Está en la página 1de 2

El Alpinista

1 de Tesalonicenses 5;21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Cuentan que un montaista, desesperado por conquistar un alto monte, inici su travesa, despus de aos de preparacin. Pero como quera la gloria para l solo, subi sin compaeros. Empez a subir y se le fue haciendo tarde, y ms tarde, y no se preparo para acampar, sino que decidi seguir subiendo decidido a llegar a la cima lo antes posible. Pronto oscureci..... La noche cay con gran pesadez en la altura de la montaa; ya no se poda ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no haba luna y las estrellas eran cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbal y se desplom por los aires...Caa a una velocidad vertiginosa, solo poda ver veloces manchas ms oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensacin de ser succionado por la gravedad. Segua cayendo... y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de su vida. l pensaba que iba a morir, mas sin embargo, de repente sinti un tirn muy fuerte que casi lo parte en dos...S!, Como todo alpinista experimentado, haba clavado estacas de seguridad con candados a largusima soga que lo amarraba de la cintura. En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedo mas que gritar:

"AYUDAME, DIOS MIO"... "AYUDAME DIOS MIO"...!!


De repente una voz grave y profunda de los cielos le contest - "QUE QUIERES QUE HAGA?" - "Slvame, Dios mo" - "REALMENTE CREES QUE TE PUEDA SALVAR?". - "Por supuesto, Dios mo" - "ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE..."

Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferr mas a la cuerda y reflexion... Cuenta el equipo de rescate que al otro da encontr colgado a un montaista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos a una cuerda... A DOS METROS DEL SUELO...

Y tu. Que tan confiado estas de esa cuerda ? Porque no la sueltas ? Yo te digo que el Seor tiene grandes y maravillosas cosas para ti. Corta la cuerda, y simplemente, confa en l.