P. 1
La Ciudad Mesoamericana

La Ciudad Mesoamericana

|Views: 33|Likes:
Publicado porfugicotorra

More info:

Published by: fugicotorra on Oct 19, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/19/2012

pdf

text

original

2

LA ANTIGUA CIUDAD MESOAMERICANA: TEORÍA Y CONCEPTO
David Weesrsn
Pennsylvania State University

William

SaNpeRs

Pennsylvania State University in State College

INTRODUCCIÓN
sobre el urbanismo maya, han cambiado profundamente a travéé áel tiempo. Navegando a 1o largo de la costa de Yucatán en 751':., los espanoles pudieron avistar gl_3"d91 pueblos mayas en la distancia, a los cuales compararon con ei cairo y Sevilla- sin embargo, cuando hnalmente visita¡on estos lugares, parecen habersè impresionado menos por lo que veían. Poco después, Hern¿ín còrtes y Bernal Díaz hicieron famosas descripciones de las grandes ciudades que encontraban en su ma¡cha hacia el centro de México, las cuales les parecían más similares a 1as urbes europeas que ellos conocían. Sobre Tlaxcala, Corlés observó: <La ciuiad es tan grande y de tdnta admiración, que aunque mucho de lo que della podría decir deje, Lo poco que diré creo es casi increíble-, porque es muy mayor que Granada, y muy m.ás fuerte, y de tatz buenos edificios y de muy muclru mós gente que Granada tenía al tiempo que se ganó,y muy mejor abastecida de las cosas de Ia tierra... Hay en esta ciudad un mercado en que cotidianamente, todos los días, hay en él de treinta mil ánimas arriba vendiendo y comprando... En este mercado hay todas cuantas cosas , así de mantenimiento como de vestido y calzad.o. . . (y todo) tan bien concertado, como puede ser en todas las plazas y mercados del nzundo-. - Finalmente, que entre ellos hay toda manera de buena oiden y poticía, y es gente de toda razóny concierto; J ral, que lo mejor de Africa no se Iè iguatl, (Cortés 1986:61-68).

-

Nuestras percepciones sobre el urbanismo mesoamericano y principalmente

. Para l.os españoies estos grandes centros y enpafücuru sus densas poblaciones instituciones económicas, representaron barómètros de sofisticación cultural en general y de la presencia de <<gente de razón y concierto>, o como ahora diíamos, de gente cìvilizada. Los españoles nunca describieron los centros mayas en tére

43

rizaaos de. del urbanismo mesoamerica¡o ha sido objeto de un acarorado debate. al mismo tiempo que le asignaba la tan importante categoía evo- lutiva de <<civilización>.manera compleja y sostenidos por poblaciones densas y diversas.ut"upb1T valiosos detalles históricos se resisrían al descìframi"rä. Resultó pues que los mayas tuvieron reyes. quien vino a ejercer . sino que sé trataba más bien de . no eran. se reportaba ra existencia de hasta 3000 casasl.-sin embargo. Pero había dificultades al postular la idea de urbanismo maya. guerreros y meicadères habitaba¡ guaraa. la guerra. cómo visualizar exactarnente a loì graades centros mayas se tornó. nobles. los mayistas se vieron atrapados entre su acariciada visión de un clásico maya único y su deseo de hacer que los mayas pudieran ser incluidos en la jerarquía de otras civilizaciones antiguas del mundo. Los intentos por entender a los mayasen general y a su urbanización en particular a través de comparaciones con ot¡as civilizaciones. como demostró el primer reconocimiento sistemático de asentamiento a mitad de los años sesenta. o Copán. sino que les atribuyó asenramientos más grandes que los conocidos en cualquier otra parte: fusionaron los núcleos de los sitios con enorrnes zonas ocupacionales adyacentes. ¿tuvieron los mayas del Clásico asentamientos tan grandes y compiejos? ¿cuáles eran ias funcionés a" tos granã"s . El concepto de ciudad había sido. productos de los arresa¡os y se manrenían de las rabores i-t. En particular." Jufå.ãi._" in_ fluencia en lamareria (Becker r9i.. que ilegó a dominar la arqueol0gía mãya entre re:s de Sande¡s con fuentes del Centro de México y con sus co¡relativos arqueológicos sugiere que"*p"i"ncia tales estimaciones de las <<casas>> en general suelen ser dernasiado altas y jor con el número de habitantes que con el de éstmctu¡as. En un reciente -"- . tenidos en cuenta. ¿Existían densas poblaciones productoras comparables a las de Tenochtitlan o Teotihuacan? ¿Dónde se hallaban los <<límites> de una ciudad maya? La solución era ahrmar que los mayas tenían ciudades. los mayistas respondían que era inadecuado aplicar un concepto de urbanismo etnocéntrico y esencialmente europeo a lo maya.. nobles y guerras.perspectiva sensibre y comparativa empezó a por varias razones.do con esre modelo compuesto.'. ¿eué apariencia tuvieron ciudades tales como Tenochtitlan o Teotihuacan? ¿córñJse cõmparaban ésras con las der viejo mundo? Y aún más importante. Los arqueórogos continuarãn oi.ii"-iamen_ te usaron la palabra <ci rdad> para describir las ruinas . registro de sus nombres y obras en las aún *o"r"ir*uì"r.o"rro piín no eran en absoluto ciudades en el sentido que lo eran las ciudades europeas. Las inscripcion"r qu.o.r-:. de súbito. por consiguiente.-¿" -ãã" qiJi. mìenüas que el segundo visuJiiaba a ros sitios clásicos en ruinas como <<centros ceremoniáles desh"abitadosrr. pero encontraban difícil inter_ yletar þs residencias-palacìegas y prestaban poca atención a ra documentación de Ia escala y drstnbución de las poblaciones de gente común que sostenían a centros como Uaxactún. èsta.ro.y otros dedujero" qu" ru ro"i"ããäìy". aunque en asentamientos lales como champotón. problemático.'"ä to.. hace refe¡encia al carácter altamente ce¡emonial del centro maya. > (énfasis nuestro). otras civilizaciones.Erp..igr"."gril.rr"ntáL.ru. --. Gordon childe.. Este crite¡io preservó la singularidad maya._ les mayistas como sylvanus G.r. . stephéns.riãît"ro. r asumía. Morley concruyeron que ros monuråentos no tenían un contenido histórico.ru å.. en las cuales la civilización y la vida urbana eran vi¡tualmente sinónimos.. Algunos investigadores hábilmente recurrieron a una táctica que no sólo proporcionó cìudades a los mayas. ciudad preindustrial en su función y en la mayoría de los aspectos excepto por la densidad de población..ã. Influenciados en parte por las ideas de v.. La mayoría de los arqueólogos (aunque no todos) abrazaron esta idea de ia singularidad ostensible de la cultura clásica maya. con algunas pocas excepciones (por ejemplo Coe 1957)."r. Tikal. radicalmente redefinido y las funciones urbanas se consideraban independientes de los factores demográhcos. tal y como Stephens y otros exploradores tempranos habían asumido. "rtutLioàu¿"s I "r La gente acaudalada y poderosa vivía en paracios. tenía unã tendencia uniforme "o-o hacia sitios u. A comienzo de ros años veinte.di"J"i.la cultura del clásico maya era distinta a la de otras civilizaciones antiguas.". no había afectado de manera dramática a esta sociedad del Clásico. palenque y co- blaciones productoras que caracterizaban a Tenochtitlan o a las ciudades del Viejo Mundo. pero que éstas adoptaron su propia forma peculiar. pero afirma que se trataba de una <.desde gsjos plmelgs contacros. ð astronómica y ritual. óã ucu". sino que representaban esencialmente lugares rituales y simbólicos vacíos. mayisras como John Lroyd stephens enrre .f creqaoes compleJas y estructuradas por clases..uurrà àìgu.que la vida de ciudad era forzosamente un cor¡erativo "u*p"_ " de ras so:T::.'."-r.i. Piedras Negias. tan común en ei viejo mundo antiguo. å" iå. iue exploraban (Stepheru r949).. El descubrimiento de la primera tumba claramente ¡eai en palenque en 1952 y el flujo de desciframientos que pronto le siguió. más i¡rsidiosa aún erâ ra combinación de dos moderos surgidos de la célebre pluma de J. S !g*pson. similares a ròs encont¡ados en postcráros pocos"textos ¿ål "ctividad sico maya que habíaa logrado sob¡evivir.. Los reyes. fue debilitando poòo a poco loi conceptos de <sacerdote-campesino>> y de <centro ceremonial inhabitaão>. sacerdotes. entre 1838-r 923_. Norman Hammond (1975: 85) por ejemplo.'. g.rdo su atención hacia los edificios monumentales. en otras palabras.r".r*".nuy"r.44 Lanaturaleza DAvrD wEBSTER_wLLIAM sANDERS LA ANTIGUA cIUDAD MESoAMEzucANe: rponÍe y coNcEpro 45 mrnos simila¡es. .. carecían de las densas y altamente diferenciadas po- y 1960 aproximadamente (y cuyos efectos aún nos alcanzut). sus vidas r" . y cuár fue la reiación entre tales centros y las-comunidades o pobla_ ciones circundantes? Durante la fase de estudio sistemático más temprana de la arqueología maya. mesoamericanos. modero eifatizabauo iipo orgunización social <sacerdote-campesinor. por otra parte. "o*u"iå.r-u A quienes enconfaban tal redefinición errónea..Ð.

Teotihuacan! ¡y esta <<ciudaö hábía sido apenas reconocida por los arqueólogos! Lo que estos mayistas por cierto no tenían para sostener sus ilusiones urbanas era arquitecfura a gran escala. También intentábamos demostrar que Mesoamérica había desar¡ollado por su cuenta una rica tradición urbana y que la considerable va¡iación en LA TRADICIÓN URBANA MESOAMERICANA En 1988 publicamos un artículo llamado The Mesoamericøn UrbanTradition. Rands se dirigió a su hijo de diez aios y le pregunró <Oye hijo. Rands rió y dijo <¿sabes? esta def. que con sus 500. no creo que en realidad esto signifique mucho. cortés comparaba Tlaxcala con Granada. refiriéndose esta última a ia diferenciación sus formas de urbanización estaba basada u. Si los Blue Creeks del mundo pueden ser considerados ciudades a la manera de Tenochtitlan o Roma. ellos preferían dispersarse sobre el campo>>. fue el núcleo de una <ciudad> con un área mínima de 100 a 150 km2. densos núcleos de población. Pa¡a comenzar con la cuestión sobre lavalidez de las comparaciones.rá còmpleja interacción de factores . Se trata de lugares en donde se concentran las actividades especializadas y se lleva a cabo la toma de decisiones políticas. en otras palabras. como Fez y sobre todo El Cairo. éstos compar-y tieron una <urbanidad> subyacente y refinada que cortés y otros pudieron detecta¡ de inmediato en las ciudades de las tierras altas de México. la dimensión más importante de los lugares centrales en sociedades complejas radica en sus funciones especializadas. Nuestra idea era que podíamos usar un marco comparativo de varias formas urba¡as preindustriales diferentes desarrollado por el antropólogo Robert Fox (1911) para rescatar el término ciudad y así calmar la <<envidia de ciudad>> que afTigíaa los mayistas. se hizo evidente que el mayista nunca había estado en Teotihuacan. un comerciante de Cairo del mismo tiempo y un nobie azteca dè Tenochtitlan hubiesen visitado varios centros del Clásico maya. y la nuestra. Poco después.46 DAVrD wEBSTER-wILLrAM sANDERS LA ANTGUA CII'DAD MESOAMERICANA: TEORLA. complejas y heterogéneas. En algún punto de la conversación. y al mismo tiempo enlatízæ lo particulares que eran los "n tecnológicos. señala que la arquitectura monumental es un indicador de organtzación sociopolítica compleja. Y CONCEMO 4] leporte que leímos se argumenta que el pequeño asentamiento maya de Biue creek. o que la capital azteca de Tenochtitlan en 1519 y cinco o seis veces mayor que la ciudad más extensa y mejor preservada del clásico de Mesoamérica.Y aunque las diferencias culturales entre tales lugares eran s9¡1. en particular los estados tempra¡os. El ¡esultado de tales actitudes es que nos dejan absolutamente sin reglas. sus formas más urbanas difieren radicaimente de aquellas en ias que vive el resto de la pobiación. son las áreas centrales que caracterizan a las sociedades graldes. en el cual tratábamos de hacer algo que en una mirada retrospectiva hemos lamentado. demográficos y ambientales. en su forma preindustrial más compleja. no eran de origen cultural europeo y tampocõ esta6an en Europa. Cuando Sanders f. Es más. una ciudad mora. La gente simplemente hace 1o que le parece.rnición de ciudad es tan buena que la encontrarás entre la gente que hace arqueología mayo>. Es sólo que a los mayas no les gustaba vivir en densas concentraciones. rituales y residenciales a un grado inusitado. independientemente de su nivel de complejidad. Hace muchos años. Su preocupación. económicas. aun cuando expresaba una firme opinión sobre el patrón obsewable en la superhcie del sitio. pero pensamos que si un español del siglo x\r. debe haber algún serio problema con nuestra nomenclatura y nuestros conceptos comparativos de asentamientos y de sociedades del pasado. Tal vez muchos de nuestros colegas discreparían con nosotros. y éstas ciertamente existían tal y como él 1o imaginó. nosoÍos discrepamos con la idea de que el concepto de ciudad. aun cuando nunca logró encontra¡las. Nuestro sentido común. colón confiadamente esperaba desembarca¡ en las legenda¡ias ciudades de Asia o¡iental cuando navegó hacia el oeste en 1492. algunas de ras ciudades más grandes y complejamente orgalizadas que los europeos de principios del siglo xvt conocían. y el de Tikal por el otro. Fox enfatiza que todas las culturas. y gran heterogeneidad intema..syidentes.c. o generalidades culturales que puedan utilizarse para explicar semejalzas o diferencias cuiturales. Durante Ia primera parte del siglo xvr muchos europeos habían visitado las ciudades del norte de Africa. centros mayas. Fox identihca dos tipos de ciudades funcionalmente disti¡rtas que resultan útiles para entender el urbanismo mesoamericano: la ciudad administrativa y la ciudad real-ritual.000 habita¡tes era varias veces mayor que París (Rhodenbeck r999). El niño respondió de inmediato <<un lugar donde hay muchos edificios grandes>. Sanders se encontraba tratando de convencer a un arqueólogo mayista veterano de que hay un extremo contraste entre la densidad de población y ei grado de planeamiento y organización de Teotihuacan por un lado. Pa¡a Fox. Resulta obvio que semejante tamaño le haría ¡10 o 15 veces más grande que la Roma imperial de la segunda centuria d. él respondió que <<bueno. incluyen lugares centrales. otro de los criterios de Chitde. dado que éstos reflejan la naturaleza de la sociedad mayor que las envuelve. sin importar los términos que hubiesen utilizado para describirlas. como precisábamos a continuación al comparar Tenochtitlan y Copán. Aunque un sistema político antiguo puede incluir varias comunidades.rnalmente le convenció de que en verdad existen profundas diferencias entre los dos lugares. Nosotros hemos agregado a este modelo un mayor énfasis en las dimensiones cuantitativas de alto número de habitantes. durante una discusión entre Sanders y Robert Rands sobre ciudades mesoamericanas. ¿qué es una ciudad?>. se derivó enteramente de la experiencia cultural occidental. y la sofisticación de sus habitantes con la de la mejor gente de Af¡ica. como acabamos de ver. principios. todos ellos habrían considerado que estos lugares eran en ca¡ácrer muy diferentes de sus propias comunidades. al norte de Belice.

creando así el tipo de entidad dominalte que Ross Hassig (1987) ha denominado imperio <hegemónico>. El nivel de integración de este imperio varió de manera considerable. a granel. Cortés comenzó a recibir informes de una gran ciudad tierra adentro. situados todos en Ia Cuenca de Méiico. en Oaxaca y Tochitepec. Los señoríos subyugados estaban organizados en 38 provincias tributarias. Las culturas desar¡olladas bajo tales condiciones obviamente se ven limitadas en su potencial urbano. Estas son las ca¡acteísticas que creemos hicieron posibre ra crèación de ecologías urba¡as preindustriales distintivas en varias partes del mundo. por lo que los bienes de tributo consistían en productos que no se encontraba¡ en la Meseta de México. La producción per capita de alimentos o de otros materiales esenciales era por io tanto baja. de manera que se requería una proporción muy alta de produc- perio que incluía parte de la costa. las cuales se basaron en complejas relaciones de retroalimentación y dependencia entre los centros y sus periferias y entre los mismos residentes de las urbes. y que ei nivel y la naturaleza de la interferencia en los asuntos de los estados conquistados por la Triple Alianza eran bastante variables. Todas estas condiciones en conjunto limitaron también la efectividad de la expansión política y la aparición de estados territoriales a gran escala. podían producir y distribuir mucho más alimento per capita que un agricultor azteca o maya. madera. en particular alimentos. hue- Mundo y no había acceso a máquinas complicadas o animales domésticos para suplementar los músculos huma¡os. el nivel de control del imperio puede en general concebi¡se como un modelo concéntrico con una región nuclear interior representada por la Cuenca de México. e identificación de grupo (wifirr 1938). en comparación con los del mundo mediterráneo antigrÌo. que realizaron la mayor parte del trabajo. jade. la alianza se había convertido en el Imperio Tenochca. Tãnochtitlan. aunque también se podían solicitar mercancías o servicios adicionales. ya fuese por medios milita¡es o de otro tipo. y Tlacopan. riqueza. pero en general los gobemantes de la Triple Alianza se limitaron a extraer el tributo anual en bienes de los estados conquiìtados. no se podían fansportar a grandes distancias porque la labor humana requerida era costosa e ineftcaz. donde un rey gobemaba un gran im- . Restricciones tecnológicas y energéticas El desarrollo de lugares centrales en Mesoamérica se vio limitado por varios factores tecnológicos y energéticos: so y fibra eran ineficaces con respecto a las herramientas de metal del Viejo 1. Los granos egipcios podían moverse por mar a bajo costo y abastecer a ciudades tan distantes como Roma. Otras guamiciones fueron establecidas -por en localidades clave. para asegurar el control regional. Tales productos incluían plumas de aves tropicales. un núcleo exterior constituido por ia Meseta Central y una periferia que comprende las montañas meridionales y las regiones costeras. De hecho.48 DAVrD wEBsrER-wrLLrAM sANDERS LA ANTIGUA CruDAD MESoAMEzuCANA: TEoRÍA Y coNCEPTo 49 en funciones económicas. rió considerablemente. un centro en cada una de estas provincias era seleccionado como capital regional y un recolector de tributos de la Triple Alianza se encargaba de asegurar la colecta y envío del pago anual. diversas fuentes etnohistóricas. indican que la clasificación ante¡ior resulta simplista. tores a consumidores. oro. Nuesfra visión de México en 1519 está basta¡te influenciada por las descripciones españolas de esa ciudad y el imperio que dominó. Los productos de bajo costo. Texcoco. Con estas pocas excepciones. Las mismas embarcaciones. Estas últimas áreas caen casi por completo dentro de lo que los geógafos llaman zonas climáticas de Tierra Templada y de Tierra Caiiente. finos 3. incluso Urbanización en las Tierras Altas Centrales Pocos meses después de desembarcar en 1519. Las herramientas de piedra. La tecnología era rudimentaria. por supuesto. En menos de un siglo estos aliados habían conquistado aproximadamente 500 señoríos más de similar tamaño. dejando la estructura política local intacta. eran usadas para transpoftar y aprovisionar a los ejércitos que en algún momento Iograron incorporar Egipto al imperio romano. Antes de 1519 Tenochtitlan se había manifestado claramente como el socio superior y. Información más reciente reveló que esre imperio comenzó como una arianza entre tres señoríos pequeños. En algunos casos se edificaba¡ pueblos nuevos para ser ocupados por guarniciones de guerreros profesionales al servicio del centro administrativo de la provincia conquistada ejemplo. Con pocas excepciones. por poner un ejemplo. Aun una breve revisión de las Relaciones revela que ei nivel de control e interferencia de Tenochtitlan en los asuntos de los señoríos locales conquistados vaa grandes dista¡cias de la capital. Los granjeros egipcios usando el arado en conjunto con los animales de tracción y transporte. poder político. 4. así como la región interior. La Mesoamérica prehispánica poseía la infraestructura menos eficiente entre las grandes civilizaciones aritiguas. En ocasiones. un miembro del linaje real de Tenochtitlan substifuía al señor local y sólo era reclamada la asistencia militar. particularmente de las Relaciones Geográficas de 1580. Los tenochcas utilizaban la mínima estructura administrativa necesa¡ia para asegurar el envío regular de este tributo. 2. En algunos casos solamente se exigía asistencia militar como forma de tributo. para todos los propósitos prácticos. al¡ededor de 20 lugares.

¿cuánta gente residía en eùugaicentral o cabecera?.. explicaciån más detallada de esta siiuación. estas cabeceras que myghas de ellas ciones heterogéneas en términos de estatus y ocupación'.i."grrntas 14 y f5 planteadas enlas Relaciones Geográpor ejemplo: <fujmos conficas son monótonamente iepetitivas y u. cacao. Los servicios provistos a tales señores incluían ãeclaraciones es que los derechos y obligaciones de estos f. administración qn" los estadoJ locales habían incorporado a derable variación en el gådo ". formó parte de una tegìOñ lamada. f. irá"i"oätigo dotes ãe tierra agrícola disperia a través de la Cuenca de México." Nriesoamérica. entre 1960-64.ntaban muy bien los dos niveles de demandas' "-'ÉiÀãUi"-o españoiutilizó esta distinción fundamental para organiz-ar la renativa a pequeña escala siOn ei ¿isrritos aåministrativos. escala. eran extraídos ta¡to dei núcieo interior como del exterior' Estlpi"construcción un tos productos procedían de un radio de menos de 150 km. pio""¿i-ä su totalidad de la población del área nuclear. choiula.¿. Texcoco y por supu€sto pero ¿qué ocurre con las numerosas cabeceras centros de tamano consiáerabie. ¿cuál era el nivel de organización nativa que otros dentro de entidades más pequeñas debía ser utilizado? La obvia duraUiiida¿ de las unidades políticas una respuesta clara' en tales situaciones proporcionó . nrádu para la construcción de edificios públicos o de la elite.000 de habitantes dispersos sobre un número limitado de residentes de Europa. p. El término cabe.. como Esta labor ". pero también teníairit"¿á. "-ã. ¡efiere a central donde residía el señor. á" gr*a"s y densqs poblaciones nrbanas Tenochtitlan..rér"ãlu de la población que regi{ia en el núcle.l i) i ." igá!"À"¿o. respuestas uìu..ñ.¿e ¡-+...oootrasta 8-10. interreiacionados á. ¿dónde señor?. rigto más täde de la conquista españolá de Mesoamérica el problema más po-blación inmediatõ al que se enfrentaron ios espùoles fue cómo gobernar una un área de aproximadamente ã" fO u 12. å u'¿t" dä Teotihuacan. Todos estos recursos tenía¡ un alto vaLos bienes de consumo básico tales como granos.r.. cal y madelor en "imércado. por contraste.i.el p*äã. En 1519 este proceso de integración estaba ya bien encaminado y comenzaba y políticos a crearse una solä clase social gãb"--t".ñ"r dep"à nóbles nativos y los usaron como un elemento de 1a dada la consiuna interrogante importante tenía que ser atendrrla: Ërpîn"i".OOO ¿" k*t.contaban con áreas de merôado þa¡a." t nuclear de Los datos etnohistóricos in. los mafrimonios solían . estaban ocupadas por pobladican también que.^o"".A^colhuacan-del nivel este áreies un ejemplo. no sólo de las tres entidades delaalianza. No obstante. -^'Ur.u.000.. A por los gobemantes de 1a Triple Alianza eran consideradas.u estos asentamientôs.fascinante toria del control de teo'tihuacan sobre asuntos inrerferencia de los gobemantes de la Triple 'Nl\utza en ios L:I j.&. por que tuvieron"on recurrir a un método que seía usado tiempo después qoìroAor"r en Asia: teconocieron los derechos leL^os poderes europeos ianto en Áfüca como los . conintereses económicos dentro de la Cuenca.J.i.on -u¡". copal y hule DAvID wEBSTER-wILLIAM sAN'DERS LA ANTIGUA CIUDAD MESOAMERICANA: TEORÍA Y CONCEPTO 51 lr li I 1 I t:: "ó*o alto rango que vivía en la Meseta Central.ü. pero aún dentro de ia ias "omuniaudelfuera gobemaban estas comunidades periféricas y les reclamaban del señor. se.ra en^et núcleô interno donde los gobernantes de la Triple Alialza exhaustivamente en los asuntos políticos internos' Prácticamente miscuían más casados todos los gobernantes de los 40 o 50 señoríos conquistados estaban Lo que es más. par¡o 1.ir lue la distinción entre los términos <<impuesto>> (tax) y <<tributo>> (/ributr¡ t"pt. y pugu'''ojt ibuto a Moctezuma.iu. de linajes reales aliados. ¿cuutttos poblaban los suþos?. Los señores obligatoria' --'I-ãs de impuestos d-e sus sujetos como costumbre "ipãgo señoríos locales de la N4eseta Central en 1519 tenían poblaciones modales y menores' Una de 15 a 30. reorganización estaba aún incompleto a la llegada de losespañoles' -a npt""iõtidades>>. y ¿cuál era l¡üiut"unidad habitãcional del periféncas? i" ãiri¡Ur"iOn espacial de las residencial dentro dè estas comunidades inmediaespañoles reconocieron de Hemos mencionado previamente que los en 1a Meseta central. Esto sígnifica que en 1519 cada ã.íu mpti"uciOn de estas constituían un bien establecido contrato social entre gobemanJ"nãiË" "ur". con un número de entidades mayores al arreglo espacial de la población dentro de una cuestión fundamental se loca"onåi"*" comunidad. poi fot mexicanos iurutul"s a quienes servíamos por obligación tramos nuestros proplos señores tanto labor como bienes' dicional>>. Agregada a estas.dministrativa.o i¡temo. René Millon.r mayoles. por òtro lado. t "ánãt ii"nuf"t v tirániðas. tantolos grandes ejércitos reclutados por conquista . ___guizáttodas.itu "uU""". convirtiendo la entidad dentro de la cual las varias comunidades sociales que .. aiguna vez en una conversación privada' sugirió .Ë.000 habitantes.ales través delas Relaciones resulfa evidente que las imposiciones .u templos y palacios y para obras hidráulicas mayores' se inÈ..000 habitantes.niformes. usaremos una combide ilustrar el caso de de daros^ernohú¿. ... recorrido por el equipo de un proyecto dirigidopor La hisS*ãår. Los conibôó.bienes consumidos en rituales religiosos o por gente de los que M*11 Harris se ha referido õ. fÁ.. como ftatamos de demostrar.o*ä lu.y inte¡cambio de bienes. guarniciones que aseguraban el control de los territorios dominados. a -"nà.. "i i"øto¡o eran consideradas cabeceras y sujetos. Io cual representa energéticas y tecnológicas del sistema de transclarà ejemplo äe las limitaciones p.fir. en la Meseta Cenexistentes en los cerca de cien pequeRõjseñoríos localizados Il4 a U3 de la población l¿iiot censos del siglo xvr dejan patente que al menosenfatízab_an ia naturaleza y qo" los españoles ã"i r"norio residía cabece"..J.l. mientras que cera define el lugar jurisdicción de la localidad central... zujeto..últimas demandas se encontraba la ex"'n iracción de trabajo u g.. l $i lt! l:i 50 textiles de algodón. todos ticula¡mente en Tlaxcala. espaTambién rãunieron y reasignaion señoríõs sujetos parl formar¡n modelo la integridad territorial de los estados cial entrecruzado que tendia a fragmentar ã"iq"irì"¿"t. y arqueológicos con objeto "*ion el Valle de Teotihuacan' rnlp"q""n" porción de la Mesêta Central.J" locales del núcleo interior.

to "n que equivale a un promedio de sólo 3 a 6. sin embargo.52 DAViD wEBSTER-wrLLIAM sANDERS LA A*NIIGUA CIUDAD MESoAMERICANA: TEoRÍA Y coNCEPTo 53 Los arqueólogos recorrieron el valle en su totalidad. Sin embargo. La distinción entre urbano y rural es menos clara en este caso. Las poblaciones. En cuanto al resto de Mesoamérica en 1519.000 para el caso del mismo Teotihuacan azteca (incluyendo los <barrios> físicamente separados del pueblo). los españoles se aproxímaron a un pueblo tan grande que aun cu. Estos recorridos han revelado que todas las cabeceras conforma¡on densas comunidades nucleares con poblaciones altamente variables en términos de roles y estatus económicos. ni seguir por este modo. nunca destruyeron la integridad de los pequeños señoríos conquistados. Este patrón parece haber sido típico de las áreas de selva húmeda tropical. densas y nucieares y (3) que la mayor parte de la población rural residía en asentamientos espacialmente dispersos. estuvo constituida por agricultores que cultivaban esta tierra. cuasi-rurales. y así vemos (y víeron los . Tales conquistas. de acuerdo con datos arqueológicos y etnográficos. manufactura de manos y metates y trabajos de lapidaria. en combinación con nuestros datos de recorridos más intensivos y excavaciones en sitios urbanos. Lo que esta distribución espacial sugiere. porque como las tierras no son iguales. resulta obvio que lo más ca¡acterístico era la pequeña unidad política. (2) que las cabeceras fueron comunidades heterogéneas ¡elativamente grandes. con ejemplos ocasionales de mini-imperios formados mediante la conquista de señoríos vecinos por alguna de esas entidades. en términos de estilo de vida y comportamiento económico.000 personas por señorío. la única iírea en la que aún residía una población substancial en las Tierras Bajas mayas en 1519. el señor de Maní había conquistado quizáuna docena de señoríos cercanos con una población de un total de 60. Asumiendo que el asenfamiento del poblado era simétrico. El modelo de ciudad real-ritual de Fox parece aplìcarse adecuadamente a los centros de estas entidades lrcatecas. pero no todos los moradores de estos larguísimos. estas entidadei habían conquistado señoríos vecinos y formado un mini-imperio. Fundamentiá¡rdose en diversas fuentes. los que lasfundaron. nuestros datos indican: (1) una clara separación espacial entre cabecera y sujeto. Por ejemplo. Cabe considerar la siguiente alusión: oA pocas horas. en uno de los capítulos pasados cómo estas gentes indianas estaban pobladas en estas tierras.000 kmr. la Relación de 1580 nos dice cuiíntos sujetos había y los mapas adjuntos señalan las iglesias de cada uno de estos asentamientos. inviolablemente. que si los de la tierca llana guardaron el orden de ciudad. así no todos pudieron seguír un parecer. en pueblos y ciudades (como luego teremos). no lo pudieron guardar. Con respecto a la población periférica. un lugar esencialmente administrativo y de consumo de bienes (ver webster 2001 l4B149 para una discusión sobre este punto). en base al mapa de 1580.000 habitantes hasta quizá 12. Ross Hassig ha estimado que ros soldados a pie se mueven a aproximadamente 25 a 35 km por día (15-22 millas). Por lo cual vemos. resulta difícil establecer los límites de los sitios a¡queológicos individuales que. Otros residentes fueron artesanos especializados y comerciantes. los conquistadores se hallaban cruzando todo un distrito político de alguna especie y no sólo un simple pueblo (es casi seguro que la <ciudaò> de Blue Creek a la que se hizo referencia antes representa un distrito similar).. En efecto. Las cabeceras pueden haber estado representadas por comunidades cuasi-u¡banas. los que poblaron sierras y montañas y otros lugares cenagosos y htimedos. o quizá hasta dos tercios de la población de las cabeceras.. La única excepción es una fralja de pequeños asentamientos nuclea¡es localizada sobre el terreno elevado (aparentemente un terraplén). podríamos identificar como sujetos. figurillas. es que posiblemente la mitad.ando habían entrado al medio día io alcanzaron a lîegar al palacio del cacique.y declaramos. El recorrido arqueológico refleja un patrón prácticamente continuo de residencias muy dispersas.000 individuos en 1519. como lo indica la siguiente nota de Torquemada (1943:248-249): oYa se ha dicho.2 o 3 leguas adelante. de modo muy inreresanre. que al principio tuvieron. también el modo de la ciudad.y congregación concertada. aun cuando no se habíanâerenido en ninguna parte y en ningún momento pasaronfuera de sus límites>(Chamberlain 1958: 41).000 habitantes para el norte del moderno estado de yucatán tsl9. En el norte de Yucatán. la llanura aluvial). esto significaría que entre el denominado puebio y su periferia había un radio de 12 a 18 kitómetios (medio día de marcha) sobre un área de superficie total de 400 a 1. variaba¡ de 2 a 3. Con respecto a las tierras de cultivo de calidad superior (por ejemplo. En resumen. y hemos logrado identificar especialización artesanal en obsidiana. el recorrido reveló pocas o ninguna residencia rural in situ. en medio del llano permanentemente irrigado del valle. Sin embargo. en muchos de los casos. A este respecto. este ordeny modo. asociadas a terrazas localizadas sobre las áreas de pie de monte del valle. fibra de maguey. como en el centro de México. al parecer hubo un pequeño lugar central donde residía el gobernante. cia¡amente. cada uno gobemado por un señor cuyo cargo heredita¡io se denominaba batab (Roys 1957). incluidas seis de las cabeceras. guardaron. e innumerables reinos. y la intención . El grueso de la población se hallaba dispersa y diseminada hacia afuera de la localidad central. hasta la caída de la tarde. resulta de gran interés que todas las cabeceras localizara¡ en los márgenes de este recurso agúcola y que fueran las únicas poblaciones con una conexión espacial a la mejor tierra del valle. había entre15 y 150 pequeños señoúos. Los registros etnohistóricos señalan que muchas de estas gentes eran <<siervos>> sujetos a las tierras controladas por la clase alta. el patrón de asentamiento en un sentido espacial era muy distinto de lo descrito para la Meseta Central. Sanders hã estimado una población de 500. Ninguna de estas fuentes proporciona información sobre el patrón de distribución residencial en las comunidades de la periferia.

y que hacían un número cuantioso. con la diferencia de que ias entidades fueron más grandes. incluyendo las Tierras Bajas mayas. la ciudad administrativa más desarrollada de Mesoamérica fue Tenochtitlan (Fig.000 personas al día. Las diferencias que hemos señalado parecen representar claramente la distinción de Fox entre la ciudad real-ritual y la administrativa. magníficamente intercomunicada a través de calles. y partes menos: EL otro pueblo (digo los demós de esta nación o señoría). las cuales incluían de 10 a 15 miembros y. su mayor impulso de crecimiento comenzó en 1426. como a manera de barrios. y larga a su deseo. continuando durante el resto de la secuencia del Formativo. del núcleo de 4. Tenochtitlan y Tlatelolco. conforme el lugar les daba tnnno. Ambos tipos de ciudades son también sostenidos en pafte por el im- Indudablemente. cuando junto con sus aliados tomó el control sobre su derrotado rival. que era como ntiembros de esta cabeza. sujetas y pertenecientes a esta dicha señoría o reìno. En esta príncipal congrega' ción y cabeza acostumbraban a tener sus templos y culto (que por ser atribuido a sus Falsos Díoses) lo tenían por divino. son capitales que acogen el aparato político central de los estados. Aquí asistía el señor y rey y tenían sus casas muy suntuosamente labradas. siendo comparables en tamaño sólo a los señoríos a pequeña escala en la Meseta Central en 1519. Calnek estima una población de 150. estaban derramados por los cerros serranías. enfocándonos particularmente hacia la escala y el desarrollo económico.54 DAVID WEBSTER-WILLIAM SANDERS pasados). y aunque no en callesformndas. y en otras partes semejantes a los dichos. Desde nuestro punto de vista. Este modo de poblar se ha hallado en los reinos de Guatemala y provincias Totonacas y Meztitecas que caen en las serranías de la Mar del Norte. probablemente producían flores y vegetales para los grandes mercados urbanos.5 kJrf hasta alcanzar \na zora urbana de 10 a 15 km2.000 a 200. Esto es. y en partes m'ás. Nada de esto fue único en la prehistoria de Mesoamérica. fuerza de trabajo. un componente de la población mexica en Tenochtitlan asumió estatus de nobleza y el poder administrativo de un imperio territorial expansionista. el cual.000 a 120. Como resultado de este éxito inicial. Varias grandes avenidas atravesaban lazona urbana y se conectaban con un sistema de caTzadas (sus componentes sumaban cerca de 60 km de longitud) que enlazaban Tenochtitlan con otras islas y el litoral del lago. que los pueblos. tenían estos dichos naturales a trechos. o bien algún nivel administrativo menor representando al central. Estas caJzadas estaban perforadas a intervalos para permitir el paso de canoas de carga y de pasajeros. incorporando tierra. Ciudades administrativas y ciudades reales-rituales en Mesoamérica Tanto las ciudades administrativas como las ciudades real-rituales comparten funciones políticas nucleares. así como el ambiente natural y social que estimuló su crecimiento. en el periodo Clásico y finalmente en el Postclásico. Estas entidades seguían. Hacia 1519 la ciudad gemela se había extendido desde su tamaño original en tomo a 3.000 habitantes en la ciudad. y también más numerosas. y de grande exceso. Como demostra¡emos más adelante en nuestra discusión sobre los sitios del Clásico maya. una dicotomía que será más explícita cuando revisemos los casos de los grandes centros urbanos en 1as secciones siguientes. tanto en lamaño como en población. Gran pafe del tráfico peatonal y de canoa conducía a los muchos mercados de Tenochtitlan y en especial al mercado principal de Tlatelolco. pero hace de advertir que en algunas de estas dichas provincias usaron. Fundada alrededor de 1325 a parrir de dos pequeños asentamientos de refugio. alrededor de la cual se erigían los palacios de reyes y de altos nobles hereditarios. 1). aunque nuestra reciente reevaluación revela que deben haber sido sólo alrededor de 100. callejones y canales. por lo fanto. Lo excepcional fue la escala y la complejidad que eventualmente asumió Tenochtitlan. la capital azfeca de Tenochtitlan y el centro maya real de copan. que en algunas provincias y regiones. La mayoría de estas áreas de cultivo eran demasiado reducidas para aprovisionar a las unidades habitacionales a las que se asociaban. no obstante. Sin em- . Sin embargo. El palacio de Moctezuma por sí mismo cubría según se informa cerca de 4. y albergaba 300 cuartos dispuestos alrededor de tres patios principales. según Cortés. y diversas formas de tributo de la gente bajo su dominio. Y esta congregación (en alguna ïnnera confusa y derramnda) era su nítmero de ciento y doscientas casas.5 km se hallaba compuesta de casas de adobe de un solo nivel construidas sobre relleno artihcial y rodeadas de pequeños cultivos de chinampa.y merrópolis de la nación o provincia tenían algún mós concierto. existen profundas diferencias entre ellos si observamos más cerca dos ejemplos. por valles y quebrachos. recibía al¡ededor de 60. al menos en orden concertado. fueron típicos de Mesoamé¡ica a través de la historia de la región: desde la aparición de los primeros lugares centrales en el Formativo Temprano.En su centro se hallaba una enonne zona cívico-ceremonial amurallada de cerca de 400 m de lado.6 Ha. Azcapofzalco. acompañábanlas otras casas de Sente principal y nobLe.000. y LA ANTIGUA CruDAD MESOAMERICANA: TEORÍA Y CONCEPTO 55 puesto o tributo que fluye desde sus periferias ---es deci¡ ambos son lugares de consumo. que las otras poblaciones o congregaciones. Tenochtitlan : una ciudad administrativa mesoamericana j estos se acomodaban como cada uno mejor y más podía>. Estudios hechos por Calnek (1972) indican que la mayor parte de la ciudad que se extendíamás allá. en las províncias de Galicia y en las montañas. que hacían cabeza. este patrón de pequeñas entidades políticas con las dos distintas formas de disfribución espacial entre los centros y la pobiación periférica y con las características de la comunidad central. que en nuestra España están esparcidos y derramados. de la misma manera. el patrón descrito para el norte de Yucatán se aplica al fuea del sur durante periodos más tempranos.

Hobsbawml9ST:21). Estos incluyen vi¡fualmente todo tþo de bienes de consumo urbanos. Para el mercado de Tlatelolco por ejemplo. .000 personas vivían en esta inmensa conurbación (incluyendo Tenochtitlan-Tlatelolco). La mayoría se comunicaban eficientemente con la capital a través del transporte acuático. fue caracteístico un notable grado de especialización económica y división del trabajo. También se iltercambiaban productos manufacturados. 1o que atrajo a ia capital artesanos de muchas regiones. que ocupaban siete distritos o barrios de la ciudad. este último llevado a cabo en gran parte por comerciantes profesionales llamados pochteca. uno de los elementos clave fue la especialización económica y la difundida simbiosis económica. lo que indica que la mayor parte de la población no era autosuficiente en térmi¡os de subsisfencia (razón por la cual el mercado operaba todos los días). un gran número de ellos productos comestibles.000 personas (Benl' 1990. le hemos aplicado el término de <<árca metropolitana>. ésta última representada por la presencia de comerciantes especializados y de puertos de intercambio Qtorts of trade) para el comercio.I--Tenochtitlan (dibujo de Robert Santley. A esta combinación de ciudad central y sus comunidades ci¡cundantes menores. aún yendo a pie. Pero ¿qué fue. Esta es la más cercana aproximación a la megaiópolis moderna en el Nuevo Mundo prehispiínico. se registra una lista de cerca de 218 a¡tículos en venta en 1519.000 de habitantes. Para apreciar mejor la manera en que esto debió impresionar a los españoles en aquellos días.) y productos exóticos traídos desde largas distancias mediante tributo o comercio. El hecho que tales bienes de Fig. orfeb¡es. Muchos pueblos menores y sus respectivas comunidades rurales se haliaban asentados sobre islas en los lagos de Texcoco y Xochimilco. dada la primitiva i¡fraestructura tecnológica que los mexicas compartían con el resto de Mesoamérica. y en 1519 era la región más densamente poblada en la historia de Mesoamérica. Aunque la información directa sobre la especialización econG mica prehispánica es relativamente escasa. 10 que estimuló y posteriormente ma¡tuvo toda esta escala urbana y complejidad económica? En nuestra opinión. Gran parte del dramático crecimiento poblacional se debió al deliberado reasentamiento de la gente en Ia ciudad y a la ilimitada capacidad de las elites urbanas mexicas de consumi¡ productos de tujo.000 o 400. en toda el área metropolitana. incluyendo aquellos producidos por artesanos de la elite (especialistas en plumaria. aun esta reducida estimación excede con mucho los totales de población de la mayoía de los reinos del Clásico maya. las descripciones del tiempo de la Conquista y de los 60 arlos siguientes indican que. a Io largo del cercano litoral o sobre los flancos elevados de la planicie aluvial. joyeros. y aún en tiempos de Napoleón únicamente 17 ciudades de toda Europa albergaban más de 100. y ninguno se hallaba a miás de unas pocas horas.56 DAVID WEBSTER-WILLIAM SANDERS LA ANTIGUA CruDAD MESOAMERICANA: TEORÍA Y CONCEPTO 51 bargo. etc. original deGonzález Aparicio [1968]). lacual se extendía sobre un áreade unos 500 km2. Hemos estimado que en tomo a 300.000. urbanas y rurales. podemos considerar los datos siguientes: en 1900 sólo 16 ciudades en el mundo entero tenía¡ poblaciones que excedían 1.

subyugado por los mexicas y sus aiiados en l428. que muestran a reyes y parientes reales. y los productos cosechados podían ser trasladados a la ciudad por medio de canoas con un índice de eficacia cerca de 40 veces mayor que el de un cargador humano. con frecuencia en ios pa- lacios. sacerdotes. fue superado por medio de las enormes inversiones de trabajo del estado destinadas a ampliar de manera extensiva las productivas zonas de chinampas. según sus propias narraciones. cuyos extravagantes estilos de vida estimulaban la producción artesanal. consejeros y funcionarios. se erigieron a través de sus triunfos militares. A una escala mayor. Como las cortes de cualquier lugar. expresada sobre un árrea geográfrca más extensa de lo que nunca antes se había visto en 1a historia mesoamericana. Este problema. especializaci1n de la producción. El poder dinástico emanaba de tales lugares y en particular de los palacios de los gobemantes. actores. No obstante.000 a 4. que no sólo hacían las veces de residencias reales. eruditos. EI modelo ¡eaVritual o de ia corte está siendo sustentado cada vez más por los datos procedentes de las excavaciones arqueológicas practicadas en los palacios reales y de la elite. Siguiendo este argumento. artistas y artesanos. éstas eran también arenas para la expresión de la alta cultura de la elite. A riesgo de forzar la En 1988 propusimos que los centros del Clásico maya eran muy diferentes a Tenochtitlan y oûas grandes ciudades del altiplano. con Tenochtitlan como su Roma. Las economías regionales se tomaron urbalocént¡icas a un grado desconocido en cualquier otra paÍe. que eran esencialmente gigantescas casas reales. un modelo que resuita ia extensión lógica de nuestro original <rea1-ritual> (e. aunque no llegamos a desarrolla¡ esta idea. así como estimaciones más sofisticadas de la demografía y del patrón de asentamiento. la zona meridional de chinampas como su granero egipcio y las canoas sus flotas de galeras romanas. las interacciones sociales se personalizaban a un grado imposible en una metrópoli verdadera. . sino que también ¡epresentaban las capitales políticas y las expresiones simbólicas del orden cósmico que los reyes prometían ejercer sobre sus reinos. A pesar de la simplicidad de sus herramientas. así como sirvientes.58 lujo y de alto costo ci¡cularan en el mercado DAVID wEBSTER-wLLIAM sANDERS LA ANTIGUA CIUDAD MESOAMERICANA: TEORLA Y CONCEPTO 59 es uno de los indicios más claros del complejo carâcter urbano de un lugar como Tenochtitlan. los sistemas de asenLamiento mayas consistieron esencialmente en jerarquías de casas en un rango que incluía desde los súbditos más humildes.los bienes y las tierras se hallaban con- analogía. ios agricultores que hacían uso de chinnmpas y otros recursos de irrigación podían generil excedentes de grano del 50 al l00Vo por encima de sus necesidades domésticas. densidad demográfica regional. Existía así una compleja retroalimentación entre escala y complejidad urbana. que comprendía todos los recursos rituales y el complejo simbolismo característicos del reino maya. rasgo del cual no tenemos evidencia alguna en las Tierras Bajas mayas. Dado que la Cuenca de México estaba tan densamente poblada (con una población que estimamos ascendía a un millón en 1519). debido en parte a las recurrentes hambrunas sufridas después de 1450. Las cortes del Clásico maya eran lugares donde la gente privilegiada se hallaba en contacto diario y directo con los gobernantes. dignatarios y embajadores visitantes. de las que a menudo se podían obtener dos cosechas de maíz (3. Se ha logrado hacer mejores inferencias basadas en aiusiones epigráficas e iconográficas del comportamiento en las cortes.g. los mayistas han adoptado y elaborado con entusiasmo el concepto de palacio/corte.000 kilogramos por Ha. primero hacia las ricas zonas de tierras altas de Morelos y Puebla y más adelante hacia regiones mucho más alejadas. Dado que comparativamente pocas personas ocupaban los núcleos monumentales de los centros mayas. hasta la enorme y sumamente especializada casa real. Todos estos progresos fueron posibles gracias a la ecología regional de la Cuenca de México y de ias tierras altas centrales adyacentes. tributo y crecimiento territo¡ial del imperio. Más recientemente. rasgo esencial para cualquier tradición civilizada. Inomata y Houston 2001). aun un imperio local podía enriquecer enormemente a sus nobles señores. productividad agrícola. escribanos. Ahora incluso se conocen los nombres y los títulos de algunas de estas gentes y las obras de arte que las representan en vestimentas de la corte hacen alusión a las convenciones del protocolo cortesano y con frecuencia revelan los tipos de objetos utilizados en escenarios de la corte. a nobles menores y a sus familias. El tributo extraído de lugares distantes en¡iqueció aún más a los reyes y nobles.) al alo. Esta ret¡oalimentación estimuló una mucho mayor simbiosis económica. algunas de las cuales se desarrolla¡on a lo largo de muchos siglos. tales como el famoso Palacio de Palenque. intercambios económicos. Esta excepcional base demográfica también permitió a los mexicas mantener ejércitos extraordinariamente grandes y de ese modo expandirse más allá de la cuenca. enriquecimiento de elites. ei transporte acuático conectó con eficacia a Tenochtilan con más de un millón de consumidores de toda la Cuenca de México. que conformaban el núcleo de la población de Tenochtitlan. el comercio y la consecuente afluencia de más gente hacia Tenochtitlan. guardias y guerreros. oUrbanismo> maya centrados en las manos de las nacientes elites que. En el pequeño imperio tributa¡io Tepaneca. presos y rehenes políticos. sólo una fracción insignificante de este crecimiento urbano se podía sostener mediante el movimiento de bienes de consumo a larga distancia transportados por el hombre. comercio.. En nuestro artículo observamos que las casas dinásticas erar también cofies reales. Las escenas de la corte figuran de manera promhente en vasijas pintadas. así como al potencial para la expansión imperial. La mayor parte de esta producción tenía lugar dentro de un área de 20 a 40 kilómetros de Tenochtitlan. el sistema lacustre de la cuenca México era una especie de mini-Mediter¡áneo.

esta zona se localiza dentro de la mejor tier¡a aluwial y en medio de la más grande y productiva zona agrícola. En Tikal resulta notoria la ausencia de una densa población ci¡cundarte comparable a las observadas en Te- I t: '1 il -îO : i i :: t'..to&un la necrópolis real adyacente (la Acrópolis Norte). gral parte de la gente que vivía en y alrededor de sus conjuntos eran probablemente agricultores. el asentamiento. como sus contrapartes mexicas. pero nuestro lrabajo en copiín sugiere otra cosa. que se encuentra en todo el valle de copiín. A pesar de nuestras extensivas excavaciones ta¡to en el sitio como sobre el valle. En Copán. Trabajos más recientes revela¡ que Tikal y calakmul están lejos de lo típico. las elites centrales de copán eran consumrdoras de bienes y trabajo de los comuneros y de hecho.900 personas. otra diferencia notable es que la zona nuclear de copan está dominada por los restos de la residencia de la elite palacios de los nobles no-reinantes. se hallaba dispersa sobre cerca de 4 km2. E¡ otras palabras. sino que por el contrario se observa una . 3) revisal en este volumen nueva información sobre loì pdacios.000 a 6. 2. o mejor dicho. qúienes poseían sus propias mi¡i-cortes-los centradas en edificios lujosos y alrededoi de quienes vivían miembros menos importantes de la familia y algunos funcionarios. Fig. . bajo estas circunstancias. cerca del palacio real y de los templos. hemos logrado recupera-r pocas evidencias de especialización ocupacional bien desarrollada o de comercio i<exteriop> de bienes de consumo general. más razonable (webster et a\.-Área urbana de Copán. DAVrD wEBSTER_wILLTAM sANDERS :: :.r l: i I 60 . aunque 5. 2).::r. de cerca de 25 kmz. en el clásico Tardío las elites no-reinantes probablemente lograban ventajas sociales y políticas al vivir cerca de la residencia real. per se. todos dispuestos alrededor de plazas y conèctados Tikal dominó duralte mucho tiempo nues[as nociones de asentamiento maya. y las iáreas de entea través de ) : l nochtitlan o Teotihuacan. Hondu¡as. y la población de Piedras Negras. La arquitectura monumental en forma de templos y palacios. Aunque la Acrópolis central era el palacio real. el núcleo residencial de Copán no era más grande y majesfuoso. Stephen lF. los templos. merosas residencias (Fig. Primero.<sobre-represãntación> de los asentamientos de 1a elite. Esta comunidad nuclear pudo haber alojado un total calzadas. :. el establecimienro real en el Grupo principal se hallaiodeado dè nude_hasta 1?. I La gran concentración de reyes y de señores nos lleva a plantear las siguientes preguntas: ¿Por qué. La diferencia más obvia es que aunque la densidad demográhca del á¡ea nuclea¡ de copán es comparable a la Tánochtitlan. que Tenochtitlan de las comunidades que la sustentaban? Las respuestas parecen obvias cuando comparamos la economía política y Ia ecología de asentamiento de Copán y la de Tenochtitlan. Cop:án y.2000). Presumimos que hubo dos razones por las cuales tanta gente de la elite vivía justo alrededor del establecimiento reai de copán. como partes de su patrimonio dinástico. En segundo lugar. con más tipo de ciudad? ¿Por qué el centro real y el <núcleo urbano>> se diferenciaban menos de las áreas habitacionales circundantes.Palenque pa_recen ser más <<urbanos>> que Tikal o Calakmul.otstln et al.: : f .000 seíà una cifra probablemente un nuevo mapa de palenque ùazado por Edwa¡d Barnhardt muestra una concentración comparable de estrocturas y por inferencia de gente. . Los recorridos alredèdor de calakmut muestran un patrón muy similar. LA ANTTGUA CIT'DAD MESoAMERICANA: TEoRÍA Y CoNCEPTo 61 [amiento reales. los juegos de pelota y otros recursos. se extiende sólo en tomo a i km2.:: l': ú--_1r I i i ll : : : i i i i :. los reyes de Tikal probablemeñt" r"co. no existe la diferenciación interna prevista que probablemente observaríamos si tuviésemos información comparable sobre Tenochtitlan. a excepción de la importación de pequeñas cantidades de obsidiana. (cap.

independientes de la voluntad humana o particuiaridades culturales. Por supuesto. pero al hacer énfasis en la escala y en las impresionantes instituciones económicaì de las ciudades del altiplano que él observó. Posiblemente la mayoria de la gente hubiese preferido vivir a pocos cientos de metros de la casa real de Copán y. 3 de este volumen). en parte. como Houston et al. como el Írâftco de canoas áe los mexlcas. como habíamos^observado antes (webster et al. Apoyando el argumento hecho por muchos mayistas. A fin de que no se nos malentienda. Las casas nobles de copán no podían aumenta¡fontinuamente su riqueza.000 personas (20. no había formas de transporte eficiente disponibles. sin embargo. su crecimiento estaba limítado por el carácter esencialmðnrc local de sus productos y labor disponibles. nos dicen (cap. durante los siglos vu o xvr. ni seloríos lejanos de los cuales puãieran obtener grandes excedentes de productos básicos de subsistencia. Incluso el centro maya más de <tipo ciudad> que existió. sin embargo. o el desarrollo de mercados locales.comparativamente rèdundantes y haciä la última partJ ael siglo lru estaba satu¡ada de gente. La mayoría dé los centros mesoamericanos nô eran. es simplemente resultado de procesos mecánicos y materialistas. Esta periferia produjo recursos. cortés no era geógrafo o científico socia1. walton (197g) señala que ei criterio decisivo en el desarrollo de una teoríã de urbanismo en Mesoamérica no es el tamaño.productoras probablementê experimentaúan un serio déficit hacia el final del siglo vn. Palenque o Tikal no eran lugares del mismo tipo que Tenochtitlan. Muy posiblemente.. Cholula y Tlaxcala. Ninguno de estos anhelos. De heìho. y de ese modo atraer y sostener una gran conurbación de arÍede tiempo compiero. . una adaptación a las muchas gueûas contra oÍos señoríos. lo mismo se aplica a piedras Negras. ciudades como las encontradas en Europa. diques y sistemas de cultivo de suelos húmedos. Por orra.000 quizá resulta más probable). o de personal de servicio a1 igual que Tenochtitlan. la influencia económica y política que se extiendJsobre decenas de millares de km2. las grandes ciudades emergieron solamente en un puñado de lugares favorables y bajo ciertas condiciones históricas. ni había ricas regiones ci¡cundantes para conquistar. ni habrían podido serlo. Nuestro punto aquí es. canales. y coNcEpro 63 más de 30. tos . acueductos. los nobles residentes habría¡ dado la bienvenida a más artesa¡os expertos.. Hemos intentado precisar algunas de las razones sistémicas por las que esto ocurre. a un nivel simbólico. por lo tanto. tenían probablemente patrones corte-céntricos que en muchos aspectos se asemejaban a ios de los mayas. mediante proyèctos de agro-ingeniería. 931o¡ Había pocas materias primas especializadas o productos ãcabados que pudìeran estimrrlar la aparición de comerciantes especialiZados como los pochtàca^mexicas. son capaces de producir escenarios ¡ealmente urbanos en cualquièr parte del mundo. óomo los que crearon el sistema de chinampa. Aunque Mesoamérica posee su propia tradición urbana-distintiva. o china. gente de Copán . todo esto estaba encaminado hacia la creación de una versión propia del rollan. sino más bien <<1a integración económica de la sociedaö> os reyes y nobles de coprín controla¡on una periferia regional inmediata que en el mejor de los casos se extendió unos 500 km^2. r992). formas de agricultura muy intensiva y medios de transporte e{tcaz. reclutaron habita¡tes de regiones circundantes. existen ciertas restricciones que se aplican a las Tierras Bajas mayas en general y durante toda la secuencia têmporaî.la sanders afirmabano Ie gustaba odispersa¡se sobre el campo>. lo cual se halla ricamente documentado en las inscripciones. Las cabeceras de la mayoría de los señoríos pequeños (altepett) en la Cuenca de México en 1519.62 I DAVID wEBSTER-wILLIAM SAì{DERS LA ANTrcuA cIUDAD MESoAMERTcANa: rsoRíq.roiles no podían reclutar grandes ejércitos locales. desarrolló pocos patrones urbanos complejos. concentración. Aunque el fuea nuclear de Copán era de hecho un gran centro de consumo. la concentración evìdente de la población de Palenque pudo haber sido.s de los mexicas. y mucho menos dè grandei centros urbanos. Nuestra opinión al respecto es que estos dos elementos no pueden ser separados. niaguna àna del paisaje local podía hacerse mucho más productiva. Africa del norte. Sin embargo. No tenían sujetos distantes de quienes exÍaer grandes cantidades de exóticos bienes de lujo. no estamos sugiriendo que ia aparición y el crecimiento de asentamientos de cualquier tipo. Dada su configuración e historia únicas. que a cierto nivel los planes pueden fallar y en ocasiones tomar di¡ecciones inesperadas. El hecho de que los mayas del clásico hayan tenido centros real-rituales o cortes de ninguna manera disminuye su estatus como gran civilización. era suficiente para construir una ciudad. la aplicación incorrecta del título de ciudad a ios sitios mayas le resta comprensión a los aspectos únicos de la antigua cultura maya y a los procesos más trascen- . A. e ingeniosamente construyeron infraestructura urbana en forma de calles. dada la distribución de sus recursos agrícolas. Incluso si éstos hubieJen existido. sólo ciertas correlaciones complejas entre grandes y densas poblaciones. mercados. Su perspectiva no era etnocéntrica europea. el postclásico Mayapan.la población regional se hallaba ilusualmenre concenrrada. Coprán. como el co_ lega de hace años.parre. Independientemente de sus impulsos haciatal. sin duda alguna. expresó una apreciación intuitiva de urbanismo fundamental de la que muchos eruditos modernos carecen. Tampoco estamos insistiendo en una distinción global entre los centros las tierras bajas y los de las altas. Ninguno de estos agricuitores había podido nunca produci¡ excedentes a la manera de sus contraparies aztecas y de las unidades -u"has habitacionales. no hubo patrón urbano comparable a los que evolucionaron en las grandes ciudades de laj tierras altas de México. y la entiãad entera incluía no (1978:26-27). o que sus antecesores Tula o Teotihuacan. Al contra¡io. a comerciantes no nativos y a la oportunidad de abastecer sus casas con el maíz producido por agricultores más productivos en ambientes agícoias de menor riesgo. cada centro maya desarrolló sus formas distintivas por razones diversas. la historia de Tenochtitlan muestra que sus gobemantes y otros individuos poderosos planearon los grandes recintos y palacios monumentales. por el contrario.

agrupados bajo el término de Colapso Maya. Inridrntt of Trat. HosssewM. 1975. para un excelente resumen).C. 130-167' Westview P¡ess' Boulder' Rise and FalI of a Wsnsren. Austin' CerNm. o invasiones foráneas (Sabloff 1973). Ha¡vard University. En su compiejidad. Hamblin y pitcher 1980. 1943 (1615). aunque relacionadas de alguna forma con algunas intemas. Edwa¡d. a estos sitios en nuestro artículo so- CRÓNICA DE TINA MUERTE ANUNCIADA: LOS AÑOS FINALES DE PIEDRAS NEGRAS Stephen bre tradiciones urbanas Mesoamericanas. lg4g.ComparísonandSynthesís'Eðs. Las ciudades nacen y mueren. 1979. nosotros mismos Íal vez no debimos haber aplicado el término ciudad. pp. México D. Thompson i966. incluyendo la erosión en zonas muy lluviosas (Neiman 1997). como organismos.Eric. Washìngton D'C' with the Maya>>.Volumel:Theory. en Metropolitan y R. Sabloff y Rattrje 1975. pulation Hisrory and its Wnm. 1986. <spatiai Dimensions of Maya courtiy Life: Issues and. En una mirada retrospectiva. A. Cairo. Alfued Knopf' Nueva York' Ameri' S¡xpens. 1988. no. Harcouf Brace' PoW¡nsr¡R.3. Houston. V' Kemper.64 DAVID wEBSTER-wTLLIAM SANDERS tiva actual. ni tampoco coincidió siempre el momento de estos eventos. Nueva Haven. HalI. Oaviã.F' Latin AmeWal-róN. La perspec- 3 de corte. Meggers 1954. La civilización Maya clásica es un buen ejemplo de esto. Cambridge' University of H. Demarest et al. 2. lnomata y S. Sanrtey et al. University of Texas Press. andYucatán RttlSrepiÐNs. Norman.NuevaYork. HousroN Young Guatemala René Muñoz Universidad de Arizona Mark Crmn Universidad de yale Unive¡sidad de Brigham Héctor Escoseoo Charles Gol¡pN Universidad de permsvlvania BIBLIOGRAFÍA Becr¡n. Copán: The Fort Worth' Classic Maya Kingdom. Fray Juan de. Editorial Châvez Tonõr.rerr¡eoe. A Classic Maya Realm. <Priests.Lacompiejidãd de ras causas 65 . 2000. exceso demográfico y sobre explotación consecuente de un ambiente delicado. Troilus and Cressida.el in Central America. what Shakespeare. T. Universidad del Valle de <Take but degree discord followst > [rank] awa].PanthoenBooks. otros más sugieren causas extemas.pp'20-36' S-age Press'B-everly Hills' rica. 1987. en un qroceso de abandono que aconteció entre el 800 y 900 d. Algunos académicos han atribuido estos cambios. especialmente la sequía (Hodell et al. Wiiiiam T.3-20. John. más-menos algunas décadas. principalmente a las causas internas (véase Inomata 1995:8-19.Dimensions' T. Letters from Mexico. 1995. ùichael. Yale university Press. Richard. The Conquest and Colonization of Yucatan. Cornelius en 'WEBSTER. y la vieja noción de <centros ceremoniales deshabitados>>. replesenta un efióaz y convincente término medio entre la idea de <<ciudades realei. <Guadalajara: Creating the Divided City>>. W. No todas las ií¡eas fueron afectadas de la misma manera. 1958. Ma¡shall. Nueva Brunswick' I. Louis. Norman. glewood Cliffs. gaenaendémica (Cowgill 1979. Ross. 1957. Daviá. gers University P¡ess. y David WeesTEt. and hark. Max. quizá derivado de excesivas demandas de tributos impuestos por aburguesadas elites parasitarias (Demarest 1996. De manera dramática. Ancient Mesoameríca 3 (1): 189-201.1986). fonn I-. RoDENBEcK. tales como: la ruptura y reorganización de redes comerciales vitales (Freidel 1985. 1938.vo1.6. Peasants. se encuentran ias explicaciones sobre cómo y por qué ocurren tales ciclos.urban Anihropology: Cities in their Cultural Sett¿ngs-Prcntice Peabody HrriruoNo. webb 1973). CarCnq¡mrni-en¡. La Monarquia Indiana. los ocupantes de sus ciudades se marcharon para no retomar. su composición de i¡stituciones de rica diversidad. <The Khme¡ Settlement Pattern: A Possible Anaiogy (4): 409 -410. webster 1989). 1972. Se¡¡ens y Peter van RossuM. Tomo Hayho. Coe.qssrc. experimentan cicros de crecimiento y declive. Sa¡ders 1973. EnFox. lgii . oUrbanìsm as a Way of Life>' American Journal of Sociology 44:3-24' RoyalCourtsoftheAncientMaya. I. en Maya Archaeology and Ethnohisto'ry' Eds' N' Hammond y G' Willey' pp. que enfatiza el papel de los centlos mayas como esferas real-rituales y dentes de la urbanización preindustrial en muchas partes del mundo. Aztec Warfare: Imperial Expansion and Political ControlOklahoma P¡ess. David. ìncluso en un sentido admisible..TheAgeofEmpire:875-19]4. Monographs of the Museum. 1999. lo que provocó una crisis en la subsistencia (Culbert 1988. 1992. Pub. 1991) y mala administración de la elite junto con un faðcionalismo violento. <Settlement Pattem and Chinampa Agriculture at Tenochtitlan>>. 582. untune that string. Lubaantun. 2001. 1978. American Antiquity 22 conrÉs. Chiapas. Messenger 1990). <A Simulation of Coprín Impiications>.lgST. Hemán. 1517-1550. "Tire Mesoamerican Urban Tradition>>' can Anthr op o Logisr 90 (3): 521 -546. Eds. entre las que se mencionan: catásÍofes naturales. negie Institution of Washington. Riôira¡¿ S.AmericanAntiquity 37 (1): 1M-115. Witliam. and Ceremonial Centers: The lntellectuai History of a Model>>. An¡r Corinnå ¡nr'sn y Nancy Goxlr¡.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->