P. 1
sustancias oxidantes quimica

sustancias oxidantes quimica

|Views: 3.178|Likes:
Publicado porCrisitian Ayala
sustancias oxidantes
sustancias oxidantes

More info:

Published by: Crisitian Ayala on Oct 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/31/2013

pdf

text

original

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE ODONTOLOGIA CATEDRA DE QUIMICA INVESTIGACION DOCUMENTAL CURSO: PREPEDEUTICO “4” TEMA:

SUSTANCIAS OXIDANTES IMPORTANTES EN ODONTOLOGIA
NOMBRE: ESTEBAN ANDRES FREIRE FECHA: 10-05-2012

SUSTANCIAS OXIDANTES Las sustancias oxidantes reaccionan con otras sustancias donando electrones, al tiempo que se reducen. Son líquidos o sólidos que fácilmente liberan oxígeno u otra sustancia, También incluyen materiales que reaccionan químicamente para oxidar materiales combustibles (abrasivo) significa que el oxígeno se combina químicamente con el otro material de manera que aumenta la posibilidad de fuego o de explosión. También hay sustancias que tienen al mismo tiempo una acción oxidante y reductora, dependiendo del tipo de sustancia con la que reaccionen. - Según su empleo, las sustancias oxidantes se dividen en: - Neutras: ozono, óxido de plomo. Nitrotolueno,... · Alcalinas: permanganato potásico, oxígeno,... · Ácidas: ácidos crómico, nítrico, sulfúrico,... - La acción de un oxidante sobre los distintos compuestos químicos depende de muchos factores: naturaleza de la sustancia oxidada, la temperatura, los catalizadores, la concentración de reactivos, y la concentración de hidrogeniones en el medio. Las sustancias oxidantes sirven para muchos bienes comunes de la vida diaria y mucho más en la odontología que sirven para la fabricación de materiales u sustancias para los dientes. Las sustancias más importantes son: OZONO La utilización de gas ozono también contribuye favorablemente a la terapia de las variantes superficiales de la caries, favorece la cicatrización y epitelización y contribuye a la profilaxis profesional. El gas ozono es un eficaz desinfectante superficial para instrumentos, implantes y prótesis. La descomposición espontánea y catalizada de esta molécula la convierte en una sustancia ideal para su uso en la cavidad bucal durante intervenciones quirúrgicas. Gracias a sus propiedades biofisiológicas positivas, favorece la cicatrización y epitelización y refuerza los principios antirradicales naturales de las células (por inducción enzimática). El gas ozono también contribuye a la profilaxis profesional. Su aplicación se ejemplifica en la parte 2 de esta serie, donde se describe el caso de una periodontitis marginalis grave en la zona anterior del maxilar superior, en la que se obtuvo una mejora clínica notable mediante el empleo repetitivo de gas ozono (Prozone). Está demostrado que la utilización de gas ozono también contribuye favorablemente a la terapia de las variantes superficiales de la caries (caries de fisuras, oclusal y radicular). Los primeros resultados parecen indicar que el ozono también sirve para el tratamiento de periimplantitis e infecciones endodentales. Es más biocompatible y menos citotóxico que el hipoclorito de sodio.

PERÓXIDO DE HIDRÓGENO. Es un ácido débil, con propiedades desinfectantes. En endodoncia generalmente se utiliza al 3%. Su mecanismo de acción se debe a la efervescencia que produce, ya que la liberación de oxígeno destruye los microorganismos anaerobios estrictos, y el burbujeo de la solución cuando entra en contacto con los tejidos y ciertas sustancias químicas, expulsa restos tisulares fuera del conducto. Su mejor efecto antibacterial lo demuestra en concentraciones 1/10, muestra habilidad en el desalojo de tejido pulpar necrótico y detritos dentinales cuando la solución se deja en contacto íntimo con las paredes del conducto radicular. El mayor efecto antibacterial del peróxido de hidrógeno es atribuido, entonces, a su acción oxidativa, (11) ya que la reacción de iones superoxidantes que producen radicales hidroxilos atacan la membrana lipídica, ADN y otros componentes celulares. Su acción antimicrobiana consiste en el resultado de la oxidación de los grupos sulfidrilos y dobles cadenas en proteínas, lípidos, y superficies de membrana. (12) De igual manera se utiliza el peróxido de hidrógeno junto con el hipoclorito de sodio. Cuando se irriga en un conducto lleno de hipoclorito de sodio, se produce una efervescencia en la que los dos productos químicos liberan oxígeno y causan una fuerte agitación de los contenidos del conducto. Las burbujas de oxígeno se elevan hasta la apertura de acceso, llevando consigo los detritos sueltos. Ambos productos químicos, producen la disolución de algunos tejidos y la destrucción baceriana. (6) Por otro lado, se ha encontrado que el uso del hipoclorito de sodio solo es más efectivo como agente antimicrobiano, que cuando se usa de forma alternada con otras soluciones, como el peróxido de hidrógeno. HIPOCLORITO DE SODIO. Las propiedades desinfectantes del cloro fueron primero reconocidas a comienzos del siglo 19. El hipoclorito de sodio (NaOCl) fue primero recomendado como una solución antiséptica por Henry Dakin para la irrigación de heridas para los soldados en la primera guerra mundial. Posteriormente, en 1920, se describió la solución de Dakin, 0.5% NaOCl, en la terapia endodóntica.El NaOCl es aún el irrigante más utilizado en la endodoncia moderna por sus propiedades antibacterianas, lubricativas, y disolvente de tejido. (4) El hipoclorito de sodio es una sal formada de la unión de dos compuestos químicos, el ácido hipocloroso y el hidróxido de sodio, que presenta como características principales sus propiedades oxidantes. La fórmula química de este compuesto es la siguiente: NaOH+ HOCl = NaOCl El hipoclorito de sodio es hipertónico (2800mOsmol/Kg) y muy alcalino (pH= 11.5 a 11.7). La actividad solvente, y las propiedades antimicrobianas son debidas primariamente a: a) la habilidad del hipoclorito de sodio de oxidar e hidrolizar las proteínas celulares, b)la liberación de cloro, para formar ácido hipocloroso, y c) a largo plazo, su habilidad osmóticamente de extraer líquidos fuera de las células. (23)

PEROXIDO DE CARBAMIDA
En la actualidad el blanqueamiento dental es una de las técnicas más usadas en el campo de la estética y cosmética dental. Los agentes blanqueadores remueven las decoloraciones dentales. Estas manchas dentales o alteraciones de color de los dientes se pueden deber a los factores extrínsecos como las causadas por el consumo de té, café, etc.; o a los factores intrínsecos como la dentinogénesis imperfecta, la fluorosis, las manchas por tetraciclinas, por flúor o por alguna clase de traumatismo, etc.

El peróxido de carbamida es un compuesto basándose en peróxido de hidrógeno y urea, y su descomposición se da al entrar en contacto con los tejidos orales y la saliva. El peróxido de hidrógeno se descompone todavía en agua y oxígeno; mientras que la urea se descompone en amonio y dióxido de carbono. El peróxido de hidrógeno es considerado cl agente activo, en tanto que la urea tiene un papel importante en la elevación del pH de la placa. El peróxido de hidrógeno liberado de la composición del peróxido de carbamida se metaboliza por la enzima catalasa, peroxidasa, e hidroperoxidasa en la saliva y en los tejidos orales 7,10. Las burbujas de oxigeno libres reblandecen y eliminan los desechos inter plasmáticos. El bajo peso molecular de los peróxidos, así como de la urea podrían explicar su libre movimiento a través del esmalte y dentina. El calor actúa como catalizador en cl rompimiento del agente blanqueador dentro de los productos oxidantes y suministra energía a la solución blanqueadora facilitando su difusión en la estructura del diente 2,3. Blanqueamiento deben considerarse mínimos comparados con las 5- 10 micras de pérdida de esmalte eliminadas en cada profilaxis con copa de goma durante la vida de un paciente, incluyendo la capa rica en flúor. 17, 18, 20, 22,23. También se usa en el blanqueamiento en: PERBORATO DE SODIO

Los primeros intentos de blanqueamiento fueron hace más de un siglo, pero se convirtió en una parte vital de la odontología estética hasta la década pasada. Los mayores avances en la década actual, se han enfocado en agentes aclaradores y nuevas maneras de facilitar la absorción del agente en combinación con otros químicos, el uso de calor y luz, variación en la intensidad y concentración de los productos que se utilizan como blanqueadores. La odontología estética fue un tema popular a final de la década de 1.800, incluyendo recontorneamiento de dientes y aclaramiento como procedimientos recomendados. Como en esta época no habían compañías manufactureras para la elaboración de los productos, los odontólogos mezclaban las soluciones en sus consultorios. Entre 1.800 y 1.900 aparecieron numerosos artículos en los que los profesionales mostraban sus experimentos con algunos rangos de seguridad. Muchos estaban en desacuerdo con tales procedimientos puesto que había regresión del color y no valía la pena el esfuerzo. Consecuentemente, el éxito de la técnica depende de la habilidad del la substancia aclaradora, para eliminar los pigmentos y de la depuración de la técnica para evitar efectos secundarios.

Imágenes:

BIBLIOGRAFIA:

http://es.wikipedia.org/wiki/Oxidante#Significados_alternativos http://www.javeriana.edu.co/academiapgendodoncia/i_a_revision31.html Investigación de los sistemas químicos, editorial reverte SA.1973. Odontología restauradora 2da edición, NOCHI COSEICAO, editorial panamericana medica.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->