P. 1
Expresion Escrita 1

Expresion Escrita 1

|Views: 167|Likes:
reglas que rigen la ortografía
reglas que rigen la ortografía

More info:

Published by: Angel Marcelo Cabrera on Oct 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/14/2013

pdf

text

original

LA SÍLABA


Es el sonido o grupo de sonidos que se pronuncian con una sola emisión de voz en la cadena hablada. Es un fonema o conjunto de fonemas que se pronuncian en un solo golpe de voz.

FONEMAS
Son abstracciones mentales o abstracciones formales de los sonidos del habla.

Los sonidos o fonemas quedan divididos por sílabas, de la siguiente manera:

a. Una consonante sola entre dos vocales se agrupa con la segunda sílaba: ca-ma, bra-zos, ta-lón
b. Si hay dos consonantes iguales o diferentes entre dos vocales, la primera consonante se une a la vocal anterior y la segunda a la siguiente: con-so-nan-te, can-ción, col-mi-llo Se exceptúan las combinaciones que tienen como segunda letra la r y la l a-pro-bar, a-plo-mo, a-cla-mar, a-gra-dar

c. Las consonantes dobles como: ch, ll, rr, constituyen un solo fonema, por lo que, para efectos de separación se procederá como si se tratase de un solo fonema:

ca-rro, chan-cho, co-rri-llo
d. El grupo tl, si está en medio de sílabas se divide de acuerdo a la regla dos o permaneciendo unido: A-tlán-ti-co e. Cuando hay tres consonantes juntas, la última pasa a la siguiente sílaba: obs-tá-cu-lo, cons-pi-rar, trans-por-te

Excepto si las dos últimas consonantes forman conjunto con la l o r. des-pre-cio, des-plan-te, dis-fru-tar, en-tre-di-cho.

f. Cuando hay cuatro consonantes seguidas se dividen dos a dos:

obs-truir, ins-truc-ción, trans-gre-dir

g. Dos vocales abiertas y seguidas (a, e, o) se separan:

ma-es-tro, sa-a-ve-dra, a-é-re-o.
h. Los diptongos no se separan: rui-do, ciu-dad, sie-rra, Sa-muel, hue-vo

Si una palabra consta de una sola sílaba, se llama monosílaba:

sal, Juan, col, el Si tiene dos sílabas se llama bisílaba:
a-bril, na-da, A-dán, ma-cho Si tiene tres, se denomina trisílaba: cá-ma-ra, so-ni-do, pro-nun-cio

Si cuatro, tetrasílaba: em-ple-a-da, do-mi-na-ción Si cinco, pentasílaba:

Pa-pe-ló-gra-fo, or-to-gra-fí-a

Cuando la primera o la última sílaba de una palabra es vocal, no debe dejársela sola, ya sea al final o al inicio del renglón; aunque silábicamente esté bien separada: a (mable), (aére) o En el caso de ciertas palabras compuestas, puede dividirse según el silabeo prosódico correspondiente o a su vez de acuerdo con su compuesto. Así, tan adecuado será: reu-nir o re-u-nir, de-su-nir o des-u-nir, no-so-tros o nos-o-tros

Diptongo es la agrupación de dos vocales en una sola sílaba, una abierta (a, e, o) y una cerrada (i, u) o viceversa, o de dos cerradas: En español existen 14 diptongos

a. Una abierta más una cerrada (decreciente): ai au ei eu oi ou : : : : : : ai-re, cai-mán au-to, au-la pei-na, rei-no Eu-ge-nio, deu-do Zoi-la, oi-go bou

b. Una cerrada más una abierta (crecientes):
ia ua ie ue io uo : : : : : : Lor-gia, pia-no a-gua, cua-ren-ta siem-bra, hie-rro hue-vo, huer-to mio-pe, an-da-mio am-bi-guo, ar-duo

c. Una cerrada más una cerrada (mixtas): iu ui : : ciu-dad, diur-no in-tui-ción, bui-tre

La sílaba ui siempre forma diptongo. Ésta sólo se destruye cuando, de acuerdo con las normas generales, lleva tilde: cui-da-do, in-flu-í, ins-tru-í, cons-tru-í-an

Triptongo es la agrupación de tres vocales en una sola sílaba. La vocal del medio será siempre abierta (a,e,o) e irá rodeada por dos cerradas. Las combinaciones más frecuentes son:

iai iei ioi

iau ieu iou

uai uei uoi

uau ueu uou

ac-tuáis, pre-miáis, a-ve-ri-güéis

Se llama hiato al encuentro de dos vocales contiguas en una palabra, pero que se pronuncian en sílabas diferentes. Una primera forma del hiato se produce cuando hay dos vocales abiertas contiguas: Pe-tró-le-o, cam-pe-ón, co-o-pe-ra-ti-va Una segunda forma se da cuando de entre las vocales contiguas cae la mayor fuerza de voz en la vocal débil o cerrada (i,u): Dí-a, ma-íz, ba-úl, o-í-do, rí-o

La presencia de la h intermedia no destruye la presencia del hiato. Pro-hí-ba-se, ba-hí-a, a-hín-co

EL ACENTO Acento es la mayor intensidad con que se hiere determinada sílaba al pronunciar una palabra. Se lo conoce también con la denominación de acento prosódico. Toda sílaba acentuada toma la denominación de sílaba tónica. El resto de sílabas se denominan átonas. Todas las palabras tienen acento, no todas tienen tilde. Tilde tienen aquéllas que las reglas generales así lo disponen.

El acento prosódico o fonético Consiste en la mayor fuerza de voz o intensidad articulatoria con que se pronuncia una sílaba dentro de una palabra. Publico, limito, pared

En español las únicas palabras que tienen doble acentuación son los adverbios de modo terminados en mente, y que están formados por un adjetivo que originalmente lleva tilde y la terminación mente:
buenamente, cabalmente, hábilmente, prácticamente. Tilde

La tilde es la rayita oblicua que se pinta sobre la vocal tónica y de conformidad con las reglas generales de atildamiento. corazón, cóndor, músico.

Palabras agudas (u oxítonas) Son aquellas que llevan la mayor fuerza de voz en la última sílaba. Sólo se atildan aquellas palabras que terminan en consonante n, s y en vocal, y para señalar el hiato. mamá, pelé, benjuí, borojó, menú, compás, campeón Se exceptúan aquellas en las que hay presencia de hiato:

ma-íz, Ra-úl, ra-íz Palabras graves, llanas o paroxítonas
Son aquellas que llevan la mayor fuerza de voz en la penúltima sílaba. Llevan tilde sólo aquellas palabras que terminan en consonante que no sea n ni s y para señalar el hiato. árbol, carácter, Félix, lápiz, césped, María

Palabras esdrújulas o proparoxítonas Son aquellas que llevan la mayor fuerza de voz en la antepenúltima sílaba y siempre llevan tilde. cámara, ánfora, murciélago, régimen. Palabras sobresdrújulas Llevan la mayor fuerza de voz en la sílaba que precede a la antepenúltima. Estas palabras en su mayoría son el resultado de pronombres átonos (sin acento) que agregados a una forma verbal pasan a llamarse enclíticos. cósamela, comuníquesemelo, téngamelo, castíguesemele, levánteselos, subráyeselos.

Por regla general, los monosílabos no se tildan, en virtud de que tienen una sola sílaba:
fue, dio, vio, pie, fui, sol, cal, col, da, sal, me, flor, luz, rey, por, son, ley, pan, fe, dan, can, hoy. Sin embargo hay algunas excepciones que veremos. La tilde diacrítica

Es aquella que se pinta sobre algunos monosílabos y bisílabos que tienen la misma forma pero distinto significado y función gramatical.

Sin tilde

Con tilde

Tu (adjetivo posesivo): Tú (pronombre personal): Tu carro es viejo Tú lo quisiste Ve (inflexión del verbo ver): Vé(inflexión del verbo ir): Se ve simpática Vé a tu casa Te (pronombre o sustantivo) Té (sustantivo) Te ves hermosa Vamos a tomar un té La te (T) es una consonante Mi (adjetivo o sustantivo) Mí (pronombre) Mi casa queda fuera de la ciudad Ese paquete es para mí Mi es la tercera nota de la escala musical Si (subordinante) Sí (pronombre) Lo veré si tengo tiempo Lo dijo para sí Si (séptima nota de la escala musical) Cantó el pasillo en si menor Si (como forma condicional) Sí (adverbio de afirmación) Si tú me dices ven, lo dejo todo Sí, estaré allí El (artículo) Él (pronombre) Pásame el libro A él le dieron el premio De (preposición) Dé (del verbo dar) Se fue de aquí Quiero que me dé trabajo

Sin tilde
Vi la película, mas no me gustó Se (pronombre) Se fueron ayer
Aun (Adverbio de modo equivalente a hasta)

Con tilde
Más café, por favor Sé (del verbo ser y saber) Sé bueno siempre. No sé nada
Aún (Adverbio de tiempo equivalente a todavía)

Mas (conj. adversativa equivalente a pero)Más (adverbio de cantidad)

Te daré un billete y aun más Aún no ha salido el sol Tengo pruebas aun de lo que menos sospechas Aún te extraño O (conjunción disyuntiva) Ó (cuando va entre número expresado con cifra) Entras o sales Cuesta 50 ó 60 dólares Solo (sustantivo o adjetivo) Sólo (adverbio de modo) El solo se deprime siempre Cuando equivale a solamente El presidente vino solo Vine sólo por saludarte Ven (del verbo ver) Vén (del verbo venir) ¿Ustedes ven la diferencia? Vén pronto, te necesito Este (adjetivo demostrativo) Éste pronombre demostrativo Este libro es importante Éste merece mi apoyo

La tilde enfática Es la que se coloca en palabras como: qué, cuál, quién, cuándo, cuánto, dónde, cómo y cuán para resaltar la interrogación o admiración con que son expresadas, de conformidad con el ánimo y la actitud de quien la pronuncia con el mayor énfasis: ¿Qué pasa? ¡Qué frío! ¿En cuál habitación estás? Cuál más, cuál menos, vendrá con sus cuentos para la revista ¿A quién buscas? Quisiera saber, quién es ¿Cuándo nos vamos de aquí? ¡No sé cuándo vendrá de su largo viaje! ¿Cuánto te costó este vehículo? ¡Cuánta alegría verte! ¿Dónde estuviste toda la noche? ¡Ahora ya sé dónde te escondes! ¿Cómo te llamas, niña preciosa? ¡Cómo me gustaría verte! ¡Cuán grande es la universidad! ¡Cuán hermosa eres!

a) Toda palabra que lleve tilde, al transformarse en compuesta, la primera perderá la tilde. así, mismo río, frío décimo, séptimo asimismo riofrío decimoséptimo

b) En cambio, los adjetivos que llevan tilde, al agregarle el vocablo mente, seguirán conservando la respectiva tilde. común fácil útil última cortés hábil débil comúnmente fácilmente útilmente últimamente cortésmente hábilmente débilmente

c) Las palabras que llevan h entre dos vocales no impiden de ninguna manera colocar el acento ortográfico, de acuerdo con las normas generales. Búho, rehúso, bahía, ahínco.
d) Todo infinitivo terminado en aír , eír, oír, lleva tilde: embaír (invadir, arremeter), sonreír, desoír. En cambio, aquellos que terminan en uir no llevan tilde:

destruir, influir, atribuir. e) Las palabras compuestas que van unidas a través de un guión conservan en cada elemento su respectiva tilde y acento: histórico-crítico-bibliográfico; teórico-práctico; histórico-geográfico, socio-político; físico-químico, hispano-alemán, árabe-israelí, morfo-sintáctico.

f) Los demostrativos este, ese, aquel, cuando cumplen la función de adjetivos modificadores del sustantivo no llevan tilde: Escribí este libro Ese cuaderno es tuyo Aquel edificio está abandonado
En cambio se tildan cuando cumplen la función de pronombres personales: Éste es el que buscaba A ése no le tengo confianza Aquél es un buen estratega

g) El caso de por qué, porque y porqué
Por qué se utiliza cuando es adverbio interrogativo, en tanto se pregunta por la causa, razón o motivo de algo: ¿Por qué no viniste a la hora convenida?

Porque, unido sin tilde, se utiliza cuando es conjunción causal para explicar la razón o causa de algo: No vine a tiempo porque estaba escribiendo el documento de redacción y ortografía
Porqué, unido y con tilde, se emplea como sustantivo cuando se desea conocer o se ignora el motivo de un asunto cualquiera. Este sustantivo siempre va unido al artículo el: No conozco el porqué de su retraso

h) Uso de conque, con que y con qué Conque, unido es una conjunción que sirve para explicar la consecuencia de lo dicho anteriormente. Esta conjunción, en la mayoría de los casos, es reemplazada por así que:
Ya tienes novio, conque deja de coquetear a otros chicos.

Con que, separado, es una preposición (con) unida al pronombre que, en la que cada palabra conserva su valor. El balón con que jugaste es aún nuevo
Con qué, separado y con tilde, se trata de la misma preposición utilizada en interrogaciones:

¿Con qué imprimiste si no había impresora?
i) El caso de sólo y solo Sólo se acentúa cuando es adverbio (reemplaza a solamente). Sólo conocí a dos mujeres en mi vida

Solo no se tilda cuando es adjetivo o sustantivo.
Este solo ejemplo me es suficiente Déjenme solo

j) La tilde en palabras extranjeras
Si se trata de expresiones latinas y de ciertos nombres geográficos de cualquier lengua incorporados ya a nuestra lengua, siguen las reglas generales de la acentuación ortográfica: Fórum, referéndum, vademécum, accésit, déficit, quórum, hábitat, ídem, Moscú, Japón, Pekín, memorándum, réquiem, suigéneris, superávit. De similar forma las voces extranjeras, cuando se han incorporado a la lengua española, se acentúan siguiendo la regla general de acentuación: Carné, chalé, vermú, cliché, estrés, cómic, parqué, láser, gánster, cóctel, pimpón. El resto de nombres escritos en cualquier lengua extranjera pueden escribirse de acuerdo con la ortografía de la lengua original o siguiendo las reglas del acento ortográfico español: Becker Lenin Mozart Bécker Lenín Mózart Avignon Sehiller Washington Avignón Sehíller Wáshington

k) Acentuación de mayúsculas
Siempre que una palabra lleve acento ortográfico, aunque esté escrita en mayúsculas, debe ponerse la tilde: PÚBLICO, EDUCACIÓN PUBLICÓ, ORTOGRAFÍA

l) Palabras con doble acentuación
Hay palabras que tienen el acento ortográfico en una o en otra sílaba. Esto responde a la preferencia por el español de América o España:

acné afrodisíaco amoníaco chófer policíaco zodíaco olimpíada fútbol

Acne afrodisiaco amoniaco chofer policiaco zodiaco olimpiada futbol

m) Palabras de doble ortografía
Es correcta la utilización de ambas formas, prevaleciendo la segunda: psicología psiquiatría obscurecer substantivo desarrapado substraer gnóstico cinc alhelí septiembre mnemotecnia pseudo reemplazo reembolso sicología siquiatría oscurecer sustantivo desharrapado sustraer nóstico zinc alelí setiembre nemotecnia seudo remplazo rembolso

n) Las formas verbales de los presentes de adecuar, evacuar, licuar no llevan tilde; por lo tanto deben pronunciarse con diptongo: adecuo, evacuo, licuo. Tanto en presente de indicativo como en presente de subjuntivo. Los infinitivos terminados en cuar , deben conjugarse de la misma manera que el infinitivo averiguar.

Uso de las mayúsculas No se debe utilizar mayúsculas para destacar el valor de ciertas palabras. Tampoco es correcto escribir con mayúsculas los nombres de los adjetivos gentilicios, de los meses, de los días, de las estaciones del año y de las notas musicales. Sólo cuando se trate de una fecha cívica, histórica o de trascendencia universal se escribirá con mayúscula: 24 de Mayo, 10 de Agosto 18 de Noviembre, 25 de Diciembre Se escribe con mayúscula en los siguientes casos: • La inicial de toda palabra que vaya al comienzo de un escrito, de una oración o después de punto:

“No a la patria terrible, vindicativa, altanera. En cambio sí a la patria segura de sí misma, llena de noble altivez, fortalecida con su historia limpia” (Benjamín Carrión, El cuento de la patria).

• Después de dos puntos, al expresar palabras o pensamientos textualmente:

Simón Bolívar dijo: “He arado en el mar”
• Los nombres de siglos, de períodos o sucesos históricos: Revolución Rusa, Edad Moderna, Guerra de los Cuatro Días • Los nombres de personas, apellidos, apodos y todo nombre propio:

Miguel de Cervantes y Saavedra, El Manco de Lepanto Eloy Alfaro fue llamado, El Viejo Luchador La familia Carrión de Loja es de mucho prestigio
• Los sustantivos y adjetivos que formen el título de un libro, institución o empresa:

Polvo y Ceniza, Universidad Nacional de Loja, Industria Lojana de Especerías, Multimedia de Loja, Sociedad Anónima. • Si el título de un libro es muy largo, se escribe con mayúscula sólo la letra inicial:
El habitante de la noche,Libro de cuentos de Galo Guerrero Jiménez

• Los títulos honoríficos o los nombres de las dignidades cuando reemplazan el nombre propio: Llegó el Rector, con su comitiva
No, en cambio: Llegó el rector Dr. Max Vicente González Merizalde, con su comitiva. • Los nombres geográficos, países, edificios públicos, ciudades, pueblos, barrios, calles, plazas, caseríos y recintos: El Ecuador ha sido, es y será país amazónico. Mi amiga Patricia vive en el barrio Nueva Granada Frente al parque San Sebastián, o Plaza de la Independencia, se encuentra la escuela “Zoila Alvarado de Jaramillo”. • Después de un signo de entonación, si es que después de éste no va una coma, punto y coma o dos puntos: ¿Asistirás hoy al cierre de campaña? Posiblemente no. ¡Temblor! No es nada, es el viento.

• Ciertas palabras como Estado, Corona, en casos como estos:
El Estado ecuatoriano firmó un acuerdo de paz con el Estado de Perú. La Corona española está recobrando el prestigio de otros tiempos. • Se escribe con mayúscula después de los dos puntos que siguen al saludo o fórmula de cortesía con que empiezan las cartas: De mi especial consideración: Cúmpleme informarle que.......

• Se escribe con mayúscula los números romanos:
Luis XIV, Juan Pablo II Maribel I

• Las consonantes dobles Ch, Ll, cuando deben ir con mayúsculas, se procederá así solo con la primera letra:
Chimborazo, Chimbo, Chambo, Chontacruz, Chanchán, Llanganates, Llanitos, Llana

• Las siglas se escriben siempre en mayúsculas y las abreviaturas con inicial mayúsculas:
UNL, FEUE, FIU, FIM, FUTE, FAR Sr., Sra., Srta., Tec., Lic., Dr., Mg. Sc. • A veces suele emplearse mayúsculas al principio de cada verso de un poema. Dichas mayúsculas, en este caso, se llaman letras versales: La poesía es una bellísima doncella, casta, Honesta, discreta, aguda, retirada (Miguel de Cervantes) • Llevan mayúscula los textos legales cuando se escriben completos:

El Estatuto Orgánico de la Universidad Católica de Cuenca, ya fue aprobado por el CONESUP en enero del 2002 Está al borde de aprobarse en el Congreso Nacional la Nueva Ley de Educación.

Uso del punto

El punto es la representación gráfica que en el escrito señala la mayor pausa sintáctica de toda la ortografía. Hay tres clases de punto:
Punto y seguido: va entre dos oraciones o períodos estrechamente relacionados entre sí, que tienen que ver con el mismo asunto, aunque expresen ideas distintas. Con el punto y seguido el texto continúa en el mismo renglón. “Caía la tarde. El crepúsculo embellecía la estancia. Apretados y negros nubarrones...” (Azorín) Punto y aparte: se usa al final del párrafo, cuando se cambia de tema o cuando se enfoca el mismo tema desde otra perspectiva. Después del punto y aparte y al comenzar un nuevo párrafo se debe dejar la sangría correspondiente: “¡Gracias, gracias, madrecita! Te oigo que cantas al niño. Es mi corazón que te habla Abanicarlo así, muy dulcemente, con la flor de tu sacrificio”.

Punto final es aquel que se pone para indicar el fin de un escrito. Con él puede indicarse el fin de un libro, de un opúsculo, de un artículo, de un capítulo, módulo, unidad, tema o segmento. El punto se usa también para indicar el final de las oraciones sueltas, en las iniciales de nombres y apellidos y al final de las abreviaturas. Recuerde: • No se pone punto después de los signos de interrogación y admiración; dichos signos hacen las veces de punto y seguido si es que no hay otros signos ortográficos como la coma, punto y coma, dos puntos, etc. • Tampoco se pone punto después de los suspensivos. • En el caso de los paréntesis, de las comillas de cierre, el punto va después.

Uso de la coma

Es el signo que representa la pausa más breve. Su uso es particularmente subjetivo. Existen algunas normas fijas sobre su uso; pero, al margen de ellas, su utilización depende del que escribe:
• Se usa la coma para separar los elementos de una oración, cuando se numeran nombres, acciones o cualidades en forma consecutiva, excepto los que van unidos con las conjunciones: y, e, o, u, ni:

El estudiante se levanta, se lava la cara, desayuna y va a clases. Luis, Patricia, Viviana y Karla salieron de paseo a Salinas, Ibarra y Sucúa.
• Se usa la coma para separar los vocativos, o sea las palabras con que llamamos la atención a las personas con quienes se habla: Juan, te espero mañana. Mis queridos amigos, escúchenme... Señores, escúchenme bien.

• En las oraciones elípticas se usa la coma en el lugar donde se ha omitido el verbo: Ciertos niños son traviesos y llorones; otros, callados y tristes. Llegó Juan y poco después, Pedro. • La coma es necesaria para encerrar expresiones que aclaran o explican algo:
Se presentó muy furiosa, sin embargo, poco a poco fue calmándose. Comprendo tu confusión, no obstante, debes tranquilizarte.

• Se usa la coma para separar oraciones que van entrelazadas con la conjunción y, en las que el sujeto de la segunda depende de la primera: Javier apostaba con su esposa, y Cornelio, su hijo, con el vecino. • La coma sirve para separar frases y oraciones cortas:
Saldré a caminar, tomaré el sendero estrecho, me internaré y llegaré al bosque.

• Se usa la coma para separar las frases u oraciones en aposición, intercaladas o incidentales:
Luis Orlando, que trabaja en el Colegio Pío Jaramillo Alvarado, es especialista en Informática. Marlene Elizabeth, que es doctora en Ciencias de la Educación, constituye un ejemplo de esposa y madre. Loja, bella ciudad del sur del Ecuador, era un ejemplo de limpieza. • Van entre comas las palabras que interrumpen momentáneamente el relato principal: Mañana, dijo el Director del Área de la Educación, el Arte y la Comunicación, deben traerme el borrador del Taller de Expresión Oral y Escrita.

• Se utiliza la coma en las cartas para separar la localidad de la fecha. Cañar, 06 de julio de 2012
• Se utiliza la coma cuando se altera el orden sintáctico y lógico de los elementos de la oración: Cuando ya teníamos preparada la maleta, nos avisaron por teléfono. • Se utiliza la coma para separar en un texto expresiones como: esto es, es decir, en fin, por último, sin embargo, no obstante y otras semejantes que interrumpen el desarrollo del discurso:

Vamos a ver, por último, la relación entre depresión y medio ambiente.

Uso del punto y coma Señala una pausa de duración intermedia entre la del punto y la coma. Su uso es difícil, se tiende a sustituirlo, en muchos casos, por el punto o por la coma. Se emplea en los siguientes contextos: • Para separar los miembros de una oración extensa con partes ya separadas por comas: El público, acabada la representación, inició la salida; en vez de satisfacción reflejaba cansancio; la obra...

• Se emplea punto y coma delante de las conjunciones y locuciones adversativas: pero, mas, aunque, etc., cuando la proposición precedente es extensa o contiene ya alguna coma:
Hoy que lo veía transportar papelitos, quiso por lo menos saludarlo; pero el loquito en ese estado no conocía a nadie. • Se usa punto y coma para separar oraciones yuxtapuestas: Pedro cosecha maíz; sus hermanos, manzanas. Yo trabajo para el sustento diario; ella, para divertirse.

Uso de los dos puntos Los dos puntos se colocan antes de la cláusula que constituye una aclaración de la precedente, bien sea para enumerar, citar, enunciar, o para razonar lo que se quiere dar a conocer; lo cual demuestra que el pensamiento enunciado no termina todavía. Se utiliza los dos puntos en los siguientes casos: • Se emplean los dos puntos delante de una enumeración previamente anunciada, delante de una consecuencia, conclusión o resumen: El agua se compone de dos elementos: hidrógeno y oxígeno. Los días de la semana son siete: lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo. • Se emplean los dos puntos después de una afirmación general para iniciar su aclaración o explicación: Estaba seguro de que le admitirían: se había preparado muy bien para la prueba. Eso fue lo peor: no encontramos alojamiento y tuvimos que dormir en los bancos de la estación.

• Se emplean los dos puntos antes de copiar una cita textual. La cita debe comenzar en mayúscula y se escribe entre comillas: Cuando Patricia me vio, lo primero que me dijo fue: ¿Dónde te has perdido pájaro de mar en tierra”

Cuando Juan Montalvo supo de la muerte de García Moreno, dijo: “Mi pluma lo mató”
• Se emplean dos puntos en los textos narrativos antes de iniciar el diálogo, si éste va precedido por verbos como: responder, gritar, decir, preguntar, contestar, exclamar.

Fue entonces cuando aquel desconocido le preguntó: ¿Puedo sentarme con usted mientras come? • Se emplean los dos puntos tras las fórmulas de salutación o cortesía con que comienzan las cartas, instancias, discursos, documentos, etc.:
Querida Marlene Elizabeth: Señoras y Señores: Yo no sé... Recordada y nunca olvidada amiga:

Los dos puntos son necesarios después de las frases: acuerda, por ejemplo, considerando, decreta, informa, resuelve, certifica, etc. Se coloca los dos puntos y en renglón a parte se enumera lo que sigue, ejemplo: El Secretario General de la Universidad Nacional de Loja, Certifica: Gustavo Noboa Bejarano Presidente Constitucional de la República del Ecuador Considerando:

Puntos suspensivos

Los puntos suspensivos (solo tres) se utilizan en los siguientes casos:
• Cuando se desea que la cláusula, período u oración quede incompleto y el sentido suspenso: Te contaría lo que ocurrió, pero... • Los puntos suspensivos también sirven para crear duda, temor o para sorprender al lector: “-¿Qué ha pasado desde la última vez que hemos visto a nuestro muchachito castellano? Pues, ha pasado... el tiempo” (Azorín). • Se pone puntos suspensivos en el lugar en donde se omite parte de un texto que no se desea extraer íntegro. “... La multitud será un instrumento de barbarie o de civilización según carezca o no de coeficiente de una alta dirección moral (...). La civilización de un pueblo adquiere su carácter, no de las manifestaciones de su prosperidad o de su grandeza material, sino de las superiores maneras de pensar y de sentir que dentro de ellos son posibles (...)”. (José Enrique Rodó, Ariel).

Uso de las comillas

• Las comillas se emplean cuando vamos a transcribir una cita textual:
Juan Montalvo dijo: “Desgraciado el pueblo donde los jóvenes son humildes con el tirano, donde los estudiantes no hacen temblar al mundo”. • Cuando escribimos el nombre de un periódico, de una institución, el título de un libro o de una disertación o conferencia:

“La Portada” y “El Heraldo” son periódicos del Cañar.
“Disertación sobre la globalización y cultura”. • Las comillas son útiles cuando es nuestro deseo distinguir vocablos en lengua extranjera, palabras o frases arcaicas, dialectales o barbarismos: Los “tests” no arrojaron los resultados esperados. Blanca es tan “buena” chica que prefiero no hablar de ella. Ese asunto sin “aceite” no pasará.

• Con las comillas se indica que una palabra o frase se la utiliza en un sentido diferente al normal, indicando con ello que se han seleccionado intencionalmente y no por error. Las palabras que tienen sentido irónico o sarcástico, van entre comillas:

• Si le “guiñas” el ojo, te atiende. • Para evitar la repetición de una misma palabra:
Venezuela Colombia Ecuador Capital ” ” Caracas Bogotá Quito

Uso de paréntesis
• El paréntesis sirve para encerrar dentro de él una palabra, frase u oración aclaratoria o incidental de menor importancia para la comprensión de lo que se está escribiendo: “Ahora el profesor (yo también) ecuatoriano, cree que demandando 100 dólares USA, como salario básico del sueldo, la educación mejorará” (Aguirre, 2002: 53). • Cuando un enunciado va entre paréntesis y aclara a otro que va entre comas, lo correcto es colocar la coma después del paréntesis: El escritor Abdón Ubidia (autor de Sueño de lobos), codirigió el taller de literatura de la Universidad Nacional de Loja, entre 1988 y 1989. • Van entre paréntesis los datos aclaratorios, fechas, referencias a autores y sus obras, etc.:

La Guerra Civil Española (1936-1939) provocó el exilio de más del noventa por ciento de la intelectualidad de ese país.

Signos de interrogación y admiración
• La gramática de la Academia dice que los signos de interrogación y admiración deben de ponerse tanto al principio como al final de la oración que debe llevar.

¿Cómo te llamas? ¡Qué belleza de mujer! • Los signos de interrogación y admiración sirven de punto final; no hay justificación para volver a colocar punto:
¿Por qué no sabes? No se me permite pasar ¡Quisiera tantas cosas! Sí, algún día las conseguiré. • Si en un párrafo utilizamos varias oraciones interrogativas o admirativas seguidas, se coloca la mayúscula sólo al inicio de la primera oración: ¿Qué te sucede? ¿estás cansado? ¿es que no quieres trabajar? ¡Dios mío! ¡qué vergüenza! ¿quién lo hubiera creído?

La raya (--)

La raya o pleca (--) es un guión largo denominado por algunos como guión mayor y equivale, en ciertos casos, al uso de la coma y el paréntesis. Entre las principales funciones anotamos:
• Se emplea para distinguir el diálogo de la narración, señalando el comienzo y el final de lo dicho por cada uno de los interlocutores: Pero esos no viven aquí -- dijo la madre -Hace mucho tiempo --Confirmó Nieves-- les destinaron a Sevilla. Imagínate... [ ] Además para aprovechar, porque, según sus primas, Sevilla no le gusta nada, nada. Con tantos hijos no andarán muy bien --dijo Paulina- solo en colegios... (Ignacio Aldecoa; “ Fuera de juego”)

• Se emplea la raya para separar incisos o interrupciones del discurso, en su lugar a veces puede aparecer el paréntesis o la coma:
En el andén esperaban a Luisito --tal vez nerviosos por las noticias-- su padre y su hermano

El guión (-)
Se diferencia de la raya (--) porque el trazado del guión es más corto (-). Se lo utiliza en los siguientes casos:

• Para separar las sílabas de una palabra cuando no entran al final del renglón:
Estuvieron todos a tiempo en el lugar indicado • En palabras compuestas que señalan oposición o contraste: Soviético-norteamericano Teórico-práctico • Para separar fechas cuando se indica un periodo determinado: 1958-2006 1965-2006 • Entre una palabra en siglas o inicial y un número Expocompu-2006

La diéresis o crema
La diéresis o crema son los puntos que se colocan sobre la vocal u de las sílabas gue y gui, para indicar que la u debe ser pronunciada:

desagüe vergüenza bilingüe cigüeña lingüista

Egüez güitig argüir pingüino averigüe

Empleo de la b y v Cuando utilizar la letra b
• Se escribe con b las sílabas bra, bre, bri, bro, bru, bla, ble, bli, blo, blu: Bramante brazo Bretaña abrumar Brito Vocablo Broma broca bruma Cable bledo biblioteca blindado bloque blusa

Blanca Abril

Excepción: Chevrolet, por no ser un vocablo de origen hispano. • Se escribe con b cuando esta letra va delante de una consonante:
Obtuvo, abstracto Obsequio, abdicar, obtener

• Al término de una sílaba:

club, súbdito, Jacob
• Los verbos terminados en aber, eber, buir y sus derivados: Saber Deber Beber Excepto precaver • Los infinitivos terminados en bir y todos los tiempos de estos verbos: Concebir Recibir SucumbirSubir Escribir Prohibir Atribuir Distribuir Contribuir

Se exceptúan: hervir, servir y vivir • El pretérito imperfecto del verbo ir y de todos los verbos terminados en ar Del verbo ir: iba, ibais, íbamos, iban De llegar: llegaba, llegábamos De rezar: rezaba, rezábamos

• Las palabras que empiezan con las sílabas bu, bus, y con el sonido bibl:

buque, búcaro, burgués, burgomaestre, buscar, busto, Biblia, Biblián, Biblioteca…
• Se escriben con b las palabras que comienzan con las sílabas al, ar, ur. alberca, alborada, álbum, arbusto, árbol, árbitro, urbe, urbano, urbanización Se exceptúan Álvarez, Alvarado, arveja, alvéolo, alveario.

• Se escriben con b después de las sílabas ca, ce, co, cu: caballo cabeza cebú cebada cobija cobertizo cubismo cubierto

Se exceptúan: caverna, caviar, cavar, cavidad y sus derivados.
Se escriben con b las palabras que comienzan con rab, rib, rob, rub: rábano rabino ribera ribaldo robo robusto rubio rubicán

Se exceptúan: Rávena, rival, rivera

• Se escribe con b los prefijos bi, bis, biz, cuando significan dos:

bípedo bilingüe bicéfalo

bisílaba bisexual bisiesto

bizco bizcocho biznieto

• Se escribe con b después de las sílabas sa, se, si, so, su: sábado Sebastián sílaba soberano subir

Excepto: savia y soviet El sonido abo, abu Abogado abolir Se exceptúa: avocar • Las terminaciones bundo y bilidad vagabundo meditabundo habilidad sensibilidad abuelo abundar

Se exceptúan: civilidad y movilidad

• Los sonidos ab, ob, sub:

absuelto abdomen ábside

observar suboficial obsequio subvertir obvio subvención

• Se escribe con b el sonido bo cuando inicia palabras, seguido de las consonantes: d, ch, f, n, r, t. bodega boda bochorno bofetada bondad boreal bota

Normas para el correcto uso de la v

Se escribe con V:
• Después de las consonantes b, d, n: subversión subvención obvio adverbio advertencia adverbio invento invierno envidia

• Las terminaciones ava, ave, avo. Menos los verbos: cantaba, trabajaba, estudiaba y los vocablos sílaba, bisílaba, trisílaba, árabe, barba.

con ava: esclava, octava, brava con ave: suave, grave, clave con avo: pavo, clavo, esclavo
• Las terminaciones eva, eve, evo, iva, ivo: Longeva Eva mueva leve mueve atreve promuevo muevo comitiva directiva vivo cautivo

Se exceptúan catibo y estribo

• Las palabras que empiezan con villa, vice:

Villafuerte Villalba

Vicerrector Vicecampeón

• Las palabras que empiezan con la consonante n, ll:

nieve novena

llover llevar

Se exceptúan: nabo, nube, nebulosa • Se escribe con V el sonido vi seguido de vocal al iniciar una palabra:
violín viudo viejo viático viaducto viacrucis

Se exceptúan algunas palabras como: bien y sus derivados y compuestos; bi cuando significa dos, bio cuando tiene relación con vida.

• Se escribe con V después de le
levante, leve, levítico, levadura

• Después de di:

divorcio, dividir, divisible, divino
Menos: dibujo y mandíbula • Los pretéritos y derivados de los verbos andar, tener, estar: Andar: Tener: Estar: anduve, anduvo, anduviera tuve, tuvo, tuviera estuve, estuvo, estuviera

• Los derivados del verbo ir en las formas de presente de indicativo, presente de subjuntivo e imperativo: Voy, va, vas, vaya, ve tú, vayamos nosotros
• Las palabras terminadas en viro, vira, ivoro, ivora: Triunviro Omnívoro Carnívora Elvira Herbívora Omnívora

Empleo de la c, s, z

Utilización correcta de la c
Se escribe con c: • Las palabras que terminan en encia, ancia: arrogancia ignorancia ambulancia tolerancia constancia clemencia conciencia ocurrencia ausencia ciencia

Se exceptúan ansia (deseo) y hortensia • Las terminaciones en diminutivo de las palabras que llevan cito, cita, cillo, cilla. piececito pastorcito jovencito jovencita lucecita vientecillo pececillo panecillo

• Los verbos terminados en cer, cir y ducir:

retorcer cocer adolecer

zurcir decir lucir

conducir reproducir inducir

Menos coser (de costura), asir, ser y toser. • Las palabras en singular que terminan en z, al pasarlas al plural con morfema es cambian la z por c: cruz luz lápiz cruces luces lápices

• Las terminaciones icia, icie, icio.
malicia justicia calvicie planicie Vinicio fenicio

Se exceptúan alisios (vientos tropicales)

• La terminación ción, cuando ésta procede de una palabra cuyo activo termina en do, dor, to y tor, pero nunca en sor: canción, de invención, de audición, de aviación, de cantor inventor auditor aviador

• Los verbos terminados en ciar y sus derivados cuando llevan las sílabas cia, cio, cie, intermedias o finales. De pronunciar: pronuncia, pronuncio, pronuncie De apreciar: aprecia, aprecio, aprecie De renunciar: renuncia, renuncio, renuncie

• Se escribe con c los infinitivos terminados en ceder, cender, cibir y cidir:
Ceder: conceder, proceder, suceder Cender: ascender, encender, descender Cibir: percibir, recibir Cidir: decidir, coincidir, reincidir

• Los nombres derivados de verbos terminados en ar e izar:

De renunciar, De animar, De perturbar, De plantar, De movilizar, De autorizar, De civilizar, De vocalizar,

renunciación animación perturbación plantación movilización autorización civilización vocalización

Empleo de la letra s

Se escribe siempre con s las terminaciones esa e isa en palabras que aluden al desempeño de oficio o dignidad de mujeres:
sacerdotisa diaconisa abadesa condesa

Los adjetivos que terminan en aso, eso, oso, uso:

escaso

expreso

celoso

confuso

Las palabras que terminan en sión y ulsión que provengan de palabras terminadas en so, sor, sivo, sible: propulsión convulsión expulsión emulsión avulsión televisión impulsión pasivo revulsiónimpreso televisor impresión comprensible comprensión

• Algunos gentilicios que terminan en ense:
estadounidense parisiense Excepto vascuence • La terminación ísimo, ísima, de algunos superlativos: fortísimo bonísimo antiquísimo gratísimo felicísimo riquísimo londinense nicaragüense

• Las voces iniciales des, dis:
descaro despacho disponer distancia

• Alguna palabras que empiezan por seg, sig:
seglar seguro siguiente sigilo

Se exceptúan: cigarra, cigarro, cigüeña, cegesimal

• Se escribe con s la terminación sivo de algunos adjetivos que provienen de los nombres que terminan en sión. expansivo, de expansión progresivo, de progresión
Y otras como excesivo, pasivo, menos nocivo y lascivo

• Las terminaciones esta y esto:
fiesta siesta apuesto puesto

• Las terminaciones verbales ase, ese:
llamase mirase cogiese déjese

• La terminación ésimo de la numeración ordinal a partir de:
vigésimo, trigésimo, cuadragésimo, sexagésimo, centésimo, sexcentésimo

• Los derivados de los verbos terminados en der, dir, ter, tir:
De ceder, De agredir, De confundir, De prometer, De divertir, cesión agresión confusión promisión diversión

Se exceptúan de medir, medición y de repartir, repartición.

Empleo de la letra z
Su nombre es zeda o zeta y se utiliza en los siguientes casos: • Cuando utilizamos los aumentativos azo, aza al final de una palabra: perrazo carrazo • La terminación anza: mujeraza gataza

añoranza alabanza

confianza danza

Excepto: mansa y gansa

• La terminación eza de los nombres abstractos: tristeza destreza viveza torpeza

Se exceptúan: sorpresa, atraviesa, expresa.

• La terminación, izo, iza:

mestiza, movediza, plomizo, antojadizo
• La terminación ez de los nombres abstractos: Sencillez, niñez, altivez, solidez, vejez • La terminación az, ez, iz, oz, de los nombres patronímicos:

Díaz, Muñoz,

Pérez, López, Jiménez, González,

Ortiz
Martínez

Errores fonológicos y ortográficos
Nuestra lengua está sometida a continuos maltratos fonológicos y ortográficos, ya sea por adición, supresión, alteración o cambio de letras:

Por adición
Incorrecto Correcto Incorrecto Correcto

nieblina dijieron aereoplano nadies elucubración

neblina dijeron aeroplano nadie lucubración

calientito trajieron enrieda trompezón tiendero

calentito trajeron enreda tropezón tendero

Supresión

Incorrecto andé flácido apreta paré
Cambio

Correcto anduve fláccido aprieta pared

Incorrecto verdá docientos seicientos trecientos

Correcto verdad doscientos seiscientos trescientos

revoletear chiminea diabetis cirujía paradógico lluviendo cónyugue
Alteración

revolotear chimenea diabetes cirugía paradójico lloviendo cónyuge

pifear apiarse lidean pior antidiluviano leendo canongía

pifiar apearse lidian peor antediluviano leyendo canonjía

cabrestro Areoplano ávaro

cabestro aeroplano avaro

dentrífrico cantinela méndigo

dentífrico cantilena mendigo

• Palabras en las que se puede suprimir la b

oscuro sustracción

sustantivo suscribir

sustancia sustraendo

• Palabras en las que se puede suprimir la p sicosis setembrino sétimo setenario circunscrito seudo inscrito siquiatra síquico

• Palabras con la h intermedia
deshilvanar enhoramala exhibir inherente Abrahán anhelo almohada inhabitable truhán ahijado azahar buhardilla

• Palabras que se escriben con f

oftalmólogo oftalmología oftálmico
Palabras con Z o S zuncho pezuña biznieto zandía mezcolanza o o o o o

nafta difteria afta

suncho pesuña bisnieto sandía mescolanza

Palabras con Z o con C zinc zebra azimut zeta zenit o o o o o cinc cebra acimut ceta cenit

Palabras que deben separarse, unirse o escribirse juntas o separadas

Palabras que deben separarse
a mano a menudo en seguida en donde de prisa tal vez a cuestas a propósito ex profeso en fin por si acaso de repente sin embargo a ciegas de antemano de veras a deshora a destiempo a gatas a granel

Expresiones que deben unirse acerca afuera conmigo a vicealmirante antepecho Malcriado antellevar besalamano antejuicio vicerrector aparte contramaestro ahora vemaría guardabosques apenas parabrisas debajo antefoso alrededor entresuelo sordomudo además anteanoche adrede bienestar trescientos antevisto antediluviano antecogida cortaúñas paraguas abajo acabo antemano doscientos bienhechor arriba anteayer antecrisol adentro antebrazo dondequiera abasto

Palabras que pueden escribirse juntas o separadas:

aprisa enfrente apenas adentro alrededor a quemarropa a rajatabla a regañadientes a trochemoche a vuelapluma aguanieve aguaviento anteayer aposta asimismo bocabajo nochebuena padrenuestro entretanto buenaventura

a prisa en frente a penas a dentro al rededor a quema ropa a raja tabla a regañadientes a troche moche a vuela pluma agua nieve agua viento antes de ayer a posta así mismo boca abajo noche buena padre nuestro entre tanto buena ventura

Vulgarismos que debemos evitar en el uso de masculinos y femeninos y en el plural de los sustantivos Vulgarismos que debemos evitar en el uso de masculinos y femeninos • Muchos sustantivos tienen una sola terminación. Si queremos determinar el género se hará mediante el artículo o el adjetivo, como en los siguientes ejemplos: el testigo el cónyuge el dentista la testigo la cónyuge la dentista

• Todas las profesiones y / o funciones tienen su respectivo femenino:
ingeniera médica abogada tecnóloga arquitecta directora presidenta jefa capitana concejala jueza árbitra infanta almiranta asistenta comedianta ministra sastra

Plural de los sustantivos

• Los nombres propios geográficos carecen de plural si son únicos:
Amazonas, Colombia, Ecuador, Perú • Puede admitirse el plural cuando varios lugares geográficos comparten un mismo nombre propio: Las dos Lojas (la de España y la de Ecuador) Las dos Córdovas (la de España y Argentina)

• En cuanto a los nombres abstractos casi siempre se usan en singular:
La caridad, la hermosura, la virtud, el honor, el valor. • Si quisiéramos pasarlos al plural, su significado cambia, se hacen concretos: Muchas hermosuras se presentaron en traje de baño.

• Algunos nombres de palabras graves y esdrújulas terminadas en s o x, mantienen la misma forma en el plural: Ónix Tórax Crisis Tétanos caries lunes hipótesis paraguas

• Existen otros sustantivos que siempre se usan en plural:

los pantalones los calzoncillos los anteojos

las tenazas los binóculos comicios

• Los apellidos, al pasarlos al plural permanecen invariables cuando terminan en z o s. los Martínez, los Rodríguez, los Suárez, los Avilés, los Villacís, los Solís En los demás casos se les agrega el morfema s o es, según corresponde: los Jaramillos, los Carriones, los Mallas, los Pinzones, Los Guerreros, los Herreras

Los sustantivos que terminan en vocal acentuada que no sea e, al formarse el plural se les aumenta el morfema es: Singular Jacarandá ají capulí Plural Singular jacarandaes ajíes capulíes jabalí maní tabú Plural jabalíes maníes tabúes

Similar situación acontece con los sustantivos terminados en consonante Singular club álbum reloj Plural clubes álbumes relojes Singular abril pared cantón Plural abriles paredes cantones

• Existen algunas formas especiales para el plural de los siguientes sustantivos: zinc vivac lord frac zines vivaques lores fraques estándar zigzag hipérbaton coñac estándares zigzagues hiperbatos coñaques

¿Cómo utilizar el plural de los sustantivos compuestos?
A muchos, generalmente se les agrega el morfema s o es al segundo de los términos: singular contrachoque sordomudo salvoconducto plural contrachoques sordomudos salvoconductos

En cambio, otros compuestos llevan el morfema s o es en ambos elementos: singular gentilhombre casaquinta plural gentiles hombres casas quintas

Otros sólo modifican el primer elemento: singular plural

quienquiera cualquiera

quienesquiera cualesquiera

Un buen número de compuestos tienen igual forma tanto para el singular como para el plural. El segundo elemento es el que siempre está en plural. singular este aguafiesta el cascarrabia el cascaciruelas el parabrisas plural estos aguafiestas los cascarrabias los cascaciruelas los parabrisas

Vulgarismos que debemos evitar Vulgarismos en la formación del género

Incorrecto
la sordamuda un chinche un rancherí la pariente

Correcto
la sordomudo una chincha una ranchería la parienta

En la formación del número: Incorrecto los carácteres el régimen los papaes un cumpleaño la cosquilla un papanata los clubs Correcto los caracteres los regímenes los papás un cumpleaños las cosquillas un papanatas los clubes

En la formación de sustantivos: Incorrecto Correcto Incorrecto Correcto

viejito preciosura picotón cuerdita solcito huevito vueltita

viejecito preciosidad picotazo cuerdecita solecito huevecito vueltecita

puertita piecito papacito cuentita florcita tiendero galletica

puertecita piecesito papaíto cuentecita florecita tendero galletita

Vulgarismos verbales Incorrecto
capitaniar acarriar aliniar pasiar voltiar golpiar

Correcto
capitanear acarrear alinear pasear voltear golpear

Incorrecto
plantiar agujeriar empiorar expander impelir balbuciar

Correcto
plantear agujerear empeorar expandir impeler balbucear

Errores por el mal empleo de expresiones comunes Incorrecto Correcto

más mejor mucho mejor volvió a recaer recayó un mendigo pobre un pobre mendigo son la una es la una vino de uva pura vino puro de uva con o sin soga con soga o sin ella un recuerdo simple un simple recuerdo enruló su cabellera rizó su cabellera serrucha la tabla aserrucha la tabla entrevista al sr. entrevista con el sr. salió para afuera salió entró para adentroentró subió para arriba subió bajo para abajo bajó

Errores por empleo indebido u omisión de preposición

Incorrecto asar en el fuego le encontró se sentó en la mesa no acostumbro a pedir escapar al peligro manchado con tinta cerca a la casa es distinto al tuyo pienso de que iría debemos de morir murió en manos de acuérdate que ofreciste Errores de concordancia
Incorrecto están medios locos primero y segundo curso aquel alma negra lleva presentes mis penas habrán bailes hubieron reuniones

Correcto asar al fuego lo encontró se sentó a la mesa no acostumbro pedir escapar del peligro manchado de tinta cerca de la casa es distinto del tuyo pienso que iría debemos morir murió a manos de acuérdate de que ofreciste

Correcto están medio locos primero y segundo cursos aquella alma negra lleva presente mis penas habrá bailes hubo reuniones

Uso de los enclíticos y proclíticos

Los pronombres átonos pueden ir colocados antes o después del verbo, cuando van antes toman el nombre de proclíticos y cuando van después de enclíticos.
Lamentablemente a la hora de utilizarlos cometemos errores, como se observa a continuación. Incorrecto Correcto

fórmesen callesen demen póngalen siéntensen bórreme el pizarrón
no permitióse la salida de los alumnos

fórmense cállense denme póngale siéntense borre el pizarrón
no se permitió la salida de los alumnos

nunca dirásle que yo fui nos vayamos corrijanlén

nunca le digas que yo fui vayámonos corríjanle

Barbarismos prosódicos y analógicos

Barbarismo es la escritura incorrecta de las palabras
Incorrecto Adolorido Anaranjado Engangrenado Espolvorear Desempercudir Suscinto Díseselo Influenciar Metereología Correcto dolorido naranjado gangrenado polvorear despercudir sucinto díselo influir meteorología

Solecismos o errores de sintaxis

Se llaman solecismos a los errores relativos a la sintaxis.
Solecismos de concordancia Incorrecto La monjita está media loca Enseña a primero y segundo grado Solecismos en las formas verbales Correcto La monjita está medio loca Enseña a primero y segundo grados

Hubieron reuniones Habrán navidades para los niños Se vende botellas Tú y él saldrán enseguida Se premiaron a los jugadores
Solecismos al omitir la preposición Visité Panamá Estoy seguro que es así Véndame una tela color negro Se trabaja día y noche

Hubo reuniones Habrá navidad para los niños Se venden botellas vosotros saldréis enseguida Se premió a los jugadores

Visité a Panamá Estoy seguro de que es así Véndame una tela negra Se trabaja de día y de noche

Solecismos al utilizar una preposición demás:

Incorrecto
Creo de que tienes visita Debemos de irnos Busco a mujeres hermosas Lo hizo de gratis

Correcto
Creo que tienes visita Debemos irnos Busco mujeres hermosas Lo hizo gratis

Solecismos por uso indebido de pronombres relativos Descubrí el ganado, cuyo ganado fue robado Ahí está el médico del cual te hablé Traje el dinero, cuyo dinero es mío Descubrí el ganado, el que fue robado Ahí está el médico de quien te hablé Traje el dinero, que es mío

Solecismos por mal empleo de las variantes pronominales: ¿Volviste en sí? Volví en sí al momento Volvimos en sí Usted les ha visto sin duda Yo le amo a ella Le tengo recelo a las reinas ¿Volviste en ti? Volví en mí al momento Volvimos en nos o en nosotros Usted los ha visto sin duda Yo la amo a ella Les tengo recelo a las reinas

Sinónimos
Los sinónimos son palabras que tienen diferente escritura pero semejante o parecida significación. Apasionado: amante, ardiente, enamorado, entusiasta, febril, vehemente Cuadro: Acto, escena, pintura, lámina, tabla, tela Dulzura: Afabilidad, azúcar, blandura, bondad, docilidad, dulcedumbre Formación: Creación, fundación, orden, organización. Humorismo: Donaire, epigrama, ingenio, mordacidad.

Antónimos Los antónimos son palabras que significan lo contrario o lo opuesto:
blanco calor alto negro frío bajo

Parónimos La paronimia se da cuando dos o más palabras son fónica y gráficamente parecidas, pero de distinta significación, ejemplo: Absolver: perdonar, libertar, rehabilitar Absorber: consumir, aspirar, chupar Casa: edificio, construcción Caza: del verbo cazar Asia: continente Hacia: del verbo hacer Cocer: de cocina Coser: de costura Rectificar: hacer recta una cosa, enderezar Ratificar: confirmar una cosa, aprobar Contesto: forma de contestar Contexto: orden de composición Esclusa: cierre de puente de un canal Exclusa: del verbo excluir Esotérico: misterioso, oculto, recóndito Exotérico: externo, lo corriente, frecuente Espiar: vigilar con cuidado Expiar: borrar una culpa o un pecado

Homónimos La homonimia se da cuando uno o más términos son iguales tanto fónica como ortográficamente, pero de distinta significación. Dentro de los homónimos se conocen dos clases: • Los homófonos: son palabras que tienen el mismo sonido pero diferente escritura y distinto significado: Abrasar: Abrazar: Asta Hasta Arte Harte E Eh He Bello Vello Bacilo Vacilo quemar dar abrazos : palo o cuerno : preposición : habilidad : verbo : conjunción : Interjección : verbo : adjetivo : sustantivo : microbio : verbo me abrasó el sol Me abrazó fuertemente se cayó el asta Hasta pronto El arte pictórico Que se harte de comer frutas Padres e hijos ¡Eh , que belleza¡ He descubierto un mineral Mujer bella Hombres con muchos vellos Bacilo de Koch No vacilo aún

Los homógrafos Son palabras que se las escribe en igual forma pero que tienen distinto significado, según sean utilizadas en la oración, ejemplos: Muela Muela Muela Río Río Capital Capital Capital Sal Sal Saco Saco Saco Visto Visto Cuesta Cuesta Cuesta : Verbo : Diente : piedra : verbo : sustantivo : ciudad : caudal : esencial : Verbo : sustantivo : Verbo : bolsa :vestido : de vestir : de ver : verbo : nombre : Terreno Que muela el café Me duele la muela Rueda de muela Me río de todo El río está crecido Lo llevaron a la capital Reunió un buen capital Es un asunto capital Sal de mi habitación La sal está cara Me saco el sombrero El saco está roto Compré una tela para coser un saco ¿Con qué me visto? Son años que no te he visto Me cuesta perdonar El señor Cuesta es profesor La cuesta es muy empinada

Principales prefijos latinos y griegos En términos generales, el idioma castellano o español es una transformación de su lengua madre: el latín. En virtud de estas circunstancias hay prefijos que conservan la estructura de esta lengua romance y que por lo mismo son muy comunes en nuestra lengua. También los hay de origen griego, otra de las lenguas que más contribuyó a la formación del español actual. Principales prefijos griegos Prefijo A (n) Acro Anfi Antrópodo Apo Archi Arqueo Arqui Auto Significado sin cima, lo alto alrededor, doble hombre lejos de superior antiguo mando por si mismo Ejemplo ateo, átono, apatía, anorexia, acróbata, acrobacia anfibología antropológico, antropomorfo apogeo, apofonía archiduque, archimillonario arqueología, arqueozoología, arquitecto autobiografía, automóvil

Principales prefijos latinos ad bi(s) circun co(m) des ex extra infra inter. intra mini minus multi omni peni per pluri plus post pre pro hacia, junto con dos alrededor con privación fuera de fuera de debajo entre dentro pequeño menos muchos todo casi a través de varios más después antes de delante, a favor adverbio, admirar bicicleta, bípedo, bisagra circunloquio, circunvalación compadre, conciudadano, cooperar desnatada, desconfiar, deshacer excéntrico, extraer extraordinario, extrajudicial infradotado, infrahumano internacional, intercostal intravenoso, intramuscular minifundio, minifalda minúscula, minusválido multicolor, multiforma omnipotente, omnisciente península, penitencia perenne, perdurable, permanecer pluriempleo, plurivalente pluscuamperfecto, plusmarquista postdata, postgrado precalentamiento, prematuro prólogo, progenitor

Principales sufijos griegos algia arca arquía atra cefal(o) ciclo cidio cracia doxia dromo edro estesia ismo filia fobia foro gamia grama itis latría logía dolor gobernante mando médico cabeza círculo acción de matar gobierno opinión carrera cara sentir doctrina afición aversión llevar matrimonio gráfico inflamación adoración estudio neuralgia, cefalgia, nostalgia monarca, patriarca, jerarca monarquía, anarquía, oligarquía pediatra, psiquiatra acéfalo, bicéfalo triciclo, hemiciclo, epiciclo suicidio, homicidio, parricidio democracia, aristocracia heterodoxia, ortodoxia hipódromo, autódromo poliedro, decaedro, hexaedro anestesia, sinestesia, hiperestesia clasicismo, individualismo halterofilia, bibliofilia hidrofobia, claustrofobia semáforo poligamia, monogamia, endogamia cardiograma, crucigrama otitis, gastritis, conjuntivitis idolatría, egolatría, zoolatría geología, filología, cardiología

Principales sufijos latinos forme fugo voro forma que ahuyenta que come fusiforme, centrífugo, vermífugo carnívoro, herbívoro, omnívoro

Principales raíces prefijas o sufijas griegas
bio cito crom(o) crono derm(o) didact fago fil(o) fono geno gon(o) grafo hidro lito logo vida célula color tiempo piel enseñar comer aficionado sonido origen ángulo escribir agua piedra palabra biología, anaerobio citología, leucocito cromatismo, policromo cronómetro, isócrono dermatólogo, paquidermo didáctica, autodidacta fagocito, antropófago filatelia, anglófilo fonología, micrófono genocidio, hidrógeno goniómetro, pentágono grafología, mecanógrafo hidroavión, anhidro litografía, megalito logopeda, filólogo

LA ORACIÓN GRAMATICAL Una oración consiste básicamente en poner en relación un sujeto y un predicado. Sujeto es aquello de lo que se dice algo. Predicado es lo que se dice del sujeto. La relación entre el sujeto y el predicado es una relación sintáctica, es decir enlace gramatical y semántica es decir de sentido. No es una relación de orden. El orden no importa. Véanse estas cuatro oraciones:

María fue a donde su mamá Fue a donde su mamá, María Fue María a donde su mamá A donde su mamá fue María.
Es la misma oración en los cuatro casos, porque sujeto y predicado son exactamente los mismos: Sujeto: María Predicado: fue a donde su mamá Sujeto: de quien se dice algo. Se afirma algo de María Predicado: lo que se dice del sujeto. De María se dice que fue a donde su mamá.

En nuestra lengua –y, por supuesto; en otras – existe un orden básico de los elementos de la oración. Señalando con orden numérico el orden de los elementos de la oración, ese orden básico sería así:

1. Sujeto
Algunos Modificadores Núcleo Otros modificadores Aposición Complementos

2. Predicado
Núcleo Modificadores o complementos Directo Indirecto Circunstanciales

Pongamos en ese orden los elementos de una oración: El Libertador hombre de genio 1.1 Modificador directo artículo 1.2 Núcleo 1.3.1 Aposición

dio libertad a cinco naciones tras años de penurias y glorias

2.1 Núcleo 2.2.1 Complemento directo 2.2.2 Complemento Indirecto

2.2.3 Complemento circunstancial

EL PÁRRAFO La noción de párrafo no pertenece a la gramática; pertenece a la escritura. Su definición, por ello, no se hace en términos gramaticales, sino de funcionalidad en la escritura.

Párrafo es cada una de las partes mínimas de un texto escrito; es decir, cada uno de los bloques a través de los cuales avanza un texto, o, lo que es lo mismo, cada uno de los bloques en que se divide un texto.
Un párrafo puede ser extenso, pero, sea cualquiera su extensión, ha de cumplir una exigencia esencial y elementalísima: debe tener unidad. Cuando un párrafo no tiene unidad, deja de ser un párrafo: son varios párrafos, artificial y hasta violentamente pegados. La unidad del párrafo no es gramatical. La unidad de la oración es gramatical: un sujeto y un predicado unidos sintácticamente; las oraciones subordinadas -cuando las hayrelacionadas mediante nexos gramaticales. En la unidad del párrafo puede haber varios sujetos con sus propios verbos- es lógica, semántica. Cuestión del sentido. Pero debe haber esa unidad y debe sentírsela. Cuando existe un párrafo sin unidad, debe ser convertido en dos o más párrafos. Tantos cuantos hayan sido pegados artificialmente.

¿Como construir buenas oraciones y párrafos? Para que nuestras oraciones y, sobre todo, nuestros párrafos sean buenos, importa cuidar: • • • • • Que tengan todos los elementos necesarios. Que no tengan nada sobrante, inútil. Que cada pieza esté bien hecha. Que cada pieza esté en su sitio. Que las piezas estén unidas por buenos enlaces. (Y, cuanto más largo y complicado sea un párrafo, mejores deben ser los enlaces; sobre todo los que refuerzan su unidad).

DESCRIPCIÓN

Describir es exponer minuciosamente las cualidades de una realidad de los seres y sus circunstancias, los objetos, los lugares, las épocas, etc.
Para describir se debe desarrollar una técnica:

Observación. Captar todos los rasgos, aunque, en principio suponga que carecen de importancia.
Selección. Quien describe debe tener capacidad para elegir ciertos elementos y cualidades. Al describir una persona, un espacio, un tiempo, una ciudad, una circunstancia, no se trata de acumular detalles, hay que seleccionar los más característicos y singulares.

Ordenamiento. Luego de la selección, se debe establecer un orden que suele ir de lo general a lo particular.

NARRACIÓN

La narración se desarrolla en el tiempo, es dinámica y su elemento estructural es el verbo.
“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

Elementos de la narración. Este texto narrativo de apenas siete palabras permite observar los elementos o sustancias constitutivas de una narración:
Acontecimiento: despertarse, la permanencia del dinosaurio. Personaje: el dinosaurio, ese alguien inefable que despierta. Ambiente o espacio: “Allí” ¿? Tiempo: “todavía” Narrador: él

EL DIÁLOGO

En el diálogo o retroalimentación hay intercambio de roles de tal manera que tanto el emisor como el receptor trasmiten informaciones y las procesan. Para estructurar un diálogo hay que tomar en cuenta los distintos niveles del lenguaje, pues si bien la lengua es una sola, se establecen diversas variantes, por una serie de factores (lugar, intención comunicativa, edad, sexo y nivel cultural de los hablantes, su grado de confianza, etc.)
EXPOSICIÓN Los textos expositivos presentan un conjunto de informaciones y datos referidos a un tema concreto. Están ligados al conocimiento. Con frecuencia un texto expositivo incluye párrafos descriptivos, narrativos y argumentativos. En gran parte de su vida universitaria deberá exponer y argumentar sobre los más diversos temas, por ello, es imprescindible que aprenda a hacerlo con estilo.

Estilo. Es difícil definirlo. Es una de esas esencias que existen, se las siente, se las palpa, pero “por definición son indefinibles”. En todo caso: “es la manera propia que cada uno tiene para expresar su pensamiento por medio de su escritura o su palabra”.

ARGUMENTACIÓN

Un texto, un artículo breve o un ensayo asumen carácter argumentativo cuando incluyen una tesis y se pueden destacar los argumentos que el autor sostiene. No siempre la tesis se presenta al inicio del texto, puede estar incluida en el interior del texto, consecuentemente, se deberá leer todo el texto para rescatar estos dos elementos importantes de la argumentación.

EL PÁRRAFO
Se afirma que quien formula párrafos de manera correcta puede desarrollar textos en forma efectiva. Esto es así porque el párrafo constituye la estructura de la construcción de un escrito, es una unidad de contenido de un texto, por lo que, conocer los distintos elementos de la organización y redacción de un párrafo y su idóneo funcionamiento, se vuelve de fundamental importancia para adquirir las habilidades orientadas a la escritura de párrafos y luego de textos, y garantizar la aprehensión de las competencias idiomáticas composicionales. Características:
Es una unidad mayor de comunicación que está constituido por varias oraciones conectadas entre sí. Un párrafo es la estructura de la construcción de un escrito y desarrolla una unidad de contenido en un texto. Estas oraciones son portadoras de varias ideas, de las cuales una debe ser la idea global o principal que organice o guíe el o los sentidos que presentan las otras ideas. A estas ideas que acompañan a la principal o global se las denomina ideas de apoyo, y son aquellas que explican, exponen argumentos, expresan datos, detalles, de la idea central o global.

Elementos de un párrafo:

 Idea principal o global: desarrollo de un argumento básico sobre un tema tratado.
 Ideas de apoyo: Expresan matices diversos sobre la idea global o principal.  Garantías-citas: Datos estadísticos, referencias de fuente, que en ocasiones constan en la información de un párrafo.

Tipos de párrafos
Párrafos para desarrollar ideas: Párrafo de enumeración. Se trata de una manera muy frecuente de iniciar un texto básicamente expositivo. Está conformado por un conjunto de características que describen un objeto, hecho o idea (separados por una coma [ , ], y una frase organizadora que ayuda a comprender la información. La frase organizadora puede estar al comienzo o al final del párrafo. La etiqueta del agua Buen aire incluye los tres elementos utilizados en las campañas publicitarias: un sol que representa la vida, una hoja de árbol que simboliza la naturaleza, y un cuerpo femenino estilizado que recuerda la importancia y el placer de sentirse ligeros.

Párrafo de similitud/contraste. Expone las semejanzas y diferencias entre dos o más situaciones, personas, objetos o ideas, comparándolos o contrastándolos según determinadas categorías. Este párrafo va introducido por una frase que presenta los distintos elementos. Sócrates y los sofistas tienen en común el amor por la palabra y la habilidad en la discusión. Sin embargo existen notables diferencias entre ellos. Sócrates es el maestro que se propone ayudar al discípulo a conocerse mejor a sí mismo, a encontrar por medio del diálogo conocimientos que ya estaban implícitos en su interior; mientras que los sofistas se proponen como finalidad el enseñar a hablar bien sobre no importa qué tema.

Párrafo de desarrollo de un concepto. Se expone una idea principal que posteriormente se reafirma por medio de argumentaciones. Esta idea principal puede estar al inicio o al final del párrafo.
También un recién nacido tiene emociones. Sabe distinguir los estímulos visuales, sonoros y táctiles; interactúa con el ambiente y con sus padres. Recientemente, un pionero de las investigaciones sobre la infancia ha escrito “El diario de un niño desde los cero a los cuatro años”, construyendo lo que ve, lo que siente y lo que piensa.

Párrafo de enunciado/solución de problemas. El escrito plantea y posteriormente trata de resolver un problema en el desarrollo de un tema determinado. Este tipo de párrafo está constituido por dos partes básicas: en la primera, se expone un problema (una causa); en la segunda, se propone alguna solución (o efecto). La sociedad contemporánea nos dice, en la mayoría de los casos, lo que debemos hacer, cómo vestirnos, dónde vivir, con quién alternar, qué aspiraciones debemos formular, qué tipo de objetos debemos adquirir para ser respetados y admirados, continuamente nos impone reglamentos y estereotipos a seguir para no ser rechazados y así, poder participar de los mejores grupos, tener los mejores amigos, especialmente, aquellos que tienen dinero, que pertenecen a familias adineradas y lo que es más, tienen el poder. Esta falsa cara del éxito debería ser analizada por los jóvenes de hoy, quienes desde la profundidad de sus convicciones deberían aspirar a ser ellos mismos, a valorar al ser humano por lo que es, por la sinceridad con la que actúa, y con la que devela sus sentimientos e impresiones más no, por lo que tiene, por lo que adquiere o por las instrumentos que lo acompañan y le envuelven en un falso rostro que tarde o temprano se debilita, se fragmenta y se destruye.

Párrafos para introducir un tema:
Las introducciones y las conclusiones son relativamente difíciles y comprometidas. A menudo, el párrafo introductorio es el que cuesta mayor trabajo, ya sea por la necesidad de superar el obstáculo del “folio en blanco”, ya porque normalmente tiene un contenido importante (indicar el problema, plantear la tesis defendida por quien escribe), ya, finalmente, porque en él el escritor presenta su estilo. De forma análoga, la conclusión contiene un último y significativo mensaje que a menudo resume todo el texto. Introducción síntesis. Presenta en forma resumida el tema o los subtemas que se van a desarrollar. Es la más frecuente pero también la menos interesante. La Universidad Católica de Cuenca es una universidad de mucho prestigio dentro de las universidades cuencanas. Desde sus inicios hasta hoy, ha formado a generaciones de destacados profesionales que han conducido el desarrollo de Cuenca y la región. En este trabajo hablaré sobre su fundación en la década de los años 70, los aspectos más importantes de su desarrollo a lo largo de estos años y las relaciones con otras provincias de la zona, las carreras que ofrece actualmente, y su organización académica y administrativa.

Preguntas retóricas. Plantea una serie de interrogaciones fundamentales que el ensayo responderá en su desarrollo. Es más atractiva para el lector. ¿Sabe usted qué es exactamente la clonación? ¿Cuándo comenzaron los científicos a pensar en la posibilidad de reproducir seres idénticos a partir de una célula? ¿Es verdaderamente posible copiar seres humanos? ¿Qué peligros y qué ventajas ofrece este procedimiento? ¿Hay un límite ético para la ciencia? Introducción anécdota. Consiste en comenzar con una pequeña narración, en general inventada, referida al tema; tiene la ventaja de atraer al lector, pues conecta el tema con la vida diaria y con experiencias concretas.

Marcia es una adolescente de 16 años que está recuperándose en una cama del hospital. Está muy pálida, pues ha perdido mucha sangre, y ha sido una suerte que salvara su vida. Una amiga que vive con ella la trajo a media noche inconsciente y con una fuerte hemorragia. Ella había ocultado a todo el mundo sus tres meses de embarazo, cuando su novio decidió marcharse repentinamente a los Estados Unidos, y ella había perdido su trabajo en una fábrica de pantalones. Desesperada y sin tener a quién acudir, oyó hablar de un consultorio médico en cierto barrio de la ciudad, que podría resolver sus problemas. Allí le practicaron un aborto sin ninguna clase de seguridad médica. Ahora ella ha perdido el útero y no podrá volver a concebir. Esta es la historia de por lo menos cincuenta y siete adolescentes que durante el año pasado se sometieron a un aborto en condiciones peligrosas para su salud y su vida.

Introducción analogía. Es semejante a la anterior, pero consiste sobretodo en establecer una comparación entre el tema tratado y alguna situación que -aunque no se relaciona directamente con él- puede mostrar ciertas similitudes. En las peleas de gallos, no importa la raza, el colorido, la belleza del ave; lo que importa es que el pico golpee feroz y brote copiosa la sangre del pescuezo del animal herido de muerte. Esta actitud parece haberse generalizado entre los diputados de distintas tendencias políticas que integran el Congreso: una competencia para ver quién grita más fuerte, quién consigue herir al adversario con las peores acusaciones imaginables, quién logra cortar la cabeza del enemigo político con denuncias escandalosas sobre su vida pública e inclusive privada.

Introducción cita. Puede ser un refrán, los versos de un poeta, o una frase de un especialista o de una persona conocida y respetada que está relacionada con el tema a tratarse.
“Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para llenar de males a la humanidad en nombre de la libertad”. Lo dijo Simón Bolívar hace ya ciento cincuenta años y es asombroso que hasta ahora no haya perdido actualidad.

Párrafos para concluir un tema:
El párrafo que concluye un escrito tiene, como el introductorio, una función particular: la de dejar un buen recuerdo, enviar un último mensaje que resuma el sentido del escrito y dar a la lectura un sentido de plenitud. Al presentar algunos ejemplos de conclusiones, seguiremos la misma tipología vista para las introducciones; de nuevo, utilizaremos para ello artículos de prensa.

Conclusión síntesis. La conclusión-síntesis, muy común en todo tipo de escritos, presenta un breve resumen de las principales ideas del escrito.

Lo que estamos afirmando en esta cumbre es en realidad un secreto a voces: el afán destructivo de las potencias mundiales que solo buscan consolidarse como fuerzas económicas es preocupante. Prácticamente son quienes elaboran nuestra forma de vida, los productos que consumimos son los que ellos nos venden. El efecto globalizador ha convertido en monopolio a ciertas entidades comerciales.

Conclusión con anécdota. La conclusión con una anécdota, una historia, un hecho concreto, una imagen afortunada, recupera el hilo de todo el texto a través de elementos narrativos o visuales que atraen la fantasía y la imaginación del lector, dejándole un buen recuerdo del escrito. En el párrafo siguiente aparece una imagen eficaz. Con tal singular lucha se puso fin a muchísimos años de explotación. En la mesa de negociaciones no cesaban de estrecharse la mano, era increíble cuando antaño eran acérrimos enemigos; un respiro de alivio se percibió entre los asistentes a la reunión, que se retiraron satisfechos luego del tratado. Conclusión-cita. También en la conclusión de un escrito es posible utilizar citas de todos los tipos, siempre que se adapten al tema tratado. ONU, organización mundial esperanza de los pueblos”. ¡Qué benéficos se plantean sus propósitos! Luego de concluidas las guerras mundiales se ha planteado la necesidad de crear un organismo cuya única finalidad sea la de preservar la paz en el mundo, que ha sido constantemente alterada por el egoísmo de los pueblos, y principalmente por la falta de diálogo, razón por la cual la ONU actúa como mediadora con el fin de conciliar a las partes en el conflicto.

Conclusión interrogante. La conclusión-interrogante plantea al final del escrito las cuestiones no resueltas, los problemas abiertos a las hipótesis de futuro. La inauguración de la carretera ha constituido un punto de enlace entre pueblos hermanos antes separados por la falta de vías de comunicación. La obra llegó a feliz término gracias a que se consiguió el presupuesto necesario. ¿Tendrá la carretera el mantenimiento necesario para preservarla en las actuales condiciones? Conclusión analogía. La conclusión-analogía establece un parangón entre el tema tratado y una situación que ofrece similitudes con él, únicamente en el párrafo de conclusión. Se trata de una última imagen o idea que se utiliza para reforzar los asuntos ya tratados en el escritorio. En las peleas de gallos, lo que importa es que el pico golpee feroz y brote copiosa la sangre del pescuezo del animal herido de muerte. Ocurre que toda la vida italiana ha asumido los rasgos espasmódicos de la pelea callejera: hay competencia para ver quién grita más fuerte, quién se lanza a morder al adversario en la yugular y le envía al diablo, a él y a todos los filisteos que le hacen coro.

Métodos de citación de fuentes: pie de página, MLA, APA.
Existen muchas maneras de citar fuentes y, en ocasiones, cada institución elige el modelo que empleará, pero se recomienda usar una de ellas durante la realización del trabajo, mas no mezclarlas.

El objetivo central del uso de estos mecanismo es que el estudiante aprenda a sistematizar su trabajo, se centre en el contenido académico y que su esfuerzo no sea una manera aislada de presentación sino que se vincule con los ambientes editoriales y académicos de exigencia mundial. Finalmente, saber citar requiere dela determinación de métodos específicos que informen del acceso al material investigado. Existen diversas maneras para citar fuentes y señalar la referencia bibliográfica, de entre las más frecuentes destacan: cita al pie de página, el método MLA (Modern Language Association), el APA (American Psychological Association).

Notas al pie de página: recomienda introducir un numeral al texto que se desarrolla para abrir un espacio aclaratorio al final de la página y en él consignar los datos de referencias de las obras que sirven de base a esa investigación. Ejemplo: Pérez Torres, Raúl. Musiquero Joven, musiquero viejo. Editorial Universitaria, Quito, 1978, p. 123.

Las notas al pie deben ir a un espacio, numeradas en orden ascendente para todo el texto o por capítulos y aparecerán al final de cada página o al final de un capítulo. El método MLA: marca las fuentes señalando las referencias entre paréntesis, así, el lector se remitirá a la bibliografía al final del trabajo. Ejemplo:
El asunto es la materia del párrafo; o sea, aquello sobre lo que trata el párrafo. La idea de apoyo es aquella que nos indica lo que el autor o la autora piensan acerca del asunto (Vallejo, 76). En la bibliografía general, bajo el nombre de Vallejo, encontrará la información definitiva sobre el autor y la obra. Así: Vallejo, Raúl. Manual de Escritura Académica: Guía para estudiantes y maestros, Corporación Editora Nacional, Quito, 2006.

El APA: sigue el mismo método de citación que el MLA, entre paréntesis y al interior del texto, lo que difiere es que se incluyen en el paréntesis el dato del año de publicación de la obra referida. Así, en el ejemplo anterior tendremos: El asunto es la materia del párrafo; o sea, aquello sobre lo que trata el párrafo. La idea de apoyo es aquella que nos indica lo que el autor o la autora piensan acerca del asunto (Vallejo, 2006:76).

La coherencia y la cohesión en el párrafo:
Por coherencia entenderemos la selección y distribución adecuadas de la información no contenido, es decir, la ilación o coordinación lógica de oraciones y frases que integran el párrafo, con la finalidad de que se interpreten con facilidad las ideas o pensamientos que se exponen. A las diferentes formas o maneras de coordinar las ideas en relación con la lógica y la coherencia se denomina amplificación, que es la que vincula varias definiciones sobre un mismo asunto, las ubica en un orden lógico o secuencial, para resaltar sus partes o formar una unidad textual mayor, relacionada y compacta.

En conclusión, podemos decir que un texto es coherente si como lector soy capaz de encontrarle sentido y distinguir la organización de sus partes. La cohesión es también uno de los procedimientos pertinentes para establecer las conexiones o relaciones entre frases y párrafos que deben ser cuidadosamente empleadas para evitar la falta de ilación y sentido entre las ideas en un párrafo, y de éstos con los otros párrafos que conformen un texto mayor. La cohesión está marcada principalmente, por el uso de los conectores y de los signos de puntuación.

Los conectores
En la redacción hay elementos que sin ser palabras esenciales como el verbo, constituyen auxiliares muy importantes, entre ellos se encuentran los nexos, o elementos de enlace, los cuales deben ser debidamente utilizados para dar coherencia y claridad a nuestros escritos. Los nexos o elementos de enlace Se los emplea para unir ideas con sentidos específicos, así:

Para expresar consecuencia:
Por lo anterior Por lo antes expuesto Como consecuencia de lo anterior Por lo antes dicho (expresado) Por lo mismo Por consiguiente Por (lo) tanto Puesto que Por lo que De tal modo (manera)

Para expresar causa:
Porque Pues Puesto que Ya que

Para indicar finalidad: A fin de Con la finalidad de Con el objetivo de Con el fin de Para expresar ilación:

Pues Entonces Por un lado Ahora bien En primer lugar (primeramente) Por otra parte En realidad Así pues Por el contrario Además En efecto (efectivamente) De la misma forma (manera) Sin duda

A fin de cuentas También Finalmente

Por supuesto Por cierto Ante todo Por un lado Así mismo (asimismo) Por último Seguramente En principio

Para indicar tiempo: Cuando Mientras que Durante Luego que Después que Antes que

Para indicar objeción u oposición:
Pero Sin embargo A la inversa Por el contrario Para indicar condición: Con tal de que Dado que A menos que A no ser que A condición de que Si Siempre que Una vez que En caso de que Salvo que

Para indicar restricción: Aunque No obstante A pesar de

Aun así Mientras que

Para indicar resultado:
Para terminar Por último Finalmente En síntesis En conclusión Para concluir

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->