P. 1
Atlas Tomo_I Biodiversidad

Atlas Tomo_I Biodiversidad

|Views: 468|Likes:
Publicado porYatzaira Fragozo

More info:

Published by: Yatzaira Fragozo on Oct 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/31/2014

pdf

text

original

© Ministerio del Poder Popular para el Ambiente

INPARQUES

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Hugo Rafael Chávez Frías
Ministra del Poder Popular para el Ambiente
Yuvirí Ortega
Viceministro de Conservación
Jesús Alexander Cegarra
Director General de Educación Ambiental
y Participación Comunitaria
Alfredo Maggiorani
Presidente del Instituto Nacional de Parques
(INPARQUES)
Leonardo Millán
Directora General Sectorial de Parques Nacionales
Hilda Ángel
Autor y Coordinador General de la Publicación
Leonel Vivas
Jesús Alexander Cegarra
Alfredo Maggiorani
Transcripción
Aymara Brizuela
Colaboración en textos
Rosa Elena Betancourt
Karina Liendo
Coordinación Técnica y Administrativa
Herlinda Coronado
Luigi Iannuzzi
Diseño gráfco
Helena Pérez
Isabel Meléndez
Carlos Román
Ilustraciones
Gustavo Giménez
Elaboración de mapas
Marianela Platt
Ángel Rodríguez
Diseño de portada y portadillas
Dionigma Peña
Impreso
Poligráfcas C.A.
Fotografías
Alfredo Allais
Antonio Casado
Dionigma Peña
Edward Suárez
Eladio García
Élides Sulbarán
Francisco Sánchez
Govinda Galindo
Henry González
Herlinda Coronado
Irene Farias
Jesús Alexander Cegarra
Leonel Vivas
Luís Enrique Gamez
Luís Ovallez
Mathieu Foulquié
Miriam Dávila
Pedro Torres
Saverio González
Yerili Rodríguez

Depósito de Ley If18420095741444
ISBN 978-980-04-1460-6 (Obra Completa)
ISBN 978-980-04-1461-3 (Este volumen)
República Bolivariana de Venezuela, 2010
5
67
71
77
77
77
77
77
78
80
83
87
87
91
95
99
99
100
100
104
104
105
106
112
115
119
Índice
Preliminares
Presentación
Prólogo
Introducción
Áreas protegidas de Venezuela
• Áreasprotegidas
Parques Nacionales del Macizo de Guayana
• ParquesNacionales
Parque Nacional Canaima
• LocalizaciónAstronómica
• LocalizaciónGeográfica
• Extensión
• Límites
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• DeclaratoriacomoPatrimonioNaturaldelaHumanidad
• Paisajesnaturalesmássobresalientes
• Principalesbellezasescénicas
• Sectororiental
• Sectoroccidental
• Paisajesnaturales
• OrientalolaGranSabana
• AltiplanicieonduladadelaGranSabana
• Suelos
• Vegetación
• Clima
• Paisajesvegetales
• Bosque
• Bosquehúmedotropicaldetierrasbajas
• Bosquesribereños
• Bosquesdetaludes
• Bosquetepuyano
• Arbustales
• Herbazales
• Aguasyríos
• Saltosycataratas
• Sectoroccidental
• Sectororiental
• Fauna
• Tepuyes del Parque Nacional Canaima
• Aborígenes
• GrupoÉtnicoPemón
• Mododevidaensociedad
• Mododeproducción
• ManifestacionesCulturales
• Artesanía
9
11
13
15
18
22
25
26
31
31
31
31
31
31
31
31
31
32
35
38
40
41
42
47
47
52
56
60
64
64
65
• Músicaydanza
• Mitología
Parques Nacionales
del Sistema Montañoso Caribe
• ParquesNacionales
Parque Nacional Henri Pittier
• LocalizaciónAstronómica
• LocalizaciónGeográficayLímites
• Extensión
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• Paisajesnaturales
• Vertientenortecaribe
• Vertientesur
• Litoral
• Clima
• Paisajesvegetales
• Vertientesur
• Vertientenorte
• SelvaNublada
• TiposdeSelvaNublada
• Detransición
• Propiamentedicha
• Superior
• Fauna
• Avifauna
• Mamíferos
• Recursos escénicos
Parque Nacional El Ávila – Wariarepano
• AntecedentesyDeclaratoriacomoÁreaProtegida
• LocalizaciónGeográfica
• OrigenGeológico
• Extensiónylímites
• LocalizaciónAstronómica
• LímitesGeográficosGenerales
• Objetivosdelacreacióndelparque
• Relieve
• FilaMaestra
• Frentenorte
• Frentesur
• Clima
• Redhidrográfica
• Vertientenorte
• Vertientesur
• Paisajesvegetales
• Vertientesur
6
• Sabanas
• Selvasdegalería
• Selvaveranera
• Selvadetransición
• Selvanublada
• Subpáramo
• Vegetaciónsecundaria
• Vertientenorte
• Fauna
• LaAvifuna
• Sitios de interés y vías de acceso
• PicoNaiguatá
• SilladeCaracas
• Galipán
• LosVenados,centrorecreativo
• CaminodelosEspañoles
• LosCastillos
• TeleféricoyHotelHumboldt
• LascascadasdelParque
• SabasNieves
• ElLagunazo
• TopoSantaRosa
• LasPlanadas
• PicachodeGalipán
• Poblaciones autóctonas
• Galipán
• HoyodelaCumbreyElCorozo
Parque Nacional El Guácharo
• LocaclizaciónGeográfica
• Extensión
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• Paisajesnaturales
• Cueva del Guácharo
• El Guácharo
• Otroscomponentesdelafauna
Parques Nacionales del Litoral e Islas del
Caribe
• ParquesNacionales
Parque Nacional Archipiélago Los Roques
• Extensión
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
122
130
132
135
135
135
135
138
140
142
146
150
154
154
154
• LocalizaciónGeográfica
• ConfiguracióndelParque
• Paisajesnaturales
• Paisajeinsularydearrecifes
• Nortedelaensenadacentral
• Estedelaensenadacentral
• Oestedelaensenadacentral
• Surdelaensenadacentral
• Paisajelagunar
• Paisajedemarabierto
• Paisajesubmarino
• Clima
• Biodiversidad
• Vegetación
• Fauna
• Actividad Económica
• Manejo del Parque
• Zonadeprotecciónintegral
• Zonaprimitiva
• Zonadeambientenaturalmanejado
• Zonaderecreación
• Zonadeinteréshistórico,cultural,arqueológicoypaleontólogico
• Zonadeservicios
• Zonadeusoespecial
• Las Amenazas
• Pescailegal
• Crecimientopoblacionalyturístico
Parque Nacional Mochima
• LocalizaciónGeográfica
• LocalizaciónAstronómica
• ExtensiónyLímites
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• ObjetivosdelacreaciòndelParque
• Paisajesnaturales
• Litoral
• Insular
• Continentalmontañoso
• Clima
• Vegetación
• AmbienteMarino-Insular
• AmbienteLitoral
• Bosquemuysecotropical
• Herbazaleshalófilos
• HerbazaleaPsamófilos
• Espinaresycardonales
• Manglares
• CubiertasdeSabana
• Ambientemontañoso
154
154
154
158
162
162
164
170
172
174
176
177
177
177
177
178
181
184
189
Índice
7
• Fauna
• Peces
• Reptiles
• Mamiferos
• Avifauna
• Valor Paisajístico
Parque Nacional Morrocoy
• LocalizaciónGeográfica
• LocalizaciónAstronómica
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• Paisajesnaturales
• Franjalitoral
• CerroChichiriviche
• CayosoIslotes
• Paisajesubmarino
• Clima
• Paisajesvegetales
• Vegetacióndemanglar
• VegetacióndelCerroChichiriviche
• Vegetacióndelasdepresionessalinas
• Vegetacióndeloscayos
• Praderasdefenerógamas
• Loscocotales
• Fauna
• Avifauna
• Bellezas Escénicas
Parque Nacional Médanos de Coro
• LocalizaciónGeográfica
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• Paisajesnaturales
• Clima
• Paisajedemédanos
• PaisajesVegetales
• Manglares
• Vegetaciónherbácea
• Espinares
• Salinasylagunas
• Marino-Costeros
• Fauna
• Mamíferos
• Reptiles
• Avifauna
• Faunamarina
• Atractivos turísticos
192
200
203
203
203
203
205
208
210
214
216
214
219
219
219
219
224
230
231
Índice
Parques Nacionales de los Andes
• ParquesNacionales
Parque Nacional Sierra Nevada
• LocalizaciónAstronómica
• LocalizaciónGeográfica
• Extensión
• Límites
• DeclaratoriacomoÁreaProtegida
• Paisajesnaturales
• Páramo
• Frentemontañososexteriordelsur
• Vertientesinferioresdelnorte
• Valleslongitudinales
• Clima
• Precipitación
• Paisajesvegetales
• Vegetaciónparamera
• Matorralaltiandino
• Selvasnubladas
• Selvasmontañosassiempreverdes
• Áreasenusoagropecuariointenso
• Aguas,ríosylagunas
• Fauna
• Recursos Escénicos
• Teleférico
• Glaciares, nevadas y heladas
• Atractivos turístico
• Relieve
• Clima
• Hidrografía
• Vegetación
• Actrativosculturales
Parques Nacionales de los Llanos
• ParquesNacionales
• Llanosoccidentales
• Llanosmeridionales
• Llanoscentrales
• Llanosorientales
Parque Nacional Aguaro – Guariquito
• ExtensiónyLocalización
• Paisajesnaturales
• Llanosaltos
• Llanosbajos
• Fauna
Bibliografía
232
230
239
239
239
239
239
239
241
246
251
256
258
259
261
262
264
268
270
271
271
276
279
8
Índice de tablas y gráficos
Áreas Protegidas
• Superfcie de los Parque Nacionales y Monumentos
Naturales
Parques Nacionales del Macizo de Guayana
• Parques Nacionales
• Monumentos Naturales
• Pangea
Parque Nacional Canaima
• Temperatura y precipitación de estaciones meteorológicas
del Macizo Guayanés
• Climas cálidos muy húmedos de Guayana
• Climas cálidos super húmedos del Parque Nacional Canaima
y de San Carlos de río Negro
• Diferentes partes del tepuy
• Perfl de la cadena oriental de tepuyes
Parques Nacionales del Sistema Montañoso del
Caribe
• Superfcie de Parques Nacionales del sistema montañoso del
Caribe
Parque Nacional Henri Pittier
• Temperatura y precipitaciones de estaciones meteorológicas.
• Especies en peligro de extinción
Parque Nacional El Ávila - (Wariarepano)
• Placas tectónicas de América del Sur, Caribe y Nazca en su
dominio de contacto triple
• Principales accidentes tectónicos de Venezuela
• Perfles longitudinales
• Altitudes del Parque
• Perfles longitudinales
• Clima seco Litoral Central
• Climas
• Cantidad de lluvia registrada en diciembre 1999, Maiquetía y
Mamo
• Climadiagrama de la estación San José del Ávila
• Climadiagrama de Caracas
• Climadiagrama de estación Hotel Humboldt
22
28
28
29
43
43
44
61
62
69
80
93
102
103
108
108
109
112
112
113
114
114
114
Parques Nacionales del Litoral e Islas
Caribeñas
• Litorales Caribes
• Islas Caribes
Parque Nacional Mochima
• Bahías y Golfos
• Entrantes Litorales más sobresalientes
• Salientes más prominentes
• Islas e Islotes
• Topografía de Mochima
• Temperatura media de Cumaná
• Precipitación media de Cumaná
• Temperatura media de Barcelona
• Precipitación de Barcelona
• Algunas especies de peces localizadas en las aguas del
Parque Nacional Mochima.
• Especies del reptiles localizadas en la jurisdicción del Parque
Nacional Mochima
• Especies de mamíferos comunes en la jurisdicción del
Parque Nacional Mochima
• Especies de aves localizadas en la jurisdicción del Parque
Nacional Mochima
Parque Nacional Morrocoy
• Temperatura
• Temperatura (°C)
• Precipitación
• Precipitación (gráfco)
• Vientos
Parque Nacional Médanos de Coro
• Promedio mensual y anual de la precipitación
• Precipitación media mensual
• Temperatura promedio mensual y anual (°C)
• Temperatura media mensual
• Velocidad del viento
• Promedio mensual para el periodo 1960 - 1990: Estación
Coro - Aeropuerto
Parques Nacionales de los Andes
• Parques Nacionales
• Monumentos Naturales
150
150
181
181
181
182
183
184
184
185
185
192
193
194
197
208
208
209
209
209
220
220
220
220
221
221
237
237
9
Parque Nacional Sierra Nevada
• Precipitación
• Valores de precipitación de las estaciones climatológicas
• Valores de la temperatura media anual para estaciones
climatológicas
• Variación de precipitación en las estaciones Mucubají, Mérida
y Barinas
Índice de mapas e imágenes satélitales
Índice de tablas y gráficos
Áreas Protegidas
• Conjuntos y subconjuntos del relieve venezolano
• Parques Nacionales y Monumentos Naturales del Macizo de
Guayana
• Situación relativa
Parque Nacional Canaima
• Mapa Parque Nacional Canaima
• Situación relativa
• Imagen de satélite Landsat del Parque Nacional Canaima
• Mapa de vegetación
Parques Nacionales Sistema Montañoso Caribe
• Mapa de Parques Nacionales y Monumentos Naturales del
Sistema Montañoso del Caribe
• Situación relativa
Parque Nacional Henri Pittier
• Mapa Parque Nacional Henri Pittier
• Situación relativa
• Mapa de vegetación
• Imagen de satélite Landsat del Parque Nacional Henri Pittier
Parque Nacional El Ávila - (Wariarepano)
• Mapa Parque Nacional El Ávila (Wariarepano)
• Situación relativa
• Mapa Parque Nacional El Ávila
• Fragmento del modelo de elevación del Macizo Montañoso
El Ávila
• Fragmentos Imagen Landsat
• Modelo de elevación de terreno
• Mapa de vegetación
• Mapa imagen de satélite Landsat del Parque Nacional
El Ávila (Wariarepano)
Parque Nacional El Guácharo
• Mapa Parque Nacional El Guácharo
• Situación relativa
• Mapa de vegetación
• Imagen de satélite Landsat del Parque Nacional
El Guácharo
20
26
27
30
31
34
44
68
71
76
77
83
90
98
99
101
102
103
108
118
128
134
135
136
137
246
246
246
248
10
148
150
152
154
160
176
177
180
188
202
203
204
218
217
222
226
234
235
238
237
240
250
Parques Nacionales del Litoral e Islas Caribes
• Mapa de Parques Nacionales y Monumentos naturales del
Litoral e Islas Caribeñas
• Situación relativa
Parque Nacional Los Roques
• Mapa Parque Nacional Los Roques
• Situación relativa
• Mapa de vegetación
Parque Nacional Mochima
• Mapa Parque Nacional Mochima
• Situación relativa
• Imagen Mapa del Parque Nacional Mochima
• Mapa de Vegetación
Parque Nacional Morrocoy
• Mapa del Parque Nacional Morrocoy
• Situación relativa
• Mapa imagen satélite del Parque Nacional Morrocoy
Parque Nacional Médanos de Coro
• Mapa Parque Nacional Médanos de Coro
• Situación relativa
• Vegetación
• Imagen de satélite Landsat del Parque Nacional Médanos
de Coro
Parques Nacionales de los Andes Venezolanos
• Mapa de Parques Nacionales y Monumentos Naturales del
Sistema Montañoso Andino
• Situación relativa
Parque Nacional Sierra Nevada
• Mapa Parque Nacional Sierra Nevada
• Situación relativa
• Imagen de satélite Landsat del Parque Nacional Sierra
Nevada
• Mapa de vegetación
Parques Nacionales de los Llanos
• Mapa de Parques Nacionales, Depresiones sedimentarias
continentales
• Situación relativa
Parque Nacional Aguaro - Guariquito
• Mapa del Parque Nacional Aguaro - Guariquito
• Situación relativa
• Mapa de vegetación
• Imagen de satélite Landsat del Parque Nacional Aguaro -
Guariquito
266
268
270
271
272
274
Índice de tablas y gráficos
Preliminares
Entre las razones que nos motivan como venezolanos y venezolanas a sentirnos orgullosos de nues-
tro país están la hermosura del paisaje y la riqueza del patrimonio natural, protegidos bajo la fgura
de Parques Nacionales.
Venezuela es reconocida entre los diez países más importantes del mundo por su megadiversidad
biológica y por poseer multiplicidad de sitios geográfcos de excepcionales características preserva-
dos a perpetuidad en los Parques Nacionales y Monumentos Naturales.
El Ministerio del Poder Popular para el Ambiente con la publicación del Atlas Áreas Protegidas de
Venezuela, 10 Parques Nacionales, promueve una iniciativa orientada a ofrecer una serie editorial
para difundir el conocimiento sobre los valores científcos, culturales, históricos y ecológicos de nues-
tros parques con el propósito de instar a la refexión y suma de voluntades para conservar estos
espacios naturales.

El Banco de Venezuela, afanzando su claro compromiso ambiental, se une con orgullo a esta ini-
ciativa, para dar a conocer los Parques Nacionales que representan la más importante y maravillosa
expresión de nuestro territorio. En ellos se hace posible el impulso de la estrategia y política del
Gobierno Bolivariano, orientada a la gestión ambiental, producción de benefcios sustentables, parti-
cipación ciudadana, al fortalecimiento de la educación ambiental y de la identidad cultural.
Las páginas de esta extraordinaria producción editorial nos permiten hacer un viaje de la mano de
expertos técnicos y científcos, para conocer diversos aspectos de la ecología de nuestras regiones,
invitándonos a la actuación en pro de la conservación de nuestro ambiente de manera responsable,
ética, solidaria, comprometida y participativa, como uno de los retos más importantes de la sociedad
en general y del Estado venezolano en la actualidad.
Como Institución fnanciera pionera en programas que impulsan la conservación ambiental, nos uni-
mos con entusiasmo al objetivo de promover nuestros espacios naturales como generadores de bien-
estar y felicidad para el disfrute de todos los pobladores y visitantes, quienes tendrán para siempre la
oportunidad de estar en presencia y deslumbrarse ante la majestuosidad del territorio venezolano.
Eugenio Vásquez Orellana
Presidente Banco de Venezuela
Ministro de Estado para la Corporación de la Banca Pública
13
Presentación
La crisis ambiental y económica es también una crisis de ética. En efecto, su ausencia en el mecanis-
mo que caracteriza las relaciones económicas del Capitalismo, ha sido el elemento más destacado
de su existencia. El Capitalismo por naturaleza es depredador del Ambiente y como consecuencia
de ello, hoy presenciamos la resultante más sobresaliente que en esta materia sufre la humanidad:
el Cambio Climático. El mundo de las ciencias reconoce la magnitud catastrófica de los riesgos que
este fenómeno produce. A su vez, el daño que causan las emisiones de gases de efecto invernade-
ro es irreversible en un periodo de tiempo muy largo y la pérdida paulatina de biodiversidad es un
hecho muy grave. Como generación coexistimos en un escenario donde el ser humano consume el
30% más de lo que la Tierra es capaz de producir. Este incierto panorama nos compromete a aten-
der la conservación del Ambiente, la protección y la defensa del territorio como una prioridad.
Para fortalecer el trabajo en el ámbito de la educación ambiental, presentamos al país el producto
del esfuerzo colectivo del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente e INPARQUES, expresado
en el primer Tomo del ATLAS DE ÁREAS PROTEGIDAS DE VENEZUELA, reafirmando el compromiso
de revaloración e identificación de nuestro patrimonio ambiental junto a las mayorías nacionales.
Estamos conscientes y asumimos la responsabilidad de contribuir en la mitigación de los efectos
negativos de la crisis ambiental y económica en la cual se encuentra nuestro planeta y por tanto
nuestro país. En la República Bolivariana de Venezuela avanzamos a grandes pasos en el proceso
de consolidación y transformación de las estructuras del Estado para hacerlas eficaces y cónsonas
con la construcción de la sociedad socialista que nos permita vivir en armonía con el ambiente. Este
esfuerzo editorial se hace en un momento en el que la educación y el manejo de la información,
juegan un papel trascendental en la sensibilización y generación de compromiso de la población en
materia ambiental.
Con este trabajo damos a conocer el patrimonio ambiental de la República en materia de áreas pro-
tegidas, específicamente de 10 Parques Nacionales de los 43 existentes en el país. En la geografía
nacional se cuenta con diversos ambientes naturales que son patrimonio extraordinario de las y los
venezolanos y de la humanidad; cerca del 16% de ese territorio, de alta significación ambiental, está
protegido bajo la figura de Parques Nacionales.
En el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente trabajamos para hacer realidad los sueños, por
eso hoy mostramos parte de lo que en décadas anteriores se creaba y confeccionaba fuera de la
institución y que actualmente se produce con talento humano del Ministerio. Este esfuerzo editorial
14
Presentación
forma parte de una política de fortalecimiento del Estado que juega un rol destacado en la cons-
trucción de la sociedad socialista, ya que educamos y formamos ciudadanos, hombres y mujeres
íntegros que coexistan en una sociedad cimentada en una relación armónica con el ambiente.
Como Ministra del Poder Popular para el Ambiente, presento con orgullo al pueblo venezolano el primer
Tomo del ATLAS DE AREAS PROTEGIDAS DE VENEZUELA (10 Parques Nacionales). Esta obra viene
a significar un complemento más de la estrategia comunicacional del Gobierno Bolivariano, orientada
a fortalecer, la inclusión de la sociedad en su conjunto, en el tema ambiental y alineado con la meta de
incrementar el conocimiento y la corresponsabilidad de la población para el manejo sustentable de los
recursos naturales y de todo el patrimonio ambiental del país.
Yuvirí Ortega de Carrizalez
Ministra del Poder Popular para el Ambiente
15
Prólogo
Para el Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) la trascendencia e importancia estratégica de
nuestros Parques Nacionales y Monumentos Naturales, crean en cada venezolano amante de la natura-
leza, el serio compromiso y deber que tenemos de lograr su permanencia en el tiempo. La creación de
estas figuras de conservación se ha orientado a preservar en su estado natural porciones del territorio
nacional y sus recursos naturales, históricos y socioculturales, para beneficio de las presentes y futuras
generaciones.
El diseño y publicación del Atlas sobre los Parques Nacionales de Venezuela, se plantea institucional-
mente como una vía divulgativa para dar a conocer a la población la importancia de estas áreas estra-
tégicas para el Estado venezolano, donde se combina el material cartográfico, fotográfico, ilustrativo
e informativo para mostrar nuestro más preciado patrimonio natural, representado en el Sistema de
Parques Nacionales, con énfasis en este primer tomo en los parques nacionales: Canaima, Henri Pittier,
El Ávila, El Guácharo, Archipiélago Los Roques, Mochima, Morrocoy, Médanos de Coro, Sierra Nevada
y Aguaro Guariquito.
Para INPARQUES, como Instituto Autónomo Adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente,
es relevante generar iniciativas de difusión de información que se orienten hacia la sensibilización de
la población sobre el valor estratégico de muestras representativas de ecosistemas únicos dentro del
país, como áreas bajo régimen de administración especial que cuentan con rango constitucional con-
sagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 127.
La publicación del Atlas es una herramienta de apoyo al momento de asumir como Estado venezolano
el desarrollo de una política de ordenación del territorio, de los Parques Nacionales y Monumentos
Naturales “atendiendo a las realidades ecológicas, geográficas, poblacionales, sociales, culturales,
económicas, políticas, de acuerdo con las premisas del desarrollo sustentable…” tal como lo establece
el Artículo 128 de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, tenemos el compromiso
de hacer que los esfuerzos de planificación ambiental y ordenación en todos los ámbitos territoriales
y las actividades que en ellos se realicen, estén orientados hacia este tipo de desarrollo, para poder
encaminarnos a una sustentabilidad del sistema territorial y no de las fracciones del mismo.
Esta visión integral sienta las bases para el desarrollo de una nueva socio-territorialidad, que asume el
espacio geográfico y las áreas naturales protegidas bajo un enfoque conceptual integrado. De esta ma-
nera y sobre la base de la construcción de una conciencia colectiva ambiental, el Sistema de Parques
Nacionales cobra más importancia y vigencia, cuando visualizamos que el desarrollo de los recursos
humanos, culturales y sociales así como, los recursos tecnológicos y sistemas de producción, están
inequívocamente supeditados a la disponibilidad de recursos naturales, a la capacidad de soporte del
suelo, a la capacidad funcional de recepción de efluentes y al mantenimiento del delicado equilibrio
ecológico, lo que en un primer nivel de políticas de planificación y ordenación territorial, el Estado ve-
16
nezolano asume a escala nacional. De allí la relevancia de entender que los Parques Nacionales son
superficies del territorio relativamente extensas, en las cuales están representados uno o más ecosis-
temas de los más importantes del país o áreas naturales o escénicas, de valor nacional e internacional
que no hayan sido esencialmente alteradas por la acción humana y en donde las especies vegetales
y animales, las condiciones geomorfológicas y los hábitats sean de especial interés para la ciencia, la
educación y la recreación.
Por su parte, concebimos como Monumento Natural a aquellas porciones de territorio que poseen
rasgo continental, natural o marino, de interés nacional que presente por lo menos una característica
sobresaliente, tales como accidentes geográficos o sitios de belleza o rareza excepcionales, que me-
rece recibir protección absoluta y perpetuidad, en su estado natural.
Otro aspecto que merece particular mención es que según la Ley Orgánica para la Ordenación del Te-
rritorio, estas categorías de manejo están consideradas en su artículo 15 como áreas bajo régimen de
administración especial, protegidas legalmente por una legislación ambiental que resguarda su valor
estratégico garantizado por:
El suministro continuo de agua potable en vastas regiones del país para el consumo humano y el desa-
rrollo de actividades económicas importantes. El resguardo del patrimonio genético del territorio y que
a futuro puede traducirse en nuevos fármacos y más variedades de alimentos. La retención y reciclaje
de altos porcentajes de CO
2
como contribución mundial al freno del cambio global del clima.
Contribuir en la amortiguación de posibles consecuencias por proceso de contaminación ambiental
disipando variaciones bruscas del clima, evitando desplazamientos violentos de sedimentos, reciclan-
do aguas contaminadas, conservando la calidad productiva de ciertos tipos de suelos. Ser atractivos
de primer orden a escala nacional e internacional para la recreación y el turismo, significando un gran
aporte al desarrollo económico del país.
Para el Instituto Nacional de Parques, hoy cobra mayor vigencia la necesidad de que los venezolanos
asumamos que todos debemos ejercer la preocupación por la conservación de nuestros parques na-
cionales y monumentos naturales, como un legado para las generaciones de todos los tiempos.
Leonardo José Millán Saavedra
Presidente de Instituto Nacional de Parques
Prólogo
17
Introducción
La República Bolivariana de Venezuela comprende una extensión continental e insular de 916.445 km
2

y un espacio marítimo de más de 600.000 km
2
; aproximadamente la mitad del territorio continental del
país tiene un origen que se remonta a los inicios de la formación del planeta, hace unos 3.500 millones
de años. La superficie continental, cuya longitud máxima es de 1.493 km., medida en dirección este-
oeste y de 1.271 km. en dirección norte-sur, presenta una amplia línea de costas caribeñas que alcanza
2.718 Km. desde Castilletes en la Península de la Guajira, hasta Punta Peñas en el extremo Este de
la Península de Paria; en tanto que su frente marítimo al Océano Atlántico, desde Punta Peñas hasta
Punta Playa, es de 1.008 Km; a lo que se suma 280 Km. de Costa Atlántica correspondientes a la Zona
en reclamación de la Guayana Esequiba. Destaca la presencia de más de 311 islas, cayos e islotes de
soberanía venezolana que se extienden por el norte hasta Isla de Aves y su zona de exclusividad ma-
rítima. El relieve del territorio es de gran complejidad y presenta al centro del país la formación de los
llanos de relieve plano a ondulado. En el occidente se ubican las tierras montañosas de la Cordillera de
Los Andes, donde destacan las cumbres máximas del relieve venezolano. Al sur del Orinoco se ubica
una superficie de 418.145 km
2
con grandes extensiones de selvas vírgenes, conformando los territorios
del Escudo guayanés, la formación más antigua del país, pues data de la era Precámbrica. Además,
se encuentra coronada por imponentes tepuyes.
Este considerable y rico territorio representa aproximadamente el 0.6% de las tierras emergidas del
planeta, y Venezuela figura entre los10 países con mayor diversidad biológica, según el Fondo Mundial
para la Naturaleza. En él se han establecido diversas áreas naturales protegidas entre las cuales los
Parques Nacionales cubren un porcentaje significativo del espacio geográfico venezolano cercano al
16%, que junto a otras figuras legales dan protección a más del 20% del territorio nacional.
Durante décadas, la posibilidad de conocer y disfrutar de los tesoros naturales de Venezuela en sus
áreas protegidas bajo la figura de Parques Nacionales, estuvo restringida para gran parte de la po-
blación. Solo sectores del ámbito científico, académico y grupos económicamente privilegiados tenían
acceso a estos maravillosos espacios físicos, administrados bajo el concepto de la conservación con-
templativa. De esta manera se distanció a la gran mayoría de la población de su patrimonio ambiental,
debilitando su vinculación y amor por los mismos y por tanto su compromiso en la defensa de ellos
pues lo que no se conoce no se valora y no se defiende. Así también en el ámbito de las publicaciones
se presentaban trabajos atinentes al tema ambiental pero con altos precios en el mercado haciendo
inaccesible esta información a gran parte de la población del país.
El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, privilegia la participación protagónica de la
comunidad en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo basado en la recuperación, conserva-
ción y uso sustentable de los recursos naturales. La suprema felicidad social es la visión a largo plazo
que tiene como punto de partida la construcción de una estructura social incluyente, un nuevo modelo
social, productivo, socialista, humanista y endógeno, donde todos vivamos en condiciones similares.
18
El Socialismo del siglo XXI se fundamenta en una política ambiental, cuya estrategia es la conservación
y defensa de nuestros patrimonios naturales. La Revolución Bolivariana se caracteriza por la inclusión
de todos los sectores de la población y por garantizar que tengan acceso a los bienes de la nación.
En la construcción del poder popular se debe hablar de un pacto socialista espacial y temporal que
garantice a los venezolanos, del presente y futuras generaciones, el acceso sostenible a los recursos
naturales del país.
Si se explota inadecuadamente el bosque para usar la madera la erosión incrementará, los suelos serán
más pobres, habrá deslaves e inundaciones o sequías y escasez. Los biocidas y altas dosis de fertili-
zantes contaminan caños, ríos y llegan al nivel freático degradando el agua que consumimos.
Está bien documentado el beneficio que sobre la salud humana tiene el disfrute de áreas naturales
prístinas en lugar de zonas confinadas de corte artificial. La diversidad biológica de nuestros bosques
representa, potencialmente, curas para problemas de salud de la humanidad, que se perderían si se
degradasen esos ecosistemas. La Revolución Bolivariana privilegia el estudio de la biodiversidad, la
megadiversidad, el desarrollo sustentable y las áreas naturales protegidas y trabaja en mitigación los
efectos adversos del cambio climático global que actualmente se expresan en incremento en la tem-
peratura de la atmósfera terrestre y de los océanos así como en agotamiento de la capa de ozono.
En el país estamos convencidos y alertamos al mundo sobre la necesidad de un cambio en el modelo
de desarrollo industrial que nos ha conducido a la actual situación, señalando que urge la consolida-
ción de nuevas formas de organización en lo social y de nuevas formas de relacionarnos con la na-
turaleza. En el manifiesto de las Américas en Defensa de la Naturaleza y de la Diversidad Biológica y
Cultural, refrendado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez
Frías, en Curitiba, el 20 de abril de 2006, se destaca en uno de sus párrafos lo siguiente:
“Vivimos en un sistema económico dominante que hace siglos se propone explotar de forma ilimita-
da todos los ecosistemas y sus recursos naturales. Esta estrategia trajo crecimiento económico. Lo
que fue llamado “desarrollo” por algunas naciones, privilegió el consumo y el bienestar social de una
parte muy pequeña de la humanidad e infelizmente excluyó de las condiciones mínimas de sobrevi-
vencia a la gran mayoría de la humanidad”.
Hoy el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente consolida un proyecto de divulgación del patri-
monio ambiental de la República Bolivariana de Venezuela, a través de la elaboración y publicación
del ATLAS DE ÁREAS PROTEGIDAS DE VENEZUELA, el cual en su Tomo I (10 Parques Nacionales)
presenta la estrategia de hacer accesible la información y de consolidar el proceso formativo de la ma-
yoría de la población, a objeto de sensibilizar y obtener así, ciudadanos y ciudadanas ambientalmente
responsables con un revolucionario compromiso ambiental.
Introducción
19
Con este proyecto el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, junto al Banco de Venezuela saldan
una deuda con los sectores históricamente excluidos de la República y colocan en manos de la pobla-
ción el ATLAS DE ÁREAS PROTEGIDAS DE VENEZUELA, obra de alto calibre técnico y excepcional
rigurosidad académica destinada a optimizar el conocimiento de los venezolanos sobre su patrimonio
ambiental y orientada a profundizar el amor patrio por la tierra de nuestros libertadores y de las gene-
raciones venideras.
“Es un derecho y un deber de cada generación, proteger y mantener el ambiente
en benefcio de si misma y del mundo futuro“.
Articulo 127. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Año 1999
Jesús Alexander Cegarra Rodríguez
Viceministro de Conservación Ambiental
Introducción
Los Roques
22
ÁREAS PROTEGIDAS
No cabe duda del gran acierto que el Estado venezolano ha tenido
durante los últimos setenta años en su política ambiental de crear
áreas protegidas a lo largo y ancho del territorio nacional, bajo la
fgura de Parques Nacionales y Monumentos Naturales.
Este acierto puede determinarse, no sólo por la cantidad de espa-
cios que en esta condición hasta ahora se ha decretado;sino tam-
bién por la diversidad regional que abarcan y por las bondades que
dicha política representa en cuanto a la preservación de los valores
ambientales del espacio territorial venezolano, particularmente a su
biodiversidad, recursos naturales, condiciones ecológicas, en cuan-
to a bellezas escénicas y valores culturales e históricos.
Actualmente, la República Bolivariana de Venezuela cuenta con
cuarenta y tres (43) Parques Nacionales y treinta y seis (36) Mo-
numentos Naturales, repartidos en todas las regiones naturales,
conjuntos y subconjuntos del relieve venezolano; tal como puede
observarse en el Mapa de Localización de dichas áreas que presen-
tamos a consideración del público lector; basada en su distribución
en los ambientes físico -geográfcos que mayormente caracterizan
las regiones fsiográfcas del espacio venezolano.
El Sistema de Áreas Protegidas del país está conformado, en este
particular, por los Parques Nacionales y Monumentos Naturales, al-
canzando en el territorio patrio los siguientes valores:
La cobertura territorial de las áreas ambientales protegidas de la Re-
pública Bolivariana de Venezuela, es considerablemente amplia y re-
presentativa; sin embargo, es deseable que aumente para asegurar
la protección de los más diversos valores ambientales del territorio,
así como para lograr su óptimo aprovechamiento y disfrute por parte
de las presentes y futuras generaciones de quienes habitamos esta
“Tierra de Gracia” que es Venezuela.
Parque Nacional Henri Pittier
Parque Nacional El Ávila
Parque Nacional El Guácharo Parque Nacional Canaima
ParquesNacionales
MonumentosNaturales
Superficie(ha)
13.559.578 14.8
4,67 4.276.178
Superficie(%)
Superficie(%) Superficie(ha)
Parque Nacional Archipiélago Los Roques
Parque Nacional Mochima
Parque Nacional Morrocoy
Parque Nacional Aguaro-Guariquito
Parque Nacional Sierra Nevada
Parque Nacional Médanos de Coro
Laguna de Canaima, Estado Bolivar. Laguna de Canaima. Estado Bolívar
5
(
3
Ô
%
/
,
&
$

'
(
&
2
/
2
0
%
,
$
(67$'2$0$=21$6
(67$'2$385(
(67$'2*8É5,&2
(67$'2
021$*$6
(67$'2$1=2É7(*8,
&,8'$'
%2/Ì9$5
(67$'2%2/Ì9$5
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$ '(/ %5$6,/
*8$<$1$(6(48,%$
(ZONA EN RECLAMACIÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GINEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
/
Ë 1
(
$
'
(
%
$
6
(
5
(
&
7
$
(67$'2
'(/7$$0$&852
5
tR
7
L]
Q
D
G
R
V
(PEDOVH
GHO
*~DULFR
5
tR
9
LH
MR
5
tR

*
X
i
ULFR
5tR$UDXFD
5tR&DSDQDSDUR
&DxR/D3
LFD
5tR&LQDUXFR
5Ë20(7$
5
Ë2

2
5
,
1
2
&
2
5tR&DWDQ
LDSR
5wR6LSDSR
5tR*
XD\DSR

5
Ë
2

$7$
%
$
3
2
5
tR$WDFDYL
5Ë2*8$
,
1
Ë
$
5
t
R

0
H
P
R
5
t
R

6
D
Q

-
R
V
p
5
t
R
0
D
Q
D
S
L
U
H
5Ë2
$385(
5
tR

6
X
D
S
X
UH
5
tR
9LOODFR
D
5Ë29(178$
5
,
5tR3
D
U
~
5tR<XUHE
D
5
Ë2
2
5
,
1
2
&
2
%UD]R&
D
V
L
T
XLD
UH
5tR3
D
VLED
5tR0
D
Q
L
SLWD
U
L
5
Ë
2

1
(
*
5
2

5
tR

3
D
V
D
P
L
R
Q
L
5
t
R

<
D
W
~
D
5
t
R
=
X
D
WD
5
t
R

0
D
S
L
U
H
5
t
R

&
X
F
K
LY
H
U
R
5
t
R
<
D
WL
WL
5
t
R

,
J
X
D
S
R
5
t
R

3
D
G
D
P
R
5tR

%
D
X
W
X
L
Q
R

5
t
R

0
D
F
D
Y
D
5tR0DQDYLFKH
5tR6LDSDR,GDSD
5
tR

$
U
D
U
L
5
t
R

*

H
W
D
5tR7LJUH

5
tR&
DULV

5
Ë
2

&
$
8
5
$
5
Ë
2
&
$
8
5
$
5
tR

0
HUHYDUL
5
t
R
2
F
D
P
R
5
tR
3
X
WD
F
R
5
Ë22
5,1
2
&
2
5
tR

&
D
M L
J
D
O
5
t
R
&
O
D
UR
5
tR
$
U
R
5
Ë
2

3
$
5
$
*
8
$
5
t
R

&
D
U
X
W
X
5
t
R

,
F
K
~
Q
5tR
3
D
U
D
J
X
D
5
t
R

3
D
U
D
P
LFK
L
5tR
8
S
D
WD
(0%$/6(
'(
*85,
5
Ë 2

&
$
5
2
1
,
5
tR

&
X
DQR
5
tR

,
N
D
S
D
U
~
5
tR
<
X
U
X
D
Q
L
5
t
R
&
D
Q
G
H
OD
U
L
D
5
t
R

$
J
X
L
U
H
5
tR
$
P
DF
X
U
R
5Ë2&8<8

5
t
R
7
D
F
X
W
X

5
t R

&
D
U
F
K
D
S
R
MESA
MONDONGO
MESA DE
GUANIPA
MESA PELONA
MESA HAMACA
MESA CHUMICARE
Cerro
Monte Oscuro
CERRO URBANI
SERRANÍA DE TURAGUA
S
IE
R
R
A
E
L
C
A
R
IT
E
S
IE
R
R
A
D
E
IM
A
T
A
C
A
S
E
R
R
A
N
ÍA
D
E
L
O
S
P
IJ
IG
U
A
O
S
SERRANÍA
TURIBA
SERRANÍA DE
LA CERBATANA
SERRANÍA
VADIPO
S
E
R
R
A
N
ÍA
D
E
M
A
P
IC
H
I
Cerro de Quana
Cerro Yaví
SIER
R
A
D
E
M
A
IG
U
A
L
ID
A
S
E
R
R
A
N
ÍA
G
U
A
Y
A
P
O
CERRO
GUAIQUINIMA
S
E
R
R
A
N
ÍA
P
A
R
A
R
E
Ñ
A
AUYAN TEPUY
S
IE
R
R
A
D
E
LE
M
A
S
IE
R
R
A
C
A
R
A
P
O
Cerro
Guanacoco
TRAMA TEPUY
ACOPAN TEPUY
CHIMANTA TEPUY
LA GRAN SABANA
NAMA TEPUY
MONTE
RORAIMA
S
IE
R
R
A
D
E
L
Z
A
M
U
R
O
Pta. Playa
S
E
R
R
A
N
ÍA
D
E
IM
ATAC
A
Meseta Jaua
SARISARIÑAMA - JIDI
CERRO ICHÚN
SIERRA ARIBANA
SIER
R
A PA
C
A
R
A
IM
A
S
IE
R
R
A
D
E
LA NEBLINA
Cerro Duida
Cerro Marahuaca
SIERRA UNTURAN
S
IE
R
R
A
P
A
R
IM
A
S
IE
R
R
A TAPIRAPECÓ
MN-9
PN-21
MN-23
MN-24
PN-22
PN-23
MN -22
MN-21
MN-20
MN-32
MN-33
MN-8
MN-19
MN-17
MN-16
MN-18
MN-30
MN-27
PN-6
MN-28
MN-29
PN-20
PN-39
MN-26
MN-25
&DODER]R
6DQ)HUQDQGR
GH$SXUH
9DOOHGH/D 3DVFXD
3XHUWR3Dp]
38(572
$<$&8&+2
6DQ)HUQDQGR
GH$WDEDSR
/D (VPHUDOGD
6DQ&DUORV
GH5tR1HJUR
=DUD]D
&DQWDXUD
(O7LJUH
/D 3DUDJXD
(O'RUDGR
&DQDLPD
6DQWD(OHQD
GH8DLUpQ
78&83,7$
&DLFDUD
GHO2ULQRFR
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ ƒ
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$ '( %5$6,/
*
8
$
<
$
1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
EscaIa Gráfica
0 60 120 180 240 30 Kilómetros 60
N
E O
S
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
MAPA DE PARQUES NACIONALES Y MONUMENTOS NATURALES
DEL MACIZO GUAYANES
Corriente Ìntermitente ...............
SIGNOS CONVENCIONALES
Lago .........................................
Embalse ...................................
Sendero o Pica ........................
Carretera Pavimentada ............
Carretera No Pavimentada ......
Área Urbana ............................
Centro Poblado ........................
Autopista ..................................
Límite de Estado .......................
Curso de Agua .........................
Límite Ìnternacional ...................
PN-6 CANAÌMA
PN-20 JAUA-SARÌSARÌÑAMA
PN-21 SERRANÍA LA NEBLÌNA
PN-23 DUÌDA-MARAHUACA
PN-39 PARÌMA TAPÌRAPECO
PN-22 YAPACANA
PARQUES NACIONALES PN
LEYENDA
MN-21 MACÌZO PARÚ-EUAJA
MN-20 MACÌZO CUAO-SÌPAPO Y CERRO MORÌCHE
MN-22 CERRO VÌNÌLLA Y CERRO ARATÌTÌYOPE
MN-23 SÌERRA URUTURÁN
MN-24 CERRO TAMACUARÌ Y
SERRANÍA TAPÌRAPECÓ
MN-25 CERRO VENAMO
MN-26 CADENAS DE TEPUYES ORÌENTALES
MN-27 CERRO GUAÌQUÌNÌMA
MN-28 CERRO ÌCHÚN Y CERRO GUANACOCO
MN-29 SÌERRA MARUTANÍ
MN-30 SÌERRA MAÌGUALÌDA
MN-32 PÌEDRA LA TORTUGA
MN-33 PÌEDRA PÌNTADA
MONUMENTOS NATURALES
MN-9 PÌEDRA DE COCUY
MN-8 CERRO AUTANA
MN-16 CERRO GUANAY
MN-17 SERRANÍA YUTAJE/CORO-CORO
MN-18 CERRO YAVÍ
MN-19 CERRO CAMANÌ Y CERRO MORROCOY
MN
Zona con Sobreposición de Límites ....
5
(
3
Ô
%
/
,
&
$

'
(
&
2
/
2
0
%
,
$
(67$'2$0$=21$6
(67$'2$385(
(67$'2*8É5,&2
(67$'2
021$*$6
(67$'2$1=2É7(*8,
&,8'$'
%2/Ì9$5
(67$'2%2/Ì9$5
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$ '(/ %5$6,/
*8$<$1$(6(48,%$
(ZONA EN RECLAMACIÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GINEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
/
Ë 1
(
$
'
(
%
$
6
(
5
(
&
7
$
(67$'2
'(/7$$0$&852
5
tR
7
L]
Q
D
G
R
V
(PEDOVH
GHO
*~DULFR
5
tR
9
LH
MR
5
tR

*
X
i
ULFR
5tR$UDXFD
5tR&DSDQDSDUR
&DxR/D3
LFD
5tR&LQDUXFR
5Ë20(7$
5
Ë2

2
5
,
1
2
&
2
5tR&DWDQ
LDSR
5wR6LSDSR
5tR*
XD\DSR

5
Ë
2

$7$
%
$
3
2
5
tR$WDFDYL
5Ë2*8$
,
1
Ë
$
5
t
R

0
H
P
R
5
t
R

6
D
Q

-
R
V
p
5
t
R
0
D
Q
D
S
L
U
H
5Ë2
$385(
5
tR

6
X
D
S
X
UH
5
tR
9LOODFR
D
5Ë29(178$
5
,
5tR3
D
U
~
5tR<XUHE
D
5
Ë2
2
5
,
1
2
&
2
%UD]R&
D
V
L
T
XLD
UH
5tR3
D
VLED
5tR0
D
Q
L
SLWD
U
L
5
Ë
2

1
(
*
5
2

5
tR

3
D
V
D
P
L
R
Q
L
5
t
R

<
D
W
~
D
5
t
R
=
X
D
WD
5
t
R

0
D
S
L
U
H
5
t
R

&
X
F
K
LY
H
U
R
5
t
R
<
D
WL
WL
5
t
R

,
J
X
D
S
R
5
t
R

3
D
G
D
P
R
5tR

%
D
X
W
X
L
Q
R

5
t
R

0
D
F
D
Y
D
5tR0DQDYLFKH
5tR6LDSDR,GDSD
5
tR

$
U
D
U
L
5
t
R

*

H
W
D
5tR7LJUH

5
tR&
DULV

5
Ë
2

&
$
8
5
$
5
Ë
2
&
$
8
5
$
5
tR

0
HUHYDUL
5
t
R
2
F
D
P
R
5
tR
3
X
WD
F
R
5
Ë22
5,1
2
&
2
5
tR

&
D
M L
J
D
O
5
t
R
&
O
D
UR
5
tR
$
U
R
5
Ë
2

3
$
5
$
*
8
$
5
t
R

&
D
U
X
W
X
5
t
R

,
F
K
~
Q
5tR
3
D
U
D
J
X
D
5
t
R

3
D
U
D
P
LFK
L
5tR
8
S
D
WD
(0%$/6(
'(
*85,
5
Ë 2

&
$
5
2
1
,
5
tR

&
X
DQR
5
tR

,
N
D
S
D
U
~
5
tR
<
X
U
X
D
Q
L
5
t
R
&
D
Q
G
H
OD
U
L
D
5
t
R

$
J
X
L
U
H
5
tR
$
P
DF
X
U
R
5Ë2&8<8

5
t
R
7
D
F
X
W
X

5
t R

&
D
U
F
K
D
S
R
MESA
MONDONGO
MESA DE
GUANIPA
MESA PELONA
MESA HAMACA
MESA CHUMICARE
Cerro
Monte Oscuro
CERRO URBANI
SERRANÍA DE TURAGUA
S
IE
R
R
A
E
L
C
A
R
IT
E
S
IE
R
R
A
D
E
IM
A
T
A
C
A
S
E
R
R
A
N
ÍA
D
E
L
O
S
P
IJ
IG
U
A
O
S
SERRANÍA
TURIBA
SERRANÍA DE
LA CERBATANA
SERRANÍA
VADIPO
S
E
R
R
A
N
ÍA
D
E
M
A
P
IC
H
I
Cerro de Quana
Cerro Yaví
SIER
R
A
D
E
M
A
IG
U
A
L
ID
A
S
E
R
R
A
N
ÍA
G
U
A
Y
A
P
O
CERRO
GUAIQUINIMA
S
E
R
R
A
N
ÍA
P
A
R
A
R
E
Ñ
A
AUYAN TEPUY
S
IE
R
R
A
D
E
LE
M
A
S
IE
R
R
A
C
A
R
A
P
O
Cerro
Guanacoco
TRAMA TEPUY
ACOPAN TEPUY
CHIMANTA TEPUY
LA GRAN SABANA
NAMA TEPUY
MONTE
RORAIMA
S
IE
R
R
A
D
E
L
Z
A
M
U
R
O
Pta. Playa
S
E
R
R
A
N
ÍA
D
E
IM
ATAC
A
Meseta Jaua
SARISARIÑAMA - JIDI
CERRO ICHÚN
SIERRA ARIBANA
SIER
R
A PA
C
A
R
A
IM
A
S
IE
R
R
A
D
E
LA NEBLINA
Cerro Duida
Cerro Marahuaca
SIERRA UNTURAN
S
IE
R
R
A
P
A
R
IM
A
S
IE
R
R
A TAPIRAPECÓ
MN-9
PN-21
MN-23
MN-24
PN-22
PN-23
MN -22
MN-21
MN-20
MN-32
MN-33
MN-8
MN-19
MN-17
MN-16
MN-18
MN-30
MN-27
PN-6
MN-28
MN-29
PN-20
PN-39
MN-26
MN-25
&DODER]R
6DQ)HUQDQGR
GH$SXUH
9DOOHGH/D 3DVFXD
3XHUWR3Dp]
38(572
$<$&8&+2
6DQ)HUQDQGR
GH$WDEDSR
/D (VPHUDOGD
6DQ&DUORV
GH5tR1HJUR
=DUD]D
&DQWDXUD
(O7LJUH
/D 3DUDJXD
(O'RUDGR
&DQDLPD
6DQWD(OHQD
GH8DLUpQ
78&83,7$
&DLFDUD
GHO2ULQRFR
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ ƒ
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$ '( %5$6,/
*
8
$
<
$
1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
EscaIa Gráfica
0 60 120 180 240 30 Kilómetros 60
N
E O
S
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
MAPA DE PARQUES NACIONALES Y MONUMENTOS NATURALES
DEL MACIZO GUAYANES
Corriente Ìntermitente ...............
SIGNOS CONVENCIONALES
Lago .........................................
Embalse ...................................
Sendero o Pica ........................
Carretera Pavimentada ............
Carretera No Pavimentada ......
Área Urbana ............................
Centro Poblado ........................
Autopista ..................................
Límite de Estado .......................
Curso de Agua .........................
Límite Ìnternacional ...................
PN-6 CANAÌMA
PN-20 JAUA-SARÌSARÌÑAMA
PN-21 SERRANÍA LA NEBLÌNA
PN-23 DUÌDA-MARAHUACA
PN-39 PARÌMA TAPÌRAPECO
PN-22 YAPACANA
PARQUES NACIONALES PN
LEYENDA
MN-21 MACÌZO PARÚ-EUAJA
MN-20 MACÌZO CUAO-SÌPAPO Y CERRO MORÌCHE
MN-22 CERRO VÌNÌLLA Y CERRO ARATÌTÌYOPE
MN-23 SÌERRA URUTURÁN
MN-24 CERRO TAMACUARÌ Y
SERRANÍA TAPÌRAPECÓ
MN-25 CERRO VENAMO
MN-26 CADENAS DE TEPUYES ORÌENTALES
MN-27 CERRO GUAÌQUÌNÌMA
MN-28 CERRO ÌCHÚN Y CERRO GUANACOCO
MN-29 SÌERRA MARUTANÍ
MN-30 SÌERRA MAÌGUALÌDA
MN-32 PÌEDRA LA TORTUGA
MN-33 PÌEDRA PÌNTADA
MONUMENTOS NATURALES
MN-9 PÌEDRA DE COCUY
MN-8 CERRO AUTANA
MN-16 CERRO GUANAY
MN-17 SERRANÍA YUTAJE/CORO-CORO
MN-18 CERRO YAVÍ
MN-19 CERRO CAMANÌ Y CERRO MORROCOY
MN
Zona con Sobreposición de Límites ....
27
El Macizo o Escudo de Guayana, como tambien
se le llama, es la región natural mas extensa del
territorio nacional. Situada al sur del río Orinoco,
ocupa toda la mitad meridional del país. En ella
se distribuyen seis Parques Nacionales y quince
Monumentos Naturales, cada uno de los cuales,
desde los mas grandes hasta los mas reducidos,
reƀejan de una u otra manera las características
físico - geograſcas, ecológicas, de biodiversidad,
valores escenicos y recursos naturales que dis-
tinguen a la región guayanesa como un todo pro-
ducto de su larga y variada historia geológica y
geomorfológica.
En efecto, en este vasto territorio se encuentran
los espacios geológicamente mas antiguos de la
Nación y del Planeta, ya que han estado emergi-
dos desde los remotos períodos del Arqueano y
el Proterozoico, de la era Precambrica, cuando
formaba parte del Supercontinente de Pangea,
hace mas de 225 millones de años. De manera
que practicamente toda la Guayana venezolana,
exceptuando porciones menores de sus fondos
de valles, esta conformada por espacios cuyos
aƀoramientos rocosos ígneos, metamórſcos o
sedimentarios son tan antiguos que muchos de
ellos tienen mas de 3.000 millones de años de
haberse formado, como por ejemplo, las rocas
metamórſcas que integran el denominado Grupo
Ìmataca, pasando por los aƀoramientos ígneos
del Grupo Pastora, las volcanicas del Grupo Cu-
chivero y las rocas sedimentarias mas recientes
del Grupo Roraima con antigüedades entre 1.500
-1.700 millones de años.
Las vicisitudes de esta larga evolución, a la cual
ha sido sometida la región guayanesa venezola-
na, forzosamente se reƀejan en los rasgos funda-
mentales que caracterizan su relieve, la biodiver-
sidad, los escenarios paisajísticos y sus recursos
naturales. Por consiguiente, lo mismo ocurre en
los Parques Nacionales y Monumentos Naturales
que allí se encuentran. La ſsiografía guayanesa
tan conspicua, de enormes extensiones apla-
nadas ampliamente onduladas, alternando con
sierras, serranías, cuestas, lomeríos, estructuras
tabulares en altos relieves de paredes abruptas,
así como valles profundos, ríos torrenciales de
gran caudal, perſles longitudinales escalona-
dos, saltos, cascadas, raudales y rapidos, son
la consecuencia de esa larga historia geológica,
al igual que los tipos y estructuras rocosas que
integran los espacios guayaneses. Expresiones
ſsiograſcas ampliamente presentes, en las uni-
dades ambientales protegidas de Guayana.
A su vez, como se trata de tierras que han estado
expuestas a los factores externos del ambiente,
cambiantes sin duda, a lo largo de su historia
geológica, sus condiciones ecológicas, de bio-
diversidad, paisajísticas y de recursos naturales
renovables actuales, tambien son el producto de
los profundos impactos ambientales de los cua-
les el espacio guayanes ha sido receptor por mi-
llones y millones de años.
Así mismo, los Parques Nacionales y Monumen-
tos Naturales de la región reƀejan ampliamente
los tipos climaticos característicos de las tierras
de Guayana, particularmente en su parte meridio-
nal, predominando en las tierras bajas los tipos
calidos y muy húmedos con promedios anuales
de temperatura entre 22 °C y 27 °C y precipita-
ción superior a 2.400 mm/año para los primeros y
1.600 mm/año para los segundos. Sin embargo,
tanto los valores de las temperaturas como los
de la precipitación se ven modiſcados a alturas
sobre los 1.000 m.s.n.m, como son los casos de
sierras, serranías y particularmente en las mesas
tepuyanas.
El caso es similar para los suelos, marcados por
una profunda meteorización, lixiviación y pobre-
za generalizada en nutrientes, tanto para los en-
tisoles, ultisoles y oxisoles, predominantes en la
región guayanesa.
La cubierta vegetal guayanesa generalizada
igualmente tiene marcada expresión en sus Par-
ques Nacionales y Monumentos Naturales, so-
bre todo en cuanto a los bosques submontanos
y siempreverdes; así como en lo referente a la
cubierta de sabanas graminosas y herbazales.
Los Parque Nacionales y Monumentos Naturales
localizados principalmente en la parte central y me-
ridional del Macizo de Guayana, ocupan una su-
perſcie de 97.229,50 km
2
, es decir, 9.722.950 ha,
equivalente al 22,61% de su extensión total.
(67$'2 =8/,$
(67$'2
7É&+,5$
(67$'2
0e5,'$
(67$'2 %$5,1$6
(67$'2
758-,//2
(67$'2 )$/&Ð1
(67$'2 /$5$
(67$'2
<$5$&8<
(67$'2
32578*8(6$
(67$'2
&2-('(6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2$385(
(67$'218(9$(63$57$
(67$'2
0,5$1'$
(67$'29$5*$6 ',675,72&$3,7$/
(67$'2$5$*8$
(67$'2
&$5$%2%2
(67$'2%2/Ì9$5
(67$'2$0$=21$6
(67$'268&5(
(67$'2
$1=2É7(*8, (67$'2021$*$6
5(3Ô%/,&$)('(5$7,9$'(/ %5$6,/
(ZONA EN RECLAMACI ÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GI NEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
*8$<$1$(6(48,%$
(67$'2
'(/7$$0$&852
5(3Ô%/, &$ '( &2/20%, $
*2/)2'(3$5,$
0$5 & $5,%(
-BHVOBEF$BOBJNB
PARQUES NACIONALES DEL MACIZO DE GUAYANA
PARQUES NACIONALES DEL MACIZO DE GUAYANA
Tepuy del Parque Nacional Canaima
Formación Auyantepuy
Como puede observarse, la región de Guayana
ha sido objeto a lo largo de las últimas décadas
de una acertada política del Estado venezolano
en materia ambiental, para proteger vastas ex-
tensiones de los espacios geográfcos del sur del
país, los cuales albergan, no solamente tesoros
escénicos únicos por su belleza, signifcado eco-
lógico y ecosistemas sin igual, sino también re-
cursos naturales de alta signifcación estratégica,
principalmente en cuanto al agua se refere, en
términos de su volumen y las excepcionales ca-
racterísticas favorables de la hidrografía guaya-
nesa para el uso actual y potencial como recurso
energético.
De manera que la efcaz protección de las cuen-
cas hidrográfcas guayanesas es hoy, y lo será
en el futuro, una necesidad perentoria y un deber
En la tabla que sigue se observan los valores
correspondientes a la extensión de cada unidad
natural protegida de la región guayanesa.
ParquesNacionales
MonumentosNaturales
ineludible de la República Bolivariana de Vene-
zuela considerada como un todo, en función de
los más altos intereses de su población, e inclu-
so, de la humanidad entera, por lo que los tantos
e invalorables recursos naturales que alberga el
Macizo de Guayana y, particularmente los ence-
rrados en sus Parques Nacionales y Monumentos
Naturales, son de patrimonio colectivo nacional e
igualmente un patrimonio de la Humanidad.
28
El Macizo Guayanés formó parte del supercontinente de la Pangea
MnnnquIro
MnIµnsnru
Tncuµny
CnnnImn
Cnno Þogro
!ruyon
!rImán
Munndn
AsInsIfo
YumnrIbn
IIrmn
IµnfuroImn
CunrImµn
Knmnrnfn
II Ðorndo
Snn MIguoI
!os Cnjonos
!n Ðnnfn
MnrgnrIfn
Asorrndoro
II IuobIIfo
TrInnn
!n !njn
KIIomofro 88
!ns CInrIfns
!nnfoy
!rumán
Knnnvnyon
Snn Joso do Tnucon
!onquon
Cuncnuyon
ChnquImo
Cnnfnrrnnn
Paray Tepuy
II Inují
Iknbnru
!uoquon
AµoIµo
Cunnnru
Snn IrnncIsco
doYurunnI
&$55,=$/
Ikrocu
Snn Mnrfín
do Turumbán
CnIcán
Mornujnnn
MIsIon InruInn
InImnµny
Cnmnrán
!nrµnfn
II Oso
!rIµnfá
ChIrImnfá
Amococoµny
Arnboµo
CunrnrIfn
6WD(OHQD
GH8DLUpQ
Sfn. Cruz
do MnµnurI
Snn !nfnoI
!uoµn
/$ *5$1 6$%$1$
*8$<$1$(6(48,%$
(ZONA EN RECLAMACIÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GINEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
(67$'2 %2/Ì 9$5
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$ '(/ %5$6,/
AUYAN TEPUY
TRAMA TEPUY
ACOPAN TEPUY
CHIMANTA TEPUY
NAMA TEPUY
MONTE
RORAIMA
SIERRA
D
E
LE
M
A
SIERR
A
C
A
R
A
P
O
S
IE
R
R
A
D
E
L
Z
A
M
U
R
O


S
I
E
R
R
A
P
A
C
A
R
A
I
M
A
(0%$/6(
'(*85,
5
Ë
2

&
$
5
2
1
Ë
5
t
R

&
D
U
U
D
R
.HUHSDFXSDL0HUX
6DOWRÈQJHO
5
tR

&
K
L
J
X
D
R
5
tR
6
X
S
D
P
R
5
t
R

3
D
UDJX
D
5
tR<
X
UX
i
Q
5
t
R

$
S
D
F
D
U
D
5
t
R

,
N
D
E
D
U
~
5
t
R
8
D
LSDU~
5
Ë
2
&
$
5
2
1
Ë
5
t
R

9
H
Q
D
P
R
5Ë2&
8
<
8
1
Ë
5tR&DPDUiQ

5
t
R
$
S
R
Q
J
X
D
R
5
t
R

&
K
L
F
D
Q
i
Q
5Ë2
&
8
<
8
1
Ë
5
tR

&
RUXP
R
61°00'
61°00'
62°00'
62°00'
63°00'
63°00'
7°00' 7°00'
6°00' 6°00'
5°00' 5°00'
4°00' 4°00'
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA PARQUE NACIONAL CANAIMA
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Área Urbana ................................... Embalse .................................................
Curso de Agua ......................................
Lago .................................................
Lindero del Parque Nacional .......
Corriente Ìntermitente ..........................
Límite Ìnternacional ..........................
Límite de Estado ..................................
Límite de Municipio ..............................
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada ..................
Carretera No Pavimentada ............
Sendero o Pica ................................
Autopista ........................................
Zona con Sobreposición de Límites ..
0 20 40 60 80 10 kilómetros
EscaIa Gráfica
CI!ÐAÐ IO!ÍVA!
ISTAÐO IO!IVA!
ISTAÐO
AÞZOÁTC!I
ISTAÐO
C!Á!ICO
ISTAÐO
MOÞACAS
ISTAÐO
ÐI!TA
AMAC!!O
ISTAÐO
AMAZOÞAS
Snnfn IIonn
do !nIron
*8$<$1$(6(48,%$
(ZOÞA IÞ !IC!AMACIÓÞ)
S!JITO A! AC!I!ÐO ÐI CIÞII!A ÐI!
l? ÐI III!I!O ÐI l966
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
!II!I!ICA
IIÐI!ATIVA ÐI! I!ASI!
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8$<$1$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
N
E O
S
33
LocaIización Astronómica
4° 41ŏ y 6° 29ŏ Latitud Norte
60° 40ŏ y 62° 59ŏ Longitud Oeste
LocaIización Geográfica
En el extremo sureste de la República Bolivariana de
Venezuela. Coincidiendo, a su vez con la porción su-
reste del Macizo Guayanes, región natural a la cual
pertenece esta unidad protegida.
Administrativamente el Parque Nacional Canai-
ma forma parte de los Municipios Piar, Roscio,
Gran Sabana, Sifontes y Raúl Leoni del estado
Bolívar.
Extensión
El Parque Nacional Canaima tiene una extensión
de 3.000.000 de hectareas; es decir, 30.000 km².
Límites
Por el oeste lo limita el cauce del río Caroní; por
el Norte esta delimitado por el río Antabare y la
Sierra de Lema; por el Sur lo limitan las cabece-
ras del río Arabopó.
DecIaratoria como Área Protegida
El Parque Nacional Canaima fue creado como
tal, mediante Decreto Ejecutivo N° 770 del 12
de Junio de 1962, con Decreto de Ampliación N°
1.137, de fecha 9 de septiembre de 1975, apare-
cido en la Gaceta Oſcial 30.809 del 01 de octu-
bre de 1975.
El Parque Nacional Canaima tiene un Plan de
Ordenamiento y Reglamento de Uso del Sector
Oriental (Gran Sabana) emitido según Decreto N°
34.758, Gaceta oſcial 1.640 de fecha 5 de junio
de 1991.
DecIaratoria como Patrimonio
NaturaI de Ia Humanidad
El Parque Nacional Canaima fue declarado PA-
TRÌMONÌO MUNDÌAL NATURAL DE LA HUMA-
NÌDAD por la UNESCO en el año 1994.
Paisajes naturaIes más
sobresaIientes
La Gran Sabana. Ŗ
El sector de Canaima. Ŗ
Los Tepuyes. Ŗ
Saltos, cataratas, rapidos y lagunas. Ŗ
Cuestas y lomeríos. Ŗ
Los bosques Siempreverdes. Ŗ
Las extensiones de sabanas. Ŗ
Bosques de galería y morichales. Ŗ
Vegetación tepuyana y subtepuyana. Ŗ
PrincipaIes beIIezas escénicas
Sector orientaI
Piedra de La Virgen. Ŗ
Salto El Danto (La Escalera, Sierra de Lema). Ŗ
Monumento al Soldado Pionero. Ŗ
Río Aponwao. Ŗ
La Ciudadela (Campamento militar). Ŗ
Rapidos de Kamoiran. Ŗ
Cadena oriental de Tepuyes. Ŗ
(0%$/6(
'(
*85,
&,8'$' %2/Ì9$5
(67$'2 %2/,9$5
(67$'2 $1=2É7*8,
(67$'2
*8É5,&2
(67$'2
021$*$6
(67$'2
'(/7$$0$&852
(67$'2
$0$=21$6
II TIgro
Snnfn IIonn
do !nIron
*8$<$1$(6(48,%$
(ZOÞA IÞ !IC!AMACIÓÞ)
S!JITO A! AC!I!ÐO ÐI CIÞII!A ÐI!
l? ÐI III!I!O ÐI l966
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
34
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Localización Astronómica
4° 41’ y 6° 29’ Latitud Norte
60° 40’ y 62° 59’ Longitud Oeste
Localización Geográfica
En el extremo sureste de la República Bolivariana de
Venezuela. Coincidiendo, a su vez con la porción su-
reste del Macizo Guayanés, región natural a la cual
pertenece esta unidad protegida.
Administrativamente el Parque Nacional Canai-
ma forma parte de los Municipios Piar, Roscio,
Gran Sabana, Sifontes y Raúl Leoni del estado
Bolívar.
Extensión
El Parque Nacional Canaima tiene una extensión
de 3.000.000 de hectáreas; es decir, 30.000 km�.
Límites
Por el oeste lo limita el cauce del río Caroní; por
el Norte está delimitado por el río Antabare y la
Sierra de Lema; por el Sur lo limitan las cabece-
ras del río Arabopó.
Declaratoria como Área Protegida
El Parque Nacional Canaima fue creado como
tal, mediante Decreto Ejecutivo N° 770 del 12
de Junio de 1962, con Decreto de Ampliación N°
1.137, de fecha 9 de septiembre de 1975, apare-
cido en la Gaceta Ofcial 30.809 del 01 de octu-
bre de 1975.
Moriches en la Gran Sabana
Río de Aguas Negras
Parque Nacional Canaima
Múltiples caídas de agua en reborde de tepuy - Parque Nacional Canaima
0DQDTXLUH
0DLSDVDU~
7DFXSD\
&DQDLPD
&DxR1HJUR
8UX\pQ
8ULPiQ
0XQDGD
$VLDVLWR
<XPDULED
3LUPD
,SDWXUHLPD
*XDULPSD
.DPDUDWD
(O'RUDGR
6DQ0LJXHO
/RV&DMRQHV
/D'DQWD
0DUJDULWD
$VHUUDGHUR
(O3XHEOLWR
7ULDQD
/D/DMD
.LOyPHWUR
/DV&ODULWDV
8QDWH\
8UXPiQ
.DQDYD\pQ
6DQ-RVpGH7DXFpQ
8RQTXpQ *XDFDX\pQ
&KDTXLPH
&DQWDUUDQD
(O3DXMt
,NDEDU~
5XHTXpQ
$SRLSR
*XDQDUX
6DQ)UDQFLVFR
GH<XUXDQL
&$55,=$/
(NUHFX
6DQ0DUWtQ
GH7XUXPEiQ
&DLFiQ
0RUDXMDQD
0LVLyQ3DUXLQD
3DLPDSD\
&DPDUiQ
8DUSDWD
(O2VR
8ULSDWi
&KLULPDWi
$PRFRFRSD\
$UDERSy
*XDUDULWD
6WD(OHQD
GH8DLUpQ
6WD&UX]
GH0DSDXUL
6DQ5DIDHO
/XHSD
/$ *5$1 6$%$1$
(6 7$'2 %2/Ì 9$5
5(3Ô%/, &$ )('(5$7, 9$
'(/ %5$6 , /
AUYAN TEPUY
TRAMA TEPUY
ACOPAN TEPUY
CHIMANTA TEPUY
NAMA TEPUY
MONTE
RORAIMA
SIERRA
D
E
L
E
M
A
SIERRA
C
A
R
A
P
O
S
I
E
R
R
A

D
E
L

Z
A
M
U
R
O


S
I
E
R
R
A
P
A
C
A
R
AI MA
Paray Tepuy
AUYAN TEPUY
TRAMA TEPUY
ACOPAN TEPUY
CHIMANTA TEPUY
NAMA TEPUY
MONTE
RORAIMA
SIERRA
D
E
L
E
M
A
SIERRA
C
A
R
A
P
O
S
I
E
R
R
A

D
E
L

Z
A
M
U
R
O


S
I
E
R
R
A
P
A
C
A
R
AI MA
Paray Tepuy
(0%$/6(
'(*85,
0 20 40 60 80 10 kilómetros
EscaIa Gráfica
61°00'
61°00'
62°00'
62°00'
63°00'
63°00'
7°00' 7°00'
6°00' 6°00'
5°00' 5°00'
4°00' 4°00'
N
E O
S
Zona con Sobreposición de Límites
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Datos Técnicos
Ìmagen Landsat 7 ETM + 001/056 - 233/056 - 001/057 - 233/057; Fecha de Adquisición: 2000.
Combinación de Bandas: RGB 543 Resolución: 14.5 m
Límite de Estado
MAPAIMAGEN DEL PARQUE NACIONAL CANAIMA
LEYENDA
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Lindero del Parque Nacional Canaima
0$5&$5,%(
C!AYAÞA
ISIQ!IIA
!II!I!ICA ÐI CO!OMIIA
!II!I!ICA IIÐI!ATIVA
ÐI I!ASI!
C!
AYAÞ
A
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
CI!ÐAÐ IO!ÍVA!
ISTAÐO IO!IVA!
ISTAÐO
AÞZOÁTC!I
ISTAÐO
C!Á!ICO
ISTAÐO
MOÞACAS
ISTAÐO
ÐI!TA
AMAC!!O
ISTAÐO
AMAZOÞAS
Snnfn IIonn
do !nIron
*8$<$1$(6(48,%$
(ZOÞA IÞ !IC!AMACIÓÞ)
S!JITO A! AC!I!ÐO ÐI CIÞII!A ÐI!
l? ÐI III!I!O ÐI l966
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
!II!I!ICA
IIÐI!ATIVA ÐI! I!ASI!
37
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Paisajes naturales
La espectacularidad y la sublime belleza de los
paisajes naturales del Parque Nacional Canaima
son reconocidas de forma unánime por quienes
de una u otra manera tienen conocimiento de su
existencia. Bien lo dice el Prólogo al Plan Rector
de este conjunto de tierras, cuando señala:
“Al sureste de Venezuela se extiende una vasta
región que ofrece al hombre la oportunidad de
observar y experimentar las fuerzas de la vida
y de la evolución. A veces es una tierra dura de
ríos turbulentos, vientos huracanados, lluvias to-
rrenciales y selvas impenetrables. En otras opor-
tunidades la inmensa quietud de las sabanas
onduladas y los majestuosos y misteriosos tepu-
yes crean un ambiente a la vez sereno y sobre-
cogedor. Estos contrastes seguirán sucediendo
inevitablemente en unos de los escenarios más
sorprendentes por su incomparable belleza”
Contribuye a aumentar aun más, el alto interés
que despierta este espacio geográfco, el gran
signifcado que tiene para las ciencias más di-
versas, los abundantes recursos naturales que
posee, el potencial educativo que representa y
su vocación para el esparcimiento y la actividad
turística en general.
En efecto, el Parque Nacional Canaima encierra es-
tas y muchísimas otras bondades que lo convierten,
no sólo en un invalorable patrimonio nacional, sino
también universal, como lo reconoció la UNESCO
en 1994 al declararlo solemnemente PATRIMONIO
MUNDIAL NATURAL DE LA HUMANIDAD.
El Parque Nacional Canaima está ubicado en el
extremo sur-este del Estado Bolívar; pero es en-
teramente de ámbito Guayanés en los 3 millones
de hectáreas que conforman su área, localizada
al extremo noreste del Macizo de Guayana.
Por su extensión, es el segundo Parque Nacional
del país, luego del Parima - Tapirapecó situado
también en Guayana y el sexto en tamaño en el
mundo.
Grosso modo, desde el punto de vista fsiográfco,
pueden distinguirse en el Parque Nacional Canai-
ma, los siguientes conjuntos mayores de tierras:
Sector Norte. Dominado por la Sierra de Lema,
las altimesetas tepuyanas meridionales y las alti-
mesetas tepuyanas del noroeste. Representa el
extremo norte del parque. Se trata de una alinea-
ción de dirección aproximada este-oeste de coli-
nas, cuestas y tepuyes alargadas en unos 70 km,
desde el cerro Venamo al este, hasta la base del
Ptari - tepui al oeste. La fsiografía de la Sierra de
Lema responde a los tipos de aforamientos roco-
sos que la conforman, particularmente intrusiones
de diabasas y areniscas del Grupo Roraima.
Las primeras se modelan en colinas y cuestas y
las segundas en mesetas tepuyanas. Los frondo-
sos y bien desarrollados bosques siempreverdes
que caracterizan la cubierta vegetal de la Sierra de
Lema, son posibles gracias a los suelos apropia-
dos derivados de estos aforamientos de diabasa.
puyes más sobresalientes pertenecen al macizo
Sierra de Aparamán, donde destacan el Kamar
- cabari - tepui (1.900 m) el Murisipán - tepui, bien
conocido y admirado por su cumbre diseñada en
forma de bloques y torrecillas rocosas.
Sector Oriental o La Gran Sabana. El sector
este del Parque Nacional Canaima está represen-
tado por la vasta y ligeramente ondulada altiplani-
cie de la Gran Sabana, apenas interrumpida por
divisorias serranas de escasa altitud, al igual que
Por su parte, las areniscas de Roraima permiten
los relieves tepuyanos existentes y la vegetación
menos exuberante que en estos espacios se
establece, como son los casos de bosques sub-
montanos y los herbazales tepuyanos. Las altitu-
des del conjunto culminan a unos 1.500 m.s.n.m,
sirviendo de separación entre las cuencas de los
ríos Cuyuní y Aponwuao, este último siendo uno
de los más representativos del parque.
Las altimesetas tepuyanas meridionales son rela-
tivamente escarpadas y bajas; entre ellas desta-
can el Sororopán - Tepui con 2.050 m de altitud,
el Karrao - Tepui con 2.200 m y el más atractivo
de todos, el Ptari - Tepui o Cerro Budare, culmi-
nando a 2.400 m de altitud. En el noreste los te-
por numerosas cuestas de frentes escarpados y
dorsos ligeramente inclinados. También rompe la
monotonía topográfca plana o semiplana de es-
tas tierras sabaneras, la presencia de alineacio-
nes de bajas colinas en forma de medias naranjas
que allí suelen hallarse. Sin olvidar, claro está, las
imponentes moles rocosas de los tepuyes gran-
sabaneros, abundantes en este sector oriental
del Parque Nacional Canaima. Amplios valles de
suaves pendientes longitudinales actuando como
divisorias de aguas poco nítidas terminan por ca-
racterizar el paisaje natural de la Gran Sabana,
con su extensa cubierta graminosa, bosques de
galería y morichales característicos.
Relieve ondulado de la Gran Sabana con bosque de galería y típica vegetación herbácea
38
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Sector Occidental. La Gran Sabana al oriente y
Canaima al occidente tienen como referencia ge-
neral de separación el río Karuay que se despla-
za de norte a sur para desembocar en el Caroní,
luego de pasar Wonkén. A su vez, el río Carrao
separa a Canaima del sector norte del parque
cuando se enrrumba de sureste a noroeste para
desembocar también en el Caroní. Igualmente, al
sector occidental lo conforman dos grandes maci-
zos tepuyanos: el del Auyantepui al noroeste y el
del Acopántepui - Chimantá - tepui al sureste.
De todos los sectores del Parque Nacional Ca-
naima, el occidental es el más quebrado y vigo-
roso en cuanto a relieve se refere. Sus terrenos
están profundamente disectados por ríos que
corren por cañones con gran torrencialidad, en
perfles longitudinales frecuentemente escalo-
nados formando saltos, cataratas y rápidos. Las
mesetas tepuyanas del sector, se distinguen por
su elevación y el acentuado escarpado de sus
paredes rocosas, como los casos emblemáticos
del Auyantepui o del Chimantá - tepui, elevados
a más de 2.400 m.s.n.m.
Todas estas diferencias fsiográfcas y de la red
hidrográfca del Parque Nacional Canaima se
presentan a pesar de que su geología generali-
zada es muy similar, particularmente en lo que a
su composición rocosa se refere.
El Auyantepui desde Valle Kamarata
Tepuy con sus típicos saltos de agua
La litología que cubre la casi totalidad del espa-
cio corresponde al llamado Súper Grupo de Ro-
raima, conformado predominantemente por ro-
cas sedimentarias de areniscas y conglomerados
en la base, seguidas de lutitas, a su vez recubier-
tas por flitas, limolitas y jaspes rojos. Finalmente,
en el tope se encuentran cuarcitas blancas. Toda
esta unidad litológica es de origen Precámbrico,
con edades comprendidas entre 1.600 - 1.800 mi-
llones de años y volúmenes de capas rocosas de
hasta más de 2.500 m de espesor.
En todo caso en los tres sectores del Parque Na-
cional Canaima, las formas de relieve predominan-
tes varían de acuerdo a la constitución litológica y
el grado de erosión al cual hayan estado someti-
das las rocas. En efecto, las amplias y onduladas
superfcies cubiertas generalmente por sabanas
graminosas corresponden a las areniscas de Ro-
raima, profundamente meteorizadas, erosionadas
y peniplanadas a lo largo de la antigua historia
geológica del macizo estos alternan con cuestas
de frente abrupto y reverso poco inclinado o bien
con superfcies acolinadas en forma de media na-
ranja, por lo regular correspondiendo a intrusiones
más jóvenes de diabasa, al lado de las altas tábu-
las rocosas de los tepuyes esculpidos en arenis-
cas y cuarcitas duras o también a serranías de
39
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
rocas muy duras. Por su parte, los cañones y per-
fles longitudinales irregulares por donde discurren
potentes ríos del Parque Nacional Canaima, son
igualmente aforamientos rocosos muy duros y re-
sistentes. El todo imprime al espacio ocupado por
el parque, refeja una sensación indescriptible de
inmensidad, fuerza telúrica y belleza paisajística
imponente. El Parque Nacional Canaima resume,
entonces, la larga geocronología del Escudo Gua-
yanés, en términos de su fsiografía, de los seve-
El Auyantepui desde Arenales
ros impactos ambientales de que ha sido objeto
su diversidad biológica y del trabajo milenario de
sus cursos de agua, para crear una de las rique-
zas hídricas más impresionantes, no sólo de Ve-
nezuela, sino del mundo.
40
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Quebrada de Jaspe
Remanso del río Aponwao
Carretera troncal 10 que atraviesa la Gran Sabana de norte a sur
La altiplanicie ondulada de la Gran Saba-
na. El visitante que se asoma al Parque Nacional
Canaima vía terrestre viniendo del norte, luego
de sortear la serpenteante carretera que atravie-
sa la Sierra de Lema y el Alto La Escalera, queda
sublimado por el impacto que ocasiona a su vista
y espíritu, el inconmensurable espacio levemen-
te inclinado hacia el sur de lo que llamamos la
Gran Sabana, cuyo nombre precisamente, deriva
de la cubierta vegetal herbácea que domina el
paisaje.
A la lejanía se observan los inmensos herbazales,
salpicados de bosques y morichales ribereños de
los tantos ríos y quebradas que la surcan y más
allá, a la lejura dibujándose las tenues siluetas
de las mesas tepuyanas y variadas serranías;
para que, en conjunto, conformen esa conspicua
y rara belleza natural que es, justamente, la Gran
Sabana, emblema al lado de Canaima, de lo que
constituye en la rica geografía venezolana el Par-
que Nacional Canaima.
Es evidente que las sabanas abiertas ondula-
das de esta importante porción del Parque son
las más representativas, pero no las únicas, por-
que también encontramos paisajes parecidos en
la otra porción del Parque que es Canaima, sin
embargo, se trata de extensiones reducidas no
contínuas. Por ello se hace referencia específ-
camente a la Gran Sabana.
Las extensas y voluminosas capas de areniscas
que durante el Proterozoico Temprano a Medio
cubrieron al Macizo de Guayana en su mitad sur
fueron erosionadas por más de 1.500 millones
de años. Una parte de esta cubierta sedimenta-
ria fue peniplanada y suavemente ondulada en
amplias superfcies, mientras que otras, corres-
pondientes a las capas más duras de areniscas y
cuarcitas fueron cortadas por los cursos de agua
sin llegar a aplanarlas de un todo, quedando en-
tonces como remanentes en altos relieves for-
mando las escarpadas tábulas de los Tepuyes.
Sin embargo, aquí y allá la cubierta sedimentaria
gransabanera se encuentra intrusionada por di-
ques de rocas ígneas básicas de diabasa que al
aforar en diferentes sitios, interrumpen la mono-
tonía topográfca de la altiplanicie con cuestas y
bajas colinas en forma de medias naranjas, así
como la cubierta herbácea graminosa al permitir,
por generar mejores suelos, la formación de par-
ches boscosos.
Igualmente, con las areniscas de Roraima a ve-
ces alternan delgadas capas de rocas volcánicas
vítreas formando jaspes coloridos, como el que
se observa en el lecho de la quebrada de Jaspe.
41
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Bosque submontano y herbazales de la Gran Sabana
Cadena de tepuyes Orientales
Colinas bajas de la Gran Sabana
Las tierras onduladas de la altiplanicie se encuen-
tran a elevaciones que van desde unos 1.500 m
a 700 m de norte a sur, con inclinación en este
mismo sentido, lo que orienta el desplazamiento
de la red de drenaje en esa misma dirección. Sin
embargo, a diferencia de los otros sectores del
Parque, la disección que han sufrido estas tierras
sabaneras es poco marcada, de modo que los
cursos de agua generalmente corren por cauces
poco profundos, con sus riberas sembradas de
bosques de galería y morichales que interrum-
pen la regularidad de la cubierta herbácea pre-
dominante de la zona.
La Gran Sabana propiamente dicha es muy ex-
tensa, pues abarca unos 18,000 km�, aunque no
toda ella pertenece al Parque Nacional Canaima,
pero sí su mayor parte. El límite norte de la alti-
planicie es la Sierra de Lema, integrado al Par-
que y al sur, la Sierra de Pakaraima, fuera de
la poligonal del Parque Nacional Canaima. Por
el este los límites están dados por los ríos Ka-
moirán y Mazaruni y al oeste la limitan las cade-
nas de Tepuyes Los Testigos y los ríos Karuay y
Vaiparú.

El relieve de la altiplanicie es un plano inclinado
que va desde los 1.500 m en la Sierra de Lema al
norte, a 700 m en la sierra de Pakaraima al sur.
Sin embargo, las altitudes extremas de esta gran
unidad del paisaje las conforman las cimas de
algunos de los tepuyes que se localizan en su es-
pacio, incluyendo el Roraima (2.723 m), el cual,
si bien forma parte de la geografía gransabanera
y Parque Nacional Canaima, también constituye
por si mismo un Monumento Natural, al igual que
los otros Tepuyes que integran la llamada Cade-
na de Tepuyes Orientales.
Las mesetas Tepuyanas de La Gran Sabana son
un espectacular componente del relieve gransa-
banero, sin embargo, por su relevante importan-
cia como belleza escénica conformada práctica-
mente por cada unidad tepuyana, le damos un
tratamiento especial en el sistema expositivo de
esta publicación.
Además de los tepuyes, la altiplanicie de la Gran
Sabana está interrumpida en su relieve plano a
semiplano por cuestas bajas de frente abrupto
y reverso ligeramente inclinado, así como por
colinas bajas o lomeríos en formas de medias
naranjas, coincidiendo regularmente con afora-
mientos de rocas básicas de diabasa, intrusivos
a las areniscas del Grupo Roraima. Cuando ello
ocurre suelen existir formaciones boscosas y ar-
bustales muy diferentes a la cubierta graminosa
preponderante de las superfcies aplanadas de
la Gran Sabana.
42
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Suelos
Las areniscas como rocas predominan-
tes del grupo Roraima, formadas en el
precámbrico superior, han sido meteo-
rizadas por centenas de millones de
años, dando origen a suelos arenosos,
sumamente lixiviados, muy pobres en
materia orgánica y nutrientes, con ele-
vada acidez e incapaces de soportar
una cubierta vegetal más desarrollada
que los herbazales graminosos abier-
tos que caracterizan a la altiplanicie de
la Gran Sabana. En cambio, los diques
de diabasa y volcánicas como el jaspe,
al meteorizarse han producido suelos
más arcillosos, con buena capacidad
de retención de humedad y sufciente
cantidad de nutrientes para permitir la
formación de una cubierta vegetal más
desarrollada de bosques submonta-
nos.

Esta es la razón por la cual las princi-
pales actividades agrícolas de la po-
blación autóctona Pemón que habita la
Gran Sabana se ubican en esas áreas,
más que en ningunas otras de la zona.
De manera que la vocación agrícola de
estos suelos residuales, es prácticamente
nula y los que tienen mejores condiciones
para tales fnes se restringen a parches de
suelos aluviales más recientes encontra-
dos a lo largo de algunos valles.
Además de la muy escasa vocación agrí-
cola los suelos gransabaneros, se distin-
guen por ser sumamente propensos a la
erosión hídrica, particularmente cuando
están desprovistos de cubierta vegetal
protectora al tratarse de suelos mal estruc-
turados y frecuentemente sueltos, unido al
clima agresivo de la región, caracterizado
por lluvias abundantes y torrenciales, la
erosión laminar y la lineal producida por
los cursos de agua se ejerce con mucha
efcacia, produciendo una rápida y volu-
minosa acción de transporte e incisión de
los mantos arenosos que cubren la mayor
parte de la superfcie de la zona. Por tales
razones, el uso y manejo de este recurso
debe realizarse con sumo cuidado para
evitar impactos negativos de deterioro del
paisaje gransabanero.
Bosque de galería a orillas de la quebrada de Jaspe
Cima del Roraima
43
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Vegetación
En relación con la vegetación de la altiplanicie propiamente dicha, Huber y
Febres (2000) señalan los rasgos generales de la misma, sintetizados en
la presencia de una formación conformada por bosques siempreverdes,
cuyas especies arbóreas en una bajísima proporción pierden sus hojas una
vez al año. Estos bosques se localizan principalmente en laderas bajas
y medias de la altiplanicie, al igual que en las vertientes inferiores de los
tepuyes circundantes; son bosques húmedos y densos, a veces con gran
abundancia de palmas. Se trata de árboles de baja a mediana altura, entre
10 - 25 m, luciendo copas esféricas o ensanchadas. Escasean los árboles
con fores llamativas, pero abundan las epiftas y pocas son las lianas. El
sotobosque es desarrollado, conformado principalmente por hierbas, ar-
bustos y pequeñas palmeras.
El bosque de la altiplanicie gransabanera se presenta en forma de man-
chas, asociado frecuentemente a aforamientos de diabasa o como bosque
de galería a lo largo de los cursos de agua, particularmente en el sector me-
ridional de La Gran Sabana, donde, al contrario del bosque siempreverde,
los árboles presentan “vistosas inforescencias rojas o amarillas y, menos
frecuentemente azules”. (Huber y Febres, 2000).
Las formaciones boscosas de la zona son muy frágiles e inestables en
presencia de intervenciones e impactos imprudentes; debido a la enorme
difcultad para regenerarse que tiene la vegetación ante la presencia de
suelos pobres en nutrientes y mediocremente estructurados. Los incendios
frecuentes que se producen en La Gran Sabana impacta irreversiblemente,
la vegetación y, muy particularmente la boscosa. Por su parte, “la forma-
ción herbácea está representada, en primer lugar; por las inmensas saba-
nas abiertas que cubren casi toda la altiplanicie de la Gran Sabana, desde
la Escalera hasta Santa Elena de Uairén y desde el río Karuay hasta el
cerro Roraima. Sin embargo, entremezcladas con las sabanas dominadas
por gramíneas y ciperáceas, aparecen manchas a veces muy grandes de
otro tipo de herbazal, dominado por curiosas hierbas de hoja ancha, que
durante su período de foración (mayo a junio) produce fores amarillas muy
vistosas. Estos herbazales de hoja ancha (latifoliados), crecen siempre so-
bre un suelo turboso, negro y saturado de agua y presentan una estrecha
relación forística con comunidades herbáceas similares en las cumbres
de los tepuyes circundantes; estos herbazales se consideran relictos de
épocas geológicas pasadas, durante las cuales el clima frío favoreció el
crecimiento de las especies de alta montaña en niveles altitudinales más
bajos (Huber y Febres, 2000).
Hay un tercer tipo de vegetación herbácea que aparece en la parte me-
ridional de la zona por debajo de los 1.000 m.s.n.m. Se trata de sabanas
graminosas altas y densas donde crecen extensas colonias de palma mo-
riche, como son los casos de las planicies aluviales de los ríos Yuruaní y
Kukenán. Sobresalen estas formaciones vegetales por una exhuberante
belleza escénica gransabanera.
Finalmente, hay que destacar en la cubierta vegetal de La Gran Sabana la
formación de arbustales constituidos por comunidades bajas dominadas
por arbustos desarrollados sobre aforamientos rocosos o arena suelta. Es
una vegetación con muchas especies altamente endémicas adaptadas a
un medio ecológico muy restrictivo.
Morichales en la Gran Sabana
Epífitas que abundan en el parque
44
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Clima
Por su posición latitudinal, Venezuela es un país
enteramente intertropical con climas correspon-
dientes a esa situación astronómica, aunque
modifcados en sus características generales por
factores como la altitud del relieve, su exposición
a los vientos y la mayor o menor lejanía de las
masas de agua marítimas. Por su parte, la tropi-
calidad más acentuada del territorio nacional se
encuentra en su mitad meridional ocupada por el
Macizo de Guayana y, es aún mayor al sur del
paralelo 6° Norte, justamente en la posición lati-
tudinal del Parque Nacional Canaima.
Por consiguiente, el espacio geográfco del par-
que, situado cerca del ecuador, está infuenciado
por la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT)
o lo que es lo mismo, la zona de baja presión
donde confuyen los vientos alisios del noreste y
del sureste, centrada en promedio alrededor de
los 5° norte.
La posición latitudinal del parque, además de in-
fuir en la ocurrencia de la precipitación, también
lo hace en cuanto al calor que se recibe en la
superfcie del territorio del parque, siendo más o
menos constante durante todo el año, pero tam-
bién modifcado por la altitud del relieve, su ex-
posición y la nubosidad, la cual es alta en buena
parte del año.
La precipitación en el Parque Nacional Canaima
está directamente infuenciada por el desplaza-
miento hacia el norte de la ZCIT, lo que suce-
de generalmente entre mayo y noviembre para
producir durante este período altos promedios
de lluvia, superiores a 2.000 - 2.500 mm. Sin
embargo, los promedios aumentan en las áreas
más elevadas del parque debido a fenómenos
de ascensión forzada de las masas de aire hú-
medo produciendo lluvias de carácter orográfco.
En todo caso, en el Parque Nacional Canaima
no existen grandes diferencias entre los meses
más lluviosos y los menos lluviosos. No hay en
el territorio de esta unidad protegida ni verdade-
ros períodos secos, ni verdaderos meses secos
durante el año.
En cuanto a los tipos de clima, corresponden al
cálido superhúmedo y al cálido muy húmedo de
carácter ecuatorial, sin períodos secos defni-
dos, con lluvias abundantes y constantes. Para
el superhúmedo los promedios son superiores
a 2.400 mm/año; es decir, climas ombróflos de
bosque siempreverde y lluviosos.
Para el cálido muy húmedo, sus promedios están
sobre los 1.600 mm/año. Enero y febrero son los
meses menos lluviosos, pero siempre con pro-
medios superiores a 100 mm/mes. Por su parte,
mayo, junio, julio y agosto son los meses más
lluviosos, con temperaturas superiores a 27 °C
de promedio anual para las tierras situadas por
debajo de 1.000 m de altitud.
En las tierras altas del Parque Nacional Ca-
naima; es decir, aquellas localizadas sobre los
1.000 m de elevación, pertenecientes a serranías
y tepuyes, su clima es de tipo superhúmedo, con
dos regímenes: uno, mesotérmico superhúmedo
y otro mesotérmico húmedo, ambos caracteri-
zados por alta nubosidad y temperaturas relati-
vamente bajas. Es de recalcar que en algunas
cumbres tepuyanas, como en el Auyán - tepui, a
más de 2.500 m.s.n.m., las temperaturas medias
anuales oscilan entre 9 °C - 12 °C y a veces pue-
den llegar hasta 2 °C, como extremas.
No existe mucha precisión sobre el clima del Par-
que Nacional Canaima en términos puntuales,
debido a la escasez de estaciones meteorológi-
cas instaladas; sin embargo, en el sector de la
Gran Sabana hay una relativa mayor densidad
de la red de estaciones. En el sector occidental
existe alguna información para la estación Canai-
ma y también para el Auyán - tepui. Aunque la
estación de Santa Elena de Uairén está fuera de
los límites del parque, se toma en cuenta por ser
representativa del sector meridional del parque.
Las estaciones metereológicas, cuyos datos se
señalan a continuación, son las que se tienen en
el parque.
Caidas de agua blanca y río de aguas negras
45
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
TemperaturayprecipitacióndeestacionesmeteorológicasdelMacizoGuayanés
TMA = Temperatura Media Anual PMA = Precipitación Media Anual
ClimascálidosmuyhúmedosdeGuayana
46
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
ClimascálidossuperhúmedosdelParqueNacionalCanaimaydeSanCarlosderíoNegro
47
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Relieve de cuestas en La Gran Sabana
Ascención de nubes en los rebordes de tepuy - La Gran Sabana
.HUHSDFXSDL0HUX
6DOWRÈQJHO
MnnnquIro
MnIµnsnru
Tncuµny
CnnnImn
Cnno Þogro
!ruyon
!rImán
Munndn
AsInsIfo
YumnrIbn
IIrmn
IµnfuroImn
CunrImµn
Knmnrnfn
II Ðorndo
Snn MIguoI
!os Cnjonos
!n Ðnnfn
MnrgnrIfn
Asorrndoro
II IuobIIfo
TrInnn
!n !njn
KIIomofro 88
!ns CInrIfns
!nnfoy
!rumán
Knnnvnyon
Snn Joso do Tnucon
!onquon
Cuncnuyon
ChnquImo
Cnnfnrrnnn
Paray Tepuy
II Inují
Iknbnru
!uoquon
AµoIµo
Cunnnru
Snn IrnncIsco
doYurunnI
&$55,=$/
Ikrocu
Snn Mnrfín
do Turumbán
CnIcán
Mornujnnn
MIsIon InruInn
InImnµny
Cnmnrán
!nrµnfn
II Oso
!rIµnfá
ChIrImnfá
Amococoµny
Arnboµo
CunrnrIfn
6WD(OHQD
GH8DLUpQ
Sfn. Cruz
do MnµnurI
Snn !nfnoI
!uoµn
/$ *5$1 6$%$1$
*8$<$1$(6(48,%$
(ZONA EN RECLAMACIÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GINEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
(67$'2 %2/Ì 9$5
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$ '(/ %5$6,/
AUYAN TEPUY
TRAMA TEPUY
ACOPAN TEPUY
CHIMANTA TEPUY
NAMA TEPUY
MONTE
RORAIMA
SIERRA
D
E
LE
M
A
SIERR
A
C
A
R
A
P
O
S
IE
R
R
A
D
E
L
Z
A
M
U
R
O


S
I
E
R
R
A
P
A
C
A
R
A
I
M
A
5
Ë
2

&
$
5
2
1
Ë
5
t
R

&
D
U
U
D
R
5
tR

&
K
L
J
X
D
R
5
tR
6
X
S
D
P
R
5
t
R

3
D
UDJX
D
5
tR<
X
UX
i
Q
5
t
R

$
S
D
F
D
U
D
5
t
R

,
N
D
E
D
U
~
5
t
R
8
D
LSDU~
5
Ë
2
&
$
5
2
1
Ë
5
t
R

9
H
Q
D
P
R
5Ë2&
8
<
8
1
Ë
5tR&DPDUiQ

5
t
R
$
S
R
Q
J
X
D
R
5
t
R

&
K
L
F
D
Q
i
Q
5Ë2
&
8
<
8
1
Ë
5
t
R
&RUX
P
R
(0%$/6(
'(*85,
61°00'
61°00'
62°00'
62°00'
63°00'
63°00'
7°00' 7°00'
6°00' 6°00'
5°00' 5°00'
4°00' 4°00'
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA DE VEGETACIÓN DEL PARQUE NACIONAL CANAIMA

Área Urbana ..........................................
Lago .....................................................
Embalse ................................................
Curso de Agua ......................................
Corriente Ìntermitente ...........................
Límite Ìnternacional ..............................
Límite de Estado ...................................
Límite de Municipio ...............................
Zona con Sobreposición de Límites ......
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada .........................
Carretera No Pavimentada ....................
Sendero o Pica ......................................
Autopista ..............................................
Lindero del Parque Nacional .................
LEYENDA
Bosque Transición premontano-montano bajo Semideciduo (BPSd)
Bosque Transición premontano-montano bajo Siempre verde (BPSv)
Bosque Siempre verde (BSv)
Bosque Tropical Semideciduo (BTSd)
Bosque Tropical Siempre verde (BTSv)
Descubierto (D)
Descubierto Transición premontano-montano bajo (DP)
Matorral Transición premontano-montano bajo Siempre verde (MPSv)
Matorral Tropical Siempre verde (MTSv)
Sabana Abierta Transición premontano-montano bajo (SaP)
Asociación Sabana Arbolada Matas Transición premontano-montano bajo (SamP)
Sabana Abierta Tropical (SaT)
Sabana con chaparro Tropical (SchT)
Asociación Sabana Arbolada Matas Tropical (SamT)
Asociación Sabana Arbolada Palmas Transición premontano-montano bajo (SapP)
Vegetación Especial Transición premontano-montano bajo (VeP)
Vegetación Especial (Ve)
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Fuente Temática: Huber, O. y Alarcón, C. Mapa de Vegetación de Venezuela Año 1988. MARNR.
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
0 20 40 60 80 10 kilómetros
EscaIa Gráfica
CI!ÐAÐ IO!ÍVA!
ISTAÐO IO!IVA!
ISTAÐO
AÞZOÁTC!I
ISTAÐO
C!Á!ICO
ISTAÐO
MOÞACAS
ISTAÐO
ÐI!TA
AMAC!!O
ISTAÐO
AMAZOÞAS
Snnfn IIonn
do !nIron
*8$<$1$(6(48,%$
(ZOÞA IÞ !IC!AMACIÓÞ)
S!JITO A! AC!I!ÐO ÐI CIÞII!A ÐI!
l? ÐI III!I!O ÐI l966
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
!II!I!ICA
IIÐI!ATIVA ÐI! I!ASI!
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8$<$1$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
N
E O
S
49
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Paisajes vegetales
No obstante, la pobreza generalizada de los sue-
los del Parque Nacional Canaima, debido a su
escasez de nutrientes, elevada acidez, alta lixivia-
ción y baja capacidad de retención de humedad;
este vasto espacio de la geografía guayanesa se
distingue por tener una cubierta vegetal donde
las selvas y bosques de variado tipo, poseen la
más amplia representación de todos los paisajes
vegetales de esta unidad protegida. Las razones
de la existencia de esta cubierta boscosa están
dadas por el clima ecuatorial superhúmedo y
muy húmedo reinante, con lluvias abundantes y
constantes durante todo el año; sin estación seca
defnida; a la vez por la poca o muy poca inter-
vención antrópica que se ha ejercido en amplios
espacios de la zona. Es evidente que en aquellas
áreas donde hay mejor desarrollo de suelos y son
menos pobres por la presencia de aforamientos
rocosos ígneos - intrusivos de diabasa, la vege-
tación boscosa sea aún más densa y frondosa;
existiendo incluso, cubiertas selváticas prístinas
o bien escasamente intervenidas.
Justamente, la existencia de la extensa cubierta
boscosa señalada, ha sido una de las justifcacio-
nes más poderosas para que el Estado venezola-
no haya tomado la acertada decisión de concebir
el Parque Nacional Canaima, como una manera
idónea de proteger esta extraordinaria riqueza
natural, que, a su vez, sirve como escudo para la
protección de ese otro inmenso recurso natural
del parque como lo son su agua y sus ríos.
Sin embargo, es de advertir que la cubierta ve-
getal del parque, por muy exhuberante que sea,
representa formaciones clímax que se hayan
en equilibrio precario con los diferentes factores
ecológicos que la determinan; por lo que una vez
que dicho equilibrio se rompe por impactos ne-
gativos ejercidos sobre esos factores, resulta su-
mamente difícil, por no decir imposible, que la cu-
bierta vegetal originaria se regenere. La fragilidad
ecológica del ambiente guayanés y por ende, del
Parque Nacional Canaima, es una realidad indis-
cutible a tomar en cuenta en cualquier política de
manejo que se adopte en función de la preserva-
ción de sus paisajes vegetales. Los conjuntos o
paisajes vegetales más representativos del Par-
que Nacional Canaima, son los siguientes:
Bosques
Es la más extendida e impresionante formación
vegetal del parque, compuesta por innumerables
variedades de árboles, arbustos, orquídeas y
bromeliáceas de espléndida belleza y atractivas
formas. Diferentes tipos de bosques pueden dis-
tinguirse de acuerdo con su composición forísti-
ca y formas estructurales en un todo, según las
particularidades de adaptación de los elementos
componentes a los variados ambientes en cuyo
proceso, el alto endemismo es una constante
ecológica.
Bosque húmedo tropical de tierras bajas
Este tipo de bosque corresponde a las tierras ba-
jas del parque, es decir, las situadas por debajo
de los 500 m de altitud; con promedios de lluvia
superiores a 2.400 mm/anuales. Se asemeja a
un gigantesco tapiz vegetal, apenas interrumpido
acá y allá por algunos espacios abiertos por el
hombre en sus labores de asentamiento, cultivos
e incluso actividades mineras. Se trata de un bos-
que siempreverde, muy lluvioso, macrotérmico y
de ambiente húmedo. Generalmente presenta
tres o cuatro estratos arbóreos con elementos
que llegan a alcanzar hasta más de 40 m de al-
tura y diámetro hasta de 80 cm. “Los troncos por
lo general son rectos y se encuentran coronados
por copas juntas entre sí, formando un techo o
bóveda casi cerrado que actúa como fltro para
la luz. Por tanto, la luz que penetra en su interior
es de baja intensidad y por consiguiente, el soto-
bosque es ralo y poco desarrollado” (Guía Ecoló-
gica de Canaima Pág. 82).
En esta formación boscosa abundan las palme-
ras y se pueden encontrar también enclaves de
herbazales y arbustales que, aún así, no inte-
rrumpen el aspecto arbóreo y frondosidad del
bosque siempreverde.
Entre las palmas más representativas tenemos:
amuniñá o coquito (Astrocaryum gynacantum);
avak o cocurito (Attalea maripa); chips-yek (Bac-
tris acanthocarpa); Geonoma deversa; Geonoma
maxima y yuruak o cerbatana (Iriartella setigera).
Igualmente se pueden apreciar árboles, tales
como: maripak-yek, zarcillo o casabe de murcié-
lago (Parkia pendula); Eschweilwra subglandulo-
sa; Poti-yek o trompillo (Tetragastris panamen-
sis); tanno-yek o mijao (Anacardium giganteum);
palo machete (Eperua purpurea); aipue-yek o
sarrapia (Coumarouna polyphylla); Karapa-yek
o Carapa, (Carapa guianensis); algarrobo (Hy-
menaea courbaril); maipa-yek o guamo (Inga
alba); mamoncillo (Licania discolor); naire-yek
(Aspidosperma oblongum) y salado (Vochysia
surinamensis), cuya foración áurica le da un bri-
llo especial al bosque en los meses de noviem-
bre a enero.
Bosques y herbazales en el Parque Nacional Canaima
50
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Morichal guayanés de Mauritia flexuosa
El bosque guayanés
Bosques ribereños
Esta formación boscosa se desarrolla a lo largo de las riberas de los ríos
principales que surcan el parque, aprovechando condiciones ecológicas
relativamente más favorables en cuanto a suelos y humedad. Suelen de-
nominarse también bosques de galería. Cuando los fondos de valles son
más planos y la red hidrográfca más intrincada, los bosques ribereños que
individualmente acompañan el recorrido de los cursos de agua llegan a en-
trelazarse, constituyendo una continuidad en la cubierta vegetal boscosa.
Los bosques ribereños ocupan las áreas más deprimidas del relieve for-
mando conjuntos macro y mesotérmicos con abundante lluviosidad. Algu-
nas de estas formaciones vegetales sufren inundaciones periódicas cuan-
do los ríos aumentan sus caudales o cuando se desbordan, lo cual sucede
particularmente en los meses de mayor lluviosidad.

A diferencia del bosque húmedo tropical, en los bosques ribereños la al-
tura de los árboles se encuentra entre 15 - 20 m. Elementos represen-
tativos de estas formaciones vegetales, son: ará o manaca (Euterpe ca-
tinga var catinga); Kuai o moriche (Mauritia fexuosa); Kú-wadá o seje
chiquito (Oenocarpus bacaba). Las Apocynaceae: Nari-yek (Aspidosperma
oblongum),manati-yek (Spongiosperma cataractum). Las Bombacaceae:
ceibón (Bombax jenmani), etavauka-yek o palo de boya (Pachira minor);
Las Caesalpinaceae: chigo (Campigiandra comosa); ava-yek (Dimorphan-
dra cuerea); Macrolobium bifolium; yeri-yek (Eperua venosa); el sangrito
(Pterocarpus offcinalis). La Clusiaceae (Garcinia madruno); la Chrsoba-
lanaceae makara-yek (Couepia foveolata); la Erythroxylaceae eperu-yek
(Erythroxylum cataractarum); la Euphroniaceae apon-yek (Euphronia guia-
nensis); la Fabaceae ana-yek (Alexa canaracunensis); la Flacourtiaceae ai-
ya-yek (Euceraea nitida); las Myrtaceae maradau-yek o guayabita (Eugenia
punicifolia) y sereuke-yek (Marlierea karuaensis); la Rubiaceae paran-yek
(Remijia densifora); la Sterculiaceae (Sterculia pruriensis) y la Sapotaceae
(Pouteria canaimensis)
Bosques de taludes
Se referen a los bosques siempreverdes húmedos y contínuos característi-
cos de los taludes de escombros rocosos situados al pie de los escarpados
exteriores de las altiplanicies tepuyanas. De manera que son formaciones
vegetales basimontanas y submontanas, cuyos componentes arbóreos po-
seen alturas entre 15 - 30 m. El dosel de estos bosques por lo regular es
menos cerrado a la penetración de la luz solar, permitiendo un buen desa-
rrollo del sotobosque.
Las áreas ocupadas por esta cobertura boscosa son muy lluviosas y con
frecuente nubosidad, por lo cual se trata de tipos específcos de bosques
pluviales ombróflos submesotérmicos y mesotérmicos, con alto desarrollo
de las epiftas como líquenes, musgos, helechos y plantas con fores como
Araráceas, Bromeliáceas, Gesneriáceas, Orchidáceas y Piperáceas. Des-
tacan mucho por sus formas las Hymenophylláceas, Selaginelláceas y
Lycopodiáceas.
Entre los elementos forísticos arbóreos sobresalen:
Virola surinamensis (Mysisticaceae), Protium heptaphyllum (Burseraceae),
Tabebuia insignis (Bignoniaceae), Anaxogorea petiolata (Annonaceae),
Alexa confusa (Fabaceae), Ruizterania ferruginea (Vochysiaceae), Licania
micrantha (Chrysobalanaceae), Simarouba amara (Simaroubaceae), Min-
quartia guianensis (Olacaceae), Pouroma sp (Cecropiaceae) y Byrsonima
stipulacea (Malpighiaceae). (Huber 1995, citado por Riviera 1998).
51
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Bosque tepuyano
Es una formación vegetal altamente endémica,
adaptada a las duras condiciones ecológicas que
reinan en las cimas o cumbres de las altimese-
tas tepuyanas, particularmente por la escasez
marcada de suelos, por la elevada acidez de los
mismos y los rigores de los microclimas predo-
minantes, como el viento, e incluso, los extre-
mos de temperaturas, bajas durante la noche y
altas durante los días soleados. En todo caso,
el bosque tepuyano es capaz de colonizar varia-
dos ambientes mediante complejos procesos de
adaptación, especialización y endemismo pro-
nunciado.
Entre los subtipos de bosque tepuyano, el ribere-
ño o de galería es de los más frecuentes, al apro-
vechar la humedad y los suelos que albergan las
orillas de los cursos de agua altotepuyanos, en
un ambiente ecológico general donde la reten-
ción de humedad es precaria por la presencia de
los aforamientos rocosos duros que predominan
en esas superfcies de las cumbres tepuyanas.
El bosque tepuyano corresponde a los llamados
bosques montanos altos y bajos en referencia a
la denominación manejada por varios autores. En
efecto, es un bosque de altura que se encuentra
sobre los 1.600 m.s.n.m y puede llegar a alcan-
zar alturas incluso sobre los 2.000 m.s.n.m. Este
tipo de bosque nublado está dominado regular-
mente por el género Bonnetia, formando grandes
y densas colonias. Los componentes arbóreos
se distinguen por troncos y ramas cubiertas por
abundancia de líquenes, musgos y epíftas.
El sotobosque es muy denso, con alta frecuencia
de hierbas arrosetadas gigantes, como Orectan-
the ptaritepuiana y Brocchimia tatei.
Por su parte, el bosque bajo altitepuyano siem-
preverde, se desarrolla en las turberas o suelos
orgánicos que se encuentran en el fondo de las
depresiones areniscosas o de diabasa en las ci-
mas de los tepuyes.
En estos casos la fsonomía y composición forís-
tica de los componentes es diferente al bosque
alto anteriormente tratado. La especie Bonnetia
roraimae es el integrante arbóreo dominante de
este bosque enano de turberas tepuyanas.
Arbustales
Las formaciones arbustales del Parque Nacional
Canaima no tienen ni la continuidad ni la exten-
sión de los bosques o sabanas de ese espacio;
sin embargo, en ocasiones aparecen manchas
relativamente importantes de conjuntos arbusta-
les tanto en el sector oriental como en el sector
occidental del parque. En ambas ocasiones su
Bosque tepuyano de altura. En la cima de los tepuyes
Vegetación de cimas de tepuyes
aparición es particularmente de carácter azonal,
es decir, como cuñas en el bosque o en la sa-
bana, asociado a condiciones ecológicas espe-
cífcas, como aforamientos rocosos, sin suelos
desarrollados o en suelos arenosos y orgánicos,
tipo turba. Siempre se trata de componentes le-
ñosos con alturas entre 0,5 a 5 m; aunque existen
unidades de arbustales cuyos elementos pueden
alcanzar entre 2 y 7 m de altura.
52
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Entre las especies dominantes podemos destacar:
Platycarpum rhododactylum (Rubiaceae), Termi-
nalia quintalata (Combretaceae), Clusia sp. (Clu-
siaceae), Dacryodes microcarpa (Burseraceae),
Licania sp (Chrysobalanaceae), Bonnetia sessi-
lis y Ternstroemia pungens (Theaecae), Humiria
balsamifera (Humiriaceae), Blephandra fmbriata
(Malpighiaceae), Ruizterania ferruginea (Vochy-
siaceae), Himatanthus articulatos (Apocyna-
ceae), Ilex retusa (Aquifoliaceae), Emmotum sp.
(Icacinaceae), Taralea crassifolia (Fabaceae) y
Vellozia tubifora (Vellozinaceae). Ocasinalmente
Pakaraimaea dipterocarpacea (Monotaceae), de
gran interés ftogeográfco, se encuentra también
en estos arbustales creciendo como arbusto pe-
queño y solitario, el cual difere notablemente de
aquellos altos y gregarios, de la misma especie,
que crecen en los bosques al Sur de la Gran Sa-
bana. (Huber, 1995, citado por Rivera, 1998).
En el Parque Nacional Canaima suelen distin-
guirse dos tipos de formaciones arbustales. Los
arbustales siempreverdes y los arbustales te-
puyanos. Los primeros se referen a conjuntos
vegetales con especies de hojas perdurables
desarrollados en tierras bajas e intermedias del
parque, asociadas algunas veces a orillas de ríos
llamados de aguas negras, pero pueden hallarse
en variadas condiciones ecológicas.
Los arbustales tepuyanos conforman cubiertas
densas de crecimiento frecuente en las cumbres
de los tepuyes por encima de los 1.500 m.s.n.m.
El alto endemismo es la particularidad mayor de
esta vegetación, junto a su crecimiento especia-
lizado. En los macizos de Chimantá y del Auyán
- tepui, abundan estas unidades de vegetación.
Algunas especies representativas de esta forma-
ción vegetal son: Theaceae (Bonnetia), Rubiaceae
(Maguireothamnus, Pagameopsis), Tapuiantha-
ceae (Tepuianthus auyantepuiensis), Ericaceae
(Notopora, Thibaudia), Malpighiaceae (Blephan-
dra hypoleuca), Melastomataceae (Macairea), As-
teraceae, Ochnaceae, Myrsinaceae y Rubiaceae.
Herbazales
Después de los bosques, los conjuntos herbá-
ceos representan el tapiz vegetal más extenso
y contínuo del Parque Nacional Canaima, en es-
pecial en el sector oriental, o lo que es lo mismo,
la Gran Sabana. Menos contínuo y extenso se
presenta en el sector occidental, interrumpiendo
aquí y allá las enormes extensiones ocupadas
por selvas y bosques.
A la formación herbácea la distingue una alta di-
versidad fsonómica, forística y ecológica, en la
cual es posible distinguir dos grandes categorías:
el herbazal graminoso, llamado comúnmente sa-
bana, dominado por gramíneas y ciperáceas y el
no graminoso con dominio de otras hierbas. El
conjunto de sabanas colonizan preferentemente
las tierras bajas y medias del parque, en las cua-
les es posible encontrar o no elementos leñosos
como arbustos y árboles aislados o formando
grupos en las llamadas popularmente “matas”.
Este tipo de tapiz vegetal es el preponderante en
la Gran Sabana.
En las sabanas del parque, de acuerdo a las
condiciones edáfcas y altitudinales de sectores
determinados, suelen distinguirse: Sabana con
morichales, conjuntos encontrados en condicio-
nes cenagosas o de muy mal drenaje, donde
prosperan representantes graminosos como An-
dropogon, Eriochrysis, Pasicum y Sorghastrum,
siendo la palma de moriche (Maurithia fexuosa)
el elemento arbóreo más relevantes.
La palma de moriche o kuai en lengua autóctona,
conforma un atractivo elemento, alto de 30 m y
60 cm de diámetro y hojas de hasta más de un
metro de longitud que las hacen muy útiles para
los lugareños.
Otra distinción entre los herbazales son las lla-
madas sabanas arbustivas integradas por comu-
nidades graminosas dispuestas en macollas. Se
desarrollan normalmente en suelos muy livianos,
arenosos y pedregosos, sumamente pobres y
ácidos. Los géneros más representativos de es-
tas gramíneas son Axonopus y Trachypogon.
Frecuentemente existe un estrato leñoso arbusti-
vo con dominio del alcornoque (Baudichia vigilioi-
des) el chaparro manteco (Byrsonimia crassifolia)
y el merey (Anacardium occidentale).
Parches boscosos en la cima de tepuy
53
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Por su parte, los herbazales tepuyanos son las
formaciones de este tipo más especializadas y
endémicas al tener que adaptarse a las duras
condiciones ambientales de las cumbres tepu-
Sabana y bosque de Galería en la Gran Sabana
yanas. Crecen en depresiones muy húmedas de
drenaje impedido, con suelos de turberas, o bien,
sobre delgadas capas arenosas. En las cimas de
numerosos tepuyes, como en el Chimantá domi-
na la especie endémica Stegolepis ligualata. Los
herbazales arrosetados son comunes con pre-
sencia de arbustos bajos.
54
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
“El parque es un encaje de ríos y
arroyos de variados tamaños que se
precipitan a través de las selvas y
serpentean en las sabanas”.
“El parque es un encaje de ríos y
arroyos de variados tamaños que se
precipitan a través de las selvas y
serpentean en las sabanas”.
Laguna de Canaima
Aguas y ríos
Agua y ríos conforman en el Parque Nacional
Canaima un extraordinario binomio como belleza
escénica e invalorable recurso natural. Sorpren-
dente abundancia y calidad sin par son reconoci-
dos atributos del agua de esta unidad protegida.
Atractivo, espectacularidad y fuerza telúrica, son
los encantos de sus ríos.
Se combinan armoniosamente en el Parque Na-
cional Canaima para conferirle a estas tierras
buena parte de los valores intangibles que lleva-
ron a la UNESCO a declararlo como Patrimonio
Mundial Natural de la Humanidad.
El clima tropical lluvioso reinante, la cubierta ve-
getal densa y protectora que caracteriza a Ca-
naima; los aforamientos rocosos en estructuras
escalonadas o lisas, además del trabajo multi-
milenario de sus ríos, explican la abundancia de
sus aguas y el diseño aereal y longitudinal tan
conspicuo de la red hidrográfca guayanesa y,
particularmente, del Parque Nacional Canaima.
Los volúmenes de agua que se generan y escu-
rren en el parque día a día son inmensos, para
servir de alimentación principalmente a la red
hidrográfca del río Caroní, tributario mayor del
Orinoco. Por lo regular se trata de aguas aunque
muy ácidas, limpias y cristalinas, no obstante la
aparente “suciedad” de buena parte de ellas, por
su color oscuro que pareciera negar los atribu-
tos antes señalados. Por ello se les llama “aguas
negras” y a los ríos que las transportan “ríos de
aguas negras”, que suelen escurrir en diferen-
tes sectores del parque, como por ejemplo en la
Gran Sabana. Los colores de negro a pardo roji-
zo del agua está dado por la alta concentración
que tiene de ácidos orgánicos húmicos y tanino
procedentes de la vegetación descompuesta de
las turberas tepuyanas o de otras áreas de mal
drenaje que atraviesan.
En efecto, los suelos orgánicos de las cumbres
de los tepuyes y de otras turberas existentes,
sirven de verdaderas esponjas alimentadoras en
agua de la densa red de drenaje del Parque Na-
cional Canaima. Por su parte, el carácter espu-
moso que a veces tiene el agua que se despren-
de de los saltos de los “ríos de aguas negras”,
es la consecuencia de las saponinas o jabones
naturales que contienen muchas de las plantas
presentes en las zonas drenadas por estos ríos.
Pero, también abundan, sobre todo en la cuenca
alta del río Caroní, los llamados “ríos de aguas
claras”, en contraposición, meramente idiomáti-
ca, a los “ríos de aguas negras”. En todo caso,
son aguas muy cristalinas, de color pardo ama-
rillento, a veces verdoso, con muy baja carga de
sedimentos y de acidez moderada entre 5.5 y
7.0 de pH, contrapuesto a las otras con pH entre
3.5 y 5.0. Los “ríos de aguas claras” por lo re-
gular drenan superfcies con aforamientos roco-
sos ígneo-metamórfcos y los de “aguas negras”
atraviesan los espacios modelados en substratos
rocosos de areniscas del Grupo Roraima.
Tanto por su enorme volumen, como por su cali-
dad, en términos del bajo contenido de sedimen-
tos que contienen, las aguas del Parque Nacional
Canaima son altamente apreciadas como factor
de producción de energía eléctrica, particularmen-
te en el caso de la gigantesca represa de Gurí y
las de Macagua, Tocoma y Caruachi, construidas
en el bajo Caroní. En verdad, la vida útil de esos
embalses se alarga sin tropiezos por esta razón,
también queda garantizado muy poco desgaste
de los generadores de electricidad.
Justamente, este argumento fue poderosa razón
para darle al Parque Nacional Canaima la con-
dición de área protegida que hoy posee; espe-
cialmente frente a las amenazas y peligros que
55
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Salto Aponwao
Salto Kukenán
confrontan algunas de sus cuencas como frentes
de actividad minera legal o ilegal en superfcies
cubiertas por sedimentos aluviales contentivos de
placeres de oro y diamante. El aumento que se
ha observado de la carga de sedimentos sólidos
en suspensión de los ríos Ikabarú y Chiguao es
una muestra inquietante de esta situación.
La densa y extensa red hidrográfca del parque
está dominada por la correspondiente a la del río
Caroní, principal tributario del Orinoco y segundo
curso de agua más importante del Macizo Guaya-
nés. El Caroní, a su vez, es el límite occidental del
Parque Nacional Canaima. Tiene un alto valor es-
tratégico, no sólo en términos de su elevado caudal
que alcanza un promedio anual de 2.487 m³ en Ca-
ruachi, sino; igualmente, porque sobre su cauce se
han construido los embalses más importantes del
país como generadores de energía hidroeléctrica
que alimenta la red nacional en un alto porcentaje
y surte de energía a países vecinos como Brasil y
Colombia, a partir de las plantas Gurí, Macagua I-II
y Caruachi; las cuatro con una potencia máxima de
15.244 MW.
Una tercera parte de los 95.000 km² que confor-
man la cuenca del Caroní los ocupa el Parque
Nacional Canaima, principalmente en la parte alta
y media de la misma, incluyendo las hoyas de
los ríos Kukenán y Aponwao, a partir de cuyas
confuencias entre sí el Caroní recibe su nombre
como tal. Sin embargo, las aguas del Kukenán ori-
ginadas 300 km antes de la confuencia antes cita-
da, en el tepui del mismo nombre, se consideran
realmente como las propias fuentes del Caroní.
Las subcuencas más representativas del parque,
son las siguientes:
La del río Kukenán. Cuyas nacientes están lo-
calizadas en el kukenán - tepui, a 2.700 m.s.n.m.;
la del Arabopó, el cual nace en el cerro Roraima.
La del Aponwao, río que nace en la Sierra de
Lema, concretamente en cerro Venamo.
Las aguas del río Karuay nacen en el Ptari-tepui
y Soropan - tepui. Esta es una de las subcuencas
más sobresalientes del parque. Cabe mencionar
también a los ríos Ikabarú, Surukún y el Yurua-
ní, con nacientes localizadas en cada tepui de su
mismo nombre.
En el sector occidental del parque destaca de ma-
nera excepcional la subcuenca del río Carrao, con
afuentes tan reconocidos como los ríos Churún
con fuentes en el Auyán-tepui y el Akanán. Tam-
bién cabe mencionar las subcuencas de los ríos
Urimán, Tírica y Apakará, todos en el sector oc-
cidental del parque, al igual que las respectivas
subcuencas de los ríos Cucurital, Chicanán y
Yuruán.
56
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Saltos y cataratas
Saltos y cataratas son rasgos dominantes que le
imprimen belleza, fuerza, grandiosidad y atracti-
vo invalorable a la hidrografía del Parque Nacio-
nal Canaima; además de incalculable valor como
recurso natural, especialmente por su utilización
actual y potencial como generador de energía hi-
droeléctrica.
La conformación geológica y la evolución geo-
morfológica del territorio del parque explican
esta realidad de los ríos guayaneses y, por con-
siguiente de los de Canaima. En efecto, el per-
fl longitudinal de los cursos de agua principales
son frecuentemente muy accidentados, con pre-
sencia de cambios bruscos de pendiente debido
a diferencias de resistencia a la erosión lineal de
los aforamientos litológicos que atraviesan. Tal
situación se traduce en forma de saltos, cataratas
y rápidos, comunes a lo largo y ancho del espa-
cio del parque. El relieve es también, una causa
fundamental de la existencia de estos accidentes
espectaculares de la red de drenaje, particular-
mente cuando se trata de las mesas tepuyanas
que provocan saltos de agua a partir de sus altas
paredes, algunos de ellos tan conocidos como el
Karepacupai merú o Salto Angel, desprendido
del tope de la masa areniscosa del Auyán-tepui,
con caída libre cercana a los 1.000 metros.
Por su parte, las cataratas, o asociaciones de
saltos menos altos pero con mayores volúmenes
de agua, se localizan en espacios más deprimi-
dos que el caso de los tepuyes, ante la presencia
de bancos rocosos escalonados, por diferencia
de dureza de los mismos. Igualmente, los llama-
dos rápidos existen a lo largo de los cauces
donde aforan rocas que han resistido la erosión
lineal, o por la existencia de horizontes rocosos
de dureza similar, aunque con poca diferencia de
altura entre unos y otros.
Entre los innumerables e imponentes saltos de
agua, cataratas y rápidos formados por los ríos
del parque, se pueden señalar los siguientes:
Sector Occidental
• Salto Karepacupai - merú o Salto Angel.
• Salto Torón.
• Salto Karuay.
• Salto La Milagrosa.
• Cascadas El Sapo y El Sapito.
• Salto del Yurí.
• Rápidos de Mayupa, localizados en el río Carrao.
• Salto Saró Merú .
• Salto Soroape.
• Salto El Encanto.
• Salto Hacha.
• Salto Golondrina.
Sector Oriental
• Salto El Danto.
• Salto Arapena.
• Salto Aponwao.
• Salto Kamá.
• Salto Soroape.
Salto Karepacupai-merú, Salto Angel
Un atardecer guayanés
58
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Fauna
Hasta ahora la fauna del Parque Nacional Ca-
naima ha sido relativamente poco estudiada en
sí mísma; sin embargo, es muy similar a la do-
minante en toda la región de la Guayana vene-
zolana, aunque muchas especies destacan por
su alto endemismo en lugares como los tepuyes,
particularmente en la cima de ellos.
Entre los invertebrados sobresalen por su abun-
dancia y belleza las mariposas de variadísimos
tamaños y colores; particularmente las familias
Hesperidae, Papilionidae y Peridae. Coleópteros
y hormigas se disntinguen también por su prolife-
ración, como Carabidae y Scarabeidae, entre los
primeros y el género Atta, entre los segundos.
termitas y arañas abundan.
Se considera que muchas especies de inverte-
brados que seguramente habitan las tierras del
parque, todavía son ignoradas por la ciencia.
Respecto a los vertebrados, pueden encontrarse
variadas especies de anfbios, entre los cuales el
llamado sapito minero (Dendrobates leucomelas)
es muy conspicuo por el carácter venenoso de
su piel.
59
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
Diversidad de fauna, invertebrados
y vertebrados del Parque Nacional
Canaima
60
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
En referencia a los reptiles se cuentan hasta
ahora más de 41 especies. En los morichales
aparece el caimán negro (Paleosuchus trigona-
tus). Las serpientes no venenosas como la boa
tornasol (Epiceates cenheria), la boa esmeralda
(Corallus caninus) y la anaconda (Eunectes mu-
rimus) habitan los espacios del parque, al igual
que entre las venenosas, la mapanare (Bothrops
atrox), la cuaima (Lachesis muta) y la cascabel
(Crotalus durissus).
Los mamíferos están representados al menos por
unas 145 especies de las 388 que alberga el te-
rritorio venezolano. Relativamente importante es
la presencia del puma o león de montaña (Puma
concolor) la del coatí (Nassua nassua) y del oso
melero (Tamandua tretradactyla). La presencia
de monos aulladores pe-
queños es resaltante,
pero escasa la de monos
grandes. Se encuentran
también ardillas, venados
y picures.
Fauna del parque
61
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
La avifauna del Parque Nacional Canaima, al contrario de los demás componentes
del recurso faunístico mayor, es abundante y variada. Se han reportado más de 364
especies. Las aves de plumaje brillante se distinguen por su gran vistosidad y be-
lleza. Es el caso del llamado gallito de las rocas (Rupícola rupícola), las numerosas
especies de loros y pericos (Psittasidae), de colibríes (Trochilidae), cardenales (Frin-
gillidae), tucanes (Ramphastidae) e incluso, se destaca la presencia del ave guácha-
ro (Steatornis caripensis) en la cima de algunos tepuyes, sitios caracterizados por el
endemismo de la avifauna.
El Parque Nacional Canaima se distingue por tener numerosos sitios privilegiados
para la observación de aves.
Guacamaya
Gran variedad de Avifauna del parque
62
Entre los componentes paisajísticos del Parque
Nacional Canaima, los tepuyes constituyen el
recurso escénico más conspicuo y espectacular.
Ellos le imprimen a los variados espacios donde
se encuentran, a la vez, majestuosidad y solem-
nidad. Individualmente considerada, cada unidad
tepuyana integra un conjunto fsiográfco y ecoló-
gico de invalorable signifcado en esta amplia re-
gión de la geografía venezolana. Tepui, en nativa
lengua pemón (Tepuy, castellanizado) signifca
cerro o montaña, y, en efecto los tepuyes son re-
lieves rocosos característicos de forma tabular y
aislados que se levantan abruptamente sobre las
superfcies más bajas circundantes cubiertas de
vegetación de sabana o de bosque. Estas eleva-
das y amesetadas superfcies de rocas duras es-
tán delimitadas por escarpados verticales o casi
verticales, generalmente desprovistos de vegeta-
ción, de allí frecuentemente se desprenden sal-
tos de agua de diferentes dimensiones.
Al pie de sus acantilados suelen desarrollarse
bosques frondosos sobre las acumulaciones de
escombros rocosos desprendidos de ellos.
Los Tepuyes, cuyo componente rocoso funda-
mental son areniscas y cuarcitas resistentes del
Grupo geológico Roraima, de edad Precámbrico
Superior, conforman el valor escénico natural más
llamativo del Parque Nacional Canaima, tanto
por su espectacularidad, como por su abundante
presencia en todo su vasto espacio geográfco.
Además, ellos representan un verdadero tesoro
como testigos excepcionales de la evolución geo-
cronológica del planeta; ya que se trata de rema-
nentes de un pasado geológico de más de 1.500
millones de años, cuando buena parte de lo que
entonces era el supercontinente de Pangea, fue
recubierto extensivamente por voluminosas ca-
pas de sedimentos de origen continental, las que
llegaron a alcanzar en algunos sitios hasta más
de 3.000 m de espesor. El largo y potente proce-
so de erosión que afectó esta inmensa cobertura
de areniscas está hoy demostrado fehaciente-
mente en el Parque Nacional Canaima, por estos
cerros testigos o impresionantes altimesetas que
son los tepuyes de la Gran Sabana y Canaima.
Por su parte, el antiquísimo y efcaz aislamiento
geográfco y ambiental, al cual han estado so-
metidas dichas superfcies, le han conferido uno
de los más altos grados de endemismo animal
y vegetal existentes en la superfcie terrestre, lo
que representa valores científcos y curiosidades
ecológicas y de biodiversidad de relevante signi-
fcación.
Tepuyes del Parque Nacional Canaima
Los tepuyes son las formas de relieve más conspicuas del Parque Nacional Canaima
63
LocaIización Astronómica
4° 41ŏ y 6° 29ŏ Latitud Norte
60° 40ŏ y 62° 59ŏ Longitud Oeste
LocaIización Geográfica
En el extremo sureste de la República Bolivariana de
Venezuela. Coincidiendo, a su vez con la porción su-
reste del Macizo Guayanes, región natural a la cual
pertenece esta unidad protegida.
Administrativamente el Parque Nacional Canai-
ma forma parte de los Municipios Piar, Roscio,
Gran Sabana, Sifontes y Raúl Leoni del estado
Bolívar.
Extensión
El Parque Nacional Canaima tiene una extensión
de 3.000.000 de hectareas; es decir, 30.000 km².
Límites
Por el oeste lo limita el cauce del río Caroní; por
el Norte esta delimitado por el río Antabare y la
Sierra de Lema; por el Sur lo limitan las cabece-
ras del río Arabopó.
DecIaratoria como Área Protegida
El Parque Nacional Canaima fue creado como
tal, mediante Decreto Ejecutivo N° 770 del 12
de Junio de 1962, con Decreto de Ampliación N°
1.137, de fecha 9 de septiembre de 1975, apare-
cido en la Gaceta Oſcial 30.809 del 01 de octu-
bre de 1975.
El Parque Nacional Canaima tiene un Plan de
Ordenamiento y Reglamento de Uso del Sector
Oriental (Gran Sabana) emitido según Decreto N°
34.758, Gaceta oſcial 1.640 de fecha 5 de junio
de 1991.
DecIaratoria como Patrimonio
NaturaI de Ia Humanidad
El Parque Nacional Canaima fue declarado PA-
TRÌMONÌO MUNDÌAL NATURAL DE LA HUMA-
NÌDAD por la UNESCO en el año 1994.
Paisajes naturaIes más
sobresaIientes
La Gran Sabana. Ŗ
El sector de Canaima. Ŗ
Los Tepuyes. Ŗ
Saltos, cataratas, rapidos y lagunas. Ŗ
Cuestas y lomeríos. Ŗ
Los bosques Siempreverdes. Ŗ
Las extensiones de sabanas. Ŗ
Bosques de galería y morichales. Ŗ
Vegetación tepuyana y subtepuyana. Ŗ
PrincipaIes beIIezas escénicas
Sector orientaI
Piedra de La Virgen. Ŗ
Salto El Danto (La Escalera, Sierra de Lema). Ŗ
Monumento al Soldado Pionero. Ŗ
Río Aponwao. Ŗ
La Ciudadela (Campamento militar). Ŗ
Rapidos de Kamoiran. Ŗ
Cadena oriental de Tepuyes. Ŗ
(0%$/6(
'(
*85,
&,8'$' %2/Ì9$5
(67$'2 %2/,9$5
(67$'2 $1=2É7*8,
(67$'2
*8É5,&2
(67$'2
021$*$6
(67$'2
'(/7$$0$&852
(67$'2
$0$=21$6
II TIgro
Snnfn IIonn
do !nIron
*8$<$1$(6(48,%$
(ZOÞA IÞ !IC!AMACIÓÞ)
S!JITO A! AC!I!ÐO ÐI CIÞII!A ÐI!
l? ÐI III!I!O ÐI l966
EL PARQUE NACIONAL CANAIMA
64
Tepuyes deI Parque NacionaI Canaima
Ìncluso en las superſcies rocosas desprovistas
de vegetación mayor y continua, crecen algu-
nos grupos de plantas inferiores muy resistentes
como algas, líquenes y musgos, representantes
de la vegetación pionera guayanesa. Se trata de
un verdadero litobioma.
En el Pantepui se han reconocido especies de
fanerógamas y helechos originarios de la forma-
ción Auyantepuy.
En el area del Parque Nacional Canaima es don-
de se localizan en mayor proporción y continuidad
los tepuyes guayaneses. Particularmente son
abundantes y concentrados en la Gran Sabana,
sobre todo en su extremo oriental, cuya mayor
representación la conforma la llamada cadena de
Tepuyes Orientales, majestuosa unidad ſsiogra-
ſca tepuyana alineada de sureste a noreste por
algo mas de 70 km de recorrido. Por su espec-
tacularidad e importancia escenica en si misma,
ha sido erigida recientemente como uno de los
Monumentos Naturales del Macizo Guayanes.
Otra concentración tepuyana de La Gran Saba-
na esta localizada en su parte nororiental, don-
de destaca particularmente el cerro Venamo con
1.600 m de altitud, seguido de mesetas menos
elevadas entre 1.200 - 1.600 m.
La cadena de tepuyes denominada Los Testigos,
es otra unidad tepuyana situada al norte y noroes-
te. En esa amplia area se hayan numerosas mesas
tepuyanas, entre las que destacan el Sororopan
(2.050 m) el Karrao - tepui (2.200 m) el Ptari-tepui
o Cerro Budare, con 2.400 m de altitud. Siguen ha-
cia el noroeste el Kamarcabarai - tepui (2.400 m),
el Terekeyuren - tepui (1.900 m), el Murisipan-tepui
(2.350 m) y cerca de Kmarata destaca por especta-
cular el Aparaman - tepui (2.100 m), famoso por sus
bloques y torrecillas de arenisca.
Al este del valle medio del río Karuay se locali-
za el Apaura - tepui de 1.300 m de altitud y ſ-
nalmente mas al sur cabe mencionar tambien el
Chirikayen - tepui de 1.600 m de elevación y el
Parai - tepui de 1.500 m de elevación, situado
entre Santa Elena de Uairen e Ìkabarú.
Por su parte, en el area propiamente dicha de
Canaima, aquella situada en el sector inferior del
Perſ| de |a cadera or|erla| de Tepuyes p y
km
88
Piedra
de la Virgen
Alto
La Escalera
Serrania
del Tigre
Salto El Oso
Kama
Río
Yuruani
Río
Mapaurí
Río Kukenan Santa Elena
de Uairen
TÌERRAS BAJAS
Cerro Venamo
TÌERRAS ÌNTERMEDÌAS
Tramen
2.650 m
Llú
2.700 m
TÌERRAS ALTAS
Karaurin
2.500 m
Wadakapiapo
2.000 m
Yuruani
2.400 m
Kukenan
2.650 m
Roraima
2.723 m
Wei
2.450 m
m.s.n.m.
3000
2500
2000
0
1500
1000
500
Fuerle. lL6ER 0. (2000)
km
88 88
Alto
La Escalera La Escalera
Río
Yuruani Yuruani
Río
p Mapaurí
Río Kukenan
TÌERRAS BAJAS
Cerro Venamo
0
000
000
000
de a ge
Piedra
de la Virgen de la Virgen
Santa Elena
de Uairen
del Tigre a a
Serrania
del Tigre del Tigre
Salto El Oso
Kama Kama
OOOOOOO
3PSBJNB
65
Tepuyes del Parque Nacional Canaima
Incluso en las superfcies rocosas desprovistas
de vegetación mayor y continua, crecen algu-
nos grupos de plantas inferiores muy resistentes
como algas, líquenes y musgos, representantes
de la vegetación pionera guayanesa. Se trata de
un verdadero litobioma.
En el Pantepui se han reconocido especies de
fanerógamas y helechos originarios de la forma-
ción Auyantepuy.
En el área del Parque Nacional Canaima es don-
de se localizan en mayor proporción y continuidad
los tepuyes guayaneses. Particularmente son
abundantes y concentrados en la Gran Sabana,
sobre todo en su extremo oriental, cuya mayor
representación la conforma la llamada cadena de
Tepuyes Orientales, majestuosa unidad fsiográ-
fca tepuyana alineada de sureste a noreste por
algo más de 70 km de recorrido. Por su espec-
tacularidad e importancia escénica en si misma,
ha sido erigida recientemente como uno de los
Monumentos Naturales del Macizo Guayanés.
Otra concentración tepuyana de La Gran Saba-
na está localizada en su parte nororiental, don-
de destaca particularmente el cerro Venamo con
1.600 m de altitud, seguido de mesetas menos
elevadas entre 1.200 - 1.600 m.
La cadena de tepuyes denominada Los Testigos,
es otra unidad tepuyana situada al norte y noroes-
te. En esa amplia área se hayan numerosas mesas
tepuyanas, entre las que destacan el Sororopán
(2.050 m) el Karrao - tepui (2.200 m) el Ptari-tepui
o Cerro Budare, con 2.400 m de altitud. Siguen ha-
cia el noroeste el Kamarcabarai - tepui (2.400 m),
el Terekeyurén - tepui (1.900 m), el Murisipán-tepui
(2.350 m) y cerca de Kmarata destaca por especta-
cular el Aparamán - tepui (2.100 m), famoso por sus
bloques y torrecillas de arenisca.
Al este del valle medio del río Karuay se locali-
za el Apaurá - tepui de 1.300 m de altitud y f-
nalmente más al sur cabe mencionar también el
Chirikayen - tepui de 1.600 m de elevación y el
Parai - tepui de 1.500 m de elevación, situado
entre Santa Elena de Uairén e Ikabarú.
Frente tepuyano

Tepuyes deI Parque NacionaI Canaima
Ìncluso en las superſcies rocosas desprovistas
de vegetación mayor y continua, crecen algu-
nos grupos de plantas inferiores muy resistentes
como algas, líquenes y musgos, representantes
de la vegetación pionera guayanesa. Se trata de
un verdadero litobioma.
En el Pantepui se han reconocido especies de
fanerógamas y helechos originarios de la forma-
ción Auyantepuy.
En el area del Parque Nacional Canaima es don-
de se localizan en mayor proporción y continuidad
los tepuyes guayaneses. Particularmente son
abundantes y concentrados en la Gran Sabana,
sobre todo en su extremo oriental, cuya mayor
representación la conforma la llamada cadena de
Tepuyes Orientales, majestuosa unidad ſsiogra-
ſca tepuyana alineada de sureste a noreste por
algo mas de 70 km de recorrido. Por su espec-
tacularidad e importancia escenica en si misma,
ha sido erigida recientemente como uno de los
Monumentos Naturales del Macizo Guayanes.
Otra concentración tepuyana de La Gran Saba-
na esta localizada en su parte nororiental, don-
de destaca particularmente el cerro Venamo con
1.600 m de altitud, seguido de mesetas menos
elevadas entre 1.200 - 1.600 m.
La cadena de tepuyes denominada Los Testigos,
es otra unidad tepuyana situada al norte y noroes-
te. En esa amplia area se hayan numerosas mesas
tepuyanas, entre las que destacan el Sororopan
(2.050 m) el Karrao - tepui (2.200 m) el Ptari-tepui
o Cerro Budare, con 2.400 m de altitud. Siguen ha-
cia el noroeste el Kamarcabarai - tepui (2.400 m),
el Terekeyuren - tepui (1.900 m), el Murisipan-tepui
(2.350 m) y cerca de Kmarata destaca por especta-
cular el Aparaman - tepui (2.100 m), famoso por sus
bloques y torrecillas de arenisca.
Al este del valle medio del río Karuay se locali-
za el Apaura - tepui de 1.300 m de altitud y ſ-
nalmente mas al sur cabe mencionar tambien el
Chirikayen - tepui de 1.600 m de elevación y el
Parai - tepui de 1.500 m de elevación, situado
entre Santa Elena de Uairen e Ìkabarú.
Por su parte, en el area propiamente dicha de
Canaima, aquella situada en el sector inferior del
Perſ| de |a cadera or|erla| de Tepuyes p y
km
88
Piedra
de la Virgen
Alto
La Escalera
Serrania
del Tigre
Salto El Oso
Kama
Río
Yuruani
Río
Mapaurí
Río Kukenan Santa Elena
de Uairen
TÌERRAS BAJAS
Cerro Venamo
TÌERRAS ÌNTERMEDÌAS
Tramen
2.650 m
Llú
2.700 m
TÌERRAS ALTAS
Karaurin
2.500 m
Wadakapiapo
2.000 m
Yuruani
2.400 m
Kukenan
2.650 m
Roraima
2.723 m
Wei
2.450 m
m.s.n.m.
3000
2500
2000
0
1500
1000
500
Fuerle. lL6ER 0. (2000)
km
88 88
Alto
La Escalera La Escalera
Río
Yuruani Yuruani
Río
p Mapaurí
Río Kukenan
TÌERRAS BAJAS
Cerro Venamo
0
000
000
000
de a ge
Piedra
de la Virgen de la Virgen
Santa Elena
de Uairen
del Tigre a a
Serrania
del Tigre del Tigre
Salto El Oso
Kama Kama
OOOOOOO
3PSBJNB
66
Aborígenes del Parque Nacional Canaima
Vivienda Pemón
Familia Pemón río Carrao
Grupo Étnico Pemón
Dos hallazgos arqueológicos correspondientes al
Parque Nacional Canaima: el de la Laguna de
Canaima y el de San Pedro de las Bocas, ambos
integrados por material lítico en forma de puntas
bifaciales, cuchillos, hachas de mano y raspado-
res de jaspe, indican que su territorio pudo haber
sido habitado en épocas que datan aproximada-
mente 4.000 a 5.000 años, por pueblos cazado-
res y recolectores pertenecientes a la gran fami-
lia Caribe.
Actualmente, ocupan este espacio geográfco,
particularmente en la Gran Sabana, diversas co-
munidades aborígenes también Caribe, pertene-
cientes al grupo étnico Pemón.
Aún cuando no se conoce con certeza la fecha
de ocupación de la Gran Sabana por los Pemón,
se presume que fue en el siglo XVII, venidos del
norte de Brasil. Por recuerdo de los ancianos,
para los años 1800 ya había presencia indígena
en las áreas de infuencia del Roraima. Estos re-
gistros coinciden con las primeras expediciones
efectuadas en la zona.
El pueblo Pemón tiene una amplia distribución
geográfca en el Parque Nacional Canaima. Se
ubica en toda la cuenca del río Caroní, inclu-
yendo los ríos Carrao, Urimán, Tírika, Ikabarú
y Kukenán, con sus afuentes Yuruaní, Uairén y
Arabopó. Se encuentran también en las cuencas
de los ríos Karún, Antabari, y en las riberas de
los ríos Oris y Paragua. Otros asentamientos se
localizan en los valles de los ríos Kamarang, Ve-
namo y Cuyuní.
Modo de vida en sociedad
Tradicionalmente se caracteriza por la ausen-
cia de grupos corporativos fuera del grupo ha-
bitacional, por lo que no existen clanes, linajes
ni agrupaciones rituales, sólo existe una organi-
zación política conformada por un Capitán quien
es electo por los representantes de las familias
que la integran y este puede ser hombre o mu-
jer, por lo tanto no existe discriminación de sexo.
Disponen de una especie de Consejo de Ancia-
nos como órgano de consulta en los procesos de
toma de decisiones que impliquen trascendencia
en la comunidad.
Posteriormente, la evolución social los llevó a
una forma superior de organización, pues en
la actualidad se reúnen los capitanes de varias
comunidades y eligen un Capitán General por
sectores. Igualmente, las comunidades del pue-
blo Pemón asentadas en la Gran Sabana forman
parte de la Federación Indígena del Estado Bolí-
var y ésta de la Federación de Pueblos Indígenas
de Venezuela.
Modo de producción
Los Pemón han sido tradicionalmente horticul-
tores y utilizan el sistema de conuco para sus
cultivos. También se dedican a la caza, la pesca
y la cría de animales domésticos. Sin embargo,
como consecuencia de la actividad minera y el
turismo que ocurren en las zonas tradicionales
y aledañas de su ubicación, este grupo ha va-
Su amplia distribución se explica por el carácter
disperso de sus asentamientos, conformados
por pequeñas comunidades de 7 a 50 personas
agrupadas en uno o más núcleos familiares. Se
asientan preferiblemente en lugares próximos a
cursos de agua, mayormente en la sabana que
en el bosque.
67
Aborígenes del Parque Nacional Canaima
riado sus actividades económicas dedicándose
al trabajo en empresas mineras de la región de
Guayana y desarrollando actividades asociadas
al turismo. A pesar del cambio en sus modos de
producción los Pemón han logrado preservar su
identidad cultural, apoyados en la perpetuación
de su lengua, sus tradiciones culturales y el ape-
go a sus tierras.
Manifestaciones Culturales
Desde el punto de vista mágico religioso, los Pemón
coinciden con otras religiones en la existencia de
dos grandes deidades: Makuinaima que representa
el bien y Kanaimo que representa el mal.
Artesanía
Son considerados comerciantes por naturaleza,
y han practicado la actividad en forma intra e in-
tertribal. Los productos de intercambio han sido
las curiaras (construidas de un mismo árbol),
chinchorros o hamacas, ralladores de yuca, ollas
de barro, redes de pesca, tejidos como los porta
bebés y cestas de fbra vegetal. La alfarería y los
tejidos son actividades realizadas por la mujer lo
que no implica que el hombre en algún momento
pueda realizarla. Existen tallas en maderas con
diferentes simbologías que representan los es-
pacios que ellos habitan.
Música y danza
Destacan dentro de sus tradiciones musicales
del “Parichara” dedicada a atraer a los baquiros
para mayor cacería; el “Tukui” que quiere decir
tucusito o colibrí y está dedicado a las aves y
peces, ambos son amenizados por cantos y ani-
maciones musicales de instrumentos de viento y
sonajeros.
Mitología
En su rica mitología Makuinama peleó con Ka-
naimo en la copa del árbol de la vida, hoy cono-
cido como el Monte Roraima, del que colgaban
todos los frutos y bienes, en esa pelea el árbol
cayó y esparció todos sus frutos por el Tei Pun
(Gran Sabana), desde donde brotaron nuevos
árboles “Los Tepuyes” y Mukunaima murió. Des-
de entonces el vocablo Kanaimo es temido y res-
petado por la cultura pemón, sobre todo en las
cascadas por pensar que son los sitios preferidos
donde habita Kanaimo.
La lengua pemón es reconocida como muy rica,
lo cual ha originado una reconocida y apreciada
literatura oral de mitos y leyendas, recogidos en
diversos libros y publicaciones por autores como
Fray Cesáreo de Armellada y Fray Mariano Gu-
tiérrez. Gracias al primero, hoy conocemos la
lengua pemón escrita y su gramática. Al pueblo
Pemón suele subdividírsele en tres subgrupos:
Los Arekuna, al norte, los Kamarakoto, al centro
y los Taruepán, al sur; sin embargo, tal división es
solamente por sútiles diferencias dialéctales y no
por otras razones, por lo cual, a los pemones los
distingue una fuerte unidad étnica y cultural.
La población de la étnia Pemón alcanzaba en
1949 la cantidad de 2.500 personas, en 1970
4.000 y en 1992 casi 19.000 indígenas.
Por su parte, las concentraciones mayores son
principalmente Canaima, Kamarata y Urimán,
en el sector occidental e Iwo-riwó, Iwarká, Kava-
nayén, Uroy Varay, Kumarakapoi, Paraitepui de
Roraima en el sector oriental.
Niña Pemón con artesanía
Danza Pemón
Vista al litoral desde el Wariarepano
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2*8É5,&2
(67$'20,5$1'$
(67$'2$5$*8$
',675,72&$3,7$/
(67$'29$5*$6
(67$'2
&2-('(6
9$/(1&,$
0DULDUD
3XHUWR
&DEHOOR
0$5$&$<
&DJXD
7RFX\LWR
/D9LFWRULD
&DWLD/D0DU
&~D
&KDUDOODYH
/267(48(6
&$5$&$6
6DQ$QWRQLRGH/RV$OWRV
9LOODGH&XUD
CORDI LLERA DE LA COSTA CENTRAL
SERRANI A DEL I NTERIOR CENTRAL
6DQWD7HUHVD
2FXPDUH
*XDUHQDV*XDWLUH
6$1-8$1
'(/26025526
&DODER]R
+LJXHURWH
3XHUWR3LULWX
9DOOHGH/D3DVFXD
=DUD]D
Isla Tortuga
G
ALERA DEL PAO
Cayo Sombrero
MACIZO
DEL BAUL
Depresión
de Barlovento
MESA
MESA
/$*2'(
9$/(1&,$
(PEDOVH 7L]QDGRV
(PEDOVHGH&DPDWDJXD
(PEDOVH GHO*XiULFR
0 $ 5 &
5
tR
7
L]
Q
D
G
R
V
5
t
R
3
D
R
5
tR
9
LH
MR
5
t
R
*
X
i
U
L
F
R
MN-31
PN-1
MN-2
MN-11
PN-3
PN-4
PN-4
MN-14
MN-10
PN-27
67°00' 66°00' 6
6 66°00' 67°00' 68°00'
9°00'
10°00'
11°00'
68°00'
EscaIa Gráfi
0 40 80 120 20
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
MAPA DE PARQUES NACIONALES Y MONUMENTOS NATURALES
DEL SISTEMA MONTAÑOSO CARI BE
0$5&$5,%(
2&e$12
$7/È17,&2
*8$<$1$
(6(48,%$
*
8
$
<
$
1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
5(3Ô%/,&$)('(5$7,9$
'(/ %5$6,/
5(3Ô%/,&$'(&2/20%,$
75,1,'$' < 72%$*2
5(3Ô%/,&$
75,1,'$'<72%$*2
5(3Ô%/,&$
%2/,9$5,$1$'(9(1(=8(/$
(67$'2$1=2É7(*8,
(67$'218(9$(63$57$
(67$'2021$*$6
(67$'2
'(/7$$0$&852
(67$'268&5(
(O7LJUH
(O7LJULWR
&DQWDXUD
$QDFR
/$$681&,Ð1
3RUODPDU
&80$1É
3XHUWR/D&UX]
%$5&(/21$
SERRANI A DEL I NTERIOR ORI ENTAL
3XQWDGH0DWD
0$785Ì1
&25', //(5$ '( /$ &267$ 25, (17$/
&DUXSDQR
*XLULD
78&83,7$
Isla Cubagua
Isla de Margarita
Isla Coche
Archipiélago
de Los Frailes
Isla La Sola
Archipiélago
de Los Testigos (VEN)
Isla Patos
Isla Trinidad
A HAMACA
A CHUMICARE
MESA DE
GUANIPA
MESA
MONDONGO
MESA
SANTA BARBARA
SERRANÍA DE TURIMIQUIRE
PENÍNSULA DE ARAYA
PENÍNSULA DE PARIA
MESA PELONA
Cabo Mala Pascua
Cabo Tres Puntas
& $ 5 , % (
(PEDOVH
GH7LULPLTXLUH
*2/ )2 ' ( 3 $ 5, $
MN-1
PN-18
PN-24
5°00' 64°00' 63°00' 62°00'
11°00'
10°00'
9°00'
62°00' 63°00' 64°00' 5°00'
ca
Kilómetros 160 200
PN-24 PENÍNSULA DE PARÌA
PN-18 EL GUÁCHARO

PN-1 HENRÌ PÌTTÌER
PN-3 GUATOPO
PN-10 MACARAO
PN-27 SAN ESTEBAN
PN-4 EL ÁVÌLA
PARQUES NACIONALES PN MONUMENTOS NATURALES
MN-2 ARÍSTÌDES ROJAS (LOS MORROS DE SAN JUAN)
MN-10 MORROS DE MACAÌRA
MN-11 CUEVA ALFREDO JAHN
MN-14 JUAN GERMÁN ROSCÌO
MN-31 PÌCO CODAZZÌ
MN-1 ALEJANDRO DE HUMBOLDT
(CUEVA DEL GUÁCHARO)
MN
LEYENDA
Área Urbana ............................. Embalse .................................................
Lago ...........................................
Corriente Ìntermitente ............................
Límite Ìnternacional ...............................
Límite de Estado ....................................
Límite de Municipio ................................
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada ............
Carretera No Pavimentada ......
Sendero o Pica ..........................
Curso de Agua ....................................... Autopista ...................................
Zona con Sobreposición de Límites .......
CORDILLERA DE LA COSTA CENTRAL
CORDILLERA DE LA COSTA ORIENTAL
CORDILLERA DE LA COSTA CENTRAL
CORDILLERA DE LA COSTA ORIENTAL
N
E O
S
El Parque Nacional Henri Pittier en contacto con el Mar Caribe
(67$'2 =8/,$
(67$'2
7É&+,5$
(67$'2
0e5,'$
(67$'2 %$5,1$6
(67$'2
758-,//2
(67$'2 )$/&Ð1
(67$'2 /$5$ (67$'2
<$5$&8<
(67$'2
32578*8(6$
(67$'2
&2-('(6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2$385(
(67$'218(9$(63$57$
(67$'29$5*$6 ',675,72&$3,7$/
(67$'2%2/Ì9$5
(67$'2$0$=21$6
(67$'268&5(
(67$'2
$1=2É7(*8, (67$'2021$*$6
5(3Ô%/,&$)('(5$7,9$'(/ %5$6,/
(ZONA EN RECLAMACI ÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GI NEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
*8$<$1$(6(48,%$
(67$'2
'(/7$$0$&852
5(3Ô%/, &$ '( &2/20%, $
*2/)2'(3$5,$
0$5 & $5,%(
5( (67$'2$5$*8$
(67$'2
&$5$%2%2
(67$'2
0,5$1'$
71
PARQUES NACIONALES DEL SISTEMA MONTAÑOSO CARIBE
1BSRVF/BDJPOBM&M˜WJMB8BSJBSFQBOP
1BSRVF/BDJPOBM4BO&TUFCBO
1BSRVF/BDJPOBM)FOSJ1JUUJFS
El Sistema Montañoso Caribe constituye, junto
con Los Andes, el otro gran conjunto cordillera-
no del país. Su origen geológico es fundamen-
talmente Mesozoico y no Cenozoico como en el
caso andino. Ìgualmente, sus rasgos ſsiograſ-
cos resultan menos espectaculares, tanto en sus
desniveles como en la masividad del relieve y las
altitudes sostenidas y extremas.
Todo el sistema, en una superſcie aproximada
de 40.000 km
2
, tiene una orientación oeste - este
paralela a los bordes del Mar Caribe. Lo limita
al occidente la Depresión del Yaracuy, se inicia
en el Macizo de Nirgua y termina en el extremo
oriental de la Península de Paria. Al norte lo limi-
ta el litoral Caribe y al sur los Llanos Centrales
y Orientales. Dos amplios tramos montañosos
caracterizan al conjunto; el central y el oriental,
ambos separados por la Depresión de Unare. A
su vez, cada tramo esta compuesto por dos ejes
montañosos: La Cordillera de la Costa al norte, y
la Serranía del Ìnterior al sur. En el tramo central
la separación de los dos ejes la establece la De-
presión del Lago de Valencia, los valles del río
Tuy y la Depresión de Barlovento y en el tramo
oriental la división esta dada por el Golfo de Ca-
riaco y los Valles de Buena Vista, Campona y del
Caño Turuepano.
La Cordillera de la Costa o del Litoral en su tramo
central, es el componente montañoso mas desta-
cado de todo el sistema. Se dispone por unos 300
km desde el Macizo de Nirgua hasta Cabo Codera
al este. Su vertiente norte entra en contacto gene-
ralmente de manera abrupta y directa con el mar,
dejando pocas posibilidades para la formación de
amplias planicies costeñas.
Dos Parques Nacionales emblematicos se loca-
lizan en la Cordillera de la Costa del tramo cen-
tral: El Parque Nacional Henri Pittier y el Parque
Nacional El Avila o Wariarepano. Y dos mas re-
ducidos tambien tienen allí su ubicación; son el
Parque Nacional San Esteban y Macarao.
72
PARQUES NACIONALES DEL SISTEMA MONTAÑOSO CARIBE
La Serranía del Interior del tramo central, encla-
vada al sur de la Depresión del Pao, del Lago
de Valencia, el Valle del río Tuy y la planicie de
Barlovento, recorre unos 500 km entre el valle
del río Pao al oeste y el río Cúpira al este. Es un
conjunto de relieve menos compacto y abrupto,
además de mucho menos elevado que el anterior
con altitudes que culminan en el cerro Platillón a
1.930 m.s.n.m.
El Parque Nacional Guatopo es una importante
unidad ambiental protegida perteneciente a este
espacio geográfco.
Por su parte en el tramo oriental del Sistema, el
relieve montañoso más destacado es el del in-
terior, integrado por los macizos de Bergatín y
Caripe. Se ubica en este conjunto montañoso el
Parque Nacional El Guácharo, más precisamen-
te en el Macizo de Caripe.
La Cordillera de la Costa del tramo oriental, la
integran las Penínsulas de Araya y Paria, confor-
mando un abrupto y masivo relieve, sobre todo
en Paria con el frente norte cayendo directamen-
te a pico en el mar.
El Parque Nacional Península de Paria se ubica
en el anterior sector montañoso.
La formación del Sistema Montañoso Caribe se
debió a un proceso de colisión entre la Placa Tec-
tónica Caribe y la Suramericana, ocurrido desde
el período Cretácico Superior hasta el Cuater-
nario. Rocas fundamentalmente metamórfcas y
secundariamente ígneas y sedimentarias aforan
en estos espacios montañosos, como esquitos,
pizarras, gneises, areniscas y calizas.
Entre las ígneas los granitos son bien represen-
tativos y las calizas y areniscas entre las sedi-
mentarias, particularmente en la Serranía del In-
terior del tramo oriental. Incluso, también aforan
rocas volcánicas en la Serranía del Interior del
tramo central.
Todas estas rocas descansan sobre un complejo
ígneo-metamórfco más antiguo llamado Com-
plejo de Sebastopol.
La llamada Cordillera de la Costa o del Litoral en
su tramo central, tiene el relieve más compacto y
abrupto de todo el sistema, al igual que es más
elevado. Destaca mayormente el llamado Macizo
o Sierra del Ávila, el cual culmina en el Pico Nai-
guatá a 2.765 m.s.n.m. Sus desniveles son pro-
nunciados, lo que permite el diseño de una red
de drenaje caracterizada por torrentes cortos,
violentos y de considerable inclinación de sus
perfles longitudinales. Sólo interrumpen la ma-
sividad de estos relieves litorales algunas abras
Parque Nacional Henri Pittier - Estación Biológica Rancho Grande
Parque Nacional Península de Paria
73
PARQUES NACIONALES DEL SISTEMA MONTAÑOSO CARIBE
transversales y varios valles estrechos, como el
Valle de Caracas, formado por el río Guaire y sus
afuentes.
Por su parte, la Serranía del Interior del tramo cen-
tral posee un relieve aunque sensiblemente más
bajo, mucho más complejo. Numerosas flas mon-
tañosas, estribos y valles estrechos confguran el
diseño fsiográfco con una red de drenaje muy
densa, pero menos torrencial que la del tramo
central. Sus alturas no sobrepasan los 1.200 m,
culminando en el cerro Platillón a 1.930 m.s.n.m.
En el tramo oriental del sistema montañoso cabe
señalar la importante diferencia existente entre la
fsiografía de la cadena litoral y la del interior. La
primera conforma una doble península: Araya al
oeste y Paria al este. Se trata de una alineación
montañosa alargada y muy abrupta en especial en
Paria; lo cual determina consecuencias ambienta-
les sensiblemente diferentes en uno y otro caso.
Araya con espacios muy secos y Paria húmedos.
Por su parte, la Serranía del Interior del tramo
oriental es muy diferente al relieve litoral. Se pre-
senta más compacta y elevada, formando un blo-
que montañoso cuya máxima altura se alcanza
en el Pico Turimiquire a 2.595 m, situado en el
macizo de Bergantín. Caripe es otro componente
orográfco de este bloque montañoso de la Serra-
nía del Interior Oriental. En el Sistema Montañoso
Caribe es importante hacer referencia especial a
las diversas e importantes depresiones intramon-
tanas que allí se localizan; particularmente la de-
presión del Lago de Valencia; los valles del río
Tuy; el valle de Caracas y la depresión de Bar-
lovento, todas ellas localizadas en el tramo cen-
tral. En el tramo oriental cabe mencionar el valle
del río Manzanares, las depresiones del Golfo de
Cariaco y parte del Golfo de Paria.
La depresión del Lago de Valencia es una de las
más representativas. Se trata de una depresión
o llanada topográfca situada entre la Cordillera
Litoral y la Serranía del Interior del tramo central.
El centro de la depresión lo ocupan las aguas del
Lago de Valencia. Dicha planicie está rellenada
por sedimentos aluviales y lacustrinos de origen
cuaternario formando terrazas y abanicos, sobre
los cuales se han instalado asentamientos huma-
nos, cultivos e infraestructuras de enorme valor
regional y nacional; como la ciudad de Valencia,
Maracay y otras más, así como buena parte de
las industrias del país e importantes vías de co-
municación. La depresión conforma una cuenca
cerrada de casi 8.000 km
2
.
La depresión del Lago de Valencia tiene conexión
directa hacia el este con el valle del río Tuy, más
estrecho y también rellenado por sedimentos alu-
viales en forma de abanicos y terrazas. Este es-
trecho valle se prolonga y conecta con los llama-
dos Valles del Tuy, conformados por bajas colinas
y llanadas donde se asientan poblaciones impor-
tantes como Cua, Charallave y Ocumare del Tuy.
El valle del río Guaire, conocido como el Valle
de Caracas, rompe la masividad del Macizo del
Ávila. Es una depresión aluvial tapizada de se-
dimentos torrenciales y terrazas aluviales. Esta
importante depresión sirve de asiento a Caracas,
la ciudad capital de la República Bolivariana de
Venezuela.
Vista desde el mirador de Choroní al Parque Nacional Henri Pittier
Vista desde La Ciénaga al Parque Nacional Henri Pittier
La amplia depresión de Barlovento sirve de divi-
sión entre la Sierra del Litoral y la Serranía del
Interior del tramo central del Sistema Montañoso
Caribe. Constituye una importante planicie alu-
vial y en parte de sedimentos marinos aportados
principalmente por el río Tuy en el primer caso y
por el mar en el segundo. Varias lagunas o albu-
feras se encuentran en este espacio, como Taca-
rigua, Unare y Píritu.
74
PARQUES NACIONALES DEL SISTEMA MONTAÑOSO CARIBE
Asentamientos humanos diversos se localizan
en la depresión, como Higuerote, Tacarigua de
Mamporal, Río Chico y Panaquire. Se trata de un
Parque Nacional Guatopo
Parque Nacional Cueva de El Guácharo
dos de aluviones separan la orografía litoral de la
del interior en el tramo oriental montañoso ca-
ribe. En general, son depresiones relativamente
estrechas que sirven de vías de comunicación
natural así como para el desarrollo de activida-
des agrícolas y de asentamientos humanos.
En la Cordillera Caribe, tanto central como orien-
tal, los tipos climáticos y la cubierta vegetal son
muy variados debido a su carácter montañoso.
Destacan; sin embargo, los climas mesotérmi-
cos húmedos y subhúmedos correspondientes a
las altitudes comprendidas entre 1.000 y 2.000
m, con temperaturas medias anuales que fuc-
túan entre 26 °C y 15 °C. Por encima de 2.000
m llegan hasta 10 °C como medias anuales. Las
fuctuaciones de los elementos temperatura y
lluviosidad en la región están determinados no
solamente por la altitud, sino también por la in-
fuencia de los factores marítimos y la continen-
talidad. De esta manera, en la Cordillera es posi-
ble encontrar tipos climáticos unimodales con un
sólo pico lluvioso marcado en junio-julio y bimo-
dales con presencia de dos picos de lluviosidad
bien defnidos; uno principal entre junio y agosto
y uno secundario entre noviembre y diciembre,
como consecuencia de la existencia de relictos
de frentes fríos, los que producen intensos y pro-
longados períodos lluviosos frecuentemente con
características catastrófcas que llegan a ser de
gran magnitud por los deslaves que acarrean.
En las áreas deprimidas intramontañosas las
condiciones climáticas varían considerablemen-
te en relación con las que privan en las áreas
montañosas. Entonces se caracterizan por ser
tierras que van de subhúmedas a secas y muy
secas, por factores de exposición del relieve. Las
temperaturas suelen ser muy elevadas, con ve-
getación degradada de matorral y de espinares.
En el sistema montañoso central oriental, existen
formaciones vegetales que van desde bosques
deciduos montanos bajos a bosques siempre-
verdes montanos altos. Sin embargo, es bueno
señalar que la vegetación regional ha sido fuerte-
mente intervenida y degradada por la acción del
hombre.
En la tabla que se presenta se observan los dis-
tintos Parques Nacionales y Monumentos Natu-
rales que se localizan en el Sistema Montañoso
Caribe y los valores de extensión de cada área
natural protegida correspondiente.
espacio muy importante por su actividad agrícola
y turística. Los valles de los ríos Manzanares, de
las lagunas de Campona y Buena Vista rellena-
Parque Nacional Guatopo
Parque Nacional El Ávila - Wariarepano
Parque Nacional El Ávila - Wariarepano
Parque Nacional Henri Pittier
Parque Nacional Henri Pittier
Parque Nacional El Guácharo

(67$'2&$5$%2%2
(67$'2$5$*8$
(
6
7
$
'
2

9
$
5
*
$
6
4
G
D
<
D
S
D
V
F
X
D
(QV
)ORUHV
(QV
*XDELQD
(QV
GH 2FXPDUH
(QV
GH &DWD
(QV
GH &X\DJXD
(QV
8ULFDUR
(QV /RV
3LFKDFKRV
(QV GH
&KXDR
(QV &HSH
5
tR
6
D
Q
0
LJ
X
H
O
4
G
D
$
Q
D
X
F
R
5
tR
&
X
F
K
D
U
R
Q
D
O
4
GD9LJ
LU
LP
LWD
4
G
D
(O+RUQR
5
tR*X
D
FD
U
D
%$+,$
'(
785,$02
&JD GH
2FXPDUH
5
t
R
(
U
H
LJ
X
H
4
G
D
(
O7
LJ
U
H
5
tR
&
X
U
D
4
G
D
$
P
D
U
J
R
V
D
5
tR
&
X
P
E
R
WR
5
tR
(
O6LOH
Q
F
LR
5
t R

2FX
P
D
U
H
4
G
D
*
X
D
S
D
5
t R
G
H
&
D
WD
4
G
D
(
O6
D
OWR
5
tR
3
H
U
L
T
X
LWR
5
t R

0
D
ULDUD
4
G
D
(
O*XDP
D
F
K
R
5
t R
7
D
S
D
WD
S
D
5
tR
*
X
H
\
5
tR
(
O/
LP
yQ
4
G
D
0
D
Q
J
X
LWR
57RFRURQ
&
D
x
RGH$
SDUR
5tR$UDJXD
5tR7XUP
HUR
5
tR
0
D
U
D
F
D
\
5tR(O&
D
V
WD
x
R
5
tR
3
OD
Q
W D
9
LH
MD
4
G
D
*
X
D
U
D
S
LWR
4
G
D
$
X
\
D
P
L W D
5
t
R
$
U
R
D
4
G
D
(
O3ODF
H
U
4G
D
)DMD
UG
R
5
tR
*
U
D
Q
G
H
G
H
O0
H
G
LR
4
G
D
6WD&
OD
UD
5
tR
&
K
X
D
R
4
G
D6LQDPDLFD
4
G
D
0
D
H
V
WU
D
4
G
D
/
R
V
5
D
VWUR
MR
Q
H
V
5
tR
G
H
O0
H
G
LR
5
t R
3
H
G
U
H
J
D
O
&
D
x
R
&
R
OR
U
D
G
R
5
tR
7DP
D
LUD
4
G
D
G
H
&HSH
5
tR
3
D
U
D
X
OD
WD
5
tR
0
D
\
D
4
G
D
&
K
X
S
X
OX
P
5
t R
'
X
U
R
5
tR
*
X
D
\
D
E
LWD
5
tR
7
X
U
P
H
U
R
R
3
D
\
D
4GD(O%XUUR
4
G
D
(
O=
D
P
X
UR
4
G
D
3
LS
H
4
G
D
(
O0
D
Q
LU
H
4
'
D5
DMXQDR
5
tR
3
D
\
D
5
t R
3
D
U
D
X
OD
WD
4
G
D
0RQWH2
VFX
UR
4
G
D
8
U
LFD
U
R
&
D
x
R
/
R
V
'
LYLGLYHV
/ $ * 2 '( 9$ / ( 1 & , $
(QV 3DSD\DO
0 $ 5 & $ 5 , % (
/DJXQDGH 7DJXDLJXD\
(PEDOVH GH =XDWD
9LJLULPLWD
$SRQWH
&XPERWR
*8$&$5$
(O&KDUDO
/DV7LDPLWDV
%XFDULWR
*8,*8(
6DQ-XDQGH'LRV
*XDLFD
6$1-2$48,1
(O*XDPDFKR
0$5,$5$
/D7ULOOD
2FXPDUH
GH/D&RVWD
&DWD
8UE&DWD
&X\DJXD
,QGHSHQGHQFLD
/D&DQGHODULD
$JXD&DOLHQWH
9LVWD$OHJUH
/D&DEUHUD
(O0LODJUR
<XPD
0DJGDOHQR
6DQWD%DUEDUD
(O/LPyQ
(O&DVWDQR
/DV'HOLFLDV
0$5$&$<
&HSH
&KXDR
&KRURQL
3D\DUHV
(O3ODFHU
/RV5DVWURMRQHV
6LQDPDLFD
&DPEDODFKH
8UDFD
7UHPDULD
6DQ0DUWLQ
Base Aerea El Libertador
Escuela de
La F.A.V
Aerodromo
Boca de Río
7RFRURQ
6DQWD5LWD
6DQWD&UX]
3$/2
1(*52
3XHUWR0D\D
(O-DELOODO
6WD%DUEDUD
7ULQFKHURQ
/DV&DQDGDV /DV7URMDV %UDVHQ
7XFXVLWR
/D$UEROHGD
/DV7DEOLWDV
3HGUHJDO
7850(52
6$10$7(2
/D(QFUXFLMDGD
)ORUHV
&$*8$
=XDWD
(O*XDVLPR
(O7DPDULQGR
3DWDQHPR
)ORU
$PDULOOD
&HQWUDO
7DFDULJXD
Cerro
Cachicamo
Cerro
Bujuruco
Picacho La Cieneguita
C. La
Plantacion
Pico
Jengibre
Pico Vigirima
Cerro
El Buitre
C. Bolivia
C. de Ocumare
Cerro
Macaurel
Cerro
Palmarejo
Cerro
Del Diablo
F
ila
E
re
ig
u
e
F
ila
C
o
ro
c
ito
Cerro
Mano Juan
C. Jujure
F
ila
R
e
a
l
Cerro Peru
Cerro
El Deleite
C. Bramador
Pta.
Jaguate
Pta. La Bruja
Pta. Negra
Cerro
Caraquita
C. Macarapure
Cerro
La Glotieta
C. Jaibita
Pta. de Cata
Pta. Galindo
Pico Guacamaya
Pico
Periquito
Cerro Las Tejas
Cerro
La Muerte
Cerro
El Picacho
Fila Cana Fistola
Cerro
El Portachuelo
F
ila
S
a
n
B
e
r
n
a
r
d
o
F
ila
L
a
T
a
h
o
n
a
Pico El Pindo
Cerro
Penon Blanco
Pico La Mesa
Cerro
Chimborazo
Cerro
Las Delicias
F
ila
P
a
lm
a
r
ito
Cerro Choroni
Pico
Palmarito
Pta. Mosquito
Pta. El Palito
Pta. Guayamure
Pta. Brava
Cerro
Tamborero
Cerro Cotoco F
ila
J
u
a
n
R
o
m
e
ro
F
ila
S
a
n
ta
R
o
s
a
C. Cabeza
Pico Boqueron
Topo El Bejuco
Fila Castillo
Cerro Guayabal
Cerro
La Virgen
Pta. Tuja
Pta. Playita
Topo El Tigre
F
ila
P
a
ra
u
la
ta
F
ila
T
a
m
a
ira
Pta. Sto Domingo
Pico Cogollal
Pico La Negra
Pico Cambural
Topo
El Guayabo
F
ila
B
ra
s
e
n
Cerro Mucurita
Cerro
Gavilan
*XD\DELWD
(O4XLQFH
/RV+LFDFRV
Cerro
El Cobre
Cerro
El Topo
Cerro
El Macarao
Cerro
El penon
C.El Papelon
Topo
Cueva de Tigre
F
ila
C
o
la
d
e
C
a
b
a
llo
F
il a
L
a
s
L
la
m
a
d
a
s
F
ila
E
l T
i g
r
e
Isla de Tacarigua
Isla Caiguire
3HQtQVXODGH
/D&DEUHUD
Fila Mujiquera
F
ila
L
a
C
a
b
re
ra
Cerro
Cabeza de Tigre
67°50' 67°40' 67°30'
10°30'
10°20'
10°10'
67°30' 67°40' 67°50'
10°10'
10°20'
10°30'
0 5 10 15 20 2.5 kilómetros
EscaIa Gráfica
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
&$5$&$6
0$5$&$<
/$ *8$,5$
/267(48(6
6$1-8$1'(
/26025526
9$/(1&,$
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2$5$*8$
',675,72
&$3,7$/
(67$'2
9$5*$6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2
0,5$1'$
(67$'2
)$/&Ð1
(
6
7
$
'
2

<
$
5
$
&
8
<
0$ 5 & $ 5 , % (
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Fuente Cartográfica:
Hoja 6646 - 6647 - 6746 - 6747 del Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Área Urbana ................................... Embalse .................................................
Curso de Agua ......................................
Lago .................................................
Lindero del Parque Nacional .......
Corriente Ìntermitente ..........................
Límite Ìnternacional ..........................
Límite de Estado ..................................
Límite de Municipio ..............................
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada ..................
Carretera No Pavimentada ............
Sendero o Pica ................................
Autopista ........................................
Zona con Sobreposición de Límites ..
N
E O
S

PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
LocaIización Astronómica
10° 14ŏ25Œ y 10° 32ŏ40Œ de Latitud Norte
67° 24ŏ36Œ y 67° 52ŏ54Œ de Longitud Oeste
LocaIización Geográfica y Límites
El Parque Nacional Henri Pittier se localiza geo-
graſcamente en la sección occidental del tramo
central de la Cordillera de la Costa; limitado al
norte por el litoral caribe y al sur por las bajas
vertientes que caen a la Depresión del Lago de
Valencia en las cercanías de Turmero, Maracay
y San Joaquín de Carabobo. Al oeste limitan al
parque areas montañosas del Parque Nacional
San Esteban y los límites de los estados Aragua
y Carabobo. Mientras que al este el area esta de-
limitada por el Monumento Natural Agustín Co-
dazzi. Al primero le corresponde la mayor parte
de los espacios que integran la unidad y a Cara-
bobo apenas una pequeña porción.
Extensión
La extensión total del parque es de 107.800 ha
es decir, 107,8 km
2
.
DecIaratoria como Área Protegida
La preocupación ambientalista y las gestiones
del eminente naturalista suizo Henri Pittier, cul-
minaron con la creación oſcial del primer Parque
Nacional de Venezuela por el gobierno del Presi-
dente Eleazar López Contreras, el 13 de febrero
de 1937; mediante Decreto promulgado en la Ga-
ceta Oſcial Nº 19.133. El nombre que entonces
se le dio fue el de Parque Nacional Rancho Gran-
de; pero el 30 de marzo de 1953, por Resolución
del Ministerio de Agricultura y Cría se cambió por
el de Parque Nacional Henri Pittier, en honor al
sabio quien residió por varios años en nuestro
país y cumplió una extraordinaria labor cientíſca
y concientizadora sobre la conservación del pa-
trimonio botanico venezolano.
1urrc ¤:.ícs crrcs, cí 1arq:c 1a.:cuaí 1cur: 1:rr:cr r:cuc cí ¤cr:rc ac íaícr s:ac
cr:q:ac .c¤c ía jr:¤cra arca uar:raí jrcrcq:aa ac 'cucz:cía, cí 1¸ ac jcírcrc ac
1¸¸;.
Ccu rau í:srcr:.a ac.:s:cu, sc :u:.:a cu cí jaís ía cx:rcsa jcíír:.a ac 1sraac ac scíc.-
.:cuar arcas c¤ííc¤ar:.as ac s: csja.:c qccqraŅ.c, jara .cíc.arías a í:cu rcsq:arac
ac ías a¤cuazas q:c scírc s:s rc.:rscs uar:raícs, í:ca:vcrs:aaa ¸ ícííczas cs.cu:.as
j:a:crau jrca:.:rsc cu acrr:¤curc ac ícs ¤as aírcs :urcrcscs ací rcrr:rcr:c ua.:cuaí
¸ s:s jcííaacrcs.
*XDFDUD
3WR&DEHOOR
0DULDUD
&DJXD
&KDUDOODYH
&DWLD /D 0DU
/D 9LFWRULD
7LQDTXLOOR
7XFDFDV
&$5$&$6
0$5$&$<
/$ *8$,5$
/267(48(6
6$1-8$1'(
/26025526
9$/(1&,$
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2$5$*8$
',675,72&$3,7$/ (67$'29$5*$6
(67$'2*8É5,&2
(67$'20,5$1'$
(67$'2
)$/&Ð1
(
6
7
$
'
2

<
$
5
$
&
8
<
/$*2 '(
9$/(1&,$
0$ 5 & $ 5 , % (
(PE GH
&DPDWDJXD
79
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2$5$*8$
(
6
7
$
'
2

9
$
5
*
$
6
4
G
D
<
D
S
D
V
F
X
D
(QV
)ORUHV
(QV
*XDELQD
(QV
GH 2FXPDUH
(QV
GH &DWD
(QV
GH &X\DJXD
(QV
8ULFDUR
(QV /RV
3LFKDFKRV
(QV GH
&KXDR
(QV &HSH
5
tR
6
D
Q
0
LJ
X
H
O
4
G
D
$
Q
D
X
F
R
5
tR
&
X
F
K
D
U
R
Q
D
O
4
GD9LJ
LU
LP
LWD
4
G
D
(O+RUQR
5
tR*X
D
FD
U
D
%$+,$
'(
785,$02
&JD GH
2FXPDUH
5
t
R
(
U
H
LJ
X
H
4
G
D
(
O7
LJ
U
H
5
tR
&
X
U
D
4
G
D
$
P
D
U
J
R
V
D
5
tR
&
X
P
E
R
WR
5
tR
(
O6LOH
Q
F
LR
5
t R

2FX
P
D
U
H
4
G
D
*
X
D
S
D
5
t R
G
H
&
D
WD
4
G
D
(
O6
D
OWR
5
tR
3
H
U
L
T
X
LWR
5
t R

0
D
ULDUD
4
G
D
(
O*XDP
D
F
K
R
5
t R
7
D
S
D
WD
S
D
5
tR
*
X
H
\
5
tR
(
O/
LP
yQ
4
G
D
0
D
Q
J
X
LWR
57RFRURQ
&
D
x
RGH$
SDUR
5tR$UDJXD
5tR7XUP
HUR
5
tR
0
D
U
D
F
D
\
5tR(O&
D
V
WD
x
R
5
tR
3
OD
Q
W D
9
LH
MD
4
G
D
*
X
D
U
D
S
LWR
4
G
D
$
X
\
D
P
L W D
5
t
R
$
U
R
D
4
G
D
(
O3ODF
H
U
4G
D
)DMD
UG
R
5
tR
*
U
D
Q
G
H
G
H
O0
H
G
LR
4
G
D
6WD&
OD
UD
5
tR
&
K
X
D
R
4
G
D6LQDPDLFD
4
G
D
0
D
H
V
WU
D
4
G
D
/
R
V
5
D
VWUR
MR
Q
H
V
5
tR
G
H
O0
H
G
LR
5
t R
3
H
G
U
H
J
D
O
&
D
x
R
&
R
OR
U
D
G
R
5
tR
7DP
D
LUD
4
G
D
G
H
&HSH
5
tR
3
D
U
D
X
OD
WD
5
tR
0
D
\
D
4
G
D
&
K
X
S
X
OX
P
5
t R
'
X
U
R
5
tR
*
X
D
\
D
E
LWD
5
tR
7
X
U
P
H
U
R
R
3
D
\
D
4GD(O%XUUR
4
G
D
(
O=
D
P
X
UR
4
G
D
3
LS
H
4
G
D
(
O0
D
Q
LU
H
4
'
D5
DMXQDR
5
tR
3
D
\
D
5
t R
3
D
U
D
X
OD
WD
4
G
D
0RQWH2
VFX
UR
4
G
D
8
U
LFD
U
R
&
D
x
R
/
R
V
'
LYLGLYHV
/ $ * 2 '( 9$ / ( 1 & , $
(QV 3DSD\DO
0 $ 5 & $ 5 , % (
/DJXQDGH 7DJXDLJXD\
(PEDOVH GH =XDWD
9LJLULPLWD
$SRQWH
&XPERWR
*8$&$5$
(O&KDUDO
/DV7LDPLWDV
%XFDULWR
*8,*8(
6DQ-XDQGH'LRV
*XDLFD
6$1-2$48,1
(O*XDPDFKR
0$5,$5$
/D7ULOOD
2FXPDUH
GH/D&RVWD
&DWD
8UE&DWD
&X\DJXD
,QGHSHQGHQFLD
/D&DQGHODULD
$JXD&DOLHQWH
9LVWD$OHJUH
/D&DEUHUD
(O0LODJUR
<XPD
0DJGDOHQR
6DQWD%DUEDUD
(O/LPyQ
(O&DVWDQR
/DV'HOLFLDV
0$5$&$<
&HSH
&KXDR
&KRURQL
3D\DUHV
(O3ODFHU
/RV5DVWURMRQHV
6LQDPDLFD
&DPEDODFKH
8UDFD
7UHPDULD
6DQ0DUWLQ
Base Aerea El Libertador
Escuela de
La F.A.V
Aerodromo
Boca de Río
7RFRURQ
6DQWD5LWD
6DQWD&UX]
3$/2
1(*52
3XHUWR0D\D
(O-DELOODO
6WD%DUEDUD
7ULQFKHURQ
/DV&DQDGDV /DV7URMDV %UDVHQ
7XFXVLWR
/D$UEROHGD
/DV7DEOLWDV
3HGUHJDO
7850(52
6$10$7(2
/D(QFUXFLMDGD
)ORUHV
&$*8$
=XDWD
(O*XDVLPR
(O7DPDULQGR
3DWDQHPR
)ORU
$PDULOOD
&HQWUDO
7DFDULJXD
Cerro
Cachicamo
Cerro
Bujuruco
Picacho La Cieneguita
C. La
Plantacion
Pico
Jengibre
Pico Vigirima
Cerro
El Buitre
C. Bolivia
C. de Ocumare
Cerro
Macaurel
Cerro
Palmarejo
Cerro
Del Diablo
F
ila
E
re
ig
u
e
F
ila
C
o
ro
c
ito
Cerro
Mano Juan
C. Jujure
F
ila
R
e
a
l
Cerro Peru
Cerro
El Deleite
C. Bramador
Pta.
Jaguate
Pta. La Bruja
Pta. Negra
Cerro
Caraquita
C. Macarapure
Cerro
La Glotieta
C. Jaibita
Pta. de Cata
Pta. Galindo
Pico Guacamaya
Pico
Periquito
Cerro Las Tejas
Cerro
La Muerte
Cerro
El Picacho
Fila Cana Fistola
Cerro
El Portachuelo
F
ila
S
a
n
B
e
r
n
a
r
d
o
F
ila
L
a
T
a
h
o
n
a
Pico El Pindo
Cerro
Penon Blanco
Pico La Mesa
Cerro
Chimborazo
Cerro
Las Delicias
F
ila
P
a
lm
a
r
ito
Cerro Choroni
Pico
Palmarito
Pta. Mosquito
Pta. El Palito
Pta. Guayamure
Pta. Brava
Cerro
Tamborero
Cerro Cotoco F
ila
J
u
a
n
R
o
m
e
ro
F
ila
S
a
n
ta
R
o
s
a
C. Cabeza
Pico Boqueron
Topo El Bejuco
Fila Castillo
Cerro Guayabal
Cerro
La Virgen
Pta. Tuja
Pta. Playita
Topo El Tigre
F
ila
P
a
ra
u
la
ta
F
ila
T
a
m
a
ira
Pta. Sto Domingo
Pico Cogollal
Pico La Negra
Pico Cambural
Topo
El Guayabo
F
ila
B
ra
s
e
n
Cerro Mucurita
Cerro
Gavilan
*XD\DELWD
(O4XLQFH
/RV+LFDFRV
Cerro
El Cobre
Cerro
El Topo
Cerro
El Macarao
Cerro
El penon
C.El Papelon
Topo
Cueva de Tigre
F
ila
C
o
la
d
e
C
a
b
a
llo
F
il a
L
a
s
L
la
m
a
d
a
s
F
ila
E
l T
i g
r
e
Isla de Tacarigua
Isla Caiguire
3HQtQVXODGH
/D&DEUHUD
Fila Mujiquera
F
ila
L
a
C
a
b
re
ra
Cerro
Cabeza de Tigre
67°50' 67°40' 67°30'
10°30'
10°20'
10°10'
67°30' 67°40' 67°50'
10°10'
10°20'
10°30'
0 5 10 15 20 2.5 kilómetros
EscaIa Gráfica
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
&$5$&$6
0$5$&$<
/$ *8$,5$
/267(48(6
6$1-8$1'(
/26025526
9$/(1&,$
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2$5$*8$
',675,72
&$3,7$/
(67$'2
9$5*$6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2
0,5$1'$
(67$'2
)$/&Ð1
(
6
7
$
'
2

<
$
5
$
&
8
<
0$ 5 & $ 5 , % (
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Fuente Cartográfica:
Hoja 6646 - 6647 - 6746 - 6747 del Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Área Urbana ................................... Embalse .................................................
Curso de Agua ......................................
Lago .................................................
Lindero del Parque Nacional .......
Corriente Ìntermitente ..........................
Límite Ìnternacional ..........................
Límite de Estado ..................................
Límite de Municipio ..............................
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada ..................
Carretera No Pavimentada ............
Sendero o Pica ................................
Autopista ........................................
Zona con Sobreposición de Límites ..
N
E O
S

PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
LocaIización Astronómica
10° 14ŏ25Œ y 10° 32ŏ40Œ de Latitud Norte
67° 24ŏ36Œ y 67° 52ŏ54Œ de Longitud Oeste
LocaIización Geográfica y Límites
El Parque Nacional Henri Pittier se localiza geo-
graſcamente en la sección occidental del tramo
central de la Cordillera de la Costa; limitado al
norte por el litoral caribe y al sur por las bajas
vertientes que caen a la Depresión del Lago de
Valencia en las cercanías de Turmero, Maracay
y San Joaquín de Carabobo. Al oeste limitan al
parque areas montañosas del Parque Nacional
San Esteban y los límites de los estados Aragua
y Carabobo. Mientras que al este el area esta de-
limitada por el Monumento Natural Agustín Co-
dazzi. Al primero le corresponde la mayor parte
de los espacios que integran la unidad y a Cara-
bobo apenas una pequeña porción.
Extensión
La extensión total del parque es de 107.800 ha
es decir, 107,8 km
2
.
DecIaratoria como Área Protegida
La preocupación ambientalista y las gestiones
del eminente naturalista suizo Henri Pittier, cul-
minaron con la creación oſcial del primer Parque
Nacional de Venezuela por el gobierno del Presi-
dente Eleazar López Contreras, el 13 de febrero
de 1937; mediante Decreto promulgado en la Ga-
ceta Oſcial Nº 19.133. El nombre que entonces
se le dio fue el de Parque Nacional Rancho Gran-
de; pero el 30 de marzo de 1953, por Resolución
del Ministerio de Agricultura y Cría se cambió por
el de Parque Nacional Henri Pittier, en honor al
sabio quien residió por varios años en nuestro
país y cumplió una extraordinaria labor cientíſca
y concientizadora sobre la conservación del pa-
trimonio botanico venezolano.
1urrc ¤:.ícs crrcs, cí 1arq:c 1a.:cuaí 1cur: 1:rr:cr r:cuc cí ¤cr:rc ac íaícr s:ac
cr:q:ac .c¤c ía jr:¤cra arca uar:raí jrcrcq:aa ac 'cucz:cía, cí 1¸ ac jcírcrc ac
1¸¸;.
Ccu rau í:srcr:.a ac.:s:cu, sc :u:.:a cu cí jaís ía cx:rcsa jcíír:.a ac 1sraac ac scíc.-
.:cuar arcas c¤ííc¤ar:.as ac s: csja.:c qccqraŅ.c, jara .cíc.arías a í:cu rcsq:arac
ac ías a¤cuazas q:c scírc s:s rc.:rscs uar:raícs, í:ca:vcrs:aaa ¸ ícííczas cs.cu:.as
j:a:crau jrca:.:rsc cu acrr:¤curc ac ícs ¤as aírcs :urcrcscs ací rcrr:rcr:c ua.:cuaí
¸ s:s jcííaacrcs.
*XDFDUD
3WR&DEHOOR
0DULDUD
&DJXD
&KDUDOODYH
&DWLD /D 0DU
/D 9LFWRULD
7LQDTXLOOR
7XFDFDV
&$5$&$6
0$5$&$<
/$ *8$,5$
/267(48(6
6$1-8$1'(
/26025526
9$/(1&,$
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2$5$*8$
',675,72&$3,7$/ (67$'29$5*$6
(67$'2*8É5,&2
(67$'20,5$1'$
(67$'2
)$/&Ð1
(
6
7
$
'
2

<
$
5
$
&
8
<
/$*2 '(
9$/(1&,$
0$ 5 & $ 5 , % (
(PE GH
&DPDWDJXD
80
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
“Salir de Maracay, situada a 440 m
sobre el nivel del mar, ascender y
trasponer la fla de las vertientes a altitudes
de 1.130 m y 1.590 m, para descender
luego hasta las poblaciones de Ocumare
o Choroní sobre la costa, constituye para el
visitante una experiencia inolvidable.
Es este un interesante y ameno recorrido
a través de diferentes lugares de gran
belleza y diversidad biológica, donde la
sabana alterna con la selva nublada
milenaria, llena de formas de vida
animal y vegetal que permite
contemplar a la vez, el importante paisaje
del bosque primitivo, hábitat de una
espléndida avifauna y las hermosas vistas
del Lago de Valencia en la lejanía”.
- Ricardo Gondelles -
Paisajes naturales
Por su situación geográfca, el Parque Nacional
Henri Pittier corresponde a un espacio casi ente-
ramente montañoso, compartiendo las caracte-
rísticas propias que en este sentido distinguen al
tramo central de la Cordillera de la Costa; sin em-
bargo, estrechas franjas litorales caribes son parte
integrante de esta unidad protegida. A su vez, en-
trantes en forma de bahías y tierras planas de va-
lles aluvio - marinos asociados, aunque no consti-
tuyen en sentido estricto áreas ubicadas dentro de
los linderos del parque, son obligadamente puntos
de referencia del mismo. Como sobresalientes se
citan los casos de la bahía de Turiamo; la ensena-
da y valle de Ocumare; la bahía y valle de Cata;
la bahía de Puerto Colombia y valle de Choroní; la
ensenada y valle de Chuao.
El paisaje natural y ambientes dominantes es
propio del Sistema Montañoso Caribe en su ra-
mal cordillerano de la costa central; caracterizado
por una fsiografía muy abrupta donde alternan
altas flas maestras de disposición oeste - este
con dos unidades de vertientes empinadas; la del
norte, cayendo regularmente a pico directamen-
te al litoral caribe y la del sur, en contacto brusco
con la depresión del Lago de Valencia.
Los contrastes altitudinales son notables, pues
pueden pasar rápidamente desde el nivel del mar
hasta cotas por encima de 2.000 m, como el pico
Cenizo situado a 2.436 m de altura, la culminante
de todo el parque.
El macizo montañoso que conforma esta área
protegida tiene un basamento litológico integra-
do por rocas ígneas y metamórfcas precámbri-
cas del Complejo Sebastopol, como granitos y
gneises frecuentemente muy meteorizados. Las
rocas gneisicas de la Formación Peña de Mora,
aunque forman sectores más restringidos tam-
bién son parte del basamento antiguo del par-
que. Sin embargo, el componente litológico más
extendido está integrado por rocas sedimenta-
rias pobremente metamorfzadas de la Forma-
ción Las Brisas. Se trata de esquistos y gneises,
al igual que metareniscas y metaconglomerados.
Los esquistos son graftosos con lentes y bandas
de mármoles. Los esquistos igualmente grafto-
sos de la Formación Las Mercedes también afo-
ran en la zona.
Las tres unidades principales del relieve, inte-
grando a su vez, los tres paisajes naturales ma-
yores del parque son:
Vertiente norte caribe
Compuesta por largas y empinadas laderas dre-
nadas por una red hidrográfca densa cuyos com-
ponentes principales desembocan directamente
en el mar. Los cursos de agua han profundizado
mucho sus cauces construyendo estrechos valles
recorridos por torrentes de perfl longitudinal muy
inclinado. Los ríos que llegan al mar de la vertiente
norte son el San Miguel que desemboca en la ba-
hía de Turiamo, Ocumare, Cumboto, Paraíso, Pe-
riquito, río Cata, Cuyagua, Río Grande del Medio,
Chuao, el más importante de todos y el río Cepe.
En la fla montañosa maestra la altura culminante
es el pico El Cenizo (2.436 m.s.n.m.) seguido de
otras alturas importantes como el pico Periquito
de 1.400 m.s.n.m. interrumpidas por El Porta-
chuelo que conforma el paso natural principal del
macizo montañoso a 1.136 m.s.n.m. El eje mon-
tañoso se levanta de nuevo en el pico La Cumbre
del sector Rancho Grande a 1.450 m.s.n.m.
Puerto Colombia
81
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Vertiente Sur - Parque Nacional Henri Pittier
Bahía de Turiamo
Por su parte, el pico Guacamaya se eleva a 1.850
m.s.n.m., conjuntamente con el pico La Mesa de
2.330 m.s.n.m. de altura, seguido del cerro Chim-
borazo y el pico Palmira, ambos de 2.000 m.s.n.m.
de altitud. Destacan igualmente la cumbre o altos
de Choroní atravesado por la carretera que con-
duce, a la población del mismo nombre, con 1.650
m.s.n.m., seguido del pico La Negra con más de
2.000 m.s.n.m., y fnalmente El Cenizo.
La vertiente norte se distingue particularmente por
la abundante y boscosa vegetación que la tapiza,
aunque al pie de las vertientes se desarrolla una
cubierta de vegetación más seca de espinares.
Vertiente sur
Se trata de laderas también empinadas cuya red
hidrográfca drena en este caso hacia la cuenca
endorreica del Lago de Valencia. Sin embargo,
la longitud e inclinación de las vertientes del sur
son menores que en el caso de las vertientes del
norte. La fsiografía de este paisaje la componen
flas agudas abigarradas paralelas de dirección
norte - sur que parten desde el eje orográfco
mayor de la Cordillera de la Costa y descienden
hacia la depresión del Lago de Valencia, donde
entran en contacto brusco con sus tierras planas,
a aproximadamente 450 m.s.n.m. La disección
del relieve de estas vertientes es intenso con un
diseño de lomeríos alternando con valles bien
encajados y estrechos.
En aquellos sitios desprovistos de vegetación la
visión de estas vertientes resulta impresionante
por la densidad de la disección. El drenaje está
conformado principalmente por quebradas cortas
y torrenciales con menores caudales que en el
caso de la vertiente norte. Los ríos principales del
sector son Limón, Castaño o Maracay, Pedregal
y Polvorín.
La vertiente sur también luce con densa vege-
tación, particularmente en su parte media y alta,
con cobertura baja de matorral y gramíneas, pre-
dominando en sus partes más bajas.
Litoral
El tercer paisaje natural principal del parque lo
conforma su franja litoral del norte, que se des-
plaza desde Punta Flores al occidente hasta Pun-
ta Tuja al oriente. Se trata de un litoral predomi-
nantemente estrecho y rectilíneo cuyos entrantes
principales en forma de bahías y/o tierras planas
no forman parte de los linderos propiamente di-
chos del parque, pero son referencia directa de la
unidad como componentes de sus paisajes natu-
rales y culturales.
Por lo regular las vertientes muy empinadas y
abruptas del norte entran en contacto directo y
a pico con las aguas marinas, dejando muy po-
cas franjas litorales de playas, a no ser aquellos
espacios planos donde desembocan ríos princi-
pales en bahías como Turiamo, Ocumare, Cata,
Cuyagua, Puerto Colombia, Chuao y Cepe. De
manera que el litoral caribe del Parque Nacional
Henri Pittier se presenta básicamente como una lar-
ga y estrecha franja rectilínea apenas interrumpida
por algunos entrantes importantes en forma de ba-
hías y tierras planas sedimentarias de origen fuvio
- marino, como las señaladas anteriormente.
82
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Clima
El clima de esta área natural protegida está infuen-
ciado directamente en su temperatura y pluviosi-
dad por la altitud y disposición de su relieve monta-
ñoso. En el primer caso los promedios se acentúan
francamente en las franjas situadas entre 1.000 -
2.000 m y aún más por encima de esta última cota,
donde pueden llegar a 15 °C en su franja inferior y
hasta 10 °C en las partes más elevadas.
La lluviosidad está infuenciada directamente por
el desplazamiento en el territorio nacional de los
vientos húmedos alisios del noreste y de los alisios
del sureste, a partir de la Zona de Convergencia
Intertropical. En este proceso el relieve origina la
ascensión forzada de esas masas de aire, tanto en
la vertiente norte como en la vertiente sur, produ-
ciendo descargas de lluviosidad tan importantes
que dan paso a regímenes climáticos húmedos y
hasta superhúmedos a partir de ciertas altitudes,
las cuales están entre 800 - 2.000 m para las lade-
ras septentrionales y entre 900 - 2.000 m aproxi-
madamente para las meridionales.
Destacan entonces en el parque tipos climáti-
cos mesotérmicos húmedos entre 1.000 - 2.000
m y templados subhúmedos por encima de los
2.000 m. Asimismo, se pueden encontrar tipos
climáticos unimodales, es decir, con un sólo pico
lluvioso marcado entre junio - julio y bimodales
con dos máximos bien defnidos; el principal entre
junio y agosto y el secundario entre noviembre y
diciembre, este último como producto de relictos
de frentes fríos que suelen producir intensos y
prolongados períodos de lluvia.
Otro elemento importante del clima del parque
que se debe destacar es la frecuente presencia
de nieblas orográfcas, particularmente en la ver-
tiente norte entre 800 - 2.000 m de altitud y entre
900 - 2.000 m en la vertiente sur, lo cual es deter-
minante para explicar la cubierta boscosa densa
de altura que predomina en estos espacios.
Los promedios de temperatura y lluviosidad en
el Parque Nacional Henri Pittier son signifcativa-
mente contrastantes según las diferentes ubica-
ciones de las tierras que la integran.
En su litoral, como en el caso de Ocumare de la
Costa, el promedio anual de temperatura es de
25.3 °C y la precipitación escasamente llega a
796 mm. como promedio anual, mientras que en
las cabeceras del río Choroní, representante de
la vertiente norte alcanza 1.921 mm/año.
En la ciudad de Maracay, adyacente al parque, la
temperatura media anual llega a 25 °C, mientras
que en la Estación Biológica de Rancho Grande
alcanza 20 °C. Por su parte, la pluviosidad es de
897 mm/año en Maracay y en la Estación Biológica
de Rancho Grande es de 1.695 mm/año, así como
de 1.893 mm/año en la estación La Regresiva
del mismo sector. Tanto Maracay, como Rancho
Grande son estaciones que pueden considerarse
representativas de la vertiente sur del parque.
En la tabla siguiente se exponen los valores de
temperatura y precipitación de estaciones me-
teorológicas representativas del Parque Nacional
Henri Pittier.
Bosque y herbazales en el Parque Nacional Henri Pittier
83
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
El bosque nublado en el Parque Nacional Henri Pittier
Atardecer en el litoral del Parque Nacional Henri Pittier
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2$5$*8$
(
6
7
$
'
2

9
$
5
*
$
6
4
G
D
<
D
S
D
V
F
X
D
(QV
)ORUHV
(QV
*XDELQD
(QV
GH 2FXPDUH
(QV
GH &DWD
(QV
GH &X\DJXD
(QV
8ULFDUR
(QV /RV
3LFKDFKRV
(QV GH
&KXDR
(QV &HSH
5
tR
6
D
Q
0
LJ
X
H
O
4
G
D
$
Q
D
X
F
R
5
tR
&
X
F
K
D
U
R
Q
D
O
4
GD9LJ
LU
LP
LWD
4
G
D
(O+RUQR
5
tR*X
D
FD
U
D
%$+,$
'(
785,$02
&JD GH
2FXPDUH
5
tR
(
U
H
LJ
X
H
4
G
D
(
O7
LJ
U
H
5
tR
&
X
U
D
4
G
D
$
P
D
U
J
R
V
D
5
tR
&
X
P
E
R
WR
5
tR
(
O6LOH
Q
F
LR
5
t R

2FX
P
D
U
H
4
G
D
*
X
D
S
D
5
t R
G
H
&
D
WD
4
G
D
(
O6
D
OWR
5
tR
3
H
U
LT
X
LWR
5
t R

0
D
ULDUD
4
G
D
(
O*XDP
D
F
K
R
5
t R
7
D
S
D
WD
S
D
5
tR
*
X
H
\
5
tR
(
O/
LP
yQ
4
G
D
0
D
Q
J
X
LWR
57RFRURQ
&
D
x
RGH$
SDUR
5tR$UDJXD
5tR7XUP
HUR
5
tR
0
D
UD
F
D
\
5tR(O&
D
V
WD
x
R
5
tR
3
OD
Q
W D
9
LH
MD
4
G
D
*
X
D
U
D
S
LWR
4
G
D
$
X
\
D
P
L W D
5
t R
$
U
R
D
4
G
D
(
O3ODF
H
U
4G
D
)DMD
UG
R
5
tR
*
U
D
Q
G
H
G
H
O0
H
G
LR
4
G
D
6WD&
OD
UD
5
tR&
K
X
D
R
4
G
D6LQDPDLFD
4
G
D
0
D
H
V
WU
D
4
G
D
/
R
V
5
D
VWURMR
Q
H
V
5
tR
G
H
O0
H
G
LR
5
t R
3
H
G
U
H
J
D
O
&
D
x
R
&
R
OR
U
D
G
R
5
tR
7DP
D
LUD
4
G
D
G
H
&HSH
5
tR
3
D
U
D
X
OD
WD
5
tR
0
D
\
D
4
G
D
&
K
X
S
X
OX
P
5
t R
'
X
U
R
5
tR
*
X
D
\
D
E
LWD
5
tR
7
X
U
P
H
U
R
R
3
D
\
D
4GD(O%XUUR
4
G
D
(
O=
D
P
X
UR
4
G
D
3
LS
H
4
G
D
(
O0
D
Q
LU
H
4
'
D5
DMXQDR
5
tR
3
D
\
D
5
t R
3
D
U
D
X
OD
WD
4
G
D
0RQWH2
VFX
UR
4
G
D
8
U
LFD
U
R
&
D
x
R
/
R
V
'
LYLGLYHV
/ $ * 2 '( 9$ / ( 1 & , $
(QV 3DSD\DO
0 $ 5 & $ 5 , % (
/DJXQDGH 7DJXDLJXD\
(PEDOVH GH =XDWD
9LJLULPLWD
$SRQWH
&XPERWR
*8$&$5$
(O&KDUDO
/DV7LDPLWDV
%XFDULWR
*8,*8(
6DQ-XDQGH'LRV
*XDLFD
6$1-2$48,1
(O*XDPDFKR
0$5,$5$
/D7ULOOD
2FXPDUH
GH/D&RVWD
&DWD
8UE&DWD
&X\DJXD
,QGHSHQGHQFLD
/D&DQGHODULD
$JXD&DOLHQWH
9LVWD$OHJUH
/D&DEUHUD
(O0LODJUR
<XPD
0DJGDOHQR
6DQWD%DUEDUD
(O/LPyQ
(O&DVWDQR
/DV'HOLFLDV
0$5$&$<
&HSH
&KXDR
&KRURQL
3D\DUHV
(O3ODFHU
/RV5DVWURMRQHV
6LQDPDLFD
&DPEDODFKH
8UDFD
7UHPDULD
6DQ0DUWLQ
Base Aerea El Libertador
Escuela de
La F.A.V
Aerodromo
Boca de Río
7RFRURQ
6DQWD5LWD
6DQWD&UX]
3$/2
1(*52
3XHUWR0D\D
(O-DELOODO
6WD%DUEDUD
7ULQFKHURQ
/DV&DQDGDV /DV7URMDV %UDVHQ
7XFXVLWR
/D$UEROHGD
/DV7DEOLWDV
3HGUHJDO
7850(52
6$10$7(2
/D(QFUXFLMDGD
)ORUHV
&$*8$
=XDWD
(O*XDVLPR
(O7DPDULQGR
3DWDQHPR
)ORU
$PDULOOD
&HQWUDO
7DFDULJXD
Cerro
Cachicamo
Cerro
Bujuruco
Picacho La Cieneguita
C. La
Plantacion
Pico
Jengibre
Pico Vigirima
Cerro
El Buitre
C. Bolivia
C. de Ocumare
Cerro
Macaurel
Cerro
Palmarejo
Cerro
Del Diablo
F
ila
E
re
ig
u
e
F
ila
C
o
ro
c
ito
Cerro
Mano Juan
C. Jujure
F
ila
R
e
a
l
Cerro Peru
Cerro
El Deleite
C. Bramador
Pta.
Jaguate
Pta. La Bruja
Pta. Negra
Cerro
Caraquita
C. Macarapure
Cerro
La Glotieta
C. Jaibita
Pta. de Cata
Pta. Galindo
Pico Guacamaya
Pico
Periquito
Cerro Las Tejas
Cerro
La Muerte
Cerro
El Picacho
Fila Cana Fistola
Cerro
El Portachuelo
F
ila
S
a
n
B
e
r
n
a
r
d
o
F
ila
L
a
T
a
h
o
n
a
Pico El Pindo
Cerro
Penon Blanco
Pico La Mesa
Cerro
Chimborazo
Cerro
Las Delicias
F
ila
P
a
lm
a
r
ito
Cerro Choroni
Pico
Palmarito
Pta. Mosquito
Pta. El Palito
Pta. Guayamure
Pta. Brava
Cerro
Tamborero
Cerro Cotoco F
ila
J
u
a
n
R
o
m
e
ro
F
ila
S
a
n
ta
R
o
s
a
C. Cabeza
Pico Boqueron
Topo El Bejuco
Fila Castillo
Cerro Guayabal
Cerro
La Virgen
Pta. Tuja
Pta. Playita
Topo El Tigre
F
ila
P
a
ra
u
la
ta
F
ila
T
a
m
a
ira
Pta. Sto Domingo
Pico Cogollal
Pico La Negra
Pico Cambural
Topo
El Guayabo
F
ila
B
ra
s
e
n
Cerro Mucurita
Cerro
Gavilan
*XD\DELWD
(O4XLQFH
/RV+LFDFRV
Cerro
El Cobre
Cerro
El Topo
Cerro
El Macarao
Cerro
El penon
C.El Papelon
Topo
Cueva de Tigre
F
ila
C
o
la
d
e
C
a
b
a
llo
F
il a
L
a
s
L
la
m
a
d
a
s
F
ila
E
l T
i g
r
e
Isla de Tacarigua
Isla Caiguire
3HQtQVXODGH
/D&DEUHUD
Fila Mujiquera
F
ila
L
a
C
a
b
re
ra
Cerro
Cabeza de Tigre
0 5 10 15 20 2.5 kilómetros
EscaIa Gráfica
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
&$5$&$6
0$5$&$<
/$ *8$,5$
/267(48(6
6$1-8$1'(
/26025526
9$/(1&,$
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2$5$*8$
',675,72
&$3,7$/
(67$'2
9$5*$6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2
0,5$1'$
(67$'2
)$/&Ð1
(
6
7
$
'
2

<
$
5
$
&
8
<
0$ 5 & $ 5 , % (
67°50' 67°40' 67°30'
10°30'
10°20'
10°10'
67°30' 67°40' 67°50'
10°10'
10°20'
10°30'
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA DE VEGETACIÓN DEL PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
LEYENDA
Bosque Transición Premontano - montano bajo
Siempre verde (BPSv)
Bosque Premontano Semideciduo (BPrSd)
Bosque Tropical Semideciduo (BTSd)
Bosque Tropical Siempre verde (BTSv)
Espinar Tropical (ET)
Herbazal Premontano (HPr - A/C2)
Matorral Premontano Semideciduo(MPrSd)
Matorral Premontano Siempre verde (MPrSv)
Fuente Cartográfica:
Hoja 6646 - 6647 - 6746 - 6747 del Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Fuente Temática: Huber, O. y Alarcón, C. Mapa de Vegetación de Venezuela Año 1988. MARNR.
Área Urbana ..........................................
Lago .....................................................
Embalse ................................................
Curso de Agua ......................................
Corriente Ìntermitente ...........................
Límite Ìnternacional ..............................
Límite de Estado ...................................
Límite de Municipio ...............................
Zona con Sobreposición de Límites ......
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada .........................
Carretera No Pavimentada ....................
Sendero o Pica ......................................
Autopista ..............................................
Lindero del Parque Nacional .................
N
E O
S
85
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Paisajes vegetales
Si bien el Parque Nacional Henri Pittier, no es de los más extensos del
país, es sin duda uno de los más ricos en hábitats y paisajes vegetales,
así como en número y variedad de especies. El visitante fácilmente así lo
puede percibir al atravesarlo en transecta sur - norte o viceversa, entre Ma-
racay - Choroní o entre Maracay - Ocumare de la Costa, al franquear sus
dos frentes montañosos, el del sur y el del norte, componentes fsiográfcos
mayores de esta hermosa unidad protegida.
Aunque la selva nublada es la cubierta vegetal por excelencia, existen
otros paisajes vegetales en el parque, tanto en el frente montañoso septen-
trional como en el meridional.
De manera general, la cobertura vegetal de este parque nacional está re-
presentada por herbazales y arbustales litorales, bosques deciduos y se-
mideciduos estacionales y bosques nublados costeros. En las faldas se
encuentran bosques xerofíticos, bosque arbustivo seco deciduo, vegeta-
ción de sabana y bosques muy húmedos perennifolios transicionales con
infuencia marítima.
En la alta montaña destaca la presencia de la selva nublada y selva supe-
rior producto de una humedad relativa muy alta sobre los 1.000 m.s.n.m.
Vertiente sur
La zona basal piemontina meridional tiene vegetación secundaria produc-
to de la fuerte intervención humana a la que ha estado sometida debido a
quemas, talas, cultivos, ganadería y jardines. La cota altitudinal superior de
esta cubierta llega hasta unos 700 m.s.n.m. En lo fundamental son sabanas
secundarias y chaparrales; donde dominan: entre las gramíneas Trachypo-
gon (saeta), entre los arbustos Curatella americana (Chaparro), Bowdichia
virgiliodes (alcornoque), Byrsonima (chaparro manteco). Por su parte, las
especies arbóreas en general pierden su follaje durante la época de sequía.
Los incendios periódicos también afectan esta cubierta vegetal.
En algunos lugares la vegetación de sabana se haya dominada por la gra-
mínea introducida llamada Melinis minutifora (capín melao).
A lo largo de los cursos de agua se encuentran bosques de galería aprovechan-
do las condiciones de mayor humedad que prevalecen en las riberas de los
cauces. Estos bosques son más representativos entre los 400 y 900 m.s.n.m.
Típica cubierta vegetal de la parte baja de la vertiente sur del Parque Nacional Henri Pittier
Cubierta vegetal de la vertiente norte del Parque Nacional Henri Pittier
86
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Se trata de un biotopo seco que sufre frecuente-
mente incendios durante la época de sequía.
Por encima de este biotopo se encuentra la selva
nublada en sus diferentes componentes.
Sigue a esta cubierta la selva veranera extendida
aproximadamente entre los 700 y 1.000 m.s.n.m.
Por su parte, entre 1.000 y 1.200 m se desarro-
lla la selva de guirnaldas semi - deciduas. Es un
bosque seco tropical característico.
Vertiente norte
En la franja litoral el paisaje vegetal está repre-
sentado por vegetación de cardonal y espinar,
la cual llega hasta la cota altitudinal de 150 m.
Es un bosque tropical muy seco con abundan-
cia de cactáceas de los géneros Lemaireocereus
y Opuntia y árboles achaparrados como Acacia
macrantha y Acacia tortuosa. Este tipo de vege-
tación incluye la existente en los valles litorales
asociado a cultivos de cocotero, explotaciones
pecuarias y vegetación halófla de playas como
Coccoloba uvifera (uva de playa) y de afora-
mientos rocosos. La vegetación de manglar (Rhi-
zophora sp.) aunque reducida, forma parte tam-
bién del paisaje vegetal costero.
Al biotopo costanero sigue la selva veranera y la
selva montañera decidua, localizadas entre los
150 y 350 m.s.n.m para el primer caso, y entre
350 y 850 m.s.n.m., para el segundo.
La selva nublada comienza a desarrollarse en el
frente norte a partir de los 820 y 850 m.s.n.m.,
aproximadamente.
Vegetación xerofítica del litoral
Bosque y cocotales en el litoral
Bosque y vegetación xerofítica del sector litoral La vertiente cae a pico en el sector litoral
Los hermosos saltos de agua del Parque Nacional Henri Pittier
Típica selva nublada del Parque Nacional Henri Pittier
89
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Selva nublada
La selva nublada es la cubierta vegetal por exce-
lencia. Se conserva satisfactoriamente gracias a
la protección que le brinda la condición jurídica
de parque nacional que tiene el Henri Pittier, no
obstante, las fuertes presiones de carácter antró-
pico a que ha estado sometido por largo tiempo,
debido a estar situado en las adyacencias de una
de las zonas más densamente urbanizadas y po-
bladas del país.
En los dos frentes montañosos de la unidad la cu-
bierta de bosque nublado es parecida en términos
de hábitat, fsionomía y composición forística. A
su vez, las cotas altitudinales donde comienza
su desarrollo tienen poca variación. Se extiende
aproximadamente entre 900 - 2.000 m en la ver-
tiente norte y 1.000 - 1.800 m en la meridional.
Como es el caso de las otras selvas nubladas de
Venezuela, este tipo exhuberante de vegetación
es típico de zonas montañosas coincidentes con
hábitats localizados en fajas altitudinales donde
las nieblas orográfcas están presentes durante la
mayor parte del año, particularmente en horas de
la tarde, jugando un rol ecológicamente dominan-
te sobre todo el ecosistema. Coinciden general-
mente también las fajas altitudinales respectivas
con óptimos de precipitación de las laderas donde
se ubican.
En el Parque Nacional Henri Pittier el bosque
nublado está estrechamente relacionado con la
orientación y la vigorosidad del relieve de la zona,
lo cual determina valores óptimos de lluviosidad,
nubosidad y temperatura como parámetros eco-
lógicos dominantes.
La selva nublada del parque representa un im-
portante reservorio genético que alberga una
alta diversidad de especies frecuentemente en-
démicas. A su vez, como cubierta vegetal den-
sa y portadora de abundantísima hojarasca, se
constituye en un verdadero reservorio de agua
que luego restituye a los cauces de los ríos y
quebradas que alimentan los acuíferos y cauda-
les que son aprovechados por los habitantes de
las zonas adyacentes del parque en su múltiples
actividades y cuya intensidad es una de las ma-
yores del territorio nacional.
Tipos de selva nublada
Otto Huber (1986) ha hecho la distinción de tres
tipos de selva nublada en el parque:
De transición: Se extiende desde 900 m hasta
aproximadamente 1.200 / 1.300 m de altitud. Se
trata de una cubierta mixta e intermedia entre el
bosque semi-deciduo y el bosque siempreverde.
Tres estratos arbóreos se observan. En el superior
Selva Nublada del Parque Nacional Henri Pittier
90
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
el cucharón Gyranthera caribensis es el árbol
característico, elevado entre 30-50 m, apoya-
do en potentes raíces tabulares. Un segundo
estrato está formado por gran cantidad de es-
pecies de las familias Moraceae, Sapotaceae,
Anonaceae y Mimosaleae. Se encuentra de-
sarrollado entre 10-25 m. El tercer estrato se
encuentra entre 3-78 m de altura, conformado
por árboles jóvenes y palmas, entre las que
destacan Bactris setulosa, Euterpe sp. y Geo-
noma pinnatifrons. Abundan localmente lia-
nas y trepadoras. El epiftísmo es abundante.
Algunas especies arbóreas pierden su follaje
en la corta estación seca que afecta a este
tipo de vegetación de bosque de transición,
con pluviosidad media anual de 1.650 mm y
temperatura media anual de 21 °C.
Propiamente dicha: se trata del típico bos-
que nublado de la zona, extendido entre 1.000
/ 1.200 m y 1.500 / 1.600 m de altitud, donde
ocurren los óptimos de pluviosidad y de co-
bertura nubosa. Comprende dos estratos arbó-
reos; en el superior dominan plantas como Ec-
clinusa sp., Chimarrhis microcarpa y palmas.
Hay una gran abundancia de epiftas. Los valo-
res de lluviosidad se encuentran alrededor de
1.850 mm/año y la temperatura llega a prome-
dios de 19 °C.
Este tipo de selva nublada se caracteriza por
su densidad y exuberancia, con un sotobos-
que muy rico en especies, donde destacan los
helechos gigantes. Las Bromelias y las Orquí-
deas destacan por su abundancia en la selva
nublada propiamente dicha.
Superior: se desarrolla entre 1.500 /1.600
m y 1.800 / 2.000 m de altitud. Es un bosque
siempreverde de mediana altura, conformado
por un sólo estrato arbóreo irregular que va
desde 8 a 20 m de altura. En este tipo de ve-
getación abundan principalmente las palmas.
Entre las especies arbóreas se identifcan las
familias Moraceae, Euphorbiaceae, Rutaceae,
Sapotaceae y Burseraceae.
El sotobosque es muy homogéneo y denso
con predominio absoluto de la palma Geono-
ma Undata. La temperatura correspondiente
es de 15 °C a 16 °C como promedio anual.
Al interior de la Selva Nublada
Panorámica de la Selva Nublada
El esplendor de la Selva Nublada del Parque Nacional Henri Pittier
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2$5$*8$
(
6
7
$
'
2

9
$
5
*
$
6
Cerro
Cachicamo
Cerro
Bujuruco
Picacho La Cieneguita
C. La
Plantacion
Pico
Jengibre
Pico Vigirima
Cerro
El Buitre
C. Bolivia
C. de Ocumare
Cerro
Macaurel
Fila Mujiquera
Cerro
Palmarejo
Cerro
Del Diablo
F
ila
E
re
ig
u
e
F
ila
C
o
ro
c
ito
Cerro
Mano Juan
C. Jujure
F
ila
R
e
a
l
Cerro Peru
Cerro
El Deleite
C. Bramador
Pta.
Jaguate
Pta. La Bruja
Pta. Negra
Cerro
Caraquita
C. Macarapure
Cerro
La Glotieta
C. Jaibita
Pta. de Cata
Pta. Galindo
Pico Guacamaya
Pico
Periquito
Cerro Las Tejas
Cerro
La Muerte
F
ila
L
a
C
a
b
r
e
r
a
Cerro
El Picacho
Fila Cana Fistola
Cerro
El Portachuelo
F
i
l
a

S
a
n

B
e
r
n
a
r
d
o
F
ila
L
a
T
a
h
o
n
a
Pico El Pindo
Cerro
Penon Blanco
Pico La Mesa
Cerro
Chimborazo
Cerro
Las Delicias
F
i
l
a

P
a
l
m
a
r
i
t
o
Cerro Choroni
Pico
Palmarito
Pta. Mosquito
Pta. El Palito
Pta. Guayamure
Pta. Brava
Cerro
Tamborero
Cerro Cotoco F
ila
J
u
a
n
R
o
m
e
ro
F
ila
S
a
n
ta
R
o
s
a
C. Cabeza
Pico Boqueron
Topo El Bejuco
Fila Castillo
Cerro Guayabal
Cerro
La Virgen
Pta. Tuja Pta. Playita
Topo El Tigre
F
ila
P
a
r
a
u
la
t
a
F
ila
T
a
m
a
ir
a
Pta. Sto Domingo
Pico Cogollal
Pico La Negra
Pico Cambural
Topo
El Guayabo
F
ila
B
r
a
s
e
n
Cerro Mucurita
Cerro
Gavilan
Guayabita
El Quince
Los Hicacos
Cerro
El Cobre
Cerro
El Topo
Cerro
El Macarao
Cerro
El penon
C.El Papelon
Topo
Cueva de Tigre
F
ila
C
o
la
d
e
C
a
b
a
l
l
o
F
ila

L
a
s
L
l
a
m
a
d
a
s
F
ila

E
l

T
i g
r
e
Isla de Tacarigua
Isla burrito
Isla Otama
IslaEl Zorro
Isla El Horno
Isla Caiguire
Península de
La Cabrera
Cerro
Cabeza de Tigre
Isla Otama
Isla El Zorro
Isla El Horno
Cerro
Cachicamo
Cerro
Bujuruco
Picacho La Cieneguita
C. La
Plantacion
Pico
Jengibre
Pico Vigirima
Cerro
El Buitre
C. Bolivia
C. de Ocumare
Cerro
Macaurel
Fila Mujiquera
Cerro
Palmarejo
Cerro
Del Diablo
F
ila
E
re
ig
u
e
F
ila
C
o
ro
c
ito
Cerro
Mano Juan
C. Jujure
F
ila
R
e
a
l
Cerro Peru
Cerro
El Deleite
C. Bramador
Pta.
Jaguate
Pta. La Bruja
Pta. Negra
Cerro
Caraquita
C. Macarapure
Cerro
La Glotieta
C. Jaibita
Pta. de Cata
Pta. Galindo
Pico Guacamaya
Pico
Periquito
Cerro Las Tejas
Cerro
La Muerte
F
ila
L
a
C
a
b
r
e
r
a
Cerro
El Picacho
Fila Cana Fistola
Cerro
El Portachuelo
F
i
l
a

S
a
n

B
e
r
n
a
r
d
o
F
ila
L
a
T
a
h
o
n
a
Pico El Pindo
Cerro
Penon Blanco
Pico La Mesa
Cerro
Chimborazo
Cerro
Las Delicias
F
i
l
a

P
a
l
m
a
r
i
t
o
Cerro Choroni
Pico
Palmarito
Pta. Mosquito
Pta. El Palito
Pta. Guayamure
Pta. Brava
Cerro
Tamborero
Cerro Cotoco F
ila
J
u
a
n
R
o
m
e
ro
F
ila
S
a
n
ta
R
o
s
a
C. Cabeza
Pico Boqueron
Topo El Bejuco
Fila Castillo
Cerro Guayabal
Cerro
La Virgen
Pta. Tuja Pta. Playita
Topo El Tigre
F
ila
P
a
r
a
u
la
t
a
F
ila
T
a
m
a
ir
a
Pta. Sto Domingo
Pico Cogollal
Pico La Negra
Pico Cambural
Topo
El Guayabo
F
ila
B
r
a
s
e
n
Cerro Mucurita
Cerro
Gavilan
Guayabita
El Quince
Los Hicacos
Cerro
El Cobre
Cerro
El Topo
Cerro
El Macarao
Cerro
El penon
C.El Papelon
Topo
Cueva de Tigre
F
ila
C
o
la
d
e
C
a
b
a
l
l
o
F
ila

L
a
s
L
l
a
m
a
d
a
s
F
ila

E
l

T
i g
r
e
Isla de Tacarigua
Isla Burrito
Isla Caiguire
Península de
La Cabrera
Cerro
Cabeza de Tigre
9LJLULPLWD
$SRQWH
&XPERWR
*8$&$5$
(O&KDUDO
/DV7LDPLWDV
%XFDULWR
*8,*8(
6DQ-XDQGH'LRV
*XDLFD
6$1-2$48,1
(O*XDPDFKR
0$5,$5$
/D7ULOOD
2FXPDUH
GH/D&RVWD
&DWD
8UEDQL]DFLyQ&DWD
&X\DJXD
,QGHSHQGHQFLD
/D&DQGHODULD
$JXD&DOLHQWH
9LVWD$OHJUH
/D&DEUHUD
(O0LODJUR
<XPD
0DJGDOHQR
6DQWD%DUEDUD
(O/LPyQ
(O&DVWDQR
/DV'HOLFLDV
0$5$&$<
&HSH
&KXDR
&KRURQL
3D\DUHV
(O3ODFHU
/RV5DVWURMRQHV
6LQDPDLFD
&DPEDODFKH
8UDFD
7UHPDULD
6DQ0DUWLQ
Base Aerea El Libertador
Escuela de
La F.A.V
Aerodromo
Boca de Río
7RFRURQ
6DQWD5LWD
6DQWD&UX]
3$/2
1(*52
3XHUWR0D\D
(O-DELOODO
6WD%DUEDUD
7ULQFKHURQ
/DV&DQDGDV
/DV7URMDV
%UDVHQ
7XFXVLWR
/D$UEROHGD
/DV7DEOLWDV
3HGUHJDO
7850(52
6$10$7(2
/D(QFUXFLMDGD )ORUHV
&$*8$
=XDWD
(O*XDVLPR
(O7DPDULQGR
3DWDQHPR
)ORU
$PDULOOD
&HQWUDO
7DFDULJXD
0 $ 5 & $ 5 , % (
/ $ * 2
'(
9$ / ( 1 & , $
/DJXQDGH
7DJXDLJXD\
(PEDOVH
GH=XDWD
67°40' 67°50'
10°10'
10°20'
67°50' 67°40'
10°30'
67°30'
10°30'
10°20'
10°10'
67°30'
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Datos Técnicos
Ìmagen Landsat 7 ETM + 004/053; Fecha De Adquisición: 2000.
Combinación de Bandas: RGB 453 Resolución: 14.5 m
Lindero del Parque Nacional Henri Pittier
Límite de Estado
LEYENDA
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Zona con Sobreposición de Límites
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
&$5$&$6
0$5$&$<
/$ *8$,5$
/267(48(6
6$1-8$1'(
/26025526
9$/(1&,$
(67$'2&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2$5$*8$
',675,72
&$3,7$/
(67$'2
9$5*$6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2
0,5$1'$
(67$'2
)$/&Ð1
(
6
7
$
'
2

<
$
5
$
&
8
<
0$ 5 & $ 5 , % (
MAPAIMAGEN DEL PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
N
E O
S
0 4 8 12 16 2 kilómetros
EscaIa Gráfica
93
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Fauna
La fauna silvestre de este parque se distingue
por su diversidad y abundancia, particularmente
en lo que corresponde a la avifauna. La variedad
de los hábitats existentes explica la reconocida
fortaleza que representa la fauna del parque.
Avifauna
Es realmente extraordinaria la riqueza de la avi-
fauna en el parque Henri Pittier. Su situación
geográfca de montaña tropical extendida entre
el litoral caribe y el interior continental, con un
escalonamiento ecológico tan pronunciado, le
confere a este espacio la posibilidad de alber-
gar una notable variedad de especies que mez-
cla representantes del ambiente marino - litoral
con los de tierra adentro continental. El Parque
Nacional Henri Pittier se convierte así en un en-
torno propicio para aves residentes, migratorias
y visitantes.
Se ha inventariado que casi un 7% de las espe-
cies de avifauna del mundo se encuentra en el
parque y el 47% de las especies Venezolanas.
Un 22% son endémicas y de éstas, más de 75
especies residen en los bosques veraneros, 200
en el bosque nublado, 100 en la selva húmeda
tropical y 68 en la zona subtemplada.
La avifauna migratoria es muy abundante porque
el parque es zona de paso de las migraciones,
particularmente a lo largo de las abras que allí
existen, en especial el Paso del Portachuelo, ad-
yacente a la carretera que une a Maracay con
Ocumare de la Costa.
La densidad de las aves endémicas en el parque
es alto, pues, se ha estimado en un 6.5% de es-
pecies por cada 100 km
2
. Entre ellas destacan: La
Perdiz Montañera (Odontophorus columbianus),
la Polla de Wetmore (Rallus wetmorei), el Perico
Cola Roja (Pyrrhura hoematotis), la Esmeralda
Coliverde (Chlorostilbon alice), el Colibrí Pechia-
zul (Sternoclyta cyanopectus), el Pico de Frasco
Esmeralda (Aulacorhynchus sulcatus), el Güitío
Gargantinegro (Synallaxis castanea), el Tico-tico
Goteado (Syndactyla guttulata), el Hormiguero
Tororoi Excelso (Grallaria excelsa), el Ponchito
Pechiescamado (Grallaricula loricata), la Grani-
cera Hermosa (Pipreola formosa), el Atrapamos-
cas Barbiblanco (Phelpsia inornata), el Atrapa-
mosca de Venezuela (Myiarchus venezuelensis),
el Atrapamoscas Cerdoso Venezolano (Pogono-
triccus venezuelanus), el Atrapamoscas Cerdoso
Vientre Amarillo (Phylloscartes faviventris) y la
Tangara de Mejillas Rufas (Tangara rufgenis),
así como 48 subespecies endémicas de la Cor-
dillera de la Costa. Al ascender por sus diferen-
tes ambientes podemos encontrar en cada uno
de ellos especies particulares como la Coicorita
Diversidad de avifauna
94
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
(Formicivora intermedia), el Tordillo común (Tia-
ris bicolor), el Verderón Patipálido (Hylophilus
favipes), el Chirito de los Matorrales (Polioptila
plumbea) en el Cardonal – Espinar; el Atrapa-
moscas Quieto Polimorfo (Attila spadiceus), el
Curruñata Piquigordo (Euphonia laniirostris), el
Saltarín Cola de Hilo (Pipra flicauda), el Salta-
rín Cola de Lanza (Chiroxiphia lanceolata) en las
plantaciones de cacao; al Hormiguero Espalda
Negra (Sakesphorus melanonotus), el Tucuso
Barranquero (Galbula rufcauda), el Atrapamos-
cas Fusco (Cnemotriccus fuscatus), Lechosero
Pechirrayado (Saltator striatipectus) y el Bengalí
(Sporophila bouvronides) en los bosques deci-
duos; la Burujara Pequeña (Dysithamnus men-
talis), el Hormiguerito Apizarrado (Myrmotherula
schisticolor), el Pico Chato Gargantiblanco (Pla-
tyrinchus mystaceus) y el Bachaquero (Euco-
metis penicillata) en los bosques semideciduos.
En el bosque nublado, son frecuentes especies
como el Conoto Aceituno (Psarocolius angusti-
frons), el Sorocuá Acorallado (Trogon collaris), el
Quetzal Dorado (Pharomachrus fulgidus), el Co-
librí Coludo Azul (Aglaiocercus kingi), el Gallito
Hormiguero (Formicarius analis), el Hormiguero
torero (Grallaria haplonota), el Hormiguero Ma-
zamorrero (Chamaeza turdina) y el Atrapamos-
cas Ahumado (Contopus fumigatus).
Parte considerable de la avifauna residente y mi-
gratoria del Henri Pittier puede conocerse a tra-
vés la Estación Biológica Dr. Alberto Fernández
Yepez, situada en Rancho Grande, vía Paso El
Portachuelo. Se trata de un centro importante
para los estudios ornitológicos de Venezuela y
también con alcance mundial.
Mamíferos
En el parque se han reportado 140 especies de
mamíferos, lo que representa el 47% de la mas-
tofauna nacional. Más de la mitad de las especies
son murciélagos, seguidos por roedores (18%) y
carnívoros (11%). Entre las especies de murcié-
lagos se destacan los pescadores Noctilio albi-
ventris y Noctilio leporinus (más grande e incluso
pesca en el mar) y los vampiros Desmodus ro-
tundus y Diphylla ecaudata (Fernández - Badillo
y Ulloa 1990). Las especies más importantes de
roedores por su presencia en diferentes ambien-
tes del parque son la rata mochilera (Heteromys
anomalus), la ardilla común (Sciurus granaten-
sis), algunos más grandes como la lapa (Agouti
paca) y el picure (Dasyprocta leporina) y la rata
de agua (Ichthyomys pittieri), por ser endémica
del área. Todas las especies de félidos del país
se encuentran en el parque y con distintas clases
de amenaza (Fernández - Badillo y Ulloa 1990,
Rodríguez y Rojas - Suárez, 1999), los más gran-
des como el puma (Puma concolor) y el jaguar
(Panthera onca) se encuentra en situación casi
amenazada internacionalmente.
Gran variedad de fauna
95
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER
Una especie muy común de estos bosques es el
mono araguato (Pacouatta seviculus), cuya presen-
cia puede ser detectada por los fuertes aullidos pro-
ducidos por los machos (Linares 1998). Otra espe-
cies amenazadas son: la danta (Tapirus terrestris),
el zorro perro (Speothos venaticus) y el mono ara-
ña del norte (Ateles belzebuth hybridus) (Repúbli-
ca de Venezuela 1995, Rodríguez y Rojas - Suárez
1999).
Por su parte, se han reportado en el parque 97 es-
pecies de reptiles y 38 especies de anfbios, lo cual
representa el 38% y 19% del total de especies del
país, respectivamente (Manzanilla y col. 1995, 1996).
El caimán de la costa (Crocodylus acutus), de es-
tatus vulnerable y cuyas poblaciones están bajo un
programa de recuperación, se encuentra en la bahía
de Turiamo. Las tres especies de tortugas marinas
que llegan a sus costas (Caretta caretta, Chelonia
mydas y Eretmochelys imbricata) se encuentran bajo
amenaza, lo mismo que el sapito rayado (Atelopus
cruciger) que es endémico de la región (Manzanilla
y col. 1996, Rodríguez y Rojas - Suárez 1999). Tres
especies de ranitas de cristal (Familia Centrolenidae)
están presentes en el parque, así como Pseudis pa-
radoxa cuyo renacuajo es más grande que el adulto
(Manzanilla y Col. 1996).
En el siguiente cuadro se resumen las especies del
parque que se encuentran en peligro de extinción y
su grado de amenaza local y mundial:
97
PARQUE NACIONAL HENRI PITTIER Recursos escénicos del Parque Nacional Henri Pittier
Atravesar el Parque Nacional Henri Pittier en una
transecta sur-norte, desde la ciudad de Maracay
hasta el litoral de Ocumare o de la Bahía de Puer-
to Colombia y Choroní, es tener la grata oportu-
nidad de apreciar encantadores y contrastados
paisajes naturales adornados frecuentemente
con elementos culturales de enorme atractivo. Es
también privilegiarse de la presencia bulliciosa y
multicolor de una avifauna reconocida nacional e
internacionalmente por su riqueza y variedad.
A su vez, el parque en su ascensión se convier-
te paulatinamente en un verdadero y estratégico
mirador de las bellezas escénicas que represen-
tan las planicies del Lago de Valencia por el sur,
o bien los litorales y aguas marinas del caribe
por el norte. Tanto la vertiente sur como las del
norte están tapizadas particularmente por la exu-
berante e intrincada vegetación de selva nublada
tropical, poblada de grandes como hermosos ár-
boles, lianas, epíftas y helechos dominados por
representantes gigantes que parecieran haberse
escapado del bosque carbonífero. Numerosos
ríos, riachuelos y quebradas en torrenteras lace-
ran estas vertientes, conduciendo caudales con
aguas cristalinas, muchas veces cayendo en pe-
queñas cascadas y saltos de rara belleza.
A pesar de lo intrincado de la selva, existen nu-
merosos senderos y caminos que permiten su
penetración a pie, para mejor admirar lo que
esta selva representa como paisaje excepcional,
por su belleza; como medio ecológico lleno de
vida silvestre; su elevada humedad alimentando
sin descanso en agua a ríos, riachuelos y que-
bradas. Es el bosque de la casi permanente ne-
blina apenas interrumpida de vez en cuando por
los pocos rayos solares que logran atravesar la
espesura vegetal. El descenso hacia el litoral, a
partir del Paso El Portachuelo a 1.050 m.s.n.m,
como punto de máxima altura de la carretera que
conduce a Ocumare de la Costa, o desde el Alto
Choroní a 1.550 m de altitud en la vía que lleva
al pueblo de Choroní, permite el encuentro de
magnífcas líneas de costas caribes; unas, con
sus entrantes en bellas bahías y ensenadas uni-
dos a valles de los ríos principales provenientes
de las vertientes norte del parque.
Allí se asientan pobladores de enorme simpatía
y gracia caribeña tradicional, como en Ocumare,
Cata, Choroní, Puerto Colombia, Chuao, Cuya-
gua y Cepe.
Sembradíos de cocoteros y plantaciones de ca-
cao, adornan aún más estos pueblos de pescado-
res y agricultores, al igual que hermosas playas
que sirven de atractivos balnearios o de sitios muy
apropiados para los deportes acuáticos.
Torrentes en el Parque Nacional Henri Pittier
Bellezas escénicas del Parque Nacional Henri Pittier
'''''''''
,
''
,
6666666666
'
,
6
'
,
6
7777777777
5
&&
5
,
7
2

&
$
2
&
7
2

333
,
7
3
,
7
3333
,
&
$
3
$
3
7
5
,
7
2

$$
&
$
,,
7
,
77
,
7
$$
7
$
,
7
$$
/
$$
/
$
/
$
7
$$
7
$
/
$
////
,,
77
$
77777
$
/
7
$$
////
$$$$$
////
&
$
7
'
,
6
7
3
,
7
$
/
7
3
,
7
$
/
0
8
1
,
&
00
8
1
&
00
1
,
&
,
3
,
2
/
,
%
(
5
,
3
,
&
,
3
,
2
/
,
%
5
%%
(
%%%%%%
((((
5
3
5
7
$
'
2
''
2
5
7
'
7
$
7
2
7
$$$
''
$$
77
$
'
222222
5
,
&
5
,
&
5
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
,
3
,
2
,
3
,
2
,
3
,
2
,
3
,
2
,
3
,
2
,
3
,
2
,
3
,
2
,,
&
8
1111
2

2

2

,
2

,
2

,
2
/
2
6
/
2
6
//////
2
6

/
2
6
2
666
$
/
,
$
/
,
$
/
,
$
////
/
2
6
6
$
/
2
6
6
$
6
$$
6
$
6
$
6
$
666
$$$
,
$
/
2
6
6
,
2

0
8
1
,
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
11
8
1
,
&
,
3
8
1
,
&&
,
&
,
&
,
&
,
3
,
2222
,
2
,
2
,
,
&
,
3
,
,
&
,
3
,
2

22222
%
$
5
8
7
%
$
5
8
7
%
$
5
8
7
%
$
5
8
7
%
$
5
8
7
%
$
5
8
%
$
5
8
$$$$$$
2
%
2
%
$$$$
$
5
8
7
$
222
1
,
&
,
3
2

2
$$$$$$$$
7
$
0
8
1
0
8
1
0
8
1
0
8
1
8
0
8
0
8
1
8
11
,
&
1
,
&
1
,
&
1
,
&
,
&&
1
,
&
,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2
,
3
,
2
((((
8
11
8
1
8
1
(
/
+
$
(
/
+
$
(
/
+
$
(
/
+
$
/
+
$
/
+
$
/
+
$
7
,
/
/
2
7
,
/
/
2
7
,
/
/
2
7
,
/
/
2
,
/
/
7
,
/
/
7
,
/
/
$
7
(
/

0
8
1
,
&&
,
3
,
3
,
,
3
,
3
&
,
&
,
&
3
,
2

,
2
,
2
,
6
8
&
5
8
&
55
8
&
3
,
2
6
8
&
3
,
2
6
8
&
5
2
6
8
2
6
8
2
6
8
&
&
3
1
8
3
,
,
&&
3
5
(
5
(
5
(
5
(
5
(
5
(
5
((
&
5
(
'
,
6
'
,
6
'''
6
7
5
6
7
5
6
7
5
7
5
7
5
7
5
7
5
,
7
2
,
7
2
,
7
2
,
7
2
6
7
6
7
66
2
&
2
&
2
&
2
&
2
&
2
&
2
&
$
3
,
7
$
$
3
,
7
$
$
3
,
7
$
$
3
,
7
$
$
3
,
7
$
$
3
,
7
$
$
3
,
7
$
/////
$
3
,
&
$
0000000008888888 00
11111111 8888
,,,,&&&&&,,,,,,,,,33333333,,,,,,,2222222 &&&&&&&&+++++$$$$$&&&
$
&
222222 $
(
6
7
$
(
6
7
$
(
66
7
$
6
7
$
(
6
(
6
(
6
(
6
'
2

'
2

'
2
'
2

''
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
0
,
5
,
0
,
1
'
$
1
'
$$
1
'
$
1
'
$$
0
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
6
2
'
2

'
22
'
2
'
2
9
$
5
*
9
$
5
*
9
$
5
*
9
$
5
*
9
$
5
*
9
$
5
**
9
$
5
*
9
$
5
9
$
5
$
6
$
6
$
6
$
6
$
6
$
6
$
$
5
7
$
9
(
6
7
$
7
$
7
$
7777
'
2

'
2

'
2

2

0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
0
,
5
$
1
'
$
1
'
$
1
'
$
1
'
$
1
'
$$$
0
,
5
6
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
(
6
7
$
6
7
$
(
6
7
$$
(
6
7
(
6
7
'
2

'
2

2

'
2
'
2
'
2
'
2
'
2
'
2
$
5
*
$
5
*
$
5
*
9
$
5
**
$
5
*
$
5
*
9
$
5
*
9
$
5
*
9
$
5
*
$
6
$
6
$
66
$
6
$
66
$
66
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
1
,
3
,
2

,
3
,
2
,
3
,
2

,
3
,
2

3
,
2
,
3
,
2
3
,
2
33
,
333333
,
2
,
22
,
222
0
8
1
,
&&
,
3
,
2

&
,
3
,
3
3
/
$
=
$
3
/
$
=
$
3
/
$
=
3
/
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
22
,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

3
,
2
3
$
=

3
$
=

3
$
=

3
$
=

3
$
=

3
$
=

$
=

&
$
6
7
,
&
$
6
7
,
&
$
6
7
,
&
$
6
7
,
/
/
2
/
/
2
/
/
2
/
/
2
/
/
/
/
/
/
$
=
,
3
,
3
,
3
,
1
,
&
,
3
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
3
,
3
=
$
0
2
5
0
2
5
=
$
0
2
5
$
0
2
$
0
2
$
0
2
0
2
$
0
8
3
,
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2
,
3
,
2

,
3
,
2
%
5
,
2
1
%
5
,
2
1
%
5
,
2
1
%
5
,
2
1
%
5
,
2
1
%
5
%
5
8
1
,
8
1
,
1
8
1
,
0
8
1
8
1
8
1
8
1
0
8
1
,
,
3
,
2
3
,
2
3
, ,
2
0
8
1
,
0
8
1
,
0
8
1
,
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
0
8
1
,
&
,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2

,
3
,
2
3
,
2
,
3
,
2

3
,
2
$
&
(
9
(
$
&
(
9
(
$
&
(
9
(
$
&
(
9
(
$
&
(
9
(
$
&
(
9
(
9
(
'
2
'
2
'
2
'
2
'
2
'
$
&
8
1
8
1
,
&
,
3
,
(
'
2
8
1
,
&
,
3
0
D
L
T
X
H
X
H
DDDDDDD
t
D
t
DD
H
W
t
D
t
D
W
t
0
D
L
T
X
HH
W
X
WW
HHH
W
t
D
L
T
XX
D
W
&
D
W
&
D
&&&
D
&
D
D
L
D
L
D
W
L
D
/
D
W
L
D
/
D
W
L
D
/
D
/
D
W
&
D
W
L
//
W
L
D
&
D
W
&
L
&
W
L
&
W
L
&
W
L
/
D
W
L
D
/
D
/
D
//
DDD
D
W
L
D
/
D
&
D
W
L
D
/
D
0
D
U
000000
U
00
D
U
0
D
U
0
D
UUUU
0
D
U
/
$

*
8
$
,
5
$
$
8
$$
,
5
$
,
5
,
5
$$$
$
8
$
,
5
$
$$$$$
,
5
$
,
5
,
5
$$
$
,
5
$
$
$$$$$
$
,
5
$
$
H
UR
S
X
$
H
UR
S
X
$
H
UR
S
X
$
H
UR
S
X
HH
Wrtto
In
to
In
te
rn
a
c
io
n
a
l
n
a
ee
rto
In
rto
In
te
rn
a
c
io
l
n
a
l
a
c
io
n
a
l
c
io
n
a
S
im
ó
n
S
i
S
im
ó
n
S
im
ó
n
S
im
ó
nn
S
im
ó
n
B
S
im
ó
n
B
S
im
ó
n
B
S
im
ó
n
B
ó
S
im
ó
n
BBBBB
oooooo
B
rrr
o
liv
a
r
a
oo
liv
a
r
o
liv
a
r
o
a
oo
rr
liv
a
r
o
liv
a
r
oo
rr
0
D
U
D
F
0
D
U
D
F
0
D
U
D
F
0
D
U
D
F
0
D
U
D
F
0
D
U
D
F
0
D
U
D
FF
D
R
F
DD
R
U
D
0
V
$
G
D
V
$
G
D
V
$
/
D
V
$
G
/
D
V
/
D
V
/
D
/
D
V
$
/
D
V
$
G
//
GGGGGGG
Q
W
MX
Q
W
MX
Q
W
MX
Q
W
MX
Q
W
MX
Q
W
MX
Q
W
$
G
WW
MX
Q
W
$
G
D
V
D
V
D
V
D
VV
D
V
DD
V
(
/
&
D
U
(
/
&
D
(
/
&
(
LW
/

/
&
D
U
LW
(
/
&
D
U
HH
LW
HH
/
&
D
U
LW
H
&
D
U
LW
H
U
LW
/
&
D
U
LW
1111
8
11
8
(
6
7
5
$$
6
(
$
6
(
f
$
6
(
f
6
(
f
$
6
(
f
$
6
(
f
$
6
(
f
6
(
f
2
5
$
6
(
f
2
5
$
5
$
''
(
/
$
'
(
/
$
'
(
/
'
(
/
'
(
/
$

$
'
(
/
$
'
$
'
(
/
$
'
(
/
$
''
(
/
'
$
'
(
/
$
'
(
//
$
'
(
/
$$
5
$
1
8
$$
'
((
/
2
5
1 5555555
2
5
22
6
$
5
,
22
'
(
%
2
'
(
%
2
'
(
%
2
'
(
%
2
'
(
%
'
(
%
2
'
(
%
$
5
8
7
$
$
5
8
7
$
$
5
8
7
$
$
5
8
7
$
$
5
8
7
$
$
5
8
7
$
$
5
8
2
'
(
%
$
5
2
'
(
%
$
5
2222
6
$
2
8
%
$
(((((((
/
(
//
(
/
(
/
(
/
(
/
+
$
(
/
/
2
/
2
/
2
/
222
$
7
,
/
/
2
/
2
$
7
/
/
2
/
2222
/
/
2
((
/
$
(
/
+
(
+
$
7
,
/
/
2
$
Q
W
tP
D
$
Q
W
tP
D
Q
W
t
$
Q
W
t
W
Q
W
P
D
Q
R
P
D
Q
tP
Q
R
Q
R
6
D
Q
-
6
D
Q
-
6
D
Q
-
6
D
Q
-
6
D
Q
-
Q
-
Q
-
Q
-
6
D
Q
-
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
p
R
V
6
-
R
V
6
-
R
V
6
-
R
V
6
-
R
V
6
-
R
V
6
-
R
V
-
-
6
-
H
G
H
*
H
G
H
*
H
G
H
*
H
G
H
*
G
H
*
H
G
H
*
H
G
H
*
H
G
H
*
H
*
D
OLS
D
Q
D
OLS
D
Q
D
OLS
D
Q
D
OLS
D
Q
D
OLS
D
Q
D
OLS
D
Q
D
OLS
D
Q
D
Q
D
OLS
D
QQ
D
O
G
H
3
U
R
S
D
W
U
LD
U
LD
D
W
U
/
D
<
D
J
X
D
U
D
//
J
<
D
JJ
XX
D
UUU
D
U
D
J
X
&
R
F
K
H
&
R
F
K
H
F
K
HH
&
R
F
(
O
((
O9
D
OOH
(
OHH
(
O
H
(
O
(
O
&
R
(
O
&
R
(
O
&
R
(
O
&
R
(
O
&
R
(
O
&
R
(
O
&
R
(
O
&
R
U
R
]
R
U
R
]
R
U
R
]
R
U
R
]
R
U
R
]
R
R
]
R
U
R
]
R
U
R
]
R
R
]
R
(
3
H
G
U
R
3
H
G
U
R
3
H
G
U
R
3
H
G
U
R
3
H
G
U
R
3
H
G
U
R
3
H
G
U
G
*
D
U
F
*
D
U
F
*
D
U
F
*
D
U
F
U
*
D
U
*
DD
*
D
*
D
U
RRR
U
F
U
FFF
L
D
L
D
L
D
L
D
F
3
H
G
U
R
*
D
U
F
R
/
D
V
)
/
D
V
)
/
D
V
)
/
D
V
)
/
D
V
)
/
D
V
))
/
D
V
)
/
D
V
)
D
OO
R
U
H
V
O
R
U
H
V
O
R
U
H
V
U
H
V
R
U
H
V
O
R
U
H
O
R
U
H
O
R
U
H
&
R
Q
H
MR
&
R
Q
H
MR
&
R
Q
H
MR
&
R
Q
H
M
&
R
Q
H
MR
&
R
Q
H
M
&
R
Q
H
M
&
R
Q
H
M
R
Q
H
M

&
RRR
%
OD
Q
F
Q
F
Q
F
%
OD
Q
F
%
OD
Q
F
%
OD
Q
F
%
OD
Q
%
OD
Q
OD
Q
RRRRRRR
MR
%
OD
Q
G
3
OD
Q
G
OD
Q
G
3
OD
Q
G
D
Q
G
3
ODD
3
O
3
OO
HHHHH
3
OD
0000000
D
Q
]
D
Q
0
D
Q
]
D
Q
0
D
Q
]
D
Q
D
Q
]
D
]
D
]
D
0
D
Q
]
RR
0
D
Q
]
D
Q
R
0
D
Q
]
D
Q
R
0
D
Q
]
D
Q
R
0
D
Q
0
D
Q
]
D
Q
R
/
R
V
9
H
/
R
V
9
H
/
R
V
9
H
/
R
V
9
H
9
H
/
R
V
9
H
/
R
V
9
R
V
/
R
V
Q
D
G
R
V
Q
D
G
R
V
Q
D
G
R
V
Q
D
G
R
V
Q
D
G
Q
D
G
Q
D
QQ
(
O3
D
U
D
tV
R
(
O3
D
U
D
tV
(
O
(
O
33
D
U
D
(
O
33
D
U
C
iu
d
a
dd
U
n
ive
rsita
ria
ria
/
D
V
0
D
/
D
V
0
D
V
0
/
D
V
0
/
D
V
0
/
D
V

/
D
V
0
D
\
D
0
D
\\
D
V
DD
V
D
V
\
D
V
D
V
/
D
V
0
\
D
\
D
&
D
U
LF
X
D
R
F
&
D
U
LF
XX
D
R
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
U
D
Q
]
D
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
//
+
R
\
R
G
+
R
\
R
G
R
/
D
3
H
/
D
3
H
/
D
3
H
/
D
3
/
D
3
/
D
33
H
U
W
D
X
H
U
W
D
X
H
U
W
D
X
H
U
W
D
X
H
U
W
D
H
U
W
D
H
U
W
D
H
U
W (
O
9
R
O
(
O9
R
O
(
O9
R
O
9
R
O
(
O9
R
O
(
O9
R
O
(
O9
F
i
Q
F
i
Q
F
i
Q
F
i
Q
F
i
Q
F
i
QQ
RR
O
R
Q
3
(
7
$
5
((
(
7
$
5
(
7
$$$
(
O0
D
U
T
X
p
V
(
O
X
T
X
O
000
TT
&
D
U
LD
F
&
D
U
LD
F
&
D
U
LD
F
&
D
U
LD
F
&
D
U
LD
F
&
D
U
LD
F
&
L
D
U
L
D
U
L
RRRRR
F
RRRR
F
R
/
R
P
D
/
/
R
P
D
/
P
D
/
/
R
P
D
/
/
R
P
D

/
R
P
/
R
P
/
R
P
/
R
P
D
U
J
D
D
U
J
D
D
U
J
D
D
U
J
D
D
U
J
D
U
J
D
D
U
DD
P
D
Q
-
X
6
D
Q
-
X
6
D
Q
-
X
6
D
Q
-
X
-
XX
6
D
Q
-
X
6
LD
Q
OLD
Q
OLD
Q
OLD
Q
OLD
Q
LD
OLD
OO
Q
6
D
Q
/
R
V
$
J
/
R
V
$
J
/
R
V
$
J
/
R
V
$
J
/
R
V
$
J
/
R
V
$
J
R
V
$
X
D
F
D
W
H
X
D
F
D
W
H
X
D
F
D
W
H
D
F
D
W
H
X
D
F
D
W
H
X
D
F
D
W
H
X
D
F
D
W
H
X
D
F
D
W
F
VVVVVVV
/
R
V

77777
DDDD
7
D
Q
D
J
X
7
D
Q
D
J
X
7
D
Q
D
J
X
7
D
Q
D
J
X
D
Q
D
7
D
U
H
U
D
U
H
U
D
D
U
H
U
D
U
H
U
DD
D
U
H
U
D
D
U
H
U
DD
J
X
D
Q
7
D
Q
D
J
X
D
U
H
U
D
777
6
D
Q
-
R
6
D
Q
-
R
6
D
Q
-
R
6
D
Q
-
R
6
D
Q
-
D
6
V
p
V
p
V
p
V
p
V
p
V
1
D
LJ
X
D
W
D
&
+
$
&
$
2
&&&&
+++
$$$$
&&
$
2
+
$
+
$
+
$
&
++
$$$
&
2
+
&
$
5
$
&
$
66
&&
$$$$
&&
$$$$$
6
$
6
$$$
&
$
&
66
&&
$
&
$$
&
$
6
$
6
&&
6
D
E
D
Q
H
D
E
D
Q
H
6
D
E
D
Q
H
D
E
D
Q
H
6
D
E
D
Q
H
6
D
E
D
Q
H
6
D
E
D
Q
H
W
D
$
E
D
W
D
$
E
D
W
D
$
E
D
W
D
$
E
D
W
D
$
E
D
W
D
$
E
D
W
D
$
E
D
MRMRMRMRMMM
6
D
GGGG
LOD
G
HHH
000
)
LOD

)
LOD

)))
O
GGGGGG
H
0
D
U
L
H
0
D
U
L
H
0
D
U
L
000
H
0
F
K
H
F
K
H
F
K
H
F
K
H
F
K
H
F
K
H
F
K
H
0
D
U
LF
0
D
U
LF
K
H
)
LOD
G
H
0
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
(
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
/
D
(
V
S
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
H
U
D
Q
]
D
U
D
Q
]
H
U
D
Q
]
D
00000000
D
0
DD
0
D
0
D
0
D
0
D
00
P
S
R
W
P
S
R
W
P
S
R
W
P
S
R
W
P
S
R
W
P
S
R
W
P
S
R
W
HHHHH
/
D
&
R
U
/
D
&
R
U
/
D
&
R
/
D
&
R
//
W
D
G
D
W
D
G
D
D
G
D
G
/
D
3
OD
/
D
3
OD
/
D
3
OD
/
D
3
OD
/
D
3
O
/
D
3
O
/
D
3
O
3
/
D
3
Q
W
D
Q
W
D
Q
W
D
Q
W
Q
W
Q
W
Q
&
D
X
F
X
D
J
D
JJJ
D
J
D
J
D
J
X
LW
D
X
LW
D
X
LW
X
LW
X
L
X
L
X
X
F
D
J
D
J
X
F
D
D
X
F
88888888
U
8
7
7
E
7
E
7
E

X
P
R
X
P
R
U
X
P
R
X
U
X
P
R
X
U
X
P
R
X
U
X
P
R
X
U
X
U
EE

8
U
E (
O
(
O
(
O
(
O
(
O0
LO
(
O0
LO
O
0
LO
O0
LOO
0
LO
000
D
J
U
R
D
J
U
R
D
J
U
D
J
U
(
O0
R
D
J
U
R
/
R
V
$
U
/
R
V
$
U
/
R
V
$
U
/
R
V
$
U
/
R
V
$
U
/
R
V
$
U
/
R
V
$
/
R
/
R
D
W
R
D
J
X
D
W
R
D
J
X
D
W
R
D
J
X
D
W
R
D
J
X
D
W
R
D
J
X
D
W
R
D
J
X
D
W
R
D
W
X
D
W
VVVV
/
R
/
R
///////////
R
V
/
R
V
/
R
V
R
&&&&&&&
D
U
D
F
D
D
U
D
F
D
D
U
D
F
D
D
U
D
F
D
D
U
D
U
D
U
VVVVV
&
V
&
D
R
V
&
R
V
&
R
V
&
V
&
R
V
&
R
V
&
R
V
&
U
D
F
D
D
F
D
U
D
F
D
D
U
D
F
D
D
F
D
U
D
F
D
U
D
F
D
VVVVVV
/
R
V
&
D
U
D
F
D
V
0
$
&
8
7
222222
&
D
&&&&&
D
P
D
P
D
&
D
PP
X
U
t
P
D
P
D
PP
X
P
X
U
t
U
t
&
D
PP
XXXX
UU
t
UU
&
D
P
&
((
O
&
(
O
&
(
O
&
(
O&
R
M
&
R
M
&
R
M
R
M
(
O&
R
M
(
O&
R
M
(
O&
R
M
(
O&
R
M
(
O&
R
MRRRRRRRR
(
O&
R
MR
&
M
6
D
Q
$
Q
6
D
Q
$
Q
6
D
Q
$
Q
D
Q
$
Q
6
D
Q
$
Q
6
D
Q
$
Q
$
Q
$$
6
D
Q
$
W
R
Q
LR

W
R
Q
LR

Q
LR

W
R
Q
LR

W
R
Q
LR

W
R
Q
LR

W
R
W
G
R
Q
Q
$
G
H
*
D
O
G
H
*
D
O
G
H
*
D
O
G
H
*
D
O
H
*
D
O
H
*
D
O
H
*
D
LS
i
Q
i
LS
i
Q
LS
i
Q
LS
i
Q
i
LS
i
LS
i
OLS
G
0
H
0
HH
0
H
/
R
V
0
H
0
H
/
R
V
0
H
/
R
V
0
/
R
V
0
F
H
G
R
U
H
H
G
R
U
H
F
H
G
R
U
H
H
G
R
U
H
F
H
G
R
F
H
G
R
F
H
G
F
H
G
F
H
VV
/
D
)
OR
U
LG
D
/
D
LGLGLG
U
R
U
DDDDD
UU
OOO
))))
O
(
O&
D
IHHIH
W
D
O
I
&
O
&&&
D
I
D
IH
W
/
D
8
Q
L
D
8
Q
L
/
D
8
Q
L
/
D
8
Q
L
8
y
Q
y
Q
y
Q
y
Q
y
Q
y
QQ
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
*
X
LW
R
LW
R
LW
R
LW
R
LW
RR
(
O6
LW
(
O6
LW
(
O6
LW
(
O6
LW
(
O6
LW
(
O6
LWW
LRLRLRLRLRLR
W
LR
LW
LR *
X
D
Q
D
V
*
X
D
Q
D
V
*
X
D
Q
D
V
*
X
D
Q
D
V
*
X
D
Q
D
V
*
X
D
*
X
D
Q
D
V
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
LWW
D
W
D
VVVVVVV
PP
*
Q
D
V
P
(
O&
D
V
(
O&
D
V
(
O&
D
V
(
O&
D
V
&
D
V
(
O
&
D
V
&
W
D
x
R
W
D
x
R
W
D
x
R
W
D
x
R
O&
D
V
W
D
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
D
9
H
J
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
DDDDDD
D

&
K
D
J
X
D
&
K
D
J
X
D
&
K
D
J
X
D
&
K
D
J
X
D
&
K
D
J
&
K
&
K
D
J
U
D
P
R
V
U
D
U
D
U
P
R
/
D
/
D
J
/
D
/
D
J
/
D
/
D
J
/
D
/
D
J
/
D
/
D
/
D
/
D
J
/
D
/
D
XX
Q
X
Q
/
D
J
/
D
J
/
D
J
D
J
D
J
/
D
J
D
X
Q
LW
X
Q
LW
X
Q
LW
X
Q
LW
X
Q
LW
X
Q
LW
Q
LW
/
D
/
D
J
X
Q
DDDD
&&&&&&&
D
U
P
H
Q
&
D
U
P
H
Q
&
D
U
P
H
Q
&
D
U
P
H
Q
&
D
U
P
H
Q
&
D
U
P
H
Q
U
P
H
Q
H
&
D
U
P
H
P
G
H
8
U
G
H
8
U
G
H
8
U
G
H
8
U
G
H
8
U
G
H
8888
G
H
8
LDLDLDLDLDLDL
&
D
U
P
H
Q
&
D
U
D
E
D
OOH
E
D
EE
&&&&&&
DD
&
D
&
D
U
DDD
DD
OOOOOOH
DDDD
E
&
D
G
DD
G
DD
GGG
D
&
D
P
X
U
t*
U
D
Q
G
H
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
RRRR
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
P
0
D
OD
U
PPP
0
D
OD
U
00
D
OD
U
P
00
R
0
&
D
U
&
D
U
D
U
&
D
U
&
D
U
&
D
U
&
DD
U
H
D
U
H
U
HHH
D
U
&
U
H
$$$$$$$$
Q
D
U
H
$
Q
D
U
H
$
Q
D
U
H
$
Q
D
U
HH
$
Q
D
U
H
Q
D
U
H
$
Q
D
U
$
Q
D
U
Q
D
$
Q
D
H ///
D
9
H
J
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
9
H
J
/
D
9
H
J
/
D
9
H
J
D
9
H
9
DDDD
/
D
9
H
J
/
D
+
D
F
/
D
+
D
F
/
D
+
D
F
/
D
+
D
F
/
D
+
D
F
+
D
F
+
D
F
/
D
LH
Q
G
LW
LH
Q
G
LW
LH
Q
G
LW
LH
Q
G
LW
LH
Q
G
LW
H
Q
G
LW
LH
Q
G
LL
DDDDDD
L
(
O1
D
U
(
O1
D
U
O1
D
U
(
O1
D
U
1
D
U
(
O1
D
U
(
O1
D
(
O1
D
(
O
D
Q
MD
O
D
Q
MD
O
D
O
D
O
D
Q
MD
O
D
Q
MD
O
D
Q
MD
D
Q
MD
D
Q
MD
(
O
/
R
V

V

R
V
0
V
0
R
V
0
R
V

/
R
V
00
D
0
D
0
D
/
R
V
0
D
0
D
/
R
V
0
D
/
R
V
0
D
0
D
/
R
V
0
Q
J
R
V
Q
J
R
V
Q
J
R
V
Q
J
R
V
QQQ
/
R
V
0
/
R
*
8
$
5
(
1
$
$
$
66
$
8
$
(
O,
Q
J
(
O,
Q
H
Q
H
Q
H
Q
LR
(
O,
Q
J
H
Q
&
D
V
D
U
D
&
D
V
D
U
D
&
D
V
D
U
D
&
D
V
D
U
D
&
D
V
D
U
D
V
D
U
D
D
V
D
U
D
S
D
S
D
S
D
S
D
S
D
S
D
&
D
D
3
D
O
D
3
D
/
D
3
D
/
D
3
D
/
D
/
D
/
D
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
P
LW
D
R
P
LW
D
P
LW
D
*
8
$
7
$
77
,
5
7
55
(((
5
(
5
(((((((
5
((
****
8888
*
555
77
8
$
8
5
(
6
D
Q
W
R

R
6
D
Q
W
R
6
D
Q
W
R
6
D
Q
W
R
6
D
Q
W
R
6
D
6
D
&
U
LV
W
R
LV
W
R
&
U
LV
W
RR
&
U
LV
W
R
&
U
LV
W
&
W
&
(
O$
J
X
(
O$
J
X
(
O$
J
X
(
O$
J
X
(
O$
J
X
(
O$
J
X
$
J
X
(
O
$
O
(
LOOy
Q
LOOy
Q
LOOy
Q
LOOy
QQ
OOy
OOOOLO
.
H
P
S
LV
.
H
P
S
LV
.
H
P
S
LV
.
H
P
S
LV
.
H
P
S
LV
.
H
P
S
LV
.
H
P
S
LV
6
D
Q
3
D
6
D
Q
3
D
6
D
Q
3
D
6
D
Q
3
D
6
E
OR
E
OR
E
OR
E
OR
E
OR
E
OR
E
6
D
Q
3
6
D
Q

6
D
Q
3
6
D
Q
6
D
Q
6
D
66
D
Q
3
EE
OR
$
U
D
LU
D
$
U
D
LU
D
$
U
D
LU
D
$
U
D
LU
D
$
U
D
LU
D
$
U
D
LU
D
$
U
D
LU
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
O
/
D
V
3
DDDDD
D
/
OOOOD
Q
D
Q
D
Q
D
Q
D
Q
D
Q
D
V
3
OD
Q
D
G
D
V
D
G
D
V
D
G
D
V
D
G
D
V
D
G
D
V
D
G
D
D
G
V
/
D
V
&
R
/
D
V
&
R
/
D
V
&
D
V
&
D
V
&
D
V
&
V

V
/
V
U
X
MD
V
U
X
MD
V
D
V
U
X
MD
V
U
X
MD
V
X
MD
V
U
X
MDMD
U 2
V
P
D
2
V
P
D
2
V
P
D
2
V
P
D
2
V
P
D
2
V
P
D
2
V
P
2
2
U
LW
D
S
2
U
LW
D
S
2
U
LW
D
S
2
U
LW
D
S
2
U
LW
D
S
2
U
LW
D
S
2
U
LW
D
S
RRRRRRR
LW
D
S
R
2
7
R
G
D
V
D
7
R
G
D
V
D
7
R
G
D
V
D
7
R
G
D
V
D
7
R
G
D
V
D
7
R
G
D
V
D
7
R
G
D
V
D
Q
D
Q
D
Q
D
Q
DD
Q
D
Q
D
V
D
Q
6
LOP
D
6
LOP
6
LOP
6
LO
6
LOP
D
6
LOP
DD
6
L
6
LO
DDDD
D
Q
D
9
LV
W
D
9
LV
W
D
9
LV
W
D
9
LV
W
D
%
X
H
Q
%
X
H
%
X
H
Q
X
H
Q
%
X
%
X
%
X
%
X
%
Q
%
W
D
9
L
(
O$
P
D
(
O$
P
D
(
O$
P
D
(
O$
P
D
(
O$
P
D
$
P
D
(
O$
P
U
LOOR
U
LOOR
U
LOOR
U
LO
U
LO
U
LOL
O$
O
$
3
OD
Q
*
3
OD
Q

3
OD
Q

3
OD
Q

3
OD
33
OD
U
D
Q
G
H
U
D
Q
G
H
D
Q
G
H
D
Q
G
H
D
G
H
3
O
$
U
D
J
X
$
U
D
J
X
$
U
D
J
X
L
$
U
D
J
X
LW
D
W
DD
W
D
$
U
D
J
X
LW
D
$
U
D
J
X
L
$
U
D
J
X
L
$
U
D
J
X
L
$
U
D
J
X
L
$
W
D
W
D
W
D
W
D
W
D
W
$
U
D
J
X
LW
D
6
D
Q
-
R
6
D
Q
-
R
Q
-
R
6
D
Q
-
R
6
D
Q
-
R
-
R
-
R
V
p
G
H

V
p
G
V
p
G
V
p
GG
V
p
G
&
K
X
V
S
L
K
W
D
W
DD
W
DD
&
K
X
D
p

&
K
X
V
S
L
V
S
L
K
X
V
S
LWW
D
WWW
D
G
H
&
K
X
V
S
LW
D
&
D
V
X
S
D
&
D
V
X
S
D
D
V
X
S
D
D
V
X
S
D
&
D
V
X
S
D
&
D
V
X
S
D
&
D
V
X
S
D
OOOO %
H
MX
T
X
%
H
MX
T
%
H
MX
T
%
U
DDD
U
D
U
D
H
U
D
H
U
D
H
U
(
O6
D
O
(
O6
D
O
(
O6
D
O
(
O6
D
O
(
O6
D
(
O6
D
(
O
P
H
U
R
Q
P
H
U
R
Q
P
H
U
R
Q
P
H
U
R
Q
H
U
R
Q
R
Q
P
H
U
R
P
3
D
OP
D
U
3
D
OP
D
U
3
D
OP
D
U
3
D
OP
D
U
3
DD
LW
R
LW
R
LW
RR
LW
R
3
DD
/
$
6
/
$
6
/
$
6
/
$
6
/
$
/
$

$$$
6
$
%
6
$
%
6
$
%
$
6
$
%
$
6
$
%
6
$
6
$
1
$
$
1
$
$
1
$
$
1
$
$
1
$
1
$
1
$$
6
$
$
/
D
9
LU
/
D
9
LU
/
D
9
LU
/
D
9
LU
/
D
9
L
/
D
9
/
J
LQ
LD
Q
LD
Q
LD
J
LQ
LD
J
LQ
LD
J
LQ
LD
Q
/
JJ
LQ
J
LQ
J
LQLQ
LLL
J
LQ
LD
Q
H
Q
D

%
X
H
Q
D

%
X
H
Q
D

X
H
Q
D
9
LV
W
D
W
D
9
LV
W
D
9
LV
W
D
9
LV
W
D
W
D
9
LV
W
Q
D
9
LV /
D
)
OR
/
D
)
OR
/
D
)
OR
/
D
)
OR
/
D
)
OR
/
D
)
OR
/
D
)
OR
U
LG
D
U
LG
D
U
LG
D
UU
LG
D
U
El lEl VVVVVVenado
enado
enado
enado
enado
enado
VVVVVVVV
((((
O3
H
x
O3
H
x
O3
H
x
(
O3
H
x
3
H
3
H
3
R
Q
R
Q
(
O
*
X
D
W
LU
*
X
D
W
LU
*
X
D
W
LU
*
X
D
W
L
X
LW
R
LW
R
L
LU
*
X
D
W
LU
&
D
S
D
\
D
&
D
S
D
\
D
&
D
S
D
\
D
&
D
S
D
\
D
S
D
\
D
S
D
\
D
S
D
\
&
D
S
D
\
D
$
J
X
D
&
$
J
X
D
&
$
R
OR
U
D
G
R
OR
U
D
G
U
D
DD
%
LU
R
Q
J
%
LU
R
Q
J
%
LU
R
Q
J
%
LU
R
Q
J
RRRRRR
J
R
/
R
V
$
O
/
R
V
$
O
/
R
V
$
O
/
R
V
$
/
R
V
$
O
/
R
V
$
O
/
R
V
W
R
V
W
R
V
W
R
V
W
R
V
W
R
V
R
V
W
R
V
&
$
5
8
$
&
$
5
8
$
&
$
5
8
$
&
$
5
8
$
&
$
5
8
$
&&&
$
$
2
$
2
$
2
$
2
$
2
$
U
LF
D
J
$
U
LF
D
J
$
U
LF
D
J
$
U
LF
D
J
$
U
LF
D
J
$
U
LF
D
J
F
D
X
D
X
D
X
D
X
D
X
D
X
$
U
&
K
X
V
S
D
&
K
X
V
S
D
&
K
X
V
S
D
&
K
X
V
S
D
&
K
X
V
S
D
X
V
/
D
<
D
J
/
D
<
D
J
/
D
<
D
J
/
D
<
D
J
/
D
<
D
J
/
D
<
/
D
<
X
D
U
D
X
D
U
D
X
D
U
D
X
D
U
D
D
U
D
X
D
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
*
X
D
\
D
E
DD
O
D
O
D
O
D
O
D
P
u
n
ta
G
o
rd
a
P
u
n
ta

C
a
le
ra C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro
C
e
rro
e
rro
TTTTTTTT
ie
rra

ie
rra

ie
rra

ie
rra

ie
rra
ie
rra
ie
rra
B
la
n
c
a
B
la
n
c
a
B
la
n
c
a
B
la
n
c
B
la
n
c
la
n
c
B
la
n
cc
TTTTTTTTTT
TTTTTT
o
p
o
In
p
o
In
p
o
In
o
p
o
In
o
p
o
In
o
p
o
In
fie
rn
i
fie
rn
i
fie
rn
i
fie
rn
i
n
i
fie
rn
i
fie
rn
i
fie
totototototototototo
ito
TTTTTT
D
IS
1
.9
D
IS
1
.9
D
ISIS
1
9
D
1
.9
D
1
.9
D
.9
R
I
T
R
I
T
R
I
T
R
I
T
R
1
.9
D
IS
T
R
ITTTTTTTTTTT
OOOOO
C
A
P
I
O
C
A
P
I
O
C
A
P
I
C
A
P
I
C
A
C
A
C
O
C
A
O
CC
A
O
CCCC
O
CCCC
O
C
A
TTTTTTTTTTT
TTTT
A
L
4
5
m
A
L
4
5
m
A
L
4
5
m
A
L
4
5
m
A
L
4
5
4
L
44
TTTT P
ic
a
c
h
P
ic
a
c
h
P
ic
a
c
h
P
ic
a
c
h
P
ic
a
c
h
c
h
c
hh
c
a
c
o
d
e
G
d
e
G
e
G
o
d
e
G
o
d
e
G
o
d
e
G
d
e
G
o
d
e
o
d
e
á
lip
a
n
á
lip
a
á
lip
a
á
lip
a
n
á
lipp
áá
l
a
n
a
n
p
a
n
a
nn
a
nn
p
a
n
1
.9
7
8
m
7
8
m
7
8
m
1
.9
7
8
m
1
.9
7
8
m
1
.9
7
1
.9
7
1
.9
7
9
P
ic
o
OO
o
O
P
ic
o
O
P
ic
o
O
P
ic
o
O
c
o
O
c
c
id
e
n
c
id
e
n
c
id
e
n
d
e
n
c
c
id
e
n
c
c
id
e
n
c
c
id
c
c
c
ta
l
ta
l
ta
l
ta
l
aa
O
c
2
.4
7
8
m
7
8
m
.4
7
8
m
.4
7
8
m
2
.4
7
8
m
2
.4
7
8
m
2
.4
7
8
m
22
P
ic
o
O
P
ic
o
O
P
ic
o
O
P
ic
o
OOO
rie
n
t
rie
n
t
rie
n
t
rie
n
t
oo

ttatata
ll
ta
l
2
.6
4
5
m
2
.6
4
5
m
P
ic
o
N
P
ic
o
NN
P
ic
o
N
P
ic
o
N
P
ic
o
N
P
ic
o

g
u
a
t
ig
u
a
t
a
ig
u
a
t
a
ig
u
a
t
g
u
a
tt
g
u
a
u
a
a
ig
u
a
i
aaaaaaa
g
u 6
5
m
6
5
m
7
6
5
m
7
6
5
7
6
2
.7
6
2
.7
2
7
6
FFFFFFF
iiiiii
FFFFFFFFFFF
llll iiiiiiii
aaaaaa lllll
ZZZZZZ
aaaa
mmm
uuuuuuu
r r r r r r r a a a a a a a r r r r r r
l l l l l l l
P
ta
. C
a
ra
b
a
lle
d
a
S
a
lto

S
a
lto

S
a
lto

S
a
lto

S
a
ltot
a
S
a
S
d
e
U
ri
d
e
U
ri
d
e
U
ri
d
e
U
ri
e
U
ri
e
U
ri
d
e
d
e
aaa
E
s
t.
E
s
t
E
s
t
E
s
t
TTTT
e
le

ric
o
r
é
r
e
féfé
ri
e

ri

ri
e

r
c
o
cc
o
e

ric
o
e
lele
f
le
féféfé
e
le

ric
o
e
le

ric
o
TTTTTT
A
e
ro
p
u
A
u
e
rto
u
e
uu
AA L
a
C
a
rlo
ta
a
C
a
o
ta
a
r
TTTTT
o
p
o

o
p
o
o
p
o
o
p
o
o
p
o
TTTTTTTT
TTTTT
aa
ia
m
a
m
a
ia
m
a
ia
m
a
ia
m
TTTTTTTT
TTT
o
p
o

o
p
o

o
p
o

o
p
o
TTTTTT
S
ta
. R
S
ta
. R
S
ta
. RR
S
o
s
a
o
s
a
o
s
aaa
o
s
TTTTTTT
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
p
o
E
p
o
E
ó
n
M
a
m
ó
n
M
a
m
ó
n
M
a
m
ó
n
M
a
m
ó
n
ó
n
a
m
ó
n
ó
n
E
l
M
m
ó
n
TTTTTTTTTTT
TTTTTTT
o
p
o

o
p
o
o
p
o
o
p
o
p
o
p
o
p
o
p
TTTTTTT
G
a
la
rr
G
a
la
rr
G
a
la
rr
G
a
la
r
G
a
la
r
G
a
la
r
G
a
G
a
G
a
g
a
a
g
a
a
g
a
a
g
a
g
a
a
g
a
G
TTTTTTTT
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
p
o
L
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
TTTTTTTTTT
ro

C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
C
e
N
e
g
ro
e
g
ro
N
e
g
ro
N
e
g
N
e
N
e
g
N
e
N
e
g
F F F F F F F F F
i i i i i i i i
F F F F F F F F
l l l l l l i i i i i i i i
a a a a a a
E E ( ( ( ( (
O O O O O O
( ( ( ( ( ( ( ( ( ( ( (
/ / / / / / /
L L L L L L Q Q Q Q Q Q L L L L L L L L L
G G G G G G G
H H H H
U U r r o o o o o o o r r r r r r
P
ta
. M
u
la
to
s
P
ta
. E
l C
o
jo
P
ta
. C
a
rib
e
E
s
t.
E
s
t.
E
s
t
E
s
t
E
s
t.
s
E
s
E
TTTTTTTT
e
le

ri
e
le

ri
e
le

ri
e

riri
e
le

ri
e
le

r
ele
c
o
c
ooo
c
e
f
c
o
i
TTTTT
FFFFFFiiii FFFFFF
llllll iiiiiii aaaaaa
EEEEEE... dddddddeeeee SSSSSSaaaaaaa SSS
nnnnn JJJJJJJuuu J llllliiiiii ll ááááááá iii nnnnnnnn
F F F
i i i i
l l l l l
a a a a a
MMMMMMM
aaaaaa
eeeee
ssssss
ttttt
rrrrr
aaaaaa
C
e
rro

C
e
rro
e
rro
e
rro
C
e
rro
C
e
r
C
e
r
oooo

ro

L
a
s
M
i
L
a
s
M
i
L
a
s
M
i
L
a
s
M
i
L
a
s
M
i
L
a
s
M
i
L
a
s
M
n
a
ss
n
a
s
n
a
s
n
a
s
n
a
s
n
a
s
M
F F F F F F F
i i i i i i
F F F F F F
l l l l l l i i i i i i
a a D D D D
/ / / / / / /
R R R R R R R
P P P P P P P
D D D D D D D
/ / / / / /
D D D D D D
/ /
U U U U J J J J J J J U U U U U U
a a a a a a a
L
o
m
a
s

L
o
m
a
s
L
o
m
a
s

L
o
m
a
s

L
o
m
a
s

LL
d
e
l C
e
d
e
l C
e
d
e
l C
e
d
e
l C
e
d
e
l
C
e
d
e
l
C
e
d
e
l
C
rc
a
d
o
rc
a
d
o
rc
a
d
o
rc
a
d
o
rc
a
d
P
ic
o
I
P
ic
o
I
P
ic
o
I
P
ic
o

PP
z
c
a
ra
g
z
c
a
ra
g
z
c
a
ra
g
z
c
a
ra
g
u
a
u
a
u
aa
P
ic
o
Iz
c
a
ra
g
u
a
P
i
I
2
.3
2
0
m
2
.3
2
0
m
2
.3
2
0
m
2
.3
2
0
m
2
0
2
00
3
TTTT
lllaa
o
p
o
M
aa
o
p
o
M
a
o
p
o
M
a
o
p
o
M
c
a
n
ill
c
a
n
ill
c
a
n
ill
c
a
n
ili
c
a
n
ii
aa
n
illa
illa
TTTTT
2
.1
9
2
.1
9
0
m
2
.1
9
0
m
2
.1
9
0
2
.1
9
2
.1
2
FFFiii FFFF lll iiiii aaaaaaa llllllll LLLLLooooossss o MMMMoooo MM
rrrraaaa rrrrr
lllleeeeess TTTTTT
o
p
o
p
o
o
p
o
o
p
o
o
p
ooo
o
p
o
p
TTTTTTT
B
u
e
n
a

B
u
e
n
a

B
u
e
n
a

B
u
e
n
a

B
u
e
n
a
B
u
e
n
a
B
u
e
B
u
e
B
VVVVVVVV
is
taa
is
ta
is
taa
is
tata
VVVVVVV
P
ta
.T
a
n
a
g
u
a
re
n
a
TT
P
ta
. E
l T
ig
rillo
TT
TTTT
oo
p
o
p
o
o
p
o
p
o
p
o
p
TTTTTTT
DDDD
ooo
D
e
s
c
a
n
D
e
s
c
a
n
D
e
s
c
a
n
D
e
s
c
a
n
D
e
s
c
a
D
e
s
c
a
D
e
s
c
a
D
e
s
c
D
s
a
s
a
s
a
d
e
ro
s
a
d
e
ro
a
d
e
ro
a
d
e
ro
a
d
e
ro
s
D
e
s
c
a
n
s
a
d
e
ro
c
a
n
s
P
ta
. C
a
re
P
ta
. E
l F
ra
n
c
e
s
P
ta
. E
l S
a
la
d
o
C
e
rro
C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
r
oo
CC
e
rro
C
e
rro
A
p
a
m
a
t
A
p
a
m
a
t
A
p
a
m
a
t
A
p
a
m
a
t
A
p
a
m
a
t
A
p
a
m
aa
AAAA
ee
A
p
F F F F
i i i
F F F F F F
l l l l i i i i i i i
a a a a a a l l l l l l l l
L L L L L L
a a a a a a a a a
s s s s s s s
C C C C C C C C
o o o o o o o o
C C
c c c c c c c c
o
u u u u u u u
i L L L L L L ] ] ] ] ] ] ] ] L L L L L L
D D D D D D D D
V V V V V
) ) ) ) )
L L L L
) )
O O O O O L L L L L D D D D
( ( ( ( ( ( (
O O O O
( ( ( ( (
/ / / /
L L L L L P P P P P P P L L L L L L L L
y y y y
P
Q Q Q Q Q
) ) ) ) ) ) ) L L L L L ) ) ) ) ) O O O O O O L L L L L L L L L D D D D D D D D 7 7 7 7 7 7 7 7 L L L L L L 7 7 7 7 7 7 7 7 7 H H H H H H H U U U U U U U U U U U U U U U U U U U D D D D D D D U U U U U U U
% % % % % % % O O O O O O O O O % % % D D D D D D O O O O O O O Q Q Q Q Q Q Q Q F F F F F F F D D D D D D
) ) ) ) ) ) L L L L L ) ) ) ) ) ) ) ) O O O O O L L L L L L D D D D D D O / / / / D D D D D D D V V V V V V V
& & & & & & & R R R R R & & & O O O O R R R R R R R R O O Q Q Q Q Q Q Q Q L L L L L L L L D D D D D D D i i i i i s s s s s s
TTTT
o
p
o

o
p
o
o
p
o

o
p
o

o
p
o

o
p
o
p
TTTTTT
N
a
ra
n
j
N
a
ra
n
j
n
j
N
a
ra
n
j
a
n
j
N
a
ra
n
j
N
a
ra
n
j
a
ra
a
l
a
l
a
ll
aaa
FFFFFFiiiiii FFFFFFF lllll iiiiiii aaaa llll dddeeee dd
PPPeerrqq rrrr uuuuuee
C
e
rro

C
e
rro

o

C
e
rro

C
e
rro

or
C
e
rr
C
e
r
e
r
S
a
n
ta

S
a
n
ta
S
a
n
ta

S
a
n
ta

S
a
n
t
S
a
n
C
ru
z
C
ru
zz
C
ru
z
S
F F F F i i i F F F F F F
l l l l i i i i i i i F F F F
a a a a l l l l l L L L L a a a a C C & & & & & & O O O O O O O O D D D D D D O O O O O O O Y Y Y Y Y H H H H H H H Y Y Y Y Y Y Y Y
O O O O O O O L L L L L L L O O O O O O O O O O O O O Q Q Q Q Q Q L L L L L L L D D D D D D D
) ) ) ) ) ) ) L L L L L L L ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) )
O O O O O O O L L L L L L L D D D D D D D O O O O O O
G G G G G G G H H H H H
7 7 7 7 7 7 7 D D D D D D D 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7 7
G G G G G G G H H H H H H H G
R R R R R R R
) ) ) ) ) )
L L L L L L L
) ) ) ) ) ) ) ) ) )
O O O O O O O L L L L L L L L L L D D D D D
- - - - - - -
H H H H H H H
U U U U U U L L L L L L U U U U U U U U U U
F F F F F F F F
y y y y y y y
) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) ) L L L L L L L L ) ) ) )
O O O O O O O L L L L L L L L L D D D D D D D
& & & & & & & &
X X X X X X X F F F F F c c c h h h h h h a a a a a a r r r r r o o o o o o r r r r r r
n n n n n n TTTTTTT
o
p
o
C
a
o
p
o
C
a
C
a
o
p
o
C
a
o
p
o
o
p
o

o
p
o
o
p
o
o
p
o
a
e
ra
b
re
rara
b
re
b
re
TTTTTTTTTTT
1
.6
1
0
m
1
0
m
1
0
m
1
.6
1
0
mm
1
.6
1
0
m
0
m
00
P
ic
o
ZZ
P
ic
o
Z
P
ic
o
Z
P
ic
o
Z
P
ic
o
Z
P
ic
o
Z
a
m
u
rit
a
m
u
rit
a
m
u
rit
a
m
u
rit
a
m
u
m
oooo
Z
a
m
u
r
2
.0
0
0
m
2
.0
0
0
m
2
.0
0
0
m
0
0
0
m
0
0
0
m
2
.0
0
0
00
m
TTTTTT
oo

o
p
oo
o
p
o
o
p
o
TTTTTT
E
l L
im
L
im
E
l L
im
E
l L
immmm
E
l L
im
E
l L
im
ó
nnn
ó
n
ó
n
ó
n
ó
P
ic
o
c
o
P
ic
o
P
icic
P
icicic
P
A

n
d
u
A

n
d
u
A

n
d
u
A

n
d
u
A

n
d
u
A

n
d
u
AA
lalalalalaa
A
1
.4
7
0
m
1
.4
7
0
m
1
.4
7
0
m
7
0
4
7
0
7
0
7
0
7
0
mm
0
m
0
mmmmm
7
0
m
0
m
P
ic
o
P P
P
ic
o

P
ic
o

P
ic
o

P
ic
o
PPPPPPP
a
s
c
u
a
l
a
s
c
u
a
ll
a
s
c
u
a
a
s
c
u
a
a
s
c
P
ic
o
P
P
ic
o
P
P
2
.0
9
0
m
2
.0
9
0
m
F F F F
i i i
F F F
l l l i i
a a
BBBBBBB
eeee
bbbbbb
eeeee
ddd
eee
dddd
rrrroooooorrrr
TT
o
p
o
o
p
oo
p
o
TTTT
E
l L
in
E
l L
in
E
l L
in
E
l L
in
d
e
ro
d
e
ro
dd
C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
C
e
C
e
C
e
C
rro
rro
rrrr
e
r
e
rro
CC
C
a
lic
a
C
a
lic
a
C
a
lic
a
C
a
lic
a
C
a
lic
CC
n
to
n
to
n
to
n
to
n
to
ic
a
lic
o
TTTTTTT
o
p
o

p
o
pp
ooo
TTTTTTTT
ee
P
a
n
d
e
P
a
n
d
e
P
a
n
d
e
P
a
n
d
e
n
d
a
n
d
n
d
P
e
P
c
a
r
c
a
r
c
a
r
c
a
r
z
ú
c
a
r
A
z
ú
c
a
r
c
a
r
c
a
r
TTTTTT
oo
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
p
o
E
l
o
O
s
o
O
s
o
O
s
o
O
s
o
s
oo
O
s
o
s
o
TTTTTTTTTTT
mm
1
5
7
0
m
1
.5
7
0
m
1
.5
7
0
m
7
0
m
1
.5
7
0
1
.5
7
0
1
.5
7
0
m
F F F F F F F F F i i i i i i i F ) ) ) ) ) ) ) O O O O O O O L L L L L L L L L D D D D D D O O O O O O O ( ( ( ( ( ( ( O O O O O O ( ( ( ( ( ( ( ( ( 3 3 3 3 3 3 3 H H H H H H H U U U U U U U U ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ U U U U U U
) ) ) ) ) ) ) ) ) )
L L L L L L
) ) ) ) ) ) ) ) )
O O O O O O L L L L L L L L L
D D D D D D D D O O O O O
0 0 0 0 0 0 0
D D D D D D D D D
Q Q Q Q Q Q Q Q Q Q Q Q
R R R R R R R
* * * * * * *
U U U U U U
* * * *
D D D D D D D U U U U U U U
Q Q Q Q Q Q Q
G G G G G G G
H H H H ) ) ) ) ) ) ) L L L L ) ) ) ) ) ) O O O O O L L L L L L D D D D D D D O
3 3 3 3 3 3 L L L L L 3 3 3 3
O O O O L L L L L L L L y y y y Q Q Q Q Q Q Q Q
' D D D D D D D
e e e e e e e L L L L L L L a a a a a a L M M M M M M M o o o o o n n n n n n n t t t t t e e e e e e e r r r r r r U U D D D D D D D U U U U U U U U U
))))))))LLLLLL )))) OOOOO LLLLLL DDDDDDDD OOOO 66SSSSSSaaaaaannnnnnn AAAAAnnnnntttttooooo tt nnnníííooooo ííííí
P
u
n
ta
O
rita
p
o
P
ta
. E
l T
ig
re
TT
TTTT
aaaaa
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
C
ru
z
C
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
o
p
o
L
a
p
o
a
CC
a
C
TTTTT
C
e
rro
C
e
rro

C
e
rro
C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
r
M
ira
d
o
M
ira
d
o
M
ira
d
o
M
ir
M
ira
d
M
ira
M
i
rrr
e
rro
M
ir
C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro
CCC
e
rro

E
l H
o
r
E
l H
o
r
E
l
H
o
r
E
l H
o
r
E
l H
o
r
E
l H
o
r
o
rn
o
n
o
nnnnn
E
l
TTTTTTT
o
p
o

o
p
o

o
p
o

p
o

o
p
o
o
p
o
o
p
o
TTTTTTTTTT
O
jo
d
e
O
jo
d
e
O
jo
d
e
ddd
O
jo
d
o

A
g
u
a
A
g
u
a
A
g
u
a
A
g
u
a
A
g
A
g
F F F F F F F L L L L L L L ) ) ) )
O O O O O O O L L L L L D D D D D D D
G G G G G G
H H H H H
G G G G G G G G G
0 0 0 0 X X X X 0 0 M M
n n n n n n u u d d d d d o o o o
TT
o
p
o
R
e
o
p
o
R
e
o
p
o
R
e
o
p
o
R
e
o
p
o
R
e
o
p
o
R
e
o
p
o
d
o
n
d
o
d
o
n
d
o
d
o
n
d
oo
d
o
n
d
o
o
TTTTTTTTTT
C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
rr
C
e
rr
e
r
C
A
g
u
a
B
A
g
u
a
B
A
g
u
a

A
g
u
A
g
u
A
g
u
A
g
u
c
a
n
c
a
c
aa
la
n
c
a
la
n
c
a
n
c
a
a

TTT
p
o
C
o
o
p
o
C
o
p
o
C
o
o
C
o
o
C
o
p
o
C
o
o
C
o
g
o
lla
l
g
o
ll
g
o
ll
g
o
l
g
o
l
g
o
l
g
o
l
p
o
TT
1
.7
2
2
m
1
.7
2
2
7
2
2
1
.7
2
2
1
.7
2
2
7
2
7
2
C
O
R
D
IL
C
O
R
D
IL
C
O
R
D
IL
D
IL
C
O
R
D
O
R
D
C
O
R
D
C
O
R
D
C
O
R
L
E
R
L
E
R
L
E
R
L
E
R
E
RRR
C
AAAAAAAA
RRRRRR
D
E
L
D
E
L
D
E
L
D
E
L
D
E
LL
DDD
AAAA
C
O
S
C
O
S
C
O
S
C
O
SS
TTTTTT
AAAAAAAA
TTTTTTTT
F F F F F F F
i i i i
F F F F F
l l l O O L L D D D D D D
& & & & & & & &
H H H H H H H H
U U U U U U U U U U U U U U U
R R R R R R R R U U U U U U U U
3 P P P P P P P P P P P P
e e e e e e e
P P P P P
l l l l l
e
ó ó ó ó ó ó ó l l l l l l l
n n n n n n n
C
e
rro

C
e
rro

ro

C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
e
rr
e
rr
C
L
o
s
J
a
L
o
s
J
a
o
s
J
a
L
o
s
J
a
o
s
J
a
s
J
a
J
b
illo
s
b
illo
s
lo
sss
b
illo
s
b
il
P
u
n
ta
E
l B
u
rro
P
u
n
ta
F
ro
n

n
d
e
l F
ra
ile
P
u
n
ta
P
ie
d
ra
TTTT
o
o
p
o
o
p
o
o
p
o
TTTT
L
a
C
o
r
L
a
C
o
r
C
o
r
C
o
r
a
C
o
r
L
a
C
L
a
L
ta
d
e
ra
a
d
e
ra
ta
d
e
ra
a
d
e
raa
a
d
e
ta
d
e
) ) ) ) ) ) ) L L L L L L ) ) ) ) ) ) O O O O L L L L L L D D D D D D
/ / / / / / /
D D D D
V V
3 3 3 3 3 3
H H H H H H H
r r r r d d d d d d d r r r r r r r
i i i
d d d d
c c c c c i i i i i i
e e e e e e e e
s s s s s
TTTTT
o
p
o
p
o
o
p
o
o
p
o
o
p
o
p
oo
TTTTTTTTTT
o
rta
c
P
o
rta
c
P
o
rta
c
P
o
rta
c
P
o
rta
P
o
rta
P
o
rt
o
rt
h
u
e
lo
h
u
e
lo
h
u
e
lo
h
u
e
lo
P
LLLLoooommmmmmmaaaa EEEll EEEEE
MMMMM
eeee
dddddiii dddddddd
ooooooo
A
lto
dddd
A
lto
d
A
lto

e
C
o
ro
C
o
roro
e
C
ee

n
a
n
a
n
a
n
C
e
r
C
ee
r
e
r
ee
z
riz
rriz
a
l
a
l
a
l
a
l
a
l
a
l
C
e
rro

C
e
rro

e
rro

rro
C
e
rro

rro
C
e
rroro
C
a
rr
C
a
rr
C
a
rr
a
C
a
r
C
e
rro
C
a
rr
oo
CC
z
C
e
rro
C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro
C
e
rro
C
e
rro
C
e
C
e
rro

A
g
u
a
F
A
g
u
a
F
g
u
a
F
g
u
a
F
g
u
a
F
g
u
g
u
ría
ríaaíaa
A
g
u
a
F
A
g
u
a
FF
A
g
u
A
g
u
AA
g
u
a
F FFFFFFFF
iiiiiii
)))))))
OOOOOOO LLLLLLLLL DDDDDDDD
GG
HHH
GGGG
&&&&&&&&
DDDaaa
cccccccccc
uuuuuu
lllloo
C
O
R
D
IL
C
O
R
D
IL
C
O
R
D
IL
C
O
R
D
IL
C
O
R
D
I
C
O
R
D
I
C
O
R
D
I
L
E
R
L
E
R
L
E
R
L
E
R
L
E
R
L
E
R
E
R
O
R
D
IL
R
D
R
D
R
D
O
R
DDD
LLLLL
C
O
R
D
IL
L
AAAAAA
RRRRRRRR
D
E
L
D
E
L
D
E
L
D
E
L
D
E
L
D
E
L
D
E
L
AAAAAAA
C
O
S
C
O
S
C
O
S
C
O
S
C
O
S
O
S
C
O
S
TTTTT
AAA
TTTTTTT
C
e
rro
e
rro

e
rro

e
rro

ro

C
e
rr
C
e
r
R
e
m
o
li
R
e
m
o
li
R
e
m
o
li
R
e
m
o
li
R
e
m
o
li
R
e
R
o
n
o
n
o
n
oo
n
o
n
o
C
e
e
rro

e
rro

C
e
rro

C
e
rro

C
e
rro
C
e
rro
C
e
r
h
im
b
i
C
h
im
b
i
C
h
im
b
i
C
h
im
b
i
h
im
b
i
h
im
b
i
C
h
im
b
C
P
u
n
ta
C
a
p
in
o
P
u
n
ta
M
a
ja
g
u
a
l
P
u
n
ta
d
e
M
a
s
p
a
n
o
P
u
n
ta
L
o
s
In
d
io
ss
P
u
n
ta
C
a
rib
e
P
u
n
ta
T
ig
rillo
TT
F F F F F F F
i i i i i i i
F F F F F F F F ) ) ) )
O O O O O O O L L L L L L L
D D D D D D
& & & & & & &
X X X X X X
F F F F F F F
K K K K K K K
L L L L L O O O O O O L L i i i i
l l l l l l l l l l l l l
ó ó ó ó ó
n n n n n n n
FFFFFFF
iiiiii
FFFF
llll iiiiii aaaa
PPPPP
aaaalllllllmmmm lllll
iiittttaaaaaa
0

$

5

&

$

5

,

%

(
4GD7DFDJX
D
5
t R 7 R
S
R
5 Ë 2 *
8
$
, 5
(
5tR*UDQ
G
H
5
Ë 2
*
8
$
, 5
(
(
P
E
D
OV
H

/
D
0
D
U
LS
R
V
D
5tR6DQ3HGUR
4GD6DQ-XOLDQ
4GD&DPXUt&KLTXLWR
5 L R 8 U L D
5tR*UDQGH
5 1 D L J
X
D W i
5
/
R
V3DWRV0RURFKRV
4
G
D
(QFD
Q
WD
G
R
5tR0
LT
X
H
O H
Q
D
5tR&
DPXUt*UDQ
GH
5 t R $ Q D U H
5
LR6
DQ
WR
&
ULVWR
5
tR&
K
LT
X
LWR
5 t R 2
V P D
5
t R
2 U L W D S R
4
G
D
(
O &
R
M R
4 G D 2 Q R W R
5tR&
RWL]D
5 L R &
D X U L P D U H
47DFD
PDKDFD
4GD1DYHUDQ
5
L R
/
R
V & D V W L O O R V
4GD2ULVPDR
5
t R /
R
V &
D
U D
F
D
V
5 t R (
O /
L P z Q
5
tR
*
X
DWLUH
5
t R G H O 1 R U W H
5
tR
*
X
D
LUH
4
G
D
6
H
F
D
4
G D * X
H
L P
H
4 G D
*
X
D
F D U D S
D
4
G D $ X \ D U H
5
,2
*
8
$
5
(
1
$
6
5
L R 6 D E D Q D
5
t R
&
D
U
X
D
R
5LR7RGDVDQD
5
t R $ U D L U D
5 L R & X S R
5
t R & K X V S L W D
4
X
H
E
U D
G
D
2
F
K
R
D
5
tR
&
D
S
D
\
D
5tR6DOPHURQ
5
tR
&
D
U
X
D
R
5 t R $ J X
D
V &
D
O L H Q
W H V
5
tR
0
DUDVP
LWDGH&DS
D\D
4
G
D
&
DVXSDO
4
X
H
E
UD
G
D
3
D
OD
F
LR
V 5
tR
$
ULFD
J
X
D
5 t R & K X V S D
5
t R
&
X
U
L H
S
H
4GD&KDFDLWR
A
lto
d
A
lto
d
A
lto
dd
A
lto
d
e
C
o
ro
o
roro
e
C
o
e
C
e
C
n
a
n
a
nn
0
1
0
2
0
3
0
4
0
5
k
i
l
ó
m
e
t
r
o
s
E
s
c
a
I
a

G
r
á
f
i
c
a
1
0
°
4
0
'
1
0
°
3
0
'
6
7
°
0
0
'
6
6
°
5
0
'
6
6
°
4
0
'
6
6
°
3
0
'
6
6
°
2
0
'
1
0
°
3
0
'
1
0
°
4
0
'
6
6
°
2
0
'
6
6
°
3
0
'
6
6
°
4
0
'
6
6
°
5
0
'
6
7
°
0
0
'
N
E
O
S
0
$
5
&
$
5
,%
(
*
8
$
<
$
1
**
88
$$
<<
$$
1
$
11
$$$$
(
6(
4
8
,%
((
6
(
6(6(
4
(
4
8
4
88
,%,%%
$$$$
5
(
3
Ô
%
/
,&
$
'
(
&
2
/
2
0
%
,$
5
(
3
Ô
%
/
,&
$
)
(
'
(
5
$
7
,9
$

'
(
%
5
$
6
,/
*8$<$1$
S
IT
U
A
C

N
R
E
L
A
T
I
AA
V
A
VV
N
A
C
IO
N
A
A
L
2&($12
$7/È17,&2
S
IT
U
A
C

N
R
E
L
A
T
I
AA
V
A
VV
R
E
G
IO
N
A
A
L
9
$
/
(
1
&
,$
/
(
$
/
(
0
$
5
$
&
$
<
0
&
$
5
$$
&
$
6
$
6
$
6
/
$
*
8
$
,5
$$
(
6
7
$
'
2
&
2
-
(
'
(
6
(
6
7
$
'
2

&
$
5
$
%
2
%
2
(
6
7
$
'
2

$
5
$
*
8
$
(
6
7
$
'
2
*
8
É
5
,&
2
(
6
7
$
'
2
$
1
=
2
É
7
(
*
8
,
(
6
7
$
'
2
0
,5
$
1
'
$
,
(
6
7
$
'
2
9
$
5
*
$
6
'
,6
7
5
,7
2
&
$
3
,7
$
/
0
$
5

&
$
5
,
%
(

R
E
P
Ú
B
L
I
C
A

B
O
L
I
V
A
R
I
A
N
A

D
E

V
E
N
E
Z
U
E
L
A
M
I
N
I
S
T
E
R
I
O

D
E
L

P
O
D
E
R

P
O
P
U
L
A
R

P
A
R
A

E
L

A
M
B
I
E
N
T
E
I
N
S
T
I
T
U
T
O

N
A
C
I
O
N
A
L

D
E

P
A
R
Q
U
E
S
D
I
R
E
C
C
I
Ó
N

G
E
N
E
R
A
L

S
E
C
T
O
R
I
A
L

D
E

P
A
R
Q
U
E
S

N
A
C
I
O
N
A
L
E
S
M
A
P
A
P
A
R
Q
U
E

N
A
C
I
O
N
A
L

E
L

Á
V
I
L
A

(
W
A
R
I
A
R
E
WW
P
A
N
O
)
F
u
e
n
t
e

C
a
r
t
o
g
r
á
f
i
c
a
:
H
o
ja

N
C
1
9
-
0
8

d
e
l
Ì
n
s
t
it
u
t
o

G
e
o
g
r
á
f
ic
o

d
e

V
e
n
e
z
u
e
la

S
im
ó
n

B
o
liv
a
r

(
Ì
G
V
S
B
)
.
VV
S
i
s
t
e
m
a

d
e

R
e
f
e
r
e
n
c
i
a
:
P
r
o
y
e
c
c

n

U
n
iv
e
r
s
a
l
T
r
a
n
s
v
e
r
s
a
l
d
e

M
e
r
c
a
t
o
r
.


D
a
t
u
m
:

R
E
G
V
E
N
.

E
lip
s
o
id
e

G
R
S

8
0
.

Á
r
e
a

U
r
b
a
n
a

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
E
m
b
a
l
s
e

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
C
u
r
s
o

d
e
A
g
u
a

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
L
a
g
o
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
L
i
n
d
e
r
o

d
e
l

P
a
r
q
u
e

N
a
c
i
o
n
a
l
.
.
.
.
.
.
.
C
o
r
r
i
e
n
t
e

Ì
n
t
e
r
m
i
t
e
n
t
e
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
L
í
m
i
t
e


Ì
n
t
e
r
n
a
c
i
o
n
a
l

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
L
í
m
i
t
e

d
e

E
s
t
a
d
o
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
L
í
m
i
t
e

d
e

M
u
n
i
c
i
p
i
o
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
S
I
G
N
O
S

C
O
N
V
E
N
C
I
O
N
A
L
E
S
C
a
r
r
e
t
e
r
a

P
a
v
im
e
n
t
a
d
a
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
C
a
r
r
e
t
e
r
a

N
o

P
a
v
im
e
n
t
a
d
a
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
S
e
n
d
e
r
o

o

P
ic
a

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
A
u
t
o
p
is
t
a
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Z
o
n
a

c
o
n

S
o
b
r
e
p
o
s
i
c
i
ó
n

d
e

L
í
m
i
t
e
s

.
.
101
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO

PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Antecedentes y DecIaratoria como
Área Protegida
Desde muy temprano los pobladores del valle de
Caracas vieron la necesidad y tuvieron la iniciati-
va de conservar y proteger la sierra del Avila. Ya
para principios del siglo XÌX tomaron iniciativas a
tal ſn, las cuales culminaron
cuando en su primer gobierno
el General Guzman Blanco
promulgó una ley para prohi-
bir deforestaciones cerca de
las fuentes de agua que para
entonces surtían del líquido a
la ciudad capital. Mas tarde,
en 1909, el naturalista Alfre-
do Jahn recomendaba medi-
das precisas para preservar
de la tala, la quema y la de-
forestación las cuencas pro-
ductoras del agua utilizada
por los moradores del valle
caraqueño.
En junio de 1910 se avanzó
en la conservación del Avila
cuando el Presidente Juan
Vicente Gómez promulgó la
primera ley venezolana de
protección de los bosques.
Por su parte, en 1926 el go-
bierno nacional adquirió me-
diante compra la hacienda de
cafe La Trinidad, actualmente
conocida como Los Venados.
La decisión formaba parte de
la política ambiental guber-
namental de preservación de
la vertiente sur de la sierra El
Avila.
En 1940, en documento in-
terno del entonces Ministerio
de Agricultura y Cría se proponía declarar El Avi-
la parque nacional, dadas las amenazas que ya
se cernían sobre este espacio por el crecimiento
acelerado de la población de Caracas y la pre-
sión que se ejercía para su ocupación.
La fundación en 1953 de la Sociedad de Amigos
del Avila constituyó un hecho muy importante en
la toma de conciencia de la necesidad de la pre-
servación del Avila, lo que fue decisivo para ini-
ciar el estudio sistematico que sirvió de soporte a
la declaratoria del Parque Nacional El Avila. Sin
embargo, debieron pasar cinco años hasta que
la Junta de Gobierno que presidió al país, luego
de la caída del dictador Marcos Perez Jimenez,
creara El Parque Nacional El Avila, el 12 de di-
ciembre de 1958, mediante Decreto Nº 473, apa-
recido en la Gaceta Oſcial Nº 25.841 de fecha
18 de diciembre de 1958. Este Decreto afectaba
62.192 ha del macizo El Avila. A grandes rasgos
el Decreto de creación de 1958 del area prote-
gida señala como límite en la vertiente norte la
cota altitudinal de 120 m.s.n.m y por el sur la cota
de 1.000 m de altitud, coincidente con la actual
Avenida Boyaca, tambien denominada por esta
razón la Cota Mil. Por el oeste los límites esta-
ban dados por el abra de Tacagua y por el este
las vertientes orientales de los valles de los ríos
Botuco, Chiquito y Araira. Por su parte, el 26 de
mayo de 1974, mediante Decreto Nº 114, publi-
cado en la Gaceta Oſcial Nº 30.408, de fecha 27
de junio de 1974, se amplió la superſcie del par-
que hacia el este en 827 hectareas, llegando a
la jurisdicción de la entonces Parroquia Caruao,
Departamento (hoy Estado) Vargas, Municipio
Higuerote, teniendo como lindero mas oriental
aproximadamente la carretera que une a las po-
blaciones de Birongo y Chirimena.
En consecuencia, según los anteriores dos de-
cretos, la superſcie oſcial total del area protegida
alcanzaba originalmente 63.019 ha. Sin embar-
go, es de aclarar que otro Decreto, el Nº 1.215,
de fecha 02 de noviembre de 1990, aparecido en
la Gaceta Oſcial Nº 34.665, de fecha 28 de fe-
brero de 1991, corrigió los límites señalados en
los Decretos 473 y 114 de fechas 12/12/1958 y
26/05/1974, respectivamente, modiſcando sus-
tancialmente la superſcie total del parque.
0,5$1'$ 00 (67$'2 0 ( 0 0 67$ 0 5
(67$'2 9$5*$6 ',675,72 &$3,7$/
(67$'2 $' $
$5$*8$ $5$*8 *8
(67$'2 7$'2
&$5$%2%2
67$'2
2-('(6
(67$'2 *8$5,&2 2 $
(67$'2 $1=2É7(* $1= 7( É '2 $1=
Isla La Tortuga
/$*2 '(
9$/(1&,$
6 5$&$6 6 $&$ &$5$&$6 &$5$&$6
$/(1&,$ $/ 9$ 99$ 99 $ / $/ 0$5$&$< 00
,5$ ,5$ /$*8$, $,,,
0$5&$5,%(
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
102
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Localización Geográfica
En la franja cordillerana del norte del territorio
nacional, justo entre los valles longitudinales de
Caracas, Guarenas-Guatire y el litoral central, se
interpone, a manera de una enorme muralla, el
gran macizo montañoso que nuestros aboríge-
nes llamaron Wariarepano(*), el conquistador es-
pañol Sierra Grande y los criollos descendientes
El Ávila. Forma parte fundamental de la llamada
Cordillera de la Costa; de la cual constituye su
sector central. A su vez, El Ávila es la expresión
orográfca mayor de todo el Sistema Montañoso
Caribe venezolano. En esta masiva y elevada
orografía se localiza la emblemática área natural
protegida que conocemos como el Parque Na-
cional El Ávila.
*WarairaRepano:Signifcasegúnlosconquistadores“SierraGrande”
Wariarepano:Signifcaenlenguacaribe“LugardeDantas”
Origen Geológico
El Sistema Montañoso Caribe y en consecuen-
cia, el macizo o sierra El Ávila, es la resultante de
un largo proceso tectónico de ascenso orográf-
co ocurrido desde fnales del período Cretáceo,
hace unos 85 millones de años; pero que tuvo su
máxima intensidad en el Paleógeno, 65 millones
de años atrás; e igualmente en el Neógeno con
una antigüedad de 5 a 6 millones de años.
En efecto, en el Eoceno comenzaron a producir-
se los efectos del encuentro en el norte del terri-
torio nacional de dos placas tectónicas: la Caribe,
más densa y la de Suramérica, menos densa.
La primera se desliza por debajo de la segunda
originando fuertes efectos compresivos que pro-
vocan la ascensión orográfca de la litosfera, ex-
presada en la formación del Sistema Montañoso
Caribe y, particularmente, de la Cordillera de la
Costa central; lo que ocurrió, como se dijo antes,
en los primeros períodos del Terciario y más in-
tensamente a fnales del mismo, es decir, en el
Mioceno e incluso a comienzos del Pleistoceno.
Los movimientos de subducción de las placas
tectónicas nombradas, la oceánica Caribe con
rumbo general hacia el este y la continental su-
ramericana hacia el oeste, dio origen a grandes
deformaciones de la estructura geológica de la
cordillera, expresada en plegamientos de amplio
radio de curvatura en forma de anticlinales y sin-
clinales. Igualmente, los movimientos tectónicos
produjeron notable metamorfsmo de las rocas
Fila Maestra
103
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
componentes; tanto de las de origen ígneo como
las sedimentarias de edad precámbrica y paleo-
zoica, respectivamente.
Por consiguiente, las dos grandes asociaciones
litológicas componentes del macizo del Ávila es-
tán conformadas por rocas de diferente grado
de metamorfsmo: Las de la Asociación Metamór-
fca Ávila, preponderante en el fanco sur, inte-
grada principalmente por gneises de ojos (auge-
neises) de composición granítica y mármoles de
la Formación Peña de Mora y la Asociación Me-
tamórfca La Costa, preponderante en el fanco
norte, integrada sobre todo por metaconglomera-
dos, esquistos, flitas por debajo de esquistos y
flitas cuarzo moscovíticos de la Formación Las
Brisas. Por su parte, los mecanismos tectónicos
formadores de la sierra del Ávila han producido
en su larga historia de funcionamiento importan-
tes y diversos sistemas de fallas geológicas, tan-
Pico Oriental
to longitudinales como transversales. Algunas de
estas fallas siguen siendo activas modernamen-
te, provocando movimientos sísmicos de gran in-
tensidad, como el de marzo de 1812 que afectó
de manera dramática a Caracas, al igual que el
de julio de 1967; ambos fueron originados por el
sistema de fallas Tacagua - El Ávila, el primero
perpendicular al eje orográfco del macizo y el se-
gundo longitudinal al mismo.
104
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO

PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Fuente: Cartocentro. Modelo a 30 m
2NCECUVGEVÎPKECUFG#OÃTKECFGN5WT%CTKDG[0C\EC
GPUWFQOKPKQFGEQPVCEVQVTKRNG
PLACA DE COCO
Expresiones montañosos
del Neógeno
Zonas de subcorrimiento Cadenas volcánicas
PLACA DE NORTE AMÉRICA
PLACA DE SUR AMÉRICA
NP
PLACA DEL CARIBE
PLACA DE
NAZCA
Tomado de Vivas L. "Los Andes Venezolanos" Caracas 1992
(TCIOGPVQFGNOQFGNQFGGNGXCEKÎPFGN/CEK\Q/QPVCÌQUQ'NXKNC
105
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
7 ETM + del Macizo Montañoso El Ávila
Fecha de adquisición 13-12-2000
Combinación de bandas RGB 453 Resolución 15 m
PrincipalesaccidentestectónicosdeVenezuela
Fuente: Fundación Venezolana de Investigaciones sismológicas (FUNVISIS), 1987.
FragmentoimagenLandsat
106
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Extensión y límites
Los cálculos de extensión del Parque Nacional
El Ávila y los límites del mismo, establecidos re-
cientemente de forma precisa por los técnicos de
la Unidad del Sistema de Información Geográfca
(SIG) de INPARQUES, utilizando procedimientos
y tecnologías modernas a tales fnes, señalan una
superfcie total para el parque de 82.398 ha, con
una longitud de 87 km. y una anchura promedio
de 16 km.

Localización Astronómica
El área está delimitada por las coordenadas si-
guientes:
10° 27’ 34” y 10° 37’ 44” Latitud Norte
66° 12’58” y 67° 00’ 58” Longitud Oeste
Límites geográfcos generales
Norte. Arranca en la quebrada Tacagua coin-
cidente con la curva de nivel 120 m.s.n.m y la
divisoria de aguas de los ríos Chiquito y Botuco,
luego asecendiente hasta la cota 400 hasta la
planicie barloventeña
Sur. Arranca en el valle de la quebrada Tacagua para
coincidir con la curva de nivel de los 1.000 m.s.n.m.,
siguiendo el trazado de la Autopista denominada Bo-
yacá o Cota Mil. Más hacia el oeste coindice con la
curva de nivel de los 500 m.s.n.m. hasta los valles de
Guarenas, Guatire y Araira.
Este. El límite coincide con el curso del río Arica-
gua en las curvas de nivel de 500 - 400 m.s.n.m.,
que a su vez coincide con la divisoria de aguas
entre los ríos Marasmitas y Cambural.
Oeste. Conforma el área defnida por una distancia
de 200 m.s.n.m., a la margen izquierda de la Auto-
pista Caracas - La Guaira y la quebrada Tacagua.
Coincide con la curva de nivel de 120 m.s.n.m.
Frente Norte. 52.415 ha, lo que representa el
36% de la extensión total del parque.
Casona de la antígua hacienda de café La Trinidad - Los Venados
Frente Norte - Vista al Mar Caribe
Frente Sur - Vista a Caracas Selva Nublada
Objetivos de la creación
del Parque
Con la creación de esta Área Bajo Régimen de
Administración Especial, se persiguen los obje-
tivos que se señalan a continuación:
• Conservar la biodiversidad del macizo El
Ávila, sus recursos naturales, sus bellezas
escénicas, sus medios ecológicos y sus re-
liquias históricas.
• Preservar la vegetación boscosa que sirve,
a su vez, como elemento protector del agua
de consumo de los pobladores de los valles
de Caracas, Guarenas y Guatire, así como
de importantes poblaciones del litoral cen-
tral. Al mismo tiempo, la vegetación de El
Ávila, cualquiera sea su tipo, juega papel
muy importante como factor moderador de
las crecidas violentas de los torrentes de
ambas vertientes del macizo y de varias
otras formas de erosión.
• Proteger la vegetación de El Ávila como
agente moderador que es de la contamina-
ción ambiental y de las altas temperaturas
de las zonas vecinas densamente pobladas.
• Conservar el medio montañoso del macizo
El Ávila como excelente área de recreación
y esparcimiento, igualmente como esce-
nario para la educación y la investigación
científca.
• Conservar y proteger la fauna del parque, a
través de la prohibición de su depredación
antrópica y la destrucción de sus hábitats
naturales.
• Conservar los sitios y reliquias históricas que
existen en el parque, tanto las prehispánicas
como las posteriores a este período.
• Preservar la sierra de El Ávila de la enor-
me presión ejercida sobre ella en razón del
crecimiento demográfco violento que han
experimentado los asentamientos urbanos
adyacentes a estos espacios.
• Preservar y conservar El Ávila como asien-
to de numerosas y exclusivas bellezas es-
cénicas que sirven de atracción turística y
contemplación por parte de pobladores ve-
cinos y visitantes nacionales y extranjeros.
108
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Relieve
El relieve de esta área protegida es totalmente montañoso, característico de
un macizo geológicamente joven; por consiguiente, muy abrupto, quebrado
y de considerables desniveles. Sin embargo, en rasgos generales es simple
y se distingue por presentar tres conjuntos fsiográfcos mayores, a saber:
Una fla montañosa maestra que jalona al relieve de oeste a este; al lado de
flas secundarias dispuestas en la misma dirección, particularmente existen-
tes en el sector más oriental del parque.
El frente montañoso del norte que da hacia el litoral central caribe.
El frente montañoso del sur que da hacia los valles longitudinales de Cara-
cas, Guarenas, Guatire y Araira.
Fila maestra
Se trata del eje de relieve mayor del macizo El Ávila; por consiguiente, el
más elevado y de alturas más sostenidas; aunque frecuentemente éstas se
ven interrumpidas por bajas hondonadas alternando con altos en forma de
picos y picachos. La llamada y conocida Silla de Caracas es un ejemplo de
ello; con su pico Oriental y Occidental separados por la hondonada respec-
tiva semejando en conjunto una silla de cabalgar.
La fla maestra se inicia al oeste en la cima de la vertiente derecha del abra
de Tacagua y luego de alargarse por unos 87 km, termina al oriente coinci-
diendo con la fnalización del parque.
Tanto la fla maestra como las flas secundarias son por lo regular estre-
chas, formadas por rocas ígneo - metamórfcas. En estos casos, los afora-
mientos rocosos usualmente están desprovistos de suelos y denudados de
vegetación, aunque puede haber una cobertura herbá-
cea, e incluso algunas veces también boscosa. Sin em-
bargo, no raras veces las flas o cimas montañosas son
más amplias, cubiertas con suelos gruesos y profundos
mantos de alteritas (rocas muy meteorizadas).
En estos casos suele crecer vegetación boscosa o ma-
torral de altura, dependiendo de la elevación y de la si-
tuación de abrigo a los vientos en que se encuentran las
cimas, para favorecer o desfavorecer la presencia de
una cubierta vegetal más o menos desarrollada.
Mucha de las flas montañosas sirven como espacios
para vías carreteras, caminos y senderos; o bien para la
construcción de viviendas y algunos sembradíos.
La fla maestra es en parte aguas o divisoria entre los
frentes montañosos norte y sur del parque; es decir, sir-
ve de gran divisoria de aguas entre la red hidrográfca
que drena al mar Caribe y la que drena hacia el sur y
desemboca en los ríos Guaire, Guarenas y Guatire prin-
cipalmente.
La Fila Maestra es el eje de relieve dominante
110
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO

PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
3.000
2.000
1.000
0
Caracas
Fila Maestra
Caraballeda
Mar
Caribe
Frente Sur Frente Norte
2.5 7.5 12.5 17.5 24.11
Metros
km
Metros
3.000
2.500
2.000
1.500
1.000
500
0
Sector
Catuche
Sector
Hoyo de
la Cumbre
Picacho
de Galipan
1978 m
Cerro
El Avila
2459 m
Pico
Occidental
2478 m
Pico
Oriental
2640 m
Pico
Naiguata
2765 m
Topo
Galindo
2600 m
Topo
Garate
2020 m
Topo
Macanillal
2190 m
Pico
Ìzcaragua
2270 m
Topo
Orismao
2210 m Pico
Meregote
1190 m
Pico
Pescual
2090 m
Sector Oriental
Silla de
Caracas
2GTſNNQPIKVWFKPCNFGN2CTSWG
#NVKVWFGUFGN2CTSWG
111
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO

PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
02'(/2'((/(9$&,Ð1'(7(55(12
3$548(1$&,21$/(/É9,/$:$5,$5(3$12
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
DATOS TÉCNICOS
Modelo de Elevación a 30 m
Fuente: Cartocentro ÌGVSB
Sistema de Referencia
Proyección Universal Transversal Mercator (UTM)
Datun: Regven
Elipsoide GRS 80
Huso: 19
Lindero del Parque Nacional El Ávila (Wariarepano)
En un perſl longitudinal de la ſla maestra del
Parque Nacional El Avila, se distinguen en suce-
sión oeste-este, las alturas mayores que se indi-
can, siendo la del Pico Naiguata la culminante a
2.765 m.s.n.m:
Picacho de Galipan: 1.978 m de altura Ŗ
Cerro El Avila: 2.459 m de altura Ŗ
Pico Occidental 2.478 m de altura Ŗ
Pico Oriental: 2.640 m de altura Ŗ
Topo Galindo: 2.600 m de altura Ŗ
Topo Garate: 2.020 m de altura Ŗ
Topo Macanillal: 2.190 m de altura Ŗ
Topo Tacamahaco: 2.270 m Ŗ
de altura
Pico Ìzcaragua: 2.270 m de altura Ŗ
Topo Orismao: 2.210 m de altura Ŗ
Pico Meregote: 1.190 m de altura Ŗ
Fila Bebedero: 2.110 m de altura Ŗ
Pico Pescual: 2.090 m de altura Ŗ
Pico Arandula: 1.470 m de altura Ŗ
Pico Los Caracas: 1.550 m Ŗ
de altura
Pico Zamurito: 2.050 m de altura Ŗ
Pilón de los Aguacates: 1.870 m Ŗ
de altura
Topo Cogollal: 1.722 m de altura Ŗ
Topo La Mesa: 1.760 m de altura Ŗ
Topo Majagual: 1.864 m de altura Ŗ
Entre el nivel del mar, a cero metros de altura y
el Pico Naiquata a 2.765 m, hay una distancia de
tan solo 7,5 km y entre este y el valle de Caracas
a 950 m.s.n.m, existe una distancia de apenas
5 km, lo cual indica el caracter muy abrupto de
ambos frentes montañosos.
3.000
2.000
1.000
0
Metros
Caracas
2765m
Pico
Naiguata
Naiguata
Mar
Caribe
2.5 7.5 12.5 17.5 24.1 km
2GTſNNQPIKVWFKPCNFGN2CTSWG
112
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Frente norte
El frente montañoso del norte es mucho más
largo y de mayor extensión que el del sur. En
efecto, tiene una superfcie de 52.415 ha, lo que
representa el 64 % de la totalidad del parque. Se
prolonga en toda la longitud oeste-este del área
protegida, mientras que el frente sur va desde el
límite oeste hasta el Topo Cogollal (1.722 m ),
a partir del cual la superfcie del parque es sólo
dominio del frente norte, salvo un reducido sector
en el extremo oriental donde el frente sur vuelve
a tener representación.
El rasgo general que distingue al relieve de este
frente es, por una parte, su muy marcada inclina-
ción como un todo considerado y por la otra, la
fortísima inclinación de las vertientes individuali-
zadas de cada subcuenca. Igualmente, caracteri-
za a su fsiografía la profundidad de sus entalles,
lo que le confere al conjunto un diseño marcado
por la abruptez, la irregularidad y lo quebrado de
la superfcie.
El frente norte prácticamente en toda su longitud
entra en contacto directo y a pico con el mar, sin
que medie entre el nivel marino y el pie de las
vertientes franjas litorales amplias. En verdad,
este sector litoral central caribe es sumamente
estrecho y apenas hay una franja angosta entre
Catia de la Mar y Camurí Grande, formada por
conos de deyección construidos por los torrentes
venidos del frente montañoso. El restante litoral
es prácticamente una línea que se dibuja entre el
pie de vertientes y el nivel marino.
La intensa disección del relieve del frente ha pro-
vocado la individualización de una densa red de
colinas y lomeríos de ejes con dirección norte sur.
Sus cimas son muy agudizadas y las vertientes
abruptas se encuentran separadas por profun-
dos valles, en el fondo de los cuales no existen
acumulaciones sedimentarias importantes.
Algunos lomeríos, sin embargo, sobre todo los
del sector inferior más occidental, presentan ci-
mas achatadas como consecuencia del aplana-
miento que por erosión ha sufrido el manto de
alteritas o regolito que soportan, producto de la
intensa meteorización a la que han estado so-
metidas las rocas esquistosas del complejo La
Costa que afora en dicho sector.
El paisaje generalizado del frente norte, además
de lo quebrado que es y la enorme inclinación
que lo distinguen, se caracteriza también por la
presencia de una muy extensa cubierta vegetal,
particularmente boscosa bien conservada.
El Parque Nacional El Ávila - Wariarepano en contacto con el Litoral Caribe
Frente Norte
113
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Frente sur
El imponente frente sur del parque mira a los
Valles de Caracas, Guarenas y Guatire. Es más
corto, más estrecho y de menor superfcie que
el del norte. A su vez, se presenta sumamente
abrupto y tan quebrado como éste. Desde los an-
teriormente nombrados valles longitudinales que
lo delimitan, es fácilmente distinguible la estre-
cha fla montañosa maestra que le sirve de cul-
minación topográfca, con su sucesión de picos,
picachos y topos.
El frente norte, además de espectáculo visual, sir-
ve de pulmón oxigenador y moderador del clima
tropical de los pobladores de los valles de Cara-
cas y Guarenas - Guatire. El frente se extiende
desde la cima de la vertiente oriental del abra de
Tacagua al oeste hasta el Topo Cogollal, situado
a 1.722 m de altura al este; a partir del cual el
frente avileño ya deja ser dominio del área prote-
gida como tal. En el extremo oriental del parque
éste vuelve a tener un reducido espacio de frente
sur. La dominante del relieve de este frente está
dada por la marcada inclinación de las vertientes,
la profundidad de los cauces de la red hidrográf-
ca, la convexidad generalizada de las vertientes
y la estrechez de las cimas de la densa red de
colinas y lomeríos que diseñan el frente.
La red de lomeríos y colinas, alargados por lo
regular de norte a sur, han sido el producto de
la intensa incisión lineal que ha sufrido el frente
montañoso a través de los torrentes muy nume-
rosos que allí se han formado. En todo caso, co-
linas y lomeríos frecuentemente están cortados y
desplazados particularmente en sus sectores in-
feriores por el juego de las fallas geológicas que
afectan el frente; por consiguiente, se trata en
muchas ocasiones de fallas que al funcionar se
transformaron luego por erosión en lomas más
aplanadas y achatadas, situadas en franca rup-
tura de pendiente en la parte fnal de las colinas
superiores de cimas muy estrechas de dirección
norte-sur.
El complejo de fallas El Ávila que afecta marca-
damente la parte inferior del frente sur, en efecto,
han sido muy activas, incluso en épocas geoló-
gicas e históricas recientes, como lo demuestran
algunos movimientos sísmicos ocurridos que
afectaron a la ciudad de Caracas. Tales los ca-
sos del gran terremoto de marzo de 1812 y el de
julio de 1967.
El frente montañoso sur ha sido tradicionalmente
el mejor explorado y conocido de todo el Parque
Nacional El Ávila, como consecuencia de estar
localizado en las adyacencias de la mayor urbe
del país. A su vez, es sitio de contemplación, de
excursionismo, de esparcimiento y laboratorio
de estudio de varias ciencias naturales, desde
la misma fecha de la visita que a él hicieran los
naturalistas Humboldt y Bonpland en 1800, quie-
nes por vez primera ascendieron a la llamada Si-
lla de Caracas.
Por su parte, el frente sur también ha sido desde
la misma llegada de los conquistadores espa-
ñoles objeto de presión para su ocupación. En
épocas más recientes la presión sobre esta parte
del área protegida ha aumentado considerable-
mente como producto del violento crecimiento
demográfco experimentado por las ciudades ad-
yacentes.
Sin embargo, hasta ahora esa fuerte y contínua
presión ha sido bien repelida por la condición que
tiene desde 1958 El Ávila como unidad natural
protegida. De manera que la cubierta vegetal,
particularmente la boscosa, continúa cubriendo
la extensión determinante del frente sur.
El bosque de la vertiente norte
Flora de la Vertiente
114
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Clima
Tanto la altitud, como la masividad y exposición
del relieve del Parque Nacional El Ávila introdu-
cen fuertes modifcaciones al clima zonal tropical
que por su latitud debería corresponderle a este
espacio territorial.
En efecto, las diferentes franjas altitudinales pro-
vocan cambios en los valores de la temperatura,
así como la masividad y exposición oeste - este
del macizo montañoso obliga a una ascensión
forzada de las masas de aire húmedo venidas
del norte - noreste como es el caso de los vien-
tos alisios, que a su vez, descargan volúmenes
diversos de precipitación según se asciende en
altitud; lo cual es aún más marcado en la vertien-
te norte del parque.
La resultante de estos cambios de temperatura
y precipitación desde la base del macizo El Ávi-
la hasta sus alturas culminantes, es la presencia
de variados pisos climáticos, los que se refejan
también en la variedad vertical de la biodiversi-
dad, y particularmente en los diferentes paisajes
de vegetación que allí existen.
La precipitación en general es más abundante en
la vertiente norte que en la del sur; sin embargo,
en esta última no se presenta una faja seca se-
miárida como si es el caso del litoral septentrio-
nal, cuyos promedios anuales apenas llegan a
500-600 mm hasta alturas que pueden alcanzar
la cota de 600 m.s.n.m.
Para ambos frentes montañosos la lluviosidad se
incrementa con la altitud, hasta llegar a óptimos,
alrededor de los 1.800-2.000 m.s.n.m. A su vez,
las franjas mayores de neblina en el macizo ocu-
rren, para la vertiente norte entre 1.200 y 2.000
/ 2.200 m.s.n.m, mientras que en la del sur se
establecen desde 1.700 - 1.800 m.s.n.m. Estas
franjas de neblina coinciden con el mayor de-
sarrollo del bosque nublado y se presentan fre-
cuentemente durante todo el año, especialmente
en la época de lluvias.
En la vertiente norte del parque es muy evidente
el tipo climático semiárido del corredor costanero
hasta elevaciones de alrededor de 600 m.s.n.m;
con temperatura media anual de 26.2 °C, baja
nubosidad, alta insolación y vientos alisios domi-
nantes del noreste con velocidades bajas entre
1.6 y 2.8 m/s. El período húmedo; es decir, me-
ses con más de 50 mm en promedio va de junio
a diciembre; mientras que en el resto del año son
más secos. Sin embargo, por encima de 1.200
m las condiciones climáticas cambian y el clima
se hace más fresco y más húmedo, llegando a
ser mesotérmico subhúmedo, cuyos promedios
de precipitación se hayan entre 800 a 1.200 mm.
Ya en las partes más altas del norte, el clima del
parque es frío con temperaturas anuales entre 14
y 10 °C, variando de subhúmedo a húmedo.
La estación meteorológica de Maiquetía es la más
representativa de la faja litoral septentrional.
Es muy importante recalcar que las condiciones
climatológicas “normales” de la vertiente norte del
parque, varias veces se han visto modifcadas
drásticamente por eventos meteorológicos ex-
traordinarios que se presentan cíclicamente, es-
pecialmente en los dos últimos meses del año
Históricamente se han producido eventos excep-
cionales muy destructores; particularmente es
bien conocido por los daños humanos y materia-
Climassecos
LitoralCentral
115
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
les ocasionados en diciembre de 1999, debido a
los brutales deslaves que afectaron las vertientes
y litoral norte del parque.
En esta ocasión condiciones meteorológicas ex-
traordinarias guiadas por la presencia de vagua-
das y relictos de frentes fríos venidos del norte,
produjeron volúmenes de lluvia en pocos días
que multiplicaron por centenas los valores pro-
medios anuales.
En la estación de Maiquetía cayeron, entre el 01
al 13 de diciembre de 1999, un total de 293 mm y
entre los días 14-15-16 del mismo mes se regis-
traron los siguientes valores:
Día 14/12/1999: 120,0 mm
Día 15/12/1999: 380,7 mm
Día 16/12/1999: 410,4 mm
Para un total de 1.204 mm. de lluvia en sólo 17
días, mientras que el promedio de diciembre en di-
cha estación es de 74,5 mm y para el año comple-
to se eleva solo a 530,5 mm. Todo lo cual indica la
magnitud del evento extraordinario que afectó la
vertiente norte del parque entonces, con acarreo
de volúmenes gigantescos de material sólido por
parte de los numerosos torrentes que forman la
red hidrográfca de este sector del parque.
Por su parte, se calcula que para el mismo pe-
ríodo del 01 al 17 de diciembre los promedios de
precipitación fueron del orden de 1.500 -1.600
mm a 900 m de altitud.
Cantidaddelluviaregistradaendiciembre,1999
MaiquetíayMamo
Bosque Nublado
116
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Para la vertiente sur del parque los tres climo-
diagramas que se presentan a continuación ca-
racterizan el clima de este sector. El de San José
del Ávila, a 999 m de altitud es una muestra de tipo
macroclimático dominante del valle de Caracas.
Se distingue por ser un clima biestacional con una
época más seca presente en los primeros meses
del año (diciembre-abril) y una época húmeda
durante el resto del año. El tipo correspondiente
a la Subida Pico Ávila a 1.250 m de altitud, se
distingue por una época de sequía predominante
entre los meses de febrero a abril y otra de mayor
precipitación durante el resto del año.
En el tercer climodiagrama, correspondiente a
la estación Hotel Humboldt a 2.129 m de altitud,
se nota claramente un período más seco que se
contrae a sólo los meses de enero y febrero y
un período más húmedo presente en el resto del
año.
La temperatura media anual al pie del Ávila (950 m)
es de 21 °C; mientras que es de 13 °C en la cumbre
del Cerro Ávila y a 10 °C en el Pico Naiquatá, a
2.750 m de altitud.
50
40
30
20
10
0
100
99
80
70
60
50
40
30
20
10
0
mm
200
-21° 815.7 mm CARACAS - San José del Ávila (999 m)
(10 años)
E F M A M J J A S O N D
Climadiagrama de la Estación “San José del Ávila” (999 m.s.n.m.) Climadiagrama de Caracas subida “Pico Ávila” (1 .250 m.s.n.m.) Climadiagrama de la Estación “Hotel Humboldt” (2.129 m.s.n.m.)
50
40
30
20
10
100
99
80
70
60
50
40
30
20
10
0
mm
200
-19° 1.121 mm
0
E F M A M J J A S O N D
ºC
CARACAS - Pico Ávila (2.250 m)
(25 años)
50
40
30
20
10
100
99
80
70
60
50
40
30
20
10
0
mm
200
13.5° 925 mm CARACAS - Hotel Humboldt (2.129 m)
(15 años)
0
E F M A M J J A S O N D
ºC
117
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Red Hidrográfica
El importante volumen de agua superfcial que se
genera en el parque drena a una sola cuenca de
recepción: la del mar Caribe. Lo hace, a través de
la densa red de cursos que desembocan directa-
mente en el litoral central, en lo que corresponde
a la vertiente norte e indirectamente, sobre todo
por intermedio del río Tuy, en lo que corresponde
a la vertiente sur.
En ambos casos la red hidrográfca es muy den-
sa, compuesta por abundante número de ríos,
riachuelos y quebradas que forman numerosas
subcuencas y microcuencas.
En rasgos generales la red se caracteriza por
cursos de agua cortos, de cauces muy profun-
dos; frecuentemente paralelos entre sí y marca-
damente rectilíneos. Forman valles estrechos y
delimitados por vertientes abruptas. Igualmente,
se trata de cursos con perfles longitudinales su-
mamente inclinados, muchas veces formando
saltos y caídas.
Las subcuencas se individualizan mediante di-
visorias estrechas. De manera que tanto para
la vertiente norte, como para la vertiente sur, la
red de drenaje del parque es muy torrencial, con
componentes de alta capacidad de transporte y
sedimentación en sus respectivas desemboca-
duras; donde con frecuencia edifcan conos de
deyección de diverso tamaño y material sedi-
mentario de gran grosor.
Vertiente norte
La red hidrográfca de la vertiente norte del par-
que es la más densa, con componentes más lar-
gos y cuencas más amplias. Alimenta de agua
dulce a una importante población litoral asentada
casi siempre en los conos de deyección termina-
les de los principales cursos.
Asimismo, históricamente, sobre todo en el sector
oeste litoral, es donde han ocurrido los mayores
desastres producidos por deslaves, deslizamien-
tos e inundaciones ocasionados por las crecidas
violentas de los torrentes venidos de la vertiente
norte del parque. Particularmente destaca el de-
sastre ocurrido en diciembre de 1999 que afectó
severamente la franja litoral septentrional entre
Catia de la Mar al oeste y Camurí Chico al este.
Esta zona coincide con una red de drenaje suma-
mente torrencial compuesta por ríos con cuencas
relativamente amplias y presencia de alveolos de
meteorización profundos en esquistos y gneises
muy alterados.
Red Hidrográfica del parque
118
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Entre los principales cursos de agua que destacan en la vertiente
norte del parque se encuentran, de oeste a este:
• El río Tacagua; sirve de límite occidental del parque; cuyo recorrido
está guiado por la falla geológica del mismo nombre.
• Río Piedra Azul, construyó el cono de deyección donde se desarrolló
parte de Maiquetía.
• Quebrada Osorio, ocupado su cono de deyección en parte por la Guaira.
• Quebrada La Cueva, en cuyo cono de deyección se construyó Macuto.
• Río Camurí Chico; en cuyo cono de deyección se edifcó Camurí Chico.
• Río San Julián; caracterizado por su alto poder erosivo y de transporte.
Construyó el amplio cono de deyección donde se edifcó Caraballeda.
Durante los deslaves de diciembre de 1999, destruyó la urbanización
Los corales y en parte a Caraballeda propiamente dicha.
• Quebrada Uria, en cuyo cono de deyección se construyó Carmen de
Uria, población arrasada en diciembre 1999.
• Río Naiguatá; importante curso de agua. En su cono de deyección se
edifcó la población de Naiguatá.
• Río Camurí Grande; en cuyo cono de deyección está edifcado el asen-
tamiento urbano Camurí Grande.
• Quebrada Anare. En su cono de deyección se edifcó la población de
Anare.
• Ríos Los Caracas y Botuco; importante río donde está edifcada la
“Ciudad Vacacional” del mismo nombre.
• Varios importantes cursos de agua se localizan al este de Los Caracas,
desembocando directamente en el mar sin haber construido conos de
deyección importantes; entre ellos se tienen los ríos Osma, Oritapo,
Todasana, La Sabana y río Caruao. Se trata de cuencas muy bien con-
servadas cubiertas de espesa vegetación boscosa generando agua
abundante y muy pura.
Vertiente sur
La vertiente sur del parque se distingue por tener una red hidrográfca de
intrincado diseño, densa y conformada por torrentes cortos, paralelos en-
tre sí, con cauces profundos y perfles longitudinales muy quebrados. Las
rupturas frecuentes de pendientes originan abundantes caídas y saltos de
agua. Buena parte de estos torrentes han construido a lo largo de su pasa-
do geológico, numerosos conos de deyección individuales y coalescentes
que tapizan los valles del Guaire, Guarenas y Guatire, para así servir de
asiento a buena parte de la ciudad de Caracas y de Guarenas - Guatire.
Entre los cursos de agua más importantes nacidos y formados en la ver-
tiente sur del parque, tenemos:
• Quebrada Chacaito. Bien conocida por los excursionistas por lo pinto-
resco de su valle.
• Quebrada Quintero. Caracterizada por la abundancia de caídas y sal-
tos que presenta a lo largo de su perfl longitudinal. Muy conocida por
excursionistas.
• Quebradas Tócome, Ayala, Galindo, Caurimare, La Julia, Sebucán,
Arauco, Auyamita y Guaras.
• Quebrada del Norte, Galindo, Cotiza y Catuche.
• Ríos Guatire, río del Norte y río Araira.
Las caídas de agua son frecuentes en el Parque Nacional El Ávila - Wariarepano
La vertiente sur del Parque Nacional El Ávila - Wariarepano en contacto
con la ciudad de Caracas
121
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Paisajes vegetales
La sucesión altitudinal del relieve del Parque Na-
cional El Ávila, se traduce en marcadas diferen-
cias de los valores de temperatura y lluviosidad a
medida que se asciende, tanto por el frente nor-
te, como por el sur. Ambos elementos producen,
a su vez, modifcaciones sustanciales en la biodi-
versidad, particularmente en cuanto a la cubierta
vegetal del parque se refere; originando una rica
variación de Zonas Fitogeográfcas que van des-
de el bosque xerofítico del litoral norteño, hasta
el paisaje vegetal subparamero de las mayores
altitudes de la fla maestra.
Vertiente sur
Julián Steyermark y Otto Huber en su libro “Flo-
ra del Ávila” (1978) señalan la existencia de las
siguientes fajas horizontales de vegetación para
la vertiente sur:
• Las Sabanas.
• Selvas de Galería.
• Selva veranera o tropófla.
• Selva de transición.
• Selva nublada.
• Subpáramo.
• Vegetación secundaria.
Sabanas. Ocupan una amplia extensión de las
vertientes bajas. Se trata de formaciones vege-
tales secundarias, producto de la intensa intervención antrópica a que han
estado sometidos por largo tiempo estos espacios, incluso desde el período
prehispánico. Los tres tipos de sabana más representativos son la sabana
primaria de (Axonopetum pulchri); el llamado “Gamelotal” de (Panicetum
maximi) y el “Pasto melado” o (Melinetum multiforae); estos dos últimos
representativos de las sabanas secundarias.
El (Melinetum) es la cubierta sabanera más abundante, pudiendo llegar has-
ta 1.700 m de altura. Por su parte, el (Panicetum) está mejor desarrollado en
las zonas más bajas, entre 900 - 1.500 m de altura.
(Axenopetum) es una cubierta más restringida a las áreas más secas. (Axo-
nopetum) cuenta con unas 101 especies distribuidas en 25 familias de plan-
tas superiores. (Melinetum) tiene 109 especies en 29 familias y el (Panice-
tum) cuenta con 73 especies en 16 familias.
Selvas de galería. Amparadas en situación de abrigo ante los incendios
que frecuentemente ocurren; así como en condiciones de mayor humedad
y fertilidad de los suelos, a lo largo de numerosos cursos de agua y depre-
siones se conserva la cubierta vegetal que se denomina selva de galería.
Es un bosque denso, aunque secundario puesto que se considera relicto del
bosque primario intervenido por acción antrópica. La composición forística
del bosque de galería es muy heterogénea conformada por elementos de
diversas fajas vegetacionales.
Los árboles más característicos de esta cubierta son Cuagea pubescens
Meliaceae y varias especies de Mirtáceas. La presencia de Inga (guamo) es
notable en este tipo de cubierta vegetal. Este fue un árbol muy utilizado
como sombra de los cafetales. Abundancia de epíftas y trepadoras es tam-
bién característico.
Posee un estrato muy denso, de difícil penetración. Pueden encontrarse
especies de cardones, pero no son abundantes. En época de lluvias este
paisaje vegetal luce muy exuberante.
Selva veranera. Se trata de una selva tropófla o decidua, presentando un
50-60% de especies arbóreas que pierden sus hojas en la época más seca
del año; es decir, entre enero y mayo cuando toma una coloración grisá-
cea; sin embargo, en el sotobosque existen especies siempreverdes. Este
tipo boscoso ha sido también afectado frecuentemente por el fuego recu-
rrente anual. Varias especies de (Eucalyptus sp.) han sido introducidas en
estas franjas vegetacionales. Las familias predominantes son la Legumi-
nosas, Myrtaceas, Bignoniáceas, Meliáceas y Rubiáceas. Muchos árboles
pueden alcanzar alturas hasta de 15-20 m con copas triangulares.
Selva de transición. Ocupa una estrecha franja de transición entre la sel-
va tropófla o veranera y el bosque ombróflo. Es un paisaje más o menos
intervenido. Anteriormente lo fue para dedicar espacios al cultivo del café;
de manera que se introdujeron como árboles de sombra del cafeto espe-
cies como (Inga sp.) guamo (Eritrina poeppiggiana) bucare rojo. El estrato
arbustivo es denso y el arbusto más representativo es Yagüero (Panopsis
suaveolens) (Grachybotrys rube sp.) y el Santa María (Meriana longifolia).
Sabana secundaria de capín melao (Melinis minutiflora)
122
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Entre los árboles originarios y dominantes de
esta cubierta vegetal se encuentran (Ficus sp.),
(Guarea kunthiana) el salado (Guapira ferrugi-
nea), el canalete (Zinowiewia australis), Helio-
carpus americanus, (Turpinia occidentalis). La
selva de transición ocupa generalmente altitudes
comprendidas entre 1.600 - 1.800 m.
Selva nublada. Al igual que en otras zonas
montañosas del país las selvas nubladas del
Parque Nacional El Ávila es el paisaje vegetal
más destacado de esta unidad protegida. Esta
faja vegetacional se sitúa entre 1.750 -1.850 y
2.000 -2.200 m de altitud, coincidente con la den-
sa capa de niebla que cubre a ambos frentes del
parque, particularmente en horas de la tarde.
Coincide igualmente con una franja de tierras de
elevada pluviosidad, que le confere carácter su-
perhúmedo con bajos índices de evaporación.
Tales circunstancias ecológicas, al igual que la
protección natural que tiene la cubierta vegetal
por lo inaccesible del relieve donde se desarro-
lla, así como el éxito mismo que ha signifcado
la condición jurídica de Parque Nacional, expli-
can en conjunto que la selva nublada de El Ávila,
tanto en su frente norte como en el sur, sea una
cubierta vegetal muy bien preservada e impre-
sionante por su exuberancia, riqueza vegetal y
extensa superfcie que cubre en el parque.
Muy complejo es el mundo vegetal de la selva
nublada del macizo El Ávila. Se reconoce fácil-
mente no sólo por su frondosidad, sino también
por la abundancia de palmas que se desarrollan
especialmente en el estrato arbóreo. Entre es-
tas palmas las más comunes son (Catoblastus
praemorsus) palma prapa, (Geonama interrapta)
caña molinilla y la bella, y conocida (Ceroxylon
Ceripherum) palma bendita; esta última se de-
sarrolla en la parte más alta de la franja de la
selva nublada.
Un árbol emblemático del bosque nublado avi-
leño son los pinabetes (Podocarpus oleifolius) y
(Podocarpus salicifolius), representantes del úni-
co género de Coníferas autóctonas de Venezue-
la. Por su parte, un árbol muy típico es el (Clusia
multifora) Copey el cual muchas veces domina el
estrato arbóreo.
Las epíftas, particularmente orquídeas y brome-
lias son sumamente abundantes particularmente
en las ramas superiores y copas de los árboles.
Las lianas y bejucos son en cambio menos abun-
dantes en el bosque no perturbado. Bromelias
y orquídeas constituyen una verdadera riqueza
del bosque nublado, por su enorme abundancia
y belleza. Bromelias y orquídeas conforman un
verdadero “reino” vegetal en el bosque avileño
de altura.
Subpáramo. Se refere a una cubierta vegetal
presente en altitudes superiores a 2.200 - 2.300
m; sin embargo, no llega a ser una vegetación
paramera propiamente dicha, pero si adaptada a
constantes vientos y bajas de temperatura. Existe
en esta cubierta un único representante del gé-
nero Espeletia; se trata de (Espeletia nerifolia)
Incienso con porte arbustivo. Algunos autores
consideran que el subpáramo es una vegetación
secundaria resultante de intervención humana
contínua.
La cubierta subpáramo es arbustiva, de densidad
y altura variables según las condiciones ecoló-
gicas predominantes. La especie dominante en
este tipo de matorral es (Espeletia neriifolia) in-
cienso que incluso puede alcanzar hasta seis
metros de altura en las mejores condiciones.
Una planta muy llamativa y bien conocida de la
vegetación subparamo es (Bejaria glauca) Rosa
del Avila; se trata de un arbusto bajo encontrado
también en la selva nublada.
Vegetación secundaria. Steyermark y Huber
(1978) denominan vegetación secundaria a un
tipo de cubierta vegetal azonal. Está presente en
diversas condiciones ecológicas, producto de la
intervención humana de las cubiertas vegetales
primarias.
De manera que es un tipo de vegetación desarro-
llado independientemente de la altitud y compues-
to por plantas invasoras muy agresivas y poco
exigentes desde el punto de vista ecológico.
En la vegetación de sabana suelen instalarse
dos especies de gramíneas invasoras muy co-
nocidas; la llamada Capim melado o Capim me-
lao (Melinis minutifora) y el gamelote (Panicum
maximun).
Otra especie introducida presente entre la vege-
tación secundaria son los eucaliptos (Eucalyptus
sp), también los (pinus sp.), son especies exóti-
cas presentes en la vegetación secundaria.
Entre la vegetación secundaria bien conocida
en el parque se distinguen abundantes parches
cultivados con carácter comercial, como el (Eu-
calyptus sp.); igualmente se han venido multipli-
cando los helechales, tanto cultivados, como los
espontáneos como (Pteridium caudatum), planta
muy invasora de los espacios sometidos a incen-
dios.
Finalmente, se deben mencionar los cultivos de
hortalizas y de plantas ornamentales, particular-
mente presentes en la vertiente norte del parque,
producto de actividades desarrolladas por los po-
bladores autóctonos.
La selva nublada de El Ávila - Wariarepano
Vertiente norte
En el frente septentrional del parque se repiten
muchos de los patrones que caracterizan la cu-
bierta vegetal del frente sur. Sin embargo, par-
ticularmente distingue a este frente, la presencia
destacada del Bosque xerofítico; inexistente en
la vertiente sur.
El bosque xerofítico se extiende en el parque
desde el nivel del mar hasta unos 600 metros de
altura. La cubierta se distingue por la presencia
de cardonales y cujizales. Domina el llamado cují
negro (Acacia macracantha), el dividí (Caesal-
pinia coriaria) el palo verde (Careidium precox)
yacures (Pithecellobium sp). Entre los cardones
destaca el Cardón dato gigante (Stenocereus
griseus) y entre las tunas destaca la tuna brava
(Opuntia caracasana).
Este tipo de vegetación es de bosque bajo y ralo,
adaptado a condiciones inhóspitas de baja lluvio-
sidad y suelos muy mineralizados producto de in-
tensa meteorización de las rocas. El llamado indio
desnudo (Brusera simaruba) es un representante
muy distinguido de esta cubierta vegetal.
El bosque tropóflo o deciduo en esta vertiente
está bien extendido, incluso desde los 300 m de
altitud, pero más frecuentemente a partir de los
600 m.
Por su parte, el bosque de transición es muy co-
mún por encima de los 800 m de altitud.
El bosque nublado del frente norte está suma-
mente extendido y bien conservado, ocupando
espacios mucho mayores en esta vertiente en
comparación con la del sur.
Selva veranera
Sabana
Selva de transición
Vertiente norte
Selva nublada
124
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Fauna
Además de abundante, la fauna del Parque Na-
cional El Ávila es muy variada. Sin embargo, resta
aun bastante por conocer sobre esta materia de
la rica biodiversidad avileña; particularmente en el
sector oriental de la unidad, el cual es el menos
conocido en cuanto a fauna silvestre se refere.
Entre los mamíferos se ha reportado la presen-
cia de 95 especies, pertenecientes a nueve ór-
denes y veintiocho familias, lo cual representa
el 53,4% de lo indicado para la Cordillera de la
Costa Central y aproximadamente el 28,9% del
total para Venezuela. Es de señalar que debi-
do a los impactos negativos que han tenido los
habitats del parque muchas de las especies re-
gistradas están en peligro de desaparecer. En la
Lista Roja de la Fauna Venezolana, el 18% de
los mamíferos de El Ávila aparecen como ame-
nazados por diversas razones. Son los casos del
mono araña (Ateles hybridus) la comadreja lanu-
da (Caluromys philander), el murciélago longiros-
tro (Anoura latidens), el murciélago de ventosa
(Thyroptera discifera) el conejo montañero (Syl-
vilagus brasiliensis). Además se citan como es-
pecies vulnerables el gato de monte (Leopardus
tigrinus) el jaguar (Panthera onca) puercoespín
escarchado (Sphiggurus pruinosus).
Independientemente del grado de amenaza en
que se pueden encontrar los mamíferos del par-
que destacan entre ellos el jaguar (Panthera onca)
el puma (Puma concolor) y el tigrillo (Leopardus
tigrina). Igualmente, abunda la pereza (Bradypus
variegatus) la comadreja (Mustela frenata) el zorro
guapán (Eira barbara) el conejo de monte (Sylvila-
gus brasiliensis). La presencia de los monos ara-
El puercoespín (Coendou prehensilis) es un
mamífero comúnmente registrado en los es-
pacios del parque, igualmente el cachicamo
(Dasypus novemcinctus) tiene allí presencia;
al igual que las ardillas (Scirus granatensis).
La presencia de la lapa (Agouti paca) se ha
señalado con frecuencia.
Los reptiles, al igual que los mamíferos abun-
dan igualmente en El Ávila. Ofdios venenosos
como la tigra mariposa (Bothrops venezuelen-
sis) y varias otras especies de Botrops han sido
reportadas, muchas veces; como la Guayacán
(Bothrops colombiensis), mapanare o viejita (Bo-
throps medusa). También abunda la cascabel
(Crotalus durissus) y se ha reportado la coral
(Micrurus isozonus).
Las especies de ofidios no venenosos son
abundantes, como la lora o verdegallo (Lepto-
phis ahaetulla), la cazadora (Drymarchon me-
lanurus) la rabo amarillo (Drymarchon corais).
La tragavenado o boa (Boa constrictor) es
frecuente en el parque al igual que la bejuca
(Oxybelis aeneus) y la falsa coral (Oxyrhopus
petola).
guatos (Alouatta seniculus), es común también.
Aunque diezmados y amenazados se reportan en
el parque el venado matacán (Mazama america-
na) e incluso la danta (Tapirus terrestris).
Cachicamo (Dasypus novemcinctus).
Ardilla (Sciurus granatensis).
Pereza (Bradypus variegatus)
126
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Avifauna
La riqueza de la avifauna del Parque Nacional El
Ávila es reconocida nacional e internacionalmen-
te. El licenciado Gustavo Jiménez, especialista
en aves al servicio de INPARQUES señala que
en los espacios de esta gran unidad protegida
existen reportadas hasta ahora 510 especies de
aves, de las 1.390 existentes en Venezuela.
Jiménez hace la relación que sigue sobre las
aves del parque, basado en los diferentes paisa-
jes vegetales allí existentes.
Comencemos con el grupo foral más seco como
los Arbustales Xenóflos Litorales. En estos secto-
res se pueden encontrar especies como el Colibrí
pecho canela (Glaucis hirsuta) que se le observa
en los matorrales y vegetación baja; el Colibrí an-
teado (Leucippus fallax). Los colibríes pertene-
cen a la familia Trochilidae que está compuesta
por 246 especies en América del Sur. Existe en
el Ávila 36 especies. Los colibríes son conocidos
también como chupafor o picafor y el nombre
más pronunciado es el de Tucusito. También se
ha avistado un tucusito conocido como Coqueta
coronada (Lophornis stictolophus), tiene un co-
pete de color naranja que pareciera tuviera forma
de trenza. Además de los tucusitos, existen otras
especies como los Azulejos (Thraupis episco-
pus), Carpintero habado (Melanerpes rubricapi-
llus), Gonzalito (Icterus nigrogularis), el Turpial o
ave nacional (Icterus icterus), Gavilán gris (Buteo
nitidus). Este sector de vegetación se encuentra
entre los 50 y 100 m.s.n.m.
En las altitudes, entre los 300 y 600 m.s.n.m. nos
encontramos con Bosques Tropoflos Basimon-
tanos Deciduos, aquí existe una formación un
poco más tupida que en los arbustales xeróftos.
En estos sectores podemos encontrar a espe-
cies como La Pavita hormiguera (Thamnophilus
doliatus), la Coicorita (Formicivora intermedia).
También podemos localizar al Pitirres chicharre-
ro (Tyrannus melancholicus), que siempre está
al asecho por algún insecto en vuelo. Entre los
árboles se pueden encontrar nidos hechos de
palitos que quedan guindados en ramas, algu-
nos hasta de un metro de largo. Son construidos
por un pajarito que se conoce como El Guaití
(Phacellodomus ruffrons). En la maleza de las
leguminosas podemos ver al Titijiri Lomicenizo
(Todirostrum cinereum). En la misma vegetación
de matorral podemos escuchar un silbido largo y
melancólico del Atrapamoscas de matorral (Su-
blegatus arenarum). El chirito de chaparral (Po-
lioptila plumbea) es una ave pequeña de 12 cm de
color blanco y gris, se moviliza muy calladamente
entre los arbustos de este estrato vegetal.
Chacaraco (Aratinga wagleri)
Guacharaca (Ortalis ruficauda)
127
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
Entre los 600 y 800 m y 900-1.200 m sobre el
nivel del mar nos encontramos con el Bosque
Ombróflo Submontano Semideciduo Estacional.
Comprende una vegetación un poco más tupida.
Nos encontramos con las ruidosas Guachara-
cas (Ortalis rufcauda), que se movilizan común-
mente en grupos. El Cucarachero (Troglodytes
aedon) con su canto burbujeante, aunque él
puede remontar otras altitudes. Podemos encon-
trar algunas cazadoras como el Gavilán habado
(Buteo magnirostris), Gavilán bebéhumo (Buteo
platypterus), Cernícalo (Gampsonyx swainsonii),
es el gavilán más pequeño. Está presente el muy
conocido Caricare sabanero (Milvago chimachi-
ma), aunque su nombre evoca la sabana este
ronda los límites del bosque Ombróflo. El Hal-
cón primito (Falco sparverius) se le ve posado
en cercas, árboles secos y en áreas abiertas. Un
pajarito muy comentado sobre todo en la región
capital es el Todito negro (Quiscalus lugubris),
no sobrepasa los mil metros dentro del parque,
pero existe uno muy parecido el Tordo mirlo (Mo-
lothrus bonariensis) que se le ha visto a más de
1.500 m.s.n.m. Esta especie es parasitaria, ya
que coloca sus huevos en nidos ajenos, además
de dejar que también le críen sus pichones. En el
suelo en las partes abiertas podemos encontrar
a un canarito de color amarillo con la coronita co-
lor naranja, se le llama Canario de tejado (Sicalis
faveola), sitios como Cotiza y Clavelito son per-
fectos para ellos, existe mucho campo abierto y
sabanas donde pueden colectar semillas.
El Bosque Ombróflo Montano, Sub-Siemprever-
de que se encuentra entre los 800-1.500 m.s.n.m
y en su ladera norte entre 1.200-1.600 m.s.n.m
los grupos de aves se hacen más numerosas.
La vegetación es un poco más exuberante y lla-
mativa, con mayor variedad de alimentos por las
diferentes especies de árboles que proporciona
una gran cantidad de frutos. Entre las aves se
pueden encontrar las ponchas (Tinamidos). Son
aves terrestres que viven en el bosque, sus can-
tos pueden ser reconocidos fácilmente porque
cada especie tiene sonidos diferentes; entre ellas
tenemos a la Gallina Azul (Tinamus tao), mide
hasta 42 cm de largo y su color es de gris azu-
lado. La Poncha montañera (Crypturellus obso-
letus), tiene un sonido como de un huii, el cual
aumenta su repetición hasta un punto que se de-
tiene. Soisola pata roja (Crypturelus erythropus),
el color de su pata es inconfundible además su
canto pareciera que dijera Soisola en forma muy
pausada.
También existe en el parque la Gallina Cuero (No-
thocercus bonapartei) y la Ponchita (Crypturellus
soui) que es la más pequeña del grupo, midiendo
24 cm de largo. Otras cazadoras rapaces que se
hacen presente son el Gavilán cola corta (Buteo
brachyurus) que en su estado adulto es de color
Carpintero habado (Melanerpes rubricapillus)
128
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
blanco por debajo, observándosele en vuelo una
línea negra angosta en la cola que es lo contra-
rio al Gavilán teje (Buteo albicaudatus) que su
franja es ancha en la cola. En vuelo planeado
por encima del bosque se puede identifcar por
su llamado al Halcón semiacollarado (Micrastur
semitorquatus), en el camino que va de Clavelito
hacia Quebrada Anauco se ha dejado observar.
Entre otras especies también tenemos La Parau-
lata montañera (Turdus leucomelas), La Parau-
lata ojo de candil (Turdus nudigenis), Paraulata
cabecinegra (Platycichla favipes), que con sus
hermosos cantos siempre llaman la atención.
El Cucarachero selvático (Henichorrina leuco-
phrys) que se oculta dentro del follaje e igual-
mente el Cucarachero Flanquileoneado (Thryo-
thorus leucotis).
A veces es difícil separar las diferentes especies
de aves de los estratos de vegetación que existen
en el Bosque Ombróflo Submontano y Montano
Siempreverde (1.200-2.200 m.s.n.m) compuesto
de árboles de gran altura que son la atracción de
muchas Tangaras como la Cabeza de lacre (Tan-
gara gyrola), la Tangará dorada (Tangara arthus),
la Tangara pintada (Tangara guttata). Todo este
grupo son aves de hermosos coloridos; de igual
manera los Trogonidos que son aves de mayor
tamaño también son de un plumaje muy llamativo;
entre estas aves tenemos al Sorocua acollarado
(Trogon collaris), Sorocua de pecho amarillo (Tro-
gon rufus) o el Quetzal dorado (Pharomachrus
fulgidus). En esta zona existen tucusitos de tama-
ños casi diminutos, como el Tucusito
amatista (Calliphlox amethystina) que
mide 6.6 cm o el Tucusito gargantiro-
sa (Chaetocercus jourdanii) con 8 cm.
Existe otro muy grande con cola larga
y azul de nombre Tucusito coludo azul
(Aglaiocercus kingi).
Existe un ave muy vistosa, que se
le puede encontrar en todas las al-
turas, pero necesita cierta cantidad
de vegetación para su existencia. Se
puede alimentar de material vegetal
y animal. Es omnívoro. Se han habi-
tuado a la presencia de los humanos.
Siempre andan en grupos, son de co-
lor verde, amarillo, azul y cara negra.
Su nombre es el Querrequerre (Cya-
nocorax yncas), pertenece a la familia
de los cuervos (Corvidos). Son aves
muy inteligentes. En las zonas abiertas se distin-
gue un pajarito de unos 13 o 18 cm, su nombre
se relaciona con su habito de estar en el suelo;
es el Correporsuelo (Zonotrichia capensis). Se
observa desde los 1.300 m.s.n.m.
Llegando hacia la parte más altas de la cordille-
ra, nos encontramos con el Subpáramo Arbustivo
Costero. Este estrato de vegetación se encuen-
tra entre 2.200 y 2.700 m.s.n.m. En esta altura
la mayoría de las plantas tienen relación con los
paramos andinos, así que la diversidad de espe-
cies es un poco más reducida. Entre las espe-
cies de la vegetación muy observada, existe una
planta vinculada con el Frailejón andino llamado
Incienso (Libanothamnus neriifolius), sus hojas
se encuentran cubiertas de una especie de pe-
lusa para aguantar los climas de bajas tempera-
turas. En ese estrato vegetal se encuentran una
cantidad muy marcada de especies, entre 30-50
especies, por la variedad de especies
de plantas se obtienen como siempre
grupos especializados. El Colibrí Ver-
de Colirrojo (Metallura tyrianthina), es
un tucusito de pico corto que mide 9
cm., con cola de color marrón (la cola
de la hembra tira hacia el color ocre),
estas preferen fores con la corola
abierta. El Colibrí Orejivioleta Verde
(Colibri thalassinus), que se puede
escuchar trinando posado en un in-
cienso, también puede encontrarse
en el Bosque Ombróflo. Aquí se repi-
te la presencia del Correporsuelo (Zo-
notrichia capensis), observado por lo
senderos que llevan hacia la Silla de
Caracas, de igual manera el Tordillo
común (Tiaris bicolor) posados entre
los pastizales del subparamo como la
(Cortaderia hapalotricha), la (Chus-
quea fendleri), de la misma manera
se puede encontrar el Espiguero vientriamarillo
(Sporophila nigricollis), El pica for Payador (Di-
glossa sittoides), Pica for enmascarado (Diglos-
sa cyanea); las Diglosas tienen el pico adaptado
para despegar los pétalos de las fores como la
Espadilla (Orthrosanthus chimboracensis).
Finalmente tenemos el Estrato de Sabanas Ar-
bustivas que se encuentra entre los 800 y 1.200
m.s.n.m. Muchas especies visitan esta área en
busca de alimento y de escondite, entre estas se
encuentran las Perdices encrestadas (Colinus
cristatus), que se moviliza en grupo de un sec-
tor a otro, estas son cazadas por aves raptoras
como el Gavilán habado (Buteo magnirostris),
Gavilán teje (Buteo albicaudatus). Un sonido lar-
go y melancólico llama la atención, se observan
unos pájaros negros de pico grueso que son lla-
mados Garrapateros (Crotophaga ani), ellos se
alimentan de insectos y de algunos vertebrados,
Carpintero habado (Melanerpes rubricapillus).
Cristofué (Pitangus sulphuratus).
Tucusito gargantirosa ( Chaetocercus jourdanii).
129
PARQUE NACIONAL EL ÁVILA - WARIAREPANO
siempre se ven en grupos. Otro caza insectos
son los atrapamoscas como el Pitirres chicha-
rrero (Tyrannus melancholicus), el Cristofué (Pi-
tangus sulphuratus). Existen muchas otras que
aprovechan esta clase de estrato vegetal.
Deben mencionarse las especies que existen en
el Ávila y que son endémicas del sistema de la
costa como el Guitio Castaño (Synallaxis casta-
nea), Tico-tico Goteado (Syndactyla guttulata),
Ponchito pechiescamado (Grallaricula loricata),
Granicero hermoso (Pipreola formosa), Atrapa-
mosca cerdoso venezolano (Pogonoticcus vene-
zuelanus), Cotarita de costados castaños (Late-
rallus levraudi), Perico pintado (Pyrrhura emma),
Perico de cola roja (Pyrrhura hoematotis), Tapa-
culo de Caracas (Scytalopus caracae), Atrapa-
moscas cerdoso de lados rufus (Phylloscartes
faviventris).
El Ávila también es visitado por muchas espe-
cies migratorias como la Candelita migratoria
(Setophaga ruticilla), Reinita de mangle (Dendroi-
ca petechia aestiva), Reinita rayada (Dendroica
striata), Reinita cerúlea (Dendroica cerulea), Rei-
nita gargantinaranja (Dendroica fusca), Reinita
trepadora (Mniotilta varia), Reinita de charcos
(Seiurus noveboracensis), Reinita de Lusiana
(Seiurus monticilla), Reinita gorro gris (Vermivora
peregrina), Cardenal migratorio (Piranga rubra),
Paraulata cara gris (Catharus minimus), Vireo
gargantiamarillo (Vireo favifrons), Golondrina
horquilla (Hirundo rustica), Atrapa-
moscas boreal (Contopus borealis),
Bobito copetón pico corto (Elaenia
pavirostris), Martín pescador migra-
torio (Megaceryle alción), Cuclillo
pico amarillo (Coccyzus americanus),
Playero coleador (Actitis macularia),
Halcón peregrino (Falco peregrin-
us), Gavilán bebehumo (Buteo pla-
typterus), Águila pescadora (Pandion
haliaetus), Tigui-tigue grande (Tringa
melanoleuca), Playero solitario (Trin-
ga solitaria), Cuclillo pico negro (Coc-
cyzus erythopthalmus), Atrapamosca
copete verde (Empidonax virescens),
Pibi boreal (Contopus cooperi), Julian
chivi oji rojo (Vireo olivaceus), Julian
chivi bigote negro (Vireo altiloquus),
Golondrina parda (Riparia riparia),
Paraulata cachetona (Catharus fus-
cescens), Arrocero americano (Spi-
za americana), Reinita alidorada (Vermivora
chrysoptera), Reinita azul y negra (Dendroica
caerulescens), Reinita manchada (Dendroica
magnolia), Reinita de lados castaños (Dendroi-
ca pensylvanica), Reinita pecho bayo (Dendroica
castanea), Reinita atigrada (Dendroica tigrina),
Reinita protonotaria (Oporornis fomosus), Reinita
de Conectico (Oporornis agilis), Reinita hornera
(Seiurus aurocapillus), Reinita canadienses (Wil-
sonia canadensis).
Garrapatero (Crotophaga ani).
Tángara dorada (Tangara arthus).
Sorocua acollarado
(Trogon collaris).
3WD*RUGD
&DER%ODQFR
3WD&DOHUD
7RSR,QILHUQLWR
/RPD/DUJD
3LFR
2FFLGHQWDO
3LFR
1DLJXDWD
3LFR
,]FDUDJXD
7RSR
0DFDQLOODO
7RSR/D&UX]
7RSR%XHQD9LVWD
&HUUR
GH&D
3LFR
2ULHQWDO
$OWR
3DULDJXiQ
$OWR/D0DWD
3WD0XODWRV
3WD(O7LJULOOR
3XQWD&DUH
3WD(O)DQFpV
3WD&DUDEDOOHGD
3WD(O&RMR
3WD&DULEH
3WD*RUGD
&DER%ODQFR
3WD&DOHUD
7RSR,QILHUQLWR
/RPD/DUJD
3LFR
2FFLGHQWDO
3LFR
1DLJXDWD
3LFR
,]FDUDJXD
7RSR
0DFDQLOODO
7RSR/D&UX]
7RSR%XHQD9LVWD
&HUUR
GH&D
3LFR
2ULHQWDO
$OWR
3DULDJXiQ
$OWR/D0DWD
3WD0XODWRV
3WD(O7LJULOOR
3XQWD&DUH
3WD(O)DQFpV
3WD&DUDEDOOHGD
3WD(O&RMR
3WD&DULEH
0000000DL 0D 00DL 0DL 0DL 000000DLLLL 0DL 00D 0D 0DL 0DLLL 0DLLL 00 LL 0 L 00D 0DL 0DL 00D 0DD 0DL 0D 0DL 0DL 0DLL 0000DL 0D 0D 0DL 0DL 0DLL 0DL 00DL DL 0DL 0DL 0DL 000D 0DDL 0DLL 000DL 0D 0DL 0DL 000DL 0DL 0D 0DD 0DL 0000DL 0DL 0DL D 0DL 00D 0D 0DL 0DLL DL DL D 0D 0DL DL 0DLL 00000DL 0DL 0DL 000000DL 000DDDL 0DL 00D 0DL DL 00DL 0 L 00D TX TX TX TXH TXH TXH TXH TXH TXH TXH XH XH XH XH TXH TXH TXH TX TXH TXH TXHH TXH TXH TXH XH X TX TXH TXH TX TTTXXXH XH XH TXH TXH XH TX TX TXXH XXH XXXHH TX TX TXX TXHHH XXXH TX TXXX T H XXH TX TXHHHHH TXHHH XHH TXHHHHWWt WtD WtD WtD WWWWWttD tDD WWt Wt WtD WWWWtttttD WtD Wt WtD WWtttttD WWtD t WtDD WWWtDDDD WWt WtDD Wttt WtDD WWtDD Wt Wt WWtD WtD WtDDDD WWW DDDD WtDD WtD WtDDDDD WWWtD WtDDDDDDD Wt W DDD WWt WtDDD WtDDDDDDD W DD 0DLTXHWtD WtD TTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD DDDDDDDDDD H XH XHH XHH TXH XH XH XHH X TTXXXHHH X TTXH TXH T H X TX TTXX TTXH XHHWWWWWt Wt WWWWWWWWWtt 000000000000000000000000000000000 LL 0000 L 00000 L 000 L 00 L 0DL 0000DL 00000 L 0DLL 000 L 000 LL 0DL 000000000 L 000 XXXXXXXXXXXXXX 0000000000000000000000000000000000000000000 TTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT 00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000 HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH DD LLLLLLLL DDDDDDD TT tttttt 000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWtttttttttttttttt tttttttttttttttttttttttDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
&DU &DUU &D &DU &DU &DU &DU &DU &DU &DU &D &DU &DU &DU &DU &DU &D &D &D &DU DU &DU &DU &DU DU D &DU DU &D &D &DU &DU &DU DU DU &DU DU &DU &DU &DU &DU &D &DU &DUU &DU &DU &DU &DU &DU &DU &DU &DDU DU &DU &DU &D &DU &DU &&&&D &DU DU &DU &DU &DU &DU &DU &DU &&&&&&DD &D &DU &DU &&&DU &DU DU &DU &DU &&&&&&&DUUU &D && U &DUU &&&DD &&DU UU &&&DU &DU DU DU UU &DU U DD &&& U &&DUU &&&& UU &&& UUUUUU &&& UDED DED DED DE DED DED DDED DED DED DED DED DE DED DED DED DED DED DEDDD D DDD DDED DED DEDD DED ED ED DDE DED DED DEEED DEED EED DDDED DED ED D D DED D DD EDD DE DEE DED DE DEE DDED DED DDDE DED EEDD ED DE DE DEEDD DD DD DD H OOH OOH OOHH O OOH O OOH OOH OOOH OOH OOH OOOH OOOH OOH OOH OH OOH OOHH OH OHHH OH OOO OO OOHH OOH OH O OOH OH OOH OHH OOOOH OH OHHHH OHHH O H OOOOHHHHH OOOH OH OOHHH OHHHHHH OOH OOOHHHHHHH OOOHHH OOH OOH O HHHHHHHH OOHHHH OHH OH OO H OH OOOOOH O OOHH OOOHHHHHHH OHHHHHH O HHH O HHHGGGGD GGGD DD GGGD GD D GD DD GD GD GD GD GD GD GD GD GGD GDDDD GGGD GD GGGD GGD GD GD GGD GGGGGGGGD GD GGGGGGGGGGD GD GD GD GD GDD GGGGGGGGGGGGDD GD D GD GGGGGGD GD GD GDD GD GGGGGGGD GD GD GGGGD GD GD GD D GD GGGD D GDDDDDDDDD GDD GDDDDDDDD GDD GD GGDDD GGGGD UU &DU DDDDD &D &D &&&&&DDU D &DDDDU &DU DU DU DUU DDD &DDDD &D &&DD &DU DU U DDD &DU &DU DD &D &DUUUU DU DUU &DUU DDDDDDU DDDDDDDD &D &DDU &D &DDU &&&&&D && DED DDDED DEDDDD DED DDD D DDDD DD DED D DDDDDDD DED DDD DD DDDDD D DDED DDD D DDDDDDDD DD DDDDDDDDDDDDDD D DDD D D D HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD U &&&&&DU &DU &D &D &D &&&&DU &&&&&&&&&&&&&&&&D &&&&&&&&&&&&D &&&&&&&&&&&D &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&D &&&&&&&&& E DED E DED DEEEEEE DEEEE DDEEEEE DEEEEEEEEEEEEEE O OO OOH OO OO OOO OO OOO OOO OOOO OOO OO OO OO OO OO OOO OO OO OOO OO OOO OO OO OO OO OO H OO OOO OOH OOOH OOOOOOHHH OO OOO OOOHH O OOOH OO H OO O H O O HHH O OO OOOHHHHH O OO OOOOOHH OO HH OOOO OOO OOOO OOOOOO OOO OOOO GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGD GGGGD GGGD GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGD GGGGGGGGDD GGGDD GGGGGGGD GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDE DDDDDDDDDDE DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDE DE DDDEE DDDDDDDDDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
LL 1DDLLLLLLLLL 1DL DL 1D 1DL DL 1DL DLL 1DL 1DL 1DL 1DL 1DL 1DLL DL 1111D 11DL 11D 11D 1DDL 11DL 1DDL 111DL DL 11DLL 11DL D 11DD 1DLL DLLL 1D XD JX JXD JX JXD JXD XD XD XXX JXDD X JXD XX JXXXXX JX JXDDD XXD XD JXXX JJX JX JX JX JXXD JXX JXXD D JJJXXD D JXD XD JXD JXD JJXDDDDDD JX JJ WWWWiiiii Wiiiiiiiii WWiiiiiiiiii WWiii Wii Wii WWWWWWWiii Wiiii WWWWiiiiiiiiii WWWWi Wiiiii WWWiiiii WWWWWii Wiii WWiiii Wii WWWWiii Wiiii WWWWWWii WWWi WWWWWWWWWWii WWWWWWi WWWWii WWWWWi WWWWWWWWWWWWWWWi WWWWWWWi 1DLJXDWi 1DLJXDWi JJJJJJJJJJJJJJJJJJ JJJJJJJJJJJJ J iiiiiiiiiiiiiiiiii DD DDDDDDD iiiiiiiiiiii DD XXXXXXXXX XX LLLLLLLLLLL WWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW LL 1111111111111111111 XXXXXXXXXXXXXXXX X 1111111111111 JJJJJJ 1111111111111111111111111111111111 DDDDDDDDD iiiiiii DLJXD D JJ 111 LL 1 L 11 L 1 L 1 iiiiii L 1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJ JJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX XXDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD DDWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF R W XXXXXW XW XW XXX R XWW XWR W XW XXX R W XXWRRR WWR WRRR WWR R WR WR WRRRR WWWRRRRRR FX FX DD 0DF 0D 00D 00DDDF 0D 0DF 0000D 0D 0DF 0DF DF 000D 00DDD 0D 0D 0D 0D 0D 0D 0DF DDDDDDFF 0DDDDDDF DF DDDDDDDF DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD 0DD 00D 0DDDF 00DDFFF DFF DF DD 0DF D XWR WR R XWWR WR WWR RR WWR XWRR XWWR WR WR RRR WR WWW XXXWWR W XXXXWWWRRR XX RRR XXXXX RRR W XXXX RR WW XXXX RR DFXWR DFXWR XXXXXX DD 00000000000D 000000D 0D 000D 0000DDDDD 0D 00DDDD 0D 0D 000D 00000DD 0000000000D 000000D 00000000000DDDDD XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXWWWWWWWWWWWWWWWW FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF 000000000000000000000000000000000000000000000 XXXXXXXXXXXXXX 000000000000000 F 0000000000000000000000000000000000000DF 0D 000000000D 0000D 00000DDD 0000 FF 00D 00 F 00000000000000000 RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR F RRR 0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $ &$2 $2 &$22 $ &$22 $$22 &$2 &$22222 $ &$222 $2 &$2 &$$2 $2 $ & 2 &$ &$222 &$22 &&$ &$$ &&$2 $$222222 $22222 &&&& 2 &$22 & 222222222 &$2 && 2 $$22222 $2222 & 2 $2 $2222222 &$$2 $22 && 2 $$$$2222 $2 $ &&& 2 $$222222 &&$2 $$$$222 &$$$$$$22 $$22222 && 222222 $22222 $$22 &$2 & 2 &&&$$$$$$22 &&&&&+$ $ &+$ &+$ &&+$ &+$ &&+ +$ +++$ &+ + &+ &+$ &+$ &+ &+$ &+$ &+ &+$ $ &+$ &+$ $$ +$ &+$ $$$$$$$$$ &&&&+$ &+ &&+$ &+ + &+++ &++$ ++ &+ &+ &+$ +$ +$ $$$ +$ $ +$ $$$$$$$ &+$ &&&&&&+$ &+$ &&+ &++ &+ &+ &+ &+ &+ +$ $$$$$ +$ $$$$ &+$ &+$ &&&&+ &&+$ &&+ &&+ &+$ &++$ ++++$ + &+ &+ &+$ &+$ +$ +$ +$ +$ &+$ $$$$$$ &+$ $ &+$ &+$ &+$ &+ &+$ &&+ &+$ &+ &+$ &+ &+ +$ ++ &+ &+ &+$ $$$$$$ &+$ $$ &+$ &&&+$ &+ &&+$ &+ +$ ++ &+$ &+ +$ $$$$$$$$$ &+$ &+$ &+$ &+$ &+ &+ &+$ &+$ + &+ + &+$ &+$ &+ &+$ $ &+$ &+$ $$$$$ &+ &+ &+$ &+ &&+ &+ ++$ +++$ &+$ $$$$$ &+$ &&+ &+$ +$ &+ +$ +$ +$ $$$ &+$ &+ +++$$$$ +$ $$$ &+ ++$ $ &+$ + &+ ++$ +$ &+$ &+$ +++$$ &+$ $ &+$ & $$$$ +$$$$$ & $$$$$ &+$ &++$&&$ &&&&&&&&&$$ &$2 &$2 $ &$$ &$ &$ &$$$2 $2 $ &$$2 &$$22 $2 $2 $2 $2 $2 $ &$ & 22222 &$22 &$ &&&$ &$ &$ &$ &$ &$2 &$$$$ &$ &$$$2 $$ &$$2 &$2 $ &$2 &$2 $2 $2 & 2222 &$2 &&$2 &&&$ &$ &$ &$$ &&$ &$$$2 & 2 &$ &&&&&&$$$$22 &$2222 &&&&&&&&&$ &$2 $222 &&&&&&&&&&$$$$ &$2 & 2 &&&&&&&&&&&&$ &$ &$$ &$2 & 22 &&&&&$ &$2 &$$ &$ &$ &&&&&&$$$$2 &&$ &&&&&&$2 &$$ &$ &$$$ &&&&&&&$$$ &$ &$$2 $ &$ &$ &$ &$ &&&&&&&&&$ &$ &$$$ &&$2 &$$$ &&$$$ &&&$$$ &&&&&&&&$$$$ &&&&&&$$2 $ &$2 &&$$ &$$ &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&+++++++++++++++++$ $ +++++++++++++$ +$ +$ +++++++++$ +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ +$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ +$$ ++$ +$&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$2222222222222222222222222222 $222222222222222222222222222222222222222222222222222222222 $$22222 $222222222222222222222222222222222 22
3(7 3(7 3(7 3(7 (7 3(7 3(7 3(7 3( 3(7 3(77 (77 (( 3(7 (7 3(7 (7 (77 3(7 3(7 (7 3(7 (77 3( 33((7 3(7 3(7 3(7 3(7 3(7 ((7 ( 3((((((7 3(7 (777777 3(7 (77 (7 333(7 3( 33( 3( 3( 3(7 (((((((7 3(7 3(7 3(7 (77777777777 3(7 33(7 3333(7 (((( 3(( 3(7 3(7 3(7 (7 (777777777777 3333(7 3((7 (7 3(7 3(77 (7777777 33(7 3(( 3( 3(7 (77777777 3( 3(7 33(7 33( 33(7 3(7 (7 3(77 3(777777 33( 3(7 3((7 (77777 33(7 333333(7 (((77777 333( 3 777 (7 3(7 3(7 33 77 3(77 3(7 33 7 (7 33(7 3((( 333(((777 33((7 (7777777 3 77777$$5( $$5 $5( $5 $5( $5( $$5( 5( $$$$$$$$$ ( 5( $5 $5( 5 $5( $55 $555( 5 $5( 5( ( $5 $5( $5( $$$5 $5 $5( $5( $5 $5( $5 $$5( $$$55( 5( 55( 5( ( $5 $5 $5( 5 $5( (( $5( 5( 5 $5( 5( $5( (( $$$$5 $5( $5( $5( $5( $5( $5( $5( $$$$55( 555( 555( 55( $5( $5( 5( 5( 5( ( $5( ( 5( (( $5 $$$5 $5( $5( $5( $5( $5( $5( $5( $5( 55555( 55 $5( 55( $5( $5( $5( $5( 5( 5( ( $$$5 $$$$5( $5( 5555(( $5( 5( (( $$$$$$$55 $5 $55 $55( 5 $5( $5( ( $5( $5( $5( (((( $$$$$$$$5( $5( $5( 5( (((( $$5 $$$$55 $5(((( 5( (((( $$$$$$$55 $5( 5( 5( ( 5( ( $$$$$$$5555(( $5( 5( 55( $5( $$$$5( $5 $5(( $5( $5( $$$$$5 $5 $555( 5555 $$$$5 $5 $5 $5555555(( $5 $555( 5 $55(( 5( $$5555( $5( ( $$$5( $$$5( $$$$$$$$555 $555(( $$$$555555( $$55555( 555 333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333333(((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777$$$$$$$$$$$$$$$ 777$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$5 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$55 $$$$$$$5 $$$$$$$$$$$5 $55555555555555 $555555555555555 $5555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555 $55 $5 $55(((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((
&&&&&&&DXF &DXF &DXF &DXF &DXF &&DX &DXF &DXF &D DXF &D &DXF &DXF &DXF DXF &DXF &&&&DX &DXF DX &DXF &DXF XF DXF &DXF &DXF &D &&&&DXF &DX &D &DXF &DX XF &DXF &DXF &DXF &&&&&DXF &DX &&&&DXF &DXF &&D &&&&&DXF &DXF &DXF &&DXF &DXF &DXF &DXF DXF DXF DXF X &&D DX DXF XXF XF X DXF XF XF XX DX DXF DXXXFF &&& XXFF &D &DX DXXXXXFF &DDXX DXF DDDX XXXF XF X &DX &DXFF DXF DX DDDDD &DX XXXFFF D F F &DDDD F DDDD &D D F D F FDJXL DJXL DDJXL DJXL DDJ DJXL DJ DJ JXL JXX DJX DJXL L DJXL DJXL L JXL DJXL JXL DJXL DJXL JJXL DJXL LLL DDJXL JXL DJX JXL DJXL DJXL DJX DJX JX JX JXXXL JX DDJXL JXL J DJXL DJXL DJXL JXL JX JXXL DJXL DJX DJX DJX JXL X DJXL DDJX DJ JJXL J DJX DJXL JX JX JXX DDDJJ DJXL DJ JJXL XL XXX JX DJX DDDDJX JJXL JXL JXL DJX JJJXL XL XX DJX DDJX DJ DJ DJXL JJJXL JJJJ DJXL XX DJX DJX DJXL DJXL XL DDJ DJ JX JJXL JJX J DJXL DJX X JXX JXL DDJXL DJXL J DJ DJXL JJJJJX JJXXX JX DJX JXXL DDDDDJ JXL JXL JJJXXXXXXX JXXL LL DDDDDJ DJJJJJJJXL JXL XL XXXL XXXXXXL LLL DDDJXL JJJJJXXXL XXXXL L DJXL LL DJJJJJJXXXXXL L J DJ DJX JJJX DJ DJJJJJJJJJJ WWD WWD WD WD WD WD WD WD WD WD WD WD WD WWWD WWWWDD WD WD WD WD WD WD WD WD WDD WD WD WD WDD WD WD WWD WWDD WD WD WD WD WWD WD WDDDD WD WD WDDD WDD WD WWDDDDDD WD WWWDD WD WWWWWWWWD WWWWDD WD WD WD WD WWDD WD WD WWWD WDD WWWWD WWWWD WWWWWDDDDDDDDD &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDX DDDDDDDDDDDDDDDDDXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXL XXXXXXXXXXXXXX JX JJX JJXX JJXXLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLWW LLLLLLLLLLLLLLLWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
)LOD )LOD )LOD )LOD )LOD )LO LOD OD )LOD O LOD LLLOD LLLLLOD )L )LOD )LO )LO )LOD )LOD LOD )LOD )LODD )LO )LOD )LO )LOD )LOD )L )LO LLOD LLOOD D )LOOD )LOD ))LO )LO ))LO LLLOD LLOD )LOD )LOD )LODD LOD LOD LOD )LO ))LO LLO LOD )LOD )))LOD LLOD LOD )LODD ))LOD ))L )LO LLL D ))LOD D )))L )LOD LLL )LOD D )LODDDD LLOOD DD )LO ))L D ))LOO )L L DDD ))LODD ))) D ))) D )L D )) DV V V GH V GH GH V GH GGH VGH GH V GH V GH GH V GH G V GH H GH H V G V GH V GH GH GGH V GH V G V GH GH V GH V GH GH V G V GH GH V GGH GH V G VVG VG V G V GH V GH VVVV GH GH V G VVV G V GGGH H VG VGH VV GG V G V GH VVVVVVV GH V GG VVVG VVGH VG VVVVVVV V VVVV GGGGGGH 0DU 0D 0DU 00D 0D 0DU 0DU 0DU 0DU 0DU 0DU 0DU DU 0DU DU 0DU DU DU 0DU 0DU 0DU 0DU 0DU 0DU 0DU 00DU 000000DU U 0DU 0DU 00000000000 U 00000000000000000000000DU 00 000000000000 U 000000DU 000000000000000000000 ULFKH LFKH LFKH LF LFK LFKH LFKH FKH FKH FKH LFKH FFK LFKH LFKH KK LFKK FK FKH FKH K LFKH FKH LFKH LFKH LFKK FK LFKKK FKH LLFK FFKH K FK LFKH LFKH LFK LFKH K LFK LFKH FK LFKKH KK FK FKHH LFKK FK FKK FKH L K LFK LLF LFKKH LFFFFFKH LF FFFKH FK F VVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV )))))))))))))L )L ))L ))))))))L ))))))))))))L ))))))))L )))))))))))))))))))))LLLLLLL )L LLLLLLLL )LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL )L )L )LLLLLLLLLLLLLLLLOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV VVVVVVV GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH 000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDU DU U DU U DU U DU UUUUUUUUUUUU DU UUUULL DDU DU UULLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL UULLLLLLLLLLLLFK FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFK FFFFFFFFFFFFFFFKKKKKKKKK FKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKHHHHHHHHHHHHHHHHHHVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
/D /D /////D /D /D /D /DD /DD 3333333333 /D /D /D /D /DD 33333 /D /D //D /D /D /D /D /D /D 333 /D /DD 333 /DD 333 /D /DDD /DDDDD /DDDDD 3 /D /////DDD //////DDDDD 3 //D //DDDD 3 DDDDDD 33 DDDDD 3 //DDDDDDD 33 DDDDDDDDD 33 DDDDDDDDDD DD DQW ODQW ODQ OODQ DQW ODQ ODQW ODQW ODQW ODQ DQ DQW DDQW DQW DQW DQW DQW DQ DQW QW QW QW DQW W DQW DQW DQW ODQW DDDDQ ODQ ODQ DQW W ODQ OODQ DQ DDDQ QW DD OODQ OODQ DDDDDQW QW ODDQ DQW DDDQW DDQQQ ODDD W ODDQW DDDQWWWW OODQWW DQ DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD ////////////////////////////////////////////////DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD33333333333333333333333333333333333O 333OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQW QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQW QQQQQQQQQQQQW QQQQQQW QWWWWWWWWWWWWW QWWWW QWWW QW QWWWWWWWWWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
((/ (/ ((/ (/ /// ((/ /////////// (/ (/ ///// (/ ////// (/ ////////////////////////////////////// (///// ((/ (////// ((/ // (/////////////// (////////+++$7 +$7 ++++$7 ++$7 $7 $7 $7 +$7 $ +$7 $ +$ +$7 +$ $ +$7 $$$7 + 7 +$7 +++++++++$ +$7 $$7 $$7 +$7 +$7 $7 +$7 $$$7 7 $7 777 +$7 +$7 +++++$ +$ +++++$7 +$7 $7 $7 $7 +$7 +$7 +$ $7 $7 +$ $7 $7 777 +$7 +$7 77 +$7 +$7 $7 ++++$7 ++++++$7 $7 $$$7 +$7 $7 $$7 $7 $7 77 ++++++++++$ +$7 $7 $7 $ +$7 $7 +$7 $$7 $7 +$7 $7 ++++++$ +$7 $7 $7 $7 +$77 $7 +++$ +$$7 $7 $7777 $7 +++++$ $$$7 7 $7 $777 $7 +++++++$ $7 $7 $7 $$$7 777 $7 $7 77 $7 ++$$$$7 77 $7 +$7 $7 $7 +++++$$$7 $7 $7 777 $$$$$77777 $777 +$$$777 +$77 +$7,// ,// ,// ,// // ,// / ,// ,// ////////// ,// ,/ , / // ,// // ,// // /// ,// ,// ,// // //////// ,// ,// ,// /// // ,// ,// ,// ///// ,// / ,// // ,// ,/ ,// //// ,// // ,// / ,// // ,// ,// // // ,,// ,/ // ,// ,,/ ,/ ,// // ,/ ,,/ ,/ ,/ ,/ ,// /// , /// // , / ,,/// ,,,/////// ////////// /////22222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222 (((((((((((((((((((((////////////////////////////////////////////////////////////++++++++++++++++++++$ $ +++++++++++++$ $ ++++++++++++++$ +++++++++++$ $ ++++++++++++++++++++++++++++++++++++$ ++++++++++$ ++++++++++$ ++$ ++$$7 $$$$$$$$7 $$$$$$$$$$$$$$$7 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$7 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$77 $7 77777777777 $$7 77777777777777 $7 7777777777777 $$7 777777777 $$7 $7 $7 7777777777777777777 $$7 $7 7777777 $7 7777777 $$7 77777777777 $$7 777777777777777777777777777,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,//////////////////////////////// ///////////// ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222
18( 18 8( 18( 18( 18( 18 1888( 8( 18 8( 8 18 8 18( 18( 8( (( 18 1118 118( 8( 888( 18( 18 8( 18( 18( ((( 8( 8( 118( 18( 18( 18( 88( ( 88( 18 8( 88 18( 88( 8( 8 18 118 18( 18 888 18 8 18 88(( 8( 8( ((( 8( ( 18( 118 1118( 18( 88888(( 18( (((((( 8( 8( 8( 18( 8 118( 18( 18( 88( 88( 88( ((((((((( 8( 8( 8( 18( 18( ( 8((((( 8( 8( ( 8( ( 18( 888((((( 8( ((( 88((((( 8 18 18(( 8( 8( 18( 8( 88 18( 888 1888 18 88( 18888( (((((( 8( 11888( ( 8( ((( 8( ( 188888( 88( 8( ((((((( 8( ( 888( (((((( 88( 8( 888((((((((( 88((((((( 8((((( 88888 67 667 66666677 675 6755555 666666677755555 6667755 67 6 55 66666675 7 666666677 6775 66666666667 67 675 6666667 66777777555 666666775 775 675 775 755 6666666677777755555 75 6666777777 67 6 55 7555 6666777755 755 675 66675 7777 6755 7555 6666675 77555 66666666 5 7777755 755 6666677775 66666667755 666675 6667777 66667 667 6677 $$$$ 6 $ 6 $$$ 6 $$ 6 6 $ 6 6 $6 $6 $$ 6 $$ 66 $ 6 6 $ 6 6 $ 6 666 $ 6 $$ 6 $ 6 6 $ 66 $ 6 $$ 6 $$ 6 $$$$$$$ 6 $ 6 $6 $ 666 $$$ 6 6 $$ 6 $$ 666 $$ 666 $ 66 $$ 666 $$ 666 $$$ 6666(f2 ff2 f2 fff22 ff2 fff2 f2 f2 ff2 (f2 2 f2 f2 f2 fffff2 fffff2222 ff2 f22 ff2 f2 f22 fff2222222 ff222 ff22 f22 ffff2222 fff222 ffff2222 f22225$ 55$ 5$ 5$ $$ 5$ $$$$$$$$$$$$ 5$ $$$$$$$ 55$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 5$$$$ 55$ $$ 5$$$$$ 55$$ 55$ $$$ 55555$ 5$ $ 55$$$ 555$ 5555$$ '( '( '( '(/ '(/ '(/ '(/ '(/ '( '( '( '(/ '(/ ((/ (( '(/ (// '( '(/ '(/ '(/ '( '( ''( '( '( '(/ '(//// (/ (/// ''( ''(/ ((((// '(///// '( ''( '(/ ''''( (((( '( ( '(//////// '(// '''(/ ( '( (((////// ''' / ( ''(((((( '( ((/////// '(/ '(/ ''(/ (( '( '( '( (((/// (///// '(/ '(/ ''( '' / ''( ((////////// '( '( ( '(((( '( '( ((/// '( '(((( '( ((// '''''( (/// (((((// '((( '( '(/ '(( '(/ ''''(((((// '( ((( '(/ '( '( ( '( '( '(/// '((( '(// ' 18 18 18 18( 18 18 18 18 88 118( 1118 18 18( 18( ( 88 18888 18( 18( 18 888 18 8 18( 8( 18 1118 18 18 8 18 8 18( ( 8( ( 8 1 ( 88888 18 8( ( 888 188 18 18(( 8( 1188(( 88 118 88( 11111 ( 18( 8 1188(( 11118( 88(( 1118( 18(( 11111888(( 888(( 11111111888(( 11111111188 1 (( 111111118 8(((( 11111118 18(((( 11188 555 75 7775 775 75 75 75 75 755 755 7775 775 755 75 7555555555 7755555555555 77755 755 75 75 7555 75 7775 7755555 675 775555555 755 777755 77555 755 7 675 7777755555 7775555 77777775555 77777 6 5 7775555 77777555 77777555555 677775555 677555$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 6 $$$$$$$$$6 $6 6 $$ 666(f ff (f ffffffffffff 5$ 5555$ $ 55$ $$$$$ 555$ $$$$$$$$ 55$$ 55$ $$$ 5$ 55$$ 5555$ $ 5555$ 55$$ 55555$$$$$$ 5$ $ 55555$ $$$$$$$ 55$$$$$$$$$ 5555$$$$$$$$$$$ 555555$$$$$$$$$$$ 55$$$$$ 55 (/ ''(/ '( ((/ ((((// ''( (/ (((((/ '''(((// ''(/ ( ''(//// '(/// ( '( ' // '((/ ''( '(// ''''(( '''(( ''(( '(/ '((/// 111111111111111111111111111111 66666 666666666 2222222222222222222222222222222222222222222 1111111888( 8(((( 111 ( 8((( 1 (((((((((6666777777775555 777 6 5 775555555 6666775555555 677555555555 66666 555555 66 555555 666 555555 666 55555 6666666666666666 $ 6 66 $ 6 6666 $ 6666 $$ 6 $ 6666666666666666666 $$ (f2 ffff222 ff2 ff2222 f222222222222222555$ 5$$ 555$ 55$ 5$ 5$ 55$ 5$$$ 5$$$$$$$$$$$$$ '( ''''''(( '( '( ''''''''''( '( ''''''''''''( '''''''(( '''''''( '''( ( '''''''''''( '''''''''( '(( ''''( ''''''''''''''''''''''''''''''''''' fffffffff 1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111188888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777755555555555555555555555555555555555555555555555555555555 75555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555 75 7555555555555555555555 75555555555555 75555555555555$$$$$$$$ 77777555$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $ $$$$$$$$$$$$ 55555$$$$ 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666((((((((((fffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222225$ 555555555$ 555$ 5$ 555555555555555555555$ 555555555555555555555555555555555555$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 5$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 55$ $ 5$ $$$$ $ $$$$ 5$ 55$ $ 55 ''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((////////////////////////////////////////////////////////////////////////
5226 526 26 526 552 526 52 52 52 526 26 52 526 526 526 22 52 26 22666 26666 526 52 5555526 52 5526 2 52 2 52 526 26 2 526 2222226 26 6 526 666 5555526 526 5555222 52 26 52 2 52 222666 26 666 5552 526 5526 526 5526 52 522 52 2222666 526 526 55526 5552 526 552 2 52 526 526 526 526 26 26 526 26 552 5552226 26 26 526 6 5555552222 526 526 55555526 222 526 526 526 6 526 555526 5555555526 2 5555552 552 52 526 55 6 55522 52 52 526 526 26 522 526 526 555526 555552 26 26 666 55526 55552 52 26 6 526 66 52 55522 52 52 26 6666 55526 5522266666 555226666 52 522 52666 52266 22666 2266$$$$$$$$$$5, $$5, $5 $5 $$$5 $5 $$555 $5 $5 $5, $5, 5, $5, $$$$$$$$5 $5, $5, $5, $$$$5555 $5 $5, $5, $5, $5, $$$$$$5, $5, $5 $5 $5, $$$$$$5, 5 $5555 $555555, $5 $5 $5, $$5, $$5 $5 $5 $$5 $$$$5 $5, 555 $555555 $5,, $5 $5 $5 $5 $5 $5, $$$$$555555555 $5, 5, 5, 5, $5 $5 $$5 $$5, $$$5 $5 $5 $5 $55, 5, 555, $5, $5 $5 $55, $5 $$5, $5, $$5, 55 $555 $5 $5, $5, $$$5 $55555 $5 $5 $5, $55555 $5, $5, $$5 $5555, $$$$$$$$55, 555,, 5, $$$$55,, 5,,, $$5 $$5555,,,,, $$$$$$$555,,,,, $$$$$$$55555,, 5,,, $5, $$$$$$$$$$$$55,, $$$$$$$$55,,,,, $$$$$$$5,,, $$$$$$$$$55 $5 22222222222 ' 2' 2 ' 2' 2' '''''' 2 ' 222222222222''' ' 2222 ' 22222 ' ''' 222 ' 22 ' 22222222 '''' 222 ' 22 ' 2 ' 22222222 ' 2 ' 2' 2 ' 2222 ' 2 2222' 2 ' 2 ' 2 ' 222 '' 222222222 ' 2 ' 222' 2' 2' ' 22222 2 22' 222 ' 2' 2' ' 22222222 ' 2' ' 2 ' 2 ' 2' 2222222 ' 2222222222 ' 222222222 ' 2222 ''' 222 '''' 22222 ''''' 22222222' '''''' 222 ''''''' 222222 ''''''' 2222 ''''''' 222222 '''' 2222''''''( % (% (( % ((((% (((( % (( % (( % % (( % % ( % ( % % ( % %%% ( % (((((( % ( % ( % ((((( %% ( % %%%%% ( % %% ( % % (((((((((( %%%%%% ( % (( % %%%%% (((( %%%% ( % ((( %%%%%%% (((((((( % %%%%% ( % %% ((((( % ( % %%% (((((((( %%%%%%% ((((% (((((((((( %%% ( % ( % % ((( % (% ((((((( % %%%%%%%%%%%%%%%%% ((((% ( % ((((( %%%%%%%%%%%%% ((((((( % %%%%%% (((((((((((% ( % %%%% ( % % ((((((((%% (% %%% (((((( %%%%%%% ((((((( %% (((( %%%%$5 $$5 $$$$$$$$$$$$$58 $58 $58 $$$$58 $58 $58 $58 $58 $58 $58 8 $$58 $$$$$$$$$58 $$$$$$5 55 $5888 $58 $$58 $58 $$$$5 $$58 $5 $5 $58 $58 58 $58 88 $$$58 $58 $5 $5 $5 $58 $58 8 $58 $58 $58 8 $$$$$58 $$$58 $58 $5 $5 58 888888 $$$$5 $$5 $58 $58 $58 $588 58 $$$$$5 $$$5 $58 $58 $5 5 $5 5 $58 88 $$58 $58 $5558 $58 8 $$$$$$$58 558 $$$$$$58 $5 $55558 8 $$$$58 $$5 55558 $$$$$$5 555555558 8 $$5 $5 55555 $58 8 $5 $55558 558 $$$5 555 $5 $5 $58 $58 $ 88 $$5888 $$$58 558 $$ 8877777$$$$$$$ 7$ 7$$$$$ 77777$$$ 7$$$ 7$ 7777$$$ 77777777$$$$$ 7$ 777777777$$$$$ 7$$ 777777777$$$$ 7$ 7777777777$$$ 77777777777$ 7$ 7$$ 7777777$$ 777777777$$ 77777777$ 77777777$$ 7777777$$ 7777777777$$ 77777$ 77777$$ 7$ 777777$$ 77777777 55555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555552222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222266666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666$$$$ 6666$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$555555 $$5555555555 $$5555555555555 $5 $555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555 $$5555 $55555555555555555555555 $$55 $$55 $55,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222 '''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((( %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%$$$$$$ %%%$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$5 5 $5 5 $5 5555555 $5 5555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555 $58888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888877777$ 777$ 77777$$ 7777$ 77777777$ 7$ 77777777$ 7$ 777777777$ 7$ 777777777$$ 777777777$ 7$ 77777$ 7777777777777777777777777777777777777777777$ 7$$$$$ 7$$ 7$ 7$
$$$$$$$$$$ $$ 5555 5555555555555555555555555555555 5 ,5 ,,,5 5 ,5 ,5 ,5 ,,55 ,5 ,,,,5 ,5 ,,,5 ,5 5 ,5 5 ,5 ,55 ,,,5 ,,,555 ,,55 ,,,,,,,5555555 ,5 ,5 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $$ 8$ 8$ 8$$$ 8$$$$ 8$$$$$$$$$$$$$ 8$$$$ 8$$$ 88$$$$$$ 88$$$ 8$$$$$$ 88$ 8$$$$$ 88$$$$ 8$ 8$ 88$$ 88888$$$$ 8$ 8888$$$ 88888$$$$ 8888$$$$ 8$$$ 88$ 8$ 8$ 8$ 888 8$ 8$ ********8 *8 *8 *******8 ****8 *8 *****8 ***8 *8 *8 *8 *********8 *88 ************8 *****8 ****8 *8 *8 ****8 888 ******8888 ******8 ***88 ******888 ************88 *8 ***8 *8 *******8 *888 *********8 ***8 *****8 **8 *8 8 **88 ***8 8888888888888888888 *8 *8 *** $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ *************************************** ** $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 888888888888888888888888888888888888888888888888888 88 555555555555555555 5$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $$$$$$$$$$$ $ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 555555555 55 ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, , ///////////////////////////////////////////////////////////// ***************************************************************** * //$ /$ //$ /$ /$ /$ $$$$$$ /$ /$ /$ /$ /$ ////$ /$ /$ $$$$ /$ /$ //$ //////$ //$ /$ /$ $ /$ /$ /$ /$ //$ /$ //$ ////$ //$ /$ ///$ /$ $ /$ /$ $$ ////$ //$ /$ $$$$ /$ /$ //$ $$$$$ ///$ /$ $$$ ////$ //$ /$ $$ ///$ /$ /$ //$ $ /$ $ //$ /$ ///$ $ /$ /$ /$ $ /$ /////$ ///$ ///$ ////$ /$ ///$ /$ /////$ $ ///////////$ ////////// $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $ 5$ 55$$$$$ 555$ 555$$$ 5$$ 5$ 55$ 55$$ 5$ 55$$ 5$ 5 5$ 5$ $$$$$,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, $, $ 88888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888 8888888888888888888888 8 $$$$$$$$$$$$$$ $ $$$$$$ $$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 55 555555555 55 ***************** ** /////////////////////////$ ////////////////$ ////$ //$ ////////////////////////$ /////$ //$ /////////////$ ////////$ ///////$ ///$ ////////$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ $$ //$ //$ //$ /$ ************************************************************************************************************************************************** ***888888888$ 888888888888888888$ 888888888888$ 888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888 888$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$$$$$$$$$$$ 8$$$$$$$$$$$ 8$$$$$$$ 8$ $,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, ,,555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555 55$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 5$$ 5
&$ &$ &&$ &$ &&&$ &$ $ &$ &&$ &$ &$ &$ &$ &$ $$$$$$$ &$ &$ &$ &$ $$ &$ $ &$ &$ &$ &$ &$ &$ $$ &$ &$ &$ &$ &&&&&&&&&&&&$ &$ &$ &$ &$ $$$$$ &$ &$ &$ $$$ &$ &$ &$ &$ $$$ &$ $$ &$ &$ &&&&&$ &$ &&&&$ &&&$ &$ &$ &$ $ &$ $ &$ $$$ &$ $ &$ &$ &$ &$ $$$ &$ &&&&$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$$$$$$ &$ $ &$ &$ $$$ &&$ &&$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &&$ $$$$$$$ &$ &$ $ &$ &$ $$$ &&&&&$ &&$ &&$ &$ &$ &$ $$$$$ &$ &&$ &$ &$ &&$ &$ &$ &$ &&$ &$ &$ $$$ &$ &$ $$$$ &$ $ &$ &&&&$ &$ $$$ &$ &$ &$ $ &&$ &&$ &$ $ &$ &$ &$ $ &$ &$ &$ &$ $$$$ &&&&&&&&$ &$ $$$ &$ $$$$ &$ &$ &$ &&&$ &$ $$$ &$ $ &$ $ &$ $$ &$ &$ $ &$ $$$ &&&&&&&$$$$$$$$ &&&&$ &&&&&&$ $$$$ &&&&$ &&&&&&$$$$$ &$ $$$$ &&&$ &&$$$ &&&&$$$$$$ &$$ &$ &$ $$$ &$ $$$$$$$$$ &$ $$ &&$ $$$$$$$ &&$$$$ &&$ &$$$$$ &&&&$$$$$ &&&$$ &$$$$ &$5$ 5$ 55$ 5$ 55$ 5$ 55$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ 5$ $ 5$ 5$ $$ 5$ $$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ 5$ $ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $$$$$$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ $$ 5$ $ 5$ 5$ 5$ $ 5$ 55$ 55$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ $$$ 5$ 5$ 5$ 5$ 55555$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $$$$$ 5$ 555$ 5$ 55$ 5$ 5$ $$ 5$ 5$ 555$ 5$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ $$ 5$ 5$ 5$ 5$ 55$ 5$$$ 555$ 55$ 5$$$$ 5$ $$$ 55$ $$$$ 55$ $$$ 5$ 5555555$ $ 5$ $$ 55$ 5$ 5$ 5$ 5$ 5$ $$$ 55$ 5$ 5$ 5$ 555$ 5$ 555$ $ 5$ 5$ $ 5555$ $$$ 555$ 5$ 5$ 5555$$ 5$ 555$ $$$$ 55$ 5$$$$$$ 555$ 5$$$ 5$ 5$ $$ 55$ 5$ $$ 55$ 5$$$$ 5$ $$ 5$ 5$ 5$ $ 5$ $$ 55$$ 5$ $$$$ 55555$ $$$$$$$$$$$$$$ 5$ 5555$$$$$$$$ 5$ $$$ 555$$$$$$$$$$$$$$&$ &$ &&$ &$ &$ &$ &$ &&&&$ &$ &$ &$ $ &$ &$ $ &$ $$ &$ $$$$ &&$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ $ &$ &$ &$ $ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &&&&$ &$ &$ &$ $$$$$$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ $ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ $$ &$ &$ &$ $ &$ $ &$ &$ &$ &$ &&$ &$ &$ &$ &&$ &$ $$$ &$ &$ &$ &$ &$ &$ &$$$$$$ &$ $$$$ &$ &$ &$ &$ $ &$ &$ $$$$ &$ $ &$ &$ &$ &$ &$ &&$ &$ &$ $$$ &$ &$ $ &$ &$ &$ &$ &&$ $$ &$ &$ &$ &$ &&$ &$ $ &$ &$ $$$$ &$ $$ &$ &$ &&&$ &$ $$ &$ $$$$$ &$ &$ $$$$$$ &$ &$ &$ $ &$ &&&&&&$$ &$ $$$$$$$ &$ &&&&&&$ $$$$ &$ &&&$ &$ $$ &$ &&&&$ &$ $$ &$ &&$$ &&$$ &$ &&&$ &&$$$ &&$ $$ &&&$ &$ &$ &$$$$$ &&&$ $$$$ &$ &&&&&$ $$$$ &&$ &&&$ &&&&&&$$ &&$666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$55555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666
(((O& O & (O (O& (O& (O (O& (O & (O (O& &&&&&& ( & (O & & (((O & &&&&& (O & (O& (O (((O & (O& ( &&&&& (O & (O & (O & (O & (O & ((O &&& (O& & ((O (O & (O && (O& & (O & ((O && ( & O & O (((O& (( &RRRUR] RUR RUR] RUR] UR] RUR] RUR] RUR RUR] RUR] UR] UR UR] UR] RUR] RUR] UR] RUR] RU UR RUR UR UR] R] ] RRUR URR] URR] RUR URR RUR RUR RRU RU U RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR (((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((OO OO O OOOOOOOOOOOOO &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRUUUUUUUUUUUUUUUUUUURRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR]]]]]]]]]]]]]]]]]RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
3H 3HG GU 3HGU 3H 3H 3H 3H 3HGU 3HGU HG 3 G G H 3H 3H 3HG 3HG GU GGU 3 G GU H 333H 33HGU 3HGU 3HH 3H 3HG GGU GGGGGU GGU GUU GU 3H 333HHGGGGU GU G 3HG 3HG 3 GGGGGU GGU 3H 3HGU 3HGU GGU GGGU 33HHG 3HG GGGUU 33HHGGGGUU 3HGU HHGGUUU GU 33333HHHHGGGUU 3HHGUUUU HHGGUUU GU GUUUU HGUU GU HHGG HGGU G R* R* R* R* * R * R* R * * R* R* **D *DDDD **DDD R* *** R * *D R * ** R* *D *D **D *D ***DD *D R * *D *D R * ***D *D *D *D *D R *D *DDD R * **DDDD R*DDDDDDDDD *DDD *D *D R*D *D *DD R DUUF UFtD UFt UFtD UFtD UFt UFt UFtD UFtD FtD UFtD UFtD FtDD t UFtD UFtD UFtD U t FtD UFtD UFtD tt UF UFtD UFt FtD FtD FtD UUF UF UF UFt t FtD FtD tD D UUFt Ft FtD UF UF FtD tt UUFF UF FtD DD UFtD UF FFt FtD UFtttD FtDDDD UFtD UU DD U D FtD 33333333333333333333333333333333333333333HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGU GGGGGGGU GGGGGU GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUURRR RRRRRRRRRRRRRRR ********************************************************DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUF UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU DDDDUUFFFFFFFFFFFFF UF FFFFFFFFFFFFFFFFFF UFFFFFFFFFFFFttttttttttttttttttttttttttttttttttDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
3LF 3LF 3LF 3LF 3LF 3LF 3LFD 3LFD 3LF 3LFD 3LF 3LF 3LFD 3LFD FD FD D 3LF 3LF 3LF 3LFD 3LFFFD FD D 3LFD L 3LF LFFF L 333LFD LFD FD FD 33LFD LFD 3LFD FD D FD DDD LFFFD FD DD FD DD LFDD 3LFDDDDDD FD DDD 3LFDD 3 FD FFD DDDDD 3LF 3LFFD DDDDDD 333LFFFDDDDDDDDD 33LFD 3LFD 333LFD DDDDD 3LFD 333LF 3LF 33 FFDDD 33 FDFKR FKR KR KR KRR KR KR FFFFKR KR KK FFKR KKR KKKKR KRR FKK FFFFFFKR KKR FKR RR FKR FKKKRRR FFFFFF RR FFFF R FFFKRR FFFFKKRRRR FFFFFKKRRRR FFFFF RRRR FFF RRR 33333333333333333333333333333333333333333333333LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLF LFFFFFFFFFFF LFFF LFFFF LFFFFFFFFFF LFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDFFFFFFFFK FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFK KKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR KRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
*DOL *DOL *DOL *DOL *DO *DOL *DOL *DOL *DOL *DOL *DO *DOL *DO DO DOL *D DOL O DO *DOL OL L *DOL *DOL *DO DOLLLLLL OL *DO *DO *DOL *D *DOL OL OL DOLLLL *DOLLL *DO *DOL *DOL L *D *DOL OLLL *DOL *D DOOLL D LL *DOL L DOL *DO O DOL **DOL *D ***DOL ****DOL L OL ****D DOLL * SiQ i SiQ SiQ Si Si SiQ SiQ iQ iiiii Siiiiii SiQ SiQ iiii SiQ SiQ Si SSiQ SiiQ iiQ iQ iiQ i SiQ SiQ SiQ Si SiQ iQ iQ iQ SiQ SiQ SiQ Si SiiQ i SSSiQ SiQ SiiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQQ SiQ SiQ Si SiQ iQ SiQ SiQ SiQ SSi SiQQ SiQ iiQ Sii SSiiQ S ****************************************DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOO DOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO DO DOOOOOO DOOO DO DOOLLLLLLLL OLLL OLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLSSSSS LLLLLLLLLLLSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
6DQ 6DQ 6DQ 66D 6D 6D 6DQ 6DQ DQ 6DQ 6DQ 6DQ 6DQ 6DQ 6DQ 6DQ 66D DQ DQ 6DQ DQ 6DQ 6DQ 66D 6D 6D DQ DQ 6DQ 66D 6D DQ DQ 6DQ 6D D 6DQ 6DQ 6DQ DQ 6D 6DQ QQQQ DQ 6DQ 66DQQ 6DQ DQ 6D 6D 6D 6 -RVp -RVp -RVp --RVp --RVp -RVp -RVp -RVp -RVp -RV RV VVp p Vp -RVp -RVp -RRV -RVp -RVpp -RVp --R ---R -RVp -RVp -R --R -RVp RVp -RVp - Vp p -------R - Vp p -R - p -RVp ---- GH GH GH GH GH GH GH GH GH GH GH GHH GH GH GH GH GH GH GH GH GH GH GHH GH GH HHH GH GH GH GH GHH GH H GH GH GH GH GHHH GH GH GH GHHH GH HH GHHH GGHH GHHHH GHH GHH GH ***DO *D *D **DOL *DO *DO *D *DO *DO **DOL *DOL *DOL *DOL O *DOL OLLLLL **DOL *DOL *DOL *D *DO *D LL **DOL *DO *D D LL ****D *DOL D *D *D LLL **DO *DOL *D *D *DO *DO *DOLLLLL **DOL D L *D L *D DOL DD L *D L *DOLL *DOL DO *D *DOL ***** O ** SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SiQ SSiQ SiQ Si SiQ SiQ SiQ SiQ Si Si SiQ SiQ SiQ Si Si Si SiQ SiQ SiQ SSiQ Si Si SiQ Si SiQ SiQ Si SSiQ iQ SiQ SiQQ SiQQ SiQ SSi SiQ SiQQQQQQQ SiQ SiQQ SSSS 66666666666666666666666666666666666666666666DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQ QQQ QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ QQQQQQ -----------------------------------------RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVppppppppppppppppppppppppp GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHHHH HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH **************************************************DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
D 6D 6DQ 6D 6D 6D 666DD 6DQ 6D 6DDQ Q DQ 6DQQQQQ DQ 666D 66D 6D 6D 6D 6D 6D 6DQQQQQQ 666D 6D 6DQ DQ 6DQ D 6DQQQ 6D 66 Q 6DQ 666DDQ 6DQQ DQ 66D 66DQQQQ DQ 6666DQ 666DQ 6DQ D 66D 6D 6D 6DD 6DQQQQQQQ 66D 6DDQ DQ D 6DQQQQ DQ 6DDQ DQQQ 66D 6DDDDQ D 6DQQQQQQQ 6DQ 66DDDDQQQQQQQ 6 QQQQ Q 6DDDQ QQQQQQ 66666DDQ QQQ 66 Q 66DDDQQQQ 66D 6 QWR Q $Q $Q $$$$Q $Q $$$$Q $QW QW QWW $Q $QWRR QWR QWR $QWR $Q $$$Q $Q $$$$QWR $Q $$QWR QQW QQWW QW $Q $$Q $QQQWR QWR WR QWR WR WR QWR $QWR $QWR $$$$QW $$QW QWR QWR WWWWR WWWWR RR $$QWR $Q $$$$$QW $Q $Q QWR QWR W $QWR WW $$$$Q $Q $Q QWR WR $$$QWWR WR WR WR WR R $$$$$Q $Q $QWR $Q $QWR $Q Q $QWR QW QWW $QWRRR $$$$Q $Q QWWR $$$Q $QWR QQQWRR $$$$$$$$Q QQQQQWR $QW QWWW $$$$Q $QWR QQWR WWWRR $$$QWR QQWWWWWWWRRR QWR QWR $$$$QWR $$QQQWWWRR $$$QWWWR $$$$$QQWWWWWWRR $QWWWRRRRQQQQQQL L QLR QLR LR LR RRRRR QQQQQL QLR QLR LR R QQQQL LR RR L QQQQQL LR QQQL QL LLR QQQLR R QQQQQQQLR R QQQQQQQQQQQQQQQQLRR QQQQQQQL QQQQQ RRR QLR QQQQ RR R QQQLRR QL QQQQLRRR QQQQQLRR QQ RRR 666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ$$$$$$$Q $Q $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$Q $Q QQ $$Q QQQQQQ $QQQQQQ $Q QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ $$Q Q $$Q $Q $ WWWWWWWWW QWWWWWW QWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLRRRRRRRRRRRRRRRRRRR RRRRRRRRRRR
GGGH * GGH* GGGH* GH * GH * GH* GH GH GH* GH GH GH* GH * GH* GH GH **** H* GH*** * GH GH** GH * GH H H * GH*** GH ** GH* GGGGH * GH * GGH * H* H* ** GH* H * * H * GH * GH * H * H * H * **** H * GH * GGGH * GH* HH * H * ***** GH GGGH* GH GH GH***** GH* GGH* H * H * * GH GH* GH* GH GH * HH* **** GH GGH * H * * H * GH* GGH * H * * GGH*** GGGH **** GGGH ***** GGH GGGGGGH ***** GGGGGH **** GGGHHH **** G *DOLS DOLS DOLS OLS LS DOLS DOLS DOLS OLS OL DOLS LS LS LS LS S LS S DOLS DOLS DOLS DOLS DOLS DOLS LS DOLS DOLS DOLS DOLS S LLLS LLLS DDOLS DOLS DOLS LLS LS S DDOLS DOLS DOLS DOLS DOLS S DDOLS OLS DOLS LS DOLS SS DDDOLS DOLS SS DDOLS DOLS OL DOLS SSS DOLS DDDOLS DOLS DDOLS DOLS S LS S DDDOL LS LS DDDOLS DOLS DDO SS DDDDDO DO DOLS DDDDDO DOLS DDDDDDOLS DOLS OLS DDOLS L DOLS DDDO OOOL LS DDDDO SSSiQ iiQ iQ iiiQ iiQ iQ iQ iQ iQ iiQQ iQ iQ iiiiQ iQ iQ iQ iiiiQ iiQ iQ iQ iQ iQ iiiiQ iiiiQ iQ iQ iiiiiiQ iQ iQQQ iiiQ iQQQ iiiiiiQ iQQQQQ iQ iiiiiQQQQ iQQQQ iiiiiiQQQQ iiiQ iQ iQQ iiiQ iQQQ iQQQQQQQQQ iiQ iQQ iQQ GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHHHH HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH *************************************************************************************************DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDO OOOOOOO DO OOOOOOOOOOOOL OOOOOOOOOL OOOOOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLS LS SSSSSSSS LS SSSSSSSS LS SSSSSSS LS SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS LS SSSSSSSSSSSSSSiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiQQQQQ iiQQQQQQQQQ iiQQQQQQQ iQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
66D 6D 6DQ 66DQ 6D 6D 6DDQ 6DQQQQ 66DDQ 6DQQ DQ Q 6D 6DDQ QQQQ DQ QQ DQ Q DQ 6D 6D 6DQQQQQQQ DQ 66DQ 6DQQQQQ DQ 66DQQQQQQQQQ 66DQ DQ QQQQ 66D 6DQ DQQQ DDQ QQQQQQ DQ QQQQQ 6DQ QQQQQQQQQQQQQQQQQ 66 QQ---XO --XOL -XOL ---X -X -XOL -XOL -XOL -XOL OL -XO -XOL -XOL LLL -XOL -XOL -XOL -XO -XO -XOL -XOL XXOL XO -XOL -XOL -XOL -XOL ----XOL X -XOL -XOL -XOL ---XOL --X XXXOLL -XOL -XOL --X -X XO -XO -XOL -XOL -XOL OL -XOL --XOL --XOL XO XO -XOL OL -XOL -XOL XXXXXXO XOL -XOL -XX -X XXX -XOL XXX -X X -XXXXX -XO -X XXXXXXXXO XXXX -X XXXX -X XX -XX L XOL XX iQ iQ iQ iQ iQ iiQ iQ iQQ iQQQ iQ iQ iQ iQ iiQ iQ iQ iQ iQ iQ iQ iQ iiiiQ iQ iQQQQ iiQ iQQ iiiiQ iiiiiiiiiiiiQ iiiQQ 666666666666666666666666666666666666666DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ QQQQQQ QQQQQQQQQ QQ ----------------------------------------------------XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXO OOOOOL OO XO OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
&DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &&DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP &DUP UP &DUP &DUP &DUP DUP &DUP &DUP &DUP &D DUP UUP &DUP P &DUP &&DUP DUP &DUP P &DUP &DUP DUP &DUP &&DUP DUP &DUP UPP &DUP PP DD &D PPPPP &DUP &DUP P & PP & UP & HQ HQ HQ HQG HQ HQ G Q QQ QG QG QQ GGGGGG HQ G HQ QG Q G Q GGGG HQ HQ G HQGGG HQ Q HQ G GGG Q G HQ HQGGGG HQ HQ HQ Q G Q GGGGGG HQ HQ G HQ HQ QQ G HQ G G HQ Q GGGGGGG HQ HHQ HQ HQ Q GGGG HQG HQ Q GG HQ QQ GGGGG Q HQ QQQ GGGGG HQ HHHQG HQ GGGG QQQ GGGG HQQG Q G HHQ Q GGGGH 8 H 8U H 8U H 8 H 8U H 8U 8U 8U H 8U 888888 H H8 H8U H8U H8U 8U H 8U H 8U 8U 8 H 8U 8U 8U 88 H8U H8U H 8U H 8U 8U H 8 H 8 H8U 8U 88 H 8U 8 H 8U H 8U H8U H 8U H8 88U H 8U H 8 H8U H 8U H 8 H 8U 888U HH8U UU H 8 H 8U 88 H 8U 8U 8888U 8U 8 H8U 8U 8U 88U H8U 8U HH 8 8U H8U 88U 8U U 88ULLLLLD LD LD LD LLLD LLD LD LLD LD LLD LD LD LD LLDD LD D LD LD LLD LD DD LD DD LD LD LD LD LD LD LLLD DDDDD &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ QQQQQQQ QQQQQQQQQQQQQQ QQQQ QQQQQQ GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHHHHHHHHH HHH HHHHHHHHHHHH 888888888U 8U 888888888888U 888888888U 8U 888888888888888888888888888888888888UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUULL UUUUUULLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL UUULLLLLLLLLLLLLLDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
66D 6666D 6DOW DO DO DOW 6DOW 6D 6DO 6DOW DO DOW DO DOW 6DOW 6DOW 6DO 66DO 6DOW 6D 6DOW 6DO DO OW OW 6DOW DO 6DOW DOW DOW O DO DOW OW 6DOW 6DOWW DOW 6D 6DO 6DO DO 6D DOW OOW OWWWW 6DOWWW 6DOW 6DO DO DO OW OOOOWWW DOWW DOW 6DO 6DO 6DOW DOW DOW OOOWWW 6DOWW 6DOWWW 66DO DOOW OOW OWWW 666D DO 6D DOW DDO OW OOOWW 6DDDDO OOW OOW OWWWWW DOW DOW 666DOW DDDDDDO 6DO 6DOWWWWW DOW 6DOW 6DO 666D DOW DDOWWWWWW 66D 6DOW D WWWW 6DO 6666666DOW DDOW OWWWWWWWW 666666DOWWWWW 66666DOWWWW 666D WWW 6DOW 6DOW 6 WW 6 WR GH R GH R GH R G R GH R G RG R GH R G RGH RGH R GH GH GH R GH R GH G R GH R G R G G R GH GH RG R GH RGH R GH RGH R GH GGH R GH R GH R GH RGH R GH HH RGH R GH HH R GH GH R GH R GH R GH RRGH RGH R GH R GH HHH R GH R G R GH HHHH R GH RRR GH GGG R GH HHHH R RR R G GH R GH HH RRGH GH GGHHHHHHH RRRRRRR GHHHH RRRR GH RRGH RGGHHH RRR GH RR R RGH RRRR GH R G 8UL 8U 8UL 8UL 8UL 8UL 88U 8U 8UL UL UL ULL 8UL 8UL 8UL UL 88U 8UL 8ULLLL 888UL 8ULLL UL 8U 888ULLLL 8UL L 8UL 8UL UL ULLL 8UL 8UL 8UL 8UL 8UL 8 8U 888UL U 8888U 8UL 8UL 8U UUL 88UL U 8UL 888U 8UL 88ULLL 8U DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD 66666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOW OOO DO OW OOO DO OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOW OW OOWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW OWWWWWWWWWW OWWWWWW OWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH88888888888888888888888888888888888888U 8U UUUUUL UUUUUU 8U UUUUL UUUUUUUUUUUU 8U UU 8U UUUUUUULLLL UL ULLL ULLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL UUUUULL UULLLLLLLLLLLLLLLLLLLDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
HHHHHHHH H $QDU $$$Q $$QDU QDU $QDU $QDU $Q $QDU DD QDU QDU QDU $Q $$$Q $QDU QDU $QDU $$ D QDU $QDU $QD $QD $$Q $QDU $QD DU QDU $QD $QDU QD $QDU $QDU $QDU $$Q QD QQDU QD $QD DDU DU $Q QQ $QD DD QQDDU QDDD QQQDU QQD QD Q HHHHHHHHHHHHH $QDUH DUH DDDDD $$QQQQQDD QQQQQQQQQQQQQQD QQD QQD QD QQ $ UUU $$$$$$$$$$$ DDDDDDDDDDDDDDDDDDD HHHHHHHHHHHHHHH H QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ HHHH HHHHHHH $$$ D $ DD $$ D $$$$QD $ D $ D $ DDD HHHHHHH $ DUU DDU D HHH UUUU $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$Q $$$QQQQQ $$Q QQQQQQQ $Q $Q QQQQ $Q QQ $Q QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ $Q $QDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDU UUUUUU DU UU DUUUU DU UUUUUUUUUUUUUUHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH HH
(O1 (O11 O 1 (O1 (O1 (O (O1 (O1 (O1 (O1 (O 1 O1 (O (O1 (O1 (O1 (O1 O1 (O1 (O (O 1 (O1 (O 1 (O1 (O 1 (O1 O1 (O1 (O 11 (O1 (O 1 (O1 (O1 (O1 O11 (O1 (O 11 (O1 (O O1 O 1 O11 ( 1 (O (O1 OOO1 O 11 O 1 (OO 1 O 1 (OOOOOOO1 ((O OOOOOOO 1 OOOO1 (OOO 1 (O O1 OO111 (O 1DUDQ DUDQ DUDQ DUDQ DUDQ DUD DDDUD DU DUD DUDQ DUDQ DUDQ DUD DUDQ DUDQ DQ DQ DQ DUDQ DQ DQ DUDQ DUDQ DUD DUDQ DUDQ UDQ DQ DUDQ DQ UD DUD UDDQ UDQQQ DQ DQ QQQQQQQ DQQQMDO MDO MD MDO MDO MDO MDO MDO MD MD MDO DO MDO D MDO MDO MDO D MDO MDO MDO MDO MDO D MDO MD MDO DDO DO MD DDO MDO D MDO MD MDO DDO DO DDO DOOOO MDO D ((((((((((((((((((((((((((((((((((((((OOOOO O OO OOOOO OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO 1111111111111111111111111111111111111111111DDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQMMMMMMM QQQQQQQQMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
0DP 0D 0DP 0DP 0D 0DPS 0DPS 0DP 0DPS 0DP 0DP 0D 0DP DP DP DPS P 0DPS DPS 0DPS 0DPS PS PS 0DPS PS 0DP 00DPS 0DPS 0DPS 0DP 0DPS 0DPS DP 0DPS 0DPS 0DPS 0DP 0DP PS 0DPS 0D 0D DPS 0D 0DP 0D 0D D 0DDDDDP DP 0DPS DPS 00DDPS PSS DP DP DP DPSSS 00DP DDP PSS 00DP DPS PSSSSSSSRWH RWH W RWH RWH RWH RWH RWH WH RWH WH RWH RWH RRWH RWH RWH WH RWH WH RWH WH RWH RWH RRRRRRRRR H RRRRW RRRRRW RRRRR 0000000000000000000000000000000000000000DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRWWWWWWWWWWWWWHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH
&DPS &&&D &&DP DPS PS &DPS &DPS &&DPS DPS DPS DPS DPS DPS &DPS &DPPS PS &DPS DPS &DPS PS &DPS &DPS &DPS &DPS &DPS &D &DPS &&&DPS &DP DPS DPS DPS DPS DP &DPS &DPS DPS &DPS DPS &DPS &DPS &&D &D &DPS &DPS &DPS &&DPS DPS DP DPS DPS DP P DPS &DPS &DPSS &DPS &&DPS &&DPS &DP &DPS DP DD &DP DP DP DP P &DPS &&DDDP DDP DP DPS DPS PS PS DPS PS PS &DPS DP DP PS PS PS PSS DDP PS PS PS PS &DPS DPS P DPS PPS DDPP DPS DPS PPPPPP DPS PS DPS DPS DPS PPPPPPPPPS DPS PPP DPPPPPPS DDDDDDPPSSS DPS DD SS &DD SSSSSSSSSR$ R $O R$ R $O RR$O R $O R$O R$O R$ $O $$O $O R$O R$ R $O R$O R$O R$ R$O $O R $O R$ R$O R $O R $O R$O R$ R$O R$O R$O $O $O $ R$O R$O R$O RR$O $O $O $O $O $ R$O $$ R$ $$O R$O $$O $O $O R$O $O $O $O $O R $O $O RR $$O $O $O $$OOO $O R $O R$O $O $O $$$$$$$ RRRR$OHJ HJU HJU HJU HJU HJUH HJUH JUH JU JUUHH JUHH HJUH HJ HJU HJ HJUH HJ HJUH JUH JUUU JU HJUH UH UH HJUH UH HJUH JUUH JUH UH UH HJ HJJUU HJUH J HJ HH UH JUH HJJJ &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSRRRRRRRRRRRR RRRRRRRRRRRRR $$$$$$$$$O $O $O $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$O $$$$$$O $OOOOO $OOO $$OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO $OOOO $OO $OO $OOHHHHHHHHHHHHHHHHJJJJJJJJU JJJJJJU JJJJJJJJJJJJJJJJJJJJUUUUU JUU JU JUUUUU JUUUUUU JU JU JU J HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH
/D / ///D/ ////D/ / / //D /D /D / /D / D /D ///D / /D / / D / D /// //D //// /D/ //D /////D/ ///D /D/ D // / D / D // / ////// ////DDD/////// /D / /D/ /D // /// // D/ D/ D/ /D/////// /D/ /D // D /D / /D / /D / / / D D/ D / D/ D/// /D/ /D / /D/ /D / //DD //// /D/ /D //////DD DD D DD// D ///// ///////D //DDDD// /D/ //D //D //D /D /D /DD / /D ////D /D / /D ///DDD /////D /D//// ////D/ /////DD //DD / D / /DDDD /DJXQ DJXQ DJ DJX DJX DJX DJ JX DJX JXQ DJ JXQ JX JX JXQ XQ XQ JXXXQ DJXQ JXXQ JXQ JXQ QQQ XQ Q DJ DJX DDJX DJX DJX DJX JXQ XQ X JX JXXQ XQ DJXQ XQ XQ XQ XQ Q XQ DDJX DJX DDDJX DJX JJJXQ JXQ XXQ XQQQ XQ Q DJXQ DJX DDJ JJXXQ XXQ Q XQ QQ DJX DJX DJX DJX DJX DDJX DJX DDJ JJX JJXQ XXQ XXQQ XQ Q XQ DJX DJX JJJJXQ XQ XXXXQ XQ Q DJX DJXQ JX J DJXQ JXQ JXQ XXXXXQ DDDJX DDJ DJXQ JJXXXXXXXXQQ DJX DDDJX DJX DJXQ JJJXQ JXXXXXXQ XQ QQ DDDJX DDJJJXXXXXQQQQ DJX DJX DDJX DJX JJX JXQ XQQ DJJ DJX XXQQQQQ DJX DDJJX DJ DJX JXXXX JX JJJJJJ LW LW LWD LWD LWD LWD WWD WD WD WD WWWWD W LLW LWD LW LWD WD WD WW LLLLW LW LWD LWD WDD LLL DD LLLW LWD WD LWD LWD LW LLLWD LWD WD LLLLLWD WD WDDDD LLLW WDDDD LLLL D LLLL DD LLLLW LWDDD LLLLW LW WWWD LLLLLW WWWWWDDD LLWWWWWD LLW LW WWWWWDD LLLLLW WWD LLW LW W LW WW ///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////DDDDDDDDD DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD DDD D DDDDDDDDDDD /////////////////////////////////////////////////////////DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX JJX JJXX JXXQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLW W LLLLW LLLW LLLLLLLLLLLLLLLLLLLWWWWW LW WWWWWWWWWWWWW LW WWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
&KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ DJ &KDJ &KDJ &KDJ &KDJ &&KD &KDJ &K &KDJ &KDJ &KD &&KDJ & DJ KDJ DJ &KDJ &KD &KDJ DD &KDJ && JJJJXDUD XD XXDU XDU XDU DDUUUUD UUD UD XDUD XDUD DDD XD XDU XDUD DUD UUU XDUD XDUD XDUD XD XD XXDUD XD XD DDDDU DDUD XD DDUUUUUD DDDUUUD UD UD XDUD UUUD UD UD DUDD XD DU DUUD UUUUUUD D XDUD DUUUUUUUD XD DUUUUUUD XXD DDUUUUUD DD XDDD D XDDDUU XDUD XD X PRV PR PRV PRV PRV PR PR PRV PRV R PR PRV R PRV RV V RV PRV V PR PRRV V RV V PRV P V PRV PPPRV PPRVVVVVVV &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&KKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX JJJXXXXDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
7UX 7UXM 7UXM 7UX 7UXM 7UX 7UXM 7UXM 77U 7UXM 7U 7UXM 7U 7UX 7UXM 7UXM 7UXM 7UXM XM XM XM 7UXM XM M 7UXM 7UXM 7UX 7UXM 7UX 7UXM 7U 7UXM XM 7UXM 7UXM 7U 7UXM 7UXM XM XM 7UX 7UXM 77UXM 7UX 7U 7UXM 7U 77UXM 7UX 7UXM 7U 7 M 7UXM XXXXXM XXXM M X UX UXXXXM MM XX UXXXXM MM XXXXXXXMMM UXX UXXMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMLO LOOR LO LOOR LOOR LOO LOOR OOR OR LOOR O LOOR OR OR R OOR OR OR OR OR LLOO LOO OO O OO LOOR OR LOOR LOOO LOOOR OOR OOR OR O LO LOO OO OOR OR O LOOR LOOR OR LOO LO LOOOOOOOR OOOO LOO LO LLOOOOO LOOR OR OR O LOOR LOO LOOOR O LOOOR LO LO LOO LOOR LO LO LOO LOORR LLO LO L ORRR LO L R OO OORR L R L RR L R 7777777777777777777777777777777777777777777777UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUXX UX UXX UXXXXXXXXXXXXXXXXXXXM XXXXXXXXXXXXXXXXXM XM XXXXXXXXM XM XXXXXXM XM UUXM XM XM XM XM MM XM MMMMMMMMMM XM MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLO LOO LOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO LOOOO LLOO OOOOOOO OO O OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOORRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
7XUJ 7X 7XU 7XUJ 7XUJ 7XU 7XU 7XUJ XUJ XUJ 7XUJ 77XU 7X 7XUJ XUJ XUJ XUJ U XUJ XUJ 7XUJ 7XUJ 7XUJ 7XUJJ 7XU 7XU 7XUJ XU 7XUJ XUJ 7XUJ 77XUJ 7XUJ 7XUJ 7XUJ 77XUJ XUJ 7XUJ 7XUJ 7XUJ 7XUJJ 7XUJ 7XUJ 77XXUJ 7XUJJ 7XUJ UJ U XUJ XUJ 7XUJ 7XUJJ 77XUJJ 7XUJ 7 UJJ 77777X JJJ 777777 J 77777X 77777 JJJJJJJJJXXXXXXXXD XD XD XD XD XD XD XD XD XD XD XXXXXD XD XD XD XXXXXD XD XXD DDD XXXXXD XD XXXXXXXD D XD XXXXXXXD XD XD XXXD D XD XXD XD D XD XXXXDD XXX 77777777777777777777777777777777777777777XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXU XU XU UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU XU U XX JJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJXXX JJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX JJJJJJJJXXXXXDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
/D + /D+ /D+ /D + /D + /D+ /D+ / + /D + /D+ /D + D ++ /D + /D + //D+ /D + /D+ /D+ /D++ D /D + /D + /D+ /D + /D /D + /D /D + /D + /D+ D + /D+ /D ++ /D + /D + /D+ /D+++ / + ////// + D+++DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DFL DFLH DFLH DFLH DFL DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DDDFL DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DFLH DDFLH FLH DDFLH HHQGLW QGLW QGLW QGLW QGLW QGLW QGLW QGLW QGLW QG QGLW QGLW QG QGLW QGL QGLW QGLW QGLW QG QGLW QGLW QGLW QGLW QGLW QGL QGLW QG QGL QG W QGL GLW QGLW QG QGLW GGLW QG WDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD //////////////////////////////////DDDDDDD DDDD DDDDDDDDD ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++DDDDDDDDDDDDF DDDDDDDDDDDDDDDFFFFFFFFFFFFFFLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQGGGGGGL GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGL GL GLW GLW LL GLL GL LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
/RV //R ///R /RV /RV /RV /RV /RV /RV /RV /R /RV RV RV /RVV /RV /RV /RV /RV /RV RV /RV /R /R /RV //RV /RV /RV //R ///RV R /RV /RV /RV /RV //RV //R /RV //RV /RV ////RV /RV //R /RRV //R /R /RRV /RV //RV /RV /////R /////RR /R /RR $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JXD $JX $JXD $JXD $JXD JXD $JXD $JX $JX JX $JX JX $JXD XD $JXD $JXD $JXD D $JXD $JX $J $JX $J $JXD $JXD DD $JXD $$JXD $JX $JX $JXD XD $JXD $JXD JXD XD $JXD $JXD $JX $JX XDD $JXD $JX J $JX $JX JX JXX JX $JX JXD XD $J $JX $JXDD $JXD $JXDDDD $JX $$ XXDDD $$$JX JXD XXD XD $$$JX $$JX $JXD D $$JX $$$ D $$JX $JX $$$$ XDD $J DD XXDDDD $JX FD FDW FDWH FDWH FDWH FDW FDW DW FDW FD FD FDW FD FDWH FDW FDWWWH DWH WH FDW FD FDW FDWH DWH FDW DWH HHH FFDW DW WH HHH D FDWH HH FDW D FDDWWH DD HH DDW W D HHHH WW F VVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV ////////////////////////////////////////////////////RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$JX JJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJX J $J JJJJJJJJJJJJJJJJJJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX JXX JXDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFDDDDDW DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDW DW DW DW WWWWWW DW WWWWWWWWWWWWWHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
/DV /DV /DV /DV ///DV /DV /DV /DV D /DV D /DV /DV DV /DV /DV /DV /DV /DV DDV D /DV ///DV /DV /DV /DV DV /DV ///D //DV VV )ORU )ORU )ORU )ORU ))O )))ORU ORU ORU ORU R )ORU )ORU )ORU )))OR )OR OOOR OORU )ORU )ORU ))OR ORU OOOR ) HV HV HV HV HV HV HV HV HVV HHVVV HVV HVVV HV /////////////////////////DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVV VVVV VVVV ))))))))))))O ))))))O ))O )O )))O ))OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOORRRRRRRRRRRRRRUUUUUUUUUUUUUUHHHHHHHHHHHHHHVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
//D0 /D0 /D0 ////D 0 D0 D0 D 0 D 0 DD0 D0 /D /D 00 /D 0000000000 /D 0 /D0 /D //D 0 D 0 /D0 //D0 /D0 /////D 0 /D0 D 0 D0 /D 000000000 /D 0 D0 /D 0 /D 0 /D0 / 0 ////D0 /D 0 /D 0 //// 0 / 0 D0 /D0 D 0 /D D 00 /D 0 /D 000000000 / 0 /D 0 /D 0 /D 0 /D 0 /D 0 /D0 /D0 ///D 0 /D 0 /D 0 /D 0 /D 0 /D 00 /D 00000 D 0 /D 0 /D 0 /D 0 /D 0 //D //D /D 0 D /D /D 000000 /D 0 //D0 /D 00 /D 00000 /D0 /D0 /D 0 DD 0 D 00 //D 0 /D0 DD 00 D 0 //D 0 /DDDD 0 /D0 /D 0 //// 0 /D 0 /////D 0 ///// 0 ///// 00 //D DDD DDWD DWD DWD DDW DW DW DW DWD DWD DWD DWD DWD DWD DWD DW DWD DW DWD DWD DWD DDWD DDWD DWD DD DDDWD DDW DDDDDWD WD D D D D DD DDD DDD DDWDDD WDD DD DD D ////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////DDDDDD DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD DDDD DDDD 000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000DDW DDDDDDDDW DDDDDDW DDDDDDDW DDDDDDDDDDDDDDDDWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
6DE 6DE 6D 6D 6D 6D 6D 6D 6D 6DD 6DDD 6DDE 6DE 6D 6D 6DD 66D 6DDDDE 666666DDDDDDDDE 666666D 6DE 6DE DE D 6DE 666666DE DDE 6DE DE 6DEE DE E DE E 666666DE DE DE DE DE EE DE DE E 66DE DE DE EEE 666DDEEE 6666DDE EEEEEEE 6DEEDDDQD DDQD DQ DQD DQD D DQD DQD QDD QD DQD DQD DQ QD DQ QD QD QD QD DQD DQD DQD DQ DDQD DQD DQD D QDDD DQD QD QDDD QD DDQD DQ DDQ QD QD DQD QD QD QDDD DQD QD DQQQD QDD DDDQD DQD DQD DDDQ QQ DQD DDQQQ DDDQD DQD DQ QD QDDD QD QD DDQD QQD D $UUL $UUL $UUL $UUL $UUL $UUL $UUL $UUL $ L $UUL $UU $UU $UUL $UUL $UUL $UU $UUL $ L $U $UUL UUL UUL $UUL $UUL $ LLL $U $UUL $UUL $UUL $UU $ L $$UU $UU $UUL $UUL $UUL U $U $UUL $UUL $ LLL $UUL $UU $U $UUL $UULLL $UUL $ L $UUL $UUL $UUL $UU ULL U $UU $U $$$U $$UU $U $UUU UU UU $U $$U $U $UU $U $$$U $U $$$$UUUUU UULLL $$$U $$$$U $UUUUU UL $$$$$$$$$$$$UU $UU $$$$UUUUL $$$$$UUU $UUL $UUL $UUU $ ED ED EED ED ED ED ED DDDD ED ED ED EED ED ED DD ED D ED EDDD ED EED ED D ED EED ED D ED EDDDDD EED DDDDD EEDD EEEEDD EEEDD EED D EEED EDD ED EEED ED EE 6666666666666666666666666666666666666666666666666666DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDE E DDDE DDDE DE EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$UUUUUU $UUUU $UUUUUUU $$UUUUUUU UUUUUUUU UUUUUUUUUUUUUUUUUU $U $UUUUUUUU $UU $UU $UUUUUUUUUUL UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUULLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLEEE LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
66D 6DE 6DE 6DE 6DE 6DE 6D 6DDE 6DE DE DE DE DE DE 666DE DE E DE E 66666DE DE DE DE 6 66666 EE 66666D 666666666DE 6DE 66 66DE 666D 66 DQD DQ DQD DQD DQD DQD DQD DQD DQD DQD DQQ DQD DQD DQD DQD DQD DQD Q DQD DQD Q DQD DQD DQD QD DQD QD DQD DDDDD DQD QD QD QD D $EDM $EDM $EDM $EDM $EDM $EDM $EDM $EDM $EDM $ED $EDM $EDM $EDM $EDM $EDM $ED $EDM $EDM $ED $EDM $ED $EDM EDM $EDM $$ED $EDM $ED $ED ED EDM EDM EDM EDM DDM $EDM $$$$E $$$$EDM DM $ED DMRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR 666666666666666666666666666666666666666666666666666DDDDDDDE DDDDDDDE DDE DDE DE EEEEE DE EE DE EEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQDDDDD DDDDDDDDDDDDDDDDDD DDDDDDDD $$$$$$$E $$E $$$$E $$$$$$$$$$$$$$E $E $E E $E EEEEEE $E EEEEEEEEEEEEEEEEEDM DDDDM DDDDDDDDDDDDDDDDM DM DM DM DM DDDM DM MM DM M DM DM M DM DM MM DM MMMMMMMMMMMMMMMMMRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
)L )L )LJX )LJX ))LJX )LJX ))L )LJX )LJ LJ J )LJX )LJX )LJX LJX ))L ))LJX LLJX LJX LJX )LJX )LJX )LJX L )LJX ))LJX LLLJX LJX ))L )L )LJX )LJX )LLLJX )LJ LJX JX )LJX JX ))LLJ LJ J LJ JX JX LJX JX )LJXX )LJX )LJX JJ )LJX )LJX LJX )LJX )))LJX LJX )LJJ )LJX LJ LJ L )LJ )LJX LJX LJX X ))LJ )L )LJ L )LJX L )LJXX J )))))))LJ LLJX XXX ))))))L )LJ )LJXXXXXX ))))LJX LJ )LJX JXXXXX ))))LJJXXX J ) JXXXX LJXXXXXX )) J LJ JXXXXX ) JXXXXX J )LJJXXXX JJJJJJJJJ HURD HHHHUR URD HUUU HURD RD RRD RD RD HURD RRD HURD HHHHHHHUUUU HU HURD RD RRRDDD RD RD D HURD HURDD RD D HURD HHU HUR UUURD RR UR HURDDDD HU HU HURD HURD HURD RDD URD D HUR HURD HURRDDD HURD HUU HUUURD RD DDD HUUUURDDD HHHHURD URD HU DD HU HHHHHUR H DD HHHH RD HHHHH RD HH DD HHHH RRRRDDD $$UU $ $UU $UU $$UU U $$UU $UU U $U $$UU $U $$ $UU $UU $U $UU $$$$ $UU $$U $UU UU $U $U $UU $UU $U $$UU $$$U $U $U $U $UU $$$UU $UU $UU $U $UU $UU $UU $UU $UU $UU $U $U $U $UU $UU $UU $$$$UUU UU $UU $UU UU $UU U $UU UU UU UU $UU $U $U $$UU $U $UU $UU UU $UU $U $UUU U $UU $UU $$$UUUUUU UU $U $$ U UUUU $UUU $U $ U U $UU U $$$$$UU UUUU $U $$$$$$$UUU UU $$U $U $$$$$$ U $$$ UULE LLLLLED LEE LE EEE LE EED D ED DD LED LLLLLED LE EEEED LE E LE EED LLLLLLE EEEEEE LE ED LLE LED LED EEED EEED ED D LE LLLE LLEEEDD LLLE LED LLE EEEED LLE LLE EEED DDDDD LLLE E LE EDD LED DD LLE LE EEED LED DD LLLE EEDDDD LLE LLE EEDD LLLE EEED DD E LLLLEDD LLLLLLE EEEDDDD LLLLLE EEDD E LE EEEEDDDD EEEEEEEDDD )LJ J ))LJ )LJ )) J )))LJJ )LLJJ )LJ )))) J )LJ )) J LLLJ ))LJ )))LJ LLJ LJ L )LJ LJJ ))))) JJJ D URD UU D UU UU UUUUUUUUU UUUU UUUUUUL D LLLLL DD L D LL D LL D )) X ) X )))) X )) XXXXX ) X ))) XX ))) XXXX ))) X )) X ) XX ) X ) XXXXHURD RRRD RRRRDD RRRRRRD RRRRDD RRRRDDD RRRRRRRRRD $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ DD EEDD EEDD EEED EEEED EEEEEEEEEDD EEDDD EEEEDD EEEDDD EEDDDD ))L ))) JJJJJ ) JJ )LJ ) JJJJ ) JJJJ HHHHHHUURD RRD RD R HH RD U HHUURRRRR HHH D HURD RD D HHHHH D RD RD D HHH RDD HH RDD HH R HH R HH $UU $$U $UU $UU $$UU $U $$ U UUUUU $$$ U $$$$$ ULEEEDD LEED EEEEDD ED EEEED EEDD EEEDD EEEDD EED EED EEEEEEE ))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))L ))))))))LL )))))))L ))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))LLLLLL )LLLL )LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL )LL )LLJJJJJJJJJJJJJX JJJJJJJJJJJX JJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJXXXXXXXX JJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX JJX JJXXHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUURRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR UURRRRR URRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$UUUUU $U $UUUUUUUU $UUUUUU $U $UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU $U $UUUUUUUUUUUUUUUU $$U $UU $$$UUUUUU UUU UUUUU UU UUUUUUUU UU UUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU UU UUUUU UU UUUU UU UUUUUU UUUUUUUUUUUUUUULLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLE E LLLLLLLE E LLLLLE E UUUULLLLLLLLLLLLLLLLLLLLE EEEE LE LE EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
$17 $1 $17 17 17 177 17 $1 $17 17 $17 7 $17 7 $17 77 177777 1177777777 17777 117 $$$17 17 $$$$ 77 $$ 7 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ ÌÌÌ0$ Ì0$ Ì0$ ÌÌ0$ Ì0$ Ì0$ Ì0$ 0$ Ì0$ Ì0$ Ì0$ Ì0$ ÌÌÌ0$ Ì0 0$ 0$ Ì0$ Ì0$ 0$ Ì0$ Ì0$ Ì0$ 0$ $ 0$ $ 0$ ÌÌ0 Ì0$ Ì0$ Ì0$ Ì0 00$ 0$ 0$ 0$ Ì0$ ÌÌÌÌ0$ Ì0$ 00$ Ì0$ 0$ 0$ $ 0$ 0$ Ì0$ 0$ Ì0 Ì0$ Ì0$ 0$ 0$ 0$ $ Ì0 00$$ Ì0$ $ 0$ 0$ $ Ì0$ Ì0 0$ Ì0$ $$$$$ 0$ $$$ Ì0 00$ $$ 0$ 0$ 0$ Ì00$ Ì0$ ÌÌÌ0$ ÌÌ0$ 0$$$ 0$ 0000$$$$$$$ 0$ $$ 0$ $$ Ì0 0000$$$$$$$$$ 0000$ $$$ 000$ 0$ $$$$$$ 000$ $$$$$$$$$ 00$ 0$$$$$ 00$$$$$$$$$ 00$$$$$$$ 0$$$$$$$$$$$$$$111111112 12 12 12 122 12 11112 122 12 1111111111112 12 122 12 12 12 12 11111112 12 1222 112 12 12 1111111111112 1222 12222 12 122 1222 122 12 11111111111111111122 12 1222 12222222 1111111111122222222 12 1111111222222222222 111112222222 111112 1112 11112222 1222222 111111111222 12222222 11112222222 11111111122222 111111222 112 1111222 11122222 122222 11111111222222 11111111112 12222 111122 11111111112 $1 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$1 11111111111111 $1777777777777777777777777777777777777777777777777777ÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌÌ0000$ 0$ $ 000$ 000000$ 00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000$$$$$$$$$ 0$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$11 0$ $$$$$$$$$1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111 $$$$$$$1111112222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222
D /D /D /DV /DV ///DV /DV /DV /DV /D /DV /DV VVV D //D /DV /DV //DV /D //DV V DV /DV //DV /DV /D /D /DV /////DV /D /DV /D /D /DV //DV /DV /D /DD /DV /DV /DV /DV ////DV /DV /DV /////// V DV V /DV V /////DV //DDDDDDV V ////DDDV //DD //DV V /DV ///DV ////DD /DV //////D //DD ///DDD //DVVV $$$$$$$$$$$$$$$$G $G $G GGGGM MX MX MX MM GMX X GMX GMX X GMX MXX M $$$$$$$$$$$G $G GGGGGGGMX GMX GGM MMMX MX MX GMX GMX XXX GMX X GMX GMX MX $$$$$G $$$G $GGGGGM GMX GMX MMX GM MX GMX XX MX GMX $$$$$$G $GGGGGGM GMX GMX GMX GMX MX MX GMX GMX MXX GMX GMX GMX $$$$$$$$$$$G GGGMX GGGMX GMX GMX MMX GM GMX MX GMX MX $$$$GGGGMX GMX MMX MX GMX X GMX $$$$$$$$$$$GM GGMX GMX GGGMX MX M GMX MX MXX MXX $$$$$$$$$$GM $GM $GMX GGGGMX GMX XX MXXX $$$$$$$G $G G X GMX XXX GMX $$$$$$$$GM $$GGMX GGM MXXXX $$$$$$$$GGMX GM GMX GMX GMX GMX GMX GMX GMX GMX GMX X MX $$$$$G GM GMX XX GMX X $$$$$$$$$GGMX GMX GMX X $$$$$$$$$$$$GGGMXXXXXXX $$$$$GGGGM MXXXXX $$$$$$GGGGM MMXXXX $$$$GGGGM GM GG XXXXX GGGGGMXX MMM QW QWDV QWD QWDV QWDV QWD QW QW QWD QWD QWD WWD QW WWWD W QWD QWD WD QWDV DV QWDV QWDV QWDV QWDV QWDV QWDV QWDV QWDV QW QWD QWD WWD WWWDD QWDDV QWD QWDV QWDV WDV WDV QWDV QWD QWD QWD WD WWDD QQQW QQQWD QWWW QWD QWDDDV DV V DV DV QWDV V QWD QQWD WWDV QWDDV DV DV WDV QWDV V QWDV WDV QWD QWD QW WWDD QWD QWDV QWDV DV D QWDV V QQWDV QQQWD QWD WDD QWDV VV DV VV QWDV QQQQQWD WDV D QWD WDVVV QQWD QQQQWDDD QWDDV QWDV VVVV QQQQQWW QW QQWDDD QWDV QWDV QWDV VV QWDV QWDV QQQQQWD QWDVVVVV QQQQWDV QW QQW WW VV QQW WWWWWD WDD W QQW WW V DV V WDV /////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVVV VVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGM GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGM GGGGM GGGGGGGGGGGGGGM GGGGGGGGGGGGGGGM M GGGGGGGGGM GGGGGMM GM GM M GM MMM GM MMM GM GM MMMM GM MMMMMMMMMMMMMMM GM MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQW QW WWWWWWWWWW QW WWWWWW QW W QW WWWWWW QW QW WWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
0DFD 0DFD 0DFD 0DFD D 0DFD 00D 0DFD 0DFD DFD 0DF DF 0DF 0DFD 0DFD FD 0DFD 0DFD 0DFD DFD 0DFD 0DFD 0DFD 0D 0DFD 0DFD 0DFD 0D 0DFD 0DFD 0DFFFD DF FFD FD FD DF FFD DF DF FFFFD 0DFD 0DFD DF FF 0DFD 00 FD FD 0DFD 0000DDFDD DF UDR UUUUUD UD UDDDR DDR UDR UDRRRRRR UUUUDDDD UDDDDRRRRR UUDDDR DDRRRRRR UDDDDR DR UDRRRR UUD UDDDDRR UD UUUUUDDDDDDRRRRRR UUD UUUUDD UDDDDDDR RRRRRRR UUUUUUUUDDDDDDR RRRRRR UUUUUUUUDDRRRR UUUUDR RR UU RRRR 0000000000000000000000000000000000000000DDDDDDDDF DDDDDDDF DFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF DF FF DFFFFFFFDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU DDDDDDUUUUDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
(6 (((((((6 (6 (6 (((((((6 (6 (666666666666666666666 ((6 ((6 ((6 (666 (666666666666 ((66 (66666666666666 (6 ((6 (6 ((((((6 (666666666666 (6 ((((666666 (6 (66666666 (((((((66666666666666 ((((((6 (66666666 (((6 (66666666666 ((((((((6 (66666666666 (((((66666 ((((6666 (6 (6666 (66 (66666 (6 (6 (((66666 ((6666 (66666 (66666 (66 ((666666666 (((((66666 (66666 (6666 (6 (6666666666666666777$ 7$ 77$ 7$ 7$ 7$ 7$$$$ 7$ 7$ 77777$$ 7$ 7$$ 7$$ 7$$ 7$ 7$$$$$$$ 7$ 7$ 7$$ 7$ 7$ 7$ 7$ 777$ 7$ 777$ 7$ 7$ 7$ 7$ 777$ 7$$$$$$$$ 7$$ 7$$ 7$ 7$$ 7$ 7$$ 7$$ 7$ 7$ 7$ 7777$ 7$$ 7$$ 7$$$$$$ 7$ 7$ 7$$$$ 7$ 7$ 77$ 7$ 777777$ 7$$ 7$$$$$$$$ 7$$$ 7$$$$ 7$$$$ 77$ 77$ 77$ 77$$ 7$$$$$$$$$$ 7$$$$ 7$ 7$ 77$ 77$ 7$ 7$$$ 7$$$$$$$$$$$$$ 7$ 7$ 7$$ 7$$$$$$$$$$$$ 7777$$$$$$$$ 777$$$$$$$$$$$$$$ 777$ 7$ 7$$$$$$$$ 7$$$ 7777$ 777777$ 7$ 7$$ 7$ 7$$ 7$ 77$ 7$ 7$ 7$$ 7$ 7$$$$$$$ 7$ 777$ 7$ 7$ 7$$$ 7$ 7777$$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ 777$ 7$$$$$ 7777$ 77$$$$$$$$ 7$ 7777777$$ 7$$$$$$ 7$ 7777$$$ 7$ 7$ 777$$$ 7$$$ 7777$$$ 77$$$$$ 7$$$$$$$$ 7$ 77$$$$ 7$ 7$ 7$$$$ 7777$$$$$ 77$$ 777$$$$$$$$$ 77$$$$ 77$$$$ 7$$'''2 '2 '2 ''2 ''2 ''2 '2 '2 '2 '22 '2 '2 '2 '222222222222 '2 '2 '2 '2 '2 ''2 '2 '2 ''2 '''2 '2 '2 '22222222 '2 '2 '2 '''''2 '2222222 ''''2 '2 '2 '''2 '2 '22222 '2222 '''''2 ''2 '222 '222 '22 ''''2 '2 '2 '22222222 '2 ''''''2 '2 '2222 '2222 '2 '2 '''''''2222222 '2 '2 '''''''''''''2222222 '2 '''''''222222 ''''''''''''2 '22 '22222222222 ''''''''''''''''2 ''2222 ''''''''''2 ''2 '2 ''''''''''''''''''222 ''''''''''2 ''22 '''''2 ''2 ''''2 ''''''2 '''22 ''2 '2222 '2 ''''22 ''''2 ''2 '''22 ''''''2 '''''''''''''22 '''''''''''22 '''''''222 ''''''222222 99999999999999999999999999999999999999999999999999999999999 99999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999$5 $5 $5 $5 $5 $5 $$$5 $5 $$$5 $5 $5 $5 $$$5 $5 55 $5 $5 55 $5 $5 5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $$$$$55 $5 $5 5 $5 $5 $5 $5 $5 555 $5 $$$5 $5 $$$$5 $5 $5 $5 55 $5 55 $5 $5 $5 $5 $5 $$5 $555 $5 5 $5 5 $5 $5 $5 5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $$$5 $5 $5 $5 5 $5 $5 5 $5 555 $5 $$5 $$5 5 $5 $5 $5 5 $5 5 $5 $5 $5 5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 $5 5 $5 5 $5 $5 55 $5 $$$5 $5 55 $5 $5 $5 $5 $5 5 $5 555 $5 $5 $5 $5 $5 5 $5 55 $$5 $5 5555 $5 $5 55555 $5 $5 $$5 5 $5 5 $$$$$5555 $$$$$$55 $$$$$$$5 $5 $$$$$$555 $$$$$55 $$$$$$5 $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$5 $$$$$$555 $$$$$$$5 $$$$$55*******************$ *$ *$ *$ *$ $$$ *$ $$$$$$$$$$$ *$ *$ $$ *$ $$ *$ ****************$ *$ *$ *$ $$ *$ $$$$$$$$$ *$ *$ *$ *$ $ *$ *$ *$ ****************$ *$ *$ $$$$$ *$ ************$ *$ *$ *$ *$ $$$$ *$ $ ****************$ $ *$ *$ *$ $$$$ *$ *$ ************$ $$$$ *$ $$ ***********$ *$ *$ $$ *$ $ *$ $$ **********$$$ **********$ *$ *$ $ *$ *$ $ *$ *$ **********$ *$ **********$ *$ *$ $$ *$ *$ *$ **$ *$ $$ *$ *****$ *$ *********$ *$ $$$$ ***********$ $$$ **********$ *$ $$$ *******$$ *****$$$$$ ******$ *$ $ ****$$$$ *$ *$ $ **$$ *$ *$ $$ *$$$ *$ $$ *******$ *$ $$$ *$ $$ ********$$$$$$$$ ******$$$$ *******$$ *****$$$ ****** 6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666 (((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666667777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$'''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''2222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222 99999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999999$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555********************************************************************************************************************************************************************************************************************$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666
', ', ', '', ', ', ', ', ', ', ''', , ', ', ', ', ', ', ', '''', '''', ', ', ''', '''', '', ''', ', ', ', '', ', , '', ', '', ', ', '', '', ', '''''''''''', ''', ''''''''''''''''''''''''''''''''''''''' 67 67 67 67 67 67 67 67 67 67 667 67 67 67 67 67 67 67 677777777777 67 67 67 67 67 67 67 677777777 67 67 6677777 67 67 67 67 67 67 67777 67 67 67 67 67 67 67 67 67 677777 67 67 67 667 66777 67 66667 67 67 6777777 67 667 67 67 666666667 66666667 66666677 667 67 67 667 6667 66677777777 6777777777 677777777777 67775555, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 5, 555, 5, 5, 5, 5,, 5, 5, 5, 55, 5, 5, 5555, 5, 5, 5, 5, 555, 5555,, 5, 5, 5, 55, 5555, 5555, 5, 5, 5,, 5, 5, 5, 55,,, 5, 555, 555555,,,,, 5, 5, 5, 55, 5, 555,, 5,, 5, 555, 5, 5, 555, 5, 55, 55555,,, 555, 555, 5,, 55,, 5, 5555,, 555, 555,, 5 777772 77772 72 72 72 72 72 72 72 72 22 72 72 7222222 7772 72 72 72 72 22 72 2222 72 72 22 7772 72 222 77772 722 777772 7772 772 72 72 222 772 22 72 72 72 7772 772 72 77772 72 722 772 72 7777772 772 72222 77777772 77772 77777772 772 777722 7777772 77772 77722 77777777722 77772222&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&$$3 $$$$$3 $$3 $3 $3 $3 $3 $3 $3 $3 $3 $3 $$3 $3 $3 $3 $3 $$$$$$3 $3 $$$3 $$3 $$$3 $3 33 $$3 $3 3 $$$3 3 $$33 $$$$$3 $$3 $3 $$3 33 $$3 $3 3 $$$3 3 $$33 $3 $333 $333 $3 33 $$$3 33 $$$333 $$$$$$$$$333 $$3 $$3 333 $$$$$ ,7 ,7 ,,7 ,7 ,7 ,7 ,7 ,,,7777 ,777 ,7 ,7 ,7 ,7 ,777 ,7 ,,77 ,7 ,7 ,7 ,7 ,7 ,77777777 ,7 ,77 ,7 ,7777 ,7 ,7 ,7777777 ,,7 ,777 ,77777 ,,7 ,,777 ,7 ,7 ,7 ,7777 ,77777 ,7777777 ,7 ,77777 ,,77 ,,,,77 ,,77777777777$$$$/ $/ $/ $/ $/ $/ $/ $/ $$$$$$$/ $/ $/ $/ $/ $/ $/ $/ / $/ $/ $/ $/ $$$/ $/ $/ $/ $/ $/ $/ $/ $$/ $/ $$/ $/ $$$$/ $$/ $$$/ / $$/ $/ $/ // $/ $/ $/ / $$/ / $/ /// $/ /// $$$$/ $$$$/ / $$$$/ $$$$$$$// $$$$$$$/ $$$/ $$$$$$$$$$ ''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''',,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666677777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777775555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777722222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222 &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$3333333333333333333333333333333333333333333333333333,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,77777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$/////////////////////////////////////////////// ((((6 (6 ((((6 (6 (6 (6 ((6 (6 (6 (6 (66 (((6 (6666666 ((66 ((((6 (6 (66 (6666 (((((6 (6 (66666 ((((6 (6666 ((6 (66 (6 (((666 ((6 (6 (6 (666 ((((((6 (6666 ((((((((6 (6 (6 (66666 ((((6666 ((((((6666 ((((((((6666666 ((((((6666 (6 (66666 ((((666 (6666 ((((((6666 (66666666 (((((((((6666666666666 ((((66 (6 (6666666666 ((((66666666 ((((66666666 (((6666 (((((66666 ((66 ((((((((6 ((((6 (((((66 ((((((((((666 (((6666 (((666666666777$ 7$ 7$ $$ 7$ 777777777$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ 7$ $$$$ 77$ 7$ 7$ 7$ $ 7$ 7$ 7$ $$ 777777$ 777$ $ 7$ 7$ 7$ 7$ 777777$ 7$ 7$ $ 777$ 7$ 7$ 7$ 777$ 77777$ $ 777$ 77$ 7$ 7$ 7$ $ 777777$$ 7777$$ 77$ 7777$ 7777$ 7777$ $$$$ 777$ 77$ 777$$ 77777777777$ $$ 777777777777777777777777$$ 777777777$$ 777777777777777 '2 '2 '2 '2 '2 '2 '2 '2 '2222 '2 '2 '2 '2 '2 '2 '2 ''22222222 '2 '2 '''2 '''2 '2 '2 '2 '2 '222222 '2 '2 '''''''2 '2 '22222 '2 '2 ''''2 '2 '2 '22 '2 '''2 ''222222 '2 '2 '2 '''2 '2 ''2 '2222222 '2 '2 '2 '2 '2 ''222222222 '2 '2 '2 '2 '2222222 '222222222 '''2 '222222222222222 '22222222222222 '2222 ''2 '22 '2 '2 ''2 '2222 '2 '''2 '''2 ''22 00000000000000000 00000000000000000000000000000000000000000000000000 00000 00000000000000000000000,5 ,,,5 ,5 ,5 ,5 55 ,5 ,5 ,5 5 ,5 ,5 5 ,5 5 ,,,5 ,5 5555 ,5 55 ,5 ,,,5 ,5 ,5 555 ,5 ,,5 5 ,,,5 5 ,5 ,5 ,,5 ,5 5 ,5 5 ,5 ,5 5 ,,,,,,55555555555$1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $111 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $1 $111 $1 $$1 $1 $1 $1 $1 $$11 $1 $$111 $$1111 $1 $1 $$1 $11 $11 $1 $11 $11 $$$$$$$$$$$$$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$ '$$$$ ''$ '$ '$$$$$ '$ '$ '$$$$$ ''$ '$$$ '$ '$ '$ '$$ '$$$ '$ ''$ '$$$$$$$$$$ '$$ '$$ '$ '$$$$$$$$$$$$ ((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((6666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666677777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''22222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222222 000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$111111111111111111111111111111111111111111111111111111'''''''''''''''''''''''''''''''''''$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
67°00'
10°30'
67°00' 66°50' 66°40'
66°50' 66°40'
10°40'
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Datos Tècnicos:
Ìmagen landsat 7 ETM +. Fecha de adquisición: 13/12/2000. Combinación de bandas: RGB 453. Resolusión: 15 m
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal Mercator (UTM). Datun: REGVEN. Elipsoide GRS 80. Huso: 19
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPAIMAGEN PARQUE NACIONAL EL ÁVILA (WARIAREPANO)
N
E O
S
3LFR
$UDQGXOD
R$OWR
VWLOOR
&HUUR
6DQWD&UX]
7RSR&DEUHUD
7RSR(O/LPyQ
7RSR(O2VR
7RSR5DPyQ
7RSR
3DQGH$]~FDU
7RSR
(O&DQJUHMR
7RSR
5HGRQGR
7RSR
/D&RUWDGHUD
&HUUR&KLPEL
&HUUR
$JXD)UtD
&HUUR
5HPROLQR
7RSR
2MRGH$JXD
$OWRGH&RURQDO
3WD2ULWDSR 3WD(O%XUUR
3WD3LHGUD
3WD7LJULOOR
3WD&DULEH
3WD/RV,QGLRV
3WD&DSLQR
3WD0DMDJXDO
3WD)URQWyQGH)UDLOH 3WD)URQWyQGH)UDLOH 3WD(O7LJUH
)
L O D -H
U
L
F
y
)
L
O
D

/
D
V3H
UG
LF
H
V

)
L
O
D
G
H&iFX
OR
3LFR
$UDQGXOD
R$OWR
VWLOOR
&HUUR
6DQWD&UX]
7RSR&DEUHUD
7RSR(O/LPyQ
7RSR(O2VR
7RSR5DPyQ
7RSR
3DQGH$]~FDU
7RSR
(O&DQJUHMR
7RSR
5HGRQGR
7RSR
/D&RUWDGHUD
&HUUR&KLPEL
&HUUR
$JXD)UtD
&HUUR
5HPROLQR
7RSR
2MRGH$JXD
$OWRGH&RURQDO
3WD2ULWDSR 3WD(O%XUUR
3WD3LHGUD
3WD7LJULOOR
3WD&DULEH
3WD/RV,QGLRV
3WD&DSLQR
3WD0DMDJXDO
3WD(O7LJUH
)
L O D -H
U
L
F
y
)
L
O
D

/
D
V3H
UG
LF
H
V

)
L
O
D
G
H&iFX
OR
*8$ *8 *8$ *8$ **8 **8 ***8$ ********8 **8$ 8$ 8$ *8$ 8 *8$ 8$ 8$ 8$ 8$ 8$ 8$ *8$ *8$ 8$ 8$ 8$ $ 8$ *8$$$$$$ 8$ $$ *8$ 8$ *8$ 8$ *8$ *8 *8$ **8 **8 *8$ *8$ ***8 *8 *88$ 8$ 8 *8$ *8$ *88$ *8$ 8$ $$$$$$$$$$$$ *8$ *8$ *8 *8 *8 *8 **8 *8 ***888 *88 *8$ 8$ *8$ *8$ *8$ *8$$ *8$$$$$$$$$$ *8$ *8$ *8$ *8$ *8$ **8 *8 *8 ***888888$ *888$ 8$ *8$$ 8$ $$$$$$ *8$ *8$ *8$ *****8 *8 *8 **88 *8 *8 *8$ 8 *8$ 88 *8$ 888 *8$$$$$$ *8$ *8 ***8$ *****8$ *88 *88$ *8$ 8$ $$ 8$ 8$ $ 8$ 8$ *8$ **8$ *******8$ 88$ 8$ $ 8$ $$$ *****8$ *8 ******8$ *88$ *8 *8$ 88 *8$ *8$ 88$ 8$ $$ 8$ $ *******888$ *8$ 888$ 8 ***8 ****8$ *8$ 888$ *****8 **8$ *8$ *8$ 8$ 88$$ 8$ *******888$ *** $$$ 8$ *8$ 8$ *********8$$ *8$ *******8$ *8$ ******88$ $$$$ *8 *******8 *88888$ 88$$ **8$ *****888$ *******88$ $$$ ****88$ **888 **8888$ ***88888 5(1 5(1 5(1 (1 5(1 5(1 5(1 5(1 5( 5(1 5(1 5(1 5(1 5(1 5(1 555(1 5( 5(1 5(1 5( (1 (1 5(1 5(1 1111 5(1 ( 5( 5( 5(1 5(1 5(1 555(1 5(1 (1 ( 55(1 5(1 5( 5(1 5(1 5(1 (1 5(1 5( (1 1 ((1 5(1 5( 5(1 5(1 5(1 1 5(1 11 ( 5(1 5(1 5( 5(1 5(1 5(1 5( 5(1 5( (( 5(1 5(1 5(1 5( (1 5(1 5( 5(1 5(1 5(1 5(1 111 5(1 (1 555( 55555(1 555( (1 ( 5(1 ( 5( (1 ( 5( 5(1 (1 11 (1 5(1 5(1 5( 55(1 5(1 5(1 5(1 5(1 ( 5( 5(1 5(1 (1 5( 5(1 5(1 (1 1 5(1 11 5(1 5(1 5(1 55( (1 ( 5(1 5( 5( 5(1 5(1 5(1 5(1 55(1 5(1 ( 5(1 5( (1 5(1 (1 (1 5(1 ( 5(1 ( 5(1 1 5(1 1111 5( 5(1 55(1 5(1 5( (1 1111111 5( 555(1 (1 5(1 5(1 11111 5(1 1 5555(1 55(1 5( 5( (((1 5(11111111 (1 1 5( 5(1 5(1 55(1 (1 ((1111 5(1 11 5(1 555(1 5( ((((111111 55((1 ( 5( (1111 5555(1 (( 5( (((( 5 1 5(1 5(1 11 5(1 5((((1 (1 5(1 555(((1 5555(((((((1 5( 5( 5((((1 5(1 555(1 111 5( (( 5(1 1 5(1 5555((111$6 $6 $6 $$6 $6 $$6 $6 $$$6 $$$$$6 $$6 $6 $6 $6 66 $666 $6 $6 66 $6 $$6 $6 $$$6 $6 $$$$$6 $6 $$6 $6 $6 6 $6 $66 $6 6 $6 6 $$6 $6 $6 $6 $$$6 $$$6 $6 $6 $6 6 $6 666 $6 $$6 $6 $$$$$6 $$6 $$$6 $6 6 $6 $6 $6 $$$$$$6 $6 $6 $$$$6 $$6 $6 $6 $6 6 $$$$$$6 $$$6 $6 $6 $6 $6 6 $6 6 $6 $$$$$$$$$6 66 $6 $6 $$$$$$$$$6 $6 6 $$6 $$$6 $$$$$$$6 $6 $6 $6 $$6 $$6 6 $6 $6 $$$$6 $6 $666 $6 $$$6 6 $6 $$$$$$$$6 $6 $$6 $6 $$6 $6 $$6 6 $$$66 $$$$$$$$$$$$$6 66 $$$$$6 $$$$$6 $6 $$$$6 $$666 $$$$666 $$6 **************************************************************************************************************************************************************************************************88888888888888888$ 8$ 8888$ 888888888888$ 888888888$ 8$ 8888888888888$ 8888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888$ 8$ $ 8$ $$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$$$$$55 $$$$5555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555 $$55555(((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111$$$$$$$ 111$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666666
$$$$$U $UD $$U $$$$U $$$$$$U $U $UUD UD UD UD D UD DD UD UD UD $UD $$U $$$$$$U $UUD D $UD $$$$$$$$$$U $UD UD $UD $U $$$$$UD $$$$$U $UD D $$$U $$$$$U $UU $UD UD UD $$$$$$$$$$$U $U $UD D $$$$$$$$$$$$$UUU $$$$$$$$$$$$$$ D $$$ DD $UD $$$$$$U $$ D $$$ DD $$$$$$$ D $$ LU LUD LUD LUD LUD LUD LUD U LUD LUD LLUD LUD LLU LUD LLUD UD UD LUDD LLLUD LUDD LU LLUD LLUD UD UD UD LLLLUD LLUD UD UD LLU LLUD UD UUD UD LLLU LLUD LUD UUUD DDD LLLUUUD UUD LU LLUUUD DD UD D LUD LUUUD UD DD LLUD LLUD DDDD UD LLLUD LUD UUD UD UDDDDDD LLUUD UUDDDDD LLLLUD UD UD DDDDDD LLUUDDD UD LLUD UDDDD L D UDDD UDD $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$U $$$$$$$$$$$$UUUUUUUU $UUUUUUU $$UUUUUU $$UUUUUUUUUUUUUUUUU $UU $$U $U $U $UDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
6DE 6DE 6D 6DE 6DEE DE 6DE 6DE 6DE 6DE 6DE 6DE 6DE DEE DE 6DE 6DEE 66DE 6DEE 6DE 6DDDEEEEE 6D 6D 66DE DE D DQD DQD DQD DQD DQD DQD DQD QD DQD DQD DDDQQQQD DQDDD DQDDD DDQD DDQQQ DQD QD DQ DQQ DQDD DQDDD QQD DQD D 6D 6 /D /D /D //D /D /DD /DD /D /DDDDD /DDD /DDD /DDD //DDDDD DD /DDD 66666D 666D 66D 6666666666D /D 6 ///////DD /////DDDD ///D /DD /DDDDDDDDD DDDDDDDDDDDDE DDDDDDD Q DQD DQD DQD DQD DQD QD QQ DQD DQD DQDDD DQ DQD DQD DQD QQDDD DDQD D D DDD D /////////// EE 6DE 6DEEEEE 6DE 6 E 66DEE 6 //DDDDDDDDDDDDDD 6DE 6DE 6DE 6DEE 6DEE 6DE DEEEE 6DE DEE 6DE DEE 6DE 6DEE 666DE 6 EEDDDDQDD DQD DD D D DDDDDDDDDD 6666 /////////////////////////////DDDDDDDDDDDD DDDDDDDDD DDDDDDDDDDDDDD 6666666666666666666666666666 66DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDE DD DDE DEEEEEE DE DEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
&DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS &DS DS &DS S &DS DS &DS &DS &D &DS S &DS &D &DS DS SD\D D\D D\D D\ D\D D\D D\D D\D D\D \D \D \D \D D\D \D D\D DDD\D D\D D\D \D \D \D D\D D\D \D D\D D\D DD\D \D \D \D \D \D \D \D D\DD D\D D\D D\DDDD DD\DD \D DDDD DD DD D\DD D\D D\\D DD D\D DDDDD\D D\D \\\ &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSD\ DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD\\\\\\\\\\ D\\\\\\\\\\\\ D\\\\\\\\\\DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
%LU %%LU LU %LU %LU %L %%L %L %L %L %LU L %LU LU %LU %LU %LU %L %L %L %L %L %LL %LU %L %%LU %LU %LU %LLLU LU %LU %LLLLLLU %LU %LU LLLUU %LLU LLU %%%LU %%%%%%%% U %%%%%%%LU %%%%%%%%%LUU %%%%%%%%%%%%%L %%%%%%%%%%%%%L %%%%%%%%%%%%% RQJ RQJ RQJ RQJ RQJ RQJ RQ RQJ RQ RQJ RQJ QQJ QQJ QJ RQJ RQJ RQJ RQJ RQJ RQJ RQJ RQJ QJ RQJ RQJ QJ RQJ RQJ QJ RQJ RQJ RQJ QQJ RQJ RQJ J QJ RQJ Q RQJ J RQJ RRQJ J RQJ JJ RQJ QJ J RQJ RQJ J RQJ QQ RQ RQJ RQ RQJ JJJ QJ QJ J QQQQQQQQJ RQJ JJ QJ RQJ QQQQQQQJ QJ QJ QJJJJJ QQQQQQQ RQQQQQQQJJJ QJ J RQJ QQQQQQQQJ QQJJJ RQJ RQJ RQJ RRRQQQQQQQQQQJJJJ RQJ J RRRRQQQQQ RQJJJJJ RRRQQQQQQQQJJJJ RQJ JJ RRRR J QJJJ RQJ J RQJ RQJ RQJ J RR JJJJJJJJJJJRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUURRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJRR JJJRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
*8 *8 *8 *8 ****8$ *8$ *8 ****8 *8 **8$ 8$ 8$ 88$ 88$ *8$ *8$ 8$ *8$ 8$ *8$ 8$ 8$ 8$ *8$ 8$ 8$ $$$ *8$ 8$ 8$ $$ *8$ *8$ *8 *8$ ******8$ ***8$ 8$ 8$ 888 *8$ 88$ *8$ *8$ 8$ 8$ $$ 8$ $$$ *8$ **8 **8$ *8 **8 **8 *88$ 88$ 8$ *8$ 8$ 8$ 8$ 8$ *8$ ******8$ *8$ *8$ 8$ 888888$ 8$ $$ *8$$$$ 8$ *8$ 8$ $ ****8$ ***8888$ $$$$$ 8$ *8$ *8$ ***8$ **8$ 888$ 8$ $ *8$$$$ 8$ $ *8$ **8$ *8$$ 8$ 88$ 8$ $$ *8$$ 8$ ***8$ 8 *88 *88$ 8$ *8$$$ *8$ **8$ *8$ **8$ *8$ *8 *8$ 88$ 8$ *****8$ 8$ 8$ 8$ 8$ *8$$ 8$ *8$ *****8$ 8$ 8888 *****88$ 888$ 8$ 8 *******8888888$ 88$$ 8$ $$$$$$ 8$ *8$ ***8$ *****8$ ***8$ *8$ *8888888$ *8$ 8$ *8$ **8 *8 ***8$ *8$ **8$ *8888888$ 8$ 88 **8$ *8$ ******8$ ***8 *8 *8 *88$ 8$ 88888$ $ **8$ *8$ *****8$ *8$ 8$ *8$ *8$ 88$ 8888$ $ 8$ $$ *****8$ ********888888$ 8$ $$$$$ *******88$ 88$ $$$$$$$$$ ******88 *8$ *8888$ 8$ 8$ $$ ****8888$ ***888$$7, 7,5 7,5 7,5 7,5 7,5 7,5 7,5 7,5 7,5 55 7,5 ,5 7,5 5 ,5 ,5 7 5 7, 7, 7,5 ,5 ,5 7,5 7,5 ,,5 5 7,5 5 7,5 55 ,5 7,5 77,5 7,5 7, 7,5 77,5 77, 7,5 7,5 7,5 7,5 7,5 5 ,5 ,5 7,5 ,5 7,5 5555 7,5 7,5 7,5 7, 7,5 ,5 7, 7,, 7,5 7,5 55 ,5 55 7,5 7,5 ,5 ,5 55 7,5 7,5 777,5 7,5 7,5 , 7, 7, 7,5555 ,5 5 ,5 5 7,5 55 7,5 5 7,5 7,5 ,, 7,5 , 7,5 5 7,5 555 7,5 77,5 7, 7, 7, 7, 7,, 7,5 ,5 5 7,5 55 7777,, 7,5 7,5 ,5 5 7,5 555 7,5 7,, 7,5 7,5 5 ,5 5 7,5 7, 77,,5 7,5 7,5 ,5 ,5 77,5 ,5 7,,,5 7,5 5 ,5 ,, 7,,,5 ,5 7,5 55 77,,,5 ,5 5555 777,,,5 ,5 5555 777,5 77,5 55 7,5 55 ,5 55 777,5 55 7,5 777777, 7,5 ,5 555 77,5 55 7,5 55 777777777,,5 ,,5 ,,,5 555 777,5 777,55555 7 5555 77 555((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((( **********************************************************************************************************************************************************************************8888888888888$ $ 88888888888$ 8888888888$ 8888888888888$ 88888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888$$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 8$ $$$$$$$ 8$ $$$$ 8$ $$$$$$$$$$$$$$77777 $$$$$$$$$$$77777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777777,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555555((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((
RV R /RV /RV RV // V RV /RV / V /RV RV /RV /RV /RV R /RVVVV / V / &DUD &DUD &DUD &DUD &DUD DDUD D &DUD DU DU DU DU DUD DU &DUD DUD DUD &DU &DUD &&DUD &DUD &DUD &&DUD &DU &DU DUD DDDU DU &DU &DUD &DUD &DUD &DUD &DUD D &DUD &DUD DU &DUD UD &&&&DDD &&&&&DU &&&DDDD FFD FDV FDV FDV FD FDV FD FDV FDV FD FDV FDV FDD FDV FDV FD FDV FDD FDDDV V DV FDVV FFFDV FD FFDVV DV /R /RR UUD UD DU DUU DDDUD U DUD DDU D D DDDDDD //////////////// DD DUD DUD DUD DUD DUD DUD DUD D D D DDD DDDD D DDDDUD DDD DDVV DDDDDDDVV D RV R //// V //// VV //RV //RV /RV /RV //RV V ///RV VV FF VVV F VVVV &&&&&&&&&&&&&&&&&& RRRRVVVVVVVVV D DD D DUUD UDD UDDD DDDDUD D DDV V DV VV DV DDDV FD FDVVVV R &&&&&&DU &DU && UU ////////////////////////RRRRRRRRRRRVVVV VVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDUU DU UUUUUUU DUU DU U DUUU DUUUUUUUU DUUDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
2ULW 22ULW 2ULW 2 L 2UL 22ULW 2ULW 2ULW 2ULW 2ULW 2UL 2ULW 2ULWW 2UL 2ULW 2ULW 2 L 2ULW ULW 2ULW 2ULW 2ULW 2ULW 2ULW 22ULW 2ULWW 2UL 2ULW 2ULW 2U UU 22UL 222222UL 22ULW 22222 DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DSR DS DSR DSR DSR SR DSRR SR DSR DSR DSR SSRR DSRRRR DSR SRRR DSR D RR S D R D R S 222222222222222222222222222222222222222222222222UL UL UUUUUUUUUUL UUUUUUUUULLLL UL ULLL ULLL ULLLLLLLL UL ULLLLLLLLLLLLLLLLWW LW LW WWW LW W LW WW LW WWWWWWWWWDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
7RGD 7RG 7RGD G 7RG 7RGD 7RGD 7RG 77RG RGD 7RG 7RGD 7RGD RGD RGD G 7RGD 7RGD GD 7RGD 7RGD RGD 7RGD 7RGD 7RGD 7RGG RGD RGD 7RGD 7RGD RGD 7RGD 7RGD GD RGD RGD 7RGD 77RGD 7RGD 7RRGD GD 7RGD 7RGD RGD 7RGD 7RGD 7RGD GD RGD GD RGD 7RGD 7RGD 7RGD GD 7777RRG 77777R D GD 77777R 7777RRRRRRR DD 7777RRRR 77RRRRRR 77RGD 7RRRRR D RRR VVVVVDQD VDQD VDQD VDQD VDQD DQD DQD VDQD DQD D VDQD VDQD VDQD VDQ VDQ VDQD VDQD DQD D VVVVV Q DQ VDQD VDQD VDQ Q VVVDQ VV QQ VVVVDQD Q VD VVVDQD DQ 7777777777777777777777777777777777777777RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
&&D &&DUX &DUX &DUX &DUX &DUX &DUX &DUX &DUX &DUX &DUX &DUX DUX DUX DUX &&DUX &&DUX &DUX &DUX &DUX &DUX & UXX DUX &DU &DUX DU DDU DUX &DUX &DU & U & UUUXDR DR DDR DR DR DR DR RRRR DR DDR DDDDRR DDR DR RR DR DR DDR RR DR DRR &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&DDDDDDDDDDDDDDDDDDUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUXXXXXXX UXXXXXXXXXXXXXXXXX UU DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
&&&KXV &KXV &KX &KXV &KXV &KX &KXV &KX &KXV &KX &KX &KX K &KX &KXV KXV &KXV XV KXV XV KXV &KX XV &KXV &KXV KXV &KXV V && V &&&&&&&&&&&&&&K &&&&&&&&&&&&&&&&&&&& SD SSD SD SD SD SD SD SD SDDD SD SD SD SD SDD SD SD SDD SSD SD SD SSSSD SSSSSSSS KKKKKKKKKKKKKKKKKKKK &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&KKKKKKKKKKKKKKKKKXX KX X KX XXXXXXXXXXXXXXXXVVVVVVVVVVVVVVVVVVVSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
********X *XD *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *X *XD\ *XD *XD *XD *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ ******X **XD *X **X *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *******XD\ *XD\ *X *XD\ *XD\ D\ ***XD\ XD *XD\ ****XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD\ *XD **XD\ \\\ *XD ** \DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DED DEDO DED DE DED DEDO EDO D DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DEDO DE DED DEDO DE EEE DED DEDO DEDO EEEEE DEDO EEEEEE DED DEDO DDEDOOO DD DE D **************************************************************XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXDDDDDD\ DDDDDDDDDDD\ DDDDDDDDDDDDD\\\\\\\\\\\\ D\ \\\\\\\\\\\\DDDDDDDDDDDDDDE DDDDDDDDDDE DDDDE DE EEEEEE DE EEEEE DE EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOO DOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
$UL $UL $UL $UL $U $UL $UL $UL $UL $UL $UL $UL LLL $UL L $UL $U $UL $UL $$UL $UL LL $$UL L $UL $$UL $UUL $$$$$UL $$U $U FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FDD FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FDJ FD FDDJ DD FDJ FFDJ FFDJ DJ FDJ J DJ FDJ JJ FDJ JJJJJJ DJ FDJ DJ J DJ JJJJJJJ FDJ DJ JJJJJJJJJJJ DJ JJJJJ DDJ JJJJJJJJ DJJJJXD XD XD XD XD XD XD XD XD XD XD XDD XD XD XDD XXDD XD XD XXXDDDD XD XXXD XDD XXXXXD XXXDD $$$$$$$$$U $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$U $UUUUUUU $UUU $UUUUUUUUUUUUU $$U $U $UUL UL LLLLLLLLLLLLLLL UULLLLLLLLLLLFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX JJJXXDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 33DOP 3D 3DOP 3DOP DO DDDOP O 3DOP DO DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 3DOP 333DOP 3DO 3DOP D 3DOP O 3DOP 3DOP DOP 3DOP 3DOP DO DOP DO D 3DOP 3DOP OOO 3DOP 3DOPP DOP 3DDOP O DOP DOP 3DOP 3DOP 333D 3DOP DDOP DOP D P 3DOP DO 3DOP 3DDDDDDDDD DUL DUL DU DU DUL DUL DU DU DU DU DUL DUL DULW L ULW ULW W ULW W ULW DULW DULW DULW W DU DUL ULW WWW DUULW DULW WWWWW DULLLW ULW W DULW DUUUUL DULL DUL ULLLLLW WWW ULW DULLLLLLLLW D LLLWW DDDULW UULW LWWW DDULW ULL U DDU W LL DUULW UL RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR 3333333333333333333333333333333333333333DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDU DU DU DU DUUUUUUU DUUU DUUUUUL UUL UUUUUUU DDUUU DU DDUU DDUU DDDDUU DDU DDULLL UL LLLL UUL LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLW LLLLW LW UUUUUUL L UUL LLLLLLLLLLLLLWWWWWWWWWWWWWWWWWWW LW W LWW LWWWWWWWWWWWWWWRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR WW
(O3 (O3 (O (O 3 (O3 (O (O3 O 3 O (O 3 O 33 (O3 (O3 (O3 (O 3 O 3 (((O (O 3 O3 (O 3 O (O OOO (((((((O 3 (O3 (((O 3 (O 3 (O 3 O 3 (O3 (O3 33ODFH ODFH ODFH ODFH ODFH ODFH ODFH ODFH ODFH FH FH ODFH OODF ODFH OOODFH OD OD OOOODFHH O F O HUUUUUUUUUUUUUUUUUU (((((((((((((((((((((((((((((((((((((OOO OO OOOOOOOOOOOOOOOOOOOO 333333333333333333333333OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOODDDDF DDF DDDF DDFFFFFFFFFFFFFFFFHHHHHHHHHHHHHHHHUUUUUUUUUUUUUUUUUU
/DV /DV //D //D //D ////D /D /D /D /D /DV /DV DV /DV DV /D /DV ///D /D /D /DV /DV /DV /D /DD /D ////DDV //////D /DV ///////DV /DV ////DV ///DV ///DDDV /DDDV V /DV /DVV / V ***RQ] *RQ] *R *****RQ] *RQ] *RQ] *RQ] *RQ] *RQ] *RQ *RQ] RQ] *RQ] *RQ] *RQ] **RQ] *RQ] *RQ RQ] *RQ] **RQ] RQ Q] *RQ] Q] RQ **RQ *RQ] RQ *RQ *RQ *RQ] *RQ] RQ R *RQ RQ] Q *RQ] *RQ] *RQ RQ] RQ *RQ] RQ] Q]]] RRQ] ] RQ] Q]]]]] R *RR ] RRRR ] RRRRRRRR ] RR iOH iO iOH iOH iOH iOHV OH iOH iOH iOH iOHV H iOH HV iOHV iOHVV iOHV iiiOHV iOHV iiO iOH iOHV iOHV HV HVV iOHV iOHV iOH iO iOH HV iOHV iOHV iiiOHV H iOHV iOH iO iOHVV OH OHV iOHVV O VV iOHV iOHV i V iOHV iOHVV iiii V iOOH iOHV i VV iO iOOH H ///////////////////////////////////////////////////////DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV *****************************************RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiOOOO iO iO iO OOO iO OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVV
(O ((O 6 (O6 O 6 (O6 (O 6 (O6 (O6 (O 6 (O (O (O6 (O6 O 6 (O6 (O 6 ((O OO 66 (((O 6 OO 6 (O6 6 (((((((((((O 6 ((O6 (((((((((((((((((O O 6 ((((( 66 O 6 (((((((((O 6 ((((((((((((((((( 6 ((((((( 6 (((((O ((( DOPH DOPH DOPH DOPH DOP DOPH DOPH DOP DOPH DOPH DOP DOPH DOPH DOPH PH DOPH PH DOPH O DOP DOPH DOPH DOPH P OP DOPH O DOPH P OPH DOP DOP DOPH P OP DOPH DOPH OPH DOP DOP DOPH P DOPH P DOP DOP DOP P DOP DOPH DDO D PPPHHUyQ UyQ UyQ UyQ UyQ Uy UyQ UyQ UyQ UyQ UyQ UyQ UyQ Uy Uy UyQ UyQ y UyQ yQ UyQ UyQ yQ yQ UyQ UyQ UyQ yQ UyQ Uy yQ UyQ UyQ yQ UyQ Uy yQ UyQ yQQ yQ yQ yQ UyyQ yyQQ yyQ ((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((((OOOOOOOOOOO OOOO OOOOOOOOO6666666666666666666666666666DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDO OOO DO DO DO OOOO DO OOOOOOO DO OOO DO O DDDOPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUyy Uy y Uy yyyyyyy Uy yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy Uy yyQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ
7XPX 7XPX 7XPX 7XPX 7XP 7X 7X 7X 7777XP XPX 7XPX 7XXPX XPX PX XPX XPX XPX XPX XPX 7XPX 777XPX XPX X 7XP XPX 7XPX 77XXP 7XPX 7XPX 7XPX XPX XP 7XPX 7XPX PX XPX 7XPX 7XPX XPX 7XPX X 7XPX XPX 77XP 7XPX X 7XPX 7XP 7XPX X 7XXXP 77XPX 7X 7XPXXVVVVVVVR RRRR VR R VVVRRRRR VVVR RRRR VVVR VR VVVVRR VRRR 77777777777777777777777777777777777X 7XXXXXXX 7XXXXXXXXXX 77XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 777777 PPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVVRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR
(O( (O ( ( (O ( (O ( (((((( ( QHD DO DO OOOO DO HDO DO DO HD DO DO DO OO DO QQ DO OOO Q O QQ OO DO QQQQ DDO DO OO QQ DDO OO D HD DO DO DDO O DDDDDO OOO DDO DO OOOOOOOOOO DOO HHHDD ((((((((((O O (((((((((((((((QQQQQQQQQQQQQHHHHHHHHHHHDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
66°20' 66°30'
66°20' 66°30'
10°40'
10°30'
Divisoria de Agua
Lindero del Parque Nacional El Ávila (Wariarepano)
Límite de Estado
/(<(1'$
Zona con Sobreposición de Límites
0$5&$5,%(
*8$<$1 **8 8$ $<<$$1 $1 1$$$$
(6(48,% ((6 (6( 6(4 (48 48 8,% ,% %$$$$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*
8
$
<
$
1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
/$ *8$,5$
&$5$ 5$&$6 5$ &$ 6
9$/(1&,$ 99 0$5$&$<
(67$'2
&2-('(6
(67$'2
&$5$%2%2
(67$'2
$5$*8$
(67$'29$5*$6 ',675,72&$3,7$/
(67$'2*8É5,&2
(67$'20,5$1'$
(67$'2
$1=2É7(*8,
0$ 5 & $ 5 , % (
132
Sitios de Interés y Vías de Acceso
Innumerables son los sitios del parque que se pueden recomendar para
visitar; sin embargo, mucho depende justamente de los intereses especí-
fcos que el excursionista tenga. Una selección apretada de lugares con las
diferentes vías de acceso a ellos, se expone a continuación:
Pico Naiguatá
Es la máxima altitud del parque, con 2.765 m.s.n.m. La mejor manera de
llegar a este sitio es a través de la ruta cuya entrada se encuentra en El
Marqués y conduce a La Julia, El Edén, Rancho Grande, Pico Goering,
Topo Galindo y La Arepa.
Silla de Caracas
Con sus picos Oriental (2.640 m.) y Occidental (2.478 m.). Entrada por la
ruta que arranca en Altamira y conduce a Sabas Nieves y No Te Apures.
Es la misma y conocida ruta que conduce al bello sitio El Lagunazo, utili-
zada a diario por numerosos excursionistas que llegan caminando.
Galipán
Popular sitio de visita, conformado por asentamientos y pobladores des-
cendientes de los primeros inmigrantes agricultores canarios. Es una
ruta carretera con entrada por Cotiza. Alcanza Llano Grande, Clavelitos,
Boca de Tigre. Esta misma ruta, conduce al Litoral Central, al Picacho de
Galipán y al Hotel Humboldt.
Los Venados, centro recreativo
Hermoso lugar de antigua fnca cafetalera. Existe allí el servicio admi-
nistrativo central del Parque Nacional El Ávila. Se llega al lugar tomando
la ruta carretera de entrada en Cotiza. Desde Los Venados también se
llega a varios otros lugares muy interesantes del Parque a través de sen-
deros recreativos y de excursión.
Camino de los Españoles
Antigua vía construida por los españoles para comunicar el litoral con el
Valle de Caracas. Se llega por la ruta carretera entrando por la Puerta de
Caracas. Lleva también a Sanchorquiz y Hoyo de la Cumbre.
Los castillos
Son ruinas de fortaleza hispánica construida en sus tiempos para resguar-
dar a Caracas de los Piratas del Caribe. Se llega a estas ruinas a través de
vía carretera cuya entrada es la Puerta de Caracas.
Teleférico y Hotel Humboldt
El viaje se hace preferiblemente a través del Teleférico, cuya estación
de abordaje se encuentra en Maripérez de diversos paisajes vegetales y
tiene vista panorámica del Valle de Caracas y el Litoral Central.
Las cascadas del Parque
En el parque existen numerosas cascadas y saltos de agua muy her-
mosos y de mucho interés para visitar. Se llega a ellos a partir de dife-
rentes caminos y senderos. Son de más fácil acceso las cascadas de
las Quebradas Quintero, entrando por Altamira; Tócome, en el Parque
Recreacional Los Chorros; Sebucán, entrando por Sebucán; Chacaito;
Las Adjuntas y Pajaritos, entrando por Los Palos Grandes.
Sabas Nieves
Popular sitio de excursionistas que se dirigen al cerro a pie; con bellas
vistas de Caracas. La entrada se hace por Altamira.
El Lagunazo
Entrada por el Teleférico. Es un sitio para aprovechar vistas panorámicas
del Valle de Caracas y el Litoral Central.
Pico Naiguatá
Galipán
Los Venados
133
Sitios de Interés y Vías de Acceso
Topo Santa Rosa
Se accede por la Universidad Metropolitana, mediante ruta carretera para
vehículos rústicos.
Las planadas
Es un hermoso recorrido que se puede hacer vía carretera en vehículos
de doble tracción. En el trayecto se encuentra la Hacienda La Siria; con
cultivos donde aun se conservan cafetales tradicionales. Se accede por la
ciudad de Guatire.
Picacho de Galipán
Hermoso lugar para observar el valle de Caracas y el Litoral Caribe. Se accede
por vía carretera desde Cotiza y luego por camino bien conservado.
Los Castillos
Hotel Humboldt
Sabas Nieves
Teleférico
134
Poblaciones Autóctonas del Parque Nacional El Ávila
En el Parque Nacional El Ávila existen actualmen-
te algunos pequeños asentamientos humanos
que el Plan de Ordenamiento y Reglamento de
Uso (P.O.R.U) Gaceta Ofcial Nº 4.548 del mismo
denomina como “población Autóctona, por haber
habitado sus respectivos espacios desde antes
de la declaratoria como área protegida, el 12 de
Diciembre de 1958. Al ser admitidas como Zonas
de Uso Poblacional Autóctono se permite desarro-
llar en ellas actividades de investigación científca,
educación ambiental, recreación, deportivas y tu-
rísticas, al igual que reparaciones y mejoras de las
viviendas. Igualmente, son lícitas la instalación de
servicios públicos y vías internas. Por supuesto,
se permite en estos asentamientos autóctonos la
actividad agrícola tradicional de horticultura, fori-
cultura y cultivos que sean compatibles con el ca-
rácter de área protegida del parque.
De manera que cuando se habla de pobladores
autóctonos o poblaciones autóctonas no se refe-
re a los habitantes prehispánicos que se asenta-
ron en los espacios actuales del parque, como
fueron algunas comunidades indígenas caribes
de los Toromaymas, Xavacos, Teques, Mariches
y otros. Las comunidades indígenas prehispáni-
cas, tanto del frente sur como del norte tuvieron
contacto entre sí, a través de senderos que luego
fueron usados por los conquistadores españoles
para comunicar el litoral central con los valles
de Caracas, Guarenas y Guatire. Un ejemplo de
ello, fue la antigua ruta llamada “Camino de los
Españoles”, situada en el sector más occidental
al parque.
Posteriormente, y ya entrado el siglo XVIII varios
habitantes criollos y personas venidas de Europa,
como canarios y portugueses, iniciaron un lento
proceso de asentamiento en las dos vertientes
del macizo El Ávila, principalmente en la del nor-
te. En varios lugares se dedicaron a labores de
cultivos diversos, fundando varios asentamientos
que paulatinamente se fueron consolidando.
Una vez que los espacios del Ávila son declara-
dos zona protegida mediante decreto guberna-
mental, los núcleos poblacionales ya existentes
para la fecha fueron respectados en su ubica-
ción, viviendas, cultivos y otras actividades.
El mismo P.O.R.U señala los siguientes asenta-
mientos como poblaciones autóctonas: “Galipán,
con sus diferentes sectores, Hoyo de la Cumbre
y El Corozo”
Galipán
Los tres pequeños núcleos poblados de Gali-
pán son: San Isidro, San Antonio y San José. Se
localizan en la vertiente norte del parque, en la
Venta de flores en El Ávila - Wariarepano
Expendio de flores autóctonas del lugar
135
Poblaciones Autóctonas del Parque Nacional El Avila
jurisdicción del estado Vargas, Parroquia Macu-
to. El poblado está comprendido entre las cotas
altitudinales 600-1.900 m.s.n.m. En el censo po-
blacional 2001 el conjunto de asentamientos al-
canzaba 1.418 habitantes.
Galipán es un conocido y pintoresco poblado
rural ubicado en las faldas inclinadas del frente
norte del parque. Está integrado por casas dis-
persas, muy atractivas, bien cuidadas, provistas
de jardines y rodeadas de vegetación de mucho
verdor. La vía carretera que arranca en la entrada
de Cotiza de Caracas, pasando al lado del centro
administrativo Los Venados y se dirige a Boca
de Tigre, atraviesa el asentamiento en la ruta al
litoral central caribe. Galipán se ha convertido en
sitio de gran atracción turística para caraqueños,
litoralenses y gente venida de muchas otras par-
tes del país.
Se considera que Galipán fue el primer núcleo de
población no indígena que se asienta en el actual
territorio del Parque Nacional El Ávila. Originaria-
mente, estuvo conformado por canarios y des-
cendientes de ellos, llegados al país en el siglo
XVIII. Se dedicaron inicialmente a cultivar café y
frutas que vendían a los mercados de La Guai-
ra. Posteriormente, introdujeron otras variedades
de cultivos y actualmente laboran en cultivos de
hortalizas, fores, eucaliptos y helechos orna-
mentales; también en ciertas variedades de fru-
tas como duraznos y fresas. Sin embargo, cabe
destacar que cada vez más la actividad turística
se convierte en una rama de actividad económica
de primer orden, a través de la oferta de hoste-
rías, restaurantes y excursiones guiadas. Tanto
la oferta turística como las actividades agrícolas
se llevan a efecto mediante organizaciones fami-
liares. Cada familia se dedica a actividades com-
binadas de cultivos, turismo y mercadeo de los
productos obtenidos del laboreo agrícola e inclu-
so de pequeñas empresas de manufacturas.
Hoyo de la Cumbre y El Corozo

Pertenece al Municipio La Guaira, Parroquia Mai-
quetía del Estado Vargas. Se localiza en el sector
occidental del parque del lado de la vertiente sur.
Para el censo de Población de 2001 este asen-
tamiento contaba con 65 familias, en su mayoría
de descendencia portuguesa, que variaban en-
tre dos y seis personas. Los pobladores de este
pequeño núcleo humano se alojan en casas dis-
persas y se dedican al cultivo preferiblemente de
hortalizas y de algunos frutales como fresa, to-
mate de árbol y lulo, entre otros; papas y tomates
también son rubros cultivados por los pobladores
de Hoyo de la Cumbre.
Hoyo de la Cumbre, es un poblado rural consoli-
dado que cuenta con servicios básicos de elec-
tricidad, ambulatorio médico y escuela. A él se
llega vía carretera, a través de la entrada por La
Puerta de Caracas, siguiendo la ruta que condu-
ce a las ruinas de El Fortín.
En cuanto a El Corozo, se trata de un asenta-
miento localizado a baja altitud, entre las curvas
de nivel de 300 - 400 m.s.n.m, en el tramo orien-
tal de la vieja carretera que une a Caracas con La
Guaira. Son apenas unas 36 casas ocupadas por
gente dedicada a labores del campo.
Es bueno aclarar que varios otros núcleos rura-
les de asentamientos humanos habitan el Parque
Nacional El Ávila, pero no son considerados como
“Poblaciones Autóctonas”; al igual que no lo son
tales cientos de barrios de expansión de Caracas
que pueblan parte de los espacios de esta área
protegida.
Hoyo de la Cumbre
Galipán
5
tR
&
R
WX
D

4
GD6HFD
5tR/LPRQDU
5
tR7D
FDULJXD
4GD
%
HFH
UU
R
V
4GD/
D
/
R
P
D
4
G
D
0RQWH%RQLWR
5
tR
*
X
D
U
D
S
LFK
H
5tR&HUUR*UDQGH
5
tR*
XDUD
S
LFKH
5
t R
&
D
S
LULF
X
DO
4
G
D
/
D&UX
]
5
tR
*
X
D
WD
WD
O
4
G
D
%
H
W H
F
X
D
O
4
G
D
&
DQJUHMDO
4
G
D
(
O /
LP
y
Q
4GD%
DQT
X
HDGD
4GD*XDWD
P
D
UH
4
G
D
/
D
*
OR
ULD
5
tR
&
D
P
EXUD
O
4
G
D/D3RUWDG
D
5tR*UDQGH
4
G
D
3
R
]
R
$
]
X
O
5tR&DULQLFXDR
5
tR
&
OD
Y
H
OOLQ
R
5
tR
*
X
D
WD
WD
O
5
tR-X
VHS
LQ
4GD$OWRGH/
R
V
3
R
]RV
4
GD7HQWHGXUR
5tR$
U
D
J
X
D
4
G
D
GH/
D
&
R
ORQLD
4GD(O,QILHUQR
4
G
D
/
D
&
XFK
LOOD
4
GD1
HJUD
5
tR1
D
UD
Q
MR
5
tR
6
D
Q
WD
0
D
U
tD
5
tR
/D5
D
\
D
4
G
D
G
H
3
L H
GUD
5
tR
6
D
Q
WD
&
UX
]
4GD0
D
WHUR
5tR6DQWD5RVD
5tR%RWLMyQ
5
tR0
DOYD
VFX
DO
5tR1DUDQMR
5
tR
/
L Q
G
R
5tR<XFXFXDO
5tR&KLT
XLWR
5tR$UDJXD
5
t R
*
X
D
\XWD
5
t R
7
D
J
X
D
\
D
5tR$UDJXD
4GD/
D
6ROHGDG
4
GD(O&D
Q
R
5
tR
2
UR
FX
D
O
4
G
D
5
R
Q
G
y
Q
5
tR
%
X
Q
F
H
UHV
4GD(O5
HWX
P
ER
4
G
D
(
O$
J
DUUR
E
R
5
t R
6
R
OR
5
tR
*
UD
Q
G
H
5
LR(
O'
D
Q
WR
5
LR
3
D
V
R
/
D
U
J
R
4
G
D
&
D
Q
J
U
H
MD
O
5
tR
*
U
D
Q
G
H
5
tR
&
D
U
LS
H
5
tR
(
O3
R
WUH
U
R
4
G
D
&
K
D
J
X
D
U
D
P
D
4
G
D
(
O3
X
OY
LR
4
GD
(
O=DPXUR
4GD6DQ)HOHUR
4
G
D
(
O3
L Q
W R
5
tR
3XQFHUHV
5tR4XLULTXLUH
5
tR
0
DFDQLOODO
4
GD&
K
D
JX
DUDP
D
5
tRGH/D&
U
X
]
1HJUD
4
GD(O'
D
Q
WH
5
tR
%
R
Q
LWR
4
G
D
(
OV
L O H
Q
F
LR
&
DxRGHFUX]*
UD
Q
GH
5
tR
3
X
WX
F
X
D
O
5
Ë
2
6
$
1
-8
$
1
5tR&
ULVWDOLQR
5tR/D3DOHQ
F
LD
5
tR
$
]
DJXD
5
tR
4
X
LU
LT
X
LUH
(0%$/6(
&/$9(//,12
Fila El Agustin
Cerro
El Tigual
Lom
as de Jose Barreto
Cerro
Qda. Seca
Cerro El Merey
Cerro
Las Piedras
Fila Las Cam
panas
Fila Caparigua
Cerro
Pardillar
Cerro Grande
Cerro
La Cocuiza
Cerro
La Placeta
Cerro
Los Magueyes
Cerro
Pueblo Viejo
Cerro
El Guacharo
Cerro
La Laguna
Cerro Negro
Cerro
Chorreron
Cerro
Santa Maria
Cerro Churuapo
Cerro
San Pedro Cerro
El Garrapatero
Cerro
El Cardon
Cerro
Diamante
Cerro Malvascual
Fila M
acanillar
Cerro
El Algarrobo
Cerro La Uquira
Pico Garcia
Cerro Grande
Cerro
El Merey
Cerro
Monaga
Cerro El Palmar
Cerro Grande
Cerro
Palo Quemado
Cerro El Cambur
F
ila D
el B
otalon
Cerro
Las Palomas
Cerro Garcia
F
ila
L
a
M
e
s
a
Cerro
El Jobal
F
ila
C
im
a
rro
n
e
ra
Fila El Lim
on
Fila de Mesa Bonita
Mesa Bonita
Cerro
de Los Rastrojos
Cerro La Victoria
Cerro
Las Mrgaritas
Cerro Pajaral
Cerro Zumbador
F
ila
d
e
l P
a
ra
m
o
Cerro La Ceiba
Cerro
Palo Duro
Cerro Bolivita
Cerro Grande
C
u
m
b
re
s
d
e
S
a
n
B
o
n
ifa
c
io
Cerro Palmichal
Lomas de Rio Arriba
Cerro Azul
Cerro Del Cura
Cerro El Danto
Cerro La Victoria
Cerro
San Vicente
Cerro Parare
Cerro El Guaro
ALTOS DE ISIDRA
Cerro Negro
Cerro
San Bonifacio
/D/DJXQD
6DQ-XDQGH&RWXD
7DFDULJXD
3R]R$]XO
6DQWD,VDEHO
(O/LPyQ
-XDVMXLOODU
/D1DUDQMD
(O7LJXDO
6DQ5DPRQ
&KRUUHURQ
&DPEXUDO
0DFDQLOODO
/RV&DSLWDQHV
(O*XDFKDUR
(O$JXDFDWH
(O0DQJXLWR
*XDUDSLFKH
0LUDIORUHV
/D*UHGD
(O5LQFRQ
*XDUD
6DQ)UDQFLVFR
3DUGLOODU$EDMR
%XHQD9LVWD
&DUXSDQLWR
3XHEOR1XHYR
6DQ)HOL[
/RV&DUGRQHV
*XDWDWDO
/D&UX]
(O0DFDO
0DQUHVD
/RV3R]RV
/RV$UUR\RV
4XHEUDGD6HFD
$SDULFLR
3RUWDFKXHOR
3XHEOR$EDMR
%DUFHORQLWD
*XDQDJXDQD
%XHQD9LVWD
/DV'RV6DEDQDV
(O&XFKDUR
(O*XDPR
(O3DOPDU
/DV0LVLRQHV
/D0RQWDQD
&XULHSH
(O$]XO
(O%DQTXHDGR
/RV&DELPERV
0DWDGH0DQJR
6DQWD0DULD
7DFDULJXD
6DEDQDGH3LHGUD
%RTXHURQ
-XDQ/DUJR
6DQ$JXVWLQ
6DQWD&UX]
(O7RUR
/D&RFXL]D
6DQ3HGUR
/RV5DVWURMRV
6DQWD/XFLD
6DQWD5RVD
Cerro
La Pena
&DUUL]DO
&KLVSHUR
0DUHPDUH
0DOYDVFXDO
7RQRUR
(O3DXML
(O1DUDQMR
(O$OJDUURER
/RV3HUH]
(O+RUPLJXHUR
$5$*8$'(0$785,1
7DJXD\D
*XD\XWD
3LULWR
/RV0DQJRV
%DUEDVFDO
/D6DEDQHWD
&$/,&+(
0RQDJDO
&XODQWULOODO
/DV'HOLFLDV
/DV$FDFLDV
&$5,3(
(O3RWUHUR
3XHEOR1XHYR
/RV5DQFKRV
&DPSR$OHJUH
/DV3DORPDV
/RV%DMRVGH$UDJXD
6DEDQD/DUJD
0DQUHVD
/$9,*,$
&DVXSDO
&KDSDUUDO
/DV&KDFDUDV
/DV&DEHFHUDV
6DEDQHWD
0DFDQLOODO
3XQFHUHV
(/38/9,2
<XFXFXDO
&$&$+8$/
%XHQRV$LUHV
(O$OJDUURER
+RUPLJXHUR
4XHEUDGD*UDQGH
&2/25$'2
(O=XPEDGRU
-XDVMXLOODU
(O3DOPDU
/D*XLULD
(O0XHUWR
(O7LJUH
$JXD&ODULWD
&DPSHDULWR
(/32%/$'2
-XDQ$QWRQLR
%ROLYLWD
/D&HLED
(O&RUFRYDGR
6DEDQHWD
(O'LHFLRFKR
(O6HVHQWD
/D%UXMD
48,5,48,5(
%XHQD9LVWD
(OSLQWR
(O&DQWRQ
'LHFLRFKR
*XDWDPDUDO
(O*DYLODQ
&DUUL]DOHV
II !Imon
SAÞTA I!IÞA
Snn MIguoI
IIJ!MA
!A !AC!ÞA
InjnrnI
ISTAÐO M

ACAS
ISTAÐ
O
S!
C!I
!Io VIojo
!os AronnIos
!n VIcforIn
CnIIcho
Cnno do Cruz
CosfIIIn do Vncn
IA!CI!AMIIÞTO AC!A I!AÞCA
!Io Crnndo
!omIgIo
Mucuro
CorIoco
CunruchnI
Agun IrIn
IA!CI!AMIIÞTO
AC!ICO!A SAÞ IOÞIIACIO
(ZOÞA !IO C!AÞÐI)
!n InscunIn
!ns IInns
CnrnfnI
ISTAÐO S!C!I
ISTAÐO MOÞACAS
Cunsnµn
!OS SIIS IASOS
II IscondIdo
ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ISTAÐO S!C!I
I
S
T
A
Ð
O

Ð
I
!
T
A
A
M
A
C
!
!
O
ISTAÐO MOÞACAS
ISTAÐO
AÞZOÁTIC!I
0$ 5 & $ 5 , % (
Cnruµnno
CuIrIn
C!MAÞÁ
!A AS!ÞCIÓÞ
MAT!!ÍÞ
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
(67$'218(9$ (63$57$
0 4 8 12 16 2 kilómetros
EscaIa Gráfica
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
Fuente Cartográfica:
Hoja 7447 - 7547 - 7446 - 7546 -7445 - 7545 del Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Área Urbana ................................... Embalse .................................................
Curso de Agua ......................................
Lago .................................................
Lindero del Parque Nacional .......
Corriente Ìntermitente ..........................
Límite Ìnternacional ..........................
Límite de Estado ..................................
Límite de Municipio ..............................
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada ..................
Carretera No Pavimentada ............
Sendero o Pica ................................
Autopista ........................................
Zona con Sobreposición de Límites ..
N
E O
S
137
PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
LocaIización Geográfica
El Parque Nacional El Guacharo se localiza en el
tramo oriental de la Serranía del Ìnterior del Siste-
ma Montañoso Caribe, mas precisamente en las
serranías Cerro Negro, Cerro Papelón y Cerro El
Periquito del Macizo de Caripe. Dos unidades o
bloques separados conforman el parque: el de
Cerro Negro, donde se encuentra la Cueva del
Guacharo, el menos extendido y el de la Cuenca
Media del río Caripe. Ambos abarcan parte de
los estados Monagas y Sucre; del primero en sus
municipios Caripe, Acosta, Piar y Bolívar y del
segundo en el municipio Ribero.
1cr:va s: uc¤írc ac ía :u.c¤jaraííc .avcrua íc¤cu:¤a q:c sc cu.:curra cu s:
csja.:c ¸ ¤as jrcj:a¤curc, ací rarc ¸ c¤ííc¤ar:.c ja¡arc q:c ía íaí:ra, cí q:a.íarc
ģSrcarcru:s .ar:jcus:s), scírc íc .:aí cí saí:c ¹íc¡auarc ac 1:¤ícíar ac.íaĤ Ŀ1c q:c
¤a¸cr .cícír:aaa aa aí 'aííc ac Car:jc, acsj:cs ac ía cxrracra:uar:a jrcs.:ra ací .í:-
¤a, cs ía qrau .:cva c .avcrua ací ç:a.íarc. 1u :u jaís a¤aurc ac íc ¤arav:íícsc,
:ua .avcrua cu acuac ua.c :u ríc ¸ q:c csra íaí:raaa jcr ¤:ícs ac avcs uc.r:ruas,
.:¸a qrasa sc c¤jíca cu ías !:s:cucs jara aacrczar s:s aí:¤curcs, cs cí¡crc :uaqcra-
ííc ac .íarías ¸ a:s.:s:cucs".
Extensión
En total el parque abarca 62.700 ha. Al sector
Cerro Negro le corresponden 15.500 ha. y al de
la Cuenca Media del río Caripe 47.200 ha.
DecIaratoria como Área
Protegida
El bloque Cerro Negro, donde se ubica la gran ca-
verna, fue el primer Monumento Natural erigido en
Venezuela el 15 de julio de 1949, con el nombre de
(67$'268&5(
(
6
7
$
'
2

'
(
/
7
$
$
0
$
&
8
5
2
(67$'218(9$ (63$57$
(67$'2021$*$6
(67$'2$1=2É7(*8,
0$ 5 & $ 5 , % (
3XQWD GH 0DWD
&DUXSDQR
3RUODPDU
-XDQ*ULHJR
*XLULD
&80$1É
/$ $681&,Ð1
0$785Ì1
Alejandro de Humboldt. Posteriormente se decretó
el Parque Nacional El Guacharo, el 27 de mayo de
1975, mediante Decreto 943, aparecido en Gace-
ta Oſcial Nº 30.704. Por su parte, por Decreto Nº
639, de fecha 25 de enero de 1990, aparecido en
Gaceta Oſcial Nº 4.158, se amplía el parque con el
bloque Cuenca Media del Río Caripe.
De esta manera, el Parque Nacional El Guacharo
se convirtió en la única unidad protegida que se
localiza en el tramo oriental de la Serranía del Ìnte-
rior del Sistema Montañoso Caribe.
3FMJFWFUÄQJDPEFM1BSRVF/BDJPOBM&M(VBDIBS
5
tR
&
R
WX
D

4
GD6HFD
5tR/LPRQDU
5
tR7D
FDULJXD
4GD
%
HFH
UU
R
V
4GD/
D
/
R
P
D
4
G
D
0RQWH%RQLWR
5
tR
*
X
D
U
D
S
LFK
H
5tR&HUUR*UDQGH
5
tR*
XDUD
S
LFKH
5
t R
&
D
S
LULF
X
DO
4
G
D
/
D&UX
]
5
tR
*
X
D
WD
WD
O
4
G
D
%
H
W H
F
X
D
O
4
G
D
&
DQJUHMDO
4
G
D
(
O /
LP
y
Q
4GD%
DQT
X
HDGD
4GD*XDWD
P
D
UH
4
G
D
/
D
*
OR
ULD
5
tR
&
D
P
EXUD
O
4
G
D/D3RUWDG
D
5tR*UDQGH
4
G
D
3
R
]
R
$
]
X
O
5tR&DULQLFXDR
5
tR
&
OD
Y
H
OOLQ
R
5
tR
*
X
D
WD
WD
O
5
tR-X
VHS
LQ
4GD$OWRGH/
R
V
3
R
]RV
4
GD7HQWHGXUR
5tR$
UD
J
X
D
4
G
D
GH/
D
&
R
ORQLD
4GD(O,QILHUQR
4
G
D
/
D
&
XFK
LOOD
4
GD1
HJUD
5
tR1
D
UD
Q
MR
5
tR
6
D
Q
WD
0
D
U
tD
5
tR/D5
D
\
D
4
G
D
G
H
3
L H
GUD
5
tR
6
D
Q
WD
&
UX
]
4GD0
D
WHUR
5tR6DQWD5RVD
5tR%RWLMyQ
5
tR0
DOYD
VFXDO
5tR1DUDQMR
5
tR
/
L Q
G
R
5tR<XFXFXDO
5tR&KLT
XLWR
5tR$UDJXD
5
t R
*
X
D
\XWD
5
t R
7
D
J
X
D
\
D
5tR$UDJXD
4GD/
D
6ROHGDG
4
GD(O&DQ
R
5
tR
2
UR
FX
D
O
4
G
D
5
R
Q
G
y
Q
5
tR
%
X
Q
F
H
UHV
4GD(O5
HWX
P
ER
4
G
D
(
O$
J
DUUR
E
R
5
t R
6
R
OR
5
tR
*
UD
Q
G
H
5
LR(
O'
D
Q
WR
5
LR
3
D
V
R
/
D
U
J
R
4
G
D
&
D
Q
J
U
H
MD
O
5
tR
*
U
D
Q
G
H
5
tR
&
D
U
LS
H
5
tR
(
O3
R
WUH
U
R
4
G
D
&
K
D
J
X
D
U
D
P
D
4
G
D
(
O3
X
OY
LR
4
GD
(
O=DPXUR
4GD6DQ)HOHUR
4
G
D
(
O3
L Q
W R
5
tR
3XQFHUHV
5tR4XLULTXLUH
5
tR
0
DFDQLOODO
4
GD&
K
D
JX
DUDP
D
5
tRGH/D&
U
X
]
1HJUD
4
GD(O'
D
Q
WH
5
tR
%
R
Q
LWR
4
G
D
(
OV
L O H
Q
F
LR
&
DxRGHFUX]*
UD
Q
GH
5
tR
3
X
WX
F
X
D
O
5
Ë
2
6
$
1
-8
$
1
5tR&
ULVWDOLQR
5tR/D3DOHQ
F
LD
5
tR
$
]DJXD
5
tR
4
X
LU
LT
X
LUH
(0%$/6(
&/$9(//,12
Fila El Agustin
Cerro
El Tigual
Lom
as de Jose Barreto
Cerro
Qda. Seca
Cerro El Merey
Cerro
Las Piedras
Fila Las Cam
panas
Fila Caparigua
Cerro
Pardillar
Cerro Grande
Cerro
La Cocuiza
Cerro
La Placeta
Cerro
Los Magueyes
Cerro
Pueblo Viejo
Cerro
El Guacharo
Cerro
La Laguna
Cerro Negro
Cerro
Chorreron
Cerro
Santa Maria
Cerro Churuapo
Cerro
San Pedro Cerro
El Garrapatero
Cerro
El Cardon
Cerro
Diamante
Cerro Malvascual
Fila M
acanillar
Cerro
El Algarrobo
Cerro La Uquira
Pico Garcia
Cerro Grande
Cerro
El Merey
Cerro
Monaga
Cerro El Palmar
Cerro Grande
Cerro
Palo Quemado
Cerro El Cambur
F
ila D
el B
otalon
Cerro
Las Palomas
Cerro Garcia
F
ila
L
a
M
e
s
a
Cerro
El Jobal
F
ila
C
im
a
rro
n
e
ra
Fila El Lim
on
Fila de Mesa Bonita
Mesa Bonita
Cerro
de Los Rastrojos
Cerro La Victoria
Cerro
Las Mrgaritas
Cerro Pajaral
Cerro Zumbador
F
ila
d
e
l P
a
ra
m
o
Cerro La Ceiba
Cerro
Palo Duro
Cerro Bolivita
Cerro Grande
C
u
m
b
re
s
d
e
S
a
n
B
o
n
ifa
c
io
Cerro Palmichal
Lomas de Rio Arriba
Cerro Azul
Cerro Del Cura
Cerro El Danto
Cerro La Victoria
Cerro
San Vicente
Cerro Parare
Cerro El Guaro
ALTOS DE ISIDRA
Cerro Negro
Cerro
San Bonifacio
/D/DJXQD
6DQ-XDQGH&RWXD
7DFDULJXD
3R]R$]XO
6DQWD,VDEHO
(O/LPyQ
-XDVMXLOODU
/D1DUDQMD
(O7LJXDO
6DQ5DPRQ
&KRUUHURQ
&DPEXUDO
0DFDQLOODO
/RV&DSLWDQHV
(O*XDFKDUR
(O$JXDFDWH
(O0DQJXLWR
*XDUDSLFKH
0LUDIORUHV
/D*UHGD
(O5LQFRQ
*XDUD
6DQ)UDQFLVFR
3DUGLOODU$EDMR
%XHQD9LVWD
&DUXSDQLWR
3XHEOR1XHYR
6DQ)HOL[
/RV&DUGRQHV
*XDWDWDO
/D&UX]
(O0DFDO
0DQUHVD
/RV3R]RV
/RV$UUR\RV
4XHEUDGD6HFD
$SDULFLR
3RUWDFKXHOR
3XHEOR$EDMR
%DUFHORQLWD
*XDQDJXDQD
%XHQD9LVWD
/DV'RV6DEDQDV
(O&XFKDUR
(O*XDPR
(O3DOPDU
/DV0LVLRQHV
/D0RQWDQD
&XULHSH
(O$]XO
(O%DQTXHDGR
/RV&DELPERV
0DWDGH0DQJR
6DQWD0DULD
7DFDULJXD
6DEDQDGH3LHGUD
%RTXHURQ
-XDQ/DUJR
6DQ$JXVWLQ
6DQWD&UX]
(O7RUR
/D&RFXL]D
6DQ3HGUR
/RV5DVWURMRV
6DQWD/XFLD
6DQWD5RVD
Cerro
La Pena
&DUUL]DO
&KLVSHUR
0DUHPDUH
0DOYDVFXDO
7RQRUR
(O3DXML
(O1DUDQMR
(O$OJDUURER
/RV3HUH]
(O+RUPLJXHUR
$5$*8$'(0$785,1
7DJXD\D
*XD\XWD
3LULWR
/RV0DQJRV
%DUEDVFDO
/D6DEDQHWD
&$/,&+(
0RQDJDO
&XODQWULOODO
/DV'HOLFLDV
/DV$FDFLDV
&$5,3(
(O3RWUHUR
3XHEOR1XHYR
/RV5DQFKRV
&DPSR$OHJUH
/DV3DORPDV
/RV%DMRVGH$UDJXD
6DEDQD/DUJD
0DQUHVD
/$9,*,$
&DVXSDO
&KDSDUUDO
/DV&KDFDUDV
/DV&DEHFHUDV
6DEDQHWD
0DFDQLOODO
3XQFHUHV
(/38/9,2
<XFXFXDO
&$&$+8$/
%XHQRV$LUHV
(O$OJDUURER
+RUPLJXHUR
4XHEUDGD*UDQGH
&2/25$'2
(O=XPEDGRU
-XDVMXLOODU
(O3DOPDU
/D*XLULD
II Muorfo
II TIgro
Agun CInrIfn
CnmµonrIfo
I! IOI!AÐO
Junn AnfonIo
IoIIvIfn
!n CoIbn
II Corcovndo
Snbnnofn
II ÐIocIocho
II Sosonfn
!n Irujn
Q!I!IQ!I!I
Iuonn VIsfn
II µInfo
II Cnnfon
ÐIocIocho
CunfnmnrnI
II CnvIInn
CnrrIznIos
II !Imon
SAÞTA I!IÞA
Snn MIguoI
IIJ!MA
!A !AC!ÞA
InjnrnI
ISTAÐO M

ACAS
ISTAÐ
O
S!
C!I
!Io VIojo
!os AronnIos
!n VIcforIn
CnIIcho
Cnno do Cruz
CosfIIIn do Vncn
IA!CI!AMIIÞTO AC!A I!AÞCA
!Io Crnndo
!omIgIo
Mucuro
CorIoco
CunruchnI
Agun IrIn
IA!CI!AMIIÞTO
AC!ICO!A SAÞ IOÞIIACIO
(ZOÞA !IO C!AÞÐI)
!n InscunIn
!ns IInns
CnrnfnI
ISTAÐO S!C!I
ISTAÐO MOÞACAS
Cunsnµn
!OS SIIS IASOS
II IscondIdo
ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ISTAÐO S!C!I
I
S
T
A
Ð
O

Ð
I
!
T
A
A
M
A
C
!
!
O
ISTAÐO MOÞACAS
ISTAÐO
AÞZOÁTIC!I
0$ 5 & $ 5 , % (
Cnruµnno
CuIrIn
C!MAÞÁ
!A AS!ÞCIÓÞ
MAT!!ÍÞ
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
(67$'218(9$ (63$57$
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA DE VEGETACIÓN DEL PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
LEYENDA
Bosque Transición Premontano - montano bajo
Siempre verde (BPSv)
Bosque Transición Premontano - montano bajo
Semideciduo (BPSd)
Matorral Transición Premontano - montano bajo
Siempre verde (MPSv)
Matorral Transición Premontano - montano bajo
Semideciduo (MPSd)
Sabana abierta Tropical - Cultivo Agrícola (SaT - Ac)
Herbazal Cultivo Agrícola (HPr - A/C2)
Área Urbana ..........................................
Lago .....................................................
Embalse ................................................
Curso de Agua ......................................
Corriente Ìntermitente ...........................
Límite Ìnternacional ..............................
Límite de Estado ...................................
Límite de Municipio ...............................
Zona con Sobreposición de Límites ......
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada .........................
Carretera No Pavimentada ....................
Sendero o Pica ......................................
Autopista ..............................................
Lindero del Parque Nacional .................
0 4 8 12 16 2 kilómetros
EscaIa Gráfica
N
E O
S
Fuente Cartográfica:
Hoja 7447 - 7547 - 7446 - 7546 -7445 - 7545 del Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Fuente Temática: Huber, O. y Alarcón, C. Mapa de Vegetación de Venezuela Año 1988. MARNR.
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
ƒ ƒ ƒ
ƒ
ƒ
ƒ
Fila El Agustin
Cerro
El Tigual
L
o
m
a
s
d
e
J
o
s
e
B
a
rre
to
Cerro
Qda. Seca
Cerro
El Merey
Cerro
Las Piedras
F
ila
L
a
s
C
a
m
p
a
n
a
s
Fila Caparigua
Cerro
Pardillar
Cerro Grande
Cerro
La Cocuiza
Cerro
La Placeta
Cerro
Los Magueyes
Cerro
Pueblo Viejo
Cerro
El Guacharo
Cerro
La Laguna
Cerro Negro
Cerro
Chorreron
Cerro
Santa Maria
Cerro Churuapo
Cerro
San Pedro
Cerro
El Garrapatero
Cerro
El Cardon
Cerro
Diamante
Cerro Malvascual
F
ila
M
a
c
a
n
illa
r
Cerro
El Algarrobo
Cerro La Uquira
Pico Garcia
Cerro Grande
Cerro
El Merey
Cerro Monaga
Cerro El Palmar
Cerro Grande
Cerro
Palo Quemado
Cerro El Cambur
F
ila
D
e
l B
o
ta
lo
n
Cerro
Las Palomas
Cerro Garcia
F
ila
L
a
M
e
s
a
Cerro
El Jobal
F
ila
C
im
a
r
r
o
n
e
r
a
Fila E
l Lim
on
Fila de M
esa B
onita
Mesa Bonita
Cerro
de Los Rastrojos
Cerro La Victoria
Cerro
Las Mrgaritas
Cerro Pajaral
Cerro Zumbador
F
ila
d
e
l P
a
r
a
m
o
Cerro La Ceiba
Cerro
Palo Duro
Cerro Bolivita
Cerro Grande
C
u
m
b
r
e
s
d
e
S
a
n
B
o
n
ifa
c
io
Cerro Palmichal
Lomas de Rio Arriba
Cerro Azul
Cerro Del Cura
Cerro El Danto
Cerro La Victoria
Cerro San Vicente
El Escondido
Cerro Parare
Cerro El Guaro
ALTOS DE ISIDRA
Cerro Negro
Cerro
San Bonifacio
F I L A MACAN
I L
L
A
L
Cerro
La Pena
Fila El Agustin
Cerro
El Tigual
L
o
m
a
s
d
e
J
o
s
e
B
a
rre
to
Cerro
Qda. Seca
Cerro
El Merey
Cerro
Las Piedras
F
ila
L
a
s
C
a
m
p
a
n
a
s
Fila Caparigua
Cerro
Pardillar
Cerro Grande
Cerro
La Cocuiza
Cerro
La Placeta
Cerro
Los Magueyes
Cerro
Pueblo Viejo
Cerro
El Guacharo
Cerro
La Laguna
Cerro Negro
Cerro
Chorreron
Cerro
Santa Maria
Cerro Churuapo
Cerro
San Pedro
Cerro
El Garrapatero
Cerro
El Cardon
Cerro
Diamante
Cerro Malvascual
F
ila
M
a
c
a
n
illa
r
Cerro
El Algarrobo
Cerro La Uquira
Pico Garcia
Cerro Grande
Cerro
El Merey
Cerro Monaga
Cerro El Palmar
Cerro Grande
Cerro
Palo Quemado
Cerro El Cambur
F
ila
D
e
l B
o
ta
lo
n
Cerro
Las Palomas
Cerro Garcia
F
ila
L
a
M
e
s
a
Cerro
El Jobal
F
ila
C
im
a
r
r
o
n
e
r
a
Fila E
l Lim
on
Fila de M
esa B
onita
Mesa Bonita
Cerro
de Los Rastrojos
Cerro La Victoria
Cerro
Las Mrgaritas
Cerro Pajaral
Cerro Zumbador
F
ila
d
e
l P
a
r
a
m
o
Cerro La Ceiba
Cerro
Palo Duro
Cerro Bolivita
Cerro Grande
C
u
m
b
r
e
s
d
e
S
a
n
B
o
n
ifa
c
io
Cerro Palmichal
Lomas de Rio Arriba
Cerro Azul
Cerro Del Cura
Cerro El Danto
Cerro La Victoria
Cerro San Vicente
El Escondido
Cerro Parare
Cerro El Guaro
ALTOS DE ISIDRA
Cerro Negro
Cerro
San Bonifacio
Cerro
La Pena
F I L A MACAN
I L
L
A
L
/D/DJXQD
6DQ-XDQGH&RWXD
7DFDULJXD
3R]R$]XO
6DQWD,VDEHO
(O/LPyQ
-XDVMXLOODU
/D1DUDQMD
(O7LJXDO
6DQ5DPRQ
&KRUUHURQ
&DPEXUDO
0DFDQLOODO
/RV&DSLWDQHV
(O*XDFKDUR
(O$JXDFDWH
(O0DQJXLWR
*XDUDSLFKH
0LUDIORUHV
/D*UHGD
(O5LQFRQ
*XDUD
6DQ)UDQFLVFR
3DUGLOODU$EDMR
%XHQD9LVWD
&DUXSDQLWR
3XHEOR1XHYR
6DQ)HOL[
/RV&DUGRQHV
*XDWDWDO
/D&UX]
(O0DFDO
0DQUHVD
/RV3R]RV
/RV$UUR\RV
4XHEUDGD6HFD
$SDULFLR
3RUWDFKXHOR
3XHEOR$EDMR
%DUFHORQLWD *XDQDJXDQD
%XHQD9LVWD
/DV'RV6DEDQDV
(O&XFKDUR
(O*XDPR
(O3DOPDU
/DV0LVLRQHV
/D0RQWDQD
&XULHSH
(O$]XO
(O%DQTXHDGR
/RV&DELPERV
0DWDGH0DQJR
6DQWD0DULD
7DFDULJXD
6DEDQDGH3LHGUD
%RTXHURQ
-XDQ/DUJR
6DQ$JXVWLQ
6DQWD&UX]
(O7RUR
/D&RFXL]D
6DQ3HGUR
/RV5DVWURMRV
6DQWD/XFLD
6DQWD5RVD
&DUUL]DO
&KLVSHUR
0DUHPDUH
0DOYDVFXDO
7RQRUR
(O3DXML
(O1DUDQMR
(O$OJDUURER
/RV3HUH]
(O+RUPLJXHUR
$5$*8$'(0$785,1
7DJXD\D
*XD\XWD
3LULWR
/RV0DQJRV
%DUEDVFDO
/D6DEDQHWD
&$/,&+(
0RQDJDO
&XODQWULOODO
/DV'HOLFLDV
/DV$FDFLDV
&$5,3(
(O3RWUHUR
3XHEOR1XHYR
/RV5DQFKRV
&DPSR$OHJUH
/DV3DORPDV
/RV%DMRVGH$UDJXD
6DEDQD/DUJD
0DQUHVD
/$9,*,$
&DVXSDO
&KDSDUUDO
/DV&KDFDUDV
/DV&DEHFHUDV
6DEDQHWD
0DFDQLOODO
3XQFHUHV
(/38/9,2
<XFXFXDO
&$&$+8$/
%XHQRV$LUHV
(O$OJDUURER
+RUPLJXHUR
4XHEUDGD*UDQGH
&2/25$'2 (O=XPEDGRU
-XDVMXLOODU
(O3DOPDU
/D*XLULD
(O0XHUWR
(O7LJUH
$JXD&ODULWD
CnmµonrIfo
I! IOI!AÐO
Junn AnfonIo
IoIIvIfn
!n CoIbn
II Corcovndo
Snbnnofn
II ÐIocIocho
II Sosonfn
!n Irujn
Q!I!IQ!I!I
Iuonn VIsfn
II µInfo
II Cnnfon
ÐIocIocho
CunfnmnrnI
II CnvIInn
CnrrIznIos
II !Imon
SAÞTA I!IÞA
Snn MIguoI
IIJ!MA
!A !AC!ÞA
InjnrnI
I
STA
Ð
O
M
O
Þ
A
C
A
S
I
STA
Ð
O
S!
C
!
I
!Io VIojo
!os AronnIos
!n VIcforIn
CnIIcho
Cnno do Cruz
CosfIIIn do Vncn
IA!CI!AMIIÞTO AC!A I!AÞCA !Io Crnndo
!omIgIo
Mucuro
CorIoco
CunruchnI
Agun IrIn
IA!CI!AMIIÞTO AC!ICO!A SAÞ IOÞIIACIO
(ZOÞA !IO C!AÞÐI)
!n InscunIn
!ns IInns
CnrnfnI
ISTAÐO S!C!I
ISTAÐO MOÞACAS
Cunsnµn
!OS SIIS IASOS
0 5 10 15 20 2,5 kilómetros
EscaIa Gráfica
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Datos Técnicos
Ìmagen Landsat 7 ETM + 002/053; Fecha De Adquisición: 2000.
Combinación de Bandas: RGB 473 Resolución: 28.5 m
Lindero del Parque
Límite de Estado
MAPAIMAGEN DEL PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
LEYENDA
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
Zona con Sobreposición de Límites
(67$'268&5(
(
6
7
$
'
2

'
(
/
7
$
$
0
$
&
8
5
2
(67$'2021$*$6
(67$'2
$1=2É7(*8,
0$ 5 & $ 5 , % (
&DUXSDQR
*XLULD
&80$1É
/$ $681&,Ð1
0$785Ì1
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
0$5&$5,%(
*8$<$1$
(6(48,%$
5(3Ô%/,&$ '( &2/20%,$
5(3Ô%/,&$ )('(5$7,9$
'( %5$6,/
*8
$<$1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
2&($12
$7/È17,&2
(67$'218(9$ (63$57$
N
E O
S
140
PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
tierras protegidas, como por ejemplo la
de Chorrerón, Río Grande y Chispero.
La geología del macizo, compuesta
esencialmente por rocas cretácicas se-
dimentarias del Grupo Sucre, con las
formaciones El Cantil y Chimana, inte-
gradas sobre todo por calizas y en menor
proporción por lutitas y areniscas, han
originado un conspicuo paisaje cárstico
de cavernas grandes y pequeñas, cuya
representación mayor la ostenta la Cue-
va del Guácharo. La disolución subterrá-
nea y por agua de lluvia de las calizas en
este sector oriental del parque ha dejado
su marca mediante uno de los relieves
cársticos más desarrollados del país.
Por su parte, en el macizo oriental y en
especial en los espacios del parque ocu-
rre una elevada lluviosidad, la cual ha
provocado el desarrollo de abundante
y lujuriosa vegetación de bosques pre-
montanos y montanos nublados, alternando con
matorrales y cultivos sobre todo permanentes.
Entre las altitudes de 1.000 y 1.200 m se encuen-
tran bosques que van de húmedos premontanos a
bosques muy húmedos montanos bajos, con pro-
medios de temperatura de 21 °C y preci-
pitación de casi 1.200 mm de promedio
anual. La lluviosidad se concentra entre
junio a noviembre, mientras que de di-
ciembre a abril, ocurre el período menos
lluvioso, pero sin existir una estación
seca bien marcada. La temperatura del
macizo de Caripe es confortable al ser
atenuada por la altitud.
Entre los 1.000 y 1.200 m de altitud
existe un árbol muy común, el (Clu-
sia minor) copey y Clusia alata. Entre
1200 y 1500 m otros árboles comunes
son (Nectandra sp.) Laurel, (Eugenia
sp.) El guayabito, el (Matayba macros-
tylis), (Byrsonima frinifensis) el paneco,
y (Zanthoxylum junispericum) el pla-
tanillo. Asociados a estos árboles se
encuentran abundantes helechos arbó-
reos y gran número de epiftas y trepa-
doras de las familias Piperaceae (Pe-
peromia) y Araceae (Anthurium). Las
orquídeas y helechos abundan, como
el caso de Blechnum iherminieri.
La zona posee numerosos escarpes
de roca caliza, algunos denudados de
vegetación y otros con vegetación rala.
Al pie de ellos suele desarrollarse, entre
los 900 y 1.000 m. de altitud, bosques
Paisajes naturales
El Parque Nacional El Guácharo es el área pro-
tegida más representativa de los paisajes monta-
ñosos del oriente del país, no sólo porque allí se
localiza esa maravilla del relieve cárstico que es
la cueva del Guácharo, la más emblemática del
territorio nacional, sino también porque se sitúa
en el corazón mismo del macizo montañoso de
Caripe, el más importante junto con el de Ber-
gantín del oriente venezolano.
El carácter eminentemente montañoso de esta
unidad determina los rasgos físico - naturales
mayores que caracterizan su geografía. En efec-
to, se trata de un paisaje de relieve accidentado,
con fuertes declives dados por una hidrografía
muy densa y encajante que resulta en valles es-
trechos limitados por vertientes sumamente incli-
nadas. Las alturas culminantes del macizo oro-
gráfco de Caripe llegan en Cerro Negro a 2.430
m y en el pico La Montaña a 1.689 m.
De las vertientes del parque nacen ríos impor-
tantes de regular caudal, como el Cariaco o Ca-
rinicuao, el Caripe y Colorado o Alto Guarapiche.
También cursos menores como la quebrada Ce-
rro Negro, adyacente a la gran cueva. Algunas
caídas de agua caracterizan la belleza de estas
y cafetales, donde abundan el (Erythrina poep-
pigiana) bucare, árbol de sombra del cafeto; así
como también, abunda el (Ficus cuatrecasiana)
matapalo y el casabe Guapira.
Especialmente, el bucare durante su foración de
abril a mayo, le da a los parajes del sector y en
especial al valle de Caripe gran belleza, unido a
la hermosa foración de la orquídea llamada for
de mayo (Cattleya mossiae), reconocida como la
Flor Nacional de Venezuela. El bello espectácu-
lo se complementa con las fores rosa – lavanda
que pulula en el parque del sector Cerro Negro.

En las vertientes de las franjas altitudinales mayo-
res, entre los 1.600 y 2.200 m, prevalece el bos-
que nublado de dosel alto, donde abundan árboles
como el (Ocotea calophylla) laurel y (Weinmannia
microphylla) el saisai. Abundan las epíftas, parti-
cularmente de las familias Bromeliaceae, Orchida-
ceae, Ericaceae y Pteridóftos (Helechos).
Amplios sectores del parque han sido objeto de
intervención antrópica importante, resultando
abundantes áreas cubiertas de vegetación se-
cundaria de matorrales, sabanas y cultivos.
En medio del clima tropical riguroso, reinante en
el nororiente del país, la presencia de un enclave
montañoso como el del Parque Nacional El Guá-
charo, con paisajes naturales de gran belleza y
clima benigno, resulta en verdad un lugar ideal
para el solaz, al igual que para satisfacer interés
y curiosidad científca en áreas del dominio de la
geología, la geografía, la botánica, la zoología y
la ecología.
Un atractivo sendero del Parque Nacional El Guácharo
142
PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
Cueva del Guácharo
El 18 de septiembre de 1799, el gran naturalis-
ta alemán Alejandro de Humboldt visitó la Cue-
va del Guácharo. Quedó deslumbrado con este
monumento de la naturaleza. Para expresar su
vivencia escribió de esta manera:
“La caverna que los indios denominan
una mina de grasa… ábrese en un
valle lateral que da a la Sierra del Guácharo…
Un sendero estrecho nos condujo al
principio, durante una hora y media hacia
el Sur, a través de una llanura risueña
y tapizada de un hermoso césped”.
“Se halla uno de súbito colocado
ante la abertura inmensa de la gruta.
Su apariencia es hasta cierto punto
imponente, aún a los ojos de quienes
están acostumbrados a las escenas
pintorescas de los Altos Alpes”.
“La Cueva del Guácharo horada
el corte vertical de un peñón.
La entrada mira hacia el sur,
y es una bovéda de 80 pies
de ancho y 72 de alto…
el peñasco sobrepuesto a la
gruta está coronado de árboles
de tamaño gigantesco. El Mamey
y el Caruto de hojas anchas y
lucientes, elevan verticalmente sus
ramas hacia el cielo, mientras que
los del Algarrobo y la Erythrina
forman, al desparramarse,
una bóveda espesa de verdor”.
“Allí donde comienza la luz
a desvanecerse, óyese en
lontananza el rauco son de
las aves nocturnas”.
Alejandro de Humboldt.
Posterior a Humboldt, numerosos científcos y
visitantes, tanto venezolanos como extranjeros,
se han expresado en términos semejantes de
esta maravillosa expresión del territorio nacional.
La Cueva del Guácharo está ubicada a cuatro
kilómetros del pueblo de Caripe, al norte del es-
tado Monagas; de forma más precisa: entre las
coordenadas geográfcas 10° 11’59” y 10° 09’54”
de latitud norte y 63° 34’54” y 63° 31’38” de lon-
gitud oeste. Justo, en el sector Cerro Negro del
macizo de Caripe. Se encuentra a 1.065 m de
altitud; por lo cual, sus adyacencias gozan de
una agradable temperatura, alrededor de 21 °C
en promedio anual; mientras que en su interior
más inmediato posee una temperatura constante
de 19 °C. Hasta ahora se considera que la cue-
143
PARQUE NACIONAL EL GUÁCHARO
va tiene una longitud aproximada de 10.5 km,
en los cuales existen amplios espacios inte-
riores con desniveles considerables entre el
techo y el piso, que pueden alcanzar decenas
de metros. Abundan depósitos de escombros
rocosos producto de antiguos derrumbes; así
como pasadizos estrechos que comunican en-
tre si salas o galerías llenas de estalactitas,
estalagmitas y columnas, muchas de ellas de
tamaño impresionante y de rara belleza.
A lo largo de la caverna se desplaza un curso
de agua permanente, el cual ha sido uno de los
principales responsables de la formación de la
misma.
La cueva está constituida principalmente por
rocas calizas masivas del Cretáceo, pertene-
cientes al Grupo Sucre en sus componentes
la Formación El Cantil y Chimana. Las rocas
que conforman la cueva se disponen en es-
tructura anticlinal, frecuentemente fsuradas y
agrietadas lo que permite la fácil penetración
del agua de lluvia para lograr la disolución de
las calizas.
La caverna se formó durante millones de años
mediante un proceso típico de carstismo tro-
pical, producto de la acción química de diso-
lución del carbonato de calcio de la caliza y
de la actividad mecánica de erosión también
del agua tanto corriente como de infltración.
Frecuentes colapsamientos y derrumbes de
la estructura rocosa fueron lentamente ensan-
chado y profundizando la cueva. Por su parte,
el trabajo permanente de disolución, erosión
mecánica y transporte del agua de la quebra-
da que corre al interior de la cueva, ha sido un
elemento sumamente activo del mecanismo
de formación de la caverna. El proceso cárs-
tico de disolución y erosión se complementó
con la formación de estalactitas, estalagmitas
y columnas que en la cueva adquieren amplio
desarrollo, originando estructuras de gran ta-
maño, gran belleza, raras y curiosas formas
que adornan monumentalmente bóvedas, pa-
redes y pisos de la cueva. “A veces estos es-
cenarios subterráneos adquieren un carácter
telúrico y sobrecogedor por el aspecto abis-
mal y fantasmagórico que presentan algunos
sitios, como el Gran Salón del Derrumbe, el
Paso de Cuchillos y otros” (García y Steyer-
mark, 1977).
A lo largo de la cueva existen muchas galerías
o salones. En efecto, al franquear la cueva a
través de su boca principal de entrada, de 23
m de alto y 28 m de ancho; en el llamado sector
turístico de unos 1.500 m de recorrido, se en-
cuentran, por ejemplo, la hermosa Galería de
Humboldt, de 759 m de largo y amplia hasta de
30 m, llena de estalactitas, estalagmitas y curiosas
formas de depósitos de cristales de carbonato de
calcio. Otros salones admirables son el Gran Salón
del Derrumbe, el Salón de Alén, quizás el más es-
pectacular de todos; el Salón Precioso, el Salón del
Silencio, el Salón de los Gigantes y muchos más.
En fn, la Cueva del Guácharo, además de ser una
excelsa expresión de la naturaleza venezolana, por
su encanto, curiosidad geológica e interés científ-
co, constituye un sitio ideal para conocerlo y admi-
rar por parte del visitante común y el especialista
interesado en los variados temas científcos que
puedan atraerlo. Es además, un hábitat privilegiado
para esa también curiosa y endémica ave llamada
guácharo.
La Cueva del Guácharo
144
El Guácharo – Steatornis caripensis
El Guácharo - Steatornis caripensis
(Humboldt, 1817)
Aunque en Venezuela existen decenas de sitios
donde viven colonias de guácharos, siempre
asociados a zonas de bosques húmedos y muy
húmedos, lo cierto es que la Cueva del Guácha-
ro es el santuario por excelencia en el territorio
nacional de esta interesante ave. Tiene allí su
hábitat preferido por las condiciones ecológicas
privilegiadas que posee para esta especie de avi-
fauna, tanto en la caverna en si misma, como en
su entorno ambiental.
En efecto, el guácharo es un ave con hábitos
nocturnos capaz de volar en la oscuridad guián-
dose por el sistema de sonar que posee, lo que
le permite eco-localizar dentro de la cueva y vo-
lar durante la noche fuera de ella para buscar las
frutas y semillas de alto contenido en aceite con
las cuales se alimentan el adulto y sus pichones.
Asimismo, en el entorno inmediato de la caverna
y en otros lugares alejados se encuentra abun-
dante alimento en los bosques húmedos. Par-
ticularmente es muy importante para la colonia
el área de Mata de Mango, en el sector de la
cuenca media del río Caripe; el otro bloque del
Parque Nacional El Guácharo anexado en 1.989.
Justamente, se incorporó al parque para asegu-
rar la preservación de la zona de alimentación
más importante de la colonia de guácharos que
habitan en la cueva homónima y en otros sitios
adyacentes. En su rutinario vuelo nocturno los
guácharos son capaces de recorrer hasta 120
km. de distancia en procura de frutas y semillas
grasosas, particularmente en la estación no re-
productiva, mientras que en la época de cría bus-
can su sustento en un radio de unos 40 km, en
torno a su hábitat cavernícola. De manera que el
guácharo, como ave frugívora que es, abando-
na diariamente la cueva en procura de alimentos
en horas del crepúsculo; lo hace por bandadas
de miles de individuos, originando un excitante
y encantador espectáculo, digno de ser obser-
vado. Regresa al alba a digerir y a alimentar los
pichones en la penumbra de la caverna, donde
anida y procrea en las repisas y oquedades de
las paredes. Como caso curioso, los pichones
pueden tener un peso mayor que los adultos pa-
dres, al estar alimentados por estos mediante
frutas muy carnosas de alto contenido graso.
Desde la época de los primigenios aborígenes
Chaimas, que habitaron los parajes cercanos a la
Cueva del Guácharo, fue costumbre cazar adultos
y pichones para utilizar su grasa como combus-
tible y para aderezar alimentos; así lo atestiguó
Alejandro de Humboldt, descubridor científco de
la cueva y del guácharo habitante de ella.
Cuando adulto el guácharo mide unos 50 cm,
con envergadura de alas que alcanzan más de
un metro. (Humboltd,1817) decía que "El guá-
charo es del tamaño de nuestras gallinas… tiene
la traza de los buitres, cuyo pico ganchudo está
rodeado de mechones de cerdas rígidas ".
Se calcula que al interior de la cueva vive una
colonia conformada en su máximo anual en algo
más de 10.000 componentes. De manera que el
visitante de la cueva está en plena capacidad de
admirar de cerca ejemplares adultos y pichones
de guácharos; así como el inolvidable espectácu-
lo que producen dentro de la caverna y cuando
en enjambres salen o entran a la misma al caer
la tarde y al despuntar el alba de cada día, res-
pectivamente.
145
El Guácharo – Steatornis caripensis
Otros componentes de la fauna
Además del guácharo, el Parque Nacional El
Guácharo cuenta con una variada y rica avifau-
na, integrada por un número de especies que se
aproxima a 370, algunas de las cuales son en-
démicas, como el chivi cabecigris (Basileuterus
griseiceps) Fafao gargantiblanco (Premnoplex
tatei) Pica fores negro (Diglossa venezuelensis)
Pico de frasco esmeralda (Aulacorhynchus sul-
catus). Otras aves representativas son el Paují
Copete de pluma (Crax daubentoni) el Paují co-
pete de piedra (Pauxi pauxi) la guacharaca (Or-
talis rufcauda) el Gavilán gris (Buteo nitidus) el
Periquito ala dorada (Brotogeris chrysotoperus)
Vencejo grande (Streptoprocne zonaris) Colibrí
canela (Glaucis hirsuta) Sorocua acollarado (Tro-
gon Collaris) Querrequerre (Cyanocorax yncas)
Tordo negro (Quiscalus lugubris).
Entre los mamíferos son representativos el Mono
araguato (Alouatta seniculus) el Mono capuchino
(Cebus olivaceus) el zorro guache (Nasua nasua)
el tigre (Panthera onca) el cunaguaro (Leopardus
pardalis), el puma (Puma concolor). También se
encuentran la lapa (Agouti paca) el venado mata-
cán rojizo (Mazama americana) el Tapir (Tapirus
terrestris) el báquiro cinchado (Pecari tajacu) el
venado caramerudo (Odocoileus virginianus).
“Allí donde comienza la luz
a desvanecerse, óyese en lontananza
el rauco son de las aves nocturnas”.
“Se halla uno de súbito colocado
ante la abertura inmensa de la gruta.
Su apariencia es hasta cierto punto
imponente, aún a los ojos de quienes están
acostumbrados a las escenas pintorescas
de los Altos Alpes.”
“Se halla uno de súbito colocado
ante la abertura inmensa de la gruta.
Su apariencia es hasta cierto punto
imponente, aún a los ojos de quienes están
acostumbrados a las escenas pintorescas
de los Altos Alpes”.
“La caverna que los indios denominan
una mina de grasa…
ábrese en un valle lateral que
da a la Sierra del Guácharo…
Un sendero estrecho nos condujo al
principio, durante una hora y media hacia
el Sur, al través de una llanura risueña
y tapizada de un hermoso césped.”
“La caverna que los indios denominan
una mina de grasa…
ábrese en un valle lateral que
da a la Sierra del Guácharo…
Un sendero estrecho nos condujo al
principio, durante una hora y media hacia
el Sur, a través de una llanura risueña
y tapizada de un hermoso césped”.
“La Cueva del Guácharo horada
el corte vertical de un peñón.
La entrada mira hacia el sur,
y es una bovéda de 80 pies
de ancho y 72 de alto…..
el peñasco sobrepuesto a la
gruta está coronado de árboles
de tamaño gigantesco. El Mamey
y el Caruto de hojas anchas y
lucientes, elevan verticalmente sus
ramas hacia el cielo, mientras que
los del Algarrobo y la Erythrina
forman, al desparramarse,
una bóveda espesa de verdor.”
“La Cueva del Guácharo horada
el corte vertical de un peñón.
La entrada mira hacia el sur,
y es una bovéda de 80 pies
de ancho y 72 de alto...
el peñasco sobrepuesto a la
gruta está coronado de árboles
de tamaño gigantesco. El Mamey
y el Caruto de hojas anchas y
lucientes, elevan verticalmente sus
ramas hacia el cielo, mientras que
los del Algarrobo y la Erythrina
forman, al desparramarse,
una bóveda espesa de verdor”.
Caída de agua en el Parque Nacional El Guácharo
Arrecife coralino del Parque Nacional Los Roques
0$5&$5,%(
2&e$12
$7/È17,&2
*8$<$1$
(6(48,%$
*
8
$
<
$
1
$
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
5(3Ô%/,&$)('(5$7,9$
'(/ %5$6,/
5(3Ô%/,&$'(&2/20%,$
75,1,'$' < 72%$*2
EscaIa Grá

Cerro
Santa Ana
Isla Aruba
Sierra de San Luis
S
I
E
R
R
A
DE LA P
O
R
T
U
G
U
E
S
A
Depresión
de
Quibor
Isla Curacao (PB)
Punta Zamuro
Punta Uvero
Cayo Sombrero
G
ALERA DEL PAO
Cabo San Román
Isla Bonaire(PB)
Archiiélago de Las Aves
Aves de
Sotavento
Aves de
Barlovento
SIERRA DE CHURUG
UARA
(67$'232578*8(6$
(67$'2/$5$
(67$'2&2-('(6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2<$5$&8<
(
6
7
$
'
2
&
$
5
$
%
2
%
2
(67$'2$5$*8$
(67$'2)$/&Ð1
',675,72&$3,7$/
&DURUD 6DEDQD*UDQGH
$FDULJXD
&DEXGDUH
<DULWDJXD
6$17$$1$'(&252
6$1)(/,3(
9$/(1&,$ 0$5$&$<
6$1-8$1'(
/26025526
3XQWR)LMR
%$548,6,0(72
6$1&$5/26
7LQDTXLOOR
*XDFDUD
&DJXD
/D9LFWRULD
&DWLD/D0DU
&KDUDOODY
$58%$
&$5
/2
MN - 4
PN - 13
PN - 13
PN - 9
(PEDOVHGH
&DPDWDJXD
(PEDOVH7L]QDGRV
(PEDOVH$WDULJXD
/$*2'(
9$/(1&,$
*2/)2
'(
9(1(=8(/$
5
tR
0
,
L
W
D
U
H
5
tR
3
D
U
D
L
V
R
5tR5LFRD
5
t
R
+
X
H
T
X
H

5
t
R

5
H
P
H
G
LR
V
5tR%DUDJXD
5
t
R

3
R
U
W
X
J
X
H
V
D
4
G
D
%
REDUH
5
t
R
8
UDP
D
5
tR7RFX\R
5
tR$
UR
D
5
tR<DUDFX
\
5
tR%XUtD
5
t
R

7
X
F
X
U
D
J
X
D
5
tR
&
R
MH
G
H
V
5
t
R

6
D
Q
&
D
U
O
R
V
5
tR
7LQDFR
5
t
R

7
L
]
Q
D
G
R
V
5
t
R
*
X
iULFR
5
tR3D\D
0 $ 5
70°00' 69°00' 68°00' 67°00'
67°00' 68°00' 69°00' 70°00'
10°00'
11°00'
12°00'
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
MAPA DE PARQUES NACIONALES Y MONUMENTOS NATURALES
DEL LITORAL E ISLA CARIBE ISLAS CARIBES
fica
Kilómetros 200 250
Depresión
de
Barlovento
Isla de Margarita
Isla La sola
Archipiélago
de Los Frailes
Isla Cubagua Isla Coche
Archipiélago de Los Roques
Archipiélago de La Orchila
Isla La Blanquilla
Archipiélago
de Los Hermanos
Isla La Tortuga
PENÍNSULA DE ARAYA
MESA SANTA
BARBARA
(67$'2$1=2É7(*8,
(67$'2021$*$6
(67$'268&5(
(67$'20,5$1'$
(67$'218(9$(63$57$
(67$'29$5*$6
YH
2FXPDUH
*XDUHQDV*XDWLUH
+LJXHURWH
=DUD]D
3XHUWR3tULWX
3XHUWR/D&UX]
3XQWDGH0DWD
%$5&(/21$
&80$1É
/$$681&,Ð1
3RUODPDU
&XD
5$&$6
267(48(6
/$*8$,5$
PN - 14
PN - 11
PN - 12
MN - 6
MN - 5
PN - 15
MN - 7
(PEDOVHGH
7LULPLTXLUH
5tR7X\
5
tR

&XStUD
5
t
R

0
H
P
R
5
tR
2
U
LWX
F
R 5
t
R

*

H
W
D

5
tR
6DFDFXD
O

5
t
R

3
U
H
V
S
X
Q
W
X
D
O

5

$
U
D
J
X
D
5
tR
1HYHUt
5tR0DQ]DQDUHV
5tR*XDULEH
5
t
R
8
ULF
K
H
5tR*X
DQDSH
5
t
R

8
Q
D
U
H
& $ 5 , % (
66°00' 65°00' 64°00'
12°00'
11°00'
10°00'
64°00' 65°00' 66°00'
ÌSLAS Y PENÍNSULA DE PARAGUANA
PN-15 CERRO COPEY
PN-9 ARCHÌPÌÉLAGO DE LOS ROQUES

LÌTORAL
PN-11 MOCHÌMA
PN-12 LAGUNA DE LA RESTÌNGA
PN-14 LAGUNA DE TACARÌGUA
PN-17 MORROCOY
PN-13 MÉDANOS DE CORO
PARQUES NACIONALES PN MONUMENTOS NATURALES
MN-5 LAGUNA DE LAS MARÌTES
LÌTORAL
MN-6 LAS TETAS DE MARÍA GUEVARA
MN-7 CERRO MATASÌETE Y GUAYAMURÍ
ÌSLA Y PENÍNSULA DE PARAGUANÁ
MN-4 CERRO SANTAANA
MN
LEYENDA
Área Urbana ............................. Embalse .................................................
Lago ...........................................
Corriente Ìntermitente ............................
Límite Ìnternacional ..............................
Límite de Estado ....................................
Límite de Municipio ................................
SIGNOS CONVENCIONALES
Carretera Pavimentada ............
Carretera No Pavimentada ......
Sendero o Pica ..........................
Curso de Agua ....................................... Autopista ...................................
Zona con Sobreposición de Límites .......
N
E O
S
150
PARQUES NACIONALES EN EL LITORAL E ISLAS DEL CARIBE
El extenso litoral e islas del mar Caribe vene-
zolano, conforman un importante conjunto am-
biental que alberga variados ecosistemas, rica
biodiversidad y extraordinarias bellezas esce-
nicas que es necesario preservar de peligros y
amenazas antrópicas que pudieran impactarlos
negativamente.
Conscientes de ello las autoridades venezolanas
han tomado en diferentes oportunidades la ini-
ciativa de seleccionar espacios representativos
de esos ambientes para decretarlos como areas
protegidas a traves de las ſguras de Parque Na-
cional o de Monumento Natural.
Ambas ſguras de areas protegidas, tanto en si-
tuación litoral como insular se reparten de la ma-
nera siguiente:
En el litoral centro-oriental de Barlovento-Unare-
Neverí-Manzanares; conformado por amplias lla-
nuras costeras ƀuvio-marinas en general, donde
abundan paisajes y ecosistemas combinados de
estos ambientes, existen dos importantes par-
ques nacionales bien representativos: Laguna de
Tacarigua y Mochima.
Por su parte, en los litorales del Golfo Triste y
oriente del estado Falcón, tambien de origen ƀu-
IsIas Caribes
Parques NacionaIes Monumentos NaturaIes
Laguna de la Restinga Laguna de las Marites
Cerro El Copey Las Tetas de María Guevara
Archipielago Los Roques Cerro Matasiete y Guayamurí
LitoraIes Caribes
Parques NacionaIes Monumentos NaturaIes
Mochima --------
Laguna de Tacarigua Cerro Santa Ana
Morrocoy --------
Medanos de Coro --------
(67$'2 =8/,$
(67$'2
7É&+,5$
(67$'2
0e5,'$
(67$'2 %$5,1$6
(67$'2
758-,//2
(67$'2 )$/&Ð1
(67$'2 /$5$
(67$'2
<$5$&8<
(67$'2
32578*8(6$
(67$'2
&2-('(6
(67$'2*8É5,&2
(67$'2$385(
(67$'218(9$(63$57$
(67$'2
0,5$1'$
(67$'2
9$5*$6
',675,72
&$3,7$/
(67$'2$5$*8$
(67$'2
&$5$%2%2
(67$'2%2/Ì9$5
(67$'2$0$=21$6
(67$'268&5(
(67$'2
$1=2É7(*8, (67$'2021$*$6
5(3Ô%/,&$)('(5$7,9$'(/ %5$6,/
(ZONA EN RECLAMACI ÓN)
SUJETO AL ACUERDO DE GI NEBRA DEL
17 DE FEBRERO DE 1966
*8$<$1$(6(48,%$
(67$'2
'(/7$$0$&852
5(3Ô%/, &$ '( &2/20%, $
*2/)2'(3$5,$
0$5 & $5,%(
vio-marino, se ubica el extraordinario Parque Na-
cional Morrocoy. En el litoral del istmo de Paraguana
se localiza el Parque Nacional Medanos de Coro.
En la región insular venezolana, las ſguras de
Parque Nacional y Monumento Natural estan re-
presentadas por los Parques Laguna de la Res-
tinga y Cerro El Copey en la isla de Margarita,
junto con los Monumentos Naturales Laguna de
las Marites, Las Tetas de María Guevara y Cerros
Matasiete-Guayamurí.
A su vez, en el arco insular externo del país desta-
ca el Parque Nacional Archipielago Los Roques.
1BSRVF/BDJPOBM"SDIJQJÀMBHP-PT3PRVFT
Parque Nacional Archipiélago Los Roques
Vista del Parque Nacional Mochima desde el sector continental
Parque Nacional Laguna de Tacarigua
Parque Nacional Mochima
Parque Nacional Mochima
Parque Nacional Médanos de Coro
Cayo Selesquí
Cayo Bequeve
Cayo Tabano
Cayo de Agua
Dos Mosquises
Cayo Fernando
Mosquitoquí
Brujusqui (Isla Felipe)
Norte
Norte
Norte
Norte
Sur
Sur
Sur
Sur
Isla Pelona
C
a
y
o
S
a
l
Cayo Carenero
Cayo Los Canquises
Cayo Crasquí
El Gran Roque
Madrisquí (Cayo Rata)
Cayo Loco
Cayo Rabusquí
Cabeza
Isla Larga
Cabeza de Cayo Sal
Prestonquí (Isla Agustin)
Noronquises
Burquí
Sandquí
Maceta de Cote
Maceta de Nube Verde
Cayo Remanso
Yonquí
Sarquí
Espenquí
Isla Larga o Cayo Lanquí
Abajo
Abajo
Medio
Arriba
Arriba
Uespen de Cayo Sal
BAJOS Y REMOLINOS DEL SAMBOL
T
A
L
U
D

D
E
L

O
E
S
T
E
G R A N



T
A
L
U
D



A
R
R
E
C I F A
L



D
E
L
S U R
(16(1$'$ 2 %$-2 '( /26 &255$/(6
%RFDGH&RWH
0 $ 5 & $ 5 , % (
67°00'
66°45' 67°00' 66°55' 66°50' 66°40'
12°00'
11°55'
11°45'
11°50'
66°40' 66°45' 66°50' 66°55'
0 6 12 18 3
EscaIa Gráfica
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA EL AMBIENTE
INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE PARQUES NACIONALES
MAPA PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
Fuente Cartográfica:
Ìnstituto Geográfico de Venezuela Simón Bolivar (ÌGVSB).
Sistema de Referencia:
Proyección Universal Transversal de Mercator. Datum: REGVEN. Elipsoide GRS 80.
N
E O
S
0$ 5 & $ 5 , % (
&$5$&$6
9$/(1&,$ 0$5$&$<
/$ *8$,5$
',675,72&$3,7$/
(67$'20,5$1'$
(67$'2
$1=2$7(*8Ì
(67$'2
&$5$%2%2
(67$'2&2-('(6
(67$'2
<$5$&8<
(67$'2
)$/&Ð1
(67$'2
$5$*8$
(67$'2*8É5,&2 (67$'2*8É5,&2
(67$'29$5*$6
I.Bonaire (PB)
Archipiélago de Las Aves
Archipiélago de La Orchila
Isla Tortuga
Archipiélago Los Roques
SITUACIÓN RELATIVA REGIONAL
0$5&$5,%(
2&e$12
$7/È17,&2
*8$<$1$
(6(48,%$
*
8
$
<
$
1
$
75,1,'$' <72%$*2
SITUACIÓN RELATIVA NACIONAL
5(3Ô%/,&$)('(5$7,9$
'(/ %5$6,/
5(3Ô%/,&$'(&2/20%,$
Cayo Francisquí
Rasquí
Saquisaquí
%RFDGH6HEDVWRSRO
Sebastopol
Los Tres Bobos Blancos
Botoquí
Esparquí
Simea
Cayo Nordisquí
Cayo Vapor
Cayo Pirata
Cayo Muerto
Cayo Sardina
Cayo Cuchillo
Cayo Ciempies
Isla de Muerto
Buchiyaco
Los Castillos
5tR<HUH
La Culebra
María Uespen
Cayo Grande
Gresquí
Abajo
Medio
Arriba
Abajo
Medio
Arriba
Cayo Nube Verde
R
G
R
A
N


B
A
R
R
E
R
A


A
R
R
E
C
I
F
A
L













D
E
L


E
S
T
E

%RFD*UDQGH
%RFDGH&XFKLOOR
&DQDO<HUH
%RFDGHO0HGLR
66°35' 66°30' 66°25' 66°20'
11°45'
11°50'
11°55'
12°00'
66°20' 66°25' 66°30' 66°35'
24 Kilómetros
Lindero del Parque Nacional
Cayos e Ìslas
Arrecife Coralino
Arrecife Coralinos Profundo
Banco Coralino
Depresiones Coralino
/(<(1'$
*5$15248(
6,78$&,Ï1
Localizada entre los Paralelos:
LONG. 66º 41' 42", 66º 39' 43"
LAT. 11º 57' 44", 11º 56' 53"
&$<218%(9(5'(
6,78$&,Ï1
Localizada entre los Paralelos:
LONG. 66º 42' 16", 66º 34' 37"
LAT. 11º 49' 31", 11º 45' 16"
6,78$&,Ï1
Localizada entre los Paralelos:
LONG. 66º 53' 36", 66º 53' 02"
LAT. 11º 48' 40", 11º 48' 23"
6,78$&,Ï1
Localizada entre los Paralelos:
LONG. 66º 53' 36", 66º 53' 02"
LAT. 11º 48' 06", 11º 47' 49"
'2602648,6(61257(
'2602648,6(6685
156
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
de 1972, mediante Decreto Ejecutivo Nº 1.061 de
fecha 09/08/1972, publicado en la Gaceta Oſcial
Nº 29.883 del 18/08/1972, para de esta manera
proteger la zona de las constantes amenazas de
deterioro a que estaba sometida por parte de po-
bladores y visitantes cada vez mas insensibles e
inescrupulosos ante el daño que le ocasionaban.
Configuración deI Parque
En el rectangulo que conforma el parque, ademas
de areas de mar abierto, se agrupan en 42 cayos
de origen coralino (rocas de coral y conchas ma-
rinas), una isla de formación ígneo-metamórſca y
aproximadamente 300 bancos de arena (depen-
den del nivel de la marea y de las inƀuencias lu-
nares). Todo el complejo constituye un de atolón,
con su típica laguna mayor central comunicada
con el mar abierto. El atolón se extiende por 36
km. de este a oeste y en 25 km de norte a sur. La
altitud culminante del archipielago es de 130 m
y la profundidad marina llega hasta los 1.700 m
en el sur; sin embargo, al norte el fondo mari-
no es tan somero que apenas alcanza los 15 m
de profundidad en algunos sitios y varias millas
afuera las profundidades oscilan entre los 100
y 150 m.
Todo el sistema ambiental de islas, islotes roco-
sos, arenosos y coralinos; al igual que los arreci-
fes, lagunas, e incluso mar abierto adyacente que
se denomina Archipielago Los Roques, es lo que
conforma el Parque Nacional del mismo nombre.
LocaIización Geográfica
El parque se encuentra localizado en el arco in-
sular externo caribeño de Venezuela, formando
un rectangulo, cuyas coordenadas son las si-
guientes:
LocaIización Astronómica
Entre 12° 04ŏ - 11° 42ŏ de Latitud Norte y 67° 00ŏ-
66° 30ŏ de Longitud Oeste. En la división político
-territorial del país, el Parque Nacional Archipie-
lago Los Roques forma parte de las Dependen-
cias Federales.
Extensión
Se ubica a 130 km. en línea recta del litoral cen-
tral, en pleno mar Caribe venezolano. Cubre una
extensión total de 221.120 hectareas; de forma
que no solamente es el area ambiental marina
protegida bajo la ſgura de Parque Nacional mas
grande del país, sino tambien de todo el Caribe.
Y bien vale la pena que así lo sea con el objeto
de conservar en las mejores condiciones natura-
les este extraordinario escenario, donde se con-
funden armoniosamente agua, arena, formacio-
nes madrepóricas, peces, aves, ƀora endemica
y multitud de atrayentes colores. La belleza, la
biodiversidad, el encanto y el atractivo en gene-
ral del Parque Nacional Archipielago Los Roques
es, en verdad, un patrimonio único del Caribe.
DecIaratoria como Área Protegida
El Archipielago Los Roques y su mar abierto conti-
guo fue declarado Parque Nacional el 8 de agosto
El basamento del archipielago el cual a veces
aƀora como isla, tal el caso del Gran Roque, esta
constituido por rocas ígneo-metamórſcas del
Mesozoico integrando un complejo litológico de-
nominado, precisamente, Gran Roque, islote en el
cual es mas representativo.
Sin embargo, la gran mayoría de las rocas con-
solidadas que se encuentran en Parque Nacional
Archipielago Los Roques son formaciones madre-
póricas producto de la consolidación de las colo-
nias de corales que allí se han formado durante
el Cuaternario Reciente, es decir, desde hace
aproximadamente unos 10000 años.
Paisajes naturaIes
Cuatro paisajes naturales mayores pueden dis-
tinguirse en el parque, a saber:
El Paisaje Ìnsular y de Arrecifes. Ŗ
El Paisaje Lagunar. Ŗ
El Paisaje Submarino. Ŗ
El Paisaje de Mar Abierto. Ŗ
EI Paisaje insuIar y de arrecifes
Esta integrado por barreras coralinas externas
protectoras de las corrientes marinas y vientos,
al igual de numerosas islas rocosas, arenosas y
madrepóricas llamadas comúnmente cayos. Las
islas varían de extensión, siendo la mayor Cayo
Grande con unos 15 km
2
de superſcie y el Gran
Roque que apenas tiene 170 ha de extensión,
pero es el mas poblado de todo el archipielago.
Destacan dos barreras coralinas o arrecifes ex-
ternos; la denominada őCabecera de Los Ro-
quesΠen 24 km. extendida en forma de arco con
dirección norte Ō sureste, hasta la boca de Se-
bastopol y los cayos Nube Verde y Salina.
Ìgualmente son importantes las barreras del sur
y del norte que protegen todas las islas coralinas
centrales y, en especial, las colonias mas recien-
tes de corales que van formandose en una u otra
plataforma somera del complejo insular.
Todas las islas rocosas, arenosas y cayos corali-
nos, integran un complejo insular amplio y espec-
tacular, distribuido y agrupado en los componen-
tes siguientes:
AI norte de Ia ensenada centraI:
El Gran Roque Ŗ
Cayo Francisquí Ŗ
Cayo Nordisquí Ŗ
Cayo Pirata Ŗ
Madrisquí Ŗ
Rasquí Ŗ
(PEDOVH
GH &DPDWDJXD
/$*2 '(
9$/(1&,$
0$ 5 & $ 5 , % (
&$5$&$6
9$/(1&,$
0$5$&$<
/267(48(6
*XDUHQDV*XDWLUH
&DWLD/D0DU /$*8$,5$
+LJXHURWH
3XHUWR3LULWX
&KDUDOODYH
6$1 -8$1 '(/26025526
7XFDFDV
3XHUWR&DEHOOR
7LQDTXLOOR
/D9LFWRULD
',675,72 &$3,7$/
(67$'2 0,5$1'$
(67$'2 $1=2$7(*8Ì
(67$'2 &$5$%2%2
(67$'2 &2-('(6
(67$'2
<$5$&8<
(67$'2 )$/&Ð1
(67$'2 $5$*8$
(67$'2 *8É5,&2 (67$'2 *8É5,&2
(67$'2 9$5*$6
I.Bonaire (PB)
Archipiélago de Las Aves
Archipiélago de La Orchila
Isla Tortuga
Aves de
sotavento Aves de
Barlovento
Archipiélago Los Roques
157
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
Todo el sistema ambiental de islas, islotes roco-
sos, arenosos y coralinos; al igual que los arreci-
fes, lagunas, e incluso mar abierto adyacente que
se denomina Archipiélago Los Roques, es lo que
conforma el Parque Nacional del mismo nombre.
Localización Geográfica
El parque se encuentra localizado en el arco in-
sular externo caribeño de Venezuela, formando
un rectángulo, cuyas coordenadas son las si-
guientes:
Localización Astronómica
Entre 12° 04’ - 11° 42’ de Latitud Norte y 67° 00’-
66° 30’ de Longitud Oeste. En la división político
-territorial del país, el Parque Nacional Archipié-
lago Los Roques forma parte de las Dependen-
cias Federales.
Extensión
Se ubica a 130 km. en línea recta
del litoral central, en pleno mar Cari-
be venezolano. Cubre una extensión
total de 221.120 hectáreas; de forma
que no solamente es el área ambien-
tal marina protegida bajo la fgura de
Parque Nacional más grande del país,
sino también de todo el Caribe. Y bien
vale la pena que así lo sea con el ob-
jeto de conservar en las mejores con-
diciones naturales este extraordinario
escenario, donde se confunden armo-
niosamente agua, arena, formacio-
nes madrepóricas, peces, aves, fora
endémica y multitud de atrayentes
colores. La belleza, la biodiversidad,
Vista aérea del Parque Nacional Archipiélago Los Roques
158
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
el encanto y el atractivo en general del Parque
Nacional Archipiélago Los Roques es, en verdad,
un patrimonio único del Caribe.
Declaratoria como Área Protegida
El Archipiélago Los Roques y su mar abierto conti-
guo fue declarado Parque Nacional el 8 de agosto
de 1972, mediante Decreto Ejecutivo Nº 1.061 de
fecha 09/08/1972, publicado en la Gaceta Ofcial
Nº 29.883 del 18/08/1972, para de esta manera
proteger la zona de las constantes amenazas de
deterioro a que estaba sometida por parte de po-
bladores y visitantes cada vez más insensibles e
inescrupulosos ante el daño que le ocasionaban.
Configuración del Parque
En el rectángulo que conforma el parque, además
de áreas de mar abierto, se agrupan en 42 cayos
de origen coralino (rocas de coral y conchas ma-
rinas), una isla de formación ígneo-metamórfca y
aproximadamente 300 bancos de arena (depen-
den del nivel de la marea y de las infuencias lu-
nares). Todo el complejo constituye un de atolón,
con su típica laguna mayor central comunicada
con el mar abierto. El atolón se extiende por 36
km. de este a oeste y en 25 km de norte a sur. La
altitud culminante del archipiélago es de 130 m
y la profundidad marina llega hasta los 1.700 m
en el sur; sin embargo, al norte el fondo mari-
no es tan somero que apenas alcanza los 15 m
de profundidad en algunos sitios y varias millas
afuera las profundidades oscilan entre los 100
y 150 m.
El basamento del archipiélago el cual a veces
afora como isla, tal el caso del Gran Roque, está
constituido por rocas ígneo-metamórfcas del
Mesozoico integrando un complejo litológico de-
nominado, precisamente, Gran Roque, islote en el
cual es más representativo.
Sin embargo, la gran mayoría de las rocas con-
solidadas que se encuentran en Parque Nacional
Diversidad paisajística del Parque
Archipiélago Los Roques son formaciones ma-
drepóricas producto de la consolidación de las co-
lonias de corales que allí se han formado duran-
te el Cuaternario Reciente, es decir, desde hace
aproximadamente unos 10000 años.
Paisajes naturales
Cuatro paisajes naturales mayores pueden dis-
tinguirse en el parque, a saber:
• El Paisaje Insular y de Arrecifes.
• El Paisaje Lagunar.
• El Paisaje Submarino.
• El Paisaje de Mar Abierto.
El Paisaje insular y de arrecifes
El esplendor de las especias marinas del paisaje submarino roqueño
160
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
rablemente el carácter tropical del clima roqueño
y lo hace confortable particularmente a la sombra
y a lo largo de las noches. El promedio anual de
la temperatura es de 27,3 °C, siendo los meses
más calurosos julio y agosto, con máximas de
28,2 °C y mínimas de 26,2 °C en enero.
Por su parte, la precipitación en Parque Nacio-
nal Archipiélago Los Roques es muy baja, lo que
le da al archipiélago condiciones de semi-aridez
acentuada; pues el promedio anual de lluvia ape-
nas alcanza 250 mm. La sequedad del clima se
acentúa aún más por la presencia desecante de
los vientos alisios del noreste que soplan y barren
el área a una velocidad promedio de unos 22 km/
hora. El mes de abril es el más seco, con tan solo
6,6 mm de promedio de precipitación; en cam-
bio, noviembre es el más húmedo, con 52 mm de
promedio. Los meses de noviembre, diciembre y
enero son los más lluviosos y marzo-abril los más
secos. Con un clima tan seco como el existente
en el parque y las condiciones de archipiélago
que tiene, es entendible que el área no posee
una red hidrográfca organizada.

En consecuencia, son inexistentes cursos de agua
permanentes o intermitentes y sólo se forman pe-
queñas escorrentías esporádicos en las islas más
extensas durante los días y períodos más lluviosos.
Por consiguiente, el agua de consumo es llevada
a la zona desde el continente o convertida como
potable en el lugar a partir de pequeñas plantas
desalinizadoras.
Clima
En el Parque Nacional Archipiélago Los Roques
prevalece el mismo tipo de clima que caracteriza
a todo el arco insular externo caribe de Venezue-
la. En general lo distingue su marcada sequedad
y elevada temperatura. Ambos parámetros varían
relativamente poco a lo largo del año, especial-
mente la temperatura, la cual es alta en todos
los meses, disminuyendo un tanto durante di-
ciembre, enero y febrero, coincidente con el in-
vierno del Hemisferio Norte. En este período la
temperatura puede descender durante la noche
hasta 18 °C y menos aún.
En todo caso, la presencia de la masa de agua
marina que rodea el archipiélago atenúa conside-
El Gran Roque
Crepúsculos en Los Roques
164
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
Biodiversidad
El carácter de archipiélago que distingue a este parque nacional
y las condiciones climáticas de sequedad marcada que posee, no
disminuye la riqueza de la biodiversidad que en él se encuentra.
Flora y fauna marinas son componentes distinguidos del entorno
ambiental roqueño. De manera que cuando estos espacios fueron
declarados ambientes protegidos bajo la fgura de Parque Nacio-
nal, la motivación para tal decisión no solamente obedecía a la
necesidad de proteger y conservar bellezas escénicas exclusivas
sino también, la vida vegetal y animal abundante, sui géneris y
endémica que allí se ha desarrollado durante largo tiempo en sim-
biosis con condiciones ecológicas muy particulares, como son, por
ejemplo, las diversas y extensas formaciones coralinas del archi-
piélago, tanto fósiles como actuales existentes en superfcie o en el
fondo marino en morfología de cayos y de arrecifes.
El decreto de este espacio como Parque Nacional también se hizo
bajo la premisa de proteger la calidad de sus aguas, la vegetación
de manglares y amplias praderas de hierbas marinas. A la vez, por-
que el archipiélago es sitio de paso de aves migratorias. De manera
que el archipiélago Los Roques es considerado, no solamente un
ambiente marino de rica biodiversidad, sino también de los mejores
conservados a nivel mundial y en especial del Caribe.
Vegetación
En el archipiélago se han reportado más de 38 especies vegeta-
les de superfcie y submarinas. Entre las primeras el mangle es la
que más destaca, con cuatro representantes, a saber:
El mangle rojo (Rhizophora mangle) es la que más penetra hacia
el mar y muchas veces constituye formaciones siempre inundadas,
situación que soporta por los característicos zancos de que dispone
la planta. También destaca el mangle negro (Avicennia germinans)
que son los árboles mejor desarrollados, por tanto de más alto por-
te. Igualmente, están presentes el mangle blanco (Laguncularia ra-
cemosa) y el mangle de botoncillo (Conocarpus erectus).
Se encuentran en el archipiélago varias hierbas halóflas, como el
vidrio o verdolaga (Sesuvium portulacastrum), así como (Sporobo-
lus pyramidatus). Habitan asimismo tres especies de ciperáceas
(Cyperus sp.) y varios arbustos como el tabaquillo (Batis marítima)
y el tabaco de pescador (Tournefortia gnaphalodes). Una gramí-
nea que habita en Los Roques llamada Setaria submacrostachya
fue descrita para la ciencia en un ejemplar allí recolectado.
Por su parte, en las áreas más elevadas se desarrollan cactá-
ceas como el (Stenocereus griseus) y (Opuntia wentiana), gua-
sábara de bellas fores amarillas y el melón de cerro (Melocaptus
caecius) muy abundante en el Gran Roque.
Como destacada representación de la fora de Los Roques hay
que señalar una formación vegetal de bajos fondos marinos muy
abundante: (Thalassia testudinum), fanerógama marina que
constituye en el ambiente roqueño verdaderas “praderas” vege-
tales que dan refugio a importantes representantes de la fauna
del parque, como a la tortuga verde (Chelonia mydas) y la carey
(Eretmochelys imbricata). En el medio submarino, en simbiosis
con formaciones coralinas, existen algas como Halimeda favulosa
y Penicillus capitatus.
Vegetación de manglares
Praderas de Hierbas Marinas
Biodiversidad del archipiélago
Entorno ambiental roqueño
166
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
Fauna
En su conjunto, puede señalarse que las condiciones
ecológicas que posee el archipiélago son limitantes
para el desarrollo de la fauna, en comparación con
ambientes terrestres tropicales; sin embargo, es rela-
tivamente variada y abundante.
Característico es el caso de la vida coralina,
con 58 especies de corales; así como la
multiplicidad de especies de peces
que llegan a 307, lo que represen-
ta el 35% de las especies del
país; igualmente de esponjas
con 60%, de crustáceos con
más de 200, de moluscos
con 140 especies; de equi-
nodermos con 45; y de tor-
tugas con 4 especies.
Peces. La riqueza de los
peces en Los Roques es
reconocida, así como su im-
portancia económica y alimen-
ticia; es el caso, por ejemplo,
de pargos, rabirrubios, carites y
meros. La presencia de (Thalassia)
y otras hierbas submarinas favorece la
proliferación de peces.
Muy representativo entre los grupos de peces son
la cachama amarilla (Holacanthus ciliaris), la negra
(Pomacanthus paru), la blanca (P. arcuatus), la me-
dio luto (Holacanthus tricolor) y la isabelita (Chae-
todon striatus); el Candil (Holocentrus ascensio-
nis), el rabi-rubio (Ocyurus chrysurus), el cachicato
(Calamus calamus), el navajón azul (Acanthurus
carbonarium) y el trampa o conejo (Acanthurus he-
patus); la cachúa (Balistes vetula); varias especies
de loros, el perico (Scarus croicensis), el guacama-
ya (S. guacamaia), el colorado (Sparisoma viride)
y la raya (Dasyatis sp.) Se encuentran también en
el archipiélago varias especies de pargo (Lutjanus
sp.) La cunamero (Mycteroperca sp.), la Sofía
(Epinephelus guttatus), el coro-coro ne-
gro (Haemulon carbonarium), el ama-
rillo (Haemulon favolineatun) y (H.
sciurus) y el barbudo o salmonete
(Pseudopeneus maculatus). Son
importantes también, la macarela
(Decapterus macarellus), la ca-
rachana (Euthinnus alletteratus),
el cataco (Selar crumenophthal-
mus), el jurel (Caranx hippos,) el
pampano (Trachinotus falcatus),
la carapachona (Harengula clu-
peola), el canalero (Anchoviella
estauquae), la lisa (Mugil curema),
la mojarra (Eugerres plumieri) y
(Eucinostomus argenteus) y la picúa
(Sphyraena barracuda).
167
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
168
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
Mención especial hay que hacer sobre las lan-
gostas por su valor económico y abundancia que
hacen de Los Roques el sitio predilecto para su
pesca en el país. Se hayan tres especies del gé-
nero Panulirus y una del género Scyllarides; así
como el botuto (Strombus gigas) que representa
una pieza de pesca de mucha atracción por su
comprobada calidad y alto valor económico.
Es importante también hacer referencia a la exis-
tencia entre los arrecifes de los erizos negros
(Diadema antillarum) y los erizos blancos (Lyte-
chinus variegatus); el cangrejo moro (Carpiluis
coralinas) y las esponjas cilíndricas (Callysponja
vaginalis).
Por supuesto, debe mencionarse la obvia varie-
dad de innumerables peces de vivos colores que
hacen la delicia de los observadores que visitan
las aguas del archipiélago. Son los casos emble-
máticos de los llamados loros (Scarus sp.) y las
cachamas (Holocanthus sp.).
Es necesario subrayar la presencia de las tortu-
gas marinas del archipiélago, como la caguama o
tortuga cabezona (Caretta caretta), la muy apre-
ciada tortuga verde o blanca (Chelonia mydas) la
tortuga laúd o cardón (Dermochelys coriacea) y la
tortuga carey (Eretmochelys imbrincata). Todas
estas especies de tortugas se encuentran en pe-
ligro de extinción o bien en situación vulnerable.
La abundancia y variedad de corales que tiene
Los Roques es singular. Es en este parque donde
se encuentra la formación arrecifal más importan-
te de Venezuela y de todo el sur del mar Caribe.
Se han reportado unas 58 especies de corales
escleractinios y 3 de milepóridos, lo cual repre-
senta prácticamente la totalidad de las especies
existentes en el país. A ello se agregan 9 de las
56 especies de octocorales de Venezuela. Hay
también una extensa representación bien
conservada de corales de la familia Acropo-
ridae.
El Plan Rector del Parque Nacional señala lo que
sigue respecto de la vida coralina del archipiélago:
“Los arrecifes son las comunidades más produc-
tivas biológicamente, más diferentes taxonómica-
mente, y las más celebradas desde el punto de vis-
ta estético. Los arrecifes de coral en Los Roques
no son una excepción; este atolón alberga una
gran variedad de vida; desde el plancton microscó-
pico hasta especies de gran tamaño.
Crustáceo
Estrella de mar
Extensiones de algas marinas
El esplendor coralino es uno de sus
más atractivos escenarios
170
PARQUE NACIONAL ARCHIPIÉLAGO LOS ROQUES
Los arrecifes en sí, están formados por varias es-
pecies de corales, tales como el cacho de vena-
do Acropora cervicornis y Acropora prolifera, que
se encuentra en el área del cayo Nordeste.
Otras especies que forman los llamados “man-
chones arrecifales” aparecen dispersas en el
área de la Ensenada de los Corrales y son entre
otras Montastrea annularis y Diploria laberintifor-
me. Los arrecifes de afuera, localizados al este,
en la cabecera de Los Roques y en la parte sur
de los cayos Nube Verde y Salina están forma-
dos principalmente por Acropora palmata, Acro-
pora cervicornis, Mostastrea annularis, Millepora
alicicornis y Alicionarios. Cerca de los corales
abunda el plancton diminuto. Estos organismos
son fuente de alimento para muchas especies de
animales marinos y para el mismo coral”.
Reptiles. Que habitan el archipiélago no son
muy abundantes por las condiciones inhóspitas
que para ellos tienen estos espacios. Vive en las
islas la iguana (Iguana iguana), el lagarto negro
(Cnemidophorus lemniscatus), así como tres la-
gartos insectívoros como el machurite (Gonatodes
vittatus), el mea-mea (Gymnodactylus rutten). No
se ha reportado la presencia de ofdios.
Avifauna. Es muy rica, tanto la que allí habita
como la representada por elementos migrato-
rios que estacionan en esos espacios.
Representantes conspicuos de la avifauna roque-
ña son los pájaros bobos, como la boba marrón
(Sula leucogaster) y la boba rabo blanco (Sula
sula). Destacan también varias especies de ga-
viotas como (Anous stolidus), la gaviota común
(Sterna hirundo), la gaviota tiznada (Sterna fusca-
ta), la gaviota real (Thalasseus maximus). Igual-
mente es emblemático el alcatraz (Pelecanus
occidentali). Abunda la tijereta de mar (Fregata
magnifcens), el garzón cenizo (Ardea herodias);
la garza roja (Egretta rufecens) y la garza pechi-
blanca (Egretta tricolor).
Hay diversas aves del medio xeróflo costeño ca-
ribe que también viven en Los Roques, como la
tortolita (Columbina passerina albivita), el pica-
for rubí (Chrysolampis mosquitus), el pitire gris
(Tyrannus dominicensis dominicensis). Entre las
formas más endémicas está la reinita (Coereba
faveola lowii) y el canario de mangle (Dendroica
petechia obscura).
En total se encuentran en el parque unas 92 es-
pecies de aves, de las cuales 50 son migratorias
procedentes de América del norte.
Vida Coralina del lugar
Algunas especies de reptiles que habitan en el archipiélago
Atardecer roquero
Diversidad de aves que pernotan en los diferentes cayos
172
Actividades Económicas de Los Roques
Actualmente, viven permanentemente en el Par-
que Nacional Los Roques unas 1.200 personas,
a ellas hay que agregar alrededor de 65.000 visi-
tantes cada año.
Tanto habitantes permanentes como temporales
venidos de tierra frme e islas cercanas se ocupan
de una importante y tradicional actividad: La pes-
ca, la cual se ejerce allí desde los mismos tiem-
pos prehispánicos, por ser una zona muy rica en
fauna marina de calidad, con especies tan apre-
ciadas como pargos, meros, carites y rabirrubias.
Por su parte, Los Roques es un paraíso de lan-
gostas. Se calcula que 94% del consumo total
en el país, de este producto del mar, proviene
de Los Roques, lo cual representa aproxima-
damente 120.000 kilos de captura durante la
época de pesca, no obstante la reglamentación
estricta que sobre esta actividad ejercen las
autoridades competentes, atendiendo al Regla-
mento de Uso del parque. A su vez, la captura
de peces por temporada en Los Roques se esti-
ma en 1.000.000 de kg.
A pesar de la importancia de la pesca en el par-
que, en verdad la actividad económica más impor-
tante actualmente es el turismo, sostenido por ha-
bitantes permanentes y operadores turísticos con
base en otras regiones del país.
La afuencia de turistas nacionales y extranjeros
ha aumentado considerablemente en los últimos
años, atraídos por el sin número de extraordina-
rias bellezas escénicas que exhibe el archipiéla-
go. En efecto, Los Roques ofrecen, además de
días claros y despejados, con muy poca lluvia y
temperaturas tropicales atenuadas confortable-
mente por la brisa marina; grandes extensiones
de mar tranquilo; así como cayos, lagunas, ense-
nadas, playas de arena limpia y aguas de inten-
sos y variados colores.
A lo que se suma una maravillosa y multitudi-
naria presencia de peces, bien visibles entre un
multicolor relieve coralino y abundante vegeta-
ción de fondo.
Los Roques es un medio singular para la natación,
el paseo en embarcaciones pequeñas, la fotogra-
fía, el submarinismo, la pesca deportiva, la obser-
vación de la naturaleza, el descanso; e incluso,
para la educación y la investigación científca.
Los turistas que visitan Los Roques lo hacen
principalmente por vía área y secundariamente
por vía marítima. Se alojan en las numerosas po-
sadas que allí están instaladas y operadas por
habitantes permanentes y agencias de viaje.
Alrededor de 65.000 personas visitan actualmen-
te el archipiélago cada año.
Población del Gran Roque
Atardecer desde el Gran Roque
Actividades turísticas y de desarrollo de la zona
174
Manejo del Parque Nacional Los Roques
El manejo del Parque Nacional Los Roques está
regido por su Plan de Ordenamiento y Regla-
mento de Uso (PORU) promulgado en 1991, el
cual se establece de la siguiente manera:
Zona de protección Integral
Conformada por las islas Selesquí, Los Canqui-
ses, Isla Larga y el complejo Esparquí-Sebasto-
pol-Boca de Cote y las zonas emergidas a su
alrededor como bancos arenosos y arrecifes. El
acceso es restringido y sólo se permite activida-
des de monitoreo e investigación supervisadas
por INPARQUES.
Zona primitiva
Comprende la zona marítima que rodea el arrecife
coralino de Selesquí, todo el cayo Carenero y una
zona que rodea a los Canquíses a una distancia
de media milla náutica (926 m). También incluye
Cayo Sal, dos Mosquises norte, Cayo de Agua,
Bevequé y la Barrera del Este conformada por los
cayos Nordisquí, Cayo Vapor, Cayo Muerto, Bo-
tosquí, Saquisaqui, entre otros (ver mapa).
Zona de ambiente natural manejado
Comprende los cayos Remanso Isla Felipe, Isla
Fernando, Yonquí, Sarquí, Espenquí, Isla Agus-
tín (Prestonquí), Turquía, Sandquí, Cayo Loco
y Rabusquí, además de toda región no afecta-
da por otra categoría de zonifcación, como las
aguas marinas periféricas del archipiélago den-
tro de los límites del parque.
Zona de recreación
Incluye las Islas Gran Roque, y los cayos y arreci-
fes de los Francisquies, Rasquí, Madrizquí, Cayo
Pirata, Noronquises y Crasquí.
Zona de Interés histórico, cultural,
arqueológico y paleontológico
Sectores dentro de los Cayos Bevequé, Cayo de
Agua, Dos Mosquises, Noronquí del medio, Cayo
Sal, Los Casquises, El Gran Roque y Crasquí.
Zona de servicios
Comprende las áreas del par-
que destinadas a la instalación
de infraestructuras turísticas, de
investigación científca, zonas de
fondeaderos o de anclaje de em-
barcaciones.
Zona de uso especial
conformada por los sectores que
han sido sometidos a intervención
y actividades contrarias a los fnes
del parque y a los que se le ha asig-
nado un régimen especial de ma-
nejo. Estos son:
Canal de Navegación de 100 m de
ancho que defne la ruta de entrada
al parque por vía marítima.
Cayo Dos Mosquises Sur, com-
prende toda la superfcie de este
cayo y las instalaciones dedicadas a la investi-
gación científca.
Isla Gran Roque, donde se ubica el único cen-
tro poblado permanente y que ha sido zonif-
cado incluyendo dentro de la isla una zona de
ambiente Natural Manejado, Zona de Servicios,
Zona de Recreación y Zona de uso Poblacional
Autóctono.
Según el decreto de creación de la Autoridad
Única de Área del Parque Nacional Archipiéla-
go de Los Roques (AUA) (1214 de Gaceta Of-
cial Nº 4.250 E, 18/01/1991), esta se encarga
de la administración de los servicios públicos
de la Isla Gran Roque, de las regulaciones de
urbanismo, la ejecución del plan de manejo del
pueblo y del control de la actividad turística. La
planta desalinizadora que produce el agua para
el consumo humano, al igual que la planta eléc-
trica y el manejo de los desechos son contro-
lados por la AUA. Los fondos para el funciona-
miento de estas dos plantas provienen casi en
su totalidad de las tarifas que deben cancelar
los operadores turísticos en el parque (posadas
y restaurantes) y de la tarifa de ingreso de los
visitantes.
Por su parte, INPARQUES (Instituto Nacional
de Parques, organismo encargado de la admi-
nistración y manejo de los parques nacionales
en Venezuela) se limita a las regulaciones am-
bientales y su área de infuencia son las zo-
nas no turísticas del parque. Además de estas
dos instituciones (AUA e INPARQUES) existe
el Instututo Socialista de Pesca (INSOPESCA),
un organismo adscrito al Ministerio del Poder
Popular para el Ambiente que regula la activi-
dad pesquera en el archipiélago con ayuda de
INPARQUES y de la Guardia Nacional Boliva-
riana.
Lagunas de agua dulce
176
Amenazas del Parque Nacional Los Roques
Las características físico-naturales del Archipié-
lago Los Roques; marcadas por su frágil morfolo-
gía coralina; su clima de acentuada semi-aridez;
su escasa cubierta vegetal protectora; sus condi-
ciones ecológicas y de biodiversidad en equilibrio
precario, hacen que este medio se encuentre
permanentemente en situación de alta vulnerabi-
lidad. Por consiguiente, muchos y exigentes son
los esfuerzos que deben hacerse para la conser-
vación y protección integral de tan maravilloso
patrimonio natural, no sólo de Venezuela, sino de
la misma humanidad como un todo considerada.
Por ello, bien justa, sabia y oportuna fue la deci-
sión del Estado venezolano de declarar al Archi-
piélago Los Roques como área protegida bajo la
fgura de Parque Nacional.
Es de señalar algunas de las amenazas que se
ciernen sobre este parque y las cuales deben to-
marse muy en cuenta en las actividades de uso y
aprovechamiento de los singulares espacios del
archipiélago.
Pesca ilegal
La pesca ilegal contribuye a la afectación de mu-
chas especies valiosas, algunas veces de mane-
ra severa. Son los casos del botuto (Strombus
gigas) y la langosta (Panilirus argus), hasta el
punto que sobre el primero existen medidas de
veda, pero son burladas frecuentemente. Las
medidas de restricción de la captura de langos-
tas también son violadas a menudo en términos
de temporadas de veda y en zonas prohibidas
para su pesca. La captura de tortugas es también
prohibida en el archipiélago; sin embargo, estas
especies han venido siendo diezmadas por los
pescadores furtivos.
Crecimiento poblacional y turístico
Se evidencia una tendencia relativamente acen-
tuada del crecimiento poblacional en el parque,
lo cual traería nefastas consecuencias si el mis-
mo no está estrictamente regulado y planifcado
de acuerdo a las necesidades de protección y
resguardo de estos espacios, en un todo en el
marco del Plan de Ordenamiento, Manejo y Uso
del área como unidad protegida; sin olvidar las
ya de por si limitaciones de espacio e infraes-
tructura de servicios que actualmente tiene el
archipiélago para un eventual crecimiento pobla-
cional no debidamente planifcado. En estos
momentos se observa un cierto hacinamiento de
parte de la población habitante del archipiélago
y carencias de servicios básicos lo cual empeo-
raría dramáticamente en el futuro si crecen in-
controladamente las tendencias migratorias y
reproductivas.
A lo cual se une el importante crecimiento que
últimamente ha tenido la actividad turística impul-
sada por la demanda nacional y extranjera he-
cha cada vez más efectiva por las ganancias que
representa la actividad para los pobladores de
archipiélago y, en particular, para las empresas
operadoras con base fuera del parque.
El control que debe hacerse sobre el turismo de
Los Roques tiene que ser riguroso en su planif-
cación actual y futura para evitar potenciales da-
ños irreversibles a estos espacios protegidos.
179
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Localización Geográfica
El Parque Nacional Mochima se ubica al noro-
riente de Venezuela; justo en la porción litoral e
insular que va desde la conurbación Barcelona-
Puerto La Cruz hasta Cumaná y el sector septen-
trional del macizo montañoso de Turimiquire en
la Cordillera Caribe Oriental.
Localización Astronómica
El área protegida está encuadrada por las coor-
denadas: 10° 9’ 50” y 10° 26’ 00” de Latitud
Norte y 64° 13’ 20” y 64° 47’ 32” de Longitud
Oeste.
Respecto a la división político-territorial del país,
el parque es compartido por los estados Anzoá-
tegui y Sucre en territorio de los municipios Soti-
llo y Sucre, respectivamente.
Extensión y límites
La extensión del parque es de 94.935 ha, de las
cuales el 52% corresponde a ambiente marino;
42% a ambiente continental montañoso y 6% es
insular.
Al oeste los límites del área los defnen grosso
modo las islas Borracha, Los Borrachitos y el Mo-
rro de Barcelona, en los sectores insular y litoral,
respectivamente. Al Este los límites litorales están
dados por las adyacencias de la ciudad de Cuma-
ná y la parte montañosa por divisorias de aguas,
valles y flas del Macizo de Turimiquire, donde des-
tacan el cerro La Montaña, Fila de Guaranache,
río Guaranache, cerro La Soledad, cerro Neblinero
y cerro Papelón, hasta llegar al valle del río Ne-
verí coincidiendo con la represa Turimiquire; justo,
donde se inician los límites más meridionales del
parque que se extienden en sentido oeste a lo lar-
go del valle del Neverí hasta la desembocadura de
la quebrada Vega Grande en este río. Desde allí
el límite prosigue hacia el norte a lo largo de la vía
carretera que conduce hasta el sitio denominado
El Naranjo, donde se continúa hasta llegar al lito-
ral en el sitio llamado Punta El Escarpado, al Sur
del Golfo de Santa Fe. El lindero prosigue desde
este punto hacia el oeste a lo largo del litoral hasta
llegar al Morro de Barcelona, donde se cierran los
linderos del área protegida.
Declaratoria como Área Protegida
Mochima fue declarada área protegida bajo la fgu-
ra de Parque Nacional, mediante Decreto Nº 1.534
de fecha 19 de diciembre de 1973, publicado en la
Gaceta Ofcial Nº 30.285 del 20 de diciembre de
1973. Su Plan de Ordenamiento y Reglamento de
Uso fue dictado por Decreto Nº 1.030 de fecha 19
de julio de 1990, publicado en la Gaceta Ofcial Nº
34.581 del 26 de octubre de 1990. Asimismo, me-
diante Decreto Nº 2.663 publicado en Gaceta Of-
cial Nº 4.520 Extraordinario, de fecha 19 de enero
de 1993, el gobierno nacional de entonces dictó la
Reforma del Plan de Ordenamiento y Reglamento
de Uso del Parque.
Mochima es “un maravilloso exponente de luz y forma, que exhibe mati-
ces y tonalidades extraordinarias al despuntar la aurora y en las horas
crepusculares”.
180
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Objetivos de la creación del Parque
La creación del Parque Nacional Mochima persigue como objetivo general la
preservación, conservación y saneamiento de un conjunto de paisajes natu-
rales y culturales, así como riquezas de ecosistemas y biodiversidad repre-
sentativas del litoral nororiental venezolano. A su vez, tiene como objetivos
específcos los siguientes:
• Conservar muestras representativas de los ecosistemas de arrecifes
coralinos, praderas de fanerógamas marinas y manglares, así como,
asegurar la conservación de los ambientes y comunidades halóflos,
xeróflos, sabanas, bosques veraneros o deciduos, bosques húmedos
y bosques nublados.
• Conservar la biodiversidad y la regulación del ambiente garantizando el
normal fujo de energía entre los ecosistemas.
• Conservar los recursos genéticos de las comunidades naturales y evi-
tar la pérdida de especies de su fora y fauna.
• Conservar los lugares, objetos y tradiciones del patrimonio histórico-
cultural.
• Conservar los paisajes de las islas, de las diferentes formaciones ma-
rino-costeras y los elementos fsiográfcos, paisajísticos del Parque así
como los paisajes montañosos continentales, genuinos representantes
de la espectacularidad y unicidad de la región nororiental venezolana.
• Conservar fuentes de agua dulce, mediante la protección de una importan-
te porción de la cuenca hidrográfca del macizo del Turimiquire.
• Proporcionar medios y oportunidades para la investigación científca y
educación.
• Proporcionar a la colectividad oportunidades para la recreación y el tu-
rismo, mediante el fomento de las actividades deportivas recreativas
acorde con la naturaleza del Parque.
• Conservar los recursos pesqueros como base de las actividades de
subsistencia de la población local.
• Velar por el adecuado mantenimiento de la calidad ambiental de los
diferentes ecosistemas del Parque.
Mochima combina mar, islas y montañas
Mochima combina mar, islas y montañas
175
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Las directrices para la protección y desa-
rrollo integral del Parque se establecen en
el Capitulo III, Artículo 6 de su reglamento.
Entre los cuales destacan:
• Proteger y mantener las condiciones
naturales en aquellos ambientes prís-
tinos o poco perturbados del Parque.
• La restauración de los hábitats, comu-
nidades y especies degradadas por la
acción antrópica.
• La erradicación de las actividades y
usos no cónsonos con los objetivos y
flosofía del Parque.
• La difusión nacional e internacional
de los valores del Parque.
• La recopilación organizada de los co-
nocimientos científcos existentes y el
incentivo a nuevas investigaciones.
• El mantenimiento y manejo racional
de las poblaciones de especies ma-
rinas sometidas a explotación por las
pesquerías tradicionales.
• Conciliar el interés social y económi-
co de la población local con los valo-
res ambientales del Parque.
• Defender y mantener los valores his-
tóricos-culturales y tradicionales de la
región.
• Defender las especies animales y ve-
getales en peligro de extinción.
• Sanear legalmente la superfcie territo-
rial del Parque.
Formación Marino costera.
183
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Paisajes naturales
En el área protegida de Mochima, se distinguen de
manera muy clara y prominente diversos paisajes
representativos de la geografía físico-natural del
oriente venezolano, en sus ambientes litoral, insu-
lar y continental montañoso, lo cual le imprime a
este parque especial relevancia como conjunto de
biodiversidad, de ecosistemas y de bellezas es-
cénicas dignas de ser conservadas y protegidas
como patrimonio de todos los venezolanos.
Paisaje litoral
El paisaje costanero se alarga en una distancia
de 135 km desde el Morro de Barcelona al oeste,
hasta la ciudad de Cumaná, al este. Se trata de
una franja costera bastante irregular, cuyo ele-
mento dominante “es sin duda la omnipresente
línea litoral con sus pronunciados contornos, ele-
vaciones y depresiones altimétricas y sus cons-
picuas sinuosidades, los aforamientos insulares
de la plataforma submarina, las pequeñas conca-
vidades de ensenadas y playas de aguas tranqui-
las cubiertas de vegetación tropical, los espacios
abiertos del golfo de Santa Fe, la Península de
Manare y la ensenada de Mochima; cuyo conjun-
to constituyen los rasgos fsiográfcos principales
que adornan este singular tramo de costa que no
tiene parangón en Venezuela” (José Rafael Gar-
cía, Julián Steyermark. Los Parques Nacionales
de Venezuela , 1977).
Morfológicamente, el litoral de Mochima perte-
nece a las llamadas costas de ría; es decir, de
antiguos valles de ríos sumergidos. Se trata de
entrantes y salientes formados, los primeros por
golfos y bahías, amplios unos pequeños otros
y los salientes por puntas y penínsulas que en
conjunto le imprimen al litoral de Mochima belle-
za y colorido sin límites. Generalmente, se trata
de un relieve litoral donde se combinan llanuras
sedimentarias más o menos amplias con líneas
costeras muy angostas de playas estrechas, las
cuales separan el nivel marino de acantilados ro-
cosos duros o bien blandos, como los de la Pe-
nínsula de Mochima, en este último caso. En al-
gunos litorales de bahías se extienden planicies
aluviales limosas formadas en las desemboca-
duras de algunos cursos de agua intermitentes,
lo que permite el desarrollo de manglares. Son
los casos de las bahías de Manare, el Oculto y
Camaiguana. La Bahía de Pozuelos se distingue
también por su litoral arenoso y bajo. Las costas
rocosas modeladas en acantilados o en sucesi-
vas colinas cubiertas de vegetación, están for-
madas por rocas sedimentarias pertenecientes
Lossalientesmásprominentesson:
Losentranteslitoralesenformadebahías
ygolfosmássobresalientesson;
deoesteaeste:
Islas y bahía en el Parque Nacional Mochima
Pozuelos
Bahías
Bergantín
Guanta
Pertigalete
Conoma
Arapo
Mochima
Maritare
Santa Fe
Golfos Varadero Oeste
Varadero Est e
Guaraguao
Puntas
Pertigalete
Aguirre
San Agustín
El Peñón
Queque
Metal
Santa Fe
Colorada
Penínsulas
Gorda
El Escarpado
Guanta
Manare
a formaciones geológicas del Cretácico, como
Barranquín y El Cantil.
En el primer caso se trata de areniscas duras,
aforando principalmente en los relieves que ro-
dean a la Bahía de Santa Fe y de Mochima. Sue-
len encontrarse también calizas y lutitas.
En el caso de la Formación El Cantil se refere a
calizas macizas arrecífales, con intercalaciones
de areniscas y lutitas en oportunidades. Sin em-
bargo, la presencia de rocas de esta formación
es mucho más restringida en la franja litoral.
184
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Paisaje insular
Por supuesto, el Paisaje Insular propiamente di-
cho de Mochima no puede separarse de la por-
ción de agua del mar Caribe que lo rodea, el cual
es parte del componente paisajístico, tanto del
Parque como de las islas mismas correspondien-
tes; sin embargo, por razones expositivas nos re-
ferimos sólo al componente insular.
Numerosas islas e islotes se agrupan en cuatro
bloques principales bien defnidos de este a oeste;
a saber:
Islas e islotes están formados por rocas sedi-
mentarias cretáceas emergidas de la plataforma
submarina, particularmente son areniscas duras
de la Formación Barranquín y en menor propor-
ción calizas y lutitas de la Formación El Cantil
y Chimana. Generalmente, se trata de estructu-
ras insulares bajas que escasamente alcanzan
un poco más de 200 m.s.n.m, como en el caso
de Chimana Grande, con máximo altitudinal de
232 m. Además, son poco extendidas, siendo la
mayor también la anteriormente nombrada, con
7.3 km de longitud de este a oeste, seguida de isla
Borracha con 4.8 km de longitud de norte a sur.
Las islas se distinguen en su modelado por pre-
sentar acantilados a veces de pendientes casi a la
vertical, particularmente en su frente norte, lo cual
le confere espectacularidad al paisaje insular. En
otros casos, sin embargo, entre el nivel marino y
las islas propiamente dichas median playas are-
nosas hermosas y atractivas, como en el caso de
la isla La Borracha.
Igualmente, ciertas islas se presentan rodea-
das de formaciones coralinas y de manglares,
como por ejemplo en Chimana del Oeste e isla
Caracas, donde hay extensiones considerables
y también alrededor de los pequeños islotes del
interior de la Bahía de Mochima: Ceñidura, Santa
Ana, isla Larga e Isla Redonda.
Isla de Plata
Islas y mar de Mochima
La Borracha
El Lobo
Borracho
Borrachito
Bloque
Caracas
Bloque
Las Picudas
Bloque
Las Chimanas
Bloque
Las Borrachas
Chimana del Oeste
Chimana Grande
Chimana Sur
Chimana Segunda
Chimana Chica
El Burro
Morro Pelotas
Picuda Grande
Picuda Chica
Quirica
Cachicamo
Plata
Monos
Tiguitigua
Caracas del Oeste
Caracas del Est e
Los Venados
Arapo
Isla Larga
Isla Redonda
Santa Ana
185
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Vegetación Boscosa de Mochima
Continental montañoso
Este amplio sector del parque, está represen-
tado por un conjunto de relieve montañoso per-
teneciente al Macizo de Turimiquire del Macizo
Oriental de la Serranía del Interior. Se trata de la
parte continental propiamente dicha del parque,
aunque las últimas estribaciones septentrionales
se prolongan frecuentemente hasta el litoral no-
roriental del parque, donde muchas veces entran
en contacto directo y a pico con el mar, formando
los conocidos farallones y acantilados que ador-
nan las costas de este sector litoral.
Como montañoso que es, el conjunto se dis-
tingue fsiográfcamente por su topografía muy
quebrada, representada por valles profundos
generalmente estrechos, flas o ejes montañosos
regularmente dispuestos de este a oeste y ver-
tientes marcadamente abruptas. De manera que
los desniveles son resaltantes en cortas distan-
cias. Algunos valles son relativamente amplios
y, en consecuencia, capaces de permitir activi-
dades agrícolas y asentamientos pequeños de
población.
El relieve montañoso está modelado en rocas
generalmente duras como areniscas, areniscas
cuarcíticas y calizas, además de blandas como
lutitas. Todas pertenecientes a las formaciones
geológicas Barranquín y El Cantil, del período
geológico Cretáceo.
Varios ríos drenan el sector, siendo el principal
de ellos el Neverí, cuyo valle medio conforma el
límite sur del parque en coincidencia con el si-
tio de la Represa de Turimiquire. Otras cuencas
destacadas son la del río Santa Fe que desem-
boca en la bahía del mismo nombre; del río Co-
lorado, afuente del anterior; al igual que la del
río Blanco. Destacan también los ríos Nurucual,
Yacurucual y Barbacoas. Parte de la cuenca del
río Manzanares drena igualmente áreas monta-
ñosas del parque.
Los cursos de agua principales
son longitudinales, pues, dre-
nan sus aguas, en sentido este
oeste, siguiendo dirección pa-
recida a las que tienen los ejes
de relieve fundamentales del
macizo montañoso. En ciertos
lugares han podido construir va-
lles relativamente amplios. Al-
gunos de estos cursos de agua
desembocan en el litoral del
parque, como son los casos de
los ríos Santa Fe, Nurucual, Ya-
guaracual y Barbacoas, que lo
hacen en las Bahías de Guan-
ta y Santa Fe. Otros menores
dirigen sus aguas en diferentes
sitios del litoral más nororiental
del parque.
Como consecuencia de la altitud
del relieve y la disposición pre-
dominante del mismo; es decir,
a Barlovento de las masas de
aire del noreste, el sector monta-
ñoso del parque tiene cubiertas
vegetales muy diferentes a los
sectores litorales e insulares.
Se trata de vegetación por lo re-
gular boscosa, la cual aumenta
en exhuberancia a medida que
se asciende en altitud, hasta alcanzar la selva
húmeda e incluso el bosque nublado en las ma-
yores elevaciones del bloque montañoso.
TopografíadeMochima
186
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Clima
Los tres tipos climáticos que se distinguen en
Mochima corresponden, a su vez, a los tres tipos
mayores de paisajes naturales ya descritos: El
litoral, el insular y el montañoso.
Para el sector costero las estaciones meteoro-
lógicas de Barcelona y Cumaná pueden consi-
derarse como representativas. Ambas confrman
que se trata de un tipo climático muy propio del
predominante en el litoral caribe venezolano, ca-
racterizado por: altas temperaturas pero mode-
radas por la infuencia del mar; insolación muy
constante; infuencia de los vientos, principal-
mente de los alisios del este-noreste; baja lluvio-
sidad y ausencia de estacionalidad, sobre todo
de la temperatura.
Las temperaturas promedio de Barcelona, que
serían representativas del litoral central y occi-
dental del parque son las siguientes:
• Temperatura media mensual: 26,5 °C.
• Temperatura máxima media mensual:
28,0 °C.
• Temperatura mínima media mensual:
21,4 °C.
Por su parte, las correspondientes a la estación
Cumaná, que representan al litoral oriental del
área protegida, son:
• Temperatura media mensual: 26,6 °C.
• Temperatura máxima media mensual:
30 °C.
• Temperatura mínima media mensual:
23,4 °C.
TemperaturasmediadeCumaná(°C)
PrecipitaciónmediadeCumaná(mm)
TemperaturasmediadeCumaná(°C)
140
120
100
80
60
40
20
0
Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.
Meses
(
m
m
)
Meses Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov Dic. Total
Precipitación 7,7 6,4 4,0 4,4 17,8 28,2 57,3 63,3 54,3 38,7 41,2 31,4 355,8
Meses
Temp.
Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Total
Media
Mensual
25,6 25,8 26,5 27,2 27,2 27,0 26,7 26,7 27,1 27,1 26,8 26,2 26,6
Máxima
Media
Mensual
30,0 30,4 30,9 31,3 31,1 31,3 30,9 30,6 30,7 31,1 30,9 30,5 30,0
Mínima Media
Mensual
22,8 22,2 23,4 23,1 24,3 24,2 23,7 23,6 23,7 23,8 23,3 22,7 23,4
PrecipitaciónmediadeCumaná(mm)
187
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
PrecipitacióndeBarcelona(mm)
TemperaturasmediadeBarcelona(°C)
TemperaturasmediadeBarcelona(°C)
Represa de Turimiquire
140
120
100
80
60
40
20
0
Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic
Meses
(
m
m
)
25,3 25,6 26,4 27,2 27,7 26,6 26,0 27,3 26,6 26,9 26,5 25,9 26,5
31,5 31,6 32,5 32,7 33,0 32,0 31,7 32,2 33,0 32,2 32,5 31,8 28,0
19,8 19,9 20,6 21,9 23,2 22,5 21,8 1,8 21,8 21,9 21,4 20,7 21,4
31,5 31,6 32,5 32,7 33,0 32,0 31,7 32,2 33,0 32,2 32,5 31,8 28,0
Meses
Temp.
Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Total
Media
Mensual
Máxima
Media
Mensual
Mínima Media
Mensual
10,6 4,1 4,0 7,2 46,2 100,9 137,8 122,1 78,6 60,1 49,5 22,8 643,9
Meses Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov Dic. Total
Precipitación
PrecipitacióndeBarcelona(mm)
188
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
La humedad media litoral es de 76%; la evapora-
ción media es de 6,0 mm en los meses de sequía
y de 4,0 mm en la época lluviosa.
La temperatura del agua del mar fuctúa entre
20 °C a 28 °C, siendo las más bajas en el perío-
do enero-abril, mientras que las mayores predo-
minan en los meses de septiembre a noviembre
con valores superiores a 24 °C.
En las islas e islotes el clima varía bastante en
relación con el insular. En efecto, la precipitación
cae a promedios anuales del orden de 250 mm,
lo que corresponde a un clima muy seco, de ca-
rácter semiárido, semejante a la mayor parte del
sector insular del país.
Por su parte, el clima de la zona montañosa del
área protegida es sensiblemente diferente a las
anteriores nombradas del litoral e insular. La pre-
sencia de los relieves vigorosos del macizo de Tu-
rimiquire; justamente, a barlovento de los vientos
húmedos venidos del noreste, produce ascensión
orográfca forzada de las masas de aire ocasio-
nando mayor lluviosidad a medida que se ascien-
den por las laderas montañosas; hasta llegar a
máximos de precipitación que pueden alcanzar
valores de 2.100 mm de promedio anual a altitu-
des de aproximadamente de 1.500 m.
La variedad paisajística del Parque Nacional Mochima
Formaciones geológicas
191
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Vegetación
La vegetación del Parque Nacional Mochima es
variada. Su diferenciación está dada por las con-
diciones ecológicas donde predominan los am-
bientes marino-insulares, litorales y montañosos,
además, del grado de intervención antrópica que
se ha ejercido sobre la vegetación prístina de
cada sector.
Contiene paisajes submarinos colonizados por
praderas de Thalassia, comunidades de mangla-
res en litorales y en su desarrollo continental for-
maciones vegetales correspondientes a zonas de
vida monte espinoso tropical, bosque muy seco
tropical, bosque seco tropical y bosque húmedo
tropical, respectivamente.
La cobertura vegetal de este parque nacional,
está formada por herbazales litorales halóflos y
psamóflos, arbustales xeróflos litorales, bosques
ombróflos submontanos semideciduos estacio-
nales, arrecifes coralinos, manglares costeros y
praderas marinas de (Thalassia testudinum).
Ambiente Marino-Insular
El conjunto de islas e islotes presenta una cu-
bierta vegetal pobre, marcada por la sequedad y
el défcit de humedad. En este ambiente la eva-
poración potencial es muy superior a la precipita-
ción que allí ocurre. Los enclaves de vegetación
boscosa son escasos, además de tratarse de
elementos arbóreos deciduos. Predominan los
herbazales halóflos y los herbazales psamóflos
en las reducidas playas de las islas.

A la cubierta semi-árida insular hay que agregar
otros tipos de vegetación de carácter propiamente
marino, como son el ftoplancton, las macroalgas
y las fanerógamas. El ftoplancton marino son las
algas microscópicas integradas por diatomeas,
dinofagelados y microfagelados.
Las macroalgas se asocian frecuentemente a los
diversos ambientes marinos existentes en el par-
que, particularmente a las raíces del mangle, a
los fondos rocosos, a los sedimentos cercanos
a las costas, así como a los fondos arenosos,
areno-fangosos y fangosos.
Estudios recientes han reportado la identifcación
de 30 especies y 10 géneros de algas epíftas de
fanerogamas marinas. Entre las más importantes
destacan Enteromorpha sp. Chaetomorpha gra-
cilis, Cladophora dalmatica, Derbesia sp. Spha-
celaria rigidula y Polysiphonia atlántica.
Por su parte, las fanerógamas es un tipo de vege-
tación marina que abunda en varios sectores del
parque a profundidades entre los 0 y 20 metros.
La especie de mayor importancia es (Thalassia
Ambiente Marino-insular
Bosque muy seco tropical.
192
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
testudinum), que permite el desarrollo de macroalgas
en áreas donde el sustrato blando constituye una li-
mitante para su establecimiento. Las praderas pue-
den encontrarse en ambientes de costas y bahías,
que proporcionan hábitats y refugios a numerosas
especies de la fauna marina, como en los casos de
la Bahía de Mochima y el Golfo de Santa Fe.
Ambiente litoral
La cubierta vegetal del litoral del parque nacional
Mochima es en general de ambiente seco, asociada
tanto al medio marino como al continental.
Se encuentran enclaves a lo largo de la costa de
Bosque muy seco tropical; de herbazales halóflos,
herbazales psamóflos, espinares y cardonales,
manglares y sabanas.
Bosque muy seco tropical: se desarrolla en con-
diciones de alta sequedad. Se extiende desde el ni-
vel del mar hasta los 600 m de altitud, por lo cual,
alcanza las estribaciones montañosas bajas del par-
que. Este conjunto de bosque está integrado por es-
pecies deciduas con vegetación secundaria de gra-
míneas y arbustos achaparrados. Entre las especies
más características de esta formación vegetal se
encuentran (Tabebuia billbergii) acapro, (Bourreria
cumanenses) guatacare, (Bauhinia aculeata) urape,
(Cordia collococca) caujaro, (Melicocus oliviformis),
(Cereus hexagonus) cardón, (Pereskia guamacho)
guamacho y (Caesalpinia coriana) divi-dive.
Herbazales halófilos: están compuestos por co-
munidades bajas y abiertas, forísticamente pobres,
ocupan las depresiones salinas costeras, no sola-
mente continentales sino también de las costas in-
sulares. Las depresiones o bajíos salinos frecuente-
mente se ubican detrás de las playas arenosas o al
borde de lagunas, pantanos y ensenadas, particu-
larmente entre Puerto La Cruz y Cumaná. Se trata
de plantas adaptadas a condiciones de alta salini-
dad de los suelos, como (Batis maritima) vidrio, (Se-
suvium portulacastrum) hierba de vidrio (Sporobolus
virginicus) Saladillo y (Salicornia fruticosa).
Herbazales psamófilos: constituidos por comu-
nidades bajas, abiertas o densas, forísticamente
pobres. Se encuentran en condiciones de suelos
muy arenosos en playas y dunas, tanto en ambiente
costero como insular. Es frecuente encontrar la pre-
sencia de colonias rastreras de Ipomoea pes-caprae
campanilla de mar, (Canavalia maritima) caraota de
mar y (Sporobolus virginicus) saladillo. Igualmente,
es reconocida en este ambiente, (Portulaca elatior)
verdolaquilla y (Talinum triangulare) verdolaga.
Espinares y cardonales: conforman en Mochima
una cubierta vegetal litoral bien representativa del
carácter muy seco de este ambiente natural. Son
arbustales xeróflos formando comunidades bajas
Diferentes formaciones vegetales.
193
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
o medias de densidad que varía entre abierta a
muy cerrada. Aparecen diversas formas de cac-
tus, tanto cardones como tunas, también arbus-
tos espinosos, predominando en las áreas de
mayor sequedad de los suelos.
Se encuentran varias especies de cujíes como
(Cercidium praecox) cuica, (Pithecellobium dul-
ce) yacure, (Mimosa tenuifora) cujicillo y (Lycium
nodosum) espinito.
Entre las cactáceae se distinguen los cardo-
nes como (Melocactus caesius) buche, (Lemai-
reocereus griseus) cardón dato, así como la tuna
(Opuntia caribaea) guasábara. También se en-
cuentra la única cactaceae que posee hojas ver-
daderas de atractivas fores amarillas como es
(Pereskia guamacho) guamacho.
Manglares: en el Parque Nacional Mochima se
localizan en diferentes lugares costeros. En las
ensenadas de Guanta, Puerto La Cruz, Santa
Fe, Mochima y otras más se han reportado tres
especies de mangle colorado, a saber: Rhizo-
phora mangle, R. racemosa y R. harrisonii. En
otros litorales se han reportado (Avicennia
germinans) mangle negro, (Laguncularía
racemosa) mangle blanco y (Conocarpus
erectus) botoncillo.
De los componentes de la vegetación de
manglar, Rhizophora mangle es el más
característico de Mochima, con su tamaño
bajo y carácter oligotrófco, ya que forma
comunidades densas que tienen gran valor
como sitio de reproducción y descanso de
la avifauna del parque, así como lugares
muy propicios para el desarrollo de espe-
cies faunísticas marinas como moluscos,
crustáceos y peces.
Cubierta de sabana: ocupa espacios
restringidos del litoral de Mochima. Algu-
nas veces llega hasta las faldas monta-
ñosas del macizo de Turimiquire, donde
se observan mayormente es en Santa
Fe, Punta del Medio y entre Santa Cruz
y Vallecito. En la vegetación sabanera se
encuentran plantas características como
(Trachypoon vestitus) paja velluda, legu-
minosas como (Cassia riparia) Cujicillo y
(Clitoria guianensis) espadilla de Cumaná.
En la sabana crecen algunos árboles co-
munes y plantas leñosas como (Bowdichia
virgilioides) alcornoque y (Curatella ameri-
cana) chaparro.
Ambiente montañoso: en el ambiente
montañoso del parque la cubierta vegetal
varía según la altitud, factor éste, que a su
vez, produce diferenciación de la precipitación
que cae en el sector de montaña.
Las bajas vertientes están cubiertas generalmen-
te por el Bosque Tropóflo Deciduo. Se trata de
componentes arbóreos que pierden sus hojas en
la época de sequía, además de ser regularmente
de bajo porte. Entre las especies características
destacan (Tabebuia billbergii) acapro, (Cordia co-
llococca) caujaro y (Cereus hexagonus) cardón.
Esta cubierta vegetal es sustituida inmediatamen-
te en altitud por el Bosque Ombróflo Semideci-
duo Estacional o Montano Bajo, que se extiende
entre los 500 y 800 a 1.200 m. En estos sectores
montañosos ya no existe una estación seca mar-
cada; sin embargo, parte de la vegetación arbó-
rea y arbustiva pierde su follaje en algún período
del año. Entre las especies características se
encuentran (Acacia polyphyla) tiamo, (Loncho-
carpus punctatus) jebe, (Tabebuia chrysantha)
araguaney, (Bourreria cumanensis) guatacaro y
(Pithecelobium sp).
Esta cubierta arbórea es reemplazada en senti-
do altitudinal por la cubierta del Bosque Ombróf-
lo Montano Sub-Siempreverde, la cual tiene dos
estratos arbóreos con abundantes lianas y soto-
bosque bien desarrollado. Este tipo de bosque
precede en transición al bosque nublado que lo
sustituye a mayor altitud.
Destacan como especies características (Brow-
nea coccinea) guaimaro y (Gustavia parvifora)
coco de monte como especies endémicas, a su
vez, restringidas a los estados Monagas y Sucre.
Finalmente, a mayor altitud del macizo de Turi-
miquire y con elevada lluviosidad se desarrolla la
cubierta de vegetación de Bosque Ombróflo Mon-
tano Sub-Siempreverde o de Bosque Nublado.
Es una cubierta de altura media entre los 10 y 20
m, con sotobosque denso y gran abundancia de
helechos, musgos y orquídeas epiftas. Entre las
especies más destacadas están (Styrax claber)
olivo montañero, (Hieronyma fendleri) catatú y
Ternstroemia steyermarkii.
Ambiente montañoso
194
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Fauna
En relación a la fauna del parque destacan ampliamente los recursos vivos
del mar, no solamente por la signifcativa extensión que tiene en esta área
protegida el ecosistema marino, sino también por la alta valoración que al
respecto produce la capacidad de alimentación que allí existe, particular-
mente en cuanto a los peces se refere. En efecto, la masa de agua del
parque constituye en sus 52.000 hectáreas “uno de los ecosistemas mari-
nos más fértiles de Venezuela debido a la producción primaria de nutrien-
tes como nitritos, nitratos y fosfatos, indispensables para el desarrollo del
ftoplancton, primera etapa del proceso de producción que tiene lugar en la
zona pelágica del mar. Esta zona está considerada como la más importante
de Venezuela en cuanto a producción pesquera”.
Peces
En las aguas marinas pululan un sin número de peces; sin embargo, la es-
pecie pelágica más importante es (Sardinella anchovia) sardina. Destacan
mucho también (Caranx hippos) jurel, (Orthopristis ruber) corocoro, (Lutjanus
ssp., pargo. (Epinephelus ssp.) mero y (Mugil curema) lisa. Todas ellas son
especies comerciales de alto valor. Se agregan otros peces no menos comer-
cialmente valiosos, como (Tarpon atlanticus) Sábalo, (Megalops atlanticus)
Lebranche, (Centropomus sp.) Róbalo, (Trachinotus ssp.) Pampanos, (Se-
lar crumenophthalmus) (Cataco), Selene setapinnis (Lamparosa), (Thunnus
obesus) Atún ojo gordo, (Thunnus albacares) Atún aleta amarilla, (Makaira
nigricans) Aguja azul, (Coryphaena hippurus) Dorado y (Sphyrna lewini) Pez
martillo.
En los ecosistemas coralinos y rocosos abundan (Chaetodon striatus) Isa-
belita, (Pomacanthus arcuatus) Cachama. Las especies loros y guacamayas
como Scarus ssp, los toritos (Lactophrys tricornis), al igual que el Pargo
Gallo (Lachnolaimus maximus) son igualmente muy apreciados sobretodo
por los pescadores artesanales, incluyendo el Pargo Colorado (Lutjanus pur-
pureus). Por su parte, en los fondos fangosos cercanos a la costa abundan
los Bagres como Cathorops spixi, Bagre marinus y Bagre bagre.
En el ambiente marino del parque se han identifcado también al menos unas
doce especies de Tiburones como (Alopias superciliosus) Tiburón Ratón,
(Isurus oxyrinchus), Tiburón Carite (Mustelus higmani), Tiburón Bilma (Rhi-
zoprionodon lalandi) Cazón y varios otros.
Reptiles
Se han reportado en Mochima unas 28 especies de reptiles. Tres especies
de tortugas marinas se encuentran en peligro de extinción, como la tortuga
verde (Caretta caretta), la tortuga cardón (Dermochelys coriacea) y la tortuga
carey (Eretmochelys imbricata). En todo caso, de las ocho especies de tortu-
gas reportadas en los mares tropicales del mundo, cinco de ellas habitan en
Mochima. La tortuga verde es la de mayor tamaño, alcanzando hasta 1.5 m
de longitud y 250 kg de peso, siendo, a su vez, la más abundante al aprove-
chando la riqueza de alimentos que encuentra en el parque entre las plantas
fanerógamas y algas marinas. También se encuentran en Mochima fuera del
ambiente marino quelonios como el Morrocoy sabanero (Chelonoides carbo-
naria) y el morrocoy montañero (Chelonoides denticulata).
En Mochima, habitan varios representantes de reptiles del orden Squamata
como son diferentes especies de culebras, iguanas y lagartos. Entre las cule-
bras tienen presencia en el parque la Mapanare (Bothrops sp.) la Cuaima Piña
(Lachesis muta), Cuaima sapo (Xenodon severus) la tragavenado (Boa cons-
trictor) la Coral (Micrurus sp.) la Cascabel (Crotalus sp). Proliferan la Iguana
(Iguana iguana) el Mato de Agua (Tupinambis teguixin), así como Guaricongo
(Cnemidophorus lemniscatus) y el Camaleón (Polychrus marmoratus).
Algunasespeciesdepeceslocalizadasenlasaguas
delParqueNacionalMochima.
195
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Algunasespeciesdepeceslocalizadasenlasaguas
delParqueNacionalMochima.
Especiesdereptileslocalizadasenlajurisdición
delParqueNacionalMochima.
En las islas e islotes de Mochima habitan, además del Guaricongo o Lagarto
Negro (Cnemidophorus lemniscatus) que mide hasta un metro y medio de
longitud, dos lagartos más insectívoros son (Gonatodes vittatus) y el (Gym-
nodactylus antillensis).
Mamíferos
Se han identifcado en el parque unas 78 espe-
cies de mamíferos pertenecientes a 29 familias,
lo que representa aproximadamente el 25% de
la mastofauna del país. Del número total de es-
pecies más del 60% se encuentran en los am-
bientes boscosos del área protegida. Algunos
cetáceos se han reportado en las aguas marinas
del parque o en sus inmediaciones. Entre ellos el
delfín pico largo (Steno bredanensis), los delfnes
(Delphinus delphis, Stenella frontalis, Stenella
longirostris). También se ha reportado la presen-
cia de la ballena (Balaenoptera edeni).
En los sectores montañosos húmedos del área
protegida existen mamíferos representativos
como el venado caramerudo Odocoileus vir-
ginianus, el conejo (Sylvilagus brasiliensis),
al armadillo o cachicamo gigante Priodontes
maximus, el rabipelado (Didelphis marsupialis).
También habita en el parque el oso hormiguero
(Myrmecophaga tridactyla); el mono capuchino
(Cebus sp). la lapa (Cuniculus paca), el picure
Dasyprocta aguti y la pereza (Bradypus variega-
tus).
Se agrega entre los mamíferos habitantes del
bloque montañoso, por ejemplo, especies cono-
cidas como Marmotas y Comadrejas, (Caluromys
philander trinitates) y (Monodelphis brevicaudata
palliolata), respectivamente.
En las áreas insulares y litorales secos la presen-
cia de mamíferos en el Parque Nacional Mochi-
ma es sustancialmente menor.
197
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
EspeciesdemamíferoscomunesenlajurisdicióndelParqueNacionalMochima
198
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
El área protegida que conforma el Parque Nacional Mochima es muy rica
en aves, tanto en especies como en individuos; lo cual está determinado
por el carácter de frontera natural que las tierras del parque poseen, al ser
litorales o marino-costeras; a lo cual se agrega el sector montañoso cuyas
estribaciones más septentrionales entran en contacto con la franja litoral en
diferentes sectores y; en consecuencia, se comportan también, al efecto de
la presencia de aves permanentes o migratorias como zonas de frontera
natural.
Varias son las especies de aves marinas con presencia en Mochima; como
el chíparo (Phaeton aethereus) y la boba marrón (Sula leucogaster). Abun-
dan entre las marinas la gaviota (Sterna hirundo), el alcatraz (Pelecanus
occidentalis) y la tijereta de mar (Fregata magnifcens). Hay que agregar
la existencia de las denominadas Golondrinas de Mar pertenecientes al
Orden Porcellariformes que habitan lejos de la costa y alcanzan éstas solo
en la época de reproducción.
En los arbustales litorales de Mochima existe una gran abundancia de
aves que participan con sus hábitos, no solamente de la ecología costera
propiamente dicha, sino también de los sectores marinos y montañosos.
Unas 17 especies del Orden Ciconiiformes pueblan los espacios costeros
de Mochima. Se caracterizan por ser aves de tamaño medio a grande de
cuello y pico largos; como son diversos tipos de garzas y corocoras. Los
patos igualmente se encuentran en los ambientes costaneros del parque.
Por supuesto, en Mochima se reporta el Orden Falconiformes representa-
do por gavilanes, águilas, zamuros y oripopos. En las zonas de manglares
y ciénagas habitan aves del Orden Guriformes, como Taruras y Cotaras,
Loros, Guacharacas de agua, Pericos y Cotorras, del Orden Psittaciformes
habitan asimismo los lugares litorales de Mochima.

En el macizo de Turimiquire, como sector montañoso del Parque Nacional
Mochima, habita una magnifca representación de la avifauna de Venezue-
la, en la cual las endémicas son variadas y de mucho valor, aunque algunas
se encuentran en peligro de extinción. De manera tal que el macizo de Tu-
rimiquire está considerado como uno de los centros suramericanos de en-
demismo de aves. Por cierto, a esta área montañosa se le considera como
un espacio de distribución ancestral del cardenalito (Carduellis cucullata)
ave en real peligro de extinción. Estudios de avifauna recientes (Sánchez y
González, 2002) han reportado hasta 150 especies de aves en el área del
embalse de Turimiquire contiguo al parque. Unas 10 de las subespecies
son endémicas, como Basileuterus griseiceps, Diglosia venezuelensis y
Premnoplex tatei. Las llamadas gallinas de monte, soisolas y ponchitas del
Parte de la avifauna del parque
199
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
EspeciesdeaveslocalizadasenlajurisdiccióndelParqueNacionalMochima
200
PARQUE NACIONAL MOCHIMA
Orden Tinamiformes están presentes en las montañas del parque; al igual
que las aves del Orden Galliformes, como son las Guacharacas y Paujíes
de Copete que viven en las zonas boscosas.
Bandadas de loros, pericos, cotorras y guacamayas del Orden Psittacifor-
mes, además de habitar las áreas litorales también abundan en las zonas
montañosas del parque.
Las aves de presa nocturnas como las llamadas Lechuzones, Currucucú y
Mochuelos del Orden Strigiformes, suelen verse en la parte continental de
la unidad protegida; al igual que Quetzales y Sorucuaces del Orden Trogo-
niformes. En la zona boscosa montañosa habitan también Martines Pes-
cadoras del Orden Coraciiformes, Tilingos, Pico del Frasco del Orden Pici-
formes. Muchas otras aves pertenecientes a diferentes órdenes, familias y
especies habitan los variados espacios del Parque Nacional Mochima, para
darle la gran riqueza en avifauna que caracteriza a esta importante área
protegida de Venezuela.
202
Valor paisajístico
El Parque Nacional Mochima encierra tantos
atractivos que lo convierten en una de las áreas
protegidas de mayor valor paisajístico y potencial
turístico que tiene el territorio nacional.
Costa, mar, islas y montaña, se juntan en Mochima
ofreciendo a propios y extraños el placer de la con-
templación de una naturaleza excepcionalmente fa-
vorecida por bellezas escénicas singulares.
Sinuosidades convertidas en espléndidas bahías
y ensenadas multicolores; salientes modelados
en bajas colinas achatadas; acantilados que se
precipitan al mar y playas sin igual; permiten que
el litoral de Mochima brinde a todos los que la
disfrutan un espectáculo inolvidable.
Balnearios naturales como Playa Colorada, Playa
Blanca, El Faro, Isla de Plata, Arapo, Puinare, Chi-
mana, Las Maritas y muchas otras, son verdade-
ros sitios de solaz y esparcimiento en Mochima.
Islas e islotes, cada uno de ellos, ofrecen al visitan-
te atractivos y sorpresas, junto al espectáculo de
los muchos fondos marinos coralinos que existen.
El macizo de Turimiquire es de una enorme ri-
queza vegetal y faunística; igualmente con paisa-
jes de montaña con un clima benigno que es un
deleite conocer.
Actividades como la natación, el buceo, la pesca
deportiva, el excursionismo de diferente tipo, tie-
nen en el Parque Nacional Mochima cabida, facili-
dad y goce sin igual.
Distintas bellezas escénicas del lugar
Variedad Paisajística.
205
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Localización Geográfica
Morrocoy se localiza en el litoral más oriental del
estado Falcón y el noroeste del Golfo Triste; en
la costa centro occidental venezolana; justo en-
tre las poblaciones de Tucacas y Chichiriviche de
los municipios Silva y Monseñor Iturriza, respec-
tivamente.
Localización Astronómica
Las coordenadas que enmarcan el parque son:
10° 40’ y 10° 58’ de Latitud Norte y 68° 11’ y 68°
24’ de Longitud Oeste.
Declaratoria como Área Protegida
Morrocoy fue declarado Parque Nacional el 26
de mayo de 1974, mediante Decreto Ejecutivo
Nº 113, publicado en Gaceta Ofcial Nº 30.408
de fecha 27 de mayo de 1974, ampliado por
Decreto Nº 944 de fecha 27 de mayo de 1975,
publicado en Gaceta Ofcial Nº 30.706 de fecha
30 de mayo de 1975. El Plan de Ordenamien-
to y Reglamento de Uso, fue dictado mediante
Decreto Nº 675 de fecha 10 de mayo de 1995,
publicado en la Gaceta Ofcial Nº 4.911 de fecha
30 de mayo de 1995.
En este Decreto están claramente establecidos los
objetivos que determinaron la creación del Parque
Nacional de Morrocoy, de la siguiente forma:
• Conservar de manera inalterada los princi-
pales ecosistemas que caracterizan al Par-
que Nacional Morrocoy; manglares y lagunas
costeras, arrecifes coralinos y praderas de
fanerógamas marinas, el conjunto de cayos,
bajos e islotes, las comunidades halóftas,
sabanas y bosques deciduos.
• Conservar la biodiversidad y el equilibrio
ecológico, garantizando la continuidad de los
procesos evolutivos y el normal fujo de ma-
teria y energía entre los ecosistemas terres-
tres y marinos.
• Conservar los recursos genéticos de las co-
munidades naturales y evitar la pérdida de
especies de fora y fauna.
• Garantizar las migraciones naturales de las
especies animales.
• Recuperar áreas o recursos naturales que
han sido degradados por acción antrópica y
velar por el mantenimiento de una óptima ca-
lidad ambiental en todos los ecosistemas.
• Proporcionar medios y oportunidades para la in-
vestigación científca y la educación ambiental.
• Conservar los recursos pesqueros como
base de las actividades de subsistencia de
las poblaciones locales.
• Proporcionar a la colectividad oportunidades
para la recreación y el turismo, enmarcadas
dentro del objetivo fundamental de conser-
vación de los recursos naturales del Parque
Nacional.
• Conservar los sitios de interés histórico, es-
peleológico y arqueológico existentes en el
área.
• Contribuir al desarrollo regional mediante
la conservación de los recursos naturales y
escénicos del Parque Nacional, brindando
las condiciones para un desarrollo equili-
brado y armónico de las actividades turísti-
cas en su entorno.
El Parque Nacional Morrocoy es una de las áreas protegidas más emblemáticas de la geo-
grafía nacional; tanto por su gran variedad de ecosistemas y riquezas de la biodiversidad,
como por las sin iguales bellezas paisajísticas que posee. Todos esos valores representados en
tan solo 32.000 ha que conforman su extensión total.
207
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Paisajes naturales
Lo más resaltante del entorno ambiental de Mo-
rrocoy es el amplio abanico de paisajes natura-
les que posee en tan reducido espacio territorial;
unido a las extraordinarias bellezas escénicas
que caracterizan a cada uno de esos paisajes de
rica biodiversidad. La singular atracción que Mo-
rrocoy ejerce sobre quien visita esta espléndida
área protegida, lo ha convertido en sitio predilec-
to del turismo nacional e internacional.
Sin embargo, se trata de un ambiente natural su-
mamente frágil al cual es imprescindible proteger
con especial atención para minimizar el peligro de
los impactos negativos de los cuales pudiera ser re-
ceptor como consecuencia de usos inapropiados.
Justamente, muy oportuna y sabia fue la decisión
que el Ejecutivo Nacional tomó en 1974 cuando
declaró a Morrocoy como Parque Nacional y
accionó pronta y efcazmente al respecto para
salvar a este extraordinario patrimonio colectivo,
del acelerado e irracional proceso de destrucción
que estaba sufriendo, producto de una interven-
ción desmedida y reprochable por parte de usua-
rios inescrupulosos.
Morrocoy por algún tiempo fue ejemplo
de uso y abuso brutal de acciones an-
trópicas desmedidas e ilegales, en con-
tra del ambiente sin tomar en cuenta el
interés colectivo. El proceso de deterio-
ro ambiental al cual estuvo sometida la
zona que hoy ocupa el Parque Nacional
Morrocoy antes de haber sido declara-
da como área protegida evidencia que
a veces privan por encima del bienes-
tar común apetitos y mezquindades que
conducen a la destrucción del patrimo-
nio natural de todos los ciudadanos.
Por fortuna, el caso de Morrocoy ha sido
también una clara y oportuna demostra-
ción de la capacidad que el Estado ve-
nezolano tiene para recuperar espacios
muy degradados por el hombre y, a su
vez, llevarlos de nuevo a tener condicio-
nes aceptables para su disfrute y goce,
en el marco de un sano concepto de pre-
servación y sustentabilidad ambiental.
El excepcional escenario geográfco del
hoy Parque Nacional Morrocoy, casi lle-
gó a ser destruido completamente por la
acción insensata del ser humano antes
de 1974; pero a la vez, insistimos, fue
rescatado y recuperado por sabia deci-
sión del Estado al ser convertido en área
natural protegida bajo la fgura de Parque
Nacional.
Los paisajes naturales más sobresalientes del
área, tanto por su extensión, biodiversidad y va-
lor escénico, son los siguientes:
• La franja litoral o Costera.
• El Cerro de Chichiriviche.
• Manglares, lagunas Internas y depresiones
Salinas.
• Los cayos o islotes.
• El paisaje submarino.
Franja litoral o costera
Extendida desde la población de Tucacas hasta
la de Chichiriviche, es en general baja y aplana-
da. Sin embargo, destaca en el relieve litoral el
llamado Cerro Chichiriviche compuesto de roca
caliza consolidada, remanente de una formación
coralina precuaternaria. Culmina a tan sólo 285
m de altitud y está cubierto de vegetación bos-
cosa densa siempreverde y semidecidua. Fuera
de esta topografía quebrada, privan en el paisaje
tierras planas a semiplanas, frecuentemente mal
drenadas o incluso inundables. Las áreas planas
litorales están formadas por sedimentos aluviales
arenosos arrastrados por los cursos de agua que
llegan al sector y por sedimentos de origen marino
formados por restos de moluscos, fragmentos de
rocas coralinas y algas petrifcadas sueltas. El as-
pecto morfológico general que distingue al litoral
en cuestión es su irregularidad, conformada por
muchos entrantes y salientes.
Los primeros se presentan en forma de bahías y
de lagunas separadas del mar por cordones lito-
rales cortos y los segundos por puntas frecuente-
mente arenosas cubiertas de vegetación particu-
larmente de mangle. Entre las bahías sobresalen
la de Chichiriviche, la de Morrocoy, Lago del Zo-
rro, Boca Mayor, Boca Mallorquina; así como el
Golfete de Cuare en la parte que le corresponde
al parque. Las puntas que penetran al mar más
conocidas son Punta Corales, Punta Varadero y
Punta Faustino.
Cerro Chichiriviche
Como se dijo antes, este paisaje natural destaca
como el accidente orográfco más sobresaliente
del parque, no obstante apenas alcanza unos 285
m de altura. Permanece en alto relieve en medio
del entorno litoral que lo rodea, por tratarse de
un testigo de roca caliza consolidada de origen
coralino Terciario, perteneciente a la formación
geológica denominada Capadare - Agua Linda.
208
PARQUE NACIONAL MORROCOY
La caliza de este promontorio se encuentra bas-
tante afectada por el agua de lluvia que ha ocasio-
nado su disolución, formando grietas y pequeñas
cuevas en especie de relieve cárstico de donde
emerge frecuentemente agua de manantial.
La humedad ambiental producto de la retención
de agua en los suelos de alteración de la caliza,
de los manantiales, pequeños cursos de agua y
por la lluviosidad que en el sector aumenta debi-
do a la altitud, permite el desarrollo en algunos
sectores de una densa cubierta vegetal de bos-
que siempreverde y semideciduo que destaca
mucho en el paisaje general litoralense del par-
que, al lado de otra cubierta de vegetación de
matorral denso.
El Cerro de Chichiriviche, es la unidad paisajísti-
ca menos asociada al carácter litoral-marino que
distingue al Parque Nacional Morrocoy como un
todo.
Los Manglares, Lagunas Internas y Depresiones
Salinas. Aunque se trata de rasgos paisajísticos
también costeros; sin embargo, se pueden indivi-
dualizar como una unidad independiente de tie-
rras, por su singular aspecto que lo destaca de
manera pronunciada en el ambiente natural del
parque.
Los manglares tienen en Morrocoy un gran de-
sarrollo, asociado a condiciones ecológicas muy
propicias, dadas por la situación de alta humedad
de los suelos costeros, ya sea en espacios panta-
nosos o bien inundables. De manera que se trata
de la formación vegetal más expresiva del área.
Los manglares se extienden desde la población
de Tucacas hasta Chichiriviche, con una concen-
tración mayor en la bahía de Chichiriviche y en
áreas intercayos, como las de los cayos Punta
Brava, Suanchez, Animas y Boca Seca. La ma-
yor abundancia es la del mangle rojo.
En varios sitios esta formación de manglares se
presenta prácticamente impenetrable con com-
ponentes arbóreos que alcanzan hasta 15-18
metros de altura. Por lo general a esta formación
vegetal se asocia una rica avifauna caracterizada
por su abundancia y variedad.
Los manglares también se asocian comúnmen-
te a las frecuentes lagunas costeras marinas del
parque, sirviendo como encierros naturales y
anillos de estos espacios acuosos; igualmente,
suelen aislar o independizar las variadas depre-
siones salinas secas o de aguas someras que
existen en el sector costero del área protegida.
Las lagunas interiores de este paisaje litoral aso-
ciadas a manglares o no, constituyen espléndi-
dos y atrayentes escenarios naturales distintivos
Cayo Peraza
Exuberante vegetación de manglar
209
PARQUE NACIONAL MORROCOY
del Parque Nacional Morrocoy. Se trata por regla
general de albuferas o lagunas aisladas del mar
mediante cordones litorales adornadas de man-
glares, bandadas de corocoras y famencos; al
igual que lo hacen en los bajíos mal drenados
o llanadas salinas que tanto abundan en la uni-
dad. En los meses lluviosos, particularmente en
noviembre y diciembre los bajíos se inundan y
entonces se confunden con las lagunas litorales
permanentes.
Los suelos salinos de los bajíos cuando están hú-
medos se cubren en buena parte de colonias de
la llamada hierba de vidrio y saladillo. También
abundan los arbustos de cují y yaque formando
matorrales bajos con elementos retorcidos.
Cayos o Islotes: Se trata del más conspicuo
atractivo del paisaje natural del Parque Nacional
Morrocoy, tanto por su multiplicidad como por su
singular belleza. Los cayos son islotes; unos más,
otros menos alejados de la costa, pero siempre
asociados a formaciones madrepóricas o corali-
nas geológicamente recientes, pues, apenas son
cuaternarias holocénicas que no sobrepasan los
6000 años de haberse formado.
Los cayos de Morrocoy representan la formación
arrecifal de mayor desarrollo del litoral continen-
tal Caribe de Venezuela. Cada cayo o islote se
formó por acreación de sedimentos marinos co-
ralinos sobre una plataforma somera consolida-
da también de origen marino de poca profundi-
dad. Son islotes de forma circular o semicircular,
muchas veces con presencia de espacios lagu-
nares interiores y pequeñas bahías de hermosas
playas de débil oleaje, blanca arena y someros
fondos marinos de agua cristalina, luciendo for-
maciones madrepóricas o bien arenosas de sin-
gular belleza.
En los cayos se han reportado hasta treinta y cin-
co especies de octocorales, hasta en profundida-
des de 18 m.
Los cayos están a muy poca altura sobre el nivel
del mar. Muchos están recubiertos de vegetación
en la cual sobresale la comunidad del mangle
con sus cuatro variedades rojo, blanco, negro y
el de botoncillo. Sin embargo, algún islote puede
distinguirse por la pobre cobertura vegetal que
posee, o bien, llegando en alguna ocasión o no a
tener vegetación alguna, como en el caso del lla-
mado Cayo Pelón. La presencia de la hierba de
vidrio (Batis maritima) en las arenas de los islotes
es también común, al igual que la campanilla de
playa (Ipomea pes -caprae) la margarita de playa
(Egletes próstata) y el saladillo (Sporobolus vir-
ginicus). Los arbustos también están presentes
con el romerillo (Heliotropium gnaphaliodes) y el
salcedo (Suriana maritima).
Otro rasgo sumamente sobresaliente del paisaje
de los cayos de Morrocoy es la muy variada y
abundante presencia de peces multicolores que
adornan sus aguas arrecifales; lo cual constitu-
ye un soberbio encanto para el visitante al estar
muy visibles dado lo somero y cristalino de las
aguas.
Los cayos del Parque Nacional Morrocoy son los
siguientes:
• Cayo Punta Brava.
• Cayo Peraza.
• Cayo Playuela.
• Cayo Sal.
• Cayo Boca Seca.
• Cayo Borracho.
• Cayo Paiclá.
• Cayo Los Muertos.
• Cayo Sombrero.
• Cayo Animas.
• Cayo Pelón.
• Cayo Suanchez.
• Cayo Muerto.
• Cayo Pescadores.
Paisaje submarino
La presencia del importante relieve arrecifal del
parque, con su multiplicidad de cayos coralinos y
litorales también de aguas someras, permite in-
dividualizar un área característica asociada: que
distinguimos como el paisaje submarino. Hay allí
múltiples aspectos que lo caracterizan como tal:
Fondos marinos levantados; relieve de formas
coralinas variadas; o bien arenosos con su vege-
tación correspondiente conspicua. Igualmente,
vive en íntima asociación con el relieve subma-
rino coralino y su vegetación típica una multitud
de variados y atractivos componentes de fauna
marina, particularmente de peces.
En los lechos submarinos poco profundos se en-
cuentran praderas de fanerógamas con predomi-
nio de Thalassia testudinum semejando hierbas
con fuertes tallos y raíces rastreras sostenedoras
de las plantas. Esta formación vegetal alimenta
varias especies de tortugas marinas, como la Ca-
rey (Eretmochelys imbricata), cabezona (Caretta
caretta) y la tortuga verde (Chelonia mydas).
En los fondos marinos de este tipo de paisaje
sobresale el relieve conformado por una gran
diversidad de especies coralinas con atractivas
formas de diverso color. También abundan es-
ponjas y gorgóneas.
Las colonias de corales del relieve submarino
están formadas por pequeños animales perte-
necientes al grupo de los celenterados (Phylum
coelenterata). Se trata de pólipos que constitu-
yen cuerpos de diversa forma y color, como el
llamado cacho de venado, cerebros, orejones,
tubos y especies de ramas de plantas, donde
se encuentran el coral color de fuego, urticante
y diseños a manera de ramilletes de fores. En
el fondo submarino somero el coral puede estar
en colonias integradas por pólipos vivos o bien,
muertos y petrifcados.
Los corales de Morrocoy
210
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Temperatura(°C).
Temperatura(°C)
Clima
Las características climáticas del Parque Nacional Morrocoy son muy pa-
recidas a las de la mayor parte del litoral caribe venezolano. En efecto, se
trata de un clima marcadamente tropical cálido con infuencias decisivas de
los vientos alisios del noreste, en general con bajos índices de precipitación.
El período más lluvioso se extiende de agosto a diciembre; particularmente
concentrado en noviembre y diciembre, cuando suele llover un 28% del
promedio anual, el cual es solo de 541 mm. En todo caso, las lluvias de es-
tos meses se distinguen por ocurrir en forma de aguaceros cortos y fuertes.
Los meses más secos van de enero a abril, siendo los más marcados por
su sequedad febrero y marzo. Las temperaturas tienen poca variación du-
rante todo el año, con un promedio anual de 26,5 °C. Diciembre, enero, fe-
brero y marzo son los meses menos calurosos; especialmente diciembre y
enero. A su vez; agosto, septiembre y octubre son los meses más cálidos.
Debe recalcarse que, en todo caso, las altas temperaturas del parque se
ven atenuadas por la presencia de los vientos frescos venidos del mar,
específcamente en horas de la tarde y de la noche. Los valores siguientes
caracterizan el clima del Parque Nacional Morrocoy:
• Temperatura media anual: 26,5 °C.
• Humedad relativa media anual: 84,0 %.
• Precipitación media anual : 541 mm.
• Evaporación total anual: 1.346 mm.
• Velocidad media del viento: 11,6 km / h.
• Dirección prevaleciente del viento: ENE.
La estación meteorológica situada en Puerto Cabello, la más cercana al
parque que pudiera considerarse como representativa de esta área prote-
gida, arroja los datos siguientes:
Localidad: Puerto Cabello.
Latitud: 10° 30’ N.
Longitud: 68° 00’ W.
Elevación: 2 m.
211
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Precipitación(mm.)
Precipitación(mm.)
Viento(km/H)
212
Vegetación típica del Cerro Chichiriviche
El manglar de Morrocoy
Paisajes vegetales
Los paisajes vegetales mayores del parque son
variados y están estrechamente asociados a las
posiciones geomorfológicas; y a los subconjun-
tos más destacados del relieve del área: Litoral,
lagunas costeras, marismas, bajíos salinos, ca-
yos, fondos marinos someros.
Vegetación de manglar
Constituyen el paisaje vegetal dominante del Par-
que Nacional, particularmente en el sector litoral.
La zona más importante de manglares se localiza
entre Tucacas, Las Luisas y los centros poblados
de Morrocoy-Lizardo-Agua Salobre, agregándo-
se el área comprendida entre los cayos Punta
Brava, Suánchez, Animas y Boca Seca que está
conformada por mangle rojo principalmente. Asi-
mismo, destaca una unidad de vegetación de
manglar en Caño León y Tumba Cuatro, caracte-
rizada por ser una intrincada e impenetrable for-
mación cuyos componentes arbóreos alcanzan
hasta 18 metros de altura.
En los bosques de manglares la especie domi-
nante es (Rhizophora mangle), representando
un 68% del total arbóreo, seguido por (Avicennia
germinans) con un 24% y (Lecuncularia racemo-
sa) con un 8 a 10%.
Los manglares conforman una unidad vegeta-
cional ecológicamente frágil que cumple el im-
portante papel de conservar el equilibrio eco-
lógico de la línea costera, en una extensión de
aproximadamente 4.500 ha, que es el área total
de esta unidad vegetacional. En efecto, los man-
glares ayudan a la formación del suelo al retener
sedimentos y acumularlos, dando origen a una
suerte de turba de mangle protectora de la ero-
sión costera. A la vez, los manglares sirven de
hábitat a peces y aves de manera muy efectiva,
al aportarles alimentos y abrigo protector.
Vegetación del Cerro Chichiriviche
La cubierta vegetal del Cerro Chichiriviche, el ac-
cidente orográfco mayor del parque, no es ho-
mogénea. Varía según las condiciones ecológi-
cas que presenta esta unidad de relieve. Así, en
su vertiente sur domina el bosque siempreverde
con gran variedad de árboles como el charo (Bro-
simun alicastrum) de buen porte, también el co-
pito (Thalassia princeps) el gateado (Astronium
graveolens) y la rosa de montaña (Brownea ma-
cropylla). Abundan en esta unidad de vegetación
trepadoras y en el sotobosque el árbol más fre-
cuente es el gustoso (Gustavia poeppigiana).
En la vertiente sur también destaca la vegetación
boscosa de las quebradas y lomas intermedias,
aunque con especies semideciduas abundan-
tes. Entre los componentes arbóreos destacan
214
PARQUE NACIONAL MORROCOY
el sibucaro (Pseudobombax septenatum) el se-
rey (Myrospermun frustescens) el candil (Amyris
ignea) el charo (Brosimun alicastrum) el guamo
negro (Inga coruscans) el for amarillo (Tabebuia
sp) el indio desnudo (Bursera simaruba).
En la vertiente este del Cerro Chichiriviche la
vegetación predominante es el bosque deciduo,
donde abunda el indio desnudo (Bursera sima-
ruba) el cual es un árbol muy característico por
su color rojo cobrizo; también crece el jebe o
mamoncillo (Lonchocarpus punctatus) de carac-
terísticas hojas moradas y el clavellino blanco
(Myrospermum frutecens) de fores blancas so-
bresalientes.
Por su parte, en la vertiente noroeste del Ce-
rro Chichiriviche la vegetación predominante es
de bosque denso pero menos contínuo que en
la vertiente sur; sin embargo, este tapiz vegetal
boscoso desciende hasta el litoral y allí se con-
funde con el bosque de manglar. En este sector
el componente arbóreo está representado por
palma macanilla (Bactris sp) la rosa de montaña
(Brownea coccinea). En algunos sitios hay vege-
tación de cactáceas.
Vegetación de las Depresiones Salinas
Los bajíos salitrosos del litoral de Morrocoy que
ocupan las posiciones topográfcas más depri-
midas se secan en los meses de “verano” y se
inundan en los de “invierno” de noviembre y di-
ciembre. En todo caso, estas depresiones se ca-
racterizan por tener durante buena parte del año
suelos húmedos y pantanosos. Los bordes de las
depresiones se cubren de colonias de planta de
vidrio (Batis maritima) juncos (Eleocharis, Fim-
bristylis, Cyperus) y gramíneas, particularmen-
te la saladilla (Sporobolus virginicus). También
en sus orillas estos bajíos tienen vegetación de
mangle, tanto Rhizophora, Languncularia y Co-
nocarpus. También es frecuente encontrar vege-
tación achaparrada de cují (Vachellia tortuosa) y
el cují yaque (Prosopis julifora), así como tam-
bién el espinito (Lycium nodosum) el trompillo
(Jacquinia frutescens) el cariaquito encarnado
(Lantana involucrata) el aguatico (Cordia bulla-
ta sups. humilis). Es frecuente encontrar la tuna
brava (Opuntia elatior) la pitahaya (Hylocereus
leimairei). Puede encontrarse igualmente el lirio
de agua (Nymphaea glanclulifera) asociado a
pequeñas acumulaciones de agua dulce en los
bajíos al igual que juncos (Cyperus articulatus)
junto con el clavelito de pozo de fores amarillas.
Vegetación de los Cayos
Aunque en el parque existen numerosos cayos,
la vegetación que en ellos se desarrolla es muy
uniforme; aunque en algunos es muy pobre, o in-
cluso, carente totalmente de ella como en el caso
del llamado por esta razón Cayo Pelón. Igual-
mente, el número de especies componentes es
bastante restringido.
La vegetación arbórea más frecuente es la de
mangle; pero, a diferencia del litoral donde predo-
mina absolutamente el mangle rojo (Rhizophora
mangle) en los cayos dominan el mangle negro o
rosado (Avicennia germinans) el mangle blanco
(Laguncularia racemosa) y el mangle botoncillo
(Conocarpus erectus). Muy abundante resulta el
uvero de playa (Coccoloba uvifera).
Corales de Morrocoy
El estrato arbustivo de los cayos está dado prin-
cipalmente por arbustos bajos de 1-2 metros de
altura, como salcedo (Suriana maritima) el rome-
rillo (Heliotropium gnaphaliodes) la garrapata de
playa (Caesalpinia bonduc).
Entre la vegetación herbácea que habita en las
playas de los cayos abundan la gramínea saladi-
lla (Sporobolus virginicus). Las hierbas pioneras
son la hierba de vidrio (Sesuvium portulacas-
trum), la margarita de playa (Egletes próstata) y
la campanilla de playa (Ipomoea pes. caprae).
215
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Praderas de Fanerógamas
En el ambiente submarino de Morrocoy destacan
por su abundancia y valor paisajístico en la ve-
getación las denominadas Praderas de Faneró-
gamas. Se trata de pastos marinos que juegan
papel ecológico importante en las aguas some-
ras del parque.
Destacan en Morrocoy en este tipo de vegetación
Thalassia testudinum, por su abundancia en los
lechos marinos arenosos y areno – fangosos con
coberturas entre 87-90%. En aguas tranquilas
este tipo de vegetación puede llegar hasta pro-
fundidades de 25 m. Al interior del parque la zona
más representativa en cuanto a la presencia de
las praderas de fanerógamas es Las Luisas, ex-
tendida desde el litoral y los 80-100 m de costa.
Conjuntamente con Thalassia se encuentran al-
gas rizofíticas y calcáreas de variadas especies.
Algunas veces las praderas de Thalassia testudi-
num están bordeadas de bosque de Rhizophora
mangle y otras especies de manglar.
Los sitios donde más abundan las praderas de
fanerógamas de Thalassia son en Tumba Cua-
tro, Boca Seca y Cayo Animas.
Las Praderas de Fanerógamas en Morrocoy son
excelentes ambientes para estabilizar bordes y
fondos marinos someros, protegiéndolos de la
erosión; e igualmente, como áreas que brindan
condiciones ecológicas óptimas como fuentes
Thalassia testudinum del ambiente submarino de Morrocoy
de alimentación de las comunidades faunísticas.
A su vez, son valiosos ecosistemas que propor-
cionan hábitat y refugio para numerosas espe-
cies animales, y particularmente para los peces.
Los Cocotales
La presencia de plantaciones de cocos nucifera
en el parque da a estos espacios particular belle-
za tropical, tanto en los litorales como en cayos,
en algunos de los cuales se encuentran cubrien-
do amplia extensión.

Sin embargo, esta cubierta vegetal es minoritaria
en comparación con las otras cubiertas vegeta-
les para Morrocoy.
216
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Fauna
Aunque la fauna silvestre del Parque Nacional
Morrocoy ha sido fuertemente impactada por la
intervención humana, particularmente a través
de los efectos negativos sobre sus hábitats, la ri-
queza del recurso es muy apreciable, sobre todo
cuando se refere a la fauna marina y a la avifau-
na; ésta última altamente enriquecida por la pre-
sencia del Refugio de Fauna de Cuare, contiguo
a los espacios del parque y, por ende, asociado
íntimamente como área protegida a éstos.
Una de las áreas con mayores representantes de
mamíferos es el Cerro Chichiriviche, donde viven
monos araguatos (Alouatta seniculus); también
se encuentra el zorro cangrejero (Procyon can-
crivorus), el rabipelado (Didelphis marsupialis),
el oso melero (Tamandua tetradactyla), la lapa
(Agouti paca), el picure (Dasyprocta aguti). Habi-
tan igualmente estos espacios el báquiro cincha-
do (Dycotyles tajacu) e incluso dos especies de
venado, el caramerudo (Odoicoleus virginianus)
y el venado matacán (Manzama americana). Se
han encontrado predadores como el cunaguaro
(Leopardus pardalis).
En otros sitios del parque la presencia de mamí-
feros es más bien escasa, y da paso a una reco-
nocida riqueza de recursos faunísticos del mar y
a la avifauna.
La fauna marítima es enorme. A la abundante y
variada presencia de los invertebrados especial-
mente de los arrecifes representados por nume-
rosas especies de coral, como Montastrea anu-
laris, Acropora palmata, Diploria labyrinthiformis,
Porites porites, Mussa angulosa, Agaricia agari-
cites y Eusmilia fastigiata, se une la existencia de
múltiples especies de peces.
Muchas destacan, como el cazón (Rhizoprio-
nodon sp), la sardina (Sardinella, Anchovia), el
jurel (Caranx hippos), el corocoro (Haemulon sp),
la picúa (Sphyraena barracuda), la cachama ne-
gra (Pomacanthus paru) y otras especies. Varias
de éstas tienen gran valor comercial, por lo cual,
la fgura de Parque Nacional les ha proporciona-
do y en buena parte asegurado su protección.
Algunos reptiles marinos también tienen su hábi-
tat en los espacios del parque, sobre todo tortu-
gas como la verde (Chelonia mydas), la tortuga
carey (Eretmochelis imbricata), la tortuga cardón
(Dermochelys coriacea), la tortuga cabezón (Ca-
retta caretta). Igualmente se reporta el caimán de
la costa (Crocodylus acutus).
Fauna marina/
217
PARQUE NACIONAL MORROCOY
Avifauna
La avifauna de Morrocoy es muy rica y variada. Constituye una gran
belleza escénica, particularmente cuando se agrega el Refugio de
Fauna de Cuare, perteneciente al Golfete del mismo nombre, locali-
zado en las inmediaciones del parque.
Muy evidente es la presencia del alcatraz o pelícano (Pelecanus
occidentalis), especie de la avifauna cuyo hábitat preferido es la ve-
getación de manglar donde anida y reposa. Igualmente, lo es para la
llamada chusmita o garcita blanca (Egretta thula), para la garza real
(Ardea albus), la cotúa (Phalacrocorax brasilianus) la garza pechi-
blanca (Egretta tricolor), para la llamativa corocora roja (Eudocimus
ruber).
Los manglares de la Bahía de Morrocoy son relevantes refugios de
aves; allí se han reportado hasta 39 especies entre endémicas y mi-
gratorias, sobretodo en la isla de Pájaros, que es un pequeño cayo
cubierto de manglar en la zona central del parque.
En otros cayos se han reconocido aves que los tienen como sitio de
reproducción y anidación. Es el caso de la fragata o tijereta de mar
(Fregata magnifciens) de las corocoras y diversas especies de gar-
zas. En los cayos suelen también encontrarse bandadas de loros gua-
ro (Amazona amazonica) y pericos cara sucia (Aratinga pertinax).
Una especie importante de ave que se encuentra en Morrocoy es
el denominado pato de moco (Sarkidiornis melanotos); y el pato ala
verde (Anas bahamensis). Viven también en el área la poncha relo-
jera (Crypturellus soui) y la soisola (Crypturellus noctivagus). En el
Cerro Chichiriviche la avifauna es bastante abundante. Allí puede
encontrarse el gonzalito (Icterus nigrogularis), la gallina azul (Tina-
mus tao) y el paují de copete (Crax daubentoni).
Otras especies de pájaros que han reaparecido en Morrocoy están
representadas por la guacharaca (Ortalis rufcauda) el carrao (Ara-
mos guarauna) el colibrí rubí (Chrysolampis mosquitus) el cristofue
(Pitangus sulphuratus) y el azulejo común (Thraupis episcopus). Las
especies migratorias que visitan Morrocoy son variadas. Entre ellas se
nombran al águila pescadora (Pandion haliaetus) el playero turco (Are-
naria interpres) y el playerito (Calidris minutilla).
Amplia riqueza de avifauna
218
Bellezas escénicas
El Parque Nacional Morrocoy ocupa espacios
naturales excepcionalmente hermosos y de
enorme atracción para quienes lo visitan. A su
belleza sin igual se une para el disfrute y solaz
un clima tropical marítimo de escasa lluviosidad
y de temperaturas atemperadas por los suaves y
frescos vientos que allí soplan constantemente.
Abundante luz solar, temperaturas benignas y
bellezas por doquier, hacen de Morrocoy un si-
tio ideal para la contemplación, el descanso y la
sana diversión.
Morrocoy invita a su completo disfrute, sin más
limitación que el cumplimiento de las elementa-
les normas que debemos guardar para preservar
y conservar en las mejores condiciones posibles
sus encantos, sus frágiles ecosistemas y su ini-
gualable biodiversidad.
Entre los recursos escénicos naturales y cultura-
les más conspicuos y valiosos que se encuentran
en el Parque Nacional Morrocoy, se pueden citar:
• Los hermosos y atractivos cayos, con sus
diversas formaciones coralinas, playas de
blanca arena, aguas tranquilas y cristalinas.
Cada cayo es fácilmente accesible por el vi-
sitante y apto para su uso racional.
• La abundante y bella vegetación de manglar,
tanto del litoral como de los cayos mismos.
Cada cobertura de manglar está lleno de vida
como sitio de hábitat predilecto de la avifau-
na y de fauna marina.
• La singular variedad cromática del mar, pro-
pia de los ambientes coralinos y arrecífales.
• Los encantadores paisajes submarinos con
proliferación de peces multicolores y vistosos,
posible de ser admirados fácilmente por el vi-
sitante. Igualmente, con abundante vegeta-
ción representada especialmente por prade-
ras de fanerógamas y formaciones coralinas
de variados colores y caprichosas formas.
• La singular presencia de una rica avifauna
con numerosas especies de hábitos marinos,
tal es el caso de las bandadas de corocoras
rojas de encendido plumaje.
• Los posaderos de aves, constituidos sobre
todo por los manglares. Es uno de los espec-
táculos más dignos de apreciar en Morrocoy.
• La existencia de las bellas lagunas interiores
y típicas albuferas que, conjuntamente con
las depresiones salinas, conforman también
un bellísimo atractivo escénico.
• El Cerro Chichiriviche, con múltiples tipos de
vegetación, relieve cárstico de cuevas, grie-
tas y manantiales.
• La valoración escénica y turística de Morrocoy
se completa, por supuesto, con los cuantiosos
recursos culturales que se tienen en el área del
parque o en zonas contiguas a él; a saber:
• Las tradiciones folklóricas – religiosas con-
memorativas, particularmente de la Virgen
del Valle y de la Virgen del Carmen.
• Las comunidades pesqueras y los modos tra-
dicionales de pesca artesanal.
• Los paseos dirigidos a cayos diversos y al
Cerro Chichiriviche para admirar diversas
cuevas en el sector mallorquina.
• Las diferentes artesanías autóctonas.
• Finalmente es necesario resaltar la bien orga-
nizada y abundante infraestructura turística
que existe dentro de los espacios del parque
y en las poblaciones adyacentes al mismo.
La singularidad de Morrocoy se expresa en sus hermosos paisajes caribeños
Bellezas escénicas del Parque Nacional Los Roques
221
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Localización Geográfica
La larga y estrecha franja de tierra de 30 km de
largo por 5 km de ancho que une a la Península
de Paraguaná con el continente, específcamen-
te con la ciudad de Coro, capital del estado Fal-
cón en el noroccidente de Venezuela; conforma
el llamado istmo de Médanos. Su nombre deriva
del hecho de estar ocupado por médanos o du-
nas, unas vivas y móviles, otras estabilizadas, o
en proceso de serlo. De esa peculiar morfología
de origen eólico proviene el nombre del Parque
Nacional Médanos de Coro. Aunque en realidad,
la unidad protegida es mucho más extendida,
pues abarca también áreas adyacentes, tanto de
aguas marinas al este y al oeste del istmo, como
también espacios adicionales no cubiertos de
médanos. En todo caso, istmo y médanos son los
dos elementos fundamentales que le dan el ca-
rácter distintivo a esta conspicua área ambiental
protegida de Venezuela.
El área del parque cubre 91.280 ha, de las cua-
les 49.120 son superfcies marinas y 42.280 ha
están emergidas.
Declaratoria como Área Protegida
Este Parque Nacional fue decretado como tal el 6
de febrero de 1974, mediante Decreto Ejecutivo
Nº 1.592. La decisión de darle el carácter de uni-
dad protegida a estos espacios obedeció a la ne-
cesidad de preservar y conservar en las mejores
condiciones ambientales posibles esta emblemá-
tica porción de la geografía venezolana, privile-
giada por su atrayente y sui-géneris fsiografía de
origen eólico, al igual que por su peculiar biodiver-
sidad y bellezas escénicas únicas en su género
en el país; pues, en verdad, aunque campos de
médanos igualmente los hay en los llanos bajos
de Apure y en el litoral guajiro, los del istmo de
Paraguaná resultan sumamente atractivos por el
gran desarrollo que poseen, por su movilidad y
fácil acceso por vía carretera.
Paisajes Naturales
La combinación de diversos componentes físi-
co-geográfcos, como el relieve, la vegetación,
cuando ella existe; el drenaje y los cuerpos de
agua conforman los diferentes paisajes naturales
del Parque Nacional Médanos de Coro. Para to-
dos ellos el clima es homogéneo, caracterizado
por una marcada sequedad y altas temperaturas
durante todo el año.
El registro de precipitación indica un régimen bi-
modal, marcado por dos máximos en el año; el
principal ocurre en noviembre-diciembre, infuen-
ciado por relictos de frentes fríos venidos del norte
y el secundario ocurre en el mes de julio. Los tota-
les promedios anuales se colocan entre 364 mm
para la estación meteorológicas de Coro en el sur
del istmo de Paraguaná y 228 mm en La Enrama-
da, situada en el propio istmo. De cualquier forma,
se trata de totales muy bajos que le dan carácter
de semiaridez pronunciada al parque.
Clima
La temperatura promedio anual es en Coro de
27.8 °C y en el istmo propiamente dicho de 25.8
°C. La variación intermensual es muy pequeña;
siendo los meses de diciembre y enero los me-
nos calurosos con 27.6 °C y 26.7 °C respectiva-
mente de promedio para Coro y 26.1 °C y 25.3
°C respectivamente para el istmo (Estación La
Enramada). La velocidad del viento varía de 4.9
m/s a 6.9 m/s, la cual es relativamente elevada y
particularmente muy constante.
Dunas y espectacular atardecer se juntan armoniosamente en el Parque Nacional Médanos de Coro
222
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Temperaturamediamensual
Precipitaciónmediamensual
223
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Velocidaddelviento
Paisaje de médanos
El istmo sobre el cual se encuentra el conspicuo
modelado de médanos o dunas que identifca al
parque es reciente geológicamente hablando,
pues emergió como parte de la plataforma conti-
nental apenas en el Holoceno. La presencia de las
dunas vivas; es decir, activas; así como las fjas,
sin movimiento visible y continuo, es el elemento
paisajístico más representativo del parque.
Los médanos activos al sur del istmo conforman
un atractivo singular. Se trata de un pequeño erg,
en lenguaje saheliano, caracterizado por la pre-
sencia de dunas de arena muy bien desarrolla-
das en forma de media luna al estilo de las típi-
cas barkanas de los grandes desiertos, algunas
de las cuales pueden llegar a tener hasta 30 m
de altura.
El origen de las dunas es netamente eólico, al
estar formadas principalmente por los vientos ali-
sios del noreste que se desplaza constantemen-
te sobre el istmo de este a oeste. La forma de
media luna o bien parabólica de las dunas tiene
un frente abrupto y un reverso suave; formas que
están en constante movimiento de remodelado.
Cuando las dunas son contínuas constituyen un
campo ininterrumpido de las mismas; es decir, un
“mar de médanos” como le dicen los lugareños.
226
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Médanos y cujíes
Paisajes vegetales
Si se encuentran individualizadas suele existir,
entre duna y duna una clara depresión que se
hace fangosa en los días de lluvia y permite la
instalación de vegetación herbácea y de arbus-
tos como el cují.
El depósito de arena que forma al médano es ge-
neralmente muy limpio y se desplaza en perma-
nente movimiento, de barlovento a sotavento.
El campo de dunas vivas del istmo es atravesado
por la carretera que va de Coro a la península de
Paraguaná, vía que frecuentemente es invadida
por la arena en movimiento. El pequeño erg del
istmo cubre unas 200 ha de superfcie. Allí no cre-
ce vegetación alguna, salvo en las depresiones
que a veces existen entre dunas individualmente
consideradas.
Además, del campo activo de médanos, el istmo
está integrado también por dunas estabilizadas
o en proceso de estabilización facilitado por la
vegetación principalmente de cujies y cactáceas
que allí existen. En estos casos la duna pierde su
forma original de media luna.
En el paisaje de médanos, no obstante su ari-
dez, crecen por lo menos unas 60 especies de
plantas pertenecientes a 20 familias diferentes.
El árbol dominante es el cují yaque (Prosopis ju-
lifora) distinguido por sus fores de color crema
y ramas negras; también son característicos el
yabo (Cercidium praecox) y el espinito (Lycium
nodosum) así como algunas tunas, entre ellas
(Opuntia caracasana) y (Opuntia caribaea), así
como cardones (Stenocereus griseus). En las
depresiones dunarias y en las dunas estabiliza-
das crecen hierbas comunes como el saladillo
(Sporobolus virginicus) el cadillo bobo (Cenchrus
echinatus) el rabo de zorro (Aristida setifolia) y
varias otras especies.
Cardones y típica vegetación lagunar
Médanos, cujíes y depresión entre médanos
229
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Manglares
Otro paisaje natural destacado del Parque Nacional Méda-
nos de Coro es la cubierta de manglares que allí existe. Se
asocian no a la aridez como en el caso de los médanos, sino
a la salinidad y a la relativa calma del oleaje y de las corrien-
tes marinas. Por ello, este tipo de vegetación se localiza prin-
cipalmente en el litoral del Golfete de Coro identifcándose
con la presencia de lagunas y albuferas.
Los manglares cumplen importante papel como medio ecoló-
gico y hábitat, puesto que allí prolifera la fauna tanto marina
propiamente dicha como la avifauna asociada al medio ma-
rino. Igualmente, sirve de trampa de sedimentos. Al ganarle
espacios al mar los manglares terminan constituyendo me-
dios de gran riqueza de biodiversidad.
Donde se observa el mayor desarrollo de los manglares es
en las tierras fangosas del sureste del Golfete de Coro. Allí
predomina el mangle negro (Avicennia germinans); tambien
se ubica en la costa norte del mismo golfete donde crece
principalmente sobre arrecifes coralinos muertos. De igual
manera, se desarrollan en diferentes sitios fangosos del nor-
te y sur del golfete coberturas de mangle rojo (Rhizophora
mangle) y de mangle botoncillo (Conocarpus erectus).
Vegetación herbácea
En las numerosas planicies salitrosas y marismas existen-
tes en el parque crece una cubierta de vegetación herbácea
característica, a veces asociada a pequeños arbustos. Entre
esas especies herbáceas destaca el saladillo (Sporobolus
virginicus), la hierba de vidrio (Sesuvium portulacastrum) el
bicho menudo (Alternanthera canecens) el bicho (Philoxrus
blutaparum) y las “matas” de margarita de playa (Egletes
prostata) de fores blancas y amarillas.
Algunos arbustos asociados a la cobertura herbácea son el
peculiar tabaco de pescador (Mallotonia gnapholades) de ho-
jas alargadas y algodonosas, con fores blancas y amarillas.
Lo que algunos autores denominan maleza desértica que
encaja dentro de los paisajes herbáceos, se extiende de ma-
nera bien contínua y dominante a lo largo de la franja litoral
del este del istmo.
Espinares
En tierras planas, suelos salitrosos y médanos fjos ubicados
en varios lugares del parque, se observa una característica
vegetación de espinares, formando densos grupos de plan-
tas armadas, como cactáceas y algunas leguminosas.
Una forma de vida dominante son cactus o suculentas co-
lumnares. En muchas ocasiones se encuentra la asociación
Cují-Cardón, como en el caso de los bosques ubicados al
lado de las salinas en el litoral norte del Golfete de Coro.
Vegetación de Manglares
Vegetación xerofítica de espinares
230
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Típico paisaje de lagunas y salinas
Tïpico paisaje marino-costero
Paisaje de salinas y lagunas
El paisaje de salinas y lagunas destaca de mane-
ra muy obvia de norte a sur del istmo, principal-
mente en su parte central, rodeada de médanos
al oeste y de planicies de vegetación herbácea
al este.
Las salinas son remanentes de antiguas lagunas
y albuferas segadas por sedimentación arenosa
y fangosa, de origen eólico. Las salinas se ha-
cen más obvias en los meses de mayor sequía,
cuando se evapora el agua que a duras penas
las anega en los meses de lluvia. Muchas de las
salinas no tienen vegetación alguna, aunque a
veces crece una pobre vegetación herbácea.
Por su parte, el paisaje lagunar es disperso en el
istmo, aunque predomina en el sector oeste del
mismo, a lo largo del litoral del Golfete de Coro.
Marino - Costeros
Al este y oeste del istmo de Paraguaná, el parque
está integrado también por espacios marítimos
que cubren 49.120 ha, equivalente a más del 50%
de la superfcie total de esta área protegida. La su-
perfcie marina del este es netamente caribe y la
del oeste pertenece al Golfete de Coro, encerrado
por la Península de Paraguaná al norte y Punta
Caimán al oeste. De manera que estos espacios
marítimos se integran también como área prote-
gida bajo la fgura del Parque Nacional Médanos
de Coro.
Por su parte, ambas superfcies marinas integran
con sus respectivos litorales paisajes caracte-
rísticos y diferentes. En efecto, el litoral oriental
es totalmente rectilíneo; es decir, sin entrantes
ni salientes de alguna importancia. Las fuertes
corrientes litorales y los vientos del noreste han
hecho un efectivo trabajo de regularización de la
morfología costera al renovar permanentemente
hacía el norte e interior del istmo los sedimentos
que pudieran irregularizar el litoral istmeño.
Por contraste, el litoral occidental del itsmo es
irregular, con una morfología de abundantes en-
senadas y puntas arenosas; pues por la debili-
dad o inexistencia de corrientes litorales y vientos
fuertes no se han regularizado las costas debido
a la escasa competencia de movilización de los
sedimentos.
De manera que el paisaje costero del oeste del
istmo se caracteriza por la presencia de puntas
y promontorios arenosos, así como por lagunas
y albuferas. Por su parte, la dinámica marina es
muy calmada en cuanto a oleaje se refere, en
contraposición a la correspondiente al espacio
marino-costero del este del istmo, de fuerte olea-
je, vientos constantes y relativamente veloces.
Diferentes matices de vegetación
232
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
Paraulata Llanera (Mimus gilvus)
La avifauna del Parque Médanos de Coro es rica en especies
Fauna
En esta área protegida existen especies faunís-
ticas de ambiente continental, marítimo y litoral;
sin embargo, su número es relativamente bajo,
por los rigores del clima y la escasa vegetación
allí presente.
Mamíferos. Salvo el grupo de los murciélagos,
están representados por muy pocas especies,
entre las que podemos citar el zorro común
(Cerdocyon thous), el oso melero (Tamandua
tetradactyla) y el conejo (Sylvilagus foridanus).
También se ha reportado el rabipelao (Didelphis
marsupialis).
Reptiles. Están bien representados por lagartos
e iguanas. También se han reportado algunas
serpientes como cascabel (Crotalus durissus) y
mapanares (Bothrops sp).
Avifauna. Predominante es aquella adaptada al
ecotono mar-tierra que busca cría o descanso en
los manglares, en las lagunas costeras y otros
hábitats. Obtienen su alimento principalmente
del mar. En todo caso, la avifauna es muy rica
en el parque.
Las especies más representativas son las que
habitan en las zonas áridas costeras; entre las
que destaca el gavilán primito (Falco sparvierus),
la dara (Burhinus bistriatus) la perdiz (Colinus
cristatus), también destaca la paloma sabanera
(Zenaida auriculata) el turpial (Icterus icterus) la
paraulata llanera (Mimus gilvus) el atrapamoscas
sangre de toro (Pyrocephalus rubinus) el llama-
do Cardenal coriano (Cardenalis phoenicius).
Las gaviotas (Laridae) abundan en las zonas de
manglares y en las playas, también las garzas
(Ardeidae) y los playeros (Charadriidae). Son co-
munes el alcatraz (Pelecanus occidentalis) y en
las lagunas el famenco (Phoencopterus ruber).
Fauna marina. Del Parque Nacional Médanos
de Coro es reconocidamente rica, especialmente
en moluscos y crustáceos, peces y anfbios. Las
condiciones ecológicas particulares del Golfete
de Coro, con presencia destacada de manglares
y aguas turbias dan margen a la proliferación de
moluscos y crustáceos, al igual que diversas es-
pecies de peces. Se reportan como abundantes
el camarón blanco (Litopenaeus schmitti) cama-
rón rosado (Farfantepenaeus duorarum) y crus-
táceos como Chipichipe y Guacuco.
Entre los peces se reporta la presencia abundan-
te del bagre (Arius sp) del carite (Scomberomo-
rus sp.) el Jurel (Caranx hippos) del mero (Epine-
phelus morio) y del corocoro (Orthopristis ruber)
entre otros.
Dunas típicas vivas en forma de media luna
PARQUE NACIONAL MÉDANOS DE CORO
233
Un gran atractivo turístico
Por sus exquisitas y únicas bellezas escénicas,
los espacios ocupados por el Parque Nacional
Médanos de Coro se han convertido en un re-
conocido atractivo turístico, a lo cual se unen de
manera indisoluble ciudades emblemáticas ad-
yacentes, como Coro y La Vela; al igual que los
pintorescos pueblos de hermosa arquitectura y
los bellos paisajes naturales de la Península de
Paraguaná. Sin olvidar, por supuesto, sus admi-
rables playas. En verdad, a todos estos sitios de
Paraguaná no es posible llegar por vía carretera
sin antes atravesar las tierras del parque de pun-
ta a punta, en sentido sur-norte.
El viajero que se dirige a Paraguaná o a su istmo
homónimo queda fascinado cuando contempla
el espectáculo natural que conforman las dunas
móviles en constante remodelado por el viento,
semejando un ondulante “mar de arena” limpia
que nos invita a ser activos participantes de su
laborioso y permanente quehacer.
Igualmente, sorprende y se admiran al paso por
el istmo las salinetas y lagunas que se disponen
en la travesía, así como las praderas herbáceas
interrumpidas aquí y allá por cujíes de extrañas
formas, muchos de ellos invadidos y atosigados
por la arena en movimiento, o bien como refugio
de grupos trashumantes de asnos salvajes.
Asimismo, es de sumo contento observar la ve-
getación de manglar que crece a veces frondosa
en las orillas de las numerosas lagunas y albufe-
ras litorales que tienen presencia en el istmo.
Lagunas y médanos del litoral del parque
Médanos en movimiento y características rizaduras eólicas
Dunas disfrutadas por visitantes
La contemplación del tan variado escenario natu-
ral del parque se complementa de manera rotun-
da con la admiración que produce al visitante la
bella ciudad de Coro, capital del estado Falcón;
llena de historia y de una riquísima arquitectura
colonial, quizás la mejor conservada y mejor ex-
ponente como tal de todo el país.
Por ello, el centro histórico de Coro fue consagra-
do por la UNESCO como Patrimonio Cultural de
la Humanidad el 9 de diciembre de 1993, para de
esta manera contribuir a su preservación como
tesoro arquitectónico y a Coro como la primera
ciudad fundada por los colonizadores españoles
en 1527.
Por su parte, visitar La Vela de Coro es tomar
contacto directo con el sitio de desembarco de
la expedición emancipadora del héroe nacional
Francisco de Miranda, quién en 1806 llegó allí
portando la bandera que inspiró nuestro estan-
darte, al igual que el de otras naciones bolivaria-
nas como la de Colombia y Ecuador.
Pico Bolívar y Toro. Estado Mérida
237
PARQUES NACIONALES DE LOS ANDES
Aunque la Sierra de Perijá, conjunto montañoso
situado en el extremo noroccidental del país, en
sentido estricto, también forma parte de los An-
des venezolanos; sin embargo, en este capítulo
solo se hace referencia a la Cordillera de Mérida,
tradicionalmente mejor conocida como la Cordi-
llera de los Andes, propiamente dicha.
Esta amplia cordillera se alarga en unos
425 km de suroeste a noreste, en la par-
te occidental de Venezuela; respectiva-
mente, desde el Macizo El Tamá y la
Depresión del Táchira, hasta sus últimas
estribaciones, que mueren en la Depre-
sión de Lara. La anchura promedio de la
mole montañosa, incluyendo sus dos pie-
demontes, el andino-lacustre al noroeste
y el andino-llanero al sureste es de 100
km, para alcanzar una extensión total de
aproximadamente 40.000 km
2
, equiva-
lente a un 4% del territorio nacional.
La Cordillera de Mérida es la más re-
presentativa de todas las regiones
montañosas de Venezuela; tanto por
su extensión, como por la vigorosidad
y masividad de su relieve, al igual que
por sus alturas sostenidas por encima de
los 3.000 m.s.n.m en buena parte de su
extensión. La topografía de la cordillera,
a su vez, es sumamente abrupta, domi-
nada por altas sierras y profundas hen-
diduras formando valles frecuentemente
estrechos.
Entre los fondos de estos y las cimas de
las flas montañosas que los circundan,
pueden existir hasta más de 3.000 m de
desnivel en cortos trayectos. La relativa
“juventud” geológica de los Andes Vene-
zolanos, de apenas unos 15 a 20 millo-
nes de años, tiempo transcurrido desde
el Terciario Superior cuando comenzó
su defnitivo levantamiento orográfco y
de 2.5 millones de años cuando ocurrió el último
impulso tectónico que llevó a la mole montaño-
sa a sus alturas actuales, explican sus marcadas
elevaciones y compacidad continua; lo cual se
refeja en las sensibles modifcaciones que su-
fren elementos zonales de tipo tropical, como el
clima, la ecología y la biodiversidad, cuando de
Los Andes venezolanos se trata. Lo que, a su
vez, determinan la diversidad de paisajes natu-
rales que alberga; todo ello traducido en la gran
variedad físico-geográfca y biótica que caracteri-
za a los Parques Nacionales y Monumentos Na-
turales de la región andina.
La evolución geológica y geomorfológica de la cordi-
llera ha determinado su diseño estructural, sus com-
ponentes litológicos y el carácter de su fsiografía. En
efecto; en el primer caso se trata de una cadena
plegada; es decir, de una estructura dominada
por la presencia de pliegues muy amplios coexis-
tiendo con sectores fuertemente compresivos en
sus estratos rocosos, típicos de edifcios mon-
tañosos jóvenes correspondientes a bordes y
placas tectónicas en contactos de subcorrimien-
to. En el segundo, de alargados y altos ejes de
relieve en toda la longitud cordillerana, lo cual
determina, como se dijo anteriormente, la vigo-
rosidad, masividad y abruptez de su relieve. De
manera que a estos rasgos de la fsiografía an-
dina se agregan sus climas por demás contras-
tados y una cubierta vegetal diversa, “calcada de
los diferentes pisos altitudinales que se suceden
desde sus bases hasta las cimas, para conferirle
a este paisaje andino rasgos tan propios que lo
hacen en su dominio físico-geográfco y ambien-
tal una región natural única en la geografía de
Venezuela” (L. Vivas, 1992).
Los Andes: Un mosaico de hermosos paisajes, abundantes recursos naturales y
rica biodiversidad.
238
PARQUES NACIONALES DE LOS ANDES
En casi todo su recorrido axial longitudinal, la cor-
dillera está cortada por un profundo surco tectóni-
co-fsiográfco que sirve de separación a los ejes
mayores del relieve, dos de los cuales se hacen
más evidentes en el núcleo andino-merideño. Son
estos, el de la Serra Nevada, al sur y el de la Sie-
rra de la Culata, al norte.
Este gran surco central longitudinal de la cordi-
llera, dispuesto de suroeste a noreste por cerca
de 425 km, se corresponde a su mayor debilidad
estructural representada por la llamada Falla de
Boconó, accidente tectónico muy activo, el cual
se ha interpretado como el resultado del contacto
de los bordes de dos grandes placas tectónicas:
la Caribe y la de Sur América. El surco fsiográf-
co - tectónico en referencias que pasa aproxima-
damente por las ciudades de Bailadores, Tovar,
Santa Cruz de Mora, Lagunillas, Ejido, Mérida,
Tabay, Mucurubá, Mucuchíes, Santo Domingo,
Niquitao, Boconó, El Tocuyo y llega a Barquisi-
meto; guía , a su vez, el recorrido de importantes
ríos longitudinales, como Mocotíes, Chama, San-
to Domingo, Aracay, Burate, Boconó, Saguas,
Chabasquén y el alto Tocuyo.
En lo que respecta al mosaico litológico andino,
podemos encontrar rocas de todas las eras geo-
lógicas, desde el Precámbrico Superior hasta el
Cenozoico, ya sean rocas ígneas, metamórfcas
o sedimentarias. Tal diversidad de rocas está
representada principalmente por ígneo-meta-
mórfcas como granitos, esquistos y gneises
del Precámbrico Superior localizadas particular-
mente en la parte central y centro-norte de la
cordillera.
La unidad litológica más representativa de este
período es el Grupo Iglesias, el cual es el com-
ponente fundamental de la Sierra Nevada y de la
Sierra de la Culata. Estas rocas conforman, por
un lado, el basamento andino y, por el otro, las
elevaciones cordilleranas más importantes, mien-
tras que los fancos andinos y los piedemontes
están integrados principalmente por rocas más
blandas del Paleozoico, Mesozoico, Cenozoico y
sedimentos cuaternarios.
El Paleozoico Superior está integrado sobre todo
por rocas sedimentarias de la llamada Forma-
ción La Quinta, cuyos extensos, pero dispersos
aforamientos son conglomerados, areniscas
y lutitas de color rojizo y vinotinto muy propen-
sas a la erosión. En la era Paleozoica el Período
Cretáceo es el mejor representado en los Andes
Venezolanos, particularmente en el suroeste, por
intermedio de areniscas de la Formación Río Ne-
gro, calizas y lutitas de la Formación Apón, La
Luna, Capacho y Colón.
El Terciario Andino se presenta bien extendido
por los fancos cordilleranos mediante rocas se-
dimentarias blandas como las agrupadas en la
Formación Carbonera integrada por lutitas y are-
niscas; al igual que la Formación Betijoque com-
puesta por conglomerados. Se destaca particu-
larmente en los piedemontes del noreste, al igual
que los conglomerados de la Formación Parán-
gula y La Yuca en los piedemontes del sureste.
En la evolución geológica y geomorfológico andi-
na, el Cuaternario destaca por su gran signifca-
ción, producto de los enormes impactos ambien-
tales sucedidos durante este período de apenas
unos 2.3 millones de años de duración hasta el
presente.
Los acontecimientos paleoambientales mundia-
les ocurridos durante el Cuaternario afectaron
sensiblemente a la Cordillera de Mérida, espe-
cialmente la sucesión de épocas frías y secas al-
ternadas con períodos más cálidos y húmedos.
De todas las épocas frías que impactaron a la
Cordillera de Mérida, particularmente en sus zo-
nas más altas por encima de los 3.000 m.s.n.m,
la última, denominada Glaciación Mérida con la
cual culminó el período Pleistoceno hace unos
10.000 años, fue la que dejó las huellas más
conspicuas en extensiones relativamente impor-
tantes. En este período frío se formaron glaciares
de montañas que modelaron el relieve a partir
de 2.900 - 3.000 m de altura, formando valles de
fondo plano en forma de "U" y acumulaciones de
sedimentos a lo largo de ellos para conformar
colinas alargadas llamadas morrenas. Coinciden
estas áreas con los páramos andinos, quizás
áreas sumamente emblemáticas de los Andes
Venezolanos. Al lado de valles y morrenas acoli-
nadas, el hielo de la Glaciación Mérida erosionó
las crestas en forma de sierras, circos, glaciares
en anfteatros, así como numerosas y espléndi-
das lagunas, al lado de las rocas aborregadas
y estriadas, delatando de manera inequívoca el
trabajo milenario y efectivo de los mantos de hie-
lo, a veces tan voluminosos que llegan alcanzar
en algunos sitios hasta de 120 m de espesor.
De manera simultánea a la formación de los gla-
ciares andinos y su trabajo de erosión y acumu-
lación de sedimentos en las partes más altas, se
produjo un intenso proceso de erosión y acumu-
lación de sedimentos aluviales en los sectores
intermedios, fancos y piedemontes cordilleranos
que rellenaron las depresiones preexistentes,
formando terrazas y abanicos aluviales amplios
y voluminosos. Estas últimas formas de relieve
existentes a lo largo de los principales valles an-
dinos constituyen uno de los paisajes más típicos
en los Andes, tanto por su enorme utilidad en el
Atardecer. Represa del Camburito - Parque Nacional Tapo Caparo
239
PARQUES NACIONALES DE LOS ANDES
ParquesNacionales
MonumentosNaturales
uso de la tierra y las formas de producción del
agro, como en lo relativo a las bellezas escénicas
que dichos sectores representan.
Los Parques Nacionales y Monumentos Natura-
les que se localizan en la Cordillera de los Andes
de Mérida, recogen en sus respectivos espacios
los rasgos físico-geográfcos, ambientales y de
biodiversidad más característicos de esta región.
Es el caso de las condiciones bioclimáticas, cu-
yos más resaltantes están determinados por la
variabilidad altitudinal, y la exposición del relie-
ve a los rayos solares y, particularmente, a los
vientos. En efecto, de todas las regiones natu-
rales del país la que posee la mayor variabilidad
climática son los Andes Venezolanos, tanto en
relación con la temperatura como a la lluviosidad;
lo cual, como es lógico suponer, se refeja, a su
vez, en la vegetación. De allí la existencia de di-
ferentes pisos bioclimáticos sin paralelo en otras
regiones del territorio nacional.
En todo caso, como montaña del trópico húme-
do que es la Cordillera de Mérida en su conjunto
recibe abundante precipitación, aunque variable
según la exposición de las vertientes y la alti-
tud. En este sentido, al interior de la cordillera
se pueden encontrar incluso bolsones secos y
semiáridos, particularmente en las posiciones de
sotavento. En algunos Parques Nacionales están
presentes estas áreas secas.
Todos estos contrastes de la geografía andina,
en términos de relieve, clima, vegetación, geolo-
gía y suelos, introduce un extraordinario mosaico
de paisajes, recursos naturales y bellezas escé-
nicas en esta privilegiada región natural; lo cual
determina valores tangibles e intangibles que es
absolutamente imprescindible cuidar y preservar,
para lo cual la creación de la fgura de áreas pro-
tegidas que el Estado Venezolano ha impulsado
en nuestros Andes, resulta de mucho acierto y de
gran signifcación.
Los Parques Nacionales y Monumentos Na-
turales de la Cordillera de Mérida, localizados
principalmente en su parte central y extremos
suroeste y noroeste, ocupan una extensión total
de 10.567,35 km�, es decir 10.567.350 ha equi-
valente al 26,42% del área de la región.
En la tabla siguiente se pueden ver los valores
correspondientes a la extensión de cada unidad
natural protegida de la Cordillera de Mérida.
Frailejón gigante (Espeletia timotensis) en el Parque Nacional Sierra de La Culata
241
Localización Astronómica
8° 10’ 38” y 8° 53´ 08” Latitud Norte
70° 32’ 50” y 71° 17´ 04” Longitud Oeste
Localización Geográfica
Está situado en pleno núcleo central de la Cor-
dillera de Mérida, casi íntegramente en el maci-
zo llamado Sierra Nevada de Mérida, de donde
proviene su denominación. Sin embargo, una
porción del parque, correspondiente a su extre-
mo nororiental, forma parte de la Sierra de Santo
Domingo.
Administrativamente pertenece al estado Mérida
en un 67.2% y al estado Barinas en un 32.8% de
su extensión.
Extensión
El Parque Nacional Sierra Nevada tiene una ex-
tensión de 2.764,46 Km�; es decir 276.446 ha; de
las cuales 185.886 pertenecen al estado Mérida y
90.560 al estado Barinas.
Límites
Está separado de la Sierra de la Culata por el
cauce del río Chama que grosso modo le sirve de
límite norte.
Por el noroeste lo limita el cauce del río Santo Do-
mingo, desde la Laguna de Mucubají hasta la re-
presa José Antonio Páez, en el pueblo La Mitisús.
Por el suroeste lo delimita el fondo del Valle del río
Nuestra Señora, aguas abajo de la ciudad de Ejido.
Por el sur tiene como límites los bajos contrafuertes
de la Sierra Nevada y la Sierra de Santo Domingo en
contacto con el alto piedemonte del estado Barinas.
Declaratoria como Área Protegida
El Parque Nacional Sierra Nevada fue decretado
como unidad ambiental protegida el 2 de mayo de
1952, según Decreto Nº 393 del entonces Minis-
El Parque Nacional Sierra Nevada es el área natural protegida más emblemática de
los Andes venezolanos; e igualmente, una de las zonas de mayor valoración en el sistema
ambiental protegido del país.
Por sus extraordinarios paisajes; la bondad de sus climas; la sucesión de cubiertas ve-
getales; por los encantos de sus sierras, valles, ríos y lagunas; por la riqueza de sus re-
cursos naturales; así como por la idiosincrasia del habitante andino y el atractivo de
los pueblos existentes en sus áreas de infuencia más directa; el Parque Nacional Sierra
Nevada constituye un extraordinario patrimonio, no sólo para Venezuela, sino tam-
bién para la Humanidad como un todo considerada.
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
terio de Agricultura y Cría. Se constituyó así en
el segundo Parque Nacional decretado en Vene-
zuela.
Su Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso
fue dictado según Decreto Nº 2.335, el 5 de junio
de 1992, con el objetivo general de preservar y
conservar muestras relevantes y representativas
de los ecosistemas y paisajes de montaña de la
porción central de la Cordillera de los Andes Ve-
nezolanos, específcamente del núcleo andino-
merideño.
Entre los objetivos específcos establecidos en el
Decreto Nº 2.335 que dan una clara idea de la im-
portancia que reviste la declaratoria como tal del
Parque Nacional Sierra Nevada, se pueden seña-
lar:
• Conservar muestras representativas de los
ecosistemas: Zona nival, páramos, selva nu-
blada, bosques montañosos estacionales,
bosques húmedos y bosques muy húmedos,
asociados al relieve montañoso.
• Conservar la biodiversidad y el equilibrio eco-
lógico garantizando la continuidad de los pro-
cesos evolutivos, las migraciones animales y
el normal fujo de materia y energía entre los
ecosistemas en él contenidos.
• Proteger los rasgos geomorfológicos natura-
les únicos presentes en el ambiente andino
y alto andino, como representación genuina
de la evolución de los mismos, particular-
mente el modelado de origen glacial y peri-
glaciar paramero.
• Preservar las formaciones boscosas de co-
loradito (Polylepis serícea), los ambientes
periglaciares y de alta montaña que por su
fragilidad son susceptibles a ser degradados
por infuencia antrópica.
• Conservar los sitios, objetos y estructuras de
nuestro patrimonio histórico cultural, en particu-
lar los pueblos y las áreas arqueológicas exis-
tentes en el Parque Nacional, así como cual-
quier otra manifestación de la tradición cultural
de la región donde se encuentra el mismo.
• Controlar la erosión y la generación de se-
dimentos, a fn de proteger inversiones en
áreas localizadas fuera del Parque Nacional.
• Conservar sus cuencas hidrográfcas y la
cantidad, calidad y fujo de sus aguas.
• Preservar condiciones naturales óptimas para
el desarrollo de investigaciones científcas.
• Proporcionar medios y oportunidades para
la educación en general y para la educación
ambiental en particular, a fn de desarrollar e
incrementar la conciencia conservacionistas
de la población.
• Proporcionar a la colectividad oportunidades
para la recreación, y el turismo, a través del
fomento de actividades deportivas y recreati-
vas acordes con el mantenimiento de la natu-
raleza del Parque Nacional.
• Contribuir al desarrollo regional a través del
fujo de recursos y servicios que aporta el
Parque Nacional a la dinámica funcional de
la región y el país.
243
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Paisajes naturales
La porción central de la Cordillera de Mérida es la más elevada
y masiva de todo el conjunto montañoso andino. La integran dos
imponentes bloques: el macizo de la Sierra Nevada al sur y el ma-
cizo de la Sierra de la Culata al norte; separados por la fosa longi-
tudinal por donde corre el río Chama en sentido noreste - sureste.
Por consiguiente, las tierras más elevadas y abruptas del país se
encuentran en el parque, lo cual es el producto del mayor esfuerzo
tectónico de levantamiento orográfco sufrido por la cordillera an-
dina venezolana, a fnales de la era Cenozoica y comienzos de la
Cuaternaria, hace apenas unos 2.5 a 3 millones de años. Sin em-
bargo, algunas áreas reducidas del parque se extienden fuera del
núcleo cordillerano formando parte del piedemonte andino - barinés
con alturas que descienden aproximadamente 320 m.s.n.m. Por su
parte, la altitud máxima alcanza los 4.997 m en el Pico Bolívar.
Los paisajes naturales mayores del Parque Nacional Sierra Neva-
da son el refejo; por una parte, de los marcados contrastes de su
relieve, dados por la presencia de altas y dentadas sierras, segui-
das de superfcies amplias y relativamente más aplanadas, profun-
dos valles y vertientes tan largas como empinadas, y por la otra, la
existencia de una conspicua sucesión bioclimática calcada de la
variabilidad altitudinal cordillerana.
En esta importante área protegida se pueden distinguir cuatro gran-
des conjuntos de paisajes naturales, a saber: El Páramo, El frente
montañoso exterior del Sur, las Vertientes Interiores del Norte, y los
valles longitudinales.
Páramo
El páramo en el Parque Nacional Sierra Nevada, entendido como
una unidad de relieve compacta y de alturas culminantes, conforma
su paisaje natural más representativo y conspicuo, tanto en tér-
minos de su historia geológica y su fsiografía, como del clima, la
biodiversidad y los valores escénicos.
En efecto, el páramo en el parque se corresponde con las máxi-
mas elevaciones sostenidas de todo el territorio nacional, tomando
como referencia los 3.000 m.s.n.m. y su culminación topográfca en
el macizo La columna o Pico Bolívar con 4.997 m. Los espacios pa-
rameros ya estaban a las altitudes señaladas al comienzo de la era
Cuaternaria, particularmente cuando a nivel mundial se produjeron
244
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
los diversos períodos fríos llamados glaciaciones
y sobre todo la última, ocurrida a fnales del Pleis-
toceno que en el caso concreto de la cordillera
andino-venezolana se conoce con el nombre de
Glaciación Mérida, la cual debió fnalizar hace
apenas unos 8.000 - 10.000 años atrás.
Por la latitud donde se localiza, la Cordillera de
Mérida es una montaña tropical. Sin embargo,
debido a la presencia de amplios espacios con
alturas sostenidas sobre los 3.000 m estos fueron
fuertemente impactados por la recurrencia de las
glaciaciones mundiales cuaternarias, sobre todo
por la última, como inequívocamente lo atesti-
guan las variadas y extremas manifestaciones de
origen glacial y periglacial que caracterizan el re-
lieve del páramo andino y muy especialmente el
correspondiente al Parque Nacional Sierra Neva-
da, donde ocupan una extensión aproximada de
72.000 ha, equivalente al 26% del área total del
parque; sin embargo, en conjunto sólo alcanzan
a cubrir actualmente unos 3 Km
2
de superfcie.
Se trata de los pequeños glaciares, instalados en
los macizos Pico Bolívar, La Concha, Humboldt y
Bompland, de los cuales los glaciares Coromoto,
Siniguis y Nuestra Señora en los macizos Pico
Humboldt y Bompland, cubren 2,03 km
2
.
Pico Bolívar - Sierra Nevada de Mérida
Paisaje paramero en el Parque Nacional Sierra Nevada
Estos reducidos glaciares es lo que apenas hoy
queda de una superfcie aproximada de 197 km
2

que estaba recubierta de hielo permanentemente
durante la Glaciación Mérida, hace unos 20.000
años en el Parque Nacional Sierra Nevada, don-
de destacaban entonces por su extensión los
glaciares Coromoto (49,3 km
2
), Las Piñuelas con
32,6 km�, Santo Cristo (25,4 km
2
) y El potrero con
17,3 km
2
(Schuber C, Vivas, L. 1993).
De manera que la fusión y retroceso de los hielos
ha sido muy rápida en las últimas décadas, al obser-
varse que en los últimos 50 años la superfcie glaciar
remanente ha retrocedido en más de dos tercios.
El paisaje del páramo cordillerano del Parque
Nacional Sierra Nevada, tan hermoso y especta-
cular, en muy buena parte debe sus atributos al
trabajo modelador de su relieve efectuado duran-
te miles de años por los mantos de hielo perma-
nente que poseía durante el tiempo que duró la
Glaciación Mérida. Eran glaciares que se dispo-
nían particularmente en forma de alargadas y vo-
luminosas lenguas de hielo, siguiendo el sentido
del drenaje de los valles más elevados.
En su efectivo trabajo de erosión y acumulación
dichas lenguas glaciares dejaron a su paso un
modelado de erosión y acumulación que se ex-
presa así:
245
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Laguna de Mucubají
Laguna Negra - Sierra de Santo Domingo
Formas de erosión. Representadas por aristas
rocosas, picachos, circos glaciares, valles en U,
escalones rocosos, estrías en las rocas, rocas
aborregadas y depresiones lagunares.
Formas de acumulación. Depósitos de can-
tos rocosos llamados morrenas, tanto laterales,
como de fondo y terminales; turberas, derrubios
de escombros rocosos.
Espectaculares y bellos resultan en los páramos
del Parque Nacional Sierra Nevada, los valles
amplios y profundos en forma de "U" que mo-
delan el relieve, tal como pueden observarse a
partir de los 3.000 m de altitud, tanto en forma
longitudinal como transversal. Son valles de fon-
do plano, muchos de los cuales están cerrados
al fnal de la zona paramera por morrenas termi-
nales.
Son típicos valles de origen glaciar los de Mucubají,
Laguna Negra, La Victoria, Los Zarpa, Gavidia, Las
Piñuelas-Micarache y varios otros. Muchos de esos
valles están interrumpidos por hermosas lagunas
también de origen glacial, así como turberas, de-
presiones pantanosas e igualmente precedidos por
circos glaciares escalonados. Los cuerpos morréni-
cos localizados en el páramo del parque destacan
mucho en el relieve del área.
Forman colinas alargadas y arqueadas con altu-
ras que a veces pueden alcanzar 150 - 200 m en
relación con el fondo de sus valles contiguos y
longitudinales de hasta 2 y 3 km., lo cual indica
el signifcativo volumen de hielo y el poder de
transporte y arrastre del aparato glaciar respec-
tivo que les dio origen durante el pico de la Gla-
ciación Mérida, unos 20.000 años antes del pre-
sente. Ejemplos típicos de estas acumulaciones
morrénicas se encuentran en el sector La Victo-
ria, en el área de Mucubají, Laguna Negra, Mesa
del Caballo, Mesa Julia, Apartaderos, Micarache
y Las Piñuelas.
En la parte central del Parque Nacional Sierra
Nevada destacan por espectacularidad y abun-
dancia los circos glaciares simples, compues-
tos y escalonados, símbolos de los importantes
aparatos glaciares que en el área existían en el
apogeo del último período frío pleistoceno que
la impactó. Estos amplios circos rocosos por lo
regular son el inicio de los numerosos valles en
"U" presentes en el páramo del parque; igual-
mente, en sus bases suelen existir depresiones,
unas turbosas y mal drenadas y otras cubier-
tas por espejos de agua formando verdaderos
espectáculos como bellezas escénicas. Son las
lagunas glaciales parameras. Además, juegan
importantísimo papel como reservorios de agua
que alimentan las cabeceras de los numerosos
cursos de agua que drenan a la Cordillera de
Mérida. En el páramo del parque se localizan
decenas y decenas de lagunas de origen gla-
cial.
Algunos ejemplos provenientes de la Sierra Ne-
vada de Mérida y en la de Santo Domingo, son
los siguientes:
• Santo Cristo, la mayor de todas a
3.700 m.s.n.m.
• Los Anteojos, al pie del Pico Bolívar
• El Encierro, a 4.250 m de altitud.
• Mucubají, a 3.350 m.s.n.m.
• Laguna Negra, a 3.460 m de altitud.
• El Montón, a 3.530 m.s.n.m.
Si conspicua es la fsiografía del páramo andino
del Parque Nacional Sierra Nevada, también lo
es su clima y biodiversidad. En el primer caso,
priman las condiciones de temperatura en sus
extremos y promedios más bajos de todo el país,
con ocurrencia de frecuentes heladas por debajo
de 0 °C convertidas en escarchas en varias zo-
nas, incluso existe la presencia de nevadas en
varias otras zonas correspondientes a las mayo-
res elevaciones del relieve.
A su vez, la vegetación paramera es, además de
altamente endémica baja y rala con abundante
presencia de la típica y rara: Espeletia o frailejón
andino.
246
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Frente montañoso exterior del sur
La Cordillera de Mérida posee dos grandes fren-
tes montañosos externos: el del sur y el del nor-
te. El primero pertenece en parte considerable al
Parque Nacional Sierra Nevada, constituyendo,
a su vez, el componente paisajístico natural más
extenso de toda esta unidad protegida. Sus lími-
tes altitudinales llegan en algunos sitios hasta las
cotas 2.800-3.000 m y las inferiores hasta altitu-
des entre 600-1.000 m.s.n.m. El frente montaño-
so en consideración ocupa aproximadamente un
48% de la totalidad de la extensión del Parque
Nacional Sierra Nevada. Visto a gran escala, se
trata de un relieve bastante homogéneo y muy
diferente a la unidad Páramo antes tratada. Son
largas y muy disectadas vertientes, con valores
de inclinación general superiores a 50%. Los
cauces de los ríos, muy paralelos entre sí, se ca-
racterizan por su gran profundidad, inclinación de
los perfles longitudinales y torrencialidad de los
caudales que conducen.
Son valles en forma de "V", delimitados por ver-
tientes abruptas y rectilíneas altamente vegetali-
zadas con bosques variados. La alta torrenciali-
dad de la red de drenaje del frente montañoso sur
ha impedido la instalación de terrazas y abanicos
aluviales de alguna importancia a lo largo de los
cursos de los ríos principales de la unidad, tal los
casos del Mucusaviche, Pagûey, Curbatí, Cana-
guá, Acequia, Siniguis, Bumbún, Bocombocó y
Socopó.
La marcada inclinación de las vertientes de esta
unidad de paisaje, unido a la fuerte meteoriza-
ción de sus rocas componentes y la intensidad de
las precipitaciones que la caracterizan, provoca
la ocurrencia frecuente de derrumbes y desliza-
mientos como mecanismos morfodinámicos que
afecta la unidad. Estos movimientos de tierra se
realizan aún por debajo de la masa arbórea y se
hacen más crónicos en los sitios desprovistos de
protección forestal. Este frente montañoso está
recubierto de manera generalizada por bosques
densos e intrincados poco intervenidos.
Vertientes interiores del norte
Esta unidad de paisaje abarca una extensión equi-
valente al 10% del parque. Son vertientes drena-
das por cursos de agua que van directamente al
río Chama y al río Nuestra Señora, afuente de
éste. Los límites superiores altitudinales de la uni-
Típico valle glacial, con fondo plano y rocas aborregadas
Nacimiento del río Santo Domingo en la laguna de Mucubají
247
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
dad llegan a cotas de 2.900 - 3.000 m y los infe-
riores a 2.200 - 2.400 m.s.n.m. Estas vertientes
interiores septentrionales son rectilíneas, largas y
convexas, con inclinación general superior a 50%.
La profundidad de los cursos de agua que las di-
sectan, es característica sobresaliente del relieve
de la unidad, al igual que la torrencialidad de la
red de drenaje, por lo cual escasean por completo
las acumulaciones aluviales en las márgenes de
los cauces. La densidad de la red hidrográfca es
muy alta.
Las vertientes del sector han sido modeladas an-
tiguamente y actualmente lo siguen siendo, por
movimientos en masa tipo derrumbes y desliza-
mientos, favorecido el mecanismo tanto por lo
abrupto de la topografía, como por la presencia de
regolitos de alteración de las rocas que cubren las
vertientes, unido a los elevados índices de pluvio-
sidad que afectan el sector, frecuentemente sobre
los 2.000 mm de media anual.
La frecuencia de estos movimientos se nota muy
bien por debajo del bosque nublado que cubre
densamente la superfcie del sector aluviado y,
así mismo, se observa que estos procesos erosi-
vos se exacerban cada vez que la cubierta bosco-
sa es intervenida por el hombre para dedicar los
terrenos a otros usos.
Las partes basales de las laderas del sector en
referencia están afectadas por el recorrido de la
traza principal de la Falla de Boconó, cuyos mo-
vimientos han producido fuerte fracturamiento de
las rocas, haciendo aún más propicio el desarro-
llo de los movimientos de masa y a su vez, dando
origen a un paisaje de lomas y colinas muchas
veces redondeadas en sus cimas, modelado este
que frecuentemente coincide con la poligonal in-
ferior del Parque Nacional Sierra Nevada.
El segundo sector de la unidad, perteneciente a
la cuenca del río Nuestra Señora, es semejante al
anterior en cuanto a la topografía se refere, pues
también se trata de vertientes bien inclinadas,
disectadas profunda y densamente por torrentes
de perfl longitudinal muy inclinado, que no per-
miten la acumulación de abundantes volúmenes
de sedimentos que puedan servir de asiento a
actividades humanas signifcativas.
El sector referido, localizado en la cuenca del río
Nuestra Señora, pertenece casi en su totalidad
al “Bolsón Semiárido de Nuestra Señora”, con
particularidades paisajísticas y modelados carac-
terísticos de las zonas semiáridas. En efecto, los
mecanismos morfodinámicos que han modelado
el relieve de este sector son principalmente la
erosión pluvial laminar intensa y la producida por
escorrentía concentrada en surcos y cárcavas,
originando abarrancamientos generalizados. A
diferencia del sector antes descrito, donde reina
Tapizado de morrenas en los alrededores de la Laguna de Mucubají
el bosque nublado, en éste, aparte de pequeños
enclaves de bosque en sus partes más elevadas,
lo que predomina es una denudación general,
con aforamientos rocosos sin suelos de alguna
naturaleza. En consecuencia, la cubierta vege-
tal es muy pobre, con presencia de espinares y
herbazales muy ralos. Algún uso agrícola puede
observarse en lugares donde existen sistemas lo-
cales de riego.
Valles longitudinales
Los dos valles longitudinales principales situados
dentro o en la periferia de la poligonal del par-
que son los de los ríos Chama y Santo Domingo.
El primero en su segmento comprendido entre
la desembocadura en el Chama del río Nuestra
Señora al suroeste, hasta Apartaderos en el no-
reste y el segundo, entre la Laguna de Mucubají
y La Mitisús, en el sitio de la represa José An-
tonio Páez. Ambos valles unen sus respectivos
segmentos a través del collado de Mucubají, tapi-
zado de morrenas.
El valle del Chama es el más amplio. Está relleno
de sedimentos aluviales formando terrazas y aba-
nicos torrenciales, particularmente en su margen
derecho donde se han desarrollado los centros
urbanos principales; como Ejido, Mérida, Tabay,
Mucurubá, Mucuchíes, San Rafael y Apartade-
ros. En su margen izquierdo el relleno sedimen-
tario es menor y se restringe a abanicos aluviales
más reducidos, cubiertos de cultivos y pequeños
poblados. De manera que hay una marcada asi-
metría en los fondos del valle entre las riberas de-
recha e izquierda, particularmente porque en el
segundo caso las vertientes de la Sierra Nevada
pertenecientes al parque con frecuencia entran
en contacto directo con el fondo del valle, dejan-
do poco espacio para la instalación de aluviones;
contrario de lo que ocurre en la margen derecha,
donde sobresalen terrazas como aquella donde
se asienta Mérida, o abanicos como los que sir-
ven de asiento a Ejido, Mucurubá y Mucuchíes.
Por su parte, el segmento longitudinal del Santo
Domingo que arranca en la laguna de Mucubají,
lo hace allí de manera poco profunda mediante un
amplio y hermoso tapizado de sedimentos de ori-
gen glacial, formando morrenas en forma de coli-
nas alargadas y arqueadas, ya sean laterales en
el primer caso y terminales en el segundo. El área
de Mucubají corresponde al pleno páramo andino
del parque, con su característica vegetación de
frailejón y de otras plantas endémicas emblemá-
ticas de este paisaje típico del Parque Nacional
Sierra Nevada. La presencia de lagunas glaciales
como la de Mucubají, La Negra y La Victoria, son
también particularidades sumamente destacadas
por los atractivos escénicos que presentan.
Después al espacio paramero de morrenas y
lagunas, el valle se profundiza y sus márgenes
se recubren de abanicos aluviales de margen iz-
quierda que sirven de asiento a pueblos y culti-
vos. En esos espacios encontramos los poblados
de Santo Domingo, Las Piedras y La Mitisús.
248
Clima
La variación altitudinal, la exposición del relieve
a los rayos solares y a las masas de aire húme-
das ocasionan en el Parque Nacional Sierra Ne-
vada una marcada diversidad climática, refejada
en los elementos temperatura y precipitación.
Ello es igual en las vertientes externas como en
las internas del macizo de la Sierra Nevada. Los
gradientes alto-térmicos varían aproximadamen-
te en un promedio de 0.6 °C por cada 100 m que
se asciende; lo cual es muy alto si se toma en
cuenta los grandes desniveles existentes en cor-
tas distancias, tal como puede observarse en la
tabla siguiente: En promedio, las corresponden-
cias que se señalan a continuación entre altitu-
des y temperaturas están presentes en el Parque
Nacional Sierra Nevada.
Por su parte, la precipitación puede aumentar o
disminuir con la altitud. Por lo regular aumenta
hasta un óptimo pluviométrico, para disminuir
luego a medida que se asciende; sin embargo, su
mayor variación está determinada por el ascenso
orográfco de las masas de aire, recibiendo gene-
ralmente mayores precipitaciones las vertientes
expuestas a barlovento, en relación con las que
Pico Espejo - Sierra Nevada de Mérida
se encuentran a sotavento de los fujos dominan-
tes. Estos últimos espacios eventualmente pue-
den comportarse como bolsones secos a semiá-
ridos, tal es el caso de la cuenca media y baja del
río Nuestra Señora.
Precipitación
En la tabla que sigue se observan los valores
promedios anuales de la precipitación de varias
estaciones metereológicas situadas dentro o en
las adyacencias del Parque Nacional Sierra Ne-
vada.
Los valores antes señalados permiten establecer
según la altitud un gradiente pluviométrico positi-
vo para las partes bajas del frente montañoso sur
de 500 mm/año, por cada 100 m de ascenso y de
carácter negativo por encima de los 600 m.s.n.m,
249
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Valoresdeprecipitacióndelasestacionesclimatológicasubicadasdentro
yenlasadyacenciasdelParqueNacionalSierraNevada
Valoresdetemperaturamedia
anualparaestacioneslocalizadas
dentrooenlasadyacenciasdelParque
NacionalSierraNevada
lo que representa una disminución de 30
mm/año por cada 100 m de ascenso.
Claramente destacan en el parque tres
zonas pluviométricas: el frente monta-
ñoso del sur con valores que pueden
alcanzar hasta 3.000 - 4.000 mm/año,
particularmente para los sectores infe-
riores y en general promedios por en-
cima de 1.800 mm/año. Es una zona
hiperhúmeda. Otra zona de caracte-
rísticas similares se encuentra en las
vertientes inferiores internas del nor-
te adyacente al área de La Mucuy y a
Mérida, con promedios alrededor de
2.000 mm/año. En cambio, existe una
zona sensiblemente menos lluviosa con
precipitación promedio inferior a los 800
mm /año. Las áreas de menos pluviosi-
dad, alcanzando incluso características
secas, se localizan en la cuenca del río
Nuestra Señora al sureste del parque,
y en el área de Mucurubá - Mucuchíes.
Además de las zonas hiperhúmedas y
secas, existe una zona húmeda intermedia que
oscila entre 800 - 1.800 mm/año, ocupando el
resto del Parque Nacional Sierra Nevada.
Por su parte, la variación de la precipitación per-
mitió establecer dos tipos de regímenes: uno uni-
modal y otro bimodal. El primero localizado en
las vertientes del sur y el segundo en las ver-
tientes interiores del norte y en la cuenca del río
Nuestra Señora.
250
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Variaciónhorariadelatemperatura
enestacionesdel
ParqueNacionalSierraNevada
Variaciónenlaprecipitaciónenlasestaciones
Mucubají,MéridayBarinas
Régimen Unimodal: Mucubají
Régimen Bimodal: Mérida
Pico El Toro - Sierra Nevada de Mérida
252
253
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Paisajes vegetales
El escalonamiento climático que de manera tan
marcada domina a la ecología andina en general
y al Parque Nacional Sierra Nevada en particular,
es el factor fundamental que ocasiona los diver-
sos tipos de vegetación natural existentes en esta
unidad protegida. A la sucesión altitudinal de tem-
peratura y precipitación corresponden, a su vez,
las diversas fajas de vegetación observadas en el
parque, no obstante, las modifcaciones que és-
tas hayan podido sufrir por intervención humana
para dedicar sus espacios a actividades agrícolas
o pecuarias principalmente es evidente.
Los paisajes vegetales naturales que más desta-
can en el Parque Nacional Sierra Nevada, son: la
vegetación paramera, el matorral altiandino, las
selvas nubladas y las selvas siempreverdes.
Vegetación paramera
La vegetación correspondiente al Parque Na-
cional Sierra Nevada representa, además de un
extraordinario atractivo paisajístico, un enorme
interés ecológico y botánico. Su particularidad,
en un medio tropical generalizado como el de Ve-
nezuela, está dado por su marcado endemismo,
producto de las condiciones ambientales espe-
ciales que le imprime la altitud del relieve.
Existen en este Parque elementos vegetaciona-
les que están obligados a adaptarse a un medio
microtérmico con heladas frecuentes y notable
oscilación diaria de la temperatura del aire y de la
superfcie del suelo, donde incluso las nevadas,
aunque esporádicas, pueden contarse entre 40 a
50 por año por encima de los 3.500 m de altitud.
Típica cobertura vegetal paramera
Temperaturas entre los 3 a 9 °C y stress hídrico
son los principales elementos inhibidores del de-
sarrollo de la vegetación.
El límite inferior de la cubierta vegetal paramera
en el Parque Nacional Sierra Nevada, está en los
alrededores de los 3.000 m.s.n.m y la superior
corresponde a las cumbres rocosas muy escar-
padas. Por lo general la vegetación paramera
se instala en superfcies de origen glacial y peri-
glacial, ya sea sobre morrenas, derrubios de es-
combros rocosos, laderas con suelos arenosos
delgados o fondos de valles mal drenados.
La vegetación puede variar desde un rosetal casi
puro, pasando por un rosetal-arbustal hasta lle-
gar a un arbustal puro, dependiendo de la altitud,
el drenaje y otros factores ambientales.
En todo caso, a pesar de las exigentes condicio-
nes ecológicas, los páramos del Parque Nacional
Sierra Nevada contienen una importante diversi-
dad forística, representada por unas 1.400 es-
Frailejón y vegetación de turberas
254
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Al fondo, sistema de riego establecido para el desarrollo de las actividades agrícolas dentro del parque.
pecies de angiospermas y unas 718 especies de
plantas no vasculares. También destaca el hecho,
por ser el Parque Nacional Sierra Nevada la zona
con mayor superfcie de páramos que alberga
una cantidad considerable de especies endémi-
cas, considerada por Llamozas et al. (2003), en
aproximadamente 212 especies agrupadas en
34 familias botánicas.
En la vegetación de este parque nacional encon-
tramos diversas especies de los géneros Espele-
tia, Alnus, Puya, Hypericum, Pernettya, Hespero-
meles, Chaetolepis, Poa, Calamagrosis, Bromus,
Orthosantus, Lupinus, Agrostis, Aciachne, Gera-
nium, Biden y Acaena; además de la presencia
de numerosas especies de Brióftas, Líquenes,
Hongos y Heridóftos (helechos).
Llama la atención en este paisaje andino que du-
rante el mes de octubre, después de la época de
lluvias, el páramo forece y cientos de especies
de plantas con fores muestran sus bellas formas
y colores. En esta época, la intensa y copiosa fo-
ración del frailejón, le da un especial color dorado
al páramo.
Toda la unidad de vegetación paramera cubre en
el parque una extensión aproximada de 66.424
ha, lo que representa un 25% de su superfcie
total; sin embargo, una parte del paisaje pára-
mo está ocupada por actividades agropecuarias;
lo que es especialmente cierto en los valles del
alto Santo Domingo, en el valle del río Chama,
en Gavidia y Las Piñuelas. Ganadería extensi-
va, cultivo de papas y hortalizas son los rubros
más generalizados. También se localizan plan-
taciones exóticas de pinos y cipreses, como Pi-
nus strobus, Pinus radiata, Pinus patula, Pinus
leiophylla, Pinus oocarpa y Cupressus lusitanica,
que interrumpen la presencia generalizada de la
cubierta vegetal paramera autóctona.
Desde las cumbres, en sentido descendente, se
distinguen tres tipos de vegetación en cubiertas
contínuas: el Desierto Frío, el Páramo Altiandi-
no y el Páramo Andino; también los Bosques de
Polylepis y los Bosquetes Parameros, pero es-
tos dos últimos tienen distribución muy disconti-
nua, en forma de pequeños parches adaptados
a condiciones microambientales particulares. El
Desierto Frío contiene principalmente arbustos y
además plantas en cojines y rosetas acaules. Se
trata de plantas que viven sobre los 4.500 m.s.n.m,
o en cotas altitudinales más bajas con condiciones
ecológicas apropiadas. Las plantas más comunes
de esta cubierta vegetal pertenecen a los del géne-
ros Draba, Aciachne, Agrostis, Poa, Arenaria, Mon-
tia, Azorella ,Oritrophium y Senecio.
Entre los 4.000 y 4.800 m.s.n.m aproximada-
mente, se encuentra un estrato de vegetación
correspondiente al Páramo Altiandino, caracte-
rizado por la dominancia de la roseta gigante y
Vegetación paramera típica y vegetación exótica de pinos
255
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
vascular que habita ciertos lugares de abrigo si-
tuados sobre los 3.000 m.s.n.m. El Polylepis seri-
cea llamado localmente “Coloradito” es un arbolito
entre 5 y 15 m de alto, de tronco retorcido envuel-
to en capas caedizas y rojizas de la corteza.
De las quince especies conocidas en el continente
solo una existe en Venezuela. Para el páramo an-
dino el interés ecológico del coloradito está dado
por encontrarse por encima de la línea boscosa
de este ambiente. Arnal (1983), censó un total de
256 bosques de Polylepis en la cordillera andina
y de ellos 103 se localizan en el Parque Nacional
Sierra Nevada, cubriendo 1249 ha. La mayoría de-
terminante de estos bosques se desarrollan sobre
derrubios rocosos entre los 3.600 a 4.500 m.s.n.m.
Polylepis sericea, como especie única en estos
varias especies de frailejones, principalmente
Espeletia timotensis, Espeletia spicata, Espele-
tia moritziana y Espeletia semiglobulata, todas
pertenecientes a la familia Asteraceae. Son es-
pecies endémicas del Parque Nacional Sierra
Nevada, que representan un gran capital gené-
tico formado durante los últimos 20 millones de
años en este mismo medio. Un segundo estrato
de componentes más bajos pegados al suelo
está compuesto por plantas en cojines, de los
géneros Azorella, Arenaria, Lucilia y Montia;
también hay hierbas, rosetas acaules y arbus-
tos bajos, como Agrostis, Poa, Draba, Senecio y
Castilleja. En cuanto a la vegetación del Páramo
Andino, dominan las rosetas gigantes del género
Espeletia, pero de menos altura que en el es-
trato anteriormente citado. Este tipo de frailejón
apenas alcanza metro y medio de altura. El es-
trato vegetacional señalado se localiza entre los
3.000 y 4.000 m.s.n.m. La unidad Páramo Andi-
no ocupa un 15% del área del Parque Nacional
Sierra Nevada y la vegetación vascular domi-
nante está representada por Espeletia schultzi,
y los arbustos (Hypericum laricifolium, Chaetole-
pis lindeniana y Baccharis prunifolia). En el área
de Mucubají abunda este tipo de vegetación,
además de numerosas especies de Brióftas, Lí-
quenes (Thamnolia, Cladonia, Cora) y Teridóf-
tos endémicos como Jamesonia canescens. En
el Páramo Andino abundan las gramíneas de los
géneros Agrostis y Aciachne, las que en algunos
sitios es casi total su dominancia.
Por su parte los bosques de Polylepis constituyen
una verdadera curiosidad de la fora del Parque
Nacional Sierra Nevada. Es un tipo de vegetación
ambientes se acompaña de Gynoxis meridana,
E. motitziana y Weinnmania multijuga.
Matorral altiandino
Se trata de una estrecha faja de vegetación que
antecede al páramo y se ubica inmediatamente
por encima de la selva nublada. Por consiguien-
te, es una cubierta de transición situada aproxi-
madamente entre los 2.800 y 3.200 m.s.n.m.
La fsonomía de este tipo de vegetación es de
arbustal, a veces simulando la presencia de un
bosque bajo y ralo. El estrato superior abierto al-
canza 2 a 3 metros de altura, con uno inferior
compuesto de arbustos más bajos. Tiene un es-
trato herbáceo que se desarrolla hasta 50 cm.
En lenguaje andino - venezolano esta faja vege-
tacional se conoce con el nombre de “Chirivital”.
Aunque al matorral altoandino lo integran elemen-
tos tanto del páramo como de la selva nublada,
sin embargo, posee composición forística propia
y es más rico en especies y en formas biológicas
que la propia selva nublada de altitud. Pueden
hallarse hasta 50 especies de fanerógamas.
En el estrato superior se encuentran especies
de los géneros Escallonia, Gynoxys, Espeletia,
Aragoa y entre los arbustos más bajos están pre-
sentes especies de los géneros Hesperomeles,
Chaetolepis, Vallea y Hypericum.
En este tipo vegetacional penetran algunos frai-
lejones, así como árboles y arbustos de la selva
nublada,de los géneros Clusia, Podocarpus, Pi-
per y Tibouchia.
Selvas nubladas
El bosque nublado o selva nublada, representa un
extraordinario paisaje natural en el Parque Nacio-
nal Sierra Nevada; tanto por su extensión como
Polylepis sericea, llamado comunmente Coloradito.
256
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
por su valor escénico, recurso natural invalorable
y riqueza forística. Su nombre proviene por ser
una formación vegetal afectada por un régimen
de nubosidad muy frecuente durante todo el año,
particularmente durante las horas de la tarde y la
noche. La nubosidad juega el rol ecológicamen-
te dominante en su sistema ambiental; por lo cual
disminuye la incidencia de la radiación, aumenta
la humedad relativa y la precipitación efectiva. Es-
tos hechos determinan que la selva nublada en
el Parque Nacional Sierra Nevada representa un
invalorable reservorio hidrológico que alimenta la
importante red de drenaje originada en el parque,
particularmente al corresponderse con un piso
bioclimático de óptimos pluviométricos localiza-
dos entre los 2.000 y 3.000 m.s.n.m y valores de
lluviosidad entre los 1.500 y 2.000 mm/año, a lo
cual se agregan bajos índices de evaporación. De
manera que la selva nublada se convierte en una
verdadera esponja que absorbe gran cantidad de
agua, la cual restituye a los drenajes en gran can-
tidad. De los dos bloques de selva nublada del
parque, el de mayor extensión es el de las lade-
ras del frente montañoso sur, en contacto directo
con las selvas siempreverdes montanas y con
los arbustales pre-parameros del piso superior.
En total son aproximadamente 80.000 ha. El otro
bloque se ubica en vertientes internas de mar-
gen izquierda del río Chama, con apenas unas
9.000 ha. En conjunto, la superfcie total del bos-
que nublado en el Parque Nacional Sierra Neva-
da alcanza aproximadamente 89.000 ha. Es una
biomasa poco perturbada debido a encontrarse
particularmente en laderas muy abruptas y por
la condición de unidad protegida del parque, los
cuales han sido efectivos inhibidores de la acción
antrópica en términos de uso agrícola, pecuario
o urbanístico, no obstante la presión demográfca
que suele presentarse sobre algunos espacios
ocupados por el bosque nublado.
El rango altitudinal de esta formación vegetal se
encuentra entre los 1.600 m y 2.800 m.s.n.m, con
fuctuaciones locales de hasta 200 m por debajo
o por encima de estas cotas. La vegetación pre-
senta una notable variación en estructura, fso-
nomía y composición forística. Su límite inferior
llega a tener hasta 60 especies de árboles por
hectárea, mientras que el superior apenas llega
a 20 especies arbóreas.
En su estructura el bosque nublado es complejo,
conformando tres estratos. Es muy abundante el
contenido de epiftas (bromelias, orquídeas, mus-
gos, líquenes, y helechos), pues a veces algún
árbol llega a tener hasta más de 100 especies. El
suelo suele presentarse cubierto por una espesa
capa de hojarasca en descomposición debido a
su alto contenido de humedad. Un elemento ca-
racterístico y emblemático de estas selvas es la
frecuente presencia de helechos arborescentes,
como Alsophyla erinacea, Cyathea andina, C. ca-
racasana, C. decomposita, (especie endémica),
C. delgadii, C. paucifora y C. lockwoodiana, que
pueden alcanzar hasta 4 m. de altura. La presen-
cia de la especie emblemática (Decossocarpus
rospigliosii) o pino laso, como la única conífera
autóctona de nuestra selva nublada, constituye
un rasgo botánico de mucha signifcación, al pun-
to de ser considerado también como árbol nacio-
nal de Venezuela, al lado del araguaney (Tabe-
buia crysantha).
Selva montana siempreverde
A lo largo del frente montañoso suroriental, en
contacto con los límites inferiores de la selva
nublada, se desarrolla una importante franja de
vegetación boscosa denominada selva montana
siempreverde. Coincide con vertientes muy em-
La Selva Nublada Montana del Parque Nacional Sierra Nevada
Vertientes cubiertas del bosque nublado del Parque Nacional Sierra Nevada
257
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
pinadas expuestas a barlovento de las masas de
aire húmedos, por lo cual se trata de espacios de
alta pluviosidad y elevadas temperaturas, capa-
ces de permitir la presencia de una selva húme-
da tropical. Los promedios de lluviosidad podrían
estar entre los 2.500 y los 3.500 mm/año con un
patrón típicamente llanero unimodal.
La cota altitudinal superior de esta formación ve-
getal está en el Parque Nacional Sierra Nevada
a aproximadamente1.400 m.s.n.m y la inferior
entre los 600 y 800 m.s.n.m. Ocupa en el par-
que una extensión contínua de casi 74.000 ha, lo
que representa un 27% del área total del parque,
ligeramente inferior a la superfcie del bosque nu-
blado. La unidad está afectada parcialmente por
actividades pecuarias de ganadería extensiva.
La selva montana siempreverde representa en
el Parque Nacional Sierra Nevada un hermoso
y exuberante paisaje vegetal. Visto desde el aire
luce como un impresionante tapiz vegetal, de difí-
cil acceso e intrincada estructura en sus estratos
arbóreos y del sotobosque. El bosque montano
siempreverde, del parque tiene una composición
forística muy heterogénea con abundancia de
lianas y trepadoras; sin embargo, sobre estas
formaciones vegetales existe escasa información
biológica y ecológica.
Entre las especies arbóreas que se encuentran
en esta formación boscosa se distinguen las es-
pecies: (Anacardium excelsum) Mijao de la familia
Anacardiaceae; (Attalea butiraceae) Corozo de la
familia Arecaceae; (Brosimum alicastrum) Charo
de la familia Moraceae; (Cordia Alliodora) Pardillo
de la familia Boraginaceae; (Ocotea aciphyta) Lau-
rel de la Lauraceae; (Dicheria grandis) y (termina-
lia guyanensis) Guayabón, entre muchas otras.
Áreas de uso agropecuario intenso
En el Parque Nacional Sierra Nevada tradicional-
mente ha existido una de las actividades agrope-
cuarias más intensas que en cualquiera otra área
protegida del país.
Se trata de labores que han transformado el pai-
saje natural con el reemplazo de la vegetación
original por campos de cultivo y pastoreo, en mo-
saico con vegetación secundaria. Por lo tanto, se
La huella de las actividades pecuarias y agrícolas en el páramo andino
ubican en distintos rangos ambientales sin for-
mar una unidad contínua. En el parque estas ac-
tividades comprenden fundamentalmente a tres
sectores, que en conjunto suman unas 19.000
ha, lo que representa el 7% de su área total.
El sector más extenso se ubica en el valle del
río Nuestra Señora y en las vertientes del valle
del río Chama. El primer caso se corresponde a
un ambiente ecológico semiárido principalmen-
te, pero también con participación de ambientes
más húmedos de bosque siempreverde e incluso
de páramo.
Otro sector importante se localiza en la cuenca
media alta del río Chama, en el área de Mucubají
y de Mucuchíes, incluyendo la cuenca de las que-
bradas Gavidia y Las Piñuelas, en una extensión
aproximada de 5.038 ha. El tercer sector perte-
nece a la cuenca alta del río Santo Domingo, con
extensión de unas 800 ha, en medios ecológicos
mesotérmicos y parameros. Los cultivos hortíco-
las de (Solanum tuberosum) papas, (Zea mays)
maíz y otros menores son los que predominan en
los tres sectores antes señalados.
258
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Agua, ríos y lagunas
Estas conforman un rico, hermoso y atrayente
componente natural del Parque Nacional Sierra
Nevada. Agua abundante y de buena calidad;
ríos innumerables de mucho caudal y excelente
potencial hidroeléctrico; además de lagunas que
se cuentan por centenas como reservorios y be-
lleza sin igual; hacen de esta unidad protegida
uno de los espacios geográfcos de mayor inte-
rés y valor del territorio nacional.
El Parque Nacional Sierra Nevada es un impor-
tante receptor y productor de buena porción del
agua que drena hacia la hoya del Lago de Mara-
caibo y a la del Orinoco, a través del río Apure.
Se trata, entonces, de una verdadera cuenca de
recepción en ambos casos. La abundancia del
recurso agua en el parque se explica por la co-
piosidad de la precipitación que recibe, la alta
capacidad de retención de su vegetación y sue-
los, más sus bajos índices de evaporación por la
alta nubosidad y temperaturas moderadas que
posee. De manera que proteger el recurso agua
en este espacio es de enorme signifcado estra-
tégico, lo cual justifca, en sí mismo, el carácter
de área protegida del Parque Nacional Sierra
Nevada. El volumen de agua en el territorio del
parque está representado por el escurrimiento
superfcial a través de su densa red hidrográf-
ca, así como por las numerosas lagunas natura-
les de origen glacial que allí existen, las cuales
funcionan como fuentes de alimentación de los
cursos de agua.
Los ríos que nacen y discurren a lo largo y ancho
del parque se caracterizan por su elevado caudal,
su torrencialidad y la alta calidad de sus aguas.
Numerosos saltos interrumpen los perfles longi-
tudinales, dándole aún más belleza a la red hi-
drográfca del parque.
La profundidad de los valles labrados por los ríos
y la construcción de llanadas en terrazas y aba-
nicos en sus riberas distinguen de manera por
demás característica los espacios del Parque
Nacional Sierra Nevada. Sobre esas llanadas
aluviales es, precisamente, donde se asientan
mayoritariamente los cultivos y pueblos que pro-
liferan dentro o en las adyacencias del parque La
red de drenaje se organiza en dos grandes cuen-
cas: la del Lago de Maracaibo y la del río Apure,
principal afuente del río Orinoco en su margen
izquierda.
En la primera se distinguen los siguientes ríos:
Mucuchaché, Gavidia, La Mucuy, La Fria, San
Onofre y Nuestra Señora. Todos son afuentes del
río Chama, principal colector de las aguas del Par-
que Nacional Sierra Nevada en su parte norte.
En la red que alimenta a la cuenca del Orinoco
destacan los ríos Santo Domingo, Mucusaviche,
Pagüey, Escagüey, Curbatí, Canaguá, Acequias,
Siniguis, Bumbúm, Socopó, Batatuy y Michay.
Esta red, de ríos muy paralelos entre si, resulta
marcadamente más densa y de mayor volumen
de agua que la correspondiente a la cuenca del
Lago de Maracaibo.
A su vez, son ríos de mayor caudal, más torren-
ciales y largos, alimentados por lluvias copiosas
y frecuentes, provenientes de las masas de aire
del sureste que sufren ascención orográfca for-
zada debido a las empinadas y largas vertientes
del frente sur del parque.
La extensa y exuberante vegetación boscosa que
se conserva en este frente se convierte en un fac-
tor excelente de reservorio y alimentación en agua
a la red hidrográfca de la hoya del Orinoco. Por
decenas se cuentan las bucólicas y silenciosas
lagunas parameras, unas muy pequeñas, otras
de mayor tamaño; buenas para el sosiego, la
contemplación e incluso para la pesca deportiva
de la trucha.
Las lagunas de origen glacial que drenan hacia
la cuenca del Lago de Maracaibo son aproxima-
damente 75 en total, siendo las más representa-
tivas las siguientes: Los Anteojos, Bijinos, Cara
Sucia, El Arco, El Garabato, El Montón, El Royal,
El Suero, La Coromoto, La Brava, La Mucuy, La
Verde, Michurao, Misteque y Saysay.
Las lagunas que drenan hacia la cuenca del Ori-
noco son numerosas, aproximadamente unas 65,
entre las que se cuentan: Santo Cristo, la mayor
de todas las del parque, sirviendo de naciente al
Río Siniguis; tiene una extensión aproximada de
1.5 km de largo por 400 m de ancho. Son relativa-
mente grandes La Verde, con dimensión de 1.000
x 300 m; la muy conocida Laguna de Mucubají,
con una extensión de 1.000 x 500 m; Encierro,
ubicada entre los picos La Concha y Bolívar; La
Negra; Los Palos, Venado Inferior y Venado Su-
perior, son también lagunas destacadas en las
cumbres andinas del parque. El agua de esta
área protegida es, en fn, un recurso natural in-
valorable por su abundancia, calidad, belleza
escénica y bondades de uso actual y potencial
Laguna Negra y denso bosque de Polylepis sericea (Coloradito) - Sierra de Santo Domingo.
259
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
en numerosas actividades, como en energía hidroeléctrica, riego, consumo
humano urbano y rural, además de uso industrial.
Al mismo tiempo, las lagunas parameras integran un paisaje natural único
en el Parque Nacional Sierra Nevada; por su atrayente belleza, su utilidad y
valor como herencia geológico-ambiental. Su origen es netamente glacial, al
tratarse de espacios en hondonada dejados por la labor milenaria de exca-
vación de los hielos fni-pleistocenos que se instalaron en las cumbres andi-
nas y desaparecieron hace unos 10.000 años. En el Parque Nacional Sierra
Nevada es donde existe el mayor desarrollo del sistema lagunar de origen
glacial del páramo andino-venezolano, por encima de los 3.000 m.s.n.m.
Represa José Antonio Páez sobre el río Santo Domíngo
Laguna Los Anteojos. Sierra Nevada de Mérida
260
EL PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA
Fauna
La fauna silvestre del Parque Nacional Sierra Ne-
vada es variable, de acuerdo con los diferentes
medios ecológicos y hábitats que se distinguen
en su espacio geográfco; a saber:
En el páramo habitan especies emblemáticas,
como el vistoso Condor de los Andes (Vultur
gryphus) y el también célebre Oso Frontino (Tre-
marctos ornatus). Además de estos vertebrados
superiores los lagartos del género Anadia como
la Musaraña (Cryptotis meridensis) y el conejo
del páramo (Sylvilagus brasiliensis meridensis)
se pueden considerar como representativos; al
igual que el Coatí Andino (Nasuella olivacea)
el Tigrillo Andino (Leopardus tigrina) el Chivito
de los Páramos (Oxypogon guerinii) que es un
colibrí y el Venado de Páramo (Odocoileus vir-
ginianus goudotii) mamífero de mucho porte que
sirve de símbolo al logo del Instituto Nacional de
Parques (INPARQUES).
En los ríos y lagunas parameros abundan los
salmónidos representados por la trucha andina,
objeto de una importante actividad de pesca de-
portiva; se trata de una especie introducida hace
ya muchos años.
En las selvas nubladas del parque habita una
importante fauna silvestre emblemática.El Oso
Frontino (Tremarctos ornatus) es el animal más
conspicuo al cual hay que agregar como anfbio
al Sapito Andino (Atelopus spp.) y la Salamandra
(Bolitoglossa sp.).
Entre las aves hay que mencionar de manera es-
pecial por su exclusividad ecológica a las gallinas
de monte (Tinamus sp), el Pato de Torrentes (Mer-
ganetta armata) la Pava Andina (Penelope mon-
tagni), la Paloma Gargantilla (Columba fascista)
el Perico Cabecirrojo (Pyrrhura rhodocephala) el
Perico Multicolor (Hapalopsittaca amazonina) la
Cotorra Cabeciblanca (Pionus sp.) el Loro Ver-
de (Amazona mercenaria) el Quetzal Coliblanco
(Pharomachus antisianus) la Urraca (Cyanolica
sp.) el Pájaro de agua (Cinclus leucocephalus) el
Pico de Frasco Gargantiblanco (Aulachorhyncus
prasinus).
Respecto a los mamíferos en las selvas nubla-
das del parque existen especies muy representa-
tivas como la Lapa Andina (Agouti taczanowski)
la Rata andina común (Thomasomys laniger).
También son animales altamente representati-
vos en los mamíferos el Cachicamo común (Das-
ypus novencinctus), el venado Matacán Andino
(Mazama bricenii) el Mono Araguato (Alouatta
seniculus), el Puercoespín (Coendu prehensilis)
el tigrillo (Leopardus trigrinus) Puma (Puma con-
color) y la Ardilla (Sciurus granatensis).
Cabe destacar igualmente en las selvas nubladas
la presencia de marsupiales, particularmente el
Rabipelado común, especie muy abundante y re-
conocida en el Parque Nacional Sierra Nevada.
En las selvas montañosas siempreverdes del
parque su fauna silvestre es todavía poco cono-
cida científcamente; sin embargo, es abundante,
particularmente en aves autóctonas y venidas de
las planicies del llano y de la Depresión del Lago
de Maracaibo. Los mamíferos también lo son.
En todo caso la fauna silvestre del Parque Na-
cional Sierra Nevada es una de las más ricas y
diversas de las áreas ambientales protegidas del
país, sobre todo en cuanto a aves y mamíferos
se refere. Hay unas 15 órdenes de aves, 47 fa-
milias y 348 especies que representan aproxima-
damente el 27% del total de especies conocidas
para todo el país. Entre los mamíferos están
incluidos 8 órdenes, 25 familias y 114 especies
que equivales al 35% del total de especies de
mamíferos conocidas en Venezuela.
261
Recursos Escénicos del Parque Nacional Sierra Nevada
Recursos escénicos
La diversidad e intensidad de la be-
lleza de los recursos escénicos que
se localizan dentro de los linderos y
en las adyacencias del Parque Na-
cional Sierra Nevada son reconoci-
das y altamente valoradas en Vene-
zuela y más allá de sus fronteras.
En muy cortos trayectos, capaces
de ser recorridos rápidamente, el
viajero queda gratamente impacta-
do por la extraordinaria sucesión de
bellezas naturales y escénicas en
general que encuentra y descubre a
su paso.
Las bondades del clima que se ex-
perimentan en medio de la intensa
tropicalidad venezolana; el relieve
tan conspicuo y variado, con sus
picos imponentes, algunos inclu-
so con hielos permanentes, caídas de nieve y
frecuencia de heladas; o bien elevadas ensi-
lladuras que sirven de pasos naturales; valles
profundos en forma de estrechas gargantas, a
la par que atrayentes artesas de fondo plano en-
cerradas entre pintorescas colinas morrénicas;
hacen del Parque Nacional Sierra Nevada un
verdadero atractivo para el solaz, la contempla-
ción y el goce espiritual; sin olvidar las lagunas
parameras de tamaño, colores, enclaves hermo-
sos y bucólicos.
Pero, el paisaje no se agota con estas atraccio-
nes y valores, porque más allá o más acá, quien
tiene la suerte de visitar el parque se encuentra
de frente o inmerso en la cubierta vegetal baja
y rala paramera, o en el exuberante y multico-
lor tapiz vegetal de las selvas nubladas, al igual
que en los bosques montanos siempreverdes,
surcados, como los otros paisajes por multitud
de ruidosos y caudalosos torrentes de montaña,
muchos jalonados de caídas y espectaculares
saltos de agua, algunos a manera de “hilillos”
desprendidos de altos rocosos casi impercepti-
bles por el cobijo de la vegetación intrincada que
los rodea; en contraste con algunas áreas de so-
tavento apenas rociadas por lluvias esporádicas
y escasas que sólo permiten el desarrollo de una
vegetación xerofítica y de espinar, en ambientes
ciertamente semiáridos o muy secos.
A tantos dones naturales que alberga el parque
y sus alrededores, se unen elementos cultura-
les sumamente característicos y también alta-
mente apreciados. Son, por ejemplo, los siste-
mas agrarios andinos, tan propios y diferentes,
como aquellos combinados armoniosamente
por cultivos tradicionales y técnicas moder-
nas, donde el intenso verdor de unos, como la
papa y las hortalizas contrasta con el amarillo
característico del trigo y la cebada. Pero, asi-
mismo, por más desprevenido que el visitante
del parque sea, no pasarán desapercibidos los
prados cultivados para una ganadería lechera
de alto rendimiento y, fnalmente, si es que hu-
biere fnal, destaca de manera impactante el
encanto de los pueblos y aldeas asentados
dentro de la poligonal del parque, o bien en las
áreas fronterizas habitadas por gente de idio-
sincrasia tan especial por su hablar, simpatía y
hospitalidad.
EL TELEFÉRICO
Un emblema del
Parque Nacional Sierra Nevada
En una distancia de 12,5 km de re-
corrido, el teleférico que se inicia en
la ciudad de Mérida a 1.575 m.s.n.m
y culmina en la estación de Pico Es-
pejo a 4.765 m . de altura, constituye
un emblema y una atracción mayor
del parque.
Hacer este recorrido signifca experi-
mentar una extraordinaria sensación
de diversión, curiosidad y aprendi-
zaje.
Ascendiendo por el largo y muy es-
carpado frente norte del parque, el
teleférico atraviesa en sucesión un
escalonamiento bioclimático único
de la geografía andina venezolana:
el estrecho y profundo valle del río
Chama, diseñado en torrentes, la-
deras vegetalizadas de arbustales
o cultivos y abanicos aluviales. Para
luego llevarnos a presenciar la intrin-
cada cobertura del bosque nublado,
salpicado de yagrumos plateados,
seguido del matorral andino de tran-
sición hacia el medio paramero del
frailejón. Y al fnal, las abruptas lade-
ras rocosas socavadas por el hielo
cuaternario de la Glaciación Mérida,
muy cerca de los remanentes glacia-
res que quedan como testigos inequí-
vocos de su existencia plena 10.000
años atrás.
El paseo efectuado en el teleférico
de Mérida es una inolvidable y emo-
cionante excursión, que reconforta
el espíritu y nos transporta en un ex-
traordinario viaje eco-turista.
263
Glaciares, nevadas y heladas
En Venezuela sólo existen glaciares en el
Parque Nacional Sierra Nevada, aunque pe-
queños ellos sean.Y muy pequeñas son las
áreas del país e incluso de la Cordillera de
Mérida, donde ocurren nevadas y/o heladas
en algún momento del año. Justamente, el
Parque Nacional Sierra Nevada es una de
esas áreas, particularmente a altitudes su-
periores a los 3.000 m.s.n.m. Por su parte,
el nivel de las nieves perpetuas se localiza
entre 4.670 - 4.680 m de altitud, lo cual per-
mite la presencia de los pequeños glaciares
remanentes que todavía perduran, a saber:
- Macizo Pico Bolívar; (4.980 m.s.n.m) don-
de se localizan dos glaciares en sus caras
norte y este, respectivamente.
- Macizo La Corona; con los glaciares de
los picos Humboldt (4.942 m) y Bonpland
(4.883 m).
Las nevadas ocasionales ocurren a niveles
más bajos, tienen ritmo diario pero no es-
tacional; sin embargo, suelen presentarse
más frecuentemente en la época más lluvio-
sa del año, entre mayo y octubre.
Por debajo de 4.000 m las nevadas ocurren
hasta los 3.200 m de altura, particularmente
como sucede en el área de Mucubají, don-
de la nieve puede alcanzar hasta 20 - 30
cm de espesor. En julio y agosto son los
meses con promedios de nevadas más re-
currentes. En los macizos y picos Simón
Bolívar, La Corona, La Concha, El Toro y
El León las nevadas que se presentan a
veces son copiosas.
Por su parte, las heladas son eventos comu-
nes en altitudes superiores a 3.000 m. Ocu-
rren en horas de la noche, cuando las tem-
peraturas descienden por debajo de 0 °C.
Algunos años el total de heladas puede al-
canzar más de 200, lo cual es un número
muy elevado para una montaña tropical
como la correspondiente al Parque Nacio-
nal Sierra Nevada. Los meses más secos
coinciden con el mayor número de heladas
nocturnas.
Nevada ocurrida en agosto 2008
Típico paisaje de origen glacial: circos, morrenas y laguna. Sierra de Santo Domingo - Parque Nacional Sierra Nevada
264
Atractivos turísticos
Relieve
• Altas sierras dentadas con:
- Picos imponentes con nevadas esporádicas.
- Picachos abundantes.
- Elevadas ensilladuras con heladas y nevadas recurrentes.
• Modelado Glacial heredado por encima de los 3.000 m de
altitud con:
- Valles o artesas de fondo plano.
- Atrayentes colinas morrénicas.
- Circos rocosos abruptos simples y compuestos.
- Hermosas depresiones lagunares.
• Valles Aluviales con:
- Altas terrazas o mesetas pobladas y cultivadas.
- Abanicos torrenciales poblados y cultivados.
- Imponentes gargantas o cañones.
- Abundantes saltos o caídas de agua.
Clima
* Su gran variedad en cortos trayectos.
* Variedad y confort de la temperatura.
* Variedad de la lluviosidad.
* Frecuencia de neblina y heladas.
* Presencia de nevadas esporádicas.
Hidrografía
* La gran densidad de la red hidrográfca.
* La torrencialidad de los cursos de agua.
* Saltos y chorreras abundantes.
* Gran cantidad de lagunas parameras.
Vegetación
* Típica y endémica vegetación paramera.
* Abundancia y densidad de las Selvas Nubladas.
* Abundancia de bosques siempreverdes submontanos.

Atractivos culturales
* Sistemas agrarios diferentes e integrados.
* Combinación de cultivos y técnicas tradicionales y modernas de cultivo.
* Intensidad y verdor de cultivos de papa y hortalizas.
* Cultivo de fores.
* Prados hermosos para ganadería lechera de alto rendimiento.
* El atrayente cultivo de la trucha.
* La peculiaridad de la vivienda andina tradicional.
* El atractivo del labriego paramero.
* La pesca de la trucha en ríos y lagunas.
* El encanto de los pueblos andinos: Trazado, arquitectura, limpieza.
* La tradicional hospitalidad andina.
* La atracción de festas, ferias y cultos religiosos.
* La tradición y características únicas de la comida andina.
* La tradición artesanal y belleza de los productos: cerámica, tejidos, tallas
en madera.
* La presencia del teleférico de Mérida.
265
270
PARQUES NACIONALES DE LOS LLANOS
En la extensa depresión central de Venezuela
que comúnmente denominamos Los Llanos, so-
lamente se ubican tres Parques Nacionales. Ellos
son Aguaro-Guariquito, Santos Luzardo y Río
Viejo-San Camilo. Ocupan apenas unos 12.334
km�, es decir, aproximadamente el 4.7% de la su-
perfcie total de esta gran región natural que al-
canza 260.000 km�. Como se hace evidente, el
défcit de áreas protegidas en esos espacios es
mucho mayor que en cualquier otro del territorio
nacional.
Cuando hablamos de los Llanos venezolanos ha-
cemos referencia a la vasta cuenca
de relleno sedimentario de origen
aluvial encerrada por la Cordillera
Caribe al norte; el Delta del Orinoco
al este; el río Orinoco al sur-sureste
y los ríos Meta y Arauca al sur-su-
roeste.
Se trata de un extenso y volumino-
so depósito de sedimentos de miles
de metros de espesor, cuyo origen
va desde el Cuaternario Antiguo
hasta los tiempos más recientes del
Holoceno. Los aluviones han sido
acarreados y depositados por los
ríos provenientes de las montañas
andinas, las caribeñas y de las tie-
rras guayanesas a través del Orino-
co. Localmente los aluviones han
sido remodelados por el viento para
formar paisajes de médanos, como
ocurre, por ejemplo, en los Llanos
Meridionales del estado Apure,
justamente, en espacios pertene-
cientes al Parque Nacional Santos
Luzardo.
La región llanera se alarga en más
de 1.200 km desde el piedemonte
andino al oeste, hasta las tierras
deltaicas del Orinoco al este. La
anchura de norte a sur varía entre 100 y 400 km.
Por su parte, la media altitudinal regional apenas lle-
ga a unos 160 m.s.n.m, con una pendiente o inclina-
ción general que promedia unos 70 cm/km.
En función de las difcultades del drenaje y las
posibilidades o no de inundación de las tierras
llaneras, especialmente durante la época de llu-
vias, tradicionalmente se dividen estos espacios
en llanos altos y llanos bajos. Los primeros re-
gularmente no inundables, caso contrario ocu-
rriendo para los segundos. A su vez, en razón de
su relieve y posición geográfca, se acostumbra
dividir a los Llanos venezolanos así:
• Llanos Occidentales.
• Llanos Meridionales.
• Llanos Centrales.
• Llanos Orientales.
Llanos occidentales
Se extienden a partir de las tierras piemontinas
andinas y comprenden espacios pertenecientes
a los estados Barinas, Apure y Portuguesa. Los
llanos altos occidentales escapan a las inunda-
ciones periódicas por estar compuestos de sedi-
mentos aluviales más gruesos y mejor drenados,
modelados en terrazas y conos de deyección
amplios, pertenecientes sobre todo al cuaterna-
rio antiguo y medio. Están atravesados por ríos
caudalosos y extensos venidos principalmente
de los Andes venezolanos y secundariamente de
los colombianos.
Todos los ríos mayores del área llevan sus aguas
al Apure, afuente más importante del Orinoco
por su margen izquierda.
En los Llanos Occidentales la distinción entre lla-
nos altos y llanos bajos es bastante clara, y está
dada generalmente por la curva de nivel de los
100 m.s.n.m. En los primeros predomina una to-
pografía más irregular, sin llegar a ser quebrada.
Está integrada por altas terrazas y abanicos alu-
viales que entran en contacto con los llanos ba-
jos de topografía mucho más plana. Estos últimos
son bancos arenosos y bajíos arcillosos que se
inundan durante los períodos de lluvia, formando
las lagunas llamadas esteros en lenguaje llanero.
En los llanos altos la vegetación de sabana alter-
na con extensas superfcies boscosas, resultantes
de la unión de bosques de galería que crecen a lo
largo de los cursos de agua; en cambio, en los lla-
nos bajos el predominio de la vegetación herbá-
cea graminosa es absoluta, apenas interrumpida
por bien delimitados bosques de galería.
271
PARQUES NACIONALES DE LOS LLANOS
En unos u otros tipos de llanos la red hidrográfca
es muy intrincada, integrada por ríos caudalosos
levantados en sus lechos por el importante volu-
men de sedimentos que llevan, lo cual, provoca
constantes desbordamientos, particularmente en
los llanos bajos coincidente con la época de llu-
vias que ocurre de abril a octubre.
En los llanos occidentales el clima se caracteriza
por ser el más lluvioso de toda la región, con pro-
medios que sobrepasan los 1.200 mm/año. Es un
clima marcadamente unimodal en cuanto a las
lluvias se refere, pues éstas se presentan en un
período bien determinado, sucedido de otro seco
notablemente defnido que ocurre de noviembre
a marzo. Por su parte, las temperaturas son muy
poco variables durante el año, con promedios
anuales cercanos a los 27 °C, máximos de 33 °C
y mínimos de 22 °C.
El sector llanero en referencia es el que posee
los suelos con mejores posibilidades agrícolas
de toda la región natural a la cual pertenecen,
debido a su fertilidad natural y drenaje menos
impedido, especialmente los ubicados en los lla-
nos altos. Por tales circunstancias, el desarrollo
agrícola de los Llanos Occidentales es el mejor
logrado en comparación con las demás zonas
llaneras. Igualmente, es la subregión donde se
localizan las más amplias superfcies cubiertas
de vegetación boscosa favorecida por la alta
lluviosidad que allí ocurre durante el año. Sólo
existe un Parque Nacional: Río Viejo-San Camilo,
situado en el extremo suroeste del sector.
Llanos meridionales

Son esencialmente las tierras más bajas de la
gran depresión central venezolana. Pertenece
en su totalidad al estado Apure. Se trata de los
llanos inundables por excelencia, tanto por las
lluvias de la estación correspondiente, como por
los contínuos y generalizados desbordes que
producen la red hidrográfca. En efecto, los cur-
sos de agua allí existentes son, además de muy
caudalosos, sufcientemente levantados en sus
lechos para producir desbordamientos contínuos
en la época lluviosa que se presenta entre junio y
octubre. A las inundaciones de desborde se unen
las causadas por las precipitaciones como con-
secuencia de la presencia abundante de bajíos,
distinguidos por su mal drenaje. Los extensos es-
pejos de agua formando esteros son característi-
cos del paisaje natural de esta zona.
En la parte más sureña de estos llanos se localiza
un campo extenso de médanos o dunas, superior
a 100.000 hectáreas, instalados en condiciones
climático - ambientales cuaternarias diferentes a
las actuales durante las cuales predominaba un
clima muy seco y una intensa actividad eólica.
Este campo de dunas se extiende sobre todo a lo
largo de los ríos Capanaparo, Arauca y Meta.
Justamente, en estos espacios se localiza el Par-
que Nacional Santos Luzardo como fgura pro-
tectora de esta reliquia ambiental llanera que son
los llamados Médanos de Apure.
Llanos centrales
Conforman la mayoría determinante del territo-
rio de los estados Guárico y Cojedes. Van desde
el piedemonte de la Cordillera Caribe, hasta las
márgenes del Orinoco. Estas tierras planas llane-
ras se ven interrumpidas al norte por un relieve
de colinas bajas alargadas y paralelas llamadas
galeras, así como por los cerros de El Baúl, al no-
roeste. En general, predominan suelos de buen
drenaje, aunque hacia la parte meridional del
sector son llanos bajos inundables.
Particularmente en los llanos de Guárico se loca-
lizan amplias superfcies de antiguas terrazas y
abanicos aluviales, mayormente desmantelados
por la erosión; por lo cual, se trata de superfcies
sumamente pedregosas y de suelos estériles
donde sólo crece una vegetación mixta de ar-
bustos achaparrados y gramíneas duras; sin em-
bargo, abundan los bosques de galería, por su
parte, en los llanos más bajos de este sector la
sucesión de bancos y bajíos es lo característico
del paisaje, con una amplia cobertura herbácea
de sabana típicamente llanera.
En los llanos centrales se ubica el Parque Nacio-
nal Aguaro - Guariquito.
Llanos orientales
Pertenecen a los estados Anzoátegui y Monagas.
De norte a sur se extienden desde los contrafuertes
y piedemontes de la Cordillera Caribe Oriental, has-
ta las márgenes del río Orinoco; mientras que por el
este los delimitan las tierras deltaicas orinoqueñas.
Dos subpaisajes bien diferentes conforman a
este sector llanero oriental. Por una parte, el gran
paisaje de las llamadas Mesas, al centro -norte y,
por la otra, los llanos bajos al sur. Las llamadas
Mesas no son otra cosa que enormes tábulas se-
dimentarias aluviales dispuestas en sentido norte
- sur, levantadas sobre las tierras bajas colindan-
tes y delimitadas por farallones verticales o casi
verticales, producto de la erosión de los cursos
de agua que las atraviesan. Las Mesas son enor-
mes volúmenes de aluviones del Cuaternario
Antiguo, depositados por los ríos venidos de la
Cordillera Caribe Oriental en forma original de te-
rrazas y grandes abanicos aluviales torrenciales.
Al sur las Mesas entran en contacto con tierras
bajas inundables orinoqueñas y al este con las
tierras también bajas e inundables que confor-
man los inicios del Delta del Orinoco.
Hasta ahora en los Llanos Orientales no se ubica
ningun área ambiental protegida bajo la fgura de
Parque Nacional.
273
PARQUE NACIONAL AGUARO-GUARIQUITO
El 7 de marzo de 1974 fue creado, mediante De-
creto Ejecutivo Nº 1.686, aparecido en Gaceta
Ofcial Nº 30.349 de fecha de 11 de marzo del
mismo año, el Parque Nacional Aguaro-Guariqui-
to. La decisión referida fue tomada para preservar
una muestra ambiental representativa de las Lla-
nos Centrales altos y bajos del país que, a su vez,
forman parte determinante de esa gran región na-
tural que son los Llanos venezolanos.
Extensión y Localización

La extensión del parque se eleva a 585.750 ha,
razón por la cual es uno de lo más grandes de la
Nación. Se localiza al Norte con tierras del alto lla-
no central, al sur con los ríos Aguaro y Guariquito,
al Oeste con el río San José y el río Guariquito y
al Este con la carretera nacional, Cabruta y el río
Aguaro.
Se llega al Parque teniendo como referencia el cen-
tro poblado de Santa Rita por el Este. Viniendo de
Calabozo, El Sombrero o Las Mercedes, en sentido
norte - sur. Astronómicamente Aguaro-Guariquito
está encerrado por las coordenadas 66° 37’ 97”
de Longitud Oeste y 8°19’ 80” de Latitud Norte.
Paisajes naturales
Como muestra representativa de que el Parque
Nacional Aguaro-Guariquito es de los Llanos
Centrales, posee en lo fundamental los mismos
paisajes naturales que caracterizan a esta su-
bregión. El área se ubica principalmente en los
Llanos bajos; sin embargo, la parte más septen-
trional pertenece a los Llanos altos.
Llanos altos
Se trata de un relieve un poco más quebrado in-
tegrado por bajas y achatadas colinas con alturas
alrededor de los 200 - 230 metros. Tales colinas
son el producto del desmantelamiento por erosión
de antiguas terrazas y abanicos aluviales del Pleis-
toceno, construidos en aquella época por los ríos
venidos de la Cordillera Caribe, situada al norte.
De manera que, estos relieves acolinados con-
forman un paisaje natural bien defnido, de to-
pografía ondulada, superfcies sumamente pe-
dregosas con abundantísimos cantos cuarzosos
bien rodados; suelos esqueléticos muy pobres y
sumamente erosionados, donde existen frecuen-
temente costras ferruginosas.
A los suelos muy pobres, se agrega la existencia
de un clima tropical típicamente llanero, con pre-
sencia de una estación seca bien marcada que
se extiende de noviembre a abril, para dar lugar
a una cubierta vegetal rala y generalmente esca-
sa, constituida por sabanas arbustivas de árboles
achaparrados.
La vegetación herbácea se compone principal-
mente de (Trachypogon sp.) que es una gramínea
conocida como saeta. Los árboles achaparrados
retorcidos abundantes en este tipo de vegetación
de colinas y mesas están dominados por el cha-
parro (Curatella americana) y el chaparro mante-
co (Byrsonima crassifolia), también el alcornoque
(Bowdichia virgilioides) y el merey (Anacardium
occidentale). La palma llanera (Copernicia tecto-
rum) igualmente está presente de manera notable
en estos espacios de sedimentos aluviales anti-
guos. La saeta que intercala con la vegetación
achaparrada es una gramínea muy dura y resis-
tente a la sequía que crece en suelos arenosos
de muy baja fertilidad natural.
Típico paisaje acolinado del sector norte del Parque Nacional Aguaro - Guariquito
275
PARQUE NACIONAL AGUARO-GUARIQUITO
En general, son superfcies que tienen un uso
restringido a la cría de ganado bovino, aunque
sea extensiva, con escasísimo o inexistente uso
agrícola.
Los paisajes y ecosistemas aludidos de los lla-
nos altos del Parque Aguaro-Guariquito son muy
frágiles, por ser altamente susceptibles a la ero-
sión y particularmente, a los incendios forestales
que se producen reiteradamente en la época de
sequía.
En los llanos altos del parque se presentan también
los bosques de galería, aunque menos desarrolla-
dos que en los llanos bajos correspondientes.
Llanos bajos
La superfcie mayor de la unidad de tierras que
integra al Parque Nacional Aguaro-Guariquito
se encuentra en los llanos bajos. Se trata de re-
lieves bien diferentes a los anteriores. Se dis-
tinguen por su aplanamiento generalizado. Son
superfcies en las cuales se repite con suma fre-
cuencia un patrón sucesivo de cursos de agua
con cauces pocos profundos, bancos arenosos
a lo largo de ellos, bajíos y cubetas de decanta-
ción, que en épocas de inundación que forman
verdaderos esteros o lagunas que luego desapa-
recen durante la temporada de sequía. Las llu-
vias llegan abundantes y torrenciales entre abril
y octubre. El paisaje es entonces totalmente dife-
rente a la época seca, que ocurre de noviembre
a marzo-abril. Durante la época de lluvias la sa-
bana abierta se inunda y por doquier hay lagunas
o esteros, mientras que los bancos escapan a las
inundaciones.
Por su parte, la sequía trae consigo un paisaje
yermo, caluroso con promedios de unos 33 °C a
la sombra, vientos fuertes y vegetación “tostada”
por el sol. Es la época de los incendios frecuen-
tes y extendidos. La fauna escasea y el agua se
agota en los riachuelos y bajíos.
Los llanos inundables o bajos es el predominio
de la sabana abierta o inarbolada, a veces inte-
rrumpida por islas boscosas llamadas matas, sel-
vas de galería y los denominados morichales.
La sabana abierta es la cobertura vegetal que se
desarrolla predominantemente en las partes inter-
medias o bajíos y en las cubetas más bajas, donde
se forman los esteros durante la época lluviosa;
mientras que en los bancos arenosos predomina
el bosque deciduo y la vegetación de morichal.
Hay muchos tipos de gramíneas en las sabanas,
aunque también están presentes en esta cobertura
otras familias, especialmente Leguminosas, Con-
volvuláceas, Cyperáceas, Compuestas (Poaceas)
277
PARQUE NACIONAL AGUARO-GUARIQUITO
y Melastomatáceas. Abundan entre las gramíneas
(Andropogon selloanus), el Tupuquen (Sporobulus
indicus), el gamelotillo (Paspalum plicatulum), asi
como Axonopus, Aristida y Eragrostis. Entre las
leguminosas existen el pega-pega (Desmodium,
Eriosema y Galactia). También abundan el mas-
tranto, (Hyptis suaveolens) entre las especies de
la familia labiadas; igualmente el estoraque (Ver-
nonantura brasiliana) de las compuestas.
En las sabanas de esteros abundan la gramínea
(Paratheria prostrata), así como (Reimarochloa
brasiliensis). Otras plantas comunes son la ca-
ledonia (Ipomoea carnea sp. fstulosa), platani-
co (Thalia geniculata) y (Egletes forida). Por su
parte, también en los bajíos y esteros se encuen-
tran asociaciones de plantas espinosas como las
Barinas (Cassi aculeata), la dormidera (Mimosa
pigra) y (Mimosa pellita), la guaica (Rochefortia
spinosa), la cachita (Randia armata) y la espina
de bagre (Hydrolea spinosa). En los bajíos, sitios
de topografía intermedia entre bancos y esteros
destaca la planta lambedora (Leersia hexandra),
la cola de vaca (Andropogon bicornis) y la rubora
(Imperata contracta).
En épocas de inundación se observan en los este-
ros grupos de plantas acuáticas y semiacuáticas
formando como alfombras fotantes, donde predo-
mina la bora (Eichhornia crassipes), (E. caerulea)
y boro dormilón (Neptunia oleracea). También
abundan gramíneas llamadas pajas de agua,
como (Paspalum repens). En ciertos esteros está
presente la palma llanera (Copernicia tectorum).
En los morichales es dominante la palma mori-
che (Mauritia fexuosa), donde se asocia con un
tapizado de cyperáceas, gramíneas y fruticosas
melastomatáceas.
La palma moriche es una elegante palmera que
crece hasta 24 m y más de altura, cuya fbra es
muy útil para los habitantes locales para fabricar
utensilios, como chinchorros, hamacas, mecates,
y cestería. Otra palma más pequeña que abunda
en los morichales es la macanilla Bactris.
Por su parte, en los bosques de galería diferen-
tes a los morichales no inundables, son comunes
árboles como el uvero (Coccoloba caracasana),
el llamado matapalo (Ficus sp.), el trompillo (Gua-
rea guidonia), el guarataro (Vitex Orinocensis),
el apamate (Tabebuia rosea), el sangre de dra-
go (Pterocarpus offcinalis), el jabillo (Hura crepi-
tans), el chupón (Gustavia poeppigiana) y entre
las gramíneas es común la caña brava (Gynerium
sagitattum) y la guasdua (Guadua latifolia), que
es una gramínea gigante.
El agua abunda en los llanos bajos del Parque
El agua escasea en los llanos altos
278
PARQUE NACIONAL AGUARO-GUARIQUITO
Fauna
Abundante y variada es la fauna de Aguaro-
Guariquito, especialmente en sus llanos bajos,
donde se encuentran más ecosistemas y mayo-
res posibilidades de hábitats.
La densa red hidrográfca posibilita el desarrollo
de una gran riqueza de especies acuáticas. Entre
los peces el pavón (Cichla ocellaris) encuentra
en estos espacios un habitat ideal. Es muy codi-
ciado por pescadores por lo cual su explotación
es intensa en el parque. De los ríos del espacio
considerado el Guariquito es receptor reconoci-
do de pavones, cachamas (Colossoma macro-
pomum) y morocotos (Piaractus brachypomus).
También, abundan en los ríos del parque el copo-
ro (Prochilodus mariae), la vieja (Aequidens sp.),
el caribe Serrasalmus y el muy conocido Tembla-
dor (Electrophorus electricus).
El bagre es igualmente muy común, particular-
mente el guacamayo (Pimelodus ornatos) y el
bagre paleta (Sorubim lima). El bagre rayado
(Pseudoplatistoma orinocense), es, por su parte,
una especie muy apreciada.
En caños profundos de Aguaro-Guariquito están
presentes las muy reconocidas Toninas o delf-
nes de agua dulce (Inia geoffrensis).
En el área protegida que nos ocupa suelen ha-
llarse anacondas y galápagos, cuyo desarrollo se
asocia a zonas inundables.
Hay mamíferos también muy asociados a la red
hidrográfca y zonas inundables de Aguaro-Gua-
riquito, como los chigüires o capibara (Hydro-
choerus hydrochaeris), cuya carne es muy ape-
tecida y de alto valor comercial, por lo cual están
sometidos a fuerte presión de cazadores furtivos.
En los bosques de galería del parque abundan
otros mamíferos como el mono araguato (Alouatta
seniculus). También, está presente el oso hormi-
guero gigante o palmero (Myrmecophaga tridac-
tyla) y el cachicamo o armadillo gigante (Pryodon-
tes maximus). Igualmente, tiene hábitat en el área
del parque el cunaguaro manigordo (Leopardus
pardalis), así como el puma (Puma concolor).
Los reptiles del área son asimismo abundantes
y diversas las especies. La iguana, (Iguana igua-
na) abunda, igual el mato o Tejú (Tupinambis
teguixin). En los ríos y caños está presente la
baba (Caiman crocodilus crocodilus) al igual que
el caimán del Orinoco (Crocodylus intermedius).
Muy distintiva en Aguaro-Guariquito es la gigan-
tesca culebra anaconda, (Eunectes murinus), al
igual que la tragavenado (Boa constrictor). Abun-
da la cascabel (Crotalus durissus).
Destaca de manera sobresaliente en el parque
la presencia de una riquísima avifauna. Las gar-
zas son abundantes con más de diez especies
representadas. Los ibises, como el corocora roja
(Endocimus ruber) tienen gran presencia tam-
bién, al igual que el pato real (Cairina moschata).
La guacharaca de agua o chenchena (Ophisto-
comus hoatzin) atractiva y conspicua en su for-
ma se encuentra en Aguaro-Guariquito.
281
Aguerrevere, S. Zuloaga, G. (1937). Observaciones Geológicas de la parte Central de la Cordillera de
la Costa. Boletín de Geología y Minería. Ministerio de Fomento. Caracas.
Amend, Thora. (1992). Parque Nacional Archipiélago Los Roques. Caracas.
Amend, Stephand. (1991). Parque Nacional El Ávila. INPARQUES. Caracas.
Andressen, R. y Ponte, R. (1973). Estudio integral de las cuencas de los Ríos Chama y Capazón:
climatología e hidrología: Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de los Andes, Mérida.
Azócar, A. (1980). Los Páramos de Venezuela: en Weidmann, K, Páramos venezolanos: Ed. Oscar
Totmann/Fundación Polar. Caracas.
Azócar, A. y Monasterios, M. (1979). Variabilidad Ambiental en el Páramo de Mucubají: en Salgado -
Labouriau, M.L (Ed.) El medio ambiente páramo: Ediciones del Centro de Estudios Avanzados,
I.V.I.C. Caracas.
Azócar, A. y Monasterio, M. (1980). Estudio de la variabilidad meso y microclimática en el Páramo de
Mucubají: en Monasterio, M. (Ed). Estudios ecológicos en los páramos andinos: Ediciones de
la Universidad de los Andes. Mérida.
Banco de Venezuela. (2006). El Ávila. Ecograph. Caracas.
Bevilacqua, Mariapia. (1990). Diagnóstico ecológico de las áreas de interés científco y ecológico del
Parque Nacional Mochima. INPARQUES. Caracas.
Bezada, M. (1990). Geología glacial del Cuaternario de la región de Santo-Domingo-Pueblo Llano-
Las Mesitas (Estado Mérida y Trujillo): tesis de Ph.Sc. inédita, Centro de Estudios Avanzados,
I.V.I.C. Caracas.
Cárdenas, Antonio L. (1961). El Glaciarismo Pleistoceno en las Cabeceras del Chama. Revista
Geográfca Venezolana. Vol III nº 8 nov, 1961 – abril 1962 Instituto de Geografía y Conservación
de los Recursos Naturales, Universidad de los Andes. Mérida.
Cárdenas, Antonio L. (1965). Geografía Física de Venezuela. Talleres gráfcos Universitarios,
Universidad de los Andes. Mérida.
Carlsen G, Mónica. (1998). Recopilación y reproducción de información sobre investigaciones en el
sistema de parques de Venezuela. Parques Nacionales Páramos Batallón y La Negra, Chorro
El Indio, El Tamá, Cinaruco Capanaparo y Aguaro – Guariquito. INPARQUES. Caracas.
Centro para el Estudio de la Biodiversidad Neotropical. (1999). Reconocimiento y evaluación de la
diversidad biológica en el Parque Nacional Sierra Nevada. Guanare.
Convenio INPARQUES – PDVSA. (1994). Parque Nacional El Guácharo. Reserva de Vida. Gerencia
de Asuntos Públicos. Caracas. Caracas.
Editorial Binev. CORPOVEN, S.A. (1992). Venezuela tierra mágica. Parque Nacional Canaima. (Ed)
Gerencia de Asuntos Públicos. Caracas.
CORPOVEN, S.A. (1994). Venezuela tierra mágica. Parque Nacional Mochima. (Ed) Gerencia de
Asuntos Públicos. Caracas.
CORPOVEN, S.A. (1994). Venezuela tierra mágica. Parque Nacional Sierra Nevada. (Ed) Gerencia
de Asuntos Públicos. Caracas.
Bibliografía
282
CORPOVEN, S.A. (1994). Venezuela tierra mágica. Parque Nacional Aguaro - Guariquito. (Ed)
Gerencia de Asuntos Públicos. Caracas.
Corporación de Turismo de Venezuela, CONAHOTU. (1974). Parque Nacional Canaima; La Gran
Sabana. Plan Rector. Editorial Arte. Caracas.
Comisión Europea, INPARQUES, Econatura. (1997). Ciencia y Conservación en el Sistema de
Parques Nacionales de Venezuela. Editor Principal. Isabel Novo Torres. Venezuela.
Cuesta, Maria R. (1988). Lista de aves de las zonas de la Mucuy y Mucubají del Parque Nacional
Sierra Nevada. Editorial Venezolana. Mérida.
Curso sobre el manejo de los Parques Nacionales de Venezuela. (1989) El Parque Nacional
Archipiélago Los Roques y su avifauna. INPARQUES. Caracas.
Dirección de Geología. (1970). Léxico Estratigráfco de Venezuela (2ª ed.): Boletín de Geología. Pub.:
España.
Ewel, J. y A. Madriz. (1968). Zonas de Vida de Venezuela. Memoria Explicativa sobre el Mapa
Ecológico. Ministerio de Agricultura y Cría. Editorial Sucre. Caracas. Venezuela.
Febres, Gonzalo. (2004). Ordenamiento especial del corredor turístico Laguna de Canaima – Isla
Ratón, ubicado en el sector occidental del Parque Nacional Canaima. INPARQUES. Caracas.
Fernández Y. Francisco., et al. (1994). Parque Nacional Henri Pittier. Caracas.
Fundación la Salle de Ciencias Naturales. (1997) Aspectos ecológicos y biodiversidad de los escenarios
naturales de Parque Nacional “El Ávila”, Vertiente Sur. La Fundación. Caracas.
Fundación Terramar. (2000). Guía ecológica de Canaima. Fundación Derramar, Total Film Elf.
Caracas.
Gabaldón, Mario. (1980). Plan Maestro Parque Nacional Mochima. INPARQUES. Caracas.
Gabaldón, Mario. (1983). Un caso de estudio: Parque Nacional Morrocoy. Guanare.
Gabaldón, Mario. (1992). Parques Nacionales de Venezuela. Serie Parques Nacionales y Conservación
Ambiental, Nº 1. INPARQUES – Fundación Banco Consolidado. Caracas.
García, Rafael. (1991). Patrimonio natural y cultural Canaima. Parque Nacional Canaima “Gran
Sabana de culturas milenarias”. INPARQUES. Caracas.
García, Rafael. (1989). Los Parques Nacionales de Venezuela. Encuentros. Caracas.
Gallegos, R. (1943). Reinaldo Solar Espasa. Calpe. Argentina.
Gigengack, R. y Grauch, R.I. (1975). Quaternary Geology of the Central Andes of Venezuela: a
preliminary assessment: Boletín de Geología. Pub.: España.
Gondelles, R. (1970). La Serranía del Ávila, un Parque Nacional muy vulnerable. Asoc. Gen. Para la
defensa de la naturaleza. Caracas.
Gondelles, R. (1978). Parque Nacional Henri Pittier. Madrid.
Gondelles, R. (1983). Sistemas Ambientales Venezolanos – Recursos escénicos y turísticos de
Venezuela. MARNR. Caracas.
Bibliografía
283
Bibliografía
Gondelles, R. (1997). Los Parques Nacionales de Venezuela. INCAFO. Madrid.
González de Juana, C., Iturralde de Arozena, J.M. y Picard, X. (1980). Geología de Venezuela de y
sus Cuencas Petrolíferas (2 vols.) Eds. FONINVES. Caracas.
Huber, O. (1986). La selva nublada de Rancho Grande: Observaciones sobre su fsionomía, estructura
y fenología. En: la selva nublada de Rancho Grande. Fondo Edit. Acta Cientif. Venezolana.
Caracas.
Huber, O. Febres, G. (2000). Guía Ecológica de la Gran Sabana. The Nature Conservancy.
277
Humboldt, A. (1956) Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente. 5 Tomos. Ministerio
de Educación. Caracas.
INPARQUES. (1978). Parques Nacionales y Monumentos Naturales de Venezuela. (Ed) Inparques,
Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Renovables, Caracas.
INPARQUES. (1978). Parque Nacional Mochima. Plan Rector. Dirección de Parques Nacionales.
División de Estudios Básicos. Caracas.
INPARQUES. (1979). Parque Nacional Mochima. Dirección de Parques Nacionales. Caracas.
INPARQUES. (1983). Guía de Parques Nacionales y Monumentos Naturales de Venezuela, Fundación
de Educación Ambiental. Caracas.
INPARQUES. (1999). Parque Nacional El Ávila, debilidades, fortalezas y potencialidades. Caracas.
INPARQUES. (2000). Parque Nacional Canaima, Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad.
Dirección General Sectorial de Parques Nacionales. Caracas.
INPARQUES. (Sin fecha). Parque Nacional Morrocoy. INPARQUES. Caracas.
INPARQUES. (Sin fecha). Parque Nacional El Ávila. INPARQUES. Caracas.
INPARQUES. (Sin fecha). Principales especies de mamíferos reportados para el Parque Nacional El
Ávila. Dirección de Parques Nacionales. INPARQUES. Caracas.
INPARQUES. (1983). Un caso de estudio: Parque Nacional Morrocoy. INPARQUES. Guanare.
Jiménez, Gustavo. (Sin fecha). Avifauna del Parque Nacional Archipiélago Los Roques. INPARQUES.
Caracas.
Jiménez, Gustavo. (1988). Aves comunes del Parque Nacional El Ávila. Dirección General Sectorial
de Parques Nacionales. INPARQUES. Caracas.
Jiménez, Gustavo. (1989) Inventario Ornitológico del Parque Nacional El Ávila. INPARQUES.
Caracas.
Jiménez, Gustavo. (1999). Informes de evaluación Ornitológica del Parque Nacional El Ávila (enero –
marzo). INPARQUES. Caracas.
Labrador, Maritza. (1993). Parque Nacional Mochima; una alternativa para la recreación y el turismo.
Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. Falcón.
Lauer, W. (1979). La posición de los páramos en la estructura del paisaje de los Andes Tropicales:
en Salgado - Labouriau, M.L. (Ed) El medio ambiente: Eds. Centro de Estudios Avanzados,
I.V.I.C., Caracas.
284
Bibliografía
Lentino, M., Luy, Alejandro. (Sin fecha). Ciclos anuales de las aves de bosques en el Parque Nacional
Henri Pittier. El uso de unidades paisajísticas para la caracterización de las comunidades.
Caracas.
Lozano, A. (1864). Colección de Poesías Originales. París.
Llovera Q, José R. (Sin fecha). Estudio geomorfológico “Sector Laguna de Canaima” Parque Nacional
Canaima. Universidad de los Andes, Escuela de Geografía. Mérida.
Manara, Bruno. (1979). El Ávila. Fundación Banco de Venezuela. Caracas.
Manara, Bruno. (1988). El Ávila Biografía de una Montaña. Monte Ávila Editores. Caracas.
Manara, Bruno. (1998). Aves del Ávila, Monte Ávila Editores. Caracas.
278
Marcoccio, María. (2007). Propuesta para el plan de ordenamiento territorial del Parque Nacional Aguaro
– Guariquito, Estado Guárico. Universidad Central de Venezuela. Caracas.
Marin E., Baumar V. (1990). Informe sobre la inspección de áreas intervenidas del Parque Nacional
Mochima. Cumaná.
Matos, Freddy. (1999). Revisión del plan de ordenamiento y reglamento de uso del Parque Nacional
Sierra Nevada. INPARQUES. Mérida.
Meir, Winfried. (2004). Flora y vegetación del Parque Nacional El Ávila, (Venezuela, Cordillera de la
Costa), con especial énfasis en los Bosques Nublados. Freiburg.
Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. (1983). Sistemas Ambientales
Venezolanos. Los Andes Venezolanos, Tomos I-II-III. MARNR. Caracas.
Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. (1988). Proyecto del Plan de
Ordenamiento y Reglamento de Uso del Parque Nacional Sierra Nevada. MARNR. Caracas.
Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. (2002). El Delta del Orinoco. Revista
Ambiente. Año 24, Nº 59. MARNR. Caracas.
Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. (sin fecha). Guía del Parque Nacional
Archipiélago Los Roques. Editor Javier Zambrano. Embajada de España en Venezuela. Ecograph.
Caracas.
Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. (sin fecha). La reserva de Biósfera en
el Delta del Orinoco. INPARQUES. Caracas.
Ministerio de Agricultura y Cría. (1952). El Parque Nacional Sierra Nevada. Caracas.
Ministerio de Agricultura y Cría. (1960). El Parque Nacional El Ávila. Caracas.
Ministerio de Agricultura y Cría. (1974). Parque Nacional Canaima, La Gran Sabana. Plan Rector.
Corporación de Turismo de Venezuela, Dirección de RNR, División de Parques Nacionales.
Editorial Arte. Caracas.
Ministerio de Agricultura y Cría. (1975). Parque Nacional Morrocoy, Esquema de Ordenamiento y
Reglamentación. Ofcina de Parques Nacionales. Caracas.
Ministerio de Agricultura y Cría. (1976). Parque Nacional Archipiélago Los Roques. Plan Rector. Dirección
de Recursos Naturales Renovables, Ofcina de Parques Nacionales y Monumentos Naturales.
Caracas.
285
Bibliografía
Ministerio de Educación y Deporte. (2004). Guía Pedagógica Warao para la educación intercultural
bilingüe. Caracas.
Monasterio, M. (1979). El páramo desértico en el altiandino de Venezuela: en Salgado-Labouriau,
M.L. (ed). El Medio Ambiente Páramo: Ediciones del Centro de Estudios Avanzados, I.V.I.C.
Caracas.
Monasterio, M. (1980). Las formaciones vegetales de los páramos de Venezuela: en Monasterios, M.
(Ed.) Estudios ecológicos en los páramos andinos: Eds. Universidad de los Andes. Mérida.
Monasterios, M. y Reyes, S. (1980). Diversidad ambiental y variación de la vegetación en los Páramos
de los Andes venezolanos. En: Estudios Ecológicos en los Páramos Andinos - Talleres Gráfcos
Universitarios. Universidad de los Andes. Mérida.
Muguerza, A. (2001). Aguas arriba del fujo torrencial. Fundación Polar. Caracas.
Naviera C, José. (1981). Problemática ambiental del Parque Nacional Mochima. Ministerio del Ambiente
y los Recursos Naturales Renovables. Caracas.
Osuna A, Eduardo. (1974). Parque Nacional Henri Pittier. MAC, Div. De Parques Nacionales. Caracas.
279
OCEI. (1992). Censo Indígena de Venezuela. Tomo I. Caracas
Pereira, J. Aso, P. (1978). Parque Nacional El Ávila. Guaraira Ripano – Sierra Grande. Cuadernos
Lagoven. Caracas 1984.
PETROBRAS. (1999). Parque Nacional Archipiélago Los Roques. PETROBAS, IBAMA e INPARQUES.
Caracas.
Phelps, William H.; Meyer De Schauensee, Rodolphe. (1979). Una Guía de las Aves de Venezuela.
Talleres de Gráfcas Armitano, Caracas.
Ponte, R. (1982) Estudio de la Distribución areal y estacional de la precipitación en las cuencas de los
ríos Chama y Mocotíes. Revista Geográfca. Vol. XXII – XXIII. 1981 – 1982. Universidad de los
Andes. Mérida.
Rincón, J; Matos, F; Zambrano, G. (2007). Parques Nacionales del Estado Mérida. Fonacit – Fundación
Bioandina. Mérida.
Rodríguez, Miyel. (1999). Situación actual del Parque Nacional Morrocoy. INPARQUES. Caracas.
Royo y Gómez, J. (1959). El glaciarismo pleistoceno en Venezuela: Boletín Informativo, Asociación
Venezolana de Geología, Minería y Petróleo.
Schimidke, J. (1974). Antología del Ávila. Ministerio de Agricultura y Cría. Caracas.
Schubert, C. (1970). Geología glacial del alto valle del Río Santo Domingo, Andes venezolanos: Boletín
Informativo, Asociación Venezolana de Geología, Minería y Petróleo.
Schubert, C. (1971). Observaciones geomorfológicas y glaciales en el área de Pico Bolívar, Sierra
Nevada de Mérida, Venezuela: Boletín Informativo, Asociación Venezolana de Geología, Minería
y Petróleo.
Schubert, C. (1974). Late Pleistocene Mérida Glaciation, Venezuelan Andes: Boreas.
Schubert, C. (1979). La Zona del Páramo: Morfología Glacial y Periglacial de los Andes de Venezuela:
en Salgado-Labouriau, M.L. (ed). El Medio Ambiente Páramo: Ediciones del Centro de Estudios
Avanzados, I.V.I.C. Caracas.
286
Bibliografía
Schubert, C.; y Vivas, L. (1993). El Cuaternario de la Cordillera de Mérida, Andes Venezolanos.
Universidad de los Andes – Fundación Polar. Mérida.
Schimidke, J. (1958). La festa del árbol y su signifcación. Ministerio de Agricultura y Cría. Caracas.
Sociedad de Ciencias Naturales La Salle, (1956) El archipiélago de los Roques y la Orchila. Editorial
Sucre. Caracas.
Steyermark, J. Huber, O. (1978). Flora del Ávila. Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales.
Caracas.
Steyermark, Julián. (1994). Flora del Parque Nacional Morrocoy. (Ed), Fundación Instituto Botánico de
Venezuela, Agencia Española de Cooperación Internacional. Caracas.
Tricart, J. (1966). Geomorfología del área de Mucuchíes: Revista Cartográfca. Instituto de Geografía -
ULA- Mérida.
Urbani, Franco. (1977). Variación anual de los parámetros físico-químicos del manantial de Loma
Serrano, Parque Nacionales Ávila. Universidad Central de Venezuela, Escuela de Geología y
minas, Laboratorio de petrología y geoquímica. Caracas.
Urbani, Franco. (1989). El Complejo Ávila, Cordillera de la Costa. Venezuela Geos. Nº 29. Caracas.
Universidad de los Andes. (1999). Evaluación ecológica rápida del Parque Nacional Sierra Nevada.
Resumen ejecutivo. Mérida.
280
Universidad de los Andes. (1999). Evaluación ecológica rápida del Parque Nacional Sierra Nevada.
Proyecto. Mérida.
Vareschi, V. (1970). Flora de los páramos: Ediciones del Rectorado, Universidad de los Andes, Mérida.
Vila, P. (1960). Geografía de Venezuela. Tomo I. Edición. Ministerio de Educación. Caracas.
Vivas, L. (1992). El Cuaternario. Universidad de los Andes. Consejo de Publicaciones. Mérida.
Vivas, L. (1992). Los Andes Venezolanos. Academia Nacional de la Historia. Italgráfca S.R.L. Caracas.
Vivas, L. (2007). El Cuaternario de Venezuela. En GeoVenezuela 2 Medio Físico y Recursos Naturales.
Fundación Empresas Polar. Caracas.
Weidmann; et al. (2003). Parques Nacionales de Venezuela. Ecograph Proyectos y Ediciones C.A.
Caracas.
Yerena, Edgar. (1990) Parque Nacional Sierra de la Culata, un Nuevo Espacio para la Conservación
Ambiental en los Andes Venezolanos. Conferencia dictada en CORPOANDES. Semana de la
Conservación. Mérida.
Yerena, Edgar. (1994). Corredores Ecológicos de los Andes de Venezuela. Serie Parques Nacionales y
Conservación Ambiental, Tomo 4 (Stephan y Thora Amend, editores). Editorial Torino. Caracas.
Zink, A. (1980). Valles de Venezuela: Cuaderno. Lagoven. Caracas.