P. 1
La intención es lo que cuenta

La intención es lo que cuenta

|Views: 235|Likes:
Publicado porAlfonso Cásarez
El presente es un ensayo realizado para una materia llamada análisis del discurso, trata sobre la intención de la retórica y los usos que se le puede dar. Son cinco páginas subjetivas que pretenden ubicar a la retórica en un contexto práctico.
El presente es un ensayo realizado para una materia llamada análisis del discurso, trata sobre la intención de la retórica y los usos que se le puede dar. Son cinco páginas subjetivas que pretenden ubicar a la retórica en un contexto práctico.

More info:

Published by: Alfonso Cásarez on Oct 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/23/2012

pdf

text

original

La intención es lo que cuenta

Alfonso Cásarez, lunes, 15 de octubre de 2012. Análisis del discurso, Profra. Erika Velázquez.

El laberinto de verbos, conceptos y sus propósitos

¿Qué es la retórica? Diría ahora que es el conjunto de técnicas y teorías tomadas de los distintos campos del conocimiento del lenguaje, enfocadas en el propósito de influir en la opinión de una persona o de un grupo de personas. Sin embargo, comparando mis vagos conocimientos previos con la referencia al texto, me sentí plenamente identificado con la siguiente cita:
No es raro oír con sentido despectivo expresiones como “es un retórico” o “no me vengas con retóricas”, referidas a la falta de sinceridad, a lo insustancial, a lo vacío o a lo rebuscado y artificial.” P. 1 19.

Las referencias a esta connotación de la palabra retórica son numerosas, incluso podría tomar como referencia una canción más o menos popular de Shakira titulada ‘No’, de la cual cito: “la retórica es tu arma más letal”. ¿Es la retórica un arma? ¿Porqué hay una connotación negativa en la palabra retórica? Investigando un poco los usos modernos de la retórica, se encuentran una serie de disciplinas tales como la publicidad, la ciencia política, el periodismo, ciencias de la literatura, la educación, etc. Inmediatamente obtuve mi respuesta. ¡Qué tristes los primeros tres portadores representativos de la retórica! Podría decir en lo personal que la publicidad, la política y el periodismo, gozan de una cuestionable reputación. Apoyando esto, considero que son contados los casos de personajes o marcas involucradas en estas disciplinas, que cuenten con un respetable respaldo moral. ¿Cuántos creemos que la política sea honesta? La respuesta general seguramente tendrá la misma connotación negativa. Según la Wikipedia:
La retórica es la disciplina transversal a distintos campos de conocimiento que se ocupa de estudiar y de sistematizar procedimientos y técnicas de utilización del lenguaje, puestos al servicio de 2 una finalidad persuasiva o estética…
1. María del Carmen Ruíz de la Cierva. Los géneros retóricos desde sus orígenes hasta la actualidad en: Rhetorike [revista digital de retórica] Mayo, 2008. P. 19, 22, 24. Recuperado de: www.rhetorike.ubi.pt/00/ Dirección: http://es.wikipedia.org/Retórica

2.

Por otro lado, la clave se encuentra en la palabra ‘persuadir’. Persuadir significa “conseguir mediante razones que una persona piense de una manera determinada o que haga cierta cosa.”3 Así, persuadir se presenta como sinónimo de convencer. Lamentablemente creo que los usos modernos más populares de la retórica van más allá del término convencer, llevándolo al concepto de manipular. Entiendo que este es un capricho de mi percepción. Para saber si tal percepción esta fuera de lugar, realicé una pequeña encuesta con una pequeña muestra de diez personas. Les pedí que, sin pensar mucho, respondieran a las siguientes preguntas: En tu opinión ¿Pensarías que la publicidad tiene como fin manipular? ¿Dirías que la política tiene como fin manipular? ¿Creerías que el periodismo tiene como fin manipular? Las respuestas fueron, en general, que el primer pensamiento llevó a un “sí”, aunque analizando un poco, éste análisis los llevó a conclusiones más específicas para cada disciplina. De acuerdo con un diccionario en línea, manipular significa “controlar la conducta de una persona impidiendo que actúe con libertad.”4 ¿Podría tener la intención un político de controlar la conducta de una persona impidiendo que éste actúe con libertad? ¿Qué tal un publicista o un periodista? Seguramente esto dependerá de la calidad ética y moral de cada actor. Aunque los conceptos de persuadir y de manipular tienen ciertos parecidos, se podría decir que la diferencia radica en la intención con la que se efectúan las acciones, territorio peligroso que conllevaría a lidiar con ideales y principios. Es en esta intención en donde descansa la connotación negativa que ha heredado la retórica. De acuerdo la definición, el “conseguir mediante razones”, conlleva a razonar, argumentar. Sin embargo, de acuerdo a la lectura, los textos argumentativos no son estrictamente persuasivos, por ejemplo:
“Con independencia de su nivel de conexión con el texto literario, no siempre, por el hecho de ser discursos argumentativos, se pueden considerar retóricos si les falta la intención de persuadir o de 1 convencer, es decir, de influir, en mayor o menor medida…” P. 22

Para ejemplificar el anterior argumento el autor utiliza el ensayo, que es una comunicación reflexiva, pero el hecho de ser un recurso retórico o no, “depende de lo que el ensayista pretenda” P.22 1
1- María del Carmen Ruíz de la Cierva. Los géneros retóricos desde sus orígenes hasta la actualidad en: Rhetorike [revista digital de retórica] Mayo, 2008. P. 19, 22, 24. Recuperado de: www.rhetorike.ubi.pt/00/ 34Dirección: http://es.thefreedictionary.com/manipular Dirección: http://es.thefreedictionary.com/persuadir

Por último el texto dice que:
“La autobiografía y las memorias son narraciones no ficcionales: pero con mucha frecuencia utilizan todos los demás recursos propios de la narración novelesca o se aproximan al tono sentimental de la novela lírica y sicológica. Todos estos textos pueden o no tener matices retóricos, según la intención del 1 emisor.” P. 24

¿Significa entonces que las intenciones de los políticos y publicistas condenarán por siempre a la Retórica?

Además de estos usos “representativos”, también se encuentran en la lista de disciplinas a la educación y a las ciencias sociales. La retórica es una herramienta, como lo es un cuchillo. Puede ser un arma, pero también un utensilio capaz de ayudarnos en infinidad de tareas positivas. A través de la educación encontraremos en la retórica no solo una herramienta que nos permita persuadir a nuestros interlocutores, sino también a identificar cuando estamos siendo persuadidos, sus intenciones, sus recursos. Podríamos incluso prevenir que nos manipulen si conocemos las diferentes tácticas. Es de esta forma como nos daríamos cuenta de que no tenemos que ser víctimas de la publicidad, de la política o del periodismo. Tomando en cuenta estos antecedentes y para desligar la palabra retórica del concepto maligno de “manipulación”, sería necesario para mí encontrar un uso práctico, claro, digno de análisis y sobre todo, útil. Para esto he elegido un discurso pronunciado por nuestra estimada Profesora Erika Velázquez, precisamente en esta clase de Análisis del Discurso. Dicho discurso no ha sido formalmente titulado y no tengo una fuente documentada, solo mi memoria, por lo que no dispongo de los recursos para citarlo formalmente.

1- María del Carmen Ruíz de la Cierva. Los géneros retóricos desde sus orígenes hasta la
actualidad en: Rhetorike [revista digital de retórica] Mayo, 2008. P. 19, 22, 24. Recuperado de: www.rhetorike.ubi.pt/00/

Mi análisis es el siguiente: “Durante la clase, la Profesora Velázquez inició un discurso en el que expresaba su preocupación ante un lamentable hecho:

Los alumnos de tercer semestre de lenguas modernas tienen un índice bajo en la entrega de trabajos y tareas, que además tienden a tener inconsistencias a la hora de reunir los requisitos básicos de entrega y que, no conforme con esto, son trabajos de baja calidad. La profesora manifestó que tales hechos son simplemente inaceptables para alumnos de tercer semestre universitario y que son explicados, mas no justificados, por los trasfondos culturales y educativos provenientes del círculo familiar y de los niveles básicos escolares. Aunado a esto, realizó una comparación en la que comentaba las diferencias entre las universidades extranjeras y mexicanas, sobre las políticas de entrega de trabajos; hablando tanto de fechas límite, como de reunión de requisitos, puntualizando la actitud del docente con el alumno: nos comentó que en otras culturas, no era necesario que el docente diera prórrogas en la entrega de trabajos, y que los alumnos de esas otras culturas no necesitaban mayores explicaciones ni presiones por parte del docente. A continuación cito la que fue, en mi opinión, frase persuasiva de mayor intensidad: ‘Debería darles vergüenza que tengan que presionarlos para que hagan su trabajo’ En esta frase está contenido y resumido, contundentemente, todo el mensaje de su discurso: como estudiante, estás realizando un trabajo mediocre y digno de vergüenza. Por último, como su alumno analizando este discurso y tomando en cuenta el contenido de la clase y la misma elaboración de este ensayo, me pregunto: ¿su discurso tiene como fin persuadirme o manipularme? ¿Su discurso limita mi libertad de decisión sobre mis actos? ¿Me fuerza? ¿O tan solo pretende convencerme de algo? Su discurso es un recurso retórico porque los textos y recursos literarios que utiliza, tienen como meta el persuadir o influir en la entrega de tareas y trabajos de sus alumnos. Me invita a dejar de avergonzarme, realizando trabajos de calidad, entregándolos con puntualidad y llenando los requisitos que me solicita. Por otro lado, soy libre de ignorar tal discurso y de evadir su influencia. Respecto al tema de entregar tareas, soy libre de encontrar pretextos en mis obligaciones o en mi cinismo.

Por lo tanto, y contrario a mi percepción anterior de la retórica, encuentro que los recursos retóricos son útiles. Por otro lado, debido a su definición y naturaleza, están condicionados a la intención del emisor.”

La educación, salvadora de la retórica

Como futuro docente, la retórica es una herramienta invaluable ya que además de contar con recursos persuasivos, también cuenta con otros de índole estética que son útiles a la hora de comunicar. Hablar de retórica es hablar de recursos literarios, de textos literarios, de métodos, todos orquestados con un propósito: influir. Las influencias, contrario a las de los (¿malos?) políticos, también pueden ser positivas y sobre todo, aplicadas a nuestro trabajo como futuros profesores. Primero, a través de la retórica se puede convencer a un alumno, tal y como la profesora Velázquez lo hizo, de que entregue sus tareas en tiempo y forma. Segundo, es posible hablar con elocuencia y estética sobre un tema, de forma que el estudiante lo encuentre interesante y llamativo. Tal es el caso del método de enseñanza llamado Sugestopedia, que se basa en el uso de distintos recursos retóricos (incluida la declamación) enfocados a presentar temas dedicados a la enseñanza del idioma como segunda lengua. Éste método pretende influir en la opinión de los estudiantes, haciéndoles ver que aprender es ‘fácil’ y llamativo, aunque el término Sugestopedia tiene que ver más con sugestión. Por último, se me ocurre que podríamos presentar un discurso inicial para animar a los alumnos a que participen en festivales u otros eventos. Esto podría ayudar a despertar su interés. Por ejemplo, en el Oktoberfest que organiza Lenguas Modernas en su división de Alemán. Las intenciones pueden ser las más nobles o las más viles. La retórica no tiene la culpa, pero los estigmas son implacables. El mismo autor comenta que la retórica sirve para hablar bien, para pensar bien y expresarse correctamente. Siempre que la intención del emisor sea influir en el receptor. Parece ser que la educación es la disciplina destinada a lavar el buen nombre de la retórica, ya que la política y la publicidad difícilmente serán capaces de ello.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->