedo...... Es un problema del consorcio. Se ordena y se calma a sí misma. Leo (en voz alta): Vino el plomero.......... un montón.. yo.. por favor. por favor. pero eso es normal. Perdón. fastidiado.... sentándose perfectamente erguida sobre su silla giratoria. ¿le abren?. Es un pelotudo. Perdón.. Leo sigue contemplándola de la misma manera.. no es normal. Hay un problema... angustiado.. Leo (igual): No. Leo (en voz alta): El plomero. Gladys: Cuando está por llover siempre hay mal olor.Seis años hace.. Leo. Leo: Es el inodoro. Silencio.. Gladys: No la voy a elegir yo. muy avergonzado): ... Hoy no... Leo (enfático): Entonces tienen que arreglarlo. Pasa siempre acá. con insistencia. que interrumpe el discurrir de Gladys.. observando la lata repleta de lapiceras. Gladys (señalando la lata con las lapiceras): ¿Cuál querés? Silencio. creo.. Luego.... Gladys (para sí): . sí. Y nunca pudo arreglar el baño... no siete. menos mal que vino. Gladys (imprevistamente enojada): El plomero. . colocándose con aparente pulcritud y control sus anteojos. Gladys: ¿Te pasó algo? Pausa... Silencio. Yo compré este lugar hace siete años. busca entre sus papeles las nuevas listas de palabras que quiere darle de leer a Leo. Leo: Hay que llamar al plomero... Gladys comienza una actividad frenética: ordena compulsiva y nerviosamente sus carpetas. Silencio. Gladys: Ah. Ya lo llamé otras veces... sí. Leo (balbuceando. Atiende. Y una vez más.seis años.. no.. Suena el portero eléctrico.

.. Gladys (alarmada): ¿Está subiendo para acá? Leo: Sí. Vino el plomero. Carlos (a Leo): Sí.. Llamáme por teléfono. Gladys: ¿Lo querés igual? Carlos (observando primero detenidamente a Leo. Pausa. Lo guarda. mejoraste mucho en este tiempo. Carlos se queda paralizado. Gladys: En serio. Gladys: Me estás jodiendo.. no vamos a poder seguir más. Suena el timbre. Al fondo. Carlos: Vos tampoco. Gladys: No.. Gladys (súbitamente nerviosa): Bueno. sale rápidamente. Gladys (igual): Andá vos. me fijo en mi agenda y combinamos una nueva cita. Gladys se sienta en su silla. entrando en pánico): Es él. Carlos? Carlos: Sí. incómodo.. Leo: No.. (Mientras se arregla el pelo) Quedáte tranquilo que vos estás muy bien. Andá vos. Pausa.. Gladys lo observa incrédula. Silencio. Silencio.. Controla su aparienca. . Gladys: ¿Está abajo? Leo: No. Luego de unos breves instantes. Leo: ¿Por qué no? Gladys: Es que así no se puede atender. Carlos: ¿Cómo estás? Gladys: Bien ¿Y vos? Carlos: Bien. Los dos continúan mirándose con intensidad. Leo. Gladys y Carlos se miran. mientras tanto. Silencio. Está subiendo.. Gladys: Mirá que no tengo ni azúcar ni edulcorante.. Al entrar y ver a Gladys. Ya le abrieron abajo. Leo se queda parado. Leo: ¿No quiere que arreglemos ahora para la semana que viene mejor? Silencio. No tenemos intimidad para trabajar. Carlos: No fuiste al supermercado.180 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 181 Silencio. sin saber qué hacer. Saca un espejo de mano del cajón de su escritorio. regresa con Carlos. con él acá adentro. Leo (a Carlos): Es derecho por acá. el plomero. Silencio.. gracias. Pausa. Gladys: ¿Querés un cortado. Leo: ¿Yo? ¿Por qué yo? Gladys (en voz baja.. Leo: En serio. Gladys: No cambiaste nada. ahora no. por favor.. y luego a Gladys): Es un paciente. ya sé por donde es.

A veces. No te molestes. Gladys: Enseguida te traigo el cortado. Carlos: Es joven Gladys: Sí. Le gusta. Gladys (a Carlos. No. servíte. no siempre. Lo apoya sobre el escritorio. ¿no? Carlos: Sí. Pausa. Gladys. Leo: No sé. Pausa.. Silencio. . ya tomé.182 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 183 Gladys: Sí. Carlos: ¿Qué? Carlos: No. Por un segundo. Gladys: Bueno. durante el ejercicio de lectura con bigotes. No hace mucho. Gladys sale. Está difícil. Gladys: Si no es molestia. Carlos: No. Leo (nervioso): No sé. Entra Gladys con una bandeja sobre la que hay una taza de café.? Carlos: Varios. Carlos y Gladys lo observan. Leo: Pero le da para vivir.. Leo (intentando iniciar una conversación): ¿Y... Carlos deja la lapicera sobre el escritorio. avergonzado... Leo lo observa. Leo: Pero le gusta. Carlos (a Gladys): ¿Vas a tomar uno vos también? Voz de Gladys: No. El oficio. alcanzándole una silla vacía): Por favor.... Carlos: Sí. Sonríe. Gladys (interrumpiéndolo): No. Leo. ya tomé. Ser plomero.... Pausa. Pausa. Carlos: ¿Qué tiene? Gladys: Rotulismo. Pausa. Carlos... Pausa. El trabajo.usted. listo. Carlos se sienta. Silencio. extrañado. Carlos: ¿Qué? Pausa.. oficio. yo vengo. Leo: Claro. por favor. sentáte.. Carlos (observando nuevamente a Leo): Se le nota. tiene muchos años.. Carlos agarra del escritorio la lapicera que Gladys le prohibió usar a Carlos (fastidiado): Sí. Leo: Está difícil. Carlos. en el... Carlos: ¿Hace mucho que es paciente tuyo? Leo (a Carlos): No. Leo baja rápidamente la vista. Carlos (a Gladys): ¿Pero no querés otro? Voz de Gladys: No.. Juega con ella..

. Carlos: Sí. Gladys (sonriendo. No te quedes ahí. Está bien. Gladys (sonriendo. lo borré del mapa. . Pausa.. Gladys: Me olvidé de preguntarte si querías un cortado. Gladys (a Carlos): Disculpáme. Silencio. por favor. Leo los mira. sin querer molestar): No. No le pidas más perdón. Silencio.. Silencio. Silencio.. Andá al baño. Silencio. Silencio. por favor. Gladys (a Leo): ¿Ves un banquito? Voz de Leo: ¿Uno verde? Gladys: Sí. nerviosa): Perdonáme. por favor. Suena el teléfono. aunque tiene gusto a lavandina.. Gladys se sienta. por favor. Gladys: ¿Te gusta así. sin azúcar. Gladys: Como te dije. como una estatua. Gladys: Sentáte. Pausa. gracias. Gladys (a Carlos): Tenés razón.. Gladys y Leo lo miran. Me olvidé por completo de vos. No te pregunté si querías otro cortado. Carlos (enfático.184 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 185 Silencio. Silencio. sin querer molestar): No. Gladys: ¿Y? ¿Está bueno? Carlos: Sí. estoy bien así. No quiero un cortado. Pausa. sosteniendo un banquito. cerca de uno de los bordes del escritorio. Carlos la observa. a Carlos): Me olvidé por completo. sonriéndole): Yo sí. Gladys (a Leo): Perdonáme. Leo: ¿Al baño? Gladys(corrigiéndose): Andá a la cocina. sentáte. con leche? Gladys: ¿Qué. está bien. Carlos le devuelve la sonrisa a Gladys. Igual no quería.. el café. Leo duda un instante. Traélo. Gladys (a Carlos): Y encima lo dejé ahí parado. Y encima te dejé ahí parado. Carlos (enfático): No pidas más perdón. Leo (humilde. Gladys continúa sonriéndole a Carlos. está bien. a Gladys): Te dijo que no quería otro cortado. Gladys (a Leo): Leo. Sentáte. Luego sale. Gladys y Carlos lo miran. como una estatua. en dirección a la cocina. Se sienta. Entra Leo.. Leo lo mira. Carlos agarra su taza de café. la leche? Carlos: No. Se ubica entre Gladys y Carlos. Perdón. Leo apoya el banquito en el suelo. Silencio. (A Leo) ¿Te traigo un cortado? Leo (a Carlos): Yo no me di cuenta. Gladys (a Carlos. Leo (igual): No. Leo (con humildad.

No seas cerdo.. tengo un paciente acá..Ay.. (riéndose) y encima también está el plomero. sí.. ¡Hola.... vos sabés que no puedo. sí. Carlos.... ... Leo (igual): Teléfono....... Carlos: Sí... Admitílo.... sos vos!.. me preguntaste quién era.. no.... te tengo que dejar. (A Leo... Silencio... Carlos (a Leo): No..... Leo y Carlos se miran. ¿y? Gladys: Sí. cómo estás.. Silencio. sí. No. Silencio. Gladys: Sí.Chau. Silencio. Se da vuelta.. Pausa. no. gracias. Carlos: No te pedí explicaciones.. ¿Quién era? Gladys (entrando. Te va hacer bien. el baño. Carlos: No...... no. no puedo. no. bueno.. estás nerviosa Gladys. Gladys: ¿Hola?.... Leo: No sabía que usted fumaba. Leo (tímidamente): Teléfono..... no me digas esas cosas por teléfono. ¿Cómo andás?. No fuma.. se levanta y queda de espaldas a ambos) . Gladys enciende un cigarrillo. sin poder creerlo.. sí... sí. ese.... sí. Silencio.. el mismo.. sí.. sí. Carlos y Leo la miran. ahora no... ofreciéndole un cigarrillo) ¿Querés? Leo: No. besos. Sí. Suena nuevamente el teléfono. bueno. está bien.. no. no por favor. pero ya termino.. todavía risueña... Gladys gira su silla y se acerca al teléfono. otra vez.186 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 187 Pausa.. muchos besitos..... Queda de frente a ellos. Como ahora... está bien... chau.. Gladys: Sí... Fuma solamente cuando está nerviosa.. Sin levantarse.. sí.. Carlos: Sí. Gladys (a Carlos): Pero yo no estoy nerviosa. no.. ¿Otro más?.. Gladys corta la comunicación..... ¡Qué bueno!. pero que decís. besitos (hace ruido de beso contra el tubo) ¿Cómo?.. fumo un poco.. hablamos después.. sí.. Levanta el tubo... ay... Gladys: Me olvidé los puchos. Pausa.. Gladys: No estoy nerviosa. Carlos: Sí.. claro. Pausa. ¿En serio?.. y eso es como pedirme explicaciones.. Un amigo... sí... (ruido de beso).. yo también... después nos vemos.. Leo (a Gladys): ¿Y? Leo: ¿Quién era? Voz de Gladys: ¿Qué? Voz de Gladys: ¿Quién era quién? Leo: El del teléfono.... con los cigarrillos en la mano): Nadie... eso no.. Gladys: Bueno.. Carlos: ¿Quién era? Gladys: Yo no te tengo que dar explicaciones a vos. ay.. caminando a paso apurado. no te había reconocido.. (riéndose seductoramente... es así. sí. no. sí... Gladys sale.

entonces hablamos ahora. Gladys: ¿Qué? Leo: Febrero. Leo (alarmado): ¿Por qué? ¿Ando mal? Gladys: No. Pero estás nerviosa. Vos te quedás. Gladys (a Carlos): No. Toma una lapicera y escribe. Silencio. Yo en enero no voy a atender. Hay imponderables. Busca una página en particular.. Leo: ¿Cómo dos? Gladys: Sí. No es nada. Leo: Me parece bien. Gladys: ¿Vas a estar en febrero? Gladys: Sí.. Carlos: Todos queremos saber eso.. dos. Leo: Pero si hasta ahora vengo una sola vez. ¿Por qué iba a estar nerviosa? Carlos: No sé. Silencio. Gladys: Bueno. Febrero. No andás mal. Gladys: Pero en este caso. Pausa.. Ya está. Gladys se sienta sobre el escritorio. Leo (a Gladys): ¿No podemos hablar de eso después? Leo: En otro momento. sí se puede. Leo: ¿Por qué no? Gladys: Porque quiero saber cómo va a ser mi próximo año. cuando él no esté. Silencio. Dos veces por semana. Para eso estás acá.. Volvemos en febrero. Carlos: Si quieren que me vaya. La abre. Leo (igual): ¿Y entonces qué es? Gladys: Nada. Leo: ¿Ahora tenemos que hablar de esto? Leo: ¿No puede ser en otro momento? Gladys: No. Pausa. Gladys se levanta del escritorio.188 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 189 Gladys: No estoy nerviosa.. Me gustaría que vengas dos veces por semana a partir de febrero. Cierra la agenda. Gladys (a Leo): Ahora te quedan tres sesiones más en diciembre. Se sienta. No me dijo nada. Gladys: Ya te dije que no. pero me gustaría que a partir de febrero vengas dos. Leo: ¿Por qué no va a atender el mes que viene? Gladys: Porque me voy de vacaciones. ¿Te parece bien? Leo: ¿Por qué no va a atender? Gladys: ¿Cómo? Carlos: Si molesto me voy. Agarra su agenda. Tenés un trabajo que hacer. Gladys: Sí. Se dirige hacia su silla. ¿No habíamos hablado de eso? Leo: No. Gladys (a Carlos): No. Silencio. Me parece bien. nada más. Gladys: Listo. Pero no siempre se puede. me voy. No es eso. . Fuma nerviosamente. interponiéndose entre Leo y Carlos.

Como vos. Pausa. Pero ya es muy tarde. sobretodo porque ya era muy grande cuando empecé con ella. Leo (a Carlos): ¿Y usted como sabe? Carlos: Porque yo me atendí con ella cuando tenía tu edad. Nunca sufrí. más o menos. Varios años. no me vas a pedir que venga dos veces. que hiciste grandes avances. Al contrario. Leo: Es que él sufrió y luchó mucho para poder recuperarse. es cierto. Si querés una devolución a priori. a Leo): No le hagas caso. claro. Leo: ¿Pero cuánto tardó? Carlos: No sé. creo. Leo (a Carlos): ¿Qué tenía? Pausa. Leo (a Carlos): ¿Fue difícil la cura? Carlos: Fue muy jodido. Lo mismo que vos. Silencio. Yo no. Varios años. ¿no?. . Carlos: Tenés que andar muy mal para que ella te pida venir dos veces por semana. quien le implora con la mirada para que no le diga nada a Leo. Ya te dije que no andás mal. Andás mal. Carlos (a Leo): Sí. Leo y Gladys lo miran. Gladys: Ya te dije que sí. Gladys (a Leo): Ahora que te lo dice él le creés. Si no. Leo (para sí. Gladys: Gracias Carlos. Carlos (riéndose): Aunque un poco indiscreta a veces. pero ahora hablás mucho mejor. Es muy buena. Vos estás bárbaro. Silencio. Gladys (muy nerviosa. Excepto con los que andan muy mal. Gladys: No tiene que ver con eso. Silencio. Gladys: Pero cuando yo te lo dije. No sé como estarías antes. Y usted no. ando muy mal. Carlos: Es que no lo tengo más.. no me creíste. Mejoraste mucho en este tiempo. Leo: Sí. Carlos observa atentamente a Gladys. En muy poco tiempo hice grandes avances. asombrado): No se le nota para nada. Pausa. ¿no? Carlos: Sí. Estás muy bien. Ando mal. Carlos (a Leo): Es mentira. Cada vez mejor... con enorme pesar): Claro. Es una excelente profesional. Leo (sonriéndole a Carlos): Gracias. Como vos.. Él no sabe nada. Silencio.190 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 191 Leo: Algo tiene que ser. No me acuerdo. Carlos: De nada. Carlos está decidido a hablar. Nunca lo hace con nadie. Gladys: Claro. Carlos: Rotulismo. Leo: Sí. se te nota. Ella me curó. Leo: ¿Tardó mucho? Leo (observándolo.

Nada más. Carlos sale. Gladys (dandose vuelta. No creo que nos veamos más. . Carlos: No hace falta. Cuatro. Leo permanece sentado. Gladys: No sé.. Hoy no. pibe. Pausa. Gladys se acerca a su silla. Silencio. Silencio. Gladys: Tres no. Silencio. Silencio. Gladys: Tatiana. Gladys y Leo se quedan mirando por un instante por donde él ha salido.. Esa nena.192 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 193 Carlos: En un momento llegué a estar tan mal. Gladys y Carlos se miran. señalando la puerta que da a la sala de espera): El baño es por allá. En ese momento estabas tan mal. observando la espalda de Gladys. Leo (molesto): Ah. que tuve que venir tres o cuatro veces por semana. Carlos. Carlos (enfático): No. claro. acurrucado en su silla. Gladys: ¿Qué hora es? Leo: Son más de las siete. Carlos (a Gladys. observando alternativamente a ambos): ¿Por cuánto tiempo? Carlos: Tres años. te paso a saludar.. Cómo se llama. Gladys: Pero te quiero acompañar. Fuma. Leo: ¿Quién? Si Tatiana no iba a venir. Pausa. Gladys: Qué raro. Pausa. Gladys. No estás tan mal. ¿no? Gladys: Te acompaño. Hoy creo que no viene. Gladys: No. hoy no viene. Leo (alarmado. Carlos: No hace falta. Ya tendría que haber venido. Gladys (en voz baja): Hacé lo que quieras. Si me voy antes. Gladys.. No estás tan mal. Pausa. Pausa. Tengo que ir al baño a trabajar. Leo: Chau. caminando lentamente. Leo: Tatiana. La que viene después de mí. que tuve que pedirte que vinieras cuatro veces por semana. Gladys camina hacia uno de los bordes del escritorio. dándole la espalda a Leo... observando fijamente a Leo): ¿Quién? Leo: Entonces yo no estoy tan mal si tengo que venir dos veces por semana nada más. Pausa. Gladys: No. Silencio. Carlos (a Leo): Chau. Carlos: No. Leo: ¿Y cuándo va a venir el próximo paciente? Leo: El próximo. Se sienta. Enciende un cigarrillo. Suerte. Gladys: Te acompaño. ¿no? Silencio.

Algunos se van curando y hay que reemplazarlos por otros nuevos. Silencio. Leo: Me imagino. Leo: ¿Ah no? ¿No tiene? Gladys: No. interrumpiendo): La voy a recomendar a mis amigos. Entonces así todo se hace más difícil para mí.. Leo: No puede dejar de ir. Gladys: Vos les vas a decir que yo soy muy buena. Leo: Yo no pretendo eso. ¿no? Gladys: Quiero decir. Gladys enciende otro cigarrillo. cortante): Claro que la mejor manera de recomendarla va a ser a través de mí. Gladys: Porque además yo no tengo ningún nombramiento en un hospital. Gladys: Viste como es.... Pausa. Gladys: Tengo que estar al tanto de lo que está pasando. Leo: Sí. de. claro. Te conozco.194 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 195 Gladys: No..... Pausa. Gladys: Tengo muchos.. Y menos en estos tiempos. A través de mí. Gladys: Después de todo. Gladys apaga el cigarrillo. Leo: Les voy a decir que usted es una excelente profesional. Leo: Claro.. es natural. Gladys: Es que no viene después de vos.. Gladys: Te lo agradezco. ¿te das cuenta? Silencio. Leo: ¿En qué sentido? Silencio.. Leo: Yo no dije eso... de las últimas novedades.. Es mi trabajo. Silencio. el siguiente. Es un gesto muy generoso de tu parte. ¿no? Vivo de esto. Gladys: Me vas a recomendar a tus amigos. Gladys: No sé como podés pretender conocerlos a todos. Silencio. Silencio. Gladys: Porque nunca está de más tener nuevos pacientes. si estás conforme con lo que hacemos acá. Silencio.. de los últimos descubrimientos.. Gladys: Vamos.. de las ponencias de mis colegas. Gladys: Además no podés conocer a todos mis pacientes. . Gladys: Y nunca es fácil conseguir pacientes nuevos. Leo: No lo conozco.. Ernesto. Leo: No. Gladys: Imagináte que yo tengo que ir igual a todos los congresos y a todas las conferencias.... Leo (levantando la voz... Leo (interrumpiendo. Silencio.

A partir de ahora no. Permanece por un instante con la pelotita en sus manos. ¿Entiende ahora? Gladys: Sí. Gladys: Pero tenemos que tener cuatro sesiones por semana por lo menos. Ningún problema. Leo: A partir de ahora o no hay trato. más pronto van a creer mis amigos que usted es buena. . Como tuvo que hacer Carlos. pero tenés que entender que el rotulismo no es algo fácil de curar. Gladys: ¿Querés otro cortado? Leo: No. Si no. Leo (terminante): Y en enero no se va de vacaciones. Así está muy bien. Gladys: No.. Gladys: Yo también quiero lo mejor para vos. Se miran fijamente a los ojos.... Gladys.Si me cura enseguida. ¿no? Gladys: Sí. En un mes a partir de ahora. Gladys: No. se la quita. Vos querés decir. Leo (igual): ¿Le interesa o no le interesa mi propuesta? Gladys: Te voy a curar en menos de un mes. Leo (gritando. Leo (levantándose y acercándose peligrosamente a Gladys): Cuanto más rápido me cure. Leo: A través de mí. Leo: .. Leo: Bueno. Está bien. Leo: A partir de ahora. claro. Gladys: No puedo. Gladys: No entiendo. harto): Basta de cortados.. Agarra una pelotita de metal del escritorio y comienza a jugar con ella. Las necesito. En enero tengo vacaciones. Yo solamente quiero lo mejor para usted. Se sienta cómodamente.. Pausa. Camina hacia la silla del paciente.. Deja de mirar a Gladys. furioso): No me quiero pasar el resto de mi vida encerrado acá adentro con usted. Gladys: Te lo hago si querés. va a tener muchos pacientes muy pronto. Se aleja de su posición. Leo: Usted me pidió que la recomiende a mis amigos. Leo (caminando dos pasos hacia Gladys): ¿Entonces? Gladys: Voy a tratar de hacer lo posible para. igual): ¿Quiere o no quiere tener pacientes nuevos? Gladys: Voy a tratar de hacer lo mejor posible para. Leo: Y en enero no se va de vacaciones.. Leo se relaja. Gladys: Bueno. gracias... Leo: Perfecto. Leo: Muy bien. No de mis palabras. Silencio. no te lo puedo prometer. Pausa. De pronto. Leo juega con la pelotita a un ritmo crecientemente frenético. Silencio. Leo (interrumpiendo. Que encima todavía sigue hablando mal. Gladys: Y en enero no me voy de vacaciones. dando un manotazo..196 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 197 Gladys: ¿Cómo a través de vos? Gladys: No entiendo. Leo (levantando la voz.

sorprendido): Vos todavía por acá. Gladys: No. Gladys: ¿En serio? ¿Cuándo? Leo: Cuando me vaya. Carlos (a Leo): Yo no te quise decir eso. Es natural. Gladys (con tristeza): Entonces no te puedo dar un beso. Quedáte. estás nervioso. Es una pena. Leo: Sí. Gladys: Está bien. Leo: A mí solamente me interesa curarme. Gladys: ¿No te importa lo que te dije? Leo: Ya sabés lo que pienso. no estoy nervioso. Gladys: ¿Entonces. . Hablás así porque estás nervioso. ¿por? Carlos: Por nada. Gladys (A Leo): No. Pausa. Pausa. No estoy nervioso. Leo: Otra vez con eso. Leo hace un gesto negativo con su cabeza. Él no te quiso decir eso. Gladys: Qué lástima. Silencio. Pausa. Leo: Me va a poder dar un beso. En la mejilla. Y a vos te tendrían que interesar tus nuevos pacientes. Te perdono. Gladys (A Leo): No. terminado? Carlos: ¿Qué? Gladys: El trabajo. Leo (igual): No. Gladys: No pudiste. Leo: Si molesto me voy. Silencio. Pausa. Carlos: Listo. Pausa... Silencio. Silencio.198 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 199 Gladys: ¿Pudiste pensar lo del beso? Leo (terminante): No. Silencio. (Viendo a Leo. Gladys: Pero ahora sé por qué estás nervioso. pero ya está. y mucho. Gladys. Leo: Si quieren que me vaya. Ya está. Fue jodido. Entra Carlos. Leo: Sí. Nada más. Leo: No. Gladys: ¿Me vas a dejar darte un beso? Gladys (con tristeza): Claro. Gladys: Vos estás nervioso porque a mí me querés. Gladys: Sí. Silencio. me voy. Silencio. Pausa breve. Pensé que ya te habías ido. Nunca me dijiste. Yo te importo... En la mejilla.

Ya no vienen. Pausa. pero parece que no van a venir. Carlos: ¿Y qué vamos a comer? Gladys: No sé. Pausa. Ni para picar sirve. Los deja en el suelo. No vos.. Gladys. Gladys: ¿Cómo que no es nada? Carlos: No me debés nada. también tengo manzanas. Gladys: Decíme cuánto te debo. Leo: Sí. flaco. Si no... Carlos (a Leo): Bueno.. Carlos (a Leo): ¿Vos qué decís?. no? Carlos: Sí.. Pausa. sí. Silencio. Gladys. Leo: Eso es como una entrada nada más. Leo: ¿Qué raro. Silencio. Silencio... a esta hora de la noche. Como estoy a dieta. Me tengo que fijar. es cierto. ¿te querés quedar a comer?. Leo (a Carlos): Si vos te quedás.. Gladys se levanta y sale. Silencio. No quiero tener deudas con vos. Carlos y Leo se miran. Vamos a comer. entonces nos quedamos. Gladys: ¿Y. Gladys: No.. Terminado. Voz de Gladys: Ah. Pausa. Carlos (a Gladys): Pero nosotros no. no tenés más pacientes? Gladys: Sí. Carlos (a Leo): Ni siquiera. A mí me paga el consorcio del edificio. olfateando): ¿Y por qué sigue el mal olor? Carlos: No sé. Carlos: Yo no quiero comer algo que engañe al estómago. Silencio... Tengo hambre. (A Gladys. Leo (mirando su reloj): Son más de las ocho. Gladys se quita los zapatos. Carlos (terminante): No me debés nada. Pausa. sí.. se quedan? . entusiasmado): Nos quedamos. Silencio. Gladys: ¿Se quieren quedar a comer? Carlos: ¿Pero cómo. apio. Carlos: ¿Qué hora es? Leo (a Gladys): ¿Tenés algo en la heladera? Gladys (piensa): Tomate. Gladys. Gladys: ¿Cuánto te debo? Carlos: No.200 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 201 Carlos: Ah. Debe venir de otro lado.. Lo que quieran. Leo (a Carlos.. zanahoria. qué decís. no es nada. Leo: ¿Y algo más no tenés? Gladys: No sé. me quedo. Pausa. No soy una máquina.

Silencio. Leo toma un sorbo de vino. Empezás a modular mejor. usa los cubiertos para comer. Silencio. Te abre las cuerdas vocales. Entra Gladys con una fuente grande. Deja todo sobre el escritorio. Silencio. Gladys: De jamón y queso. vino. Y una cuarta porción. Ella ha traído para sí una manzana. Después de terminar la segunda. Carlos: Se ve bien. Gladys: Sí. A diferencia de Carlos. Pausa. Leo y Carlos retiran los objetos que hay sobre el escritorio. Ambos están a la expectativa. Los tres comen en absoluto silencio. Me gusta. mirando su plato.. Gladys: ¿Quieren agua. hace bien el vino? Carlos: Sí.202 Caen pájaros literalmente del cielo Diagnóstico: rotulismo 203 Silencio. Pausa. te relaja. Tenías razón. Gladys sale. Leo (a Carlos. Leo: Tarta. Leo: ¿Cómo. Silencio. Le sirve a cada uno una porción. Come apenas la mitad de una porción. por la mitad de porción que ha dejado): ¿No la vas a comer? Leo: No. los vasos y los cubiertos. Carlos termina su porción y se sirve otra más.. para que Gladys pueda apoyar la tarta. Leo: ¿De cuándo es? Gladys: De ayer creo. sobre la que hay una tarta de jamón y queso. Agua. yo. refiriéndose al vino): Está muy bueno. Carlos (a Leo. Deja también sobre la mesa un rollo de cocina. Silencio. prefieren vino o alguna otra cosa? Carlos: Yo. se sirve una tercera. Come rápido. con mucha hambre. Carlos: Viste que te dije que hace bien. Carlos: Tomá un poco de vino. Carlos agarra con la mano la porción que dejó Leo y se la come de un bocado. Pausa. Luego comienza a servir. Entra Gladys con una botella de agua y una de vino. . Gladys (señalando el escritorio): Despejen. Leo: No. con la mano. Gladys (para sí): Un vino y un agua. Carlos (a Gladys): Pero cómo no nos dijiste que tenías esto. Me fijé recién. Carlos: ¿De qué es? Silencio. Te va a hacer bien para los ejercicios. Carlos: ¿La hiciste vos? Gladys: No me acuerdo. Se sienta. Carlos. distribuye los platos. no más. Leo y Carlos miran fijamente la fuente. Gladys: Es que no sabía que estaba. Corta dos porciones de tarta y las reparte. Pausa. Los tres miran la tarta. la verdad que sí.

Apagón lento. abstraída. Gladys: Carlos. Carlos: Sí. sigue dándole mordiscos a su manzana. ya sabía. Indice Prólogo Caen pájaros literalmente del cielo Domingo Yace al caer la tarde Ahora Boris Acá y allá Instantes en la noche fría Hecho para la ocasión Diagnóstico: rotulismo 9 13 29 39 61 75 103 131 135 167 Gladys: Y estás hablando mucho mejor. Pausa.. Leo (olfateando): ¿Sienten? Pausa. Todo es cuestión de tiempo. Carlos: ¿Qué? Gladys: Estás respirando muy bien.. Gladys (para sí): Hay que confiar. Carlos: Gracias. Pausa. Leo: El olor ya se fue. Gladys. Desapareció.. confiar. Se sirve otro vaso de vino..204 Caen pájaros literalmente del cielo 205 Pausa. ¿no? Silencio. es cierto. Carlos se inclina sobre la fuente para agarrar otra porción. Leo: Qué raro. Carlos: Sí. . Leo: ¿Qué habrá pasado? Carlos: No sé. Carlos: Sí. sentado en su silla de paciente. Leo permanece inmóvil. Silencio.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful