P. 1
Teoria y Lucha - Abstención activa

Teoria y Lucha - Abstención activa

|Views: 31|Likes:
Publicado porSinJefes.org

More info:

Categories:Types, Reviews, Book
Published by: SinJefes.org on Oct 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/17/2012

pdf

text

original

Colectivo Teoría y lucha Aportes para campaña #Yo NO Presto el VOTO: Abstención Activa.

En honor al espacio no estableceremos nuestra visión de pre caracterización del sistema de dominación chilena. Reconocemos que junto a los proceso refundacionales del capitalismo chileno en su fase neoliberal maduro con sus distintas expresiones de administración y representación; ha contado con la ayuda de la ausencia de un diagnóstico certero por parte de quienes disienten, critican y oponen sus fuerzas a la profundización del sistema. A modo de síntesis la vieja ecuación de caracterización del modo de producción que entrega como resultado la forma en cómo se articula el sistema de dominación (patrón de acumulación) y derivado de ello nos entregaba el sujeto social clave en la desestabilización aún mantiene su validez; en cuanto ordenaba la centralidad de construcción política para el periodo y permitía tensionar las posibles coyunturas criticas. Sin embargo, lo que convoca este borrador es aportar en el diseño político de una instalación agitativa. Para el caso abstención activa en las municipales 2012. En lo más sustantivo es posible proponer que el experimento neoliberal realizado en Chile ha terminado con la refundación plena del capitalismo neoliberal en nuestro país, constituyendo un modelo emblemático reproducido durante los ’90 en países de la periferia y del centro capitalista. Reconocer que esta refundación ocurre sobre la base de la derrota política, militar y teórica de la izquierda y el movimiento popular, con su momento de fractura entre los años 85 y 86, consolidándose desde el plebiscito y la elección del año 90. Además de señalar que la transición que se abría el año 1988 – 1990 no era una transición a la democracia sino a la validación y legitimación política, social y cultural del modelo neoliberal en Chile. Realizado el recambio en la representación política del neoliberalismo con el gobierno de Piñera, las limitantes estructurales del modelo, el agotamiento de las políticas de cooptación de las masas y de las políticas sociales como formas de control social, las luchas de las masas independientes de toda representaciones neoliberal han llevado la crisis del modelo al interior del sistema político y electoral del modelo. Para ello la fracción patronal en el poder cumple una doble función: profundizar el modelo de acumulación y encontrar un mecanismo que le permita sobrevivir al modelo de representación política electoral sin caer en la tentación del autoritarismo explicito. En dicha dirección, la patronal gobernante trata de ubicarse en el nuevo escenario internacional de abierta disputa de hegemonía y cambios de los centros capitalistas por medio de un acercamiento a EE.UU desde el Pacifico y en lo interno, perfeccionando la privatización del bien comunitario económico y social. En lo político ha realizado las reformas formales que liberalizan la participación electoral (inscripción automática y voto voluntario) que si bien desbloquean, en términos formales, el tema de la participación no resuelve el control cívico de la autoridad ni aseguran la participación real del nuevo padrón electoral. Por otra parte y motivado por la imperiosa necesidad de asegurar la formalidad de “competencia de proyectos disimiles”, se ha mostrado displicente y poco riguroso a la hora de licenciar nuevas orgánicas políticas legales para asegurar el multipartidismo y de esa forma asegurar – y mapear – desde que ejes peticionistas se articularía una potencial masa crítica que aún acepta las reglas de participación al interior del modelo. Todo a conciencia de las representaciones políticas de la clase patronal de la constatación de lo tangible que es la crisis de representatividad en Chile y que esta es siempre la antesala de una crisis política Es en este escenario donde va ocurrir la coyuntura electoral 2012 – 2013. Para la patronal son claros sus objetivos puesto que definen el estado real de la llanura social, el sustrato desde donde surgirán los ejes de conflictividad del periodo venidero y los sujetos sociales que cobrarán mayor protagonismo. En líneas generales, la tendencia indica que los objetivos que se

Colectivo Teoría y Lucha – TyL.

Colectivo Teoría y lucha Aportes para campaña #Yo NO Presto el VOTO: Abstención Activa. buscarán irán orientados en: a) establecer los niveles cuantitativos con los cuales cuenta el modelo para su profundización; b) diseñar un paquete de medidas de contención social para los sectores más críticos del modelo aspiracional cimentado en la política del capital humano; c) identificar lo inabsorbible del peticionismo popular e invisibilizarlo; y d) establecer las bases de un nuevo pacto político que le otorgue gobernabilidad y sustentabilidad al modelo. Hoy con la incertidumbre, siempre predecible, del proceso electoral. El sistema requiere asegurar que sus distintas expresiones de representación política concentren sobre el 70% de adhesión para perfilar y profundizar lo existente. Y sobretodo demanda de una alta tasa de participación en el proceso. Y participación es votos válidamente emitidos, objetos, blancos y nulos. Si la sumatoria de estas 4 condiciones suman sobre el 50% del electoral potencial existente, significa que el modelo ha encontrado su revalidación política y social. Sin embargo, la subjetividades y la seguidilla de coyunturas críticas que se han ido dando desde los últimos 18 meses empiezan a ubicar las luchas que se despliegan en Chile a la par de procesos que ocurren hoy en América Latina y el Caribe, han mostrado con meridiana claridad las potencialidades de estrategias de copamiento institucional y refundación democrática de nuestras sociedades. Brevemente dicho, la acumulación de fuerzas sociales y políticas de proyectos populares con autonomía de clase con gran desarrollo y combatividad, pueden usar el espacio electoral como inicio de procesos de transformación democráticos avanzados, vía asambleas constituyentes y nuevas constituciones políticas, para proyectarse en una perspectiva democrática, revolucionaria y socialista. Un ensayo de construcción de miradas de largo aliento pasan hoy por profundizar los procesos de ruptura del pueblo para con el neoliberalismo, transformando las formas pasivas en formas activas de resistencia civil. Ensayar miradas a estos procesos y leer adecuadamente las particularidades del Estado y la sociedad chilena en tanto emblema del neoliberalismo “químicamente puro”, es parte de nuestro desafío. Al respecto puede considerarse que los caminos hacia la Asamblea Constituyente difícilmente pueden desarrollarse desde la actual institucionalidad política del Estado neoliberal. Que la participación electoral de las masas en lucha, que han integrado desde ellas sus reivindicaciones particulares en propuestas para la Nueva Constitución política, conformando la Plataforma de Lucha del período, no está necesariamente limitada a la institucionalidad del capitalismo neoliberal. Que dicha participación puede organizarse paralelamente a dicha institucionalidad y que su resultado exitoso puede ser el momento de mayor legitimación del sistema político neoliberal y de su quiebre, abriendo puertas a la consigna y realización de la Asamblea Constituyente. Por tanto proponemos fomentar la abstención activa, es decir: no votar y movilizarnos en función de demandas territoriales, sectoriales que tengan su centralidad en la ruptura política con el neoliberalismo con el fin de invalidar los procesos que lo legitiman en términos políticos, sociales, culturales y económicos al modelo de dominación. Los antiguos formatos de asumir en el espacio electoral como un sub teatro de protesta civil (votos nulos y blancos), carecen hoy de su valor cuantitativo y favorecen el índice de participación sine qua none para la validación del modelo. La opción es no votar y de forma movilizada: antes, durante y después del proceso. Antes para articular las demandas sectoriales y territoriales. Sobre todo en el territorio por la naturaleza de esta elección en particular. Durante para que efectivamente sea un proceso de ruptura y una forma de resistencia activa. Y

Colectivo Teoría y Lucha – TyL.

Colectivo Teoría y lucha Aportes para campaña #Yo NO Presto el VOTO: Abstención Activa. después. Porque lo que se busca es asegurar un porcentaje de no participación lo suficientemente contundente y robusto que instale la idea fuerza que el proceso y modelo son inválidos. Dando paso a la propuesta popular que debiese tener por ejes centrales de construcción y socialización: a) La recuperación de nuestros recursos naturales y el ejercicio de nuestros derechos sociales plenos en cuanto a bienes comunitarios expropiados por el capital nacional y transnacional para implantar en los 80 las reformas estructurales que facilitaron la refundación capitalista bajo el terrorismo de estado. b) Construir y legitimar las reivindicaciones económicas, sociales, políticas, culturales, ecológicas, de género, de opción sexual, de etnia de las masas populares y los pueblos originarios. c) Confrontar las demandas específicas de cada sector particular con su negación en la actual institucionalidad (Constitución del 80 agiornada y ordenamiento jurídico) y, con su realización plena desde la Refundación Democrática, desde la Plataforma del Período y la nueva Constitución Política. d) Trabajar esas demandas específicas en organizaciones sectoriales, mostrando su negación en la actual institucionalidad, para ir integrando la conciencia de la necesidad de una Nueva Constitución Política. e) Intercambiar, debatir, concordar en las diversas organizaciones sociales acerca de la ilegitimación y el quiebre de la institucionalidad política del neoliberalismo a través de un proceso paralelo, con observadores extranjeros, que convoque a más de un 50% de la masa ciudadana. f) Lo proponemos para en la dirección que se sugiere, desarrollando las organizaciones y los cuadros dirigenciales mandatados que representen esta estrategia en los procesos electorales que se realicen en el proceso de lucha por la Asamblea Constituyente. Para construir desde las demandas y luchas populares las bases territoriales y sociales del poder popular, en las que se soportará la Plataforma del período, la Nueva Constitución Política y el Nuevo Estado Democrático. Para construir las capacidades de organizar y ejercer control sobre el desarrollo democrático de las votaciones. g) Iniciar y mantener en la sociedad chilena el debate ideológico y teórico sobre las FFAA, acerca del tipo de sociedad que han contribuido a crear. Se trata de desplegar una línea de politización de lo militar: que no salgan las FFAA del cerco político! Que se interrogue su historia golpista, su presente empresario y se trabajen sus posibilidades de subordinarse a los procesos de refundación democrática que impulsamos. Para proporcionarnos un espacio común donde la diversidad social y política popular avance desde muy pronto hacia la construcción de los futuros posibles deseados. En síntesis, fomentar en cada territorio la necesidad de gestionar nuestro propio programa de autogobierno y así avanzar en la idea de expropiar a los refundadores con prácticas anticapitalistas desde el poder popular del siglo XXI como centralidad de un proceso de re – articulación para la re – fundación de la izquierda revolucionaria chilena. Esta última refundada desde la construcción y maduración programática desde las bases mismas de nuestro pueblo.

Colectivo Teoría y Lucha – TyL.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->